Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Arte Erótico. El erotismo en la Hª del Arte. Desde 1500 a 1900

18,903 views

Published on

Significado, interpretación y representaciones más destacadas del erotismo en las distintas culturas y etapas históricas

Published in: Education
  • Be the first to comment

Arte Erótico. El erotismo en la Hª del Arte. Desde 1500 a 1900

  1. 1. El arte erótico. 2ª Parte (Desde 1500 hasta 1900) El erotismo en la Historia del Arte (con imágenes)
  2. 2. Profesores de Enseñanza Secundaria Sevilla. España
  3. 3. Ars erótica “Lo que es pornografía para una persona es la risa del genio para otra”. D. H. Lawrence
  4. 4. El erotismo en la Historia del Arte • Realizado por Ars erótica • http://ars-erotica.blogspot.com http://www.slideshare.net/arseros • http://www.scribd.com/arseros http://www.youtube.com/user/arserotica1 • erotica.ars@gmail.com Este trabajo ha sido, y es, la raíz de la que han salido todas las ramas que podéis conocer en estos enlaces
  5. 5. • Trabajos subidos a nuestro canal de slideshare e s
  6. 6. • Videos subidos a nuestro canal de youtube
  7. 7. ARTE ERÓTICO Término aplicado al arte de contenido sexual, y, especialmente, al arte que celebra la sexualidad humana. Se deriva de “eros”, la palabra griega para el amor físico por otra persona (en oposición a ágape, el amor espiritual y desinteresado por un dios). La imaginería del arte erótico puede ser tanto de sexualidad explícita como implícita, siendo los ejemplos de esta última más comunes en muchas culturas, debido tanto a los códigos de conducta como a la mojigatería y la censura. La mayoría de las obras de arte de sexualidad explícita en el mundo occidental han sido producidas como parte de un deseo general de expresar la totalidad de la experiencia humana: muy pocos artistas han hecho del erotismo su única motivación. En muchas otras sociedades y culturas, no obstante, el sexo ha proporcionado una más que evidente fuente de inspiración.
  8. 8. E El arte erótico 1500 a 1700
  9. 9. 1500-c. 1700. El nuevo humanismo del Renacimiento en Italia durante el siglo XV, con su renovado interés en el mundo de la antigüedad clásica, llevó a cambios espectaculares en el progreso de las artes. Las vergonzosas connotaciones asociadas con la desnudez per se, comenzaron a desaparecer, y con el incremento del mecenazgo secular ilustrado, el control de la Iglesia sobre las artes se debilitó, aunque continuó siendo la mayor fuente de patronazgo tanto en el norte como en el sur de Europa. Los asuntos religiosos predominan en el arte de la época, pero los temas eróticos o de tono subido están presentes frecuentemente. Ciertas historias del Antiguo Testamento eran ideales para un tratamiento erótico, tales como Susana y los viejos (pintadas por artistas como Tintoretto, Domenichino y Guido Reni), José tentado por la mujer de Putifar (Tiziano, Guercino, Veronese) y Lot cometiendo incesto con sus hijas (Rafael, francesco Furini)
  10. 10. • Susana y los viejos. Tintoretto, 1560-65 • Museo de Hª del Arte de Viena
  11. 11. • Susana y los viejos • Domenico Zampieri Domenichino (1581-
  12. 12. • Susana y los viejos. Guido reni
  13. 13. • José y la mujer de Putifar. Tintoretto, 1560-65 • Museo del prado
  14. 14. • José y la mujer de Putifar. Guercino, 1591 -1665. National Gallery of Art
  15. 15. • Lot y sus hijas • Francesco Furini • 1604 – 1646 • Museo del Prado
  16. 16. La más poderosamente erótica es la historia de Judith, que sedujo al comandante enemigo Holofernes y luego le cortó la cabeza mientras se recuperaba de los ejercicios físicos del coito. Este fue un tema favorito de artistas del norte como Lucas Cranach el Viejo y Hans Bandung, y en Italia fue pintado por Mantegna, Giorgione y Tiziano, entre otros. La versión de Tintoretto (c. 1555, Madrid, Prado) expresa el erotismo subyacente de la muerte violenta, y la pintura de Artemisia Gentileschi (c. 1613-14), Florencia, Uffizi) es especialmente interesante como una de una de las más tempranas pinturas eróticas de una mujer artista.
  17. 17. • Judith con la cabeza de Holofernes • Lucas Sunder Cranach el Viejo • Kunsthistorisches Museum. Viena. Austria.
  18. 18. • Judith con la cabeza de Holofernes • Hans Baldung Grien • Museo nacional Germánico, Nuremberg. Alemania
  19. 19. • Judith con la cabeza de Holofernes • Mantegna • Galería Nacional de Arte,de Washington, DC
  20. 20. • Judith con la cabeza de Holofernes • Giorgione • Museo del Hermitage
  21. 21. • Judith con la cabeza de Holofernes • Tiziano Vecellio Galleria Doria- Pamphili, Roma, Italia
  22. 22. • Judith y Holofernes • Tintoretto • Museo del Prado
  23. 23. • Judith decapitando a Holofernes • Artemisia Gentileschi • Galería de los Uffizi • Florencia • Italia
  24. 24. La figura más obvia para la representación erótica en el Nuevo Testamento fue María Magdalena. Francesco Furini la retrató (Dublín, Nacional Gallery) en un desnudo frontal de cuerpo entero en estado de excitación, agarrando un crucifijo y acariciando un cráneo. Más frecuentemente, no obstante, se nos muestra de medio cuerpo con las manos cruzadas sobre sus pechos desnudos y un aire de éxtasis en sus facciones, como en las versiones de Tintoretto y Guercino. Una pintura de Elisabetha Sirani (Besançon, Museo de Bellas Artes y Arqueología) nos la presenta apretando una fusta contra sus pechos desnudos, y la representación de Tiziano (1554; Florencia, Pitti) nos la muestra mirando arrebatada hacia el cielo mientras se agarra su sedosa cabellera, dejando la totalidad de sus pechos provocativamente expuestos
  25. 25. • Magdalena Penitente • Francesco Furini • Kunsthistorisc hes Museum Viena
  26. 26. • Magdalena Penitente • Francesco Furini • Yekaterinburg Museum of Fine Arts • Rusia
  27. 27. • Magdalena Penitente • Tintoretto • Musei Capitolini (Roma)
  28. 28. • Magdalena Penitente • Guercino • Museo del Prado • España
  29. 29. • Magdalena Penitente • Elisabetha Sirani • Besançon • Museo de Bellas Artes y Arqueología
  30. 30. • Magdalena Penitente
  31. 31. Las escenas de martirio también proporcionan temas eróticos. Las santas Bárbara, Cristina, Catalina y Margarita con frecuencia fueron pintadas desnudas, azotadas por excitados torturadores. Santa Ágata fue pintada por Sebastián del Biombo (1520; Florencia, Pitti) con dos hombres arrancándole los pezones con tenazas. Los patrones homosexuales con frecuencia encargaban el Martirio de San Sebastián. Los ejemplos del Sodoma (1525; Florencia, Pitti) y Guido Reni (Roma; Museo Capitolino) muestran unos bellos e idealizados desnudos masculinos atravesados por flechas y luchando por liberarse, al tiempo que miran hacia arriba con una expresión que mezcla la agonía con el éxtasis. La homosexualidad estaba condenada por la doctrina cristiana, pero tales artistas, como Perugino y Sodoma fueron capaces de ocuparse de tales intereses
  32. 32. • Martirio de Santa Bárbara. Detalle de un fresco de Lorenzo Lotto,1524. Oratorio Suardi, Trescore. Bérgamo. Italia (Italia).
