Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Preparando el Terreno Cap 1 al 3

386 views

Published on

Si deseas construir una red profesionalmente, lo primero que tienes que hacer es incrementar tu nivel de influencia.

Published in: Marketing
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Preparando el Terreno Cap 1 al 3

  1. 1. Edición 2014, por Lalo Arias e Ian Arias © 2014 bebusiness.com.mx - Todos los derechos reservados Preparando el Terreno
  2. 2. Mi historia  2 Copyright © 2014 bebusiness.com.mx - Todos los derechos reservados Lalo Arias Ian Arias Saludos a todos: Es para nosotros motivo de gran gusto el poder compartir con todos ustedes un poco más de la pequeña experiencia que hemos adquirido en más de una década de estar trabajando en la maravillosa profesión de la construcción de redes. Mi hermano Ian y tu servidor, estámos totalmente convencidos que es responsabilidad de todos nosotros cambiar la mala imagen que tiene nuestra profesión. En tus manos tienes uno más de los granitos de arena de nuestra parte en búsqueda de ese objetivo. “Preparando el terreno” es el primero de tres libros que tenemos pensado escribir y compartir con ustedes. Sabemos que no tenemos todas las respuestas a absolutamente todas las necesidades de nuestra profesión, pero creemos que estos libros son un primer paso en la búsqueda constante de sabiduría de todos nosotros. Además, confíamos en que pueden convertirse en una gran herramienta de apoyo para todo persona que haya tomado la decisión de convertirse en un profesional de la construcción de redes. Que Dios los bendiga y les deseamos todo el éxito en su búsqueda de convertirse en profesionales para lograr construir una red fuerte, viable y creciente. Sus amigos: Ian Arias y Lalo Arias
  3. 3. Mi historia  3 Copyright © 2014 bebusiness.com.mx - Todos los derechos reservados bebusiness.com.mx MI HISTORIA Si hace quince años me hubieran preguntado: “¿Lalo, te gustaría dedicar tu vida a la construcción de redes?”. Mi respuesta hubiera sido otra pregunta: ¿Y eso qué es? Una vez enterado de que era una forma nueva de comercializar productos o servicios mi reacción habría sido: “¡Estás loco! Para eso estoy estudiando una carrera, qué sentido tiene quemarme las pestañas tantos años y terminar de vendedor”. Hoy sé que dicha respuesta hubiese estado totalmente fundamentada en la absoluta ignorancia. Mi primer acercamiento a la profesión de la construcción de redes fue a muy temprana edad, si me permiten la osadía de considerar mis 21 años como muy tempraneros en mi vida. Apenas estaba decidiendo qué licenciatura estudiar. Por una parte me apasionaba la música, incluso llegó a pasar por mi mente el sueño guajiro de formar una banda de rock, sólo porque me gustaba mucho tocar la guitarra y tenía un amigo al que también le encantaba hacerlo, así es que ya éramos dos en la banda. Pero en una ocasión, la policía tocó a la puerta de la casa de mi amigo para avisarnos que los vecinos se habían estado quejando del escándalo que llevábamos haciendo por varios días con nuestros instrumentos. Por lo tanto, teníamos que dejar de hacer ruido o sufriríamos las consecuencias. Debido al éxito obtenido en mi aventura dentro de la música, tomando en cuenta el hecho de que mi amigo y yo no teníamos otro lugar en donde practicar, tuve que comenzar a buscar otras alternativas. Es así como comencé a percatarme que el mundo de los negocios también se me hacía atractivo. Esa mística que encierra dicho mundo, la gente de traje, muy formal, muy seria, con grandes sueños, me inspiraron a inscribirme en la Licenciatura en Administración. No tenía mucho de haber iniciado los estudios de la licenciatura cuando una amiga de mi madre nos invitó a ella y a mí a una gran “oportunidad de negocio”. Que en realidad a mí no me habían invitado, pero en cuanto escuché la palabra “negocio”, yo mismo me invité. Después de todo, mi nueva pasión era el mundo de los negocios. Recuerdo que mi madre me dijo que la presentación sería en casa de su amiga a lo cual pregunté sorprendido:
  4. 4. Mi historia  4 Copyright © 2014 bebusiness.com.mx - Todos los derechos reservados bebusiness.com.mx “¿En casa de tu amiga!?”. Qué extraño que una presentación formal de negocios fuera en su casa, pero al final de cuentas no le di mucha importancia a ese pequeño detalle. Llegó la fecha y finalmente llegamos a su casa, nos pasaron a un pequeño cuarto que habían acondicionado para la presentación de la oportunidad de negocio, había un par de decenas de sillas, un pequeño pintarrón y otras personas esperando a que iniciara la presentación. De pronto una persona nos indicó que tomáramos asiento pues la presentación estaba por comenzar. Conforme la presentación transcurría, un pensamiento comenzó a surgir en mi mente: “¿Oportunidad de negocio? Sí, como no. ¡Lo que buscan son vendedores!”. “Esto de oportunidad de negocio no tiene nada. Están engañando a la gente y nos quieren engañar a mi madre y a mí. Pero su engaño no les va a funcionar conmigo, después de todo yo estoy estudiando la licenciatura en administración, yo sí sé de negocios”. Por supuesto que la respuesta fue un contundente ¡no! cuando me preguntaron que sí había visto una oportunidad para mí. Me sentía engañado, me sentía ofendido, me sentía molesto, claro que no expresé lo que pensaba pues se trataba de una presentación organizada por una amiga de mi madre, pero en mi mente sí le daba la respuesta completa a la persona que me había hecho la pregunta: “¡Qué te pasa! Estoy estudiando una licenciatura en administración y me estás invitando a ser un vendedor “de polvitos”. ¡Estás loco!”. Quiero aclarar que no tengo nada en contra de los vendedores, ese tipo de pensamientos que tuve eran de una persona que ignoraba por completo el arte de vender. Porque ahora sé que la forma correcta de vender es todo un arte. Los vendedores son personas que hoy en día cuentan con todo mi respeto y admiración, pues el trabajo que realizan no cualquiera lo hace, sencillamente porque no cualquiera tiene las habilidades necesarias para hacerlo exitosamente. Después de esa no muy grata experiencia, regresé a mis estudios y me olvidé por completo de dicho suceso. Algunos años después, no recuerdo por qué razón, surgió el tema de lo que había logrado en tan poco tiempo la gran amiga de mi madre. Viajes por todo el mundo, una camioneta nueva, había jubilado a su esposo, incluso a sus hijos les estaba yendo muy bien económicamente, pues ellos también estaban trabajando con ella en “la gran oportunidad de negocio”. No podía dar crédito a lo que estaba escuchando. Yo estaba por terminar la licenciatura en
  5. 5. Mi historia  5 Copyright © 2014 bebusiness.com.mx - Todos los derechos reservados bebusiness.com.mx administración, estaba buscando una empresa en dónde iniciar mi carrera profesional y no tenía un peso en el bolsillo. Mientras que la mujer que, según yo, nos había tratado de engañar a mi madre y a mí, tenía un negocio exitoso a tal grado que toda su familia se estaba beneficiando”, (sólo unos años más tarde comprendería que ellos habían dominado la profesión del mercadeo en red). Algo no estaba bien. ¿Quién sabía de negocios y quién no? Finalmente terminé la licenciatura en administración. Algunas semanas después de haber terminado recibí una llamada de un gran amigo. Directo y al grano, me mencionó que había encontrado una gran oportunidad de negocio y quería compartirla conmigo. Como recién egresados de las licenciaturas en mercadotecnia y administración, jamás pasó por mi mente que en realidad me estaba invitando a una presentación de negocio de construcción de redes. Yo pensé: “Que bien, este sí es un gran amigo, encontró una buena oportunidad e inmediatamente pensó en compartirla conmigo. Vamos a hacer negocios. ¡Sí!”. Me dijo que la presentación iba a ser en un hotel. Al llegar al hotel él estaba esperándome y nos dirigimos a un salón en donde había sillas como para unas cien personas. Fue entonces que caí en cuenta que la oportunidad de negocio en realidad era una presentación de una oportunidad de mercadeo en red. Pero después de saber lo que había logrado la amiga de mi madre decidí tragarme mi orgullo y quedarme para escuchar, ahora sí, atentamente. Al terminar la presentación, cuando mi amigo me preguntó que si había visto una oportunidad para mí, mi respuesta fue un contundente ¡sí! Había muchas cosas que no entendía muy bien, tenía demasiadas dudas, pero yo sabía que la construcción de redes tenía algo de cierto y extraordinario, y estaba dispuesto a descubrir qué era. Por una parte, la razón de mi interés por conocer más sobre la construcción de redes eran los resultados de la amiga de mi madre. Por otra parte, mi orgullo como recién egresado de una universidad especializada en los negocios estaba dolido, pues había conocido gente con menos preparación que la mía que estaba teniendo éxito en el mundo de los negocios. En el tiempo que me llevó terminar mi licenciatura adquirí más conocimientos, mientras que en ese mismo tiempo, la amiga de mi madre y su familia habían consolidado su éxito. Fue así que inicié mi aventura en la construcción de redes aunque en ese momento aun no lo percibía como una profesión. Durante los primeros meses me convertí en una esponja, absorbía todo lo que podía absorber. Tomaba nota, me llevaba mi computadora portátil y la ponía sobre mis piernas y casi podías ver salir humo de mis dedos de lo rápido que escribía, pues no quería que se me fuera a pasar el más mínimo detalle.
