Este artículo fue escrito para la revista viento del sur No 4 en el año 2005,pero se considera pertinente republicarlo por...
maximización de la ganancia saqueando y destruyendo el territorio, sus recursos yexpulsando a las comunidades. La otra es ...
Otro caso de despojo territorial es el caso de las comunidades en la región de Suárez, endonde se desarrolló la represa La...
Para la ejecución de megaproyectos, confrontar “masas contra masas” es una de lastácticas del capital imperialista. Por ej...
2. Frente a la concentración terrateniente de la tierra y el hacinamiento indígena:Ampliar el territorioLa existencia de t...
has., entonces réstele usted a 12.586 todavía hay un faltante de más o menos 9 mil has.,       entonces esa ha sido la luc...
dueño y nosotros no estamos de acuerdo con la escritura particular, nosotros estamospor una escritura pública y eso no se ...
económico, que tiene que ver con garantizar la seguridad alimentaria de la comunidad; ylo social, que tiene que ver con el...
ConclusiónLos recientes levantamientos indígenas en el suroccidente colombiano expresan que eldesarrollo de las fuerzas de...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Articulo madre tierra

621 views

Published on

Atículo de interés formativo

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
621
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
4
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Articulo madre tierra

  1. 1. Este artículo fue escrito para la revista viento del sur No 4 en el año 2005,pero se considera pertinente republicarlo por vía electrónica con el propósitode ofrecer elementos de juicio del por qué estos pueblos realizan la actual“minga de resistencia indígena”, contra un régimen despótico,sobrepasando la crueldad con la que han sido atropellados por parte de lasfuerzas represivas del Estado. ¡LIBERAR LA MADRE TIERRA! Ante el orden necrófilo del capital, la resistencia biófila de los pueblosPor: Carlos Jaime FajardoInvestigador SocialRevista Viento del Sur Han presentado proyectos, pero no podemos dejar que los ejecuten, porque por pequeño que sea el proyecto buscan es privatizar, y si se aprueba el TLC mínimo van a hacer un gran negociazo. Nosotros ya sabemos lo que le pasó a los Embera Katío y a los Uwa, que los sacaron incluso de su propio territorio, los desgarraron de su territorio, les tocó salir casi desnudos por la Exxon, la Texaco... a ellos les interesa que el indígena ya no se quede en el filo de la loma, sino incluso desaparecerlo, pero nosotros como indígenas, en el caso del Norte del Cauca ya no nos quedamos en el filo, sino que nos queremos es bajar al plan. Entonces por todo eso primero es la defensa de nuestro territorio, segundo la ampliación del territorio y tercero el saneamiento del territorio. Darío Tote, líder indígena de la comunidad Coconuco Entrevista realizada por la Revista Viento del Sur, octubre de 2005.Presentación“Liberar la madre tierra” es la consigna levantada por los pueblos indígenas del Caucacon apoyo de campesinos y negritudes en sus recientes movilizaciones. Pero ¿quésignifica tal consigna? ¿Liberarla de qué? Para el Cauca, las multinacionales, con elapoyo del gobierno y fuerzas paraestatales, tienen previstos varios megaproyectos queafectan a las comunidades. Según varios líderes campesinos e indígenas: “Esta es una región geoestratégica, en la que será importante la explotación de carbón en el sur del Cauca a través de la empresa Carbón Patía; la explotación de bauxita y oro en La Vega; diseño de redes viales: Pavimentación Bota Caucana-Putumayo, para saquear la biodiversidad de la parte amazónica, La Plata-Valencia-San Sebastián, por el recurso hídrico más importante de la región, y La Variante-Tambo-Timbío-Patía, que se une con la variante Popayán, con el propósito de la explotación de carbón; el proyecto de privatizar los Parques Naturales, específicamente el del Nevado del Huila, que pretenden dar en concesión, siendo los Resguardos de San José, Belalcázar, Jambaló, Pitayó, y Toribío, los directamente afectados en el Cauca; está el interés de una multinacional para explotar las minas de Pishnú ubicado en la zona de Silvia y Mosoco en Tierradentro, donde al parecer hay siete metales; también está prevista la explotación de gas al norte del Cauca; proyecto de desvío del río Ovejas para la represa la Salvajina, etc”1.Lo que hoy está en juego en el Cauca es la confrontación de dos lógicas de sociedad:una es la lógica necrófila del gran capital imperialista y gran burgués, centrada en la1 Datos suministrados para la Revista Viento del Sur por Víctor Collazos, del Comité de Integración del Macizocolombiano (CIMA) y Luis Yonda Copaque, del Resguardo Indígena de Vitoncó.
