Parte   II:    MEDIOS                                                                  E  INSTRUMENTOS DE PAGOTEMA 11.- El...
PROVEEDORMercancía    EMPRESA                                      dinero                                     margenCLIENT...
económica a favor del vendedor (intereses remuneratorios, llamados compensación   económica por la Ley).     Esta es una d...
2ª.- Peculiaridades referidas al momento de cumplimiento de las obligacionesmercantiles o pagos mercantiles.  En El Derech...
2. Incidencia del tiempo en los pagos mercantiles: Mora en los pagos   mercantiles (retraso en los pagos)   En el Derecho ...
3. Especialidades modales en los pagos mercantiles: pagos no   dinerarios y pagos dinerarios  En líneas generales, en el c...
Hay que recordar que no siempre será posible pagar las deudas mercantiles enespecie, es necesario que se pacte.  Como segu...
TEMA 12.- El pago a través de efectos mercantiles1. Los efectos mercantiles: encuadramiento sistemático    Los efectos, de...
exista acuerdo entre las partes; es decir, la entrega de efectos mercantiles no es  obligatoria para el acreedor, a difere...
Se puede llevar a cabo la siguiente clasificación de los sectores, en función del   objeto:     1.-Títulos de participació...
consistir en la COSIFICACIÓN de los derechos. 2º. Se producirá también, unaconsecuencia denominada como DESPERSONALIZACIÓN...
3. Régimen del pago a través de efectos mercantiles: la circulación de     los efectos mercantiles     A) En el ámbito civ...
podrá transmitirlo posteriormente designando a nuevos titulares del derecho (cadenade endosos). El deudor tendrá que pagar...
responderá el transmitente en garantía de pago; habiendo, de este modo un deudorprincipal y un deudor en garantía).
TEMA 13.- La letra de cambio 1. Concepto    La letra de cambio es un efecto mercantil que se utiliza como prototipo, de ma...
un deudor manda a su propio deudor (de otra relación de crédito) que pague a unacreedor (Deudor 1 (A) manda al Deudor 2 (X...
B) Evolución y actualidad:     Con el paso del tiempo, la letra de cambio, desarrolló una función muy distinta. La   letra...
3. Marco normativo: sistemas cambiarios y el proceso de unificación     internacional.   Perspectiva general y perspectiva...
uniforme de Ginebra (LUG). Los Estados ratificantes del convenio se habíancomprometido a incorporar a sus legislaciones in...
5. Las declaraciones cambiarias: declaración a través de representante       Se definen las declaraciones cambiarias como ...
Características comunes a las cuatro declaraciones:        Podemos destacar, en primer lugar, que las declaraciones cambia...
declaraciones cambiarias. La razón del poder especial es la responsabilidad especial que resulta de laemisión de una letra...
TEMA 14.- Libramiento de la letra1.- Emisión de la letra: la declaración cambiaria de libramiento    El libramiento se def...
Para facilitar el funcionamiento de cambio se ha aprobado un modelo oficial de   letra de cambio. El último modelo oficial...
añadan nuevas cifras que no debieran estar. En el caso de que figure la cantidad en ambasformas, si no hubiera coincidenci...
banco donde el deudor tenga domiciliados sus pagos. Y es este hecho el que provoca queaparezca, en el modelo oficial de le...
En el caso de que se de una identidad entre el librador y el librado ( letra alpropio cargo) el librador se designa a sí m...
El primer requisito para que se pueda contener tal cláusula es que se trate de unaletra con un vencimiento a la vista o a ...
11 de la Ley cambiaria. Este precepto establece que en caso de impago de la letra decambio por parte del deudor principal ...
TEMA 16.- LA ACEPTACIÓN DE LA LETRA     La aceptación de la letra de cambio se puede definir como la declaración cambiaria...
En cuanto a los elementos personales, en el lado activo (presentante) serácualquier poseedor de la letra de cambio, es dec...
a) El supuesto contemplado en el art. 26 de la Ley, el cual permite que en unaletra de cambio el librador introduzca una c...
1º. El acreedor tendrá que haber cumplido con las cargas cambiarias que se  hubieran podido introducir en la letra, en con...
2º. Es una responsabilidad directa, en tanto en cuanto el librado aceptante es el   deudor principal de la letra de cambio...
TEMA 15.- LA CIRCULACIÓN DE LA LETRADeclaración de endoso      Concepto, naturaleza y caracteres del endoso      El endoso...
El endosante será la persona que transmite la letra de cambio. Podrá serendosante bien el tomador de la letra de cambio, o...
en la letra una declaración de transmisión de la letra, y ésta irá seguida de la firma delendosante. La modalidad simplifi...
a) efecto traslativo; este efecto significa que al transmitir la letra se transmite nosólo el documento sino también el de...
endosos, en endosante responde en garantía frente al endosatario, pero se exime deresponsabilidad frente a terceros poster...
TEMA 17.- EL AVAL DE LA LETRA DE CAMBIO1. Concepto y naturaleza jurídica      El aval de la letra de cambio es una declara...
Respecto del avalista, el art. 35 LC párrafo 2º establece que puede ser avalista  tanto una tercera persona (no participan...
tiempo, caso y persona. La jurisprudencia admite, NORMALMENTE, estos otrostipos de alteraciones.        El elemento formal...
TEMA 18.- FASE FINAL DE LA LETRA DE CAMBIO, la fase de la extinción de la       letra de cambio       En esta fase final d...
Si el deudor principal no paga se abriría la fase de pago extraordinario de laletra de cambio. El pago se puede definir co...
declaración equivalente. Si la cláusula, por contra, la introduce un endosante o unavalista, en ese caso el acreedor solam...
TEMA 19.- ACCIONES Y EXCEPCIONES CAMBIARIAS1. Concepto       Por acciones cambiarias entendemos aquellas que tutelan la pr...
deferir, pues el pago hecho por un deudor va a extinguir las obligaciones de los  deudores posteriores en orden cambiario;...
incrementado en dos puntos11. El tercer concepto reclamable son los gastos que se  hayan generado para la conservación y e...
6. Excepciones que se pueden alegar al ejercitar una acción cambiaria          El art. 67 LC establece una importante dife...
bien a la acción cambiaria o de acudir a la acción causal que se entiende reactivada,finalizado el período de suspensión. ...
TEMA 20.- Otros títulos cambiarios      El PAGARÉ es un título-valor por medio del cual una persona promete realizar  un p...
Mercantil iii   framiñan y albor - parte 2 - medios e instrumentos de pago
Mercantil iii   framiñan y albor - parte 2 - medios e instrumentos de pago
Mercantil iii   framiñan y albor - parte 2 - medios e instrumentos de pago
Mercantil iii   framiñan y albor - parte 2 - medios e instrumentos de pago
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Mercantil iii framiñan y albor - parte 2 - medios e instrumentos de pago

1,128 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,128
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
54
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Mercantil iii framiñan y albor - parte 2 - medios e instrumentos de pago

  1. 1. Parte II: MEDIOS E INSTRUMENTOS DE PAGOTEMA 11.- El pago de las operaciones mercantiles -Contratos -relación jurídica -cumplimiento de la prestación -sentido amplio -sentido estricto; contraprestación debida por la entrega de bienes o prestación de servicios. -pago (cumplimiento en sentido estricto); PECULIARIDADES: aspectos temporales y aspectos modales1. Aspecto temporal de los pagos mercantiles El tiempo es un factor esencial en el negocio, tanto en el aspecto económico como en el jurídico (obligaciones). Características: 1ª.- Existencia, en el Derecho mercantil, de un régimen de aplazamientos en los pagos mercantiles. Lo normal es que el plazo se realice con posterioridad al momento de contraer la obligación. En Derecho civil el principio que rige las obligaciones civiles es el del principio de sinalagma, cumplimiento o ejecución simultáneo; permitiendo, la Ley, que uno no cumpla si el otro no está dispuesto a cumplir. En Derecho mercantil se produce una ruptura del sinalagma por razón económica. En el origen del comercio existe un USO que establece que las operaciones mercantiles se realizan A CRÉDITO; característica que deriva del funcionamiento económico del comercio (son operaciones de producción y no de consumo). Se trata de “adquisiciones productivas”, que conllevan su conversión en dinero.
  2. 2. PROVEEDORMercancía EMPRESA dinero margenCLIENTES En cuanto al régimen jurídico sobre los aplazamientos, existen diferentes normasque regulan esta cuestión. Podemos partir de la regla (general) de que nuestroordenamiento jurídico establece el principio de libertad de pactos en lo referente a losaplazamientos en los pagos (art. 4 de la Ley de Mora; Ley 3/2004, de 29 de diciembre,por la que se establecen medidas de lucha contra la morosidad en las operacionescomerciales). Esta regulación contiene importantes excepciones, que suponendeterminados controles sobre el principio de libertad de pacto. En términos generalesse pueden distinguir: por un lado, unos controles legales; y por otro, unos controlesjudiciales. a. Respecto de los controles legales, se recogen en la Ley de Ordenación delComercio Minorista (Ley 7/1996, de 15 de enero). Esta Ley establece, por un lado,unos límites al plazo máximo de los aplazamientos, siempre que nos encontremos anteel sector de la alimentación y gran consumo (art. 17); y por otro lado, establece unasgarantías, no límites, en relación a aplazamientos en otros sectores. i.- Límites; la Ley establece en primer lugar que cuando se pacte la entrega dealimentos frescos o perecederos, el plazo máximo de pago será de 30 días tras laentrega de los bienes. En segundo lugar, la LOCM establece que si los bienes que seentregan no son frescos o son productos de gran consumo, se puede pactar comomáximo un plazo de pago de 60 días.1 La LOCM prevé un último plazo estableciendo que se pueda pactar un plazo dehasta 90 días para el pago siempre y cuando se trate de productos de alimentación nofrescos o productos de gran consumo y, además, se pacte una compensación1 Se trata siempre de ventas entre empresas.
  3. 3. económica a favor del vendedor (intereses remuneratorios, llamados compensación económica por la Ley). Esta es una disposición introducida para solucionar un problema importante, que es el de las demoras de los pagos de las grandes superficies comerciales (que a diferencia del pequeño comerciante obtienen como ganancia, a parte de los márgenes, los llamados atípicos financieros, extraídos de la posibilidad de invertir cantidades de dinero que dado el carácter aplazado de sus pagos). ii.- Garantías; establece el legislador que habrán de existir garantías en los aplazamientos del pago. Nos encontramos ante otros sectores comerciales distintos del de la alimentación. El mismo art. 17 LOCM es el que recoge tales garantías, que son, concretamente: que cuando se establezcan o pacten aplazamientos en los pagos de más de 60 días el deudor habrá de facilitar al acreedor un documento que lleve aparejada ejecución, al objeto de facilitar el cobro de la deuda. Además de esta, el art. 17 establece: si se pactan aplazamientos a más de 90 días el deudor debe de facilitar al acreedor un documento que lleve aparejada ejecución y que además, el documento sea negociable en un banco; con esto se pretende que se pueda transmitir a una entidad de crédito para que ésta la anticipe, al acreedor, el importe de la operación, con lo que se intenta facilitar al vendedor un mecanismo de refinanciación. En tercer lugar, el art. 17 establece una última medida de garantía de aplazamientos amás de 129 días; en estos caso, consistirá, la medida, en obligar al deudor además de aentregar al acreedor un documento ejecutivo y negociable, habrá de poner a disposicióndel acreedor, en garantía, un aval bancario o un seguro de crédito (seguridad total delacreedor de que va a cobrar la deuda). b. Además de los controles legales, la Ley prevé también (la Ley de Mora), en el art. 9,que existan controles judiciales. Consiste en la facultad que atribuye la Ley a los jueces dedeclarar la nulidad de aquellos plazos que se entiendan abusivos; teniendo en estos casos,el juez, que señalar el plazo que considere adecuado (prudencial). Se trata de un control aposteriori. Aunque son más importantes los controles legales, fundamentalmente poractuar a priori.