  6. 6. Mi historia  6 Copyright © 2014 bebusiness.com.mx - Todos los derechos reservados bebusiness.com.mx Me preguntaba qué era necesario para lograr el éxito en ese campo aparte de lo que ya había aprendido en mi licenciatura. Para encontrar la respuesta asistí a todos los eventos que podía: juntas de presentación de la oportunidad, juntas de equipo, entrenamientos regionales, entrenamientos nacionales. Cada que tenía oportunidad de charlar con alguien que me pudiera dar un poco más de información, platicaba con esa persona. Una vez que sentí que estaba listo, comencé a trabajar con el caballito de batalla de estos sistemas: la lista de contactos. Poco a poco fui recorriendo dicha lista, siguiendo al pie de la letra las instrucciones de los líderes. Estaba convencido que gracias a mi preparación universitaria y siguiendo las indicaciones de los líderes, el éxito tenía que llegar a mí también. Sólo era cuestión de hacer el trabajo. Pero la realidad fue totalmente diferente. Es cierto, mi entusiasmo logró contagiar a algunos miembros de mi familia que,  en un principio, se unieron más por apoyarme que por tener un verdadero interés. Claro que con los entrenamientos también fue cambiando la forma en que ellos veían la construcción de redes y al igual que yo empezaron a concebirla como una verdadera profesión. Y lo que más nos impactó a mi familia y a mí fue ver personas pasar al frente en los entrenamientos a dar su testimonio, una y otra vez, de cómo habían logrado el éxito. Ese éxito que tanto deseaba yo. Y las preguntas martillaban en mi cabeza: “¿Qué es lo que pasa? ¿Qué tienen ellos que no tengo yo? Gente que llegó después de mí está pasando al frente a dar su testimonio. Estoy siguiendo las instrucciones al pie de la letra y los resultados no se dan. ¿Qué es lo que sucede? Yo tengo una licenciatura en administración, me quemé las pestañas durante varios años, si alguien merece tener éxito soy yo”. Un año después de haber iniciado mi aventura en el campo de la construcción de redes tuve la oportunidad de participar en una charla con uno de los líderes más importantes de la compañía. Era una mujer y recuerdo muy bien cómo ella nos preguntó: “¿Lo deseas o no lo deseas?”. A lo cual yo contesté: “¡Claro que lo deseo! ¡Por supuesto que lo deseo! Pero no funciona. Me estás regañando como si no estuviera haciendo nada, pero lo estoy haciendo”. “Estoy comprometido, estoy trabajando muy duro, contacto a la gente y les hago la invitación para que conozcan la oportunidad pero algo falta. Estoy siguiendo al pie de la letra las instrucciones pero algo falta. Hay algo que está fallando. Los resultados no se dan”. Y de alguna manera, con un cierto gesto, con una sutil palabra, siempre se me hacía sentir
  7. 7. Mi historia  7 Copyright © 2014 bebusiness.com.mx - Todos los derechos reservados bebusiness.com.mx que el que fallaba era yo, lo que acrecentaba aún más mi frustración. La verdad, muchos de nosotros incursionamos en la profesión de la construcción de redes sin tener la más mínima idea de en qué nos estamos metiendo. Pensamos que la clave del éxito en esta profesión se encuentra oculta en una receta que al seguirla al pie de la letra, por arte de magia los resultados se darán. Entonces les insistimos a los líderes: ¡Dime qué hacer! ¡Dime qué decir! ¡Dime cómo vestir! ¡Dime cómo pararme! Como si se tratara de un embrujo, el cual si lo sigues paso a paso, podrás lograr que la gente diga que sí y trabaje arduamente por sí sola. Esta parte de mi historia concluyó con un distanciamiento de la práctica y un alto en el camino para reflexionar, estudiar, conceptualizar y romper con una visión de este negocio que si bien había funcionado en el pasado estaba entrando en decadencia. UNA NUEVA VISIÓN Y UN CAMBIO A pesar de la experiencia negativa, muchos creíamos (y hablo por todos los demás en las mismas circunstancias) que, efectivamente, el sistema funcionaba como los líderes lo proclamaban. Sólo al tomar distancia fui capaz de caer en la cuenta de que esos supuestos eran erróneos o falsos en cuanto a garantizar el éxito. Era como si en la industria farmacéutica un medicamento que sólo aliviara en uno de cada cincuenta casos se pudiera decir que funcionaba. En un caso así, o no lo sacan a la venta o lo retiran del mercado. En cambio, en estos sistemas tradicionales de construcción de redes, se afirma como exitoso un método que sólo produce un triunfador de cada 500 ó 1000 ó más participantes. Y en realidad eso no es lo frustrante sino no saber en qué radica la diferencia. Me empecé a dar cuenta en dónde estaban las fracturas que tarde o temprano agotarán o llevarán al colapso esta forma de construcción de redes. Para mí, una de las cosas que más está haciendo daño a esta profesión es la forma de pensar de los oportunistas. Los oportunistas, cuando escuchan una presentación de la oportunidad que ofrece la construcción de redes se imaginan que se trata de una lotería. Una lotería en donde pueden ganar un millón de pesos o más. Empiezan a formar en su mente una lista de cuatro o cinco personas que conocen, que podrían hacerlos ricos. “Estas personas en las que estoy pensando harían explotar esto, si los puedo convencer de que trabajen esta oportunidad me podría hacer de un millón de pesos fácilmente”. Los oportunistas no están pensando en desarrollar habilidades, no están pensando en adquirir conocimientos, no están pensando en trabajar muy duro, no están pensando en ser
  8. 8. Mi historia  8 Copyright © 2014 bebusiness.com.mx - Todos los derechos reservados bebusiness.com.mx persistentes, no están pensando en comprometerse, no están pensando en construir una red pues no ven la construcción de redes como una profesión. La ven como una forma rápida de hacer dinero. “¿En dónde firmo? ¡¿En dónde firmo?! Estoy listo. Quiero empezar. No quiero que me vayan a ganar a las personas en las que estoy pensando. No importa cuánto cueste empezar, si voy a ganar un millón de pesos o más sin hacer prácticamente nada, mi inscripción será dinero muy bien invertido”. El oportunista al pagar su inscripción se imagina que está recibiendo un boleto de lotería de los que se raspan por cada persona que tiene en la lista que ha hecho en su mente. Está emocionado, está ansioso por llegar a casa para raspar el primer boleto y ver si sale premiado con un millón de pesos. Al llegar a casa llama por teléfono a su primer prospecto, es decir, raspa su primer boleto. Al escuchar que la respuesta es: “no estoy interesado”, se desanima un poco, pero no pierde la fe pues aún le quedan cuatro boletos por raspar. Hace otra llamada y nuevamente obtiene un “no estoy interesado”. “¡Caramba! En verdad pensé que este boleto sí saldría premiado, pero no hay problema, aun me quedan tres oportunidades de ganar”. El tercer y cuarto boleto tampoco salen premiados y entonces el oportunista empieza a preocuparse. “No puede ser, estoy a punto de perder mi dinero, sólo me queda una oportunidad. Mamá, no puedes fallarme, eres mi última esperanza”. Y si la mamá no le compra por pura compasión entonces tendrá la quinta respuesta que vuelve a ser un “no estoy interesado”. Entonces el oportunista tira los boletos no premiados al suelo y piensa: “Esto de la construcción de redes es un engaño, es mentira que puedes ganar mucho dinero rápidamente”. El daño que un oportunista hace a la profesión de la construcción de redes se da cuando escucha a otra persona hablar sobre su interés en incursionar en esta profesión y le dice: “No pierdas tu tiempo y tu dinero, yo sé todo lo que se tiene que saber sobre dicha profesión y es un engaño, no es posible crear fortuna construyendo una red”. La triste realidad es que toda la experiencia que tiene el oportunista es el raspado de cuatro o cinco boletos de lotería, es decir, invitó a cuatro o cinco personas y le dijeron que NO.
  9. 9. Mi historia  9 Copyright © 2014 bebusiness.com.mx - Todos los derechos reservados bebusiness.com.mx En gran parte nosotros somos culpables del daño que hacen los oportunistas a nuestra profesión, pues hacemos aseveraciones muy osadas al momento de compartir la oportunidad con los demás: “No tienes que hacer nada” “No tienes que hablar con nadie” “No tienes que salir de casa” “Solamente aparta tu lugar (compra tus boletos de lotería) y comienza tu viaje al éxito (comienza a raspar)” Debemos dejar de hacer ese tipo de aseveraciones porque, en primera, no son ciertas; en segunda, la gente no las cree; y, en tercera, lo único que estamos logrando es dañar más y más la reputación de nuestra profesión. La realidad es que todos iniciamos en esta profesión con una mentalidad de oportunistas. Incluso confieso que mis inicios en esta profesión fueron con dicha mentalidad. Ahora sé que esa era una de las razones por la cual los resultados no se daban. No tiene nada de malo que en algún momento de tu vida hayas pensado así, lo que no puedes permitir es darte el lujo de seguir pensando como oportunista si en verdad deseas tomarte esta profesión en serio. Recuerdo muy bien una frase que escuché en un entrenamiento de uno de mis mentores, el Sr. Jim Rohn: “Sólo hay dos formas de lograr el éxito en la vida: por casualidad y a propósito”. Lo que buscan los oportunistas en la construcción de redes es el éxito por casualidad. Por esa razón andan brincando de compañía en compañía, de producto en producto, de plan de compensación en plan de compensación. Cada compañía es una nueva lotería para ellos, una nueva oportunidad de comprar boletos y ver, si ahora sí, le pegan al premio mayor. Se dice que la construcción de redes es para cualquiera pero no es así, la profesión de la construcción de redes no es para oportunistas, es para gente emprendedora, comprometida y profesional. Es cierto que no necesitas saber nada porque lo puedes aprender, pero no te engañes si piensas que sin saber nada y sin aprender nada podrás lograr el éxito en la profesión de la construcción de redes. En un principio puedes apoyarte en tu patrocinador, en tus líderes, en tu compañía. Pero el primer paso para lograr el éxito construyendo una red es buscar ser independiente. No puedes depender al 100% de los demás.
  10. 10. Mi historia  10 Copyright © 2014 bebusiness.com.mx - Todos los derechos reservados bebusiness.com.mx Tienes que ver a tu patrocinador, a tus líderes, a tu compañía como lo que verdaderamente son, un recurso. Ellos no van a hacer el trabajo por ti. La principal causa por la que fracasamos en un principio es porque no entendemos que las herramientas y las estrategias para construir una red son tan poderosas como poderosa es la persona que las utiliza. Así es que si lo que deseas es lograr el éxito a propósito en la profesión de la construcción de redes, debes dejar de pensar como un oportunista y comenzar a pensar en convertirte en un profesional. El primer reto que encuentra un profesional de la construcción de redes se llama: “Influencia”. La influencia es lo que distingue a un amateur de un verdadero profesional. El amateur que está listo para el siguiente nivel es la persona que ya entendió que no puede seguir buscando el éxito por casualidad. Ese amateur es la persona que ya entendió que tiene que prepararse día con día para incrementar su influencia. Ese amateur no es quien no sabe nada sino el que ya entendió que no sabe lo suficiente y está dispuesto a comprometerse a aprender lo necesario. Recuerdo muy bien cuánto me dolía dedicar varias horas para compartir la oportunidad con una persona y que su respuesta fuera no, sólo para que algunas semanas después me encontrara a esa misma persona en un entrenamiento y me dijera: “Qué quieres ver, siempre sí me animé, pero no contigo”. Fue muy difícil para mí darme cuenta que si lo único que ofrecía yo a los demás era la oportunidad, ¡no existía diferencia alguna con otros que hicieran lo mismo! y por lo tanto daba igual con quien se inscribieran. Después de algunos años de estar trabajando en la construcción de redes llegué a un punto en donde me percaté que mi influencia era nula. La gente no sabía quién era yo, la gente no entendía a qué me dedicaba, la gente no me percibía como una autoridad en lo que hacía. En gran parte era mi culpa. Por depender al 100% de los demás la gente seguía a los demás, no me seguía a mí. Cuando se es amateur se comenten muchos errores de novato. Uno de los errores que cometí en mi camino a convertirme en un profesional fue pensar que mi nivel de influencia estaba condicionado a que la gente me hiciera caso y me siguiera. Como dicen por ahí: ¿Qué fue primero? ¿El huevo a la gallina? ¿Cómo consigo influencia si no tengo gente que me siga? ¿Cómo consigo gente que me siga si no tengo influencia?
  11. 11. Mi historia  11 Copyright © 2014 bebusiness.com.mx - Todos los derechos reservados bebusiness.com.mx Es en este punto donde la gran mayoría de la gente se estanca en la profesión de la construcción de redes. Es en este punto donde la gran mayoría de la gente se frustra y abandona sus sueños. ¿Por qué? Porque la percepción del amateur es que la clave, el punto de partida, el primer paso de ese viaje hacia el éxito está condicionado a que los demás quieran acompañarle. Ese es precisamente el problema, que el amateur sigue pensado que necesita de los demás para lograr el éxito. Un profesional sabe que para lograr el éxito lo primero que debe hacer es trabajar en su influencia para que entonces la gente decida seguirlo a él.  La buena noticia es que tú puedes comenzar a trabajar en tu influencia sin necesidad de invitar a nadie. Trabajar en tu influencia no depende de absolutamente nadie, trabajar en tu influencia depende 100% de ti y de nadie más. Eso es a lo que yo llamo “Preparar el Terreno”. Estamos batallando porque queremos construir una red de distribución sin tener los fundamentos, queremos correr sin haber aprendido a caminar. Por eso fracasamos, por eso nos frustramos, porque queremos correr y todavía no hemos aprendido ni a caminar. Es como pedirle a un bebé que ni siquiera ha aprendido a gatear que corra. “Córrele chiquito, córrele”. “Oye, espera pues si ni siquiera sabe gatear”. “No me importa, que corra”. ¿Qué es lo que va a pasar con ese bebé? Se va a caer, se va a caer una y otra vez, se va a lastimar y va a llegar a un punto donde va a desistir. Por esa razón, si deseamos construir una red profesionalmente, lo primero que tenemos que hacer es preparar el terreno. De ese tema es de lo que vamos a hablar en este libro, sobre cómo preparar el terreno. Sobre cómo incrementar tu influencia aunque no hayas invitado a nadie a tu oportunidad. Existen ciertos principios sobre la abundancia que te van a ayudar a preparar el terreno. Si te das la oportunidad de aprenderlos, comprenderlos y dominarlos, estarás listo para dar el siguiente paso: la construcción de la red. La principal razón por la que un amateur fracasa, es porque quiere construir la red sin haber preparado el terreno. Porque quiere construir un edificio de cien pisos sin haber construidos los cimientos. Por esa razón con el primer viento en contra el edificio se cae.
