Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Leccion joven: Las enseñanzas de Jesús y la Gran Controversia

2,859 views

Published on

Las enseñanzas de Jesús y la Gran Controversia

Published in: Spiritual
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Leccion joven: Las enseñanzas de Jesús y la Gran Controversia

  1. 1. lección 7 6 al 12 de febrero Las enseñanzas de Jesús y el gran conflicto «Vengan a mí todos ustedes que están cansados de sus trabajos y cargas, y yo los haré descansar». Mateo I I : 28 ífi El movimiento de gente en la Estación Central de Nueva York me recuerda a todo lo que enfrentamos tratando de mantenernos al día con nuestras responsabilidades. y Io que tenemos que reflexionar acerca de Jesús y del descanso espiritual y físico que nos ofrece. 66
  2. 2. sabado _ _ 6 de febrero Introduccion Libertad del yugo del cansancio 2 Corintios 9: 8 Imagina la siguiente escena: te encuentras subiendo una montaña llevando una carga de cien libras a la espalda, dando un lento paso a la vez. Mientras te mueves. escuchas una voz que te llama a detenerte y a que mires al frente. Cuando lo haces ves que más adelante hay un vehiculo y la voz te dice que dejes tu carga en él. De inmediato la situación cambia. Te sientes más liviano y tranquilo porque has encon— trado un lugar donde dejar tu carga. Cristo ofrece un descanso divino que nos deja revitalizados. Cada uno de nosotros ha enfrentado algún tipo de agotamiento. Vivir en un mundo lleno de controversias nos hace sentir el cansancio y el sufrimiento práctica mente a diario. En ocasiones tenemos demasiado por hacer y las oleadas de respon- sabilidades nos hacen perder el equilibrio. Los problemas que parecen de imposible solución nos dejan exhaustos y sin esperanzas. La vida diaria nos mantiene atados mediante desengaños y decepciones. Casi todos podemos marcar un número de teléfono para hablar con alguien cuando lo estamos pasando mal. Algunos quizá encuentran consuelo en comer. salir con los amigos o ver alguna pelicula. Cuando nos sentimos cansados y agota- dos. nuestro cuerpo. nuestra mente y nuestro espiritu pueden ser impactados mega tivamente. Para recuperamos por completo de cualquier situación dificil necesita» mos un descanso que va más allá de lo fisico. Algo que muchos no hacen es aceptar la invitación de Cristo, que ofrece darles descanso. Cada vez que nos sintamos exhaustos por llevar la carga asociada al gran conflicto entre el bien y el mal. Cristo nos dioe: «Vengan a mi todos ustedes que están ttansadtis de sus trabajos y cargas. y yo los haré descansar» (Mat. ll: Z8). Pode- mos estar seguros de que el descanso que él ofrece es suficiente para todo aquel que decida depender de él. La promesa que Cristo brinda es para todos. Él no discrimina respecto a la edad. la educación o el trasfondo económico. Como jóvenes adventistas tenemos que enfrentar muchos desafíos: financieros. de relaciones interpersonales. y mu- chos otros. Nuestros problemas pueden agotarnos fisica. espiritual y emocional- mente; sin embargo. Cristo ofrece un descanst) divino que nos deja revitalizados en esos mismos aspectos. Esta semana aprenderemos como podemos acudir a Cristo y experimentar el descanso eterno que él ofrece. ¿. .;li. —’)‘d" "mas! u", r w a 67
  3. 3. domingo 7 de febrero Génesis 212i M t s: 3-30; Logos 7:a2ll?27; 13: 3-8; La fuente de nuestro Hebre9s13rí8: descanso eterno Apocalipsis 14: 11. 12 Meditando en OI 2.’ 2) Los primeros capitulos del libro de Génesis se refieren a la semana de la creación y al sábado. Como cristianos hoy, obtenemos nuestro concepto de descanso del mismo modelo que Dios estableció al final de aquella semana. Dios descanso no porque estuviera agotado, sino para celebrar lo que habia hecho durante los seis dias anteriores. Hoy, el descanso sabático significa una liberación de las tareas cotidianas. Es asimismo una celebración que nos recuerda el sábado que Dios celebro con Adán y Eva después de la creación. Sin embargo. el pecado amenaza corromper el plan de Dios y restar a los seres humanos la libertad y la celebración que Dios quiso que disfrutáramos. Guardar el sábado es la mejor forma de experimentar el descanso original que Dios en un principio deseó para nosotros. «El sábado llega hasta nosotros desde un mundo sin pecado. Es el don especial de Dios que permite que la raza humana expe- rimente la realidad de un cielo en la tierran. ‘ intentos para destruir la sagrada institución del sábado (Apoc. 14.