  2. 2. maximización de la ganancia saqueando y destruyendo el territorio, sus recursos yexpulsando a las comunidades. La otra es la lógica biófila de los pueblos, centrada en laresistencia, defensa y producción constructora de su existencia en armonía con suterritorio y con la naturaleza.La ideología burguesa ve unilateralmente el desarrollo de la tecnología, la técnica y lasherramientas, como expresión de progreso, es decir se plantea que el desarrolloconstante de las fuerzas productivas capitalistas resuelve los problemas de lahumanidad. Ya Marx en su obra “La Ideología Alemana”, expuso: "resumiendo,obtenemos de la concepción de la historia que dejamos expuesta los siguientesresultados: 1) En el desarrollo de las fuerzas productivas se llega a una fase en la quesurgen fuerzas productivas y medios de intercambio que, bajo las relaciones existentes,sólo pueden ser fuente de males, que no son ya tales fuerzas productivas sino más bienfuerzas destructivas...”2. Hoy es evidente que bajo la lógica capitalista, las fuerzasproductivas y el sistema de intercambio y consumo se están convirtiendo en fuerzasdestructivas.En el presente artículo se expondrá la forma en que las comunidades indígenasconfrontan el modelo necrófilo que se impone sobre el Cauca, levantando su alternativaa partir de sus tres tareas: defender el territorio, ampliar el territorio y sanear elterritorio.1. Ante el despojo, defender el territorioLa masacre del Naya, sucedida en el año 2001, mostró a las comunidades de esta regióndel Cauca que existe una política de despojo territorial, como primera fase de laejecución de los macroproyectos. El Alto Naya está siendo disputado por el Estado, queargumenta que se trata de zonas baldías que se pueden dar en concesión a lasmultinacionales, y por la Universidad del Cauca, que alega tener un título minero que laconvierte en propietaria y usuaria del territorio. Ambas instancias niegan el derechoancestral de las comunidades Eperara Siapidaara, (Resguardo de San Joaquincito, conuna población aproximada de siete mil habitantes), 49 comunidades afrodescendientes,indigenas Nasa y comunidades campesinas allí asentadas.2 Marx, Carlos y Federico Engels. “La ideología alemana”. En: Obras escogidas en tres tomos. Moscú, Progreso,1976. Tomo I, pág. 37.
