Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Dolua B04 Barakaldo

2,338 views

Published on

Hitzaldia

Published in: Education
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Dolua B04 Barakaldo

  1. 1. B04-Barakaldo <ul><li>“ Las Pérdidas </li></ul><ul><li>y </li></ul><ul><li>el Duelo&quot; </li></ul><ul><li>11 de marzo de 2010 </li></ul>
  2. 2. <ul><li>¿Qué siento? </li></ul><ul><li>¿Para qué estoy aquí? </li></ul><ul><li>¿Soy consciente de los duelos que tiene mi alumnado/que tengo yo? </li></ul>
  3. 3. La educación emocional <ul><li>Emoción < >Sentimiento. </li></ul><ul><li>Apego < > Desapego . </li></ul><ul><li>Alfabetizar < > Sentir </li></ul><ul><li>Empatizar/Acompañar < > Tener lástima. </li></ul>
  4. 5. Entronque con la pérdida y el duelo.
  5. 6. Diversos tipos de pérdidas <ul><li>Cambio de País </li></ul><ul><li>Nacimiento de hermanos. “Status” </li></ul><ul><li>Divorcio </li></ul><ul><li>Casa y amigos/as </li></ul><ul><li>Mascota </li></ul><ul><li>Muerte de abuelos, hermanos, padres </li></ul><ul><li>Padre encarcelado… </li></ul><ul><li>Violencia de género… </li></ul><ul><li>… .. </li></ul>
  6. 7. El síndrome de Ulises. <ul><li>Abandono de la madre. </li></ul><ul><li>Abandono de los abuelos </li></ul><ul><li>Abandono de los amigos </li></ul><ul><li>Abandono del país y de las costumbres </li></ul><ul><li>Encuentro con la “nueva madre” </li></ul><ul><li>Encuentro con ¿El nuevo padre? </li></ul><ul><li>Apoyo en los “nuevos amigos” </li></ul><ul><li>El nuevo “sistema escolar”.  eres un inutil </li></ul>
  7. 8. El Duelo
  8. 9. <ul><li>ELABORACIÓN DEL DUELO </li></ul><ul><li>El duelo se define como el proceso natural y doloroso que vive la persona que pierde a un ser querido. </li></ul><ul><li>Cuando el proceso es muy intenso, duradero y altera de forma notable la vida cotidiana es recomendable acudir a un especialista. </li></ul>
  9. 10. ETAPAS O FASES DEL DUELO I. DUELO ANTICIPADO : se caracteriza por un shock inicial ante un diagnóstico y negación de la muerte próxima, con ansiedad y miedo, dejando profundas huellas en la memoria.
  10. 11. II. DUELO AGUDO: el momento de la muerte y siguientes momentos. Es un tiempo de catástrofe psicológica. A veces aparecen vértigos, náuseas u otras alteraciones neurofisiológicas como temblor, alteración del ritmo cardíaco. Esta fase se caracteriza por: • Sensibilidad anestesiada, a nivel afectivo. • El intelecto está paralizado, inhibido, a nivel intelectual. • Sentimientos embotados, a nivel fisiológico. Dura desde el anuncio de la muerte hasta aprox. La celebración de los rituales.
  11. 12. <ul><li>III. DUELO TEMPRANO : </li></ul><ul><li>se caracteriza por la negación, por estallidos de rabia y de momentos de dolor intenso, profundo sufrimiento y llanto. </li></ul><ul><li>Suele durar desde semanas hasta tres meses después de la muerte. </li></ul>
  12. 13. IV. DUELO INTERMEDIO O ETAPA CENTRAL: no se tiene la protección de la negación del principio, ni el alivio del paso de los años. Es un periodo de tormenta emocional y vivencias contradictorias, de búsqueda, de culpa y autorreproches, donde continúan los momentos de dolor intenso y llanto, se reinicia la vida cotidiana, donde se comienza a percibir progresivamente la realidad de la muerte, también es un tiempo de soledad, aislamiento y pensamientos obsesivos.
  13. 14. <ul><li>. Los recuerdos son cada vez menos dolorosos y se asume el seguir viviendo. </li></ul><ul><li>Esta etapa dura entre meses y años, normalmente entre 1 y 2 años. </li></ul>
  14. 15. V. ETAPA FINAL O PERIODO DE RESTABLECIMIENTO : el sujeto ya es capaz de volver a sentir nuevos deseos. Este periodo se manifiesta por el desarrollo de nuevas relaciones sociales, se separa de los objetos del fallecido, acepta salir y ver progresivamente a parientes y amigos y a estableces nuevas relaciones. El estado depresivo desaparece, el dolor y la pena van disminuyendo, el sujeto experimenta un alivio. El proceso de duelo se detiene.
