Universidad Academia de Humanismo Cristiano.<br />Área de Ciencias Sociales.<br />Administración Pública.<br />Prospectiva...
Prospectiva carceles concesionadas
Prospectiva carceles concesionadas
Prospectiva carceles concesionadas
Prospectiva carceles concesionadas
Prospectiva carceles concesionadas
Prospectiva carceles concesionadas
Prospectiva carceles concesionadas
Prospectiva carceles concesionadas
Prospectiva carceles concesionadas
Prospectiva carceles concesionadas
Prospectiva carceles concesionadas
Prospectiva carceles concesionadas
Prospectiva carceles concesionadas
Prospectiva carceles concesionadas
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Prospectiva carceles concesionadas

3,783 views

Published on

Trabajo de Emmanuel Farfan.

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
3,783
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
72
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Prospectiva carceles concesionadas

  1. 1. Universidad Academia de Humanismo Cristiano.<br />Área de Ciencias Sociales.<br />Administración Pública.<br />Prospectiva II<br />“Visión prospectiva de las cárceles concesionadas”<br />Nombre: Emmanuel farfán Burgos<br />Profesor: Jorge Israel <br />Ayudante: patricia peña<br />Antecedentes.<br />El panorama actual del sistema concesionado de cárceles en Chile merece una revisión exhaustiva a 10 años de entrada en vigencia de la reforma procesal penal y por revisar además el sistema de concesiones existente en el espacio público Chileno.<br />El sistema carcelario nacional funciona bajo Gendarmería de Chile, organismo parte del sistema de Administración de Justicia y Seguridad Ciudadana que depende centralizadamente del Ministerio de Justicia<br />Hoy Gendarmería de Chile administra los penales concesionados, cuyos antecedentes del programa explica que el contrato de concesión de obra pública se puede definir como: el derecho que el Estado entrega a particulares para la ejecución, conservación y explotación de una obra fiscal, construida sobre bienes nacionales de uso público, sujeto a un plazo determinado, en que el pago de la inversión y costos operacionales son de cargo del concesionario; lo que puede ser complementado por un sistema de aportes o pagos del Estado al Concesionario. A su vez, el privado percibe ingresos por la explotación del servicio de las obras.<br />Objetivo General:<br />Evaluar los resultados de la implementación del modelo de cárceles concesionadas que funciona intersectorialmente bajo la dependencia de ministerio de justicia, gendarmería de Chile y Obras Públicas. Visualizando una visión prospectiva de las principales cambios que se podrían generar<br />Objetivos Específicos:<br />Conocer el origen de la política pública de cárceles concesionadas.<br />Evaluar la efectividad de los penales desde las concesiones.<br />Sistematizar las opciones de políticas económicas que se utilizaron para la adopción del sistema penitenciario mixto que opera en el país.<br />Determinar propuestas para el mejoramiento de los servicios penitenciarios<br />Proyectar la evolución de las cárceles en un futuro<br />Planteamiento del Problema de Investigación.<br />La inquietud que permite realizar este estudio se enfoca en que el problema carcelario se ha suscitado en diversas y sucesivas campañas políticas con diversos slogans, el último de ellos decía poner fin a la puerta giratoria objetivo del cual se desprende la importancia del sistema de concesión de cárceles que opera en nuestro país. La población reclusa de nuestro país se ha incrementado en los últimos años.<br />Así las cosas, si en el año 1996 la población era de 23.567 reclusos, en el año 2006 se había acrecentado en el 67,3%, esto es, la población reclusa ascendía a 39.417 personas. Según información publicada en la página web de Gendarmería de Chile, actualmente la población reclusa asciende a 45.843 personas, prácticamente el doble que hace 12 años. Y en un futuro cercano la cifra aumentaría considerablemente si no se crean políticas y herramientas que permitan disminuir la cantidad de reos privados de libertad <br />Las cárceles concesionadas que actualmente se encuentran en funcionamiento son 6 -existe un incumplimiento de promesas en esta materia, deuda que dejó sin saldar el presidente Lagos, el cual se comprometió a construir 10 cárceles modernas dentro de su mandato- y debieran convertirse en 10 el próximo año.