La soberanía de Dios

6,776 views

Published on

0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
6,776
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
4
Actions
Shares
0
Downloads
113
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

La soberanía de Dios

  1. 1. Por el Rev. Armando Guzmán Lechuga Pastor – Evangelista 1
  2. 2. La Soberanía de Dios sobre las Naciones Y ellos, habiéndolo oído, alzaron unánimes la voz a Dios, y dijeron: Soberano Señor, tú eres el Dios que hiciste el cielo y la tierra, el mar y todo lo que en ellos hay… Hch 4.24 Poco es lo que en muchas ocasiones llegamos a saber sobre la Soberanía de Dios y por lo general nos conformamos con “saber” que Dios reina sobre todas las cosas, nos conformamos con “saber” que Él es el Rey de los reyes y el Señor de los Señores, Creador de los cielos y la tierra y nada más… Pero en pocas ocasiones reflexionamos en que efectivamente Dios es lo más valioso en y sobre el Universo… Dios es absoluto, eterno, e infinito… Cualquier otra cosa o persona es dependiente, finita, y contingente… Dios mismo es lo más valioso... Dios es superior en todas las cosas... Él tiene toda la autoridad, todo el poder y toda la sabiduría... Y su nombre, como Creador y Redentor y Gobernador de todo, es Jesucristo… En éstos últimos tiempos los acontecimientos, los sucesos que en el Mundo han sucedido no solo nos muestran que el tiempo en que el Señor vendrá por Su Iglesia está cerca, sino que éstos acontecimientos provocan que muchos de nosotros nos preguntemos si verdaderamente Dios tiene el control sobre todo lo que sucede o simplemente nos habló de lo que iba a suceder porque lo supiera, en Su eterno conocimiento de todas las cosas… ¿Qué quiero decir?... Una de dos… o Dios nos habló de lo que Él ya sabía que iba a pasar con la humanidad en éstos últimos tiempos… o Él nos habló de lo que Él iba a hacer que sucediera en éstos últimos tiempos en la humanidad… ¿Sabía o hace?... Y lo pregunto porque cuando hablamos de este Mundo, cuando hablamos de lo que sucede en las Naciones, generalmente pensamos que el que tiene “todo el poder” sobre ellas es el diablo, enemigo o Satanás… Cuando hablamos de cómo es que vemos que se levanta Nación contra Nación y reino contra reino… Cuando vemos que es la guerra, la agresión, lo que domina a las Naciones… Cuando vemos que es la guerra y la destrucción lo que impera en el Mundo… esto hace que inevitablemente nos preguntemos: ¿Quién está bajo control?... ¿Dios es quién controla o es el diablo quién lo hace?... En la Escritura nos encontramos con algunos pasajes que se refieren o que hacen referencia al diablo como regidor o gobernador de este Mundo… Ahora es el juicio de este mundo; ahora el príncipe de este mundo ser{ echado fuera… Jn 12.31 Aquí se le llama “príncipe de este mundo” y de la misma manera se le llama en Jn 14.30; 16.11… en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios… 2Co 4.4 Aquí se le llama “el dios de este siglo”… y en Ef 2.2 se le menciona como “el príncipe de la potestad del aire” o el “gobernador de las tinieblas de este siglo” en Ef 6.12… Escrituras que nos muestran que definitivamente que el diablo, nos guste o no, tiene poder e influencia sobre las Naciones…es más, el mismo diablo, cuando el Señor estuvo ayunando durante 40 días en el desierto, se le apareció y le mostró todos los reinos del Mundo y su gloria y le dijo que todo se lo daría si postrado lo adoraba… 5 Y le llevó el diablo a un alto monte, y le mostró en un momento todos los reinos de la tierra. 6 Y le dijo el diablo: A ti te daré toda esta potestad, y la gloria de ellos; porque a mí me ha sido entregada, y a quien quiero la doy. 7 Si tú postrado me adorares, todos serán tuyos. 8 Respondiendo Jesús, le dijo: Vete de mí, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él solo servirás… Lc 4.5 2
  3. 3. Lo que verdaderamente debe llamar nuestra atención es el v.6 en su 2ª parte dónde el diablo le dice al Señor: “porque a mí me ha sido entregada, y a quien quiero la doy”… Lo que debe llamar nuestra atención no es lo que el diablo dice, sino que el Señor no lo contradice… Lo que quiere decir que el “enemigo” si tiene autoridad sobre las Naciones, una autoridad que le arrebató al hombre cuando lo tentó e hizo que cayera en pecado… una autoridad que por derecho al hombre le pertenecía, pero que el diablo en el Edén le arrebató cuando lo hizo caer de la posición en la que se encontraba por medio del pecado… Pero si bien es cierto que el “enemigo” tiene autoridad… y si bien es cierto que él puede darle esa autoridad a quién él quiere… también es cierto que ésta es una verdad a medias… Porque no hay duda de que él causa estragos en el Mundo al incitar e inspirar a muchos de los que han gobernado y gobiernan las Naciones al mal… ¿Qué quiero decir con esto?... Que no nos debe caber duda que fue el enemigo quién manipuló a personas como Hitler no solo a intentar conquistar al Mundo, sino a intentar acabar con la vida de cientos de judíos que murieron en los campos de concentración, más de 500 mil… y tampoco podemos dudar que fue el mismo enemigo quién inspiró a Idi Amin, presidente de Uganda en África a cocinar a sus enemigos y devorarlos, se dice que al derrocar al presidente anterior a él se lo comió, literalmente… o que el enemigo fue quién incitó a Saddam Hussein para ser el protagonista de la guerra del golfo pérsico que terminó con la vida de más de 1 millón de personas… Pero aunque Satanás hace todo esto, no debemos olvidar que solo lo hace con el permiso de Dios y dentro de los límites fijados por Dios… Esto es aclarado una y otra vez en la Biblia… 20 Y Daniel habló y dijo: Sea bendito el nombre de Dios de siglos en siglos, porque suyos son el poder y la sabiduría. 21El muda los tiempos y las edades; quita reyes, y pone reyes… Dn 2.20 el Altísimo gobierna el reino de los hombres, y que a quien él quiere lo da… Dn 4.17 Cuando los reyes están en el lugar establecido por Dios, con o sin la intervención de Satanás, están bajo el dominio de la soberana voluntad de Dios, como dice Proverbios 21:1, “Como los repartimientos de las aguas, Así est{ el corazón del rey en la mano de Jehov{; A todo lo que quiere lo inclina”… Así que no importa a qué o a quién se encomendó el que ahora es presidente de una Nación, por Dios ha sido establecido… Así que no importa que muchos de los que hoy son presidentes piensen que lograron llegar al lugar en dónde están por su capacidad y esfuerzo, a la luz de esta verdad nosotros sabemos que por Dios ha sido establecido… No importa que muchos de ellos hayan ido a “Catemaco” o que se hayan encomendado a potestades de las tinieblas y crean que esas potestades les dieron el triunfo, nosotros sabemos que por Dios han sido establecidos… Porque el pone y quita reyes es el Señor… Pero que sucede cuando estos gobernantes traman y se levantan en contra de la voluntad y el consejo de Dios… ¿Qué pasa cuando éstos presidentes se convierten en perseguidores de la Iglesia, debemos seguir creyendo que por Dios fueron establecidos o fue el diablo quién los estableció para atentar en contra de los escogidos del Señor?... Mire que es lo que la Palabra nos dice… 2 Se levantarán los reyes de la tierra, Y príncipes consultarán unidos Contra Jehová y contra su ungido, diciendo: 3 Rompamos sus ligaduras, Y echemos de nosotros sus cuerdas. 4 El que mora en los cielos se reirá; El Señor se burlará de ellos… Sal 2.2 “El Señor se burlar{ de ellos”… Y ejemplo de esto lo tenemos en la Escritura… En el AT la Biblia nos relata como fue la liberación de Israel de la esclavitud en la que vivió durante 430 años… se nos dice que durante 1 año el Señor envió sus plagas (10), que destruyeron prácticamente a la nación de Egipto… y todo porque el faraón no dejaba salir a ese pueblo… tal vez faraón creía que a través de su maldad podría frustrar los planes de Dios… Pero mire que es lo que nos dice la Palabra… Sal 33.10 3
  4. 4. 10 Jehová hace nulo el consejo de las naciones, Y frustra las maquinaciones de los pueblos. 11 El consejo de Jehová permanecerá para siempre; Los pensamientos de su corazón por todas las generaciones… Sal 33.10 Así que aunque el deseo de faraón era oponerse al consejo de Dios, a los planes de Dios, no lo consiguió… Lo único que consiguió fue el ser avergonzado y que el Señor se burlara de él al destruirlo… Faraón cargó con la vergüenza de haber sido derrotado en el desierto por el Dios de un grupo de esclavos, además de haberse quedado con una Nación arrasada por las plagas y la muerte… En el NT tenemos el ejemplo de la persecución que se desató en contra de la Iglesia… Persecución que hizo que cientos de cristianos fueran llevados a rastras al “Circo Romano”… persecución que provocó que muchos creyentes, verdaderos creyentes, murieran siendo “empalados” y quemados con el fin de alumbrar las ciudades… persecución que tenía como objetivo el raer de la tierra, hacer desaparecer de la tierra esa nueva forma de doctrina y que lo único que consiguió fue que el evangelio se propagara por todo el imperio… Los gobernantes se amontonaron en sus maquinaciones en contra del deseo y propósito de Dios, pero Dios se burló de ellos… Todo el Imperio no pudo con el cristianismo… Ese es el Dios que tú y yo tenemos… ese es el Dios al que tú y yo adoramos… un Dios que es Soberano… un Dios que está sobre todo principado y potestad… un Dios que pone reyes y quita reyes… un Dios que establece a los presidentes y gobernadores de una nación y que de la misma manera los quita… un Dios al que nada ni nadie puede detener… un Dios que no ha cambiado hasta el día de hoy… porque el es el mismo ayer y hoy y por los siglos… Esta verdad debería hacernos vivir confiados… esta verdad debería producir en nosotros un sentimiento de alivio y confianza sabiendo que no hay presidente, no hay autoridad que por Dios no haya sido establecida… sabiendo que no hay nada que escape de la soberanía de nuestro Dios… sabiendo que no importa si esos mandatarios se encomendaron al mismo Satanás, Dios es soberano aún sobre el “enemigo” y él nada puede hacer sin que el mismo Señor se lo permita, así que aún ese presidente se encuentra sujeto a la voluntad y propósitos de Dios… Esa es la razón por lo que la Palabra nos pide que oremos por ellos… 1 Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres; 2 por los reyes y por todos los que están en eminencia, para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad… 1Ti 2.1 Vivimos en un país que está en crisis, como muchas otras Naciones en el Mundo… Y muchas veces culpamos al gobierno que tenemos de la situación por la que estamos atravesando, cuando en realidad pocas veces nos hemos puesto a pensar que esta crisis sin importar que partido esté gobernando, sin importar que el gobierno se encuentre pintado de azul, rojo, verde, naranja o amarillo… de todos modos esta crisis hubiera llegado… no importa que hubiera ganado “El Peje” o “Madrazo” en lugar de Felipe Calderón… de todos modos esta crisis nos hubiera alcanzado… una crisis permitida por Dios para mostrarnos que nuestra estabilidad y confianza no pueden estar puestas en los hombres, ni en nuestros trabajos o capacidades… nuestra confianza no puede estar puesta en un partido político o en un presidente… nuestra confianza debe estar puesta en Aquel que es soberano por encima de reyes, principados y gobernadores de este siglo… nuestra confianza debe estar en Dios que es el soberano de la tierra… Es por eso que deseo que el día de hoy terminemos nuestro servicio orando… orando por nuestras autoridades… orando por nuestro presidente… orando por nuestro gobernador… orando al Señor para que les de sabiduría, entendimiento para sacar a este país adelante… orando por el bienestar de los nuestros… el bienestar de tus hijos, nietos… y recuerda: Dios es soberano sobre las naciones, sobre todos sus gobernantes, y sobre todo el poder Satánico detrás de ellos. Ellos no se mueven sin el permiso de Dios, y no se salen del plan soberano de Dios… Tenemos un Dios grande… 4
