2012 Signos Alarma Desarrollo Psicomotor

41,007 views

Published on

Signos de Alarma en el Desarrollo Psicomotor

Published in: Health & Medicine
1 Comment
63 Likes
Statistics
Notes
  • Buen trabajo, me sirvió mucho para entender otras cosas que estoy estudiando... Gracias.
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
No Downloads
Views
Total views
41,007
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1,276
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
1
Likes
63
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

2012 Signos Alarma Desarrollo Psicomotor

  1. 1. SIGNOS DE ALARMA EN ELDESARROLLO PSICOMOTORM. A. Bejarano LópezPediatra de ÁreaDirección Asistencial Oeste
  2. 2. DESARROLLO PSICOMOTOR Es el proceso de incremento constante de las habilidades funcionales (motoras, cognitivas y de comunicación) que permiten al niño una progresiva independencia y adaptación al medio.
  3. 3. Factores necesarios para uncorrecto DPM  Integridad y maduración correcta del SNC y de los órganos de los sentidos  Entorno psicoafectivo adecuado y estable  Mantenimiento  Facilitación  Inducción Depende básicamente de la maduración del SNC. Sin embargo, una falta de estimulación puede retardarlo.
  4. 4. Características del DPM Proceso continuo desde la concepción hasta la madurez. Presenta una progresión cefalocaudal y de axial a distal. Diferenciación progresiva: desde respuestas amplias y globales a actos precisos y concretos. Algunos reflejos primitivos deben desaparecer antes de que se desarrolle el movimiento voluntario La secuencia del desarrollo es la misma para todos los niños La edad de adquisición varía ampliamente
  5. 5. EDAD MEDIA Y VARIABILIDAD DE ALGUNASFUNCIONES Función Edad Variabilidad Sonrisa 4 a 6 semanas 1 a 8 semanas Agarra objeto 5 meses 4 a 6 meses Sentado con apoyo 7 meses 4 a 12 meses Anda sin ayuda 13 meses 8 a 18 meses Palabras con sentido 12 meses 8 a 24 meses Frases 21 a 24 meses 10 a 36 meses Bebe de una taza 15 meses 9 a 21 meses Se viste solo 3 a 4 años 33 a 72 meses Control de esfínteres: Diurno 2 años 16 a 48 meses Nocturno 3 años 18 a 72 meses
  6. 6. Lo normal a los 3 meses Sonrisa mimética y social e inicio de la empatía Perfeccionamiento visual Disolución de automatismos y sinergias Postura: de flexo-adducción a flexo- abducción Liberación de MMSS: actividad pre-prensora Estática cervical sólida Enderezamiento truncal rápido
  7. 7. Lo normal a los 6 meses Juego con su propio cuerpo Praxias manuales: manipulación bimanual Transferencia de objeto Prensión: Barrido cubital y posteriormente radial Aposición de dedos Instauración del prelenguaje entre madre e hijo Balbuceo prelingüístico imitativo Astasia/abasia fisiológica Inicio de la sedestación
  8. 8. Lo normal a los 9 meses Relación lúdica con juguetes Empatía electiva Visión macular fina y reflejo de amenaza Orientación acústica adecuada Lenguaje fonético: lalación y balbuceo Sedestación sólida Inicia bipedestación Gateo Prensión manual radial e inicio de pinzas
  9. 9. Lo normal a los 12 meses Actividad lúdica con carácter “investigador” Lenguaje: pimeros morfemas Interacción social rica Inicia sus rasgos de personalidad Equilibrio bipodal estable Manipulación: gesto complejo
  10. 10. Lo normal a los 18 meses Marcha liberada Juego organizado Lenguaje: Hasta 10 palabras Praxia ideomotora 50% inicio de lateralidad
  11. 11. Lo normal a los 24 meses Perfeccionamiento motor Realiza trazos, torres de 6 cubos, piezas en agujeros Amplia vocabulario y complejidad gramatical Control de esfínteres Se lava las manos, ayuda a vestirse y recoger Juegos en compañía
  12. 12. Variaciones de la normalidad sincarácter patológico Pinza manual entre el dedo pulgar y medio Desplazamiento sentado sobre las nalgas o “gateo” apoyando una rodilla y el pie de la otra extremidad Marcha de pie sin pasar por la fase de gateo (18% de los niños) Retraso simple de la marcha con signo de “sentarse en el aire” Marcha de puntillas, en las primeras semanas o meses después del inicio de deambulación Tartamudeo fisiológico: entre los 2-4 años. Dislalia fisiológica: hasta los 4-5 años.
