Depresión Infantil

332 views

Published on

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
332
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
145
Actions
Shares
0
Downloads
5
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Depresión Infantil

  1. 1. DepresiónInfantil 1 Depresión Infantil Aide B. Ortega Angelino Universidad de Montemorelos
  2. 2. DEPRESIÓN INFANTIL 2 Depresión Infantil La depresión infantil es un problema que ha crecido cada día más, y en la actualidad es uno de los problemas menos atendidos. Esta monografía trata sobre la depresión infantil, sus síntomas, causas, tratamiento y prevención. El fin de este es concientizar a los adultos a cargo de niños, a que estén pendientes de los síntomas y si se presenta depresión, los niños puedan recibir la atención necesaria.
  3. 3. DEPRESIÓN INFANTIL 3 Depresión Infantil La real academia española define la depresión como: síndrome caracterizado por una tristeza profunda y por la inhibición de las funciones psíquicas, a veces con trastornos neurovegetativos. Pero, ¿cómo se presenta la depresión infantil? Estaremos de acuerdo en que la depresión del adulto y la depresión del niño no pueden ser exactamente iguales, pero ¿que las hace diferentes la una de la otra? ¿Cuáles son sus causas, tratamientos y medidas preventivas? Es necesario estar informados de este tema ya que la mayoría de las veces los padres, familiares y gente que rodea al niño con depresión es completamente ignorante de lo que ocurre con el niño. Es deber de la sociedad comprender que pasa por su mente y brindarles la mayor ayuda posible. Síntomas La depresión infantil es uno de los problemas más descuidados pues los padres generalmente los descartan como emociones normales, o cambios que ocurren a esa edad. Varios estudios científicos muestran que durante la niñez varias veces el niño puede presentar largos periodos de enojo o hasta actuar tristeza para conseguir lo que quieren. Basándose en esto, los niños son descuidados y no son tratados como deben. Para saber el verdadero estado del niño se deben observar las siguientes conductas o síntomas: Irritabilidad o enojo. Sentimientos continuos de tristeza y desesperación. Se aleja de la sociedad. Sensibilidad incrementada al rechazo. Cambios de apetito. Cambios en el ciclo del dormir. Dificultad para concentrarse.
  4. 4. DEPRESIÓN INFANTIL 4 Arrebatos verbales o llanto. Fatiga y poca energía. Culpabilidad y se siente inútil. Se queja de dolores físicos que no responden a tratamientos. Pensamientos suicidas. Según “Guía Clínica para los Trastornos Afectivos (depresión y distimia) en Niños y Adolescentes”, de Eva Marcela Cárdenas, Miriam Feria, Josué Vázquez, Lino Palacios y Francisco de la Peña, todos estos síntomas duran desde una semana hasta tiempo indefinidos. No todos los niños con depresión presentaran todos y cada uno de los síntomas previamente mencionados, de hecho la mayoría de los síntomas varían con cada niño, he allí la dificultad de diagnosticar depresión a tan temprana edad, pero la mayoría mostrara un cambio notable en su relación con la sociedad, su nivel académico disminuirá, y si el niño es mayor de 12 años puede que esté utilizando drogas. De acuerdo con el “National Institute of Mental Health” (2010), “Suicidio es la tercera causa de muerte entre los niños y adolescentes entre los 10 y 24 años de edad”. La mayoría de los menores de 12 años no llegan hasta el suicidio, pero si el menor sufre de violencia familiar o ha sido abusado sexualmente lo más probable es que tenga pensamientos suicidas. John Desrochers y Gail Houck, reconocidos psicólogos y pediatras, en su libro “Depression in Children and Adolescents: Guidelines for School Practice”, mencionan cuan a menudo estos niños son mal juzgados por parte de sus maestros. El rendimiento escolar, su motivación, iniciativa y persistencia se ven afectados por la depresión y por esto el maestro los toma como alumnos flojos, eso solo causa un alejamiento entre la relación del maestro y el niño lo que lleva al niño a una depresión más marcada. Los síntomas de irritabilidad, indiferencia o
  5. 5. DEPRESIÓN INFANTIL 5 carácter problemático le causan al niño problemas con los individuos de la misma edad, por esto los niños cada vez están más solitarios y desconectados, acentuando más la depresión. La depresión es un círculo del que difícilmente se puede escapar con los esfuerzos de solo un individuo. Causas La depresión es considerada una de las enfermedades de nuestro siglo y hay demasiados factores que pueden detonarla. Pareciera imposible pensar que situaciones o factores afectan a un niño tan altamente que los lleve a una depresión, pero aproximadamente el 2.5% de los niños en los Estados Unidos sufren de depresión. Las causas de esta depresión pueden encontrarse relacionadas con salud física, eventos traumáticos, historial