Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

2214 194 Calzado - u3

45 views

Published on

Material de estudio de la UBA, Facultad de Ciencias Sociales, cátedra: CALZADO

Published in: Education
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

2214 194 Calzado - u3

  1. 1. 2214J194 1UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES FACULTAD DE CIENCIAS SOCIALES N N e ·-~ e ro!..... 4- t- z e~ CL JI' l~ATEDRA: MATERtA: 1 $ . 1 Cl..LZI.DO SEMINAI{.IO. SEG·URID.ftJ) ~ 1 UNIDAD 3- -~------ .. j ALUMNO: -··· :-~ ~.:..-.·<!~ .,_.,"1 ~- .. . ...... ... o;o_o+0•,·o.....·,·,•,•,v,•,•,•,•.•.• ..... f" o• , ,,,-, , -,•...•,-0· ; ;•,•,•, •1~0'~'4"•'•·, ,· ,•,•,·,o,•,•,•,•,•,•o•l't,.'o'•'•'·• ,•f" .'_,,,......•_,..,o¡o;o;oo,.t'(oo'lo'o!"o'o"'..-.:~¡:-,•,•o-.-;•,..,•, ,•,-; ,'•'•'•'4','0°0',-,<;o;•,•.•,o,•,•,,o,o,•;o_O_1·'•'•'·'_Or,o,o:o;o.;o:o,•:I,H',·o~o"•'' "••'• ol' o'o'o'•'•·¡o¡•, o'o •'•'•'• ,•; ,·, '•'•' o,o 0.•,•,·,'o'o0,.,. '• o'•~•'o'•'•'· ~-, ·.;.: +.'•'•'•'•'t'o~o'l•'•'•'•'o:o:O~(o:o,o;o-~•'•'•'•'•'o'Oo'o'o:o:•:l www.apuntesallprint.com.ar c o n s t i t u c i o n @ a p u n t e s a l l p r i n t . c o m . a r Página 1 de 226
  2. 2. ALL PRINT- FRANKLIN 22 CATEDRA: CALZADO UNIDAD: 3 AUTOR ANITUA MERTON WILSON KESSLER CASTEL MOUZO ·-·-.....~-..··---.,-.·----'"·.-............ ................_,__....._.__.,_~ ....-.......................................-~--~--.~-......._..-..........__........_..._......__,_....... www.apuntesallprint.com.ar c o n s t i t u c i o n @ a p u n t e s a l l p r i n t . c o m . a r Página 2 de 226
  3. 3. 1.'(,', . 1 ~ '·. ~ ... J . .fJ '1 ~.:J. t .¡;;¡~, p-,..._ ~~~ ~ ~~.M?. ,: .. ...... ..,. 1 . EDWIN H. SUTHERLAND EL DELITO DE CUELLO BLANCO Traducción del inglés de Rosa del Olmo. Edición y prólogo de Fernando Álvarez-Uría. LAS EDICIONES DE ..___iA'P~ _____. www.apuntesallprint.com.ar c o n s t i t u c i o n @ a p u n t e s a l l p r i n t . c o m . a r Página 3 de 226
  4. 4. CAPÍTULO I EL PROBLEMA DEL DELITO DE "CUELLO BLANCO" ·.. ¡:,· ·,. ' .... ~ ,t ". ; .. ._..., ' -.... ¡)- . Las estadísticas delictivas muestran inequívocamente que el deli~ to, según se entiende comúnmente y se mide oficialmente, tiene un1(·)) alto índice en la clase socioeconómica baja y un bajo índice en la 11 . ~' clase socioeconómica alta. El delito, así concebido, incluye las vio.:.J laciones comunes al Código Penal, como, por ejemplo, homicidio, asalto, atraco, robo, hurto, delitos sexuales e intoxicación pública, pero no incluye violaciones de tráfico. Las personas acusadas o condenadas por estos delitos comunes son llevadas ante la policía, los tribunales penales o de menores, los departamentos de proba- tión• y los establecimientos correccionales. La concentración de delitos, según se entiende convencionalmen- te, en la clase socioeconómica baja ha sido demostrada por dos tipos de estudios de investigación. Primero, el análisis de casos de delin- cuentes y de sus padres muestra una alta incidencia de pobreza. Sheldon y Eleanor Glueck estudiaron mil delincuentes juveniles que comparecieron ante los tribunales de menores de Greater Boston, quinientos jóvenes adultos varones que habían sido condenados al Reformatorio del Estado de Massachusetts, y quinientas mujeres •Nota del traductor: la palabra Probation se traduce como "libertad a prue- ba" y en algunos paises como Probacía. Consiste en una sentencia que debe ser cumplida en libertad, siempre y cuando el sujeto acate ciertas normas, como, por ejemplo, la de presentarse periódicamente en la oficina del fun- cionario de Probation que lo está supervisando. 59 www.apuntesallprint.com.ar c o n s t i t u c i o n @ a p u n t e s a l l p r i n t . c o m . a r Página 4 de 226
  5. 5. ~ ' 1 .,-..~, /¡ ·(' ,¡ 60 Edwin H. Suther/and que habían sido condenadas al Reformatorio de Mujeres de Massachusens. El status económico de los padres en estas tres series de delincuentes se presenta en el Cuadro l. Este muestra que el 71 ,2 por ciento de los delincuentes en una serie y el 91 ,3 por cien- to en la serie del otro extremo, estaban por debajo del "nivel de bie- nestar" que se definió como la posesión de suficiente excedente para que una familia se mantuviese a sf misma por cuatro meses sin tra- bajo. Otros datos en estos estudios de las familias de los delincuen- tes muestran un alto índice de desempleo, de madres que participa- ban en ocupaciones remuneradas, de padres en ocupaciones no especializadas o semiespecializadas y de padres carentes de educa- ción formal; muestran también que una gran proporción de los delincuentes dejaron la escuela a una temprana edad para irse a tra- bajar'. CUADRO 1 DISTRIBUCIÓN DEL PORCENTAJE DE TRES SERIES DE DELINCUENTES POR STATUS ECONÓMICO DE LAS FAMILIAS PATERNAS Familias paternas Status económico Dependiente Marginal Confortable l.000 delincuen- 500jóvenes adultos 500 mujeres tesjuveniles varones delincuentes deÚncuentes 8,1 14,8 13,3 68,2 56,4 78,0 23,7 28,8 8,7 -Total 100,00 100,00 100,00 La Oficina del Censo de los Estados Unidos hizo un análisis del status económico y las ganancias de las personas condenadas a los penales estatales y federales y reformatorios en 1923. Las ganancias semanales usuales de esas personas antes de ser condenadas se 'Sheldon y Eleanor Glucck, One Thousand Juvenil Delinquents (Cambridge, 1934); Five Hundred Criminal Carrers (Nueva York, 1930); Five Hundred Delinquen/ Women (Nueva York, 1934). ) r 1 El problema del delito de cuello blanco 61 muestran en el Cuadro 11. Esto indica que el 60,1 por ciento de los hombres y el 92,1 por ciento de las mujeres que fueron condenados a prisión en 1923, habían obtenido anteriormente ganancias sema- nales de menos de 30 dólares2• Otra evidencia en este informe sos- tiene igualmente la conclusión de que los delitos están concentrados en la clase económica baja. El segundo método para demostrar la concentración de delitos en la clase socioeconómica baja es por el análisis estadístico de las zonas de residencia de los delincuentes; esto se llama corrientemen- te la "distribución ecológica de d~lincuentes". SjlªlV y_McK~y han analizado los datos sobre la residencia de delincuentes juveniles y adultos en veinte ciudades de los Estados Unidos. En cada una de estas ciudades, los delincuentes se concentran en zonas de pobreza. En Chicago las correlaciones entre los casos de delincuencia de niños y las familias con asistencia por zonas de milla cuadrada es+ .89 ±.Ol. La delincuencia de los jóvenes está positivamente corre- lacionada, en altos coeficientes con el desempleo y con viviendas condenadas como insalubres, y negativamente con el alquiler; la delincuencia de los jóvenes también muestra una correlación alta con la delincuencia femenina juvenil, con la delincuencia de jóve- nes adultos y con la delincuencia adultal. Los estudiosos que han formulado teorías generales sobre la con- ducta delictiva han usado estadísticas como las señaladas antes, y casos individuales, de donde se han recopilado estas estadísticas. Como estos casos están concentrados en la clase socioeconómica baja, las teorías sobre la conducta delictiva han dado gran impor- tancia a la pobreza como causa del delito o a otras condiciones sociales y rasgos personales que están asociados con la pobreza. El supuesto de estas teorías es que la conducta delictiva puede ser explicada sólo por factores patológicos, ya sean sociales o persona- les. Las patologías sociales que han sido subrayadas son la pobreza, y relacionada con ésta, la mala vivienda, la falta de recreación orga- nizada, la falta de educación y las rupturas de la vida familiar. 2 United Status Bureau of Censos, The Prisoner's Antecedents (Washington, D. C. 1923), p. 32. 3 ClifTord R. Shaw y Henry D. McKay, Juvenile Delinquency and Urban Areas (Chicago, 1943). www.apuntesallprint.com.ar c o n s t i t u c i o n @ a p u n t e s a l l p r i n t . c o m . a r Página 5 de 226
  6. 6. 1 " ! 62 Edwin/1. Sutherland CUADRO 11 DISTRJBUCIÓN DEL PORCENTAJE DE PERSONAS CONDENADAS A LOS PENALES ESTATALES Y FEDERALES Y A LOS REFORMATORIOS EN 1923, DISCRIMINADOS POR SEXO Y POR GANANCIAS SEMANALES. Ganancias semanales Hombres Mujeres Menos de$ 10 4,6 27,3 De$ 10- 19 25,0 53,0 20-29 30,5 11 ,8 30 y más 39,9 7,9 --- Total 100,00 100,00 Las patologías personales que han sido sugeridas como explicacio- nes de la conducta delictiva eran, primero, anormalidades biológi- cas; cuando los estudios de investigación pusieron en duda la vali- dez de estas explicaciones biológicas, la siguiente explicación fue la inferioridad intelectual, y más recientemente, la inestabilidad emo- cional. Algunos de estos estudiosos creían que las patologías perso- nales eran heredadas y eran la causa de la pobreza, así como de la conducta delictiva, mientras que otros creían que las patologías per- sonales eran producidas por la pobreza y por las condiciones patoló- gicas asociadas con la pobreza, y que esta patología personal con- tribuía a la perpetuación de la pobreza y de las patologías sociales relacionadas. La tesis de este libro es que estas patologías sociales y personales no son una explicación adecuada de la conducta delictiva. Las teorías generales de la conducta delictiva que toman sus datos de la pobreza y de las condiciones relacionadas con ella son inadecuadas e inválidas: primero, porque las teorías no concuerdan sólidamente con los datos de la conducta delictiva; y segundo, porque los casos en que se basan estas teorías son una muestra sesgada de todos los actos delictivos. Estos dos defectos son analizados en los siguientes párrafos. , Primero, muchos de los hechos sobre la conducta delictiva no pue- ., El problema del delito de cuello blanco 63 den expli~arse por la po~eza y_sus patologías relacionadas~ a))Las 1 ·'· estadísticas de los tribunales de menores muestran que actualmente en los Estados Unidos, aproximadamente el 85 por ciento de los jóvenes declarados delincuentes son varones y sólo el 15 por ciento mujeres. La p[QpQrt,ióo de mujeres, en los Estados Unidos, que viven en la pobreza es aproximadamente la misma que la propor- ción de varones; ambos sexos vienen igualmente de hogares de vivienda inadecuada, carecen igualmente de facilidades recreativas, son iguales en los tests de inteligencia y en la estabilidad emocional. Con esta igualdad aproximada de los dos sexos, la pobreza y sus patologíaS relacionadas evidentemente no pueden explicar la dife- rencia en los índices delictivos de los dos sexos. b) Muchos grupos de las fronteras han estado en pobreza extrema y sin embargo tienen índices bajos de delincuencia juvenil y adulta. e) Muchos grupos que residen en barrios bajos de las ciudades viven en gran pobreza pero tienen índices bajos de delincuencia juvenil y adulta, como lo ilustran las colonias chinas.~ Ciertos grupos inmigrantes han emi- grado de comunidades campesinas de Europa, donde tenían índices delictivos bajos aunque vivían en la pobreza, y han llegado a ciu- dades norteamericanas donde tienen altos índices delictivos con quizás menor pobreza que en sus comunidades campesinas4. e) Estudios de la relación entre los índices delictivos y el ciclo de negocios han mostrado que no hay ninguna asociación significativa, o muy poca, entre las crisis económicas y los delitos contra la pro- piedads. Estas conclusiones sobre el delito y el ciclo de negocios, cuando se consideran en relación con los estudios ecológicos, plan- tean la pregunta: ¿Por qué la pobreza, cuando se distribuye espa- cialmente por zorias de residencia, muestra una asociación alta y uniforme con el delito, pero cuando se distribuye cronológicamente en ciclos de negocios, muestra una asociación ligera e inconsisten- te? La respuesta es que el factor causal no es la pobreza en el sentí- e!~ de necesidad económica, sino las relaciones sociales e interper- 4Un an{llisis excelente de un grupo de este tipo fue realizado por Pauline V. Young, The Pilgrims ofRussian-Town (Chicago, 1932). SEstos estudios est{ln resumidos por Thorsten Sellin, Research Memorandum, Crime in The Depression (Nueva York, 1937) www.apuntesallprint.com.ar c o n s t i t u c i o n @ a p u n t e s a l l p r i n t . c o m . a r Página 6 de 226