  3. 3. Otro caso de despojo territorial es el caso de las comunidades en la región de Suárez, endonde se desarrolló la represa La Salvajina3, que en verdad fue una salvajada; en elámbito nacional pueden mencionarse además casos como el de los Uwa, Wayúu,Embera, etc, para saquear sus recursos naturales cometiendo crímenes culturales. Paraacentuar el despojo territorial, se están tramitando políticas estatales como los proyectosde Ley del Agua, Ley de Páramos, Ley Forestal, el Código Minero, para apropiarse delsubsuelo, adoptando el concepto de “vuelo forestal” para apropiarse de los bosques ygarantizar la inversión extranjera, con los costos sociales y ambientales que ello implica.En el caso de la Ley del Agua, en los artículos 26 y 28, se autoriza la concesión derecursos hídricos para macroproyectos hasta por cien años, como sucederá con las aguasdel río Ovejas al norte del Cauca.En cuanto a la riqueza hídrica del Cauca, un ejemplo es la que posee el ResguardoCoconuco: "tenemos el agua helada que es del río Cauca, tenemos El Salao Coloradoque es una agüita que hierve que es de color roja, es medicinal, uno se baña y le limpiacantidad de infección; está Agua Hirviendo que en este momento es administrada por lacomunidad indígena, es agua medicinal para los que sufren de dolores articulares;Agua Tibia es un ojo de agua que se viene arrendando como piscina y Pozo Azul es uncharco grandísimo que en todo el centro hierve el agua"4. Al respecto el Estadopretende apropiarse de aguas subterráneas, minerales y termales por medio deINGEOMINAS. Así lo señala en los artículos 46, 50 y 52 de la mencionada Ley, lo queconstituye otro intento de despojo territorial.Entre las formas de resistencia popular contra la privatización del agua, vale mencionarel levantamiento de la comunidad de Guachicono en la Vega – Cauca, hace nueve años,por la defensa de la Cuenca del Río Guachicono, surtidora de sus acueductos. Comoresultado del enfrentamiento entre comunidad y narcotraficantes perdió la vida el másconocido de éstos, quien según testimonios de la comunidad, había ordenado elasesinato de varios de sus miembros.3 Hildebrando Vélez. “La descolonización del lugar.” Palabras en la Presentación del libro del Proceso deComunidades Negras, Dignidad sin Precio, Bogotá, 2005.4 Darío Tote, entrevista citada.
  4. 4. Para la ejecución de megaproyectos, confrontar “masas contra masas” es una de lastácticas del capital imperialista. Por ejemplo en la vereda La Paila del municipio dePadilla al norte del Cauca, la multinacional Smurfit-Cartón Colombia, ha enfrentado aAfros, indígenas y campesinos, para beneficiarse de la explotación maderera: "laempresa vendió sus predios a una asociación de campesinos como una modalidadmediante la cual se deshace del problema del enfrentamiento con los indígenas,traslada este a los campesinos y continúa con el dominio y manejo de las plantaciones5.Otra medida es la militarización de los territorios, como sucede por ejemplo con laexplotación aurífera en límites del municipio La Vega y Almaguer por el Batallón JoséHilario López. La implantación del batallón de alta montaña en el Macizo Colombianoes para asegurar el rico territorio y entregarlo posteriormente en concesión.Otro ejemplo de condiciones para posterior privatización del agua por parte del Estado,es el programa de “Guardabosques” en el marco del “Plan Colombia”, en el cual lasfamilias reciben una “ayuda” (venta) por “cuidar” los bosques protectores de cuencas.Basta con mirar los contratos que se firman, en los que jurídicamente estas áreas pasan aser propiedad del Estado. Afortunadamente ésta maniobra no le ha dado resultados aUribe en territorios donde los campesinos organizados han asumido la compra ytitulación colectiva de las cuencas, un caso específico se observa en algunoscorregimientos de La Vega – Cauca.Por su parte, el gobernador coconuco Jaime Nuñez, analiza la defensa de los recursosnaturales de la siguiente manera: "hemos tratado de cuidar en lo máximo el territorio,no hacer mucha tala de bosques, cuidar las pocas vertientes de agua que se tienen,tratar de reforestar. Por ejemplo la Ley de Páramos, ojalá no vaya a aplicarnos,porque eso sería otro problema que se iría a “frentiar” posteriormente. Si hay cosasque nos puedan afectar, nosotros también debemos de protestar por esa parte"6.La resistencia ante las pretensiones de multinacionales, el Estado y Para-Estado dedespojarlos de su territorio, constituye lo que se ha llamado la defensa de éste.5 Andrés Yara y Diego Alejandro Cardona, “Estudio de Caso: Situación Nacional de los Bosques”, Censat Agua Viva– FoE (Colombia) 2000, www.censat.org6 Entrevista al gobernador coconuco Jaime Nuñez, por Revista Viento del Sur, noviembre de 2005.
