Guión de la Misa del gallo. Ciclo A

5,977 views

Published on

Published in: Spiritual
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
5,977
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3,039
Actions
Shares
0
Downloads
15
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Guión de la Misa del gallo. Ciclo A

  1. 1. ORACIÓN FINAL ¿POR QUÉ, SEÑOR? ¿Por qué, Señor rompes las fronteras del cielo y te adentras, sin ruido ni aspavientos, en la débil humanidad que espera tu salvación? ¿POR QUÉ, SEÑOR? Sólo hay una respuesta, tan grande como Tú mismo y tan corta la palabra que te define: ¡TODO POR AMOR! Por amor naces y por amor bajas Por amor lloras y por amor redimes Por amor te dejas adorar y por amor, un día también, en otro trono, de madera también, demostrarás lo mucho que nos amas. ¡POR AMOR, SEÑOR, VIENES AL MUNDO! EXHORTACIÓN DE DESPEDIDA Cantad los villancicos que aprendimos de niños, que nos hagamos niños para mejor entender el milagro de un Dios hecho un niño pequeño, un bebé. ¡Feliz Navidad! Y que la paz de Dios este con nosotros y con nuestros hermanos y con el mundo entero, que tanta PAZ Y AMOR NECESITAN. Dios de la paz, don de paz para toda la Humanidad, ven a vivir en el corazón de todo hombre y de toda familia. Sé tú nuestra paz y nuestra alegría. (J.Pablo II) RITO DE CONCLUSIÓN BENDICIÓN Y DESPEDIDA. ADORACIÓN DEL NIÑO JESÚS. (Villancicos de CD) PARROQUIA DE SAN DIEGO Avda.de san Diego, 61. Madrid 24/25 de Diciembre de 2013. Ciclo A. Misa del Gallo MONICIÓN DE ENTRADA Recibid un primer saludo de amor y de paz. La liturgia de esta noche, grande y bella, nos irá mostrando el camino preciso de la celebración. Pero, además, queremos que la habitual bienvenida a la Eucaristía tenga más fuerza, más contenido, más amor, aún si cabe. El Señor ya está aquí. Le hemos esperado. Hemos intentado, así mismo, convertirnos a Él para facilitar el camino de su llegada. Ya está aquí. Es nuestra cena litúrgica de Nochebuena, como la que acabáis de celebrar en casa y que luego continuaréis tras la Eucaristía. El Señor viene. El Señor –el Niño Dios—ya está aquí… Un silencio profundo, una quietud total, envolvió la Tierra en esos momentos previos al Nacimiento. Hermanos y hermanas con toda nuestra alegría iniciemos nuestra eucaristía… PERDÓN El Señor Jesús nos invita a la reconciliación. Confiados en su generosidad nos reconocemos pecadores.
  2. 2. * Dios es amor. ¡Gracias por hacerte presente en medio del duro mundo!, Señor ten piedad. * Dios es verdad. ¡Gracias, Señor, por hacer de Jesús un camino que nos lleve a Ti, Cristo ten piedad. * Dios es humildad. ¡Gracias, Señor, porque en el rostro de un Niño nos haces comprender la puerta que hemos de elegir para ser hijos tuyos: la ternura y la bondad., Señor ten piedad. Dios todopoderoso tenga misericordia de nosotros, perdone nuestros pecados y nos lleve a la vida eterna. Amén GLORIA. Gloria a Dios en el cielo, y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor. MONICIÓN A LAS LECTURAS Dios, como Padre, quiere la salvación, el futuro para todos sus hijos. Las lecturas que vamos a escuchar son un canto, por el Nacimiento del Señor, a la victoria, al gozo, a la alegría. Las tres lecturas que vamos a escuchar nos presentan un impresionante escenario lleno de luz, de esperanza y de promesas cumplidas. Escuchemos atentamente. No durmamos. Dios deja el palacio del cielo y se adentra en la realidad del hombre. PETICIONES Pedimos a nuestro buen Padre Dios, diciendo: TE ROGAMOS, ÓYENOS * Por la Iglesia. Para que sea también un BELÉN. Una casa en la que, aquellos que llamen, puedan encontrar pan para su vida y palabras para su existencia. Roguemos al Señor. * No olvidemos a nuestros hermanos cristianos de Tierra Santa. Recemos por los cristianos de Belén. Por aquellos que custodian y rezan por nosotros en la gruta de la Natividad. Roguemos al Señor. * Por nuestras familias. Para que, la Navidad, sea un tiempo de fe y de oración, de fervor y de oración. Que no nos dejemos seducir por lo secundario. Roguemos al Señor. * Tengamos una oración especial por los pobres. Por los que, como Jesús, no tienen un lugar donde nacer. Por aquellos niños que, por el egoísmo y las leyes injustas, no pueden ver la luz. Roguemos al Señor. * Recemos, además, por nuestros difuntos. Por aquellos que, otros años, nos acompañaban físicamente. Que descansen en la paz del Señor adorando y contemplando, cara a cara, el rostro del Dios Niño. Roguemos al Señor. Padre Nuestro, atiende estas necesidades que tu pueblo confiado te presenta. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén. OFERTORIO. Cantemos todos la Navidad, Dios ha nacido, aleluya. Su luz venció la oscuridad, Dios se hace hombre, aleluya.

×