Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

ArbolAMA N.4

54,860 views

Published on

Revista ArbolAMA Vol.1 N.4 2013
Asociación Mexicana de Arboricultura

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

ArbolAMA N.4

  1. 1. no.4 abril 2013ArbolAMA1Ar bolA M ARevistaAsociación Mexicana de Arboricultura,A.C.Volumen 1 No. 4 Abril 2013Publicación Oficial de la Asociación Mexicana de Arboricultura, A.C.IV Foro Nacional de Arboriculturay Dasonomía UrbanaMétodo Hamburgo para laPoda de los ÁrbolesInforme del estado general delÁrbol de Santa María del TuleLos Sabinos de SanPablo Güilá
  2. 2. Asociación Mexicana de Arboricultura¿Quiénes Somos?¿Qué hacemos?Siete razones para ser socio de la AMAÚnete hoy mismowww.arboricultura.org.mxfacebook.com/arboriculturatwitter.com/ArbolAMASomos más de 100 socios y simpatizantes que nos dedicamos desde febrero de 1999 a aprender y difundir la cultura delárbol urbano en México.Las actividades que ofrecemos a nuestros asociados y al público en general son:• Participación en eventos como el Día del Árbol o el Foro Nacional de Arboricultura y Dasonomía Urbana.• Publicación de la revista ArbolAMA, boletines informativos, diversos folletos sobre el cuidado de los árboles.• Organización de exámenes de certificación como arborista avalado por la ISA (International Society ofArboriculture).• Organización de eventos y actividades que permiten a los arboristas certificados obtener Unidades deEducación Continua (CEUs).• Cursos y talleres de capacitación, días de campo para trabajar por los árboles, conferencias y foros de discusión.• Otros eventos tales como la Competencia Nacional de Poda de Árboles.• Difusión y promoción de temas de interés en arboricultura en nuestros sitios de la web, twitter y facebook.1. Participación activa en la vida de la organización:• a través de pláticas relacionadas con la arboricultura.• foros de discusión en los sitios web, twitter y facebook de la asociación.• con voz y voto en las Asambleas.• con derecho de elegir y ser elegido para los diversos órganos de dirección.2. Credencial de membresía que lo identifica como socio de la AMA.3. Difusión de tu página personal o de negocio en nuestra revista y en nuestra página de internet.4. Actualización en las problemáticas más actuales en materia de arboricultura:información científica, pedagógica o simplemente lúdica acerca del árbol y su entorno urbano.5. Posibilidad de acreditarse en Poda de Árboles Urbanos y formar parte del padrón de podadores acreditados de la AMA.6. Participación activa con artículos y comentarios en nuestro sitio en la Web.7. Acceder a la revista ArbolAMA, publicación oficial de la Asociación.Para quien AMA los árboles
  3. 3. no.4 abril 2013ArbolAMA1EditorialEstimados socios y amigos de la AMA, estamos deacuerdo cuando se afirma que la comunicaciónsocial establece relaciones entre las personas…formando el tejido social sobre el que se construye la vidade la comunidad. En nuestro caso esa comunidad es laAsociación Mexicana de Arboricultura.Han pasado ya tres años desde nuestro último número deArbolAMA, diferentes razones han impedido que salgaa la luz con mayor regularidad y por ello pedimos nosdisculpen. Ahora publicamos el número 4 porque nosanima dar soporte informativo a nuestro próximo evento:el IV Foro Nacional de Arboricultura y DasonomíaUrbana en Oaxaca.Hemos visto importante el tema de los árbolesmonumentales como lema del Foro porque la legislaciónactual en México carece de undocumento de protección legalen materia ambiental, rector delas políticas de gestión de árbolesmonumentales majestuosos ynotables, los cuales constituyenuna parte primordial de nuestropatrimonio natural y cultural;vemos que muchos de ellos estánabandonados a su suerte.En este número de ArbolAMAestán incluidos principalmentedos documentos de muchaimportancia dentro de la temáticadelaarboriculturaenlaactualidad:el primero es el informe de GerardPassola acerca de la condición denuestro árbol más emblemático, elÁrbol del Tule. Este documento esbásico para conocer y entender lasituación actual de este magníficoejemplar.El otro artículo es la traducción del Método Hamburgopara la Poda de los Árboles, material valiosísimo que nospermite conocer los últimos avances en esta práctica, lamás común con los árboles de la ciudad.En realidad el Foro ya ha iniciado, de una manera virtualen nuestros sitios Web, Facebook y Twitter se ha creadouna dinámica para la participación. Desde este momentoqueremos plantear las interrogantes, intentar lasrespuestas y entre todos generar la visión y las políticasde la AMA hacia la gestión de los árboles monumentalesen México.Esperamos disfruten y obtengan provecho de la lecturade este número de ArbolAMA.La ceiba de la plaza central de San Bartolo CoyotepecD. Rivas, Marzo 2013
  4. 4. no.3 abril 20132MESADIRECTIVAArbol A M AÍNDICEEditorial. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1IV Foro Nacional de Arboricultura yDasonomía Urbana. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3Informe del estado general delÁrbol de Santa María del Tule. . . . . . . . . . . . . . . 7Método Hamburgo para la podade los árboles. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 22Los Sabinos de San Pablo Güilá. . . . . . . . . . . . . 20Asociación Mexicanade Arboriculturawww.arboricultura.org.mxarboricultura.mx@gmail.comPRESIDENTEIng. Ricardo Agapito Jara ArceVICEPRESIDENTEIng. Víctor Velasco LópezTESOREROVíctor Díaz CoppeSECRETARIADiana Marchal ValenciaVOCALESDr. Tomás Martínez TrinidadDra. Rosa María García NúñezIng. Juan Castillo CarrascoIng. Eloy Cavazos CavazosWEBMASTERSDavid Santiago Restrepo yDaniel Rivas TorresRevista ArbolAMAOrgano de difusión de laAsociación Mexicana deArboricultura, A.C.DIRECCIÓN EDITORIALDaniel Rivas TorresDISEÑO y FORMACIÓNDavid Santiago RestrepoCUIDADO DE LA EDICIÓNDaniel Rivas TorresPublicación digitalDistribución gratuita de la versión dealta resolución a los socios de la AMACOMITÉ EDITORIALDr. Daniel Rivas TorresDiana Marchal ValenciaDr. Tomás Martínez TrinidadDra. Rosa María García NúñezRevista de circulacióninternacionalISSN: en trámiteCertificados de Derechos al UsoExclusivo: en trámite
  5. 5. no.4 abril 2013ArbolAMA3IV FORO NACIONAL DE ARBORICULTURAY DASONOMÍA URBANAOAXACA, MÉXICODEL 25 AL 27 DE ABRIL DE 2013El IV Foro Nacional de Arboricultura y DasonomíaUrbana, organizado y convocado por la AsociaciónMexicana de Arboricultura en la ciudad de Oaxaca, sellevará a cabo del 25 al 27 de abril, llevando como lema:Hacia la gestión de los árboles monumentales en MéxicoLa Semana de Arboricultura en Oaxaca, en noviembrede 2011, fue un precedente primordial; enfocada ala inspección del estado de salud del Árbol del Tule,participaron allí arboristas nacionales y extranjeros derenombre internacional, de los cuales se destaca el BiólogoGerard Passola, quien entregó un informe detallado y lasrecomendaciones preconizadas para la gestión del ÁrboldelTule.Deestamanera,losorígenesdelIVForosubyacenenlosresultadosquesegeneraronenOaxacaylosobjetivosson los de abarcar más allá de nuestro árbol emblemáticodel Tule y alcanzar todos los árboles monumentalesde México. También un antecedente fundamental es eltrabajo realizado por la propia comunidad de San PabloGüilá, Oaxaca, para la rehabilitación de sus sabinos, con laparticipación del Doctor Daniel Rivas.Otras consideraciones adyacentes al aspecto técnico sonde índole social, normativa e institucional que ayudarána incidir, a apuntalar integralmente la gestión del árbolmonumental en México.Se habla a menudo de los derechos humanos, de losderechos de los animales, pero en general se observa queel árbol urbano para muchos no existe; en la planeaciónurbana es un inmueble y toda su gestión es prácticamenteen base a eso… como si se tratara de un semáforo ouna luminaria. Se aspira a que el IV Foro sea un pasoimportante en la Arboricultura en México, porque podráser la primera vez que se van a decretar los derechos delárbol: empezando por los más viejos y venerables y lo máspronto hacia los árboles maduros y los jóvenes.SetrataentoncesdegenerarunDecálogodeGestióndelosÁrboles Monumentalesen México,creando los principios,con estándares según las reglas del arte de la arboriculturamoderna; teniendo en cuenta los avances científicos ytecnológicos actuales.Participar desde ya en el Foro es ayudar a poner una tablade salvación en este mar de incertidumbre en que navegan–más bien naufragan- actualmente los árboles urbanos.