  5. 5. 2. Frente a la concentración terrateniente de la tierra y el hacinamiento indígena:Ampliar el territorioLa existencia de terratenientes en el departamento del Cauca es producto de un despojohistórico. Familias latifundistas como los Mosquera, los Zambrano, los Valencia, losArboleda, detentan títulos de propiedad sobre terrenos ancestrales de los pueblosindígenas, como consta en archivos históricos del Cauca y de Quito, por lo que no escasual que los pueblos indígenas estén adelantando una campaña por la recuperación delterritorio. Por eso se tomaron en el segundo semestre de 2005 un total de 18 predios: enel municipio de Caloto, la hacienda El Japio por los Nasa; en Silvia, la hacienda PepeEstella por los Guambianos, la hacienda Achaquí por los coconucos; en Piendamó, lahacienda El Corazón; y terrenos en Morales por desplazados de La Salvajina, Totoró,Popayán, Puracé, Sotará, entre otras.En cuanto al problema de la tenencia de la tierra, al entrevistar a Francisco Muelas, de lacomunidad guambiana, afirma: "La tenencia de la tierra es el problema uno-A, queestamos padeciendo casi todos los pueblos de la zona andina. El gobierno a veceshabla de que los indígenas tenemos cantidad de tierra, pero los pueblos que estamos enla zona andina estamos en un hacinamiento"7. Pero esta lucha por la recuperación deterritorio no es un acto voluntarista ni caprichoso, como lo hace ver el gobierno, sinoque es fruto de las condiciones económicas y sociales. "por las necesidades de tierra yhacinamiento en que viven", como lo señaló gobernador Jaime Nuñez, de la comunidadcoconuco8. Lo que sucede es que en estos procesos sociales, además de las condicionesobjetivas actúa la conciencia humana para transformarlas.Para desvirtuar, lo que argumenta el gobierno, respecto a que los indígenas tienen tierrade sobra, vasta citar el testimonio de Álvaro Morales Tombé, taita de Guambía, exalcalde del municipio de Silvia: "En 1980 cuando la comunidad guambiana reinició su proceso de lucha en recuperar las tierras, el INCORA hizo unos estudios socioeconómicos en el cual resultamos ser en ese entonces 1562 familias, y nuestro territorio se componía de 16.058 hectáreas, de las cuales 8.338 eran de páramos, entonces el INCODER -en este entonces el INCORA- que trabajaba con la ETNOUAF, la Unidad Agrícola Familiar que era la Ley 135 de 1961, que decía que eran tres has., por familia, resulta que el faltante de tierras para esas familias eran de 12.586 has., a hoy 25 años de lucha hemos hecho que el INCORA lograra comprar solamente 3.3677 Entrevista al indígena guambiano, por el equipo Desde Abajo y Revista Viento del Sur, 30 de octubre de 2005.8 Jaime Nuñez, entrevista citada.