  5. 5. La Soberanía de Dios sobre Satanás y sus huestes 23 Pero había en la sinagoga de ellos un hombre con espíritu inmundo, que dio voces, 24 diciendo: ¡Ah! ¿Qué tienes con nosotros, Jesús nazareno? ¿Has venido para destruirnos? Sé quién eres, el Santo de Dios. 25 Pero Jesús le reprendió, diciendo: ¡Cállate, y sal de él! 26 Y el espíritu inmundo, sacudiéndole con violencia, y clamando a gran voz, salió de él. 27 Y todos se asombraron, de tal manera que discutían entre sí, diciendo: ¿Qué es esto? ¿Qué nueva doctrina es esta, que con autoridad manda aun a los espíritus inmundos, y le obedecen?… Mr 1.23 Aquí miramos al Señor Jesús en un día normal de servicio en el que se encontraba echando fuera un demonio y lo más sorprendente es que los demonios se sujetaban a Su autoridad y salían de la gente… Y deseo llamar su atención a este hecho, porque nunca, escúchelo bien, nunca antes se había dado el que alguien echara fuera demonios como lo hizo el Señor… En el AT vemos que por ejemplo el demonio que venía a atormentar a Saúl era apaciguado por el tocar del arpa de David, sin embargo era apaciguado mas no expulsado o echado fuera… Pero con el Señor las cosas eran diferentes… Él no apaciguaba demonios… Él los expulsaba, los echaba fuera de la persona… manifestando que Él es soberanos sobre ellos… manifestando que Él es mayor y que además tiene autoridad sobre los demonios… Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra… Mt 28.18 Es decir, el Señor tiene toda autoridad en el cielo, sobre lo que hay en el cielo, sobre ángeles, arcángeles, querubines, serafines y sobre los “santos” que han partido antes que nosotros y que ya se encuentran en Su presencia glorificándolo… Pero también tiene autoridad sobre todo lo que está fuera del cielo, en la tierra, así que Él es soberano sobre las Naciones, sobre toda carne, algo que ya estudiamos… Pero dentro de las cosas que se encuentran fuera del cielo y que el Señor tiene autoridad porque es Soberano se encuentran Satanás y sus ángeles… Dios es Soberano sobre todo demonio y ángel caído, así que ellos no tienen más opción que sujetarse y obedecerle, por eso podía echarlos fuera de las personas… Pero antes de continuar debemos tal vez contestar algunas preguntas, preguntas que aunque creemos saberlas, quizás no las sabemos como deberíamos hacerlo… Preguntas como: ¿Quién es y quién hizo a Satanás?... ¿Quiénes son los demonios?... ¿Quién es más poderoso: Dios o Satanás?... ¿Si Dios es más poderoso por qué no ha destruido al diablo y a sus huestes de maldad?... Rápidamente debemos decir que Satanás es el archienemigo de Dios, es la antítesis de Dios, es decir, es todo lo contrario que Dios es… Por ejemplo… Dios es amor, Satanás es odio, odia todo y a todos… Dios es vida, Satanás en muerte y homicidio… Dios es gozo y paz, Satanás es tristeza y angustia… Satanás en sus orígenes, es decir, antes de convertirse en Satanás, enemigo de Dios, adversario, serpiente antigua, dragón, diablo, acusador, Beelzebú, dios de este siglo, príncipe de la potestad del aire y mejor conocido en nuestro país como “El Chanclas”… antes de ser todo esto… era un ángel del Señor, o mejor dicho era un Querubín de Dios… ¿Entonces fue Dios quién hizo a Satanás?... No… Dios hizo a un Querubín, y ese Querubín decidió hacerse Satanás… Déjeme le explico: Es como la persona que tiene un hijo y al paso de los años ese hijo se convierte en un delincuente, se convierte en un hombre vil y despreciable, asesino, violador y ratero. ¿Usted le reclamaría a los padres de ese engendro del mal el por qué lo hicieron, el por qué engendraron a un ser como ese?... Pero ellos no hicieron a un delincuente, ellos tuvieron un hermoso bebé, y ese bebé cuando creció decidió hacerse lo que es… Ellos hicieron a un bebé perfecto y hermoso y trataron de educarlo lo mejor posible… pero el que se convirtiera en un delincuente no fue responsabilidad de ellos… 5
  6. 6. Exactamente eso fue lo que sucedió con Satanás, Dios hizo a un Querubín que era conocido como “Querubín protector” y era el encargado de la alabanza y la adoración del Señor, además de haber sido el ser celestial más hermosamente hecho por Dios (Ez 28)… Entonces ¿Cómo llegó a ser Satanás? ¿Cómo se convirtió en Satanás?... La Palabra nos dice que un día en lugar de mantener su mirada fija en Dios se miró a sí mismo y se dio cuenta de lo hermoso que era, se dio cuenta de lo talentoso que era, se dio cuenta de lo bien hecho que estaba y como era un Querubín con aspiraciones pretendió el ser más que Dios… Así que decidió poner su trono por encima del de Dios y exigió que los demás ángeles le rindieran culto y adoración de la misma manera que con Dios lo hacían… Y en ese momento Dios lo echó de Su presencia, pero en lugar de echar a un Querubín, que era lo que Él había creado, echó a Satanás y junto con él a todos los ángeles que le adoraron, que según la Escritura eran 1/3 del total de ángeles que Dios había creado… (Mire a Dios también le dividieron la Iglesia)… 3 También apareció otra señal en el cielo: he aquí un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas; 4 y su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo, y las arrojó sobre la tierra. Y el dragón se paró frente a la mujer que estaba para dar a luz, a fin de devorar a su hijo tan pronto como naciese… Ap 12.4 Y de manera general debemos decir que esos ángeles que cayeron junto con Satanás se convirtieron en demonios… y son miles… y le ayudan para hacer el mal sobrenaturalmente… Esos demonios tienen la capacidad o facultad de meterse en el cuerpo de una persona y provocarle grandes males como enfermedades, desequilibrio mental, pueden angustiarlo, atormentarlo y llevarlo, de serles posible, hasta a la muerte… Así que hasta aquí ya hemos respondido a las preguntas de ¿Quién es y quién hizo a Satanás? Y ¿Quiénes son los demonios?... La pregunta que sigue es muy interesante: ¿Quién es más poderoso: Dios o Satanás?... A la luz de lo que hemos visto cualquiera de nosotros puede concluir que definitivamente el que tiene todo poder, por definición, es Dios… Que el Creador es mayor que el ser creado… Pero de manera por demás interesante, Satanás mejor que nadie sabe, que Dios es, y por mucho, el Todopoderoso y él lo manifestó en cada oportunidad… ¿Qué quiero decir?... Que Satanás se sujetó a quién es Todopoderoso reconociendo la autoridad y soberanía de Dios sobre él… Ejemplo de ello lo tenemos en el pasaje en el que el Señor es tentado… 8 Otra vez le llevó el diablo a un monte muy alto, y le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos, 9 y le dijo: Todo esto te daré, si postrado me adorares. 10 Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás. 11 El diablo entonces le dejó; y he aquí vinieron ángeles y le servían… Mt 4.8 Aquí miramos como es que el mismo Satanás se sujeta a la orden que el Señor le da de irse, pues después de darle la orden él obedeció, se fue… Satanás no se queda a discutir la orden… Satanás tampoco se queda desobedeciendo la orden… Satanás simplemente obedeció a la orden que el Señor le dio… Miramos como es que se sujeta a la autoridad del Señor reconociendo, de esta manera, que Él es mayor, superior a él… Pero no solo Satanás se sujetó a la autoridad y soberanía de Dios, sino que también sus demonios, potestades, ángeles caídos… 28 Cuando llegó a la otra orilla, a la tierra de los gadarenos, vinieron a su encuentro dos endemoniados que salían de los sepulcros, feroces en gran manera, tanto que nadie podía pasar por aquel camino. 29 Y clamaron diciendo: ¿Qué tienes con nosotros, Jesús, Hijo de Dios? ¿Has venido acá para atormentarnos antes de tiempo? 30 Estaba paciendo lejos de ellos un hato de muchos cerdos. 31 Y los demonios le rogaron diciendo: Si nos echas fuera, permítenos ir a aquel hato de cerdos. 32 El les dijo: Id. Y ellos salieron, y se fueron a aquel hato de cerdos; y he aquí, todo el hato de cerdos se precipitó en el mar por un despeñadero, y perecieron en las aguas… Mt 8.28 6
  7. 7. En 1º lugar éstos demonios sabían con quién estaban hablando, ellos conocían al Señor Jesús v. 29a… en 2º lugar ellos saben que vendrá el día en que serán atormentados, 1º en el infierno y después en el Lago de Fuego y Azufre v. 29b… y en 3º lugar ellos se sujetaron a la autoridad y soberanía de Dios al dejar a estos hombres y meterse en los cerdos v. 31… Satanás y sus huestes se someten y sujetan a la soberanía y autoridad de Dios, pero además Satanás se presenta ante la presencia de Dios… en los cielos… para rendirle cuentas a Dios de lo que hace… 6 Un día vinieron a presentarse delante de Jehová los hijos de Dios, entre los cuales vino también Satanás. 7 Y dijo Jehová a Satanás: ¿De dónde vienes? Respondiendo Satanás a Jehová, dijo: De rodear la tierra y de andar por ella… Job 1.6 ; 2.1 Satanás se presenta ante Dios para rendirle cuentas de lo que hace, de lo que ve, de lo que juzga… Pero además necesita el permiso de Dios para poder hacer algo, necesita el permiso de Dios para poder tocar o intervenir en la vida de aquellos que son Sus hijos, en la vida de aquellos que le temen y le buscan… 8 Y Jehová dijo a Satanás: ¿No has considerado a mi siervo Job, que no hay otro como él en la tierra, varón perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal? 9 Respondiendo Satanás a Jehová, dijo: ¿Acaso teme Job a Dios de balde? 10 ¿No le has cercado alrededor a él y a su casa y a todo lo que tiene? Al trabajo de sus manos has dado bendición; por tanto, sus bienes han aumentado sobre la tierra. 11 Pero extiende ahora tu mano y toca todo lo que tiene, y verás si no blasfema contra ti en tu misma presencia. 12 Dijo Jehová a Satanás: He aquí, todo lo que tiene está en tu mano; solamente no pongas tu mano sobre él. Y salió Satanás de delante de Jehová… Job 1.8 ¿Por qué Satanás pudo tocar, pudo intervenir en la vida de Job?... Porque Dios se lo permitió… Pero lo 1º que vemos es que Satanás reconoce que Dios tiene cercada, tiene protegida, que Dios es el que tiene un escudo alrededor de los que le temen v. 10a… en 2º lugar Satanás reconoce que la verdadera bendición viene de Dios v. 10b… y en 3º lugar Satanás reconoce que si Dios no le da permiso, que si Dios no extiende Su mano y le permite intervenir en la vida de Job, él no puede hacer nada v. 11… Y quizás alguien esté pensando que eso solo le pasó a Job… pero también le pasó a Pedro… 31 Dijo también el Señor: Simón, Simón, he aquí Satanás os ha pedido para zarandearos como a trigo; 32 pero yo he rogado por ti, que tu fe no falte; y tú, una vez vuelto, confirma a tus hermanos… Lc 22.31 De la misma manera que sucedió con Job, Satanás tuvo que pedirle permiso a Dios para poder intervenir en la vida de Pedro y zarandearlo… Satanás no podía simplemente intervenir en la vida del apóstol, sino que necesitaba el permiso de Dios… necesitaba que Dios le permitiera zarandear al discípulo y de esta manera darle una lección, una enseñanza… Ahora bien… Esta verdad debería producir en nosotros una paz y confianza indescriptibles, al saber que ni Satanás, ni principados, ni gobernadores de las tinieblas pueden tocar nuestras vidas sin que Dios en determinado momento lo permita, porque todos ellos se encuentran bajo la Soberanía de nuestro Dios… Así que no debemos temer a los hechiceros, brujos o encantadores que en determinado momento pretendan maldecirnos, hechizarnos o hacernos algún trabajo de ocultismo, pues si Dios es el que nos bendice ¿Quién podrá maldecirnos?... Y por último, hay personas que se preguntan: ¿Si Dios es más poderoso por qué no ha destruido al diablo y a sus huestes de maldad?... Dios no ha destruido a Satanás y sus huestes de maldad porque aún no llega el tiempo de hacerlo… ¿Qué quiero decir con eso de que “aún no llega el tiempo”?... Eso precisamente, que Dios ya ha dispuesto un tiempo para que el “enemigo y sus secuaces” sean apresados, atormentados, enviados al Lago de Fuego por una eternidad de tal manera que jamás vuelvan a tener ni parte ni suerte con nosotros… y ellos lo saben, ellos saben que su tiempo está cerca… 7