  6. 6. no.4 abril 2013ArbolAMA4Jueves25Auditorio y Áreas Verdes Instituto Tecnológico del Valle de Oaxaca ITVO8:00 - 8:30 Inscripciones8:30 - 9:00 Inauguración9:00 - 9:30 Reconocimiento Mérito en Arboricultura9:30 - 10:00 Receso10:00 - 12:00 La arboricultura en el manejo de los árboles monumentales. Dr. Gerard Passola i Parcerissa, Asociación Española deArboricultura12:00 - 13:00 El valor de los árboles monumentales. Dr. Glafiro José Alanis Flores, Facultad de Ciencias Biológicas UANL12:00 - 18:00 Curso-Taller: Trepa13:00 - 13:15 Receso13:15 - 14:00 Una década de estudios en áreas verdes de la capital Oaxaqueña. M.C . Rodolfo Hernández Rea, Instituto Tecnológico delValle de Oaxaca 14:00 -16:00 Comida 16:00 - 16:45 Estudio de caso para la protección de los árboles en Quintana Roo. M.C. Rafael Reynoso Valdéz. Arborista Certificado ISA-México16:45 - 17:30 Registro Nacional de Árboles Históricos y Notables. SEMARNAT Delegación OAXACA17:30 - 18:15 Cambio climático y arbolado urbano. Instituto Estatal de Ecología y Desarrollo Sustentable de OaxacaViernes26San Bartolo Coyotepec8:00 - 9:00 La ceiba de San Bartolo Coyotepec. Autoridades de San Bartolo Coyotepec, Casa Comunal y Museo de Arte Popular deOaxaca8:00 - 12:00 Curso-Taller: Poda9:00 -10:00 Manejo del muérdago en árboles monumentales. Diana Marchal Valencia. Arborista Certificada ISA-México10:00 - 12:00 Foro: Hacia la gestión de los árboles monumentales en México: Dr. Tomás Martínez y Dra. Rosa María García Santa María del Tule y San Pablo Güilá12:00 - 17:00 Visita guiada Árbol del Tule y Sabinos de San Pablo Güilá: Ing. Víctor Velasco y Dr. Daniel RivasSala de Conferencias: Jardín Etnobotánico de Oaxaca17:00 - 20:00 Examen certificación ISASabado27Jardín Etnobotánico de Oaxaca8:00 - 10:00 Visita guiada al Jardín Etnobotánico de Oaxaca: Ing. Víctor VelascoBosque el Tequio. “Flechador del sol”10:00 - 14:00 Competencia Nacional de Poda14:00 -15:00 Premiación Competencia Nacional de Poda15:00 - 18:00 ComidaTemplo Santo Domingo de Guzmán: Centro Histórico18:00 - 20:00 Calenda de clausuraProgramación
  7. 7. no.4 abril 2013ArbolAMA5RECONOCIMIENTO AL MÉRITOEN ARBORICULTURAMÉXICO 2013La Asociación Mexicana de Arboricultura, con el objeto de reconocer el trabajo y la lucha de personas o instituciones en las actividadesen pro del arbolado urbano, en todo el país, convoca a los socios de la AMA a postular candidatos(as); ya sean instituciones, agrupacioneso personas que trabajan en aspectos de la Arboricultura para obtener el: RECONOCIMIENTO AL MÉRITO EN ARBORICULTURA.CANDIDATOSPodrán participar personas físicas, instituciones educativas y organizaciones civiles, independientemente de que sean o no socias dela AMA, que hayan realizado o realicen acciones relevantes en materia de protección, conservación y rescate del arbolado urbano,dentro de su comunidad o en México en general.PROPUESTASLas propuestas deberán contener la información siguiente:. Carta de postulación por parte de un socio activo de la AMA, en la que se señalen: datos del candidato y de quién lo propone y unareseña del trabajo meritorio. De preferencia, presentar descripción de los hechos o evidencias de las actividades del(a) candidato(a).. Las propuestas podrán enviarse electrónicamente a arboricultura.mx@gmail.com antes del 15 de abril del año en curso.RECONOCIMIENTOEl Jurado estará integrado por el Consejo Directivo de la AMA y dos socios activos.El resultado se publicará en el sitio de internet de la AMA y el reconocimiento se entregará durante el IV Foro Nacional deArboricultura y Dasonomía Urbana, a realizarse del 25 al 27 de abril próximo en la ciudad de Oaxaca.México, febrero 12 de 2013.Asociación Mexicana de Arboriculturawww.arboricultura.org.mxIV FORO NACIONAL DE ARBORICULTURA Y DASONOMÍA URBANA
  8. 8. no.4 abril 2013ArbolAMA6TERCERA COMPETENCIA NACIONALPODA DE ÁRBOLES URBANOSBOSQUE EL TEQUIO, OAXACA, OAXACALa poda de copa es la actividad más frecuente con los árboles en nuestro medio, pero quizá la menos comprendida; cualquiera cortaun árbol pero pocos lo saben podar. Con este evento se busca, nuevamente, crear las condiciones y dar la oportunidad para que losarboristas y trabajadores de los árboles muestren sus conocimientos y capacidades en la realización de este trabajo; es la tercera ocasiónque se realizará en México.La historia de estos eventos se remonta al 2008, cuando se realizó la primera competencia en el Bosque de Chapultepec de la Ciudad deMéxico; la segunda fue en el 2010 en el Bosque Los Colomos en Guadalajara.Para la calificación, el Jurado Calificador (en adelante el Jurado) tendrá en cuenta dos aspectos principales: seguridad y técnicade poda. Deberán seguirse las indicaciones de la Norma de Poda NADF-001-RNAT-2006 del Distrito Federal (http://www.arboricultura.org.mx/normas).También, las indicaciones que el Jurado señale antes de la competencia. Los premios para las cuadrillas participantes son lossiguientes:PREMIOSPrimer lugar: $3,000.00, silla de trepa y diplomaSegundo lugar: $1,500.00 y diplomaTercer lugar: $1,000.00 y diploma•••El Jurado Calificador, diferente al Comité Organizador del Foro, será nombrado por el Consejo Directivo de la AMA.Además de los premios, todos los concursantes recibirán un reconocimiento especial por su participación, y muy probablementeobsequios por parte de nuestros socios patrocinadores.La premiación se realizará públicamente ese mismo día a las 14:00 horas en el mismo lugar.Consulte nuestro sitio web para conocer las bases de la competencia.Los asuntos no considerados en la presente convocatoria serán resueltos por el Consejo Directivo de la AMA.Para cualquier aclaración favor dirigirse al correo rivasdaniel@usa.netAsociación Mexicana de Arboriculturawww.arboricultura.org.mxMéxico, 5 de febrero de 2013SABADO 27 DE ABRIL DE 20138:00-15:00 horasIV FORO NACIONAL DE ARBORICULTURA Y DASONOMÍA URBANA
  9. 9. no.4 abril 2013ArbolAMA7INFORME DEL ESTADO GENERAL DELÁRBOL DE SANTA MARÍADEL TULE  BIÓLOGO GERARD PASSOLA i PARCERISSAnoviembre 11, 2011Consultor de arboriculturaÁrbol, Investigación y Gestión, S.L.www.doctorarbol.comSant Cugat del Vallès, EspañaGerard Passola i ParcerissaBiólogo (Núm. Col. 16.860-C)Estudio del Árbol de Santa Maria del Tule, el árbol con el mayor diámetro de tronco del mundo. Conjuntamente conla Asociación Mexicana de Arboricultura se realizó una valoración general del árbol: visual biomecánica y de riesgo,de la estructura, fisiología y sistema radicular. El objetivo: conocer el estado general del árbol para proponer las ac-tuaciones a medio y largo plazo adecuadas a su conservación.1. El árbol del Tule:De nombre científico Taxodium mucronatum, elahuehuete -también conocido como sabino ociprés Moctezuma- es un árbol de la familia de lascupresáceas, típico en México y muy popular porsu belleza, su enorme tamaño y su longevidad. Elahuehuete acostumbra a vivir más de 500 años, aunquehay algunos que ostentan récords bastante superiores:es el caso del Árbol del Tule, que hunde sus raíces enSanta María del Tule, en el estado mexicano de Oaxaca.El ahuehuete, cuyo nombre procede de la lengua náhuatly significa “viejo de agua”, resulta muy vistoso por suenvergadura: los troncos tienen diámetros de entre 2 y14 metros, alcanzando una altura de hasta 40 metros.Sus hojas son perennes y ordenadas en espiral y noproduce flores, aunque sí una especie de piñas ovales.El sabino o ahuehuete de Santa María del Tule en Oaxaca,(Taxodium mucronatum) es un árbol monumentalcon una copa de 36 metros de altura y 40 metros dediámetro. Se localiza en el atrio de la iglesia de SantaMaría del Tule en Oaxaca, México, aproximadamentea 13 km de la Ciudad de Oaxaca, sobre la carretera aMitla.Su edad real es desconocida, pero según estimacionestiene más de 2,000 años.Este “viejo de agua”, junto con otros vecinos de sumisma especie, que se recomiendan incluir en unParque Nacional, debe ser apreciado y protegido porsu gran valor histórico, ecológico y cultural para losOaxaqueños y para los Mexicanos.Actualmente, los ahuehuetes están en peligro deextinción por lo que es deber de todos conocer un
  10. 10. no.4 abril 2013ArbolAMA8poco más sobre ellos, cuidarlos y conservar su entornonatural para que sigan presenciando el desarrollo denuestra cultura y formando parte de nuestra identidadnacional por muchos siglos más, para que sigan siendo“los testigos más longevos de nuestra historia”.2.Introducción al informe:El Árbol de Tule es un elemento vegetal singular devalor mundial irremplazable.Desde el punto de vista biológico y ecológico losárboles monumentales son portadores de un genomaque probablemente esté hoy extinguido, por lo tanto, sudesaparición significa perder una información genéticairrecuperable. Suelen contener, además, en su sistemaelementos no perturbados durante toda la vida delárbol: bacterias, hongos, insectos y otros organismosrelacionados con su biología y entorno específico quehan evolucionado conjuntamente con él. Así, si elÁrbol del Tule tiene como mínimo 2,000 (¿?) años, estoimplica que contiene una fauna y flora acompañante deuna edad similar.Estos árboles suponen también un bien cultural derespeto y estima por la naturaleza ancestral. Sonelementos que no son propiedad nuestra sino que hemosrecibido de nuestros padres y debemos transmitir anuestros hijos con toda integridad y capacidad.El pueblo de Santa María del Tule ha sido quien havelado por la conservación de un bien tan especial ycomo se detalla en el informe lo ha hecho de maneraintachable durante muchos años.Se plantea en este informe el estado actual del árbol,y también se recomienda qué criterios, variables,o perspectivas vale la pena valorar para que estaconservación siga dándose de manera correcta en lospróximos años (¿100?).Con la finalidad de conocer el estado de salud de esteAhuehuete en especial, así como de los demás que seencuentran también en Santa María del Tule, expertosarboristas y podadores de diferentes partes del mundose reunieron del 7 al 11 de noviembre del 2011 paraevaluarlo y proponer un plan de trabajo necesario paraconservarlos en buen estado.Este informe es el resultado de esta evaluación..1. Ámbitos a los que afecta2.1. Ámbitos a los que afectaEl presente informe intenta valorar todos los ámbitosque pueden de manera directa o indirecta afectar en laactualidad y en un futuro inmediato el estado del árbol.Brevemente el informe intenta abarcar los siguientesaspectos:Ámbito científico: este tema es el primordial encualquier decisión. La realidad biológica del árboldebe ser siempre el referente en las actuaciones quese quieran realizar. Si esta realidad biológica presentapuntos oscuros en lo que se refiere a la respuesta auna actuación, ésta debe aplazarse hasta delimitar susconsecuencias. Solo en casos de fuerza mayor podríandarse actuaciones sin una certeza absoluta en larespuesta. En este sentido creemos que sería importantecrear un comité de expertos para que puedan analizary dar respuesta a cualquier cuestión relacionada con elárbol.Ámbito temporal: evidentemente el ámbitotemporal primordial es el que se refiere al presente,sin embargo creemos que SIEMPRE deben tomarse lasdecisiones considerando que el árbol debe estar ahíen buenas condiciones “siempre” por tanto ningunaactuación debe realizarse si no se conoce su efectoclaramente en los próximos 15 años y la tendencia almenos en los próximos 100 años.Ámbito espacial: tal y como se comenta másadelante los árboles son estructuras que viven mejor opeor en función de cómo pueden colonizar el espacio,tanto en la zona aérea como en la zona radicular quevan parejas. La gestión del espacio es pues uno de losámbitos que debe valorarse.Ámbito social: el árbol es un organismo vegetal quetiene un elevado reconocimiento, relación y conexióncon la realidad de Santa Maria del Tule, Oaxaca. Esimportante que el entorno social del árbol tenga elmáximo de información sobre el árbol especialmentebiológica.Comprendemos que la conservación del árbol es laprimera prioridad para los vecinos del árbol, sin embargosu relación debe poderse mantener y a ser posibleintensificar en beneficio de ambos. Entendemos que laopinión de los vecinos se expresa mayoritariamente enel Comité del Árbol. Sin embargo para actuaciones queimpliquen una modificación importante del entornodel árbol, creemos que se debe hacer extensiva a toda
