NATÁN Y SAÚL

Es necesario que a nuestra vida lleguen dos tipos de personas:
Un Natán que nos diga la verdad y un Saúl que...
obra restauradora de Dios incluye aquello que el pecado destruyó y aniquiló en nuestra
vida.

Consejo: Valore a Natán cuan...
mansedumbre a la que todo siervo en última instancia se ve obligado a recurrir para
vencer el mal.

De hecho está profetiz...
ciertos prácticas que culturalmente han sido aceptadas por el tiempo pero que Dios
desaprueba. Usted se acerca al palacio ...
El enemigo quiere silenciar y apagar la vida de aquellos que viven una vida santa y
piadosa. Estos santos constituyen una ...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

natan y saul por Francisco Ramirez

1,003 views

Published on

NATÁN Y SAÚL
Es necesario que a nuestra vida lleguen dos tipos de personas:
Un Natán que nos diga la verdad y un Saúl que nos persiga.

Published in: Spiritual, Health & Medicine
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,003
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
4
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

natan y saul por Francisco Ramirez

  1. 1. NATÁN Y SAÚL Es necesario que a nuestra vida lleguen dos tipos de personas: Un Natán que nos diga la verdad y un Saúl que nos persiga. A nuestras vidas, en algún momento, van a llegar estos dos tipos de personas. Son personas enviadas por el reino espiritual con un propósito específico a cumplir en nosotros. El propósito de cada uno es diferente, al igual que su mensaje y modus operandi. Es tan delicado este evento que la reacción que tomemos frente a ellos determinará el rumbo y el destino de nuestra vida. Tanto “Natán” como “Saúl” desencadenarán reacciones en nosotros al tocar fibras internas nuestras. No solo se requiere sabiduría para discernir sus intenciones pero para saberlos distinguir. En ocasiones se podrá confundir a Natán con Saúl y viceversa. Este “pequeño” error nos puede llevar inclusive hasta la muerte. Natán: Es aquella persona enviada por el Reino de los Cielos que nos confronta y nos dice la verdad sin tapujos – la verdad según la Biblia. Es necesario que esta persona llegue a nuestra vida y de hecho llega en algún momento aunque no siempre le damos la mejor bienvenida. “Natán” nos ofende, nos lastima, nos incomoda y nos estorba. Es esa persona que se sienta con nosotros y nos dice: “No deberías vivir con tu pareja si no estás casado, las relaciones sexuales por fuera del matrimonio son pecado y se llama “fornicación”. La unión libre no es un estilo de vida agradable al Señor puesto que Su Palabra es muy clara en cuanto al sexo siendo únicamente lícito dentro de un marco matrimonial establecido.” “Ese hábito que practicas te está destruyendo, (fumar, beber, etc), si quieres puedes pedir una cita con algún líder de la iglesia para recibir consejería y orar al respecto. Te estaré apoyando.” “Ten cuidado con los sitios que frecuentas, con las películas que ves, con la música que escuchas” “No te unas en yugo desigual, la contaminación espiritual te va a desviar del propósito de Dios en tu vida.” Este tipo de comentarios resultan ofensivos pero son necesarios que los escuchemos. Advertencia: Cuidado con la reacción que tome frente a Natán porque Dios mismo lo ha enviado hacia usted con el propósito de SALVARLE SU VIDA!!!! Y más importante para SALVAR SU ALMA Y ARREBATÁRSELA A SATANÁS!!! A la carne no le agrada recibir este tipo de correcciones y con frecuencia brinca y se manifiesta con agresividad cuando se es confrontada por Natán. ¿Cuántos de nosotros deseamos que algún Natán nos hubiese advertido del peligro antes de haber caído en el engaño y desgracia que el pecado nos causó en el caminar de la vida? Algunos efectos del pecado parecen ser irreversibles, pero por la gracia de Dios, debemos creer que la
  2. 2. obra restauradora de Dios incluye aquello que el pecado destruyó y aniquiló en nuestra vida. Consejo: Valore a Natán cuando llegue a su vida. No se ofenda ni lo resista, humíllese, reconozca su pecado y arrepiéntase. El mensaje de Natán es claro: “Así que arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio.” Hechos 3:19 “Mejor es reprensión manifiesta que amor oculto. Fieles son las heridas del que ama; pero importunos los besos del que aborrece.” Proverbios 27:5-6 “Mejor es oír la reprensión del sabio que la canción de los necios.” Eclesiastés 7:5 “Que el justo me castigue será un favor, y que me reprenda será un excelente bálsamo que no me herirá la cabeza; pero mi oración será continuamente contra las maldades de aquéllos.” Salmos 141:5 Otras versiones dicen: Las heridas de un amigo son mejores que los besos de