  7. 7. ~ 64 Edwin H. Sutherland sonales que a veces están asociadas con la pobreza y a veces con la riqueza. l . Segundo,jas explicaciones convencionales de la conducta delicti- _ya son inválidas porque están basadas en estadíst~9s viciadas. Estas estadísticas estan viciadas en dos aspectos: m) .L~ personas de la clase socioeconómica alta son más poderosas política y financiera- ! mente y escapan a la detención y a la condena mucho más que las ' personas que carecen de ese poder, aun cuando sean igualmente cul- pables de delitos. 1 Las personas ricas pueden emplear abogados hábi- les y de otras fÓrmas influir en la administración de la justicia para su propio beneficio, con más efectividad que las personas de la clase socioeconómica más baja. Y hasta los delincuentes profesionales, que tienen poder financiero y político, escapan a la detención y a la condena más efectivamente que los delincuentes aficionados y oca- sionales, que tienen poco poder financiero o político6. Esta parcia- lidad, aunque indudable, no es de gran importancia desde el punto , de vista de la teoría criminológica. b) Mucho más importante es la , P_arcialidad en la administración de la justicia penal en las leyes que se aplican exclusivamente a los negocios y a las profesiones y que, por tanto, comprenden sólo a la clase socioeconómica alta. Las personas que violan leyes de restricción del comercio, publicidad, alimentos y drogas no son arrestadas por policias uniformados, no son frecuentemente juzgadas en tribunales penales ni son sometidas a prisión; su conducta ilegal generalmente recibe la atención de comisiones administrativas y de tribunales que funcionan bajojuris- dicciones civiles o de equidad. Por esta razón, esas violaciones de la ley no son incluidas en las estadísticas delictivas, ni los casos indi- viduales llevados a la atención de los especialistas que escriben teorías de conducta delictiva. La muestra de conducta delictiva en que se basan las teorías está viciada respecto al status socioeconó- mico. Este prejuicio es bastante cierto, como lo seria si los especia- listas seleccionaran sólo delincuentes pelirrojos para su estudio y llegasen a la conclusión de que el pelo rojo es la causa del delito. La f«~ de este libro, planteada positivamente, es que las perso- nas de la clase socioeconómica alta participan en bastantes conduc- 6Edwin 11. Sutherland, The Professional Thief (Chicago, 1937) (Traducción espaiola en La Piqueta, en esta misma colección). ¡- ~ ~ El problema del delito de cuello blanco 65 tas delictivas; que esta conductas delictivas difieren de las conduc- tas delictivas de la clase socioeconómica baja, principalmente en los procedimientos administrativos que se utilizan en el tratamiento de los delincuentes; y que las variaciones en los procedimientos admi- nistrativos no son significativas desde el punto de vista de la causa- ción del delito. Hoy en día la tuberculosis se trata con estreptomici- 1 na, pero las causas de la tuberculosis no eran diferentes cuando se trataba con cataplasmas. Estas violaciones de la ley por parte de personas de la clase socio- económica alta, son por conveniencia llamadas delitos de "cuello blanco". Este concepto no intenta ser definitivo, sino sólo llamar la atención sobre los delitos que no se incluyen ordinariamente dentro del campo de la criminología. El:delito de "cuello blanco" puede definirse, aproximadamente, como un delito cometido por una per- sona de respetabilidad y status social alto en el curso de su ocupa- ción'. Consecuentemente, excluye muchos delitos de la clase social alta, como la mayoría de sus asesinatos, adulterio, intoxicación, etc., ya que éstos no son generalmente parte de sus procedimientos ocu- pacionales. También excluye abusos de confianza de miembros ricos del bajo mundo, ya que no son personas de respetabilidad y alto status social. Lo significativo del delito de "cuello blanco" es que no está aso- ciado con la pobreza, o con patologías sociales y personales que acompañan la pobreza. Si se puede mostrar que los delitos de "cue- llo blanco" son frecuentes, se considerará inválida una teoría gene- ral que muestre que el delito se debe a la pobreza y a sus patologías relacionadas. Es más, el delito de "cuello blanco" puede ayudar a localizar aquellos factores que siendo comunes a los delitos de los ricos y de los pobres, son más significativos para una teoría general de la conducta delictiva. Gran material disperso y desorganizado indica que los delitos de "cuello blanco" son muy frecuentes. Los "barones ladrones" de la última mitad del siglo XIX eran delincuentes de "cuello blanco", como está hoy en día casi todo el mundo de acuerdo. Su conducta 'El término "cuello blanco" se usa aqul para referirse principalmente a empresarios y ejecutivos en el sentido en que lo usó un presidente de la General Motors, quien escribió Una Autobiografia de un Trabajador de Cuello Blanco www.apuntesallprint.com.ar c o n s t i t u c i o n @ a p u n t e s a l l p r i n t . c o m . a r Página 7 de 226
  8. 8. 66 Edwin 11. Sutherland se ilustraba por planteamientos como los que siguen. El coronel Vanderbilt preguntó: "Usted no supone que puede administrar un ferrocarril de acuerdo con los estatutos, ¿verdad?". A. B. Stickney, un presidente de ferrocarriles, dijo a otros dieciséis presidentes de ferrocarril en el hogar de J. P. Morgan en 1890: "Tengo el mayor res- peto por ustedes, caballeros, individualmente, pero como presiden- te de ferrocarriles, no les confiarla ni siquiera mi reloj, si no estoy presente". Charles Francis Adams dijo: "Una dificultad en la admi- nistración de los ferrocarriles...reside en la codicia, el deseo de buena fe, el tono moral bajo de los administradores de ferrocarriles, la completa falta de cualquier standard alto de honestidad comer- cial". James M. Beck dijo respecto al período de 1905-1917: "Diógenes hubiera tenido gran dificultad en encontrar un hombre honesto en Wall Street que yo conociese como apoderado de una compa~ía". Los actuales delincuentes de "cuello blanco" son más reposados y menos directos que los "barones ladrones" del siglo pasado, pero no menos delincuentes. La delincuencia ha sido demostrada unay otra vez en las investigaciones de oficinas de terrenos, ferrocarriles, seguros, municiones, bancos, utilidades públicas, la bolsa, la indus- tria petrolera, la industria constructora, receptorías, bancarrotas y política. Cuando los contratos del correo aéreo fueron cancelados debido a sobornos, Will Rogers dijo: "Espero que no encierren toda industria donde encuentren trampa arriba", y Elmer Oavis dijo: "Si van a cerrar toda industria donde encuentren trampa arriba tendrán que cerrarlas todas". La Comisión Federal de Comercio informó en 1920 que el soborno comercial era una práctica común y corriente en muchas industrias. En algunas tiendas en cadena la reducción neta en peso era suficiente para pagar 3,4 por ciento en la inversión, mientras que no se encontró reducción neta en peso en las tiendas independientes y en las tiendas cooperativas. El Controlador de la Moneda informó en 1908 que las violaciones a las leyes de banco se encontraron en el 75 por ciento de los bancos examinados en un período de tres meses. Las pruebas del detector de mentiras sumi- nistradas a todos los empleados en ciertos bancos de Chicago, apo- yadas en casi todos los casos por confesiones posteriores, mostraron que el 20 por ciento de ellos había robado propiedad del banco, y las pruebas del detector de mentiras en una muestra de los empleados El problema del delito de cuello blanco 67 de una tienda en cadena mostraron que aproximadamente el 75 por ciento habla robado dinero o mercancía de la tiendas. Los investi- gadores del Readers Digest en 1941 llevaron su automóvil a muchos talleres con un supuesto defecto producido artificialmente para este experimento; el precio correcto por enganchar un cable desprendi- do podría ser de veinticinco centavos. Pero el 75 por ciento de los talleres exageraban el defecto y el trabajo que se había hecho; el precio promedio fue de cuatro dólares y algunos talleres cobraron hasta veinticinco dólares. Fraudes similares fueron encontrados en los negocios de reparación de relojes, de radios y de máquinas de escribir9. El delito de "cuello blanco" en la política, que popularmente se supone muy corriente, ha sido usado por algunas personas como indicador aproximado para medir el delito de "cuello blanco" en el comercio. James A. Farley, quien ha tenido experiencia tanto en el comercio como en la política, dice: "Los standards de conducta son tan altos entre los políticos como entre los comerciantes". Anton J. Cerrnak, que fue alcalde de Chicago y comerciante, dice: "Hay menos trampas en la política que en el comercio". Jolm T. Flynn asegura: "El polltico medio no es más que el simple aficionado en el gentil arte de la trampa comparado con su hermano en el campo de los negocios". Y Walter Lippmann escribe: "Con lo pobres que son los standards de la vida pública, son mucho más sociales que los de los comerciantes y financieros que ingresan en la política y se consideran a sí mismos como filántropos". En la profesión médica, que se usa aquí como un ejemplo de las profesiones porque es probablemente menos delincuente que otras profesiones, se encuentra la venta ilegal del alcohol y las drogas, el aborto, los servicios ilegales a los delincuentes del bajo mundo, informes fraudulentos y testimonios en casos de accidentes, fraude en la declaración de impuestos, casos extremos de tratamiento inne- cesario y operaciones quirúrgicas, especialistas falsos, restricción de la competencia y división de honorarios. La división de honorarios, 8 F. P. McEvoy, "The Líe Detector Goes into Business", Readers Digest. Feb. 1941, p. 69. 9 Roger W. Riis y John Patrie, The Repairman Wi/1 Gel You ifYou Don t Look Out (Garden City, 1942). www.apuntesallprint.com.ar c o n s t i t u c i o n @ a p u n t e s a l l p r i n t . c o m . a r Página 8 de 226
  9. 9. ' .1 68 Edwin H. Sutherland por ejemplo, es una violación de una ley especifica en muchos esta- dos y una violación a las condiciones de admisión a la profesión en todos los estados. El médico que participa en la división de honora- rios, tiende a mandar a sus pacientes al cirujano que dividirá el honorario más alto y no al cirujano que hará el mejor trabajo. Se ha infonnado que dos terceras partes de los cirujanos de la ciudad de Nueva York dividen sus honorarios y que más de la mitad de los médicos en un estado del norte central, que respondieron a un cues- ~ tionario sobre el punto, favorecían esta división de honorarios. .".,, .· El costo financiero del delito de "cuello blanco" es probablemen- ~~·. ~ ·' te varias veces superior al costo financiero de todos los delitos que ~~ ' se acostumbra a considerar como el "problema delictivo". Un empleado de un supennercado en un aí'o desfalcó 600.000 dólares, que era igual a seis veces las pérdidas anuales causadas por qui- nientos hurtos y robos de tiendas en esa cadena. Los enemigos públicos número 1 al 6 obtuvieron 130.000 dólares por hurto y robo en 1938, mientras que la suma robada por !van Krueger se estima en 250.000 dólares o casi dos veces más. El New York Times en 1931 infonnó sobre cuatro casos de desfalco en los Estados Unidos con una pérdida de más de un millón de dolares cada uno y una pérdida combinada de más de nueve millones de dólares. Aunque no se oye nunca, o casi nunca, hablar de un ladrón de un millón de dólares, el desfalcador de un millón de dólares ha robado poco, entre los delin- cuentes de cuello blanco. La pérdida calculada de inversionistas en un trust de inversión entre 1929 y 1935 fue de 580 millones de dóla- res, debido fundamentalmente al hecho de que el 75 por ciento de los valores en cartera estaban en fianzas de compañías afiliadas, aunque esta casa inversionista anunciaba la importancia de la diver- sificación de inversiones y sus expertos servicios en seleccionar inversiones seguras. Alrededor de 1930 se denunció en Chicago que los accionistas de empresas perdieron 54 millones de dólares en dos aí'os, durante el mandato de un "inspector urbano" que concedió inmunidad de inspección a tiendas que suministraban cestas de 1 : :··· navidad para sus clientes. Esta pérdida financiera del delito de "cue- 1~~ ., llo blanco", grande como es, es menos importante que el daño a las '~· · : relaciones "sociales. Los delitos de "cuello blanco" violan la con- ,.· •. fianza y , por lo tanto, crean desconfianza; esto reduce la moral ,-,. . so~ial y produce desorganización social. Muchos de los delitos de El problema del delito de cuello blanco 69 "cuello blanco" atacan los principios fundamentales de las institu- cjones norteamericanas. Los delitos comunes, por otra parte, produ- ce~ poco efecto en las instituciones sociales o en la desorganización social. ·-Planteamientos como los arriba mencionados no hacen más que suministrar una justificación para investigar más profundamente. Evidentemente, no son muy precisos. Por esta razón. se ha hecho una investigación detallada de violaciones de ciertas leyes por parte de una muestra de las mayores corporaciones y se infonna de los resultados en los siguientes capítulos. www.apuntesallprint.com.ar c o n s t i t u c i o n @ a p u n t e s a l l p r i n t . c o m . a r Página 9 de 226
