Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
Upcoming SlideShare
LTFS Trends und Live-Demo mit Strongbox
Next
Download to read offline and view in fullscreen.

0

Share

Download to read offline

Tecnica rapida-para-acelerar-la-velocidad-de-lectura v05

Download to read offline

Related Audiobooks

Free with a 30 day trial from Scribd

See all
  • Be the first to like this

Tecnica rapida-para-acelerar-la-velocidad-de-lectura v05

  1. 1. Técnica rápida paraacelerar la velocidad delectura en solo 7 díasDoblaTuVelocidadDeLectura.comCarlos Gallego
  2. 2. Carlos Gallego1 Tabla de contenidosPáginaIntroducción........................................................................... 2¿Por qué lees lentamente?................................................... 3Determina tu punto de partida.............................................. 6La clave para acelerar tu ritmo de lectura............................ 9Recomendaciones finales..................................................... 13
  3. 3. Carlos Gallego2 Técnica rápida para acelerar lavelocidad de lectura en solo 7 díasDoblaTuVelocidadDeLectura.comAdvertencia: Con la técnica que te enseñaré en este libro, vas a leer más rápidoen apenas 7 días. Queda en tus manos decidir qué harás con el tiempo que tesobre.IntroducciónSeguramente habrás pensado muchas veces en todo lo que podrías hacer silograras leer todos los artículos, libros y documentos que tienes acumulados, en lamitad del tiempo que te tomaría su lectura completa.Esto es posible si aprendes y aplicas metódicamente las técnicas de lectura veloz.Muchas de estas técnicas no son más que modificaciones en los hábitos de lecturaque has adquirido cuando aprendiste a leer, y que se han arraigado en ti a través delos años. Otras, tienen que ver con el entrenamiento de la vista y aprender adescubrir y dominar la visión periférica.También influyen mucho en tu velocidad de lectura algunos factores externos, comoel ambiente donde lees, su iluminación, el ruido o el movimiento a tu alrededor. Y,naturalmente, también estás condicionado por factores internos, que tienen que vercon tu capacidad de concentración, tu actitud frente a la lectura, y la motivación quetienes cuando realizas esta actividad.Con un curso de lectura veloz, aprenderás a controlar de forma integral todas estasvariables que afectan directamente tu ritmo y velocidad al leer. No solo aprenderástécnicas y métodos para que tu vista avance sobre el texto mucho más rápidamentey tu cerebro se acostumbre a procesar una gran cantidad de información enmilésimas de segundo. También harás cambios en tu entorno y reemplazaráshábitos inadecuados por otros mucho más eficientes que harán que tu velocidad delectura se duplique en pocos días.Como todo aprendizaje, estos cambios requieren mucha constancia y esfuerzo de tuparte, de modo que tienes que aceptar este desafío y comprometerte contigo mismohttp://cursolecturarapida.com/
  4. 4. Carlos Gallego3 a alcanzar tu objetivo. Tan solo piensa en todo lo que podrías hacer si pudieras leertodos esos libros que te ayudarán a progresar profesionalmente y en tu negocio, yademás, te sobrara tiempo para dedicarlo a otras cosas... ¿suena realmenteinteresante, verdad?En este breve documento te enseñaré una de las técnicas clave de la lectura veloz,el método que te hará acelerar tu ritmo de lectura desde el mismo momento que lopongas en práctica. Y con pocos minutos de entrenamiento diario, podrás dominarloen apenas unos días.Este va a ser el puntapié inicial para que finalmente te conviertas en un maestro dela lectura veloz, y dupliques tu productividad. Así que... no te demoro más con mispalabras, y ¡vamos a poner manos a la obra!¿Por qué lees lentamente?Para poder avanzar y obtener el máximo beneficio de la lectura veloz, esfundamental que detectes y reconozcas a cada uno de los factores que afectannegativamente tu velocidad de lectura. Básicamente, debes tratar de conocer a tusenemigos, para poder combatirlos de la forma más eficaz.Quizá te ha enseñado a leer una persona que también lee despacio, y absorbistetécnicas poco adecuadas. Quizá nunca alcanzaste a sentir un verdadero entusiasmopor la lectura. Esto pasa con frecuencia, pues si tienes dificultad para leer, es muydifícil que te divierta esta actividad, probablemente te parece aburrida, no te atrae...y así, lees cada vez menos, y cuanto menos lees, menos progresas. Este es uncírculo vicioso que debes vencer.