Onsejería bíblica

349 views

Published on

Published in: Spiritual
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
349
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
6
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Onsejería bíblica

  1. 1. onsejería Bíblica con El Dr. Leo Guerrero Es una nueva sección de El Informador donde se abordan diversos temas para orientar a los miles de lectores con asuntos de actualidad ofreciendo un panorama amplio en cada entrevista con los especialistas en la materia. ¿Que es la consejería Bíblica? La consejería Bíblica es la especialidad de aconsejar a individuos desde una perspectiva puramente Bíblico Cristiana. Es aplicar técnicas del modelo bíblico para orientar espiritual, y psicológicamente a toda persona que desee ser ayudada. Esto no se limita a sesiones de consejería únicamente, sino que está íntimamente arraigada al trabajo y cuidado ministerial. Es decir, el de apacentar, nutrir y dirigir al individuo con amor ternura y devoción. Es estar presente y preparado profesionalmente con un consejo sabio, en el momento de más necesidad, para ofrecer, en Cristo Jesús, una verdadera salud mental. ¿Problemas o circunstancias por la que la gente busca consejería? Las razones por la búsqueda de consejería son muy variadas. Sin embargo entre las más frecuentes se encuentra la problemática de la relación de parejas, conyugal y familiar, es decir desavenencias, infidelidad y abusos en el matrimonio y el hogar. No obstante, existe una gama de circunstancias fuera del matrimonio, que merecen consejería, y que con la apropiada orientación se solucionan, pues estos tienen que ver con la sabia elección de amistades, o educar al aconsejado a saber cómo administrar las finanzas, el hacer ejercicios físicos, buena y controlada alimentación, y básicamente elegir vivir una vida de santidad, y otros detalles.
  2. 2. ¿Que método usa para estos casos? Primero que todo, el método debe ser encontrado dentro del marco bíblico. Pero, en respuesta, yo preguntaría si la pregunta cuestiona el método de alcance para con el aconsejado, o si se refiere a los métodos de técnicas en cuanto al desarrollo y aplicación de la consejería. Con esto me refiero que en cuanto al alcance, el método inductivo es mejor aplicable en caracteres sumisos a los consejos del terapeuta. El método directivo pudiera ser mejor en personas totalmente desorientadas sin la más mínima idea de cómo comenzar a solucionar el problema. Como tercera opción, el método confrontativo, puede ser efectivo en individuos renuentes o rebeldes en aceptar responsabilidad de sus hechos. ¿Cuales problemas son los más difíciles? La mayoría de problemas de codependencia son los más difíciles de tratar, ya que la codependencia es un síndrome que se arraiga en la mente y el corazón de las gentes, haciéndoles creer y vivir una realidad contraria y enfermiza. Por decir, el inocente se siente el culpable; el abusado se siente el abusador, la víctima se siente el victimario. En estos casos la solución no es solo dar un consejo sabio o saber orientar solamente, sino tratar y
  3. 3. dirigir al aconsejado a una metanoia, es decir a una nueva forma de pensar, más bien un cambio de mente a través de la palabra de Dios. ¿Logran las personas curar sus problemas? Si! Sin duda! Aunque la pregunta debiera ser: logra el consejero ayudar en la cura del problema? Digo esto porque la cura del problema proviene de Dios, no de las personas con el problema. No obstante, se requiere una estrecha participación trilateral para la exitosa cura o solución al problema. Al decir trilateral me refiero, por su puesto a la divina intervención de Dios primeramente; luego a la sabia dirección del terapeuta y como tercera instancia, a la solicitud y cooperación del aconsejado. Queriendo decir con esto que, si el aconsejado quiere, entonces se puede. ¿Puede ayudar el consejero al cambio de conducta? como? Se espera un cambio de conducta, cuando las acciones y decisiones del individuo son perjudiciales tanto para él mismo como para otras personas inmediatas a él. La conducta del hombre está estrechamente unida a la voluntad personal, independiente y autónoma del individuo. Es decir, si el aconsejado desea cambiar la dirección de su comportamiento, el consejero puede ayudar a reorganizar las prioridades del aconsejado para así dar una orientación y por consiguiente comenzar a conducir su vida apropiadamente. Inequivocadamente, si el individuo no reconoce su mal, y su conducta no la ve como anormal, entonces, poco se logrará. ¿Como las personas pueden superar la baja autoestima? Falsamente vivimos en una sociedad materialista, y vanidosa, donde supuestamente el que logra más, vale más. El auto estima, entonces, es el sentido de valor que se tiene uno mismo, como persona, en base a sus logros. Lamentablemente muchos que sufren de baja auto estima es porque se valoran por razón de comparación o según el valor que otros le infunden. Este sentir no debe estar fundado en lo que “yo tengo”, en lo que “yo puedo” o en lo que “otros quieren de mí”. 