Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

La voz de la experiencia: los mayores en las universidades

765 views

Published on

Conferencia inaugural en el IV Congreso Iberoamericano de Universidades para mayores

Published in: Education
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

La voz de la experiencia: los mayores en las universidades

  1. 1. El Valor de la experiencia. Impacto sobreuna ciudadanía mayor activa en los cambiossocioculturales y en el escenario económico y delsiglo XXI.Andrés Pedreño MuñozInstituto de Economía InternacionalUniversidad de AlicanteBuenos días, agradezco la inmerecida y generosa presentación de laVicerrectora Josefina Bueno y espero no defraudarles con mi exposicióntras lo que ha dicho. Premitánme también que exprese mi agradecimientoa la invitación de los organizadores a participar en este IV CongresoIberoamericano de Universidades para mayores. Es realementeinteresante poder reflexionar con vosotros sobre temas como el “valorde la experiencia”, o compartir ideas con la vista puesta en objetivos queme parecen muy relevantes para nuestra sociedad y por extensión paranuestras universidades.Permitidme que me refiera brevemente a la Universidad Permanente dela UA, un proyecto que impulsamos hace años con el mayor entusiasmo yconvicción en sus inicios donde fue decisivo el trabajo del Vicerrectoradode Relaciones Institucionales a cargo de la Prof. Ana Laguna y de losdirectores Emilio Soler y Concha bru. Durante años este proyecto ha sidomuy enriquecedor para la propia Universidad de Alicante. Ha permitido laconcurrencia de profesores y alumnos entusiastas, diría vocacionales, quehan ido mucho más allá de sus obligaciones, superando expectativas ysuscitando satisfaciones y elogios generalizados.No sou un especialista en estos temas, pero al sentirme muy unido a esteproyecto y es para mi un honor, un privilegio haber sido invitado y podercompartir unas modestas reflexiones.
  2. 2. El Balance de los PUMHoy concurrimos aquí con un balance realmente positivo. Los ProgramasUniversitarios Para Mayores (PUPMs) han conseguido avances socialesde una extraordinaria relevancia: ● Han contribuido a que veamos la etapa post-laboral como un periodo en el que se puede seguir aprendiendo y dando frutos a la sociedad y no como un mero proceso de envejecimiento y marginación. ● Han fomentado un bienestar social emocional físico y psíquico entre las personas mayores que han participado en los programas ● Han impulsado la integración social, fomentando la eliminación de brechas sociales, la exclusión, la dependencia, etc. ● Y han favorecido la cohesión social, el entendimiento inter- generacional y la participación activa de los mayores en las actividades de la sociedad civil.Han sido retos muy relevantes y es de justicia hacer un balance muysatisfactorio sobre la labor desarrollada por vuestros centros en los últimosaños.Introducción: el escenario económico del siglo XXIEl título de mi intervención me obliga a mencionar, aunque seabrevemente, los cambios socioculturales y el escenario económicodel siglo XXI, lo que trataré de sintetizar en cinco puntos, todos ellos muyfamiliares para vosostros:1. La proyección de nuestras estructuras demográficas para lospróximos años dan como resultado un enorme peso, especialmente enEuropa y muy particularmente en España, de las personas mayores, cuyamasa crítica pasa a ser determinante cuantitativamente en la poblacióntotal. No voy a aburrir con cifras conocidas por todos. Basta recordar queen la UE en 2015 un 20% de la población total tendrá más de 65 años. O
  3. 3. que en 2050 el 21% de los habitantes del planeta tendrá más de 60 años.2. Estas estructuras demográficas evidencian también problemas en lasostenibilidad de un modelo de financiación del estado de bienestar.Retrasos en las edades de las jubilaciones, cambios en las percepcionesde servicios, pensiones, etc.3. Previsiones sobre una mayor longevidad, mejoras y avancesgenerales en la salud de la población adulta.4. Cambios muy importantes en el mercado laboral. Formacióncontinua; ritmo más intensivo de las innovaciones y cambios estructuralesen los sistemas económicos.5. Aspiraciones, compromisos políticos, que tienen como objetivoincrementar la calidad de vida de las personas mayores y definirnuevos roles en la sociedad del futuro.Son temas muy conocidos por todos.La actual coyuntura económica es temporalÚnicamente señalaré que en esta profunda crisis quizás muchos piensenque el punto más apremiante son las restricciones financieras que nosacucian en muchos países.Como economista y aun siendo consciente de la veracidad de los cálculoscontables que se difunden frecuentemente, no soy nada pesimista sobre elfuturo.En los últimos cien años hemos atravesado fuertes crisis económicasque en modo alguno han afectado a una tendencia general a largo plazoen la que el progreso técnico, los avances tecnológicos, han sido los