  10. 10. www.apuntesallprint.com.ar c o n s t i t u c i o n @ a p u n t e s a l l p r i n t . c o m . a r Página 10 de 226
  11. 11. .( ..·'' ,.' i .,.,..'_ - .. .. Muertes silenciadas: La eliminación de los "delincuentes" Una nwacta sobre las prácticas y los discursos de los mecfios de comunicación, la policía y la justicia Ediciones del CCC Centro Cultural de la Cooperación rloreal Gorini www.apuntesallprint.com.ar c o n s t i t u c i o n @ a p u n t e s a l l p r i n t . c o m . a r Página 11 de 226
  12. 12. 52/ Muertes silenciadas ® Enfrentamol!nto son delincuentes hendos o mul!rtos o Sólo con delon(ll'!ntes heoidos • Con deho~tucntes muerto~ (:) CornlsarfJs Medios de comunicación: "A veces pasa como si uno dijera llueve" La naturalización mediática de la muerte de delincuentes en enfrentamientos con la policía Mercedes Calzado - Nicolás Maggio Introducción En los desarrollos precedentes hemos trabajado sobre los datos que surgen del procesamiento de la información relevada de los diarios seleccionados: a partir de aquí rcnexionaremos sobre los modos en que los medios construyen las noticias policiales sobre delincuentes muertos en el![rentomientos con miembros de la Policía Federal Argentina (PFA) en la Ciudad de Buenos Aires. Así, en este capítulo proponemos relativizar los datos que surgen de la única fuente existente, los medios ele comunicación, a partir de la reliexión acerca de su génesis: su origen y la manera en que dichos datos son producidos. Si bien existen investigaciones centradas en la noticia policial y en los modos de construcción de la noticia periodística,' este trabajo procura aportar datos en relación con los modos de construcción de noticias policiales que den cuenta de la muerte de delincuentes en el![rentamientos con la policía. Comenzamos el capitulo con algunas reflexiones teóricas <~cerca de los medios de comunicación en general y de las noticias policiales en particular. En segundo ténnino, reconstruimos el circuito de producción de la noticia a partir de los pasos y mecanismos de los que resultan las ''noticias" sobre nuestro objeto de estudio. Para ello, relevamosyanalizamos cualitativamente t Arfuc.:h, Leonor, Crímenes l"{lecudos. de losjÓI'CJies eu/a rróuicapolicwl,Argentina, UN ICEF. 1997; Fernánde¿ P.:demonte, Oamián. La l'ioltmcia del ,·claro. discursa periodísticoy casos policiales. 13ucnosAircs. Ediciones La Cnajía,2001y..La violencia de los <igno~". en revista Viálogm de la camunictJciáu, N° 55, junio 1999; Martini. Stctla, '·Agendas policmll:s de tos medios en la Argentina.., on Gayol, Sandr:a; Kesslcr, Gabriel (('Omp.). l'ialeucicrs. Jehtosnusricias c11la Argemhw, Buenos Aires, Editorial Manantial. 2002: Saintout, Florencia. ··Pensar la investigación de la comunicación/ cultura al calorde los aconh:cirnit:ntos·•, "Violencias urbanas: la construcción social del delincuente", revista Trompas, 2002: Tiscornia, Soli<l, Olivcira, Alicia. Laco11struccióu ele las imágenes de guerra, Cuudcrnos del CELS. l:!ucnos Aires, 1990. Muertes silenciadas153 . ~ :1¡1 www.apuntesallprint.com.ar c o n s t i t u c i o n @ a p u n t e s a l l p r i n t . c o m . a r Página 12 de 226
  13. 13. los artículos periodísticos y lascaracterísticasque los periodistas encargados de estas secciones toman en cuenta a la hora de evaluar qué es noticnt y cómo publicarla. Indagar sobre esta cuestión nos n:mitió a preguntamos: ¿Qué características de un eu/iY?utwutelllo policial lo hacen noticiable? ¿La mue11e deaquelquees etiquetndocomodelíucuentees notic1a porsí misma? Si lo fuera, ¿qué clase de not1cia se construye a partir de estos hechos? ¡,La semanti?ación de los mismos, en el proceso de constituirlos como noticias. tiende a legitimar esas mue11es o a dcmmcinrlas? Como adelantamos en nuestro capítulo metodológico, para esta etapa de la investigación diseñamos fundamentahnentedos clases de heiTamientas: en primer lugar, se desarrolló un anúlisis cuantitativo desde el cual se cuantificaron las noticias publicadas en dos medios grMicos de tiraJI.! masivo Clarín y Crónica del primer semestre de 20().:1, análisis del que resultó la base que se desan·olló en el capítulo antenor. En segundo lugar, se utilizaron hen·amicntas cualitativas, por un lado, para el análisis en profundidad de los at1ículos a través de una matri1 que caracteriza tanto la fonna de presentación (tamaño, tipo de título, subtítulo, fotos, etc.), como su contenido; porotro lado, se realizó una serie deentrevistas en profundidad con redactores y jefes de las secciones policiales de los medios gráficos analizados y de las principales agenc1as de noticias (DyN y Tél:un). En las entrevistas se relevó desde intom1ación :~cerca de la práctica periodística en general (qué convierte en notici:~ a un tem:~: cómo se ubica en la tapa de un periód1co: cómo se decide la cobertura de un hecho), hasta las noticias referidas a e1!/i"e11tamientos entre policías y deliucucntes en particular (curmdo es noticia, qué sentido e importancia tiene para el medio, cómo lo procesan y cómo lo presentan en sociedad). Aquí cabe resallarque en las exten:ws entrevistas se comenzó abordando cuestiones generales como las concepciones de los periodistas acerca de la "inseguridad", la '·delincuencia", los "enfrentamil.!ntos"; posteriormente se indagó en profundidnd acerca de cómo es la relación del medio con la policía y con la justtcia en tanto fuentes de las noticias; finalmente, se realizaron preguntas directas - a partir del corpus periodístico relevado acerca de los casos de delincuentes muertos en el período anal11ado.2 1. Medios de comunicactón y noticias policiales 1.1. Información y repre&::ntación versus construcción de "lo real" La noticia es entendida desde el sentido común como la divulgación de un hecho, como la representación de lo real a través de un canal 2 Ver la tabla de rc~u hado~ en el capuulo mctodulog•.:o. 54/"lucrtcs silenciadas masificador: los medios de conHtnicación, que muestran y describen lo que sucede y lo que se piensa sobre los hechos. Ante la mue11e de un delincuente en un e1~(rentamie/llo, los medios ..reflejarán" los datos concretos: un delito, un enfreutamiento, un delincueme muerto. Eldeberser del periodismo implica constituirse como el"cum1o poder", como contralor de la gestión gubernamental. Esta posición, propia de la tradición teórica nort~amcncana en comumcación, piensa a los medios como modelos decontrol social de una democracia equilibrada,pluralistn. Lo:. medios controlan, equilibran las acciones gubernamentales, las optntones y las reacciones. En este sentido, representanta opinión de •·ta gente", dan cuenta de la ·•opinión pública" entendida como el modo de mostrar de forma transparente aquello que la mayoría piensa, opina. La inli.nmación, paru esta po:.tura ohjtttivisw, se rdicrc a aquel texto periodístico ·•que transmite datos y hechos concretos de interés para el público al que !C dirigen'? Los manuales de periodismo hacen hincapié en el rol del periodista cornn el sujeto capaz de transmitir un hecho concreto, real, a un público, sin incluir "informaciones p~rsonales (...) ni, mucho menos, juiciO!> de 'alor".• En contraposición, los trabajos críticos de investigación en esta materia enti~ndcn la comunicación como un proceso de construcción de s~ntido htstóricmnente situado.sAl dejarde ser una copia de la realidad, la noticia se analiza como el producto de una práctica p~riodística que genera sentido, mcorpora nuevos s1gnificados y amplifica la circulación de significaciones sociales. Por ello, los medios so11 1111 lugar privilegiado para dar cuenta de pmcesv:> de genemcuín. circulación v legitimación de capttctl simbólico ya que u su imerwr se entabluuluclws simbóficm que pugnan por imponer tllltl visión del mundo social. unu mtmera determínctda de construirf0.0 A la vez, el reconocimiento de umt noticia por parte de l0s sujetos se realiza al interior de las relaciones sociales en las cuales se encuentran. Resulwdo de estas luchas, el discurso periodístico emerge como una voz autonzada, objeti' :t, desde la cual los sujetos s~ conectan con aquellas realidades a las que no acceden desde la experiencia directa. El manto del '"deber ser'', de la objetividad do; los relatos, pennite una legitimación 3 Gnjt:hno, Alex, U e:.u/11 dd p.-rm.lwa, Mal111d, (Jurus, 199!), p. 26 4 Ibídem 5 l·n esto: sentido, llt!ctOr Sch111uct.:r sosti-:nc: "'cualquier inve>tigación que nllente ser uul.tcbc1 ,·,panir de la >itua~•ón soclo-cconólll1C3 en que el nll!lbJJC1.arcuta".Schmuclcr. llé~.:tor, ··Ln invcsu¡;u~•ón ~obrc con1111111.:3CIOI1 mas1v11", en Comrmkuciciu y Culwra, N• 4, 1975. pp 3-8. b j-!,)urd1cu, Pie11e, Cosa:. /)itfrm. U.1rcelona. l:dnonal Ged1sa, 1993 Muer tes silenciadas15S www.apuntesallprint.com.ar c o n s t i t u c i o n @ a p u n t e s a l l p r i n t . c o m . a r Página 13 de 226
