Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Homofobia en las Escuelas

2,104 views

Published on

Presentación sobre

Published in: Education
  • Be the first to comment

Homofobia en las Escuelas

  1. 1. -Homofobia en las escuelas- Ana Dalmas Long 2ºA
  2. 2. Magisterio Fundamentación de la elección del temaElegí este tema porque me interesa mucho. No me agrada ver niños que seríen de otros por su identidad sexual, y me gustó la idea de trabajarlo paraaprender como tratar con ellos en estas circunstancias. Marco teóricoConceptos básicos • Homofobia: Es el conjunto irracional de distintas sensaciones como: ansiedad, aversión, furia y miedo hacia la homosexualidad y los homosexuales, provocando acciones y comportamientos discriminatorios, ser de diferentes clases y matices, desde la negación de ésta, hasta un comportamiento más agresivo o manifestaciones violentas. Pueden producir respuestas psicológicas llamadas: Interiorización de la homofobia: conjunto de opiniones, actitudes y comportamientos negativos hacia la homosexualidad o personas homosexuales adquiridas por homosexuales reprimidos. Generalmente la persona no es consciente y genera un cierre y una discriminación hacia homosexuales (causa: auto-negación de la sexualidad, baja autoestima, pesimismo hacia las propias expectativas, depresión, etc.). Personas homosexuales que tengan acceso a factores positivos, que favorezcan la construcción de su identidad (modelos positivos y abiertos, apoyo de amigos y familiares, etc.) no desarrollan homofobia interior y pueden destruir estereotipos negativos.
  3. 3. • Bullying: se define como violencia psicológica, verbal o física constante en el tiempo, cuyo autor/es es/son persona/s percibidas normalmente como más poderosas (en términos físicos, sociales o económicos, etc.). La víctima normalmente suele ser una persona y rara vez un grupo de personas. Usualmente el fenómeno del bullying es subestimado y puede ser confundido con simples conflictos entre iguales, sin embargo los agresores presentan características específicas: Intención de perjudicar a alguien. Falta de compasión que pongan barreras y limiten su comportamiento agresivo. Actores involucrados en el Bullying: Agresor, Blanco o victima y los testigos.• Bullying homofóbico: bullying “motivado” por prejuicios homofóbicos. Abuso psicológico, verbal o físico hacia alguien por motivo de su homosexualidad o percibida homosexualidad. Por lo tanto, el bullying homofóbico no es sólo un problema para los gays, lesbianas o bisexuales. Los efectos del bullying presentan diferentes grados de intensidad. Pueden incluir: • Baja autoestima. • Inseguridad. • Comportamiento distraído y nervioso. • Trastorno emocional. • Bajo rendimiento escolar. • Abandono escolar. Además se pueden encontrar efectos más negativos, tales como: • Agresividad. • Depresión. • Conductas auto-lesivas. • Agorafobia y ansiedad social. • Pánicos. • Desorden psico-somático.
