Successfully reported this slideshow.

Pintura Barroca en España

5,015 views

Published on

Hª del Arte. 2º de Bachillerato

Published in: Education

Pintura Barroca en España

  1. 1. LA PINTURA BARROCA EN ESPAÑA Anna Blasco Rovira. Dpto. de Geografía e Historia
  2. 2. CARACTERÍSTICAS GENERALES • El barroco supone el momento más importante en la Historia de la Pintura española, destacando la obra de Diego Velázquez, José de Ribera, Bartolomé Esteban Murillo o Francisco de Zurbarán. • Los pintores españoles son influidos por artistas italianos como Caravaggio y su tenebrismo y la pintura flamenca, debido a la llegada de Rubens al país como pintor de la corte. • Las principales escuelas del arte barroco serán las de Madrid, Sevilla y Valencia. • Los temas son variados: – La mayoría de las obras son de temática religiosa dado que fueron encargadas directamente por la iglesia, que en aquel momento se encuentra en plena Contrarreforma y utilizará el realismo de las obras para transmitir a los fieles su idea religiosa, convirtiendo a la pintura en un instrumento de propaganda al servicio de la iglesia – La Casa Real demandará también gran cantidad de obras con variados fines, estando el propagandístico entre ellos. Sus retratos, especialmente los de caza y ecuestres, y la representación de sus victorias decorarán los palacios de la Monarquía como símbolo de su poder. – La mitología y los temas clásicos se desarrollarán gracias a los encargos de la Casa Real y la nobleza • La pintura española se caracteriza por: – Cuadros al óleo de gran tamaño y complejidad, con varias figuras, de gestos expresivos, que son captadas como si de una instantánea se tratara – Los colores son vivos, con efectos de múltiples focos de luz que crean otras tantas zonas de sombras debido a la gran influencia del tenebrismo italiano, que se dejará sentir en todos los pintores españoles.
  3. 3. JOSÉ DE RIBERA (1591-1652) • Nacido en Xátiva, no se tienen noticias seguras sobre su formación inicial. Hacia 1608-1610 marchó a Italia, donde entró en contacto con la obra de los grandes maestros italianos, siendo especial la influencia de Caravaggio, antes de establecerse en Nápoles • En Nápoles gozó de la protección y el mecenazgo de los virreyes españoles, que le fueron adoptando como pintor de cámara, aunque también realizó obras para distintas iglesias napolitanas • Cultivó especialmente la temática religiosa , con figuras aisladas de santos, penitentes y mártires de rostros oscuros, frentes arrugadas, representados con crudo realismo . Representó también escenas de milagros, martirios, episodios del Nuevo Testamento, etc. • También cultivó el género mitológico, el retrato y realizó las series de los Filósofos, así como representaciones de mendigos y tipos populares. • Hasta 1634 su estilo se caracterizó por un acusado tenebrismo, con violentos contrastes de luz, un plasticismo duro, un crudo realismo en los detalles y cierta tendencia a la monumentalidad. • A partir de este momento, optó por una pictoricidad más libre, un colorismo más rico, así como temas y formas más amables, asimilando influencias venecianas y boloñesas. • En su producción final parece advertirse un repliegue hacia formas de su período juvenil, retornando al tenebrismo y los contrastes lumínicos y a la búsqueda de un naturalismo que le llevó incluso a la representación de deformidades
  4. 4. PRIMERAS OBRAS. Serie de los Cinco Sentidos. El Gusto
  5. 5. San Andrés. 1630 • Es un ejemplo del tenebrismo de la primera época de José de Ribera, con marcados contrastes entre las zonas iluminadas y las sombrías. • Representa al apóstol Andrés abrazado a la cruz en forma de aspa de su martirio. En la mano, lleva un anzuelo con un pez, recordando su oficio de pescador • La figura está representada con gran realismo. Para este tipo de cuadros, Ribera copiaba modelos del natural, como los propios pescadores de Nápoles.
