España siglo xviii

1,634 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,634
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
606
Actions
Shares
0
Downloads
17
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

España siglo xviii

  1. 1. LA ESPAÑA DEL SIGLO XVIII YEL REFORMISMO BORBÓNICO. Carlos III (1759-88) Felipe V (1700-46) Fernando VI (1746-59) Carlos IV (1788-1808)
  2. 2. Guerra de Sucesión (1701-1713)Carlos II, que había muerto sin descendencia, había nombrado como sucesor a Felipe deAnjou , nieto de Luis XIV de Francia y bisnieto de Felipe IV, quien fue coronado con el títulode Felipe V. Acababa así la dinastía de los Habsburgo y llegaba al trono español ladinastía de los Borbones.Muy pronto, sin embargo, se formó un bando dentro y fuera de España que no aceptaba alnuevo rey y apoyaba al pretendiente austriaco: el Archiduque Carlos de Habsburgo. Seinicia así una guerra civil y también europea dado que el conflicto se internacionalizó.Inglaterra y Holanda apoyaron al candidato austriaco ante el temor de que el poder deFrancia aumentase. Mientras que Francia, lógicamente estuvo del lado de Felipe de Anjou.Por otro lado, Felipe V representaba el modelo centralista francés, apoyado por la Coronade Castilla, mientras que el Archiduque Carlos personificaba el modelo foralista, apoyadopor la Corona de Aragón y, especialmente, por Cataluña.La guerra terminó con el triunfo de Felipe V y con la firma del Tratado de Utrecht en 1713.El tratado estipuló lo siguiente:•Felipe V era reconocido por las potencias europeas como Rey de España pero renunciaba acualquier posible derecho a la corona francesa.•Los Países Bajos españoles y los territorios italianos (Nápoles y Cerdeña) pasarona Austria.•Inglaterra obtuvo Gibraltar, Menorca y el navío de permiso (derecho limitado acomerciar con las Indias españolas) y el asiento de negros (permiso para comerciar conesclavos en las Indias).
  3. 3. Árbol genealógico de Felipe V
  4. 4. Mapa de la guerra de Sucesión.
  5. 5. Europa tras el tratado de Utrecht (1713) Tras este tratado, España pierde todas sus posesiones europeas.
  6. 6. Los decretos de Nueva Planta y el fin del foralismo. (Conceptoevaluable)Tras la muerte de Carlos II sin descendencia seplanteó un problema sucesorio que llevó a la Guerrade Sucesión (1701-1713), en la que se enfrentaronlos dos pretendientes al trono, Felipe de Anjou y elArchiduque Carlos de Habsburgo, apoyados por lasdistintas potencias europeas, dado que el conflictose internacionalizó. La guerra finalizó con el triunfodel candidato francés y con la firma del Tratado deUtrech (1713) que supuso la pérdida de todas lasposesiones españolas en Europa. Archiduque Carlos de AustriaLa llegada al trono de la nueva dinastía borbónica propició importantes cambiosen la estructura del Estado. Estos cambios fueron introducidos esencialmentedurante el reinado de Felipe V(1700-1746) que quiso con estos decretos castigara la Corona de Aragón por su apoyo al candidato austriaco. Siguiendo el modelofrancés se implantó un modelo de Estado basado en la centralización políticay administrativa.
  7. 7. Los Decretos de Nueva Planta (1707 Aragóny Valencia, 1715 Mallorca, 1716 Cataluña)supusieron la abolición de los fueros einstituciones propias de los reinos de la Coronade Aragón (Cortes, Diputación y Justicia) que sehabían mantenido con la dinastía de losAustrias. Los fueros de las provincias vascas yde Navarra se mantuvieron ya que apoyaron aFelipe V durante la guerra. Estas reformassupusieron la castellanización de todos losterritorios de la monarquía española. LosBorbones también reformaron laadministración central consolidando elestablecimiento de una plena monarquíaabsoluta. Se suprimieron todos los Consejos,exceptuando el Consejo de Castilla que seconvirtió en el gran órgano asesor del rey.También se hizo una reforma territorial Felipe de Anjou, Felipe V de Españadesapareciendo los antiguos reinos (excepto elde Navarra) y creándose una administraciónprovincial. Se crearán unas nuevas cortesespañolas, siguiendo el modelo castellano, seaplicará un derecho común a todos los súbditosy se establecerá el castellano como la lenguaadministrativa oficial.