  4. 4. determinantes para incrementar sustancialmente el crecimiento económicoy la calidad de vida de la población mundial.Los economistas estimamos el papel del progreso técnico en elcrecimiento económico sobre variables del pasado. Seríamos incapacesde formular un tipo previsiones como la conocida Ley de Moore, aplicada alos circuitos integrados y que ha servido para predecir el comportamientode la industria de la computación en los últimos veinte años.Confío más en algunas ramas de la prospectiva que identificanfundamentos científicos sólidos para pensar en un escenario a largo plazoen el que las restricciones económicas no sean tan dramáticas comose nos presentan en la actualidad... No pasará mucho tiempo para quenuevas olas tecnológicas incrementen sustancialmente las capacidadesproductivas de nuestros sistemas con nuevos avances de gran impacto enel crecimiento económico de todos los países.Debemos hacer planes ambiciosos para coyunturas muy distintas a laactual, llena de incertidumbres pasajeras y limitaciones temporales.Tal es así que me atrevo a proponeros...Una nueva agenda en la universidades para abordar lanueva sociedad de los mayoresCon problemas financieros o sin ellos, los anteriores puntos quizás nosllevan a la necesidad de pensar en un cambio de paradigma sobreel papel de los mayores en nuestra sociedad. Un cambio de roles,actitudes, en los que la universidad debería estar llamada a desempeñarun papel esencial.Adelantaré, que unas universidades comprometidas socialmente, debenacometer “un I+D” sobre los mayores en la Universidad, que nos ayudea encontrar nuevas fórmulas, nuevas propuestas que concilien los muy
  5. 5. importantes cambios sociológicos y demográficos previsibles en nuestrospaíses y den cobertura a una serie de objetivos que deben considerarseirrenunciables para los mayores. Como por ejemplo: ● Los citados frecuentemente por vosostros: Mayor calidad de vida de los mayores, su desarrollo personal, autonomía, adaptación a los cambios socio-culturales, acceso a satisfacer su curiosidad científica e intelectual, etc. tras la etapa laboral activa. Además me gustaría poner énfasis en la necesidad de: ● Fomentar una mayor participación de la voz de la experiencia en la sociedad actual. ● Redefinir el concepto de actividad y pro actividad entre la población de mayor edad. ● Propiciar una mayor interacción y comunicación entre los diferentes estratos sociales de distinta edad ● Impulsar el aprovechamiento del valor de al experiencia en la sociedad del conocimiento ● Revalorizar e incrementar el papel de la universidades en los objetivos anterioresEn este entorno, las Universidades insisto en que deben ser muchomás ambiciosas. Los Programas Universitarios para Personas Mayores,las “universidades permanentes”, los centros que con diferentesdenominaciones se ocupan de estos temas, deberían estar llamados aconvertirse en centros estratégicos de primer orden dentro de nuestrasuniversidades.Me gustaría concretar algunas de las nuevas metas o roles que piensodeben acometer vuestros centros: ● Una ambiciosa plataforma de comunicación entre la Universidad y las personas mayores. Fomentando todo tipo de vínculos, identificando necesidades reales y potenciales de los colectivos mayores, propiciando la construcción de bases de datos; agilizando las demandas sociales de estos colectivos en las estructuras
  6. 6. universitarias; elevando la participación de estos centros al mayor rango posible (estatus de decanato, vicerrectorado, etc.).● Servir de puerta de entrada de los mayores a la Universidad, con un tipo de formación abierta y flexible como la existente, pero con la vista puesta en metas también más ambiciosas como la formación permanente, el acceso de titulaciones de rango superior, los programas especializados hechos a medida, nuevas infraestructuras, nuevos roles de los mayores, nueva relación universidad-mayores, acreditaciones oficiales y de reconocimiento institucional -y de prestigio añadiría- para las actividades y programas que realizan los mayores en las universidades, etc. Muchas de estas cosas conozco que son reivindicaciones frecuentes vuestras.● Reinventar la Universidad. Para lo que insisto en un desarrollo de un I+D+I universitario destinado a mayores. Nuestras ofertas se ha dirigido durante siglos a los jóvenes. Debemos reinventar la universidad en la era de la información y del conocimiento, donde los mayores determinan la estructura de nuestra sociedad y donde hay que aspirar a la reinserción social pasando por el éxito de la relación intergeneracional. Desde esta perspectiva es muy interesante la cooperación interuniversitaria que se realiza a la través de organizaciones ya existentes como AEPUM y la coordinación e intercambio de información de los centros existentes.