  12. 12. Mi historia  12 Copyright © 2014 bebusiness.com.mx - Todos los derechos reservados bebusiness.com.mx Probablemente te estés preguntando: ¿Y cuáles son esos principios? Sólo por mencionar algunos... * Aprende el verdadero significado de Libertad Financiera * Ten cuidado de los conceptos financieros falsos * Decide no incurrir en deuda * Aprende a vivir dentro de tu presupuesto * Huye de las trampas de los timadores * Aprende a hacer la mejor compra * Comprométete a llevar una contabilidad eficaz Como podrás darte cuenta, los principios de la abundancia son en su gran mayoría sentido común. Lamentablemente hoy en día el sentido común es el menos común de los sentidos y el más olvidado. Ahora me doy cuenta, que yo estaba batallando en la construcción de mi red y estaba batallando en mi vida financieramente hablando, porque desconocía por completo dichos principios. Mi ignorancia con respecto a los principios de la abundancia me hacían no respetarlos y por consecuencia el resultado era siempre el mismo: tristeza. No importa cuánto te esfuerces, no importa cuánto trabajes, no importa qué tanto empeño le pongas a la construcción de tu red o a lo que sea que hagas, no importan los sacrificios, no importan los desvelos, no importan las veces que faltes a reuniones familiares, no importan las horas que dejes de ver a tus hijos, a tu esposo, a tu esposa, nada de eso importa si desconoces los principios de la abundancia o no los respetas. Sí es posible generar abundancia sin respetar los principios pero el resultado siempre es tristeza. No importa cuánto dinero ganes, si lo hiciste infringiendo los principios de la abundancia el resultado siempre será el mismo: inseguridad, temor, ansiedad, pérdida de sueño, ingratitud, servidumbre, envidia, amargura, desilusión, entre otras cosas. Mientras sigas infringiendo los principios de la abundancia, no podrás consolidar tu red, no podrás mejorar tu vida financieramente hablando. Por esa razón el primer paso si deseas lograr verdadera libertad financiera es: “abonar la tierra”. Yo sé que a lo mejor estás pensando: “Oye Lalo, sí está interesante lo que comentas sobre preparar el terreno. Pero a mí  me urge el dinero, me urge el dinero no para ayer, sino para meses atrás. Por lo tanto me urge un dinero extra, no tengo tiempo de estar preparando el terreno. Claro que lo entiendo pero simplemente no puedo perder el tiempo en esas cosas”.
  13. 13. Mi historia  13 Copyright © 2014 bebusiness.com.mx - Todos los derechos reservados bebusiness.com.mx ¿Sabes qué es lo más extraordinario con relación a los principios de la abundancia? Que al momento de preparar el terreno vas a cambiar tu vida afectiva, social y financieramente hablando. Preparando el terreno tú puedes incrementar tus ingresos, preparando el terreno puedes pagar todas tus deudas, preparando el terreno puedes en- contrar lo que tanto estás buscando: “libertad financiera”. Pero además te convertirás en una mejor persona: más segura, más emprendedora, más generosa. Precisamente de esa libertad financiera y de la persona en que te conviertes para alcanzar esa libertad es de donde surge la influencia. Cuando la gente que te conoce empieza a notar que estás pagando tus deudas o las has liquidado por completo, cuando te ve más feliz, cuando se da cuenta que tienes otra calidad de vida, cuando se percatan que tus hijos son mejores estudiantes, cuando te buscan y no te encuentran porque estás disfrutando vacaciones con toda tu familia, entonces te preguntan ¿qué es lo que estás haciendo? ¿cómo le haces para ser esta otra persona más atractiva y tener todo eso? “Simplemente porque respeto los principios de la abundancia” ¿Qué puedo hacer yo para ser como tú? “Sígueme” Con gusto te sigo. Y es en ese punto en donde empiezas a construir la Red. Por eso el primer paso es preparar el terreno, es de ahí de donde surge la influencia. No estés preocupado, vas a poder mejorar económicamente tu vida pero tendrás que respetar los principios de la abundancia para lograr ese cambio. Si deseas cambiar tu vida tienes que preparar el terreno, porque si no preparas el terreno entonces seguirás dependiente de alguien más y cuando dependes de alguien más lo único que consigues es frustración. Porque no importa cuánto te esfuerces, no importa cuánto trabajes, sigues dependiente de alguien más. Si el otro no tiene el deseo de hacerlo, hasta ahí llegaron tus sueños. Recuerda que el primer paso para ser un profesional construyendo una red es prepararte para ser independiente. Así es que si estás listo para comenzar a preparar el terreno para la construcción de tu red, estás en el lugar indicado.
  14. 14. Copyright © 2014 bebusiness.com.mx - Todos los derechos reservados bebusiness.com.mx En búsqueda de la libertad financiera  14 EN BÚSQUEDA DE LA LIBERTAD FINANCIERA Mi inicio en la profesión de la construcción de redes en una oportunidad de mercadeo en red no fue el ideal. ¿Por qué razón lo digo? En aquel tiempo yo no comprendía el verdadero significado de la palabra “necesidad”. Contaba con un trabajo de tiempo completo y un buen sueldo. Un sueldo que realmente no era tan abundante pero el cual satisfacía por completo mis necesidades personales. Y con personales me refiero al sentido literal de la palabra, pues mi soltería era un estado que simplemente no estaba muy interesado por el momento en modificar; y aunado a eso, contaba con la buena fortuna de que mis padres aún no me exigían que me buscara un lugar en donde vivir de forma independiente. He de confesar que en un principio, la profesión de la construcción de redes para mí era más un pasatiempo que un proyecto de vida. No obstante, a pesar de los modestos logros que había obtenido en un principio, aún seguía buscando la forma de hacerlo funcionar en grande. Pero el motor que impulsaba mis acciones en realidad era más mi orgullo herido que una verdadera necesidad económica. Eso cambió por completo el día que me casé, me mudé a mi propia casa y perdí mi empleo, todo casi al mismo tiempo. Por primera vez en toda mi vida sentía la presión que ejercía sobre mí la mirada y los comentarios de los demás. ¿Qué es lo que vas a hacer con tu vida? ¿Vas a seguir perdiendo el tiempo con esa tontería de la construcción de redes o vas a conseguirte otro empleo? Ahora no estás solo. Ahora sí tienes verdaderas responsabilidades. Ahora tienes una esposa. ¿Qué va a ser de ustedes? Durante los años que estuve trabajando en mi pasatiempo, tuve la fortuna de conocer a grandes líderes de la profesión del mercadeo en red, y el trabajar junto con ellos me hizo darme cuenta de una cosa: yo no tenía madera de empleado. Si algo logré hacer crecer en grande durante el tiempo que le dediqué a mi pasatiempo, eso fue “mi espíritu emprendedor”.
  15. 15. Copyright © 2014 bebusiness.com.mx - Todos los derechos reservados bebusiness.com.mx En búsqueda de la libertad financiera  15 Por esa razón, tomar la decisión de enfocarme de lleno a la construcción de una red no fue tan difícil para mí, a pesar de encontrarme recién casado y desempleado. Claro que el hecho de haber perdido mi empleo recientemente facilitó mucho la decisión. Recuerdo muy bien que me dije: “esto lo tengo que hacer funcionar porque lo tengo que hacer funcionar”. Ya no se trataba de un pasatiempo nada más, ahora sí trabajaría en serio, pues mi trabajo de tiempo completo ya no sería una excusa. Ahora sí tenía que funcionar. Ahora necesitaba que funcionara. Por primera vez en toda mi vida comprendía el significado de la palabra “necesidad”. Necesitaba pagar el servicio de luz, necesitaba pagar el servicio de gas, necesitaba pagar el servicio de agua potable, necesitaba llevar alimento a la mesa, entre muchas otras necesidades comunes de un hogar. Y para poder cumplir con todas esas obligaciones, lo que necesitaba era dinero. Me urgía un ingreso. Ya no se trataba simplemente de un pasatiempo, ahora estaba en juego el futuro de mi esposa y el mío, nuestro futuro como pareja. A como diera lugar, tenía que alcanzar la libertad financiera. Poco antes de casarme recibí la llamada de un gran amigo al que estimo mucho. Me hizo una invitación a un nuevo proyecto de mercadeo en red que estaba por arrancar. Me gustó el proyecto, pero más que nada me gustó la idea de volver a trabajar junto con él. Una vez tomada la decisión de dedicarme de lleno a la construcción de redes, contacté a mi amigo y le dije que estaba listo para trabajar junto con él. Nos pusimos de acuerdo, creamos un plan de acción y comenzamos a presentar la oportunidad de negocio a toda aquella persona que estuviera interesada en escuchar... o aunque no estuviera interesada. Gracias al trabajo en equipo junto con otros líderes, en pocos meses pasamos de ser casi siempre los mismos 15 ó 20 en todas las reuniones para la presentación de la oportunidad, a ser cientos. Llegamos a un punto en el cual prácticamente ya no cabíamos en el salón en el que hacíamos las presentaciones. Durante esa época, era tal mi compromiso, que no pasó desapercibido por los dueños de la compañía, y tuve la fortuna de ser invitado a dar entrenamientos en los eventos a nivel nacional que la compañía organizaba periódicamente. Los resultados monetarios comenzaron a llegar. Estaba muy contento porque llegué a pensar que sería más difícil lograrlo y sin embargo, en poco menos de doce meses, mis ingresos crecían a pasos agigantados. Estaba consciente de que si se mantenía ese ritmo de crecimiento en muy poco tiempo lograría igualar los ingresos que obtenía en mi trabajo
  16. 16. Copyright © 2014 bebusiness.com.mx - Todos los derechos reservados bebusiness.com.mx En búsqueda de la libertad financiera  16 de tiempo completo. Pero de pronto algo sucedió. El monto del cheque comenzó a caer. Lo que en un principio era un ingreso en crecimiento rápido y sostenido, de pronto dio un giro y se convirtió en un ingreso en caída libre. Estaba confundido y aterrado. ¿Qué es lo que estaba pasando? ¿Por qué razón los ingresos estaban disminuyendo? ¿Que no se supone que una vez que empiezas a ganar dinero al construir una red, siempre lo seguirás ganando? ¿Que no era esa una de la promesas de la construcción de redes? ¡Trabaja una sola vez y cobra indefinidamente! No podía dejar de pensar que si mi ingreso seguía disminuyendo a esa velocidad, ¿entonces de dónde sacaría el dinero para pagar los gastos de mi hogar? En aquel momento no sabía que la razón de la caída tan precipitada de mis ingresos era porque había cometido un error muy grave de novato. Yo pensaba que si me mantenía vendiendo producto y reclutando gente sostenidamente, era sólo tiempo lo que necesitaría para lograr alcanzar la libertad financiera que tanto estaba buscando. Mientras el dinero siguiera llegando, todo indicaría que estaba siguiendo el camino correcto. Ese fue mi error, medir el nivel de éxito de la construcción de la red con base al monto de ingresos que estaba obteniendo. Toda mi estrategia de trabajo estaba enfocada en incrementar mis ingresos. Después de todo, mientras más dinero ganara, eso quería decir que más exitosa era la red que estaba construyendo. La apreciación anterior es un error muy común por parte de la gente amateur en la profesión de la construcción de redes. Es natural que las presiones de la vida te orillen a enfocarte en ganar dinero, en lo que sea que hagas, y la profesión de la construcción de redes no es la excepción. Toda tu vida gira alrededor de un sólo objetivo, ganar dinero y mientras más se pueda ganar, mucho mejor. Un amateur piensa que si está ganando dinero está haciendo las cosas bien, si no está ganando dinero eso quiere decir que está haciendo las cosas mal.