  8. 8. Pero aún así, quizás muchos de nosotros de todos modos nos preguntamos: ¿Por qué el Señor no desaparece de la tierra, o cuando menos de nuestras vidas al enemigo?… La vida nos sería más fácil sin nadie que venga a tentarnos… sin nadie que ponga obstáculos y trabas para conseguir lo que queremos… sin nadie que pretenda el robar nuestra bendición… sin nadie que continuamente esté susurrando sus nefastas ideas en nuestros oídos… Esto me recuerda la historia de un experimento que se hizo buscando el acelerar el crecimiento de ciertas especies de árboles en un laboratorio… Todo esto con el fin de encontrar una solución al problema de deforestación que nuestro planeta está sufriendo… Este proyecto -bastante ambicioso- marchaba bien, hasta un día en que los científicos comenzaron a darse cuenta que los árboles, que dicho sea de paso se veían bien, no tenían la misma resistencia que los “normales”, es decir, a cierta altura se partían, se quebraban solos… Realizaron algunas pruebas para saber que es lo que les hacía falta, y fue cuando descubrieron que lo que les faltaba no era ningún elemento químico, no era ninguna enzima, vitamina o proteína, no… Lo que les hacía falta era el viento… y es que el viento provoca que mientras el árbol está creciendo se vaya a la vez robusteciendo, sus ramas se vayan haciendo cada vez más fuertes para poder soportar la fuerza del viento… Así que la resistencia del viento en lugar de perjudicarles les beneficiaba… Y de la misma manera nos sucede a nosotros con la presencia de Satanás en este Mundo… esa resistencia que c/u de nosotros debe presentar ante los ataques, embates, acechanzas del enemigo sobre nuestras vidas, va provocando que así como vamos creciendo de la misma manera nos vayamos robusteciendo y fortaleciendo en el Señor… Así que si el Señor no a acabado con el enemigo no es porque no pueda… no… sino que el Señor no lo ha hecho porque finalmente el enemigo, el diablo sirve a los propósitos del Señor… sirve para que vayamos creciendo sanos y fuertes en el Señor… sirve para que vayamos madurando en el Señor… Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman… Sgo 1.12 Recuerda que aún el diablo con toda su furia y con todas sus huestes de maldad no puede tocarte, si Dios no se lo permite… Así que nosotros no tenemos nada que temer, nos encontramos en el lugar más seguro en el que una persona pudiera estar, en Cristo… Dios es nuestro escudo… Dios es muro fortificado alrededor de nuestras vidas… Dios es nuestro refugio… Dios es nuestro amparo y fortaleza… Y si Dios es por nosotros, quién contra nosotros… No hay diablo… no hay demonio, ni hueste de maldad que pueda tocarnos si Dios no se lo permite… Hoy más que nunca deberíamos levantar nuestra voz al Señor diciéndole: “Y no nos dejes caer en tentación, m{s líbranos del mal”… Hoy más que nunca deberíamos levantar nuestra voz en profundo agradecimiento al Señor, porque no hay, no existe hueste de maldad, ni diablo, ni Satanás que pueda levantarse sobre nuestras vidas y hacerlas miserables… Hoy más que nunca deberíamos reconocer y honrar a ese Dios que es Soberano… 8
  9. 9. La soberanía de Dios en la persecución Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos… Mt 5.10 Yo creo que hay bienaventuranzas, bendiciones que muchos de nosotros a pesar de que vienen de parte de Dios, no deseamos tener o no deseamos que vengan a nuestra vida, y una de ellas es la bendición de padecer persecución… O ¿Quién desea el ser perseguido?... ¿Quién desea el ser aborrecido y rechazado por los demás?... Sin embargo, a pesar de que no deseemos que la persecución venga a nuestras vidas definitivamente que la Palabra nos afirma que vendrá, sucederá, se dará en mayor o en menor grado sobre nuestras vidas… Porque ¿Cuántos de nosotros no hemos sido perseguidos en nuestros hogares, por nuestros familiares, padres, hermanos, cónyuges o hijos, cuando nos señalan o molestan por el simple hecho de ser cristianos?... Pero muchos de nosotros sabemos que la Escritura no se está refiriendo precisamente a esta clase de persecución, sino que siempre que se menciona la palabra “persecución” en lo 1º que pensamos es en mártires… es en hombres y mujeres que murieron por causa del evangelio… hombres y mujeres que fueron devorados por leones por el simple hecho de adorar a Jesucristo… hombres y mujeres que fueron azotados, torturados, empalados, quemados en hogueras por seguir a Cristo… Pero ¿será que eso sigue sucediendo hasta el día de hoy en pleno siglo XXI?... ¿es posible que hoy en día veamos a personas, cristianos piadosos sufrir por causa del Nombre de Jesucristo?... China: la persecución se incrementa El gobierno de China ha intensificado su campaña en contra de los cristianos y ha puesto en su mira tanto a iglesias registradas como las que no; de acuerdo a la Asoc. De ayuda a China. El 2 de noviembre, el juez Sun, de la corte intermediaria de Linfen, instruyó a las familias de cinco líderes encarcelados de la iglesia Linfen-Fushan, en la provincia de Sanxi a contratar abogados para defenderse en caso de un juicio inminente. Aunque los creyentes han estado detenidos por más de 50 días, sus familias no han recibido ninguna advertencia o notificación de arresto. Los líderes de la iglesia fueron arrestados el pasado septiembre, después de un ataque a su iglesia. Uno de los líderes encarcelados, el pastor Yang Rongli, ha sido transferido al Centro de detención de la ciudad de Taiyuan, una prisión de alta seguridad directamente controlada por el gobierno central. Los miembros de la iglesia están preocupados por su seguridad. El 12 de noviembre los oficiales de la seguridad pública, cerraron y sellaron las puertas de la iglesia misionera Wanbang en Shanghai. Los siete pastores de la iglesia, también recibieron notas declarando que ‘ellos son predicadores ilegales’ y se les ordenaba a cesar sus actividades religiosas ilegales. En semanas recientes, muchos de los 2,000 miembros de la iglesia han sido interrogados y amenazados. El celular del pastor principal ha sido cancelado, y la página web de la iglesia ha sido removida. La Voz de los Mártires a estado ayudando a cristianos perseguidos por mas de 30 años. Ore para que los cristianos detenidos de la iglesia Linfen-Funshan, sean encontrados inocentes y liberados. Pídale a Dios que los proteja y les de valor. Ore para que la libertad de religión sea respetada por las autoridades Chinas. Venezuela: Confiscación de iglesias y escuelas por Chávez Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) ha denunciado, a través de «una fuente cercana a los obispos de Venezuela», que el gobierno de Hugo Chávez podría confiscar templos, escuelas y propiedades eclesiales en el país con el propósito de «eliminar el trabajo de la Iglesia». Según esta fuente, la tensión en el país «se ha acrecentado luego de la decisión del presidente Chávez de confiscar instituciones financieras líderes que rodean el Lago Maracaibo y que están relacionadas a la industria del petróleo». Asimismo reveló que hace seis semanas en un área densamente poblada de Caracas, un líder distrital anunció los planes para expropiar diversas escuelas dirigidas por la Iglesia. Algunos miembros del gobierno señalaron entonces que la iniciativa buscaba proteger construcciones de importancia nacional, pero "algunos representantes de la Iglesia temen que éste sea el primer paso para un programa general de confiscación que afectaría a las propiedades eclesiales en todo el país". La fuente también explicó que "nadie sabe lo que se viene para el futuro, pero él (Chávez) podría confiscar iglesias, escuelas y otras propiedades eclesiales. Podría intentar eliminar el trabajo de la Iglesia, que solía recibir subsidios 9
  10. 10. del gobierno, pero que se han ido reduciendo en los últimos ocho años. Particularmente esto ha tenido un mal efecto en las escuelas de la Iglesia". Pero tal vez una de las tantas preguntas que muchos de nosotros nos hacemos es: ¿Quiénes son perseguidos?... y esto quizás porque haya muchos que piensen que aquellos cristianos que están padeciendo o pasando por persecución lo hacen como resultado a vivir una vida licenciosa y de pecado, es decir, la persecución viene a sus vidas como resultado o consecuencia de sus malas decisiones… Así que una persona que cometió un fraude, y está siendo perseguido por la justicia, podría decir que padece persecución por causa de su fe… Una persona que golpea a su esposa e hijos podría alegar que padece persecución por parte de las autoridades, ya que él lo único que deseaba era mantener en sujeción a su familia, como dice la Biblia… Pero este texto que tomamos al principio nos dice claramente que son bienaventurados todos aquellos que estén siendo perseguidos por causa de la JUSTICIA y no de la INJUSTICIA… Es decir, existen personas que sean o no cristianas son perseguidas por las autoridades gracias a que actuaron fuera de la ley… y no es a esas a las que se refiere esta Escritura, sino a aquellas que a pesar de ser ciudadanos modelo, a pesar de no haber infringido ninguna ley, están padeciendo persecución por causa de su fe… Y también todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecer{n persecución… 2Ti 3.12 ¿Qué clase de cristianos padecen persecución?... Los que siguen de borrachos, licenciosos y estafadores?... los que siguen hablando majaderías y en sus conversaciones existe el doble sentido y los albures?... acaso son perseguidos aquellos que siguen obrando bajo los deseos e impulsos de la carne?... ¡Claro que no!... Esta Palabra nos dice que