● La implantación real del concepto de educación permanente. Concebir un proceso educativo que se pretende que las personas lo lleven a cabo a lo largo de su vida, impuesto por las propias exigencia de cambios rápidos en la sociedad. Exige, como he dicho, transformaciones profundas en nuestras universidades: cambios de entidad en nuestras estructuras académicas y una mayor permeabilidad universitaria a lo que sucede en la sociedad en general, en las empresas y en el mundo laboral muy especialmente. La reciente Ley de la Ciencia ha dado un paso tímido -e insuficiente desde mi perspectiva- para hacer posible la
  7. 7. movilidad del profesorado al sector privado. Los Programas de las Universidades Permanentes pueden ser también una plataforma muy interesante -por ser abiertas y flexibles- para identificar necesidades sociales y empresariales especialmente en los referente a la formación de adultos profesional ya sea inicial, ocupacional, de perfeccionamiento, etc.Por las razones expuestas, las universidades del futuro necesitan utilizarestratégica e inteligentemente vuestros centros para redefinir nuevos rolessociales y cambios fundamentales para nuestras universidades.Algunas ideas o propuestas a modo de ejemploEntiendan algunas ideas que voy a comentar, un tanto improvisadamente,a modo de provocación. Se trata, en una conferencia de este tipo y anteexpertos en la materia, de una invitación a iniciarnos en la innovación y enel I+D de mayores. No me hubiera sentido cómodo teorizando sobre “Elvalor de la experiencia” y no sugeriendo absolutamente nada sobre cómoplasmar ese valor en la practica.Estoy seguro que hay muy buenas practicas y propuestas surgidas de laextensa experiencia de las Universidades y sus programas diseñados paramayores en los últimos años. Ese sin duda debe ser el punto de partidapara avances y desarrollo que conduzcan al éxito...Volviendo a las propuestas que mencionaba, haré alusión a tres ideas: ● El cambio de formato en las aulas de la experiencia. “Aulas presenciales 2.0” ● El papel activo de los mayores en el emprendedurismo joven universitario, que es vital para el nuevo modelo económico que exige la situación un país como España.
  8. 8. ● Los que denomino los anti-ghetos: la introducción de los mayores en las titulaciones o grados oficiales. Crear una cultura social entre los jóvenes donde participan los mayores.En un mundo como el que vivimos estoy seguro que estas ideas ya se lehan ocurrido a alguien o incluso se han llevado a la práctica. Aunque nohe encontrado muchas referencias en Internet, las que he visto me hanparecido fuente de una inspiración que puede ser muy fructífera. Es laventaja de una sociedad en red que permite compartir experiencias, éxitosy fracasos que nos ayuden a progresar.Voy a referirme brevemente a esta tres vías que considero importantes pordiversas razones.El cambio de formato en las aulas de laexperiencia. “Aulas presenciales 2.0”No estoy proponiendo que nuestros mayores se constituyan en el másdestacado y más vanguardista segmento del nuevo Internet que vivimos.No, aunque, confieso que me encantaría la posibilidad de contemplarlo.El verano pasado fui invitado por la UIMP en Santander a participar en unjurado que evaluaba propuestas para diseñar un aula futurista 2.0 tras unconcurso de ideas del Rectorado.Un año antes, en un seminario sobre la Universidad 2.0 se habló y debatióeste tema en la propia UIMP (ver Aula 2.0). A continuación tenéis elformato de un aula 2.0 según la “versión MIT” como ilustración gráfica delo que comentaré a continuación:
  9. 9. Dejando al margen los aspectos técnológicos, lo que realmente nosdesveló el diseño de este tipo de aula, fue tanto la crisis de un modelotradicional de enseñanza (puesta a prueba con las TIC y la sociedad dela información y el conocimiento) y muy especialmente la necesidad deuna plataforma rupturista con el pasado y que se abriera a la participaciónactiva como método fundamental de aprendizaje.Creo que esta idea trasladada a nuestros mayores puede realmenteser revolucionaria. Sería ideal para propiciar la interacción entreconocimiento y experiencia. Para cambiar nuestra mentalidad de clasemagistral a mayores por formatos muy participativos en los que unaparte fundamental del protagonismo lo tiene la experiencia, sus dudas,sus preguntas como inicio de una enseñanza que además se construyecolectivamente, sin dogmas previos... La clase convencional convertidaprogresivamente en un taller.Los académicos no debemos caer en el error de limitarnos a dar clasesmagistrales con nuestros mayores y en temáticas propuestas o impuestaspor nosotros mismos. Corremos el riesgo, además, de ser ninguneados.
