Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
Upcoming SlideShare
Lausanne moudon catalogue
Next
Download to read offline and view in fullscreen.

Share

Ensayo consultoria

Download to read offline

Related Books

Free with a 30 day trial from Scribd

See all

Related Audiobooks

Free with a 30 day trial from Scribd

See all
  • Be the first to like this

Ensayo consultoria

  1. 1. SEP DGEST INSTITUTO TECNOLOGICO DE TUXTEPEC CATEDRÁTICO: L.I. MARÍA DE LOS ÁNGELES MARTÍNEZ MORALES MATERÍA: CONSULTORÍA DE TIC´S ENSAYO: SOBRE EL PROFESIONALISMO Y LA ÉTICA EN CONSULTORÍA UNIDAD I INTEGRANTES: ANOTHA DIEGO ALFREDO FELICIANO PATRICIO BEATRIZ MARCIAL RUÍZ YESICA E-MAIL: Alfredo_Anotha_Diego@hotmail.com Betty2812@live.com.mx Yesica-maruz@hotmail.com CARRERA: ING. INFORMÁTICA 7O SEMESTRE SAN JUAN BAUTISTA TUXTEPEC, OAX., A 28 DE AGOSTO DE 2013
  2. 2. RESUMEN Una consultoría se lleva a cabo por empresas o personas, llamadas consultores o consultoras, que son profesionales o empresas propiamente tales, especialistas en las materias que una organización necesita mejorar o que considera problemas a solucionar. Es indudable que la consultoría se ha transformado en un sector específico de actividad profesional y debe tratarse como tal. De modo paralelo, la consultoría es también un método de coadyuvar con las organizaciones y el personal de dirección en el mejoramiento de las prácticas de gestión, así como del desempeño individual y colectivo. Los consultores profesionales se mantienen constantemente al día de todo lo que se publica sobre dirección y administración de empresas y de los cambios en los conceptos, métodos y sistemas relacionados con este campo, incluidos los que tienen su origen en universidades e instituciones de investigación. Funcionan, por tanto, como un vínculo entre la teoría y la práctica de la dirección de empresas. Hasta para un director excelente, un consultor puede siempre aportar algo nuevo a la organización.
  3. 3. INTRODUCCIÓN El profesionalismo se utiliza para describir a todas aquellas prácticas, comportamientos y actitudes que se rigen por las normas preestablecidas del respeto, la mesura, la objetividad y la efectividad en la actividad que se desempeñe. Es también como la consecuencia directa de ser un profesional, un individuo que tiene una profesión particular y que la ejerce de acuerdo a las pautas socialmente establecidas para la misma. Las pautas de profesionalismo pueden llegar a ser muy variadas e ir desde aspectos físicos y de apariencia hasta actitudes morales y éticas. Las tareas primordiales de un consultor son realizar un estudio diagnóstico, recaudar datos, el desarrollo y evaluación de alternativas para poder dar algunas soluciones a una problemática específica de una empresa. Las consultorías de estrategia son las que se especializan en los estudios, pues en general las empresas de consultoría tienden a que el consultor participe de manera activa en la implementación de sus recomendaciones y posteriormente se quede a verificar que el cliente se beneficie de su trabajo. Así mismo, un buen consultor se preocupa tanto de la producción como del producto. Aunque hay consultorías que sólo se preocupan por eliminar productos no sustentables o aumentar la producción de ciertos productos y posibles conflictos de interés, la falta de confidencialidad y otros temas éticos han generado estándares profesionales con que los consultores deben cumplir. Cada empresa de consultoría ha establecido códigos de ética profesional y todos los integrantes deben garantizar cumplirlos.
  4. 4. PROFESIONALISMO Y ÉTICA EN LA CONSULTORÍA El Consultor es el elemento esencial en el negocio de los servicios de consultoría y es el factor determinante para la obtención del valor agregado por parte de su institución, ya que de él parten el conocimiento, la competencia, los valores y el potencial innovador dentro de la organización (BERMEJO, 2013). Los servicios de consultoría son aquellos encaminados a prestar asesoría especializada a los empresarios y ayudarles a solucionar los problemas de sus organizaciones, fácilmente podremos darnos cuenta de la importancia del papel que juega el consultor y que del éxito de su trabajo, dependerá el prestigio de la institución que representa, en el mercado. Los servicios de un consultor representan hoy por hoy la herramienta idónea para la aplicación intensiva del conocimiento en el ámbito empresarial lo cual hace que sistemáticamente aumente su valor intangible. Se caracterizan básicamente por la imparcialidad del consultor, que es un rasgo fundamental dentro de su función y al propio tiempo requiere de una relación muy compleja con los clientes. El consultor debe saber actuar como promotor de cambio y dedicarse a su función y debe ser capaz de asegurar la máxima participación del cliente en todo lo que hace de modo que el éxito final se logre en virtud del esfuerzo de ambos. El servicio que brinda el consultor es esencialmente un servicio consultivo. Su función fundamental es actuar como asesor, con absoluta responsabilidad por la calidad e integridad de su dictamen siendo responsabilidad del cliente aceptarlo o no. No se trata solo de dar el asesoramiento adecuado, sino de darlo de manera adecuada y en el momento apropiado.