un enemigo; es mejor ser criticado por una persona sabia que elogiado por un necio. Generalmente Natán es rechazado y no goza de popularidad, así que ore para que lleguen muchos “Natanes” a su vida. Usted los necesitará! En el Antiguo Testamento, algunos de los profetas que fueron enviados por Dios para revelar el pecado de Israel e instarlos al arrepentimiento, fueron asesinados por los mismos israelitas. Aun así, usted necesita a Natán para recibir consejo sabio y santo. Dirección que le señale el camino de perfecta santidad y de temor de Jehová. Si la instrucción que le brinda el supuesto Natán no le encamina a usted en un camino santo, radical y estrictamente alineado con los preceptos del Señor…¡Cuidado! Ese NO es Natán! Natán no le hablará la verdad a medias ni le acomodará el evangelio según sus expectativas. No tratará con ligereza el pecado ni lo profano. Quizás haya lugar en su vida para lo profano (quizás no sea del todo pecado pero tampoco sea del todo santo); esto también será confrontado por Natán, porque aunque a los ojos del mundo no sea pecaminoso el hábito que usted practique (música mundana, baile, visitas a discotecas y bares, vestimenta inapropiada, etc), esto constituye una puerta abierta para que la contaminación espiritual arruine el templo del Espíritu Santo que es usted. “Absteneos de toda especie de mal” 1 Tesalonicenses 5:22 Todo lo que tenga apariencia de mal (así usted no esté seguro que es malo pero tan solo aparente serlo), de eso absténgase. No vale la pena correr el riesgo. ¿Desea usted ser usado como Natán? La aflicción y mortificación de la carne traen consigo el fruto del Espíritu; cuán alto precio debe pagar el siervo que desee operar & ministrar bajo la unción del Santo Dios! Saúl: El siervo del Señor que desee un lugar sublime dentro del grupo de sus escogidos para su obra necesita un “Saúl que lo persiga” y lo moldee en su formación de carácter. La madurez espiritual se obtiene mediante la humillación que Saúl proporciona y la
  3. 3. mansedumbre a la que todo siervo en última instancia se ve obligado a recurrir para vencer el mal. De hecho está profetizado que un Saúl vendrá a su vida: “Y también todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución.” 2 Timoteo 3:12 “Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros mintiendo. Gozaos y alegraos porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros. Mateo 5: 10-12 “Acordaos de la palabra que yo os he dicho: El siervo no es mayor que su señor. Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán; si han guardado mi palabra, también guardarán la vuestra.” Juan 15: 20 “Hermanos míos, no os extrañéis si el mundo os aborrece.” 1 Juan 3:13 Definición: Persecución; tratamiento opresivo, acosador con cierto grado de aflicción y tormento. Ejemplos: Burlas, desprecio familiar. Ser atacado por expresar ideas acerca del pecado, perder un negocio por no aceptar algún soborno, no se promovido en el lugar de trabajo por tener una posición cristiana firme. Cuando el rey Saúl hizo llamar a David a su palacio para que tocara música, en un momento Saúl le lanzó una lanza a David. 1 Samuel 19:10. Teniendo a David cerca físicamente, Saúl tenía más oportunidades de enclavar a David con su lanza en la pared. ¿Cuál es la estrategia del enemigo en este caso? Es decirle, ven a mi palacio, ven a mi territorio. Porque dentro de los dominios del rey, éste tiene menos riesgo de fallar en su propósito malévolo. Inicialmente Saúl no le hablará fuerte ni contenderá con usted en temas de santidad, entre más cerca esté usted de él, menos puntería va a requerir en el momento de atacarlo con su lanza. Hoy en día somos seducidos para entrar dentro del palacio del rey Saúl. Su estrategia también incluye despertar en nosotros el deseo de entrar en sus dominios así creamos que pueda resultar inofensiva nuestra actitud de “jugar con fuego” o simplemente “rodearlo sin acercarme demasiado.” El palacio del rey Saúl es un lugar espiritual donde somos constantemente “invitados” a entrar. ¿De qué lugar estamos hablando? “¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera pues que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.” Santiago 4:4 “No améis el mundo ni las cosas que están en el mundo.” 1 Juan 2:15 Usted se expone a ser alcanzado por las lanzas de Saúl cuando compromete sus valores cristianos y pasa por alto las normas de santidad asemejándose al mundo. Cuando su cercanía e intimidad con el reino de las tinieblas es tal que usted termina aprobando