  4. 4. 2ª.- Peculiaridades referidas al momento de cumplimiento de las obligacionesmercantiles o pagos mercantiles. En El Derecho civil hay que distinguir primeramente entre dos tipos de obligaciones:las obligaciones a término o plazo, las cuales han de cumplirse en una fecha determinada;y las obligaciones puras, en las que no se determina el momento del pago. Lasobligaciones a término (art. 1.125 C.c.) se tienen que cumplir cuando llegue el día. Pero,se concede al juez (1.124.3 C.c.) el derecho a señalar un nuevo plazo cuando no se hacumplido el señalado por las partes (principio de la conservación del contrato). En lasobligaciones puras, según dispone el art. 1.113 C.c. son exigibles de inmediato; pero sepermite, en virtud de lo dispuesto en el art. 1.128 C.c., que el juez conceda plazo aldeudor, no admitiendo la reclamación inmediata del cumplimiento. En Derecho mercantil se distingue también el régimen de las obligaciones a término yel régimen de las obligaciones puras. Las obligaciones a término se regulan en base a lodispuesto en el art. 61 C. de com. Este precepto debe ser interpretado como la concesiónal acreedor de una facultad resolutoria del contrato no cumplido. Es decir, se impide queel juez se inmiscuya en el contrato mercantil y pueda señalar un nuevo plazo decumplimiento. Respecto de las obligaciones puras, en Derecho mercantil, se regulan en el art. 62 C. decom., que vienen a establecer un plazo de exigibilidad de la obligación de 10 días. Ladiferencia con el Derecho civil se acentúa todavía más al observar la legislación mercantilespecial, concretamente la LOCM y la Ley de Mora, que establecen lo que podemosllamar, ya directamente, un PLAZO DE PAGO y no de exigibilidad. La legislaciónmercantil especial ha determinado un plazo de pago de 30 días, tanto lo pacten las partescomo si no dicen nada. El problema que plantea es que el cómputo no se hace igual en laLM que en la LOCM. En la LOCM se establece un plazo de 30 días contados desde laentrega de los productos; en cambio, en la LM el plazo de pago será de 30 díascomputado desde el envío de la factura al deudor.
  5. 5. 2. Incidencia del tiempo en los pagos mercantiles: Mora en los pagos mercantiles (retraso en los pagos) En el Derecho civil, como regla general (1.100 C.c.) para que un deudor esté enmora, el acreedor debe interpelar al deudor (intimación). Según el art. 1.100 C.c., eldeudor estará obligado a pagar el interés (moratorio), al tipo que se haya pactado, ysino operan al tipo de interés legal, como indemnización por el retraso. En el Derecho mercantil, la mora se regula en el art. 63 C. de com.; este preceptoestablece como regla general que en el Derecho mercantil, la mora se produce deforma automática, es decir, sin que el acreedor haga nada. El momento en que seproduce la mora mercantil dependerá de qué tipo de obligación se trate; si es atérmino la mora se produce automáticamente al día siguiente al vencimiento de lafecha fijada para el cumplimiento. En las obligaciones puras, la mora también va afuncionar de manera automática una vez transcurridos los 30 días de plazo de pago dela obligación (desde la entrega, bien de la mercancía, bien de la factura). Las consecuencias mercantiles de la mora van a ser las mismas conceptualmente queen Derecho civil: 1. Producción de intereses; pero, en la LM se establece que el interésque deba satisfacer el deudor será en principio el pactado, y si no hay pacto el legal. Enla mora mercantil debe tenerse en cuenta que, en primer lugar, por pacto no se puedeestablecer un interés menor del interés legal aumentado en un 50% (contratomercantil, pacto interés 5,5%+2,75 (50%x5,50)). Y este interés legal mercantil seestablece cada año en las leyes generales de presupuestos, que resulta ser de un 5,50%para este año. Si las partes no han dispuesto nada, se aplicará el tipo legalMERCANTIL, que es un tipo de referencia del BCE incrementado en 7 puntos(concretamente, 4,20%; última referencia del BCE. 4,20%+7%=11,20%). Finalmente, la LM permite también que en el caso en que se produzca una demoraen el pago, además, del pago del interés se le podrá cobrar al deudor unaindemnización por los costes de cobro, que no podrá ser mayor que el 15% de ladeuda, siempre que se trate de deudas de más de 30.000€; si son de menos de estacantidad pueden ser superiores.
  6. 6. 3. Especialidades modales en los pagos mercantiles: pagos no dinerarios y pagos dinerarios En líneas generales, en el comercio existe una mayor flexibilidad a la hora de realizarlos pagos, por ello se puede concretar que puede realizarse el pago a través de lasmodalidades previstas en nuestro Derecho privado: pagos en especie, en dinero ypagos mediante signo que represente el dinero (sobre todo este). Respecto de los pagos en especie, se definen como aquellos en los que lacontraprestación debida se realiza a través de la entrega de bienes, cosas o derechospatrimoniales. El rasgo fundamental de este tipo de pagos es que son más bienpropios de economías primitivas, de economías basadas en el trueque; no obstante enel tráfico mercantil existen múltiples operaciones que se liquidan a través de especie.Como ejemplos: en el sector inmobiliario es muy común utilizar el pago en especieconsistente en la permuta de suelo por construcción futura; también existen ejemplosen otros sectores económicos como el del comercio internacional, donde es muyfrecuente utilizar sistemas de permuta debido a la inseguridad del tráfico; se lleva acabo, así un comercio de compensación o contratos de buy back, donde se realiza eltrueque de tecnologías, por ejemplo, por materias primas en países en vías dedesarrollo. Un ejemplo más, esta vez en el sector financiero, donde es habitual realizardeterminado tipo de permutas financieras denominadas suaps (para garantizar,defenderse ante variaciones, o cambio de interés o de las divisas). El régimen jurídico de esta modalidad de pago va a variar en función del tipo debien que se vaya a permutar; si se van a permutar cosas tendremos que aplicar elrégimen de la permuta civil o mercantil siempre y cuando el acuerdo de pago fueseinicial (además del régimen contractual completo); pero si el acuerdo de pago no esinicial no estamos ante una permuta sino ante una dación en pago (datio solutio;inicialmente una compraventa con acuerdo accesorio complementario), por tanto,para que se pueda realizar requiere aceptación del acreedor. Si lo que se da como pagoen especie son derechos y no cosas, habrá que acudir a otro régimen jurídico: el de lastransmisiones de derechos, derechos de crédito; debiendo acudirse, por tanto a lasnormas de cesión de créditos (civiles y mercantiles). Y si son otro tipo de derechosdistintos del de crédito, por ejemplo, el derecho de marca, se aplicarán las normas detransmisión para este derecho en concreto.
  7. 7. Hay que recordar que no siempre será posible pagar las deudas mercantiles enespecie, es necesario que se pacte. Como segunda modalidad de efectuar los pagos en Derecho mercantil: pagos endinero. Esta forma de liquidar las operaciones se define como aquellos pagos en losque la contraprestación debida se realiza a través de la entrega de moneda metálica obillete. Como rasgo fundamental, cabe señalar que los pagos en dinero son las típicasen las economías actuales, en las que el dinero se utiliza como instrumento de pago, demanera generalizada. Su régimen jurídico se reconduce a la categoría de las obligaciones pecuniarias, ydentro de ellas a las deudas de suma (ha de entregarse una cantidad de dinerodeterminada en la obligación). Poseen, las obligaciones pecuniarias, un régimendiverso, pues se regulan en múltiples artículos del Código civil. Aunque nosreferiremos, en exclusiva al art. 1.170 C.c. Se trata de un precepto muy deficientepero que ha sido interpretado por la doctrina como el artículo que condensa dosprincipios principales de las deudas en dinero. Estos principios se recogen en el art.1.170 párrafo 1º, y son el principio nominalista y el principio legalista. El principionominalista es aquel que establece que el pago de lo debido ha de realizarse por elimporte nominal señalado en la obligación (importe determinado y no de valor). Aúncuando, en Derecho mercantil, es común establecer medidas correctoras delnominalismo (ejemplo: cláusulas de estabilización (tomando como consideración elIPC) o el devengo de intereses). En cuanto al principio legalista, este principioestablece que efectuándose el pago en la moneda de curso legal, se producirá por unaparte, un efecto liberatorio para el deudor que paga, y por otro, producirá un efectoobligatorio para el acreedor, porque está obligado a aceptar la moneda de curso legalcomo medio de pago (medio de pago forzoso para el acreedor). La tercera forma de liquidar una operación mercantil es realizar el pago a través designo que represente al dinero. Estos signos son básicamente dos: 1. Los efectosmercantiles y 2. Las anotaciones contables. En ambos casos, no se efectúa entrega dedinero en efectivo. Esta es la forma de liquidar operaciones, típica del tráfico mercantil.
  8. 8. TEMA 12.- El pago a través de efectos mercantiles1. Los efectos mercantiles: encuadramiento sistemático Los efectos, desde un punto de vista económico, son unos instrumentos emitidos por los empresarios con la finalidad de efectuar el pago de sus operaciones (en fin, instrumentos de pago). Hablamos de efecto para referirnos a un instrumento para realizar un pago. Desde un punto de vista jurídico, en simple aproximación, los efectos mercantiles son, ante todo, unos DOCUMENTOS DE CARÁCTER PRIVADO (creados por los empresarios), pero que tienen naturaleza MERCANTIL, por ser redactados por empresarios. Lo cual no impide que tengan cierta regulación en otros ámbitos, por ejemplo, al preverse tipos agravados en el ámbito penal o especialidades procedimentales en el ámbito procesal. Son, además, documentos que se refieren a DERECHOS DE CRÉDITO de naturaleza PECUNIARIA, frente a un tercero (es una especie de cesión de crédito, pero se transmite un documento). De esto se extrae la existencia de dos operaciones jurídicas bien diferenciadas: la básica, que es mercantil, que es aquella de la que nace el pago; y la segunda, la relación de crédito entre el acreedor y el deudor del documento. Estas dos relaciones se entrecruzan en algunas ocasiones dando lugar a cierta complejidad. Respecto del régimen jurídico, las normas reguladoras de los efectos mercantiles se encuentran en el Derecho civil, por una parte, y en el Derecho mercantil, por otra parte. En el Derecho civil, se encuentran en el art. 1.170 párrafo 2º y 3º C.c.; y en el ámbito mercantil se regulan, por una parte en la denominada doctrina general de los títulos-valores (principios informadores del funcionamiento de los efectos mercantiles); y por otra, en la legislación especial mercantil, que regula los diferentes efectos o documentos mercantiles; entre ella se puede destacar la denominada Ley Cambiaria y del Cheque (de 1985), que es la Ley que presta atención especial al funcionamiento de los efectos mercantiles. Régimen civil; el art. 1.170 p.2º C.c. alude al nombre de algunos efectos mercantiles. Se extrae de este precepto que regula la entrega de efectos mercantiles en pago: 1º. Que para que pueda liquidarse una deuda a través de un efecto es preciso que
  9. 9. exista acuerdo entre las partes; es decir, la entrega de efectos mercantiles no es obligatoria para el acreedor, a diferencia de lo que ocurre con el dinero en efectivo. 2º. Se puede destacar como segunda característica, que la entrega del efecto mercantil, por parte del deudor no va a ser liberatoria de su deuda. Significa esto que los pagos mediante efectos tienen efectos PRO SOVENDO, es decir, se liquidará, la operación, más adelante y no en el momento en que se hace la entrega. 3º. La obligación del deudor se extinguirá cuando se haya realizado el pago del efecto, satisfaciendo el interés del acreedor. La obligación del deudor quedará en suspenso mientras el vendedor no cobre las mercancías (párrafo 3º, art. 1.170 C.c.). Régimen jurídico de la normativa mercantil; dentro de la normativa mercantil hay que distinguir: 1. La normativa general relativa a la categoría de los títulos-valor; y 2. La normativa especial de los efectos mercantiles.2. La categoría de los títulos-valor: rasgos básicos y significación Se trata, el título-valor, de una categoría jurídica elaborada por la doctrina científica. Se construyó, esta categoría, en Alemania, a finales del siglo XIX, y se desarrolló con bastante intensidad, en Italia, a principios del s. XX. Estos juristas analizaron los diferentes documentos que existían en el tráfico mercantil, y de ese análisis extrajeron unos principios comunes a todos ellos; con lo que se permitió aplicar estos principios generales, obtenidos del método inductivo, como referencia objetiva (método deductivo) a supuestos sin regulación o con regulación incompleta. El concepto de una regulación específica para los títulos-valor se recoge legalmente, en un principio, en el Código de Comercio suizo y también en el Código Unificado de Derecho Privado italiano de 1942. En cuanto al objeto de la categoría, se refiere a un conjunto de documentos del tráfico económico (los efectos mercantiles es sólo una parte de lo que significa la categoría de los títulos-valor). Por ejemplo, los documentos del comercio, documentos del transporte, de la banca, etc.
