Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Racismo, una lacra que se puede combatir

880 views

Published on

Published in: Education
  • buenísimo trabajo, lo cité varias veces en mi proyecto de segundo cuatrimestre de psicología, muchas gracias.
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here

Racismo, una lacra que se puede combatir

  1. 1. El Racismo:Una lacra que se puede combatir Alumno: Alberto Carrera: Educación Social Asignatura: Pedagogía de la diversidad. Curso: 2022-2023
  2. 2. 0. Índice0. Introducción 31. ¿Qué es el racismo? 52. El racista… ¿nace o se hace? 83. ¿Por qué lo llaman racismo cuando quieren decir…? 104. Racismo y educación 115. Conclusiones 146. Bibliografía 15 2
  3. 3. 0. Introducción El racismo es un fenómeno complejo y diverso que sigue dándose con fuerza enpleno siglo XXI, un fenómeno de causas profundas, complejas y muchas vecesencubiertas. Detrás de algunos de los episodios más bochornosos del siglo XX seencuentra el racismo como telón de fondo. Las diversas limpiezas étnicas que hantenido lugar en nuestra historia reciente como la locura Nazi, el vergonzoso episodio deBosnia Herzegovina de la década de los 90 o los terribles episodios de los Hutus yTutsis en Ruanda son buena muestra de hasta donde alcanza el absurdo humano y delpotencial peligro del fenómeno del racismo llevado a sus últimas consecuencias. Pero… ¿cómo puede llegar el ser humano a cometer semejantes barbariesesgrimiendo el argumento de la supremacía de una raza sobre otra? Una de las primerascuestiones que surgen y a la que intentaremos dar respuesta es si el racismo es unaconducta innata del ser humano o es una conducta adquirida, aunque ya podemosadelantar una respuesta tajante y que es no hay una base genética que nos haga serracistas o no. Sin embargo el análisis no es tan lineal como en un principio pudieraparecer, son muchos los factores que intervienen en la transmisión de conductasracistas. Además es un fenómeno que muchas veces encubre otro tipo dediscriminaciones por encima de la raza, como son el dinero, el poder, etc. ¿Podríaalguien discutir que lo que más preocupaba a Hitler de los Judíos no era su sangre sinosu dinero y poder? ¿Podemos discutir que tipo de inmigración es la que preocupa anuestros políticos? ¿Son del mismo color los futbolistas extranjeros que vienen anuestro país por la puerta grande o los que llegan a bordo de una patera? Ahora bien, el racismo –como muchos otros fenómenos de nuestra era- haevolucionado rápidamente hacia maneras más refinadas y sibilinas. Podemos apreciarclaramente como hoy en día se encuentran situaciones de racismo que en un primermomento pueden pasar inadvertidas a nuestra inocente mirada. Una primera laborinexcusable será sacar a la luz estas situaciones de racismo encubierto. Y como colofón final del trabajo acometeremos la inexcusable pregunta de si elracismo se puede prevenir y evitar desde el punto de vista educativo. Una adecuada 3
  4. 4. educación en valores, una coordinada intervención de los distintos agentes educativos ypolíticas antirracistas de las distintas administraciones ayudarán a paliar esta inaceptablelacra de nuestra sociedad. 4
  5. 5. 1. ¿Qué es el racismo? Racismo es toda teoría que impone una superioridad o inferioridad intrínseca degrupos raciales o étnicos que dé a algunos el derecho a dominar o eliminar a los demás,presuntos inferiores, o que haga juicios de valor basados en una diferencia racial. Así escomo lo define la Declaración sobre la Raza y los Prejuicios Raciales de 1978 aprobadapor la UNESCO. Jiménez y Aguado (2002) se refieren al racismo como una forma de prejuicioque se fundamenta en la raza y que supone una actitud hostil para con grupos que sonde raza, etnia, cultura, lengua o costumbres diferentes. Esta discriminación activa haciaesos grupos humanos puede darse a nivel individual, cultural o institucional. Ladiscriminación y dominación de una raza sobre otras es un fenómeno tan antiguo comola propia humanidad, pero el auge y homogeneización del racismo podemos situarlo,sobre todo, en el colonialismo. Como puede apreciarse, la Declaración le da al concepto un contenido muyamplio, cercano al concepto vulgar de exclusión o rechazo de "otros". Si lo tomamoscomo un fenómeno resultante de vincular rasgos biológicos, genéticos