1. La superación viene cuando el individuo se acepta a si mismo tal y como es. Me acepto como soy, con mis fortalezas y debilidades, con mis virtudes y defectos. 2. La superación se logra estableciendo el valor que da Dios más que el del hombre. Mientras sea fiel a Dios, me importa lo que Dios piensa de mi, más que lo que la gente piense de mí. La manipulación religiosa, ¿como detectarla? Desde el punto de vista de la consejería Bíblica, la manipulación religiosa viene a ser una razón más de orientar correctamente a los que han sufrido este abuso. No obstante la manipulación religiosa es una simple táctica psycoteologica que tergiversa las Escrituras para la conveniencia de un “ministro” charlatán. Es un aprovechamiento del más débil de mente, del más confiado y del más ignorante. Básicamente, la manipulación religiosa se detiene educando al pueblo, enseñando la no adulterada sana doctrina. Las personas que muy fácilmente caen en la manipulación religiosa, son precisamente aquellas personas que conocen muy poco de los básicos fundamentos bíblicos. El abuso emocional, ¿como sabe una persona si es abusada? Comúnmente la gente no sabe reconocer cuando ha sido emocionalmente abusada. Incluso
  4. 4. en algunos casos la reacción viene después y no en el momento del abuso. Además explicar el concepto, o usar los términos adecuados en cuanto al abuso emocional, tampoco es común. El abuso emocional es una rama del abuso psicológico pues actúa directamente con los sentimientos de la víctima y no con el cuerpo de la víctima. Es decir, se pretende herir emocionalmente infundiendo nerviosismo, inseguridad, temor, baja autoestima etc. Aunque este tipo de abuso no deja marcas en el cuerpo, el mayor daño se hace a los valores personales. Palabras humillantes y degradadoras destruyen el auto estima y dejan marcas traumáticas – muchas veces para el resto de la vida. ¿A quien hay que tratar al abusado o al abusador? Sin duda, hay que tratar a los dos, siempre teniendo en cuenta los pormenores del asunto. En otras palabras, a cada cual se le ofrece la ayuda adecuada y merecida de acuerdo a las circunstancias. Lo importante es delinear y establecer claramente donde se comenzaron a violar los derechos de uno y por ende comenzaron los abusos del otro. Al mismo tiempo se les ayuda a identificar y aclarar quién es quién en el meollo del asunto. Es decir ayudarles a entender y reconocer sus posiciones, aunque casi siempre hay dos versiones y las provocaciones de ambos resultan en uno más afectado que el otro. Pero de alguna forma u otra rara vez no hay culpabilidad en ambos. ¿Donde buscar ayuda? ¿En la iglesia o en la policía en caso de abuso? Todo depende del tipo de abuso. Además la severidad del abuso define si se llama a la policía o al pastor. Debemos tomar en cuenta que si el abuso es una infracción de las leyes morales de Dios, por decir el primer, segundo, tercer o cuarto mandamiento, entonces es obvio que la autoridad más apropiada será la del pastor o ministro de la iglesia. Pero si la infracción es del mandamiento sexto, octavo incluso el mismo noveno, entonces lo correcto es la asistencia de la autoridad policíaca. Ahora si estamos hablando de abuso relacionado a la violencia domestica, entonces hay que solicitar de inmediato la ayuda primero del pastor y si no hay mejoría, la ayuda de la policía. ¿Es confiable el consejero bíblico con la privacidad de los casos? La confidencialidad del consejero en cuanto a antecedentes e historial clínico de todos y cada uno de los aconsejados que pasan por el consultorio, debe ser primordial en la ética de todo consejero bíblico. El consejero bíblico debe ser reconocido no solamente por su sabiduría al aconsejar correctamente, sino, en la confianza ganada al saber guardar la identidad y privacidad de los casos. El divulgar asuntos pertinentes a lo hablado en una sesión, bajo puertas cerradas, no es de profesional y no se le debería tener como un consejero serio. El otro lado de la moneda es que el aconsejado asienta en revelar sus vivencias como ejemplo de prevención o supresión de casos similares. En todo caso los nombres y localidades debieran ser cambiados, para proteger al inocente. ¿Características del consejero Bíblico? En primer lugar, y aunque parezca obvio, el que desempeña la labor de la consejería Biblia debe ser cristiano, nacido de nuevo. Debe también tener una ideología clara de los fundamentos bíblicos. Debe tener una convicción en cuanto a la plenaria inspiración de la Palabra de Dios. Debe aseverar la infalibilidad e inequivocación de la Palabra de Dios.