  10. 10. Se puede llevar a cabo la siguiente clasificación de los sectores, en función del objeto: 1.-Títulos de participación 2.-Títulos de tradición 3.-Títulos de crédito Los títulos de participación son unos títulos que se refieren a posiciones jurídicas enestructuras corporativas, societarias o en instituciones. Como ejemplos: las acciones enuna S.A.; las obligaciones emitidas por las S.A. u otras formas societarias; el certificado departicipación en fondo de inversión, etc. Estos diferentes tipos de documentoscondensan una institución en concreto. Los títulos de tradición son documentos que se refieren a mercancías. Ejemplos deeste tipo de títulos son: en el contrato de transporte, la carta de porte; en el contrato dedepósito, el certificado de depósito, etc. Los títulos de crédito son documentos que se refieren a créditos pecuniarios (pago desumas de dinero). Como ejemplos: la letra de cambio; el pagaré, o el cheque; todos ellosrecogidos en la Ley de la Letra de Cambio. Son estos últimos, los títulos de crédito, losEFECTOS MERCANTILES. Por lo que, la categoría de los títulos-valor excede lacategoría de los efectos mercantiles; o dicho de otro modo, los efectos mercantiles son untipo de título-valor, pero no los únicos. Significado: Esta categoría posee una especial importancia por el tratamiento que haaportado a la relación existente entre los documentos y los derechos a los que se refierenesos documentos. Se puede sintetizar tal aportación de esta categoría utilizando unametáfora creada por SAVIGNY, que es la metáfora de la incorporación. Según el autoralemán, en los títulos-valor lo que pasa es que el derecho se incorpora al documento (unidad dedestino, al incorporarse funcionarán siempre conjuntamente, no podrán escindirse). Laconsecuencia es que el derecho no va a poder circular sin el documento, y no se podrá,tampoco, ejecutar el derecho si no se está en posesión del documento. El efecto jurídico o consecuencias jurídicas derivadas de esta concepción sonrevolucionarias, pues se va a producir una transmutación absoluta, en el sentido deradical, del régimen jurídico aplicable a los derechos de crédito. En concreto, lasconsecuencias jurídicas se traducen en: 1º. Se produce una transmutación que va a
  11. 11. consistir en la COSIFICACIÓN de los derechos. 2º. Se producirá también, unaconsecuencia denominada como DESPERSONALIZACIÓN de los derechos. La cosificación significa que los derechos, cuando se incorporan a títulos-valor dejan detener la consideración de derecho (bien inmaterial) y se transforman en una cosa (en unpapel, documento, que es un bien mueble). Un derecho que se trate como cosa significaque se le aplicará el régimen jurídico de las cosas muebles, dejándose de aplicar, por tanto,las normas que afectan a los derechos. Por ejemplo en cuanto a las normas detransmisión y protección de terceros, respecto de las cosas, se aplicará el art. 609 C.c.(título+modo=transmisión de la propiedad). Además del cambio de régimen, lacosificación implica la aplicación de las normas de protección posesoria de las cosas (porejemplo, aplicación del art. 464 C.c.). En el Derecho civil, los derechos nacen para ejercitarse, no para que circulen; en elDerecho mercantil, sin embargo, la noción es la contraria, lo cual se logrará a través deesta incorporación (aplicación de un régimen, al derecho, pensado para el tráfico). La despersonalización implica que la relación jurídica acreedor-deudor se va a entenderdesligada de las vicisitudes personales de las partes. Desde el momento de laincorporación, la relación se va a entender en correspondencia a lo que se hayaestablecido en el documento. Esto es lo que se conoce como principio deLITERALIDAD y principio de AUTONOMÍA de los títulos-valor. El principio deliteralidad viene a significar que el acreedor podrá reclamar lo que diga la letra; y elprincipio de autonomía viene a ser lo mismo, más o menos, pero aplicado a la otra parte,es decir, a las posibilidades de aplicar una excepción con las que cuenta el deudor. Todoello se concreta en el aforismo: “Lo que no está en el documento no está en el mundo”. Se ha conseguido, con esto, convertir los derechos (objetos jurídicos complicados), através de su consideración como cosas, en bienes aptos para el tráfico.
  12. 12. 3. Régimen del pago a través de efectos mercantiles: la circulación de los efectos mercantiles A) En el ámbito civil, la transmisión de un crédito puro se realiza a través del mecanismo de la cesión; regulado en los artículos 1.526 y siguientes del C.c. De este conjunto de preceptos su pueden extraer las siguientes reglas: 1ª. Que la transmisión de un crédito se produce por el simple acuerdo de voluntades entre transmitente y adquirente, sin necesidad de contar con el consentimiento del deudor. 2ª. La legitimación del nuevo acreedor para proceder al cobro del derecho se va a producir a través de la notificación de la transmisión del transmitente al deudor cedido. 3ª. La posición jurídica en que se va a encontrar el nuevo acreedor una vez producida la cesión se caracteriza por lo siguiente: a) al nuevo acreedor se le van a poder oponer las mismas excepciones que el deudor podía alegar frente al antiguo acreedor (es una especie de subrogación). b) Con ocasión de la cesión, el transmitente no garantiza al adquirente la solvencia del deudor cedido; simplemente garantiza la existencia y legitimidad del crédito, de modo que para cobrar la deuda tendrá que proceder a la ejecución del deudor. B) En Derecho mercantil, más concretamente, en el ámbito de los efectos mercantiles, también se puede producir una cesión de créditos. Su regulación la hallamos en los artículos 347 y 348 del C. de com.; y que coincide, en el fondo, con la regulación que lleva a cabo el C.c.; siendo la diferencia de dónde procede el crédito. La gran diferencia entre el ámbito civil y el mercantil reside en la figura de los créditos incorporados a títulos-valor. Cuando hay un crédito incorporado a un documento la forma de circulación del mismo será, bien el endoso, bien la simple tradición del documento. El endoso es la forma de circulación de los denominados títulos a la orden; estos títulos son aquellos en los que se designa, en el momento en el que se emiten, a una persona concreta y determinada como titular del derecho; esta persona, sin embargo,
  13. 13. podrá transmitirlo posteriormente designando a nuevos titulares del derecho (cadenade endosos). El deudor tendrá que pagar cuando le den la orden (Páguese a A…). La tradición del documento es la forma de circulación de los títulos al portador. Lostítulos al portador son aquellos en los que no se designa a nadie en concreto comotitular del derecho. Régimen jurídico del endoso y la tradición: En primer lugar, podemos referirnos a la forma de transmisión de los derechoincorporados a títulos, debiendo destacar que nos encontramos ante una transmisiónreal, en el sentido de que lo que se transmite es una cosa mueble (un papel) y que portanto la transmisión se perfeccionará por el acuerdo de voluntades unido a la entregade la cosa (art. 609 C.c.; título + modo). El hecho de que sea una transmisión real, yno consensual como ocurre en el ámbito civil, determinará cuestiones importantescomo por ejemplo las relacionadas con las normas de protección del acreedor debuena fe. En segundo lugar, la forma de legitimación del acreedor, también destaca comocaracterística en el ámbito de la transmisión de derechos incorporados a títulos; pues,en este caso se producirá, la transmisión, a través de la posesión del documento. Yestando en poder del mismo, se le presume legitimado para ejercitar el derecho. Comohemos visto, en el Derecho civil, sin embargo, la legitimación del acreedor seproducirá por la notificación; siendo el régimen mercantil un régimen simplificadorespecto de aquel por cuanto no es precisa tal notificación. En tercer lugar, se caracteriza la transmisión de los créditos incorporados adocumentos, por la posición jurídica en la que se encuentra el acreedor (adquirente deldocumento); pues se hallará en una posición de autonomía, frente a la quecorrespondía al transmitente. La posición de autonomía significa que el deudor nopodrá oponer al adquirente aquellas excepciones que sí podría oponer al transmitente.Se ve, pues, como el Derecho mercantil se preocupa más de la protección delacreedor. En cuarto lugar, en relación a la garantía que ofrece el transmitente, con ocasión dela transmisión, en el caso de los títulos-valor, aquí sí garantiza al adquirente lasolvencia del deudor. Es decir, que en el caso de que el deudor sea insolvente
  14. 14. responderá el transmitente en garantía de pago; habiendo, de este modo un deudorprincipal y un deudor en garantía).
  15. 15. TEMA 13.- La letra de cambio 1. Concepto La letra de cambio es un efecto mercantil que se utiliza como prototipo, de manera que se empleará su regulación de manera analógica cuando otro efecto mercantil carezca de la suya propia. Es el efecto mercantil más importante, por cuanto es el más utilizado. La letra de cambio se puede definir como un tipo de título-valor por medio del cual una persona manda u ordena a otra que pague una suma determinada a la orden de un tercero. El esquema típico de toda letra de cambio, aunque con diferentes funciones económicas, es el siguiente: B A pago Manda X pago De la definición anterior se pueden extraer los siguientes rasgos característicos de la letra de cambio: 1º. Se trata de un título-valor, lo que quiere decir que es un documento (un papel) que incorpora un derecho de crédito. 2º. Es un título a la orden, que implica la obligación de designar a una persona como acreedora del derecho. Y también, del hecho de ser un título a la orden, se desprende que la forma de circulación será el endoso. 3º. En la letra de cambio nos encontramos con una base jurídica similar a un mandato de pago; no obstante, es conveniente matizar esta afirmación, pues la base jurídica de esta operación no es exactamente un mandato, sino una operación más compleja: DELEGACIÓN DE DEUDA. La delegación es una operación en la que
  16. 16. un deudor manda a su propio deudor (de otra relación de crédito) que pague a unacreedor (Deudor 1 (A) manda al Deudor 2 (X) que pague a su acreedor (B)). Se evita,con esta operación un traspaso, pues con una operación se liquidan dos.2. Función económica: perspectiva histórica y función presenteA) Perspectiva histórica: A lo largo del tiempo la letra de cambio ha cumplido diferentes funcioneseconómicas. Este efecto mercantil nace en el siglo XII como un instrumento decambio de moneda. En esta época, la letra de cambio funcionaba de acorde con uncomercio que se llevaba a cabo en ferias, mercados o plazas itinerantes; en cada una delas cuales había un tipo diferente de moneda. Dada esta dificultad, era preciso buscaruna forma de moneda que pudiera actuar en todas las plazas. La solución es la siguiente: el comerciante entregaba en depósito una cantidad dedinero, en una concreta moneda, al cambista (hoy bancario); éste, redactaría una cartaque entregaba al comerciante, y que se dirigía al corresponsal del cambista, que sesituaba en la segunda localidad a la que acudía el comerciante. Cuando el comercianteque había depositado el dinero llegaba a la segunda plaza se presentaba ante elcorresponsal y le entregaba la carta para que éste pagara la cantidad que allí establecía,al comerciante. Gráficamente sería: Escritura + carta Plaza (2) COMERCIANTEDepósito Pago CAMBISTA CORRESPONSAL De esta función es de donde trae su nombre la letra de cambio. De littera, carta en latín,y de cambio. Debiera ser, por tanto, denominada carta de cambio y no letra, lo que ocurrees que se ha llevado a cabo una mala traducción.