¿Cuáles son los principales motivos que no te dejan “ir más allá” en tu lectura? Lascausas son varias, y muchas de ellas seguramente conviven contigo desde hacemucho tiempo. Esta lista te ayudará a detectar rápidamente cuáles son los factoresque te afectan a ti en particular:Problemas en la vista:Esto no suele tomarse en cuenta con la debida atención, pero los problemasen la vista son una de las causas principales de una lectura lenta o agotadora.Si te cansas al leer, te sientes agobiado y te fastidias al hacerlo, tus ojos tepican al fijar la vista por un tiempo prolongado, te duele la cabeza, tu vista senubla por momentos o te parece que las palabras se mueven frente a tushttp://cursolecturarapida.com/
  5. 5. Carlos Gallego4 ojos, es probable que haya alguna causa física que está afectando tucapacidad visual.Por ello es importante que antes de comenzar tus prácticas de lectura veloz,hagas una consulta con un médico oculista, para descartar problemas de lavisión que podrían entorpecer tu progreso.Regresión:La regresión es el hábito de releer la misma frase o párrafo dos o tres veces,sin necesidad. Obviamente, esto te hace avanzar lentamente y perder tiempocada vez que vuelves a leer lo que ya has leído. La lectura debe fluir siemprehacia adelante, avanzando por las palabras, sin volver atrásinnecesariamente.Subvocalización:Subvocalizar es la tendencia, muchas veces inconsciente, de "pronunciarmentalmente" las palabras a medida que las vas leyendo. No significa quemuevas necesariamente los labios al hacerlo, pero es como si escucharas tuvoz dentro de su cabeza cuando lees cada palabra.Este es un hábito muy frecuente, pues es la consecuencia natural de la formaen que aprendemos a leer: primero pronunciando las sílabas, después laspalabras completas, y finalmente pronunciando en voz baja las oraciones. Sirompes con este hábito, pasarás inmediatamente a otro nivel de velocidad delectura.Lectura lineal:La lectura es un acto que implica ver las palabras. Estamos habituados apercibir las palabras una tras otra, de forma lineal, una a una. Sin embargo,nuestro cerebro y nuestra vista están capacitados para captar más de unapalabra por vez, es decir que pueden procesar bloques de palabras y deinformación en un solo paso.La vista se mueve dando saltos sobre el texto, avanzando de izquierda aderecha y de arriba hacia abajo. Cada uno de esos saltos es una fijación. Porcostumbre, y porque así lo hemos aprendido desde la infancia, damospequeños saltitos de palabra en palabra, y así avanzamos lentamente sobrelas oraciones, desaprovechando el potencial que tenemos. Una de las clavesde la lectura veloz, es disminuir el número de fijaciones, dando saltos cadavez más grandes, y también reducir el tiempo de cada fijación, aprendiendo apercibir bloques de palabras en décimas de segundo.http://cursolecturarapida.com/
  6. 6. Carlos Gallego5 Poca concentración:Si tu mente no está en el estado de concentración correcto, se desvíacontinuamente hacia pensamientos que no tienen relación con lo que estásleyendo. Tus ojos avanzan con la lectura, pero tu mente está a muchoskilómetros de distancia.Este factor está muy relacionado con el entorno de lectura y el ambiente quehas elegido para leer, con tu predisposición y energía en el momento quelees, y también con la motivación y el interés que sientes por el libro, artículoo documento que estás leyendo.Alterar el orden de las palabras:En algunas oportunidades los ojos alteran el orden de las palabras al captar lafrase, y esto hace que no comprendas bien el significado o el sentido de loque lees y por ello tengas que volver a leer la oración o el párrafo completo(regresión).Saltear oraciones o párrafos completos:Si bien una de las técnicas de lectura veloz enseña a pasar por alto o asaltear párrafos e información irrelevante, si haces esto sin conocer el métodocorrecto y salteas oraciones o palabras para ir más rápido con tu lectura, soloestarás afectando negativamente tu nivel de comprensión. Y si no entiendeslo que lees, no sirve de nada que avances por