  10. 10. Los mayores quieren aprender, pero quieren divertirse, tienen derecho aser protagonistas. No les impongamos métodos pedagógicos diseñadospara jóvenes que los propios jóvenes están poniendo en crisis de formaacelarada con el concurso de Internet y las Nuevas Tecnologías.En inglés lo que se conoce como “Learning for pleasure at your Leisure”ha dado lugar a una organización de mayores: la U3A (The Universityof the Third Age), con más de 250.000 miembros, es una asociaciónbritánica, autogestionada e independiente, para personas que notrabajan a tiempo completo. La U3A ofrece oportunidades educacionalescreativas y de ocio en un entorno amigable. En el Reino Unido hay 780asociaciones, se expande ya por todo el mundo, por ejemplo Australia, eincluso en Calpe (España) hay una asociación U3A con página web propia.Es toda una alternativa a la oferta de las universidades británicas. Su lemaes que las personas mayores quieren controlar su propio aprendizaje,desean aprender según su propios métodos, sin exámenes, sin planes deestudios rígidos y sin normas docentes rígidas. Es curioso ver algunos delos temas más demandados con éxito: Envejecer positivamente, Florecera la tercera edad, Imágenes digitales, Historia de la Jardinería, Escribircuentos cortos, Escribir para publicar, Venecia y sus artistas, Los pintoresde España, China, una introducción, Rusia, una introducción, etc.. Ofrecencursos digitales. Cuentan con organizaciones científicas y académicas,pero no con universidades. Son cursos de pago. Y tienes que ser miembropara seguirlos.También las universidades tenemos la obligación de ser competitivasen este segmento de mercado. Afortunadamente las Universidadespermamentes en España han partido de ideas bastante abiertas y flexibles.Esto a mi juicio es lo que explica su éxito.La experiencia internacional también nos dice que él éxito está enidentificar las preferencias de la demanda. En la Universidad de SanDiego, en sus programas de invierno o verano, no hay cursos sino talleres
  11. 11. prácticos que van desde cómo sobrevivir en un mundo informatizado hastacómo hacer ejecicios Tai Chi. En esta línea observo también muchos denuestros programas en España. Veo que estamos obligados a profundizary perseverar por esta vía.El papel activo de los mayores en el vitalemprendedurismo joven universitarioLa sociedad del conocimiento exige cambios muy importantes en elperfil del empresario del siglo XXI. Hace unas décadas la escuela deempresarios era la vida y trabajo, muy ajena a las universidades -sospechosas de romper vocaciones empresariales-, bastaban personascon adversión al riesgo, agresividad comercial, pericia y entusiasmo por sutrabajo.Hoy, la cosas han cambiado radicalmente, los perfiles de emprendedoresde mayor éxito mundial salen de ámbito universitario. Son Steve Job,Larry Page, Sergy Brin, etc. Sus empresas están ligadas al conocimiento.Sectores de futuro como las TIC, biotecnología, salud-medicina,nanotecnología, exigen un perfil de empresario especialmente capacitadopara explotar el conocimiento como principal input de la empresa. Estaes la alternativa para generar empleo en un país moderno y avanzado.La salida es exportar bienes de alta o media tecnología, o con fuertesprocesos de innovación, frente a bienes intensivos en mano de obrabarata de sectores maduros cuyas ventajas salariales en los BRIC olos países en vías de desarrollo hacen muy difícil la competencia en losmercados internacionales de países como España.En nuestro país hoy tenemos jóvenes informáticos bien formados,químicos, físicos, ingenieros, biólogos, economistas, todos ellos insistobien preparados en sus diferentes esferas de conocimiento. Pero quizásmuy pocos diestros en el manejo y gestión de una empresa.
