Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Tema 20. Dinámica y organización del poblamiento y sistema urbano español.

16,147 views

Published on

El sistema urbano español

Published in: Education
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Tema 20. Dinámica y organización del poblamiento y sistema urbano español.

  1. 1. DINÁMICA Y ORGANIZACIÓN DEL POBLAMIENTO Y EL SISTEMA URBANO ESPAÑOL. 1.Tipología y dinámica del poblamiento: rural y urbano 2. La red urbana y el territorio. 3. Funciones urbanas y área de influencia. 4. La actual conformación del sistema urbano español. 5. La desequilibrada estructura del poblamiento en Castilla y León
  2. 2. 1. Tipología y dinámica del poblamiento: rural y urbano El poblamiento es el espacio en el que el hombre realiza sus actividades. Dependiendo de cuales sean y de la ocupación territorial lo dividimos en rural y urbano. Esta clasificación es difícil de delimitar por las nuevas formas de crecimiento de la ciudad, extendiendo sus distritos y barrios por las zonas circundantes, absorbiendo o asimilando a su red funcional otros nucleos de población; además, las nuevas formas constructivas son semejantes y la función agraria típica del mundo rural ha perdido importancia a favor de otras actividades.
  3. 3. ● En función del aspecto cuantitativo consideramos: Rural → Aldeas, pueblos y villas Urbano → Ciudades El INE establece tres categorías de municipios en función del número de sus habitantes: - Municipios rurales con menos de 2.000 habitantes - Municipios intermedios: entre 2.000 y 10.000 - Municipios urbanos: más de 10.000 habitantes A nivel cuantitativo la única clasificación global aceptada es la aportada por la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) que considera municipios rurales o urbanos según tengan menos o más de 150 habitantes por km.²
  4. 4. ● Criterios cualitativos que nos sirven para diferenciar los núcleos rurales de los urbanos: - Morfológico: densidad de edificación y de población y tipología constructiva - Funcional: tipo de actividad desarrollada - Sociológico: cultura urbana o rural (familia-relaciones- tradiciones). - Espacial: organiza un espacio, su influencia sobre otros núcleos de población ● Aunando los criterios cuantitativos y cualitativos podemos establecer el concepto de ciudad: Núcleo de población de más de 10.000 habitantes, caracterizado por una alta densidad de edificación y de población, que basa sus actividades no en el sector agrario y que influye espacialmente sobre otros núcleos de población próximos
  5. 5. 2. La red urbana y el territorio. Factores históricos y económicos que dan lugar a la urbanización postindustrial, caracterizada por un descenso del ritmo de crecimiento de las ciudades. - La crisis de los 70 provoca la pérdida de peso del sector secundario, la aceleración de la terciarización económica, una reducción del crecimiento natural, la paralización del éxodo rural. Asturias y País Vasco son las zonas más perjudicadas - El desarrollo del turismo a partir de los sesenta cambia la fisonomía urbana de amplias zonas del mediterráneo y de los archipiélagos, con un crecimiento desmedido de algunas áreas que en poco tiempo pasan de ser zonas rurales a importantes urbes (Benidorm, Marbella, Salou …)
  6. 6. - La mejora de los medios de transporte y de las infraestructuras de comunicación favorecen la relación entre los diferentes núcleos de población; la movilidad interurbana; el proceso de descongestión de las ciudades; la población se va a vivir a la periferia de las ciudades, creciendo el área metropolitana, a pueblos limítrofes (convirtiéndose en muchos casos en núcleos urbanos) e incluso a ciudades cercanas bien conectadas - El crecimiento del sector terciario con nuevas actividades, ocupación de espacios y construcciones adaptadas a sus servicios
  7. 7. - La creación constitucional del Estado de las autonomías impulsa el crecimiento de aquellas ciudades que acogen la capitalidad, aumentando su función administrativa - La integración en la CEE también lo es del sistema urbano en el europeo, favoreciendo el crecimiento de las áreas más cercanas geográficamente (el cuadrante nordeste). - La llegada de inmigrantes que ocupan los espacios centrales o bien barrios periféricos dejados por los nativos http://www.rtve.es/alacarta/videos/uned/uned-redes-urbanas-18-03-11/1048588/
