21 puertas y ventanas

64,500 views

Published on

Published in: Education
9 Comments
86 Likes
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total views
64,500
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
5,047
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
9
Likes
86
Embeds 0
No embeds

No notes for slide
  • <number>
  • <number>
  • <number>
  • <number>
  • <number>
  • <number>
  • <number>
  • <number>
  • <number>
  • <number>
  • <number>
  • <number>
  • <number>
  • <number>
  • <number>
  • <number>
  • <number>
  • <number>
  • <number>
  • <number>
  • <number>
  • <number>
  • <number>
  • <number>
  • <number>
  • <number>
  • <number>
  • <number>
  • <number>
  • <number>
  • <number>
  • <number>
  • <number>
  • <number>
  • <number>
  • <number>
  • <number>
  • <number>
  • <number>
  • <number>
  • <number>
  • <number>
  • <number>
  • <number>
  • <number>
  • <number>
  • <number>
  • <number>
  • <number>
  • <number>
  • <number>
  • <number>
  • 21 puertas y ventanas

    1. 1. Ventanas Puertas Y Construcción II Prof. Richard Jiménez
    2. 2. Ventanas-Introducción Una ventana es un vano o hueco elevado sobre el suelo, que se abre en una pared con la finalidad de proporcionar luz y ventilación a la estancia correspondiente. También se denomina ventana al conjunto de dispositivos que se utilizan para cerrar ese vano. Cabezal del Marco Marco de la Ventana HojasAlféizar del Marco (Riel en las correderizas) Lateral del Marco Cabezal de la hoja Alféizar de la hoja Jambas (Llavines o Enganches)
    3. 3. Ventanas Las ventanas son elementos arquitectónicos cuyas funciones principales son las de proveer ventilación e iluminación a los locales. Una tercera función es la de proveer visuales hacia el exterior y hacia el interior, lo que ha de enfocarse tanto desde el punto de vista práctico como del psicológico. Los huecos son una parte muy importante en la composición de las fachadas por lo cual también tenemos que tomar en cuenta la parte estética al dimensionar y distribuir las ventanas. Estas constan de un marco, que la parte fija que va unida al hueco del muro y las hojas que se mueven de diversas maneras para controlar la apertura.
    4. 4. Ventanas • Las ventanas pueden clasificarse de acuerdo al material de que están hechas: madera, hierro, aluminio o plástico, sólos, combinados entre sí o con áreas de vidrio. • Las hojas pueden ser fijas o movibles. • Estas últimas pueden ser deslizantes o giratorias, las cuales a su vez, se clasifican de acuerdo a la ubicación de su eje de giro. Cuando este es vertical y se ubica en uno de sus ejes se denominan batientes y giratorias o pivotantes cuando están en el centro. • Si el eje es horizontal y se encuentra en el tope de la hoja son tipo toldo, si es en el centro basculantes y si es en el borde inferior abatibles. • Las de celosías son una variedad de las basculantes con un gran número de hojas o lamas que giran simultáneamente.
    5. 5. Ventanas * Las proyectadas giran de igual modo que las de tipo toldo, pero al mismo tiempo, se deslizan verticalmente dejando un hueco en la parte superior que facilita la limpieza de la hoja, éstas pueden girar individualmente o en grupos y en caso que estén muy altas pueden abrir y cerrar con operadores de cadena. • Las de hojas deslizantes se denominan correderas si se mueven horizontalmente y guillotina en el sentido vertical y ambas tienen el inconveniente de que como se deslizan una sobre otras solo dejan la mitad del hueco para la ventilación.
    6. 6. Fabricación Ventanas de madera Las ventanas de madera son económicas y se pueden fabricar de cualquier tamaño y se consiguen cierres bastante herméticos. Tienen las desventajas inherentes de la madera: son susceptibles al ataque de hongos y de los insectos; el asoleamiento y los cambios de humedad pueden producir alabeos que dificultan su cierre y requieren de una constante inspección y mantenimiento. Ventanas de acero Existen dos tipos de ventanas de acero: las sólidas, formadas con perfiles de acero hechos en caliente en rolos especiales y las que están hechas con láminas de acero, que se doblan para darles la forma requerida. Las ventanas de acero tienen la ventaja de una alta resistencia, pero son susceptibles a la oxidación, por lo cual requieren un riguroso programa de mantenimiento.