  4. 4. • Lenguaje homofóbico: Palabras como “maricón”, “mariquita” y sus sinónimos hacen parte del lenguaje común del día a día y algunas veces son usadas para ofender a personas que son o no son percibidas como homosexuales. Este tipo de comportamientos ofensivo no destruyen la homofobia, por el contrario pueden provocar dos efectos negativos: 1. Se reafirma la idea de que la homosexualidad es una característica negativa y no deseable. 2. Cualquier persona que sea homosexual o tenga amigos o familiares homosexuales, no es la víctima directa de la ofensa, pero será testigo de la ofensa. En este caso no se considera directamente como bullying. En la encuesta se tomó en consideración este tipo de comportamientos. Uno de cada tres encuestados declaro que él/ella escucha todo el tiempo o frecuentemente en su escuela palabras ofensivas hacia niños percibidas como homosexuales (mas frecuentemente hacia varones). Este lenguaje es utilizado principalmente en espacios que no están bajo la supervisión de adultos. DesarrolloA presentaran tres casos de homofobia en escuelasEl caso de “Juan”.“Todo  empezó cuando mi maestro abuso sexualmente de mí”,señala Juan a Letra S. Afirma haber sido “tocado” por su maestro de quintogrado de primaria en el Colegio Cristóbal Colón Lomas Verdes de la ciudad deMéxico. “Después de eso empiezo a ver que los niños perciben que soydiferente. Yo me sentía sucio, como sin valor y me empezaron a molestar. Fueuna bolitala que empezó y luego todo el salón”, refiere Juan mientras recuerdacon un dejo de tristeza y angustia su pasado escolar. Actualmente tiene 22años
  5. 5. “Puto, caminas raro, marica”, eran algunos de los insultos que Juan recibía adiario por parte de sus compañeros. La situación se agravó en sexto gradocuando conoció a su amigo Andrés. “Son novios, ahí van los maricones”, lesgritaban durante el recreo o a la salida del colegio.A pesar de esta situación, Juan calló en su casa y continuó los estudios desecundaria en la misma institución. Y cuando se animó a comentar losincidentes de los que era víctima al orientador de la escuela, éste le dijo: “Miracómo te sientas, mírate, las mujeres se sientan con las piernas cerradas y loshombres con las piernas abiertas”.El grado de molestia era tal que dejó de asistir un mes a clases. Su madre ledejaba a la puerta del colegio y él regresaba a casa. Sus calificaciones bajaronde manera considerable y perdió el segundo grado de secundaria.“Muchos recreos de los últimos que pase en esa escuela fueron como uninfierno porque ya no sabía con quién juntarme”, relata Juan.“Un día me insultaron enfrente de mi mamá”. Cuenta que éste fue el motivo porel que abandonó el colegio e inició por segunda vez el segundo grado desecundaria. La justificación de los docentes siempre fue que Juan nunca sedefendía.El caso de “Aldo” y “Uriel”:En la escuela no faltaba quien me dijera maricón”. Recuerda Aldo que desde elcuarto año de primaria era molestado por sus compañeros e incluso algunosllegaban a decir “no se junten con él porque es maricón”.“No había apoyo de los maestros. Solo decían ‘¡cálmense!’ o ‘no le digan nada’,no les decían a los compañeros lo que me pasaba o lo que era yo”, aseguraUriel.“El caso de “Rodrigo”:En un salón de primaria se escuchan carcajadas. Rodrigo sólo tiene un fuertesentimiento de vergüenza mientras su mochila resbala de su espalda y cae al
  6. 6. suelo. Su compañero de la banca de atrás cortó los tirantes, situación queresultó cómica para todos los demás. Este incidente no fue el primero. Desdeprimer grado había recibido insultos como “jotito” o “maricón”; para el terceraño más de un compañero lo había empujado o le había quitado cosas; encuarto, varios de sus compañeros lo acorralaron en los sanitarios para burlarseporque “se había equivocado de baño”; para quinto, lo identificaban como el“putito” del grupo.¿Qué hace diferente a Rodrigo de los demás niños? Es un niño femenino ensus comportamientos y ademanes. Es notorio para sus compañeros ymaestros, para sus familiares y vecinos e incluso para los desconocidos. Eltrato que recibe va desde la lástima hasta la franca violencia. Pocas muestrasde comprensión y empatía ha encontrado. Alguna maestra intentó regañar alos niños que lo agredían haciéndoles ver que “el pobre Rodrigo no podía serde otra forma”. Su padre platicó con él en tono serio para convencerlo de queera necesario que cambiara su forma de caminar, el tono de su voz, la formaen que se peinaba, la manera en que movía las manos e incluso su forma demirar.La situación de Rodrigo es familiar para muchas personas, ya sea porquetuvieron experiencias similares o porque fueron testigos de ellas. Una primerajustificación del maltrato hacia los niños femeninos puede ser: “el niño tieneque aprender a ser hombre y los hombres no se comportan así”. Estarespuesta es un reflejo de los estereotipos de género, es decir, de la creenciade que lo “natural” es que los hombres sean masculinos y las mujeres,femeninas.Cuando se dice que algo es “natural” significa que es producto de nuestrabiología. Cuando un comportamiento es producto de la biología se presenta dela misma forma en todos los tiempos y espacios. Pero la realidad no es esa.Por ejemplo, en algunos países europeos los hombres se despiden con besosen las mejillas y en la India es “natural” que los hombres se tomen de la manoen la calle. En Uruguay, estas conductas son “femeninas”.