  17. 17. B) Evolución y actualidad: Con el paso del tiempo, la letra de cambio, desarrolló una función muy distinta. La letra se convirtió en un instrumento de pago a crédito; primero en un crédito comercial y después en un crédito bancario, que es como opera hoy en día. a) En el pago a crédito comercial el titular del derecho de crédito imparte orden de pago al deudor para que éste pague a su acreedor. B B (acreedor) A (acree.) pague pagarManda X (deudor) A (deudor) Los únicos que aquí intervenían eran comerciantes. b) En el pago a crédito bancario un vendedor “A” entrega mercancías a un deudor“X”, conviniendo que el pago se realizará a través de letra de cambio. El que tiene elcrédito da la orden al que tiene el débito, de que pague, en determinado plazo; y lapersona que ha dado la orden ya no va a buscar a otro comerciante para designarloacreedor, sino que irá directamente a un banco designándolo como titular del crédito. Elbanco, por su parte, anticipará el importe del título al emisor de la letra, de este modo, elbanco le financia la operación, quedándose con el documento para, en su momento,cobrarlo del deudor. Con esta operación todas las partes salen ganando: el vendedorvende y cobra por anticipado; el comprador compra y no paga en ese momento, sino mástarde, que es cuando le interesa, y el banco realiza la operación de financiamiento por laque obtendrá un beneficio, al retener un porcentaje del pago cuando cumple con elacreedor.
  18. 18. 3. Marco normativo: sistemas cambiarios y el proceso de unificación internacional. Perspectiva general y perspectiva particular de España. I. Marco jurídico general Desde el punto de visa histórico la letra de cambio empezó siendo regulada a través de usos mercantiles (soluciones de los propios comerciantes). Los usos mercantiles tenían la particularidad de que eran más o menos homogéneos; lo que facilitaba enormemente el tráfico mercantil internacional. Con el paso del tiempo, en el ámbito normativo se ha producido una nacionalización del derecho, sobre todo en la época de la codificación; pero produciéndose una afirmación nacional, que producirá la aparición de diferentes sistemas cambiarios. Podemos, así, distinguir en la época en la que se producen las grandes codificaciones, tres sistemas cambiarios: el sistema francés, el alemán y el sistema anglosajón. El sistema francés se caracteriza por vincular estrechamente las operaciones mercantiles básicas (antecedentes) con la letra de cambio de la que deriva. En el sistema alemán se va a producir una absoluta separación entre el contrato mercantil antecedente y la letra de cambio; se instaura el denominado sistema abstracto de letra de cambio. Finalmente, el sistema anglosajón puede considerarse como un sistema mixto, con una pluralidad de cuestiones peculiares propias de los sistemas del common law. El hecho de que nos encontremos, en el siglo XIX, con tres sistemas diferentes va a entorpecer enormemente el tráfico mercantil internacional, que se intenta corregir prontamente a través de un procedimiento de unificación legislativa internacional. Este proceso presenta un primer intento en la Conferencia de la Haya de 1912, para elaborar un texto único válido para los diferentes países, en materia de letra de cambio. Pero este proyecto no fructifica debido al comienzo de la Primera Guerra Mundial. Por lo que, hay que esperar algunos años, concretamente, hasta 1930 cuando en la Conferencia I de Ginebra se aprueba una ley uniforme, que se conoce como Ley
  19. 19. uniforme de Ginebra (LUG). Los Estados ratificantes del convenio se habíancomprometido a incorporar a sus legislaciones internas esta Ley. Por tanto, elresultado vuelve a ser una unificación a nivel internacional del modelo de letra decambio. El resultado es que, hoy, los Estados tienen una ley similar de letra de cambio,como si se tratara de la transposición de la LUG. II. En España… En un primer momento, la letra de cambio se reguló en el Código de comercio de1885; que es un código que sigue el sistema francés. Cuando llega el momento de la unificación internacional, España no llega a ratificarel Convenio de Ginebra, a pesar de participar en la Conferencia; con lo que seproduce una situación de diferenciación entre la legislación española y la de los paísesrestantes de nuestro entorno que habían adaptado sus legislaciones a la normativa deGinebra. Esta situación de anacronismo va a permanecer desde 1930 hasta 1985 (¡másde 50 años!), siendo esta última la fecha en que se promulga la Ley Cambiaria y delCheque (LC), de 16 de julio de 1985. Con la promulgación de esta Lay se produce,finalmente, la adaptación de nuestro ordenamiento jurídico a la normativa de Ginebra. La LC, sin embargo, no es consecuencia de la ratificación del Convenio de Ginebra,sino que es una ley nacional autónoma que se ha inspirado en la LUG. El hecho deque sea una ley nacional, autónoma, hace que se hayan incluido cuestiones nuevas, noprevistas ni reguladas en la LUG; la más importante de estas cuestiones es, quizá, larelativa al tratamiento informático de la letra de cambio (la posibilidad de tratarinformáticamente la letra de cambio). El tratamiento informático se aborda de unaforma peculiar, permitiendo que cuando la letra de cambio llegue a manos de unbanco se produzca lo que se denomina el truncamiento de la letra. El truncamientode la letra es la inmovilización de la letra como documento físico (papel) y suincorporación a un registro o anotación de carácter informático. La crítica que cabe hacer a la Ley Cambiaria es la siguiente: ya que introdujonovedades, respecto de la LUG, hubiera sido favorable que introdujera tambiénnormas de protección de los consumidores. Hubo que esperar a la promulgación de laLey de Crédito al Consumo, de 23 de marzo de 1995, para encontrarnos con una normativa,fuera de la LC, destinada a proteger a los consumidores en la utilización de la letra decambio.
  20. 20. 5. Las declaraciones cambiarias: declaración a través de representante Se definen las declaraciones cambiarias como aquellas manifestaciones negociales de voluntad realizadas por las personas que participan en una letra de cambio. Tenemos pues, primeramente, que averiguar las personas que participan en una letra de cambio; y son las siguientes: a) El LIBRADOR es la persona que imparte la orden o mandato de cambio. b) El LIBRADO es el destinatario del mandato de pago. c) El TOMADOR es el que toma o recibe el documento en el momento en que termina de redactarse. La legislación cambiaria permite la participación de dos personas más, siendo una de ellas la persona que presta una obligación de garantía personal (AVALISTA); y la otra está también prevista en la LC pero ha caído en desuso, por lo que no merece la pena mencionarla. Respecto de las declaraciones que puede realizar cada una de las personas intervinientes en la letra de cambio: a) La declaración realizada por el librador se denomina LIBRAMIENTO o emisión de la letra de cambio. b) El librador puede realizar, la letra de cambio, una declaración que se denomina ACEPTACIÓN de la letra (si acepta o no el mandato de pago que le ha dirigido el librador). c) El tomador realiza una declaración de transmisión, en tanto en cuanto no lo pueda realizar. La declaración cambiaria será la típica de los títulos a la orden, así pues se tratará de un endoso. Esa tercera persona a la que el tomador transmite la letra de cambio recibirá el nombre de tenedor. Y este tenedor, a su vez, puede transmitir la letra a un nuevo tenedor. d) El avalista puede realizar una declaración cambiaria de garantía que recibe el nombre de aval de la letra de cambio.
  21. 21. Características comunes a las cuatro declaraciones: Podemos destacar, en primer lugar, que las declaraciones cambiarias son declaraciones formales; lo que implica la necesidad de que sean otorgadas por escrito y que además, ese escrito habrá de quedar reflejado en la propia letra de cambio. No importa si se trata de un documento público o privado. En segundo lugar, las declaraciones cambiarias tienen la consideración de declaraciones típicas; significa esto que son declaraciones cuyo contenido viene tipificado o especificado en la normativa o cambiaria, es decir, en este tipo de declaración no hay espacio para la autonomía de la voluntad. Las partes asumen o no asumen la declaración, no pudiendo éstas intervenir el contenido de la letra de cambio. En tercer lugar, se trata de declaraciones autónomas, es decir, la nulidad de una declaración no tiene porqué afectar a la validez de las restantes declaraciones (son compartimentos estancos). Reglas de capacidad requeridas para poder efectuar una declaracióncambiaria: Para poder emitir una declaración cambiaria no se requiere la denominadacapacidad mercantil (mayoría de edad y libre disposición de los bienes), sino que essuficiente con tener la capacidad general civil (capacidad vinculada a la propia existencia de lapersonalidad, física o jurídica, desde el nacimiento o regular constitución de la personamoral actuada mediante representante, respectivamente). Si careciera de capacidad de obrar, habrá que acudir al mecanismo de larepresentación. En el ámbito cambiario, nuestra Ley establece determinadasparticularidades en relación a la representación respecto de la letra de cambio, contenidasen los artículos 9 y 10 de la LC. Estos preceptos establecen: El art. 9 sienta la regla de que para poder emitir una declaración cambiaria serequiere contar con un apoderamiento especial (un apoderamiento que preveaexpresamente la posibilidad de poder realizar o emitir declaraciones cambiarias). Estaregla presenta una importante excepción, que es la relativa al supuesto de que el poder seconfiera a administradores de sociedades mercantiles. En este caso, se entiende que nohace falta llevar a cabo expresamente la facultad, a los administradores, de emitir
  22. 22. declaraciones cambiarias. La razón del poder especial es la responsabilidad especial que resulta de laemisión de una letra de cambio. En segundo lugar, la Ley Cambiaria en su art. 10 establece que en los casos denulidad o inexistencia del poder de representación se va a producir una responsabilidaddirecta del representante frente al tercero. Esta solución se distancia totalmente de lasolución dada por el artículo 1.259 Código civil, en el que se dice que cuando el poderconferido a la persona es nulo también lo será la operación por él realizada. En cuanto a la forma en la que hay que recoger la representación en una letra decambio, lo primero que debe reflejarse es una declaración de voluntad del representante(declara realizar una determinada declaración cambiaria) y esa manifestación se llevará acabo mediante firma manuscrita. También ha de recogerse la relación de representación(firma para vincular al representante), lo que conlleva que se exprese, en la letra decambio, el nombre del representado y además se indique la existencia de este vínculo depoder, Esta expresión se realiza a través de cualquier medio de expresión usual del tráfico(por ejemplo, p.p.: por poder; p.o.: por orden) mercantil que indica la actuación portercero.
  23. 23. TEMA 14.- Libramiento de la letra1.- Emisión de la letra: la declaración cambiaria de libramiento El libramiento se define como la declaración cambiaria a través de la cual se produce la creación de una letra de cambio, esto es, de un documento privado que tenga la cualificación de letra. La letra es un documento formal, que precisa de una determinada forma para poder ser creado, y esta forma requerida se va a observar cuando se recojan en el documento un conjunto de menciones establecidas en el artículo 1 de la Ley Cambiaria. Este artículo contempla no pocas exigencias de forma (hasta 8). Estas exigencias pueden agruparse en: 1ª categoría: menciones materiales 2ª categoría: menciones personales 3ª categoría: menciones circunstanciales Primera categoría: las menciones materiales de la letra de cambio: Respecto de estas menciones, debe figurar, en el documento, la expresión “LETRA DE CAMBIO” (ap. 1º). En segundo lugar, habrá de contener un MANDATO DE PAGO del librador al librado para que pague al tomador (ap. 2º). Segunda categoría: las menciones personales de la letra de cambio: Se establece que el documento contenga la FIRMA DEL LIBRADO (ap. 8º), además del NOMBRE DEL LIBRADO (ap. 3º), y del NOMBRE DEL TOMADOR (ap. 6). Tercera categoría: las menciones circunstanciales de la letra de cambio: Estas menciones se refieren tanto al lugar como al tiempo de emisión de la letra, así como al lugar y tiempo de pago de la misma (apartados 7º, 5º y 4º).
