Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
SECRETARÍA DE EDUCACIÓN PÚBLICA<br />UNIVERSIDAD PEDAGÓGICA NACIONAL<br />UNIDAD 211-3  <br />LA CUESTIÓN ÉTNICO NACIONAL ...
La escuela en la comunidad indígena
La escuela en la comunidad indígena
La escuela en la comunidad indígena
La escuela en la comunidad indígena
La escuela en la comunidad indígena
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

La escuela en la comunidad indígena

2,128 views

Published on

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

La escuela en la comunidad indígena

  1. 1. SECRETARÍA DE EDUCACIÓN PÚBLICA<br />UNIVERSIDAD PEDAGÓGICA NACIONAL<br />UNIDAD 211-3 <br />LA CUESTIÓN ÉTNICO NACIONAL EN LA ESCUELA Y LA COMUNIDAD.<br />ACTIVIDAD FINAL<br />LA ESCUELA EN LA COMUNIDAD INDÍGENA<br />DOCENTE-ALUMNO: LINO BARRERA MIGUEL<br />SEGUNDO SEMESTRE: GRUPO “A”<br />HUAUCHINANGO, PUE; A 28 DE MAYO DE 2011<br />LA ESCUELA EN LA COMUNIDAD INDÍGENA<br />Claro está que han cambiado las concepciones sobre la vinculación entre escuela- educación en las regiones indígenas; debido a que en la época de 1920 se decía que la escuela era la casa del pueblo, actualmente esta percepción ha cambiado.<br />También es un hecho que la historia científica de esta lucha entre paradigmas de la educación indígena escolar todavía es una tarea por hacerse y consensuarse.<br />Por razones aún opacas, convergen en la interacción entre Estado y Organizaciones indígenas modelos educativos de corte liberal con modelos críticos de resistencia y emancipación que no son compatibles. Por tal motivo como docente del medio indígena es de suma importancia tomar en cuenta a la comunidad, debido a que esta conformada por un grupo de personas que viven en una zona, región o nación y comparten tradiciones, costumbres y valores sociales. <br />De acuerdo con la Ley General de Educación en el artículo 7 dice que ‘‘promover mediante la enseñanza el conocimiento de la pluralidad lingüística de la nación y el respeto de los derechos lingüísticos de los pueblos indígenas.’’<br />Como está marcado en la Ley General de Educación el maestro debe promover la pluralidad lingüística y el respeto por la cultura, vestimenta, forma de hablar, tradiciones o costumbres que se realicen en la comunidad.<br />Desafortunadamente La educación que reciben los alumnos en las primarias indígenas no es la adecuada debido a que como docentes nos hacen falta herramientas de trabajo para estar mejor preparados como es material didáctico y bibliográfico que sea necesario, en lengua indígena. Es muy claro que los problemas fundamentales de la educación indígena subsisten y permanecen sin solución, a pesar de los cambios paradigmáticos. Me refiero a problemas tales como las metodologías de enseñanza de la lengua materna y segunda lengua, la construcción étnica de la escuela bilingüe, el diseño de los contenidos curriculares, el fomento de la autoestima e identidad étnica y la revitalización de las lenguas mino rizadas.<br />Sin embargo, esto sucede por que varios docentes no contextualizan los contenidos, mucho menos toman en cuenta la cultura o la lengua nativa para enriquecer las actividades, y de esta manera puedan construir un buen aprendizaje en los educandos.<br />Según Tonucci, (1996) ‘‘la escuela debería ser el lugar donde el conflicto enseñanza- aprendizaje se active, para que los alumnos desarrollen al máximo sus capacidades cognitivas…’’ <br />Para que suceda lo que dice Tonucci, el maestro del medio indígena debe tomar en cuenta los contenidos étnicos, la cultura, lengua, costumbres y tradiciones de cada comunidad, y así conectarlos con los contenidos nacionales, debido a que así los alumnos construirán su propio aprendizaje de manera significativa. El rol principal del docente es fortalecer la cultura de cada comunidad y promover que los alumnos se sientan orgullosos de sus raíces, si cada docente hiciera su labor con ética, profesionalismo nos evitaríamos problemas que están presentes dentro de la educación indígena; cabe mencionar que algunos problemas son debido a las políticas de nuestro país que difícilmente vamos a poder radicar pero, lo importante es crear alumnos críticos, analíticos y que juzgue por ellos mismos los hechos que suceden en su lugar de origen, estado y país.