  5. 5. Debe tener un práctico y competente manejo de las Escrituras. Debe tener un genuino llamado de Dios, para ayudar y servir al prójimo. Y finalmente, debe vivir una vida íntegra y de buen testimonio, con evidencias del fruto del Espíritu, ante todos aquellos que lo ven, y los que no lo ven. ¿Todos los ministros o pastores están capacitados para ofrecer ayuda? El aconsejar pareciera ser asunto de hablar en buena fe y de solamente dar sabias indicaciones, con el fin de lograr buenos resultados; No obstante se requiere un trabajo de detalle introspectivo con el aconsejado para sacarlo a flote. Es decir, empezar con entender, no el problema sino entender al aconsejado en cuestión. Para responder esta pregunta dividimos la consejería Bíblica en tres niveles: El nivel laico donde todo creyente debiera estar capacitado para apoyar al débil en la fe, demostrar amor y compasión, llevar las cargas emocionales y orar los unos por los otros. En segundo lugar está el nivel ministerial donde todo líder debiera estar capacitado para aplicar principios Bíblicos, resaltar los valores y prioridades, enseñar fundamentos ético-morales y dar orientación familiar y matrimonial. Luego en tercer lugar se encuentra el nivel profesional donde el consejero es graduado en Consejería Cristiana con sus pertinentes Grados y Certificados. En este nivel se espera que el consejero esté capacitado para lidiar con asuntos de fobias, traumas, adicciones, codependencia, baja auto estima y otros problemas de carácter psicosomáticos. ¿Que debe hacer la iglesia para ayudar a la familia? La iglesia como tal es un organismo dedicado por mandato de Dios a llevar a cabo la gran comisión, lo cual es alcanzar al mundo perdido para Cristo, a través de la predicación del evangelio. Ahora, este organismo compuesto por individuos deben estar organizados en ministerios donde cada uno de ellos tenga responsabilidades de acuerdo a sus dones. El pastor o ministro principal, bajo la dirección del Espíritu Santo y la asesoría de sus líderes, tendrán la labor de identificar y establecer estos grupos o misterios en la iglesia. La ayuda a la familia proviene cuando en las iglesias se desarrollan ministerios que asisten en las necesidades pertinentes. La ayuda se debe extender a todos los necesitados, pero primeramente a los de la familia de la fe. Así, se pueden incluir múltiples de ministerios, todo dependiendo de la visión del pastor, y la disposición espiritual y numérica de la congregación. ¿Diferencia entre un endemoniado y un trastorno psicológico? Esta pregunta es delicada por la sencilla razón de que hoy en día se vive bajo definiciones y conceptos científicos y no espirituales, menos bíblicos. El consenso general es aceptar lo empírico, es decir lo tratado y comprobado científicamente. Un endemoniado o atormentado por un demonio, seria científicamente calificado o diagnosticado con otro término. Por ejemplo, en Mateo 17:15 un padre trajo su hijo a Jesús diciendo que el muchacho era epiléptico otras versiones dicen lunático. La Biblia dice que Jesús reprendió al demonio lo cual salió del muchacho y quedo sano. Entonces trastorno psicológico puede ser aplicable a “lunático”, y científicamente trastorno eléctrico cerebral puede ser aplicable a “epiléptico” pero bíblicamente, Jesús no trató una enfermedad químico cerebral, sino que trató un demonio. Por cierto la ciencia no lo sabe todo ya que la causa de la epilepsia es desconocida. ¿Que problemas enfrenta el consejero con el paciente?
  6. 6. Notemos que la pregunta está dirigida al problema que enfrenta el consejero, no el aconsejado. La ramificación de esta pregunta puede ser amplia, pero para enfocarnos en los problemas más relativos a la relación consejero Vs. aconsejado considero las siguientes: Escuchar solamente un lado de la historia; Adelantarse a las conclusiones; Que se cree una relación de camaradería con el aconsejado o envolverse de forma intima amorosa; Faltar a la confidencialidad; Que el consejero no use las Escrituras o el aconsejado no acepte las Escrituras; Que el consejero no pueda entrar en el mundo mental del aconsejado; Que el aconsejado no se abra en confidencia y esconda pormenores del asunto; Que el aconsejado no encuentre una atmósfera de aceptación emocional; Que el aconsejado no encuentre una comodidad ambiental; frío, calor, ruido etc. ¿Cuanto tiempo debe recibir consejería una persona para resolver su caso? Básicamente las sesiones de consejería pueden ser entre cuatro y ocho es decir cada semana o cada dos semanas por unos dos meses. Todo esto depende de la mejoría y resultados que presenta el aconsejado. Hay personas que van a las sesiones una o dos veces y es suficiente- - aunque no lo recomiendo. La asistencia a pocas sesiones mayormente son por asunto de preguntas y búsqueda de orientación rápida que no representan problemas con secuelas ético-morales ni psicológicas. De todas formas, lo correcto es monitorear al aconsejado después de haber asistido a las sesiones. ¿El consejero Bíblico cobra por este servicio? En muchos casos el cobro por estos servicios se encuentra en la forma de un donativo. Consejeros profesionales llamados “Mental HealthProfesionals” con licencia secular tienen su estricta cuota que oscilan entre $ 75.00 a $ 150.00 la hora. No obstante el Consejero Bíblico Profesional que opera bajo algún ministerio de la iglesia, también es digno de su salario ya sea establecido por la iglesia para ese ministerio de consejería o a través del pedido de una donación. Lamentablemente