  8. 8. “Considerando haber perdido los reinos de Aragón y Valencia, y todos sushabitantes, por la rebelión que cometieron, faltando enteramente aljuramento de fidelidad que me hicieron como a su legítimo Rey y Señor,todos los fueros, privilegios, exenciones y libertades que gozaban y que contan liberal mano se les habían concedido, así por mí como por los reyes mispredecesores, (...) añadiéndose ahora la circunstancia del derecho deconquista que de ellos han hecho últimamente mis armas con el motivo desu rebelión, y considerando también que uno de los principales atributos dela soberanía es la imposición y derogación de las leyes (...) He juzgadoconveniente, así por esto como por mi deseo de reducir todos mis reinos deEspaña a la uniformidad de unas mismas leyes, usos, costumbres ytribunales, gobernándose igualmente todos por las leyes de Castilla, tanloables y plausibles en todo el Universo, abolir y derogar enteramente todoslos referidos fueros y privilegios (...) hasta aquí observados en los referidosreinos de Aragón y Valencia, siendo mi voluntad que éstos se reduzcan a lasleyes de Castilla y al uso, práctica y forma de gobierno que se tienen y se hantenido en ellas y en sus tribunales sin diferencia alguna en nada, pudiendoobtener por esta razón igualmente mis fidelísimos vasallos los castellanos,oficios y empleos en Aragón y Valencia de la misma manera que losaragoneses y valencianos han de poder en adelante gozarlos en Castilla sinninguna distinción”. Primer Decreto de Nueva Planta (29 de junio de 1707)
  9. 9. La Ilustración. (concepto evaluable)La Ilustración es una corriente de pensamiento que tuvo suorigen esencialmente en Francia pero que se extendiórápidamente por toda Europa durante el siglo XVIII. Susprincipios básicos son la confianza en la razón, el espíritucrítico y el interés por la educación y el progreso, convencidosde que éste conduciría a la felicidad al ser humano. En cualquiercaso se trata de una filosofía reformista y no revolucionaria.La introducción de las nuevas ideas en España fue lenta y difícil,debido a la ausencia de una burguesía formada y culta y alimportante peso de la Iglesia que obstaculizó la llegada de estasteorías. Melchor Gaspar de Jovellanos Los ilustrados españoles fueron una minoría culta formada por nobles, funcionarios, burgueses y clérigos (Feijoo, Jovellanos, Campomanes, Aranda, Floridablanca,...). Básicamente se interesaron por: •La reforma y reactivación de la economía (preocupación por las ciencias útiles). Les preocupaba el atraso económico y criticaron el excesivo peso de la propiedad aristocrática y eclesiástica. Fruto de ese interés por los asuntos económicos y sociales fue la creación de las Reales Sociedades Económicas de Amigos del País, preocupadas por la difusión de las “ciencias útiles” y el desarrollo económico que se extendieron por las principales ciudades españolas. Conde de Aranda
  10. 10. •La crítica moderada de algunos aspectos de la realidad social del país. Se interesaronpor la educación, pues defendían que sólo la cultura podía sacar al país delatraso. Se crean las Reales Academias para el fomento de las ciencias (de la Lengua,de Ciencias, de Bellas Artes de San Fernando,…) Se enfrentaron a la Iglesia quecontrolaba la educación y defendían la necesidad de una educación útil y prácticaabierta a las nuevas ciencias y a las novedades del extranjero.Las ideas de estos ilustrados tendrán su reflejo en la política reformista de los Borbonesespañoles, siendo su máximo exponente el reinado de Carlos III del que fueronministros algunos de sus más destacados representantes (Jovellanos, Campomanes,Floridablanca. Asimismo serán el germen de la ideología liberal que triunfará en el sigloXIX. Observatorio astronómico de Madrid de Juan de Villanueva. Grabado del siglo XIX
  11. 11. “Tales son, Señor, los obstáculos que la naturaleza, la opinión y las leyes oponen alprogreso del cultivo, y tales los medios que en dictamen de la Sociedad son necesarios paradar mayor impulso al interés de sus agentes, y para levantar la agricultura a la mayorprosperidad. Los medios que propone la sociedad piden un esfuerzo tanto más vigorosocuanto que su aplicación debe ser simultánea, so pena de exponerse a mayores daños. Laventa de las tierras comunales llevaría a manos muertas una enorme proporción depropiedad, si la ley de amortización no precaviese ese mal. Sin esta ley la prohibición devincular y la disolución de los pequeños mayorazgos sepultarían insensiblemente en laamortización eclesiástica aquella inmensa cantidad de bienes que la amortización civil salvóde su abismo. ¿De qué servirían los cerramientos si subsisten el sistema de protecciónparcial y los privilegios de la ganadería? ¿De qué la construcción de canales de riego si nose autorizan los cercamientos? La construcción de puertos reclama la de caminos; la decaminos, la libre circulación de frutos y esta circulación un sistema de contribucionescompatible con los derechos de la propiedad y con la libertad de cultivo. Dígnese, pues,Vuestra Alteza a derogar de un golpe las bárbaras leyes que condenan a perpetuaesterilidad tantas tierras comunes; las que exponen la propiedad particular al cebo de lacodicia y de la ociosidad; las que prefiriendo a las ovejas a los hombre, han cuidado más delas lanas que los visten que de los granos que los alimentan; las que estancando lapropiedad privada en las eternas manos de pocos cuerpos y familias poderosas,encareciendo la propiedad libre y sus productos, y las que alejan de ella los capitales y laindustria de la Nación; las que obran en mismo efecto encadenando la libre contratación delos frutos, y las que gravándolos directamente en su consumo, reúnen todos los grados defunesta influencia. Instruya Vuestra Alteza a la clase propietaria en aquellos útilesconocimientos sobre la prosperidad de los Estados y perfeccione en la clase laboriosa elinstrumento de su instrucción. Por último, luche Vuestra Alteza con la naturaleza y, sipuede decirse así, oblíguela a ayudar los esfuerzos del interés individual o, por lo menos, ano frustrarlos.” Gaspar Melchor Jovellanos, Informe sobre la ley agraria (1794)
  12. 12. Características del Antiguo Régimen. (Concepto evaluable)La España del siglo XVIII se caracteriza, como el conjunto de Europa, por la pervivencia deun sistema económico y social que los historiadores han llamado Antiguo Régimen. Eltérmino, fue acuñado por los revolucionarios franceses de 1789, para referirse al sistemapolítico, social y económico anterior a la Revolución francesa, que se caracterizaba por treselementos fundamentales: una economía rural y señorial; una sociedad estamental,jerarquizada y desigual y el absolutismo monárquico.En la España del XVIII la agricultura era la principal fuente de riqueza y a ella se dedicabaen torno al 80% de la población. Sin embargo la mayor parte de la propiedad de la tierraestaba en manos de la nobleza y la Iglesia y eran bienes amortizados o de manosmuertas, es decir que no podían comprarse ni venderse. Había un predominio absoluto dela propiedad señorial, por lo que la mayor parte de los campesinos no eran propietarios,sino arrendatarios o jornaleros. Además era una agricultura arcaica y atrasada queatravesaba ciclos de crisis periódicas.