  5. 5. La profesión de consultor se ha posesionado en el mundo con la era de la información y el conocimiento y es relativamente nueva dentro de los países menos desarrollados. La tendencia actual es la contratación, cada vez más frecuente, de consultores especializados para dar solución a situaciones complejas que permitan el cambio positivo de una organización empresarial en función del progreso de la misma. (BERMEJO, 2013)El trabajo del Consultor se debe caracterizar por una serie de elementos fundamentales que deben distinguir su servicio y que son los siguientes:  Su experiencia e imparcialidad al actuar como asesor en la organización que solicite sus servicios.  Sus conocimientos y capacidades profesionales al servicio del Cliente para dar solución a problemas prácticos que puedan presentarse.  El análisis casuístico de los hechos y la búsqueda de soluciones novedosas, originales y factibles.  La claridad, precisión y congruencia en los resultados de su trabajo.  Su paciencia y constancia como base del éxito de su misión lo cual resulta imprescindible para garantizar una buena relación entre el Consultor y el Cliente.  Su objetividad, pues ningún problema debe hacerle perder en ningún momento el sentido de lo que hace.  La especificidad ya que con el “qué hacer” se debe dar el “cómo” y “cuándo” hacerlo, siendo siempre cuidadoso en sus evaluaciones valorativas.  La generación de alternativas sobre todos los aspectos de la organización del Cliente, ser capaz de proponer nuevos cambios y soluciones a los problemas a partir de la obtención de la información que se necesita para ello por parte del Cliente.
  6. 6. La profesión de consultor representa un trabajo básicamente intangible a partir del conocimiento y la experiencia de la persona que la ejerza y requiere de un constante desarrollo intelectual y un salario respetable, pero también requiere de requisitos muy rigurosos (BERMEJO, 2013). Para ser considerado un verdadero consultor, la persona que desempeñe esta profesión debe reunir un conjunto de habilidades y cualidades que a continuación se relacionan:  Tener un profundo conocimiento del contenido y uso de los recursos de información.  Poseer experiencia práctica en los temas que puedan ser sometidos a su consideración para su solución.  Desarrollar y gestionar servicios de información adecuados, accesibles y eficientes en correspondencia con la dirección estratégica de la organización.  Evaluar las necesidades y diseñar y promocionar servicios y productos de información con valor añadido para satisfacer las necesidades.  Utilizar adecuadamente la información tecnológica apropiada para adquirir, organizar y difundir la información.  Investigar para dar solución los problemas que pongan a su consideración.  Mejorar continuamente los servicios en respuesta a las necesidades cambiantes, sintiéndose comprometido con la excelencia del servicio que brinda.  Poseer una amplia visión y saber planificar, priorizar y focalizar los aspectos más críticos.  Conocer un idioma.  Saber trabajar en equipo.  Estar comprometido con la formación continuada y el desarrollo de su carrera profesional.  Poseer habilidades para los negocios y sabe captar las nuevas oportunidades.
  7. 7.  Poseer una clara visión de las tendencias de la economía y el mercado.  Ser flexible y tener una actitud positiva ante los continuos cambios.ser etico La Ética Profesional se puede definir como la actividad personal puesta de una manera estable y honrada al servicio de los demás y en beneficio propio, a impulsos de la propia vocación y con la dignidad que corresponde a la persona humana. La Ética es una condición inherente a toda persona que se desempeñe como Consultor y un elemento que incide directamente en su prestigio y en el de su organización. Un Consultor integral dentro de nuestro entorno debe trabajar sobre la base de un conjunto de principios éticos esenciales: - La credibilidad: El consultor debe garantizar que su información sea creíble, a partir de la convicción y seguridad con la que realice sus funciones. - La profesionalidad: El consultor debe ser un profesional de su actividad y este requerimiento se adquiere a partir de la formación, experiencia y conocimientos técnicos adquiridos a lo largo de su trayectoria laboral; sus habilidades y destrezas para dar solución a los problemas del cliente. - La calidad en su trabajo: El trabajo del consultor debe ejecutarse al más alto nivel en todos los órdenes, tanto en la técnica, como en los recursos utilizados, la tecnología y métodos aplicados, la creatividad y la adecuación del mismo a las particularidades e intereses del cliente. El consultor debe ser capaz de distinguir las necesidades y peculiaridades de cada cliente aunque todos le soliciten el mismo tipo de servicio. Este aspecto también incide de manera determinante en la calidad de su trabajo. - La confianza. La calidad del trabajo del Consultor, su credibilidad, su profesionalidad, su comunicación, la veracidad de sus análisis y su sistema de