familiar, ambiente, vulnerabilidad genética o una alteración bioquímica. El estudio de la APA “Journal of Abnormal Psychology” (Diario de la Psicología Anormal) (Vol. 114, No. 3) hecho por el psicólogo y científico Paul Rohde, demuestra que aquellos individuos que tienen padres depresivos son más propensos a presentar severas depresiones en la infancia o adolescencia que aquellos con padres mentalmente sanos. Las repercusiones de la depresión paternal son tan grandes que estas incluso elevan las posibilidades de que el individuo atente contra su vida en algún momento de su vida. También se encontró que la depresión de la madre hace al individuo aún más propenso a la depresión pero la depresión del padre eleva las posibilidades de suicidio. Aunque aún no se sabe con certeza la razón de estos resultados lo único seguro es que la depresión de los padres afecta en gran manera la salud mental de sus hijos. Otra causa de la depresión infantil es el equilibrio químico dentro de nuestro cerebro. “En lo que concierne a los factores biológicos, muchos investigadores creen que puede ser causada
  6. 6. DEPRESIÓN INFANTIL 6 por desequilibrios químicos en el cerebro, los cuales pueden ser hereditarios o causados por sucesos de la vida de una persona. El principal neurotransmisor relacionado con la depresión es la serotonina, que se encarga de regular diferentes funciones como el ánimo, los impulsos y el apetito.” (Periódico, ZocaloSaltillo) Aquí se introduce otro factor que juega un gran papel en la salud mental del niño; la vulnerabilidad genética. Se ha encontrad que gente sufriendo de depresión frecuentemente tiene familiares que sufren de lo mismo. Otro factor curioso es el de ser mujer. Hasta la edad de 10 años los hombres son los que más sufren de depresión pero al entrar a los 16 las mujeres sobrepasan a la cantidad de hombres. Se cree que esto ocurre por las exigencias de la sociedad en que vivimos, de las cuales comenzamos a ser conscientes alrededor de los 16 años. También el índice de suicidio es mucho más alto entre mujeres que en los hombres. El factor ambiental también es juega un gran papel. Las causas pueden ser problemas familiares, divorcio de los padres o disciplinas extremas que dejan al niño con una muy baja autoestima. La influencia de las amistades también afecta grandemente al niño, como se comportara y que concepto tiene de sí mismo. La falta de atención de los padres hacia el niño también lo afecta y hace que este entre en depresión pues su mente no está lista para soportar tanta desatención. La constante experiencia con el fracaso que algunos niños tienen los hunde en un mundo de depresión pues ellos no estaban listos para esos tipos de emociones. Uno de los factores más comunes es un evento catastrófico tales como la muerte de algún progenitor, un ser querido, e incluso un abuso sexual. Estos eventos son fuertes para la mente ya sea de un menor e incluso un adulto, ¿cuánto mas no afectara la salud mental de un niño? Al no tener las herramientas suficientes para superar estos eventos por sí mismo el niño cae en una gran depresión.
  7. 7. DEPRESIÓN INFANTIL 7 Prevención Hay tantos factores que pueden dañar a los más débiles de nuestra sociedad, pero ¿hay forma de prevenirlo? La buena noticia es que hay plena variedad de métodos para proteger a los niños y no dejarlos caer en estas depresiones. La mayoría de estas prevenciones requiere de un completo compromiso de parte de los padres o su guardián, de las escuelas, los psicólogos, la sociedad en general. Karen Kersting, psicóloga escritora para la APA, habla de que los niños con padres que han tenido depresión son propensos a presentar la misma depresión de la que sufrieron sus padres. Remarca la importancia de que los padres que están enterados de esto deberán trabajar en unión con su pediatra o psicoterapeuta para darle el tratamiento debido a una temprana edad. En el caso del pediatra se le pondrá una específica atención al niño, haciéndole ciertos estudios para corroborar que el niño no presente los mismos desequilibrios químicos que alguno de sus padres presente. Si el problema de los padres no es de algún desequilibrio química se trabaja tanto con los padres como con el niño, pues los padres también necesitan salud mental para poder brindarle apoyo a su hijo. A parte de la familia otra de las grandes instituciones que debe estar pendiente del niño son las escuelas. Las escuelas deben estar alertas con sus alumnos. Si los padres fallan en notar la depresión del niño en casa, la responsabilidad pasa a las escuelas donde los maestros deberían ser capaces de distinguir los síntomas que indiquen que el niño no se encuentra con una buena salud mental. Varias escuelas proveen consejería para los padres y así ambos pueden trabajar unidos por la salud del niño. Suicidio