  33. 33. • Martirio de Santa Cristina de Bolsena • Nicolás Regnier (1610- 1667)
  34. 34. • Martirio de Santa Catalina. 1470. • Fernando Gallego. • Museo del prado • Gallego, 1470, El Prado
  35. 35. • Martirio de Santa Catalina. 1660 • Francisco Ribalta. • San Petesburgo, Museo del Hermitage.
  36. 36. • Martirio de Santa Marina (Margarita) de Alejandría • Giuseppe Ghezzi (1655-1721 • Iglesia de los santos Margarita y Emidio. Roma
  37. 37. Martirio de Santa Ágata. Sebastián del Piombo (1520).Florencia. Palacio Pitti
  38. 38. • Reni, Guido (1575- 1642) • " San Sebastián ". • Pinacoteca Capitolina (Roma, Italia).
  39. 39. • Martirio de " San Sebastián “ 1525. • Il Sodoma • Palacio Pitti. Galería de los Uffizi. Florencia
  40. 40. • Martirio de " San Sebastián “1495 • Pietro Perugino • Museo del Louvre
  41. 41. Quizás el más significativo icono homosexual fue el David de Miguel Ángel (1501-04; Florencia, museo de la Academia, que, en retrospectiva, puede ser visto claramente como expresión de la propia preferencia sexual del artista. Encarna la representación de la atracción y la excitación de la sexualidad masculina, y por ello es comprensible (aunque no menos lamentable) que se añadiese una hoja de parra, para horror de Miguel Ángel, con que ocultar la figura de su poderosa masculinidad. La ofensa no fue rectificada hasta principios del siglo XX. Muchas de las pinturas de jóvenes desnudos y figuras mitológicas del Caravaggio muestran un similar grado de implicación homosexual, la más provocativa de las cuales es el Cupido victorioso (c. 1603; Berlin, Gëmaldegal).
  42. 42. • David. 1501-1504 • Miguel Ángel • Galería de la Academia • Florencia
  43. 43. • Cupido victorioso 1603. • Caravaggio • Staatliche Museen de Berlín
  44. 44. • San Juan Bautista, 1602 • Caravaggio • Museos Capitolinos. • Roma
  45. 45. Figuras de la mitología griega rivalizaron con los santos y personajes bíblicos, proporcionando oportunidades sin fin para las representaciones eróticas. De éstas, Venus fue la más popular. El Nacimiento de Venus de Botticelli (c. 1484; Florencia, Uffizi), la Venus dormida de Giogione (1505-10; Dresde, Gëmaldegal.) y la Venus de Urbino de Tiziano (c. 1538; Florencia, Uffizi) pueden, todas de distinta forma, reconocerse como la personificación de la belleza sexual. El apetito amoroso de Júpiter era notoriamente inagotable y la inspiración que él puso en sus cortejos inspiró a la mayoría de los pintores del período, en el norte y el sur de Europa. Así Dánae y la lluvia de oro fue objeto de imágenes eróticas de Jan Gossaert, Tiziano, Correggio, Tintoretto y Veronés, entre otros., y Leda y el cisne fue pintado por Tiziano, Correggio, Bronzino, Lorenzo di Credi y Perino del Vaga.
  46. 46. • Nacimiento de Venus.1484 • Sandro Botticelli • Galería de los Uffizi. Florencia
  47. 47. • Venus dormida o Venus de Dresde. 1507- 1510. Giorgione. Gemäldegalerie Alte Meister, Dresde, Alemania
  48. 48. • Venus de Urbino, 1538. Tiziano. Galería de los Uffizi. Florencia
  49. 49. • Dánae recibiendo la lluvia de oro • Jan Gossaert • Alte Pinakothek. • Munich
  50. 50. • Dánae recibiendo la lluvia de oro, 1553. Tiziano. Museo de Capodimonte.