o físicos alcarácter moral o intelectual de un grupo, podemos decir entonces que el racismo es unhecho relativamente nuevo, y podría situarse en los procesos de industrialización,urbanización acelerada, inmigración y mezcla de poblaciones; y sobre todo, en elcolonialismo. Si bien la mayoría de los historiadores sostiene que comienza en la época de losdescubrimientos europeos, es innegable el enorme avance del fenómeno en la segundamitad del siglo XIX, cuando en pleno apogeo de las ciencias tales como la AntropologíaFísica se hizo moda la cuantificación y medición de cráneos y huesos, junto con lacualificación del color de piel, de los ojos y de los cabellos. Con todos esos datos serealizaron calificaciones raciales que llegaron a determinar el desarrollo social, culturaly hasta moral de un pueblo. 5
  6. 6. Hubo trabajos en donde se trató, por ejemplo, de establecer científicamente lainferioridad del hombre negro basándose en medidas craneales, peso específico de lamasa cerebral o rasgos psicológicos o físicos derivados de éstos. Estas ideas seextendieron no sólo a los sectores dominantes europeos sino también en los paísescolonialistas, donde se hizo rápidamente popular; y se justificaba el racismo como unamisión que la raza blanca debía cumplir. La declaración de la UNESCO después de definir el racismo añade que el mismoengloba las ideologías fundadas en los prejuicios raciales, los comportamientosdiscriminatorios, las disposiciones estructurales y las prácticas institucionalizadas queprovocan la desigualdad racial así como la idea falaz de que las relacionesdiscriminatorias entre grupos son moral y científicamente justificables. De este agregado se desprende que hay varias formas en las que el racismo seexpresa, a saber: Prejuicio: es una de las formas elementales del racismo que tiene como base el esteriotipo previo sobre una raza o grupo étnico. Puede observarse en conversaciones de la vida cotidiana, normalmente el prejuicio es un conocimiento mas falso que verdadero, siempre negativo, transmitido socialmente y bastante estático. Discriminación: consiste en la minusvaloración del otro en términos de derechos o beneficios. Este trato diferenciado puede dar lugar incluso a la humillación. Ejemplos de discriminación son las restricciones de acceso a lugares públicos, escuelas o empleos, entre otros. Implica un paso más que el prejuicio ya que supone una acción explícita y no sólo una opinión. Dentro de la discriminación podemos encontrar diferentes grados: o Segregación: implica separación espacial. Se expresa manteniendo al grupo racializado a distancia. Las expresiones más notables de segregación racial son el gueto y el apartheid. o Violencia: constituye la forma extrema en que se manifiesta el racismo. Esta violencia puede ser la que proviene del individuo (actos de violencia más o 6
  7. 7. menos aislados sin contenido político) o aquella que se ejerce desde el mismo Estado. Ejemplos de estos grados de racismo desafortunadamente hay muchos. Unejemplo de violencia racista monopolizada por el Estado lo constituyó el apartheid enSudáfrica. Sin olvidarnos del racismo nazi, la experiencia más extrema del siglo XX, elestado institucionalizó esta violencia racista transformándola en un programa político deexterminio y destrucción. En la actualidad, jóvenes extremistas alemanes aún lanzanataques esporádicos contra inmigrantes extranjeros y cementerios judíos. 7
  8. 8. 2. ¿El racista… nace o se hace? Una de las cuestiones que planteábamos en la introducción era intentar analizarsi el racismo puede tener una base innata -una conducta instintiva del ser humano- o estotalmente adquirido. Desde luego podemos afirmar que no hay una base genética para ser racistas,pero si que hay ciertos factores del ser humano que ayudan a este fenómeno. Larespuesta podría estar muy relacionada con nuestra forma de asimilar el mundo desdenuestra más tierna infancia. Desde los filósofos griegos clásicos, pasando por nombrestan relevantes como Locke y Berkeley, otros estudiosos como Piaget o Vigotsky ynumerosos pedagogos de nuestro tiempo han tratado de categorizar y explicar nuestromodo de asimilar el conocimiento de las cosas y de las diferentes realidades. El ser humano conoce por abstracción, extrayendo el concepto de una cosa,después de haber