Informe de Disturbio Ambiental en Los Hornillos, CórdobaTéc. Gestión Ambiental Alejandro A. SchaafProf. Lisandro Fernández...
composición de la vegetación (Luti, Solis et al. 1979). El ambiente del piso inferior (zonaafectada) corresponde al Bosque...
Figura 3. Fotografías que evidencian la profundidad hasta donde se excavó. Se aprecia también, laprofundidad del suelo y s...
Figura 4. Fotografías que muestran parte de la labor realizada. Mediciones del terreno afectado, para estimar elárea total...
Posteriormente, se estimó el número de individuos de cada especie de planta que habría en           el área dañada. Es dec...
LI: Molle de beber (Lithraea molleoides)            CO: Piquillín (Condalia montana y CondaliaCS: Cactáceas               ...
Di Rienzo, J., M. Balzarini, et al. (2002). "Software INFOSTAT Versión 1.1." UNCórdoba,        FCA.Demaio, P (2009) “Árbol...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Informe de disturbio ambiental

747 views

Published on

Published in: News & Politics
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
747
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
37
Actions
Shares
0
Downloads
4
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Informe de disturbio ambiental

  1. 1. Informe de Disturbio Ambiental en Los Hornillos, CórdobaTéc. Gestión Ambiental Alejandro A. SchaafProf. Lisandro FernándezGeól. Samia S. CortesBiól. David L. Vergara TabaresMarco TeóricoEn el día 29 de Junio del corriente se realizó un relevamiento de la vegetación de una laderaubicada en los límites de la jurisdicción comunal de la localidad de Los Hornillos, Córdoba.El motivo que generó dicha actividad fue la intervención antrópica con la finalidad derealizar un camino vehicular. Se utilizó una retroexcavadora de gran porte, metodología ymaquinaria afín para remover la vegetación existente y modificar el suelo para el futurotránsito.La zona intervenida comprende terrenos ubicados entre 1100 y 1260 msnm (Fig. 1). Segúnla Resolución 14/06 de la localidad, se prohíbe toda actividad antrópica de esta índole porencima de los 1100 msnm. Además, según la actual ley Provincial 9814, artículo 5°, la zonaafectada está incluida dentro de la categoría I (rojo: sectores de bosques nativos de muy altovalor de conservación que no deben transformarse).Figura 1. Fotografía de la ladera afectada por la construcción del camino. Se puede apreciar la retroexcavadoraen actividad y la amplia superficie dañada.Características de la Zona AfectadaFitogeográficamente la zona afectada se ubica en el Dominio Chaqueño, dentro de laProvincia del Chaco, Distrito del Chaco Serrano (Cabrera 1971). En dicha zona, y a lo largode un gradiente altitudinal, se diferencian tres ambientes. Éstos difieren en la estructura y
  2. 2. composición de la vegetación (Luti, Solis et al. 1979). El ambiente del piso inferior (zonaafectada) corresponde al Bosque Serrano (1100 -1300 msnm). Este bosque está dominadopor Molle (Lithraea molleoides) y en menor proporción, Espinillo (Acacia caven), Tala (Celtisehrenbergiana) y Tala Falso o Alfilerrillo (Bouganvillea stipitata). Entre las especies arbustivas,son dominantes el Romerillo (Heterothalamus alienus) y la Chilca (Flourensia sp.), esta últimaprincipalmente en las laderas con exposición al norte. Además, se puede encontrar una grandiversidad de helechos y plantas anuales.Para diferenciar arbustos de árboles nativos, se acuerda con la definición y descripción deDemaio, P. (2009), donde estos últimos son los que en estado adulto poseen crecimientosecundario, formando leño superior a 7cm de diámetro de espesor a 1,3m del suelo (cortetransversal en pie a media altura).Topográficamente, la ladera afectada posee una pendiente de 15,6% en los primeros 130my de 27,8% en los 325m superiores, siendo la pendiente media aproximada del 26%, estoes, una inclinación de 23º aproximadamente en el terreno (Fig. 2).Figura 2. Perfil del terreno tomado desde los puntos extremos del sitio afectado. La orientación es Noroeste-Sureste. Se observa una inflexión en la pendiente a los 130m aproximadamente.El suelo en el área es poco desarrollado y presenta una alta pedregosidad (fragmentoslíticos constituidos por leucogranitos, gneises y esquistos principalmente; Fig. 3). Este tipode suelos presentan una gran susceptibilidad a ser erosionados; esto, sumado a otrascondiciones tales como la elevada pendiente del terreno y la eliminación de la coberturavegetal producida por algún disturbio, hacen que la zona sea muy vulnerable ante la erosiónhídrica fundamentalmente.