muchos aconsejados se prestan para servirse de ayuda profesional y no dan el merecido honor a aquellos consejeros que han dedicado su tiempo en preparación y devoción para ayudarles en la consejería. ¿Por que la gente se resiste a buscar ayuda? Las principales razones por la cual la gente no busca ayuda son variadas. Entre algunas de ellas se encuentran: “la vergüenza del qué dirán si se enteran de mi situación”. Otras, la terquedad de pensar que ellos solos pueden solucionar el problema. Otros piensan que esta conducta puede ser pasajera y que la persona va a cambiar pronto. Otros, creen que con el pasar del tiempo lo olvidaran, o con el pasar del tiempo se llegara a perdonar, o cosas por el estilo. En realidad el tiempo es un enemigo ya que va creando raíces de amargura que se pudieran haber cortado desde un principio. La verdad es que muchos de estos argumentos no tiene tienen fundamento y la gente termina no buscando ayuda a tiempo o buscándola cuando ya está todo mas enredado, o sencillamente buscándola cuando ya no hay solución. ¿Qué ventaja ofrece el consejero bíblico sobre el psicólogo clínico. La ventaja es del cielo a la tierra. Si lo miramos desde un punto de vista puramente humanista, el Psicólogo Clínico es superior, si lo miramos desde un punto espiritual, el Consejero Bíblico es superior. La Psicología Clínica es una profesión secular, cualquier persona que crea en Dios, o en Satanás, o en cualquier ideología ateísta puede graduarse y ejercer efectivamente la carrera de Psicólogo Clínico. Una profesión está basada en
  7. 7. patrones Bíblico Cristianos, como lo es la Consejería Bíblica. La otra está basada en métodos y técnicas que nos han dejado la experiencia y la práctica de hombres reconocidos como Sigmund Freud, William James, Carl Jung, BenjaminSpock y otros grandes en la psicología. Básicamente lo que pretendo decir es que el propósito de todo consejero Bíblico es presentar a Cristo y aplicar la palabra de Dios no solo para aconsejar, sino con el sublime propósito de convertir las gentes a Dios. ¿Que entrenamiento necesita un consejero bíblico? He conocido a hermanos que les han dado el título de “consejeros” en iglesias con ministerios de consejería lo cual desempeñan de forma básica la labor de un Consejero Bíblico. A ellos les ha entrenado (casi siempre) un Consejero Bíblico profesional con entrenamiento formal universitario en este campo. En otras palabras, toda persona que aspire a ser, o se considere un Consejero Bíblico necesita haber tomado clases, de Consejería Cristiana y haber cursado exitosamente grados de educación académica. Desde un aspecto profesional se espera que su academia sea preferiblemente acreditada donde pueda adquirir los grados de certificado de asociado, Licenciatura, Maestría, Doctorado o preferiblemente Doctorado en Filosofía en Consejería Cristiana. ¿Recomendaciones que usted daría para una mejor calidad de vida? Primeramente debemos de tener algo muy, pero muy en claro, y es que: una mejor calidad de vida NO es lo tal llamado, “el sueño americano” Mejor calidad de vida es la que uno vive dentro de las circunstancias en que se encuentra. Si esto se establece como fundamento, entonces, las recomendaciones son prácticamente ilimitadas y creo que todos hemos, en algún momento de nuestro peregrinaje, escuchado cuales son. No es asunto de agitar una varita mágica para vivir mejor, tampoco es asunto de seguir buscando esa vida utópica inalcanzable. Si cada persona se convenciera y se convirtiera a Jesús y a sus enseñanzas, sus vidas vivirían una mejor calidad de vida. Me refiero a los dos grandes mandamientos, “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas, y con toda tu mente, y a tu prójimo como a ti mismo. Me refiero también a la regla de oro: “Y como queréis que hagan los hombres con vosotros, así también haced vosotros con ellos.” Me refiero a las nueve características del fruto del Espíritu: “amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, humildad y dominio propio. ¿Por que se da el machismo en la cultura hispana. Como puede superarse. Es verdad que el índice de machismo es mayor en la cultura hispana en comparación a otras. No obstante, en otras culturas también ha sido muy notorio el machismo. Por cierto, casi no hay comparación al machismo Islámico, donde la mujer ejerce el papel dual de máquina de reproducción humana y objeto de utilidad practico. A través de los años la mujer ha sufrido segregación, humillación, abusos y discriminación como ningún otro género humano, todo de parte del género masculino; y esto ha ocurrido en todos los recónditos parajes del globo terráqueo. La diferencia en el etneo hispano es que la comparamos a etnias inmediatas como son las del mundo occidental donde el abuso no es tan notorio. Tratos para con la mujer en países del continente Europeo se diferencian drásticamente a tratos de países del Oriente Medio. En cuanto a la superación volvemos al modelo bíblico, donde se nos enseña que a la mujer hay que darle honor y tratarla como un vaso frágil. Incluso, cuando se refiere al trato particularmente del esposo hacia la esposa, la Biblia dice que los maridos deben amar a sus esposas, santificarlas, purificarlas y