  11. 11. no.4 abril 2013ArbolAMA9la población cada propuesta.Es importante que el entorno social del árbol tenga elmáximo de información sobre el árbol especialmentebiológica (siendo muy importante el sistema decomunicación que se establece), esto permite quesus opiniones tengan en consideración los aspectosfundamentales de la gestión del árbol, se aconsejapara ello realizar cursos, jornadas, etc., especialmentediseñadas para este fin, sin olvidar las específicamentepara escolares.Ámbito divulgativo: asociado al punto anteriorpero con entidad suficiente debería generarse unadocumentación de todo lo que envuelve al árbol. Estainformación debe incluir:Recopilación de toda la información del pasado delárbol (histórico, tradiciones, leyendas, actuacionespasadas, fotografías); información divulgativa de lo queel árbol representa y de la filosofía que subyace en lagestión del árbol; información científica; establecer undía del árbol. Creemos que, en este sentido, se deberíacrear un Museo del Ahuehuete que aglutinara toda esainformación y por extensión de la especie Taxodiummucronatum en México. Además podría ser un entornoadecuado para la venta de plantas y semillas del árbolentre otros productos.Ámbito político: la gestión política debe serel principal valedor para asegurar la estabilidaddel entorno del árbol. Cuando se requiera realizaractuaciones alrededor o cerca del árbol, la realidadbiológica debe estar siempre por encima de estasnecesidades. La promoción de la ciudad a través delárbol debe tener como prioridad el propio árbol. Lospolíticos de Santa María del Tule y Oaxaca deberíanademás anticiparse a los gastos que la correcta gestiónrequiere a través de subvenciones, patrocinios y otrosapoyos.2.2. ObjetivosEl objetivo de este informe es aportar ideas y datospara mejorar la conservación del árbol a corto, medio ylargo plazo. Para ello se analizan todos los ámbitos enlos que se desarrolla su existencia, especialmente losbiológicos.2.3. Limitaciones2.3.1. Este informe se ha realizado con los datosobtenidos durante las jornadas del pasado noviembre.La evaluación realizada ha sido eminentementevisual. Por tanto puede que algunos datos sean soloprovisionales y que requieran en un futuro de análisiscon mayor profundidad.2.3.2. Desde el punto de vista de la mecánica los datosobtenidos se basan principalmente en la valoraciónvisual de los síntomas externos de los árboles (VTAde Mattheck y Breloer 1994). Ver descripción de lametodología en punto 5. Aquellos defectos sin síntomasde ningún tipo escapan a esta valoración.2.3.3. Algunos defectos de la parte más alta de lascopas puede que no se hayan detectado debido a lapresencia de follaje durante la evaluación visual y a laenorme dimensión del árbol.2.3.4. Los árboles son seres vivos, por tanto suscaracterísticas mecánicas puede variar con el tiempodebido a causas bióticas o abióticas. En casos defuerzas naturales impredecibles e intensas podríandarse roturas sobre estructuras sin defecto visible.El presente informe da cuenta de las característicasobservadas en el momento de la evaluación.2.4. Criterios de valoraciónLos criterios de valoración que se han tenido en cuentahan sido (de más a menos importancia):Mejora biológica del árbolConservación estructural del árbol
  12. 12. no.4 abril 2013ArbolAMA10Ecología del árbolSeguridad de los usuariosFactor estético y social3. MetodologíaLa valoración de los árboles se ha realizado medianteel sistema de Evaluación Visual del Arbolado (EVA)derivado del sistema VTA que describió ClausMattheck a principios de los 90. El sistema se basaen la valoración de las estructuras visibles del árbolpara determinar su estado interno tanto referido a suvertiente fisiológica como mecánica. Hay que comentarque sobre el sistema base desarrollado por Mattheckse han añadido informaciones de muchos otrosinvestigadores como Ted Green (relaciones hongo –árbol), Francis Schwarze (relaciones hongo – árbol),Francis Halle y Pierre Raimbault (estructura arbórea),Wessolly (estática y aerodinámica); además de nuestrapropia investigación, percepciones y experiencia.Concretamente en la valoración visual se han observadovariables como:• Densidad foliar, altura y distribución de las masafoliar, medidas y coloración• Estructura de ramas y rebrotes, procesos decrecimiento o atrincheramiento• Madera de reacción, excesos de peso o exposición• Defectos en uniones, codominancias• Tipología de la cortezaAparte del método de valoración, en la toma dedecisiones sobre la mejora de las condiciones de unárbol o un grupo, hemos incorporado aspectos de loque se está llamando la arboricultura ambientalista.Esta arboricultura parte de la base general, pero incluyeaspectos de ecología, biodiversidad, cultura, etc.Uno de los puntos que se valoran en la arboriculturaambientalista es la realización de podas en árbolesmaduros mediante simulación de roturas naturales.Este tipo de podas permiten (con el mismo nivel decalidad, seguridad y expectativas de los árboles)mantener una estética de paisaje de “no intervención”,de estilo mucho más cercano al del entorno natural;para ello recomendamos, siempre que sea necesario, alrealizar trabajos de poda, hacerlo mediante roturas (enramas secas o debilitadas) ya que generan un aspectodel árbol en el que no se observa la intervenciónhumana. Además estas prácticas fomentan y conservanla biodiversidad.4. La conservación de los árboles singulares4.1 Criterios básicosLos árboles desarrollan su estructura a través de unproceso de crecimiento que busca fabricar una copalo más amplia y alta posible, siempre que se de lasuficiente eficiencia fotosintética. Este crecimientoes reactivo y dinámico y se acomoda constantementea los cambios del entorno. La estructura dinámica delos árboles es un proceso regulado genéticamente queen función de la fase de edad, las modificaciones enel entorno, las agresiones, los cambios meteorológicosse desarrolla o bien expansionándose para aumentar elespacio colonizado (fases de juventud hasta la madurezo de recuperación del estrés) o bien se concentra(retrenchment o atrincheramiento) para facilitar losaportes de agua y minerales de la raíz a zonas máscercanas a la raíz (fase de senescencia o fases de estrés).El análisis de esta estructura, con sus componentesfisiológicas permite conocer las causas de su estado,su capacidad de recuperación y las labores demantenimiento necesarias para su óptima conservación.El estudio de las fases de edad estructurales explicacomo los árboles se estructuran en el espacio en funciónde distintas estrategias de colonización hasta llegar ala madurez, y cómo después de pasar cierto número deaños en esta fase reduce progresivamente su estructurapara adecuarla a la capacidad de obtención de recursosdel sistema radicular de las fases terminales.Los árboles maduros o senescentes (viejos), no lo sontanto por su edad como por su proceso de estructuraciónEsquema que describe el ciclo vital de un roble, (Q. robur)que tiene una duración de 900 – 1,200 años.
  13. 13. no.4 abril 2013ArbolAMA11El Árbol de Tule tiene unos valores de vitalidad entremoderados y altos. Hayzonas de la copa enclara expansión otrasestán en fase de madurezy con crecimientorelativamente bajo.Alguna rama está en fasede regresión.La presencia de ramas enexpansión muestra que elárbol tiene todavía ciertossíntomas de juventud.Esta expansión podríasignificar que el sistemaradicular está aportandorecursos suficientes paralas necesidades de la copay para el crecimiento.Las ramas claramente enregresión (una muy claray alguna otra de menor tamaño) creemos que se debería más auna razón puntual y no extrapolable a todo el árbol.Las zonas de expansión de la copa se dan principalmente enzonas bajas del árbol. Si esto es así (estrictamente), quizáestaría mostrando no una fase de expansión general sino uncierto proceso de atrincheramiento (por tanto asociado a unacierta reducción de la vigorosidad en zonas altas del árbol). Nose ha observado en la zona alta del árbol esta reducción de ladensidad foliar, crecimiento reducido, etc., aunque el hecho deque el árbol recibiese una poda de ramas secas hace unos añospuede reducir nuestra capacidad de valoración de este punto.Así, nos inclinamos más por la teoría de la expansión general.Sin embargo un seguimiento visual del árbol en los próximos 5años permitiría confirmarlo.Por tanto, resumiendo:• La vitalidad del árbol, con los interrogantes descritos, seríamoderada-alta.• Tiene rasgos de juventud acusados y expansión lateral, algo másacusada en los primeros 15 metros de la copa.• Quedando pendiente de determinar en los próximos años si estecrecimiento lateral se puede relacionar con un atrincheramientode la copa (en principio creemos que no).5.2. FitopatologíaNo estamos muy familiarizados con la fitopatologíay colonización del espacio. Una vez el árbol, mediantesu crecimiento dejuventud, ocupa todoel espacio disponible(tanto por capacidadesdel espacio cómode su capacidad decrecimiento interno)la producción netadisminuye. Además,en esta fase avanzada,cada uno de los ejesque constituye lacopa, actúa, más omenos, de manerai n d e p e n d i e n t egenerando “subcopas”con distintasc a r a c t e r í s t i c a sfisiológicas. Lavaloración debehacerse de maneraglobal, pero, también, considerando los ejes principalesde manera aislada.La tendencia expansiva o de reducción se define por laeficiencia fotosintética, y esta depende de los aportes deagua que provienen del sistema radicular. Las disfuncionesradiculares son la primera causa de procesos de reducciónprematuros de la estructura aérea5. Estado actual del árbol5.1. Fisiología
