Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
Upcoming SlideShare
Consejos de un buen amigo
Next
Download to read offline and view in fullscreen.

0

Share

Download to read offline

Descubriendo Los Misterios De San Agustin

Download to read offline

Related Books

Free with a 30 day trial from Scribd

See all
  • Be the first to like this

Descubriendo Los Misterios De San Agustin

  1. 1. Descubriendo los misterios de San Agustín Presentación:
  2. 2. A continuación vamos a realizar esta entrevista a San Agustín, hijo de Patricio, un pequeño propietario pagano, y de Mónica, una cristiana piadosa. Se dice que San Agustín heredó el carácter pasional de su padre y la sensibilidad e inteligencia de su madre. Estudió en diversas universidades asignaturas como gramática y retórica. Haremos un viaje por su vida descubriendo sus objetivos, sus pensamientos, los momentos que tuvieron más importancia en su vida y de sus obras. Estamos encantadas de tener un personaje tan distinguido aquí con nosotras; a pesar de haber leído su biografía nos han surgido algunas dudas acerca de su vida que si es usted tan amable nos resolverá con las siguientes preguntas: • ¿Qué buscaba en su vida? Creo que ante todo, en mi vida, fui un buscador apasionado de la verdad y de la felicidad. En esta búsqueda encontré a Jesucristo, el único que pudo llenar mi corazón inquieto. • ¿Se arrepiente de alguna etapa anterior de su vida? Siendo sincero con todos y conmigo mismo, debo decir que recuerdo con amargura e incluso un poco de vergüenza el comportamiento que tuve en mi juventud antes de que mi vida cambiase y me convirtiera al cristianismo. • ¿Qué consecuencias tuvo en su vida el encuentro con el obispo Ambrosio en Milán? A los 32 años este encuentro me hizo revisar todas y cada una de mis convicciones, tras esto comencé a asistir como catecúmeno a las
  3. 3. celebraciones litúrgicas del obispo Ambrosio, quedando admirado de su predicación y su paternal sabiduría. Se puede decir que gracias a este encuentro me convertí definitivamente al cristianismo, ya que un año después me bauticé. • ¿Fue su objetivo alcanzar la fama en toda la comarca de Tagaste? En un principio, tras la muerte de mi madre, me retiré a vivir con unos compañeros en una pequeña propiedad para hacer allí vida monacal. Por supuesto mi objetivo nunca fue alcanzar la fama, sino la búsqueda de la soledad y del aislamiento, en un intento de estar en contacto más cercano con Dios. • Cuando abandonó su convento, transformó su residencia episcopal en monasterio, donde vivió una vida en comunidad con sus clérigos, que se comprometieron a observar la pobreza religiosa. Lo que allí fundó, ¿fue una orden de clérigos corrientes o de monjes? Nunca me he parado mucho a considerar estas distinciones. Fuera como fuere, la casa episcopal de Hipona se transformó en una verdadera cuna de inspiración que formó a los fundadores de los monasterios que pronto se extendieron por toda África, y a los obispos que ocuparon las sedes vecinas. Diez de mis queridos amigos y discípulos ocuparon el trono episcopal. Fue por esto que, no se si merecidamente, en mi opinión, gané el título de patriarca de los religiosos y renovador de la vida del clero en África. • ¿Cuáles fueron sus actividades doctrinales? Creo que prediqué con frecuencia, con el mismo ardor de siempre pero a mi forma de ver de una manera más paternal; di numerosos sermones que manaban de mi espíritu intentando conquistar los corazones de las personas que me escuchaban; escribí cartas para divulgar soluciones a los problemas de la época por todo el mundo entonces conocido; y por último, también acudí a diversos concilios de África por ejemplo, los de Cartago en 398, 401, 407, 419 y Mileve en 416 y 418. • ¿Considera difíciles los últimos años de su vida? Sí, la verdad es que hubo numerosos problemas, no sólo que el Imperio romano de Occidente estaba en plena decadencia, los vándalos invadían el norte África persiguiendo la Iglesia. Además, al problema de las persecuciones romanas, se les sumaba el peligro de las interpretaciones erróneas de la doctrina cristiana que cuestionaba algunos aspectos de la figura y la personalidad de Cristo, las herejías, que enfrentaban y dividían a la propia comunidad cristiana. • ¿En su vida que significa el pueblo para usted?
  4. 4. Como he dicho en diversos momentos de mi vida, para mi, el pueblo es la unión de una multitud racional, asociado en razón de las cosas que comúnmente ama. • ¿Qué consejo nos daría para llevar acabo un buen modelo de vida? Ama y haz lo que quieras. Si callas, callarás con amor; si gritas, gritarás con amor; si corriges, corregirás con amor; si perdonas, perdonarás con amor. Si tienes el amor arraigado en ti, ninguna otra cosa sino amor serán tus frutos. Muchas gracias por responder a todas nuestras preguntas; que aunque nos han ayudado a comprenderle, para llegar a conocerle debemos preguntar por otro factor muy importante en su vida, las obras que escribió y los pensamientos que le llevaron a crearlas: • ¿En sus obras, hay una distinción entre razón y fe? No hay una distinción clara entre razón y fe, para mí, existe una sola verdad, la revelada por la religión, y la razón puede contribuir a conocerla mejor. • ¿Cree que sin la creencia en los dogmas de la fe podemos llegar a comprender la verdad, Dios y todo lo creado por Dios? “Cree para comprender”; sin la creencia en los dogmas de la fe no podremos llegar a comprender la verdad, Dios y todo lo creado por Dios. Pero es necesario la razón como instrumento de aclaración de la fe: la fe puede y debe apoyarse en el discurso racional ya que, correctamente