  15. 16. <ul><li>Los objetivos del Duelo: </li></ul><ul><li>1.- Aceptar la realidad de la pérdida </li></ul><ul><li>2.- Dar expresión al propio duelo: La consciencia, la comprensión, la aceptación, la expresión, la integración. </li></ul><ul><li>3.- Adaptarse al ambiente en el cual el difunto ya no está presente: La consternación y el abatimiento que acompañan a una pérdida significativa son reacciones comprensibles, pero el apartarse del mundo no beneficia en absoluto. Se deben afrontar los retos que se planteen en una vida distinta. </li></ul><ul><li>4.-  Invertir la energía emotiva en otras relaciones. </li></ul><ul><li>5.- La superación del duelo: En general, se puede afirmar que se ha superado el duelo cuando existe la capacidad de recordar y de hablar de la persona amada sin llorar ni desconcertarse y cuando se es capaz de establecer relaciones nuevas y de aceptar los retos de la vida. </li></ul>
  16. 17. <ul><li>¿Qué podemos hacer en los Centros escolares? </li></ul>
  17. 18. ¿CÓMO ENTIENDEN LOS NIÑOS Y LAS NIÑAS LA MUERTE? ¿CÓMO SE LES PUEDE AYUDAR EN EL DUELO?
  18. 19. 2-5 AÑOS <ul><li>Los niñ@s de estas edades tienden a ser egocéntricos y extremadamente curiosos. </li></ul><ul><li>Cualquier cosa que digas a un niño de 2 a 5 años de edad, se lo tomará de un modo muy real. Las explicaciones en hechos auténticos y en la realidad . Unas explicaciones o un lenguaje indirecto le confundirán y es posible que aumenten la ansiedad y miedo que siente. </li></ul><ul><li>Los niños de estas edades perciben la muerte como un estado temporal . Pueden equipararla a una forma de dormir. En su mente, la persona que ha muerto sigue comiendo, respirando y existiendo, y se despertará en algún momento para volver a llevar una vida completa. </li></ul>
  19. 20. Qué decirles <ul><li>Defíneles la muerte como el hecho de que el cuerpo se detiene del todo. Exponles con claridad y de un modo concreto, que el estado de la muerte no es una especie de sueño, el cuerpo no volverá ya a despertarse. Haz hincapié en la palabra «del todo» </li></ul>
  20. 21. Cómo viven la pérdida <ul><li>Lloran la muerte de un ser querido, sienten la pérdida y experimentan otras emociones intensas tras el hecho. </li></ul><ul><li>Confusos sobre lo que ha ocurrido o se niegan a creerlo. Es posible que pregunten reiteradamente. Comprueban la realidad </li></ul><ul><li>Muchos niños pequeños adquieren una conducta regresiva: se pegan a la madre o al padre superviviente. </li></ul><ul><li>A algunos parece no afectarles en absoluto. Se muestran respondones. Significa que no ha aceptado o afrontado la muerte, pero que comprende lo que ha sucedido. </li></ul><ul><li>Expresan su dolor a través de los juegos. </li></ul><ul><li>Toman a sus padres como modelo </li></ul><ul><li>Subconscientemente les preocupa que el padre o la madre superviviente también los abandone. </li></ul><ul><li>Puede establecer vínculos afectivos con otros adultos que se parezcan al difunto. Por ejemplo, una niña que haya perdido a su madre, puede centrarse en su maestra. </li></ul>
  21. 22. Qué hacer y decir <ul><li>Lo primero comunicárselo en un lenguaje sensible pero directo. Es correcto decir «Aita ha muerto” y proseguir dándole una clara y cuidadosa explicación sobre qué es la muerte. Dile que la muerte es permanente. </li></ul><ul><li>En el caso de una larga enfermedad terminal, explícales de antemano lo que va a ocurrir, porque esta información los ayudará a aceptar y comprender. Mantener la muerte inminente en secreto, sólo hará que el niño se sienta traicionado. </li></ul><ul><li>Mientras hables con él, puede ayudarle si lo estrechas entre tus brazo, para transmitirle seguridad y confianza. Abrazo de contención </li></ul><ul><li>Ten paciencia mientras explora y experimenta el dolor. Tranquilízale diciendo que está bien llorar y sentirse triste o disgustado. Comparte tus propios sentimientos y no temas llorar delante de él. </li></ul><ul><li>Los niños pueden pensar que la muerte ha ocurrido por su culpa </li></ul><ul><li>La muerte de un ser amado — en especial la de uno de los padres — puede ser tan traumática y desconcertante que los niños recurren a «los pensamientos mágicos». Empiezan a creer que sus palabras y acciones tienen un enorme poder. </li></ul>
