Por una Niñez
Bien Nutrida:
-Comunicación
para la Acción-




                  1
La primera edición de Nutrición, Comunicación para la Acción, fué
                 publicada en 1995 por la Oficina de UNI...
Contenido
•Presentación ............................................................ 5
•Niños y niñas .......................
Cada capítulo consta de:

                  -   Indicaciones para comunicadoras
                      y comunicadores
    ...
Presentación de la Tercera Edición

“Por una niñez bien nutrida:
Comunicación para la Acción”
      El manual “Por una niñ...
tificación de alimentos como la harina de trigo con hierro, ácido fólico
                 y vitaminas B1 y B6 o la sal con...
y mujeres adultos para la alimentación y nutrición de las niñas y niños,
indicando los casos y situaciones en que se requi...
8
Por una Niñéz
 Bien Nutrida:
Niños y niñas




     “Todos los niños y las niñas tienen el mismo derecho a una
lactancia prolongada, a una alimentación...
NOTAS




     10
Por una Niñéz
 Bien Nutrida:
Usuarios potenciales




El presente es un aporte de UNICEF a Colombia en su esfuerzo
   por mejorar la alimentación y la ...
• Sector agropecuario

                 • Organizaciones gubernamentales y no gubernamentales,
                   cooperat...
El problema nutricional:
         Una realidad mundial y nacional




    La nutrición es un derecho humano fundamental y,...
sos en alimentación, no lograrían satisfacer sus requerimientos nutri-
                 cionales mínimos. En Colombia, seg...
de 34% en 1990 a 61.3% en 2000, y también la duración de la lactan-
cia hasta los 12 meses se incrementó pasando de 39% en...
visión y propensión a morir por diarrea y sarampión. Por su lado la
                 falta de flúor favorece la caries den...
referencia, el ICBF, el Instituto Nacional de Salud y el Ministerio de la
Protección Social, con lo cual se fortalece el S...
Enfoque estratégico de
                 UNICEF acerca de la
                 malnutrición
                      Antes que ...
gráfico #1
                La malnutrición ocurre
                  por muchas causas
                                    ...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

NiÑEz Bien Nutrida Parte 1

2,391 views

Published on

Published in: Health & Medicine, Business
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
2,391
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
14
Actions
Shares
0
Downloads
57
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