visto las características comunes a esa cosa y pudiéndolo diferenciar ycontraponer de otras cosas. Nuestra forma de conocer mediante la abstracción nos hacedividir las partes del todo, nos basamos en establecer diferencias, identificando,catalogando y clasificando las cosas. Por ejemplo el concepto “perro” se adquieredespués de haber visto muchos perros y haber extraído las características comunes atodos ellos. Y además una vez adquirido el concepto se puede contraponer al concepto“gato”. Esta explicación de la forma de conocer del ser humano hay que relacionarla conla necesidad innata de codeterminación del ser humano en función de su alrededor y dela afinidad que busca en distintos grupos sociales. Para crearnos una personalidad lohacemos en función de los distingos ejemplos que hemos ido observando desdepequeños. Los grupos sociales se crean de forma muy parecida y necesitan oponerse aotros grupos para reafirmarse y reconocerse. El problema viene porque cuandoidentificamos algo inevitablemente le damos un valor y ese valor añadido produce unprejuicio sobre otras personas o grupos humanos. Teniendo además en cuenta que loexterno a nosotros lo valoraremos siempre peor que lo propio siguiendo el naturalprincipio del etnocentrismo y egocentrismo. Cf. Jiménez y Aguado (2002). 8
  9. 9. Estas razones pueden explicar que tengamos cierta tendencia innata a clasificar,valorar y ordenar todo tipo de cosas y que socialmente funcionemos de la mismamanera con personas. En este aspecto resulta de vital importancia lo que la sociedad ynuestro ámbito familiar y cercano nos transmitan. Todos los prejuicios que imperan enla sociedad serán transmitidos al niño casi de forma inconsciente, pero forjándole unaidea preconcebida de las cosas de la que difícilmente nos libraremos. El comportamiento de los individuos se estudia desde las teorías sociométricas,analizando los entornos naturales y viendo como las personas creamos grupos,subgrupos y diferentes interacciones con otras personas. El niño desde muy tempranaedad interioriza y asimila determinadas actitudes por imitación del adulto, sin sermuchas veces consciente éste de la mala influencia que está siendo para el menor.Aunque el sujeto no es un mero agente receptor de estas influencias, sino creador yadaptador de lo que recibe. (Grupo INTER 2005). Con lo que podríamos concluir que el racista no nace, se hace. Más bien, en granmedida, lo hacemos entre todos al transmitir valores negativos en los grupos étnicos quepercibimos diferentes. Y, por tanto, todos tenemos que asumir nuestra responsabilidaden erradicar la lacra que nos acontece en pleno siglo XXI. 9
  10. 10. 3. ¿Por qué lo llaman racismo…? Seríamos ingenuos si pensáramos que la única base para el racismo actual es unadiferenciación entre razas, muchas formas de racismo pueden generarse por problemassociales, económicos, creencias religiosas, sentimientos de temor ante amenazas a laidentidad comunitaria, etc. Hoy en día el racismo se presenta como una amenaza bastante real, y esto sedebe al curso cada vez más acelerado de la crisis económica y social, al desempleo y alparo estructural, a la desorientación de los valores, que han afectado el modelo mismode integración entre sociedad y Estado. Estamos, esta vez, ante un racismo de crisis,síntoma de una profunda mutación social. Con el crecimiento desmesurado del fenómeno de la inmigración podemos vercomo el racismo está íntimamente relacionado con cuestiones económicas, y cómo,muchas veces nuestros estereotipos y prejuicios van más enfocados a la pobreza que a laraza. Ejemplos de esta cuestión podríamos poner muchos, pero como muestra valgamencionar lo bien aceptados que son en la comunidad los extranjeros que vienen anuestro a país como grandes jugadores de fútbol o estrellas de la canción. Personas conlas mismas características raciales que otros muchos que sufren la incomprensión y lamarginación. En este contexto se hace imperativo, por un lado, fomentar la tolerancia y elrespeto hacia lo diferente y por otro lado desenmascarar otras actitudes que subyacen alracismo y de las que todos somos cómplices. Para hacerlo contamos con elementos muyútiles: diversos agentes como la familia, los medios de comunicación, las institucionesreligiosas, clubes y escuelas, que son los que colaboran en la interiorización deactitudes, valores, juicios y estereotipos acerca de la convivencia y de la relación conotros pueblos, culturas, religiones y razas. Como sociedad del siglo XXI tenemos eldeber inexcusable de aunar esfuerzos para construir una generación futura tolerante, enla que se de la convivencia pacífica entre los pueblos y todo ser humano goce de ladignidad que le corresponde. 10