  14. 14. capaz de deificar el sentido, de naturnlizarlo. En este sentido, la prensa es un instrumento primordial de comunicación, importante como elemento creador de estructuras simbólicas capaces de trabajar, además, sobre procesos de subjctivación.7 Este efecto de in.~titución de lo real tiene la capacidad de mostrar y. a la vez ocultw: por medio de criterios de una estructura comtmicutiva que apela u la exclusiún y la censura. De este modo, la realidad de un fenómeno se decide por su acceso o su exclusión a las redes ele la comunicación. Porello, la propia inlonnación lejos de ser el reflejo de lo real, es un problema de la construcción de lo político. Así. las noticiasque se publican sobre delincuentes muertos en e¡¡fi·entamientvs y el modo en que se relatan los hechos dan cuenta de la visibilización e invisibilizaeión deeste tipodecasos. Este mododeconstrucción periodística delinea los rasgos que pcnnitcn que un hecho se posicione como reflejo de "lo real'' y las carí'lctcrísticas de los mecanismos de inclusión/ exclusión de los sujetos en aquello que se entiende por muct1e legítima. 1.2. El género policial El lenguaje configura sus sentidos a través de los géneros discursivos que, a la vez, se ven sometidos a un conjunto de regularidades temáticas, estilísticas y a un régimen de verdad determinado. En la crónica policial coexiste una diversidad de géneros que muchns veces se entrelazan generando un efecto particular de veracidad que por momentos mezcla "realidad" y"ficción" de acuerdo a los modos narrativos que se utilicen. La crónica infomwtiva, el discurso de los expertos. el comentario, la investigación periodística, son los géneros periodísticos más utilizados.' Son géneros que representan un espacio de no ficción y que tienen su origen en la tmdición literaria policial. El género policial en /rgcntina posee una historia con una compleja relación entre la líneaeditorialy laagencia policial. Este vínculoseestableció como un eje clave en la imagen periodística de las fuerzas de seguridad, hecho que se evidencia sobre todo en la revista Carasy Caretas. Se trata de un vínculo que evidentemente ancla en el mismo contexto de organización de la institución policial (en la segunda mitad del siglo XIX. acompañando el proceso de consolidación del Estado Nacional) que desde aquellos primeros tiempos surge apoyada en la difusión periodística de sus visiones y clasificaciones del mundo, por entonces centrndfls en la construcción del "delito'' y el "delincuente" a pat1ir de las hem:unicntas positivistas del pensamiento criminológico y la ideología de la defensa social. 7 Ncgri, Antonio. "Cmnunicaciún y luc-ha tk cla~cs", Rr•••i,l'/tl So.:iolágica. año 6. N° 7, UAM - México. 1991, p. 31. 8 Arfuch. Leonor. Crímenes ¡·pecados: de losjál'('lll!.f en/u crónica policial. ap cll. 56/ Muertes silenciadas En 1877 al incorporarse el telégrafo, los porteños acceden a la cultura sensacionalista tmnsmitida por las noticias policiales vinculadas con el crimen. Estas noticias ampliaban la posibilidad de publicitar el modo de actuación de las autoridades policiales. El proceso de modernización que se abre en 1880, pcnnite que la prensa incorpore a un nuevo público recientemente alfabetizado a través de nuevos pactos de lectura presentes en lascrónicasde los ''bajos fondos" de laciudad.Siguiendoelmodelo decrónica policial de la revista Cnras y Caretas, los vespertinos incorporan secciones o columnas policiales.9 Incluso,en Argentina, periodistas especializados en temas policiales - ypropulsores de la profesionalización del periodismo yel oficio literario estuvieron lonnalmente vinculados a la institución policial. Este fue el caso de José Álvarez C'Fray Mocho"), comisario de Pesquisas de la Policía Federal desde 1886, fundador de la División Investigaciones de la PFA y periodista/director de la revista Caras y Caretos.10 Entre 1920 y 1930este modo de construcción de la noticia se enriquece y cornplcjiza a partir del surgimiento del diario Crilicu11 en elque ingresa un nuevo tipo de crónica periodística del crimen.1 zEl lector pasa a tener un rol central que le permitió al diario plantear la posibilidad de acceder a informaciones más all{t de las brindadas por las autoridades policiales y judiciales. Se establecía una competencia con la policía desde una visión comercial. Si bien Crítica no publicaba notas policiales con contenidos biologicistas y antropológicos, propios del modelo positivista criminológico, al considerar que poseían un tamiz discriminatorio, no por ello dejaban de plantear que los delincuentes estaban corrompidos y debían ser rehabilitados.11 Pero a la vez, .reclamaban la necesidad de denunciar, en ciertos casos, la inoperancia y abusos policiales. Algunas deestas publical:iones periodísticas muestran cómo, enparalelo alsurgimiento de las tesis positivistas, elfoco de la información pasa del 9 Saítta, Syh ia. R('gl/(:rm t/(' 1rllla, Buenos Aires, Editorial Sudamericana, 1998. 10 Como miembro de la Policía Fcdeml. "Fmy Mocho" escribe, por encargo. Galería de Ladmnesdela Ca¡ma/(Ed1101ial Tantalia, Buenos Aires. 2006), cuyo objetivoem funcionar como un instrumento de registro de:!00 ladrones para que puedan ser reconocidos por los miembros de la fuer¿¡¡ policial. En la Galerí<~ se presenta la fotode cada tipo de delincuente, sus rasgos dislinti,·os, las modalid;1dcs delictivas. entre otras características. 11 El diario Critica comicnta a publicarse en Bm:nos Aircs en 1913 y alcanza su esplendor en 1927 cuando llega a vcuder casi un millón de ejemplares diarios. Su director, Natalio Hotana, le imprimió al diario una singularidad que lo eonvir1ió en el medio grático mils importante de América Lmina. El sensacionalismo fue uno de sus ekmentos prirnordi;lle$, ;1dcmás dd gran despliegue de títulos, la amplia cantidad de información policial y dcponiva y las populares sátir.ts políticas. 12 Saiua. Sylvia. Op. cit. 13 Caimari, Lila, Apcnu.r 1111 {);>/incueme. Crimen, castigo " cullura ('11 la A1gemina. flJ,WJ-1955. Buenos Aires, td. Siglo XXI, 2004. Muertessilenciadas 157 www.apuntesallprint.com.ar c o n s t i t u c i o n @ a p u n t e s a l l p r i n t . c o m . a r Página 14 de 226
  15. 15. delito al delmcucnre, eje de pensamiento funcional a un periodismo en busca de noticnts sensacionalistas.11 La prensa gnitica se conviene, a la vez, en un espacio privilegiado desde el que se compondrá y difundirit una determinada figura del delincuente. Es queal desplazare! foco de observación del delito al delincuente, el fundamento teórico de la criminología positivista era muy funcional a la misión de un periodismo ávido de lo sensacional. Si muchas veces se ha hablado del mal disimulado voyeurismo con el que los científicos se aproximaban a su objeto de estudio. la nueva cienc1a venía ahora a legitimar una multiplicación de posibilidades voyeurísticas para qmenes el voyeurismo era una profesión. En cst:1 nueva ciencia, adcm:is. el diagnóstico de los casos procedía de observaciones y categorías que se confundían fácilmcllle con las del sentido común(. ..)11 La mirada del periodista se acercab:~ entonces a la del criminólogo, a la policial y a la del sentido común. Este vínculo hoy sigue siendo explotado a partir, especialmente, de la Ouida relación entre periodismo y fuentes policiales. 1.3. Los medios selecciÓnados Uno de los objetivos propuestos en este trabnjo es de-construir la semantl?ación, proceso porel cual un hecho es incorporado, bajo la lonnn de significnc1ones. a los contenidos de un medio de comunicación de masas. Este proceso se rcalizn a panir de dos operaciones fundamentales realizadas porelemisordel mensaje: selección, dentro de un repertorio de unidndes disponibles y combinación de las unidades seleccionadas para formar el rncns:~je. El trabajo se reali?a desde el análisis de dos medios gráficos, teniendo en cucnt~ que la prensa es 11110de los terrenos sobre el cualse diseñan, bajo una fonna dominante específica - la materialidad de la escritura los discursos.16 Para abordar este proceso desde el interior del material pcnodístico es imponante trabajar comparativamente, en este cnso, con dos medios gráficos: C/aríu y Crónica. El diario Claríu fue escogido por ser el periód1co de mayor circulación, por su pane, Crúmca fue elegido por posicionarse como el periódico mí1s 14 El régimen do.: vb1bilidad y el régimen de vcrdnd d.:l delincuente y su ca>ligo 1111 tuvieron su fuenlc de emisión más irnporramc cnmsumcinscMarates. sino en los nu:ditl~ gráficus. Ye~ en cllns donde la teoría positl ISUI cnconlril el snpone capa7 do: <lesarrollur al m:himo sus potenc1nlidades simbólicas". En C..:nimun, Lila, Apenas 1111 Deliuwellle, op. rtt., p. 166. 15 lbídC'/11, p 188 t6 Verón, Eheo, "Prensa ~serna y leoría de tu~ dtcursos soc1ales: prmlucciún, recepc1ón, regulación", en La Pf't'sse: PllJ(/uit¡nt>..IIICIIUII. I"<'C<'ptinu. D1d1er, Ermlitum, París, 1984 58/ Mul'rtt-s ~lentlad<ls especializ.1do en noucias de 1ipo policial. La elección pcnnite analizar y retlexion:-tr sobre el modo de construc~:ión de dos medios considerados por el sentido común como antagónicos: Clarín se presenta como un diario "se1io" y Crá111ca como "sensacionalisla". El periodismosensacionalista''es aquelque narra acontecimientos relacionados con tabí1es del espacio público de una manera tal que obturu intencionalmente la racionalización de esas cuestiones por pane de los públicos"Y El uso del sensacionalismo impide que se quiebren la:. ccl1eí'as y los prejuicios adoptados socialmente. En ocasiones, Crónica procura seguir la línea editorial 1nstaurada por el diario Crít1ca inc01vorando la denuncia de los abusos policiales y el lugarprivilegmdo del lectorcomo sujetocapaz de reve11ir la infonnación oficial. De todos modos, al igual que el diano dirigido por Botana, no se separa de una linea li.11:rtemente sensacionalista en la que son esenciales la desviación del clelincuente, el ideal rehabilitador y la función de In policía en "la lucha contra el crimen". Si b1en Crónico retoma muchas veces voces nnt:-tgónicas a la policial, como aquellas que corresponden a la familia de los clelincuentes muerws, no por ello se cuestiona quién es el criminal, quién el representante legítimo del orden, ni cuál es el orden legítimo. En C/orín muchos de estos rasgos se repiten, tanto desde la in1ención de la denuncir~ de los abusos y la COITUpctón policial y la -en princ1pio 1mpo11ancia dada a otras voces. Pero la diferencia que principalmente se observa es la tendencia a scpurarsc de un lengunje ..sensr~cionahsta", aunque ello no implique abandonar procesos similnres de sclecc1ón de hechos policiales, como veremos en lns noticias de e1?ken1amiemos entre policías y thdincuentes. 2. El origen ele las noticias: las fuentes, la fuente Las malas noticias t:stán a la orden del día, porque la comedia moral de la ley y el orden por una parte, y la desviación por la otra calman la ans1edad de las masas. (Jock Young)1 • El prime1 paso en nquello que hemos denommado In recomtrucción del circuito de pwduccuín de lo noticia consiste en mdagar el origen de la información. Para ello, comenzamos anali.lando los resultados de las entre istas sostenidas con redactores y editores tanto de los dos diarios estudiados como de las dos principales agencias de noticias del país. En dichas entrevistas buscamos conocer la din;ímica cotidiann del trabajo en 17 l'ernánd~tl'edernnnte, Dami:in, Utl•iolcuciu do!ln·lam. tlmw·~opl'riodisticoy casos policialt'.l. Bueno~ A1re). Ed1c1oncs La Crujln, 2001. p. 114. 11! Young, Jlll:l.., ..Má~ a!la del parndigma consensuaL unJ o.:riuca al funcionalismo de izqmcrdJ en IJ) teolia d..- IU> ~omumcacíone~ de ma)as", en Comrol )' Poder, N° 1, IJarcclon.l. I'JM7, p MI. .luerles Silenciadas159 www.apuntesallprint.com.ar c o n s t i t u c i o n @ a p u n t e s a l l p r i n t . c o m . a r Página 15 de 226