  24. 24. Para facilitar el funcionamiento de cambio se ha aprobado un modelo oficial de letra de cambio. El último modelo oficial se ha aprobado a través de la Orden Ministerial de 11 de octubre de 2001. Las razones que llevan a la aprobación de un modelo oficial son las siguientes: por un lado, se normaliza y se consigue la funcionalidad de los documentos mercantiles. Esto no implica que se prive de validez a cualquier otro documento que se ajuste a los requisitos del artículo 1. Por otro lado, cumple una función fiscal importante, que deriva de que la letra de cambio constituye un hecho imponible sujeto al Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados; y la forma de liquidar este impuesto es a través del empleo de los llamados efectos timbrados (“papeles” o efectos que van a recoger una póliza (timbre) impuesto en el documento, y por el que va a realizar un pago). Una letra de cambio no liquidada correctamente pierde los beneficios procesales, según establece la legislación fiscal, aunque continúa sirviendo como letra de cambio. “Notas al modelo oficial de letra de cambio”: Requisitos materiales: En cuanto al requisito de que figure expresamente la locución “letra de cambio”, hay que decir que consta ya impresa en el modelo, de forma destacada. Liberando, por tanto, de su cumplimentación. Por lo que se refiere al requisito de que conste en mandato de pago, también viene resuelto por el propio modelo, pues en él se puede leer: pagará usted al vencimiento… De modo que el librador tendrá que añadir la cantidad. No es requisito de forma que se exprese el importe en cifra y en letra, basta conque se haga de una de las dos maneras. En este sentido, no todos los espacios en blancode la letra de cambio conllevarán la nulidad de la letra. Hay que salientar, también, quecomo garantía para evitar alteraciones o falsificaciones en la letra es recomendable queconste la cantidad tanto en letra como en número. A estos mismos efectos, se suelenasignar barras a los bordes de la cantidad expresada en cifra, al objeto de evitar que se
  25. 25. añadan nuevas cifras que no debieran estar. En el caso de que figure la cantidad en ambasformas, si no hubiera coincidencia entre ambas, es artículo 7 LC resuelve el conflictodeterminando que se tendrá por válida la expresada en letra; el motivo es que es másdifícil de alterar. Hay sentencias que determinan que si no se expresa la moneda la letra será nula;sin embargo, otras entienden que es válida y que se entiende que la moneda es el €uro.Además de en la casilla consignada a este efecto, la moneda en que se deberá efectuar elpago de la cantidad puede ser expresada junto a la cifra en letra (mil euros).Requisitos subjetivos: En cuanto al nombre del librador, lo único que requiere la Ley es que conste sufirma. La referencia al nombre y domicilio es una sugerencia del modelo oficial, portanto, no obligatoria, aunque no estaría de más cubrir tales datos. Respecto del librado, sólo se requiere que conste su nombre. Lo mismo querespecto del nombre del tomador. En la práctica es muy habitual dejar en blanco el nombre del tomador, o utilizar laexpresión “al portador”, siendo éstas nulas por no respetar las exigencias del artículo 1.Debe, por lo tanto, ponerse atención a esta circunstancia.Requisitos circunstanciales de emisión y pago: El apartado 7º del art. 1 se refiere al lugar donde se emite la letra, pero, ¿quésignifica lugar a efectos de la Ley? A efectos de la Ley, debe entenderse por lugar lalocalidad o población donde se emite la letra. El hecho de que no conste en la letra ellugar de emisión de la misma, implicará la nulidad de la letra. El mismo ap. 7º se refiere a la fecha. Y en este caso cabe hacerse la mismapregunta que antes, ¿qué se entiende por fecha? Según un uso mercantil, debe entendersepor fecha el día, mes y año en que se produce la declaración cambiaria. El apartado 5º, dijimos, se refiere al lugar de pago. Tradicionalmente, las letras sepagaban en el domicilio del deudor, sin embargo, esto no suele suceder en la prácticaactual, pues viene siendo normal que se paguen, las letras, en un domicilio diferente: en el
  26. 26. banco donde el deudor tenga domiciliados sus pagos. Y es este hecho el que provoca queaparezca, en el modelo oficial de letra de cambio, una casilla consignada a los efectos deque en ella se transcriba el Código Cuenta Cliente (domicilio bancario de pago). Esnecesario, por la operativa bancaria actual, indicar el número de cuenta.Circunstancias relativas al momento de pago de la letra: momento de vencimiento de la letra. La ley cambiaria (art. 38) establece cuatro tipos de vencimiento de la letra:- vencimiento a fecha fija; se entiende por vencimiento a fecha fija aquel que se va aproducir en una fecha concreta y determinada que se expresará en la letra.- vencimiento a plazo fecha o plazo desde la fecha; vencimiento a plazo fecha seráaquel que se produce una vez que transcurra un plazo indicado en la letra, contado desdela fecha de emisión o libramiento del título (por ejemplo, vencimiento: tres meses fecha). 2- vencimiento a la vista es aquel que se produce en el momento en el que el acreedorreclame el pago al deudor. Puede suceder, este vencimiento, en cualquier momento (en elmomento en el que se ponga “a la vista”, se muestre, la letra al deudor).- vencimiento a un plazo vista es aquel que se produce una vez que transcurra un plazoexpresado en la letra contado desde la fecha de aceptación de la letra. (Vencimiento: tresmeses vista).Peculiaridades en la realización inicial del libramiento de la letra de cambio: 1ª. Posibilidad de que exista identidad entre alguna de las partes intervinientes oque participan en el momento inicial en la letra. El art. 4 de la ley cambiaria contempla talposibilidad. Si se produce una identidad entre el librador y el tomador ( letra a la propiaorden) el esquema operativo se mantiene, es decir, se le dará el mismo tratamiento que sifueran personas diferentes. Hay que decir quién es el tomador, en toda letra, sino éstaserá nula. 2 La fecha de libramiento es el diez a quo.
  27. 27. En el caso de que se de una identidad entre el librador y el librado ( letra alpropio cargo) el librador se designa a sí mismo como deudor frente a un determinadotomador de la letra (se utiliza para realizar reconocimientos de deuda).3 2ª. Supuestos de omisión de algunas de las menciones que establece el art. 1. Laregla ante la omisión de las menciones es la nulidad del documento. Las excepciones a esta regla se encuentran en el art. 2 de la Ley cambiaria y en suart. 12. El artículo 2 contiene un sistema de integración legal de determinadas carenciasen las diferentes menciones que tienen que aparecer en la letra de cambio. Respecto de la inobservancia del lugar de emisión, se salva la nulidad en el caso deque al lado de la firma del librador apareciera indicado un determinado lugar; seentenderá que ese es el lugar de libramiento. Si el dato que falta es el lugar de pago de la letra, el art. 2 de la Ley establece que sien la letra no se hubiera designado un lugar o domicilio de pago pero al lado del nombredel librador apareciera indicado un determinado lugar y domicilio, ese se considerará (porley) lugar de pago. En relación al vencimiento, a estos efectos dice el art. 2 que si en una letra seomite la indicación del vencimiento esa letra se considerará con vencimiento a la vista. El art. 12, por su parte, contempla el supuesto de la letra en blanco, la cual nacesi estar totalmente completada, pero con la previsión de que se complete posteriormente. 3ª. Es posible que se recojan, en la letra, declaraciones complementarias, ademásde las necesarias del art. 1. El art. 2 en su párrafo final establece que en la letra podránrecogerse menciones complementarias conocidas como cláusulas facultativas. Espreciso indicar que se podrán recoger, en la letra, aquellas cláusulas facultativas previstaspor el legislador porque las declaraciones cambiarias son típicas, declaraciones que casi nodejan espacio a la autonomía de la voluntad. Por ejemplo, aquella cláusula facultativa quepermite el legislador, prevista en el art. 6 de la Ley cambiaria. En este precepto se permiteque el librador, al emitir la letra de cambio, disponga que esa letra devengue interesesremuneratorios, es decir, una cantidad de dinero que se añadirá a la suma reflejada en eltítulo. 3 Coincide con el pagaré.
  28. 28. El primer requisito para que se pueda contener tal cláusula es que se trate de unaletra con un vencimiento a la vista o a plazo desde vista. En las otras letras (convencimientos a fecha fija o plazo-fecha) la cláusula de interés se tendrá por no puesta.Asimismo, el art. 6 establece que para su validez es preciso que en la letra se establezca elconcreto tipo de interés que se va a aplicar. Finalmente, los intereses se computarán desde la fecha de emisión de la letra decambio, salvo que se hubiera pactado otra cosa. (Si se impaga la cantidad más los intereses remuneratorios comienzan adevengarse intereses moratorios, contados sobre la suma de las dos cantidadesanteriores). EFECTOS DERIVADOS DE LA EMISIÓN DEL TÍTULO En primer lugar, podemos destacar como primer efecto derivado de la emisión elnacimiento de una nueva obligación denominada obligación cambiaria, diferente de laobligación que deriva del contrato mercantil anterior conocida como obligaciónextracambiaria u obligación mercantil. El art. 1.170 C.c. regula la coordinación entre la obligación mercantil y laobligación cambiaria para evitar un doble pago. 4 El C.c. dice, en primer lugar, que laemisión de una letra de cambio provoca la suspensión de la obligación mercantil anterior.Ya no se le podrá exigir que cumpla la obligación mercantil (no es reclamable). En segundo lugar, el Código civil establece también que en caso de que se paguela letra de cambio se producirá la extinción, no sólo de la obligación cambiaria sinotambién de la obligación mercantil. De no pagarse al reclamar el pago de la obligacióncambiaria se producirá una reactivación de la obligación mercantil, de forma que aldeudor se le podrá reclamar tanto con base en el contrato como en base a la letra decambio (se refuerza la posición jurídica del acreedor). Como segundo efecto derivado de la emisión de una letra de cambio nos vamos aencontrar con una responsabilidad en garantía por parte del librador, regulada en el art. 4 Nace una nueva obligación, pero existe una anterior.
  29. 29. 11 de la Ley cambiaria. Este precepto establece que en caso de impago de la letra decambio por parte del deudor principal (librador) responderá en garantía frente alacreedor, el librador de la letra.