NiÑEz Bien Nutrida Parte 1

  1. 1. Por una Niñez Bien Nutrida: -Comunicación para la Acción- 1
  2. 2. La primera edición de Nutrición, Comunicación para la Acción, fué publicada en 1995 por la Oficina de UNICEF- Lima, Perú. La segunda edición en el 2002 por la Oficina de UNICEF- Managua, Nicaragua con el apoyo del Gobierno de Italia, en el marco del proyecto “Ayuda Humanitaria para la Protección de niños, niñas y adolescentes en respuesta a la emergencia de sequía en Centro América”. Esta tercera edición corregida y actualizada para el caso de Colombia es publicada en el 2004 por la Oficina de UNICEF- Colombia, área de Políticas Básicas. Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia ( UNICEF ) - 2004 © Manuel Manrique Representante de Área para Colombia y Venezuela Nora Corredor Martínez Oficial de Nutrición Bernardo Nieto Oficial de Comunicaciones Coordinación Editorial: Sara Franky Calvo Oficial Asistente de Comunicación Foto de carátula: Lupi Herrera Ilustración: Jairo Barreto Diagramación: Diseño Gráfico Corporativo 2 Por una Niñéz Bien Nutrida:
  3. 3. Contenido •Presentación ............................................................ 5 •Niños y niñas ........................................................... 9 •Usuarios potenciales ................................................ 11 •El problema nutricional: una realidad mundial y nacional .............................. 13 •Impulso a una solución ............................................ 23 •La supervivencia, desarrollo y protección de niñas y niños para el año 2010 .......................... 27 •Pautas para el desarrollo de procesos de comunicación con contenidos de nutrición .................. 31 •Decálogo de la nutrición ........................................... 37 •Seguridad alimentaria familiar y comunitaria ............................................ 39 •Vigilancia del crecimiento ......................................... 45 •Lactancia materna .................................................. 55 •Alimentación del niño y la niña menor de 2 años ..................................................... 67 •Alimentación de la niña o niño enfermo y convaleciente....................................................... 79 •Alimentación de la niña, la adolescente y la mujer ......................................... 87 •Alimentación de la gestante ..................................... 93 •Alimentación de la madre en periodo de lactancia .... 101 •La vitamina A, el hierro y el yodo ........................... 107 •La vitamina A ...................................................... 109 •El hierro .............................................................. 113 •El yodo ................................................................ 117 •Higiene en la preparación y consumo de alimentos ........................................ 121 3 Comunicación para la Acción
  4. 4. Cada capítulo consta de: - Indicaciones para comunicadoras y comunicadores en las que se resalta la importancia de los contenidos básicos en la promoción de un buen estado de nutrición. - Contenidos básicos que todas las familias y comunidades deben conocer. - Información complementaria destinada a los comunicadores y comunicadoras para ampliar sus conocimientos y facilitar la elaboración de los mensajes educativos. 4 Por una Niñéz Bien Nutrida:
  5. 5. Presentación de la Tercera Edición “Por una niñez bien nutrida: Comunicación para la Acción” El manual “Por una niñéz bien nutrida: Comunicación para la Acción” se presenta en su tercera edición, en momentos en que el espectro de la desnutrición y la inseguridad alimentaria reaparecen con lamentables consecuencias para niños y niñas en América Latina y particularmente en países como Colombia en donde el grave fenó- meno del desplazamiento y el incremento de la pobreza están afec- tando notoriamente la calidad de vida de la población. De acuerdo con estudios nacionales1 y regionales2 estamos viendo aparecer en las estadísticas porcentajes inaceptablemente elevados de des- nutrición crónica y global como también casos de desnutrición aguda con formas clínicas severas en algunas regiones y subregiones del país. La importancia de evidenciar las disparidades geográficas es la de visualizar las niñas y niños desnutridos que permanecen ocultos bajo los promedios nacionales y que están sufriendo los efectos más evidentes de la desnutrición sobre sus cuerpos y sus cerebros: detención del crecimiento en talla, pobre desarrollo cerebral, enfer- medad y muerte. La pobreza extrema que afecta a vastos sectores de la población, el desempleo, la distribución y el uso de la tierra, el deterioro del medio ambiente agravado por desastres naturales, sequías e inundaciones y el conflicto armado interno, contribuyen de manera importante a la inseguridad alimentaria y al surgimiento de la desnutrición infantil que creíamos superada. En estas circunstancias, tenemos que volver