  6. 6. Arquímedes. 1630
  7. 7. La Mujer barbuda. 1631
  8. 8. Ixión. 1634
  9. 9. Sibila. 1634
  10. 10. Inmaculada Concepción. Hac. 1636 Esta pintura, de gran luminosidad, tendrá gran influencia en el tratamiento posterior del tema.
  11. 11. La Trinidad. 1635-6 Combina el tenebrismo de sus primeros años con la luminosidad cromática a la que evolucionó
  12. 12. Apolo y Marsias. 1637
  13. 13. El Martirio de San Felipe. 1639 Destaca el dramatismo, recalcando la violencia de los verdugos y el sufrimiento del mártir
  14. 14. El Sueño de Jacob. 1639
  15. 15. El patizambo. 1642
  16. 16. Francisco de Zurbarán (1598-1664) • Contemporáneo y amigo de Velázquez, Zurbarán se dedicó a la pintura religiosa, su estilo revela una gran fuerza visual y un profundo misticismo. • Fue uno de los artistas más representativos de la Contrarreforma. • Al principio estuvo influido por Caravaggio, para evolucionar después en la línea de los maestros manieristas italianos. • Sus obras se caracterizan por la utilización de un matizado claroscuro con tonos más ácidos que los empleados por los artistas italianos. Posible autorretrato
  17. 17. San Serapio. 1628
  18. 18. Exposición del cuerpo de San Buenaventura. 1629
  19. 19. Aparición de San Pedro a San Pedro Nolaso. 1629
  20. 20. El nacimiento de la Virgen. 1630 Virgen niña. 1630
  21. 21. La Anunciación. 1638
  22. 22. Adoración de los Magos y Adoración de los pastores. 1630
  23. 23. San Hugo en el refectorio de los Cartujos. 1630-34
  24. 24. San Hugo. Detalle
  25. 25. Fray Gonzalo de Illescas. 1639
  26. 26. San Francisco en éxtasis. 1639
  27. 27. San Francisco
  28. 28. San Francisco
  29. 29. Santa Apolonia. 1636 Santa Casilda. 1640
  30. 30. Cristo y la Virgen en Nazaret. 1635-40
  31. 31. Inmaculadas
  32. 32. Inmaculadas
  33. 33. Cristo Crucificado
  34. 34. Defensa de Cádiz. 1634
  35. 35. Defensa de Cádiz. Detalle
  36. 36. Bodegón. 1633
  37. 37. Bodegón
  38. 38. Bodegón
  39. 39. Agnus Dei. 1635
  40. 40. Bartolomé Esteban Murillo. (1617-1682) • Su obra, aunque dentro del naturalismo, presenta una forma más amable. • Se preocupó por la luz, como sus contemporáneos, en algunas obras parece estar cerca del tenebrismo, se puede apreciar una cierta influencia de Rembrandt. • La mayoría de sus cuadros eran religiosos, en los que introduce detalles cotidianos que hacen más humanas las escenas. • Fue el pintor de las Inmaculadas, las que le darían una mayor fama.
  41. 41. Joven Mendigo. Ha. 1645
  42. 42. Niños comiendo uvas y melón. 1645-46
  43. 43. La muchacha de la moneda. 1645-50 Niño apoyado en un antepecho. 1655
  44. 44. Cuatro figuras en un escalón. 1655
  45. 45. Aseo familiar. 1670-5
  46. 46. Las gallegas. Hac. 1670 Muchacha con flores. 1670-75
  47. 47. Vendedora de fruta. 1670-5 Niños jugando a los dados. 1675
  48. 48. José y la mujer de Putifar. 1640-50
  49. 49. Sagrada Familia del pajarito. Ha. 1650
  50. 50. La Adoración de los pastores. Hac. 1650
  51. 51. Santa Ana con la Virgen niña. 1650
  52. 52. Virgen del rosario con el niño. 1650-5
  53. 53. El Buen Pastor. 1660
  54. 54. Liberación de San Pedro. 1667
  55. 55. El regreso del Hijo Pródigo. 1668
  56. 56. Curación de un paralitico. 1670
  57. 57. Los niños de la concha. Hac. 1670
  58. 58. Inmaculadas Inmaculada del Escorial. 1670-75 Inmaculada de Soult. 1679
  59. 59. Cristo crucificado. 1677
  60. 60. La Sagrada Familia con San Juan
  61. 61. Diego Velázquez (1599-1660)