  16. 16. las secciones poiiciales de los dos diarios con los que trabajamos (Clarín y Crónica). Tndagamos sobre la cantidad de periodistas que colaboran en la sección, su organización interna, su relación con la policía y lajusticia, así como con el resto de las fuen tes utilizadas. Del análisis de las entrevistas surge como un tema relevante el origen de la información. A nivel general, los datos sobre muertos en enfrentamientos entre deliiiCI/entes y policías tienen las siguientes procedencias: a. Agencias de noticias: esta es la fuente privilegiada de información con la que trabajan los diarios. Por este motivo se han incluido entrevistas a redactores y editores de las mismas. b. Lla111adas de lo institución policial: las realizan miembros de distintas instancias de la policía a la redacción del diario cuando se comunica un hecho que beneficia la imagen de la PFA (por ejemplo, el esclarecimiento de algún delito o allanamientos realizados con éxito). Las llamadas al medio se pueden producir tanto desde las más altas esferas de la institución policial como desde las comisarías, según la magnitud del hecho que se comunique. Pueden ser oficiales o extra oficiales (entre estas últimas se incluyen llamados anónimos que los periodistas identifican como provenientes de determinadas comisarías). Un Editor de la agencia de noticias Télam nos indica una de las formas en que se presenta este proceso: A veces llama alguien y dice "hubo tantos detenidos en tal lugar", te co1ta y te dice "no te puedo decir quién soy"'. y es alguien de la policía que te lo cst<i haciendo conocer para que vos c111pieces a averiguar y ks hagas prensa. O te das cuenta que e:; el mismo comisario porque después vos lo llanliis y es la misnu1 voz. Adcm:ís de brindarnos los primeros indicios acerca de la relación entre policía y medios. el testimonio reviste interés en tanto dcvela ciertas características de la comunicación institucional de l<l policía. Como ya se desarrollará en los próximos capítulos, la agencia policial posee el rol de "auxiliar'' de la justicia al colabornr con el poderjudicial y el ministerio público fiscal con los datos que brinda en tanto primer contacto directo con los hechos. Del mismo modo, la institución policial parece funcionar como un "auxiliar'' de los medios al apo11ar lt•s únicos datos con los que luego se realizar{l la noticia.1 q 19 F.sla tlublc rclm:iún tlc la justicia como auxilitlr de los medios y de la ju~ticia serú cues1ionada, por un lado. cueste mismo apartado del libro y, por otro. en el capit11lo referido alm3nejo tic lus <tgencias judici;•les. 601 Vlucrtcs silenciadas c. Ronda de lla111adas del diario a las comisarías: cada periodista tiene su agenda de contactos y la utiliza para obtener datos. Cuando la información policial no llega espontáneamente al diario, los periodistas hacen una rondn de llamadas a determinadas comisarías en busca de potenciales noticias. Pueden estar dirigidas a comisarías en general o a determinados contactos de la PFA que van fo1jando los periodistas en su trabajo diario. d. Canales de noticias: las redacciones de los diarios tienen permanentemente encendidos los canales de cable dedicados a transmitir información (Crónica TV, Todo Noticias) y en ocasiones de allí surge la información publicable. e. Periodistas acreditados: se encuentran diarimnente trabajando y procurando intonnación en el Departamento Central de la Policía Federal, tribunales, el Congreso de la Nación y en otras instituciones estatales. f. Llamada a la lllcugue judicial: esta fuente surgió particularmente en la!: entrevistas con un periodista de Crónica. El periodista llama y pregunta por los cadáveres que han llegado. los motivos de la defunción, etc. A partir de estos primeros datos, profundizan y van componiendo la información con el resto de las fuentes. g. Otros contactos: se puede tratar de diversas fuentes mas o menos reladonadas con enji-entamien/oscon La policía, desde vecinos, familiares, testigos del caso, hasta abogados, miembros de organismos de Derechos Humanos e integrantes del poder judicial. Como adelantamos, el origen privilegiado de la información son las agenci;as de noticias y es allí donde diariamente se origina la mayor proporción de a11iculos periodísticos sobre nuestro tema de investigación. Esto es confirmado por un Redactor del diario Clarín: "A nosotros el 95 por ciento de los hechos cotidianos, casos que estallan en el día, nos llegan por agencias de cables o por Crónica TV''.20 De este modo, al ser tan importantes los cables de las agencias de noticins como origen d~ la información que constituye nuestro objeto de estudio, se hizo fundamental ampliar el universo de entrevistas (previamente planteadas únicamente a los redactores de los diarios analizados). e incluira periodistns de las agencias que remiten los cables a las redacciones de los medios gráficos. La mecánica cotidiana en los 20 La mecánica cotidian~ es la siguiente: cuando los periodistas de las secciones policiales llegan al diario rcünen ladas las noticias recibidas a lravés de los cabks de las agl!ncias. Sobre e~.: primer c~1rpus de tlatos se agregar.i. o no, aquella información provcnicnlc de las dcmús procedencias detalladas arriba, y así se conforma clunivcrso diario de potenciales noticias en las secciones de policiales de los diarios. 11uertes silenciadas 161 [; 1_ r,. ~f www.apuntesallprint.com.ar c o n s t i t u c i o n @ a p u n t e s a l l p r i n t . c o m . a r Página 16 de 226
  17. 17. <~j .,;ti diarios indicaba a las agencias de noticias como la escena anterior a su trabajo, es decir, de donde surge en la mayor pa1tc de los casos la primera información sobre los hechos. Es por ello que pan1profundizar en este escenario, se incluyeron t:ntrevistas a redactores y editores de las principales agencias de noticias (Télam y DyN). 1 partir de ellas. conocemos también algunas similitudes y difercncirts en su trabajo. Leemos un ejemplo de ello en una de las entrevistas: P:21 ( •••)el laburo de tener policías que te levamen el teléfono y te avisen de algo no nos rcditúa Cl nosotros, no nos sirve; nosotros queremos profundizar. no tener la noticia antes. En una época se decía que Cró11ica TV le tiraba a los jefes de comisaría una guita mensual para que los tipos llamaran; pero eso a mí no me sirve. ¿Qué gano yo con tener la noticia media hora antes que Crónica TV, si yo lo que necesito es intommción más profunda? Nojuego con la primicia. Entonces no me preocupo por tener esa clase de contactos. ¿Télam qué hace? Tendrá gente que los llama, pero también tiene gente queestá llamando, diciendo ..hola, qué hacés, fulano, ¿pasó algo hoy? Tiráme los hechos del día". Y ahí van recolectando lo que luego sale en Jos cables de noticias. (Redactor del diario Clarín) 11 incluir en el análisis a las agencias de noticias procuramos alcanzar el origen de este tipo de información. De acuerdo con las entrevistas con editores yredactores de las agencias, la información surgede las siguientes fuentes: llamadas de distintas instancias de la institución policial a la agencia, ronda de llamadas de la agencia a las comisarías y reparticiones judiciales, periodistas acreditados, canales de noticias y otros contactos. En el caso de los diarios, la fuente privilegiada son las agencias de noticias; en estas últimas la.fuente pril'ilegiada (v casi exclusiva) en tos casos de delincuentes muertos en e¡~fi·enwmíelltos con fa pofícía es fa propia policía. Sin embargo, consideramos importante reflexionar acerca de uno de los hallazgos emergente del discurso de los periodistas entrevistados: la relaciónentre el ser (que surge tras profundizaren su discurso) y el deber ser (que hegemoniza el contenido de la respuesta). Esta distinción es uno de los denominadores comunes en el orden del discurso de los periodistas entrevistados. Sobre diversos temas encontramos una primera línea de respuesta que responde a lo que nosotros posteriormente identificamos como el deberserde la profesión: "en teoría" la manera en que se debieran hacer las cosas. Al ind:~gar con mayor profundidad en cada uno de esos temas a partir de las preguntas por las dinámicas cotidianas del trabajo, 21 P: periodista. 62 1Muertes silenciadas observamos cómo esa primera línea de respuesta se muestra abstracta y se devela, 1.!11 su lugar, la cotidianeidad de la profesión guiada por una serie de características diferentes. En este sentido, una de las principales divergencias radica en el uso de la fuente: si bien el deber ser indica la importancia de chequear la intonnación a través de diversas fuentes, en la rutinización del trabajo la noticia de enji·entamientos se construye elesde 11110 solaJitente. A través de sus relatos, los periodistas realizan operaciones de reconstrucción de ''lo real" mediantc el desp1iegue de fuentes informativas, en este caso primordialmente la policial. A su vez, son prácticas de gcnemción de noticias que provocan ilusiones de credibilidad capaces de legitimar los hechos; por ello, el deber ser del periodismo considera que es imprescindible el uso de varias fuentes. Por otro lado, bajo esta apariencia, aquella rutina del uso de una sola fuente se traduce en la naturalización de un hecho ¡1 partir Je aquello que fue informado principalmente por la policía. Así, en una primera instancia todos los periodistas responden a las preguntas enfatizando la necesidad de utilizar una pluralidad de luentes, cotejar la información con las diferentes pm1es involucradas: '"Yo soy de la idea de no inventar o tirar hipótesis que puedan no ser ciertas, o no a1Tiesgar, chequear mucl0 la información. Si no estamos seguros, esperar" (editor de la agencia DyN). En este mismo sentido el editor de Télam sostiene: Uno tiene que buscar por lo menos dos fuentes más que re certifiquen que es así, no te quedás con una sola (...) chequeús que sea cierto. Nosotros no podemos cetTar Ir~ noticia con un hecho que no es cierto. Es una agencia de noticias y una vez que salió publicado por Télam es fa verdad. No hay posibilidad de error. Como indica el deber ser se espemy posteriormente esa infonnaciónse chequea con varias fi.tentes (tres o cur~tro diterentes es lo que indican Jos periodistas en primer término). Sin embargo, entrando en la esfera del ser vemos que la información se COITObora siempre que alguien haga visible otra versióu del hecho, por ejemplo, la familir~ del muerto o los vecinos: Te llama el Ministerio (dellmerior, de Justicia, de Seguridad), la policía y ponemos "fuentes policiales informaron''(...) Después tenés un caso concreto en el que aparece un familiar, un allegado o lo que sea, que dice "no. no fue un enfrentamiento" y eso enseguida se resuelve, se va buscando la resolución de la situación hasta llegar a cómo explicarlo. (Editor de la agencia DyN) Muerles sllenllaclas 163 www.apuntesallprint.com.ar c o n s t i t u c i o n @ a p u n t e s a l l p r i n t . c o m . a r Página 17 de 226
  18. 18. Aparentemente, en este plano la infom1ación podría ser producto de una suerte de "tanteo··. de percepción preví:~ sobre cómo se desan·olló el caso. Como confim1a un Redactor del diario Crónicu: P: Eso no lo podés saber, vos lo escribís, si después tiene alguna repercusión. bueno, por ahí se corrige el tema (...) Cuando vos reeogés la información. si es un enfrentamiento. la policía te va a decir que es un enfrentamiento, después' os si te gUJás por eso. ponés eso(...) Después se verá cuál es la rcalid:-~d, vos no sos el juez, vos informás, no definís quién es el culpable o el inocente. Vos escribís cltem:~, después se 'Crli con el tiempo qué es lo que pr~sa. Si es que es así o si es de otra manera y se disfruó (...)vos no podés decir que hay algo :monnal. vos lo publicás como te lo dicen, después si aparece alguien y te cuenta lo contrario, bueno, publicás lo contmrio y después se verá cuál es 1:~ realidad( .. .) 13:22 ¡,Y, en general, en los hechos de delincuentes muertos. qué hacen, se publican directamente? P: Si, después se verá si es así o no. Por nuestra parle, sostenemos que el acceso a los diarios por pmte de las personas involucradas en los hechos para dar otra versión úcl caso no está dentro de las prácticas más generali7adas en nuestra sociedad y, menos aun, el acceso a la instanci:1 de la noticia previa al diario como son las agencias de noticias. Los obstáculos legales que poseen los fam1hmes de dclmcucnte.'> para acceder al patrocinio jurídico en este tipo de causas se asimilan a la dificultaú que tienen para acceder a los medios de comunicación para dar a conocer otra versión de los hechos. De todos modos, segun se desarrolla en el capítulo sobre iu~tu:ia. es más fácil el acceso a los medios que a la propia justicia. Por otro lado, a partir de los testimonios se destacan las prúct1cas compartidas entre la agencia de noticias y el diario. Nuevamente, hay una distancia con el deher ser del diario. que indica que allí se tienen más recursos que la :~gencin. se tiene más tiempo para trabajar una nota, para corrobornr con distintas fuentes y darle más profundidad. Lo que comen..wmos a delinear así es un circuito de la notiua que va entre lo polielo y el diario. y en cd que la o~encia funciona como intermediuria. Este circuito comicn7a por la policía y a partir de nllí la noticia construida simplemente se reproduce, aunque siempre con el estilo de cada medio interviniente: P: Vos husc:ís tus cont:lctos y la información que tenés. El re!-;tO viene por Télam. Si vos busetls los di:1rios ves que tod:~s son la 22 E: cntreviMado. 