son perseguidos los que quieren vivir piadosamente, es decir, son perseguidos todos aquellos que se están esforzando por vivir de acuerdo con los deseos y voluntad de Dios… aquellos que ya no andan en borracheras, orgías, adulterios y fornicaciones… aquellos que han sido transformados en su manera de hablar y en sus conversaciones no existe malicia… aquellos que viven bajo la guía y dirección del ES y han dejado de lado los deseos de la carne… esos son los que, nos dice la Palabra, que serán perseguidos en este Mundo… Pero ¿Quién los persigue?... el apóstol Pedro nos lo dice y describe de la siguiente manera… 8 Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar; 9 al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo… 1P 5.8 Los sufrimientos de la persecución son como las fauces de un león satánico tratando de consumir y destruir la fe de los creyentes en Cristo… es el mismo Satanás quién incita y mueve a sus potestades para que se levanten en contra de los santos de la iglesia… Pero, ¿será posible que estos cristianos sufran persecución, sufran la persecución de Satanás sin que la voluntad de Dios está involucrada?... Porque mejor es que padezcáis haciendo el bien, si la voluntad de Dios así lo quiere, que haciendo el mal… 1P 3.17 Este texto nos confirma lo que ya antes hemos enseñado, que somos bienaventurados cuando somos perseguidos por hacer el bien y no el mal… Pero quiero llamar su atención a la frase que se encuentra entre éstas 2 ideas: “si la voluntad de Dios así lo quiere”… es decir, si Dios quiere que suframos por hacer el bien, sufriremos… y si Él no quiere que suframos por hacer el bien, no sufriremos… el león no tiene la última palabra, Dios la tiene… Satanás no es el que determina si hemos de sufrir o no, eso lo hace el que tiene poder y dominio sobre Satanás y ese es Dios… esa es una decisión solo de Dios y no del diablo… Así que si estamos siendo perseguidos y padeciendo algún tipo de persecución, es gracias a 10
  11. 11. que Dios la ha permitido sobre nuestras vidas… Dios y no Satanás tienen el control aún en medio de las persecuciones… Ejemplo de ello lo tenemos en la Palabra cuando el Señor Jesús fue arrestado en el huerto del Getsemaní… La Escritura nos dice que vinieron para arrestarlo Judas Iscariote, quién lo traicionaría, acompañado de una multitud de soldados que venían armados… y en ese momento el Señor declaró… 52 Y Jesús dijo a los principales sacerdotes, a los jefes de la guardia del templo y a los ancianos, que habían venido contra él: ¿Como contra un ladrón habéis salido con espadas y palos? 53 Habiendo estado con vosotros cada día en el templo, no extendisteis las manos contra mí; mas esta es vuestra hora, y la potestad de las tinieblas… Lc 22.52 El Señor mismo estaba declarando que en ese momento, en esa hora eran las tinieblas, era el adversario, era Satanás quién se levantaba a través de esa gente en Su contra… ya había entrado en Judas para que traicionara al Señor y ahora se movía por medio de los religiosos para salir y apresar al mismo Señor… y aunque aparentemente Satanás tenía el control de las acciones, la verdad es que Dios siempre estuvo bajo control, el mismo Señor Jesucristo siempre estuvo bajo el control de las acciones, pues Él mismo declaró… Nadie me la quita [mi vida], sino que yo de mí mismo la pongo. Tengo poder para ponerla, y tengo poder para volverla a tomar. Este mandamiento recibí de mi Padre… Jn 10.18 ¿Quién tenía el verdadero control sobre lo que estaba sucediendo, Dios o Satanás?... eso nos demuestra que Dios es el que sigue siendo soberano sobre todo lo que sucede en el Mundo… Dios sigue siendo soberano sobre todo lo que sucede en la iglesia… Dios sigue siendo soberano sobre todo lo que sucede con la iglesia… No hay nada que llegue a nuestras vidas sin que haya pasado, sin que haya sido filtrado y permitido por Dios… Dios siempre tiene el control… Dios es soberanos sobre la mano de Satanás en medio de la persecución… Entonces es cuando nos asalta otra pregunta: ¿Si Dios es soberano como lo es, entonces por qué permite que la persecución llegue a nuestras vidas?... ¿Por qué permite que miles de cristianos sufran en el Mundo por causa de la persecución?... En la Palabra encontramos algunas de esas razones, pero definitivamente que no todas, quizás esta sea una de las tantas preguntas que nos han de ser respondidas cuando lleguemos a Su presencia… 1º.- Para separar a los que son de los que “parecen” pero no son… pero no tienen raíz en sí, sino que son de corta duración, porque cuando viene la tribulación o la persecución por causa de la palabra, luego tropiezan… Mr 4.17 2º.- Para que los que son den aún más fruto del que ya tienen… 2 Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, 3 sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. 4 Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna… Sgo 1.2 3º.- Para que la Palabra corra, se proclame y predique… Pero Felipe se encontró en Azoto; y pasando, anunciaba el evangelio en todas las ciudades, hasta que llegó a Cesarea… Hch 8.40 11
  12. 12. 4º.- Para que el Nombre del Señor fuera glorificado… Y sobrevino temor a toda persona; y muchas maravillas y señales eran hechas por los apóstoles… Hch 2.43 La soberanía de Dios sobre la muerte Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno… Mt 10.28 Existen muchos temores en el hombre… Algunos temen al fracaso… otros le temen al ridículo… quizás algunos otros le temen a la oscuridad o a lo desconocido… otros tal vez le temen a algún animal (cucaracha, ratón, arañas)… hay muchos que temen por ejemplo a los cambios porque les gustaría que todo siguiera exactamente igual siempre… Pero yo creo que un temor que es general es el temor que se le tiene a la muerte… Este temor lo vemos reflejado en todos aquellos que se sienten mal, que no se sienten bien físicamente y que no desean ir al médico, algo que generalmente les sucede a los varones más que a las mujeres, porque temen que el diagnóstico no solo no les sea favorable, sino que les digan que lo que tienen puede ser grave o incluso mortal… Ese temor también lo vemos reflejado en las personas cuando van a ser intervenidas u operadas, y no importa que las vayan a operar de la uña del dedo gordo del pie izquierdo, pero por el simple hecho de saber que va a ser operada la persona ya existe temor a que las cosas se compliquen y muera… Temor que vimos reflejado cuando hace unos meses se declaró estado de alerta en nuestro país gracias a la influenza AH1N1, que quiero decirle que sí a cobrado muchas vidas, el último dato nos dice que son 540, pero al principio… no cerraron escuelas, la gente dejó de ir a trabajar, nadie quería salir de sus casas, las avenidas y los camiones vacíos, los hospitales se encontraban llenos de personas que deseaban que les dijeran si estaban contagiados o no. ¿Por qué? Porque “el miedo no anda en burro”, había temor a ser contagiado, el hombre le tiene miedo a la muerte… Esto es algo que aún el mismo Satanás conoce… Respondiendo Satanás, dijo a Jehová: Piel por piel, todo lo que el hombre tiene dará por su vida… Job 2.4 ¿Y no es cierto?... ¿No es verdad que el hombre es capaz de darlo todo con tal de salvar su vida?... Muchos de nosotros somos testigos de cómo una enfermedad es capaz de acabarse fortunas enteras con tal de ser sanos y no morir… Hemos visto a personas venderlo todo, para poder pagar la cuenta de algún hospital… ¿De cuántos artistas y personas que tiene dinero no hemos sabido que lo han perdido todo en médicos, hospitales, tratamientos y medicamentos con tal de no morirse?... La misma Palabra nos habla del caso de una mujer que todo lo que tenía lo gastó en médicos ya que no quería morir… Pero una mujer que padecía de flujo de sangre desde hacía doce años, y que había gastado en médicos todo cuanto tenía, y por ninguno había podido ser curada… Lc 8.43 De ese temor se valen muchos médicos para enriquecerse, ya que asustan a sus pacientes y de esa manera les sacan todo lo que quieren o todo lo que tienen… De ese mismo temor se valen los secuestradores para poder quitarle a la persona secuestrada y a su familia todo cuanto tienen… De ese temor se valen brujos, chamanes y ministros de Satanás para enriquecerse bajo la promesa de curarlos u obligarlos a adorar a la muerte pues de lo contrario les irá mal… Es más, de ese temor se aprovechan también los falsos ministros del evangelio al prometerle a la persona que Dios le sanará siempre y cuando “se caiga” con una buena ofrenda, vendiendo de esta manera la sanidad, como si Dios se moviera por dinero… Pero en realidad ¿Qué es la muerte?... Podríamos definirla como una consecuencia del pecado, pues debemos recordar que la muerte entró a este Mundo y afectó a la creación después de que el hombre 12
  13. 13. decidió desobedecer a Dios y comer del fruto que se le había prohibido tomar… También podríamos definirla como la separación que existe entre el alma y el espíritu del hombre de su cuerpo… Otros quizás podrían decir que es la puerta que nos conduce a la eternidad, dónde algunos parten para tener vida eterna y otros para sufrir eternamente, unos para estar ante la presencia de Dios y otros para vivir separados de Él… Pero lo que es definitiva es que TODOS absolutamente TODOS tendremos que morir algún día… He 9.27 Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio… He 9.27 Esta es una cita que todos y c/u de nosotros tendremos que cumplir y para la que no existe un tiempo determinado… porque de la misma manera muere el viejo que el joven… Una cita que nada tiene que ver con nuestra posición o condición social… así como muere el pobre de la misma manera morirá el rico… Y en la que tampoco tiene nada que ver el sexo de la persona… mueren tanto hombres como mujeres… Todos hemos de morir… y quizás por esta razón esta Palabra (Mt 10.28) nos dice que no temamos a la muerte y tampoco a aquellos que pueden provocarla… Entonces ¿A quién debemos temer?… Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno… Mt 10.28 ¿A quién debemos temer?... ¿Quién es el que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno?... Hay quienes al leer este pasaje creen que esta Escritura se refiere al diablo o Satanás… ¿Pero realmente el diablo tiene el poder de echar a alguien en el infierno?... ¿Satanás tiene el poder de condenar a alguien?... Es más y antes de contestar estas preguntas: ¿Satanás tiene poder para matar a alguien?... Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. El ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira… Jn 8.44 El mismo Señor Jesucristo nos dice que efectivamente el diablo ha sido homicida desde el principio, lo que quiere decir que efectivamente el diablo tiene poder para matar… Es homicida desde el principio porque debemos recordar que fue gracias a él que el hombre y la mujer comieron del fruto prohibido y como consecuencia murieron… Pero esa no fue la única ocasión en la que se nos relata que el diablo haya matado a alguien y es que tal vez de manera más directa vemos el poder que tiene para quitar la vida en los hijos de Job… Job 1.18… Después de que el “enemigo” salió de la presencia de Dios con permiso de tocar todo lo que Job poseía, menos a Job mismo, ni su vida ni su salud. El diablo hizo que sus ganados fueran robados, fuego descendiera del cielo y quemó a sus ovejas y a los pastores, pero además… 18 Entre tanto que éste hablaba, vino otro que dijo: Tus hijos y tus hijas estaban comiendo y bebiendo vino en casa de su hermano el primogénito; 19 y un gran viento vino del lado del desierto y azotó las cuatro esquinas de la casa, la cual cayó sobre los jóvenes, y murieron; y solamente escapé yo para darte la noticia… Job 1.18 ¿Quién mató a los hijos de Job?... ¿Quién provocó que el viento soplara de esa manera y que esos jóvenes murieran?... Satanás… Y así como puede manipular las circunstancias para provocar la muerte, viento, huracanes, rayos, o incluso un accidente, también puede manipular a las personas para que se levanten y quiten la vida, convirtiéndose en asesinos… El 26 de Noviembre en Hungría un estudiante de universidad mató a tiros a un compañero e hirió a otros 3, según las investigaciones él afirma que escuchó voces que le ordenaban realizar el homicidio, voces que fueron más fuertes que él… ¿Pero será posible que el “enemigo” pueda matar incluso a los que son verdaderos cristianos?… Porque que ande por ahí matando a sus hijos, quizás es algo que no debería extrañarnos… Pero ¿le será posible matar a los que verdaderamente son hijos de Dios?... Sí… Ejemplo de ello lo tenemos con la persona del Señor Jesús, es por eso que el mismo Señor les dijo a los religiosos que ellos eran hijos del diablo, porque ellos obedecían a los impulsos del mismo y por eso deseaban matarle… ¿Cuántos testimonios de 13