    7. 7. Ventanas de aluminio Son las más usadas en el país, especialmente las de celosías. Las ventanas más económicas son las de tipo A, con láminas de aluminio de terminación natural y con operador de palanca. También se consiguen terminadas en lacas blancas horneadas o pedidos especiales con otros colores. Las de láminas de vidrio tipo AA son más costosas y pueden dejar pasar el agua aun cerradas cuando es impulsada por fuertes vientos. Pueden ser de vidrio liso o martillado, ya sean transparentes o de color bronceado. Los operados de mariposa han probado ser más duraderos que los de manigueta, aunque son más difíciles de manipular. La distancia entre celosías de las ventanas de celosías se ha normalizado en la industria de modo que la altura en metros de los huecos de ventana depende exclusivamente del número de láminas, de acuerdo a la fórmula: h= (8.9x n) + 4.3, donde h es la altura de la ventana en centímetros y n es el número de celosías. El ancho de las hojas de las ventanas nunca deben sobrepasar un metro de ancho ya que tanto las láminas de aluminio como las de vidrio sufrirían deformaciones excesivas.(a menos que sean de varios cuerpos). Fabricación
    8. 8. Los marcos se ensamblan por medio de tornillos tirafondo que atraviesan el cabezal y el quicio, para agarrarse en las casi cilíndricas que se encuentran a todo lo largo de las jambas. Las piezas móviles se conectan al marco con remaches. La instalación en el hueco se hace con tornillos y tarugos plásticos. Luego de instalada la ventana es necesario masillar todos los bordes, tanto por dentro como por fuera. Finalmente, se procede a colocar los vidrios, que ya vienen cortados a la medida. Las ventanas corredizas pueden tener hojas grandes de modo que se puede tener una buena visual hacia el exterior. Pueden ser de dos o tres hojas, bloqueando así, por lo menos una tercera parte del hueco, ya que estas se desplazan ocultándose detrás de las demás. Deben estar provistas de agujeros de desagüe para el agua que quede atrapada entre los rieles de la ventana. Fabricación
    9. 9. Tipos de Ventanas En el Mercado • Salomónicas: son todas aquellas ventanas de celosías. Estas pueden ser de aluminio o vidrio. • Correderas o Corredizas: ventanas cuyas hojas se deslizan sobre rieles paralelos , y se cierran unas con otras. • Pivotantes: ventanas cuyas hojas giran alrededor de un eje vertical que se encuentra en el centro de la hoja y del marco. • Proyectadas: sus hojas giran apoyándose en un eje horizontal desde el cual se levanta la hoja de la ventana abriéndose al exterior. • Abisagradas: ventanas cuyas hojas están provistas de bisagras que permiten el giro de las hojas desde un eje vertical localizado en el marco de la ventana. (justo como una puerta). • Oscilobatentes: son aquellas cuyas hojas pueden girar en torno a un eje horizontal y también vertical. Es una combinación entre una ventana proyectada y una abisagrada. • Fijas: aquellas cuyas hojas no se mueven.
    10. 10. Fabricación El aluminio pasa por un proceso industrial, en el cual es fundido, y moldeado en barras de sección transversal y colores variados creando así las barras estandarizadas para todos los tipos de ventanas y sistemas que se ofertan en el mercado. Estas barras se configuran en tamaños de 20 o 21 pies de largo (salvo excepciones), y son comercializadas como materia prima que es adquirida posteriormente por los fabricantes de ventanas. El sistema utilizado para la comercialización de piezas y productos terminados es el sistema ingles, (pies, pulgadas y pies cuadrados: fracciones de pulgadas etc.).
    11. 11. Fabricación Una vez se tienen las barras en las fábricas de ventanas, se cortan en función del tamaño de la ventana que se desea fabricar, eligiendo las barras para cada tipo de ventana. A las piezas cortadas de las barras , se les hacen pequeños huecos o dobleces si así lo requieren, mediante maquinarias de taller denominadas troqueles. Luego las piezas con ensambladas mediante tornillos, y los vidrios colocados en su lugar con gomas de protección, proceso se conoce como armar una ventana. Luego de esto, solo resta la instalación en su lugar definitivo.