  8. 8. entregarse por ellas como Cristo lo hizo. ¿La envidia y el orgullo en qué forma afectan a la persona. Tanto la envidia como el orgullo se encuentran en la categoría de los pecados capitales. Y la envidia se nombra entre las debilidades que los que la tienen no entrarán en el reino de los cielos. Mas las dos son características de Satanás el diablo, ya que se enalteció su corazón a causa de su hermosura, dice Ezequiel, y se envaneció dice, el apóstol Pablo. La envidia lo carcomía y decía en su corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte; sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo; todas estas son palabras de envidia, rebeldía y orgullo. ¿De qué forma afectan a la persona? Simplemente carcomen el alma y crea candidatos al infierno. ¿Debe la iglesia motivar a sus miembros a la auto realización. Cómo? Primero que nada debemos definir lo que es auto-realización, ya que los logros pueden ser muy relativos según el individuo. Siendo la auto-realización relativa, esta ejerce metas y propósitos diferentes, ya que cada uno se vale por lo que cree en función de criterios personales y circunstancias. Pero estableciendo patrones bíblicos es menester educar al pueblo a lograr superación personal dentro de los límites divinos. El hijo de Dios, tiene la capacidad y las promesas de Dios a su favor, para realizar lo ideal en su vida. No obstante, la superación viene no del hombre sino de Dios, El es quien quita y pone reyes; Él es quien pone el querer y el hacer en el corazón de sus hijos Haga florecer su autoestima Cuando una persona empieza a quererse más, los demás percibirán deinmediato el nuevo aire; cuando se cambia la imagen que se tiene de sí mismo, los otros lo verán con otros ojos. Usted transmitirá a sus clientes buenas vibraciones. La autoestima es esencial para la supervivencia psicológica; sin aquella la vida puede resultar penosa e insatisfactoria. Ella es, afirma la psicóloga Laura Álvarez, la llave para una vida abundante. Según explica la psicóloga Ida Gorn, la autoestima se define como la imagen que se tiene de sí mismo y en ella influyen, considerablemente, los padres. Para aumentarla, hay que empezar a alimentar el alma, a recuperar la serenidad y a perdonarse. Así, poco a poco, irá viendo cómo crece la confianza en sí mismo. Además podrá enseñar mejor lo que sabe osea transmitir a sus compañeros mejor lo que espera de ellos y lo que quiere que hagan en su restaurante o cocina. Si necesita buscar ayuda profesional hágalo cuanto antes. Esto es muy saludable. Las siguientes son algunas recomendaciones para desarrollar una buena autoestima. Fueron proporcionadas por las psicólogas Laura Álvarez, Ida Gorn y Maureeen Vizcaíno: Aprenda a perdonar; no guarde resentimientos.
  9. 9. No se llene de amargura. Acepte sus limitaciones. Vea siempre el lado positivo de las cosas. Deje de pelear con las personas; trate de mantener unambiente cordial con los demás. Rodéese de gente positiva, alegre, que le permita crecer. Realice ejercicio físico. Esto por ejemplo es algo que los cocineros casi no hacemos y es muy relajante además de saludable. Abra un espacio para su pasatiempo favorito, además de la cocina... Dese permiso para hacer lo que quiera. 1. Cierre asuntos inconclusos. 2. Busque siempre un balance; evite los extremos. 3. Descubra sus talentos. 4. Tenga presente que así como en la vida hay momentos agradables puede haber situaciones muy difíciles de las cuales siempre hay una enseñanza. Trasmita esa enseñanza a sus compañeros, así, todo el equipo aprenderá 5. Invierta tiempo en usted. 6. Dese gusto; chinéese. 7. Haga una lista de cualidades. 8. Examínese: pregúntese cómo soy, cómo me relaciono con los demás y qué debo cambiar. Descúbrase. 1. No haga comparaciones perjudiciales. Elimine las comparaciones; estas no tienen objeto y conducen a sentirse mal. 2. Agradezca y acepte los elogios; comunique que se ama a sí mismo. 3. No hable mal de usted mismo ante los demás. 4. Finalice sus proyectos. 5. Organice su tiempo. 6. Escriba una carta con las experiencias dolorosas que le hayan marcado. Hágalo varias veces hasta que se vacíe, hasta que sienta que no tiene nada que decir. 7. Atrévase, sea valiente, venza el miedo al dolor. 8. Entienda y acepte que el miedo puede influir pero que no determina. Siempre hay una
  10. 10. esperanza. 9. Aprenda a controlar sus pensamientos. Recuerde que usted es dueño de ellos. Hable en positivo. 1. Autoconózcase. 2. Haga cosas por sentirse bien; por ejemplo, si tiene sobrepeso y este le molesta, busque ayuda con un nutricionista. Igual con su apariencia, así que pruebe con vestuario que le permita sentirse a gusto, un nuevo corte de pelo, etc. 3. Tenga presente que todas las personas son buenas para algo; así que descubra sus capacidades y potencialícelas. 4. Haga valer sus derechos, pero de una buena forma. 5. Asista a grupos de apoyo. 6. Ayúdese de lectura enriquecedora. 7. No utilice calificativos negativos o peyorativos cuando se refiera a sí mismo y a los demás. 8. Piense que es muy posible equivocarse y que se debe aprender de los errores. Esto es válido para la gente que tiene a su cargo... 9. Utilice frases constructivas como: la próxima vez lo haré mejor, se empieza por interntarlo, es mejor equivocarse que no hacer nada. Recuerde que muchas veces las cosas tienen una importancia relativa. 1. Aprenda a perdonarse, a reconciliarse con usted mismo. 2. Destierre de su cabeza frases como "yo no puedo", yo no sirvo, etc. Así como se incorporan patrones mentales negativos, puede incorporar pautas positivas. 3. Sepa que siempre hay tiempo para cambiar; solo basta desearlo. Obviamente hay cosas que no se pueden cambiar de hoy para mañana, pero es menester ir dando un paso cada día. 4. Deje de culparse y de quejarse por lo que fue o no pudo ser. 5. Tome conciencia de que el pasado ya pasó; no se preocupe de lo que no vivió y esté consciente de que, de hoy en adelante, puede vivir mejor. 6. Piense que su presente y futuro son estupendos y llenos de vida. 7. Recuerde que la perfección no existe. 8. Aprenda a filtrar las opiniones de los demás. 9. Busque siempre superarse. Mantenga una relación constante con su ser superior. Esto ayudará a que el trabajo donde pasamos el mayor tiempo del día y la nochesea mejor y el ambiente este mejor ya que ud. transmitirá esto a suscompañeros. Nosotros sacrificamos a veces