‘ 11, 12) El sábado es una de las instituciones divinas que Satanás desea destruir. Mientras Dios espera que su pueblo observe el descanso sabático. Satanás abriga otras ideas. Por eso ha persuadido a gran parte de los seres humanos para que se unan a él en un intento de dañar el mandato divino. Al diablo le gustaria mucho cautivarnos y hacer que perdamos el descanso que Dios deseó tuviéramos en e'l. El Apocalipsis muestra simbólicamente esta obra de Satanás en contra de la ley de Dios, y como Dios, a través de Cristo. ha neutralizado todos sus esfuerzos. A la luz de la profecía de Apocalipsis l. debemos tomar una decisión personal: recibir la marca de la bestia. al desobedeccr a Dios y sus leyes; o permanecer en el gracias a nuestro Redentor. Las consecuencias de ambas decisiones son claras. La Biblia tiene algo que decir acerca de aquellos que adoran a la bestia y a su imagen: «El humo de su tormento sube por todos los siglos, y no hay descanso de dia ni de noche para los que adoran al monstruo y a su imagen y reciben la marca de su nombre» (Apoc. 14: ll). Cosocharás Io que has sembrado (Mat. 13: 3-8) En cierto modo, la parábola del sembrador enfatiza el efecto del gran conflicto sobre la predicación del evangelio y su arraigo en el corazón humano. Mientras que los ministros cristianos intentan implantar el evangelio en los corazones de la gente. no todos son lo suficientemente receptivos para tomar la semilla y cuidarla. Satanás trabaja con denuedo para asegurarse de que los que escuchan el mensaje del evange- lio no reaccionan ante el mismo. 68
  4. 4. Sin embargo. en medio de la controversia. Dios tiene a un remanente que obe- dece sus mandamientos sean cuales sean las circunstancias. En lugar de ser un terre— no árido y duro, ellos son tierra fértil que proporciona «alimento» para que la semilla del evangelio crezca en los corazones y las mentes de los que la reciben. En medio de las circunstancias que enfrentamos, tenemos la seguridad de que no estamos solos. Edikndo en la Roca (Mat. 7: 21-2fl El gran conflicto es como una tormenta que se abate sobre una ciudad que duerme. Únicamente pueden pemianecer en pie las viviendas que poseen sólidos cimientos. En nuestro viaje espiritual, la Biblia nos estimula a edificar sobre la Roca, Jesucristo. En los salmos David menciona «la roca que me protege» (Sal. 18: 2). En el Nuevo Testamento Pablo habla de «la roca espiritual que los acompañaba en su viaje, la cual era Cristo» (l Cor. 10: 4). Con esas enseñanzas en mente, está claro que los cristianos podran sobrevivir el gran conflicto si edifican sus moradas espirituales en Cristo. El conflicto continúa por todo lugar, incluso en la iglesia. Muchos cristianos consideran que están a salvo por el hecho de estar en la iglesia. Sin embargo, si queremos derrotar al enemigo, el Es piritu Santo debe morar en nosotros y ayudarnos a reflejar a Cristo en nuestra vida diaria. En el Sermón del Monte. Cristo condenó la hipocresía. No podemos preten» der que impresionaremos a Dios mediante apariencias extemas, mientras abrigamos odio. malicia, orgullo o lujuria en nuestros corazones. Todo ello nos impedirá expo rimentar un genuino descanso en Cristo. Buenas nuevas (Mat. 28: 2o) En medio de las circunstancias que enfrentamos, tenemos la seguridad de que no estamos solos. Cristo. nuestro salvador, promete: «Por mi parte, yo estare’ con us- tedes todos los días, hasta el fm del mundo» (Mat. 28: 20). Esa es la bendita esperan za, la seguridad, el dscanso que tenemos mientras luchamos en el gran conflicto. BIRA COMENTAR l. ¡Qué circunstancias te impiden experimentar un pleno descanso en Cristo? Z. ¿En qué forma «construir sobre la roca» nos ayuda a no ser vencidos por el gran conflicto? 3. ¿Cómo es posible cambiar un corazón duro en un terreno fértil que acoge las en— señanzas de Cristo. ’ ’ Creatina de los adiemisms del séptimo dm. (Idaho: Publicacítmee lnterameriamas. 22m6). p. Z8l. 69