    12. 12. Medición y Cálculo 1 pie lineal= 12 pulg. 1pie²= 12pulg x 12pulg 1mt= 3.28 pie 1mt²=10.76 pie²(para convertir al Sistema Internacional) Para saber cuantos pies² tiene una ventana, se multiplica Ancho x Alto(en pulgadas) , y se divide entre 144. Ej. 48”x48”/ 144= 16 pie².
    13. 13. Medición y Cálculo
    14. 14. Ventanas Salomónicas
    15. 15. Ventanas Salomónicas
    16. 16. Ventanas Correderas Correderas Tradicionales Sistemas: P-65 P-92 P-40
    17. 17. Ventanas Correderas
    18. 18. Ventanas Correderas Especiales P-40
    19. 19. Ventanas Pivotantes
    20. 20. Ventanas Proyectadas
    21. 21. Ventanas Abisagradas
    22. 22. Oscilobatentes
    23. 23. Vidrios Fijos Si se utiliza el sistema de vidrios fijos en fachadas, resulta de importancia capital, que los vidrios cumplan con el requisito de ser templados previamente, para evitar consecuencias trágicas.
    24. 24. Puertas Las puertas son los elementos arquitectónicos que permiten el paso entre una habitación y otra, o entre el exterior de una edificación. Consta de un marco, que es la parte que se fija al hueco de la pared y una o varias hojas, que forma la parte movible y que según su posición admite o restringe el paso. Los aparatos que permiten el movimiento de las hojas y que controlan que la puerta pueda abrirse o cerrarse reciben el nombre de herrajes. Las puertas pueden clasificarse de acuerdo a su posición como exteriores e interiores, las cuales a su vez pueden basculantes o de paneles. De acuerdo a su modo de operar pueden ser rotatorias, corredizas o enrollables. Las rotatorias pueden ser batientes, de vaivén o giratorias. De acuerdo al material pueden ser de madera, hierro, aluminio, vidrio o combinaciones de varios materiales. De acuerdo a su terminación superficial pueden ser lisas, labradas o apaneladas.
    25. 25. Puertas Las puertas más utilizadas son las batientes que generalmente giran hasta 900 para descansar sobre una pared, pero tienen la desventaja de que, por su recorrido al abrir, ocupan parte del área útil de los espacios. Las de correderas no tienen ese inconveniente, pero solo dan paso a la mitad del hueco. Las puertas plegadizas y las de acordeón operan colgadas de un riel colocado en la parte superior, ocupan poco espacio al operarse, pero no brindan las condiciones de seguridad que se consiguen con las otras puertas. Las puertas giratorias están formadas por cuatro hojas que en planta forman una cruz de brazos iguales y tienen la ventaja de mantener siempre separados el interior del exterior, conservando las condiciones climáticas existentes en el interior del edificio. Siempre giran en contra de las manecillas del reloj y no cuentan como salidas de emergencias. La puerta enrollable debido a su pobre aspecto y difícil operación solo se usa en factorías o como protección de los comercios.
    26. 26. Puertas de Madera
    27. 27. Puertas de enlates Las más sencillas son las puertas de enlates que generalmente se usan en sitios de almacenaje o enverjados. Aquí es importante que el refuerzo diagonal quede a compresión, ya que la madera y los empalmes trabajan mejor así que a la tracción. Estas puertas permiten la visibilidad y la ventilación hacia el interior aun cuando estén cerradas.
    28. 28. Puertas de plywood Se construyen con bastidores formados de peinazos de 1”x4” y montantes de 1”x2”, con refuerzos en ambos lados donde se han de colocar las bisagras y la cerradura, todo ensamblado con cola y con grapas corrugadas. Se insertan en los montantes costillas horizontales de ½”x1” separadas a unos 10 cms. una de las otras. A este bastidor se le encolan a presión planchas de plywood de 3/16” en cada cara. Estas puertas dan terminación lisa. Son tan livianas que solo requieren un par de bisagras y solamente pueden usarse en el interior, ya que las colas utilizadas para su ensamblaje son solubles al agua.