  11. 11. mucho tiempo que podríamos pasarcon las familias por nuestro tipo de trabajo, así que vale la pena intentarlo, tengaestos consejos presentes y dígaselos a los demás. y el más importante... haga oraciones que existe un poder inconmesurablen en ellas... que DIOS lo bendiga siempre. y les proporcione PAZ Autoestima El arte de valorarse Transitar por la vida con un concepto errado de sí mismo es un peso insostenible. El factor clave en este caso es la autoestima –como rasgo dela personalidad– que se encarga de evaluar permanentemente esos contenidos y puede llegar a transformar la existencia en un calvario o, por el contrario, convertirla en una experiencia enriquecedora. Es una verdad simple pero auténtica, para disfrutar de la vida lo primordial es sentirse bien con uno mismo, confiar en los propios atributos y ser flexibles ante las situaciones conflictivas. Sin embargo, este delicado equilibrio depende de la autoestima, esa característica de la personalidad que mediatiza el éxito o el fracaso. Desde la óptica de Maritza Bendayán, sicóloga clínica, para lograr la comprensión de un concepto sobre autoestima es importante señalar que todos los seres vivos cuentan con un principio que los impulsa a mantenerse en equilibrio. En términos biológicos, este principio se conoce como homeostasis, cuyo equivalente sicológico se denomina autoconcepto. El autoconcepto es lo que consciente o inconscientemente se piensa de uno mismo –que puede o no estar apegado a la realidad– y es en torno a ello que el individuo ordena su conducta con la finalidad de protegerse sicológicamente y mantenerse en equilibrio. El autoconcepto se construye desde la niñez, a partir de las enseñanzas de los antepasados biológicos y culturales, además de la propia experiencia. Para el doctor Nathaniel Branden, fundador y director del Instituto para la Autoestima de Los Angeles, la autoestima es la suma de la autoconfianza y el autorrespeto. Así, la autoestima está formada por los sentimientos de competencia y autovaloración, razón por la cual cuando un individuo tiene la autoestima alta se siente competente y valioso, mientras que al tenerla baja se siente incorforme con su vida. Por su parte, Pedro Delgado Machado, siquiatra, define a la autoestima como la actitud que tiene una persona hacia sí misma, producto de un proceso dinámico en el cual influyen muchos factores a lo largo de la vida. "En términos de sicología, la autoestima tiene una significación múltiple, pues depende de la confluencia de muchas funciones sicológicas conscientes o inconscientes". De las conscientes se puede destacar cómo el individuo percibe la aceptación por parte de los demás, así como la capacidad de reconocer las propias virtudes y defectos. En cuanto a las inconscientes, son aquellas experiencias pasadas que se relacionan con el entorno íntimo y familiar. Visión introspectiva Si bien la autoestima puede verse afectada por las vivencias cotidianas o por contenidos inconscientes, Delgado señaló que las experiencias tienen un valor en sí mismas, pero además está el precio que les asigna el individuo. En este orden de ideas, es frecuente que las personas funcionen a base de un mecanismo sicológico denominado transferencia, el cual consiste en revivir un episodio de la infancia en el presente. Un ejemplo de esta situación corresponde a gente con
  12. 12. padres muy descalificadores y que pese a ello se destacan hasta que se encuentran con un jefe o algún interlocutor descalificador, circunstancia que revive las experiencias traumáticas y echa por tierra los logros alcanzados. Es por ello que la autoestima de una persona puede variar de acuerdo con las circunstancias y las personas que la rodean. La autoestima en función de la relación con los demás depende de la valoración que se le dé al otro y de la que el individuo se aplique frente al otro, lo que causa que ante ciertos personajes un individuo se sienta empequeñecido o engrandecido. Ahora bien, la formación y el correcto desarrollo de la autoestima tiene su origen en las relaciones familiares primarias, desde el mismo momento que el niño se siente amado, querido y respetado por su padres. Sin embargo, el hecho de sentirse amado tiene una doble connotación, pues hay personas que no son queridas y con razón perciben ese sentimiento y también hay casos de individuos amados que perciben lo contrario debido a mecanismos inconscientes que distorsionan la realidad. Un ejemplo de esta situación se presenta cuando el primogénito de una familia es muy amado, lo que representa un conflicto para el otro hijo, que aunque es querido por su familia, siente el peso de su hermano mayor y se desencadenan problemas de rivalidad, rencor, envidia o sentimientos de poca valía. Por otra parte, los acontecimientos positivos refuerzan la autoestima positiva y los fracasos activan la negativa; es más, esto puede suceder casi simultáneamente en la vida cotidiana, pues ciertos