<br />No debemos olvidar que estas 10 cárceles albergaran a un pequeño porcentaje de la población penal.<br />Nuestra población penal sigue creciendo día a día en una proporción distinta al aumento de plazas, y las políticas de rehabilitación y reinserción social ejecutadas en las cárceles públicas y concesionadas, no tienen un marco de estructuración ni son fiscalizadas por expertos. <br />Diagnóstico del Sistema Carcelario Chileno<br />Chile tiene 103 cárceles a lo largo del país, sólo 10 son concesionadas, sólo 6 de estas últimas están terminadas. En Chile hay 176 Centros a los cuales pueden acceder los imputados Un 58% de este total corresponden al sistema carcelario propiamente tal, a saber, sistema cerrado (cárceles en las cuales los reos se encuentran totalmente privados de libertad), en tanto que el 26% de ellos dependen del sistema abierto (imputados que fueron beneficiados con las penas alternativas establecidas en la ley 18.216, aquellos cuya condena consiste en firmar en Gendarmería cada determinado tiempo y aquellos que deben ser vigilados por un funcionario de Gendarmería), el 11% corresponde al sistema semiabierto (aquellos que son condenados a dormir todas las noches en un Centro Penitenciario) y finalmente sólo el 5% de estos Centros tienen carácter Pos penitenciario (ejecutan proyectos y programas de capacitación para quienes salieron de la cárcel o se encuentran gozando de libertad condicional) .<br />El sistema carcelario en nuestro país –sistema cerrado-, actualmente es un sistema mixto compuesto de cárceles públicas y de cárceles privadas (licitadas en concesión). En las primeras, la vigilancia, la seguridad del recinto y las prestaciones carcelarias (alimento, salud, higiene y reinserción social) están a cargo de Gendarmería, desde luego que con gestión y financiamiento de carácter público. En los recintos concesionados, sólo la administración, vigilancia y seguridad están a cargo de Gendarmería. El resto de las prestaciones, incluyendo la reinserción social o rehabilitación son de cargo del concesionario. El financiamiento corresponde al concesionario con pago de subsidios por parte del Estado –pagos fijos y variables, estos últimos dependen en parte de la cantidad de reos- conforme a un contrato de concesión existente entre ambos.<br />Actualmente existen 103 cárceles en Chile, de los cuales sólo 10 han sido concesionadas –con capacidad de 16.000 internos-. De estas últimas sólo 6 se encuentran actualmente funcionando (Alto Hospicio –operando desde enero 2006-, La Serena –operando desde enero de 2007-, Valdivia –operando desde agosto de 2007-, Rancagua-operando desde diciembre de 2005- Santiago –operando desde enero de 2007- y Puerto Montt–operando desde septiembre de 2007). Y en un futuro debieran concretarse la construcción de las 4 restantes que se propuso en el gobierno del presidente lagos<br />En todo caso, las 16.335 nuevas plazas que se obtendrán con la construcción de las 10 cárceles señaladas más arriba sólo servirán para paliar el déficit, pero en ningún caso para terminar con el hacinamiento que afecta al sistema carcelario del país.<br />El costo de construcción de una cárcel promedio (de 48.100 metros cuadrados que atiende a 1.666 internos) según las bases de licitación del sistema de concesiones penitenciario es de aproximadamente US$ 45 millones.<br />Los reos privados de libertad son 46.000 y el espacio de las cárceles actuales sólo da abasto para 31.000. Según información de Gendarmería de Chile, actualizada al 01 de febrero de 2008, la población penal del Sistema Cerrado (cárceles) corresponde a 45.843. la pregunta que se hace es que falta para paliar el déficit de los 15.000 reos privado de libertad en un futuro una incógnita que aún no se le ha dado solución y que lo correcto es que en un futuro todas estas interrogante se vayan respondiéndose dando alguna solución frente a las grandes de falencias que existe en el sistema carcelario<br />2.1.2) La rehabilitación en las cárceles no funciona, un 50% de los presos vuelve a cometer delitos cuando salen en libertad.<br />De acuerdo a datos de Gendarmería de Chile, la tasa de reincidencia de quienes estuvieron presos accede al 50%, la que según la misma Institución puede alcanzar un 60% en cárceles altamente pobladas. No obstante lo anterior, se debe advertir que no existe un sistema de indicadores y estadísticas que permita realizar un seguimiento de la tasa de reincidencia adecuado desde el punto de vista profesional y técnico.