  3. 3. Figura 3. Fotografías que evidencian la profundidad hasta donde se excavó. Se aprecia también, laprofundidad del suelo y su elevada pedregosidad.El gradiente altitudinal determina además un gradiente climático. El clima en la base de lamontaña está caracterizado por una temperatura media anual de 16°C, con precipitacionesanuales de entre 600-700 mm (Capitanelli, Vázquez et al. 1979). En el piso de pastizales lasprecipitaciones ascienden hasta 840 mm, mientras que la temperatura media anualdesciende hasta los 8°C, sin períodos libres de heladas (datos tomados en la estación LaVentana; Acosta, Díaz et al. 1992).Metodología y ResultadosLos muestreos de vegetación se realizaron de la siguiente manera: se dispusieron 16cuadratas de 10x10m (100m2); éstas se distribuyeron a la vera del camino producido por laretroexcavadora. En cada una de ellas se procedió contando el número de cada individuode plantas leñosas y hierbas perennes, y se cuantificó la cobertura herbácea, arbustiva,arbórea y rocosa dentro de cada parcela. Como premisa, se consideró como supuesto quela comunidad vegetal que ocurría en la superficie dañada por las máquinas y elprocedimiento realizado, resulta la misma que la adyacente a esa misma área. Por lo tanto,para calcular el número de individuos perdidos durante la actividad se realizó un promedioentre los valores de abundancia de cada especie cuantificados en cada parcela. Así, seobtuvo un valor promedio de número de individuos de cada especie en una superficie de100m2.
  4. 4. Figura 4. Fotografías que muestran parte de la labor realizada. Mediciones del terreno afectado, para estimar elárea total que abarcó el camino. Cuantificación de la abundancia y especies vegetales en parcelas adyacentes alcamino.A su vez, los datos fueron sometidos a un análisis de ordenamiento multivariado decomponentes principales (PCA), mediante el paquete INFOSTAT (Di Rienzo, Balzarini etal. 2002). Los resultados de este análisis mostraron que las cuatro parcelas ubicadas en laparte superior del camino corresponden a una comunidad vegetal compuesta porabundancias y especies diferentes al que presentan las 12 parcelas restantes (Fig. 5).Por otro lado, se estimó la superficie correspondiente al camino realizado. Se utilizó cintamétrica mediante la cual se midió el ancho cada 30 metros. El ancho a lo largo del caminono presentó demasiada variación (ancho: 20±5m). La longitud del camino resultó deaproximadamente 1000m. Correspondiendo los 50m del extremo superior, a la comunidadmás diversa (Parcelas 1, 2, 3 y 4; ver arriba y en Fig. 5). En este sentido, la superficieaproximada para la totalidad del camino resultó en unos 20.000m2, y separando el áreasegún las dos comunidades vegetales sugeridas mediante el análisis de ordenación,corresponderían a cada una 18.000m2 y 2.000m2 respectivamente.Figura 5. Gráfico del Análisis Multivariado de Componentes Principales (PCA). Se observan los puntos 1, 2, 3y 4 (en azul) separados del resto de puntos y desplazados hacia el extremo derecho, esto estaría indicando quelas variables que los definen (especies vegetales y sus abundacias) son diferentes de las cuantificadas en elresto de las parcelas.
  5. 5. Posteriormente, se estimó el número de individuos de cada especie de planta que habría en el área dañada. Es decir, para cada superficie (2.000m2 y 18.000m2), mediante relaciones de proporciones y sabiendo la abundancia de las especies vegetales por cada 100m 2 (superficie de cada parcela de muestreo) se calculó la cantidad de plantas que fueron afectadas por la actividad de la operación y la retroexcavadora. Los resultados de esta estimación se presentan en el anexo en formato tabla. Anexo Tabla de datos de vegetación y resultados: Se muestra la abundancia promedio en 100m2 y la abundancia que se perdió en la superficie modificada para las dos zonas de vegetación.Parcela HE CU BA JO CE CA RU AL SC LI CS PE AC CO DU FL 1 1 4 8 2 1 2 1 0 0 0 1 0 0 0 5 0 2 4 0 9 0 0 7 3 2 1 4 0 1 3 1 4 0 3 6 0 2 0 2 0 2 5 0 1 0 10 1 0 2 0 4 8 1 0 0 0 0 5 3 2 1 0 7 2 0 3 0Abundanciamedia en100m2 4.75 1.25 4.75 0.5 0.75 2.25 2.75 2.5 0.75 1.5 0.25 4.5 1.5 0.25 3.5 0Abundanciaestimada en2.000m2 95 25 95 10 15 45 55 50 15 30 5 90 30 5 70 0Parcela HE CU BA JO CE CA