El agua de la vida

608 views

Published on

cuentos para reflexionar sobre como nos limita cuando nos imponemos cargas difíciles de soportar, hay veces que la solución es sencilla pero si centramos nuestra energía en las cargas nos sentimos agotados y perdemos el rumbo que nos guía hacia lo que realmente importa.

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
608
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
3
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

El agua de la vida

  1. 1. Adaptado por Ana Martínez Luján.El agua de la vida.Cuentos para reflexionar.
  2. 2. Había una vez tres personas quebuscaban el agua de la vida, esperandoque después de beberla, vivirían parasiempre. …………
  3. 3. Una de estas personas era un guerrero. Ensu opinión, el agua de la vida tendríamuchísima fuerza. Sería algo así como untorrente o como una catarata y por eso sehabía embutido en una armadura; se habíaprovisto de una espada y de un escudo; sehabía equipado con un puñal y con unamaza, además de una lanza, de un arco yunas flechas. Caminaba al límite de susfuerzas con toda la impedimenta peroestaba convencido de que así podría venceral agua y bebérsela.
  4. 4. En su opinión, el agua la vida era mágica, algoasí como un remolino o un geiser, de maneraque podría controlarla con un hechizo. Paraello, se había enfundado en una larga capaestrellada, se equipó con la varita más poderosade su colección; también cogió todas laspociones de su bien surtido armario y por lo quepudiera surgir, guardó en un saco todos losingredientes necesarios para cocinar cualquierpócima. Por último, para no dejar nada al azarse llevó sus 10 libros de hechizos.La segunda persona era una hechicera.
  5. 5. La tercera persona era un mercader. En suopinión el agua de la vida era tremendamentecostosa, algo así como una fuente de perlas o dediamantes. Por ello decidió llenarse todos losbolsillos de su atuendo con monedas de oro,cargar con pesadas alforjas llenas de dinero, uncinturón repleto de piedras preciosas, sedasbordadas en oro y alfombras tejidas por los máshábiles artesanos, todo ello con la esperanza decomprar el agua de la vida al precio que fuera.
  6. 6. Tras largas y agotadoras jornadas,después de idas y venidas, deatravesar junglas impenetrables yabrasadores desiertos, finalmentellegaron al lugar.
  7. 7. Cuando los viajeros llegaron a su destino, seencontraron con que todos estaban equivocados. Enrealidad, el agua de la vida tenía poco o nada que vercon lo que ellos habían imaginado. Por lo pronto no eraun torrente susceptible de ser intimidado por cualquiermuestra de fuerza, ni tampoco amenazaba a quien se leacercara. Tampoco era un remolino rugiente, misteriosoni mágico que pudiera ser encantado por un hechizo osortilegio. Y naturalmente no era una fuente de perlaso de diamantes, ni de piedras preciosas que pudieracomprarse con dinero o ser cambiada por costosísimasmercancías.
  8. 8. Era, simple yllanamente, un pequeñolago de agua dulce ybrillantes aguas oscuras.En realidad lo único que hacía falta parabeneficiarse de los poderes mágicos del agua era…arrodillarse y beber.
  9. 9. Ahora bien, esto resultabamucho más difícil quecualquier cosa quehubieran imaginado.
  10. 10. El guerrero, con su armadura, suespada, su escudo, su puñal, sumaza, su lanza, su arco, susflechas, era incapaz de ponerse derodillas y si lo conseguíaarrojándose de bruces, corría elriesgo de caer al agua y morirahogado. La coraza y las armas loprotegían pero también leimpedían alcanzar lo que deseaba.
  11. 11. Por otro lado, la capa de la hechicera, almojarse, perdía sus propiedades mágicas.Además, prácticamente, le impedíamoverse y con su varita, sus pociones, susingredientes y sus libros de hechizos, lomismo que le ocurría al guerrero, si searrodillaba para beber, le resultaríaimposible levantarse y correría su mismasuerte.
  12. 12. Para el mercader, la tarea no era mássencilla. Con los bolsillos llenos demonedas de oro, con las pesadas alforjasal hombro, con su cinturón repleto depiedras preciosas, con sus sedas bordadasen oro, y con sus carísimas alfombras, eraseguro que al inclinarse para beber, el pesole vencería y también moriría ahogado.
  13. 13. Así que allí permanecieron durante largotiempo, caminando alrededor del lago,buscando la forma en que pudieran beberdel agua de la vida sin perderla en elintento. Finalmente, cuando el desánimo yla desesperación habían hecho presa deellos, se dejaron caer derrumbados a laorilla del lago.
  14. 14. Postrados de esa guisa, observaron comoun pajarillo iba y venía, en un recorridoincansable, construyendo su nido. En cadaviaje transportaba una ramita, pasabaraudo a su lado, la depositaba en el árbol,y volvía al arbusto a por más. En uno desus viajes, el pajarillo sintió sed. Depositóla ramita a la orilla del lago y se zambulló.Emergió recogió su ramita y siguióconstruyendo su nido.
  15. 15. Los tres viajeros que habían observadoal pajarillo comenzaron a reír de formadescontrolada, casi histérica y entrecarcajadas soltaron toda su cargasedesnudaron y se zambulleron en el aguade la vida.
  16. 16. Moraleja: todo nuestro afán está enfocado enconseguir amasar el máximo de armas,herramientas o riquezas para poder vivir. Conesta historia se muestra que para sumergirse enla vida no es necesario cargar con todo hasta ellímite de nuestras fuerzas. Sólo es necesarioentrar en ella y disfrutarla. También podemosdescubrir que la sabiduría, el auténticoconocimiento para la vida, puede provenir decualquier lugar, incluso de aquello que nosparece insignificante, siempre que sepamosobservar y estemos abiertos a aprender.

×