  7. 7. La realidad desafía nuestra creencia de que lo masculino es “natural”, pues ladefinición de lo que es masculino es artificial en el sentido de que somosnosotros como sociedad (y no nuestra biología) los que lo definimos. Entonces,no hay ningún factor anatómico o fisiológico que impida que un hombre tengaconductas que artificialmente llamamos “femeninas”; lo mismo aplicaría a lasconductas masculinas en las mujeres.Habla la maestra estadounidense Elise Klein:“Se tiene que visualizar la presencia de la comunidad lésbico, gay, bisexual ytransexual, casi todo el mundo conoce a una persona gay. Los niños no tienenproblema con esto sino los adultos, y son ellos quienes les influyen”, declaróKlein.Maestra con muchos años de trabajo en contra de la discriminación en lasaulas escolares. Su trabajo se basaba en la consideración de que el problemade la discriminación hacia las personas por su identidad sexual inicia en cadahogar. “Todo empieza con la apatía por parte de la sociedad porque en muchasocasiones los padres de familia dicen que al no tener un caso cercano en suscasas, este tema no es de su interés y no lo tocan”.“Es necesario capacitar a docentes y padres de familia para erradicar todos losprejuicios que provocan la discriminación de personas por su raza, religión,género u orientación sexual” añadió.Mucha gente que rechaza la homosexualidad y la transexualidad “basa suopinión en contextos religiosos. El tema no es sólo sexo, ni el sexo es lo masimportante, se debe comprender que se trata de una identidad”, afirmó.Jacqueline Pardo Semo, directora ejecutiva de Educación Básica de laSecretaría de Educación del Distrito Federal:Explicó que “el bullying es un término utilizado para denominar el maltrato eintimidación ocurrida en el contexto escolar entre compañeros y compañeras.Este no es un fenómeno nuevo pero se ha visibilizado en los últimos años.
  8. 8. Puede ser físico (golpes), verbal, emocional o psicológico, o el “cyberbullying”que utiliza el celular y el Internet y es sólo una forma más de este fenómeno”.De acuerdo con la funcionaria, tras realizar estudios en escuelas de educaciónbásica de la ciudad de México, se ha encontrado que el baño y el salón declases son los espacios donde más se cometen este tipo de actos. A su vez, lahora del recreo es el momento en que más agresiones entre alumnos ocurren.Estos datos, argumenta la funcionaria, motivaron que en abril de 2009 selanzara la campaña “Escuela sin violencia” con el objeto de sensibilizar,atender y prevenir la violencia al interior de las escuelas.En ella se apela a una cultura de no violencia y de buen trato en la comunidadeducativa con tres líneas de acción: campaña para la sensibilización, laatención integral a padres de familia y alumnos, y la capacitación al magisteriopara afrontar la situación. Este programa se realizó en 400 escuelas durante elpasado ciclo escolar y se desarrolla por el momento en otras 400.“Esta problemática rebasa a los docentes por falta de información”, añadePardo. La capacitación que toman comienza con la diferenciación entreviolencia y bullying, por medio de prácticas en las que se puede identificar si ensu salón existe o no un fenómeno de acoso. A los padres y madres también seles capacita de manera vivencial, “hay que concientizarlos de que el bullying noes que te molesten un día y se acaba. Se aborda mucho el tema de queescuchen a sus hijos porque el bullying los lleva (desde) la deserción escolarhasta situaciones de suicidio”.La condena a la trasgresión:Aclaremos algo: no todos los hombres homosexuales son femeninos yseguramente algunos hombres que son femeninos no son homosexuales. Estono descarta el hecho de que, con frecuencia, un hombre femenino es unhombre homosexual. Así, en investigaciones realizadas en Estados Unidos deAmérica se ha observado que los niños femeninos tienen más probabilidad deser homosexuales en la vida adulta que los niños que no son femeninos.