  17. 17. Copyright © 2014 bebusiness.com.mx - Todos los derechos reservados bebusiness.com.mx En búsqueda de la libertad financiera  17 El problema de simplemente enfocarte en ganar dinero aumentando las ventas o reclutando sólo por reclutar, es que se trata de un proceso que depende al 100% de ti. Vendes una caja de producto y ganas veinte pesos. Vendes dos cajas de producto ganas cuarenta pesos. Todo depende de ti, lo cual significa que no puedes detenerte nunca. Lo mismo sucede al reclutar. Reclutas una persona ganas quinientos pesos. Reclutas a dos personas y ganas mil pesos. Pero sigue dependiendo de ti y tampoco puedes detenerte. En el momento que dejas de vender producto, tu ingreso se cae. En el momento que dejas de reclutar gente, tu ingreso se cae. ¿Te gustaría saber cómo determinar si tu vida está totalmente enfocada a ganar dinero? Es muy sencillo saberlo, lo único que tienes que hacer es preguntarte: ¿qué pasaría si dejara de trabajar seis meses? ¿si dejara de trabajar por todo un año? ¿Tus ingresos se caerían o se sostendrían? La gran mayoría de la gente que incursiona en la profesión de la construcción de redes lo hace por la razón equivocada. Lo hace porque están urgidos de dinero y ven en la construcción de redes una oportunidad de ganar dinero rápidamente. Una oportunidad de alcanzar en muy poco tiempo la libertad financiera que tanto necesitan. Al escuchar de la profesión de la construcción de redes piensan que su búsqueda de un milagro financiero que los saque de todos sus problemas económicos ha llegado a su fin. Pero lo triste es que no se percatan que el simple hecho de ganar más dinero no es la solución a sus problemas financieros. Pues existen muchas personas en el mundo que ganan enormes cantidades de dinero y a pesar de ello, también tienen problemas financieros. Un profesional de la construcción de redes sabe que para la libertad financiera ganar dinero es un factor necesario pero no suficiente, pues el verdadero significado de libertad financiera es: “Adquirir sabiduría. Ante todo buscar adquirir sabiduría”. Sabiduría con relación a los principios de la abundancia. Como ya lo señalamos en el capítulo anterior, si tu vida no es lo que deseas, financieramente hablando, la razón es porque desconoces los principios de la abundancia y por tal motivo, no los respetas. Si realmente quieres lograr la libertad financiera en la profesión de la construcción de redes, el primer paso que tienes que dar es aprender los principios de la abundancia y descubrir el impacto que tiene en tu vida y en tu profesión el no respetarlos. El segundo paso es comenzar a aplicarlos a tu vida y a tu profesión para que puedas comprenderlos de manera práctica. Finalmente, el tercer paso, enseñarlos a la gente que integra tu red para que
  18. 18. Copyright © 2014 bebusiness.com.mx - Todos los derechos reservados bebusiness.com.mx En búsqueda de la libertad financiera  18 puedas dominarlos. Es la sabiduría que has adquirido al dominar los principios de la abundancia, lo que te colocará en la senda correcta hacia la verdadera libertad financiera, en la profesión de la construcción de redes INICIANDO EL VIAJE HACIA LA VERDADERA LIBERTAD FINANCIERA Al percatarme que la caída en mis ingresos estaba muy lejos de detenerse, me dirigí a los líderes para consultarles qué es lo que estaba pasando y qué es lo que podía hacer para solucionar el problema. Su respuesta no fue lo que esperaba: “sigue invitando gente, sigue promoviendo el producto”. A lo que yo contesté: “pero es que la gente que me compraba el producto ya no lo quiere comprar y la gente que había ingresado a la oportunidad ya no quiere trabajar. ¿Cómo soluciono eso? Y ellos me decían: “tú sigue invitando gente y sigue promoviendo el producto”. Pero yo no encontraba ningún sentido a lo que me estaban diciendo. Era como si estuvieran tratando de llenar un tambo con agua y al percatarme de que éste tenía un agujero, en lugar de buscar taparlo, simplemente tenía que seguir echando agua para lograr mantenerlo lleno. Mis líderes me decían: “no te rindas Lalo, no renuncies”. Pero yo ya no estaba contento con lo que estaba haciendo, la construcción de redes para mí se convirtió en un trabajo esclavizante. Esa no fue la promesa. ¿Dónde quedó la libertad financiera? Sí, efectivamente, mi profesión tenía mucho de financiera, porque al seguir vendiendo producto y seguir reclutando gente seguía ganando dinero; pero no tenía nada de libertad, porque con el agujero en el tambo era el cuento de nunca acabar y las horas de trabajo cada vez se incrementan más y más. Mi moral llegó por los suelos. A pesar del gran amor que sentía por la profesión de la construcción de redes, tomé la decisión de alejarme del mercadeo en red por un tiempo. No me sentía con ánimos de seguir echando agua a un tambo agujerado. En aquel tiempo, yo no tenía la menor idea de la existencia de los principios de la abundancia. Cursé la Licenciatura en Administración y nunca nadie siquiera hizo mención alguna de ellos. Durante más de siete años de trabajar en el mercadeo en red, en ninguno de los entrenamientos que tomé escuché hablar de ellos. En las múltiples conversaciones que tuve con grandes líderes, nunca salieron a relucir los principios de la abundancia.
  19. 19. Copyright © 2014 bebusiness.com.mx - Todos los derechos reservados bebusiness.com.mx En búsqueda de la libertad financiera  19 Cuando descubrí la existencia de los principios de la abundancia me quedé impactado, porque era la respuesta que tanto estaba buscando a mis problemas. Cuando por fin comprendí el verdadero significado de libertad financiera, entendí la razón de mi fracaso en la profesión de la construcción de redes. Con el respaldo de los principios de la abundancia tomé la decisión, junto con mi hermano Ian, de intentarlo una vez más. Tomé la decisión de regresar a la profesión que tanto amaba, pero en esta ocasión con un enfoque totalmente diferente. Ahora puedo decirles que el primer paso del viaje hacia la verdadera libertad financiera, en la profesión de la construcción de redes, comienza con la responsabilidad. Ya basta de buscarle un culpable a nuestros problemas financieros. El principal culpable de la situación económica precaria en la que nos encontramos, somos nosotros mismos. Un profesional de la construcción de redes sabe que para lograr alcanzar la verdadera libertad financiera, tiene que comenzar a responsabilizarse de sus actos. Las tres responsabilidades de la verdadera libertad financiera son: Dar, Recibir y Administrar. Tenemos que usar las capacidades que hemos recibido para ayudar a los demás, ese es el significado de Dar. En el Dar está el Recibir. Ese es un principio de vida, no es algo que me estoy inventando. Es más, estoy seguro de que tú ya estás convencido de que en el Dar está el Recibir. Pero el Dar sólo funciona cuando la intención y la acción de Dar no tiene como objetivo final, recibir algo a cambio. Si deseas Recibir a manos llenas, tienes que Dar sin esperar nada a cambio. Conozco muchos líderes en el mercadeo en red que su filosofía es: si no gano nada, no doy nada. Confieso que yo era uno de ellos. Esta responsabilidad de Dar sin esperar nada a cambio fue la razón por la que mi hermano Ian y yo creamos Be Business. Mucha gente nos ha preguntado: “pero qué ganan ustedes al compartir sus conocimientos de forma gratuita en Be Business. No le encuentro ningún sentido a que ustedes regalen su tiempo”. Al crear Be Business y compartir los conocimientos que hemos adquirido en más de una década de trabajar en la profesión de la construcción de redes, estamos cumpliendo con nuestra primera responsabilidad en nuestro viaje hacia la verdadera libertad financiera: “Dar sin esperar nada a cambio”. Pero los principios de la abundancia son tan nobles, que cuando se percatan que tu intención de Dar sin esperar nada a cambio es sincera, comienzas a Recibir a manos llenas. ¿Qué es lo que recibimos a cambio?
