Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

El Corredor Mediterraneo

56 views

Published on

Suplemento argentino cultural coordinado por Antonio Tello

Published in: Education
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

El Corredor Mediterraneo

  1. 1. Río Cuarto / Río Tercero / San Francisco / Villa María Miércoles 21 de noviembre de 2018 - Año 19 N° 830 pág. 4 El Corredor Mediterráneo Pág. 8Pág. 8 HuMorsoLini Heraldo Mussolini pág. 2 Pág. 6 Pág.7 La obra literaria de Salvador Dalí Quizá todos pensamos a Dalí principalmente como artista plástico. Por eso es interesante esta nota de Isabel Rezmo para ECM. Se trata de un pormenorizado informe sobre Dalí escritor a partir de la conocida pre- tensión del eximio pintor quien pensaba que en reali- dad él no era tan gran pintor y que por ende su deseo era trascender a través de la literatura. Según Rezmo “su bagaje doctrinal no es despreciable” y sus textos se pueden comparar a muchos reconocidos exponentes del surrealismo. Escribía anárquicamente y su explosi- va sinceridad difícilmente encuentre parangón en la literatura del siglo XX. Al cumplir su décimo aniversario, la editorial de la Universidad Nacional de Villa María se proyecta como uno de los principales promotores y difu- sores culturales del país y al mismo tiempo como faro continental. ¿se Puede estudiar eL exiLio MateMÁtiCaMente? Redacción ECM Entrevista a Carlos Gazzera Diez años de EduvimLa CoLuMna De orilla a orilla Necesidad de pensamiento Por JorGe rodríGuez HidaLGo PÁG. 8 Salvador Dalí Los veinte Antología de cuentos breves tomos i y ii Compilado por Rubén Padula
  2. 2. El Corredor Mediterráneo / Página 2 La “bibliodiversidad” editorial marca diferencias a favor de los lectores y auto- res y parece ser una de las claves del éxito alcanzado por EDUVIM. - se cumplen 10 años de eduvim, y lee- mos o escuchamos por ahí Grupo editorial ¿Por qué? - Porque además de la Editorial, que es la que publica los libros, tenemos una serie de plataformas que nos permiten cubrir el vasto campo de difusión y comerciali- zación del libro. Tenemos la distribuidora “Tramas”, a través de la cual no sólo comercializamos nuestros libros sino también la de diez sellos más por medio de nuestra cadena de librerías en Buenos Aires, Córdoba Capital, Villa Del Rosario y dos en Villa María. Además, disponemos de una agencia, “Pampa Agency”, que vende y compra derechos de autor. Todo esto conforma un grupo de integración vertical. - ¿Cómo nació la editorial universitaria eduvim en villa María? - En el marco del debate por las eleccio- nes para rector en el 2007, del cual salió electo Martín Gil (actual intendente de Villa María) yo integraba una lista oposi- tora y planteé que era una verdadera ver- güenza que la universidad tuviera más trofeos por el deporte que libros edita- dos. Para Martín esto se convirtió en un desafío, y luego de su triunfo me convo- có, a pesar de que yo era “opositor”, y me encargó esta misión. La editorial Eduvim, tuvo seis o siete meses de gesta- ción, durante los cuales armamos la arquitectura del proyecto, elegimos iso- logo, formatos, organigrama, designa- ción de partidas, etc. Junio de 2008, para la feria del libro de la ciudad, fue nuestra prueba de fuego. A partir de allí no hemos dejado de editar y ahora tenemos 300 títulos vivos, vendidos y comerciali- zados y entre 400-420 autores en el catá- logo de la editorial. En la década que ha pasado hemos tenido distintos momen- tos, todos relativamente buenos, hasta que en 2015, el cambio a nivel nacional nos ha perjudicado notablemente a las universidades y a las editoriales universitarias. Éstas han sido duramente casti- gadas tanto por el consumo de títu- los por parte del público, como por la reducción de las partidas presupuesta- rias. Cada cuatro títulos que ejecuta la editora, tres provienen de recursos pro- pios. Es decir, que si nosotros no vende- mos, estamos en problemas. Este tipo de inflación y de recesión está amenazando al mundo del libro. Cuando Eduvim nació fue utilizando un foro como disparador y en estos días estamos concretando otro para generar un debate en la búsqueda de preguntas y respuestas colectivas. Mediante este recurso ya nos visitó gente de todo el país. -doy fe, porque justo antes de ir a la ofi- cina y librería de eduvim, compartimos almuerzo con varios delegados de este foro provenientes de Córdoba, Formosa, entre ríos, La Plata, que tienen editoria- les universitarias o que están en proceso de formación. ¿es satisfactorio este foro? - Nos reunimos para compartir buenas prácticas. Nosotros tenemos el criterio de que las editoriales tienen que ser pro- fesionales, en el sentido que deben cum- plir con los estándares internacionales, dejar registros de escritos, procederes, normas que permitan construir esas bue- nas prácticas que tratamos de aplicar todo el tiempo para lograr previsibilidad. Esto nos ha dado reconocimiento entre colegas. No somos una editorial grande pero después de Eudeba, que tiene 60 empleados más o menos, nosotros esta- mos en la mitad como equipo de trabajo. Tenemos oficina en Buenos Aires, en Córdoba y un sistema de distribución en más de 200 librerías en todo el país, en kioscos, y también en el extranjero. - se cree que una editorial universitaria es un catálogo especializado, académico, sólo para iniciados ¿ esto es un mito? - No, para nada, nosotros decimos que la edición universitaria en la Argentina es especial, y este concepto se lo debemos al gran Boris Spivacov de Eudeba (funda- dor del Centro Editorial de América Latina) quien dejó una gran bendición y enseñanza: es que nadie discute en las editoriales universitarias la bibliodiversi- dad. Hacemos libros infantiles, libros para colegas, literatura, ediciones de bol- sillo, comics, rescate del libro de autor, etc. No hacemos, como Eudeba, fascícu- los. Hay