aspectos de la vida son satisfactorios y otros no, razón por la cual no se puede decir que un individuo goza de una autoestima alta o baja de manera absoluta y permanente. La autoestima es un aspecto funcional de la vida –enfatizó Delgado–, ya que los rasgos de la personalidad son los que se mantienen en el tiempo y caracterizan a cada quien, mientras que la autoestima define los momentos sicológicos del individuo, pues cambia de un momento a otro. Así, hay experiencias que bajan dramáticamente la autoestima de la persona, como es el caso de las violaciones o cualquier otro tipo de agresión, o que al contrario la elevan como los éxitos –laborales o en el amor. De lo normal y lo excesivo Si bien la autoestima puede ser un problema por defecto, pues genera sentimientos de inferioridad y poca valía, sensación de incapacidad y torpeza; también resulta conflictiva cuando es excesiva, ya que el individuo manifiesta confianza exagerada e imprudencia, "lo que lo lleva a cometer errores al no medir actos ni palabras", explicó Delgado. La autoestima excesiva es frecuente en líderes, lo que les indica que poseen poderes especiales y se sienten legitimados para hacer y decir lo que les parece, sin medir las consecuencias de sus actos. Ahora bien, desde la concepción de Bendayán, un punto medio o una visión sana del individuo con respecto a su autoestima –ya sea en momentos buenos o malos– es afrontar las situaciones con la convicción de que se es competente para vivir y para ser feliz, lo cual lleva a asimilar la vida con mayor confianza y optimismo para el logro de las metas. Es por ello que los individuos con buena autoestima son más creativos en el trabajo, más elásticos para resistir a la presión de sucumbir ante la derrota y más ambiciosos en cuanto a las expectativas de vida. De allí que la correcta relación del individuo con su autoestima redunde en mayor vitalidad y los impulse a tratar a los otros con respeto, benevolencia y buena voluntad, pues esta es la base para responder asertivamente a las oportunidades que se le presentan, y lograr la serenidad espiritual, que en definitiva es la que hace posible el goce de la vida. Por el contrario, las personas que tienden a valorarse negativamente tienen problemas con su autoconcepto. El origen del conflicto se suele encontrar en la niñez y en los acontecimientos descalificatorios que experimenta el individuo a lo largo de su vida; de allí que muchos mantengan una actitud de reto constante con el ente agresor –los padres, por ejemplo–, lo que los hace muy triunfadores o muy fracasados, pues se establece una lucha contra el concepto que ese ente agresor mantiene sobre la persona, mas no por su verdadero interés.
  13. 13. Factores de peso Un factor íntimamente ligado a la autoestima es la autoimagen, la cual depende en gran medida de las experiencias personales y de la manera de interpretarlas. De aquí que resulten tan perjudiciales las etiquetas que se le endilgan a las personas –"Carlitos es tremendo", "Marta es fea pero inteligente", "Mariela es bella pero mala estudiante"–. En el caso de los adolescentes, los padres, amigos, educadores y demás adultos del entorno constituyen las fuentes primarias que les proyectan una imagen acerca de la forma como se está desarrollando su personalidad, lo cual pasa a ser un aspecto crucial en la percepción que tiene el adolescente de sí mismo, pues a esa edad "no se han desarrollado correctamente los mecanismo para hacer una correcta evaluación de la propia persona y las etiquetas e influencias pueden moldear correctamente o deformar", explicó Bendayán. Los padres contribuyen positivamente al desarrollo de la autoestima de sus hijos al alentarlos a correr riesgos necesarios para alcanzar retribuciones, al favorecer la progresiva independencia de acuerdo con la capacidad de asumir responsabilidades y al evitar la crítica destructiva. Además, los padres deben demostrar interés por las actividades de sus hijos, exaltar sus capacidades positivas, estimular la toma de decisiones con sus posibles consecuencias y dar ejemplo de autoestima positiva. Los amigos juegan un rol muy importante en la formación de la autoestima, porque la lucha que libra el adolescente por ser autónomo puede generarle agobios y dudas, razón por la cual el grupo de amigos puede suavizar esos sentimientos, pues constituye un campo de prueba para las interacciones sociales y el desarrollo de la personalidad. En cuanto a la influencia de los adultos, éstos suelen esperar que los jóvenes mantengan una conducta cortés, respetuosa y considerada. Sin embargo, es importante aclarar que durante esa edad se suele convertir en norma la discrepancia con respecto a las ideas de los mayores, por lo que padres y adultos en general, deben abstenerse de forzar a los adolescentes a convertirse en seres complacientes a expensas de su propia identidad, ya que ello suele despertar resentimientos, dado que no se sienten valorados por su personalidad sino por la imagen que deben proyectar. Restablecer el equilibrio Muchos trastornos y enfermedades emocionales están relacionados con la baja autoestima. En este sentido, Delgado aclaró que la autoestima alta o baja es una consecuencia del cuadro siquiátrico del individuo, razón por la cual una persona con depresión presenta autoestima baja, mientras que quienes presentan cuadros de manías manifiestan una autoestima elevada, se sienten especiales, consideran que el mundo depende de ellos y tienen poco juicio crítico. La terapia para solventar los