  5. 5. Iumes 8 de febrero Testimonio La gran invitación Jeremías 6: 16 e-“Venid a mi todos los que estáis trabajados y cargados que yo os hare’ descansar". Estas palabras de consuelo fueron dirigidas a la multitud que seguía a jesús. El Salva- dor había dicho que únicamente por él podian los hombres recibir un conocimiento de Dios. Se habia dirigido a los discípulos como a quienes se había dado un conoci- miento de las cosas celestiales. Pero no habia dejado que nadie se sintiera privado de su cuidado y amor. Todos los que están trabajados y cargados pueden venir a e'l». ‘ «Nos invita a confiarle todos nuestros cuidados». Cuando estuvo en la tierra. Jesús observó que mucha gente confiaba en sus po- sesiones, en puestos politicos o religiosos, para sentirse seguros y tranquilos. Pero, lamentablemente, esas cosas no pueden conceder el tipo de reposo que surge de aceptar a Cristo como salvador. Los fariseos, saduceos y escribas pasaron por alto esta verdad, y continuaron buscando reposo desde una perspectiva mundana. «Los escribas y rahinos, con su escrupulosa atención a las formas religiosas, sen— tian una falta que los ritos de penitencia no podian nunca satisfacer. Los publicanos y los pecadores podian afectar estar contentos con lo sensual y terreno, pero en su corazón habia desconfianza y temor. Jesús miraba a los angustiados y de corazón cargado, a aquellos cuyas esperanzas estaban marchitas, y a aquellos que trataban de aplacar el anhelo del alma con los goces terrenales, y los invitaba a todos a hallar descanso en él. nTiernamente, invitó asi a la gente que se afanaba: “Llevad mi yugo sobre VOS0— tros, y aprended de mi, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas". ¡»En estas palabras, Cristo habla a todo ser humano. Sépanlo o no, todos están cansados y cargados. Todos están agobiados con cargas que únicamente Cristo puede suprimir. La mrga más pesada que llevamos es la del pecado. Si se nos deja solos para llevarla, nos aplastará. Pero el Ser sin pecado tomó nuestro lugar. “Jehová cargó en el el pecado de todos nosotros". Él llevo la carga de nuestra culpabilidad. Él sacará la carga de nuestros hombros cansados. Nos dará reposo. llevará también la carga de congoja y pesar. Nos invita a confiarle todos nuestros cuidados, porque nos lleva so- bre su corazom. ’ ÉRÁ COMENTAR ‘Que’ cargas te im ¡den ex rimentar un verdadero re i? t P Pe P05‘ l. El [kseado dt todas lau gentes. cap. 34. p. 299. Z. lliid. pp. 299. 300. ' lic-fi‘ ‘t? i“ Hit‘! fu? !” I», i‘ -: ‘”f‘-. 70
  6. 6. martes _ _ 9 de febrero Evidencia Seamos «pobres en espíritu» Mateo 5: 3 Para mantener nuestra lealtad a Dios debemos, como indica la Biblia, procurar una relación constante con Cristo. A pesar de que vivimos en un mundo que prome- te riqueza material y una prosperidad interminable. tenemos que considerar seria- mente cl beneficio final de una relación sincera y fiel con Cristo. Para tener una rela- ción así los cristianos necesitan cambiar su enfoque de una perspectiva mundana a una divina; algo que les ayude a reconocer su vulnerabilidad. Cuando se produzca ese cambio. serán capaces de comprender que dependen de Cristo por completo. En Mateo 5 Cristo habla del carácter que la gente pciseerá cuando mantenga una genuina relación con e'l. Aquellos que son pobres en espiritu son personas «que adolecen de una verdadera miseria espiritual y sienten agudamente su necesidad de las cosas que el reino de los cielos tiene para ofrecerles-o. ‘ De manera parecida a lo que Cristo resaltó en su discurso. la sociedad actual por lo general evalúa el éxito desde una perspectiva material. La mayor parte de los que se consideran exitosos son aquellos que han amasado una gran fortuna. Algunos miden su éxito por los puestos que ocupan en empresas privadas y entidades públi- cas. Sin embargo. de acuerdo con la Biblia todo eso le pertenece al mundo. Los ver- daderos cristianos se esfuerzan primero, y por encima de todo, por alcanzar el maxi» mo galardón: vivir eternamente con Cristo en la tierra nueva. «La comprensión de la necesidad propia es la primera condición para entrar en el reino de la gracia de Dios. Por estar consciente de su propia pobreza espiritual, el publicano