  51. 51. • Dánae (1580). Tintoretto. Musee des Beaux- Arts, Lyon
  52. 52. • Danae. 1531-32. Correggio. Galleria Borghese, Roma
  53. 53. • Leda y el cisne. Correggio. Staatliche Museen, Berlín, Alemania
  54. 54. • Leda y el cisne 1585 • Paolo Veronese • Museo Fesch. Museo de Bellas Artes de Ajaccio. Córcega
  55. 55. • Leda y el cisne • Jacopo Pontormo • Galería de los Uffizi. • Florencia
  56. 56. Rafael ejecutó un dibujo de Leda (Castillo de Windsor, Biblioteca Real) después una famosa pintura (c. 1510, paradero desconocido) de Leonardo, con la princesa desnuda de pié en un prado florido abrazando al cisne. Miguel Ángel pintó el desnudo Leda en 1529, con el cisne entre sus piernas después del coito, el cuello entre sus senos y su pico tocando los labios. Un ala se agitaba en el aire mientras la princesa se sumergía en sus almohadas en el agotamiento postcoital. En el siglo XVII la pintura fue destruida por obscena y se conoce solamente a través de copias y grabados. El más notorio de los trabajos eróticos de Rafael son sus frescos sobre el tema de la Historia de Venus, ejecutado hacia 1515 para el baño del cardenal Bibbiena, en el Vaticano. Fueron cubiertos en el siglo XIX y ahora se encuentran en pobres condiciones y están prohibidos a los visitantes
  57. 57. • Leda y el cisne • Leonardo da Vinci • Colección particular
  58. 58. • Leda y el cisne • Taller de Leonardo da Vinci
  59. 59. • Leda y el cisne • Dibujo de Rafael Sanzio
  60. 60. Uno de los más celebrados de todos los escándalos artísticos del siglo XVI implicó al discípulo de Rafael Giulio Romano. Fue la publicación hacia 1524 de Los sonetos de Aretino o Posturas, un libro compuesto por grabados de Marcantonio Raimondi sobre dibujos, perdidos, de Giulio Romano, acompañados de sonetos, subidos de tono, de Pietro Aretino. Cada pintura mostraba a un hombre y a una mujer en diferentes posturas del coito. Todas las copias de la publicación original parecen haber sido destruidas, aunque una simple lámina se encuentra en el Graphische Sammlung Albertina, de Viena, y otra, sola, sobrevive en el Museo Británico de Londres. El erotismo de Giulio puede ser visto en los frescos mitológicos del Palacio del Té de Mantua. Los dibujos perdidos de Aretino fueron probablemente una serie de Los amores de los dioses. Escenas eróticas pintadas por Tiziano, Francesco Primaticcio y Perino del Vaga, se conocen, hoy día, solo a través de grabados.
  61. 61. • Primera postura de I Modi, único grabado completo que se conserva
  62. 62. • Fragmentos de la segunda edición de I modi, Museo Británico. Londres
  63. 63. • Conde de Waldbeck, postura 5 de I modi, Museo Británico. Londres
  64. 64. • Conde de Waldbeck, postura 11 de I modi, Museo Británico, Londres
  65. 65. • Copia Toscanini de I Modi, edición pirata hecha en Venecia a mediados del XVI. Colección particular
  66. 66. • Grabado. Marcantonio Raimondi • Biblioteca Nacional de Madrid.
  67. 67. • Salón del Té. Mantua. Sala de Psiqué. • Giulio Romano
  68. 68. • Escena Pastoral. También conocida como: "Concierto campestre". 1508. Tiziano. • Museo del Louvre. París. Francia
  69. 69. • El rapto de Helena. Francesco Primaticcio. • Museo Bowes. Barnard Castle, Durham, Inglaterra
  70. 70. • Venus y Vulcano. • Grabado de Giorgio Ghiesi de una pintura de Perino del Vaga
  71. 71. • Vertumnus and Pomona. • Grabado de una pintura de Perino del Vaga • The British Museum, London
  72. 72. El más prolífico grabador de temas eróticos de esta época fue Agostino Carracci (ejemplos en Londres, MB; París, Biblioteca Nacional; y Lyon, Museo de Bellas Artes). El Museo Británico también tiene grabados eróticos de Enea Vico al estilo de Parmigianino, de un artista desconocido, según Jacopo de’ Barbari, y de Giovanni del Porto. En Francia, en el siglo XVI, Francisco I formó una colección de arte erótico en el castillo de Fontainebleau que incluía la antes mencionada Leda y el cisne, de Miguel Ángel (destruida) y de Leonardo (de paradero desconocido), así como Venus, Cupido, la Locura y el Tiempo, de Bronzino (c. 1544-45; Londres, Nacional Gallery), recientemente retocada. El Rey alentó el arte erótico, y la escuela de Fontainebleau produjo muchas escenas mitológicas (Venus ante el espejo y Marte y Venus, ambas en París, Louvre), también retratos desnudos de amantes de Francisco y de su sucesor Enrique IV (Diana de Poitiers como Diana cazadora y
  73. 73. • Baco y Ariane • Grabado erótico de Agostino Carracci
  74. 74. • Dido y Eneas • Grabado erótico de Agostino Carracci
  75. 75. • Venus dormida en la fragua de Vulcano. Grabado de Enea Vico según diseño de Parmigianino
  76. 76. • Leda y el cisne. Copia de Francesco Brina del original pintado por Miguel Ángel . National Gallery, Londres
  77. 77. • Leda • Leonardo da Vinci • Museumslands chaft de Hesse en Kassel. • Alemania
  78. 78. • Venus, Cupido, la Locura y el Tiempo, 1544- 45 • Bronzino • Nacional Gallery. • Londres,
  79. 79. • Venus ante el espejo. Escuela de Fontainebleau. Museo del Louvre
  80. 80. • Venus y Marte. Escuela de Fontainebleau. • Museo de la Villa de París. Musée du Petit-Palais
  81. 81. • Diana de Poitiers como Diana cazadora. • Primera Escuela de Fontainebleau. • Museo del Louvre. París
  82. 82. • La duquesa de Villars y Gabrielle d'Estrées en el baño. Escuela de Fontainebleau. Museo del Louvre
  83. 83. Este arte galante en Francia continuó en el siglo XVII con muchos dibujos eróticos de Poussin y escenas mitológicas, tales como Sátiro descubriendo a Venus dormida (Londres, Nacional Gallery) y Leda y el cisne (Chantilly, museo Condé). En la Europa nórdica, del siglo XVII, la Dánae de Rembrandt (1636, San Petersburgo, Hermitage) y Betsabé (1654; París, Louvre) sugieren íntimas ojeadas a la vida privada del artista, y para ellas posaron su esposa y amante, respectivamente. Su grabado Ledikant (Lecho a la francesa, 1646) muestra a una pareja haciendo el amor que se cree representa al artista y a su amante Hendrickje Stoffels. Rubens retrató a su esposa con muchos disfraces mitológicos, y en Helena Fourment en bata de piel (1630-33; Viena, Kunsthistoriches Museum) la pintó casi desnuda, quizás acabada de salir de la cama.
  84. 84. • El triunfo de Galatea (1635). Nicolás Poussin. Philadelphia Museum of Art
  85. 85. • Céfalo y Aurora. Nicolás Poussin. Londres, Nacional Gallery
  86. 86. • Leda y el cisne (Chantilly, museo Condé).