  14. 14. no.4 abril 2013ArbolAMA12de esta especie, sin embargo después del análisisefectuado, los principales puntos a destacar serían:• Ausencia de plagas en hojas y brotes tiernos:las hojas no presentaban cochinillas, pulgones, necrosis,etc., aun siendo estación otoñal, cuando la presencia deorganismos acompañantes de la senescencia foliar deesta época se expresan de manera más clara.• Ausencia de xilófagos en rama y ejes: la únicapresencia de hongos xilófagos se ha asociado al propiodeterioro de ramas que han fracasado por razoneslumínicas, o por roturas por exceso de peso o exceso deviento, no se han detectado, prácticamente, chancros,necrosis, etc., también se han observado cavidades enel lugar que había ramas que han muerto hace tiempo;los xilófagos implicados en la degradación de la maderaestaban afectando solo al duramen y no creemos quetengan ningún tipo de actividad parasítica o patógena.Solo en un caso hemos detectado presencia de pudriciónmarrón, esta podría estar extendida en todas las ramascon duramen relativamente viejas. Sin embargo lapresencia de síntomas ha sido muy reducida.• Presencia de necrosis en la zona de tensiónde las ramas laterales con crecimiento enmadera de compresión: las ramas lateralestienen el vector del peso compensado mediante unextraordinario crecimiento de madera de reacción encompresión. La zona de tensión de estas ramas es unazona de no inversión, de muy bajo crecimiento y portanto con cierta facilidad para presentar estas necrosis.Asociado a esta necrosis cortical hay una muy elevadapresencia de crecimiento epicórmico de ramas sinprácticamente desarrollo.• Ausencia de xilófagos en la zona basal: sehan detectado algunas cavidades en la zona baja (muypocas y de reducido tamaño), y su presencia evidenciala presencia de algunos hongos que habrían podrido lamadera vieja, la proporción en la que se han encontrado,su posición y dimensiones hacen pensar en el procesonatural que todos las especies de árboles presentande deterioro de la madera muerta antigua por hongosespecialistas sin capacidad de afectar a la albura.• Ausencia de enfermedades en las raícesfinas: se han realizado solo un par de inspeccionesde las raíces finas, estas han mostrado que estánmuy superficiales (como ocurre normalmente) y queestaban micorrizadas y sin síntomas de necrosis, etc.Los elevados valores de vitalidad hacen pensar que elsistema radicular absorbente está en general en buenestado.• Raíces leñosas (conductoras y mecánicas):no se ha realizado un examen de este tipo de raícesya que ello conllevaba una limpieza de las mismas, esposible que presenten las más antiguas porciones de
  15. 15. no.4 abril 2013ArbolAMA13madera muerta y cavidades, pero no se ha observadoque al menos lo que era visible supusiera un problemafitosanitario.5.3. EstructuraYa se ha comentado en el análisis fisiológico que nosencontramos con un árbol que está en fase de expansión,por tanto sus características estructurales son las quecorresponden a las de un ejemplar a finales de la fasede juventud, inicios de madurez.Las fases estructurales no dependen de la edad delárbol, sino de la relación del árbol con el espacio queocupa.Es difícil decir donde acaba la “copa posible” del Árboldel Tule pero su capacidad de crecer lateralmente puedeser todavía muy importante.Creemos realmente que en los próximos 100 o 200años el árbol podría llegar a doblar la anchura actual(si no hubiese impedimentos a su alrededor). Estaexpansión podría darse en todas las orientaciones odarse especialmente o solo en algunas.Desde el punto de vista de la altura, las evidenciasapuntan que la altura del árbol no se va a modificar(más allá de un margen de 3 o 4 metros). La cúpula delárbol es bastante cerrada, es decir el espacio colonizable(en altura) está copado, esto significa que el árboltiene vitalidad suficiente para (en su altura máximade trabajo) mantener una copa funcional y eficiente.Una reducción de la fisiología se expresa de manerainmediata en la zona central y más alta del árbol, elhecho de que esta zona esté en buenas condiciones esun síntoma excelente.Desde el punto de vista estructural, nuestra principalduda es si el árbol va a ser capaz de generar copasde substitución en el centro del árbol (donde estáteóricamente la copa más vieja) y en caso afirmativocon qué capacidad, de qué tipo y con qué altura final.Este es un proceso lento que creemos de darse no podrávalorarse antes de 15 o 25 años.Las reiteraciones: el Árbol del Tule está compuestopor los ejes principales y por un elevado conjunto dereiteraciones que se han ido generando.Las reiteraciones son ramas que repiten la estructurabásica del árbol de una manera total o parcial.Es posible que los ejes originales se hayan perdido y laestructura esté constituida solo por reiteraciones.No se ha realizado un examen exhaustivo del númeroy orden de las reiteraciones. Éstas empiezan comorebrotes y se desarrollan en función de si el árbolestá en una fase de expansión o contracción y de lapresencia de luz.Como resumen del análisis estructural podemosconcluir:• El Árbol del Tule está estructuralmente a finales dela juventud-inicios de la madurez, en todo caso está enuna fase expansiva de su estructura asociada a esa fasede edad.• La anchura final de la copa es de difícil predicción,pero creemos que la “copa posible” podría ser de unaanchura del doble de la actual.• Se tendría que valorar en los próximos 5-8 años sila hipótesis del atrincheramiento (reducción apicaly aumento de la copa basal) se mantiene o se puededescartar.• La fase estructural en la que el árbol se encuentrahace posible dictaminar que las expectativas de vida delÁrbol del Tule son todavía altísimas si las condicionesdel ambiente se mantienen suficientemente estables yno hay ningún fenómeno atmosférico drástico que loafecte.No se puede separar, en este caso, la estructurafisiológica del componente mecánico del árbol que se
  16. 16. no.4 abril 2013ArbolAMA14analiza en el siguiente punto. Creemos que se deberíacontar con una imagen tridimensional de la estructuray mecánica del árbol, esto permitiría el estudio de sucopa desde una nueva perspectiva y podría usarse paraexplicar sus especiales características.5.4. MecánicaLa mecánica es la parte de la arboricultura quedescribe cómo los árboles son objeto de cargas delpeso y, especialmente, del viento y cómo reaccionana estas cargas desarrollando adaptaciones anatómicasque reduzcan la carga y mantengan unos niveles deseguridad aceptables.En este apartado se describe en primer lugar laestrategia de mejora de los estreses mecánicos naturalesdel árbol, en segundo lugar se describe la importanciade la adaptación mecánica y en tercer lugar algunos delos puntos críticos que el árbol tiene en su estructura yqué soluciones pueden darse para corregirlos.a) Descripción de la estructura mecánicanatural del árbolEl componente mecánico del Ciprés del Tule es lo queotorga al árbol una mayor singularidad. La forma ysingularidad del árbol son el resultado de un crecimientode madera de compresión extraordinario y que NOHEMOS ENCONTRADO EN OTROS EJEMPLARES dela misma especie. Esta singularidad puede ser debidaa dos causas: debido a la edad del árbol este tipo decrecimiento se ha hecho especialmente evidente, o setrata de una singularidad genética de este ejemplar quele hace ser especialmente expresivo en la fabricación demaderas de reacción (de compresión).Creemos, por las observaciones realizadas en otrosárboles de edad suficiente para expresar este tipo demadera de reacción (si fuera una característica de laespecie), que se trataría de una característica específicade este árbol. Esto aumentaría su valor como elementosingular, irrepetible e insubstituible. También sería unade las causas de que las dimensiones del árbol sean tanextraordinarias. Al diámetro “normal” asociado a laedad y crecimiento se “sumaría” el crecimiento debidoa la madera de reacción.
  17. 17. no.4 abril 2013ArbolAMA15Este hecho podría reducir la estimación de edadque se le supone al árbol. Sin atrevernos a proponerningún número que se derive del estado estructuraly anatómico, (debido a nuestro desconocimiento dela dendrocronología de esta especie y concretamentede este ejemplar). Estudios dendrocronológicos de lasramas cortadas cuyos muñones están todavía en el árbolserían susceptibles de ser analizados desde este puntode vista y permitirían realizar algunas aproximaciones.La madera de compresión es un tipo de madera dereacción que el árbol fabrica para compensar losesfuerzos del peso. Todas las coníferas compensan lacarga del peso a través de la madera de compresión, sinembargo hay especies que son especialmente expresivas.En este caso ya hemos comentado que creemos que hay,además, un componente individual específico.En el caso del Árbol del Tule el crecimiento de lasramas laterales (que son las que tienen una componentedel peso elevada) generan de manera exclusiva maderade compresión. Así el anillo 1 está situado en la partesuperior (a veces en el mismo límite de la rama)generando esta configuración tan especial.b) La adaptación de la copaLos distintos ejes del árbol forman una copa conjunta.Esta copa conjunta genera un resguardo donde todaslas ramas se protegen entre ellas, y donde la pérdida deuna rama puede propiciar desadaptaciones importantesen el resto de la copa. Por tanto se recomienda evitaren lo que se pueda realizar podas (aun de seguridad)que impliquen generar huecos en el árbol, en todocaso si se cree conveniente realizar alguna poda deeste tipo, el factor adaptación debería considerarsesuficientemente. Dentro del factor adaptación existenalgunas ramas que mejoran extraordinariamente laestructura general del árbol. Estas ramas son ejes quese han fusionado con otros ejes colaborando en su
  18. 18. no.4 abril 2013ArbolAMA16sustentación. Desde el punto de vista mecánico estasramas (ANCLAJES NATURALES) son insustituibles.c) Defectos detectados en la copa del Árboldel TuleEl Árbol del Tule presenta una copa joven, sin regresióny sin prácticamente defectos mecánicos.Se han detectado trabajos de poda relativamenterecientes que probablemente hayan eliminado bastantesde las ramas con defectos más evidentes. Aunquepueden existir defectos en ramas pequeñas, no hemosrealizado una evaluación exhaustiva de aquellas queeran de diámetros inferiores a 40 o 50 cm. Algunosde los puntos que se ha detectado (a través de nuestraevaluación y del resto del equipo que ascendió al árbol)son:• Rama en el lado N de grandes dimensiones con unafisura en un cambio de dirección. Este eje es quizá el demayor diámetro con defectos importantes. La fisura estagenerada por el corrimiento de las fibras en tensión enrelación con las de compresión en la fibra neutra. Estetipo de fisuras se dan a consecuencia de un exceso depeso (a veces asociado al viento que puede hacer oscilarla rama y aumentar la carga debida al peso). Creemosque se debería hacer una inspección instrumental sobreeste punto para determinar el riesgo de que el defectose incremente. El incremento del defecto podría darsepor la presencia de pudrición asociada a la fisura y/oevolución de la misma hasta la superficie del eje.Preventivamente se podría realizar un anclaje mediantela instalación de barras roscadas inoxidables queatraviesen la fisura perpendicularmente. Existe laposibilidad de colocar anclajes de cuerda o cables, sinembargo el impacto visual sobre el árbol sería excesivoy creemos que es mejor o bien reducir la rama o realizarel anclaje de varilla (si el análisis del estado de la ramano lo desaconseja).• Eje con pudrición marrón en el interior: uno de los ejes
  19. 19. no.4 abril 2013ArbolAMA17presenta un descortezamiento y necrosis que muestrauna pudrición marrón en el interior. Este hecho podríadarse en más ejes en la zona de duramen, sin embargono se tiene constancia de en qué medida o posiciónpodría darse. Un análisis pormenorizado usando enalgunos puntos un resistógrafo podría permitir unmejor conocimiento del estado interno de los ejes.• Ramas con la zona de tensión muy deteriorada y conbaja vitalidad: algunas ramas de la zona alta del árbol,especialmente si se han quedado en el interior de lacopa (con una cantidad de luz más reducida) están enregresión. La baja vitalidad de estas ramas hace quela inversión en madera sea muy reducida y por tantola madera de compensación es prácticamente ausente.Estas ramas son las que actualmente representan unpeligro más serio de rotura en el árbol. Si la zona deproyección de copa debe asegurarse deberían ser objetode una poda de reducción, creemos sin embargo quela baja presencia de visitantes en esta zona permitiríadejarlas hasta su rotura, ya que no afectarán a lafisiología y estructura futura del árbol.• Ramas y ejes secos: la presencia de ramas secas eshabitual en los árboles viejos. En este caso sin embargola presencia de ramas de este tipo es reducida (porla poda comentada) y también por la buena salud delárbol.