  62. 62. Etapa sevillana (hasta 1623) • En estos primeros años desarrolló una extraordinario dominio del natural, en cuanto a la representación de los volúmenes y de las texturas, aplicando los nuevos métodos del claroscuro desarrollados por Caravaggio. • Durante esta época trató los siguientes temas: • El cuadro de género o bodegón, de procedencia flamenca, en el que representa objetos cotidianos y tipos populares • Pintura religiosa como la Inmaculada Concepción y la Cena en Emaús • Muestra asimismo una gran capacidad para el retrato, transmitiendo la fuerza interior y temperamento de los retratados. Como en el retrato de sor Jerónima de la Fuente, de 1620 • Se consideran obras maestras de esta época la Vieja friendo huevos de 1618 y El aguador de Detalle de El aguador de Sevilla Sevilla realizada en 1620.
  63. 63. Vieja friendo huevos. 1618
  64. 64. Vieja friendo huevos. 1618
  65. 65. Vieja friendo huevos. 1618
  66. 66. El Aguador. 1620
  67. 67. El Aguador. 1620
  68. 68. El Aguador. 1620
  69. 69. Madre Jerónima de la Fuente. 1620
  70. 70. Francisco Pacheco. 1619-22 Luis de Góngora. 1622
  71. 71. Pintor en la Corte (1623-1629) • En 1621 muere en Madrid Felipe III y el nuevo monarca Felipe IV favorece a un noble de familia sevillana, Gaspar de Guzmán, que se convertirá en valido del rey, y atrajo gran cantidad de andaluces a la Corte. El pintor Pacheco, su suegro, le procuró los contactos oportunos para que fuese presentado en la corte. • En octubre de 1623 se le nombra pintor del rey, gracias a ello entra en contacto con la obra de Tiziano, presente en las colecciones reales, y conoce personalmente a Rubens. Por todo ello su paleta se aclara y enriquece su cromatismo • En 1628 fue ascendido a pintor de cámara, el cargo más importante entre los pintores de la corte. Su trabajo principal consistía en realizar retratos de la familia real, por lo que éstos representan la mayor parte de su producción en esta época, aunque muchos se perdieron en el incendio del Alcázar de 1734. • El triunfo de Baco, popularmente conocida como los borrachos, está considerada la obra maestra de este periodo (1628-29).
  72. 72. Felipe IV 1623-7 . Infante Carlos. 1626-7
  73. 73. Felipe IV con coraza. 1626-8 María de Austria. Reina de Hungría. Hac. 1630
  74. 74. El Triunfo de Baco, o Los Borrachos. 1628-9
  75. 75. Primer viaje a Italia (1629-1631) • Velázquez solicitó licencia al rey para viajar a Italia a completar su formación. • Este viaje a Italia y la visita a sus principales centros artísticos, de Venecia a Roma, representó un cambio decisivo en su pintura. Abandona definitivamente los tonos oscuros y se interesa por el estudio del paisaje y la representación de la atmósfera, a partir de su personal tratamiento de la luz. La se hace más fluida y ligera. • Como resultado pintó, por iniciativa propia, La fragua de Vulcano y La túnica de José, en las que se muestran esos cambios. Además, trajo consigo dos pequeñas vistas del jardín de la Villa Medici de Roma que se encuentran entre sus obras más innovadoras • Regresó a Madrid, pasando por el Nápoles de Ribera, a principios de 1631.
  76. 76. La Fragua de Vulcano. 1630
  77. 77. La túnica de José. 1630
  78. 78. Vistas del jardín de Villa Medici. 1630
  79. 79. Obra de madurez (1631-49) • A partir de 1631 vuelve a su principal tarea de pintor de retratos reales en un periodo de amplia producción, participando en los dos grandes proyectos decorativos del momento: el nuevo Palacio del Buen Retiro y la Torre de la Parada, un pabellón de caza del rey. • Velázquez realizó para el Buen Retiro una serie de retratos ecuestres de la Familia Real y del valido Olivares, que decoraban los testeros del gran Salón de Reinos, para cuyos muros laterales se encargó también una amplia serie de lienzos con batallas mostrando el triunfo de la monarquía. Para uno de ellos realizó La rendición de Breda • Para la Torre de la Parada pintó tres retratos del rey, de su hermano y del príncipe vestidos de cazadores. • En esta época, la más productiva, pintó también sus retratos de bufones