maldiciones, una es que tenemos un bajísimo presupuesto universitario y esto hace que tengamos una alta depen- dencia del mercado en un país que tiene muchos altibajos respecto de las políticas públicas para con el libro. El mundo edi- torial es un “fallo del mercado” es decir que siempre tiende a dar pérdida, a con- traerse, a desaparecer. Y es ahí donde el Estado tiene que tener políticas públicas para con el libro, no sólo como capacidad de lectura, de educación de una socie- dad, sino también en relación con el con- junto de actores de trabajo que se mue- ven alrededor de esta industria, de mane- ra directa e indirecta, y sobre todo una enorme cantidad de deseos. - ¿Cómo eligen los autores o las coleccio- nes? - Eduvim tiene un proceso bastante rigu- roso para elegir los títulos. Es nuestra política editorial y así diferenciamos nuestro catálogo. Tenemos varias formas de obtener títulos y convertirlos en libros. Una es la oferta pública, cualquier ciudadano que acuerde estar en los géne- ros que la editorial publica puede sugerir su título. Eso no significa que lo vayamos a publicar pero sí que tendrá un trata- miento igualitario. Va a pasar por un refe- rato, un comité de lectura, un peer review que dará un dictamen de calidad. Luego el comité editorial, que integra- mos dos personas nomás y que tenemos el catálogo en la cabeza, vemos si coinci- de con la línea editorial. Porque no toda editorial puede publicar cualquier libro. Eduvim no podría editar determinados libros. No hacemos best seller ni autoayu- da. Serían un fracaso, pero no por los libros sino porque con Planeta podría vender diez mil ejemplares y con noso- tros, no exceder de los quinientos. Es porque el público que nos sigue no está preparado para para leer ese libro. Entonces hay que encontrar al que lee poesía, al que lee determinada literatura. Cualquier libro no contiene cualquier catálogo y a la inversa. Nosotros tene- mos una política activa con editoriales del mundo. Coeditamos con Perú, Chile, Méjico, Colombia, España. Ahí hay una fuente de contenidos que son de calidad. Literatura elegida por otros que tienen sellos parecidos al nuestro. Hermanar esos sellos, en un trato igualitario, de uno a uno. Un chileno publica uno suyo, noso- tros uno de ellos, y se hace una cadena, más diversa, con ambiciones internacio- nales. - se ven nombres de referentes literarios provinciales y nacionales como directo- res de algunas colecciones de la editorial. ¿a qué obedece este proceder? - Los directores de colección admiten títulos que nosotros no discutimos una vez que son designados. Por ejemplo, si María Teresa Andruetto nos propone algo, se define. Sólo acordamos cuántos Entrevista a Carlos Gazzera Diez años de Eduvim Carlos Gazzera
  3. 3. El Corredor Mediterráneo / Página 3 libros por año vamos a publicar de esa colección, en la planificación del catálo- go. Una editorial tiene varias colecciones y tiene que hacerlas avanzar juntas. Es como mantener una sinfónica tocando con una misma partitura. Si a una colec- ción le publicás un título y a la otra diez, la primera tiende a perderse. Hay que bus- car el equilibrio. - ¿Qué colección les ha dado mayores satisfacciones? -Son diferentes las satisfacciones que uno puede encontrar en cada libro que publica. Podés tener satisfacciones en lo simbólico en una colección y en la siguiente no tener éxito económico. En otras tenés un reconocimiento económi- co y pensás inmediatamente: me hubiera gustado que otro libro tuviera la misma repercusión. Como director hoy no tengo demasiada vigencia. Hoy tenemos un coordinador editorial, Emanuel Molina, con quien con- feccionamos juntos el catálogo y compra- mos los libros, también con Ingrid, la edi- tora digital, ya que editamos en multifor- matos. El equipo se completa con una coordinadora de librerías. -Hablando de la cuestión gerencial, se le ve en el mundo, en la feria de Guadalajara, en Frankfurt, etc. ¿Cómo hace una editorial del interior del inte- rior, para tener una presencia a nivel internacional? - El mundo se ha achicado mucho. Vos sos de Villa María, Río Cuarto o Río Tercero y es como ser de Manhattan, o Cincinnati. Lo que importa es que uno tenga conteni- dos. Estos pueden ser valiosos o no. Y eso es lo que uno tiene que encontrar en las ferias en que se participa, ofrecer y obte- ner buenos contenidos. Si Andrés Rivera viviera en Buenos Aires, en Córdoba o en Tilcara, eso no definiría su libro, sino cuánto es leído y valorado. - Claro, estas ferias te dan un roce. te permiten una perspectiva menos provin- ciana. -Muchos de los autores nuestros no lle- gan a ser leídos en otras partes del mundo porque el mundo tiene una ima- gen de nosotros que quiere reproducir. Por ejemplo si vos tenés algo parecido a Cortázar, lo vendés. Pero ya fue. La litera- tura en español ha hecho otro giro, y tiene ciertas particularidades. En Argentina un escritor se consagra por una novela. En Chile si no sos cronista no sos escritor consagrado, y si no sos poeta en México o Nicaragua, tampoco. Hay distintos géneros que sancionan el lugar del escritor en la sociedad. -es cierto, en la provincia de Córdoba daría la impresión de que ese lugar de legitimación vino de la mano de la litera- tura infanto-juvenil. - Es un género muy particular. En nuestra provincia existió el CEDILIJ y esto marcó su impronta. Un director tiene que olfate- ar, comprender. Después hay mucho de apuesta. Es como el jugador de Dostoievski.. Esta editorial no es de Carlos Gazzera, solo soy un administra- dor de recursos finitos, tanto humanos como económicos y hay que administrar- los para el mayor rédito, por supuesto, pero también y sobre todo por el rédito social y cultural para la Universidad y para el país. -Qué bueno que eduvim publicó a estrada y a Gustavo Borga, un poeta que es de aquí al lado, de villa nueva, que sólo los separa un río y