de la parábola “descendió a su casa justificado", antes que el fariseo que estaba lleno de justicia propia (Luc. 18: 9-14). En el reino de los cielos no hay lugar para los orgullosos. los que están satisfechos de si mismos. los que dependen de su justicia propia. Cristo invita a los pobres en espiritu a que cambien su pobreza por las riquezas de su gracias. ‘ Cuando comencemos a vislumbrar la perspectiva divina. anhelaremos la conti- nua dirección de Dios en toda circunstancia. Los que confían en sus propios esfuero 20s, creen que pueden lograrlo todo sin la ayuda de Dios. Como cristianos, nuestra fortaleza es Cristo mismo. y a menos que le entreguemos nuestras vidas no experi- mentaremos la libertad ni el descanso en un mundo que sufre los efectos del gran conflicto. PARA COMENTAR l. ¿Qué beneficios recibimos de la riqueza material y financiera que el mundo ofrece. ’ 2. ¿Cómo podemos ser «pobres en espiritu», sin serlo en el sentido material y fi— nanciero. ’ l. Canmumn Mist-o iadsentbta, t. S, p. 316. 2. ML 71
  7. 7. miércoles 10 de febrero cómo actuar Hebnosm Obtener reposo en Cristo Las pruebas que experimentamos son una evidencia del gran conflicto. Por ejem- plo. los estudiantes Liniversitarios en ocasiones tenemos que superar la difícil prueba de que nos pongan exámenes en sábado. En situaciones como esta, nos toca tomar decisiones dificiles. Uno de nuestros objetivos como adventistas es regocijamtas con el Salvador en su segunda venida. Sin embargo, la fuerte oposición a nuestras creencias bíblicas hará que algunos de nosotros teman alejarse de la iglesia. No obstante, en medio de esos desafíos, las Escrituras nos aseguran que Cristo siempre estará a nuestro lado. Eso nos concederá la esperanza de seguir adelante y de saber que al final vencercmos. «No amen el dinero; conténtense con lo que tienen, porque Dios ha dicho: "Nunca te dejare’ ni te abandonar? » (Hab. 13: 5). Disfrutar de reposo en Cristo conlleva entregamos a él, como la única solucion a nuestras luchas. A continuación hay cuatro pasos que pueden ayudamos a descan- sar enteramente en él: Confiar en Cristo cmnplemcnta nuestra observancia del sábado. Guardar el sábado nos acerca más al cielo diariamente. Aunque el sábado llega al final de la se- mana. los preparativos diarios para el mismo también aportan descanso a nuestras almas. en la medida que antícipamixs ese periodo especial con Dios. Confiar en Cristo nos ayuda a experimentar su presencia. Saber que él está con nosotros puede aportamos paz en cualquier situacion tormentosa que podamos estar enfrentando. ConfiarenCristonosaytadaadescansardelacompetítividcfi. Lapresión para producir y alcanzar csbjetivm en entornos mundanos como las clases y el trabajo ¡xvcltia ser motivo de frustración. Sin embargo. al experimentar el descanso divino cn Cristo seremos capaces de relajarnos y apreciar el valor de otras personas y la belleza del entorno natural. Confía! en Cristo nos ayuda a experimentar un surtido de pertenencia. Si permanecemos en él, le perteneceremos a él. ¿Qué más podríamos desear como cristianos. ’ Esto nos dará un ulcscanso mental y espiritual que se refleja en lo que ha» cemos y en la forma en que lo hacemos, y en lo que decimos y cómo lo decimos. A la luz de los beneficios mencionados, debemos reconocer que únicamente en Cristo almnzaremtas un descanso apropiado. Nuestra disposición para llevarle nues tros problemas es el primer paso para encontrar lo demás que necesitamos. En un mundo en que el bien se opone al mal. creer en Cristo e invitarlo a que nos ayude a tomar nuestras decisiones representará un ingrediente maravilloso cn nuestra bús- queda del descanso eterno. FHRA COMENTAR ¿Podemos reposar en Cristo sin guardar el sábado. ’ Explica tu respuesta. 72
