2 ÚLTIMAS NOTICIAS ❙ MARTES, 20 DE JULIO DE 2010
másVida
dable vegetación con abundan-
cia de bucares. Hablamos de
los ini...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Prêmio Água - El Guaire, 72 km de agua sucia recorren Caracas - 20/07/2010

1,119 views

Published on

A Série de matérias sobre o saneamento do Rio Guaire, da jornalista Mabel Sarmiento, publicada no jornal venezuelano Últimas Notícias, conquistou o terceiro lugar do Prêmio Água.

Published in: News & Politics, Travel
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,119
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
2
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Prêmio Água - El Guaire, 72 km de agua sucia recorren Caracas - 20/07/2010

  1. 1. 2 ÚLTIMAS NOTICIAS ❙ MARTES, 20 DE JULIO DE 2010 másVida dable vegetación con abundan- cia de bucares. Hablamos de los inicios del siglo XX. El Guaire tiene una longitud de72kmyatraviesaCaracasen dirección este-oeste. Desembo- caenelríoTuyysustributarios son los ríos Macarao, San Pe- dro, Caroata, Arauco, Valle, y entre las quebra- dassecuentanCaricuao, Canoas, Maripérez, Cha- caíto, Baruta, Quintero y la de Pajaritos, según Ylsi Vásquez, directora del Sistema de Informa- ción Geográfico de la Al- caldía Metropolitana, quien además informó que en esas cuencas es donde más se pueden producir avalanchas to- rrenciales, pues tienen una combinación de grandes blo- ques sueltos o fracturados y pe- sados que están en las partes al- tas, y que pueden desplazarse por estrechos corredores a gran velocidad arrastrando árboles. ElGuaire, 72 km de agua sucia recorren Caracas MABEL SARMIENTO GARMENDIA msarmiento@cadena-capriles.com “Q uién no te conoció, c u a n d o eras an- churoso, quién nunca se bañó en tu cau- ce puro cristalino, quien nun- ca en tu caudal calmó la sed de los caminos, no sabe los mo- mentos pla- centeros que ha perdido”. Así comenzó Billo Frómeta, su canción Mi viejo Guaire. Son frases sencillas pero certeras cuan- dodescribeaunríoquesedibu- jó en Caracas como la arteria vital y del que hoy en día sólo queda en los recuerdos, por ejemplo, en los descendientes de las famosas lavanderas del A partir de 1930 comienza el desastre con el desarrollo industrial Guaire, esas que por allá en los iniciosdelsiglopasadosacaban el curtido de sus batas blancas en las piedras del caudal. Ciertamente, ese río era un referente protagónico de la geografía capitalina. Incluso, en los avisos de venta inmobi- liaria era un “gancho” colocar que el apartamento o la casa te- nía vista panorámica hacia el Guaire. No había quien no viajara en balsa por el surco. Incluso, por él se transportaba la madera con la cual se construyeron luego muchas fábricas de la época de los techos rojos. Para ilustrar un poco más lo útil que resultó, en el libro Via- je a las regiones equinocciales del Nuevo Continente, año 1941 (se cita en el texto Historia de un río, bajo la producción de Julio Bolívar, hoy en edición) hay una narración de Alejan- dro de Humboldt, en la cual cuenta que de Las Adjuntas al pueblo de Antímano se cruza- ba el río 17 veces. Un poco más de historia. En- rique van Lansberg, en su li- bro Venezuela pintoresca, año 1853, tomo I, escribió que El Guaire se forma por la unión de los ríos San Pedro y Maca- rao en el sitio denomi- nado Las Juntas (Las Adjuntas). A su paso fertiliza- ba las tierras de va- rias haciendas. Pasa- ba por el pueblo de Antímano y buscaba curso por las siem- bras de caña amarga. Así llegaba a encon- trarse con las aguas de las quebradas Anauco, Catuche y Caroata, que pasan por el cen- tro de la ciudad, para volver a prestar sus servicios hídricos a la multitud de haciendas de café que rodeaban los pueblos de Sabana Grande, Chacao y Petare, donde había una agra- En 1804, salió una gaceta donde se decía que los hombres y las mujeres podían bañarse, pero por separado. ■ Reglas Guillermo Durand, cronista de la ciudad, cuenta que el río servía para el esparcimiento y la recreación. Incluso así aparecía en la gaceta de 1804, donde se hacía una distinción de los sitios donde se podían bañar por separado hombres y mujeres. ■ Para el trabajo En la época de la República y también de la colonia, las aguas de ese caudal eran usadas para el riego de los sembradíos de caña amarga y otras verduras. También en varios tramos se bañaban las bestias. FUNCIONES DEL RÍO ultimasnoticias.com.ve/radioglobal/ultimasnoticiasradio.asp Eleazar Díaz Rangel explica a ÚN Radio el por qué de las fotos en blanco que aparecieron en la página 10 de la edición de ayer.

×