64 1Muertes ~k'neladcl~ misma nota. ¿Por qué'? Porque hay un proceso de las empresas que empiezan a reducir personal, entonces pegan cables como la puta que los parió. E: ¿Y eso que nosotros Icemos en todos los diarios, todos los días, que hay enfrentamientos... ¿qué es un enfrentamiemo? P: Eso llega en un cable y, como te digo, no hay personal, entonces el tipo pone lo que ve en el cable. E: ¿Y los cables? P: Los hacen las agencias. La policía manda partes, escriben muy mal ellos, entonces los de la agencia lo aJTeglan y lo mandan al diario. En el diario vos no tenés gente, entonces sale el cable. Pero no van mucbo al lugar del hecho, no escuchan a la gente. (Redactor del diario Crónica/!) Esta misma práctica es nuevamente confinnada por ''el gran diario argentino": P: Ahí está el tema de dónde te viene la información en general. Pensá que en un hecho policial la princ1pal fuente de información es la policía. Si la policía cometió un hecho ele gatillo fácil no te lo va a decir. Lo más probable es que le informen directamente la primera versión que ellos tratan de hacer correr que es "murió en un enfrentamiento". Y muchas veces qued:ís preso de lo que te diga la policía. E: ¿Y cómo hacés para revertir eso de alguna manera? P: Hay casos chicos. que el diario publica en espacio chico, en los que casi no se confirmo lo que dice el cah/e. Muchas veces, por una cuestión de c:~ntidad de gente que laburnrnos, no se puede confirn1:1r la información que nos llega h:~sta las últ1mas consecuencias. Muchas veces tenés que confiar en el cable que le mandn la agencia Télam. Este es el caso de las noticias chicas. Las bre,·es por ejemplo: viene el cable de las breves y no las confirmás por teléfono: ponés "según informó la agencia Télnm" y confiús en eso porque si tuvieras que confirmar la información de cada breve necesitarías tener el doble de gente, y no hay posibilidad. Entonces ahí queúás preso que si la policía le dió a Télam determinada versión, y la versión Télamla compró, vos la compr:'ts indirectamente. (redactor del diario Clarín) l)cl anúlisis de la totalidad de artículos periodísticos referidos a enfrentamientos (131 artículos relevados) emerge en esta misma línea una serie de puntos interesantes. En primer lugar, entre Clarín y Crónica no hay grandes variaciones respecto aluso de las fuentes en los artlculos y, en gener:~l, las fucmes se citan del mismo modo. En la mayoría de los casos, ambos diarios repiten el tipo citado de fuentes: "Según los d11tos MuertessllenctadJs165 1·· www.apuntesallprint.com.ar c o n s t i t u c i o n @ a p u n t e s a l l p r i n t . c o m . a r Página 18 de 226
  19. 19. .h..., " :""' . :.~~ . • lt i aportados por la dependencia policial" (Crónica, 7/1/2004); "...informó la Federal" (Clarín, 7/1/2004). Sólo en tres de los 131 artículos de todo el corpus hay variaciones menores en cuanto al citado de la fuente, mientras que la mayor parte de las veces se apela al uso de /a unicidad defuentes ya que es VISible que la infonnación fue generada a pa11ir de datos suministrados por la policía. Esto sucede cuando la noticia parece elaborada a partir de un ·•cable pegado"H y no se especifica en ninguno de los dos diarios la fuente que se utili7a.2~ Si bien los periodistas plantean la impo11ancia de cruzar la fuente inicial con otras voces, la necesidad de "chequear para ser objetivos", de aclarar la infonnación a través de otras fuentes, encontramos que la mayor parte de las veces no se cita información suministrada por testigos del hecho, por familiares del delincuente o por la propia justicia que en general en este tipo de casos parece mostrarse reticente a interactuar con los medios . En este sentido, en el análisis no se identificó el cruce de las fuentes que suministran In noticia con otras fuentes y. como resultado, la infonnación se construye en base a la versión de una de las partes del en/remamiento, In policial. Como consecuencia, el lugar del cronista dentro del reloto periodístico es, muchas veces, casi nulo. El periodista se entera por la fucmc policial y en una cantidad exigua de casos se chequea la infonnación. En este aspecto los cronistas poseen una similitud con los agentesjudicinlcs: en ambos casos la ,·ersión tlel hecho se conoce por la informaciÓn de la policía por ser quien primero accede, o participa, de lo!. hechos. Como se plantea más adelante en el capítulo destinado a la justiCia, la pntebn, elemento variable y:.ubjetivo. deja de poseer elementos valorativos y pasan construirse como un hecho objetivo. La pn1eba, p:tr.t los integrantes de los medios de comunicación y del poderjudicial, pasa a serun hecho no cuestionable que se establece como el primer contacto entre los operadores judiciales, los medios y la policía. No sólo detennina SI se inicia o no unu investigación judicial, sino que será el princip10 del cierre de la notícw, ya que el periodista se quedará con esta primera y ultima versión de lo sucedido. Raramente el cronista se acerca al lugar del hecho, ya que en una ínfima cnntidad de artículos aparece una cobertura del medio de este tipo. 23 Se dcnominn "pegar un ~ablc'" n In cupin que realiza un pcriodi~ta de un pcrióuic11 de un cable rednclndo por unn ngcncia de notici<ts Asl. tos medios gráficos rcplicmJ cables uc agencias en los dianos, citarl(Ju, <:<Jsi siempre, IJUC l<t información ~e originu en la propia agencia 24 "Tiroteo y un mu~rto en Vi llu l.ugJno. Un hombr~ murió ayer y olro fue gravemenlc herido al enfrcn1:uscn 1rroscon la policla en Villa t ugano, cerca de la Escuela de Cadetes de la PFA. La pcrsceucrón M! uució luego de que lo~ do" hombr~s robaran un auto FiJt Palio, en Nuevn l'ompeya y luego asnhnll.lll a una par.:ja <Juc 'injnba en una camioneta 4x4 en Villa Soldati". (Ciul'in. 27/31200-1} 66/ Mucrt<."S silenciadas La ausencia de la fuentejudicial en la noticin es un buen eJemplode cómo los rnecanbmos judiciales intervienen en los casos de enfrentamientos. No sólo no se presentan como fuente de informaCIÓn, al contrano de lo planteado por los cronistas, sino que, como e::. desmTollado con detalle en el capítulo destinado a la justicia, no son causas investigadas por la agencia judictal Por último, la faha de contacto entre jueces, fiscales y medios de comlllliCación que se da particularmente en este tipo de casos se ejemplifica a la vez en la resistencia de los agentesJUdiciales a brindar entrevistas n nuestro equipo de investigación.25 La inacción JUdicial en estos casos explica la falta de contacto con todos aquellos que busquen desde d exterior recibir información.26 Otras veces, no se detalla la fuente revisada, y no necesarimncnte por utilizar la infonmtCIÜn de un cable, sino que, por algún motivo, en la redacción se define no decir que el origen de la infom1ación es policial. En estos cnsos, el conjunto del relato pennite dar cuenta que lu li1ente l!S policial, ya que el tipo de datos brindados (por ejemplo, el detalle del moddo deanna de ruegoque usa un delincuente)y el modo en que se narro el hecho (cómo el policín mata al delincuente) evidencian su origen. 2.1. De los c1rtículos y nuestros casos En síntesis: El 74 por ciento de los casos que integran el cotpus de tlr/1('ulvs recurre IÍnicomente o elatospoliciu/es. mientru. que el resto de /m 1/0fllf wilizanunodiw!I"Sidaddefuentes. En genem/. son resen'adas:~7 sólo se cita a "la policía"'. Por ejemplo, Clarín (29/4/2004) se refiere al origen de la tnlom1ación sei'ialando: ·'los investigadores policiales le contaron a Clarín", o en el mismo diario (3/1/2004) ubicu la fuente sosteniendo: ··tn policía dijo que..." Por otro lado, Crómca (7/1/2004): "Según los datos nportados por la dependencia policial". Algunas veces se hace referencia a fuentes ncreditadasl~ dando el nombre del ~emisario o algún oficial involucrado en el operatÍ o. 25 en cambro, 1.1 policía accedió fácilmente a brindar cntrevrotao a nnc>lro .:quipo de nwe;.ti¡;uclón,loquc >lgue In mrsma lmea de rdacronamiento que lao fucrfnS de seguridull poseen ctllllo> rnctlrlh de cumunicacrón De hecho, la condrcrónquc postulan los medro> 1!, uulwnl.1 fuo:nte pohcml yJudiciald.: manem infonnnl (.:1 detall.: del mudo de accctlcr a ambas in,tituciOIIcs ddx uhicnr>e en los e:•pitulos que se encuentran dedicados ncada una de ella>). 26 btc tipo tk sillmcionco e,. desarrollada con más claridad en el caphulo sobre jusucia. 27 Por rcscrvad3s se entienden las tircntes unónrmas u1iliz.1das en nquellos cusos Cll los cuak:. 1.1 pt!rsona que apurla la mfonnaciún no desea uar a conocer públic.unente su iucntrdud. A tnrvés de ellas el periodista da cuenta del conocrmrento de un hecho pero rnJntrcJIC en r.:ot:rva la idenudad del autor. 211 Son fuentes acredrt:ld.J> uquellus que ··se dan a conocer•·. que se p1csemun con nnmbrc, npellrdo .:. mcluoo, lugar de pertcnencra (vecrno de un barno. mrcrubro de unn Jlut•rtts ~.,·nclalla~ /67 www.apuntesallprint.com.ar c o n s t i t u c i o n @ a p u n t e s a l l p r i n t . c o m . a r Página 19 de 226
  20. 20. Sólo en circunstancias especiales, cuando poseen un grado de noticiabilidad con un fuerte imp<~ctoo cuando se produce una movilización o denw1cia de los fmniliares del delincuente,la infonnación es suministrada al periodista por un testigo, o se incorpora algún tipo de voz diferente a la oficial (por ejemplo. la familia o los amigos). Es decir, sólo en circunstancias particulares se recurre a una pluralidaddejue11tes. La poca cobertura de los cronistas no habilita a que se incluyan declaraciones de los testigos en el lugar de los hechos. Da cuenta de ello nuestro corpus de artículos, en el que sólo en tres casos surgen voces de testigos, y sólo dos de ellos, además, incorporan datos de las familias de jóvenes muertos (el más representativo de esto modalid<~d es la muerte de Lisandro Barrau).:!'l Por otro lado. sólo en uno se incorporan detalles provistos por testigos no involucmdos directamente en el et!frentamiellto. 10 Finalmente. es interesante destacar que en sólo cuatro casos de la totalidad del corpus periodistico nparece otra voz que es tenida en cuenta para producir la noticia, y que incluye la versión de la familia del delincue11te herido-muerto. Como adelant<'munos, se trata de casos con singularidades que van más allá de la muerte, por lo que son publicados. Aquellas particularidades que los dcstacnn y los "privilegian'' dentro de los medios de comunicación en relación con la generalidad de los casos nos hablm1 en buena mcdidn de los criterios de noticiabilidad con los que funcionan los medios estudiados. En primer lugar, el caso de un enfrentamiento con un grupo de atrinchcradoc; en el banio de Barracas (C/cn·i11, Cró11ica, 20t l/2004) ejcmplifica cómo es posible apelar a una plur;~lidad de fuentes cuando el enfrentamiento se desenvuelve durante vanas horas y se transforma en un "hecho pcriodisttco··. incluso con cronista~ tele isivos transmitiendo en ivo el caso. Ec..to se dehe a la e.~pectacularidad del pmcedu11iento policwl y al hecho de tratnrse de un caso dcs;mollado en un barrio de la Ciudad de Ruenos Aires r:n este caso las fuentes son varias: policía. testigos, familinres. ecinos. 11 institución. etc.) 29 1dcm•i~ del CIISl tic la nwcttc tic tlanau. ": cncucntmn un tirotct• con lu puticit>en lu aenida Córdoba en Pnlcnno en el cual resulta muerto Julio Silva, uno de los acton:s de la serie "seiorita M:tcstrn" t14/(1/2()(1-t) yel caso de h1 muerte de tléctor Da' id ltcrrera, un joven en Bajo l'lores t1614/2004) 30 Este hecho se refiere ut tirntc~• en un bar tle nocdl que es t.lcsctiptn al cronista periodístico por el encarga1to del local (11/5/2004). 3t En el t.liano O·óotico l111111ta es muy ampha, prohahtctnct1tc porque c<tc fue un hecho trnnsmitido en vivo pnr Cnioucto TI' dutantc v.uia.~ horas.Si bocn en Clarín el cnso no posee un espacio tan 1elcv;mtc. elu~tl de In~ fuentes po~ce carncterht•cas mny sinnlarcs. 