  8. 8. jueves _ _ _ 11 de febrero Juan 7:24 oplrnon Primero limpia tu propia casa En muchas ticasitmcs he escuchado este lema: «Limpia tu propia casan. La gente lo menciona en conversaciones normales. en situaciones politicas. y en muchas otras circunstancias que justificarian su aplicación. En el contexto de la lección de esta se mana esta frase ofrece algunas ideas. En la mayoria de los casos. nos place juzgar a los demás. Lo hacernos en casa. en la escuela, o en el trabajo. Mientras que los juicios «normales» que expresamos en nuestras conversaciones cotidianas podrian no tener ninguna incidencia espiritual. es importante tener en cuenta los tipos de juicios que hacemos respecto a algún acto pccarninoso realizado por los demás. La Palabra de Dios debería definir nuestra vida y nuestra forma de juzgar. Las Escrituras nos advierten que antes de hacer algún juicio. especialmente en re- lación con la actividad pecaminosa de alguien. lo primero que debemos tener en cuenta es nuestro propio comportamiento. La mayor parte de nosotros sc aprtsura a señalar los actos pecaminosos de los demás, mientras que no vemos los propios. El gran conflicto nos afecta a todos, y ninguno puede afirmar quc es justo (Rom. 3: 10). En Mateo 7: Z-S, leemos lo que Jesús dijo: «La medida que damos cs la que reci- biremos. porque la injusticia engendra injusticia. Más que eso. la injusticia de una persona para con sus prójimos provoca el castigo divino, tal como lo enseñó jesús en la parábola de los dos deudores (Mat. 18: 23-35). Podemos condenar la ofensa pero, como lo hace Dios, debemos siempre estar listm a perdonar al ofensor. Podemos ser misericordiosos para con el ofensor sin por ello condonar el mal que pueda haber cometidor. ’ Esto es importante que lo recordemos, especialmente a la luz del gran conflicto. En medio de todos los desafíos que enfrentamos como individuos, conti- nuamos siendo hijos de Dios. y deberiamos estar unidos en su amor. La Palabra de Dios deberia definir nuestra vida y nuestra forma de juzgar. La lección de esta sema- na se centra en las medidas que podemos tomar para acudir a Cristo con cl fin dc experimentar dücanso y libertad en pleno conflicto. El primer paso para lograr este objetivo es limpiar nuestra casa espiritual antes de intentar ayudar a otro. En vez de juzgar a los «lemas. debemos proclamar lo que dice la Palabra de Dios respecto al pecado. En 2 Timoteo 4: Z se nos dice: «Que prediques el mensaje. y que insistas cuando sea oportuno y aun cuando no lo sea. Comience, reprende y anima, enseñando con toda paciencia». ïRfi COMENTAR l. ¿Cómo podemos desarrollar el hábito de juzgarnos a DOSOTTOS mismos primero, antes de apresurarnos a juzgar a los demás. ’ 2. ¿Deberiamos aplicar la Biblia antes de hacer juicios. ’ ¿Por que’. o por que’ no. ’ ' Comentario biblia: «islamista. t. 5, p. 345. 7 W ilWj. "l-‘llrnllial ‘ rr-"JlI. " r r. "'i"1 73
  9. 9. viernes 12 de febrero Exploración Sin cesar DGUÏBWHOMÍO 42 29-31 HARA CONCLUIR Algunas razas de perros poseen un excelente talento para rastrear. A menudo son utilizados por la policía para encontrar a personas que se han extraviado, o a prófu- gos que intentan evadir la justicia. El poeta inglés Francis Thompson. en su poema «The Hound of Heaven» [El sabueso celestial]. compara la inclinación natural delos sabuesos con la intensa dedicación que Dios manifiesta para buscar a quienes se han alejado de él. Según hemos aprendido esta semana, el objetivo de Dios jamás ha sido apresar o castigar a los pecadores, sino ofrecerles aceptación. perdón y sanidad. CONSIDERA ° Diseñar una ilustración que contraste una vida entregada a Dios con una centrada en el yo. ' Repasar tu propia vida para identificar tres de los mayores ídolos contra los que luchas. ° Redacrar una explicación del término «arrepentimiento» que pueda ser compren- dida por un niño pequeño. ° Buscar en la sección «Entrega y conversión» del Himnario adoentista pam jóvenes, con el fin de identificar algún himno que mejor exprese tu entrega a Dios. ° Crear una escultura alrededor del tema del arrepentimiento. ° Entrevistar a algún hermano en la fe para conocer los detalles de su conversión. ° Echar un vistazo a tu vida. reconociendo las formas en las que has sido bendecido por permanecer dentro del «cercado» de Dios, observando sus mandatos. ° Observar algunos ejemplos en la naturaleza que ilustran el peligro de separarse de la fuente de la vida. Piensa en qué forma ms hallazgos se parecen a lo que lc sucede a la gente que se separa de Dios. PARA CONECTAR lsaías 33: 15; Lucas 15. Elena G. de White. El camino a Cristo, cap. 4. A. W. Tozer. La búsqueda de Dios, cap. 8. 74

×