    29. 29. Puertas Las puertas sólidas de madera se pueden construir de cuartones de 2”x6” o 2”x8” preferiblemente machihembrados que se unen con cola y con tres pernos de carruaje de ¼” de diámetro, que atraviesan todos los cuartones y cuyo largo total es un poco menor que el ancho de la puerta. Se aprietan las tuercas para que los cuartones queden perfectamente unidos y luego se tapan ambos extremos con tarugos de la misma madera. Para disimular la irregularidad de sus juntas se recurre a ranuras en “V” a ambos lados. Estas puertas resultan bastante pesadas lo que hace necesario utilizar bisagras de 4” posiblemente con cojinetes de bolas.
    30. 30. Puertas apaneladas El bastidor de las puertas de paneles se hace con cuartones de 2” nominales de espesor, que al ser cepilladas terminan entre 1 ½” 1 5/8”. Los montantes y los peinazos intermedios son de 2”x4”, el superior de 2”x6” y el inferior casi siempre de 2”x8”. Los bordes internos se molduran y se ranuran para recibir los paneles, mientras que las uniones de montantes y peinazos se hacen a caja y espiga, bien encoladas y se atraviesa la unión con tarugos de madera dura para asegurar el anclaje. En cuanto a la forma de los paneles, podemos decir que solo la imaginación del que diseña limita la cantidad y tamaño de estos, pudiendo también combinarse con otros materiales como el vidrio que permiten la visión o simplemente la entrada de luz. En este caso es necesario proveer una moldura removible por si es necesario reemplazar el vidrio.
    31. 31. Puertas metálicas Hay gran variedad de puertas metálicas en acero, aluminio y bronce, pero las más comunes en nuestro país son las puertas para verjas, generalmente batientes o corredizas sobre un riel empotrado sobre el suelo, hechas de barras o tubos y con uno o más puntos de apoyo en la parte superior. Pueden ser movidas a mano o con motores eléctricos. Las puertas de acero para factorías y depósitos se hacen con tolas de acero desde 1/8” hasta ¼” dependiendo de su tamaño, soldadas al exterior a bastidores de angulares o canales de acero que les dan rigidez. El marco de la puerta se fabrica también de perfiles de acero a los cuales se sueldan varillas cuadradas para formar los batientes. A parte del mantenimiento que estas puertas requieren, son fuertes y duraderas, ofreciendo una gran protección contra el vandalismo.
    32. 32. Puertas enrollables Están formadas por tiras dobladas de acero encajadas unas con otras de modo que puedan enrollarse en un eje colocado en la parte superior de la puerta, provisto de resortes para facilitar la izada. Las jambas se forman con angulares anclados al muro. Pueden ser operadas manualmente, con cadenas o motorizadas. Puertas de aluminio Son las puertas más utilizadas en las entradas de edificios comerciales por su belleza y bajo costo de mantenimiento. Siempre se utiliza aluminio anodizado, cuya capa de óxido ofrece una mayor protección de la terminación y un acabado mas liso y uniforme. Las hay de montantes y peinazos anchos (10 cms.) y estrechos (5 cms.), donde estos últimos proveen un área acristalada mucho mayor. Se ensamblan con angulares de acero ocultos en las esquinas, atornillados a las piezas del bastidor para rigidizar el cuadro. Pueden ser batientes o correderas y pueden operarse manual o automáticamente.
    33. 33. Puertas de vidrio Completamente hechas de vidrio con piezas de aluminio o acero inoxidable en los pivotes de giro y para la cerradura. Es preciso utilizar vidrio templado de ½” o de ¾” lo que significa que las perforaciones para fijar las partes metálicas han de hacerse antes del templado y el hueco debe terminarse con suma precisión, ya que no pueden haber ajustes posteriores. Este vidrio es altamente resistente a los impactos y si llegase a romperse se convertiría en un montón bolitas blancas e inofensivas.