  30. 30. TEMA 16.- LA ACEPTACIÓN DE LA LETRA La aceptación de la letra de cambio se puede definir como la declaración cambiaria a través de la cual el librador le manifiesta su voluntad de responder del pago de la letra de cambio a su vencimiento, o lo que es lo mismo (art. 33 Ley cambiaria), por la aceptación el librado se obliga a pagar la letra a su vencimiento. De la aceptación de la letra se puede destacar como rasgo fundamental el hecho de que se trate de una declaración voluntaria, en el sentido de que no se necesita la aceptación de la letra para que ésta pueda funcionar normalmente en el tráfico, ni para que sea pagada en el momento del vencimiento. Pero, sin embargo, lo normal es que el acreedor intente obtener la declaración de aceptación del deudor, porque a través de la declaración el librado se va a convertir en deudor responsable del pago, lo que significa que frente al acreedor va a responder con todo su patrimonio presente y futuro (responsabilidad patrimonial universal, art.1.911 C.c.). (El librador es un deudor sin responsabilidad. Existe la deuda pero sin responsabilidad. No es responsable en tanto en cuanto no emite la declaración de aceptación). Hay letras de cambio que funcionan perfectamente sin la aceptación, dependerá de la solvencia o credibilidad del deudor. La Ley cambiaria prevé un mecanismo para obtener la aceptación de la letra de cambio, puesto que el acreedor así lo quiere. El mecanismo se denomina presentación de la letra a la aceptación. Se puede considerara como un acto cambiario de presentación física o material de la letra destinado a obtener la firma o declaración del librado. Se llevará a cabo en el mismo documento (oficial). Un documento con varias declaraciones de voluntad. Elementos principales de la presentación de la letra de cambio:
  31. 31. En cuanto a los elementos personales, en el lado activo (presentante) serácualquier poseedor de la letra de cambio, es decir, podrá efectuar la presentación a laaceptación el librador, el tomador o cualquier tenedor posterior. La legitimación pasivala tendrá sólo el librado (deudor principal). 5 La persona que tendrá que convertirse enresponsable es la que aparece como deudor en la letra y no otros mandatarios. Respecto de los elementos temporales la Ley cambiaria establece que podrárealizarse desde la emisión de la letra hasta la fecha de vencimiento de la letra (durantetoda la vida de la letra de cambio). Como peculiaridad en cuanto al momento de lapresentación, la Ley cambiaria en su art. 28 concede al librado la facultad de pedir quese le presente por segunda vez la letra de cambio al día siguiente de la primerapresentación (al objeto de que pueda llevar a cabo las pertinentes comprobaciones). Los elementos locales o el dónde ha de presentarse la letra a la aceptación seregulan en la Ley cambiaria para establecer que habrá de efectuarse en el domicilio dellibrado (no confundir librado con domiciliatario; en el primer caso se referirá aldomicilio del propio librado, y en el segundo a la entidad, oficina y domicilio delbanco). Caracteres principales: Como regla general, podemos señalar que la presentación a la aceptación tienecarácter facultativo (art. 25), es decir, el poseedor de la letra podrá, si así lo estimaconvenientemente, presentar la letra a la aceptación. Esta regla tiene dos importantes excepciones: La primera excepción se refiere a los supuestos en que la presentación a laaceptación va a tener carácter obligatorio, esto es, el poseedor tendrá la obligación depresentar la letra a la aceptación del librado. En segundo lugar, se encuentra la excepción en los supuestos en que la Leycambiaria permite establecer prohibiciones a prestación de la aceptación. Por lo que se refiere a la primera de las excepciones, la Ley cambiaria prevé dossupuestos fundamentales:5 No confundir con la legitimación del domiciliatario.
  32. 32. a) El supuesto contemplado en el art. 26 de la Ley, el cual permite que en unaletra de cambio el librador introduzca una cláusula por la que se obligue a presentaresa letra a la aceptación. Puede ser una obligación absoluta (necesariamente) o puedeser una cláusula relativa (se establecerá un plazo determinado para la presentación). En el modelo oficial de la letra de cambio se contempla esta posibilidadredactándolo de forma que se entienda (por ejemplo: “presentación obligatoria a laaceptación”), puesto que la Ley no establece ningún requisito. Si fuera relativa habríaque delimitar el lapso de tiempo (“a la aceptación hasta el 30 de abril). Algún otrosupuesto en la Ley que establezca…y b) El supuesto previsto en el art. 27 de la Ley establece que en las letras convencimiento a plazo vista será también obligatorio presentarlas a la aceptación. Los supuestos en los que la presentación a la aceptación va a estar prohibida secontemplan en el art. 26 de la Ley, que permite al librador introducir, en la letra, unacláusula por la que se prohíba la presentación de la letra a la aceptación. Estaprohibición puede ser absoluta (en términos jurídicos se prohíbe) o relativa (el libradorestablece un determinado plazo de presentación de la aceptación). No hay formas expresas que regulen la cláusula prohibida en el modelo oficial,por lo que se seguirán las mismas reglas expresadas para el caso anterior. ¿Qué ocurre una vez presentada la letra a la aceptación? Puede ser aceptada o rechazada. Primero, si el deudor no quiere aceptar la letra se producirá una situación de crisisde confianza, que según lo establecido en el art. 50 de la Ley va a permitir al acreedorde la letra proceder en garantía contra los responsables de pago en garantía (se permiteal acreedor ejercitar una acción de regreso anticipado). Los requisitos que necesita observar el acreedor para ejercitar esta facultad son lossiguientes:
  33. 33. 1º. El acreedor tendrá que haber cumplido con las cargas cambiarias que se hubieran podido introducir en la letra, en concreto, loa carga de haber presentado la letra en el plazo indicado si el librador hubiera hecho uso de la cláusula de presentación obligatoria. (El acreedor tendrá que presentar en ese plazo para poder reclamar contra el librado, y hacerlo anticipadamente ante el librador). 2º. Además del requisito anterior, la Ley cambiaria (art. 51) exige como requisito que el acreedor prueba que no se ha aceptado la letra. La prueba de la negativa puede hacerse de dos maneras, según la propia Ley cambiaria: bien mediante acta notarial denominada PROTESTO o, bien a través de una mera declaración del propio librado recogida en la letra en la que indica que ha denegado la aceptación de la letra de cambio (DECLARACIÓN CONFESORIA). Segundo, si el librado acepta la letra de cambio, la Ley cambiaria (art. 29) establece que la aportación ha de darse por escrito y deberá constar en la propia letra de cambio. La expresión escrita se recogerá de dos maneras: mediante la forma ordinaria prevista en el art. 29, y mediante forma simplificada. La modalidad ordinaria ser realizará recogiendo en el letra de cambio la expresión “ACEPTO” (o expresión equivalente) seguida de la firma del librado. La modalidad simplificada se otorga la aceptación mediante una simple firma del librado, siempre y cuando ésta aparezca en el anverso (esta consecuencia deriva de los usos del tráfico, que se recoge en la Declaración de Ginebra). Si se firma por detrás el significado será otro, como se verá. En el modelo oficial la declaración de aceptación ordinaria aparece ya impresa mediante la expresión “ACEPTO” (parte inferior izquierda). Sencillamente tendremos que añadir la firma. El modelo oficial sugiere además que se incorpore la fecha. La posibilidad simplificada significa que el librado puede firmar en cualquier lugar de la letra (siempre anverso).3. Efectos derivados de la aceptación 1º. Aparición de la responsabilidad e pago de la letra de cambio. Habría que añadir, que la responsabilidad tiene naturaleza cambiaria.
  34. 34. 2º. Es una responsabilidad directa, en tanto en cuanto el librado aceptante es el deudor principal de la letra de cambio. Respecto del ámbito de la responsabilidad cabe mencionar, en primer lugar el art. 30 de la Ley cambiaria, que recoge el principio general de que ha de ser una responsabilidad pura y simple. La aceptación ha de ser coincidente con el mandato que imparte el librador; no obstante, este mismo precepto permite al librado introducir modificaciones en su declaración. Distingue, el art. 30, dos tipos de modificaciones: la primera relativa a la suma cambiaria, y la segunda a cualquier otro tipo de modificación distinta de la suma. En relación a la modificación respecto de la suma, el art. 30 permite al librado limitar cuantitativamente su aceptación. Los efectos de esta aceptación limitada son los siguientes: la Ley cambiaria, en el art. 50 párrafo 2º, permite que en caso de aceptación limitada el acreedor ejercite una acción de regreso anticipada por el importe que ha quedado sin aceptar; por el contrario, por el importe aceptado continuará obligado el aceptante. La Ley cambiaria permite también al librado, que introduzca otras modificaciones distintas a la limitación de suma. El art. 30, pº 2º afirma que cualquier otra modificación equivale a una negativa de aceptación. A continuación se afirma que, no obstante, el aceptante quedará obligado en los términos de su aceptación. Este precepto debe ser interpretado de la siguiente forma: el art. Impone la negativa en el sentido de conceder al acreedor el derecho a ejercitar las acciones de regreso anticipadas, pero eso no significa que la propia Ley considere obligado al aceptante en los términos de su declaración. Estas modificaciones se pueden observar en el modelo oficial en la casillareservada a la declaración de aceptación.
  35. 35. TEMA 15.- LA CIRCULACIÓN DE LA LETRADeclaración de endoso Concepto, naturaleza y caracteres del endoso El endoso es una declaración cambiaria cuyo objeto es la transmisión de la letra de cambio a un tercero. Como rasgo a destacar de esta declaración hay que decir que el endoso es el modo de transmisión ordinario de la letra de cambio (en cuanto título a la orden. Art. 14 LC). Pero esto no quiere decir que la letra de cambio tenga que circular necesariamente por endoso. El art. 14.2 de la Ley cambiaria establece que el librador a través de una cláusula inserta en toda letra de cambio puede impedir que le letra circule por endoso. En ese supuesto la forma de circulación de la letra sería la simple cesión de créditos (reglas del C.c. y del C.de com.). En el tráfico se observa una expresión que se recogería en el espacio reservado a las cláusulas cual es: “no a la orden”; no circulará, por tanto, en este caso, por endoso, sino a través de la cesión de créditos. En cuanto a la naturaleza jurídica del endoso, el endoso se puede configurar como un negocio dispositivo, es decir, un negocio de transmisión de la propiedad sobre determinada cosa, concretamente de un mueble. La transmisión, por tanto, se regirá por las normas del C.c. (art. 609 C.c., teoría del título y el modo), no operando, así por el mero consentimiento. El título consistirá en la declaración de transmisión (de voluntad), y el modo en la entrega efectiva del papel (de la letra). Caracteres, elementos: 1- Elementos personales o personas que participan en el endoso: endosante y endosatario.
  36. 36. El endosante será la persona que transmite la letra de cambio. Podrá serendosante bien el tomador de la letra de cambio, o bien un posterior tenedor de laletra. Endosatario será la persona que adquiere por endoso la letra (contratante). Lonormal es que el endosatario sea un tercero que no ha intervenido en la letra hasta esemomento, pero la Ley cambiaria, en su art. 14, permite que la letra se pueda endosarpor el firmante del documento, persona que ya ha participado en la letra. En esteúltimo caso estamos ante el denominado endoso de retorno, el cual tiene laconsecuencia de eliminar toda posible responsabilidad de los firmantes consideradosintermedios. 2.- Elementos temporales. El endoso puede realizarse hasta el momento devencimiento de la letra y desde su creación. No obstante, el art. 23 LC permite que enlos supuestos en los que se produce un impago de la letra se pueda realizar el endosocon posterioridad, al vencimiento. En estos supuestos el endoso se podrá realizarhasta el momento en que se efectúe la declaración notarial de falta de pago de la letra(protesto notarial). 3.- Elemento modales. La Ley cambiaria (art.15) establece en primer término, queel endoso ha de ser incondicional (una declaración pura). En el caso de que se sometaa condición, ésta se considerará no escrita. El endoso sigue siendo válido (comoendoso simple). El art. 15 también establece que el endoso ha de ser total, es decir, se ha deproducir por el importe total de la suma cambiaria. En el caso de que se efectuara unendoso parcial el art. 15 LC establece que ese endoso es nulo (no se había transmitidola letra de cambio). El endosante será el legitimado para exigir la totalidad (principiode indivisibilidad de la suma cambiaria). 4.- Elementos formales. El art.16 LC establece que el endoso ha de efectuarse porescrito, y que además se recogerá en la letra de cambio. No hay endosos verbales ni endocumentos externos a la letra de cambio. Normalmente, además, la escritura serecogerá en la parte de atrás.6 En la letra de cambio se recogerá, según prevé la Ley mediante dos modalidades:bien la ordinaria, bien la simplificada. La modalidad ordinaria consistirá en introducir6 In dorso______ endoso
  37. 37. en la letra una declaración de transmisión de la letra, y ésta irá seguida de la firma delendosante. La modalidad simplificada va a consistir en una simple firma del poseedorde la letra, siempre y cuando esta simple firma aparezca en el dorso de la letra decambio. En el modelo oficial existe un espacio reservado, en el reverso (segundacolumna), a la declaración de endoso. En la segunda columna del reverso se podráncubrir los datos necesarios para llevar a cabo un primer endoso, pero también esposible que se observe un segundo endoso, en este caso, la declaración constará en latercera columna del reverso, que no tiene letra impresa alguna. De haber un tercerendoso deberá realizarse en una hoja añadida, grapada, a la letra; es decir, medianteuna prolongación a la letra. En la segunda columna del reverso aparecer impresa la expresión: “páguese a…”,que deberá cubrirse con el nombre del endosatario. Seguidamente, el documentorecoge la expresión “con domicilio en…”, y posteriormente un espacio destinado acubrir la fecha. Por lo que se refiere al domicilio, deberá constar el lugar en que serealiza la declaración (localidad del endosante). Finalmente, se pide el nombre ydomicilio del endosante, siendo imprescindible la firma de este último. En relación al endoso hay que analizar la figura del ENDOSO EN BLANCO.El art. 16 párrafo 2º de la Ley cambiaria se encarga de regular esta figura y la definecomo aquel endoso en el que no se designa al endosatario o que consiste en unasimple firma del endosante (todo endoso en el que no se dice quién es el endosatario). El art. 16 nos dice que este tipo de endoso es perfectamente válido, que confiereal poseedor legitimación para poder cobrar le letra de cambio. 7 De esta forma se consigue, no sólo permitir cobrar al acreedor que tenga en supoder la letra, sino que también se consigue un importante efecto, cual es convertir laletra en un título al portador.8 Efectos derivados de la declaración:7 A diferencia de la que ocurre con la designación del tomador, que debe figurar ya en el momento de laemisión de la letra.8 La letra nació como documento a la orden.