  8. 8. La desequilibrada distribución de los núcleos urbanos. El sistema urbano español está constituido por un conjunto de ciudades interrelacionadas. Es más homogéneo en cuanto al tamaño y menos en cuanto a la distribución ● Rango-Tamaño: - Las áreas de Madrid y Barcelona (mayor de lo que suele corresponder a la 2ª ciudad del país) superan los 3 millones constituyendo un sistema bipolar - 5 aglomeraciones (Valencia, Sevilla, Bilbao, Ciudad Astur y Málaga) superan los 800.000. - Otras 8 aglomeraciones con más de 500.000 habitantes (Zaragoza, Alicante-Elche, Bahía de Cádiz, Murcia, Las Palmas, Granada, Vigo y Palma de Mallorca). - Hay un elevado número por encima de los 150.000
  9. 9. ● Distribución espacial: Se caracteriza por el contraste entre el interior y la periferia con una disposición semianular en cuyo centro se encuentra la mayor aglomeración del país El espacio interior está poco urbanizado, salvo Madrid, Zaragoza y Valladolid
  10. 10. 3. Funciones urbanas y área de influencia. ● Funciones de las ciudades Son las realizadas hacia el exterior, hacia el sistema. En general hay diversidad funcional - Ciudades Primarias. Especializadas en actividades del sector primario (Agro-ciudades del Sur o ciudades mineras del Norte). - Ciudades Secundarias. Especializadas en la industria (País Vasco, Cataluña, Asturias) y a la construcción: ciudades de gran dinamismo económico y demográfico o afectadas por el turismo (litoral). - Ciudades terciarias. Especializadas en los servicios; bien de tipo financiero, comercial, administrativo, cultural, religioso, turístico, etc. Hoy en día, estas actividades son las que mejor definen el rango y la influencia de una ciudad.
  11. 11. ● El área de influencia urbana. - Los núcleos urbanos se relacionan entre si formando una red que va de poblaciones con importancia comarcal hasta ciudades de importancia mundial. Entre las ciudades se establecen relaciones de diferente importancia, configurando una red urbana jerárquica en base a la cantidad y especialidad de sus funciones. - Las ciudades se consideran espacios centrales, abastecen de bienes y servicios a un área más o menos extensa, denominada área de influencia. - El alcance del área de influencia no es permanente, sino que puede experimentar modificaciones en función de los cambios económicos, de los medios de transporte y comunicaciones existentes.
  12. 12. - Teoría de los lugares centrales de W. Christaller: Por las funciones que desempeñan hacia el exterior, se considera a las ciudades como lugares centrales que abastecen de bienes y servicios a un área más o menos extensa, denominada área de influencia. Es un modelo utópico pues la población no es homogénea e influyen comportamientos subjetivos
  13. 13. 4. La actual conformación del sistema urbano español. ● La jerarquía urbana Metrópolis Nacional Ciudades Medias Ciudades Pequeñas Metrópolis Regional Metrópolis Subregional
  14. 14. - Las metrópolis nacionales: son las grandes áreas metropolitanas de Madrid y Barcelona. Su población supera los tres millones de habitantes y cuentan con unas funciones muy diversificadas, con servicios muy especializados. Su área de influencia es nacional y mantienen estrechas relaciones con otras metrópolis internacionales - Las metrópolis regionales: son las áreas metropolitanas medias de Valencia, Sevilla, Bilbao, Málaga y Zaragoza. Tienen más de 500.000 de habitantes. Tienen funciones diversificadas y servicios especializados. Su área de influencia es regional y mantienen intensas relaciones con las metrópolis nacionales
  15. 15. - Metrópolis subregionales o regionales de segundo orden: áreas metropolitanas como Valladolid, Alicante, La Coruña o Palma de Mallorca. Su población oscila entre los 200/250.000 y los 500.000 habitantes. Cuentan también con funciones diversificadas y servicios especializados, como universidad, pero su área de influencia es subregional o regional.