  11. 11. 4. Racismo y educación Desde las ciencias sociológicas y antropológicas el racismo se plantea como unaconstrucción social que nace de un discurso ideológico que crea un sistema de creenciasy una estructura social que naturaliza la desigualdad, la exclusión y la discriminación.Grupo INTER (2005). Desafortunadamente en casi todo el mundo podemos encontrar indicios deracismo (en muchas partes de América con las personas de color negro y también enEuropa con el fenómeno migratorio y con diversas etnias como los gitanos, etc.). Laconstrucción de cualquier sociedad evolucionada no es posible sin mantener losmínimos éticos que garanticen la igualdad de trato y el respeto de los derechosfundamentales de las personas. En todos estos fenómenos la propia sociedad comocomunidad educativa tiene mucho que decir. Los fenómenos de violencia racial suponen un atentado al proceso deconstrucción de un espacio de libertad y seguridad basado en el respeto de los derechoshumanos y comprometen el ideal de cualquier sociedad. La Unión Europea en sucompromiso por construir una sociedad mejor dedica parte de sus esfuerzos a combatirel racismo y la xenofobia, y esta facultada para adoptar las medidas necesarias paracombatir cualquier discriminación basada en el sexo, la raza, el origen étnico, lareligión, las creencias y la discapacidad. En el Consejo Europeo, la Comisión, el Consejo de la Unión y el ParlamentoEuropeo impulsaron la lucha contra el racismo durante los años 1988 y 1999. LaComisión presentó el Plan de Acción Contra el Racismo y el año 1999 fue el año contrael racismo. El objetivo era resaltar que el racismo es una amenaza que hace peligrar elrespeto a los derechos fundamentales y a la cohesión económica y social de laComunidad. Asimismo trató de potenciar una reflexión global a todos los niveles de lasociedad. En la actualidad también la comunidad educativa tiene distintos contenidostransversales como la “Educación para la paz”, desde los que combate actitudes tan 11
  12. 12. reprobables como el racismo. O la reciente asignatura de la “Educación para laciudadanía” que trata de establecer valores mínimos a nuestras generaciones futuras.No obstante sigue faltando coordinación de recursos y esfuerzos entre las diferentesadministraciones e instituciones tanto del ámbito público como del privado paraconseguir una labor más eficaz en la lucha contra un problema que es de toda lasociedad. Desafortunadamente nos es tan fácil enfrentarse al racismo como pudieraparecer. Nos enfrentamos a un racismo nuevo, mucho más encubierto y sibilino. Desdeposturas oficiales se rechazan los prejuicios basados en posturas biológicas o endiferencias culturales, ya que así lo recogen las diferentes Cartas Magnas de muchospaíses democráticos que se sustentan en principios de equidad social y de igualdad. Elracismo explícito no esta “bien visto”, no es políticamente correcto. Pero esto no impidesu manifestación sutil e incluso casi invisible para muchos sectores de nuestra sociedad. El racismo se produce y manifiesta en muchos estratos de la sociedad, enmuchos ámbitos del entorno, en la música, en los medios de comunicación, en laliteratura, en el cine y en tantos y tantos contextos de la vida que resulta realmentesorprendente. Muchas veces está tan presente que lo podemos ver como algo natural yaceptable, algo que ha existido desde tiempos inmemoriales. Por eso resulta de vitalimportancia que la comunidad educativa acometa este reto en los años venideros. Hanna Arendt en Inter (2005), plantea la lucha contra la lacra del racismo enbase a tres procesos básicos: Toma de Conciencia, Reflexión y Acción.o La Toma de Conciencia es el paso previo para poder cambiar las cosas ya que nos sirve para llegar a conocernos mejor a nosotros mismos, y así podemos conocer los procesos de formación del pensamiento y de la acción. Al mismo tiempo debemos tomar conciencia de lo ajeno y de las actitudes de los demás para luego, como educadores, promover los cambios necesarios en los pensamientos y actitudes.o La Reflexión, es el segundo paso que sirve para poder tomar posturas y establecer criterios partiendo de la información con la que contamos. Este 12