une un puente. ¿es una política editorial este gesto? - Esa es la “bibliodiversidad” de la que hablo. Debemos tener un estándar de calidad. No importa de dónde es el autor. Siento con gran orgullo que en nuestro sello superan los buenos autores a los pocos de los que me arrepiento. Son de alta calidad. He trabajado con libertad. Con las autoridades de la Universidad y los políticos de turno, siempre con liber- tad. Y han pasado tres rectorados. Son todos de una misma gestión. Hay una línea que marcó Martín Gil, pero cada uno de los rectores puso su impronta y traba- jamos muy bien. - te dejan en libertad, porque ven los resultados. -La sociedad, la comunidad universitaria, puede tener críticas a la gestión de Carlos Gazzera, pero lo que no pueden decir es que la editorial no muestre resultados positivos y alentadores. - Hablar de diez años de eduvim es un poco hablar de tu persona, del rol que jugaste en esta década. es de villa María pero un día, muy joven, emigró? - Si, nací en Villa María. Terminada la dicta- dura, me convocan al servicio militar. Mi padre, que era obrero de la Fábrica Militar de Villa María, creía que podía interceder para lograr que su hijo lo hicie- ra en el destacamento local, pero cuando llego a Río Cuarto, me entero de que mi destino es Campo de Mayo. Dije, me esca- po. No me lo banco. Básicamente Villa María era un pueblito, una ciudad peque- ña, en el 82 era como el San Vito del que nos habla en su novela “Arde aún sobre los años” el escritor de San Francisco Fernando López, Uno sentía cierta asfi- xia. No porque yo pensara que si no me iba tendría una frustración personal. Pero pisar Buenos Aires, pararte a la salida del subte y bajarte en la Plaza de Mayo, eso que veías por TV, me cambió la cabeza. Luego empecé la Universidad. Luego a Córdoba, a estudiar derecho, a militar en política. Luego la facultad de Filosofía y Letras, donde te conocí. Luego di clases, hice mi maestría en comunicación social en la SEA, trabajé como docente también en Villa Mercedes, San Luis. Era mucho. Entonces dejo ese destino académico que hoy lo cubre un gran escritor, Pablo Dema de Río Cuarto. -¿Qué piensa del devenir editorial, en este marco histórico nacional que esta- mos transitando? - Es muy preocupante la situación en la Argentina, porque dejar en manos del mercado el mundo editorial es seguir apostando a la transnacionalización, a la pérdida de soberanía muy grande y a un deterioro de la calidad de lo que se leerá. Y lo que se lee marca agenda en la educa- ción, en la cultura. El deterioro del conte- nido de los libros va a aparecer en el cine futuro, en la educación del futuro, en la cosmovisión de nuestra sociedad. Fíjate qué difícil es que un autor argentino sea conocido y leído en Chile. Parece que la cordillera fuera más grande que el océa- no. Que el río Paraná sea más ancho que el propio Atlántico. Porque un escritor argentino en Uruguay tiene muy poca chance de ser conocido, salvo si sale en la televisión. Y por otro lado lo poco que sabemos de la literatura de Salta, Jujuy, por ejemplo. Por eso publicar libros es demoler, traspasar murallas; publicar un autor es trasponer fronteras. No sé cuán- to va a vender un autor, pero hay que publicarlo. Una editorial universitaria debe hacerlo porque otro no lo va a publicar. -¿una editorial universitaria como eduvim puede establecer un canon lite- rario? - No, el canon lo establecen las editoriales multinacionales que manejan el aparato cultural a su favor. Sin embargo nos han pasado cosas muy lindas. Cuando Mariana Enríquez no era conocida, o casi nada, aunque es cierto que era columnis- ta de crónicas y relatos en Página 12, y tenía publicado un pequeño libro, le publicamos su primera novela y hoy es traducida a catorce idiomas, la publican en audiolibros. Con esa primera novela que le publicamos, que quedó fuera de las garras de las editoriales multinaciona- les, hoy podemos trabajar ese texto por todos lados. - Hay tres instancias, las multinacionales, las editoriales universitarias, y una terce- ra que podríamos decir que son las edito- riales independientes ¿Qué rol juegan y que destino les espera? - Bueno, en eso de “independientes” cabe preguntarse ¿independientes de qué, de quién? Hay un variopinto muy grande de opciones. Si tanto se repite el término “independientes” es que este modo de designarlas debe tener algún sentido. ¿verdad? La gente no dice cosas sin sentido. Y serían las que son indepen- dientes de los grandes grupos de poder, que son los que fijan los negocios del mundo. Cuando la noción de “indepen- dientes” se acuñó en el mundo anglosa- jón, eran aquellas que no cotizaban en bolsa. Ahora acabamos de publicar un libro, “Editoriales de compromiso”, que alude a las editoriales que tienen un com- promiso. Son feministas o pornográficas, sobre alguna elite, o son universitarias, por ejemplo. Yo jugaría con esta idea, diría dos bandos. Desde hace mucho tiempo trabajo con esas nociones. Por ejemplo. Colihue publica 400 libros al año, está más cerca de Planeta que de Recovecos, por nombrar una editorial cordobesa, y publica libros que compiten con Planeta. Colihue puede tener traduci- do a Plauto, y eso mejora, y hace más apetecible esa edición. Lo que tiene de interesante el mundo editorial es que las editoriales no compiten unas con otras. Yo diría que todas son complementarias. Todos tenemos libros para todos. Todos hacemos algo que el otro no o lo hace de una forma que el otro no puede o no quiere. La bibliodiversidad es un ecosiste- ma editorial donde salen beneficiados los lectores y los autores. Mario treCeK Carlos Gazzera, director de EDUVIM (Editorial de la Universidad Nacional de Villa María), explica a ECM cómo se ha producido en la última década una de las mayores y más exitosas experiencias de la historia editorial del país y, sin duda, la más importante del interior.