    34. 34. Marcos Los marcos son las partes de las puertas y ventanas que quedan fijas en las mochetas de los muros y que por medio de los herrajes de movimiento quedan conectadas entre sí. Marcos metálicos Se denominan así los que están hechos de láminas dobladas de acero, normalmente de calibre 16. Están diseñados de manera que quedan cubierta la mocheta completa, eliminando su costo y el de los cantos. Se fabrican para muros de 4” (10 cms.), 6” (15 cms.) y 8” (20 cms.). Los fabricantes incluyen dos o tres bisagras según se especifique, una hoja de cada bisagra queda soldada a la parte posterior del marco saliendo por una ranura. También viene hecha la cajuela donde ha de entrar el pestillo de la cerradura, de modo que es necesario especificar el giro de la puerta al momento de ordenar los marcos.
    35. 35. Marcos Los marcos metálicos se colocan en obra inmediatamente después de colocada la primera hilada de bloque en los muros, de modo que estos queden embebidos dentro del marco. Se alinean y se aploman, se constata la altura del dintel sobre el nivel del piso y se inmovilizan en sitio con pies de amigo temporales; se continúan poniendo los bloques, rellenando con mortero el hueco que quede dentro del marco y adaptando las anclas a las juntas horizontales en el muro. El dintel puede ser prefabricado o vaciado insitu utilizando el marco como fondo.
    36. 36. Marcos de Madera La forma de colocar los marcos de madera más común para nosotros es atornillándolos sobre las mochetas de los muros, que ya deben estar debidamente empañetadas. Deben colocarse tres tornillos rosca madera de 3”x10” en cada pata del marco, perforando éste como la pared, donde se colocan tarugos de expansión plásticos de ¼” para fijar los tornillos; las cabezas de los tornillos se hunden en el marco para luego rellenarlos con masilla o aun mejor con tarugos de la misma madera.(Para fines de costos se calculan en pies lineales).
    37. 37. Puertas polimetal No hay corrosión ni oxidación. Resistentes al Fuego Fácil de Instalar Garantía de 10 a 15 años. Sistema que se adapta a medidas estándar y también variables.
    38. 38. Puertas Metálicas
    39. 39. Puertas Metálicas
    40. 40. Puertas Metálicas
    41. 41. Sistema Everdoor y Medidas Standard 84cm x2.07 3 3 3cm Ancho (cm) 70 75 80 85 90 95 100 Alturas estandard: 2.00 mt 2.10 mt Para medidas irregulares de huecos se utilizan marcos epeciales (ampliados o reducidos 1cm), Perfiles superioses o transoms. Ej: 92 *210cm= 2 marcos ampliados 1cm. 90cm 2.10m
    42. 42. Herrajes Hay dos categorías de herrajes: Los que hacen posible el movimiento de las hojas, como son los goznes, bisagras y poleas, y los que permiten que estas puedan asegurarse una vez cerradas., como aldabas, pestillos y cerraduras.
    43. 43. Herrajes de Movimiento Para las puertas y ventanas batientes la forma primitiva de los herrajes son los goznes. Consistía en un ancla de hierro empotrada en el muro que terminaba en una pieza cilíndrica vertical con una planchuela larga doblada a su alrededor que, a su vez, se fijaba a la hoja de la puerta. Las bisagras “T” son más utilizadas hoy en día en aplicaciones donde la apariencia no juega un papel preponderante. Son de acero, galvanizado en algunos casos y vienen de diversos tamaños entre 6” a 12” (15 a 30 cms.). Mayor uso tienen las bisagras de libro que se fabrican en gran variedad de metales. Por su forma pueden ser cuadradas o rectangulares.
    44. 44. Herrajes de Movimiento Algunas tienen un eje de giro continuo denominadas bisagras de piano. Para grandes puertas hay que recurrir a bisagras de más de 4”, a veces provistas de caja de bolas para facilitar el giro. Algunas tienen resortes para devolver la hoja a su posición de reposo o como las de doble acción que permiten empujar la hoja en una o en otra dirección. Las bisagras de gabinete son utilizadas para hojas muy ligeras y cuya forma depende del modo como se ajuste la hoja al resto del gabinete. Algunas están provistas de resortes que hacen cerrar las puertas automáticamente una vez se haya iniciado su movimiento. Finalmente existen las bisagras ocultas empotradas en los bordes de las hojas o del marco y que desaparecen por completo al cerrar las hojas.