  13. 13. comportamiento reflexivo no nos asegura un comportamiento adecuado pero si nos mantendrá alerta y nos hará más conscientes de todo lo que nos rodea. Mediante la reflexión podemos estar alerta y mantenernos un poco más a salvo de estas influencias, pudiendo establecer criterios por nosotros mismos, con relativa independencia, sin aceptar de forma aleatoria lo que se nos ofrezca como bueno o malo (Grupo INTER, 2005).o La acción, dirigida y orientada a producir una situación distinta y mejor de la que existe, es el último paso que deberemos acometer. Hemos de reaccionar ante cualquier manifestación de racismo que produzca discriminación, ya sea por motivos de sexo, etnia, religión, etc. Un elemento fundamental a la hora de actuar frente al racismo de forma eficaz es la capacidad de empatizar, de ponerse en el lugar del otro, percibir lo que se está experimentando personal y emocionalmente. Así se pueden llegar a compartir creencias, intereses, ideas, pensamientos o sentimientos, identificándonos mental y afectivamente con los otros. 13
  14. 14. 5. Conclusiones El racismo es un fenómeno complejo y de análisis profundo en el queintervienen otros muchos factores de tipo cultural, económico y social. Para estudiareste fenómeno resulta fundamental entender el proceso por el cual el ser humanocataloga y conoce las cosas. El problema no radica en establecer diferencias entre laspersonas sino en el valor que, consciente o inconscientemente, otorgamos a esasdiferencias. Estas diferencias son utilizadas para estableces relaciones desiguales depoder y, en definitiva, para el beneficio propio. Por otro lado queda totalmente claro que el racismo no es achacable a unaconducta innata del ser humano, sino que es algo adquirido a lo largo del desarrollo delniño, producto de la acción de la sociedad y del entorno cercano. Si bien hay ciertasconductas innatas a la hora de relacionarnos socialmente y de conocer el mundo quefavorecen el rechazo a lo desconocido y son, en ocasiones, causas primigenias defuturas actitudes racistas. El intento de justificar desde la ciencia tesis racistasbiológicas ha sido desechado definitivamente para dar paso a un racismo más encubiertoy oculto que convive con los derechos humanos y los principios de igualdad y justiciaque muchas Cartas Magnas de países democráticos recogen en sus diferentes artículos. Para combatir este racismo implícito es necesario, primeramente,desenmascararlo para poder analizar sus causas y consecuencias. En este sentido resultade vital importancia la acción coordinada de toda la sociedad con sus diferentes agenteseducativos para conseguir el efecto sinérgico deseado. En pleno desarrollo técnico, cuando parece que la evolución humana no tieneparangón, seguimos encontrando muchos factores que nos hacen pensar que nuestrassociedades no son tan avanzadas como en un principio pudiéramos creer. Es hora ya dealcanzar las cotas de los avances técnicos en otras áreas tan fundamentales como eldesarrollo humano. Es hora de aunar voluntad política y social para erradicar una lacrainadmisible y bochornosa para nuestras sociedades que tenemos a bien llamar“democráticas”. 14
  15. 15. 6. Bibliografía GRUPO INTER. (2007): Racismo desde el punto de vista de los adolescentes. http://www.uned.es/centrointer GRUPO INTER. (2007): Racismo y educación. Qué es y cómo afrontarlo. Una guía para hablar sobre el racismo. http://www.uned.es/centrointer JIMÉNEZ, Rosario Aránzazu Y AGUADO, Teresa (2002): Pedagogía de la diversidad. UNED, Madrid. NACIONES UNIDAS. (1978): Declaración sobre la raza y los prejuicios raciales. Vigésima Conferencia General de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, La Ciencia y la Cultura. Disponible en http://www.unhchr.ch/spanish/html/menu3/b/d_prejud_sp.htm PIAGET, J. (1969) Psicología y pedagogía. Ariel, Barcelona. SOLE, C (1996): Racismo, etnicidad y educación intercultural. Lleida. Universidad de Lleida. SOS RACISMO (2005): Informe anual 2005 sobre el racismo en el estado español. Icaria, Barcelona 15

×