nuestra mirada a las actividades e intervenciones en nutrición y alimentación que se apli- caron con éxito en las décadas pasadas. Estas incluyen la vigilancia nutricional, el tratamiento hospitalario de la desnutrición, la recupera- ción nutricional, la complementación alimentaria, unidos a acciones para la provisión de agua segura, manejo integral de los residuos sóli- dos y un medio ambiente saludable. De otra parte, estrategias en curso como la promoción, protección y apoyo a la lactancia materna, la for 1 Encuesta Nacional de Demografía y Salud, ENDS PROFAMILIA 2000. “Vulnerabilidad a la inseguridad alimentaria de la población desplazada por la violencia en Colombia˝, Programa Mundial de Alimentos, Junio de 2003. Perfil epidemiológico en población desplazada y de estrato 1 en cuatro grandes ciudades de Colombia. OPS, INS, 2002. 2 “Disparidades Nutricionales en América Latina y el Caribe”, Mahoko Kamatsuchi, UNICEF Sección de Nutrición, 5 Oficina regional para América Latina y el Caribe, 2003 Presentación
  6. 6. tificación de alimentos como la harina de trigo con hierro, ácido fólico y vitaminas B1 y B6 o la sal con yodo y flúor, deben continuar fortale- ciendose en nuestros programas de intervención y, adicionalmente, considerar otras alternativas como la posibilidad de fortificar el arroz con vitamina A. Siempre será relevante la importancia de la información y la comunicación en nutrición y alimentación, tanto en situaciones de emergencia, como en las actividades más rutinarias de nuestros programas. En este contexto “Por una niñez bien nutrida: Comu- nicación para la Acción” adquiere renovada vigencia y, tal como fue su propósito inicial, se propone como un “instrumento práctico y efectivo para el proceso de transmisión de información y educación sobre principios básicos en materia de alimentación, nutrición y cuidados en salud, que todas las familias y comunidades tienen derecho a conocer”. Cuando hablamos de comunicadores y comunicadoras nos estamos refiriendo desde luego a quienes ejercen la labor de transmitir información y educación de interés general a través de los medios, pero también consideramos que cada persona es transmisora de información y de conocimiento a un “otro” u “otra” y, en ese sentido, este libro va también dirigido a autoridades municipales y a agentes educativos como madres, padres, cuidadores y cuidadoras y por supuesto maestros y maestras. Constituye, ante todo, un llamado para que la COMUNICACIÓN nos lleve en forma precisa y concreta a la ACCIÓN, como una manera de hacer frente y encontrar alternativas viables al continuo deterioro del estado nutricional y de la calidad de vida de vastos segmentos de la población colombiana. El manual mantiene su estructura general en torno a diez temas en forma del DECALOGO DE NUTRICIÓN. En ésta nueva edición hemos incluído la situación nutricional en Colombia actualización de la información, en relación con los temas originales acogiendo los contenidos de las “Guías Alimentarias para la Población Colombiana, el marco conceptual de UNICEF sobre las causas de la malnutrición, así como una mirada transversal con perspectiva de género que concientice sobre la importancia de la corresponsabilidad de hombres 6 Por una Niñéz Bien Nutrida:
  7. 7. y mujeres adultos para la alimentación y nutrición de las niñas y niños, indicando los casos y situaciones en que se requieren “acciones afirmativas” que favorezcan a las mujeres y las liberen de la carga exclusiva de las tareas del hogar. De esta manera, UNICEF vuelve a conectarse con los comunicadores y comunicadoras, las madres, padres y cuidadores, en la tarea interminable de búsqueda del bienestar, salud y buena nutrición de los niños y niñas de Colombia. La elaboración de la primera edición del manual fue realizada en la Oficina Regional de UNICEF para América Latina y el Caribe a fines de 1991, por un grupo de profesionales Latinoamericanos: Patricia Avila de Hails (Colombia), Susana Barrera (Bolivia), Inés González de Aguilar (Argentina), Marcia Griffiths (Manoff Group Washington D.C., EE.UU.), José Obdulio Mora (Interinstitucional Science and Technology Institute Inc - ISTI, Washington D.C., EE.UU.), Gloria Ochoa (Ministerio de Salud, Colombia), Juan Rivera (Instituto de Nutrición de Centro América y Panamá, Guatemala), Belén Samper de Paredes (Fundación Santa Fe, Colombia), Yolanda Silva de Grijalva (Ecuador), Margarita Villate de García (Departamento Nacional de Planeación, Colombia) y Sonia Restrepo Estrada (Colombia). La revisión, actualización y complementación de este manual tanto en aspectos técnicos de salud y nutrición como en la dimensión de equidad de género fué emprendida por Nora Corredor Martínez, Oficial Asistente de Nutrición del área de Políticas Básicas de la Oficina de Área de UNICEF para Colombia y Venezuela. Aspiramos a que este manual sea un elemento educativo que contribuya a hacer realidad los COMPROMISOS que se asumieron en la Convención Sobre Los Derechos De La Niñez, en la Cumbre Mundial de La Infancia de 1990 y recientemente en la Sesión Especial de Naciones Unidas para la Infancia, en mayo de 2002, en donde se firmó el compromiso “Un mundo justo para los niños y las niñas”. Manuel Manrique Representante Oficina de área de UNICEF para Colombia y Venezuela. Bogotá, Diciembre 2003 7 Presentación