el texto a la velocidad de la luz,pues tendrás que regresar inevitablemente a leer todo lo que nocomprendiste.Falta de retención:La falta de retención te impide recordar posteriormente los conceptosprincipales de lo que has leído. Esto no debería sucederte, pues tu cerebrotiene la capacidad suficiente para almacenar la información que has leído hoy,ayer y varios años atrás. Es importante detectar las ideas principales deltexto, y preparar tu mente con anticipación, para que absorba esos conceptosy puedas recordarlos cada vez que quieras.Estos son entonces los enemigos de la lectura veloz, y de la lectura en general.Anota en una libreta cuáles de ellos son los que más te afectan a ti, para que puedasvencerlos uno por uno.Algunos te darán más trabajo que otros, pero yo voy a ayudarte para que puedasderribar uno a uno todos estos obstáculos que se interponen en tu camino.http://cursolecturarapida.com/
  7. 7. Carlos Gallego6 Como verás, ninguno de estos factores tiene que ver con tu edad, tu preparación, tuinteligencia... Es decir que cualquier persona puede aprender la lectura veloz, todospodemos mejorar nuestra velocidad y obtener más beneficios de la lectura, no haycondicionamientos, no tienes excusa para no intentarlo.Ahora que ya conoces tus enemigos y contra qué cosas debes luchar, vamos adefinir cuál es tu situación actual, para tener un punto de partida y de referencia yevaluar tu progreso.Determina tu punto de partidaPara saber si estás progresando con el aprendizaje de la lectura veloz, esimportante que antes de comenzar a entrenar y practicar, realices una prueba paraevaluar tu velocidad de lectura inicial.De esta forma, tendrás un punto de referencia que te servirá como parámetro paramedir tu avance.Lo ideal es acompañar la prueba de velocidad con diez preguntas relacionadas conel texto que has leído, para saber también si tu nivel de comprensión estámejorando. Pero para ello, necesitarás que alguien realice para ti un brevecuestionario, porque si lo haces tú mismo sabrás de antemano las preguntas ycondicionarás tu lectura, así que los resultados no tendrán mucho sentido.Voy a enseñarte una técnica simple y efectiva para calcular tu velocidad de lectura.Puedes hacer esta prueba tú solo y no necesitarás más que un cronómetro o relojcon segundero, y el texto.Con respecto al texto que vas a usar, es conveniente que sea similar a aquellos queestás interesado en leer posteriormente. Es decir que sea un texto del estilo ycomplejidad de los documentos que sueles leer por tu profesión o tu actividad. Sinembargo, si deseas tener un concepto más global de tu velocidad de lectura, repiteeste ejercicio con distintos tipos de textos y anota el tiempo para cada uno de ellos.Paso 1:Calcula la cantidad de palabras que tiene el texto que utilizarás como prueba.Si el texto está digitalizado es fácil contar las palabras con su procesador detextos. Si no tienes la posibilidad de usar una herramienta informática, no tepreocupes. No se trata de calcular con precisión astronómica este valor, sinohttp://cursolecturarapida.com/
  8. 8. Carlos Gallego7 de hacer una aproximación aceptable. Para ello, cuenta la cantidad depalabras que hay en 5 líneas, y divide este valor por 5, para sacar unpromedio de palabras por línea. Luego, multiplica esta cifra promedio por lacantidad de líneas que tiene el texto que vas a leer.Paso 2:Asegúrate de tener cerca tu reloj o cronómetro, lápiz y papel para tomar notao responder preguntas si estás haciendo también una prueba decomprensión.Paso 3:Anota la hora, minutos y segundos de inicio, y comienza a leer. Si usas uncronómetro, simplemente ponlo en marcha.Paso 4:Lee el texto a una velocidad normal, no te esfuerces por ir más rápido de lohabitual. Lee lo suficientemente despacio como para comprender el texto,aquí no estás jugando una carrera sino midiendo tu velocidad de lectura sinaplicar ninguna técnica de lectura veloz.Si sueles leer en voz alta, hazlo; pronuncia cada palabra tal comoacostumbras.Paso 5:Cuando termines de leer el texto seleccionado, anota la hora, minutos ysegundos de finalización. Si estás usando el cronómetro, detenlo.Paso 6:Divide la cantidad de palabras que tiene el texto, por la cantidad de minutosque te llevó leerlas. Por ejemplo, si el texto tiene 450 palabras y tardaste 5minutos en leerlo, habrás leído 90 palabras por minuto (450 palabras /5minutos).Anota esta cifra en un cuaderno o libreta, para compararla más adelante.Incluso, puedes llevar el control en un archivo Excel y crear un gráfico debarras que muestre tu progreso a medida que avanzas con la práctica de lastécnicas de lectura veloz.¿Quieres ir un poco más allá? Haz la siguiente prueba adicional, y compara losresultados. Estoy seguro de que te asombrarás.http://cursolecturarapida.com/
