La AscéTica

87,311 views

Published on

Published in: Education, Travel
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
87,311
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
50,384
Actions
Shares
0
Downloads
136
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

La AscéTica

  1. 1. La literatura ascética y mística <ul><li>Características generales y principales representantes en el renacimiento español. </li></ul>
  2. 2. La ascética <ul><li>     La Literatura ascética se ocupa de los esfuerzos que el espíritu debe realizar para alcanzar la perfección moral.      Los escritores ascéticos aconsejan sobre los caminos que conducen a la salvación.      Destacados escritores ascéticos fueron Fray Luis de Granada y Fray Luis de León. </li></ul>
  3. 3. La mística <ul><li>    La Literatura mística trata (en prosa o verso) de los fenómenos inefables (imposibles de explicar con el lenguaje normal) que experimentan algunas personas al entrar su alma en contacto directo con Dios. Para llegar a este contacto el alma debe seguir varias fases o vías: </li></ul><ul><li>  - Vía purgativa : Purificación del alma mediante la penitencia. Se rechaza lo mundano. Lucha con el mundo y consigo mismo (Este punto también lo alcanzan los ascetas) - Vía iluminativa : el alma es iluminada por un saber especial, completamente distinto a lo mundano. El alma est á dispuesta a gozar de la presencia de Dios. - Vía unitiva : El alma se funde con Dios, produciéndose el éxtasis o trance amoroso. El gozo que se alcanza es inefable, indescriptible. </li></ul>
  4. 4. <ul><li>Los estadios segundo y tercero pertenecen s ólo a la Mística. Podemos hablar de una Mística española porque sus obras son incomparables: por la hermosura de su lenguaje y por la profundidad de su doctrina. Esta Mística está encarnada en San Juan de la Cruz y Santa Teresa de Jesús. </li></ul><ul><li>Los rasgos característicos de la Mística española son: </li></ul><ul><li>-Tradición bíblica (Antiguo y Nuevo Testamento). </li></ul><ul><li>-Individualismo, que aleja del panteísmo. </li></ul><ul><li>-Busqueda de Dios en el fondo del alma. </li></ul><ul><li>-Incomunicación de lenguaje. </li></ul>
  5. 5. <ul><li>    La literatura mística surge para poder expresar, con un lenguaje distinto (el de la poesía) algo que es inexpresable por otros medios.      </li></ul>
  6. 6. San Juan de la Cruz <ul><li>CANCIONES DEL ALMA... [ II ] ¡Oh llama de amor viva, que tiernamente hieres de mi alma en el más profundo centro! pues ya no eres esquiva, acaba ya si quieres; rompe la tela de este dulce encuentro. ¡Oh cauterio suave! ¡Oh regalada llaga! ¡Oh mano blanda! ¡Oh toque delicado, que a vida eterna sabe y toda deuda paga!, matando muerte en vida la has trocado. </li></ul><ul><li>¡Oh lámparas de fuego en cuyos resplandores las profundas cavernas del sentido que estaba oscuro y ciego con extraños primores calor y luz dan junto a su querido! ¡Cuán manso y amoroso recuerdas en mi seno donde secretamente solo moras y en tu aspirar sabroso de bien y gloria lleno cuán delicadamente me enamoras! </li></ul>
  7. 7. Santa teresa de Jesus <ul><li>VIVO SIN VIVIR EN MÍ Vivo sin vivir en mí, y tan alta vida espero, que muero porque no muero. Vivo ya fuera de mí, después que muero de amor; porque vivo en el Señor, que me quiso para sí: cuando el corazón le di puso en él este letrero, que muero porque no muero. Esta divina prisión, del amor en que yo vivo, ha hecho a Dios mi cautivo, y libre mi corazón; y causa en mí tal pasión ver a Dios mi prisionero, que muero porque no muero. </li></ul><ul><li>¡Ay, qué larga es esta vida! ¡Qué duros estos destierros, esta cárcel, estos hierros en que el alma está metida! Sólo esperar la salida me causa dolor tan fiero, que muero porque no muero. ¡Ay, qué vida tan amarga do no se goza el Señor! Porque si es dulce el amor, no lo es la esperanza larga: quíteme Dios esta carga, más pesada que el acero, que muero porque no muero. </li></ul>
  8. 8. <ul><li>vivo de que he de morir, porque muriendo el vivir me asegura mi esperanza; muerte do el vivir se alcanza, no te tardes, que te espero, que muero porque no muero. Mira que el amor es fuerte; vida, no me seas molesta, mira que sólo me resta, para ganarte perderte. Venga ya la dulce muerte, el morir venga ligero que muero porque no muero. </li></ul><ul><li>Aquella vida de arriba, que es la vida verdadera, hasta que esta vida muera, no se goza estando viva: muerte, no me seas esquiva; viva muriendo primero, que muero porque no muero. Vida, ¿qué puedo yo darle a mi Dios que vive en mí, si no es el perderte a ti, para merecer ganarle? Quiero muriendo alcanzarle, pues tanto a mi Amado quiero, que muero porque no muero. </li></ul>

×