  16. 16. - Ciudades medias: la mayoría son capitales de provincia. Su población oscila entre los 50.000 y los 250/200.000 habitantes. Sus funciones son menos diversificadas y se centran en servicios comerciales, administrativos y sociales de ámbito provincial. - Ciudades pequeñas o villas: su población está entre los 100.000 y 50.000 habitantes. sus funciones son escasas y poco especializadas, aunque pueden contar con algunos equipamientos de cierta especialización. su área de influencia es comarcal
  17. 17. ● El significado de los subsistemas regionales El sistema urbano español es bicéfalo con dos grandes metrópolis de carácter nacional: Madrid y Barcelona. Su influencia se ejerce sobre todo el territorio español, pero de forma diferenciada: - Madrid tiene un papel más nacional tanto por la intensidad de sus flujos como por el ámbito de los mismos - Barcelona proyecta una acción más débil en conjunto, aunque se intensifica en la parte oriental del país (Cataluña, Levante, Baleares y Aragón)
  18. 18. Los flujos y relaciones entre ciudades no tienen la misma intensidad en todo el territorio español, reflejan el modelo de desarrollo polarizado: - Son más fuertes en el cuadrante nordeste al ser el espacio económico español más pujante, al alejarnos de esta zona, los flujos se debilitan muchísimo. - El eje urbano mediterráneo se encuentra interrumpido desde Murcia, de forma que las relaciones entre las metrópolis andaluzas y levantinas son poco intensas - En la meseta sur hay espacios ampliamente desconectados - Las relaciones a lo largo del Cantábrico se debilitan hacia el Oeste, - El área con mayor desconexión es la que rodea a Portugal “la raya”, salvo Galicia
  19. 19. Los subsistemas urbanos regionales: Los límites de los subsistemas urbanos españoles no siempre coinciden con los territorios de las comunidades autónomas, ya que las relaciones entre ciudades no tienen por qué ajustarse a las demarcaciones político-administrativas. Los subsistemas regionales más completos corresponden a la periferia, mientras que en el interior dominan espacios escasamente articulados
  20. 20. 1º Subsistemas de la periferia mediterránea: La periferia mediterránea se organiza en tres subsistemas regionales: el catalán, el valenciano-levantino y el andaluz. Los dos primeros liderados por Barcelona y Valencia, respectivamente, están muy vinculados entre sí, desde Girona hasta Cartagena; se han visto beneficiados por el desarrollo industrial y turístico, siendo actualmente el eje mejor conectado con el sistema europeo, formando parte del “arco mediterráneo”. El subsistema andaluz se organiza en torno a dos ejes; uno litoral, de Almería a Huelva, y otro interior, el del valle del Guadalquivir
  21. 21. 2º Subsistemas del interior: Los subsistemas urbanos del interior están menos integrados y carecen de ciudades importantes en que apoyarse, por el efecto negativo ejercido por Madrid en todo el conjunto. La única excepción es Valladolid, pero sin influencia efectiva sobre todo su territorio. • El subsistema vallisoletano se apoya en una escasa densidad de ciudades. Su área de influencia no abarca en exclusiva toda la región • Subsistema madrileño: organizado en torno a Madrid; la metrópoli nacional destaca muchísimo sobre el resto, incorpora a buena parte de las provincias manchegas y algunas ciudades de Castila y León como Segovia y Ávila
  22. 22. 3º Subsistemas de la periferia septentrional y del Valle del Ebro: Consta de cuatro subsistemas regionales: el gallego, el asturiano-leonés, el vasco-periferia y el aragonés. - El más consolidado es el vasco-periferia, con la red urbana más densa y con influencia sobre ciudades de comunidades vecinas como Pamplona, Burgos, Santander y Logroño. - El valle del Ebro, con centro en Zaragoza, tiene una situación privilegiada por estar en medio del triángulo que forman País Vasco, Cataluña y Madrid. - El subsistema gallego se articula en torno a dos centros regionales, La Coruña y Vigo, con la capital autonómica en un lugar intermedio - El astur-leonés está en declive por la pérdida de importancia del sector minero-siderúrgico
  23. 23. 4º Subsistemas insulares: Los subsistemas insulares presentan dos rasgos comunes: - el primero es su insularidad, que dificulta determinados tipos de comunicaciones con la península y entre las islas - el segundo es la actividad turística dominante en ambos casos. Pero también tienen características diferentes: - el balear tiene una ciudad dominante y está más cercano a la península, depende sobre todo de Cataluña - el canario está organizado a través de dos ciudades dominantes y al estar más alejado de la península tiene mayores problemas de conexión
  24. 24. • La integración en el sistema urbano europeo La integración del sistema urbano español en el europeo se realiza a través de las grandes ciudades nacionales, que se denominan “eurociudades”. Asumen esta categoría las metrópolis nacionales de Madrid y Barcelona, aunque su cualificación funcional es inferior a la que cabría esperar por su tamaño demográfico, y las metrópolis regionales de primer orden de Valencia, Sevilla y Bilbao. La escasa integración del sistema urbano español en el europeo está motivada por insuficiencias en las infraestructuras de transportes y telecomunicaciones, agravada por la propia situación excéntrica respecto a Europa, sobre todo con respecto a su espacio central y más dinámico, dorsal europea
  25. 25. Hay cierto desplazamiento espacial de los centros neurálgicos de la economía europea hacia el Arco mediterráneo, al coincidir las deseconomías de los espacios urbanos centrales con el atractivo ecológico del Mediterráneo; generando en ciudades medias un notable crecimiento gracias a las actividades turísticas. Se extiende desde el centro y norte de Italia, el sur de Francia y el corredor mediterráneo español hasta Murcia, con ramificación hasta Madrid. El resto de la península queda en situación menos ventajosa. Las ciudades del Noroeste español, situadas en el Arco Atlántico, y especializadas en sectores pesados, sufrieron más intensamente la crisis industrial de los ochenta; son sistemas de menor dinamismo. Por ello se las ha denominado finisterres.