  4. 4. El Corredor Mediterráneo / Página 4 En primer lugar, el bagaje doctrinal de Dalí no es despreciable, y su creatividad resulta comparable a la de los más conocidos exponentes del surrealismo. De la lectura de esos libros no se deduce ningún atracti- vo por el personaje, pero sí una quizá mor- bosa fascinación por su literatura. Su since- ridad (o la imaginación al fabularla) difícil- mente encuentra parangón en la literatura del siglo XX. Detrás de este tipo de escritu- ra hay una auténtica envergadura intelec- tual. Dalí escribía anárquicamente sus torrentes de pensamientos articulados en imágenes detalladas con una minuciosidad perfeccio- nista.. Un tercero le corregía ocasional- mente la ortografía, la puntuación y los posibles problemas de sintaxis. Cultivó dis- tintos géneros: el diario, la narrativa, la poesía y, dentro del subgénero de la litera- tura artística, la teoría de las artes, los tex- tos programáticos y de agitación cultural, e incluso la crítica. Dentro de sus etapas artísticas menciona- remos las más sobresalientes desde el punto de vista literario: Primera etapa: el artista adolescente (1919-1929) Su adolescencia está marcada por la educa- ción de su padre, notario anarquista, y su asimilación del paisaje y del carácter de Cataluña. Se declara comunista. En 1922 se traslada a vivir a la Residencia de Estudiantes de Madrid, donde entabla amistad con Federico García Lorca y Luis Buñuel. En 1927 ya es un defensor de las vanguardias. Un diari: 1919-1920 (Un diario: 1919-1920) Edicions 62, 1994 Diario de adolescencia comenzado en 1919, en catalán, titulado por el autor como Mis impresiones y recuerdos íntimos. Habla de su ideología comunista y muestra sus preo- cupaciones sexuales y sociales. Tardes d’estiu (Tardes de verano) Cave Canis, 1996 y Museo Abelló, 2001 Novela iniciada en 1920, queda inacabada y sólo se conservan fragmentos. Sobre la muerte. Introduce el tema social. Publicada en catalán como separata del número 3 de la revista Cave Canis (1996) y en el catálogo Salvador Dalí. Lletres i ninots (2001). L’immensa Maria (La inmensa María) Museo Abelló, 2001 Novela inacabada, de 1927. Publicados los escasos fragmentos conservados en el catálogo Salvador Dalí. Lletres i ninots (2001). El manifiesto amarillo Galaxia Gutenberg, 2004 También conocido como Manifiesto antiar- tístico, el Manifest groc es un libelo publi- cado en 1928 contra la cultura tradicionalis- ta catalana y reivindicando lo moderno. Firmado por Salvador Dalí, el crítico de arte Sebastià Gasch y el crítico de literatura Lluís Montanyà. L’alliberament dels dits (La liberación de los dedos) Edicions dels Quaderns Crema, 1995 Obra catalana completa, escrita en las décadas 20 y 30. En catalán. segunda etapa: el surrealismo (1929-1934) En 1929 consolida su adhesión a las van- guardias, desembocando en París. Ese año conoce a su ninfa Egeria, Gala. En 1930 se incorpora al grupo surrealista, del que defiende su adhesión al Partido Comunista. El neurólogo Sigmund Freud será su guía intelectual durante veinte años (1929- 1949). un perro andaluz Era, 1971 y 1977 y La Fábrica, 2009 Guión cinematográfico escrito junto a Luis Buñuel en 1928 y estrenado como película en 1929. Publicado en Francia (Un chien andalou) ese mismo año. La edad de oro Era, 1971 y 1977 Guión cinematográfico comenzado a escribir con Luis Buñuel en 1929 y terminado por este último en 1930, año en que se estrena la película. Publicado en Francia (L’âge d’or) en 1930 y junto a Un perro andaluz en México en 1971. En 1930 escribe el guión del cortometraje documental Cinco minutos de surrealismo (Cinq minutes à propos du surréalisme), que no se llega a realizar La dona visible (La mujer visible) Edicions i Propostes Culturals Andana, 2011 Su primer libro, dedicado a Gala. Recopilación de textos surrealistas. Publicado en Francia (La femme visible) en 1930. Incluye los ensayos El burro podrido - donde sienta las bases de su método para- noico-crítico- y La cabra sanitaria -donde ya declara su pasión por la física-, y el poema El gran Masturbador (relacionado con su lienzo homónimo de 1929) y El amor, otro ensayo. En catalán. “El gran masturbador” (Fragmento) A pesar de la oscuridad reinante/la noche estaba en sus comienzos/en los bordes de las grandes escalinatas de ágata/donde fatigado por la luz del día/ que duraba desde la salida del sol/ el gran Masturbador su inmensa nariz apoyada sobre el piso de ónix/sus enormes párpados cerrados /la frente corroída por horribles arrugas/y el cuello hinchado por el célebre forúnculo que bulle de hormigas/se inmoviliza/estáti- co en ese instante del crepúsculo todavía demasiado luminoso/mientras la membra- na que recubre enteramente su boca/se endurece a lo largo de la angustia de la enorme langosta/aferrada inmóvil y apre- tada contra ella/desde hace cuatro días y cinco noches. Todo el amor/y toda la embriaguez/del gran Masturbador residía/en los crueles ornamentos de oro falso/que recubren sus sienes delicadas y blandas e imitan/la forma de una corona imperial/cuyas finas hojas de acanto bronceado/se prolongan hasta las mejillas rosadas e imberbes/y con- tinúan sus fibras duras/hasta fundirlas/en el alabastro claro de su nuca. salvador dalí el amor y la memoria Su segundo libro, dedicado a Gala. Poema surrealista relacionado con su lienzo La persistencia de la memoria (1931). Publicado en Francia (L’Amour et la mémoire) en 1931 y 1998. Disponible en castellano en el tomo III de la Obra comple- ta, donde le sigue el largo poema inédito Je mange Gala (Me como a Gala), compuesto en 1933, que cerraría una trilogía dedicada a su pareja. Babaouo editorial Labor, 1978 Tercer libro, publicado en Francia en 1932. Guión cinematográfico, con una introduc- ción: Compendio de una historia crítica del cine. La película fue dirigida por Manuel Cussó-Ferrer en 1997 y estrenada en 2000. el mito trágico de “el Ángelus”, de Millet tusquets, 1978, 1998, 2002 y 2004 Ensayo escrito en 1933, ampliado en 1938 (año en el que escribe el primer libreto de su ballet Tristán loco, basado en este libro) y extraviado