  14. 14. pastores, predicadores, evangelistas no hemos escuchado en los que testifican que el enemigo intentó a muchos de ellos quitarles la vida?... Así que algo que debe quedarnos claro es que Satanás tiene poder para matar, puede matar y lo hace… Pero regresando a nuestra pregunta original: ¿A quién debemos temer?... ¿Quién es el que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno?... Hay quienes al leer este pasaje creen que esta Escritura se refiere al diablo o Satanás… ¿Pero realmente el diablo tiene el poder de echar a alguien en el infierno?... ¿Satanás tiene el poder de condenar a alguien?... ¿No es Dios Señor de la vida y de la muerte?... Dt 32.39 Ved ahora que yo, yo soy, Y no hay dioses conmigo; Yo hago morir, y yo hago vivir; Yo hiero, y yo sano; Y no hay quien pueda librar de mi mano… Dt 32.39 Así que por encima de todo deseo y voluntad del “enemigo”, debe quedarnos perfectamente claro que nadie vive y nadie muere sino mediante el decreto, deseo y voluntad soberana de Dios… No hay nadie en este Mundo que viva más de lo que Dios había dispuesto que viviera y que nadie muere antes de que Dios así lo dispusiera… Lo que quiere decir que aún Satanás debe sujetarse al deseo y voluntad de Dios para los que son hijos de Dios como para los que no lo son, la vida del que es salvo, hijo de Dios está en la mano de Dios de la misma manera que la vida del impío lo está… Dios es soberano sobre la vida y Dios es soberanos sobre la muerte… Así que no hay dios, ni demonio, ni Satanás que pueda quitarle la vida a alguna persona que Dios desee que viva… Jehová mata, y él da vida; El hace descender al Seol, y hace subir… 1Sm 2.6 Así que ¿A quién debemos temer?... ¿Debemos temer a los que matan el cuerpo? ¿Debemos temer a los asesinos, secuestradores o ladrones?... ¿Debemos temer a Satanás y sus ángeles caídos? ¿Debemos temer a los brujos o chamanes? ¿Debemos temer a la llamada “sta. Muerte”?... ¡Claro que no!... La Palabra nos dice que a quién debemos temer es a Aquel que tiene el poder, que tiene la autoridad y que es soberano sobre la vida y la muerte… Debemos temer a Aquel que tiene el poder no solo de quitarnos la vida, sino que además tiene el poder de juzgarnos y mandarnos al infierno en condenación eterna… Debemos temer, debemos manifestar a través de nuestra vida un temor reverente ante el Señor nuestro Dios… Santiago, el pastor de la Iglesia de Jerusalén, nos habla de esta verdad de un modo bien claro… 13 ¡Vamos ahora! los que decís: Hoy y mañana iremos a tal ciudad, y estaremos allá un año, y traficaremos, y ganaremos; 14 cuando no sabéis lo que será mañana. Porque ¿qué es vuestra vida? Ciertamente es neblina que se aparece por un poco de tiempo, y luego se desvanece. 15 En lugar de lo cual deberíais decir: Si el Señor quiere, viviremos y haremos esto o aquello. 16 Pero ahora os jactáis en vuestras soberbias. Toda jactancia semejante es mala… Sgo 4.13 Si el Señor quiere, viviremos, y si él no quiere, moriremos… Dios, y no Satanás, hace la última llamada… Finalmente, nuestras vidas están en Sus manos, no en las de Satanás. Dios es Soberano sobre el poder que tiene Satanás para quitar la vida… Esta verdad debería liberarnos de algunas situaciones por las que luego atravesamos y por no saber estas cosas vamos cargando algunos sentimientos que realmente no nos pertenecen… ¿Cuántas personas, por ejemplo, no se sienten culpables por la muerte de algún ser querido porque piensan que si los hubieran atendido en algún otro lugar se hubieran salvado, si los hubieran atendido en algún hospital particular ellos no hubieran muerto?... Cuando sin importar dónde se atienda la persona, el día de su muerte ya está señalado, y sin importar si va al “Seguro” o al “Hospital Ángeles” si ya le toca, le toca… ¿Cuántas personas no van cargando con la muerte de algún compañero o amigo, porque al ir juntos y sufrir un accidente ese amigo perdió la vida?... Cuando el que esa persona se muriera no estaba en las manos de nadie sino en las de Dios, su tiempo se encontraba ya señalado… 14
  15. 15. Existe un viejo refrán que dice: “Casorio y mortaja del cielo baja”… Y eso es bien cierto… hay personas a las que por asaltarlos les meten 7 balazos y no los matan, y sin embargo hay otros que al salir de su baño, se resbalan, caen y se matan… Nuestra vida se encuentra en las manos de nuestro Señor, Dios y Padre… la verdad es que no podría encontrarse en mejores manos que esas, aprendamos a vivir confiados sabiendo que en este Mundo Dios está con nosotros y que el día que Él nos llame será para ahora nosotros estar con Él… Todos tenemos un cita con la muerte, cita que tendremos que cumplir tarde que temprano… ¿Estás preparado?... La soberanía de Dios en la oración Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites… Sgo 4.3 Cada vez que nosotros hablamos de la oración, cada vez que se menciona la palabra oración de inmediato nuestro pensamiento vuela y en lo 1º que piensa es en pedir… Pareciera que oración es sinónimo de petición… Y ¿Cuántos de nosotros no quisiéramos que todo cuanto pidiéramos a Dios nos fuera concedido? ¿A cuántos de nosotros no nos gustaría que aún la palabra estuviera en nuestra boca y Dios ya nos estuviera dando aquello que estamos pidiendo?... ¿se imagina?... Que apenas le estoy pidiendo a Dios por un trabajo y ya lo tenga… Que apenas y le estoy pidiendo a Dios que cambie a mis hijos y ya están siendo transformados… Que apenas y estoy pidiendo que sea suplida mi necesidad y ya están tocando a la puerta para entregarme lo que me hace falta… ¿En qué pensaría si las cosas así fueran?... Tal vez para algunos sería de una “bendición” inimaginable, muchos estarían felices de que así funcionaran nuestras oraciones… Pero entonces ¿Qué diferencia existiría entre nuestro Dios y el “genio de la lámpara maravillosa de Aladino”? ¿Qué diferencia podríamos ver entre la realidad de tener un Dios vivo y un cuento de hadas que contamos a nuestros hijos? ¿Qué diferencia habría entre la realidad y la ficción?... Tal vez por eso nuestro Dios no contesta de la misma manera que lo hacen los “genios” de los cuentos que contamos a nuestros hijos, para que distingamos la gran diferencia que existe entre el tener a un Dios vivo y verdadero y lo que la imaginación puede crear… Dios es un Dios que se complace con el hecho de que Sus hijos levantemos nuestra voz hacia Él y le pidamos… eso es algo que debemos dejar perfectamente establecido… a Dios no le disgusta que le pidamos, cuando vemos al Señor Jesús en Su ministerio terrenal, observamos que cada vez que se acercó a alguien siempre le preguntó: “¿Qué quieres que te haga?”... es decir… ¿Qué deseas pedirme que haga Yo por ti?… de manera que si le disgustara que le pidiéramos Él nunca hubiera hecho esta pregunta… Esto es algo que desde el AT nosotros podemos ver… desde el AT vemos a un Dios que se encuentra cerca de Sus hijos para responder a sus oraciones, peticiones y suplir sus necesidades… ejemplo de ello lo tenemos con la vida del rey Salomón, al que a la edad de 17 años se le reveló a través de un sueño y le dijo que le pidiera lo que quisiera… Y aquella noche apareció Dios a Salomón y le dijo: Pídeme lo que quieras que yo te dé… 2Cr 1.7 Dios le dijo a Salomón: “Pídeme…”… dejándonos bien claro que ha Dios no le disgusta que levantemos nuestra voz para pedirle… ¿Cuántos de nosotros no soñamos con que Dios se nos aparezca de la misma manera que lo hizo a este joven y nos diga lo mismo?... Salomón pidió sabiduría y entendimiento para gobernar… ¿tú qué pedirías?... Quizás por eso mismo Dios no lo hace, porque sabe que quizás pediríamos algo que en lugar de beneficiarnos nos haría daño… Y esto precisamente nos da la pauta para en 1º lugar dejar bien claro que a Dios no le disgusta que pidamos, pero también para preguntarnos: ¿Cómo debería ser la oración, la petición que levantemos para que sea agradable?... es decir… ¿Existen algunos requisitos o ingredientes que deben acompañar a mi oración para que Dios la responda?... 15