  38. 38. a) efecto traslativo; este efecto significa que al transmitir la letra se transmite nosólo el documento sino también el derecho incorporado al documento. Es importantedestacar de este efecto que la posición jurídica del adquirente del endosatario es unaposición jurídica autónoma de la del transmitente. Esta autonomía la refleja el art. 20LC (sede de endoso), expresando que el deudor no podrá oponer al adquirenteaquellas excepciones que podía oponer al transmitente (a diferencia de la cesión decréditos en la que se produce la subrogación). b) efecto de legitimación; según se desprende del art. 19 de la Ley en endosolegitima al adquirente para ejercitar los derechos derivados de la letra aún cuando enese endoso no se indique el nombre del endosatario. No obstante, el art. 19 indica quepara controlar la legitimación del adquirente no basta con observar el endoso enconcreto que se realiza a su favor sino que habrá que observar todos los endosos queexisten en esa letra. Habrá que comprobar que existe en esa letra una cadena regularde endosos, en este caso estaría legitimado el adquirente para ejercitar los derechosque derivan de la letra. c) efecto de garantía; se regula en el art. 18 de la Ley cambiaria en el que seestablece que el endosante, salvo cláusula en contrario, garantiza frente al acreedor elpago de la letra de cambio. (El endosante garantiza al acreedor que si el deudor nopaga la letra él responde en garantía; el acreedor (endosatario) tiene entonces unaacción en garantía contra el endosante). En el caso de que haya sucesivos acreedores, da lugar a que existe un conjunto deobligados a responder en garantía (recordar siempre salvo cláusula en contrario dondeel endosante se exima de esta responsabilidad en garantía). 1. Cláusula “sin responsabilidad” 2. Cláusula “de prohibición de nuevos endosos”. En la cláusula sin responsabilidad el endosante se exime de responsabilidad frentea cualquier tenedor de la letra. En el caso de la cláusula de prohibición de nuevos
  39. 39. endosos, en endosante responde en garantía frente al endosatario, pero se exime deresponsabilidad frente a terceros posteriores endosatarios. Además del endoso ordinario existen dos endosos especiales que se regulan en losartículos 21 y 22 de la Ley cambiaria. En el art. 21 se regula el endoso para cobranza,se transmite la letra como endoso con forma de mandato de cobro de la letra. Y el art.22 regula el endoso de garantía que consiste en un endoso de la letra a efectos degarantía pignoraticia. Es una cosa mueble lo que se pone en poder y posesión delacreedor para garantizar el cobro de un crédito. El endoso se pone a disposición delendosatario sólo y simplemente como una garantía pignoraticia.
  40. 40. TEMA 17.- EL AVAL DE LA LETRA DE CAMBIO1. Concepto y naturaleza jurídica El aval de la letra de cambio es una declaración cambiaria cuyo objetivo único y exclusivo es el de prestar garantía de pago de la letra. En cuanto a la naturaleza jurídica, el aval de la letra tiene naturaleza de obligación de garantía personal. Que, a diferencia de la fianza, la garantía personal tiene carácter autónomo, mientras que en una fianza (civil o mercantil) no puede existir sin una obligación afianzada válida. La Ley cambiaria, en su art. 37 establece que puede existir un aval aún cuando la obligación avalada sea nula.2. Elementos personales del aval Si un aval es una garantía personal nos vamos a encontrar con que se va a adaptar a la estructura típica de las obligaciones de garantía de carácter personal: Acreedor (beneficiario) Deudor garantizado (avalado) Garante personal (avalista) Las denominaciones que reciben estas personas intervinientes en el aval son: avalista, avalado y beneficiario de la garantía de aval. El avalista es la persona que presta la garantía personal. EL avalado es el concreto deudor garantizado. Y el beneficiario es el acreedor que va a poder utilizar la obligación de garantía. El problema que surge en relación a los sujetos es que ante la multiplicidad de sujetos intervinientes en la letra se van a añadir todavía más fruto del aval, añadiendo un plus de complejidad.
  41. 41. Respecto del avalista, el art. 35 LC párrafo 2º establece que puede ser avalista tanto una tercera persona (no participante todavía en la letra) como un firmante de la letra de cambio. En cualquier caso, sin perjuicio de que la Ley lo permita, lo práctico o útil es que el avalista sea un tercero, puesto que se estará añadiendo un nuevo patrimonio que vendrá a responder, lo cual no ocurriría en caso contrario (patrimonio único). Avalado, ¿quién es el concreto deudor garantizado en una letra de cambio? El art. 36 LC en su párrafo 4º establece que el avalista, al emitir su declaración de garantía tendrá que indicar quién es la persona avalada. El simple librado que no ha emitido una declaración de aceptación no podrá ser avalado por cuanto no tiene responsabilidad. Si el avalista no dice nada sobre quién es el sujeto avalado será el propio legislador el que tome la decisión. Y la Ley decide en estos casos (art. 36, párrafo 4º) que se entenderá avalado el aceptante de la letra de cambio. Si la letra no estuviera aceptada la Ley Cambiaria establece que se considerará avalado el librador. El beneficiario será el tomador o cualquier tenedor posterior de la letra de cambio.Elementos de la declaración En cuanto al elemento temporal, la LC en su art. 35 párrafo 3º establece que el aval se puede prestar en cualquier momento, en tanto en cuanto la garantía sea útil para el acreedor. Respecto del elemento modal, en principio, el avalista responderá del pago de la letra en los términos en que ésta se haya emitido; no obstante, el art. 35 párrafo 1º permite al avalista limitar cuantitativamente su responsabilidad (límite de suma en su obligación de garantía). La LC no dice nada respecto de otras posibles alteraciones en la declaración de aval. En este sentido, hay que destacar que los antecedentes legislativos (Código de comercio) permitían al avalista introducir otro tipo de modificaciones distintas a la limitación de suma; concretamente, el Código de comercio permitía modificaciones de
  42. 42. tiempo, caso y persona. La jurisprudencia admite, NORMALMENTE, estos otrostipos de alteraciones. El elemento formal se regula en el art. 36, párrafo 1º LC, que indica que el aval hade otorgarse por escrito y que ha de recogerse en la propia letra de cambio. No sepuede, en consecuencia, avalar una letra en un documento separado de la propia letrade cambio (párrafo 3º del art. 36); lo que si se permitía con anterioridad por el Códigode comercio.9 Existen, por otra parte, dos modalidades de otorgar la declaración de aval: laordinaria la simplificada. La forma ordinaria es aquella en la que la letra de cambio sehaga uso de la expresión “por aval” o fórmula equivalente seguida de la firma delavalista (art. 36, párrafo 1º). El modo simplificado va a consistir en una simple firmadel avalista puesta en el anverso de la letra de cambio. Efectos derivados de la declaración El principal efecto es que el avalista va a asumir una responsabilidad de pago deesa letra, sin que la garantía pueda extenderse a créditos diferentes. Además, es una responsabilidad autónoma frente al avalado, lo que significa (art.37) que el avalista no va a poder utilizar las excepciones de que dispone el avalado.9 En el tráfico bancario se llama aval a la fianza, ¡no confundir!
  43. 43. TEMA 18.- FASE FINAL DE LA LETRA DE CAMBIO, la fase de la extinción de la letra de cambio En esta fase final de pago se diferencia por un lado el pago ordinario de la letra de cambio y por otro el pago extraordinario. El pago ordinario Es aquel pago que realiza el librado o aceptante de la letra de forma voluntaria al vencimiento de la letra. Para que se produzca este pago han de concurrir los siguientes presupuestos: 1º. Que llegue el vencimiento, y 2º. Que se realice el acto cambiario de la presentación de la letra al pago. La ley cambiaria contiene dos disposiciones relativas al cómputo, el art. 41 y el art. 91 LC. El art. 41 establece que si los plazos se indican en meses, el cómputo se realizará de fecha a fecha. Y si el día de vencimiento fuese festivo la letra vencerá el primer día hábil siguiente. El art. 91 contempla los plazos señalados en días. Por ejemplo, 15 días fecha. En este caso, el inicio del cómputo se realiza en el primer día siguiente al del inicio del cómputo (los días inhábiles intermedios si cuenta, lo que no cuenta es el último). La presentación de la letra al pago se define como un acto por el que se solicita del deudor el cumplimiento del mandato de pago en que consiste la letra. La presentación de la letra al pago podrá hacerse de dos maneras: 1º. La forma ordinaria; 2º. La forma bancaria. La forma consistirá en la presentación física o material de la letra al deudor principal. La presentación bancaria se realizará de forma electrónica (entre bancos). El plazo del acreedor, según el art. 43 LC se efectuará el propio día de vencimiento o en los dos días siguientes (hábiles). Efecto: si tras la presentación el deudor paga se producirá la extinción de todas las responsabilidades derivadas de la letra. Es decir, con el pago, no sólo se extinguirá la responsabilidad del deudor principal, sino las de los demás firmantes (responsables en garantía).