  80. 80. Cardenal-Infante Fernando de Austria. Hac. 1633 Infante Baltasar Carlos. 1635-6
  81. 81. Felipe IV en traje de cazador. 1635
  82. 82. Conde-Duque de Olivares. Hac. 1632
  83. 83. Felipe IV e Isabel de Borbón. 1628-35
  84. 84. Príncipe Baltasar Carlos a caballo. Hac. 1635
  85. 85. Don Juan de Austria. 1632 Pablo de Valladolid. 1634
  86. 86. Don Diego de Acedo. El Primo. 1635 Don Cristóbal de Castañeda. Barbarroja.1636
  87. 87. El bufón Calabacillas. 1637
  88. 88. El Niño de Vallecas. 1640 Don Sebastián de Morra. Hac. 1646
  89. 89. Juan Martínez Montañés. 1635-6
  90. 90. La costurera. 1640
  91. 91. Cristo crucificado. 1632
  92. 92. San Antonio Abad y San Pablo ermitaño. Hac. 1634
  93. 93. Coronación de la Virgen. Hac. 1635
  94. 94. La rendición de Breda, o Las Lanzas. 1635 El 5 de junio de 1625, Ambrosio Spínola, general genovés al mando de los tercios de Flandes, recibe del gobernador holandés, Justino de Nassau, las llaves de la ciudad de Breda, rendida tras un largo asedio. En el contexto de la guerra de la Monarquía Hispánica contra los holandeses. La obra, con clara finalidad de propaganda política, insiste en el concepto de clemencia de la monarquía hispánica. A diferencia de otros cuadros contemporáneos, Velázquez no se recrea en la victoria, y la batalla tan solo está presente en el fondo humeante.
  95. 95. Segundo viaje a Italia (1649-51) • En 1649-51 Velázquez realizó un segundo viaje a Italia con el fin de adquirir para el rey pinturas y esculturas antiguas y contratar a Pietro da Cortona para pintar al fresco varios techos de estancias del Alcázar de Madrid • Nuevamente realiza un recorrido por los principales centros artísticos italianos. En Venecia adquiere obras de Veronés y Tintoretto para el rey. En Roma realiza una de sus grandes obras maestras, el retrato de Inocencio X • De esta época son además, obras de la importancia de la Venus del espejo y el retrato de Juan de Pareja. En ellas se vislumbra la plenitud creativa que alcanzará en Las Meninas y Las hilanderas
  96. 96. “El barbero del Papa”. Hac. 1650
  97. 97. Juan de Pareja. 1650
  98. 98. Inocencio X. 1650
  99. 99. Venus del espejo. 1647-51
  100. 100. La plenitud creativa (1651-1660) • De vuelta a Madrid su nuevo cargo de Aposentador Real le quitó gran cantidad de tiempo para desarrollar su labor pictórica • Sin embargo, la llegada de la nueva reina, Mariana de Austria, la infanta casadera, Maria Teresa, y los nuevos infantes nacidos de Mariana, sobre todo Margarita, dieron lugar a nuevos retratos • En el final de su vida pintó sus dos composiciones más grandes y complejas: La familia de Felipe IV o Las Meninas (1656) y La fabula de Aracne o Las hilanderas (1658). En ellas representa la escena mediante una visión fugaz y emplea atrevidas pinceladas que de cerca parecen inconexas pero contempladas a distancia adquieren todo su sentido, anticipándose a la pintura de los impresionistas del siglo XIX en los que tanto influyó. • El último encargo que recibió del rey fue pintar cuatro pinturas mitológicas para el Salón de los Espejos, sólo se ha conservado Mercurio y Argos. Las otras tres resultaron destruidas en el incendio del Alcázar en 1734
  101. 101. Felipe IV y Mariana de Austria. Hac. 1652
  102. 102. Felipe IV. 1653
  103. 103. La Familia de Felipe IV o Las Meninas. Hac. 1656
  104. 104. Mercurio y Argos. 1659

×