  8. 8. 8 Por una Niñéz Bien Nutrida:
  9. 9. Niños y niñas “Todos los niños y las niñas tienen el mismo derecho a una lactancia prolongada, a una alimentación suficiente y adecuada para crecer sanos y fuertes y a los cuidados especiales que el padre, la madre y la familia les deben brindar, para desarrollar al máximo todos sus potenciales y tener una vida adulta plena”. (Convención de los Derechos de los Niños, CDN. Art. 24) “Por una niñez bien nutrida: Comunicación para la Acción”, reconoce y promueve este derecho. Se encontrará que se usan las expresiones “el niño” y “la niña”, comunicadores y comunicadoras, padres y madres, con lo cual se quiere visualizar a la mujer y a la niña para crear conciencia de sus necesidades y derechos. Tradicional- mente se ha creido que cuando se dice hombre o niño, se incluye a la mujer y a la niña en su significado e interpretación; pero esto por lo general termina por invisibilizar e ignorar sus condiciones específicas, que por lo general han sido de subordinación y discriminación. Para evitar este sesgo es mejor darse el trabajo de nombrar cada vez a los niños y niñas con lo cual se hacen explícitas sus condiciones y necesidades específicas y se avanza en la creación de conciencia sobre la necesidad de un trato equitativo hacia niños y niñas, que respete sus diferencias y les ofrezca iguales oportunidades. 9 Niños y niñas
  10. 10. NOTAS 10 Por una Niñéz Bien Nutrida:
  11. 11. Usuarios potenciales El presente es un aporte de UNICEF a Colombia en su esfuerzo por mejorar la alimentación y la nutrición de la población, especialmente de las mujeres, los niños y las niñas. Está dirigido a todos aquellos que puedan contribuir a comunicar los conocimientos básicos de nutrición, a la socie- dad en general, a las comunidades y a las familias, entre ellos: • Jefe de estado y gobierno • Ramas del gobierno nacional, gobiernos y autoridades locales • Líderes políticos • Prensa, radio y televisión • Sistema educativo y profesionales de la enseñanza (en especial estudiantes de grado 10 y 11) • Servicios de salud, personal de salud, inspectores de saneamiento ambiental, promotores de salud y parteras. 11 Usuarios potenciales
  12. 12. • Sector agropecuario • Organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, cooperativas • Empresa privada • Líderes sindicales • Organizaciones comunitarias y líderes tradicionales • Organizaciones voluntarias • Organizaciones de mujeres • Movimientos juveniles • Clubes de servicio • Artistas, escritores y personalidades del espectáculo 12 Por una Niñéz Bien Nutrida:
  13. 13. El problema nutricional: Una realidad mundial y nacional La nutrición es un derecho humano fundamental y, por tanto, debería ser considerada como componente básico de las estrategias de desarrollo en todos los países del mundo. Se estima que en el mundo aún hay 149 millones de niños y niñas menores de cinco años malnutridos* (más de 25% de los menores de cinco años), cerca de 40 millones tienen deficiencia de vitamina A, de los cuales la mayoría muere y muchos quedan ciegos. Se calcula que uno de cada tres niños y/o niñas del mundo en desa- rrollo no pueden alcanzar todo su potencial físico y mental debido a la desnutrición persistente. Igualmente se calcula que 350 millones de mujeres sufren de anemia nutricional y que 200 millones de personas padecen deficiencia de yodo, la cual produce retardo mental en la niñez y menor productividad en las personas adultas. En la región de América Latina y el Caribe una población aproximada de 442 millones de habitantes, más de 180 millones, es decir 41%, viven en situación de pobreza, lo que no les permite satisfacer todas sus necesidades básicas. De estos últimos, alrededor de 82 millones viven en situación de indigencia, lo cual significa que aunque las familias gastaran la totalidad de sus ingre- * Estado Mundial de la Infancia 2002, UNICEF 13 El problema nutricional