<br /> Actualmente con la reforma integral, cada maestro debe de orientar a los educandos a desarrollar, las habilidades, actitudes, y conocimientos, con la finalidad de lograr competencias que favorezcan a formar mejores ciudadanos.<br />Para vincular la comunidad dentro de la escuela es importante que el docente involucre a los padres de familia o personas de la comunidad para que asistan a la escuela sucesos históricos de la comunidad, cuentos, leyendas, formas de trabajo, etc.<br />Cada país ha identificado y construido sus términos específicos de oferta de educación indígena, produciéndose un notable enriquecimiento y diversificación de las reformas educativas concernientes a los pueblos indígenas.<br />En suma, la mayoría de los países establece nuevos proyectos educativos, los cuales sustancializan el concepto de desarrollo humano y profundizan la doctrina de la modernización educativa con componentes de equidad, calidad, sustentatibilidad y productividad. Dichas nociones resultan inclasificables desde el punto de vista teórico y político, porque responden más bien a ideales educativos o coyunturas políticas nacionales. Sin embargo, recurrentemente, la argumentación se sustenta en tendencias compartidas tales como las siguientes: <br />1. Convertida en política pública, la educación indígena se vincula con la reforma educativa nacional y otras reformas del Estado. La educación indígena pública apuesta por la reforma institucional pretende dar más poder a los actores locales, quienes perciben actualmente las reformas como pérdidas, de modo que una interrogante de fondo es: ¿quién es el actor social de la educación intercultural bilingüe? ¿Docentes indígenas, directores, supervisores o la comunidad? Pero lo interesante de la situación es que se perfila como necesaria la posibilidad de alianza entre actores sociales (externos e internos). Además, enriquece con el enfoque intercultural las demás políticas sociales: medios de comunicación, justicia, administración. <br />A modo de dirección principal se declara que la educación destinada específicamente a los grupos indígenas se adaptará a sus necesidades, demandas, condiciones de cultura, lengua, poblamiento, organización social y formas de producción y trabajo. <br />La segunda se refiere a la población no indígena, a fin de combatir las formas manifiestas y encubiertas de racismo; de promover una justa valoración de la contribución de los pueblos indios a la construcción histórica de la nación<br />En efecto, si examinamos el desarrollo educativo desde la perspectiva de los procesos escolares específicos, se hacen notables algunas incompatibilidades entre los postulados de la política educativa y la escolarización, debido a concepciones sobre la enseñanza, el conocimiento y el aprendizaje en las aulas indígenas, que responden a principios teóricos y didácticos.<br />Según Brunner se ha subrayado con insistencia que las prácticas educativas y de socialización reflejan y refuerzan las desigualdades propias del sistema de clases. Tales prácticas restringen el acceso al conocimiento a las capas sociales menos favorecidas. Esta acusación adquiere tonos más graves al señalar que nuestras prácticas educativas, dentro y fuera de la escuela, garantizan una distribución desigual no sólo del conocimiento, sino también de la capacidad de sacar un mejor provecho del mismo.<br />BIBLIOGRAFÍA<br /> <br />Revista iberoamericana en educación numero 17 educación, lenguas, culturas. Mayo-Agosto1998.Los objetivos políticos y socioeconómicos de la educación intercultural bilingüe y los cambios que se necesitan en el currículo, en la enseñanza y en las escuelas indígenas. Héctor muñoz cruz.<br />LEY GENERAL DE LA EDUCACIÓN<br />Tonucci, Frencesco. ‘‘¿Enseñar - aprender?’’ en: Con ojos de maestro. Troquel, Buenos Aires, 1996, pp. 45 - 62<br />

×