Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Quintivium, ambito maria corral

542 views

Published on

Quintivium, new educational model based in the evolution of the Trivium and Quadrivium for liberal education.
Technological education based in design.

Published in: Education
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Quintivium, ambito maria corral

  1. 1. Ambito Maria Corral d'investigación i difusión. Servicio de Observación sobre Internet (SOI) Coloquio realizado en Barcelona el 18 de abril de 2002 http://fraynelson.com/biblioteca/ciencia_y_tecnologia/tecnologia_al_servicio_del_desarrollo.htm Sobre el QUINTIVIUM Artur Serra, UPC. Hablaré sobre proyectos educativos y nuevas tecnologías. El primer tema que quiero tratar es el quintivium. En el bachillerato tradicional, la enseñanza se dividía en ciencias o letras, no había otra opción donde se pudiera estudiar tecnología o ingeniería. Esencialmente, esta división en ciencias o letras es la misma que establecieron los griegos hace 2.500 años y que ellos denominaban trivium y quadrivium. El trivium incluía gramática, retórica y dialéctica, y el quadrivium era aritmética, geometría, astronomía y música. Hasta hace poco el modelo de enseñanza, básicamente, aún utilizaba esta división clásica de trivium (lenguas y humanidades) y quadrivium (matemáticas y ciencias). Pero hoy en día, las generaciones mas jóvenes ya tienen la oportunidad de escoger una tercera opción: un bachillerato tecnológico, como un paso para profundizar en el conocimiento de la tecnología. A partir de esto nos podemos hacer algunas preguntas: ¿el quintivium puede venir después del trivium y el quadrivium? ¿Los conocimientos humanos se acaban esencialmente en el conocimiento de las lenguas y las matemáticas? ¿Puede ser la tecnología un nuevo tipo de conocimiento? ¿Qué áreas de conocimiento tendría que abarcar el quintivium? La ingeniería, primera materia nueva A finales de los noventa y durante un periodo de tres años, un grupo de antropólogos de la Universidad de Barcelona estuvimos trabajando en la Universidad de Carnegie Mellon, una de las universidades tecnológicas con más elite en el mundo (http://www.cmu.edu/). Durante este tiempo nos dedicamos a estudiar el comportamiento de la «tribu» de los informáticos universitarios investigadores; a analizar cómo pensaban, cómo se formaban y qué búsqueda hacían, etc. Una de las conclusiones que sacamos de aquel estudio es que, además de la investigación básica científica, existe una investigación básica tecnológica. Entonces no es cierto aquello de que los científicos son los que saben y que los ingenieros, los que aplican lo que los científicos saben, sino que los científicos y los ingenieros saben cosas diferentes. El tipo de conocimiento que, principalmente, usan estos ingenieros se fundamenta en el diseño, que les permite hacer un tipo de investigación básica diferente de la que hace la ciencia.
  2. 2. Ésta es una de las razones principales para los EE.UU. estén 25 años por delante de Europa y del resto del mundo: los EE.UU. hacen investigación básica tecnológica y el resto del mundo hace investigación tecnológica aplicada. Lo que se está dando en los Estados Unidos, al menos en las universidades de investigación tecnológica, es una revolución en un nuevo tipo de conocimiento, gracias a que existe un nuevo tipo de investigación de formación… En resumen hay un nuevo tipo de cultura. Relacionando todos estos conceptos con la educación, la conclusión que personalmente saco es que, del conocimiento tecnológico basado en el diseño, se debe hacer un sistema de conocimiento general, no una especialidad. El quintivium en la enseñanza comienza por enseñar ingeniería, en lugar de «tecnología». Con esto quiero decir empezar a enseñar cómo piensan los ingenieros, no que hacen los ingenieros. Básicamente, se trataría de conocer cómo se trabaja con el diseño, con el mundo artificial –a diferencia del mundo natural que estudian los científicos–, con el mundo posible. Porque fundamentalmente lo que hacen los ingenieros son mundos posibles a partir de una hipótesis de diseño, de diferente tipo que la hipótesis explicativa de los científicos. Creo que deberíamos aplicar este tipo de método de conocimiento al conjunto de actividades humanas. En definitiva, el quintivium debe comenzar a enseñar a diseñar, a inventar (ingeniería) no sólo a descubrir (ciencia) o a crear (arte). Se trata de enseñar a hacer investigación e innovación. Enseñar informática, como un nuevo lenguaje Actualmente, debemos reconocer que, además de las lenguas simbólicas y las lenguas formales, como las matemáticas, existe una tercera lengua, que es la lengua de la tecnología: la informática, una nueva forma de lenguaje. Para poder entender este nuevo lenguaje, se tendría que enseñar algorítmica, porque las algoritmias son el tipo de matemáticas que se aplican en la programación informática. Estamos entrando en un nuevo tipo de civilización que comporta un nuevo tipo de lenguaje. Creer que la tecnología es algo que necesita usuarios es la peor forma de entenderla. La tecnología ha sido creada por los humanos, no es un hecho natural. Para poder entender y controlar la tecnología es necesario aprender cómo piensan los ingenieros. Para entender la nueva tecnología informática debemos aprender los conceptos básicos de programación algorítmica. Se tendrá que aprender cómo se programa y no sólo cómo se utiliza la tecnología. Sería la segunda materia del quintivium. Las redes serían una tercera materia del quintivium. Los ordenadores, la programación y la cultura del diseño están en red. Este concepto de red ha surgido a partir de la cultura de Internet y vamos hacia una sociedad en red. Asumir toda esta idea de sociedad en red sería muy favorable porque está muy relacionada con la cultura de solidaridad y de cohesión social. Es una idea metodológica, de uso general. Aprender a ser responsables, es decir, libres
  3. 3. La cuarta materia del quintivium sería la necesidad de aprender a ser responsables en todo el ámbito de las nuevas tecnologías. Los científicos, por ejemplo, no son responsables de sus descubrimientos, porque en definitiva no están creando una nueva realidad. En cambio los ingenieros y, en general, los profesionales, sí son responsables de la nueva realidad que modifican. Esto lo teníamos muy claro en Carnegie Mellon, cuando hablábamos de «educación profesional liberal». Los profesionales tienen códigos deontológicos, códigos de conducta propios de cada profesión. Ahora estamos entrando en una era tecnológica sin precedentes y necesitamos un código deontológico de especie. Esto quiere decir enseñar ahora los nuevos valores de la era tecnológica. La última materia a aprender y a enseñar es tener buen humor. Esto que se dice ahora de la inteligencia emocional. Es una buena terapia de salud mental, que es el tipo de salud que en la era del conocimiento necesitamos y necesitaremos. Los sapiens son la especie que ríe y el progreso de nuestra especie puede ir ligado con un aumento de la capacidad de reírse de uno mismo y de nosotros mismos como colectivo. En resumen, me gustaría que el quintivium se pudiera enseñar en las escuelas y en los institutos y que se incluyera una cultura de innovación y de búsqueda, una introducción a las capacidades de programación, diseño y a las redes. Creo que de esta manera los niños serán más tecnológicos y, por lo tanto, más humanos y libres y más capaces de disfrutar del placer de aprender. Un último punto: dejemos que los niños y niñas nos enseñen a los adultos. Ellos pueden ser en estas nuevas materias, en la nueva cultura tecnológica, nuestros profesores. Es sobre esta idea que estamos trabajando un grupo de personas, con el fin de conseguir que se produzca una pequeña revolución a nivel escolar, que podría ser el quintivium de la enseñanza. FIN.

×