Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Antonio Díaz Bautista. Acuarelas, dibujos y óleoss

872 views

Published on

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Antonio Díaz Bautista. Acuarelas, dibujos y óleoss

  1. 1. EXPOSICIÓNHOMENAJ dibujos | acuarelas | óleos ANTONIO DÍAZ BAUTISTA
  2. 2. Catedrático de Derecho romano de la Universidad de Murcia (1985-2013). Pintor, de pincel y pluma, de los paisajes y tradiciones de la tierra murciana y gran melómano. Del reconocimiento del que gozó en el ejercicio de esas actividades, que no eran sino la exteriorización de su sentir más profundo, son una prueba: sus publicaciones de carácter romanístico y el aprecio de sus alumnos; la acogida del público a sus exposiciones anuales de acuarelas; el seguimiento de los lectores de los artículos que durante más de treinta años escribió para el periódico La Verdad; la presidencia de la Asociación Promúsica; la mención de «Académico de Erudición» de la Real Academia de Medicina y Cirugía de Murcia. Éstas, entre otras. Antonio Díaz Bautista (1943-2013) In Memoriam Consuelo Carrasco García [Seminarios Complutenses de Derecho Romano. XXVI (2013)]
  3. 3. Cat. 1-25 EXP. HOMENAJE ADB 27/11/13 16:21 P gina 1 EXPOS ICIÓN HOM E NAJ E dibujos | acuarelas | óleos ANTONIO DÍAZ BAUTISTA
  4. 4. Cat. 1-25 EXP. HOMENAJE ADB 27/11/13 16:21 P gina 2 2
  5. 5. Cat. 1-25 EXP. HOMENAJE ADB 27/11/13 16:21 P gina 3 3 Exposición homenaje a Díaz Bautista Nuestro querido y añorado amigo Antonio Díaz Bautista escribió en cierta ocasión que estaba convencido, desde ya hacía mucho tiempo, de que “las cosas encierran en su adentro una especie de alma que, a veces, tiembla y se estremece al calor de la mirada”. La misma definición se podría aplicar a sus cuadros, leves instantes de la vida congelados sobre el papel y que, al contemplarlos, recobran y transmiten las sensaciones e inquietudes que su autor quiso hacernos llegar. Catedrático de Derecho Romano, musicólogo, articulista en periódicos y pintor, Antonio Díaz Bautista fue el ejemplo de hombre ilustrado, siempre curioso y atento por descubrir la belleza del mundo, que él inmortalizaba en sus obras. Así, desde aquella primera exposición en la galería Villacis, en 1977, el autor ha ido desgranando su genio en incontables muestras individuales o colectivas que han acercado su arte a miles de murcianos. Condenan las acuarelas de Díaz Bautista la belleza y colorido de nuestros rincones más hermosos, la exuberancia de la huerta, la luminosidad de las costas murcianas o las estampas más tradicionales de la Semana Santa y de las fiestas populares. Se trata de una obra que encierra, por encima de cualquier otra consideración, el espíritu de esta tierra y de sus gentes, a las que Antonio dedicó su vida. Y, de forma muy especial, a su familia, que debe sentirse orgullosa por haber disfrutado de un padre y un marido ejemplar. Esta exposición que ahora proponemos en el Real Casino de Murcia supone el homenaje a un gran autor cuya exquisita amabilidad, su plática afable y su buen trato, lo convirtieron en un murciano querido y respetado por todos, siempre dispuesto a la tertulia y a la decidida defensa de su querida ciudad, nuestra historia y nuestras tradiciones. Como Alcalde de Murcia deseo invitar a todos los murcianos y a cuantos nos visitan estos días a disfrutar de una muestra que resume con acierto la ingente producción pictórica de Díaz Bautista, sus anhelos sobre el lienzo y el espléndido legado que brindó a su ciudad. Miguel Ángel Cámara Botía Alcalde de Murcia
  6. 6. Cat. 1-25 EXP. HOMENAJE ADB 27/11/13 16:21 P gina 4 4