  13. 13. SIGNOS DE ALARMA Retraso cronológico significativo en la aparición de las diferentes adquisiciones, global o en un área concreta. Persistencia de signos o patrones de conducta a una edad en la que deberían haber desaparecido. Presencia de signos anormales a cualquier edad: asimetrías, nistagmus etc. La objetivación de estos signos no presupone la existencia de un problema. Niño de riesgo: Aquel que debido a sus antecedentes presenta, desde el punto de vista estadístico, más probabilidades de manifestar un déficit sensorial, motriz y/o mental
  14. 14.  Factores de riesgo biológico:  Factores de riesgo psicosocial:  PRN <1500 gr. EC < 34  Familia en situación de semanas pobreza  RN pequeños para su EG  Progenitor adolescente  Asfixia perinatal  Progenitor con trastorno  Apgar < 3 a los 5´ mental o emocional  Retraso en el inicio o importante ausencia de respiración <  Progenitor con deficiencia 5´que requiera ventilación sensorial severa mecánica  Familia con historia de malos  Bilirrubina > 20 en RNT tratos a otros hijos  Evidencia de disfunción  Niños institucionalizados, neurológica o de anomalías adoptados etc en el SNC  Trastornos genéticos, metabólicos o dismórficos  Historia de infección prenatal o del RN
  15. 15. PRIMER MES No levanta la cabeza momentáneamente en prono No fija mirada Irritabilidad sin causa clara Trastornos de la succión
  16. 16. 3 MESES Ausencia de sostén cefálico Pulgar incluido (en mayores de 2 m) Ausencia de seguimiento ocular y coordinación oculomotora Ausencia de sonrisa afectiva Desinterés por iniciar interacciones Ausencia de respuesta a estímulos auditivos Irritabilidad
  17. 17. 6 MESES Persistencia de reflejos arcaicos Hipertonía de miembros con hipotonía de cuello y tronco No sedestación con apoyo Ausencia de prensión voluntaria y alcance de objetos Falta de interés por el entorno Escasa variación expresiva (respuestas monótonas) No balbuceo ni vocalización recíproca No orientación hacia el sonido
  18. 18. 9 MESES Ausencia de sedestación sin apoyo Ausencia de volteo Ausencia de pinza manipulativa No es capaz de retener dos objetos No reconoce a las personas de su entorno Ausencia de mono/bisílabos y experimentación con sonidos
  19. 19. 12 MESES Ausencia de bipedestación Falta de interés por desplazarse No explora juguetes No reclama la atención del adulto No imita gestos No repite sonidos. No pronuncia sílabas
  20. 20. 18 MESES Ausencia de marcha autónoma No sube escalones gateando No construye torres con cubos No emite ninguna palabra. No presenta jerga comunicativa No nombra ni señala objetos Conducta estereotipada. No expresa emociones Falta de juego imitativo Crisis de cólera y dificultad para calmarse
  21. 21. 2 AÑOS No corre No construye torres con 3 -6 cubos No realiza trazos con un lápiz No señala partes de su cuerpo No une dos palabras ni tiene lenguaje propositivo No pide de comer o de beber No realiza juego imitativo
  22. 22. INDICADORES ESPECÍFICOS TEMPRANOS DETRASTORNO AUTISTA A LOS 12 MESES  Ausencia de contacto ocular  No se orienta hacia su nombre  No señala ni muestra  Ausencia de protoimperativos  No comparte DE 24 A 36 MESES  Ausencia de juego simbólico  No imitación  Ausencia de comunicación no verbal  Lenguaje peculiar: ecolalia, sin finalidad
  23. 23. A CUALQUIER EDAD Anomalías en la exploración (neurológica o general) Alteración motilidad Asimetrías Conductas agresivas, autoagresivas o de aislamiento Ausencia de juego simbólico Indiferencia excesiva al entorno Timidez extrema. Miedos exagerados Lenguaje ecolálico o descontextualizado Estereotipias Conducta desorganizada o negativista Cualquier regresión
  24. 24. EVITAR ERRORES El aspecto físico no presupone retraso mental Sobrevalorar el desarrollo motor grueso No valorar el desarrollo cognitivo, social y del lenguaje hasta que el niño es mayor Niños con sordera pueden tener lenguaje expresivo y aparente orientación al sonido Atribuir retrasos de lenguaje a bilingüismo o a OMA recurrentes