<br />La alta tasa de reincidencia que tiene nuestro país, se debe a que existe una insuficiente oferta de rehabilitación y reinserción social para los condenados, en términos cuantitativos y cualitativos. <br />Ello se debe a:<br />- El 1,81% del aporte fiscal que se entregará en virtud de la ley de presupuesto 2008 a Gendarmería de Chile, se destinó a programas de rehabilitación y reinserción social. Este porcentaje se invierte en la rehabilitación de los presos de Cárceles Públicas y de los Centros a los cuales van quienes fueron condenados y beneficiados por la ley 18.216. Por su parte, en las cárceles concesionadas, los privados realizan y soportan económicamente dicha prestación. Existe la necesidad de someter dicha función, en conjunto con la pública, a estándares más estrictos, introduciendo un sistema de control de resultados.<br />- Al año 2003, 21.000 reclusos no tenían acceso a programas laborales, la mitad de este número trabajaba en actividades artesanales y sólo el 4,8% estaba vinculado a la empresa privada.<br />- Actualmente, sólo existen 366 cupos para tratamiento de drogas de quienes se encuentran privados de libertad en una cárcel. <br />Porcentaje muy bajo al considerar que alrededor del 60% de los detenidos en caso de Flagrancia por delitos de mayor connotación social consumieron droga antes de cometer el delito. El panorama es peor al tener en cuenta que no se conocen los criterios de asignación del programa.<br />- El 60% de la población que cumplía condena el año 2003 tuvo acceso a educación básica o media. Adicionalmente, alrededor de 700 reclusos recibieron educación técnico profesional y sólo 40 internos cursaron estudios superiores. Ello permite concluir que una parte importante, cercana al 40%, no recibe la educación necesaria para participar activamente en el mercado cuando salga de la cárcel. Lo que sin duda es muy grave, porque un alto porcentaje de quienes están privados de libertad sólo tiene estudios básicos incompletos.<br />- Los programas de estudio que se llevan a cabo dentro de las cárceles no han sido suficientemente adaptados a la población penal. Lo ideal es que en un futuro ese 40% disminuya y se le impartan capacitación a los reos y se les de oportunidades de surgir<br />- El déficit presupuestario sumado a la falta de compromiso por parte de los internos, se traduce en un bajo índice de matrículas, bajo rendimiento escolar, atrasos y ausentismos reiterados, entre otros.<br />- Las cárceles no cuentan con un programa organizado que otorgue atención sicológica personalizada a los reos. Ello, aun cuando la experiencia internacional demuestra que es imprescindible que los reos sean asistidos en este aspecto por profesionales expertos en la materia de criminalidad. Dicha experticia es imprescindible para la consecución de una tasa alta de rehabilitación y disminución de la reincidencia.<br />- No hay mediciones actualizadas del impacto de las políticas de reinserción social ejecutadas por Gendarmería. <br />- No existen beneficios económicos para que los terceros intervengan en las cárceles otorgando trabajo a los reclusos, y según consta en el Reglamento de Establecimientos Penitenciarios los reclusos que trabajan están sometidos a la legislación laboral común , y no están sometidos a un estatuto laboral especial, lo que es poco flexible. No hay un Programa General orientado a la inserción laboral cuando el recluso queda en libertad.<br />La rehabilitación efectiva disminuye la tasa de delincuencia<br />2.1.3) La atención del costo diario por interno en las cárceles concesionadas, mensualmente, es cercana un sueldo mínimo ($142.715). Este monto incluye alimentación, higiene, salud, utilización de infraestructura y políticas de rehabilitación.<br />Según información entregada por el MOP (Modelo de Concesiones Penitenciario), el costo de operación mensual promedio por interno asciende a $142.715, de los cuales 23% es variable y 77% es un costo fijo (de una cárcel promedio).<br />Las cifras anteriores nos permiten concluir que un recluso adicional en un recinto ya construido tiene un costo de $32.500 mensuales, monto que claramente resulta insuficiente a la hora de pretender una rehabilitación íntegra. Si consideramos a su vez los costos fijos de operación, el destinar aproximadamente un salario mínimo ($142.715) al cuidado de los internos también parece escaso a la hora de pretender acabar con la reincidencia y la delincuencia en un futuro.