  9. 9. En general se asocia a la homosexualidad con la trasgresión de losestereotipos de género: los homosexuales son pensados como varonesfemeninos y las lesbianas como mujeres masculinas. Existen dos problemas enesta asociación. El primero es erróneo, pues se aplica como una regla general(“todos los homosexuales son femeninos”), cuando existen muchasexcepciones. Y el segundo, más importante, es que la asociación estápermeada por evaluaciones negativas. Las ofensas y el maltrato que recibenson producto de un juicio que considera que está mal desviarse de las normassocioculturales. Palabras como “mariquita” o “putito” no describen uncomportamiento, sino que buscan denigrar al que lo realiza.La asociación de la homosexualidad con la trasgresión de los estereotipos degénero es reproducida a través del lenguaje (sobre todo en chistes y albures) ylos medios masivos de comunicación. Hay que señalar que el carácterdevaluatorio de esta asociación es más marcada en el binomio homosexual–varón femenino que cuando se trata del binomio lesbiana–mujer masculina. Porejemplo, en los medios de comunicación masiva es frecuente observarescenas en las que se humilla, ridiculiza y agrede a un varón por ser femeninoe implícitamente es homosexual, pero no es común ver en la misma situación auna mujer masculina. Entre los varones existen juegos y señas conconnotaciones sexuales en los que está implícito que el varón que espenetrado adopta un rol pasivo (femenino) y es homosexual; juegos similaresno existen entre mujeres.Temor perenne de la violencia:Para los hombres homosexuales la infancia puede ser una de las etapas dondeexperimentan mayor violencia, y no debido a su orientación sexual, sino a queson niños femeninos. En un estudio que realizamos con hombreshomosexuales de la ciudad de México se observó que 34 por ciento habíasufrido insultos verbales debido a que eran niños femeninos (de los 6 a 11años de edad); por el mismo motivo al 30 por ciento le habían pedido quecambiara, 22 por ciento había sido objeto de humillación o burla, al 8 por cientolo habían golpeado y al 5 por ciento le habían robado o dañado algún objeto desu propiedad. En el mismo estudio se encontró que, en la vida adulta, los
  10. 10. hombres homosexuales percibidos como femeninos son objeto de violencia conmayor frecuencia que los hombres homosexuales que se perciben masculinos.Estas diferencias no se observan entre mujeres masculinas y mujeresfemeninas.En los hombres homosexuales, la forma en que se perciben a sí mismos puedeser afectada por la violencia que reciben, pues aprenden la evaluación negativadel vínculo homosexualidad-trasgresión de los estereotipos de género. Unaprimera reacción es, progresivamente, dejar de tener comportamientos yademanes que consideran femeninos. En la investigación observamos que dela niñez a la vida adulta el porcentaje de sujetos que se percibían femeninosdisminuía (de 16 a 4 por ciento), mientras que lo opuesto ocurría con laproporción de individuos que se percibían masculinos (de 26 a 41 por ciento).Una explicación a este cambio de comportamiento y apariencia para apegarseal estereotipo de género es que con ello reducen la posibilidad de experimentarviolencia y discriminación.Otro aspecto en que puede influir la violencia que reciben los varoneshomosexuales es en la forma en que perciben su entorno y, en específico, lasreacciones de las personas con las que interactúan. Lo que hemos observadoes que los varones homosexuales que son femeninos, en comparación con losque son masculinos, perciben que tienen mayor probabilidad de ser víctimas deviolencia en el futuro. Es decir, los homosexuales que, a pesar de las presionesdel entorno, mantienen comportamientos femeninos, viven de manera crónicacon el temor de ser agredidos.El retoLa típica asociación entre homosexualidad y trasgresión de los estereotipos esproducto de un hecho estadístico: muchos homosexuales (pero no todos) sonvarones femeninos. Se trata de una excesiva generalización. Es primordialcomenzar a plantear que es injusto considerar como algo negativo a latrasgresión de los estereotipos de género. Una interrogante central es ¿quéhacer para aceptar que la feminidad en los hombres y la masculinidad en lasmujeres no es mala ni buena, sino parte de la diversidad humana? Estamos