  20. 20. no.4 abril 2013ArbolAMA18La mayoría de ramas secas son:• De reducido tamaño y por tanto con una componentede riesgo muy baja asociadas a ramas muy grandes perosin vela, y con una probabilidad muy baja de que serompan. Estas ramas son importantes ya que colaborana configurar la estética del árbol. Recomendamosmantenerlas el máximo posible, si en algún caso sedecide reducirlas (no retirarlas) debería hacerseusando la simulación de rotura como técnica de cortey reduciéndolas parcialmente sin retirar. Si el árbol esmonumental también lo es su madera y esta debe serobjeto del mismo espíritu de conservación que afectaal árbol entero.5.5. Sistema radicularNo se ha podido valorar este punto debido a que nose han realizado inspecciones en la zona radicular.Se describen aquí las hipótesis que creemos se estándando en el Árbol del Tule.d) Sistema radicular absorbenteEl sistema radicular absorbente está en buen estado. Sucapacidad de aportar especialmente agua y minerales esóptima lo que está permitiendo la expansión de la copa.El sistema de riego instalado creemos que tiene unaelevada importancia en la fisiología del árbol, éste estáadaptado a su presencia y lo usa de manera prioritaria.Esta adaptación supone, como contrapartida, un riesgoelevado si por algún motivo dejara de aportarse, ya quese generaría una elevada deficiencia con una importanterepercusión en la fisiología. Debe, por tanto, ser objetode una atención especial.Por lo que hace al resto de sistema radicular absorbente,este se supone que se concentra en tres zonas:a) Patio de arena del árbol: en esta zona se hanencontrado raíces finas en buen estado. Para optimizarsu presencia y capacidad se propone eliminar lostrabajos de retirada de la materia orgánica que elárbol produce para que se incorpore al terreno, estoreducirá la compactación y la compactibilidad delsuelo. La densidad radicular y las cotas donde seconcentra podría conocerse con catas de inspecciónrealizadas con Airspade en distintos puntos de la zonade proyección de copa. Esta zona del patio es objeto delimpieza continua, este tipo de actuaciones de higiene
  21. 21. no.4 abril 2013ArbolAMA19no se corresponden con el sistema de funcionamientonatural. Recomendamos que se dejen de realizar o sehagan teniendo en cuenta la realidad del árbol.b) Pavimentos: la mayoría de pavimentos suelen tenerdebajo una capa con elevada humedad (debido a queevitan la evaporación) y elevada presencia de oxígeno,en esta zona se suelen desarrollar cabelleras de raícesabsorbentes muy densas y funcionales. Este puntodebería ser objeto de una inspección para comprobarlo.c) Zonas de acumulación de materia orgánica dentrode la propia estructura del árbol: una parte importantede los recursos que los árboles viejos obtiene provienede la reconsumición de los propios restos, cualquierzona de acumulación de estos implica seguramente lapresencia de raíces absorbentes.Asociado a este sistema radicular absorbente hayun conjunto de raíces portanteso conductoras que se encargan deconducir al árbol lo que se absorbe enlas raíces finas. La protección de estasraíces es muy importante ya que supérdida implicaría una reducción delos aportes hídricos. Desde este puntode vista creemos importante hacer larecomendación de Matheny y Clarksobre la protección de los árboles enobras.e) Sistema radicular mecánicoEl sistema radicular mecánico entensión (habitualmente muy importanteen la mayoría de árboles) no tienemucho sentido en el Árbol del Tule, susdimensiones y configuración de la base,hacen que no sea necesaria una tipologíaradicular encargada de transmitir losestreses de la copa al substrato ya queeste se da de manera correcta a través delos esfuerzos de compresión.f ) Sistema radicular de substituciónEl sistema radicular (sus raíces) está en constanteevolución, las raíces viejas se deterioran y deben sersubstituidas por raíces nuevas que nacen desde elcambium. Esta substitución radicular es la garantíade que existan siempre raíces jóvenes en crecimientoexplorando el entorno y aportando los recursos que lacopa necesita.La zona de brotación de estas raíces de substituciónes el cambium y este se encuentra en el límite exteriordel tronco. Como la brotación se da en los primeroscentímetros del suelo (principalmente) existe unafranja de especial consideración y protección. Elprincipal problema de esta zona es la compactación delsuelo justo alrededor del árbol que puede dificultar elcrecimiento en los primeros centímetros.Creemos que debería hacerse alguna cata (con Airspade)para determinar la presencia de estas raíces y valorar lacompactación de esta zona. Como medidas correctorasse podría:• Eliminar el paso de visitantes cerca del tronco• Colocar una capa de mulch en esta zona• Disponer ramas o raíces enterradas o semienterradas,en contacto con el cuello, que actúen de puente paraque las raíces salgan de la zona del cuello hasta elresto del entorno• Colocar un paso elevado para evitar la compactación.
  22. 22. no.4 abril 2013ArbolAMA20LOS SABINOS DE SAN PABLO GÜILÁLos Sabinos de SanPablo Güilá en Oaxacarehabilitados en 2009 por elpueblo y autoridades bajola supervisión del DoctorDaniel Rivas, resplandecencon su historia, con susancestros y dejan un legadopara las generacionesfuturas.En antaño las “rodillas” oraíces neumatóforas de estosmagníficos ejemplares eranel lugar predilecto para eljuegodelosniños. Lasombrade sus majestuosas copasprotegía de la insolaciónigual a la gente que a susanimales. El lugar era sitiode reposo en el camino haciaotras poblaciones. Aún hoyen día existen pobladores que se acuerdany disfrutan recreándose con aquellasremembranzas.Están ubicados en el jardín principal deSan Pablo Güilá, Municipio de SantiagoMatatlán, en el Estado de Oaxaca. Lapoblación es de 3,932 habitantes, bilingüesen su totalidad, con el zapoteco como suidioma principal.Los ahuehuetes de San Pablo Güilá yahacen parte del patrimonio natural deOaxaca en la declaración de árbolesmonumentales de la entidad.Durante la rehabilitación parte delos limitados recursos de la población sededicaron al rescate de estos tres valiosísimos ejemplares de ahuehuete.EntodoelprocesolasautoridadesdelpuebloestuvieronatentasdirigiendoyhaciendounseguimientoSANTIAGO MATATLÁN, OAXACAReseña elaborada por David S. Restrepo, con fragmentos del proyecto de rehabilitación del Doctor Daniel Rivas Torres (2008)
  23. 23. no.4 abril 2013ArbolAMA21exhaustivo de las obras. Los trabajos se realizaron al pie de laletra, tal y como se recomendaronen el proyecto inicialmentepresentado.El terreno original donde seencuentran los árboles erauna ladera, con una pendienteaproximada del 20 por ciento.Por el área pasaba un caminoprincipal, con vehículos queatravesaban el lugar entre losárboles. En el sitio… “había unmanantial con peces y tortugasy un gran sabino que lo protegíacuyas raíces se sumergían en elagua, formando grandesprotuberancias para su respiración,que también servían para que losniños jugaran y donde las mujereslavaban la ropa”. En la zona urbanaexiste un buen número de pozos,donde el manto freático está entreuno y dos metros de profundidad. Deestos pozos se abastece la población.Hace aproximadamente 30 años,según versiones de los pobladoresmás antiguos, en este mismo lugardonde se encuentran los árboles(principalmente dos de ellos), enuna superficie aproximada de 1,000metros cuadrados, se construyó unaterraza con un terraplén o muro de contención de mampostería hidráulica de 50 metros de longitud y 3 metros de altura. Sehizo el relleno con el material de escombros de desecho, resultado de la construcción del templo aledaño.En el año 2,000 se diseño y terminó de construir, arriba de todo esto, lo que hoy es el jardín principal, con áreas jardinadas,andadores con adoquines, fuente, bancas, faroles y barandales metálicos. Se estaba completando y sellando el fatal destino delos árboles.Todos estos aspectos se tuvieron en cuenta al momento de planear la rehabilitación.
  24. 24. no.4 abril 2013ArbolAMA22MÉTODO HAMBURGO PARA LAPODA DE LOS ÁRBOLESUN ESQUEMA PARA LA PODA DE ÁRBOLES INDIVIDUALESDIRK DUJESIEFKEN Y HORST STOBBEInstituto de Arboricultura, Hamburgo, AlemaniaResumen: Los árboles en las zonas urbanas son podados por diversas razones. Cada corte de poda provocauna herida, lo que lleva, al menos en la madera expuesta en la superficie de la herida, a la decoloración ydescomposición. La extensión del defecto resultante depende del diámetro de la herida, epoca y tratamientode la misma, la especie de árbol y por último... pero no menos importante, la unión de la rama con el tronco.Las consecuencias de los diferentes cortes de poda en los árboles urbanos han sido objeto de investigación enHamburgo, Alemania, desde 1985. El estudio de 750 heridas de poda en diferentes especies de árboles urbanostípicos condujo al Método Hamburgo para la Poda (Hamburger Schnitt-Methode). El sistema se describe en estedocumento y se responde a las siguientes preguntas: ¿Cómo se deben cortar las ramas con y sin cuello? ¿Cómodeben ser removidas las ramas muertas? ¿Cómo deben ser eliminadas las ramas con corteza incluida o talloscodominantes? ¿Cuáles son las diferencias entre las especies de árboles en respuesta a una lesión? ¿Cuál es elmáximo tamaño de la herida que puede ser efectivamente compartimentada por el árbol?Palabras clave: Arboricultura, poda, decoloración, descomposición, compartimentaciónIntroducciónLos árboles son podados por varias razones: en los bosquesse podan para producir madera de alta calidad; en laszonas urbanas son podados, por ejemplo, por razones deseguridad para despejar vías rápidas y líneas eléctricas de altatensión. Mientras que estudios extensos sobre la poda de lasconíferas han estado disponibles desde hace mucho tiempo(por ejemplo, Mayer-Wegelin de 1936, 1952), la primerainvestigación detallada sobre la poda de árboles caducifoliosse llevó a cabo por Shigo y su personal (Shigo et al.1978,1979; Green et al 1981; Shigo 1984, 1989). En Alemania, losresultados se presentaron por primera vez en una conferenciade arboricultura en 1984 provocando reacciones de confusióny protesta en los años subsecuentes. Hasta ese momento,en Alemania, el corte a ras había sido considerado como elmétodo correcto para cortar una rama hasta el tronco. Desdeentonces, la pregunta principal ha sido si el método alternativode Shigo, de cortar al exterior del cuello de la rama, es mejorpara el árbol que el corte a ras.Debido a que una gran cantidad de ramas no tienen collaro tienen corteza incluida en la horcadura, se realizaroninvestigaciones posteriores acerca de las reacciones a lasheridas después de la poda de ramas con distintas insercionesen el tronco.Este documento resume los resultados de un total de 750heridas de poda y da recomendaciones para la práctica de laarboricultura.Materiales y MétodosUn total de 750 heridas diferentes de poda fueron realizadas a115 árboles urbanos de calles y parques (Dujesiefken y Liese1988) para comparar diferentes lugares de corte. Las ramas seencontraban unidas de diversas formas al tronco, por ejemplo,con o sin collar de la rama y tallos codominantes, con y sincorteza incluida en la horcadura, pero sin brotes epicórmicos.Los árboles se diferenciaban por el vigor, por la edad y por losdaños existentes. La mayoría de los árboles tenían entre los60-100 años de edad y crecían en sitios urbanos. Se incluy-