  9. 9. Carlos Gallego8 Importante:Antes de comenzar, concéntrate en aplicar estas reglas, tendrás que hacer unesfuerzo consciente por cumplirlas:• Lee con una actitud más “agresiva”: Aplica más intensidad, tenacidad yconcentración al leer; devora literalmente las palabras.• No subvocalices: Controla tu tendencia a pronunciar las palabras yesfuérzate por captar las palabras visualmente, sin “escucharlas”.• Amplía tu alcance visual: No vayas leyendo de a una palabra por vez,intenta percibir bloques de 5 a 10 palabras en una sola fijación.Concéntrate en las palabras clave, y descarta las palabras de relleno.Ahora, toma un nuevo texto de práctica (distinto al anterior, ¡no hagas trampa!) yrepite los pasos de la primera prueba, tomando el tiempo que te lleva leer este otrotexto.Pero esta vez, no lo leas tal como sueles hacerlo, y haz los siguientes cambios:• Lee en silencio, esfuérzate por no pronunciar las palabras mientras lees, nomuevas los labios ni las digas mentalmente.• Haz que tu vista se mueva dando saltos grandes, captando más de 5palabras por vez. Ayúdate con tu dedo, muévelo pasando rápidamente de unpunto de fijación a otro, tu vista se esforzará por seguirlo y se detendrá en elmismo punto donde lo apoyas.Cuando termines esta segunda lectura, calcula la velocidad como ya lo hiciste en laprueba anterior. Anota el resultado, y compáralo con el valor que obtuviste la primeravez. ¿Alcanzas a percibir la diferencia?Imagina entonces el progreso que podrías tener si entrenas y dominas las técnicasde lectura veloz en profundidad. ¡Esto fue solo un anticipo!Ahora voy a enseñarte una técnica muy simple, que es fundamental para mejorar tuvelocidad de lectura. Es muy fácil de aplicar y si la pones en práctica duplicarás tuvelocidad en menos tiempo de lo que piensas.http://cursolecturarapida.com/
  10. 10. Carlos Gallego9 La clave para acelerar tu ritmo de lecturaAntes de mostrarte la técnica que te ayudará a duplicar tu velocidad de lectura,quiero hacer una breve explicación de la forma en que funciona la vista, y cómo semueven los ojos cuando leemos.Para poder ver las palabras y las cosas en general, los ojos necesitan estar quietos,detenerse sobre ellas y hacer lo que se llama una “fijación”. Es decir, que mientrasestán en movimiento, los ojos no ven más que una imagen borrosa, y solo captanalgo en detalle cuando se detienen. Si te tomas el trabajo de observar a alguienmientras lee, podrás verlo claramente: sus ojos hacen pequeños saltos, se detienen,captan las palabras, dan un nuevo salto, se detienen, y así sucesivamente.Entonces, al leer, los ojos van alternando desplazamiento y fijaciones. Es un errorpensar que estas fijaciones van de palabra en palabra. Lo cierto es que en cadafijación, la vista puede percibir grupos de palabras relacionadas.Tomemos como ejemplo la siguiente frase:Un pálido sol de invierno alumbraba el lugar señalado.Para leerla, los ojos probablemente se fijarán en las palabras ”sol” y “lugar”. Demodo que en una primera fijación, captarán “Un pálido sol de invierno” y en lasegunda “alumbraba el lugar señalado”.Esto es porque los ojos no solo ven la palabra que está en el punto de fijación, sinoque pueden captar lo que está a su alrededor.Entonces, ¿qué crees que pasará si aprendes a reducir la cantidad de fijaciones, aleer bloques de palabras cada vez mayores, a detenerte menos tiempo en cadafijación y a desplazarte por el texto siempre hacia adelante? Exactamente, tuvelocidad de lectura será muchísimo mayor, y terminarás de leer tus libros y artículospendientes en la mitad del tiempo que pensabas.¿Y sabes cuál es una de las herramientas clave para ayudarte a lograrlo? Tu dedo.Sí, estás leyendo bien, tu dedo será tu principal ayudante en este aprendizaje de lalectura veloz.También puedes usar un lápiz, o una lapicera, pero si no tienes uno de estoselementos a mano, y deseas practicar tu lectura porque tienes unos minutos libres,será tu dedo el que oficie de marcador para ayudarte a llevar un ritmo de lecturacada vez más acelerado.http://cursolecturarapida.com/