  20. 20. Copyright © 2014 bebusiness.com.mx - Todos los derechos reservados bebusiness.com.mx En búsqueda de la libertad financiera  20 La mejor forma de adquirir sabiduría es enseñando. La mejor forma de dominar los principios de la abundancia es enseñándolos. La segunda responsabilidad de la verdadera libertad financiera es la que más dolores de cabeza ha generado en la profesión de la construcción de redes, pues la gran mayoría de nosotros confundimos el verdadero significado de Recibir. Recibir significa: aprovechar las oportunidades que vienen a nuestro camino como resultado de Dar sin esperar nada a cambio. Dentro de la profesión de la construcción de redes, estamos tan enfocados en ganar más y más dinero, que no logramos percibir las oportunidades que se presentan ante nosotros. La abundancia nos las envía, pero las rechazamos por una simple y sencilla razón: las oportunidades siempre vienen mezcladas con trabajo, hay que trabajarlas. No existen los milagros financieros. La abundancia no va a hacer que el cajero del banco cometa un error y en lugar de depositar en tu cuenta quinientos pesos te deposite por accidente cincuenta mil pesos. La abundancia no va a hacer que te encuentres tirado en el suelo un boleto de lotería que resulta ser el boleto ganador de un millón de pesos. La abundancia no va a hacer que invites una persona a tu oportunidad de mercadeo en red y dicha persona te jubile sin que tú muevas un solo dedo. Debemos aprender a detectar las oportunidades que nos envía la abundancia en lugar de seguir buscando milagros financieros. La gran mayoría de las respuestas a nuestros problemas financieros vendrán como consecuencia de hacer uso de nuestra creatividad y las capacidades que hemos recibido; las cuales son el resultado de agregar valor a nuestra vida. No vendrán como consecuencia de los llamados milagros financieros. La razón por la cual la responsabilidad de Recibir ha generado tantos dolores de cabeza en la profesión de la construcción de redes, es porque la gran mayoría de nosotros no entendemos que el mercadeo en red se trata de una oportunidad que hay que trabajar, no se trata de un milagro financiero en forma de una lotería. Pero para que la profesión de la construcción de redes te lleve a una verdadera libertad financiera tienes que trabajarla de la forma correcta, tienes que trabajarla conforme a los principios de la abundancia. Un profesional de la construcción de redes sabe que el simple hecho de ganar dinero por ganar dinero no es lo más importante en nuestra profesión, lo más importante es la construcción de un activo, el cual será el encargado de generar el dinero. Por lo tanto sólo existen dos formas de trabajar una oportunidad de mercadeo en red: 1) Trabajar buscando ganar dinero 2) Trabajar buscando construir un activo Trabajar buscando construir un activo dentro de la profesión de la construcción de redes
  21. 21. Copyright © 2014 bebusiness.com.mx - Todos los derechos reservados bebusiness.com.mx En búsqueda de la libertad financiera  21 quiere decir, trabajar buscando construir una red fuerte, viable y creciente. El activo será el principal encargado de vender el producto y reclutar a la gente, no tú. Eso quiere decir que si estás urgido de dinero no es lo más indicado que busques incursionar en la profesión de la construcción de redes. Porque naturalmente vas a sacrificar lo importante por lo urgente. Puedes hacerlo, pero te va a costar más trabajo enfocarte en lo verdaderamente importante: en la construcción de la red. Como dice Robert Kiyosaki en su libro “El negocio del siglo 21”: “No se trata del ingreso, se trata de los activos que generan ingresos” ¿Ganar o Construir? Esa es la cuestión. O como diría Shakespeare: ese es el dilema. Es muy común que el amateur en la profesión de la construcción de redes cometa el error de comprometerse y enfocar todo su tiempo, dinero y esfuerzo en el simple hecho de ganar dinero. Pues su visión está totalmente puesta en los beneficios a corto plazo. Es cierto, ganará dinero, pero su obsesión por el dinero se hará cada vez más grande y eso inevitablemente lo alejará más y más de construir una red fuerte, viable y creciente. Una red construida con base en los principios de la abundancia. El profesional de la construcción de redes sabe que su visión tiene que estar puesta en el largo plazo. Sabe que el sacrificio de no generar un ingreso abundante en el corto plazo será muy bien recompensado, algunos años después, cuando logre consolidar la construcción de una red fuerte, viable y creciente. Sabe que los ingresos llegarán y en abundancia, pero tendrá que ser paciente y comprometerse a enfocar todo su tiempo, dinero y esfuerzo a la construcción de la red. Si la profesión de la construcción de redes se trata de construir activos que generen los ingresos, el primer activo que tienes que construir eres tú mismo. Después de todo, como ya lo hemos mencionado anteriormente, el nombre del juego en un principio es: “Influencia”. En una ocasión a John C. Maxwell, quien es un experto en liderazgo con reconocimiento internacional, le preguntaron en una entrevista: ¿Qué es lo primero que usted hace cuando alguien le pide que le ayude a ser un mejor líder? A lo que él contestó: “Lo primero que hago es preguntarle a dicha persona: ¿cuánto inviertes en ti mismo?” Ahora yo te hago la misma pregunta: Tú, como profesional de la construcción de redes, ¿cuánto inviertes en ti mismo?
  22. 22. Copyright © 2014 bebusiness.com.mx - Todos los derechos reservados bebusiness.com.mx En búsqueda de la libertad financiera  22 Y no me estoy refiriendo a ropa, calzado, accesorios, celular, tableta, tu automóvil, todas esas cosas que no tienen nada que ver con agregar valor a tu vida. ¿Cuánto dinero inviertes a la semana para desarrollar tus habilidades como profesional de la construcción de redes? ¿Cuánto dinero inviertes al mes? ¿Cuánto dinero inviertes al año? ¿Cuánto tiempo inviertes en ti mismo? ¿Cuántos minutos dedicas al día a adquirir sabiduría? ¿Cuántas horas a la semana? ¿Cuántas semanas al mes? ¿Cuántos meses al año? ¿Cuánto te esfuerzas por adquirir sabiduría? ¿Cuál es tu nivel de compromiso con tu crecimiento personal? Recuerda que si deseas lograr la verdadera libertad financiera, tu objetivo debe ser construir un activo, y el primer activo que debes construir eres tú mismo. ¿Cómo vas a construir el primer activo de tu red si no te comprometes a dedicar tiempo, dinero y esfuerzo a tu crecimiento personal, a la búsqueda de adquirir sabiduría? En el lenguaje de las computadoras es muy simple: nada entra, nada sale. ¿Cuántos libros relacionados con tu profesión lees a la semana? ¿Cuántos cursos tomas al mes? ¿A cuántos seminarios asistes al año? Cuando yo escuché estas preguntas por primera vez me sentí miserable. Porque estaba tan enfocado en ganar dinero que nunca me tomé la molestia de comprometerme en serio con mi crecimiento personal. Yo no sabía que el verdadero significado de libertad financiera era adquirir sabiduría. Yo no entendía que la mejor forma de ayudar a otros es aprender primero a ayudarme a mí mismo.
  23. 23. Copyright © 2014 bebusiness.com.mx - Todos los derechos reservados bebusiness.com.mx En búsqueda de la libertad financiera  23 Un error muy común que comete la gente amateur de la profesión de la construcción de redes es pensar que la solución a los problemas de los demás, así como la solución a sus propios problemas, se encuentra en el producto de una oportunidad de mercadeo en red, que la solución se encuentra en el plan de compensación, que la solución se encuentra en la compañía; pero no es así, pues si la solución depende de algo sobre lo que no tienes control alguno, estás destinado a fracasar. No tienen idea de cuánta historias de éxito he visto colapsar simplemente porque cambiaron la fórmula del producto, simplemente porque hicieron un pequeño cambio a las políticas del plan de compensación, simplemente porque la compañía tomó la decisión de cambiar de giro. Un profesional de la construcción de redes sabe que la única forma de tener control sobre la solución a los problemas de los demás y a sus propios problemas, es que él mismo sea la solución. Por eso decimos en Be Business: “Tú eres el negocio”. Pero no es posible que tú seas la solución a los problemas de los demás si no te preparas día con día. El error que comete el amateur dentro de la profesión de la construcción de redes es que está tan enfocado en trabajar en vender producto y reclutar para ganar dinero, que no tiene tiempo de trabajar en sí mismo para adquirir sabiduría. La gran mayoría de la gente llega a la profesión de la construcción de redes diciendo: ¡Dime qué hacer! ¡Dime cómo hacerlo! Un profesional de la construcción de redes sabe que la pregunta importante no es “qué es lo que tienes que hacer”; la pregunta importante es “en quién te tienes que convertir” para ser merecedor de Recibir. Pero los oportunistas siguen insistiendo. “Sí, ya entendí eso de que tengo que prepararme, pero eso déjaselo a otros que les sobra el tiempo, a mí dime cuál es el verdadero secreto. Dame la versión resumida. Me urge ganar dinero. No tengo tiempo para estarlo perdiendo en cursitos. Así es que deja de estarme insistiendo en que me prepare y ya dime qué es lo que tengo que hacer”. Está bien, te diré qué es lo que tienes que hacer. Solamente tienes que patear ese balón y sin usar tus manos lograr meterlo dentro de esa portería que está allá a lo lejos. Eso suena sencillo, yo puedo hacerlo. Pero además, voy a poner a 11 jugadores frente a ti, los cuales van a tratar de impedir que puedas atravesar el balón por la portería. ¿Qué? ¡Eso no es justo!
  24. 24. Copyright © 2014 bebusiness.com.mx - Todos los derechos reservados bebusiness.com.mx En búsqueda de la libertad financiera  24 Lo que aún no te he comentado es que dichos jugadores son el cuadro titular del Club de Fútbol Barcelona, considerado el mejor club de fútbol del mundo. Eso no se vale, ¿así cómo quieres que lo haga? Tú me dijiste que te dijera qué es lo que tienes que hacer y eso es lo que estoy haciendo. Simplemente tienes que patear el balón y sin usar tus manos lograr que se meta dentro de esa portería. ¡Pero qué chistoso! ¡Así va a ser demasiado complicado que yo pueda hacerlo! No es que sea complicado, es que te faltan habilidades. ¿Sabes cuánto significa para una persona común un balón de fútbol en términos de dinero? Nada, prácticamente cero. Si lo vendiera a lo mejor podría ganar unos cuantos pesos. ¿Sabes cuánto significa el mismo balón de fútbol para Leonel Messi, considerado el mejor jugador de fútbol del mundo? Millones de dólares anuales. Las herramientas son tan poderosas como poderosa es la persona que las usa. Por esa razón la pregunta importante es en quién te tienes que convertir para ser merecedor de Recibir una oportunidad, que si tú la trabajas correctamente, te generará abundancia. Al buscar adquirir sabiduría, agregando valor a tu vida, desarrollarás las habilidades necesarias para aprovechar de la mejor forma la gran oportunidad que te ofrece el mercadeo en red y estarás listo para iniciar tu viaje hacia la verdadera libertad financiera, dentro de la profesión de la construcción de redes. Pero para que eso suceda, tienes que tomar la decisión de convertirte en un profesional. Haz un plan de crecimiento personal. Pon por escrito todas las acciones que llevarás a cabo para adquirir sabiduría y lo más importante, cumple con dichas acciones. ¿Qué libros vas a leer? ¿Qué podcast vas a escuchar? ¿Qué cursos vas a tomar? ¿A qué seminarios asistirás? No pierdas de vista que el verdadero significado de libertad financiera es:
  25. 25. Copyright © 2014 bebusiness.com.mx - Todos los derechos reservados bebusiness.com.mx En búsqueda de la libertad financiera  25 “Adquirir sabiduría. Ante todo buscar adquirir sabiduría.” Finalmente, la tercera responsabilidad de la verdadera libertad financiera es la más olvidada de todas y por esa razón existe tanto sufrimiento financiero en el mundo. Tenemos que aprender a administrar los recursos que los principios de la abundancia llevan a nuestras manos. El que es bueno administrando en los tiempos de escasez, será bueno administrando en los tiempos de abundancia. Un error muy común en el que incurre la gente amateur de la profesión de la construcción de redes es pensar que la principal causa de sus problemas financieros es la falta de un ingreso abundante. “Si tan sólo lograra encontrar la forma de ganar mucho dinero, todos mis problemas financieros se solucionarían”. Pero generalmente la falta de dinero es sólo el síntoma de una mala administración de los recursos que se han obtenido. La mala administración de los recursos es la raíz de todos nuestros problemas financieros. La gran mayoría de la gente tiene como propósito en la vida ganar dinero, pero una vez que tiene el dinero en sus manos, la gran mayoría no sabe qué hacer con él, o al menos, no sabe qué hacer con él de manera inteligente y productiva. Hay quienes creen que el propósito del dinero es ser el medio para poder comprar todo lo que se les antoje. Sin restricción alguna. Sin límites. Gastan todo su dinero en comprar banalidades y cuando surge una verdadera necesidad económica, culpan a la mala suerte por su falta de control y disciplina. Hay quienes también consideran que el dinero es una forma de medir el éxito en comparación con otros. Mientras más dinero tengas significa que más exitoso eres. Por lo tanto, si tienes dinero en tus manos, tienes que usarlo para demostrarles a los demás el éxito que has logrado. Hay quienes piensan que el dinero les dará seguridad, que teniendo dinero en grandes cantidades no existirán ya más preocupaciones. Todo estará solucionado. Hay quienes piensan que el dinero en sí es un propósito en la vida, tienen que acumular la mayor cantidad de riqueza que puedan. Mientras más puedan acumular será mucho mejor. Todos los ejemplos anteriores son los propósitos que comúnmente consideramos nosotros para el dinero. Pero todos ellos no tienen nada que ver con el verdadero propósito para el dinero de los principios de la abundancia.