  25. 25. no.4 abril 2013ArbolAMA23eron 15 arces (Acer spp.), 15 hayas (Fagus sylvatica L.), 25 enci-nos (15 Quercus robur L., 10 Quercus rubra L.), 15 tilos (Tiliaspp.), 10 álamos (Populus × euramericana [Dode] Guenier) y15 castaños de Indias (Aesculus hippocastanum L.). Adicional-mente fueron podados 10 manzanos (Malus spp.) y 10 cerezos(Prunus spp.), los cuales tenían aproximadamente 20 años deedad.Un año después de la poda, cuatro árboles que tenían 44heridas de poda se derribaron para la disección en direcciónradial con el fin de medir el área de la decoloración como unindicador de la compartimentación, la muerte regresiva delcambium en el margen inferior de la herida y el espesor delcallo (Dujesiefken et al. 1988). Adicionalmente se registróla unión de la rama al tronco (por ejemplo, con o sin collarde la rama, con o sin corteza incluida). También se midió eldiámetro de la rama (cm) y el tamaño de la herida (cm2) deacuerdo con la ubicación de corte. Posteriormente, se hizoun comparativo entre las distintas reacciones a las heridas, enespecial con relación a los diferentes tipos de corte, al tamañode las heridas y a la unión de la rama al tronco, elaborandoun análisis estadístico de los datos colectados. Cuatro añosdespués de la poda, 64 árboles adicionales con 351 heridas depoda fueron investigados de la misma manera (Duje-Siefken1991). Después de seis años, otras 268 heridas de poda de 37árboles fueron analizadas. Nueve y diez años después se evaluóla compartimentación de la poda en 87 cortes diferentes de seistilos y cuatro castaños de Indias (Dujesiefken et al 1998; Stobbeet al. 1998).En el primer año del estudio, adicionalmente, un total de 60ramas sin collar de arce, castaño de Indias, abedul (Betulaverrucosa Ehrh.), carpinus (Carpinus betulus L.), encino y tilo(10 por especie) fueron reducidas a un muñón de 10 cm y seexaminaron después de un año para responder a la pregunta dedónde se formaron las zonas de reacción (Dujesiefken 1991).Resultados y discusión¿Cómo cortar las ramas con y sin collar?Loscortesarasdejaronheridasdosotresvecesmásgrandesquelas hechas en el collar de la rama. Los cortes a ras desarrollaronmás tejido de callo en los bordes de la herida después de unatemporada de crecimiento, pero el cierre de la herida fue másrápido en los cortes en el collar que en los cortes al ras debidoa que las heridas eran más pequeñas. Diez años después de lapoda sólo las heridas pequeñas se cerraron completamente yla mayoría de las heridas de poda de más de 5 cm de diámetrotodavía estaban abiertas (Fig. 1a y b).Adicionalmente, los cortes al ras dejaron mucha másdecoloración en el tejido leñoso y causaron muerte regresivacambial extendida en los bordes de la herida, en comparacióncon los cortes en el collar (Fig. 2).Estos resultados confirman las recomendaciones de Shigo parala poda en el límite del collar de la rama (Shigo et al. 1978,1979) y también son acordes con los hallazgos de Neely (1988).Desde el inicio del estudio fue obvio que muchas ramas,especialmente en la parte superior de la copa, no tienen uncollar y a veces adicionalmente tienen corteza incluida dentrode la horquilla. Si una rama sin collar fuese podada con unángulo inclinado hacia el tallo, el cambium en el margeninferior morirá varios centímetros hacia abajo. Por lo tanto eltamaño de la herida aumenta y el margen inferior de la heridadesarrolla madera muerta (Fig. 3). La madera de la heridacreció sólo parcialmente sobre la superficie de corte, de modoque el cierre de la herida se hizo más lento.También fue evidente, para todos los árboles en este estudio,Fig. 7. Tilia spp. y Aesculus hippocastanum L., el áreade decoloración del tronco depende del diámetro dela rama.Fig. 8. Tilia spp., extensión de la decoloración enconcordancia con el diámetro de la rama uno y nueveaños después de la poda.Fig. 9. Aesculus hippocastanum L., extensión de ladecoloración en concordancia con el diámetro de larama uno y nueve años después de la poda.castaño de indias9 años9 años1 año1 añodiametro de la rama [mm]diametro de la rama [mm]diametro de la rama [mm]tilo[cm][cm][cm]
  26. 26. no.4 abril 2013ArbolAMA24Fig. 1. a: Tilia spp., corte en el collarde la rama, formación del callo nueveaños después de la poda.b. Tilia spp., corte a ras, formación delcallo nueve años después de la poda;la herida está menos cerrada que la delcollar.Fig. 2. Aesculus hippocastanum L., compartimentación de dos ramas de tamaño similar nueve años después de la poda, vista radial;izquierda: corte a ras con gran decoloración alcanzando profundamente dentro del tronco; derecha: pequeña decoloración despuésdel corte en el collar, restringido aisladamente al área de la base de la rama.Fig. 3. Heridas de poda inclinadas en ramas sin collar visible dejando muerte regresiva cambial en el margen inferior de la herida.Fig. 4. Zona de reacción en forma de embudo en la base de la rama con collar, vista radial.
  27. 27. no.4 abril 2013ArbolAMA25que las ramas con collar normalmente formaron una zonade reacción en forma de embudo en la zona de abultamiento(Fig.4). La madera de la herida se desarrolló en el margenexterior del collar, donde la zona de reacción está encontacto con el cambium, lo cual está en consonancia con lasconclusiones de Dujesiefken et al. 1991 y Eisner et al. 2002.En las ramas sin un collar la forma de la zona de reacción fuediferente (Fig. 5). En lugar de un embudo se creó una zona dereacción en forma de S. En el lado superior de la rama la zonade reacción se formó cerca de la arruga de la corteza, como enlos muñones con un collar, pero en el lado inferior la zona dereacción se cerró más cerca del tallo.Los puntos donde las zonas de reacción se contactaron conel cambium sobre la parte superior y en el lado inferior de lasbases de las ramas (Fig. 4 y 5) muestran la ubicación de loscortes de poda: ramas con collar deben ser podadas fuera delabultamiento en la base de la rama (sobre todo en un ánguloinclinado al tallo), y las ramas sin collar deben ser eliminadastambién fuera de la arruga de la corteza, pero con un corte másparalelo al tallo para evitar la formación de un muñón muertoen el margen inferior de la herida. Este último corte no es a ras,porque la arruga de la corteza de la rama permanece en el tallo,y el corte inferior es más afuera del tallo. La herida es muchomás pequeña que el corte al ras y de forma ovalada. El cambiumen los bordes de la herida es abastecido con substancias quele permiten al árbol, por tanto, aislar la herida directamentedesde los bordes de la misma. Con este corte es posible unaherida más pequeña y un mejor cierre de la misma. Este cortees también parte de la Guía de Poda Europea (1999).¿Cómo cortar ramas muertas?Las ramas muertas por lo general tienen un abultamiento delos tejidos vivos en la base - a modo de collar - formado por eltronco más que por la rama, el cual es invadido por diferenteshongos de descomposición de la madera (Butin y Kowalski,1983a, b, 1986). Cerca del tronco, la descomposición de lamadera en la rama seca es particularmente intensa y crea unpunto de ruptura. Como son collares no se deben cortar cuandose poden las ramas vivas; tampoco las áreas abultadas de tejidovivo en las bases de ramas muertas deben ser eliminadas.Por lo general, se observa compartimentación insuficientesolamente en el tronco de ramas gruesas muertas y en árbolesmenos vigorosos. En estos casos no se puede encontrar uncollar visible ni un abultamiento en la base de la rama (Aufsess1975). En estas ramas gruesas de madera muerta siemprese requiere vigilancia, sobre todo en los árboles de las zonasurbanas por razones de seguridad.¿Cómo cortar ramas con corteza incluida otallos codominantes?La corteza incluida se observó en casi todas las especies deárboles, pero muy a menudo en Fagus, Prunus y Tilia, y sedesarrolla con frecuencia en horquillas en forma de V y entretallos codominantes (Fig. 6). La corteza incluida significacorteza interior y exterior que se forma entre la rama y eltronco. El cambium vascular crece hacia adentro y haciafuera de la horquilla de la rama. La arruga de la corteza de larama crece también hacia adentro y forma un reborde comoFig. 5. Zona de reacción en forma deS formada un año después del corteen la base del muñón de una rama sincollar, vista radial.Fig. 6. Una rama con corteza incluidausualmente no tiene collar y unreborde como costilla o cresta enlugar de la arruga de la corteza.
  28. 28. no.4 abril 2013ArbolAMA26costilla o cresta. Las ramas con corteza incluida en la horquillaestán mal unidas al tallo y normalmente no tienen un collarvisible. Tales ramas deberían ser eliminadas del árbol enuna etapa temprana, por ejemplo en el vivero o mediante lapoda formativa en el árbol joven. Ellas deben ser reducidas ocableadas cuando hay una ruptura en la unión.Cuando tengan que eliminarse ramas con corteza incluida setienen que podar afuera de la costilla o cresta y el corte tieneque ser recto para evitar la muerte regresiva en el margeninferior de la herida. La observación de cortes viejos mostróque a pesar de la poda apropiada no se formó callo en la partesuperior de la herida, porque aquí el cambium está servidopobremente con substancias nutritivas debido a la cortezaincluida.También se observaron tallos codominantes en todas lasespecies de árboles en este estudio, pero más a menudo enAcer, Fraxinus y Tilia. El desarrollo de tales tallos se debe evitareliminando uno de ellos en una etapa temprana en el vivero omediante la poda formativa en el árbol joven. Si el diámetro delos tallos codominantes es ya demasiado grande, uno de ellos sedebe reducir, no eliminar. Esta reducción disminuye la tasa decrecimiento en el tallo cortado, lo que ayuda a desarrollar unarama en lugar de un tallo codominante. Además, la herida depoda y la decoloración resultante estarán lejos de la unión deltallo. Cuando se eliminan tales tallos el corte tiene que hacersecerca del tallo remanente, afuera de la arruga de la corteza dela rama. Este resultado es acorde con otras recomendaciones(Shigo 1989; Guía Europea Poda de 1999; Gilman 2002).Diferencias entre especies en cuanto arespuesta de la heridaLas diferentes uniones de las ramas, anteriormentemencionadas, se presentaron en casi todas las especiesarbóreas, por lo que este esquema se considera aplicableindependientemente de la especie y del sitio, de la causa y elobjetivo del tratamiento. Pero incluso la ubicación correctadel corte puede conducir a decoloración de largo alcance ydescomposición en el interior del tronco. Los parámetrosesenciales son el diámetro de la rama y la capacidad del árbolpara compartimentar las heridas. Varias investigaciones sobrela compartimentación de las heridas similares en distintosárboles muestran que hay fuertes diferencias entre las especiesde árboles (por ejemplo, Lenz y Oswald, 1971; Shortle 1979;Bauch et al 1980). En general existen dos grupos de árbolesen cuanto a compartimentación (Dujesiefken 1991). Génerosde compartimentación débil son por ejemplo Aesculus, Betula,Malus, Populus, Prunus, y Salix. En comparación, géneros decompartimentación eficaz son, por ejemplo, Carpinus, Fagus,Quercus, y Tilia.Adicionalmente, los mecanismos de la compartimentación delos árboles deciduos dependen de la actividad fisiológica delas células del parénquima, así como de la disponibilidad dematerial almacenado. Por esta razón los períodos estacionalestambién tienen una influencia en las reacciones de heridas delos árboles. Esto no solo afecta la expansión de la decoloraciónde la madera, sino también la muerte regresiva del cambium yla formación de callo en el margen de la herida (Dujesiefken yFig. 10. AesculushippocastanumL., dos grandesheridas de podacon decoloraciónprofunda en eltronco.Fig. 11. Poda incorrecta: las cortas a ras dejan grandes heridas condecoloración vasta y tienen que ser omitidas; Ilustración: GunnarKleist.