  13. 13. Con respecto a la sociedaddel Antiguo Régimen, estabadividida en tres órdenes oestamentos y suscaracterísticas esencialeseran la desigualdad jurídicay el inmovilismo. Así, losgrupos privilegiados,nobleza y clero, poseían lamayor parte de la propiedad,no pagaban impuestos yocupaban casi todos loscargos públicos.El tercer estamento oestado llano, reunía a loscampesinos, la burguesía ylas clases populares de laciudad. Soportaba granparte de las cargaseconómicas del Estado y sehallaba marginado de loscentros de decisión política.
  14. 14. Finalmente el tercer elemento propio del Antiguo Régimen era el absolutismo monárquico.La forma predominante de gobierno en toda Europa era la monarquía absoluta según la cual,el monarca concentraba todos los poderes del Estado.Él estaba por encima de todos los habitantes de su reino y todos eran sus súbditos. Estesistema político era justificado por la teoría según la cual la autoridad del monarca proveníade Dios, en nombre de quien ejercía el poder, es decir, la monarquía de derecho divino.Su poder era absoluto y por lo tanto incuestionable no sometiéndose a ningún control nilimitación. El ostentaba la plena soberanía.Este sistema social, político y económico imperante en Europa durante más de dos siglos,llegará a su crisis y desaparición con las revoluciones liberales burguesas que implantarán elNuevo Régimen liberal. En España este colapso de producirá de forma definitiva a la muertede Fernando VII (1833). Fernando VI
  15. 15. Textos sobre el Antiguo Régimen:"En la época que nos ocupa reinaba en las ciudades un hedorapenas concebible para el hombre moderno. Las callesapestaban a estiércol, los patios interiores apestaban aorina, los huecos de las escaleras apestaban a maderapodrida y excrementos de rata; las cocinas, a col podrida ygrasa de carnero; los aposentos sin ventilación apestaban apolvo enmohecido; los dormitorios, a sábanas grasientas, aedredones húmedos y al penetrante olor dulzón de losorinales. Las chimeneas apestaban a azufre; las curtidurías,a lejías cáusticas; los mataderos, a sangre coagulada.Hombres y mujeres apestaban a sudor y a ropa sucia; ensus bocas apestaban los dientes infectados, los alientos olíana cebolla y los cuerpos, cuando ya no eran jóvenes, a quesorancio, a leche agria y a tumores malignos. Apestaban losríos, apestaban las plazas, apestaban las iglesias y el hedorse respiraba por igual bajo los puentes y en los palacios. Elcampesino apestaba como el clérigo; el oficial de artesano,como la esposa del maestro; apestaba la nobleza entera y,sí, incluso el rey apestaba como un animal carnicero y lareina como una cabra vieja, tanto en verano como eninvierno, porque en el siglo XVIII aún no se había atajado laactividad corrosiva de las bacterias y por consiguiente nohabía ninguna acción humana, ni creadora ni destructora,ninguna manifestación de la vida incipiente o en decadenciaque no fuera acompañada de algún hedor”. Süskind, P. El perfume.
  16. 16. “ De todos los frutos que nos da nuestro señor se le deben diezmos porderecho divino y humano, y esos los tiene Su Majestad para sustentarlos ministros de su Iglesia. Por tanto (...) mandamos que todas laspersonas de nuestro obispado, de cualquier estado o condición quesean, en virtud de santa obediencia y pena de excomunión (...) paguenlos diezmos bien y cumplidamente, sin encubrir ni defraudar partealguna de ellos (...).Las cosas de las que se deben pagar diezmos son todas: todo génerode granos, todo género de frutas, todo género de legumbres, todogénero de aves y de ganados, que como es Dios el que lo da todo, entodo debe tener parte.”Constituciones de D. Francisco de Roys y Mendoza, Obispo deBadajoz. 1673.

×