en 1940. Publicado en Francia en 1963 y en España en 1978, revisado por Dalí. Utiliza el método paranoico-crítico para interpretar en clave psicosexual la escena del cuadro El Ángelus (1859). Método e interpretación tan poéticamente ingeniosos como discutibles desde un punto de vista lógico. El propio autor acla- ra que delirante es igual a poético. tercera etapa: del surrealismo al antiauto- matismo (1934-1940) Su alejamiento gradual del grupo surrealis- ta (primera amonestación: 1934; separa- ción definitiva: 1939) marca un corto perío- do de transición en el que se autoafirma en sus propios métodos y abandona el izquier- dismo para siempre. Realiza viajes esporá- dicos a Estados Unidos, lugar desde donde alcanza la fama. La conquista de lo irracional Ensayo breve, publicado en Francia (La Conquête de l’irrationnel) en 1935. Defiende el control de lo irracional, lo cual choca con el automatismo surrealista. En 1935 escribe el guión cinematográfico Los misterios surrealistas de Nueva York (Les mystères surréalistes de New York). Y en 1937, su pro- yecto de película con los Hermanos Marx . La mujer surrealista (The Surrealist Woman), también conocida por su título anterior Jirafas en ensalada de lomos de caballo (Giraffes on Horseback Salad). Ninguna de las dos se llegaron a realizar. Metamorfosis de narciso Galaxia Gutenberg, 2009 Poema sobre su cuadro homónimo -y vice- versa-, publicado en Francia (Métamorphose de Narcisse) en 1937. Cuarta etapa: asentando su propio mito (1940-1948) Su estancia en EE.UU. (1940-1948) le trans- forma definitivamente en un agente provo- cador delirante y reivindicador de los clási- cos del Renacimiento. Allí escribe su bio- grafía y su única novela, ambas de alto valor literario. También los libretos de sus ballets: Bacchanale (Bacanal), 1939; Labyrinth (Laberinto), 1941; Sacrificio (Sacrifice, sólo La obra literaria de Salvador Dalí
  5. 5. El Corredor Mediterráneo / Página 5 proyecto), trilogía basadda en los mitos clásicos, alrededor de Venus y Teseo; y Mad Tristan (Tristán loco), 1944 -éste con una primera versión de 1938 (ver El mito trágico de “El Ángelus” de Millet), que derivó en Bacanal-. Y una comedia musical: The Clouds (Las nubes), 1941, basada en la obra de Aristófanes, donde muestra su rei- vindicacíón del clasicismo y su alejamiento de las vanguardias. vida secreta de salvador dalí Poseidón, 1944, dasa, 1981, 1993 y 2001 y antártida/empúries, 1994 Autobiografía megalómana. Publicado en Estados Unidos (The Secret life of Salvador Dalí) en 1942 y en castellano en Argentina en 1944. Reimpreso en España en 1981. rostros ocultos Luis de Caralt, 1952 (censurada), Planeta, 1974, Plaza y Janés, 1989 y Destino, 2004 Única novela. Redactada en 1943 y publica- da en Estados Unidos (Hidden Faces) en 1944. En torno a la pasión sublimada (el cledalismo, neologismo acuñado por su autor) y con la II Guerra Mundial como marco. Demasiado barroca, aunque con momentos inspiradísimos de lírica y pro- fundidad psicológica. En 1948 escribe el guión cinematográfico La carretilla de carne, que acabará llamán- dose El alma, en 1952. No se llegó a realizar. 50 secretos mágicos para pintar Luis de Caralt, 1948, 1985 y drac 2004 Cincuenta secretos de la artesanía mágica estampa, 2011 Ensayo sobre el arte de la pintura, reivindi- cando el clasicismo y detallando técnicas. Publicado en Estados Unidos (50 Secrets of Magic Craftsmanship) en 1948. En 2011 se publica en España una edición limitada con el segundo título referido. Quinta etapa: el misticismo nuclear (1949-1966) Manifiesto místico el empurdanés, 1952 Declaración de paso a la mística, de cuatro páginas, defendiendo la espiritualidad de la mecánica cuántica. Publicado en Francia (Manifeste mystique) en 1951 y poco des- pués en España. dalí al desnudo Janés, 1952 Entrevista/reportaje de 1952 de Manuel del Arco, intrépido periodista zaragozano derechista. Incluye tres entrevistas previas a Dalí. Primer libro de conversaciones publicado. el bigote de dalí. una entrevista fotográfica simon and schuster, 1954 Libro de fotos hechas a Dalí por Philippe Halsman, acompañadas de preguntas y respuestas breves, publicado en Estados Unidos en 1954 (Dali’s Mustache. A Photographic Interview) y en Francia en 1994. Los cornudos del viejo arte moderno tusquets, 1990, 2000 y 2004 Ensayo breve contra los críticos de arte y la pintura moderna, publicado en Francia (Les Cocus du vieil art moderne) en 1956. Intercala el artículo de 1933 Sobre la belle- za aterradora y comestible de la arquitec- tura modern style. En la línea de reivindica- ción del clasicismo de 50 secretos mágicos para pintar, pero pasando al ataque. Se considera un panfleto antimoderno, rever- so de su vanguardista Manifiesto amarillo (1928). diario de un genio tusquets, 1983, 1996, 2004 y 2009 Autobiografía megalómana en forma de diario, al estilo de su amigo Josep Pla. Publicado en Francia (Journal d’un génie) en 1964. Abarca la etapa 1952-1964, aun- que incluye sucesos anteriores. Continuación de Vida secreta. sexta etapa: la decadencia (1966-1989) Desde 1966 no publica libros propios, aun- que concede largas entrevistas y escribe artículos donde repite sus tesis, añadiendo datos sobre las nuevas obsesiones. Profundiza en la estereoscopía, técnica que ya le interesa desde 1964, que le lleva a definirla en 1976 como hiperrealismo metafísico. Es rechazado por la intelectua- lidad. destacamos. dins dalí Fundación Gala-salvador dalí, 1988 Cuatro poemas: Laureada (1985), Oda a la monarquía (1987), La alquimia de mi amor (1986) y Elegías a Gala (1988), los tres pri- meros dedicados a los reyes de España y el último a su esposa muerta en 1982, reuni- dos en un opúsculo de nueve páginas, que iban a ser completados con otros dos que nunca fueron añadidos: La teoría de las guirnaldas y La estación de Perpignan. Por qué se ataca a la Gioconda? siruela, 1994 y 2003 Antología publicada en Francia (Oui) en 1971 y reeditada y ampliada en 1979. En la edición de Ariel se reduce a 20 textos y en la de Siruela se traduce la versión de 1979, que incluye 84, entre 