  12. 12. Por el otro lado tenemos un buen número de excelentes profesionalesjubilados, incluso personas con muchos años de experiencia empresarialen muchas parcelas de enorme interés: financiación, comercio exterior,administración, impuestos, laboral, cuestiones legales, etc. donde nuestrosemprendedores se “pierden” e incluso literalmente “se ahogan”.Para unir ambos mundos y ponerlos a funcionar sólo falta un poco deimaginación, quizás algunos incentivos, ayudas. etc. Pero la simbiosisde estos dos mundos -jóvenes emprendedores y jubilados- puede serrealmente revolucionaria. Me consta que la UA ha iniciado experienciasde este tipo y también se ha recogido en documentos de trabajo delos PUPMs (Programas Universitarios para Mayores). Probablementeal principio no son fáciles sino cuentan con apoyos legales, clarosreconocimientos institucionales, e incluso incentivos.Nuestro emprededurismo universitario es todavía insuficiente, débil,vulnerable y con escasos referentes de éxito. Sin embargo, todo cambiode modelo en un país como España, y de esperanza a largo plazo parair absorbiendo nuestro desempleo, debe basarse en buena medida enempresas de base tecnológica, en empresas de conocimiento y en jóvenesuniversitarios que piensen cada vez más en el lema kennedyano: Quépuedo hacer por mi país, en vez de qué puede hacer mi país por mi”. Aeste tipo de jóvenes, como he dicho le vendría bien que las universidadesestablecieran plataformas ágiles de comunicación entre las voces de alexperiencia (los mayores y jubilados) y los emprendedores.La Universidad de Long Island (Nueva York) ofrece un MBA en la queparticipan ejecutivos jubilados con una experiencia profesional valiosay reconocida. Su papel es aconsejar a los estudiantes internacionales ymedir su progreso durante el curso académico (este programa se llamaProfessional Mentoring).La Universidad de Boston ofrece a todos sus alumnos la posibilidadde tener un tutor-mentor de una bolsa de profesionales jubilados. Las
  13. 13. personas jubiladas ofrecen sus áreas de especialidad en un base dedatos que puede ser consultada por los alumnos. Los alumnos se ponende acuerdo con los tutores si encuentran una oferta de su interés. Elcompromiso de un profesional jubilado suele ser de cuatro horas por mesy alumno. Una oportunidad de compartir intereses y experiencias entredistintas generaciones.Me vienen otras muchas ideas que podrían haber tenido cabida en lareciente Ley de la Ciencia, ocupada en demasía en el estatus de losinvestigadores y cosas parecidas. Por ejemplo, fórmulas de BusinessAngels con fuertes incentivos fiscales, regulación de coparticipaciones confuertes incentivos fiscales, preferencia en ayudas, etc. En estos programaslos mayores son potenciales benefactores si previamente hemos trabajadoen ello.Esta idea, así como la siguiente, quedaría enmarcada en la propuestade los PUPMs (Programas Universitarios para mayores) que recomiendaa las universidades a que fomenten una integración más efectivade los mayores dentro del mundo universitario a través del apoyo deprofesionales con amplia experiencia. En dicha línea, hago mías ideasvuestras tales como asesoramiento en trabajos de fin de carrera medianteconsultas programadas, asesoramiento en entrevistas de trabajo , el apoyoa la hora de integrarse con éxito en un puesto de trabajo u otras tareassimilares. Son todas ellas ideas del máximo interés que deberían serrecogidas e instrumentadas de forma entusiasta y efectiva por nuestrasuniversidades.Los anti-ghettos: la introducción de los mayores enlas titulaciones o grados oficiales. Crear una culturasocial entre los jóvenes donde participan activamentelos mayores.