    45. 45. Herrajes de Movimiento Por otro lado, hay mecanismos que hacen volver las hojas a su punto de equilibrio y se denominan cerradores automáticos. En todos ellos hay una parte conectada al marco y otra a la hoja. Existen los denominados cerradores de botella que son mas usuales en nuestro medio y son para puertas más pesadas. Para puertas más pesadas y de mucho uso se emplean los cerradores de piso. Estos se combinan también con sistemas electrónicos o electro-mecánicos para abrir y cerrar las puertas automáticamente al acercarse los usuarios.
    46. 46. Herrajes de Seguridad Son mecanismos usados para asegurar el cierre temporal de puertas y ventanas. Las aldabas aun se usan, aunque limitadamente en gabinetes de cocina. Los más utilizados son los pestillos, con una gran gama de formas, tamaños y terminaciones, como los de pasadores, los de cadena, que se colocan en la parte superior de las puertas; los de resbalón, que se cierran al tirar la puerta; los de piso, que se colocan en la parte inferior de las puertas y se operan normalmente con el pie; los ocultos, que se pueden colocar en el borde de las puertas de dos hojas, tanto arriba como abajo, quedando ocultos cuando la hoja se cierra; finalmente las fallebas, que son más seguras, ya que se engarzan tanto arriba como abajo al mismo tiempo.
    47. 47. Herrajes de Seguridad Cerraduras Las cerraduras combinan las funciones de pestillos y tiradores mientras que al mismo tiempo proveen seguridad. De acuerdo a su instalación pueden ser superficiales y empotradas. Estas últimas pueden ser de cajón, para las cuales hay que cortar en el borde de la puerta un hueco rectangular o cilíndrico. Las cerraduras constan de pomos o palancas que al hacerse girar mueven un pestillo para permitir que la puerta se pueda abrir o cerrar. El pestillo puede ser de resbalón, que se cierra al tirar la puerta o de seguridad, que tienen forma de paralelepípedo o indentaciones que se traban.
    48. 48. Herrajes de Seguridad Tiradores Para facilitar el movimiento de las hojas de puertas y ventanas así como el de las gavetas se utilizan tiradores. Estos pueden ser de madera, aluminio, acero cromado o hasta de cerámica. También de acuerdo a su instalación pueden ser empotrados, utilizado para puertas corredizas para evitar que hayan puños sobresalientes que obstaculicen el movimiento de las hojas; tipo botón, que solo necesitan de un tornillo para su fijación o tiradores de gabinetes que necesitan de dos botones para mantenerlos fijos.
    49. 49. Herrajes de Seguridad Amaestramiento de llaves La función de la llave es hacer girar un cilindro que a su vez hace mover el pestillo. Llavines superficiales Solo hay que perforar para introducir el cilindro ya que el mecanismo se instala superficialmente en la cara interior de la puerta o de la gaveta.
    50. 50. Herrajes de Seguridad Cerraduras combinadas Se pueden combinar en un solo conjunto un pestillo de seguridad y uno de resbalón y al mismo tiempo proveer un elegante tirador. Ambas cerraduras pueden ser cilíndricas, en cuyos casos se hacen barrenos separados o bien pueden combinarse en una caja metálica empotrada, lo que requiere de una cajuela en el borde de la puerta y barrenos circulares donde penetran los puños.
    51. 51. Herrajes de Seguridad Topes y retenedores Para evitar que los puños de las puertas choquen contra las paredes, perjudicando tanto el herraje como la pared, se utilizan topes de goma atornillados a las paredes o a los pisos. Estos pueden tener aldabitas o resortes de ganchos en “U” de modo que la puerta que relativamente fija en su máxima apertura sin cerrarse por la acción del viento. Otro tipo de retén, mantiene la puerta abierta en su sitio por la fricción contra el piso por el pie de goma colocado en su parte inferior; para zafarlo se hace girar la pieza hacia arriba y se engancha en la ranura de la parte superior.
    52. 52. ES TODO POR HOY…

    ×