68 / 1l~rtes sllcnct.td<t~ El segundo caso está refctido a la muerte de Lisandro Ban·au.'2 Aquí, debido tanto a la movilización imnediata de sus amigos, la denuncia de su madre y el testimonio del amigo que viajaba con él en La moto, aparece una pluralidad interesante de fuentes. La voz no se le da sólo a la agencia policial a travésde la comisaria y de lasautoridades institucionales- vocero de la Poltcia Federal- , smo también a los familiares de una posible"víctima de gatillo fáctl".n incluso se retoma a la defensa del poltcía. La madre de Lisandto es constantemente citada en todos los artículos trabajados, lo que, adem{ts, pennite incorporar datos del joven muerto que exceden la información del hecho aponada por la policía: la madre "señaló que Lisandro era estudiante y trabajaba, y que era muy solidario..." (Crónica 14/6/2004). La intervención de la madre intenta construir un joven con atributos positivos ya que parece necesario generar una víctima y su reivindicación. Estos cnsos, construidos como posibles hechos de "gatillo f;icil", buscan una pluralidad e11 la mirada, por lo que es necesario ser ''objetivo" a partir de distintas voces que den su criterio de lo sucedido. Observamos que para reproducir el discurso policial los medios no se plantean In necesidad de respaldos informativos, mientras que para cuestionar el accionar policial si se buscan dichos respaldos, en tém1inos por ejemplo de la diversidad de fuentes consultadas y citadas. El tercer caso. en el que aparecen familiares y una plurnlidad de otras voces (amigos, ex compailcros de trabajo), es el de la muene de Julio Silva ("Siracusa"), uno de los actores de la serie "Señorita Maestra", que junio con su ex compaikro de tira Fabi:ín Rodríguez ("Cirilo") se tirotearon con la policía en un "confuso'' hecho en la Avenida Córdoba en Palenno. En 1:1!; notas que publican el hecho al día siguiente, cuando todavía no se sabia que los delincuentes h;~bían sido actores televisivos, las fuentes son únicamente pohcialt:s y se citan declaraciones entrecomilladas del comisario de la sccctonal. Sm embargo, cuando el periodismo se entem que los protagonistas del supuesto tiroteo son dos ex actores de una conocida tim teJe, isint, las fuentes se nmplían y las notas toman las dcclarncionc~ del cklincuente que quedó con vida (a través de la voz de tercew~) de la hermana del detenido, de su abogado y de voceros de la Secretaria de Seguridad Interior de la Nación. Además, incluyen declaraciones de viejos compañeros de la tira televisiva y de productores 1:! Un mayor dc:.an oliosobre las característicasdel caso de Ltsandro Ourr.IU se encuentra en el c:tpituln ~obre justicia. 33 1<IUÍ vohcmos nreflexionar acerca de la imponanciu t.lc In constn•cción de tu víctuna: segun tu que ohservnmos, para ser victim<l de In~ agencias del siMema penal en primer térmiuo se dcl>c demostrar inocencia: por otro lado, se t.lcl>cn presentar credenciales de pertenencia ror lo meno~ a la clase media. Recordamos también la distinción sobre la que ~e l>asa nuestro tmbajo. at¡uclla que establecemos entre cl"gatillo r:ieil" y la muerte, el homtcidio (de 1m t.lclincuente) Muertes sllenct.1c1as169 www.apuntesallprint.com.ar c o n s t i t u c i o n @ a p u n t e s a l l p r i n t . c o m . a r Página 20 de 226
  21. 21. del medio. Así, porser personajes mcdi;iticos, populares en su momento. y por la particularidad de que tillO de ellos pertenecía en la actualidad a la Policía Federal, abunda la cantidad de voces qu.; los recuerdan y que, incluso, denuncian que fue un hecho confuso. Por último, en un caso se incorpora In vo7 de los vecinos-testigos de los hechos contrapllniendo firmemente la versión oficial. Es en la muer1e de Héctor David Hen·era (''El Zurdito") en Bajo Flores que se construye desde un universo más amplío a raíz de la movilización de los vecino~ contra el accionar de la policía y la denuncia de lo sucedido no como un tiroteo sino como un tusilamrento.J~ La cobertura de este hechoque reahza Crónim fue mucho m:is relevante que la de Clarín el mismo día (que sólo mcorpora la noticia en la sección "Breves'' pegando el cable de una agencw) y señala la divergenci~t entre los dichos de la policía y lo sostenido por los vecinos de la zona: En este caso hay que tener en cuenta que mientras las fuentes policiales indicaron que el menor fue abatido durante un tiroteo, por dos agentes de la Policía Federal que custodiaban un obrador lindero a los ten·enos del club. alguno:. enardecidos vecinos del lugar acusaron a los policía~ de haberlo matado ·'a mansalva". (diario Crónica). Es interesante, además. observar cómo esta nota, que incluye In contradíccrón que surge entre ambas versiones del hecho. comienn de un modo bastante di fcrente a la de otras notas de este tipo: Un joven de 15 años, quien junto a otros tres hombres habrír~ intentado asaltar a un automovilista en proximidades del estadio de fútbol del club San Lorenzo de Almagro, en el barrio porteño de Bnjo Flores, murió esta madrugada alcanzado por dos impnctos de bala, en un confuso episodio que se suma así a la largn cadena de inseguridad que tiene a la población en una incertidumbre absoluta. (diario Cró11icu). En este caso, desde lit cabeza de he nota, se acentúa la "confusión" del episodio. Es probable que la plunehdad de voces permita dar cuenta de la dilerencía en este tipo de encabezamientos. Este confuso modo de redacción da cuenta asimismo de un hecho que tem1ina por no ubicar la postura periodística en ninguna parte. E:.n esta confusión se reafirma que el joven era delincue11te y productor de inseguridad y, a la vez, este es el único caso donde se da a entender que hay un fusilamiento. 34 La muene clc:l ..Zurclito" se cncuenltU clclallacla y annhzac.IJ en el capitulo dcJU!>tÍ:111. En este mismo apanndo se encuemron las cnroce~riSI1cas JUdlct:ll.:s que fue adquu 1endn el ca!>O con postenondad a la muen<:. 701Muertes SilenciadaS La construcción de la muerte del ··zurdíto" tiene simtlítudes con la de Lísandro Barrau en la cobertura que alguno de lo:. medios realiza en la movílrL.acíón de los' ccínos-familiares-tc~tígos contra la Policía Federal. Pero, a diferencia de Barrau, probablemente por la pertenencia social del joven de 15 años y por considerarlo un delincuen/e, este caso es seguido por Crónica y Clarín en súlo unu de sus ediciones, sin volver sobre el tema en el resto del periodo analizado. Por lo tanto, hay qut: resaltarque de los 15muertosdt•l periodo analizado (primer semestn! del aiio 200-1}, a sólo dos se les da una cobertura reJe,ante, uno de ellos se uncia periodisticamcnte a un ca:.o de "gatillo fácil'' y d otro posee una particularidad vtm:ulada al reconocimiento de per:.onajes tdevtsivos. El restode los casos se reproduce exclusivamente a partir de lo fuente policial. En primer lugar, es interesante la relación aquí demostrada de dependencia aceptada de los medios de comunicación es1udíados respecto de la policía en lo que hace a la fuente de las noticios policiales, dado que no es pública. En segundo lugar, es importante marcar la relación en cuestión a la hora de descartar, como se desarrolla en nuestro capítulo sobre policía, la "tesis de la institución podrida". Es decir, dichas relaciones no púbhcas entre medios y policía hacen posible que en el ímagmano soctal general si pueda operar la ''tesis de la institución podnda" (exclusivamente referida a la tnstitucíón polictal) y del mismo modo e:. esta tcsrs la que oculta la mulllplícrdad de vínculos entre instituciones (como por ejemplo las estudiadas en 1!1 presente Jíbro).3 s En la página siguiente sostenemos gráficamente lo desarrollado hasta aquí acerca del rol de cada una de las fuentes y larelación entre ellas en la noticia policial (y respecto de nuestro objeto de estudio en particular): 3. La nottciabilidad: ¿Como se hace una noticia? Habiendotr.uado ciertos lineamientos importantes n:spectode la primera etapa del circuito de producción de la noticia y del uso di! las fuentes ("la llrente") en lo:. medros estudiado~. y una el conl'lmnado el universo de noticias disponibles, se observa que :.obre .!1 operarún una serie c.le lógicas que convertídn algunos hechos en noticias a publicar y dejarán a la mayoría en el silencio de lo no publicado. Se trata dt: lógicas de selección, profundización, descar1e y reproducción las que protagonínn el siguiente apar1ado del circleito de producción de la noticia. 35 De c>IC modo, ,l>t como m.ís adelante (l<htul;unos (vercaritulo sobre policía) que las flOliiiCil> ll<lliCÍ,Ita' fonnan fliii1C d.: una ..r:ICÍO!Illtidad¡;ubemamCIItal",podremtlS SO~IcllCI que las c;uactcl ISIICa> con la> cuate~ los mcdtos con~tnl)'cn la> noucms en cucsuón los m::.cnhen dentro de: d1~ha r.~t:IOnalidml. ,uenes ~tlcncladas 171 www.apuntesallprint.com.ar c o n s t i t u c i o n @ a p u n t e s a l l p r i n t . c o m . a r Página 21 de 226
  22. 22. IJas fuentrs de la noticia policial . ., Rutd• clf llamldl! 1 -------.------ : .........---··-·;:~,.,;:;·····.... ~ __...¡---:(_ U!>OO*'"... •. .: 1 ( l"rA . "¡ l'nllcla LJ'run~klflfl'lfft'lll 1 f ( ""'lur,uPJ"A ,•' ··... " . ? ········• ············ Jtt'!ha~}-- --·- - ---- -- ..----- ------·--~ ---·------1 1 ~ i. ····-- -- .... - - -- --·- -~--- -- - --· - - -- · ·- ·---·-··· --------- 3.1. La lógica diaria o el c1erre a cada mtn.Jto A trnvés de las determinaciones temporales. a menudo impues!<ls de manera totahncntc arbitraria, se ejerce la censura estmctural, prácticamente inadvertida... (Pierrc Bourdieu)" El tiempo es uncondicionante en el trabajo periodístico:es una premisa del periodismo el hecho de que tanto la forma como el contenido de lo que se produce (escnbc y publica) esuín molde:l(fos porel ractor temporal. La administración del tiempo. medido en horas en el caso de los diarios que cuentan con más tiempo. transm1te su lógica a la administración de contenidos, de sent1dos, de ideas. En los medios grülicos casi todo está marcado por "lo diario": desde maquinari:~s y cstrtiCillras administrativas, p:~c;ando por los procesos de rcd:~cción y edición hast:~las instanc1as politic:u; ode decis1ón jerárquica, Lodo se dispone para cmpe;ar y culminar en un día, cada día. Así, las poc:~s horas diaria<; (poco más de 12) detcnninan en todo momento el trabajo que allí se rcaliza.~7 Esta lógica temporal tiene con~ccucncias importantes para nuestro objeto de estudio: la detcnninación del universo del cual surgtrán las J(i Bourdicu. Picrrc."La influencaa del pcrit>da~nao...enCuu."'' ,.<I;Wl'S. N"3. pnm<~•ern IQ95, pp. 55-M. 37 Dcjam('ls de Indo en este nnah~is o!l caso de ln$Min~ de in'o!~tignción u Olro lipo de notas C'f'C:'ale~ que 'C rc;Jiiran <cp;arándn~c de la cuyunturJ 721MUC'III'SSilcncladtlS noticias es la primera; la selección de las pocas noticias (dentro del universo general de noticias) que serán publicadas es la segunda. De las entrevistas surge que la dinámica en un periódico consiste en la selección, dentro del panorama de lo sucedido en el día, de c1ertos hechos para convertirse en noticias. Sobre esta primera determinación se instaura la segunda: lo que se pueda cubrir en las horas con las que se cuentan será lo que llegue a ser noticia, o lo que más se desarrolle. Entonces, la distancia respecto de la ubicación lisien del diario, la disponibilidad de crontstas, la accesibilidad inmediata de ruentes de información y tantos otros se convierten en elementos en los que el tiempo detenninaní la construcción de la noticia. Graficamos estos conceptos por medio de la palabm de los periodistas: P: Vos vas a cubnr el hecho si el hecho no es demasiado lejos, si un hombre mutó a 3 hijos en Congreso lo vas a cubrir (. ..) E: ¿En los casos de e'!fil!ntamientos suelen haber coberturas de ese tipo? P. A veces. E: ¿Y de que depende? P: De la proximidad del hecho y de la rapidez con la que te enteres (.. .)Si el hechojúc ayer.r nadie ahrui la hom, no sé qué t•amos 11 ir a cuhrir. A vec-es ni siquiera se da el tema. (Redactor del diario Crónica 1) P: (...)el periodismo es un trabajo con recursos limitados. Las historias compiten entre si para el periodista, siempre (para elque tom:~ la decisión de manejar esos recursos periodísticos). Si vos al otro día tenés otra historia que compite con esa y que vos le vas :1 cbr más espac1o. v:~s a mandar a la gente a cubrir esa noticia y dejaste de lado la otra, para el otro día. Y el otro día ya no sabés qué puede llegar a pasar. E:¿Y te lo guard;is para el día siguiente o el día siguiente cmpez;ís de nuevo de cero'! P: En genero/ se C'mpieza efe cero porque es un diano. en que la cercanía de la noticio con la ¡mblicución es fundamemal. (Redactor del diario Clarín) l~t detcnninación temporal que venimos de analizar en los diarios es aun más marc:~da en otro de nuestros referentes dentro de los medios de comunicación: las ngenci:~s de noticias. En las agencias de noticias se descubre un nuevo orden marcado poreltiempo, pero en este caso mucho más escaso y apremiante que las horas "diarias''. En alguna medida, la mecitnica de una agen~.:ia de noticias puede resumirse en las palabras de Muertes ~lcnciadas 173 www.apuntesallprint.com.ar c o n s t i t u c i o n @ a p u n t e s a l l p r i n t . c o m . a r Página 22 de 226