  29. 29. no.4 abril 2013ArbolAMA27Liese 1990; Dujesiefken 1991; Liese y Dujesiefken 1996).Tamaño máximo de la herida que puede serefectivamente compartimentadoEl tamaño de una herida depende del diámetro de la ramasuprimida así como en la localización del corte (Dujesiefken etal 1988; Stobbe et al 1998). Castaño y tilo han demostrado unaumento exponencial de la decoloración a mayor diámetro dela rama (Fig. 7). El castaño de Indias es un compartimentadordébil y las ramas podadas con un diámetro similar dejaronuna decoloración más extensa en comparación con el tilo. Ladecoloración de las heridas de poda de nueve años de edad, deambas especies de árboles, fue más grande que las heridas deun año de edad (Fig.8-9).Hubo poca diferencia en el área de decoloración cuando secompararon las heridas pequeñas de uno y nueve años deedad. Las diferencias en tejido decolorado incrementaron conel aumento del diámetro de la rama.La causa esencial es probablemente la edad del tejido dañado.Pequeñas heridas de poda sólo dañan los tejidos más jóvenes,es decir, el incremento de los últimos años, los cuales contienencélulas activas de parénquima con la mayor cantidad deenergía de reserva. Los cortes grandes lesionan también eltejido viejo en el centro del tronco, que no puede reaccionartan eficazmente. La decoloración en el centro de la heridallega más lejos en el tronco que en la periferia de la herida yla compartimentación del tejido más viejo cerca de la médulaparece ser más débil que la reacción del tejido joven.La zona de reacción formada inmediatamente después de lalesión puede ser penetrada por microorganismos después devarios años, lo que resulta en una nueva decoloración que rodeala madera decolorada inicialmente (Dujesiefken et al 1998;Stobbe et al. 1999a; fig. 10). Las zonas de reacción penetradastambién se han descrito para el fresno, haya y castaño de Indias(Pearce 1991) y otros árboles deciduos (Schwarze et al. 2000)en el contexto de diferentes hongos descomponedores de lamadera interior.En este estudio, todas las heridas de poda con un diámetromenor de 5 cm fueron compartimentadas con eficacia. Losárboles con fuerte compartimentación también reaccionaronen forma similar en cortes con un diámetro de hasta 10 cm.En todas las especies las heridas más grandes pueden llevar ala decoloración y descomposición en el tronco (Dujesiefken1991).Método Hamburgo para la Poda de los ÁrbolesPara determinar el mejor corte para obtener una óptimareacción de la herida se tienen que considerar las especiesde árboles y el patrón de ramificación. Como resultado deesta investigación, el Método Hamburgo para la Poda delos Árboles fue desarrollado y por primera vez introducidocomo “Hamburger Schnittmethode” en una conferencia dearboricultura en Heidelberg, Alemania, en mayo de 1989(Dujesiefken 1991).Desde 1992 el sistema ha sido integrado en las reglas yregulaciones alemanas para los métodos de cuidado de árboles(ZTV-Baumpflege). Las nuevas recomendaciones para lasramas sin collar son también parte de la Guía de Poda Europea(1999). De acuerdo a la unión de la rama con el tronco el cortetiene que estar afuera del tejido del tronco o tallo de maneraque la arruga de la corteza no sea dañada y permanezca en eltronco. Los cortes a ras tienen que ser evitados. Este esquemapara mantenimiento del árbol se presenta en las figuras 11 y12 a-f.Independientemente de la época del año y de las especies deárboles, por lo general, se puede decir que la poda radical deárboles, por ejemplo la eliminación drástica de partes de lacorona o copas completas, no debería ser una práctica común.Si es posible, las ramas mayores de 5 cm de diámetro de losárboles de débil compartimentación, y de 10 cm en los defuerte compartimentación, sólo deben reducirse parcialmenteen lugar de eliminarse por completo. Lo mismo se aplica paralos tallos múltiples. En algunos casos la instalación de unsistema de reforzamiento de la copa puede hacer seguro unárbol peligroso, sin necesidad de corte (Stobbe et al, 1999b;Lesnino et al 2000). Para la práctica arboricultural también esnecesario contar con información acerca de la arquitectura dela copa, especialmente para la formación de los árboles jóvenesy la restauración de la copa de los árboles maduros (Drénou1999; Pfisterer 1999; Roloff 2001; Gilman 2002). De cualquiermanera, es mejor llevar a cabo la poda de los árboles en unafase temprana y de acuerdo al esquema ya indicado.Fig. 12a-f. Método Hamburgo para la Poda. a: El collar de rama tieneque permanecer en el tronco ya que pertenece al tejido del mismo. Elcorte tiene que estar afuera de la arruga de la corteza, de acuerdo a laforma del collar; b: Las ramas sin un collar tienen que ser podadasafuera de la arruga de la corteza y el corte debe ser recto para evitar lamuerte descendente del cambium; c: Las ramas con corteza incluidadeben ser podadas afuera de los rebordes y el corte debe ser recto.A pesar de la poda apropiada es posible que no haya crecimientocambial en la parte superior de la herida; debido a la corteza incluidael cambium en esta dirección está mal suministrado con asimilados;d: Poda de ramas muertas: el abultamiento distintivo en la base de larama debe permanecer cuando se poda; e: Tallos codominantes conmás de 5 ó 10 cm de diámetro solo deben ser parcialmente reducidos,en lugar de eliminarlos completamente. Si la remoción es inevitableel corte debe realizarse afuera de la arruga de la corteza y a menudoel cambium en el lado inferior de la herida muere varios centímetros,debido a que no puede ser provisto con asimilados; f: Para la podade una rama lateral (reducción, en este caso a un lado) el corte debehacerse afuera de la arruga de la corteza. Ilustración: Gunnar Kleist.
  30. 30. no.4 abril 2013ArbolAMA28
  31. 31. no.4 abril 2013ArbolAMA29LiteraturaAufsess H v (1975) Über die Bildung einer Schutzsperre an der Astbasisvon Laub- und Nadelbäumen und ihre Wirkung auf das Eindringenvon Pilzen in das Kernholz lebender Bäume. ForstwissenschaftlichesCentralblatt 94: 140–152.Butin H & Kowalski T (1983a) Die natürliche Astreinigung und ihrebiologischen Voraussetzungen. II. Die Pilzflora der Stieleiche (Quercusrobur). European Journal of Forest Pathology 13: 428–439.Butin H & Kowalski T (1983b) Die natürliche Astreinigung und ihrebiologischen Voraussetzungen. I. Die Pilzflora der Buche (Fagus sylvatica).European Journal of Forest Pathology 13: 322–334.Butin H & Kowalski T (1986) Die natürliche Astreinigung und ihrebiologischen Voraussetzungen. III. Die Pilzflora von Ahorn, Erle, Birke,Hainbuche und Esche. European Journal of Forest Pathology 16: 129–138.Bauch J, Shigo AL & Starck M (1980) Wound effects in the xylem of Acerand Betula species. Holzforschung 34:153–160.Drénou C (1999) La taille des arbres d‘ornement. Du pourquoi aucomment. IDF édition, Paris.Dujesiefken D (1991) Der Kronenschnitt in der Baumpflege. NeueLandschaft 36: 27–31.Dujesiefken D & Liese W (1988) Holzbiologisches Unter- suchungsprogrammzu Methoden der Baumpflege. Garten- amt 37: 618–622.Dujesiefken D & Liese W (1990) Einfluß der Verletzungszeit auf dieWundheilung bei Buche (Fagus sylvatica L.). Holz als Roh- und Werkstoff48: 95–99.Dujesiefken D, Kowol T & Liese W (1988) Vergleich der Schnittführung beiAstung von Linde und Roßkastanie. Allgemeine Forstzeitschrift 43: 331–332+336.Dujesiefken D, Peylo A & Liese W (1991) Einfluß der Verlet- zungszeitauf die Wundreaktionen verschiedener Laub- bäume und der Fichte.Forstwissenschaftliches Centralblatt 110: 371–380.Dujesiefken D, Stobbe H & Eckstein D (1998) Langzeit- wirkungen vonAstungen im Holz von Linde und Roßkas- tanie. ForstwissenschaftlichesCentralblatt 117: 305–315.Eisner NJ, Gilman EF & Grabosky JC (2002) Branch mor- phology impactscompartmentalization of pruning wounds. Journal of Arboriculture 28:99–105.European Tree Pruning Guide (1999) European Arboricultur- al Council(EAC). Tree Advice Trust, Forest Research Sta- tion, Alice Holt Lodge,Wrecclessham, Nr Farnham, Surrey GU104LH.Gilman EF (2002) Illustrated guide to pruning. Trees for urban andsuburban landscapes. Second edition, Delmar Publishers, New York.Green DJ, Shortle WC & Shigo AL (1981) Compartmental- ization ofdiscolored and decayed wood in red maple branch stubs. Forest Science27: 519–522.Lenz O & Oswald K (1971) Über Schäden durch Bohrspan- entnahme anFichte Tanne und Buche. Mitteilungen der Schweizerischen Anstalt für dasForstliche Versuchswesen47, Heft 1.Lesnino G, Brudi E & Spieß C (2000) Kronensicherung mit dem cobra-System– Erfolgskontrolle nach fünf JahrenEinsatzdauer. In: Jahrbuch der Baumpflege 2000 (eds Dujesiefken D &Kockerbeck P): 111–118. Thalacker Me- dien, Braunschweig.Liese W & Dujesiefken D (1996) Wound reactions of trees. In: Forest Trees andPalms: Diseases and Control (eds SP Raychaudhuri & K Maramorosch):21–35. Science Pub- lishers, Lebanon, New Hampshire.Mayer-Wegelin H (1936) Ästung. Schaper-Verlag, Hannover. Mayer-WegelinH (1952) Das Aufästen der Waldbäume. 3.edition, Schaper-Verlag, Hannover.Neely D (1988) Closure of branch pruning wounds with conventional and“Shigo” cuts. Journal of Arboriculture 14:261–264.Pearce RB (1991) Reaction zone relics and the dynamics of fungal spread in thexylem of woody angiosperms. Physiological and Molecular Plant Pathology20: 275–289.Pfisterer JA (1999) Gehölzschnitt nach den Gesetzen derNatur. Verlag Eugen Ulmer, Stuttgart.Roloff A (2001) Baumkronen. Verständnis und praktische Be- deutung eineskomplexen Naturphänomens. Verlag Eugen Ulmer, Stuttgart.Schwarze FWMR, Engels J & Mattheck C (2000) Fungal Strategies of WoodDecay in Trees. Springer-Verlag, Berlin.Shigo AL (1984) Compartmentalization: A conceptual frame- work forunderstanding how trees grow and defend them- selves. Annual Review ofPhytopathology 22: 189–214.Shigo AL (1989) Tree pruning. A world-wide photo guide. Shigo and Trees,Associates, Durham, New Hampshire.Shigo AL, Rogers NF, McGinnes EA & Funk DT (1978) Black Walnut onKansas Strip Mine Spoils: Some Observations25 years after Pruning. Forest Service Research Paper NE-393, NortheasternForest Experiment Station, Broomall.Shigo AL, McGinnes EA, Funk DT & Rogers NF (1979) In- ternational defectsassociated with pruned and non-pruned branch stubs in Black Walnut.Forest Service Research Paper NE-440, Northeastern Forest ExperimentStation, Broomall.Shortle WC (1979) Compartmentalization of decay in red maple and hybridpoplar trees. Phytopathology 69:410–413.Stobbe H, Dujesiefken D & Kleist G (1998) Die Hamburger Schnittmethode– Grundlagen und neue Erkenntnisse. In: Jahrbuch der Baumpflege1998 (eds D Dujesiefken & P Kockerbeck): 184-193. Thalacker Medien,Braunschweig.Stobbe H, Dujesiefken D & Schmitt U (1999a) Zur Dynamik der Wundreaktionnach Astung bei Roßkastanie. In: Jahrbuch der Baumpflege 1999 (eds DDujesiefken & P Kockerbeck): 222–226. Thalacker Medien, Braunschweig.Stobbe H, Dujesiefken D & Schröder K (1999b) Tree Crown StabilizationWith The Double Belt “System Osnabrück”. Journal of Arboriculture 25:270-274.ZTV – BAUMPFLEGE (1992) Zusätzliche Technische Ver- tragsbedingungenund Richtlinien für Baumpflege und Baumsanierung. 2. editionForschungsgesellschaft Land- schaftsentwicklung – Landschaftsbau e.V.(FLL), Bonn.Address for correspondence: Dirk Dujesiefken, Institute ofArboriculture, Brookkehre 60, D-21029 Hamburg, Germany.Tel.: +49-(0)40/7241310; fax: +49-(0)40/7212113.E-mail: dirk.dujesiefken@institut-fuer-baumpflege.deArtículo original:The Hamburg Tree Pruning System –A framework for pruning of individual treesUrban Forestry & Urban Greening 1 (2002)© Urban & Fischer Verlag http://www.urbanfischer.de/journals/ufugPara la traducción y publicación de este artículo se obtuvieron lospermisos tanto de los autores como de los editores (28 de marzo de2013).Traducción del inglés:Dr. Daniel Rivas Torres yDavid Santiago Restrepo Fernández