  16. 16. 1º.- En 1º lugar Santiago me dice que pido y no recibo porque pido mal (Sgo 4.3)… Entonces lo 1º que necesito, si es que deseo recibir, es aprender a pedir bien… Pero ¿Qué es pedir bien?... Será acaso que pedir bien tiene que ver con la manera en que pido, con las palabras que uso, con la actitud con la que me acerco a Dios… ¿eso será pedir bien?... Y si bien es cierto que no debemos acercarnos a Dios usando un lenguaje inapropiado, o con una mala actitud, o con exigencias, reclamando o incluso hasta contándole a Dios para que haga las cosas, porque Dios es Santo y es Dios… Pero eso no es a lo que se refiere Santiago… él nos dice que pedimos mal por cuanto pedimos para gastar en nuestros deleites, es decir, pedimos mal porque pedimos para aquello que no solo no aprovecha sino que pedimos aquellas cosas que se encuentran fuera de la voluntad de Dios… déjeme darle algunos ejemplos… “Señor que me saque la Lotería o que le pegue al MELATE”… “Señor que pueda copiar bien en el examen”… “Señor que no se den cuanta en el trabajo del fraude que cometí”… “Señor llévate a mi suegra antes de que te la mande”… Es decir… pedimos, pero no recibimos porque no pedimos como es correcto, no pedimos de acuerdo con la voluntad de Dios, así que para pedir bien 1º necesito saber que es lo que Dios piensa con respecto a lo que voy a pedir y para eso necesito 1º ir a la Biblia… 2º.- Lo 2º que yo necesito hacer en mi oración es creer verdaderamente que recibiré lo que estoy pidiendo… Y todo lo que pidiereis en oración, creyendo, lo recibiréis… Mt 21.22 Así que después de saber cuál es la voluntad de Dios, lo 2º que necesito es pedir verdaderamente creyendo que eso que estoy pidiendo realmente voy a recibirlo… pero necesito realmente creer que lo voy a recibir… No seamos como muchos hermanos que piden, pero que finalmente y verdaderamente no creen realmente que recibirán lo que están pidiendo… Un día un chico leyó este pasaje de Mateo y versos antes nos dice que si le mandamos a un monte que se arranque y sea echado en el mar y no dudamos sucederá… entonces él se asomó por la ventana y vio el cerro que se encontraba en la parte trasera de su casa, cerró los ojos y le pidió a Dios que arrancara ese cerro y lo depositara en el fondo del mar… cuando abrió los ojos y vio el cerro dijo: “Sabía que no iba a suceder”… Y así nos sucede a muchos de nosotros, oramos, pedimos, pero realmente no creemos que sucederá, que Dios nos dará lo que estamos pidiendo… 3º.- Lo 3º que necesitamos hacer en nuestra oración es pedir en el Nombre de Jesús… Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo… Jn 14.13 Así que no solo necesitamos conocer la voluntad de Dios y pedir con fe, sino que necesitamos hacerlo en el Nombre que es sobre todo nombre, en el Nombre de Jesús… y sabemos que pedir en el Nombre de Jesús es mucho más que terminar nuestras oraciones con la frase: “y todo esto te lo pedimos en el Nombre de Jesús”… ¿no es cierto?... pedir en el Nombre de Jesús es pedir como si el mismo Jesús orara, rogara, levantara su voz por medio de nosotros… Pero esto ya lo sabe, no le estoy descubriendo el “hilo negro” ni nada por el estilo… ¿Pero cuántos de nosotros no hemos tenido oraciones sin contestar?... Entonces, pregunto: “Si oramos conforme a la voluntad de Dios, si lo hacemos con fe y lo hacemos en el Nombre de Jesús o como si Jesús mismo orara a través de nosotros ¿Por qué no siempre recibimos aquello que pedimos?”... Déjeme darle un ejemplo… ¿Cuántos de nosotros sabemos que de manera general la voluntad de Dios se encuentra en nuestra sanidad y no en nuestra enfermedad?... Existen muchos pasajes que apoyan esta verdad… Is 53.5 “Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.”… 1Jn 3.8b “Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo.”… Así que de manera general sabemos que Dios desea que vivamos en sanidad y no en enfermedad… ¿Cuántos de nosotros sabemos que Dios nos ministra esa sanidad por medio de los hermanos, por medio de la oración de fe, por la imposición de las 16
  17. 17. manos?... Mr 16.17 “17 Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas; 18 tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán.”… Así que también sabemos que por la imposición de las manos Dios sana… Entonces ¿Por qué aún cuando sabemos que la voluntad de Dios se encuentra en nuestra sanidad, aún cuando creemos que Dios realmente puede sanarnos, aún cuando un hermano ora por nosotros y nos impone las manos en el Nombre de Jesús y él también lo hace con fe, entonces, por qué la persona no siempre sana?... Por la misma razón por la que personas como Pablo o Timoteo no fueron sanadas de sus enfermedades… Ya no bebas agua, sino usa de un poco de vino por causa de tu estómago y de tus frecuentes enfermedades… 1Ti 5.23 ¿Por qué Timoteo no recibió sanidad de parte de Dios?... ¿Podemos pensar que quizás no conocía que Cristo vino para que fuéramos sanos en Su Nombre?... ¡Claro que no!... ¿O podremos pensar que aquel que vio como es que el Señor sanaba a la gente por medio de la oración de fe no tenía fe para ser sano?... ¡Tampoco!... Entonces ¿Por qué no fue sano?... Simplemente porque Dios no quiso sanarlo, porque Dios es soberano sobre la enfermedad y al que Él quiere sana y al que quiere enferma o mantiene enfermo… ¿Hasta cuando?... Hasta que Él quiera… “Pero pastor ¿Cómo que el Señor al que quiere enferma?... eso es del diablo”… dirá alguno… Pero la Palabra nos dice algo totalmente diferente… Porque ¿Quién envió al ángel de la muerte para matar a posprimogénitos de Egipto?... ¿Quién envió a las serpientes ardientes en el desierto para que mataran al pueblo?... 16 Entonces Jehová despertó contra Joram la ira de los filisteos, y de los árabes que estaban junto a los etíopes; 17 Y subieron contra Judá, e invadieron la tierra, y tomaron todos los bienes que hallaron en la casa del rey, y a sus hijos y a sus mujeres; y no le quedó más hijo, sino solamente Joacaz el menor de sus hijos. 18 Después de todo esto, Jehová lo hirió con una enfermedad incurable en los intestinos. 19 Y aconteció que al pasar muchos días, al fin, al cabo de dos años, los intestinos se le salieron por la enfermedad, muriendo así de enfermedad muy penosa. Y no encendieron fuego en su honor, como las habían hecho con sus padres… 2Cr 21.16 ¿Quién hizo que este rey enfermara?... Dios… Así que el Señor es soberano sobre la enfermedad y Él al que quiere sanar lo sana y al que no quiere sanar como a Timoteo, no lo sana… Y algo que es bien importante es que, escúchelo muy bien: “Ni la fe más grande del Mundo podrá obligar a Dios a hacer algo que Dios en Su soberana voluntad no quiera hacer”… O tú crees que tu “gran fe” puede obligar a Dios a hacerte o a darte lo que tú quieres… Pero pastor, la Biblia dice que si creemos todo lo que pidiéremos al Padre lo recibiremos, y ahí dice todo… Y todo lo que pidiereis en oración, creyendo, lo recibiréis… Mt 21.22 Y yo estoy de acuerdo, pero algo que no debemos olvidar es que una ley como esta se encuentra sujeta a una ley más grande… ¿Qué quiero decir?... Que ese “todo” se encuentra sujeto a la voluntad del Señor, según Santiago 4.3 y por lo tanto se encuentra sujeto a la soberanía que Dios tiene para decidir qué o cómo contesta a tu oración de fe… El mejor ejemplo lo tenemos en la persona del Señor Jesucristo… Yendo un poco adelante, se postró sobre su rostro, orando y diciendo: Padre mío, si es posible, pase de mí esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú… Mt 26.39 La NVI dice: “Yendo un poco más allá, se postró sobre su rostro y oró: "Padre mío, si es posible, no me hagas beber este trago amargo. Pero no sea lo que yo quiero, sino lo que quieres tú."… ¿Qué quiere decir esto?... El Señor Jesús, quién tenía toda la fe de Dios, quién conocía la voluntad de Dios para su vida, en esos momentos de humana debilidad y angustia oró para que si fuera posible Él no tuviera que morir… Una oración llena de fe… Pero aún la oración llena de fe de su angustiado Hijo no hizo que el Padre cambiara de opinión… ¿Por qué?... Porque es un Dios soberano… porque eso no se encontraba en 17
  18. 18. Su voluntad… porque no importa que lo que pedimos sea legítimo y que además lo hagamos con fe y en el Nombre de Jesús, Dios es soberano sobre la oración que c/u de nosotros levantamos… Entonces alguien dirá: “¿Entonces para qué oramos?”… Oramos no solo para recibir lo que pedimos, sino que lo hacemos por lo que ya hemos recibido, la salvación… Oramos no solo para levantar nuestra necesidad, sino que lo hacemos para reconocer a Aquel que tiene el poder de suplirla… Oramos para que nuestras peticiones sean conocidas, pero sobre todas las cosas lo hacemos para conocer al que las suple de manera abundante conforme a sus riquezas en gloria… La soberanía de Dios sobre los tiempos Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora… Ec 3.1 Algo que nos dice la Escritura el día de hoy es que el tiempo es algo a lo que nosotros, los que vivimos “debajo del cielo” estamos sujetos… Somos nosotros los que tenemos un día de 24 hrs. pues ese tiempo tarda, nuestro planeta, en girar sobre su propio eje, yo le aseguro que los días en Mercurio, Venus o Marte son diferentes: Mercurio 58 días… Venus 243 días… Marte 24:39:35… El mismo Sol tarda 26 días 19 horas 12 minutos en hacer su movimiento de rotación… La Tierra tarda 365 días 1/3 en hacer su movimiento de traslación, a lo que llamamos año (que por cierto estamos comenzando uno nuevo)… Pero los demás planetas tardan tiempos diferentes en hacer lo mismo, en darle la vuelta al Sol: Mercurio tarda 87 días… Venus 226 días… Marte 686 días… Esta Palabra nos dice que fuera del cielo o debajo del cielo todo tiene su tiempo, todo tiene su hora… Pero ¿Quién estableció que así fueran las cosas en la Tierra y en los demás planetas?... Definitivamente que ese fue Dios, quién creó todo cuanto hay… 1 En el principio creó Dios los cielos y la tierra. 2 Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas. 3 Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz. 4 Y vio Dios que la luz era buena; y separó Dios la luz de las tinieblas. 5 Y llamó Dios a la luz Día, y a las tinieblas llamó Noche. Y fue la tarde y la mañana un día… Gn 1.1 ¿Quién diseñó que el día fuera tarde y mañana en nuestro planeta?... Dios… tal vez muchos de nosotros hoy en día quisiéramos que el día tuviera más horas para darnos tiempo a hacer todas las cosas que tenemos que hacer porque 24 hrs., no nos son suficientes, pero Dios diseñó el día desde un principio para que tuviera 24 hrs., y nada más… Y no solo diseñó el día sino que de la misma manera diseñó los años y dividió el año en estaciones… Dijo luego Dios: Haya lumbreras en la expansión de los cielos para separar el día de la noche; y sirvan de señales para las estaciones, para días y años… Gn 1.14 ¿Quién diseñó las estaciones y los años?... El mismo Dios… de manera que lo 1º que debe quedarnos claro el día de hoy es que el tiempo es algo establecido por Dios para todos los que nos encontramos debajo del cielo… esa es la razón por la que tú y yo nos encontramos sujetos a horas, días, meses y años… Esa es la razón por la que tú y yo cumplimos años, aunque a muchos de nosotros nos gustaría comenzar a descumplir en lugar de cumplir, cumplimos años porque nos encontramos sujetos al tiempo que por Dios ha sido establecido… Pero ¿Dios está sujeto a algún tiempo?... Eclesiastés nos dice que solo los que vivimos debajo del cielo estamos sujetos al tiempo tal y como lo conocemos… existen Escrituras que nos hablan de lo diferente que se manejan los tiempos en el cielo y en la Tierra… 18