1927 y 1978. Incluye La conquista de lo irracional, La metamor- fosis de Narciso y la conferencia de 1951 Picasso y yo. No aparece el Manifiesto mís- tico. obra Completa i - Textos autobiográficos 1 Destino, 2003 - Un diario: 1919-1920 - La vida secreta de Salvador Dalí - Diario de un genio Edición y prólogo de Félix Fanés. obra completa ii - Textos autobiográficos 2 Destino, 2003 - Las pasiones según Dalí (entrevistas con Louis Pawels) - Confesiones inconfesables (entrevistas con André Parinaud) - Cronología Edición y prólogo de Montse Aguer. La Cronología, actualizada, proviene de Confesiones inconfesables obra completa iii - Poesía, prosa, teatro y cine Destino, 2004 Incluye numerosos textos inéditos, ade- más de la novela Rostros ocultos. Introducción y notas de Agustín Sánchez Vidal. obra completa iv – Ensayos 1 Destino, 2004 - Artículos, 1919-1986 162 textos, la mitad no publicados antes en libro. Edición y notas de Juan José Lahuerta. obra completa v - Ensayos 2 Destino, 2005 - 50 secretos mágicos para pintar - Los cornudos del viejo arte moderno - El mito trágico de “El Ángelus” de Millet Introducción y notas de Juan Manuel Bonet. obra completa vi - Correspondencia No publicado. Fue prevista su edición a cargo de Joan Minguet. obra completa vii - Entrevistas Destino, 2006 - Conversaciones, 1928-1985 150 entrevistas, incluyendo los cinco libros Dalí al desnudo (1952), El bigote de Dalí. Una entrevista fotográfica (1954), Carta abierta a Salvador Dalí (1966), Conversaciones con Salvador Dalí (1966), Personajes a fondo (1987, fragmento sobre Salvador Dalí) y Conversaciones con Pla y Dalí: localistas cosmopolitas (2002, fragmentos relacionados con Dalí). Prólogo de Francisco Calvo Serraller. obra completa viii - Álbum Dalí Destino, 2004 Vida y obra de Salvador Dalí: cronología ilustrada con fotografías, pinturas, dibu- jos, manuscritos, libros, cartas y documentos isaBeL rezMo Salvador Dalí Dalí siempre pretendió que en realidad no era tan gran pintor, pero que quería perdurar como escritor. Sus numerosos libros autobiográficos, manifiestos y artículos de tesis no pueden ser en absoluto desdeñados.
  6. 6. El Corredor Mediterráneo / Página 6 Los veinte* Antología de cuentos breves tomos i y ii Compilado por rubén Padula Colección sade imprecom, río Cuarto, 2018 Un taller de escritura no es, pese a que su nombre sugiere lo contrario, una fábrica de escritores o un sitio donde se reparan y acondicionan textos. Más bien es un espacio compartido de personas con gusto por la literatura y que sienten que tienen algo para decir, y el ámbito del taller los ayuda a decidirse y a expresarse. Si bien existen en el ámbito universitario, especialmente en Estados Unidos, escue- las o cursos formales de escritura creati- va, podría decirse que los talleres son un invento argentino, o mejor rioplatense. En la década del 70 muchos intelectuales y escritores se reunían en cafés (Café de los angelitos, Café Tortoni) para leer sus textos y hablar de diversos temas. Con la llegada de la represión, esas reuniones debieron pasar a ámbitos cerrados, y además se constituyeron en fuentes de ingresos para creadores que habían per- dido sus trabajos o no tenían acceso a editar y vender sus obras. Son clásicos los talleres de Abelardo Castillo, Liliana Heker y Hebe Uhart en Buenos Aires, y en Montevideo, Mario Levrero y Alberto Laiseca, entre tantos que crecieron a la sombra de estos maestros y posterior- mente abrieron nuevos talleres. No sé si en otras ciudades sucede lo mismo, pero en Río Cuarto hay mucha gente que escribe. Tradición inaugurada por Filloy desde su juzgado, acompañado por escritores de la talla de Floriani, Michelotti, Mastrángelo, Aguinis, Bustamante, Dillon. Entre muchos otros posibles, buscando en la Biblioteca des- cubrimos viejas antologías: 10 cuentistas de Urumpta, de 1972, dos libros curiosos (y muy buenos) surgidos al calor de la democracia en 1984: Bla bla 8 y Poetas y cuentistas de Río Cuarto, convocada por SADE. Más adelante aparecieron dos antologías de cuentos bajo el título de Trapalanda I y recientemente en 2015, Trapalanda II. Durante varios años el dia- rio local cobijó en la página central de los domingos historias que luego se seleccio- naron y aparecieron en una antología que se llamó “La ciudad ficcional.” A su vez la Sociedad de escritores rio- cuartenses publicó dos series sucesivas de cuentos en 2013 y 2017. La SADE reini- cia su serie de antologías en 2015 con Narrando en la Moreno, producto de los escritores que asisten a uno de los talle- res. Hoy, veinte escritores integrantes de los talleres que coordina y conduce Rubén Padula se dan cita en este nuevo libro. La idea general fue concretar en forma colectiva el trabajo de varios años, y unir los esfuerzos de todos los talleris- tas bajo la sabia dirección del maestro, colaborando en una relación horizontal de gente que ama la literatura y conside- ra que forma parte de su vida. Todo lo que llevó a concretar el libro refleja el encuentro, el abrazo, el respeto, el refu- gio que el taller representa para cada uno de los autores (prólogo de RP). Los casi cien relatos que la componen han sido escogidos rigurosamente y puli- dos cuando era necesario. Cabe aclarar que el maestro es exigente y que todos y cada uno de los cuentos han pasado por una cuidadosa selección, lo que contribu- ye a un resultado de buena calidad litera- ria. Quizás no tenemos en la ciudad y sus alrededores —todavía— un escritor emblemático como lo fue Filloy. Pero hay un movimiento subterráneo importante de gente que relata, desde la ciudad, desde la vida rural, desde sus pequeños pueblos, o desde la simple fantasía. El lector encontrará una variedad de tonos, registros, temas, en relatos cortos que facilitan la lectura y que con agilidad lo llevan por caminos muy variados. Una frase de Elsa Vidal, la decana de los cuentistas, responde con hermosas pala- bras a la pregunta que todos nos hace- mos: ¿Por qué leemos? ¿Por qué escribi- mos? Y responde Elsa: “He visto el mundo a través de muchos ojos; así, conozco y comprendo muchos mundos. Leer es recibir, escribir es darse” reseña