  6. 6. has., entonces réstele usted a 12.586 todavía hay un faltante de más o menos 9 mil has., entonces esa ha sido la lucha, hay un micro minifundio"9.La situación de carencia de tierra de esta comunidad ha provocado su migración, de ahíque existan en la actualidad fuera del Cauca, su territorio natal, cuatro cabildos en elHuila y dos cabildos en el Valle. La superficie del territorio indígena en el Cauca segúnlas cifras catastrales corresponde al 18%, o sea, 544.901 has. Según estudiossocioeconómicos realizados por el INCODER, actualizados a junio de 2004, lasnecesidades de tierra para las comunidades indígenas del Cauca suman en total 218.106has.En cuanto a la concentración de la tierra en el departamento del Cauca, con unasuperficie total de 3.038.800 de hectáreas, de las cuales 1.170.275 son baldíos (que noquiere decir vacías), y 1.868.525 están registradas en catastro. de esta última cifra, el40% de los propietarios no tienen más que el 2% de la superficie, en tanto el 0.5% delos propietarios tienen el 25% de esta, en propiedades mayores de 200 hectáreas10.Como solución a esta problemática, el líder indígena Ezequiel Vitonás, afirmó: “Sedebe generar una reforma agraria que sea integral e incluyente: no solamente para losindígenas sino para todos los sectores que necesitan tierra y no sólo para el Cauca sinopara toda Colombia”11.Indudablemente, la ampliación del territorio tanto de pueblos indígenas como de losotros sectores de la sociedad es posible en la medida en que la madre tierra sea liberadade la propiedad terrateniente y de la lógica capitalista.3. Ante la lógica destructiva, Saneamiento del territorioEste tercer momento tiene que ver con varios aspectos:3.1. La titulación de sus territorios:: La propiedad por la que se lucha no es laindividual. Al respecto, Darío Tote expone: " nosotros luchamos por la tierra yrecuperamos la tierra que es colectiva, es decir la tierra es de todos pero nadie es9 Datos suministrados para la Revista Viento del Sur., por el taita Alvaro Morales Tombe.10 Datos suministrados por el Consejo Regiional indígena del Cauca, CRIC.11 El Turbión en la Red, 20 de noviembre de 2005, www.elturbion/modep.org
  7. 7. dueño y nosotros no estamos de acuerdo con la escritura particular, nosotros estamospor una escritura pública y eso no se ha dado"12. Este proceso de saneamiento buscaliberar la madre tierra de la propiedad individual, principalmente de terratenientes,exigiendo la legalización del territorio de sus resguardos.3.2. Armonía con la naturaleza. Es importante tener en cuenta lo expuesto por Marxen Los Manuscritos Económicos y Filosóficos de 1844: "La naturaleza es el cuerpoinorgánico del hombre; la naturaleza, en cuanto ella misma, no es cuerpo humano. Queel hombre vive de la naturaleza quiere decir que la naturaleza es su cuerpo, con el cualha de mantenerse en proceso continuo para no morir"13. Esta relación entre hombre-naturaleza ha sido antagonizada por el sistema capitalista no así en todos los modos deproducción ni formaciones sociales. Un ejemplo de ello puede ser la concepciónchamanística de los pueblos amazónicos prehispánicos. "El chamanismo es una visiónorganizativa en la que el hombre es concebido como participe del universo y de susleyes físicas y cósmicas, y como parte integrante del ecosistema. Las pautas de manejosocial y ambiental reflejan un elaborado sistema de planificación a corto, mediano ylargo plazo, orientado a un desarrollo adaptativo del hombre con todos sus entornos.Es una disciplina política, económica, ecológica y espiritual"14. A este respecto, el taitaguambiano Álvaro Morales Tombe, afirma: “Liberar nuestra madre tierra”, para nosotros como pueblo guambiano de acuerdo anuestra cosmovisión el origen de nosotros es el agua y el agua está en la tierra, entonces la tierra es nuestra madre y hace muchos años o miles de años nuestra madre tierra era tratada como una madre, nada de químicos, nada de maltratos como quemas, como contaminaciones, porque la tierra es la vida, la tierra es la comida, la tierra es nuestro guía, es nuestra vida para el futuro, entonces ahora que esos grandes territorios en toda Latinoamérica, en América, aquí en Colombia que eran territorios naturales, de los nativos de los nacidos allí, que la trataban tan ecológicamente, ambientalmente hoy en día, así como han investigado, así como han avanzado en la ciencia y la tecnología, pues están acabando a nuestra madre tierra, con químicos, con quemas, con industrias, con comercio, de diferentes maneras están acabando nuestra madre tierra y por ende están acabando con la vida de las comunidades, con la misma vida del país” 15.Tal vez por eso Jesús Muelas, de la comunidad guambiana, está liderando un proceso deproducción agropecuaria limpia, en el que se tienen en cuenta tres elementos: loespiritual, que tiene que ver con la relación armónica entre hombre y naturaleza; lo12 Darío Tote, entrevista citada.13 Marx, Carlos. “Manuscritos”. Barcelona, Altaya, 1993. Pág. 115.14 Casas Aguilar, Justo. Evangelización y Colonización, ECOE ediciones, Bogotá, septiembre de 1999, p 21.15 Entrevista a Alvaro Morales Tombe, por Revista Viento del Sur.