<br />2.1.4) La infraestructura deficiente de las cárceles públicas, la mala calidad en la alimentación e higiene y la falta de seguridad al interior de ellas impiden el ejercicio de políticas efectivas de rehabilitación. El futuro de los recintos carcelarios públicos no está claro. Se critica el no cumplimiento de las promesas del presidente Lagos relativo a la construcción de 10 cárceles concesionadas, toda vez que actualmente sólo hay 6 terminadas y en funcionamiento, pero nadie discute ni debate acerca de la conveniencia en materia de rehabilitación y cumplimiento de estándares internacionales –derechos humanos- del mantenimiento de todas las cárceles estatales en nuestro país. No debemos olvidar que al menos el 80% de la población penal carcelaria está recluida en estos centros carcelarios.<br />2.1.5) La droga es directamente proporcional al delito.<br />Durante el año 2005 la Fundación Paz Ciudadana realizó un estudio a 600 detenidos por delitos de connotación social, el cual fue practicado en 15 Comisarías de Santiago. El estudio arrojó que el 67% de los detenidos había consumido recientemente alguna droga. El 89% de ellos había consumido cocaína y/o pasta base. El gasto mensual promedio de estos detenidos es mayor a $350.000, mientras que el gasto de quienes consumen marihuana accede a $30.000 dato muy relevante al considerar que la mayoría de ellos cometen delitos para consumir droga.<br />La tasa de reincidencia de quienes consumen droga es más alta (46%) que quienes no consumen (24%). <br />Las salidas jurídicas que se adoptan respecto de los delincuentes primerizos facilitan que estos vuelvan a delinquir, toda vez que los Centros de Rehabilitación del medio libre no son efectivos, y consecuentemente, no disminuyen ni terminan con el consumo de drogas de quienes se someten a ellos. <br />Como ya se señaló en Chile sólo existen anualmente 366 cupos para tratamiento de drogas a quienes se encuentran privados de libertad en una cárcel, y no existe un programa global de prevención y rehabilitación de primerizos drogadictos. (Que se espera en un futuro con estos 366 cupos para el tratamiento de drogas)<br />En el caso del sistema penitenciario su administración corresponde a gendarmería de chile organismo encargado bajo el ministerio de justicia <br />Desde el punto de vista de política pública, las cárceles concesionadas han sido construidas bajo el Programa de Concesiones de Infraestructura Penitenciaria del Ministerio de Obras Públicas, El Programa de Concesiones en Infraestructura Penitenciaria se ejecuta a través de dos etapas: La primera, cuyo objeto es la construcción de los recintos, y la segunda, dirigida a la explotación de la concesión, entendiendo por tal la prestación de los servicios concesionados. La puesta en marcha de las cárceles concesionadas no ha estado exenta de dificultades tanto desde el ministerio de justicia (gendarmería) y el ministerio de obras públicas y el sector privado. Uno de los problemas que más se ha manifestado es el incumplimiento de los plazos por parte de las concesiones y la calidad de la construcción de los recintos y las millonarias pérdidas, pero también existen otros aspectos que son materia de contratos y resoluciones, pero para que ello no ocurra o se disminuya las deficiencia existe una fiscalización por parte de gendarmería de chile el ministerio de obras pública (MOP) este último a través inspección fiscal de explotación (IFE).<br />De acuerdo a este diseño, en el sistema intervienen tres actores: GENCHI (a través de la Unidad de Concesiones), el MOP (a través de la Inspección Fiscal de Explotación) y la sociedad concesionaria (a través de la empresa operadora). Esto queda explicado con el siguiente cuadro de definiciones contractuales penitenciarias<br />Mapa mental y árbol de problema<br />Actores involucrados:Ministerio de justicia Ministerio de obras publicaGendarmería Ministerio del interior103 cárceles a lo largo de chile 10 concesionadas6 terminadasSistema de concesión se inicia en los 90 entre lo público y lo privado a través de obras públicas<br />Cárceles concesionadasAvances: GendarmeríaEstadoCiudadaníaCondenados<br />ObjetivoDiseñaFinanciaConstruyeOtorga serviciosOportunidadesCrear nuevas plazas de