  26. 26. Copyright © 2014 bebusiness.com.mx - Todos los derechos reservados bebusiness.com.mx En búsqueda de la libertad financiera  26 Un profesional de la construcción de redes entiende que sólo a través del uso de sus habilidades y creatividad para aprovechar las oportunidades que se le presentan, recibirá abundancia. Pero la pregunta que nos atañe en este punto es ¿qué es lo que un profesional hace con dicha abundancia? ¿Cuál es el verdadero propósito del dinero en nuestras vidas? Existen cuatro propósitos para el dinero según los principios de la abundancia. 1) Suplir necesidades básicas Tendemos por naturaleza a querer más de lo básico, queremos lujos. Esa es la esencia de la mayor parte de nuestros problemas económicos. Debemos aprender a estar contentos con lo básico, lo esencial, las verdaderas necesidades básicas, tales como el alimento, el vestido, el techo. Cosas que verdaderamente son necesarias para vivir dignamente. Cuando de pronto llega un poco más de dinero a nuestras manos, tenemos que ser disciplinados y controlar nuestros impulsos de gastarlo en cosas que no son básicas. Ese dinero extra debes utilizarlo para agregar valor a tu vida, no puedes perder de vista que estás trabajando en la construcción de un activo. Me sorprende mucho cuando la gente me dice: “Lalo, es que tú no entiendes, yo no tengo dinero para comprar libros, para pagar cursos, mucho menos para pagar un seminario”. Y algunas semanas después los ves con celular nuevo y de lujo. 2) Tener dirección La falta de dinero o la abundancia de éste nos ayudará a dar dirección a nuestra vida. Hay ocasiones en que nosotros mismos cerramos las puertas de las oportunidades porque no vemos más allá del árbol que tenemos enfrente. “Lalo, es que tú sigues sin entender, ¿de dónde quieres que saque dinero para invertir en mi crecimiento personal? Qué no ves que todavía estoy pagando la camioneta de lujo que le compré a mi esposa hace tres años, qué no ves que mis hijos están estudiando en la escuela más cara de la ciudad, que no ves que acabo de comprar la televisión de ochenta pulgadas que tanto deseaba. ¿De dónde quieres que saque dinero?” Si tu esposa lo que necesita es un transporte, ¿no sería más fácil vender esa camioneta de lujo, liquidar la deuda y pagar de contado un auto económico y librarte de esa deuda de una vez por todas? ¿No podrías hablar con tus hijos y negociar un cambio a una escuela menos cara? ¿No podrías vender esa televisión de ochenta pulgadas y comprar mejor una de cuarenta? El problema es que la abundancia sí llega a nuestras vidas, pero no la enviamos hacia la
  27. 27. Copyright © 2014 bebusiness.com.mx - Todos los derechos reservados bebusiness.com.mx En búsqueda de la libertad financiera  27 dirección correcta. 3) Dar a los demás De este punto ya hemos hablado. Es una de nuestras responsabilidades si deseamos obtener verdadera libertad financiera. Tenemos que comprometernos a invertir tiempo, dinero y esfuerzo para ayudar a los demás, pero siempre busca que dicha ayuda esté enfocada a suplir necesidades básicas. No cometas el error de ayudar a una persona regalándole una televisión de ochenta pulgadas. 4) Demostrar el poder de los principios Si deseas comprarte un auto de lujo del año, ¿no puedes hacerlo porque no se trata de una necesidad básica? ¡Claro que puedes comprarlo! Pero no cometas el error de comprarlo sólo porque tu vecino se acaba de comprar uno y le quieres demostrar que tú también puedes hacerlo. Debes comprarlo por la razón correcta, incluso para poder demostrar a los demás que los principios de la abundancia funcionan. Un profesional de la construcción de redes sabe que puede comprarse el auto de lujo del año, siempre y cuando los recursos necesarios para comprarlo sean generados por el activo que está construyendo. Es cuando logras demostrar el poder de los principios de la abundancia aplicados en tu vida cuando tu influencia se dispara y entonces estarás listo para comenzar a construir la red. Como podrás darte cuenta, los propósitos para el dinero de los principios de la abundancia difieren en mucho de lo que comúnmente nosotros pensamos que son los propósitos para el dinero. Recapitulando: la libertad financiera se finca en la creación de un activo que genere ingresos. La forma por excelencia para crear ese activo es la construcción de una red fuerte, viable y creciente, El miembro fundador de esa red eres tú mismo, es decir, tú eres la primera piedra de ese activo y tú mismo eres un activo. ¿Cómo te constituyes en tal activo? ¡Preparándote! Convirtiéndote en un profesional de la construcción de redes. Y es en esas redes donde todo el mercadeo de hoy y del futuro próximo se hará. ¿Estarás listo para participar en ello?
  28. 28. Copyright © 2014 bebusiness.com.mx - Todos los derechos reservados bebusiness.com.mx Evadiendo la trampa de los conceptos financieros falsos  28 EVADIENDO LA TRAMPA DE LOS CONCEPTOS FINANCIEROS FALSOS Evidentemente si dejas la llave abierta en el tambo, aunque éste esté agujerado lograrás mantenerlo lleno de agua. En un principio, la idea que sugerían los líderes de la oportunidad de mercadeo en red, en la que estaba trabajando, no sonaba tan disparatada para mí, después de todo, necesitaba dinero y mientras el dinero siguiera llegando, ¿por qué no seguir su consejo? Así es que durante mucho tiempo continué invitando gente y promoviendo el producto a pesar de que sabía que el agua se estaba saliendo del tambo pues éste se encontraba agujerado. Después de todo, si deseaba seguir los pasos de los líderes de la oportunidad de mercadeo en red en la que estaba, tenía que hacer lo que yo veía que ellos también hacían. Pero había un pequeño detalle con dicha estrategia que no había tomado en cuenta, debido a mi falta de sabiduría yo no entendía en aquel tiempo que el agua que viertes en el tambo en realidad se trata del recurso más importante para la construcción de una red, el agua que viertes en el tambo es lo que le da vida a una red, pues el agua en realidad se trata de la gente a la que puedes compartirle tu oportunidad de ganar un ingreso extra. Lamentablemente, el problema con esa estrategia de dejar abierta la llave del agua para mantener lleno el tambo agujerado, es que eventualmente, no importa cuánto tiempo se lleve, más tarde o más temprano, te vas a quedar sin el recurso más importante para la construcción de una red, te vas a quedar sin gente a quién compartirle la oportunidad de generar un ingreso extra. Dejar abierta la llave del agua para mantener lleno el tambo agujerado es lo que yo llamo: “La Técnica de Barrido”. Esta técnica es una trampa en la que caen los amateur de la profesión de la construcción de redes pues toda su estrategia es simplemente dicha técnica. La técnica de barrido es una estrategia 100% enfocada en ganar dinero. ¿Por qué técnica de barrido? Porque literalmente lo que hace el amateur es barrer por com- pleto la ciudad, incluida familia, parientes, conocidos y desconocidos. Se trata de barrer por completo la ciudad con ese enfoque de: “necesito mantener fluyendo el agua al tambo, pues es la única forma en que podré mantenerlo lleno ya que por un lado entra y por el otro sale. Por lo tanto, necesito mantenerme compartiendo la oportunidad y el producto con cuánta gente me sea posible. No puedo dejar de compartir la oportunidad y el producto con gente nueva, porque en el momento que deje de hacerlo, dejará de fluir el agua y el tambo se vaciará por completo”. En eso consiste la técnica de barrido. Para poder comprender el gran daño que hace a la construcción de una red la técnica de barrido, imagínate un bosque enorme, un bosque de unos cuantos cientos de hectáreas de terreno, un bosque lleno de árboles frondosos y verdes. Donde cada uno de esos árboles es
  29. 29. Copyright © 2014 bebusiness.com.mx - Todos los derechos reservados bebusiness.com.mx Evadiendo la trampa de los conceptos financieros falsos  29 un prospecto, cada árbol se trata de una persona a la que tú le puedes ofrecer tu oportunidad de ganar un ingreso extra. Cada vez que compartes tu oportunidad con alguien, sin importar cuál sea la respuesta que obtengas, un sí estoy interesado o un no lo estoy, haz de cuenta que talaste uno de los árboles del bosque. Conforme vas avanzando en el bosque compartiendo tu oportunidad y tu producto con más y más gente nueva, vas talando más y más árboles. El problema que surge con la técnica de barrido es que llega un punto, donde empiezas a voltear la mirada hacia todos lados y te percatas que ya no quedan más árboles, ya no hay gente con quien compartir la oportunidad pues entre tú y el equipo de taladores que fuiste formando, cortaron todos los árboles de la ciudad. Por lo menos a todos los árboles a los que podían llegar. Pues existen ciertas áreas del bosque donde no pudiste llegar ya que al querer entrar a ellas te encontraste con un guardabosque que te dijo: “he oído hablar de usted. Usted y su equipo son taladores de árboles, por lo tanto no pueden entrar aquí. Vayan con el mensaje de su oportunidad a otra parte”. De pronto alguien de tu equipo de taladores te dice: “el otro día, desde la cima más alta de este terreno, pude ver a lo lejos, un poco retirado de donde estamos nosotros, otro bosque lleno de árboles”. Entonces te diriges a dicha cima y puedes ver emocionado con tus propios ojos que efectivamente, a unos cuantos kilómetros de distancia, se puede percibir otro bosque lleno de árboles frondosos y verdes. Ese nuevo bosque en realidad se trata de otra ciudad. Cuando el amateur se quedan sin gente a quién compartir su oportunidad en su ciudad, comienza a voltear la mirada a las ciudades vecinas. ¿Y qué es lo que hace el amateur que está totalmente enfocado en ganar dinero? Brinca a esa otra ciudad con todo su equipo y comienza a barrer dicha ciudad, comienza a talar por completo ese bosque nuevo, hasta que deja el terreno completamente deforestado. Y como ya no hay a quien compartirle el mensaje de la oportunidad, una vez más brinca a otra ciudad y brinca a otra ciudad y brinca a otra ciudad y se la pasa brincando de ciudad en ciudad hasta que llega un punto donde inevitablemente barre por completo todo el país. En los años que llevo trabajando en la profesión de redes, tuve la oportunidad de conocer a líderes que se tardaron años en barrer por completo un país y también conocí líderes que se tardaron sólo unos cuantos meses. Y no sólo los conocí, también trabajé con algunos de ellos como talador. ¿Qué es lo que sucede cuando el amateur ha talado los árboles de todo un país? De pronto uno de los taladores dice: “he escuchado que en el país vecino también hay muchas hectáreas de bosque con árboles frondosos y verdes”. Entonces toman su equipo de trabajo y se lanzan a la aventura de barrer por completo un nuevo país y cuando terminan de barrer por completo dicho país, comienzan a brincar de país en país.