  87. 87. • Danae • Rembrandt • Museo del Hermitage. • San Petersburgo • Rusia
  88. 88. • Betsabe en el baño • Rembrandt • Museo del Louvre. • París
  89. 89. • El lecho a la francesa o "Ledikant. Grabado. • Rembrandt
  90. 90. • Helena Fourment con abrigo de pieles • Peter Paul Rubens • Kunsthistorisches Museum. Viena
  91. 91. • Venus, Marte y Cupido • Peter Paul Rubens • Dulwich Picture Gallery • Londres
  92. 92. El arte italiano del Barroco incluye muchas representaciones de santos desfallecientes y extáticos que sugieren una sexualidad reprimida. El más famoso ejemplo es quizás la escultura en mármol, de tamaño natural, de Bernini, El éxtasis de Santa Teresa (1647- 52) en la Capilla Cornaro en la Iglesia de Santa María de la Victoria en Roma, en el que la santa parece encontrarse en la agonía del orgasmo al pié de un bello y juvenil ángel. Cercana a la tendencia nórdica es la Venus de Rokeby o Venus del espejo de Velázquez (1650; Londres, Nacional Gallery), donde la diosa desnuda parece un ejemplo muy contemporáneo de la belleza española, al presentar su trasero a nuestra mirada, observándonos a través del espejo sostenido por un Cupido desnudo.
  93. 93. • El éxtasis de Santa Teresa • Lorenzo Bernini • Capilla Cornaro en la iglesia de Santa Maria della Vittoria • Roma
  94. 94. • Venus del espejo. Velázquez. National Gallery de Londres
  95. 95. E El arte erótico 1700 a 1900
  96. 96. 1700-c. 1900. El siglo XVIII no sólo fue la Edad de la Razón sino también la Edad del Placer. La pintura francesa del período refleja la atmósfera amoral y el divertimento amoroso de la vida cortesana; los placeres de las relaciones sexuales fueron celebrados con la aprobación oficial, y Francisco I y Enrique IV fueron sucedidos como patrones por el hedonista Luis XV y sus amantes. Artistas que se especializaron en grabados de asunto erótico incluían a Nicolás Lafrensen, Charles Eisen, Luis Biner (1744-c. 1800) y Pierre Antoine Baudouin, todos los cuales disfrutaron del patronazgo real. El Museo Británico tiene un álbum de 68 acuarelas (la Historia universal) que muestra escenas eróticas explícitas de la historia bíblica y de la leyenda mitológica, con el escudo de la familia de Orleáns en cada página. Felipe II, duque de Orleáns, fue un gran admirador de Antoine Watteau, cuya Peregrinación a la isla de Citera (1717; París, Louvre) es una nostálgica y poética alegoría del amor, pero cuya Dama en la toilet (c. 1716-17; Londres, Wallace) es una mirada íntima a un voluptuoso desnudo en el dormitorio
  97. 97. • Nicolás Lafersen • Lady Getting Out of Bed
  98. 98. • Atribuido a Nicolás Lafersen • La toilette • Collection Achille- Fould.
  99. 99. • Charles Eisen 1720 -1778 • Grabado • Fue maestro de dibujo de Madame de Pompadour .
  100. 100. • Charles Eisen 1720 -1778 • Ilustración para El diablo del Papa- Fig Island • por Jean de la Fontaine: Cuentos y novelas en verso vol.. 2
  101. 101. • Charles Eisen 1720 -1778 • Ganimedes raptado por Zeus • Illustración para “Les Metamorphoses d'Ovide”
  102. 102. • Pierre Antoine Baudouin • Le Modèle honnête”. Washington, National Gallery of Art
  103. 103. • Pierre Antoine Baudouin • Madre sorprendiendo a su hija en un pajar. Paris, Musée des Arts décoratifs
  104. 104. El arquetipo del pintor francés del siglo XVIII fue François Boucher, pintor cortesano de Luis XV, cuyo tema favorito fueron las aventuras sexuales de Venus. La amante del Rey, Madame Pompadour encargo una serie de cuatro Amores de Venus en 1754 (Londres, Wallace) así como una Venus, Mercurio y Cupido (Berlín, Dahlem Skulsamml.) en la cual se muestra a Mercurio con una erección. El rey presentaba a su amante en seis escenas de erotismo rústico de Boucher, que se cree fueron destruidas en 1871 en el fuego del Palacio de las Tullerías, y que sólo se conocen a través de viejas fotografías. Otra amante del Rey, Louise O`Murphy, puede haber sido el tema del Desnudo reclinado de Boucher (1752; Munich, Antigua Pinacoteca; aquí, la muchacha de 18 años yace sobre su estómago provocativamente desnuda, con unas apetecibles nalgas que demandan ser acariciadas, en la que ha venido a ser considerada una de las más eróticas pinturas del desnudo femenino en el arte occidental
  105. 105. • François Boucher. (1703-1770). • Venus y Marte. • Colección Wallace. • Londres
  106. 106. • François Boucher. (1703-1770). • Venus y Marte. • Colección Wallace. • Londres
  107. 107. • François Boucher. (1703-1770).Venus y Amor. Gemäldegalerie, Berlin
  108. 108. • François Boucher. (1703-1770). Vulcano le presenta a Venus las Armas de Eneas
  109. 109. • François Boucher. (1703-1770). El baño de Venus
  110. 110. • François Boucher. (1703-1770). Venus desarmando a Cupido
  111. 111. • François Boucher. (1703- 1770). • Venus consolando a Cupido
  112. 112. • François Boucher. (1703-1770). • Louise O'Murphy (Mujer reclinada)1751 • Wallraf-Richartz Museum, Cologne.
  113. 113. La última amante del rey, la Condesa Du Barry, favoreció a Jean-Honoré Fragonard, que se especializó en aventurillas de alcoba con títulos tales como Resistencia inútil (c. 1770; Estocolmo, Mmus.), y Cupido robando un camisón (París, Louvre). Para el castillo de Madame Du Barry en Louvenciennes pintó una escena mostrando El desarrollo del amor (Nueva York, Frick) visita virtual, pero su más famosa obra es El columpio (1767; Londres, Wallace) en el cual una linda muchacha sobre un columpio levanta sus piernas descubriendo sus medias de satén a un excitado joven. La joyería y los pequeños objets d’art utilizaban con frecuencia temas sexuales durante este período en Francia, Alemania e Inglaterra; una cajita de rape de Birmingham (c. 1765; Wolverhampton, A. G.) tiene una falsa tapa que muestra a un soldado copulando con una monja. Sin embargo, el arte inglés, con frecuencia, trató el sexo de una forma moralista, como con El progreso de Harlot, serie de 1732 (pinturas destruidas en 1755).