  25. 25. PAPEL DEL PEDIATRA DE AP La evaluación del DPM es parte fundamental de los programas de seguimiento del niño sano El objetivo es la detección precoz de los Trastornos del Desarrollo. Incidencia de las principales causas de TD  Retraso mental: 3 %  Parálisis cerebral infantil: 0,3-0,5  TDHA: 5-7 %  Trastornos del espectro autista: 4/10.000  Hipoacusia: 0,1-0,2 %  Deficiencia visual grave: 1-5/10.000
  26. 26. IMPORTANCIA DE LADETECCIÓN PRECOZ No es posible la “curación” del niño con PCI, retraso mental o alguna encefalopatía estática. Establecer una intervención precoz que amplía las posibilidades de actuación y mejora el pronóstico Permite prevenir defectos secundarios Posibilidad de consejo genético
  27. 27. EVALUACION DEL DPM Necesaria en cada visita Atender las preocupaciones de los padres Aplicación sistemática de algún instrumento de cribado  Escalas basadas en adquisiciones de hitos etarios: Gesell, Brunet- Lezine, Bayley  Escalas basadas en la teoría de Piaget de desarrollo de la inteligencia del niño: Casati- Lezine, Uzigris y Hunt Evaluación de los sistemas sensoriales
  28. 28. PREOCUPACIONES DE LOSPADRES Se han confirmado en series amplias en el 90% de los casos FP Glascoe diseña un cuestionario de diez items (PEDS) que explora desarrollo motor, cognitivo, global, lenguaje y rendimiento escolar Sensibilidad y especificidad: 70- 80 % VPP 38 %. VPN 92% Podría ser un paso previo a test de cribado Nivel de recomendación II-2-I
  29. 29. ESCALAS DE EVALUACION DEL DPM Instrumentos de exámen que facilitan una aproximación al estado de desarrollo Aplicación sencilla, fáciles de puntuar e interpretar. Propósito: detección de un problema, no definen el grado de afectación ni diagnóstico Mala correlación con el CI en el futuro La impresión subjetiva del pediatra por si sola detectaría menos del 50 % de TD antes de la edad escolar Amplios márgenes de normalidad Prematuros aplicar EC incluso hasta los tres años
  30. 30. ESCALAS DE EVALUACION DEL DPM Test de Gesell (1921/ 1979):  Aplicable entre 4 semanas y 5 años  4 áreas: motricidad, adaptativo-manipulativa, lenguaje y reacción social. Brunet-Lezine (1951/1978) derivada de la de Gesell, mas sencilla y aplicable.  Aplicable entre 1 mes y 6 años  4 áreas: postural, oculomotriz, lenguaje y socialización  Cociente de desarrollo global Bayley:  Aplicable hasta 30 meses  Proporciona un índice de desarrollo mental y un índice de DPM  Difícil de aplicar
  31. 31. ESCALAS DE EVALUACION DEL DPM Escala de Uzgiris y Hunt (1975)  Aplicable entre 2 semanas y dos años  8 subescalas: permanencia de objeto, uso de los objetos como medio-fin, imitación vocal y gestual, aprendizaje y anticipación, desarrollo de causalidad, construcción de relaciones de objetos en el espacio, desarrollo de esquemas  Evalúa mecanismos intelectuales y desarrollo cognitivo  Resulta útil para niños de riesgo, motóricos, deficit sensoriales, autistas… Escalas Ritvo, M-CHAT, CSBS-DP: Autistas
  32. 32. DENVER DEVELOPMENTAL SCREENING TEST(DDST-II) 1967/1975 Aplicable entre 2 semanas y 6 años. 4 areas: motora, motora fina-adaptativa, lenguaje y social. Rápida y fácil de aplicar Es la más ampliamente estudiada y revisada Sensibilidad 43 %, especificidad 83 %, VPP 37%P Nivel de recomendación II-2-I Haizea-Llevant (1988): 1 mes a 5 años. (realizado en niños de nuestro entorno)
  33. 33. ACTITUD ANTE EL TD Hablaremos siempre de evolución lenta o inmadurez en vez de “retraso” Dar siempre opción a la evolución y el progreso En situaciones dudosas es preferible hacer un seguimiento. Al realizar la derivación: información tranquilizadora
  34. 34. CONCLUSION Dar relevancia a al evaluación del DPM Importancia de los registros longitudinales de conducta a edades tempranas  Identifica factores de riesgo  Diagnóstico precoz En última instancia es el profesional el que decide, las pruebas son un instrumento Las intervenciones han de estar dirigidas también a convertir a los padres y al entorno del niño en colaboradores terapéuticos

×