  4. 4. ciertos prácticas que culturalmente han sido aceptadas por el tiempo pero que Dios desaprueba. Usted se acerca al palacio del rey Saúl cuando da lugar a lo profano en su vida (música, ciertas películas, etc.) y da el primer paso hacia adentro del palacio cuando las múltiples actividades diarias y sus innumerables justificaciones lo distraen para no congregarse fielmente. El no congregarse en ANTIBÍBLICO, no importa el conflicto que usted haya tenido que enfrentar, o cuán decepcionado lo hayan dejado los siervos de Dios, la reunión como cuerpo de Cristo es un mandato expresado en la Biblia. Usted necesita la interacción con la iglesia, usted necesita congregarse! ¿Qué causa la persecución en su vida? “Y el que fue sembrado en pedregales, éste es el que oye la palabra y al momento la recibe con gozo; pero no tiene raíz en sí, sino que es de corta duración, pues al venir la aflicción o la persecución por causa de la palabra, luego tropieza.” Mateo 13:21 La palabra o la presencia del Espíritu Santo en su vida es el blanco de toda persecución. Cuando Jesús vino al mundo, causó tal conmoción en el mundo espiritual de maldad, que Herodes mandó a matar a todos los niños menores de dos años para garantizar que Jesús muriera. “Mas todas las cosas, cuando son puestas en evidencia por la luz, son hechas manifiestas; porque la luz es lo que manifiesta todo.” Efesios 5:13 La Biblia dice que usted es la luz del mundo y lo que hace la luz es poner en evidencia todas las cosas, incluyendo las infructuosas obras de las tinieblas. Cuando usted acerca una luz a un lugar que está oscuro, podrá observar lo que se lleva a cabo en ese recinto oscuro, la luz deja en evidencia aquello que se hace en la oscuridad! Usted es la luz que pone en evidencia el pecado de los demás y por ende deja al descubierto la gestión del reino de maldad. Cuando usted rehúsa a participar de un pecado, usted deja en evidencia el pecado de la otra persona que lo está incitando a obrar mal. Por tanto las huestes de maldad conspiran para apagar esa luz que es usted! ¿Cómo se moviliza el reino de las tinieblas cuando el pecado es puesto en evidencia? Cuando David mandó a Urías a que durmiera con su esposa y éste rehusó, David empezó a ver que su pecado de adulterio con Betsabé iba a ser puesto en evidencia y por tanto mandó a matar a Urías. Cuando Juan el Bautista confrontó a Herodes y le dijo, “no te es lícito tener a la mujer de Felipe tu hermano.”, Herodes lo mandó a encarcelar y mas adelante lo mandó a matar. El rey Nabucodonosor mandó a matar los tres varones judíos que rehusaron adorar la imagen. Daniel fue enviado al pozo de los leones, Caín mató a su hermano Abel cuando Dios miró con agrado la ofrenda de Abel. “Por qué causa mató Caín a Abel? Porque sus obras eran malas y las de su hermano justas.” 1 Juan 3:12
  5. 5. El enemigo quiere silenciar y apagar la vida de aquellos que viven una vida santa y piadosa. Estos santos constituyen una amenaza al reino de las tinieblas y son seducidos por el enemigo para ser desviados por caminos de muerte. Dios salvó la vida de algunos que por su posición firme rehusaron pecar aun cuando esto significó irse en contra de las leyes decretadas por los gobernantes (Daniel; Sadrac, Mesac y Abed Nego) pero otros pagaron con su vida la lealtad que demostraron hacia la verdad. La Biblia nos muestra ejemplos de hombres que fueron martirizados y la historia también nos registra una gran cantidad de mártires – la Inquisición. El libro de Apocalipsis profetiza que muchos morirán en los últimos tiempos por causa de su fe cristiana. La persecución causa que usted se levante firme en la fe, que desarrolle ese tesón característico de los soldados de Jesucristo, porque lo va a necesitar para ser un verdadero vencedor. Si usted cede ante la persecución y la presión del mundo para amoldarse a su “cultura”, no solo habrá perdido el propósito de su vida pero también su glorioso destino al que fue llamado con llamamiento santo, le habrá sido robado. Esto significa que usted se convierte en idiota útil de Satanás y aunque se encuentre asistiendo a la iglesia todavía, se encontrará criticando a sus demás hermanos que hayan determinado vivir una vida santa y sin mancha delante de Él. En otras palabras, se habrá convertido usted, en el sucesor de Saúl persiguiendo a su familia en Cristo. La decisión es suya, ¿vivirá usted como Natán o será el sucesor de Saúl? De igual manera ambos reinos demandarán su vida y la pedirán a su debido tiempo. Usted encontrará al final de sus días que habrá vivido para una de estas dos causas. Escoja vivir para la verdad, el galardón es grande. “Como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir; porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo.” 1 Pedro 1:15-16

×