  7. 7. El Corredor Mediterráneo / Página 7 El matemático francés Henri Poincaré, conocido por haber for- mulado en 1904 la conjetura que lleva su nombre y que constituyó uno de los grandes enigmas mate- máticos hasta que, casi cien años más tarde, en 2003, el ruso Grigori Perelman la resolviera, desarrolló también una serie de métodos pro- pios de ecuaciones diferenciales para sistemas determinados de mecánica celeste. Estos avances matemáticos resulta- ron básicos para el estudio, desde distintos puntos de vista, de los lla- mados fenómenos periódicos, cuyo patrón básico es el retorno al punto de partida. Estos fenómenos se pue- den asociar a una estructura alge- braica llamada “grupo”, como la que propone la circunferencia que dibuja el desplazamiento de las agujas de un reloj, que se completa cada doce horas. De modo que esta estructura algebraica está formada por un con- junto y una operación definida sobre el mismo, que responde a ciertas propiedades. Las circunferencias, como la que tra- zan las agujas del reloj o las elipsis planetarias alrededor del Sol, son lla- madas “órbitas periódicas” y en este sentido el exilio podría ser visto y estudiado como un fenómeno perió- dico cuando sus actores vuelven al punto del que partieron trazando diversas “órbitas” que se determi- nan mediante soluciones de ecuacio- nes diferenciales, como explica la catedrática Eva Miranda vinculada al ICMAT (Instituto de Ciencias Matemáticas) en nota publicada en el diario español “El País”. Conocer la existencia y localización de las “órbitas periódicas” en siste- mas de ecuaciones diferenciales es de vital importancia para saber, por ejemplo, si un satélite volverá al punto de inicio de su órbita o caerá al vacío. No obstante, no es fácil cal- cular estas órbitas satelitales “debi- do a las perturbaciones del siste- ma”, que exigen además la aplica- ción de recursos geométricos y topológicos a fin de relacionar “las propiedades de las órbitas con forma (topología) del llamado ‘espa- cio de fases’ (que es el conjunto de todas las posiciones y momentos del sistema)”. El matemático francés Henri Poincaré estudió las órbitas periódi- cas analizando el movimiento de tres cuerpos que se atraen entre sí (Sol, Luna y Tierra, por ejemplo) que mostró una gran complejidad ya que no contaba con las suficientes inte- grales para dar con las soluciones. No obstante, su trabajo teórico sobre el problema de los tres cuer- pos, en el que uno de éstos podría llegar a tener una masa casi de cero y los otros moverse en un plano, demostró “que existen numerosas órbitas periódicas que se aglomeran cerca de lo que se conoce como línea del infinito”. En la década de los 70, Paul Rabinovich y Eduard Zehnder locali- zaron órbitas periódicas con los pun- tos críticos, es decir, donde la órbita derivada se anula, de una función lla- mada “funcional de acción”. A partir de estos trabajos, Andreas Floer, dis- cípulo de Zehnder, realizó su tesis proponiendo una relación de los puntos críticos del funciona de acción con un objeto algebraico, al que se le dio el nombre de “homolo- gía Floer”, y constató que si una de estas homologías asociadas al siste- ma no es cero se producen las órbi- tas periódicas. Estos trabajos teóri- cos combinados con métodos pro- pios del cálculo numérico y sistemas dinámicos permiten estudiar desde problemas de mecánica celeste y dinámica espacial aún sin resolver, como el diseño de la trayectoria satelital, hasta calcular a partir de los flujos de retorno, la “órbita periódi- ca” de las masas migratorias. redaCCión eCM ¿Se puede estudiar el exilio matemáticamente? Los escritores tienen diversas procedencias, diversas profesiones y edades que van desde los 15 hasta los 86 años. De manera que el resultado es heterogéneo y los estilos de los cuentos varían desde el terror, pasando por el relato fantástico, las semblanzas realistas, los cuentos de fantasmas, la literatura psicológica y mucho más. Sólo para permitirle al lector atisbar el conteni- do inserto aquí un comentario sobre algunos cuentos; la elección de los mismos va en el gusto personal de quien firma la reseña, pero considero con satisfacción —pues he formado parte del emprendimiento— que el resultado general es bueno, y que el libro merecerá la consideración de nuestros conciudadanos. Sólo espero que llegue a casa, de Félix López Jurado, es un relato de una fuerza y una inten- sidad notables; aunque trata de asuntos y ambientes sórdidos, lo recorre un halo de pure- za que redime a los protagonistas, y la extrema juventud del autor le da un valor inusual. Por favor, eso no, de Daniel López, un relato amar- go y actual. Córdoba oscura, de Manuel Rodríguez, un hermoso relato de fantasmas. Hijo de algún padre, de María Paula Vetorazzi, un relato cruel y preciso. Las nonitas, de Noris Barro, un cuento que quiebra el tono dramáti- co de los anteriores, poniendo una pincelada de dulzura y añoranza. Rubén Padula escribe en el primer tomo, tres cuentos que se refieren a épocas trágicas y oscuras, y están relatados con fuerza y maes- tría. En el segundo tomo, opta por aligerar el tono y nos entrega varios relatos encantadores sobre papel higiénico, naranjas, sueños perdi- dos y bicicletas pintadas de azul. En el segundo tomo, hojeo también Don Ata, de José Gherra, un cuento dramático sobre la vida y la muerte; El contrato, de Elsa Vidal, donde aprendemos que la maldad existe.Celia Caamiña, en Cosas de mujeres, es capaz de transformar en tragicómica una situación terri- ble, y Modesto Palacios nos divierte con Streep Tease. Encontrarán ustedes en el libro todo un abani- co de propuestas que les permitirá elegir. Diversos estilos, con la impronta de diferentes hombres y mujeres, muchos de los cuales publican por primera vez, y que esperan que sus cuentos les lleguen, les arranquen una son- risa, los conmuevan, y los lleven por un momento al hermoso mundo de la literatura. inGrid WaisMan *Este libro se presentará en la Biblioteca Mariano Moreno, mañana jueves 22 de noviem- bre, a las 20,30 hs.
