Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

El juez del universo

812 views

Published on

¿Conoces al Juez de Universo?

Published in: Education
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

El juez del universo

  1. 1. 1 El juicio de Dios Sólo Dios puede juzgarnos porque él nos creó. Nadie más puede hacerlo sino sólo Dios. Entonces, si esto es así, ¿cómo es que las Escrituras dicen que Jesús es el que nos juzgará en el día del juicio final? Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan; por cuanto ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel varón a quien designó, dando fe a todos con haberle levantado de los muertos. (Hechos 17:30-31 RV60) Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. (Mateo 28:18 RV60) Porque el Padre a nadie juzga, sino que todo el juicio dio al Hijo, (Juan 5:22 RV60) De cierto, de cierto os digo: Viene la hora, y ahora es, cuando los muertos oirán la voz del Hijo de Dios; y los que la oyeren vivirán. Porque como el Padre tiene vida en sí mismo, así también ha dado al Hijo el tener vida en sí mismo; y también le dio autoridad de hacer juicio, por cuanto es el Hijo del Hombre. No os maravilléis de esto; porque vendrá hora cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz; y los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de vida; mas los que hicieron lo malo, a resurrección de condenación. No puedo yo hacer nada por mí mismo; según oigo, así juzgo; y mi juicio es justo, porque no busco mi voluntad, sino la voluntad del que me envió, la del Padre. (Juan 5:25-30 RV60) Y si yo juzgo, mi juicio es verdadero; porque no soy yo solo, sino yo y el que me envió, el Padre. (Juan 8:16 RV60)
  2. 2. 2 Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino, (2 Timoteo 4:1 RV60) Vemos en estos textos una prueba sólida de la divinidad de Jesús y de ser el Creador. Ya que sólo el Creador puede juzgar a sus criaturas. ¿Cómo nos sentiríamos si nos llegara una citación de la corte para enfrenarnos a un juicio en dónde sabemos que somos culpable? Como está escrito: No hay justo, ni aun uno; (Romanos 3:10 RV1960) por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios, (Romanos 3:23 RV1960) Si bien todos nosotros somos como suciedad, y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia; y caímos todos nosotros como la hoja, y nuestras maldades nos llevaron como viento. (Isaías 64:6 RV1960) ¿Cómo nos sentiríamos delante del juez quién es el que dictaminaría la sentencia? ¡Probablemente con mucho miedo¡ Sin embargo, la gente no teme a Jesús. Hablan de él como si fuese un simple ser humano, se mofan de él y no le tienen ningún respeto. Pienso que si la gente supiera que Jesús es el Juez del universo le tendrían mucho respeto. Pero la realidad es que no lo ven así y por tanto actúan de forma ignorante. Es importante que comprendamos bien que Jesús es el que nos juzgará en el día del juicio final. Y que deberíamos sentir mucho miedo ya que nadie puede decir que es inocente y sólo su misericordia nos puede salvar de nuestra sentencia.
  3. 3. 3 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él. El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios. Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas. Porque todo aquel que hace lo malo, aborrece la luz y no viene a la luz, para que sus obras no sean reprendidas. (Juan 3:16-20 RV1960) Él vino la primera vez para salvarnos. Y él regresará la segunda vez para juzgarnos. Sólo los que confían en él serán absueltos. Servid a Jehová con temor, Y alegraos con temblor. Honrad al Hijo, para que no se enoje, y perezcáis en el camino; Pues se inflama de pronto su ira. Bienaventurados todos los que en él confían. (Salmos 2:11-12 RV1960)

×