  19. 19. Mas, oh amados, no ignoréis esto: que para con el Señor un día es como mil años, y mil años como un día… 2P 3.8 ¿Qué quiere decir esto?... ¿Será que debemos comenzar a hacer nuestras conversiones de tiempo para saber cómo es que en el cielo se da la hora?... ¡Claro que no!... Lo que Pedro desea dejar en claro es que efectivamente el tiempo en el cielo se mide de una manera muy diferente que en la Tierra, que Dios no se encuentra sujeto a nuestro tiempo, pues el tiempo en el cielo, en Su presencia, es diferente… Pero algo que debemos aclarar es que aunque el tiempo en el cielo sea diferente eso no hace que Dios llegue tarde… ¿Qué quiero decir con eso?... Muchas veces creemos que por ser el “reloj de Dios” diferente al nuestro eso hará que Dios no sea puntual o llegue tarde, obre tarde, responda tarde a nuestras peticiones y situaciones por las que estamos atravesando… Muchos de nosotros creemos que es similar a lo que sucede en nuestro planeta con los cambios de horario, déjeme le explico: Mientras en nuestros relojes son las 12 del medio día en Los Ángeles por ejemplo son las 10 de la mañana… En Inglaterra son las 6 de la tarde… En Argentina son las 3 de la tarde… En Jerusalén son las 8 de la noche… En Tokio son las 3 de la mañana del Lunes… ¿Qué sucede si nos quedamos de ver con una persona que viene de Argentina a las 12 del medio día, pero ella no cambia su reloj?... El argentino llegará 3 horas antes de lo que realmente debería llegar por la diferencia de horario… Y lo mismo nos sucederá si nosotros vamos a Argentina y nos citan a las 12 del medio día, si no cambiamos nuestro horario llegaremos 3 horas tarde… Tal vez eso es lo que sucede en nuestras iglesias, cambie su horario para que llegue a tiempo y no tarde… Hay personas que creen que con Dios nos sucede igual… Que creen que cuando Dios llega, según ellas, “tarde” es porque Dios no cambió su horario del celestial al terrenal, pero eso no es posible… Lo 1º que deseo que usted entienda es que Dios nunca, nunca llega tarde… Piense en lo siguiente: ¿El Señor Jesús nació a tiempo o nació fuera de tiempo, es decir, llegó tarde?... 4 Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley, 5 para que redimiese a los que estaban bajo la ley, a fin de que recibiésemos la adopción de hijos… Gá 4.4 El v. 4 nos dice que “cuando vino el cumplimiento del tiempo” el Señor Jesús nació… lo que quiere decir que ni antes ni después, sino que Él vino a nacer justo a tiempo… justo cuando tenía que hacerlo y de la misma manera murió, justo a tiempo… Su ministerio no duró ni más ni menos, sino el tiempo que debía hacerlo y en el tiempo así dispuesto por Dios… Él murió por nuestros pecados y en el tiempo que Dios mismo había determinado resucitó de en medio de los muertos al 3º día… Y de la misma manera sucedió con c/u de nosotros en nuestras vidas… el Señor llegó justo a tiempo, no lo recibimos ni antes ni después, sino que vino a nacer en nuestros corazones en el tiempo justo en el que Dios mismo así lo había dispuesto… Y yo sé que quizás muchos de nosotros en algún momento de nuestra vida hemos quizás dicho: “Si el Señor hubiera venido antes a mi vida, ¡cuántas cosas me hubiera evitado!”… “Si hubiera conocido al Señor cuando era joven”… Pero el día de hoy el Señor desea enseñarle que así como Su llegada a este Mundo fue a tiempo, lo mismo sucedió con tu vida, Él llegó a tiempo… sin importar los años que usted haya tenido, sin importar lo que usted haya hecho antes, el Señor no llegó a su vida ni antes ni después, sino justo a tiempo… porque el Señor es Soberano sobre los tiempos, Él los creó y de la misma manera tiene dominio sobre ellos… Nunca se ha puesto ha pensar que si el Señor hubiera llegado antes ¿quizás usted nunca le hubiera recibido, porque no era su tiempo de hacerlo?... ¡Cuantas gracias tenemos que darle a Dios porque Él nunca llega tarde! Y con esa misma exactitud con la que nos salvó, es con la que Dios interviene sobre nuestras vidas… Cuando vamos a la Biblia nos encontramos con hechos sorprendentes en los que Dios con una precisión de “reloj Suizo” intervino en la vida de las personas para librarlas de todo mal… un ejemplo de ello lo tenemos en la vida de Moisés, quién tuvo su encuentro personal con Dios a la edad de 80 años… poco 19
  20. 20. tiempo después es enviado por Dios para ser el instrumento a través del cuál Israel sería liberado… 1 año más tarde, después de azotar a Egipto con las 12 plagas, Israel por fin sale en libertad después de 400 años de esclavitud… llegan al Mar Rojo en unos cuántos días, pero se encuentran atrapados entre el Mar y el ejército de faraón que viene detrás de ellos para matarlos… Moisés clama a Dios y Dios le pide que extienda su vara hacia el Mar… y… 15 Entonces Jehová dijo a Moisés: ¿Por qué clamas a mí? Di a los hijos de Israel que marchen. 16 Y tú alza tu vara, y extiende tu mano sobre el mar, y divídelo, y entren los hijos de Israel por en medio del mar, en seco… 21 Y extendió Moisés su mano sobre el mar, e hizo Jehová que el mar se retirase por recio viento oriental toda aquella noche; y volvió el mar en seco, y las aguas quedaron divididas… Ex 14.15, 21 ¿Qué fue lo que sucedió?... Moisés extendió su vara y durante toda la noche el viento sopló de tal manera que las aguas fueron congeladas y el pueblo de Israel pudo pasar en medio de ellas… Al soplo de tu aliento se amontonaron las aguas; Se juntaron las corrientes como en un montón; Los abismos se cuajaron en medio del mar… Ex 15.8 Pero si le sorprende la exactitud del tiempo como para que justo cuando Moisés extiende su vara el viento soplara y el Mar se congelara… más sorprendente es el hecho que se mantuvo congelado el tiempo justo como para que Israel atravesara y cuando lo egipcios intentaron hacerlo, el Mar rompió el hielo y las aguas cayeron sobre los egipcios matándolos… ¡Justo a tiempo!... Y de la misma manera es que en muchas ocasiones Dios obra en nuestras vidas… estamos enfrentando problemas y dificultades, estamos pasando por situaciones difíciles y grandes pruebas, pero si de algo podemos estar seguros es que Dios nunca llega tarde, ya que de la misma manera que dividió el Mar y luego rompió el hielo para que los enemigos de Israel fueras destruidos, de la misma manera el envía la provisión, la fortaleza, la guía, la dirección y el oportuno socorro a nuestras vidas… Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro… He 4.16 Y dice “oportuno socorro”, lo que quiere decir que Dios nunca llegará tarde… ¿Cuántas veces Dios no nos ha rescatado, sacado a delante, manifestado Su poder y misericordia sobre nosotros, justo a tiempo?... He escuchado el testimonio de personas a las que iban a operar, y justo antes de realizar la operación, al hacerles el último estudio antes de pasarlos a la sala de operaciones, el Señor se manifiesta y ya no hay tumor que operar, ya no hay problema, la enfermedad desapareció… Personas que justo ese día es el último día que tenían algo para comer, que al día siguiente ya no habrá nada, absolutamente nada en la despensa, y justo ese día alguien toca a la puerta y les ofrendan alimento o dinero para hacer una despensa… Personas que sabían que en el próximo recorte de personal ellas saldrían, pues ya habían pedido su cabeza, y resulta que antes del corte es el supervisor el que sale y de esa manera ellos conservaron su empleo… Se cuenta la historia de un hombre que se llamaba George Müller, quién tenía a su cargo un orfanato con una capacidad de más de 2000 niños en 1870… un día sentó a la mesa a los niños del orfanato sin tener nada que poner delante de ellos, pues la provisión se había acabado… solo estaban los platos y los jarros pero sin haber nada en ellos… Entonces Müller dijo: “Daremos gracias a Dios por lo que vamos a recibir”… No bien acaban de orar cuando llamaron a la puerta… un lechero mayorista había tenido un accidente, rompiéndose una de las ruedas de su vagón, frente a la puerta del orfanato, por lo cual había entendido que debía entregar la leche a los niños, pues debía entregarla hasta el otro lado de la ciudad y no podría hacerlo… Mientras descargaban la leche, llegaron unos carritos de la panadería más selecta del lugar, con un mensaje que decía que toda la ornada de pan de la noche anterior, por cierto descuido, no 20
  21. 21. tenía la hermosa presentación de costumbre, así que la donaban a los niños… Así fue como, con muy poco retraso, los niños recibieron aquel día su desayuno… y en abundancia… Dios es Soberano sobre los tiempos y Él es quién los muda, Él es quién los cambia… El muda los tiempos y las edades; quita reyes, y pone reyes; da la sabiduría a los sabios, y la ciencia a los entendidos… Dn 2.21 Dios es el que “muda”, Él es el único que puede cambiar los tiempos, el único que puede transformar una situación desesperante en una situación que lo glorifique… el mismo Eclesiastés nos dice que todo tiene un tiempo y nos presenta los contrastes en los tiempos… él nos dice… 2 Tiempo de nacer, y tiempo de morir; tiempo de plantar, y tiempo de arrancar lo plantado; 3 tiempo de matar, y tiempo de curar; tiempo de destruir, y tiempo de edificar; 4 tiempo de llorar, y tiempo de reír; tiempo de endechar, y tiempo de bailar; 5 tiempo de esparcir piedras, y tiempo de juntar piedras; tiempo de abrazar, y tiempo de abstenerse de abrazar; 6 tiempo de buscar, y tiempo de perder; tiempo de guardar, y tiempo de desechar; 7 tiempo de romper, y tiempo de coser; tiempo de callar, y tiempo de hablar; 8 tiempo de amar, y tiempo de aborrecer; tiempo de guerra, y tiempo de paz… Ec 3.2 ¿Quién es el único que tiene la soberanía como para cambiar el tiempo de matar en tiempo de curar?... o de cambiar el tiempo de llorar en tiempo de reír… o el tiempo de callar en el tiempo de hablar… o el tiempo de guerra en tiempo de paz… Dios es el único que tiene el poder y la soberanía para mudar, para cambiar los tiempos de tal manera que la situación adversa, la situación complicada y problemática puede Él cambiarla en una situación de victoria y gozo en la vida de la persona… Eso está muy bien pastor… Pero que sucede cuando parece que Dios verdaderamente “llega tarde”… que sucede cuando las cosas pasan y por más que oramos nos quedamos esperando que Dios actuara… En la Escritura nos encontramos con un caso así, en el que unas mujeres mandan avisarle al Señor que corriera a su lado pues su único hermano se encontraba muy enfermo y sabía que Él tenía el poder como para sanarlo… el Señor recibió el recado y en lugar de apresurarse a llegar retrasó su partida 2 días más… de manera que cuando llegó el que había estado enfermo ya no lo estaba, pues había muerto… las hermanas salieron y le reclamaron al Señor que si hubiera llegado a tiempo nada de eso hubiera ocurrido… Pero el Señor se mantuvo firme y les dijo: 23 Jesús le dijo: Tu hermano resucitará. 24 Marta le dijo: Yo sé que resucitará en la resurrección, en el día postrero. 25 Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. 26 Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto?... Jn 11.23 Entonces se dirigió al sepulcro y mandó que quitaran la piedra y le ordenó al que estaba muerto que saliera… y en ese momento Él mudó los tiempos, en ese momento Él cambió los tiempos en esa casa… y en lugar de llanto puso risa… y en lugar de amargura depositó gozo… y en lugar de aflicción trajo regocijo… en lugar de muerte produjo vida… Y de la misma manera el Señor puede actuar en nuestras vidas… Él puede actuar en ese matrimonio que parece que está mas que muerto y él puede mudar los tiempos y traer vida a esa relación y llenar de regocijo esa casa… Él puede actuar en la vida de esos hijos que son rebeldes y por los cuáles ya se ha perdido toda esperanza, y mudar esa desesperanza en gozo y alegría, en paz y armonía… Él puede actuar en ese cuerpo enfermo y achacoso, y mudar el tiempo de enfermedad en un tiempo de sanidad y salud y de esta manera traer gozo y regocijo en esa vida… Él es Soberano y poderoso como para cambiar los tiempos, el día de hoy Él te dice: “Confía en mí”… 21