  8. 8. económico, que tiene que ver con garantizar la seguridad alimentaria de la comunidad; ylo social, que tiene que ver con el fortalecimiento organizativo de estos pueblos16.La necesidad de armonizar la relación hombre-naturaleza, es una tarea vital para lahumanidad, esta meta sólo es posible fuera de las relaciones mercantilistas, queconsidera la naturaleza algo ajeno a la vida humana. En esta dinámica de armonizar larelación hombre-naturaleza, el Plan Ambiental Agropecuario de las comunidades delmunicipio de La Vega, Cauca, adelanta una expedición por la memoria ancestral, queconsiste en recuperar la historia local y regional, rescatar las semillas de producciónpropias, cuidar los recursos naturales, rescatar la huerta tradicional, rescatar la medicinatradicional, los cuentos y las creencias.Otra iniciativa de las comunidades es la presentación de un Proyecto de Ley para crearla Corporación Autónoma Indígena, para sanear los territorios, ya que las CorporacionesAutónomas están politizadas y atienden a los intereses del gobernante de turno,problemática denunciada por las comunidades indígenas; además estas ejercen comoautoridad ambiental que facilitan los megaproyectos.3.3. Se enfrentan dos mundos y se mimetizan dos regiones. En las diferentes jornadasde trueque de los pueblos del Cauca, para resistir al neoliberalismo, en primer lugar seconfrontan dos mundos: el necrófilo capitalista y el biófilo, el de los otros, los del sur,indígenas, campesinos y sectores populares, ya que la “racionalidad” de intercambio noestá mediada por valores mercantiles, ni precios del mercado, sino por la necesidad deconsumir un producto de otra región, primando el valor de uso. De ahí que la medidadel producto intercambiado, corresponda a lograr un equilibrio entre la cantidad deproductos de tierra fría con los de tierra caliente. La segunda característica estárelacionada a la unidad de dos regiones geográficas y sociales, pues el trueque mimetizaa “frianos” y “calentanos”, a indígenas y campesinos, en lo espiritual, económico ysocial, como lo explicó el nativo Jesús Muelas. En esa perspectiva, en el tercerencuentro de los pueblos del Cauca, realizado en Santander de Quilichao del 10 al 12 deoctubre de 2005, estos se reconocieron como un territorio interétnico y popular.16 Entrevista a Jesús Muelas, por Revista Viento del Sur, en el resguardo de Guambía, sector de Santiago, el día 30 deoctubre de 2005, cuando se efectúo la primera jornada de trueque entre los guambianos.
  9. 9. ConclusiónLos recientes levantamientos indígenas en el suroccidente colombiano expresan que eldesarrollo de las fuerzas destructivas del capital está en antagonismo con las relacionescomunales de propiedad y la cosmovisión de territorio que poseen estos pueblos. Si bienestos procesos de resistencia pueden presentar aún algunas limitaciones, en síntesis,liberar la madre tierra, significa liberarla de la apropiación de los recursos naturales porparte de las multinacionales, liberarla de los terratenientes, liberarla de las fuerzasdestructivas del sistema imperialista, labor que no debe ser sólo de los pueblosindígenas sino de todos los sectores populares, cuya consecuencia sea el surgimiento deuna alternativa de sociedad, que no sea el engañoso capitalismo con rostro humano, ni eldesarrollo imperialista sostenible, ni sociedad pos neoliberal alguna, sino que sea eladvenimiento de la sociedad de relaciones biófilas entre los seres humanos y entre estosy la naturaleza, una sociedad liberada de las relaciones de producción capitalistas eimperialistas.

×