  23. 23. ..... !.'"..: .. .... ~ .•. •.-: ·.:: un editor de la agencia de noticias Télam. "a cada minuto un cierre o un cierre a cada minuto, ese era el concepto: a cada momento. un cierre informativo. Como que nosotros estábamos a cada minuto editando un diario''. Aquella característica dt:stacada para el caso de los diarios (la censura estructural que implica la lógica "diana'' en la producción de las noticias), en las agencias se ve replicada a una escala que significa mayores restricciones estructurales. P: (...) el diario a veces lo rescata con más desarrollo, fundamentalmente lo que tienen ellos es mucho 1mís tiempo, al margen de la infraestntctura,los grandes diarios tienen mucha müs infraestructura que la mayoría de los medios, pero además de eso cuentan con el tiempo a favor. (Editor de la agencia DyN) 3.2. El campo peiiO<.ilstico y las extgetlcias del mercado En clave de In "censura estructural. prácticamente inadvertida" (según las citadas palAbras de Bourdicu), debemos tomar también en cuenta la lógica comercial que mueve a los estudiados medios de comunicación. Si, por un lado, desde la teoría podemos plantear ''la influencia ejercida por los mecanismos de un campo periodlstico cada vez m:is sumiso fi·ente a las exigencias del mercado (...)",1Rdurante el trabajo dt: campo hemos relevado testimonio~ que nos mchcan ciertos detalles sobre dichos mecanismos y exigencias. así como sus implicancias en los casos de los hechos objeto de nuestra investigación. En primer término, en el an:ilisis de medios debemos tener en cuenta que se trata de empresas que tienen como objetivo el lucro cconómtco. Partiendo de aquí, se aplicar:in a los medios de comunicación la gran mayoría de las lógicas estructuralesque atraviesan al resto de las empresas en nuestra sociedad. Así, en di,·et-sos pasajes de las entrevistas los periodistas aluden problemas de recursos en sus medios, que les impiden llevar a cabo ciertas tareas. Por ejemplo, la falta de personal les imp1de enviar periodistas al lugar de los hechos; la falta de medios como móv1les, si disponibles en otros años, para hacerlo; la disminución de planta de periodistas en el medio. lo que no les permite trabajar todos los cnsos o todas las noticias que desearían. En palabras de un redactor del diario Clarín: Aveces desde nfuera parece que, en un medio grande como puede ser Clarín, vos tenés todos los recursos del mundo a disposición y no es así, para nada. Los medios son empresas que trabajan para hacer plata. Su objetivo es vender el diario y ganar plata con eso, con lo cual los recursos están limitados por esa variable. 38 Bourdieu. Picrrc, "Espíritusde Es1ndo. Genesis yescn•clura del campo burocrático··. Revisw Soctedad, Facuhad de C1cncm., Sociale~. liBA, obnt de t996. 74//1.ucrtessilenciada~ A la horn de vender el diario pam generar aquellos recur.sos limitadOi>, las ex1gencw:. del mercado muestran el reverso de aqudla situación según la cual los medio~ de comunicación construyen sentido: para hacerlo deben vender a sus lectores, que en ocasiOnes muestran c1ertas preferencias sobre sus :u1ículos de consumo. Cuamos dos tcsumonto~. uno de un diario y otro de una agencia, en lo:; que se explica la relac1ón con :.u:. clientes: P: La mscguridad que sic.:nte la gente, que es real, el comerciante tip1co que tiene tmcdo que ya se:: la dieron dos o tres veces, lamentablemente tiende a pensar "que maten a todos los chotTos"; asi piensan. Yeso se traduce en el rebote que no~otros recibimos y se traduce en la forma en que nosotros podemos laburar los casos, publicarlos, en el espacio que nos da el medio para laburarlo, obviamente, porque el medio les vende a sus lectores, y tampoco tiene ganas de estar en una polémica constante con sus lectores. Yo no lo haría si fuera empresario, no quisiera que mis lectores estuvieran todo el tiempo en contra de mi linea editorial (...) (Redactor del diario Clarín) En el caso de las agencias de noticias, su mercado no son lectores masivos sino otro tipo de clientes que del mismo modo moldean lo que In agt:ncia produce: L ¿Qué es lo que hace a un tema noticiable? J> bo está en nuestra evaluación. En mi rol de editor, la agencia !lene una particularidad, la agencia está trnbajantlo para dtstnltos medtos, rad1os, diarios y canales de televisión, ¡¡hora se ha ampliado mucho d espectro, I:J agencia proporciona utformación a otros entes, organismo:. oficiales, hay diverstdad de clientes que compran nu.::.tros serviciOS. Empresas que les mteresan por ahí la parte más económica pero también casosJUrídicos. hechos que sientan pree.:dcntcs, juicios contra empresas, scntenc1as por mala praxis, temas ccolúgicos. Es un abanico muy grande, está todo muy interrelacionado(...) hasta te diría que el perfil de la delincuencia le puede llegara interesaru una empresa o a un rubro especifico. (Editor de la ageneia DyN) Fn palabras de otro entrevistado empezamos a entender, después de haber visto ciertas difcrcncins entre ellos, la relación que la agcncin tiene con el diario: E: En gencr:ll vos ves que los medios gráficos comparten el criterio de ustedel> y si ustedes le dieron m:is amplitud a una noticia, ¿ellos le dan una importancia similar? P: En general sí. Nosotros intentamos estar en el mismo nivel en el que e::stán los diarios más importantes, por ejemplo Cl11rin Mut:lles !>llenll.."ldas175 www.apuntesallprint.com.ar c o n s t i t u c i o n @ a p u n t e s a l l p r i n t . c o m . a r Página 23 de 226
  24. 24. y La Nación. Tenemos por día que decidir los dos o tres temas impor1antes que aesos les damos mayor extensión que al resto. Lo que sí buscamos es que esos temas importantes sean los mismos que los que al día siguiente se van a ver reflejados en los diarios. Si ellos les dieron mayor importancia a otro tema es un signo de prestar más atención porque evidentementefue más importan/e el otro tema. Tratamos de buscar que esos dos o tres temas que marcamos como m{ts impot1antes sean los mismos que reflejan los medios, y en general se da. (Editor de la agencia Télam) A partir de este testimonio vemos que, así como existía una relación de mutua detem1inación entre los medios y sus consumidores, existe un vínculo similar entre lns agencias de noticias y los diarios: las agencias determinan en gran medida el universo de noticias disponibles en los diarios, mientras que a su vez buscan seguir los mismos criterios editoriales de los principales diarios del país, que marcan la pauta. De este modo, debemos poner en cuestión el hecho de que las agencias sean la fuente primordial de twticias, ya que éstas están a su vez sesgadas en la producción de las mismas por parte de las líneas editoriales de los principales diarios del pals. 3.3. Algunos critenos generales de noticiabilidad Comenzaremos haciendo una brevesíntesis sobre los criterios generales de noticiabilidad, que luego veremos claramente aplicados a los casos particulares objeto de nuestro estudio. En primer lugar, uno de los aspectos que se repite en los discursos ue los periodistas entrevistados es la peculiaridad de ..la historia'': según este criterio,sea el hecho o sus protagonistas deben tener características pat1ieulares (espectacularidad, originalidad, fama. excentricidad, etc.) para convertirse en noticia. En segundo lugar, la exclusividad del medio es otro criterio que cuenta: si el hecho no fuera "una historia"' tan buena, pero el diario tuviera en exclusiva ciertos datos. detalles o testimonios, también será convertido en noticia. En tercer lugar, los diarios toman ciertos temas y los hacen propios, "llevan la bandera'' de algunos casos. E: ¿C'ómo argumenta cada jefe de sección que un tema tiene que ser noticia? P: Y, los criterios son variados. llay algunos criterios que se imponen: "1e11go una hisloria hárhara"... te doy un ejemplo: el otro día con la mujer del violador o del acusado de violación en Núfez. Vos podés decirme que la mujer no es protagonista del caso, pero qué pasa: tenemos una historin bárbara. O sea es una historia que está buenísima par<~ contar y para leer. Y que seguramente a la ge111c le iba a gustar leer. Bueno ese es un criterio: la historia es buena. 76 1Muertes silenciadas Otro criterio es: ..el hecho no es tan grande, pero tengo detalles que sé que los voy a tener yo solo". Tengo detalles exclusivos que podemos dar muy bien. O tengo una foto buenísima de un tipo que está secuestrado. Y sé que no la tiene nadie, porque la conseguí de fulano, que me la prometió a mi solo. Ese es otro criterio. Otro criterio puedeser: es un lema quesiempre nos embanderamos nosotros. Ponéle: si vos estás denunciando que hay muchos robos en Caballito. o de un tema x, digo "hay una ola de robos en Caballito", y vos estás pegándole a ese tema; al cuarto día que vos estás con el tema y roban un quiosco de diarios en Caballito, y seguro lo vas a potcncinr (...) Otro. ejemplo de los últimos tiemros: los asaltos contra jubilados. Ultimamente terminamos dando un viejo que lo empujaron en la calle y le robaron 5 pesos y lo publicamos. ¿Por qué? Porque hay una ola (nota: marcando la palabra como comillándola) de asaltos. La realidad es que hay mucho mús que otros mios. Entonces cuando estás mon1ado en la ola publicas todo. (Redactor del diario Clarín) Es interesante notar que los últimos dos criterios descriptos en el testimonio se c.:onforman en referencia a los demás diarios. Seguimos develando la diversidad de elementos ajenos a los contenidos de las noticias (mercado, competencia, recursos, cte.) que componen el campo periodístico y que influyen en la constn•cción de la noticia. Así, otro de los factores relacionados con este último es "la cornpetcnci:J de las noticias entre si'', o la carrera de la que pat1iciran las noticias, en la que algunas ganan y otras pierden: E: Pensando en casos de enfrentamientos con la policía con delincuentes muertos... P: No, en general no es que tenés tres por día de esos; por ahí tcnés uno y después tenés un asalto al verdulero... Depende de contra qué corre. Eso es lo primero. Digo: si aliado de eso tenés un doble homicidio de una maestra dejardín de infantes y su hijo, seguro vas a ir a cubrir la maestra y no vas a ver qué pasó con ese enti·entamiento. (Redactor del diario Clarín) Otro de los criterios determinantes para la definición de la publicación de un hecho como noticia es la disponibilidad inmediata. P: Este diario se ocupa de las cuestiones m<is cotidianas de actos violentos que se produzcan en la Argentina y en este caso en Capital y 1<~ provincia. Cuando hablo de actos violentos hablo de asesinatos, que tengan rehenes, o violaciones, o robos, o algún otro delito que tenga más magnitud. E: Dentro de todo ese panorama, ¿cómo decidís qué hecho va a tener más cobertura? 1 luenes silenciadas177 www.apuntesallprint.com.ar c o n s t i t u c i o n @ a p u n t e s a l l p r i n t . c o m . a r Página 24 de 226

×