  11. 11. acostumbrados a pensar de manera dicotómica: hombre-mujer, femenino-masculino, malo-bueno. Nos es difícil aceptar que la realidad está llena dematices.Afortunadamente, podemos aprender de los niños y niñas, en quienes lasocialización es incipiente. Además de inculcar en ellos el respeto a ladiversidad como un valor imprescindible para la convivencia, podemos crearambientes que les permitan expresarse sin temor a ser censurados por normasarbitrarias y autoritarias.Si el lenguaje es una de las formas centrales en que se aprende y reproduce eltrato denigrante a la trasgresión de los estereotipos de género, también puedeser una forma de aprender e implantar nuevas normas para la convivenciasocial. Podemos cuidar que nuestro lenguaje no reproduzca las evaluacionesnegativas o que consideran “desviaciones” a la feminidad en los varones. Porel contrario, busquemos orgullo y dignidad en las diferentes manifestaciones dela trasgresión a normas arbitrarias que esconden la verdadera naturalezahumana. Intervención docentePrimero que nada el docente debe plantearse que conocen los niños sobre lahomosexualidad, como la perciben.Muchos se preguntan si hay que trabajar desde la infancia con una educaciónmás concreta o clara sobre este mundo desconocido y poco convencional paraellos, y si se les está portando una buena formación en valores que despejesus dudas y pueda acabar de una vez con estereotipos y prejuicios que puedandesembocar en homofobia.Hay que resaltar que la homosexualidad es “algo” que está ahí, y que aunquepara algunos pueda resultar raro o hasta incomodo ver a dos personas delmismo sexo juntos, no pueden dejar de obviar que nuestros hijos nacieron enuna sociedad donde gays, lesbianas y transexuales tienen ya una visibilidad yexposición mayor que la que tenían en tiempos pasados. Que nuestros niñosestán en contacto directo con ella, pero sin embargo, no saben lo que es, no laconocen.
  12. 12. ¿Y porque entonces sería de extrañar que un niño o una niña le preguntara asu padre o a su madre alguna vez, que significa ser maricón? Y ¿porqué en latele salen dos hombres besándose? O ¿porqué fulanita en el patio del colegiojuega al fútbol con los niños y no a las princesas como las demás niñas?La homosexualidad en la infancia, es un asunto muy poco estudiado que dejamuchos vacíos al descubierto. El tema de la sexualidad infantil y,específicamente el de la homosexualidad, y cómo ellos la perciben, requiere demás estudio y sensibilización por parte de maestros y maestras, padres ymadres de familia, ya que su incomprensión o la escasa implicación de éstos,puede ser motivo de rechazo y violencia contra los menores, lo que repercutiráen su sano desarrollo, autoestima, seguridad y confianza durante su vidaadulta.A mi parecer, considero que actualmente existe una importante yclara necesidad de introducir el tema de la homosexualidad en estas edadestempranas, con niños y niñas de primaria y secundaria, de una maneraadecuada, para que desde pequeños la conozcan, y no se vean afectados porlos prejuicios, y para que tengan modelos positivos de respeto y dignidad paratodo tipo de personas y puedan, a la vez, defenderse de la violencia quegeneran aquellos prejuicios.Conseguir que, a través de la educación y la enseñanza, como en unaasignatura más, como se hace actualmente en Educación para la Ciudadanía,con las escuelas de padres, o de alguna otra manera pero con la suficienteefectividad, se haga un esfuerzo para eliminar prejuicios y exigir al sistemaeducativo el reconocimiento de la "diversidad afectivo-sexual".La mayor parte del alumnado homosexual o proveniente de familias con padresy/o madres homosexuales está sufriendo alarmantes niveles de violencia,acoso y exclusión ante la pasividad, el desconocimiento y la impotencia de losdocentes. Hay que actuar.Para los niños, sobre todo los que no provienen de una familiahomosexual, esto es un mundo desconocido y por ello, puede generar un marde dudas y hacer que se planteen ciertas preguntas.Pero sobre todo, porque una información errónea que adquieran de sus propioscompañeros y amigos, o de alguna otra fuente de información para muchos,