  22. 22. La soberanía de Dios y el pecado 13 Y a vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con él, perdonándoos todos los pecados, 14anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz, 15y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz.... Col 2.13 El tema del pecado es uno de los temas más citados por las Escrituras, podríamos decir que pecar es uno de los oficios más antiguos que encontramos en la Palabra... En Edén Adán y Eva pecaron al desobedecer a Dios y comer del fruto prohibido... fuera del Edén, Caín pecó al matar a Abel por envidia... Lamec, descendiente de Caín, pecó al tomar para sí 2 mujeres convirtiéndose en el 1er bígamo... La generación de Noé pecó en gran manera en contra del Señor, la Biblia nos dice que de contínuo en su pensamiento solo estaba el hacer el mal... Cam pecó en contra de su padre Noé al mirar su desnudez y burlarse de él... y de la misma manera podríamos describir los pecados de hombres como Abraham, Jacob, David, Salomón, Pedro, Jacobo, Juan, Pablo y tantos hombres como vienen mencionados en la Biblia... La misma Palabra nos dice que todos los hombres sin importar quién sea o a que hayan dedicado sus vidas, todos pecaron, todos participaron de pecado, todos practicaron el pecado como una forma de vida y todos se equivocaron... 23 por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios... Ro 3.23 Y aquí dice que TODOS pecaron, no unos cuantos, sino que todos lo hicieron... Obviamente del único que se nos dice que nunca lo hizo es de nuestro Señor y Salvador Jesucristo... pero de todos los demás incluyéndonos a nosotros, se nos dice que todos somos pecadores... todos nos hemos equivocado... todos hemos fallado... todos hemos pecado de una u otra forma en contra del Señor... Porque yo preguntaía: ¿Qué levante la mano aquel que nunca haya pecado?... Imposible... La Biblia misma nos da una generosa lista de pecados que por muchos de nosotros fueron cometidos... 9 ¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, 10ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios. 11Y esto erais algunos; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios... 1Co 6.9 Pero a pesar de ser tan pecadores, a pesar de abernos equivocado tanto y haber ofendido a Dios tanto a través de nuestra conducta, Dios en su infinito amor envió a Su Hijo nacido de mujer para redimirnos, para perdonarnos nuestros pecados y lavarnos con la sangre derramada en la Cruz por nuestro Señor Jesús... La Biblia afirma que Él vino para pagar por nuestros pecados y que nosotros recibiéramos el perdón que viene de Dios... Jesucristo fue la solución que Dios mismo dio para el problema del pecado del hombre... 16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. 17Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él... Jn 3.16 Podríamos decir que, de manera muy genral lo que la Biblia plantea, es el problema que Dios tiene con el pecado... Pero al pensar en esto a mí me resulta muy difícil el pensar en un Dios que tenga problemas... Me resulta muy difícil el pensar en un Dios que hizo al hombre perfecto, sin pecado, que lo puso en un huerto hecho por Él, igualmente perfecto... y que de pronto se vio sorprendido por la desobediencia del hombre y por el pecado... ¿Será esto posible?... ¿Es posible el pensar en un Dios grande, todopoderoso y soberano que pueda ser sorprendido por nuestros actos?... ¿Podemos pensar en un Dios que se vio en 22
  23. 23. aprietos por el pecado de Adán?... ¿Que cuando el hombre pecó entró en crisis y tuvo que recurrir a un plan emergente por lo que había sucedido?... ¡Claro que no!... Cuando vamos a la Escritura nos damos cuenta que en la soberanía y total conocimiento de Dios de todas las cosas, el que Cristo viniera a morir por nuestros pecados es algo que desde antes de la fundación del Mundo ya se había dispuesto que sucediera... 17 Y si invocáis por Padre a aquel que sin acepción de personas juzga según la obra de cada uno, conducíos en temor todo el tiempo de vuestra peregrinación; 18sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, 19sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación, 20ya destinado desde antes de la fundación del mundo, pero manifestado en los postreros tiempos por amor de vosotros, 21y mediante el cual creéis en Dios, quien le resucitó de los muertos y le ha dado gloria, para que vuestra fe y esperanza sean en Dios... 1P 1.17 Según el v.20 ¿Desde cuándo se había dispuesto que el Señor Jesucristo vendría a morir por nuestros pecados?... Desde antes de la fundación del Mundo... Piense: ¿Cómo es posible que desde antes de la fundación del Mundo si el hombre pecó hasta que se encontró en Edén, mucho después de la fundación del Mundo?... Lo que quiere decir que el pecado del hombre de ninguna manera sorprendió a Dios, sino por el contrario, ese pecado ya se encontraba no solo en el conocimiento que Dios tiene de todas las cosas, sino que incluso formaba parte del eterno plan de Dios preparado para la salvación del hombre... Lo que quiere decir que hoy en día en nuestras vidas no existe acción, determinación o incluso pecado que pueda sorprender a Dios... o ¿cree que el que hallamos vivido una vida como la que vivimos sorprendió a Dios?... ¿cree que nuestros pecados y vida licenciosa a Dios lo sorprendieron?... ¡Calro que no!... Incluso yo me atrevo a asegurarte que en el anticipado conocimiento que Dios tiene de las cosas y su inescrutable soberanía, esos pecados en los que participaste, esa vida que llevaste fue permitida por Dios para que Su Nombre fuera aún más glorificado al haberte rescatado... La Palabra nos dice que lo vil y lo menospreciado fue lo que Dios escogió... 26 Pues mirad, hermanos, vuestra vocación, que no sois muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles; 27sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte; 28y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es, 29a fin de que nadie se jacte en su presencia. 30Mas por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención; 31para que, como está escrito: El que se gloría, gloríese en el Señor... 1Co 1.26 Y este pasaje termina diciendo: “El que se gloría, gloríese en el Señor”... ¿Qué quiere decir esto?... Quiere decir que todo lo hizo Dios para que Su Nombre fuera aún más glorificado, Él escogió a lo peor, el escogió lo vil, el escogió lo menospreciado para que cuando te transforme no quede duda ni quede lugar para que de alguna manera tú te lleves algún reconocimiento, sino para que el Nombre de Dios lo sea... Para que la gente sepa que si dejaste de ser un borracho empedeernido, si dejaste el alcohol y dejaste las calles, tugurios, cantinas y antros de perdición no fue por tu “fuerza de voluntad”, sino por el poder de Dios que actúa en tu vida... Dios pérmitió que tu fueras un borracho, un adicto, un fornicario, adúltero, chismoso, pendenciero, jugador, estafador, ladrón, desobediente, rebelde e hijo del diablo, para que al rescatarte y cambiar tu vida Su Nombre fuera glorificado y exaltado... Esa es la razón por la que escogió a un borracho como Noé para que fuera un pregonero de justicia en Su Nombre... por eso escogió a un cobarde y mentiroso como Abraham para que el poder y la excelencia no residiera en él sino en el que lo llamó... y de la misma manera escogió a un asesino como Moisés para que libertara a Israel de 400 años de cautividad... escogió a un cobarde e ignorante como lo fue Pedro para que fuera Su apóstol y predicara el evangelio... o a un asesino y perseguidor de la Iglesia como Pablo para llenar a toda Europa con el evangelio... Dios permitió todos esos peecados en las vidas de 23
  24. 24. estos hombres, para que quedara bien claro que el poder que ahora residía en ellos provenía de lo alto, de Dios... Pero es entonces donde salta a nuestra mente una pregunta: Si la caída del hombre en Edén no tomó por sorpresa a Dios, sino que Cristo mismo ya se había ofrecido para morir por nosotros en la Cruz del Calvario desde entonces... Entonces... ¿Qué papel jugó el diablo en Edén, ya que él fue quién tentó a Eva?... ¿Podríamos pensar que Satanás, de manera involuntaria, lo único que hizo fue cumplir con el eterno designio de Dios para la humanidad?... ¿Qué el diablo pensó en destrir lo que Dios había creado y lo único que consiguió no solo fue el ser parte del plan de Dios, sino el colaborar en la realización de ese plan?... La evidencia Escritural nos dice que así fue, que mientras el diablo pensaba en destruir el plan o propósito de Dios para la humanidad lo que realmente estaba haciendo era cooperar con el verdadero plan de Dios para la raza humana... Ejemplo de ello lo tenemos en 2 eventos que giran en torno a la muerte del Señor Jesucristo en la Cruz... 1º la traición de Judas... Cuando vamos a la Palabra nos encontramos con el hecho que la noche que el Señor fue entregado participaron de lo que hasta hoy se conoce como la Santa Cena... fue entonces cuando el Señor abiertamente les dijo a sus discípulos que 1 de ellos le traicionaría entregándole... después c/u comenzó a preguntarle al Señor: “¿Seré yo?”... acto seguido Juan le pregunta quién sería y el Señor le dice que aquel que coma el pan mojado... 27 Y después del bocado, Satanás entró en él. Entonces Jesús le dijo: Lo que vas a hacer, hazlo más pronto. 28Pero ninguno de los que estaban a la mesa entendió por qué le dijo esto. 29Porque algunos pensaban, puesto que Judas tenía la bolsa, que Jesús le decía: Compra lo que necesitamos para la fiesta; o que diese algo a los pobres. 30Cuando él, pues, hubo tomado el bocado, luego salió; y era ya de noche... Jn 13.27 ¿Quién entró en Judas para que traicionara al Señor?... Satanás... Así que Judas fue un instrumento del “enemigo” para que éste cumpliera con su propósito de matar al “Autor de la vida”... Pero el Señor ya lo sabía, y no solo lo sabía, sino que lo anunció... y no podemos creer que Satanás que ahí estaba no haya escuchado... sin embargo y a pesar de saber que el Señor sabía lo que iba a hacer él siguió adelante y usó a Judas para traicionarlo y entregarlo, pero de esa manera él cooperó con el plan de Dios para la redención del ser humano... Por supuesto que el pecado de Judas no tomó por sorpresa al Señor... Pero además ya estaba escrito que así sería... Aun el hombre de mi paz, en quien yo confiaba, el que de mi pan comía, Alzó contra mí el calcañar... Sal 41.9 1000 años antes el salmista ya había hablado de la traición que el Señor sufriría... 1000 años antes ya el Señor sabía y había anunciado el pecado que Judas cometería en contra del Maestro... 1000 años antes se había anunciado, de alguna manera, cómo es que Satanás cooperaría para que el hombre alcanzara salvación y vida eterna... Así que Satanás fue un instrumento en las manos de Dios, Dios en Su soberanía lo usó de la misma manera que lo hizo en Edén... 2º la negación de Pedro... Ese pecado de ninguna manera tomó al Señor por sorpresa, pues de la misma manera que anunció que Judas le traicionaría, así anunció que Pedro le negaría... El Señor le dijo a Pedro que le negaría no 1, ni 2 veces, sino que 3 veces lo haría... Pero ¿quién le dijo que lo había pedido para sarandearlo?... 31 Dijo también el Señor: Simón, Simón, he aquí Satanás os ha pedido para zarandearos como a trigo; 32 pero yo he rogado por ti, que tu fe no falte; y tú, una vez vuelto, confirma a tus hermanos. 33El le dijo: Señor, dispuesto estoy a ir contigo no sólo a la cárcel, sino también a la muerte. 34Y él le dijo: Pedro, te digo que el gallo no cantará hoy antes que tú niegues tres veces que me conoces... Lc 22.31 24

×