  14. 14. sos en alimentación, no lograrían satisfacer sus requerimientos nutri- cionales mínimos. En Colombia, según datos del Departamento Na- cional de Planeación, en el año 2000 la población en nivel de pobreza por ingresos es de 60% y en indigencia de 23%; si se mira por el indicador NBI (Necesidades Básicas Insatisfechas) la pobreza es de 23% y en miseria 6.5%. Más del 60% de los niños y niñas menores de 5 años de los países de la región, es decir, cerca de 37 millones, están desnutridos. Este porcentaje varía considerablemente de país a país. En Colombia, 13.5 % de los niños y niñas menores de 5 años sufren de desnutrición crónica (baja estatura con relación a la edad) y 6.7% de desnutrición global (bajo peso con relación a la edad). El problema es aún más grave en los dos primeros años de vida, en los que se concentra el mayor porcentaje de desnutrición, con alto riesgo de mortalidad o de un inicio de vida de baja calidad. En Colombia, las encuestas de demografía y salud han mostrado un notorio mejoramiento en los indicadores de desnu- trición, crónica o aguda, en niños de corta edad entre 1990 y 2000. No obstante, es necesario entender que los indicadores de des- nutrición presentan grandes disparidades geográficas entre regiones y por área rural y urbana. Los promedios nacionales tienden a ocultar las disparidades extremas. En la crisis social que enfrenta el país, hay muchos niños y niñas que habitan en regiones de alta prevalencia de desnutrición y que al estar ocultos bajo el promedio nacional, no se visibiliza su riesgo de enfermar o morir por causas asociadas a la desnutrición. Como región la Costa Pacífica es la que más concentra menores de 5 años que sufren de desnutrición crónica (15%), la cual alcanza su mayor prevalencia en la subregión de Cauca y Nariño, donde es casi el doble de la media nacional (24.5% frente a 13.5) y 3.4 veces más frecuente que en áreas de menor prevalencia como la subregión de Atlántico y Norte de Bolívar (7.3%) o de ciudades como Cali (7.3%). En general, la zona rural se ve más afectada por la desnutrición que la zona urbana (1.8 veces más en el caso de desnutrición crónica y 1.5 veces más en desnutrición global). El porcentaje de niños y niñas que inician tempranamente la lactancia materna dentro de la hora siguiente al nacimiento aumentó 14 Por una Niñéz Bien Nutrida:
  15. 15. de 34% en 1990 a 61.3% en 2000, y también la duración de la lactan- cia hasta los 12 meses se incrementó pasando de 39% en 1990 a 49% en 2000 y hasta los 24 meses aumentó de 23% a 28% en los mismos años. Sinembargo, la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses sigue siendo muy baja y peor aún ha disminuído. En 1990 sólo diecisiete de cada 100 bebés menores de seis meses recibían leche materna en forma exclusiva y en 2000 esta cifra cayó a 11.6% La prevalencia de desnutrición crónica es un indicador que refleja el abandono prolongado y su impacto negativo sobre el de- sarrollo infantil. Refleja la presencia de una variedad de factores que inciden negativamente en el desarrollo de los niños y las niñas, como el bajo peso al nacer, la falta de lactancia materna, las pautas erróneas de alimentación infantil, las enfermedades frecuentes, las condi- ciones higiénicas desfavorables, la ingesta nutricional deficiente y el bajo nivel educativo de la madre. Por ello es muy elevado el riesgo de muerte y de graves limitaciones en el desarrollo para los niños y niñas desnutridos menores de 5 años. Muchos crecen con pautas y prácticas equivocadas de alimentación o pertenecen a familias desplazadas por la violencia o en condiciones de vulnerabilidad económica y social. También es frecuente que las mujeres en estas familias se hallen desnutridas y tengan bajo nivel educativo, por lo cual enfentan serios obstáculos para brindar a los bebés la atención general requerida, incluyendo la adecuada preparación de los alimen- tos y los cuidados higiénicos y sanitarios. La desnutrición por falta de micronutrientes, particularmente yodo, hierro y vitamina A, no da las señales evidentes que carac- terizan al niño desnutrido, como el niño pequeño, flaco, barrigón y de pelo seco sino que produce trastornos enmascarados que cuan- do se hacen evidentes muchas veces es demasiado tarde para reme- diarlos. Por eso a la desnutrición por micronutrientes se la conoce como “El hambre oculta”. La falta de hierro y yodo produce pobre desarrollo cerebral que se manifiesta por déficit intelectual y retardo escolar. La carencia de hierro produce debilidad, anemia y déficit de atención. La deficiencia en vitamina A provoca disminución de la 15 El problema nutricional
  16. 16. visión y propensión a morir por diarrea y sarampión. Por su lado la falta de flúor favorece la caries dental, problema muy frecuente en la edad escolar. El consumo de alimentos en cantidad y calidad inade- cuadas, la anemia y las frecuentes infecciones durante el período de embarazo son causa de desnutrición materna la cual repercute en el estado de salud y bienestar de las madres, en su capacidad como generadoras de ingresos y en el bajo peso de los niños y niñas al nacer. Para combatir estas deficiencias, el país ha emprendido la fortificación de la sal con yodo y flúor y de la harina de trigo con hierro. En 1998 Colombia logró erradicar los desórdenes por deficiencia de yodo, DDY, gracias a la yodación efectiva de la sal por lo cual recibió un reconocimiento internacional. De manera general se puede decir que la voluntad de los productores de sal para