  13. 13. dará lugar a conclusiones quizás equivocadas, y con ello a estereotipos,discriminación y hasta homofobia, a medida que vayan creciendo.Los pequeños de edad escolar, responden a los estereotipos socialmenteestablecidos de lo masculino o lo femenino. Rosa para las niñas, azul para losniños. Las niñas son más creativas, los niños mejor en matemáticas y ciencias,por lo que si este estereotipo no es el “correcto”, estamos fuera de losparámetros impuestos por la cultura y, por lo tanto, seremos inadaptados ytraeremos un signo que nos estigmatice y nos haga vulnerables a la violencia yel rechazo.Existen numerosos estudios que revelan que más de la mitad de estudianteshomosexuales han sufrido discriminación, rechazo o violencia en alguna etapaescolar.También existen datos, como jóvenes de edad escolar, consideran o creen aúnhoy en día, que la homosexualidad es una enfermedad.La homosexualidad está ahí, el sentimiento está ahí, y es una realidad.Y el verdadero problema es que tratamos de reprimir la experiencia humana enlugar de entenderla, saber de qué se trata, y así, si se hiciera de este modo,podríamos aprender más y vivir mejor.No se pretende que se eduque a nuestros hijos en la homosexualidad, conprofesionales que enseñen la descubierta de este tema, pero sí que se luchepor el respeto y la defensa de la dignidad personal de toda personahomosexual, y que no se mire a otro lado para no querer ver.También que se acabe con los chistes jocosos sobre gays y lesbianas, quehacen tanto daño, y que se luche por la tolerancia y el respeto a la diversidadcultural, y a la diversidad sexual.Que al igual que se hacen campañas de educación para la salud, con la visitade odontólogos a los colegios para enseñarles la importancia de cepillarse losdientes, o cuando se realiza formación en seguridad vial para prevenir futurosaccidentes, se puede también educar y mostrar que no todos somos iguales,que existe una diversidad sexual, y que todos merecemos el mismo respetosea cual sea nuestra inclinación sexual.Estaría bien, dependiendo de las edades, hacerlo a través de cuentos contemática homosexual, donde sirva de ejemplo dos animales machos
  14. 14. salvajes, que crían a un cachorro, y donde éste, a pesar de no haber unamamá, vive en perfecta armonía, al igual que todos los cachorros de la selva.Con visitas también a la escuela, de tipos de familias poco usuales para ellos,de alguna pareja gay que pueda contarles su historia. También con juegos,dinámicas, deportes, talleres…El propósito sería lograr, desde una temprana edad, que niños yniñas, perciban que la homosexualidad es una variable más en la diversidad dela sociedad. Educar en la tolerancia, luchando contra la discriminación yconsiderar, a través de una reflexión profunda, las diferencias humanas.Hace tiempo que ya se está trabajando introduciendo la homosexualidad en loscontenidos educativos en escuelas de primaria y secundaria en paísescomo Estados Unidos, Francia, Reino Unido, etc. donde el alumnado, desde laetapa infantil, comienza a familiarizarse con los conceptos de los mismos.Como ya se ha dicho en otros artículos, la educación sexual es un tema pocoasumido en nuestro país, incluso existen centros donde los estudiantes noreciben ningún tipo de formación en este aspecto. Mientras eso ocurre, losjóvenes se las arreglan para aprender sobre algo que, por naturaleza humana,tienen frente a sus narices. ConclusionesComo futura docente me interesa el tema, más que nada me preocupa nosaber como abordarlo si me ocurre una situación dentro de la clase. Por lotanto considero que seria muy interesante trabajar, como se mencionaanteriormente, desde inicial sobre el tema, ya que de esta manera el niño nocrecerá con ideas erróneas de lo que es la homosexualidad, y así podráaprender a respetar a todos por igual. BibliografíaSitios web…http://www.jornada.unam.mx/2010/05/06/ls-portada.html
  15. 15. http://www.jornada.unam.mx/2009/05/07/ls-portada.htmlhttp://www.observatorioperu.com/2011/Grupo.%20Bullying%20homofobico.pdfhttp://www.notiese.org/notiese.php?ctn_id=3892http://www.investigalog.com/humanidades_y_ciencias_sociales/homosexualidad-en-la-escuela/

×