  30. 30. Copyright © 2014 bebusiness.com.mx - Todos los derechos reservados bebusiness.com.mx Evadiendo la trampa de los conceptos financieros falsos  30 Por esa razón es común escuchar a la gente decir: “Oye, ¿y qué pasó con ese gran líder que estaba creciendo tanto aquí en México? Ya no he oído hablar de él”. Es que se fue a Perú. Es que se fue a Bolivia. Es que se fue Argentina y ahora allá es donde está trabajando. Los pocos que tomaron la decisión de no brincar a otra ciudad o a otro país, tienen que buscar durante mucho tiempo por el terreno deforestado, hasta que logran encontrar un árbol un tanto escondido que aún no había sido cortado. Convencen a esa persona de aprovechar la oportunidad, pero una vez que lo hacen, ese nuevo emprendedor se encuentra con la triste realidad de que tiene que buscar por meses antes de encontrar otro árbol que haya logrado escapar de ser cortado. La gran mayoría de la gente con la que comparten la buena nueva les dice: “¿Tu oportunidad? Ya había escuchado de ella, no eres el primero que viene a platicarme lo maravillosa que es, pero como ya les he dicho a todos, no estoy interesado en ello. Tampoco estoy interesado en tu producto, a pesar de lo extraordinario que digas que es”. Pero no importa cuántas veces brinque tu equipo y tú de ciudad en ciudad, de país en país, tarde que temprano llegará un momento en el que inevitablemente se quedarán sin el recurso más valioso para la construcción de una red, se quedarán sin gente. Yo sé que probablemente estés pensando: “no es posible quedarse sin gente, cada nuevo prospecto te lleva a un nuevo grupo de gente”. Yo también pensaba así, pero el quedarse sin gente es algo inevitable si tu estrategia está 100% enfocada en ganar dinero. Lo he visto suceder una y otra vez en la más de una década que tengo de trabajar en la profesión de la construcción de redes. Y cuando se quedan sin gente, cuando ya han agotado por completo todas las listas de contactos de toda la gente que conocen, cuando se percatan que cada vez tienen que ir más y más lejos para encontrar nuevos bosques con árboles frondosos, ¿qué es lo que hace el amateur que está 100% enfocado en ganar dinero? Toma la decisión de cambiar de producto, de cambiar de plan de compensación, de cambiar de compañía y regresa a su ciudad natal. Para una vez más comenzar a barrer su ciudad, pues ahora cuentan con un nuevo mensaje, una nueva oportunidad, algo que no han compartido antes y como es algo totalmente nuevo, se imagina que tendrán a su disposición un nuevo bosque frondoso y verde, el cual talar. Pero la segunda vuelta, ya no es tan lucrativa como la primera, pues el bosque apenas se está recuperando de la última vez y la gente ya lo conoce como talador. Además, la gente que en un principio seguía al amateur empieza a dudar de él. La gente al ver todos los sacrificios que tiene que hacer el amateur para poder mantener lleno de agua el tambo agujerado lo piensa mucho antes de seguirle. “Yo no quiero eso para mí, yo no estoy interesado en un trabajo tan esclavizante, no me
  31. 31. Copyright © 2014 bebusiness.com.mx - Todos los derechos reservados bebusiness.com.mx Evadiendo la trampa de los conceptos financieros falsos  31 interesa estar viajando por todas partes del mundo en búsqueda de nuevos bosques que talar, ¿Dónde está la libertad? ¿En dónde quedó el tiempo adicional para mi familia? ¿Dónde quedaron todas las promesas?” El problema de la técnica de barrido, es que al ir compartiendo tu oportunidad de ganar un ingreso extra con un enfoque 100% de ganar dinero, tanto tu equipo como tú se irán haciendo fama de que dejan completamente deforestado el lugar por donde pasan. Un amateur que sólo piensa en el dinero no está pensando en construir una red, no está pensando en construir relaciones duraderas, no está pensando en la importancia de educar a la gente en la profesión de la construcción de redes, no tiene contemplado transferir creencia, compartir su visión de constructor, de sembrador. El amateur está tan enfocado en ganar dinero, en mantener fluyendo el agua al tambo agujerado para que éste siga lleno, que no tiene tiempo para otra cosa que no sea reclutar nuevos taladores y vender su producto. En su mente sólo está pensando en: “Por cada caja de producto que venda gano $20, por cada persona que reclute gano $500. Por lo tanto para mantener mi ingreso de $50,000 mensuales, necesito seguir vendiendo más cajas de producto y reclutar más y más gente. No me importa que el tambo esté agujerado, no me importa que la gente se rinda y se vaya, es más fácil encontrar a un prospecto nuevo que revivir a uno muerto, lo importante es que por cada caja que venda puedo ganar $20 y por cada persona que reclute puedo ganar $500”. Esa forma de pensar de los amateurs es una de las razones por la que mucha gente tiene una percepción negativa de la profesión de la construcción de redes y no quiere saber absolutamente nada del mercadeo en red. Efectivamente, muchos de nosotros podemos ganar mucho dinero al ir talando cuanto bosque lleguemos a encontrarnos, pero el precio que tendremos que pagar será demasiado alto, pues la gente nos conocerá y sabrá que estaremos dispuestos a hacer lo que sea necesario con tal de ganar dinero. Esta técnica de barrido es tan sólo uno de los conceptos financieros falsos con los que yo me llegué a topar en mis más de diez años de trabajar en la profesión de la construcción de redes. Es una de esas cosas que suenan lógicas, que suenan inteligentes, que suenan ingeniosas, pero no por esa razón necesariamente son correctas. Dentro de la profesión de la construcción de redes existen múltiples conceptos financieros falsos que distorsionan la percepción que la gran mayoría tiene de la noble y maravillosa profesión de la construcción de redes. Los llamo conceptos financieros falsos, porque sí es posible ganar dinero a corto plazo usando dichas estrategias, pero si tu visión es a largo plazo y estás buscando construir una red fuerte, viable y creciente no te servirán de mucho. Si deseas obtener la verdadera libertad financiera debes tener mucho cuidado de todo aquel concepto financiero que vaya en contra de los principios de la abundancia. Por muy ingenioso que suene o lucrativo que sea en un principio, dicho concepto financiero te llevará por el camino incorrecto y el resultado al final de cuentas siempre será el mismo: tristeza y
  32. 32. Copyright © 2014 bebusiness.com.mx - Todos los derechos reservados bebusiness.com.mx Evadiendo la trampa de los conceptos financieros falsos  32 desilusión, si no es que bancarrota. Existen muchos conceptos financieros falsos dentro de la profesión de la construcción de redes, uno es el que acabo de señalar y hay otros. Mi propósito aquí es compartirte el conocimiento que tengo de algunos de ellos para que te des una idea de en qué consisten y así te sea más fácil aprender a identificarlos por ti mismo. QUE TRABAJEN LOS OTROS, NO YO. El oportunista piensa que la profesión de la construcción de redes consiste en buscar algo o alguien que haga el trabajo por él. El producto construirá la red por mí. Si el producto falla entonces el plan de compensación construirá la red por mí. Si el plan de compensación falla entonces la compañía construirá la red por mí. Si todo lo anterior falla entonces mi patrocinador construirá la red por mí, los líderes de la oportunidad en la que trabajo lo harán por mí. El oportunista piensa lo siguiente: “Ya entendí como está esto, hay que encontrar una buena oportunidad, yo invito a la gente y que ellos sean los que trabajen, yo no, yo tengo otras cosas más importantes que hacer”. El problema con la forma de pensar del oportunista es que el oportunista, debido a su falta de habilidades, termina invitando a oportunistas. ¿Cómo construyes una red fuerte, viable y creciente si todos los integrantes de la red piensas que los demás son los que tienen que trabajar? El profesional sabe que no puede depender de los demás al 100%. El profesional sabe que si quiere lograr la verdadera libertad financiera necesita ser un emprendedor independiente. Utiliza a los demás como un recurso, pero no depende de ellos para construir su red. El profesional comprende que la mejor forma de inspirar a los demás a dar lo mejor de sí es con el ejemplo. BENDITA IGNORANCIA Otro de los conceptos financieros falsos que es común ver que manejan los oportunistas es la falsa creencia de que no se necesita saber absolutamente nada para lograr la libertad financiera en la profesión de la construcción de redes. Una falsa creencia es: “No te preocupes, no te tienes que preparar. No tienes que leer libros, no tienes que escuchar audios, no tienes que ver videos educacionales, no tienes que asistir a cursos, talleres o seminarios, ni nada de esas cosas tan aburridas. Lo único que tienes que hacer es comprar grandes cantidades de producto y colocarlo sobre la mesa de tu comedor y seguir aplastado en el sofá viendo la televisión todo el día. Cuando tus conocidos pasen a tu casa a visitarte y vean el producto en la mesa, inmediatamente querrán saber de él”.
  33. 33. Copyright © 2014 bebusiness.com.mx - Todos los derechos reservados bebusiness.com.mx Evadiendo la trampa de los conceptos financieros falsos  33 Otra creencia errónea es: El producto es tan increíble que lo hará todo, el producto se presentará por sí solo al ver a tus conocidos acercarse, le explicará a tus conocidos sus características por sí solo, aclarará todas las dudas relacionadas con él por sí solo, se venderá por sí solo y se entregará por sí solo. Es un producto tan sorprendente que no necesita en lo absoluto de ti, sólo tienes que levantarte del sofá al anochecer y recoger el dinero acumulado en la mesa de tu comedor por las ventas del día. Una vez que tus conocidos prueben el producto, su excepcional calidad hará que jamás pase por sus mentes la más mínima posibilidad de dejar de consumirlo. Serán tan fieles seguidores de tan excelso producto que no podrán evitar el deseo de compartirlo con todos sus conocidos y el producto comenzará a construir tu red. ¿Suena ridículo verdad? Lo curioso es que a pesar de lo ridículo que suena, sí es posible ganar algo de dinero con esta estrategia. El profesional sabe que el significado de la verdadera libertad financiera es: Adquirir sabiduría, ante todo adquirir sabiduría. SÓLO ES CUESTIÓN DE SUERTE Otro concepto financiero falso de los oportunistas está relacionado al hecho de pensar que la profesión de la construcción de redes es simplemente cuestión de suerte. “Si encontrara el producto correcto, con el plan de compensación correcto, de la compañía correcta, en el momento correcto, con la gente correcta, entonces todo mundo querría ser parte de esta extraordinaria oportunidad y podría ganar mucho dinero”. Comúnmente los oportunistas estudian diferentes oportunidades a la vez y después de mucho meditarlo eligen una de ellas. Si algunos meses después no ven los resultados económicos abundantes que estaban esperando, entonces vuelven a revisar el catálogo de oportunidades que tienen en su portafolio pues piensan que la que escogieron previamente no fue la indicada y necesitarán escoger con más cuidado la siguiente oportunidad con la cual volverán a intentarlo. Después de todo, simplemente tuvieron mala suerte con la anterior. El profesional sabe que construir una red no es cuestión de suerte, es cuestión de trabajo inteligente, esfuerzo, disciplina, paciencia y conocimiento y dominio de los principios de la abundancia. El profesional sabe que la construcción de una red fuerte, viable y creciente no es algo que logrará de la noche a la mañana. EL GRAN SECRETO Cuando un oportunista escucha la importancia de la preparación para lograr la verdadera libertad financiera, inmediatamente empieza a desdeñar dicho principio, pues para él la preparación no es necesaria, sólo es necesario aprender el truco que han descubierto los profesionales después de años de preparación.