  7. 7. Cat. 1-25 EXP. HOMENAJE ADB 27/11/13 16:21 P gina 5 5 “Antonio Díaz Bautista y la luz del Renacimiento” Créanme si les digo que Antonio ha vivido bañado por la luz del Renacimiento. Su pasión por el Derecho, la ciencia, ha corrido pareja con su amor por el arte y la cultura en todas sus manifestaciones, la pintura, la música, las letras. Y siendo un hombre culto y eminente lo ha sido aún más al no renunciar jamás a sus raíces y a su tierra. Murciano auténtico, reflejó la luz de su tierra en sus cuadros, pintó sus calles, sus procesiones, sus gentes, sus huertos, sus soles abrasadores. Murciano de sangre, coloreó sus escritos con hablares de antes, con palabras olvidadas y renacidas de su pluma, con anécdotas de la vida antigua. Murciano culto, entendió plenamente el lenguaje universal de la música, del que gozó intensamente. (…) Antonio Díaz Bautista ha sido un hombre ejemplar en el más amplio sentido de la palabra. Si él quiso parecerse a Murcia, la tierra que le dio la luz primera, justo sería que Murcia quisiera parecérsele a él, que obsequió a Murcia con la luz del Renacimiento.” Juan Antonio Megías García [Extracto de Antonio Díaz Bautista y la luz del Renacimiento]
  8. 8. Cat. 1-25 EXP. HOMENAJE ADB 27/11/13 16:21 P gina 6 Hace 32 años… Díaz Bautista: «Me gusta saborear la vida» “En vacaciones soy polígamo: tengo muchas y todas me gustan” “Mi madre, que en paz descanse, intentó aprender esto. Pero la familia se opuso a que hiciera algo tan atrevido como pintar…”. Así que a Antonio Díaz Bautista le motivó más, pictóricamente hablando, el ambiente de la adolescencia que su familia. Es tan murciano como la misma Plaza de Camachos que le vio nacer. Y casi, casi, tan alto como la Catedral. Sus primeros quince años de vida los pasó en la huerta y desde esta edad ya se dedicó con verdadero ahínco a dibujar. Estudió Bachiller y luego compaginó Magisterio con Derecho. Todo sin salir de Murcia. “Mira, yo les cuento a mis alumnos algo curioso. Cuando estudiaba la asignatura que hoy explico en la Universidad, Derecho Romano, casi estuve a punto de dejar la carrera. No era asignatura fácil pero aguanté el tirón y acabé. Cuando mis alumnos se desalientan, les cuento esto mismo. Y juntos superamos los obstáculos”. Primero surgió su vocación jurídica y luego la humanística. Y casi desde siempre, la pictórica. “Mi profesión es la docencia y la investigación. Porque la pintura es una necesidad, algo apasionante para mí. En esto de las vocaciones soy polígamo, tengo muchas y quiero mucho a todas”. Es una persona interesada por todo y a la que le falta tiempo para abarcarlo todo. Desde muy joven participó en exposiciones colectivas, en las que asegura que su obra consiguió cierta aceptación. “Luego hubo un período de silencio, donde ya no me consideraba un principiante en esto, hasta mi primera exposición formal, en 1977, en Villacís, tras muchos años de emborronar lienzos”. Los directores de las galerías murcianas le animaron a dar ese primer paso que le aterraba “y que quizás yo solo nunca hubiese dado”. Díaz Bautista reconoce que no puede exponer mucho porque su producción no es amplia. Y no lo es porque le falta tiempo. “La Universidad agota tanto que luego no me quedan fuerzas ni para coger los pinceles. Además soy bastante exigente y no me gusta enseñar todo lo que hago”. Le sorprendió la favorable reacción a su primera muestra en público. Un profesor y abogado que era también pintor. La trilogía de valores profesionales asombraron a muchos. “Siempre ha tenido mi obra buena acogida. Y a quienes no les gusta son tan simpáticos que jamás me lo han dicho”. Dicen de él que es pintor de la Naturaleza, amigo de captar los matices “in situ”, y que muestra un gran amor a las cosas de la tierra. “Yo creo que en todo han acertado. Pero es difícil precisar cómo es mi pintura. Yo que opino mucho sobre la de los demás, veo muy difícil opinar sobre mi obra. Además, si entendiera mi pintura me entendería a mí mismo y eso no es fácil. Así que he renunciado a definirla. Que lo hagan los demás”. – Sin embargo, le arranco una autodefinición, totalmente válida, de pintura realista, figurativa, con cierta tendencia a plantearse problemas de luz, de atmósfera, y a gamas de color 6