  22. 23. 6-9 años <ul><li>Capacidad para conceptualizar el hecho de la muerte. </li></ul><ul><li>Pueden experimentar un sentimiento de culpa . </li></ul><ul><li>Aunque se aferren a alguna de sus fantasías, son capaces de captar la realidad y el carácter definitivo de la muerte . </li></ul><ul><li>Temor a morirse pronto o que lo hagan los demás. </li></ul><ul><li>Tienen miedo de que los niños de su edad los consideren «diferentes» porque alguien de su familia haya muerto. </li></ul>
  23. 24. Qué decirles <ul><li>Sé abierto y sincero. Explícale las causas de la muerte de una forma sensible pero basada en los hechos. Los niños de estas edades desean y necesitan saber cuál ha sido la causa de la muerte. </li></ul><ul><li>Observa atentamente sus reacciones emocionales. Hablar con ellos sobre sus miedos y preocupaciones. céntrate en escucharlos,. Deja que hablen libremente, en lugar seguro, sin interrupciones. </li></ul>
  24. 25. Preadolescentes 10-12 años <ul><li>Su concepto de la muerte se parece al de los adultos, saben que la muerte es permanente. Pueden captar el significado de los rituales, comprender cómo ocurrió la defunción y entender el impacto que esta pérdida ejerce en ellos y en su familia. </li></ul><ul><li>Algunos preadolescentes pueden negar que la muerte haya cambiado sus vidas e insistir en que «no sienten nada» o «no les importa», y mostrar después una cólera inusitada o incluso una conducta violenta </li></ul><ul><li>Tienen también un sentimiento mucho más acusado de su mortalidad . Los estudios han demostrado que piensan sobre su propia muerte, pero que a menudo bloquean o subliman estos sentimientos para evitar afrontarlos. </li></ul>
  25. 26. Qué decirles <ul><li>Dales la oportunidad de expresar sus sentimientos , lo cual puede significar dejarlos solos con sus pensamientos y con fotografías, música u otras pertenencias del ser amado fallecido. Ofréceles después la oportunidad de conversar. </li></ul><ul><li>Explícales que continuas a su lado para cuidar de ellos. </li></ul><ul><li>Invítalos a compartir sus preocupaciones acerca del futuro y tranquilízalos. </li></ul><ul><li>Responde a sus preguntas de la manera más abierta y sincera que puedas, y dales detalles específicos cuando sea adecuado. </li></ul><ul><li>A los preadolescentes que niegan la muerte del ser querido, ofréceles frases realistas sobre cómo la vida será distinta sin él, pero poniéndoles al mismo tiempo ejemplos de que la vida va a continuar como antes . </li></ul>
  26. 27. Adolescentes <ul><li>Dales la oportunidad de expresar sus sentimientos, lo cual puede significar dejarlos solos con sus pensamientos y con fotografías, música u otras pertenencias del ser amado fallecido. Ofréceles después la oportunidad de conversar. </li></ul><ul><li>Explícales que aunque la familia haya cambiado, sigues a su lado para cuidar de ellos. Invítalos a compartir sus preocupaciones acerca del futuro y tranquilízalos. Responde a sus preguntas de la manera más abierta y sincera que puedas, y dales detalles específicos cuando sea adecuado. </li></ul><ul><li>A los preadolescentes que niegan la muerte del ser querido, ofréceles frases realistas sobre cómo la vida será distinta sin él, pero poniéndoles al mismo tiempo ejemplos de que la vida va a continuar como antes. </li></ul>
  27. 28. LOS ADOLESCENTES <ul><li>Son capaces de pensar en abstracto y de razonar, y conocen sus valores personales, sus cualidades y sus defectos. También tienen un sentido de sí mismos y del lugar que ocupan en la sociedad. </li></ul><ul><li>La muerte representa lo más opuesto a todo aquello que es importante para ellos en ese punto de sus vidas. La comprensión que tienen de la muerte es comparable a la de un adulto, pero su estado emociona! está constantemente agitado y cambiando. Por un lado, como abrazan la vida plenamente —y están convencidos de su inmortalidad y omnipotencia— íes resulta difícil aceptar la muerte. Y por otro, el trauma de la muerte tiende a aumentar la agitación emocional que experimentan. </li></ul><ul><li>Sus reacciones pueden variar ampliamente y cambiar, de pronto, Es posible que su primera respuesta a ella sea preguntarse: «¿Cómo va a afectarme esto a mí, a mi vida y a mis planes?». No están siendo egocéntricos, sino que tan sólo son unos adolescentes. </li></ul>
  28. 29. Cierre <ul><li>Visualización </li></ul><ul><li>Ejercicio de despedida por tríos. </li></ul><ul><li>Celebra la vida </li></ul>

×