  114. 114. • Jean-Honoré Fragonard,1732 –1806 • La resistencia inútil. 1764-68 • Colección privada
  115. 115. • Jean-Honoré Fragonard,1732 –1806 • Cupido robando un camisón 1770, Louvre. París
  116. 116. • Jean-Honoré Fragonard,1732 –1806 • El columpio • Colección Wallace, Londres.
  117. 117. • Jean-Honoré Fragonard,1732 –1806 • Muchacha jugando con su perro en la cama, hacia 1775. • Alte Pinakothek, Múnich.
  118. 118. La fascinación de Hogarth por los temas sexuales está muy claramente reflejada en dos series de pinturas llamadas Antes y Después de 1730-31 (versión, Cambridge, Fitzwilliam), que relata la violación de una joven. Los grabados fueron la forma más usual de arte erótico: Los contrastes a la moda, o El zapatito de la Duquesa sucumbiendo a la envergadura del pié del Duque, de 1792, es una visión satírica de la duquesa de York, mostrando un par de piernas con zapatos femeninos en posición horizontal, con un par masculino entre ellos. Los grabados eróticos de Thomas Rowlandson forman una pequeña pero importante parte de su producción total. Rowlandson fue amigo del crápula Príncipe Regente (más tarde Jorge IV), para el que produjo una serie de dibujos eróticos (Castillo de Windsor, Berks, Colección Real). Su erótica data de sus últimos años y con frecuencia contiene un fuerte elemento voyeurístico, con viejos que observan a muchachas o a parejas que copulan. No obstante, podía trabajar también con una vena cómica: una serie de diez grabados de amantes de 1810 titulada Lindos jueguecitos para jóvenes damas y caballeros: Con figuras de los viejos deportes y pasatiempos ingleses (Londres, Museo Británico), incluyen El caballero rural monta de nuevo, Felicidad rural o El una silla y Nuevas hazañas en el arte de montar.
  119. 119. • Hogarth, William. Antes (Before) • Fitzwilliam Museum. Cambridge
  120. 120. • Hogarth, William. Antes (Before) • Fitzwilliam Museum. Cambridge
  121. 121. • Hogarth, William. Grabado satírico. La vida de un libertino
  122. 122. • Thomas Rowlandson (1756-1827). ADÚLTEROS DESCUBIERTOS, 1808-
  123. 123. • Thomas Rowlandson (1756-1827). • Grabado erótico
  124. 124. • Thomas Rowlandson (1756-1827). • Grabado erótico
  125. 125. El artista suizo Henry Fuseli produjo también en Londres arte erótico por esta época. Su famosa pintura titulada La pesadilla (1781; Detroit, MI, Inst. A; y 1782- 91; Weimar, Goethe-Nmus. Frauenplan), relata una leyenda popular y muestra a una mujer desfallecida sobre su cama con un demonio agachado sobre su cuerpo. También produjo cientos de dibujos eróticos, muchos de los cuales fueron quemados por su viuda: aquellos que ha sobrevivido incluyen una imagen de la década de 1820 de tres jóvenes desnudas en una cama sirviendo a un hombre desnudo con una erección (Londres; V&A). Las muchachas tienen peinados exóticos que nos hablan del conocido fetichismo de Fuseli por el pelo de las mujeres. Otro ejemplo de hacia 1815-29 muestra dos jóvenes elegantemente peinadas en actividad lésbica delante de un espejo.
  126. 126. • John Henry Fuseli (1741-1825). La pesadilla. Institute of Arts., Detroit.
  127. 127. • John Henry Fuseli (1741-1825). Grabado erótico
  128. 128. • John Henry Fuseli (1741-1825). Grabado erótico
  129. 129. La celebración abierta de la sexualidad en mucho arte del siglo XVIII encontró poco paralelismo en el arte del siglo XIX, que, paradójicamente, demostró ser un período más obsesionado con el sexo que ningún otro con anterioridad. En Inglaterra, la intensa mojigatería de John Ruskin tuvo significativa influencia en las artes. Después de la muerte de J. M. W. Turner, Ruskin destruyó ciertos dibujos del artista que consideró censurables, pero afortunadamente algunas piezas,(e. g. Venus y Psyche; Londres, Tate), han sobrevivido, así como la colección de los cuadernos de bocetos del museo Británico. Excepcional es una hoja separada, de una mujer realizando una fellatio a un hombre, por un lado, y por el otro, un primer plano a plumilla del pene de un hombre entrando en la vulva de una mujer; también un boceto de acuarela con un Sileno desnudo.
  130. 130. • J. M. W. Turner. 1775 – 1851 • La manzana de la discordia en el jardín de las Hespérides
  131. 131. • J. M. W. Turner. 1775 – 1851 • Venus reclinada. 1828.Tate Gallery
  132. 132. • J. M. W. Turner. 1775 – 1851 • Estudio de un desnudo femenino. • Cuaderno de bocetos. • Tate Gallery
  133. 133. • J. M. W. Turner. 1775 – 1851. Estudio de un desnudo femenino. Cuaderno de bocetos. • Tate Gallery
  134. 134. • J. M. W. Turner. 1775 – 1851. • Estudio de un desnudo femenino. • Cuaderno de bocetos. • Tate Gallery
  135. 135. Por toda Europa el arte neoclásico contuvo los trasfondos fuertemente eróticos. El Cupido y Psyque de Antonio Cánova (1789-93; París, Louvre), chocó profundamente a Wordsworth pero excitó sexualmente a Flaubert, mientras los mármoles de Bertel Thorwaldsen, tales como Cupido recibido por Anacreonte (1823-24; Copenhagen, museo Thorwaldsen) fue altamente valorado en algunos círculos por sus fuertes implicaciones homoeróticas. Los desnudos pintados por Ingres, tales como La bañista de Valpinçon (1808; Paris, Louvre) y la Gran Odalisca (1814; París, Louvre), delatan una obsesión con la atracción sexual del cuerpo femenino, y el Baño turco (completado en 1863; París, Louvre), con sus masas de desnudos y mujeres entrelazadas, parecen representar la visión de los lujuriosos deseos de un anciano. En el museo Ingres de Montauban hay una colección de cuidadas copias del artista de grabados eróticos italianos del siglo XVI.