  5. 5. utilizado, no puede estar en desacuerdo con la fe, afianzando el valor de ésta. Todo el que cree, piensa. Porque la fe, si lo que cree no se piensa, es nula. • ¿Puedo razonablemente dudar de mi existencia, aun suponiendo que todos mis juicios estuvieran siempre equivocados? No, ya que aun en el caso de que me engañase no dejaría de existir (al menos el juicio "si fallor, sum" sería siempre verdadero, asegurando la certeza de mi existencia); pero la certeza es triple, ya que el hombre existe, vive y entiende. Como ya he dicho en más de una ocasión: "Conócete. Acéptate. Supérate." • ¿En qué se asienta para usted la validez del conocimiento? No puedo dudar de la certeza de los principios del entendimiento, como el principio de no contradicción; ni de la certeza de las verdades matemáticas. Tampoco puedo dudar de la certeza de la realidad exterior, en la que vivo. No obstante la mente, buscando la verdad en sí misma, se trascenderá a sí misma al encontrar en ella las ideas, verdades inmutables que no pueden proceder de la experiencia. • ¿Qué tipos de conocimiento distingue? Para mí, el conocimiento sensible y el conocimiento racional; el conocimiento racional, a su vez, podrá ser inferior y superior. El conocimiento sensible es el grado más bajo de conocimiento y, aunque realizado por el alma, los sentidos son sus instrumentos; este tipo de conocimiento sólo genera en mí opinión, doxa, tipo de conocimiento sometido a modificación, dado que versa sobre lo mudable; al depender del objeto (mudable) y de los sentidos (los instrumentos) cualquier deficiencia en ellos se transmitirá al conocimiento que tiene el alma de lo sensible. El verdadero objeto de conocimiento no es lo mudable, sino lo inmutable, donde reside la verdad. Y el conocimiento sensible no me puede ofrecer esta verdad. • ¿Cómo definiría usted la sabiduría? El conocimiento racional, en su actividad superior; es el auténtico conocimiento filosófico: el conocimiento de las verdades universales y necesarias. Hay, pues, una gradación del conocimiento, desde los niveles más bajos, sensibles, hasta el nivel más elevado, lo inteligible, la idea: "Las ideas son formas arquetípicas o esencias permanentes e inmutables de las cosas, que no han sido formadas sino que, existiendo eternamente y de manera inmutable, se hallan contenidas en la inteligencia divina" • ¿Qué obras escribió a lo largo de su vida? ¿Qué intentó combatir con ellas? Hacia el año 398 escribí Las Confesiones; dos años después comencé el Tratado sobre la Trinidad y hacia el 413 inicié La Ciudad de Dios.
  6. 6. Con mi predicación y mis escritos combatí algunas de las herejías de mi tiempo como el donatismo y el pelagianismo. ¿Podría hablarme de su obra Las Confesiones? Mi obra Las Confesiones está constituido por trece libros en los que narro mi vida, mi formación como cristiano y mi evolución interior, en este libro también hablo de la psicología, de la filosofía, de mi concepto de Dios y de mi visión del mundo. Constituye, asimismo, un reconocimiento de la grandeza y bondad de Dios. Comenzó la obra tras la muerte de san Ambrosio, el 4 de abril del 397, y la terminó en el año 400. El estilo de la obra es uniforme, y los acontecimientos son analizados con la perspectiva de haber transcurrido doce o catorce años desde que sucedieran. Por ello, si se comparan con los diálogos escritos en Casiciaco, se constatan algunas discrepancias, debidas a una valoración distinta de muchos aspectos. Conclusión San Agustín fue un cristiano y un pastor comprometido con su tiempo y con su Iglesia. Fue una de las figuras más importante de su época. Un intelectual que puso su sabiduría al servicio de la fe cristiana, que durante toda su vida de cristiano predicó que todo fruto del amor no podía ser malo. También poseía un elevado conocimiento del lenguaje, lo que le permitía llegar al corazón de las personas y transmitir así el mensaje. A pesar de su complejidad San Agustín nos transmite un claro mensaje que debemos tener muy presente: “Si tienes el amor arraigado en ti, ninguna otra cosa sino amor serán tus frutos.” Bueno, esto ha sido todo por hoy, queridos amigos, nos volveremos a ver en el próximo programa.
  7. 7. Créditos Entrevistadoras: Mª Auxiliadora Bernier Bonilla Elena Martínez Moreno Entrevistado: San Agustín de Hipona Bibliografía: Libro de Religión Católica editorial S.M. Enciclopedia Larousse Y las siguientes páginas de Internet: www.webdianoia.com/medieval/agustin/agustin_filo ec.aciprensa.com/v/vidaagustin Y frases célebres de San Agustín.

Views

Total views

1,693

On Slideshare

0

From embeds

0

Number of embeds

5

Actions

Downloads

16

Shares

0

Comments

0

Likes

0

×