  14. 14. Mi última propuesta está destinada a poner énfasis en la no creaciónde compartimentos estancos entre jóvenes y mayores. No debemoscaer en el error de diseñar un ghetto dorado para mayores en nuestrasuniversidades. Con esto me sumo a las inquietudes de los PUMsde la universidades españolas, reclamando una mayor convivenciaintergeneracional, ya identificada como necesaria y positiva, en torno a lasexperiencia de los programas para mayores existentes en la actualidad.En mi opinión en las universidades deberíamos proyectar una imagen anteal sociedad de que estamos dando pasos para avanzar mucho más en unamayor integración de los mayores en la sociedad. De revalorizar y conciliarla experiencia con el ímpetu y fuerza de los jóvenes universitarios.De aquí que mi propuesta sea muy sencilla. Introducir a los mayores enlas aulas convencionales de nuestros jóvenes, Introducirlos -mediante unanálisis previo de actitudes y aptitudes- en nuestras aulas de siempre, através de la preparación previa que ya se da con éxito en los Programapara Mayores existentes actualmente en todas las universidadesespañolas.En una conferencia de este tipo no puedo detallar sobre la forma deabordar en la practica este tema. Pero no se me antoja muy costoso sihay, vuelvo a insistir, imaginación y voluntad para hacerlo.Hay bases de partida como las ofertas anglosajonas Liberal Arts (ArtesLiberales) que podrían ser adaptadas con incentivos y sin exigencias deexámenes y pruebas para los mayores que quisieran seguirlas.Déjenme que les cuente mi experiencia en mi asignatura optativa deEconomia de la Globalización.Desde hace seis años vengo impartiendo la asignatura en un formatobastante innovador introduciendo una buena dosis de NuevasTecnologías. Mis alumnos discuten con herramientas TIC las clases
  15. 15. convencionales, deben hacer un blog propio, organizan grupos de trabajo,exposiciones, etc.En dos de esos seis años he tenido la suerte de que entre los alumnosestuvieran matriculados mayores. Concretamente un empresario dela construcción y una profesional de la banca. Tengo que señalar conrotundidad que mis clases se han enriquecido notablemente con lapresencia en clase de estas personas más senior: la participación, laspreguntas, las iniciativas, etc. El ejemplo en el aula de estos profesionalescon experiencia mejoraron mis clases muy considerablemente. Muchos delos alumnos jóvenes vieron un modelo a seguir, ganaron más confianzaa la hora de participar; y lo que es más interesante, se establecieronasociaciones muy interesantes entre alumnos jóvenes más proclives ohábiles en el manejo de internet y los senior con experiencia y madurezprofesional, capaces de valorar determinados conocimientos, o deconstruir opiniones más fundamentadas.Es tan interesante este tipo de experiencia que debo confesar que si elcurso que viene no tengo gente mayor en mi clase me producirá bastantefrustración porque estoy seguro que redundará negativamente en losresultados de mis clases.Se trata, siguiendo vuestros documentos, de promover el muy interesantediálogo inter-generacional y la cohesión social y promover “complicidades”entre la experiencia y la capacidad de innovar de los jóvenes.A modo de conclusiónSinceramente creo que tenemos que ser muy innovadores. Los ProgramasUniversitarios para Mayores han constituido un excelente, importante einteligente paso por parte de las Universidades.En mi opinión debemos ser, como he dicho, aun más ambiciosos. No
  16. 16. sólo porque, de forma egoista, nos interesa estratégicamente paraampliar nuestra influencia social Por número de votos los mayores vana ser decisivos para constituir las mayorías del poder político durantelos próximos años en muchos países. También y sobretodo porque lasuniversidades de nuestro tiempo deben estar comprometidas con estosretos sociales.El valor de la experiencia, incrementado por la longevidad y las exigenciasde la sociedad del conocimiento nos llevan a la necesidad de articularnuevas vías de comunicación y de interacción generacional... Necesitamosideas innovadoras, un I+D que nos ayude a reinventar la universidad de laformación permanente, sin distinciones de edad.Estoy convencido que este encuentro será muy fructífero a la hora deabordar estos apasionantes retos.Muchas graciasAndrés Pedreño Muñoz

×