RU AL SC LI CS PE AC CO DU FL 5 0 0 5 0 0 0 1 1 0 6 0 0 8 0 0 20 6 0 0 3 0 0 0 0 3 0 3 0 0 5 0 0 16 7 0 0 3 0 0 0 2 2 0 0 0 0 7 0 0 22 8 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 1 0 0 15 9 0 0 0 0 0 0 1 2 0 2 0 0 7 0 0 18 10 0 0 0 0 1 0 1 1 0 0 0 0 9 0 0 11 11 0 0 0 0 0 0 1 2 0 1 0 0 12 0 0 26 12 0 0 0 0 0 0 1 4 0 0 0 0 10 1 1 21 13 12 0 3 0 0 0 0 0 0 1 0 0 4 0 0 20 14 4 0 10 0 0 0 0 0 0 1 0 0 0 0 0 19 15 4 0 5 0 0 2 0 0 0 1 0 0 0 0 0 18 16 2 0 5 0 0 0 0 0 2 1 0 0 4 0 0 20Abundanciamedia en100m2 1.83 0 2.83 0 0.083 0.167 0.583 1.25 0.167 1.3 0 0 5.583 0.083 0.083 18.83Abundanciaestimada en18.000m2 330 0 510 0 15 30 105 225 30 240 0 0 1005 15 15 3390 Referencias: CA: Carqueja (Baccharis trímera y Baccharis sp.) HE: Romerillo (Heterothalamus alienus) RU: Manzano de campo (Ruprechtia apetala) CU: Cucharero (Porlieria microphylla) AL: Palo amarillo (Aloysia gratissima) BA: Romerillo (Baccharis sp.) JO: Sombra de toro o Peje (Jodina rhombifolia) CE: Tala (Celtis ehrenbergiana) SC: Moradillo (Schinus fasciculata)
  6. 6. LI: Molle de beber (Lithraea molleoides) CO: Piquillín (Condalia montana y CondaliaCS: Cactáceas microphylla)PE: Peperina (Minthostachys sp.) DU: Duraznillo negro (Cestrum parqui)AC: Espinillo (Acacia caven) FL: Chilca (Flourensia sp.)Conclusiones y discusión:Dados los resultados obtenidos y la biblografía indagada, se eliminaron debido a laremoción del suelo por la actividad antrópica en toda la superficie analizada: 1560individuos de especies arbóreas, formadas por 25 Cuchareros (Porlieria microphylla), 10Sombras de toro o Pejes (Jodina rhombifolia), 15 Talas (Celtis ehrenbergiana), 160 Manzanos decampo (Ruprechtia apetala), 45 Moradillos (Schinus fasciculata), 1035 Espinillos (Acacia caven) y270 Molles de beber (Lithraea molleoides). Resulta importante destacar que a simple vista lazona parece ser un arbustal, sin embargo, encontramos una gran cantidad de renovales oindividuos pequeños de especies de porte arbóreo. Esto indica que la zona inspeccionadaposee una gran potencialidad de regeneración. Por otro lado, fueron 4110 individuos deespecies arbustivas formadas por 45 Carquejas (Baccharis trímera y Baccharis sp.), 425Romerillos de la especie (Heterothalamus alienus), 145 Romerillos (Baccharis sp.), 20 Piquillínes(Condalia montana y Condalia microphylla), 85 Duraznillos negro (Cestrum parqui), 3390 Chilcas(Flourensia sp.) y 135 individuos correspondientes a cactáceas y herbáceas, estas últimasforman una insignificante representación debido a que se identificaron solo las másrepresentativas, puesto que en ellas la riqueza es amplia pero no la abundancia. Ejemplos deesto lo constituyen la Peperina (Minthostachys sp.) que actualmente sufre una grandisminución por la falta de manejo y normativas que tiene su extracción y/o las noevaluadas cuantitativamente, pero mencionadas, plantas anuales y helechos que conformany enriquecen la biodiversidad de la región.A modo de pequeña reseña y de acuerdo con la responsabilidad que recae sobre nosotros acerca del buen uso que le damos a los recursos naturales, antes de empezar determinadasobras públicas o proyectos o actividades de cualquier índole que pueden producir impactosimportantes en el ambiente, la legislación obliga a hacer una Evaluación del ImpactoAmbiental (EIA) que producirán si se llevan a cabo. La finalidad de la EIA es identificar,predecir e interpretar los impactos que esa actividad producirá si es ejecutada.Se recomienda realizar la correspondiente evaluación para una adecuada restauración de lacomunidad afectada y poder efectuar un aprovechamiento del mismo sin comprometer eldesarrollo ni la sustentabilidad del sistema, y mucho menos a residentes adyacentes a lazona intervenida.BibliografíaAcosta, A., S. Díaz, et al. (1992). "Patrones comunitarios a diferentes escalas espaciales en pastizales de las Sierras de Córdoba, Argentina." Revista Chilena de Historia Natural 65: 195-207.Cabrera, A. L. (1971). "Fitogeografía de la república Argentina." Bol. Soc. Argent. Bot 14(1- 2): 1-42.Capitanelli, R., J. Vázquez, et al. (1979). "Clima." Geografía física de la provincia de Córdoba: 45-138.
  7. 7. Di Rienzo, J., M. Balzarini, et al. (2002). "Software INFOSTAT Versión 1.1." UNCórdoba, FCA.Demaio, P (2009) “Árboles del Centro de la Argentina” UNCLuti, R., M. Solis, et al. (1979). "Vegetación." Geografía física de la provincia de Córdoba: 297-368.

×