trabajoNuevas estrategias entre el MOP y MI para mejorar los recursosDesafíos:Proponer educación segundaria profesional y técnicaCapacitación de personalCrear estrategias entre los diferentes actores<br /> <br />Hoy las cárceles tanto publicas y privadas tienen muchas deficiencias y de valencias en diversas materias que es indispensable darle solución, es verdad que gran responsabilidad lo tienen los reos que están prohibidos de libertad al no colocar parte de ellos para ir mejorando y poder rehabilitarse pero hay una gran pregunta que está dando vuelta y es bueno plantearse para determinar las medidas a seguir y tener conciencia de ello para saber qué es lo que realmente se espera en un futuro ¿Qué papel hoy en día están cumpliendo las cárceles pública-privada es un lugar que tiene a los reos y los prohíbe de libertad impidiendo su capacidad de convivencia y lo único que hace es que los reos cumplan su condena queden libres vuelvan a delinquir y de nuevo los metan presos o es un lugar que actúa paralelamente a la condena de los reos?<br />Las cárceles concesionadas si lo miramos hacia adelante o sea en un futuro, no se sabría con seguridad lo que pasaría pero lo que si estamos seguros es que si no se hacen cambios en reformas si no se crean nuevos programas de rehabilitación e inserción social para los reos como para sus familias, si no se cumplen con las políticas establecidas y no se termina la construcción de las cárceles que faltan y no existe un aumento en los ingresos para gendarmería y una fiscalización y un seguimiento para las cárceles públicas como privadas, va a seguir en aumento el ingreso de reos, se va a generar una inseguridad en la sociedad pese a que haya una mayor y mejores condiciones de vida para los reos en las cárceles concesionadas no sirve porque no se está atacando el foco principal que es la situación psicológica de ellos, no solo hay que invertir en infraestructura si no también en un personal adecuado para los diferentes estudios como también crear recursos para fortalecer a gendarmería en equipos seguridad y compromiso laboral.<br />En un futuro para que exista una cohesión y un cambio social se deben implementar de forma adecuadas las políticas públicas generando mayores oportunidades, si bien se les ha dado educación y trabajo al interior de las cárceles eso es una parte importante para ir mejorando la convivencia al interior de los recintos pero no es suficiente, en los próximos años la realidad va a seguir siendo la misma si no se crea una reforma que permita terminar con la puerta giratoria aumentar las penas y evitar que esto se vaya formando en un círculo vicioso que cuando un delincuente es tomado preso lo dejen enseguida libre con firma mensual, lo que debiera implementarse según su curriculum de vida es determinar qué tipo de programa se le aplica para empezar con su rehabilitación y poder insertarlo a la sociedad y no dejarlo libre porque todo delincuente es un peligro para la sociedad.<br />Propuestas:<br />Involucrar a la familia del delincuente en los programas de rehabilitación e inserción social<br />Dar mayor participación en trabajos y educación (700 cupos)<br />Crear incentivos por buena conducta y separarlos por eslabones de peligrosidad (que hasta hoy no se a hecho)<br />Terminar y crear nuevas licitaciones con concesiones (contratar a nuevos privados) para terminar las cárceles que faltan<br />Repartir de mejor manera los recursos de tal forma de mejorar la calidad de gendarmería en las cárceles publicas <br />Proporcionar el personal adecuado con experiencia y conocimiento para los diversos programas <br />Mejorar la administración fiscalización y seguimientos de los recintos<br />Crear políticas de rediseño de las cárceles publicas <br />Aumentar el aporte del estado a gendarmería<br />Generar mayores oportunidades y aumentar los cupos que hoy actualmente son 366 cupos muy pocos considerando la gran cantidad de reos que hoy actualmente hay en chile, así nunca se va a poder rehabilitar a un preso siendo que la mayoría vuelve a las cárceles por consumir algún tipo de droga.<br />No existen beneficios económicos para que los terceros intervengan en las cárceles otorgando trabajo a los reclusos, debiera existir esa posibilidad para reos de poca peligrosidad.<br />Poner en cuestionamiento los 32.500 pesos por reo será suficiente para empezar un programa de debilitación <br />

×