  34. 34. Copyright © 2014 bebusiness.com.mx - Todos los derechos reservados bebusiness.com.mx Evadiendo la trampa de los conceptos financieros falsos  34 El oportunista le dice al profesional: “Ya, ya, ya. No me vengas con eso de la preparación una vez más. Mejor ya dime cuál es el secreto, dame la versión resumida. Yo sé que te has preparado durante mucho tiempo y gracias a esa preparación encontraste el truco para hacer que esto funcione. Dime cuáles son los atajos, comparte el secreto conmigo para no tener que perder el tiempo preparándome”. El problema con este concepto financiero falso es que el oportunista no se da cuenta que lograr la verdadera libertad financiera no se trata de un truco, no existen atajos. Obtener la verdadera libertad financiera es la consecuencia de estar llevando a cabo todos los días las disciplinas necesarias durante un extenso periodo de tiempo. No se trata simplemente de magia, se trata de trabajo inteligente y profesional. SI PERSEVERAS LO LOGRARAS Uno de los conceptos financieros falsos en el cual tiende a caer el amateur es pensar que si se mantiene trabajando y nunca se rinde, tarde que temprano obtendrá la libertad financiera que tanto está buscando. El problema con esta forma de pensar es que sí es posible fracasar aunque nunca te rindas. En realidad, perseverar en el camino incorrecto es necedad. La perseverancia debe ir de la mano con la inteligencia y ésta con la flexibilidad. Hay que ser inteligente para saber cuándo lo más sabio es abandonar o cambiar de dirección. Si el único enfoque del amateur es el de ganar dinero, no importa cuánto se esfuerce, no importa el tiempo que persevere, no logrará construir una red fuerte, viable y creciente. La profesión de la construcción de redes no se trata nada más de seguir echando agua al tambo aunque esté agujerado, no se trata de invitar por invitar, no se trata de reclutar por reclutar. El profesional sabe que si persevera en la construcción de una red fuerte, viable y creciente, efectivamente logrará obtener la verdadera libertad financiera. EL CONCEPTO FINANCIERO CORRECTO Efectivamente, existen muchos conceptos financieros falsos que tienen a los oportunistas y a los amateurs confundidos, frustrados e incluso, en algunos casos, decepcionados de forma definitiva de la profesión de la construcción de redes. Pero si tuviera que elegir uno de ellos, el que desde mi punto de vista está haciendo más daño a nuestra profesión, ese sería la confusión que existe al pensar que construir una red y una oportunidad de mercadeo en red es exactamente lo mismo. De hecho, yo me incluyo entre los que pensaban que ambos conceptos significan lo mismo. Fue hasta que, algunos años después de estar trabajando en adquirir sabiduría, comprendí que construir una red te puede ayudar a aprovechar al máximo una oportunidad de mercadeo en red, pero la realidad es que existe una enorme diferencia entre una cosa y la otra. Y esta es una de las principales razones por las que fracasamos en nuestra búsqueda de lograr la verdadera libertad financiera en la profesión de la construcción de redes.
  35. 35. Copyright © 2014 bebusiness.com.mx - Todos los derechos reservados bebusiness.com.mx Evadiendo la trampa de los conceptos financieros falsos  35 Para entender mejor la diferencia entre ambos conceptos, recordemos brevemente cuáles son las tres responsabilidades que nos llevarán a conseguir la verdadera libertad financiera: 1) Dar 2) Recibir 3) Administrar Construir una red fuerte, viable y creciente, en realidad es una de nuestras responsabilidades del DAR, mientras que la oportunidad de mercadeo en red, como su mismo nombre lo dice: “oportunidad”, es una de nuestras responsabilidades del RECIBIR. Primero se construye la red de gente que te sigue y después puedes aprovechar una oportunidad de mercadeo en red para monetizar parte de dicha red. En un principio, cuando escuché por primera vez esta diferenciación, no podía dar crédito a lo que estaba escuchando. Mi primera reacción fue la negación: “no puede ser posible, esto debe estar equivocado, no hay forma de construir una red sin contar con un producto, sin contar con un plan de compensación, sin contar con una oportunidad”. Fue cuando escuché hablar de Harvey Mackay y su libro “Cava el pozo antes de que tengas sed”, que comencé a comprender cuál era la razón por la que, a pesar de todos mis esfuerzos, no lograba construir una red fuerte, viable y creciente. La principal razón por la que fracasamos al querer aprovechar una oportunidad de mercadeo en red es porque queremos construir la red RECIBIENDO, cuando en realidad deberíamos construir la red DANDO. Los profesionales de la construcción de redes fincan su “expertise” en el “know how” de la siembra, es decir, ellos son expertos en materia de preparación del terreno, sembrado, crecimiento, cultivo y lo comparten construyendo una red, lo DAN; mientras que se hacen expertos en el segado cuando ingresan, con todo ese bagaje de experiencia, y la red que han construido, en el mercadeo en red y entonces, RECIBEN Imagina el bosque deforestado que ha dejado la tala indiscriminada de otras personas en su búsqueda de la libertad financiera en la profesión de la construcción de redes. Imagina que en lugar de estar buscando desesperadamente algún árbol que haya sobrevivido de milagro comienzas a usar tus manos para arreglar una pequeña área de todo ese terreno deforestado. Tomas tu hacha y por primera vez en mucho tiempo, en lugar de buscar talar un nuevo árbol, comienzas a aflojar la tierra que estás pisando pues deseas prepararla para reforestar. Los días pasan y a pesar de tener las manos llenas de ampollas no cejas en tu esfuerzo por preparar el terreno para comenzar a sembrar nuevos árboles que devuelvan la vida a ese otrora, hermoso bosque. Algunas semanas después de haber empezado comienzas a cavar con una pala improvisada que lograste crear con los pedazos de madera que encontraste tirados en el suelo debido a la deforestación. Haces pequeños agujeros en la tierra y colocas dentro de cada uno de ellos un pequeño árbol y después procedes a rellenar el hueco con tierra y delicadamente con la pala
  36. 36. Copyright © 2014 bebusiness.com.mx - Todos los derechos reservados bebusiness.com.mx Evadiendo la trampa de los conceptos financieros falsos  36 compactas la tierra para que el pequeño árbol quede bien sembrado. Después de algunos meses de regar y cuidar los árboles que sembraste, puedes ver los resultados de tu propio esfuerzo, los pequeños árboles comienzan a echar raíces y a crecer. Haz logrado reforestar una pequeña área del bosque deforestado. Pero sabes que tu trabajo no termina ahí. Tomas tus herramientas y comienzas a repetir el mismo proceso en el área al lado de la que acabas de reforestar. De pronto, algunas personas que viven cerca de donde estás trabajando para reforestar, al ver tu compromiso con la tierra, al ver tu resolución de recuperar ese bosque hermoso lleno de árboles frondosos y verdes, ese bosque que otrora les brindaba tantos beneficios a todos, sin decir una sola palabra unen sus manos a las tuyas y comienzan a trabajar junto contigo. Al paso de los años, gracias al esfuerzo de la comunidad y la inspiración que tú les brindaste con tu propio esfuerzo, el bosque comienza a recuperar poco a poco su belleza. El trabajo realizado por todos ha llegado a oídos de otras ciudades y cuando menos lo esperas recibes la visita de personas que te dicen: “he oído hablar de usted, los árboles que ha sembrado junto con su gente son tan altos, frondosos y verdes que se pueden ver a kilómetros de distancia, queremos saber si nos pueden dar la oportunidad de trabajar junto con ustedes para aprender lo necesario para poder reforestar nuestra comunidad también, ¿nos darían esa oportunidad de trabajar con ustedes? El profesional sabe que si desea construir una red fuerte, viable y creciente no puede estar persiguiendo a la gente, si realmente desea lograr la verdadera libertad financiera, necesita hacer que la gente sea quien lo busque a él. El verdadero trabajo de un profesional de la construcción de redes no es el de reclutar, su verdadero trabajo es educar, inspirar, transferir creencia y generar confianza. Todo lo anterior con un sólo objetivo, construir relaciones, construir una red de relaciones. A la gente le gusta hacer negocios con los amigos, a la gente le gusta hacer negocios con los que les caen bien, a la gente le gusta hacer negocios con los que les inspiran confianza. La profesión de la construcción de redes no se trata de reclutar, se trata de construir relaciones. Cada pequeño árbol que siembras es una nueva relación. Para construir una relación no necesitas de un producto, para construir una relación no necesitas de un plan de compensación, para construir una relación no necesitas de una oportunidad de mercadeo en red. La red la construyes DANDO, tienes que compartir con los demás toda tu experiencia, tu conocimiento, tu sabiduría, tu pasión, tu visión, tu resolución; tienes que compartir todo eso y más sin esperar nada a cambio, así es como se construye una red. La gente te empieza a seguir porque está agradecida contigo, porque se da cuenta que te preocupas por ellos, y no solamente te preocupas pues también te ocupas de ellos, se
  37. 37. Copyright © 2014 bebusiness.com.mx - Todos los derechos reservados bebusiness.com.mx Evadiendo la trampa de los conceptos financieros falsos  37 percatan que sinceramente estás buscando la forma de ayudarlos. La red se construye DANDO y ahí es donde surge el verdadero problema a la hora de querer aprovechar una oportunidad de mercadeo en red, pues queremos construir la red RECIBIENDO, queremos que la gente nos compre, queremos que la gente se inscriba con nosotros, queremos que la gente deje de hacer lo que está haciendo y nos siga, pero ¿cómo nos van a seguir si nunca hemos hecho nada por ellos? Lamentablemente las cosas no funcionan así, dentro de la fórmula para lograr la verdadera libertad financiera, la primera de nuestras responsabilidades es DAR, no RECIBIR. El que DA recibe, no el que RECIBE da. La red se construye DANDO y la oportunidad de mercadeo en red es una recompensa a tu esfuerzo al DAR todo lo que tienes a la red. También debemos asumir que no damos de forma desinteresada, es verdad, no es necesario negarlo, ni disimularlo, ni apenarse por ello. Todos trabajamos por un interés, lo que hace la diferencia es si ese interés es legítimo o ilegítimo. Es legítimo recibir cuando se ha dado y cuando el que retribuye está en capacidad de hacerlo. Es ilegítimo recibir cuando no se ha dado o cuando es mucho más de lo que se da, esa es la perversión de la mentalidad capitalista de ganancia. Y eso básicamente es injusto. Hay que dar para recibir y recibir proporcionalmente a lo dado. Por supuesto que es legítimo el interés de recibir un bien de aquellos a los que les has hecho un bien. Eso se llama gratitud. Queremos gozar de los beneficios que ofrece una oportunidad de mercadeo en red, pero el problema es que la gente de nuestra comunidad no sabe que existimos pues no hemos hecho absolutamente nada por ellos. Por esa razón, como profesional de la construcción de redes, tu principal trabajo es darte a conocer a los demás, pero no darte a conocer como un talador desesperado por ganar unos cuantos pesos, tienes que darte a conocer como un sembrador que busca ofrecer un beneficio a los demás. A la gente no le interesa en lo más mínimo todo lo que sabes hasta que se da cuenta que estás buscado hacer uso de lo que sabes para ayudarlos. La clave del éxito para lograr la verdadera libertad financiera no se encuentra en la cantidad de la gente con la que hablas, la clave del éxito se encuentra en la cantidad de la gente con la que te quedas, la cantidad de gente que te sigue. El profesional sabe que la pregunta importante no es: ¿qué me puede ofrecer la red a mí? La pregunta importante, si en verdad deseas lograr la verdadera libertad financiera, es: ¿qué puedo hacer yo por la red? Pero no sólo te quedes reflexionando en dicha pregunta. Comienza a trabajar por los demás, comienza a brindar tu ayuda desinteresada (o, mejor dicho, legítimamente interesada) a la gente, comienza a construir tu red. Para que el día de mañana, cuando se te presente una oportunidad de mercadeo tengas en tus manos el recurso más valioso para explotar al máximo dicha oportunidad: “Gente”.
  38. 38. Copyright © 2014 bebusiness.com.mx - Todos los derechos reservados bebusiness.com.mx Evadiendo la trampa de los conceptos financieros falsos  38 Gente que sabe que existes, gente que te percibe como una persona que sabe lo que hace, gente que confía en ti.
  39. 39. Edición 2014, por Lalo Arias e Ian Arias © 2014 bebusiness.com.mx - Todos los derechos reservados Todoslosderechosreservados.Estapublicaciónnopuede ser reproducida, ni en todo o en parte, ni registrada o transmitidaporunsistemaderecuperacióndeinformación, en ninguna forma ni por ningún medio, sea mecánico, electrónico, magnético, por fotocopia o cualquier otro, sin la autorización escrita de los titulares del copyright.

×