  136. 136. • Antonio Canova, 1757-1822 • Psique reanimada por el beso del amor, 1787 • Museo del Louvre
  137. 137. Bertel Thorvaldsen: Cupido recibido por Anacreonte, 1828. Museo Thorvaldsen
  138. 138. • Dominique Ingres, 1780-1867 • La bañista de Valpinçon o La gran bañista. 1808 • Museo del Louvre
  139. 139. • Dominique Ingres, 1780-1867 • La gran odalisca. 1814 • Museo del Louvre
  140. 140. • Dominique Ingres, 1780-1867 • El baño turco. 1863 • Museo del Louvre
  141. 141. • Dominique Ingres, 1780-1867 • Mujer con tres brazos • Museo Ingres de Montauban
  142. 142. Para los artistas románticos franceses la violencia añadía un ingrediente esencial al erotismo, por ejemplo en La matanza de Quíos de Eugène Delacroix (1824; París, Louvre). El ejemplo obvio es Théodore Gericault, cuyas escenas de dormitorio, como Los amantes (1815-16; París, Colección privada Dubaut) y El beso (1822; USA, colección privada), despliegan un inquietante trasfondo que es aún más claro en Desnudo torturado (c. 1817; Bayona, Museo Bonnat), y sus dos esculturas Ninfa atacada por un sátiro (c. 1818-19; París, Colección privada Rollin; y Buffalo, Nueva York, Albright-Knox A. G.) Avanzado el siglo, el realismo de Gustave Courbet fue una reacción directa contra los excesos del Romanticismo, y sus desnudos eróticos, como Mujer con loro (1866) y Desnudo en las olas (1868; ambos en el Metropolitan de Nueva York)), chocaron a mucha gente por su alegada “fealdad” y franqueza.
  143. 143. • Eugène Delacroix • La matanza de Quíos, 1828 • Louvre
  144. 144. • Leda y el cisne. Theodore Gericault
  145. 145. • El beso. Theodore Gericault. 1822; USA, colección privada
  146. 146. • Théodore Géricault (1791-1834). Tres amantes • Paul Getty Museum
  147. 147. • Théodore Géricault (1791-1834). Ninfa atacada por un sátiro (c. 1818-19; Buffalo, Nueva York, Albright-Knox A. G.
  148. 148. • Théodore Géricault (1791-1834). Ninfa atacada por un sátiro (c. 1818-19; musée des Beaux-Arts de Rouen
  149. 149. • Gustave Courbet. Mujer con loro, 1866. Metropolitan Museum of Art. NY
  150. 150. • Gustave Courbet. Desnudo en las olas,1868. Metropolitan Museum of Art. NY
  151. 151. • Gustave Courbet. Mujer desnuda con perro. 1868. Museo d’Orsay
  152. 152. Khalil Bey, antiguo embajador turco en San Petersburgo, encargó a Courbet dos pinturas que causaron escándalo en los 60. El sueño (1866; París. Petit Palais), muestra dos mujeres desnudas abrazadas, relajándose en la cama tras haber hecho el amor, una de las pocas obras mayores sobre el tema lésbico del arte occidental. El origen del mundo (c. 1867; París, Museo d’Orsay) muestra el torso de una mujer desnuda con las piernas separadas, centrando la atención en la vulva. Esta pintura, que fue ensalzada por Edmond de Goncourt en 1889, estuvo desaparecida hasta bien avanzado el siglo XX, cuando fue encontrada en la colección del psicoanalista Jacques Lacan. Edouard Manet también atrajo la controversia. Su Almuerzo sobre la hierba (1863; París, Museo d’Orsay) provocó una violenta protesta porque mostraba a una mujer desnuda, de picnic con dos hombres vestidos, en un ambiente contemporáneo más que mitológico.
  153. 153. • Gustave Courbet. El sueño,1866. Museo del Petit-Palais, París
  154. 154. • Gustave Courbet. El origen del mundo (c. 1866; París, Museo d’Orsay
  155. 155. • Édouard Manet. Déjeuner sur l'Herbe,1863.. Museo de Orsay, París
  156. 156. De forma similar, su Olimpia (1863; París, Museo d’Orsay) fue atacada en el Salón Oficial de ese año sobre la base de que su título mitológico pretendía oscurecer el tema de la pintura, una prostituta echada en la cama. Estas dos pinturas fueron muy significativas para el posterior desarrollo del arte moderno, pero, sin embargo, la obra más aclamada en el Salón de 1865 fue El nacimiento de Venus (1862; París, Museo d’Orsay) del muy respetado Alexandre Cabanel, una excitante y provocativa pin-up que pretendía representar a una diosa clásica. Esta fue comprada por el Emperador Napoleón III, quien públicamente había condenado a Courbet y Manet por obscenos.
  157. 157. • Édouard Manet. Olympia, 1863. Museo de Orsay, París
  158. 158. • Alexandre Cabanel. El nacimiento de Venus,1862; París, Museo d’Orsay.
  159. 159. Tal hipocresía también reinaba por esta época en la Real Academia de Londres, donde pinturas como En el tepidario, de Sir Lawrence Alma-Tadema (1881; Port Sunlight, Galería de Arte Lady Lever), fue alabada como clásica y noble a pesar de su clara intención de excitar. La lindeza y superficialidad de estas pinturas, contrasta fuertemente con los esfuerzos de artistas que estaban tratando de profundizar en la naturaleza de la sexualidad. Edgar Degas, por ejemplo, hizo una serie de monotipos que describían la vida en los prostíbulos de París en los 80; estos mostraban una compasión auténtica por las internas y con frecuencia describían las relaciones lésbicas que florecían entre ellas. Henri de Toulouse-Lautrec compartió con Degas la fascinación por el mundo de las prostitutas y pintó al menos 50 escenas de prostíbulo en los 90, de las cuales Al salón: Rue des Moulins (1895; Museo Toulouse-Lautrec de Albi) es excepcional.