  11. 11. Carlos Gallego10 La idea de usar un marcador de ritmo se basa sobre otra característica de nuestravista. Esta es que los ojos tienden a seguir un objeto en movimiento. Si una moscavuela a tu alrededor, los ojos tendrán automáticamente la tendencia a seguir sudesplazamiento. Cuando vas a una presentación, generalmente los disertantes usanun puntero o un laser para ir señalando la pantalla y guiar tu vista por las palabrasimportantes.Y cuando lees un texto, si desplazas tu dedo por debajo de las palabras, siguiendoun movimiento constante hacia adelante, sucede lo mismo: tus ojos se esforzaránpor seguir esa guía, y avanzarán al ritmo que tú le marques.De esta forma, no solo mejorarás tu ritmo de lectura, sino que eliminarás lasregresiones y los retrocesos.Voy a explicarte ahora la técnica para que la apliques y la practiques.Cómo usar tu dedo como un marcadorPara aplicar esta técnica, vas a usar el dedo índice de tu mano “dominante”.Recuerda que también puedes usar un lápiz, sosteniéndolo con la misma mano,mientras mantienes tu otra mano apoyada sobre el texto o el libro.La idea es que muevas tu dedo como si subrayaras imaginariamente las palabras,fijando la vista sobre él.Así, al desplazarlo a una velocidad mayor a la que tus ojos están acostumbrado aleer, la vista se verá forzada a seguir tu dedo y avanzará más rápidamente sobre laspalabras.Es importante aclarar que en un principio, el propósito de tus prácticas debe serúnicamente incrementar tu velocidad de lectura. De modo que al hacer estosejercicios, no te preocupes por comprender lo que estás leyendo, simplementeconcéntrate en mover tus ojos cada vez más rápido y en ir haciendo saltos cada vezmás largos entre fijación y fijación.Entonces, el primer ejercicio que vas a hacer, tiene que ver con acostumbrarte ausar tu dedo como marcador, y en adquirir el hábito de usar siempre esta técnica alleer un texto.Ejercicio 1Toma un texto de práctica, que no hayas leído previamente. Utilizando tudedo como guía, subraya imaginariamente las palabras, y sigue sumovimiento con la vista. Desplaza el dedo a una velocidad constante, máshttp://cursolecturarapida.com/
  12. 12. Carlos Gallego11 rápido que tu velocidad de lectura normal, y muévelo rápidamente haciaadelante, forzando la vista a seguirlo.Trata de lograr y mantener una velocidad de una línea por segundo.Focaliza las palabras que están sobre el dedo, y no te preocupes porcomprender las ideas, solo sigue el dedo a la velocidad que este te marca.Cuando pases a la página siguiente, incrementa la velocidad.Realiza este ejercicio durante dos minutos completos, al menos 3 veces pordía.Ejercicio 2Para este ejercicio vas a usar la misma técnica que en el ejercicio anterior,desplazando tu dedo a una velocidad de dos líneas por segundo.El objetivo de esta práctica es fijara la técnica y además incrementar lavelocidad, así que tampoco debes preocuparte por comprender el texto, solopor mantener una velocidad cada vez mayor y fijar la técnica aprendida.Realiza este ejercicio durante tres minutos completos, sin disminuir en ningúnmomento la velocidad. Repítelo al menos 3 veces por día.A medida que practiques, tu cerebro se irá acostumbrando a absorber másinformación en cada fijación, y se adaptará a tu nuevo ritmo. De esta forma, poco apoco irá mejorando tu comprensión y sentirás el fruto de tu constancia.Esta es la técnica clave y básica para alcanzar rápidamente una velocidad de lecturasuperior. A continuación voy a mencionar otras variantes de este método, para quepuedas intercalarlos en tus prácticas.Otras técnicas con marcadoresLas siguientes técnicas son variantes de la que te he explicado anteriormente. Todasellas te ayudarán a mejorar tu ritmo de lectura, y complementan a la que acabo deenseñarte.Antes de continuar, quiero recordarte que cuando apliques estos métodos para leerrealmente un texto (no en las prácticas), tendrás que aprender a encontrar el ritmoadecuado según la intención que tengas con esa lectura en particular.Es decir que si se trata de una lectura simple, como un artículo poco complejo deuna revista o un resumen, podrás leer más rápidamente. Pero si necesitas estudiarhttp://cursolecturarapida.com/