  26. 26. La zona meridional corresponde a lo que se han llamado los Sures (junto con Grecia, Sur de Italia e Irlanda), haciendo referencia a su condición de espacios periféricos poco desarrollados, con escasa base industrial y tecnológica y poco integrados en el sistema de ciudades europeo. A estas grandes áreas hay que añadir la menos conocida Diagonal Continental, que se extiende desde Lisboa hasta el interior francés, atravesando Castilla y León.
  27. 27. 5. La desequilibrada estructura del poblamiento en Castilla y León No existe una ciudad de tamaño grande, en torno o superior al medio millón de habitantes, capaz de convertirse en una metrópoli regional que atraiga al conjunto regional. Por ello, determinadas comarcas o incluso capitales de la periferia regional giran en torno a otras ciudades exteriores, como Soria en torno a Zaragoza o Segovia y Ávila en relación con Madrid. Está bien dotada de ciudades de tipo medio, entre los 50.000 y los 400.000 habitantes, por lo que las capitales de provincia pueden ejercer sus funciones comerciales, administrativas, de transporte... en relación con el medio rural, excepto Soria por su escaso tamaño.
  28. 28. Las capitales comarcales tienen un tamaño muy reducido. La región cuenta con poca población en municipios entre 5.000 y 50.000 habitantes, derivando en que apenas existan núcleos de servicios comarcales realmente dinámicos. Sin embargo, hay una proporción alta de personas en pueblos menores de 2.000 habitantes, de los cuales muchos están por debajo de 500, lo que condena a estos pueblos a desaparecer. Esta ruptura en la continuidad de tamaños dificulta la prestación de servicios sociales y la dotación de equipamientos e infraestructuras, provocando un alto coste económico de los mismos. Asimismo, como consecuencia, muchos núcleos pequeños se ven obligados a ejercer una centralidad de influencia que por su tamaño no les correspondería.
  29. 29. Frente a este desequilibrio en el rango-tamaño, la estructura espacial del sistema urbano regional se presenta más equilibrada. La metrópoli regional destacada sobre el resto (Valladolid) se sitúa en el centro de la región. Esta ciudad tiene mayor tamaño demográfico que las otras capitales provinciales, como expresión de su mayor dinamismo económico y administrativo; por ello, ejerce una influencia más amplia en la región. En un segundo nivel se encuentran las ciudades de Burgos, León y Salamanca, ubicadas en los ángulos de la comunidad.
  30. 30. Finalmente están el resto de capitales provinciales (Palencia, Zamora, que dependen de Valladolid; Ávila y Segovia, que están en la órbita de Madrid; y Soria, de Zaragoza) dotadas de escaso dinamismo y tamaño, junto con núcleos industriales (Miranda de Ebro y Aranda de Duero) o mineros Ponferrada) . En un futuro cercano es posible que este sistema urbano pueda tener una mayor integración con el desarrollo de las nuevas infraestructuras de comunicación regionales, y que Valladolid –incipiente área metropolitana–, contribuya al desarrollo de los otros centros urbanos regionales incorporando las áreas periféricas que están hoy bajo influencias exteriores. Para ello sería necesario que la región tuviera un mayor dinamismo económico y no siguiera perdiendo población.

×