Vuestra crisis

265 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
265
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Vuestra crisis

  1. 1. El camino equivocado.Extraido de un texto de Elvira Masiá Espín. Coordinadora de la Tribuna de la PauEstamos en crisis porque la mayoría de la gente y sobre todo las instituciones sociales, suscribenconceptos de una visión desfasada del mundo. Por eso F. Capra, L. Boff y otros pensadores serefieren a una percepción equivocada de la realidad que, en nuestro complejo mundo actual, yaresulta inadecuada y peligrosa para la vida. No podemos seguir por el camino equivocado. Y nosólo porque la madre naturaleza ya muestra ramalazos de madrastra, sino porque las sólidascolumnas de antaño -la idea infantil de Dios, el orgulloso antropocentrismo, las falsas seguridades,etc...-, que habían sostenido nuestra concepción del mundo y sobre las cuales se edificó el templo dela modernidad filistea, se vienen abajo, se derrrumban, como si un Sansón cachas las derribara. Y delas ruinas aún no ha surgido nada. Es una evidencia, sin embargo, que los problemas de nuestrotiempo no pueden ser entendidos ni resueltos aisladamente, ya que son problemas sistémicos, locual significa que están interconectados y que son interdependientes. Y algunos tienen solución. Porejemplo: el hambre en el mundo no termina porque no interesa. Hace más de treinta años que podríahaberse solucionado con sólo reducir la fabricación de armamento. En esta sociedad nuestra en laque aún existe la esclavitud femenina (trata de mujeres y niñas obligadas a prostituirse), en la quecada invierno hay mendigos que mueren de frío por las calles o quemados por neonazis, en la quenos engañan continuamente (ver Manipulación mediática, de Noam Chomsky), en la que se vulnerala soberanía alimentaria por la injerencia de las multinacionales de la soja y del maíz transgénicos,en esta sociedad del paro, del analfabetismo funcional, de jóvenes sin futuro y de tantas otras cosasgordas, se enarbola una idea de progreso inviable, chata y estúpida, que nos reduce como mínimo alhombre unidimensional de Marcuse. Una no puede dejar de pensar que si ejercer el voto produce unorgasmo, acudir al parlamento quizá provoque una diarrea -no caerá esa breva-, tales son losespantajos surrealistas que nos inoculan como si nada, insultando nuestra inteligencia, que no sécómo no nos volvemos majaras con tantas sandeces.Se hunde el viejo paradigma y el nuevo sólo es vislumbrado por unos pocos. ¿Quiénes son los quenos advierten de la urgencia de cambiar de camino? Pues por ejemplo, Ivan Illich (Némesis Médica,1975), que aboga por la austeridad y por el reconocimiento de límites que no deben rebasarse, y quemuestra como el sistema médico, a través de la supermedicalización, nos induce a que dejemos laresponsabilidad de la propia salud en manos de los galenos, creando una dependencia que a vecesno es necesaria e incluso puede resultar contraproducente, pues la salud de una población tiene quever con sencillas condiciones higiénicas y con un modo de vida adecuado, más que del consumo deatenciones médicas. Se sabe que muchas enfermedades proceden hoy de la contaminación, de loserrores alimentarios y del estrés.Otro es E.F. Schumacher (Guía para los perplejos,1981), el cual afirma que "no existe un problemaeconómico...Lo que existe es un problema moral", o sea, que la avaricia rompe el saco, y laeconomía, montada sobre sí misma, obedece a la matemática y no siempre cuadra al servicio del serhumano, pues está claro que éste no puede inscribirse, pongamos por caso, en una fórmulaalgebraica, son categorías distintas. En otro sentido pero también incidiendo en la economía,Theodore Roszak (Persona/planeta, 1978), critica el gigantismo de las cosas y ladespersonalización, que asfixian lo mejor que llevamos dentro, y advierte acerca de los "expertos" alos que califica de bribones e impostores, pues "la promesa del progreso material ilimitado y lariqueza universal son una mentira, la economía es una maquinaria inhumana operada por pícaros einsensatos, y el sistema funciona descontroladamente". Por su parte, Vandana Shiva (StayingAlive.Women, Ecology and Survival in India, 1988), lucha denodadamente contra el dominio brutalde las multinacionales que pretenden monopolizar las semillas del planeta y contra el BM y el FMI,de quienes afirma su importancia por el dinero que manejan, pero que "son mucho más importantesaún en términos del pensamiento que suministran y del pensamiento que legitiman". Y AbrahamMaslow (La personalidad creadora, 1970), sostiene que las personas sanas pueden autorrealizarse
  2. 2. desarrollando plenamente su humanidad satisfaciendo las necesidades materiales, pero que ademásde éstas el ser humano tiene también necesidades espirituales, y que "la falta de respeto y de amorpuede causar tantas enfermedades como la falta de vitaminas", añadiendo que no nos escuchamos anosotros mismos, sino que prestamos atención a las voces introyectadas de papá, de mamá, delsistema, de la publicidad, la autoridad, la tradición...David Bohm, Ken Wilber, Rupert Sheldrake, James Lovelok... y toda una legión de intelectualescoinciden en la necesidad de dar un nuevo enfoque a nuestra relación con la naturaleza y connosotros mismos. Sus voces claman desde el siglo pasado, juntamente con los ya mencionados F.Capra (La trama de la vida, 1996) y L. Boff (Florecer en el yermo, 2004). El primero es importantepor el rigor de su análisis y la solidez de sus argumentos, y el segundo porque, en la misma línea,propone una cosmología alternativa a la actual y que se deriva de las ciencias del Universo, de laTierra y de la vida (Carta de la Tierra), pues todo lo que existe es una relación de redes y por esotodos los seres son interdependientes y colaboran para coevolucionar, lo cual es muy distinto alenfrentamiento y a la competitividad.

×