problemas de autoestima varían según el especialista tratante. Bendayán explicó que los tratamientos basados en terapia conductual cognoscitiva intentan modificar los hábitos o conductas que perturban al individuo sin viajar hasta los predios de la niñez. A lo largo de las sesiones, el terapista saca a la luz los conceptos que molestan al paciente, lo concientiza de ellos y los resalta cada vez que se ponen en práctica a la hora de valorarse, todo con la finalidad de hacerle ver que son ideas forjadas, mal interpretadas o que ya perdieron vigencia. En este sentido, muchas personas no explotan o reconocen sus virtudes y sólo prestan atención a las características negativas que presentan, las resaltan y magnifican. En otros casos, donde existen razones verdaderas para mantener una autoestima baja –en casos de alguna limitación física o sicomotriz, por ejemplo–, el terapista explica al paciente la razón científica de su problema y lo remite al especialista que puede ayudarlo a mejorar la condición. Desde la óptica de Delgado, el tratamiento de un paciente con problemas de autoestima implica indagar en la historia del individuo, en su dinámica familiar y sus experiencias de vida. De esta manera recorre el camino de su autoestima y de las circunstancias puntuales que la han moldeado. Los procesos de sicoterapia ayudan a modificar los conceptos errados que deforman la
  14. 14. autoestima, porque en la medida en que el individuo tome conciencia de sus patrones de pensamiento y de los elementos de su historia, la persona comienza a ser capaz de reconocer sus logros, esfuerzos, virtudes o los errores de su acción imprudente. Otra forma de terapia implica delimitar metas a corto plazo y en la medida que se logran resultados, el individuo modifica o afianza su autoestima. Adicionalmente, ocupar el tiempo en actividades gratificantes que se traduzcan en logros, ayuda a mejorar los problemas de autoestima. Las Crisis En El Matrimonio 190 EmailShare Si tu matrimonio está atravesando una crisis, significa que está enfermo, necesita atención! Una crisis es un estado temporal de trastorno y desorganización emocional, caracterizado por la incapacidad del individuo para enfrentar una situación particular y obtener un resultado positivo o dar alguna solución al problema. Una crisis matrimonial ocurre cuando los cónyuges no saben cómo manejar sus diferencias y como consecuencia se ofenden mutuamente, llegando al extremo de lastimarse muy seriamente o llegar al punto de que ya no le importa nada a alguno de los dos, o a los dos. Esto es lo que llamamos un divorcio emocional o una crisis de cuidados intensivos. Un matrimonio llega al punto de crisis cuando no se atendieron los síntomas y se dejo continuar con el problema de irrespeto, desconsideración, egoísmo, etc; que normalmente empieza con discusiones por asuntos cotidianos, pero se va agravando con múltiples incrementos en el tono agresivo de la voz, ataques verbales mutuos, actitudes de indiferencia, presión emocional y en algunos casos hasta violencia doméstica. La actitud del perdón sincero para pedirlo, como para darlo y de manera incondicional es un elemento fundamental para controlar o al menos mitigar las crisis matrimoniales. Pero
  15. 15. además de esto, se debe concientizar sobre las raíces que generaron la crisis, para buscar soluciones integrales que acepten los dos. Las raíces de las crisis son generalmente diferencias de criterio en cuanto a cómo manejar los asuntos del diario vivir. Para resolver estas raíces, tenemos primero que nada, aceptar que existen esas diferencias, aceptar que es probable que no siempre tengamos la razón, aceptar que hay sentimientos de dolor y tristeza en nuestro corazón, pero también que tenemos que cambiar varias actitudes y aprender a ser más tolerantes. 1 Pedro 3:8-9 En fin, sed todos de un mismo sentir, compasivos, amándoos fraternalmente, misericordiosos, amigables. No devolváis mal por mal, ni maldición por maldición, sino por el contrario, bendiciendo, sabiendo que fuisteis llamados a heredar bendición. Si tu matrimonio está en una fase muy avanzada de crisis, evidentemente será más difícil recuperarlo, pero no imposible. Para los que están en Cristo, todo es posible. Lo mejor que se puede hacer es tratar de revivirlo con paciencia, con mucha suavidad y ternura. Se debe asumir una actitud muy humilde y perdonadora, pero a la vez transparente y sincera; para expresar los sentimientos en tono restaurador. Hágalo con ayuda capacitada. Hay casos en los que ya la descomposición emocional es tan fuerte que aparentemente ya no hay solución. Sin embargo debes seguir tratando de hacer lo correcto como hijo(a) de Dios y de buscar la ayuda adecuada. Y todo lo que hagas, hazlo como para Dios. Colosenses 3:23 Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres. La actitud de los hijos de Dios, es hacer las cosas bien aunque pensemos que el cónyuge no lo merece, pero lo hacemos esencialmente para honrar a Dios y su palabra. Eso es FE! No sabemos en qué estado real está tu matrimonio hoy, pero si sabemos que nuestro Padre Celestial nos ha dejado las herramientas, para que aquellos que vivimos con la identidad de hijos de Dios, podamos ponerlas en práctica y resolver cualquier tipo de crisis. No es fácil, pero con paciencia y humildad y en obediencia a la palabra de Dios, si es posible. Frecuentemente se requiere de una ayuda externa calificada. Búscala hoy mismo. Tú matrimonio y tu familia es el tesoro más valioso que Dios te ha dado. CUÍDALO!

×