  8. 8. El Corredor Mediterráneo / Página 8 MuniCiPaLidad de La Ciudad de río Cuarto Subsecretaría de Cultura. CC DEL ANDINO Tel. 0358 - 4671995 MuniCiPaLidad de La Ciudad de viLLa María Bv. Sarmiento y San Martín Tel. 0353 4527092 Coordinador: Antonio Tello Diego Formía Myrna Medeot Colaboradores: Oscar Aimar Claudio Asaad Silvia Barei Abelardo Barra Ruatta Leandro Calle Eva Cháves Sergio G. Colautti Pablo Dema Verónica Dema Marcelo Díaz José Di Marco Marcelo Fagiano Jorge Felippa Hernán Genero Alberto Hernández Hugo Morales Solá Heraldo Mussolini Gonzalo Otero Pizarro Daila Prado Julio Requena Jorge Rodríguez Hidalgo Bachi Salas Mario Trecek Ingrid Waisman Miguel Zupán Fotografía: Soraya Clop Jorge Tello ilustración: José Aranguez Paco Rodríguez Ortega Jorge Sarraute Rocío Toledo diseño: Ana Alonso direCCión MuniCiPaL de CuLtura de La Ciudad de san FranCisCo Bv. 9 de Julio 1190 (2400) San Francisco Tel. 03564-439157 La Columna DE ORILLA A ORILLA (VIII) Necesidad de pensamiento (1) Por JorGe rodríGuez HidaLGo En España, la asignatura de “Filosofía” vuelve a ser obligato- ria para toda la enseñanza secundaria. Tras muchos años en que el estudio de la materia había sido reducido hasta casi su desaparición, el actual gobierno socialista recupera para el sistema educativo un instrumento esencial para el desarrollo del pensamiento y, por ende, para la sociedad. De esta forma, el ejecutivo que preside Pedro Sánchez, a la sazón secretario general del PSOE, ofrece una primera salida al más que presu- mible largo camino que en el ámbito de la docencia y por extensión de la vida en general deberán cubrir los ciudadanos en busca del sentido de lo que son y en aras a intentar ende- rezar el rumbo de las relaciones tanto sociales como interper- sonales. Objetivo muy ambicioso, pensarán ustedes; incluso de imposible consecución, quizá sentencien. Sin embargo, no es la presunción de la utopía la que debe cortar el paso a la ilusión. En las convulsas circunstancias en que nuestro mundo apenas sobrevive; teniendo en cuenta lo complejo de la realidad, la acentuación de las desigualdades, el devasta- dor avance de la injusticia, una de cuyas secuelas, y desconta- dos el hambre, las enfermedades y las guerras, es la destruc- ción del planeta, el hombre de a pie se halla en una situación de perplejidad tal que ni tan siquiera es capaz de preguntarse qué le pasa ni mucho menos dotarse de las herramientas imprescindibles con que abordar semejante cuestión. La iniciativa del gobierno español debe verse como el recono- cimiento de la necesidad de pensar que siempre ha movido al hombre, pero que en la actualidad se revela como un impera- tivo, y como un desiderátum su canalización. No es ajeno a la medida tomada por la instancia política el que podríamos lla- mar ‘boom’ de la joven filosofía española, representado sin lugar a dudas por filósofas que no están dispuestas a ocupar el mismo lugar que Diotima en el “Banquete” de Platón. En efecto, en este diálogo, el filósofo griego da voz a la sacerdo- tisa de Mantinea, pero a través de la persona de Sócrates; es decir, queda relegada a un segundo plano, por más que el maestro ágrafo valide la solidez y profundidad del pensa- miento de la mujer. Son nombres imprescindibles en la lista de la nueva filosofía hispana Marina Garcés, Irene Lozano, Anna Pagés o Ingrid Guardiola, deudoras y continuadoras crí- ticas de la obra de pensadoras como las estadounidenses Judith Butler y Martha Nussbaum, quienes a su vez han bebi- do del venero de buena parte de la filosofía francesa de fina- les del siglo pasado. Las filósofas, que reclaman la singulari- dad de sus miradas y su indistinta contribución al pensamien- to filosófico, tradicionalmente atribuido en exclusiva a los varones (Hannah Arent, entre otras, consideraba que la filo- sofía era cosa de hombres, y por ello no se consideraba “filó- SUPLEMENTO CULTURAL DEL CENTRO DECLARADO DE INTERÉS CULTURAL POR EL CONCEJO DELIBERANTE DE RíO CUARTO sofa”), han logrado concitar la colaboración en pie de igual- dad con filósofos coetáneos, como Josep Mª Esquirol o Ferran Sáez Mateu. Unas y otros están logrando poner una pica en Flandes en la divulgación, no de la filosofía al modo tradicional, sino en la concienciación de la necesidad de pen- sar, de no confundir el pensamiento con un arduo trabajo que debemos delegar en otros. Unas y otros, sin liderazgo reconocido ni deseado, comparten el lugar de la comunidad del pensamiento que atizan a fin de que el fuego alcance hasta al último de los ciudadanos. Coincidiendo con la feliz apuesta por la filosofía en el bachille- rato, Barcelona ha acogido durante una semana los numero- sos actos desarrollados por “La Biennal de Pensament Ciutat Oberta” (La Bienal de Pensamiento Ciudad Abierta). En la capital catalana se ha puesto de manifiesto el fin del precario equilibrio surgido tras la Segunda Guerra Mundial y cuán perentorio es volver a pensar en la realidad del continente tanto como en la del mundo. Y ello en el único espacio ade- cuado de empoderamiento para el ciudadano; es decir, allí donde le es posible alcanzar la propia soberanía y poder de decisión sobre cuanto afecta a su vida. humorsolini Por Heraldo Mussolini

×