  32. 32. no.4 abril 2013ArbolAMA30EXAMEN DE CERTIFICACIÓN COMOARBORISTA EN ESPAÑOLOAXACA, OAXACAJardín EtnobotánicoSi tienes por lo menos tres años comprobables de experiencia en arboricultura, y deseas ampliar y/o demostrar tusconocimientos sobre el tema, puedes presentar el… EXAMEN DE CERTIFICACIÓN COMO ARBORISTA EN ESPAÑOLConsulte nuestro sitio Web para conocer el mapa deubicación del sitio del examen.ES MUY IMPORTANTE, ANTES DEL 10 DE ABRILDE 2013:Llenar la solicitud para presentar el examen:Entraenlapáginawww.isa-arbor.com,en“Certification”,y llena el formato. Esto debe hacerse con muchaprecisión. Si tienes alguna duda, o deseas ayuda parallenar el formato, comunícate con nosotros y con gustolo ayudaremos.Realizar el pago correspondiente:(150 dólares - miembros de la ISA y de la AMA) (250dólares – no miembros).Para ser miembro de la ISA, deberás llenar la solicitudy pagar online previo a la solicitud para el examen decertificación.Para ser miembro de la AMA, consulta nuestra página.Sólo serán acreedores al precio de descuento quienessean miembros de AMBAS asociaciones.¡Ponerte a estudiar!El examen estará dividido en 10 temas: Manejo del suelo;Identificación y selección; Instalación y establecimiento;Seguridad; Biología del árbol; Conceptos y técnicas deVIERNES 26 DE ABRIL DE 201317:00 - 20:30 horasIV FORO NACIONAL DE ARBORICULTURA Y DASONOMÍA URBANApoda; Diagnóstico y tratamiento; Manejo de árbolesurbanos; Protección del árbol; Manejo de árboles deriesgo.Se obtiene una calificación por cada tema, y una global.En caso de no aprobarse todos los temas, podránpresentarse posteriormente en exámenes parciales.Se recomienda no sólo estudiar la Guía de Estudio parala Certificación del Arborista, publicado por la ISA, sinotambién las lecturas que dicho libro recomienda.A TODOS LOS INTERESADOS: ¡ANÍMENSE!y comuníquense con DIANA MARCHAL a losteléfonos:/ 5534-6595 / 04455-9143-9155, o al correodiana.marchal@hotmail.com y arbol_ama@yahoo.com.mxRECUERDE QUE LA FECHA LÍMITE PARAREALIZAR LOS TRÁMITES ES EL 10 DE ABRIL, YNO HAY PRÓRROGA POSIBLE¡NO DEJES PASAR ESTA OPORTUNIDAD!ASOCIACIÓN MEXICANA DE ARBORICULTURA“PARA QUIEN AMA LOS ÁRBOLES”México, febrero 25 de 2013
  33. 33. no.4 abril 2013ArbolAMA31Jueves25Auditorio y Áreas Verdes Instituto Tecnológico del Valle de Oaxaca ITVO12:00 - 13:00 Presentación: Exponer los objetivos y la dinámica del curso - Daniel Rivas12:30 - 13:30 Calistenia: Explicar y realizar los ejercicios basicos, comentar el estilo de vida y la dieta que debe seguir el trepador (a) :recomen-daciones practicas - David Santiago Restrepo13:30 - 15:00 Técnicas de trepa: Con el apoyo de los instructores subir o intentar subir a los árboles; observar la seguridad-David S. Restrepo y René Villanueva15:00 – 16:00 Receso16:00 – 16:30 Equipo y Seguridad Describir los principales implementos utilizados para la trepa y botiquín de primeros auxilios. Explicar lasmedidas de seguridad: recomendaciones prácticas - René Villanueva 16:30 – 18:00 Desplazamiento en la copa: Trepa y desplazamiento en la copa con el apoyo y demostraciones de los instructores-David S. Restrepo y René VillanuevaViernes26San Bartolo Coyotepec8:00 – 8:30 Presentación: Exponer los objetivos y la dinámica del curso - Daniel Rivas8:30 – 9:00 Objetivos de la poda: Seguridad, ambientales y de salud del árbol (Aula) - René Villanueva9:00 – 10:00 Tipos de cortas y clases de poda Remoción y despunte; formación y mantenimiento (Aula) - David S.Restrepo10:00 – 12:00 Poda de copa: Práctica de campo: desplazamiento en las ramas para el despunte empleando el serrote- David S. Restrepo y René Villanueva CURSO-TALLER DE ARBORICULTURAPODA DE ÁRBOLES URBANOSTREPA A LOS ÁRBOLESEl sitio de trabajo de los arboristas, muchas veces, se encuentra a 10, 20 o más metros de altura. En este taller de capacitación en el campo, losparticipantes tienen la oportunidad de conocer y practicar las principales técnicas para trepar y desplazarse con seguridad en la copa de los árboles.La corta de las ramas es el trabajo más frecuente con los árboles en la ciudad, lamentablemente no se realiza apropiadamente y lo que se observa essu mutilación y destrucción, afectando con esto la estructura, seguridad y salud de especies valiosísimas que han tardado muchos años en crecer paraaportar sus múltiples beneficios ambientales, sociales y ecológicos.IV FORO NACIONAL DE ARBORICULTURA Y DASONOMÍA URBANASe requiere estar en buenas condiciones físicas. Indispensable traer equipo de protección personal: ropa de trabajo, casco conbarboquejo, guantes, lentes y botas. También proveerse de bloqueador solar, una torta o un pequeño lunch y agua. Si los participantesno lo traen, se les proporcionará equipo de trepa. Se expedirá constancia de participación. Costo $200.00. Socios AMA y estudiantesa nivel licenciatura pagan $100.00.Este curso-taller permite a los participantes adquirir los conocimientos y el entrenamiento para realizar las cortas en la copa delos árboles. Se requiere estar en buenas condiciones físicas. Indispensable traer equipo de protección personal: ropa de trabajo,casco con barboquejo, guantes, lentes y botas. También proveerse de bloqueador solar, una torta o un pequeño lunch y agua. Si losparticipantes no lo traen, se les proporcionará equipo de trepa y trabajo en la copa. Se expedirá constancia de participación. Costo$200.00. Socios AMA y estudiantes a nivel licenciatura pagan $100.00.25-26 DE ABRIL DE 2013, OAXACA
  34. 34. no.4 abril 2013ArbolAMA32CONVOCATORIA AMAPROCESO DE ELECCIÓN DE CONSEJO DIRECTIVOREQUISITOS PARA CONTENDER POR ALGÚN CARGO:• Ser socio de la AMA, A. C.• Estar al corriente en sus cuotas.• Para los cargos de presidente, vicepresidente, tesorero y secretario, tener al menos dos años como miembrosactivos de la asociación.• De preferencia presentar un breve resumen del programa de trabajo que proponen.REQUISITOS PARA VOTAR:• Para votar, cada socio deberá estar al corriente en sus cuotas, encontrarse presente en la Asamblea y tendráderecho a emitir un voto.México, a 8 de abril de 2013.2013-2015La Asociación Mexicana de Arboricultura A. C., (AMA)con apego en los estatutos contenidos en la escrituranúmero 63260, con fecha 18 de junio de 1999, ante elnotario público 137 del Distrito Federal, inscrita en elRegistro Público de Personas Morales, en el folio número47881, invita al proceso de selección para ConsejoDirectivo que entrará en funciones del 2013 al 2015.La culminación de dicho proceso tendrá lugar el díasábado 25 de Mayo de 2013 a las 11:00 horas en la QuintaColorada, del Bosque de Chapultepec de la Ciudad deMéxico, con la elección de nuevo Consejo Directivo de laAMA.Los cargos a elegir son: presidente, vicepresidente, tesorero,secretario, vocales. El consejo deberá estar formado por almenos 5 miembros así como con un máximo de 9. Losconsejeros serán seleccionados en asamblea mediantevoto.Asociación Mexicanade Arboricultura A.C
  35. 35. Asociación Mexicana de Arboricultura¡Inscríbase a la AMA!www.arboricultura.org.mxfacebook.com/arboriculturatwitter.com/ArbolAMASi ya esta inscrito, apóyenos renovando puntualmente su membresía anual.lnscripción regular: $500.00 M.N.Depósitos a la cuenta:Asociación Mexicana de Arboricultura A.C.Banco ScotiabankSucursal 015, Plaza PatriaNúmero de cuenta 01002460556CLABE 044320010024605560Enviando un escáner del depósito a nuestra Secretaria: Diana Marchal, dianafederica@hotmail.com, con su ficha deinscripción, que se encuentra en nuestro sitio de internet www.arboricultura.org.mx. Como confirmación de su inscripción,su nombre aparecerá en la lista de socios, que se encuentra en el mismo sitio .La presente edición está destinada a servir como órgano de difusión de la Asociación Mexicana de Arboricultura, A.C. que,al hacerse responsable de esta publicación, declara que no persigue con ello ningún propósito lucrativo.El contenido de los artículos es responsabilidad de cada uno de los autores y no refleja necesariamente la postura de laAsociación.La edición estuvo al cuidado del Comité Editorial de ArbolAMA.Las citas, reproducciones gráficas y fotografías, trabajos de diseño y demás material incluido en la presente publicación,están libres de pago de derechos de autor, según la Ley Federal de Derechos de Autor, publicada en el Diario Oficial de laFederación del 31 de diciembre de 1956, reformada segun decreto del 4 de noviembre de 1963.El articulo 18 de dicha Ley dice a la letra: “El derecho de autor no ampara los siguientes casos: c) la publicación de obrasde arte o de arquitectura que sean visibles desde lugares públicos; d) la traducción o reproducción por cualquier medio, debreves fragmentos de obras científicas, literarias o artísticas, en publicaciones hechas con fines didácticos ...”Todo el trabajo de diseño, edición, elaboración y publicación digital estuvo a cargo de David Santiago Restrepo bajo lasupervisión del Doctor Daniel Rivas.Para quién AMA los árboles
  36. 36. PATROCINADORES DEL IV FORO NACIONAL DE ARBORICULTURA Y DASONOMÍA URBANASan Bartolo CoyotepecVIVEROSDEL NORESTETree Farm

×