  8. 8. DEPRESIÓN INFANTIL 8 Como previamente se mencionó el suicidio no es de las primeras opciones para el niño en depresión, pero llegado a la adolescencia estos niños que no han seguido un tratamiento generalmente toman la tan mencionada “salida fácil”. Es por esto que los padres o guardianes deben estar al pendiente de síntomas que les puedan alertar de lo que está pasando por la mente de sus hijos o protegidos. La National Association of School Psicologists, ha dado síntomas o señales que el niño o adolescente puede presentar cuando está pensando en el suicidio. Notas suicidas, muchas veces estas notas son menospreciadas y se piensa que el niño está jugando, pero deberían ser tomadas con total seriedad y buscar ayuda. Amenazas, pueden ser directas (“Quiero morir”. “Me voy a matar”) o indirectas (“El mundo etaria mejor sin mi”. “No sé por qué nací”), siendo las ultimas las más peligrosas pues muchas veces no se le pone la adecuada atención. Previos intentos, si el niño ya lo ha intentado anteriormente y fracaso lo más seguro es que el intento se repita varias veces hasta que consiga lo deseado. Últimos arreglos, el niño comienza a despedirse o dar posesiones que son valiosas para él, como forma de arreglar todo antes de acabar con su vida. Imposibilidad de concentración o de pensar racionalmente en la escuela, en el salón de clases o incluso dentro de casa. Cambios en hábitos físicos y apariencia desde cambios en el ciclo de dormir hasta subir o bajar de peso. Cambios de personalidad, amigos y conductas, en esto los padres y maestros son los que más pueden identificarlos, el niño cambia su rutina normal y decide ir por cosas nuevas que generalmente no son muy seguros. El niño comienza a hacer uso de temas refiriéndose a la muerte o suicidios, ya sea en simples trabajos de clase como dibujos y ensayos o incluso hablar abiertamente de ellos. Es necesario mantenerse alerta de estas señales y no permitir que la depresión llegue a finales tan devastadores. En caso de encontrarse contundentes señales de suicidio, se debe buscar ayuda psicoterapeuta lo más pronto posible.
  9. 9. DEPRESIÓN INFANTIL 9 Tratamiento Si el niño ya está en depresión no hay razón para desesperanzarse, hay tratamientos que ayudan al niño a salir de este estado y lo reincorporan por completo dentro de la sociedad. Primero que nada se debe asegurar que el tratamiento para el niño sea individual y personalizado, adaptado para su edad, desarrollo y las experiencias por las que ha pasado. Los padres deben ser activos durante este proceso y la terapia debe intentar moverse hacia el ambiente del niño. Hoy en día la metodología que más se usa es una mezcla de psicoterapia en unión con medicación, específicamente antidepresivos. El antidepresivo que más se usa en estos casos es Prozac, medicamento aprobador por la FDA para tratar a pacientes de 8 a 18. Como previamente se mencionó en todo esto la familia juega un gran papel pues el niño aun no es independiente y necesita del apoyo familiar para poder sobrepasar su depresión. Estadísticas muestran que a los 18 años de edad al menos 11% de la población ya han presentado algún desorden depresivo. La depresión infantil está cada vez más presente en nuestra sociedad. Como adultos es fácil ignorar el problema de los más pequeños y menospreciar sus sentimientos, ya sea por escepticismo o por miedo a la responsabilidad que conlleva un niño con depresión. Sin embargo es muy importante que se deje atrás estos prejuicios y hacer algo por ellos. “La depresión que no es tratada en la infancia y adolescencia resulta en un significante sufrimiento para estos individuos como adultos”(Depression in Children and Adolescents: Guidelines for School Practice). Si no se tratan a los niños cuando la depresión está en sus niveles más leves, el día de mañana cuando el niño ya sea adulto, será más difícil ayudarle o incluso puede ser demasiado tarde.
  10. 10. DEPRESIÓN INFANTIL 10 Referencias National Association of School Psychologists. (2001). Times of Tragedy: Preventing Suicide in Troubled Children and Youth, Part I.National Association of School Psicologists, Articulo, Noviembre 26, 2013. Desrochers, J., Houck G. Depression in Children and Adolescents: Guidelines for School Practice.National Association of School Psychologists. Kersting, K. (2004). What's new in children's mental health. American Psicological Association.. Vol. 35, No. 11. Dingfelder, S. (2005). Parents' depression can intensify their children's depression. American Psicological Association.. Vol 36, No. 9 Goldberg, J. (2012). Depression in Children. WebMed. Artículo, Noviembre 26, 2013. Revista Digital para Profesionales de la Enseñanza (2010). Depresión Infantil. Federación de la enseñanza de CC. OO. de Andalucía. Artículo, Noviembre 26, 2013. Revista Vision Saltillo (2012). Depresión Infantil. Zócalo Saltillo. Artículo, Noviembre 26, 2013.
  11. 11. DEPRESIÓN INFANTIL 11

×