  44. 44. Si el deudor principal no paga se abriría la fase de pago extraordinario de laletra de cambio. El pago se puede definir como aquel que realiza cualquier firmante dela letra una vez que ha fracasado el pago ordinario. Para poder exigir el pago extraordinario frente a los responsables en garantía serequiere que concurran determinados presupuestos: 1º. Que el acreedor levante protesto notarial relativo a la falta de pago de la letra decambio. El protesto notarial es un acta notarial dirigida a acreditarfehacientemente la falta de pago de la letra de cambio. El protesto cumple dosfunciones básicas en la letra de cambio: 1ª. Función probatoria, en el sentido de queprueba que el deudor principal no ha pagado; 2ª. Función conservativa de los derechosque derivan de la letra, es decir, el acreedor tiene que levantar protesto no para poderejercitar sus derechos. El plazo para levantar el protesto notarial (art. 51) es de de los ocho días hábilesposteriores al del vencimiento de la letra. Es posible que en vez de protesto notarial se puede probar el impago de la letra através de la declaración equivalente o sustitutiva del protesto. La Ley Cambiaria, basándose enlo establecido en la Ley de Ginebra, permitió que la falta de pago no se tuviera queacreditar necesariamente a través de notario sino que se pudiera llevar a cabo a travésde una simple declaración del librado en la propia letra se desplegarán los mismosefectos que produce el protesto notarial. Esta declaración habrá de ir firmada por ellibrado y también deberá ir fechada por el librado, puesto que habrá que efectuarse enlos mismos plazos (8 días hábiles posteriores al vencimiento de la letra) que el protestonotarial. ¿Tendrá que protestar la letra el acreedor siempre, en todo caso? La respuestadebe ser afirmativa, pero con excepciones. La excepción más importante es aquellaque se deriva del uso en la letra de cambio de la nominada cláusula sin gastos o cláusulasin protesto. Esta cláusula es una declaración cambiaria que permite al acreedor ejercitarlos derechos que derivan de la letra sin necesidad de obtener protesto ni obtener ladeclaración equivalente. Esta cláusula puede ser introducida en la letra por diferentessujetos: puede introducirla el librado o también los endosantes o avalistas. Si lacláusula la introduce el librador de la letra el acreedor podrá proceder contracualquiera de los responsables en vía de regreso sin necesidad de protesto o
  45. 45. declaración equivalente. Si la cláusula, por contra, la introduce un endosante o unavalista, en ese caso el acreedor solamente podrá proceder contra el endosante o elavalista sin levantar protesto u obtener la declaración equivalente para reclamar de losrestantes firmantes en vía de regreso sería necesario que el acreedor levantará protestoo declaración equivalente.
  46. 46. TEMA 19.- ACCIONES Y EXCEPCIONES CAMBIARIAS1. Concepto Por acciones cambiarias entendemos aquellas que tutelan la pretensión de cobro que se deriva de la letra de cambio; lo que se trata es de proteger el crédito reflejado en la letra y no derechos de crédito que puedan existir con anterioridad.2. Legitimación El legitimado activamente es, para el ejercicio de las acciones cambiarias, el tenedor de la letra de cambio que justifique su derecho en base a una sucesión regular de endosos. Pasivamente están legitimados los firmantes de la letra, cualquiera de ellos. Estos firmantes van a responder, además, frente al acreedor de forma solidaria. En la Ley Cambiaria se regula en el art. 57.10 Desde el punto de vista externo, es decir desde el punto de vista de la relación del conjunto de deudores y el acreedor, la solidaridad del art. 57 no difiere de la solidaridad del derecho común, que se regula en el art. 1.144 C.c. En este precepto, al igual que en el art. 57 se establece que el acreedor podrá reclamar contra todos los deudores conjuntamente o sólo contra uno o alguno de ellos (ius electionis). Pero en el ámbito interno, relaciones entre los deudores solidarios, una vez que un deudor paga la obligación el régimen de derecho común, del art. 1.145 C.c., va a diferir bastante del régimen cambiario del art. 57 LC. Así, el art. 1.145 C.c. establece que cuando paga un deudor solidario su pago extingue la obligación y genera al mismo tiempo un derecho de reembolso contra los restantes deudores por el importe que a cada uno corresponde satisfacer. En el ámbito de la letra de cambio el régimen va a 10 “Los que hubieren librado, aceptado, endosante o avalado una letra de cambio responden solidariamente frente al tenedor. El portador tendrá derecho a proceder contra todas estas personas individual o conjuntamente, sin que le sea indispensable observar el orden en que se hubieren obligado. El mismo derecho corresponderá a cualquier firmante de una letra de cambio que la haya pagado. La acción intentada contra cualquiera de las personas obligadas no impedirá que se proceda contra las demás, aunque sean posteriores en orden a la que fue primeramente demandada.”
  47. 47. deferir, pues el pago hecho por un deudor va a extinguir las obligaciones de los deudores posteriores en orden cambiario; y, al mismo tiempo, se va a generar un derecho de reembolso contra los firmantes anteriores por el importe total de lo pagado (y no por la parte que cada deudor corresponde).3. Clases de acciones cambiarias que se pueden interponer El art. 49 de la Ley Cambiaria distingue entre la acción directa y la acción de regreso. La acción directa sería aquella que se puede ejercitar contra el aceptante de la letra de cambio o contra el avalista (si lo hubiera). El régimen de esta acción se establece en la Ley Cambiaria indicándose, en primer lugar, que no se requiere requisito alguno para que el tenedor pueda ejercitar esta acción. Se establece, además, un amplio plazo de prescripción (para lo que es el tráfico mercantil) para el ejercicio de esta acción, que será de tres años computados desde la fecha de vencimiento de la letra de cambio. A diferencia de la acción directa, la acción de regreso es aquella que puede ejercitarse contra el librador o los endosantes, o avalistas del librador o del endosante. En cuanto a los requisitos para el ejercicio de esta acción, establece la Ley Cambiaria que en este caso es preciso que el acreedor obtenga protesto notarial o realice o solicite la declaración equivalente a éste (salvo cláusula sin gastos o sin proceso que exime al acreedor de obtener protesto o declaración equivalente). Como período de prescripción, en la acción de regreso, la Ley Cambiaria establece un plazo de un año contado desde la fecha de protesto o declaración equivalente, salvo que hubiera en la letra una cláusula sin gastos, en este supuesto el plazo se cuenta desde la fecha de vencimiento de la letra de cambio.4. Importes que se pueden reclamar en base a una acción cambiaria El art. 58 LC establece que el tenedor final podrá reclamar: en primer término, la cantidad o importe por el que se ha emitido la letra de cambio; en segundo término, los intereses de demora que e generarán automáticamente desde la fecha de vencimiento de la letra de cambio, calculados al tipo de interés legal del dinero
  48. 48. incrementado en dos puntos11. El tercer concepto reclamable son los gastos que se hayan generado para la conservación y ejercicio de las acciones cambiarias. Fundamentalmente este concepto se referirá a los gastos notariales del protesto para poder ejercitar las acciones cambiarias, y los gastos de comunicaciones. En las letras de cambio con plazo a la vista o desde la vista se puede introducir una cláusula que establezca el pago de intereses remuneratorios, que tendrán que ser capitalizados, es decir, unirlos a la suma cambiaria. Y sobre esta cantidad se calcularán los intereses de demora.5. Procedimiento para ejercitar las acciones cambiarias El procedimiento no se regula en la Ley Cambiaria, sino en la LEC, en los artículos 819 y siguientes en Capítulo II “Del juicio cambiario”, Título III “DE LOS PROCESOS MONITORIO Y CAMBIARIO”, Libro IV “DE LOS PROCESOS ESPECIALES”. El proceso cambiario se inicia a través de demanda a la que habrá que aportar una letra de cambio formalmente válida. Y una vez admitida la demanda por el Tribunal, éste, a través de auto, efectuará un requerimiento de pago para que satisfaga las sumas reclamadas en el plazo de 10 días. Al mismo tiempo procederá a un embargo preventivo de los bienes del deudor, en la cantidad necesaria para cubrir el pago. Frente a esta demanda podrá formularse oposición por parte del deudor, tanto respecto del embargo preventivo como respecto del fondo del asunto. La oposición que se efectúe al fondo del asunto deberá realizarse a través de la alegación de determinadas excepciones, y en este punto la LEC vuelve a remitirse a la LC, que es donde se regulan las excepciones. Una vez formuladas las excepciones, en plazo de 10 días, se citarán a las partes para que comparezca en la vista y a continuación se dictará sentencia en un plazo máximo de 10 días. Esta sentencia será provisionalmente ejecutable con independencia de que se recurra o no. 11 El interés legal fijado para este año 2008 es de 5,50 que si lo incrementamos en dos puntos será de 7, 50%
  49. 49. 6. Excepciones que se pueden alegar al ejercitar una acción cambiaria El art. 67 LC establece una importante diferencia entre las acciones cambiarias y las acciones extracambiarias. Las excepciones cambiarias son aquellas que derivan de la letra de cambio o de la declaración cambiaria. Las que derivan del propio documento de la letra de cambio se conocen como excepciones documentales y las que derivan de la declaración cambiaria como excepciones de imputación. Ejemplos de excepciones cambiarias son la incapacidad de una de las partes o la falsificación de la firma, también cuando un representante obliga al firmante de la letra careciendo de poder para ello este último12. La característica fundamental de estas dos clases de excepciones cambiarias es que se trata de excepciones reales, es decir, oponibles erga omnes (frente a cualquier acreedor). Las excepciones extracambiarias son aquellas que derivan del contrato o contratos antecedentes a la letra de cambio o de cualquier otra operación que pudiera existir entre las partes. Se puede distinguir, así, dos clases de excepciones extracambiarias: las excepciones causales, derivadas de los contratos antecedentes de la letra; y las excepciones negociales, aquellas otras que derivan de cualquier otra relación jurídica diferente de la causal. El rasgo característico de las excepciones extracambiarias es que se trata de excepciones personales, es decir, excepciones que sólo pueden ser opuestas a un acreedor determinado (frente a la contraparte del negocio causal o externo).7. Otras acciones: acciones causales y de enriquecimiento injusto Las acciones causales son aquellas que tutelan la pretensión de cobro que se deriva de las relaciones causales (antecedentes a la letra de cambio). El régimen sustantivo de estas excepciones se contiene en el art. 1.170 C.c. Este precepto establece que desde el momento en que se emite una letra de cambio hasta el momento de su vencimiento se va a producir una suspensión en el ejercicio de las acciones que derivan de los contratos causales. Una vez que se produce el vencimiento de la letra, si la letra no es pagada el acreedor dispondrá de la alternativa de acudir o 12 Recordar la responsabilidad directa del firmante, representante; art. 10 LC).
  50. 50. bien a la acción cambiaria o de acudir a la acción causal que se entiende reactivada,finalizado el período de suspensión. La acción de enriquecimiento injusto tiene por objeto evitar atribucionespatrimoniales sin causa. El régimen sustantivo se contiene en el art. 65 LC. Este precepto establece, enprimer lugar que la acción de enriquecimiento es necesariamente subsidiaria, es decir,sólo se puede utilizar si se han perdido las acciones cambiarias y causales, y si ademásse va a producir un enriquecimiento por parte del deudor a consecuencia de esapérdida de las acciones.
  51. 51. TEMA 20.- Otros títulos cambiarios El PAGARÉ es un título-valor por medio del cual una persona promete realizar un pago a favor del tercero que se halle en poder del pagaré. La estructura del pagaré es diferente a la de la letra de cambio, mientras esta tiene una estructura triangular, aquél tiene una estructura bilateral (promesa directa de pago). El régimen se contiene en los arts. 94 y siguientes de la LC, que prácticamente remiten a la regulación de la letra de cambio. Únicamente conviene destacar la advertencia contenida en el art. 97 LC, en la que se advierte que el emisor (librador o firmante) del pagaré no posee la posición jurídica de un librador, sino que posee la de un aceptante de la letra de cambio. El CHEQUE se puede definir como un título-valor por medio del cual una persona manda u ordena al banco donde tiene depositados sus fondos que efectúe un pago a favor de una tercera persona que presente el documento. El cheque, al igual que la letra de cambio tiene una estructura triangular. Las principales diferencias entre la letra de cambio y el cheque son las siguientes: 1ª. En el cheque necesariamente, el librado tiene que ser un banco (en sentido económico). 2ª. EL cheque se puede emitir al portador, mientras que en la letra de cambio hay que designar a la persona en el momento de su emisión. 3ª. El cheque sólo admite una modalidad de vencimiento: a la vista. Y tendrá que presentarse, además, en los plazos siguientes: 15 días si se trata de cheques emitidos y pagaderos en España, 20 días si son emitidos en Europa y pagaderos en España y 60 días si son emitidos fuera de Europa y pagaderos en España. Durante el plazo de 15 días el librador no puede revocar el cheque, indicando al banco que no pague, pero transcurrido el plazo el librador sí puede dar orden de anular el cheque.

×