  13. 13. Carlos Gallego12 el material para dar una presentación, tendrás que mantener un ritmo adecuado, quete permita avanzar en la lectura y también retener la información importante.Ahora sí, veamos cuáles son estas variantes con marcadores:Con una tarjeta:En lugar de usar tu dedo como marcador, en esta técnica vas a utilizar unatarjeta, o un papel doblado por la mitad.Coloca este marcador sobre el texto ya leído para evitar que la vista vuelvahacia atrás. Muévelo hacia adelante y hacia abajo, a velocidad constante ysiempre más rápido de lo que avanza tu vista habitualmente, y fuerza la vistaa leer los párrafos antes de cubrirlos.Con la mano - Saltos:Otra técnica para marcar el ritmo es utilizando la mano, curvándolaligeramente como si formaras una taza o un cuenco con ella, manteniendo losdedos unidos.Mueve la mano de derecha a izquierda, suave y lentamente, como sisubrayaras la línea que estás leyendo con tu dedo más largo.Cuando adquieras cierta práctica, puedes implementar una variante, haciendosaltar tu mano hacia adelante, en lugar de deslizarla sobre el papel. Cadasalto que hagas equivale a una fijación de la vista en el texto.Los golpecitos que das al apoyar la mano después de cada salto, te ayudarána mantener un ritmo constante.Con la mano – Zigzag:Utilizando la mano como marcador, también puedes deslizarla de formadiagonal sobre el texto, bajando unas tres o cuatro líneas, de izquierda aderecha.Luego, vuelves a la izquierda y bajas tres o cuatro líneas más, desplazándotenuevamente en diagonal hacia la derecha.Con este método irás barriendo la página por regiones, y tu mente irápercibiendo las ideas principales, pero no los detalles.Además de aplicar un ritmo constante a tu lectura, también es necesarioimplementar descansos con una frecuencia periódica. Por ejemplo, realizar unintervalo de 5 minutos cada hora te permitirá descansar la mente y prepararla paraleer una nueva tanda de información.http://cursolecturarapida.com/
  14. 14. Carlos Gallego13 Recomendaciones finalesPara finalizar, me gustaría recordarte que todos estos métodos pueden parecersencillos y de hecho lo son, pero una vez que aprendió la teoría es fundamental quelos pongas en práctica.No debes desanimarte si al principio te cuesta romper con tus hábitos antiguos, estees un proceso que te llevará tiempo y mucha constancia y voluntad. Tienes quereforzar día a día tu compromiso, y practicar una y otra vez. Algunas personas leeneste material, pero nunca lo ponen en acción. Esto es inútil para ellos, y solo pierdensu tiempo consumiendo información que no llevan a la práctica, y por lo tanto nuncacambiarán sus hábitos.Modificar un hábito y reemplazarlo por otro, es un proceso que implica tres pasosfundamentales. En primer lugar, debes hacer un compromiso muy fuerte contigomismo y estar absolutamente seguro y dispuesto a hacer todo lo que sea necesariopara cambiar tu hábito anterior. A continuación, tienes que aprovechar todaoportunidad que se te presente para aplicar tu nuevo hábito, y no dejar pasarninguna de ellas. Finalmente, debes repetir tu nuevo hábito a diario, durante 30 díascomo mínimo. No hagas excepciones hasta que tu hábito se haya arraigado en ti yforma parte de tu naturaleza.Piensa hasta qué punto están arraigadas en ti tus hábitos de lectura pocoadecuados. Seguramente será difícil vencerlos, y siempre estarán allí, esperando elmomento de regresar. Para salir adelante, superar estos obstáculos y alcanzar tusobjetivos necesitarás un grado de compromiso máximo, y será muy beneficioso parati seguir a alguien que te guíe y te ayude a progresar en todo momento.Sinceramente,Carlos GallegoSi deseas seriamente dominar el arte de la lectura veloz y consumir libros DOSVECES más rápido, lee esta página completa:http://cursolecturarapida.com/http://cursolecturarapida.com/

Views

Total views

1,008

On Slideshare

0

From embeds

0

Number of embeds

1

Actions

Downloads

70

Shares

0

Comments

0

Likes

0

×