proseguir con la yodación de la sal para consumo humano persiste, aunque el ajuste del contenido de flúor en la sal aún es problemático. El principal cuello de botella sigue siendo la mezcla de sal yodada y no yodada durante el reempaque de la sal, lo cual incrementa el riesgo de reaparición de los DDY. El Instituto para la Vigilancia de Medicamentos y Alimentos, INVIMA, junto con los laboratorios de salud pública que operan en las entidades territoriales (Secretarías departamentales y distritales de salud) son los entes responsables de la vigilancia y control de los alimentos fortificados es decir, de la sal y de la harina de trigo. Periódicamente se están haciendo visitas de control en las procesadoras, en las reempacadoras, en los expendios y en los hogares colombianos, a fin de tomar muestras de sal y analizar su contenido de yodo y flúor, así como en los molinos de trigo para analizar el contenido de hierro y vitaminas B1, B2, niacina y ácido fólico y para informar al INVIMA con el fin de tener un conocimiento completo de la situación y tomar las medidas respectivas de control en los casos que sean necesarios. Actualmente se cuenta con un novedoso y muy util Sistema de Información de Micronutrientes en Alimentos Fortificados, SIMAF, que permite el flujo oportuno y eficiente de la información entre INVIMA, sus laboratorios de 16 Por una Niñéz Bien Nutrida:
  17. 17. referencia, el ICBF, el Instituto Nacional de Salud y el Ministerio de la Protección Social, con lo cual se fortalece el Sistema de Garantía de la Calidad de los alimentos fortificados con que cuenta el país. En consecuencia, es muy importante que todos los laboratorios departamentales envíen cumplidamente la información al INVIMA. El compromiso del sector privado de molineros de trigo para fortificar la harina de trigo con hierro se refleja en el correcto cumplimiento registrado por INVIMA y las entidades territoriales de salud. No obstante, la fortificación por sí sola no es suficiente para los grupos poblacionales que ya están en franco déficit de hierro, por lo cual, debe suplementarse directamente con cápsulas o tabletas a las gestantes y madres en lactancia, medida que está prevista en el Plan Obligatorio de Salud, POS. En cuanto a la vitamina A, no existe hasta el momento una estrategia de fortificación de un alimento de consumo básico, como podría ser el arroz o el azúcar, y es altamente deseable que se concreten acciones nacionales en este sentido. Toda esta situación tiene gran impacto en el desarrollo socioeconómico del país, ya que ninguna nación puede crecer y desarrollarse si depende de una generación de hombres y mujeres con una capacidad de rendimiento físico y mental menor a su potencial genético. 17 El problema nutricional
  18. 18. Enfoque estratégico de UNICEF acerca de la malnutrición Antes que nada hay que decir que el reconocimiento del derecho a la nutrición está consignado en múltiples declaraciones internacionales de derechos humanos aprobados desde 1924. Sinembargo, la expresión más clara se halla contenida en la con- vención de los derechos de la niñez de 1989, CDN, consignada por 191 países, entre ellos Colombia, la cual establece, entre otros derechos, el compromiso de los estados para “tomar medidas apropiadas para reducir la mortalidad infantil, combatir las enfer- medades y la desnutrición a través del uso de la tecnología dispo- nible, el suministro de alimentos nutritivos y adecuados y agua potable” (art. 24 CDN) La problemática nutricional es el resultado de la compleja interacción de condiciones sociales, económicas, culturales y bio- lógicas en que viven el individuo y la comunidad. Está determinada por múltiples factores relacionados con la disponibilidad de alimentos (producción, importación y exportación de alimentos), con el acceso (control de precios, ingresos, etc.), consumo de alimentos (poder adquisitivo, hábitos alimentarios, creencias, etc.) y con el aprove- chamiento de los alimentos por el organismo (condiciones de salud, saneamiento ambiental, disponibilidad de agua potable, etc.). Causas inmediatas: En el gráfico #1 se aprecian las causas inmediatas subya- centes y básicas de la malnutrición. En primer lugar, la desnu- trición es el resultado de la combinación de una ingesta alimen- taria inadecuada y una infección, lo cual crea un círculo vicioso, ya que el niño o la niña con desnutrición es menos resistente a las enfermedades y a la vez, debido a la enfermedad no come bien o no absorve los nutrientes y su estado nutricional empeora 18 Por una Niñéz Bien Nutrida:
  19. 19. gráfico #1 La malnutrición ocurre por muchas causas Manifestación Causas inmediatas Causas subyacentes No reciben leche materna Causas básicas o estructurales Por esto: gráfico #2 La buena nutrición se obtiene con mejoras en muchos sectores Manifestación Causas inmediatas Causas subyacentes Causas básicas o estructurales 19 Enfoque estratégico

×