  160. 160. • En el tepidario. Sir Lawrence Alma-Tadema, 1881; Port Sunlight, Galería de Arte Lady Lever
  161. 161. • Edgar Degas. Descansando en la cama. c. 1876-1877. Monotipo
  162. 162. • Edgar Degas. Cortesanas, 1876-1877. Monotipo
  163. 163. • Edgar Degas. En la bañera. París, museo de Orsay
  164. 164. • Toulouse-Lautrec. Al salón: Rue des Moulins, 1895. Museo Toulouse-Lautrec de Albi. Francia
  165. 165. • Toulouse- Lautrec • La toilette, 1889 • Museo d´Orsay
  166. 166. • Toulouse- Lautrec • La inspección médica en la Rue des Moulins Burdel (1894) • National Gallery of Art. Washington DC
  167. 167. • Toulouse- Lautrec • Prostitutas, 1893–1895 • Dallas Museum of Art (DMA)
  168. 168. Hacia finales del siglo XIX la asociación del sexo con la muerte se convirtió en una característica de los artistas relacionados con la decadencia y el declive. Uno de sus temas característico fue el de la mujer como diosa misteriosa que usa su sexualidad para dominar a los hombres. Los primeros ejemplos incluyen la Beata Beatriz (1863) y Proserpina de Dante Gabriel Rossetti (1874; ambas en la Tate), que parecen exudar un perturbador erotismo. En Francia, Gustave Moreau personifica su visión de la mujer en el personaje histórico de Salomé, y sus pinturas de Salomé danzando (1876; Los Ángeles, CA, Museo Armand Hammer) y La aparición (1876; París, Louvre) fueron hechos famosos por Joris-Karl Huysmans en su novela A Rebours. En La aparición una casi desnuda Salomé gesticula hacia la severa cabeza de San Juan Bautista, que se mantiene en el aire delante de ella, chorreando sangre.
  169. 169. • Dante Gabriel Rossetti • Beata Beatriz, 1864-1870 • Tate Britain
  170. 170. • Dante Gabriel Rossetti • Proserpina, 1874 • Tate Britain
  171. 171. • Gustave Moreau • Salomé danzando, 1876 • Los Ángeles, CA, Museo Armand Hammer
  172. 172. • Gustave Moreau • La aparición, 1876. • París, Louvre
  173. 173. En 1894 Oscar Wilde publicó un drama titulado Salomé que fue ilustrado con 17 dibujos de Aubrey Beardsley. J’ai baisé ta bouche (1893; Londres, V&A) presenta a la muchacha acariciando la grave cabeza que acaba de besar, mostrando así su triunfo sobre el Santo cuya muerte ella ha causado. Otros dibujos de la serie fueron censurados por su sugerida androginia y masturbación. Las ilustraciones de Beardsley para la Lisístrata de Aristófanes fueron publicados en una limitada edición secreta en 1896 y son los más explícitos sexualmente de todas sus obras, con su travestismo, cupidos que se masturban y falos enormemente exagerados. El artista cuyo trabajo probó lo más chocante fue el belga Felicien Rops. En 1884 Rops produjo una serie de imágenes titulada Los satánicos, una fantasía en la que participa una mujer llevada al infierno, donde tiene relaciones sexuales con Satán sobre un altar
  174. 174. • Aubrey Beardsl • J’ai baisé ta bouche (1893; Londres, V&A) • Ilustración para el drama “Salomé” de Oscar Wilde • Londres, Victoria and Albert Museum
  175. 175. • Aubrey Beardsley • J’ai baisé ta bouche (1893; Londres, V&A) • Ilustración para el drama “Salomé” de Oscar Wilde
  176. 176. • Aubrey Beardsley • Lisístrata • Ilustraciones de Beardsley para la Lisístrata de Aristófanes
  177. 177. • Aubrey Beardsley • Lisístrata • Ilustraciones de Beardsley para la Lisístrata de Aristófanes
  178. 178. • Aubrey Beardsley • Lisístrata • Ilustraciones de Beardsley para la Lisístrata de Aristófanes
  179. 179. • Felicien Rops • El sacrificio • De la Serie Les Sataniques
  180. 180. • Felicien Rops • El sacrificio • De la Serie Les Sataniques
  181. 181. • Felicien Rops • Las tentaciones de San Antonio • Del libro "Lust for the Devil. The Erotic-Satanic Art of Félicien Rops
  182. 182. E El arte erótico Historiografía y colecciones
  183. 183. Historiografía y colecciones. Las obras de arte sexualmente explícitas han sido con frecuencia calificadas de pornográficas y esto ha llevado a muchos escritores a intentar diferenciar entre arte erótico y pornografía. James Joyce, por ejemplo, creía que el arte era una experiencia estética que excluía las emociones perturbadoras suscitadas por la pornografía; el arte y la pornografía eran, para él, por tanto, polos opuestos. D. H. Lawrence escribió: “Puedes reconocer (la pornografía) por el insulto que ofrece, invariablemente, al sexo y al espíritu humano”. Para él, la pornografía llevaba a la masturbación, lo que a su vez llevaba a “atacar la autoconciencia”, mientras que el arte erótico desviaba al espectador desde la autoconciencia acosada a la “verdadera individualidad”.
  184. 184. Steven Marcus escribió que el arte estaba en buena parte preocupado con “las relaciones de los seres humanos entre sí”, mientras que la pornografía “no está interesada en las personas sino en los órganos”. Peter Webb describió la pornografía como “cualquier material cuyo único propósito es excitar el apetito sexual sin preocupación por una respuesta estética”, y continuaba: “confundir erotismo con pornografía es menoscabar nuestra habilidad para apreciar algunas de las más gratificantes experiencias del arte”. Otros comentaristas (ver Peckam o Kronhausen), encontraron imposible o innecesario hacer cualquier distinción entre arte erótico y pornografía.