  8. 8. atención al cliente son factores determinantes para ganarse la confianza de la organización donde presta el servicio - La confidencialidad. Un Consultor debe ser discreto, capaz de respetar la confidencialidad de los documentos, informaciones, datos o hechos a los que acceda como parte del trabajo que realiza en una organización. - La integridad: La honradez, lealtad y honestidad son cualidades morales de un Consultor que conforman su ética como profesional de la información que tiene la responsabilidad de orientar al cliente de manera objetiva. - La objetividad: El Consultor debe ser imparcial en sus análisis, debe actuar con desinterés y ser justo en sus apreciaciones sin dejarse llevar por apreciaciones o influencias subjetivas. - La competitividad: La inteligencia, el talento, los conocimientos, capacidad de trabajo, creatividad en las soluciones, habilidades para negociar y la experiencia de que disponga determinan la idoneidad del consultor y su competencia como profesional. - La legalidad: El Consultor debe observar estrictamente las disposiciones normativas y actuar en consecuencia. - La formación profesional: Debe contribuir a su superación y desarrollo así como también a la formación de las nuevas generaciones de técnicos y empresarios. Entre las normas de conducta que deben conformar la ética del consultor tenemos: 1. La Modestia. 2. La organización y disciplina. 3. No emplear más tiempo que el requerido por el problema. 4. La confidencialidad.
  9. 9. 5. Utilizar las reglas de la comunicación como herramientas para su óptima relación con el personal consultante. 6. Actuar como mediador en los conflictos evitando el enfrentamiento con el personal de la empresa, o entre esta y los organismos territoriales y superiores. 7. Convencer y no imponer sus criterios. 8. Incidir positivamente con sus soluciones en la economía nacional y no solamente en el cliente tomando en cuenta los efectos sociales y ambientales que de ellas se deriven. 9. Ser un baluarte del cumplimiento de las leyes establecidas y no establecer recomendación alguna que implique efectos adversos para el cliente, la sociedad o terceros. 10. Ser honesto en el más amplio sentido de la palabra tanto en su actividad profesional como en lo personal. El Consultor debe actuar de acuerdo con la moral establecida. Por tanto, debe evitar defender causas injustas, usar sus conocimientos en función de propiciar ilegalidades, prestar servicios de mala calidad, hacer presupuestos para su beneficio personal, proporcionar informes falsos etc. Cuando un profesional tiene una conducta honesta, dentro y fuera del ejercicio de su profesión, le atraerá confianza y prestigio, lo cual constituye un estímulo que lo impulsará con más certeza en el recto ejercicio de su carrera. Convertirse en el Consultor ideal es una meta difícil de alcanzar. En el Consultor deben combinarse la formación y la experiencia como dos virtudes claves para el éxito de su servicio.
  10. 10. CONCLUSIÓN La confianza que el cliente deposita en el consultor debe de ser respetada y valorada por el éste con un trato adecuado tanto a su persona como con la información valiosa que se está poniendo en juego normalmente los problemas en su empresa, institución y/o con sus empleados. Ahora, si bien es cierto que la ética y el profesionalismo no son lo mismo, sí se complementan, es decir, es difícil imaginar una sin la otra. Por su parte, profesionalismo es el compromiso de obtener y mantener el conocimiento y destrezas requeridos en un campo específico y utilizar ese conocimiento y destrezas para proveer la más alta calidad de servicios y en el ejercicio de la consultoría el manejo de estos dos conceptos es vital para el desarrollo oportuno de la profesión. La consultoría es un servicio prestado por una persona que identifica e investiga los problemas que se tiene la empresa, ya que en ella se basa el consultor para resolver dicha problemática y así poder alcanzar los objetivos y fines de la organización , puede aportar considerable ayuda a un cliente en dificultad. Esto tiene como finalidad, que se trata de una persona la cual está capacitada para realizar una consultoría, esta se encarga de evaluar a una empresa en cuanto a sus organizaciones, en el mejoramiento, prácticas de gestión y también el desempeño; que se observan en las diferentes áreas a consultar, en dicha empresa. De esta manera el encargado de la empresa se darán cuenta cuales son las fallas con las que cuenta la empresa y como dar solución a esto y así mejorar la calidad de trabajo en las diferentes áreas con las que cuanta la empresa.
  11. 11. BIBLIOGRAFÍA BERMEJO, C. P. (2013). La etica del consultor como elemento esencial de su gestion. Kubr, M. (2010). La consultoria de Empresas:Guia para la profesion. Mexico: Limusa S.A de C.V. Rosalinda, P. S. (2013). Habilidades del consultor.

Views

Total views

320

On Slideshare

0

From embeds

0

Number of embeds

34

Actions

Downloads

2

Shares

0

Comments

0

Likes

0

×