  185. 185. El pionero de los estudios sobre arte erótico fue Eduard Fuchs, que publicó una serie de libros eruditos y controvertidos en los primeros a años 20. Sus ideas liberales fueron atacadas por algunos críticos, pero Kenneth Clark defendió el potencial artístico del tema erótico en El desnudo: “Toda buena pintura y escultura de desnudo es sexualmente estimulante…Ningún desnudo, a no ser abstracto, debería dejar de levantar en el espectador algún vestigio de sentimiento erótico, aunque sea una sombra apenas perceptible”. Lo Duca analizó el arte erótico desde una perspectiva psicoanalítica como algo que hunde sus raíces en el inconsciente colectivo de los mitos y fantasías sexuales.
  186. 186. Georges Bataille expresó una filosofía del erotismo como un sentimiento conscientemente intelectualizado que sólo es posible en un contexto donde la sexualidad es reprimida.: “El erotismo, a diferencia de la simple actividad sexual, es un búsqueda psicológica, independiente del objetivo natural de la reproducción y el deseo de hijos”. Desde finales de los 60 se han publicado muchas contribuciones serias a la investigación en el arte erótico. Hacia los 80 se expresaron puntos de vista críticos sobre el tema tanto por miembros de la derecha puritana moralista como por otros de la izquierda política, incluyendo numerosas feministas, tales como Andrea Dworking.
  187. 187. Ambos grupos coincidían en no ver razón alguna para distinguir entre arte erótico y pornografía, ni para apoyar la censura. Las escritoras feministas concentraron su investigación en las olvidadas o infravaloradas mujeres artistas, para contrarrestar el patriarcado que ellas veían en el origen de todas las historias del arte y particularmente en el respaldo a las imágenes de mujeres creadas por hombres y para hombres. Otros escritores del siglo XX tardío se preocuparon por discutir la imagineria erótica gay y lesbiana (Feinstein, Cooper) y el papel de las mujeres artistas que crean arte erótico para mujeres (Nochlin; Chicago y Hill;
  188. 188. Durante mucho tiempo el coleccionismo de arte erótico fue la fascinación privada de los ricos y poderosos. Famosos coleccionistas fueron los Medici en el Renacimiento florentino, el emperador alemán Rodolfo II, Francisco I, Enrique IV y Luis XV de Francia, Felipe II, el Duque de Orleáns, Lord Houghton, el segundo Conde de Crawford, el segundo Marqués de Milford Haven, Jorge IV, Eduardo VII y Eduardo VIII de Inglaterra, Richard Payne Knight, Charles Townley, Sir William Hamilton (i) y George Witt. En el siglo XX tardío la mayor parte de las colecciones de arte erótico eran privadas. Los primeros museos de arte erótico se abrieron en los 70, en los Estados Unidos (San Francisco) y Suecia (Lund). Ahora, casi todos los museos del mundo contienen obras de naturaleza erótica.
  189. 189. En París, tanto el Museo del Louvre como la Biblioteca Nacional poseen obras que no se consideran apropiadas para la exposición pública, desde la cerámica griega a grabados y dibujos europeos. Se dice que, en Roma, el Vaticano tiene un museo de arte erótico privado, y es cierto que el palacio del Vaticano tiene un cuarto de baño con frescos eróticos de Rafael. El Museo y Galería Nacional de Capodimonte, en Nápoles, tiene un “gabinete secreto” en el cual se guardan los objetos y pinturas sexuales encontrados en Pompeya. El Museo nacional de Arte de Ciudad de México, tiene un “salón secreto” que contiene imágenes sexuales del México precolombino. El Museo de Arte de Lima tiene una colección de terracotas eróticas de las tumbas mochicas. En los estados Unidos el Instituto para la Investigación Sexual, en Bloomington, Indiana, ha estado reuniendo objetos de naturaleza sexual.
  190. 190. Londres posee dos interesantes colecciones públicas de arte erótico, pero poco es lo que está expuesto. La Sala del Grabado del Museo Victoria y Alberto tiene una bella colección de shunga, de artistas como Harunobu y Utamaro, que están guardados en la Colección Restringida. Su Departamento Indio tiene diversidad de dibujos, pinturas y esculturas eróticas, disponibles mediante solicitud. El Museo Británico tiene una de las más bellas colecciones de arte erótico del mundo. Su Museo Secreto contiene vasos y platos griegos, amuletos fálicos de Pompeya, figuritas itifálicas de Príapo y Hermes y falos arrancados (como alternativa a fijar una hoja de parra) de las estatuas clásicas
  191. 191. El Departamento Etnográfico posee un pene dorado de una momia egipcia, vasos eróticos para beber, del Perú, y arte erótico de Australia, Yucatán, África e Isla de Pascua, ninguno de los cuales están expuestos al público. El Departamento de Antigüedades Medievales y Posteriores incluye una figura de fertilidad Sheila-na-Gig en piedra, de Irlanda, relojes y cajas de rapé con decoraciones eróticas, y una escultura en terracota de un sátiro copulado con una cabra de Joseph Nollekens en 1760. Todos en la Colección Restringida. Arte erótico de China y Japón, incluyendo álbumes de Harunobu, Utamaro (Poema de la almohada), Hiroshige y Hokusai (El sueño de la mujer del pescador), están bajo llave en el Departamento de Antigüedades y Manuscritos Orientales.
  192. 192. La colección de grabados de la Sala Restringida incluye italianos del siglo XVI, de Rafael y posteriores, de Giulio Romano, Agostino Carracci, Jacopo de’ Barbari y Eneas Vico, y los restos de una serie de las famosas Posturas de Marcantonio Raimondi sobre Giulio Romano Otras rarezas incluyen la Historia Universal con acuarelas eróticas del siglo XVIII, y arte erótico de Felicien Rops, Aubrey Beardsley y Gustav Klimt. Especialmente interesantes son los dibujos eróticos de J. M. W Turner, algunos dibujos explícitos de Eric Gill, y los ocho platos decorados con la obra de Thomas Rowlandson, Jueguecitos para damas y caballeros, junto con una serie de grabados del mismo autor.
  193. 193. El erotismo en la Historia del Arte • Realizado por Ars erótica • http://ars-erotica.blogspot.com http://www.slideshare.net/arseros • http://www.scribd.com/arseros http://www.youtube.com/user/arserotica1 • erotica.ars@gmail.com Este trabajo ha sido, y es, la raíz de la que han salido todas las ramas que podéis conocer en estos enlaces
  194. 194. • Trabajos subidos a nuestro canal de slideshare e s
  195. 195. • Videos subidos a nuestro canal de youtube

×