  9. 9. Cat. 1-25 EXP. HOMENAJE ADB 27/11/13 16:13 P gina 7 contenidas. Pregunto si le gustaría vivir exclusivamente del arte. “Creo que no, al menos a estas alturas de mi vida. Si tuviera que elegir entre el Derecho y la Pintura, escogería las dos cosas. La pintura es el descanso, el relajamiento, el desconectar la máquina, emborracharse para olvidar, sabiendo que acabarás encontrándote no una cirrosis ni una resaca sino un cuadro. Creo que la docencia y la investigación son tan creativas como el arte”. Está convencido, eso sí, de que se puede vivir bien de la pintura. “Lo que pasa es que hay que dedicar muchas horas. Pero ya ha pasado la era del pintor bohemio, muerto de hambre. Hoy es una profesión como otras, que no da a todos para vivir mejor que los demás, pero tampoco peor”. Le pido, a él que tanto critica a los pintores murcianos, que los defina, que me hable de ellos. Y responde con una precisión, creo que acertada. “Mira, yo no he criticado nunca la obra de nadie. Porque no soy crítico de arte. Me niego a establecer una tabla de valores y decir lo que es bueno o malo. Hay muchos léxicos distintos y no puedo medir a los demás. Lo que hago es ir a las exposiciones y contarle al lector lo que hay, dando unas sugerencias personales. No debo imponer mis opiniones a los demás. Sí, dicen de mí que soy un crítico benévolo, pero no es cierto. Porque ni siquiera soy crítico. Por lo demás, a los pintores murcianos los veo muy bien”. Y en ese muy bien encierra Díaz Bautista conceptos indefinibles motivados, en su opinión, por una falta de perspectiva para juzgar o definir lo que está demasiado cerca de nosotros. “En Murcia hay una gama muy amplia de estilos. Se pinta de forma muy diversa y eso es lo hermoso de la pintura”. Creo que cada pintura es como es, y no hay que darle más vueltas al tema. “Es así y ya está, como un círculo, cerrada en si misma”. Junto a la pintura, su gran amor pasa por la Universidad. “Hace años que explico en ella y la vivo intensamente. Y no me gusta la Universidad que tenemos, claro, aunque eso lo digan ya todos. “Está en una grave crisis, que se manifiesta o no en alborotos, producida por un sinfín de causas que han coincidido a la vez. Se nota el descenso de altura científica, debido a la masificación, a la falta de generosidad y a un excesivo sentido crítico que no se sabe canalizar”. Cree que la fórmula más o menos mágica está en el extranjero, “donde al menos las univer- sidades funcionan; bien o mal, pero funcionan”. Asegura que no tiene malas relaciones con sus alumnos y cree que le aceptan. “Mantengo un tono amistoso hacia ellos, pero también muy exigente. Porque la asignatura es endiabladamente difícil y todos nos esforzamos por allanar el camino”. Díaz Bautista tiene dos hijos, de 10 y 7 años. La clásica parejita. “Y el juego que más les gusta es pintar, les encanta. Es el único modo de tenerles quietos”. ¿Qué consejo fundamental les darías de seguir en el camino del arte? “Les diría muchas cosas. Que tengan sinceridad, siempre sinceridad. Y mantener la libertad frente a modas y pasiones. Y cariño, amor a las cosas; hay que amar lo que se pinta porque es una forma de comunicarte con los demás”. Como persona, Antonio no se conoce a sí mismo. Pero cree ser extrovertido, amigo del contracto con las gentes, sensible y a veces receptivo en exceso. En general, prefiere la alegría a la melancolía. Y aunque no lo parece, es tenaz y sistemático, “pero me gusta poner en esta tenacidad una gota de fantasía”. Hace gala de grandes dosis de paciencia sin importarle la tardanza. Asegura que no es muy dado a criticar. Pero irónico, un tanto mordaz, “porque ver el lado irónico de la vida compensa el tremendo esfuerzo de vivir”. ¿Lo que menos le gusta hacer? Corregir exámenes. “No es porque suspenda mucho, que yo no suspendo. Se suspende el propio alumno. Pero corregir es una tarea dura e inevitable, que nunca hago a gusto. Procuro ser justo, pero siempre me atenaza la duda”. Damos un giro a la charla, para entrar en terreno político y social. Cree que al país le falta claridad de ideas para saber cómo debe ir hacia unas metas concretas. “Sabemos los objetivos, pero no los medios. Si no mantenemos un respeto a la convivencia democrática, se romperá. Porque la democracia es frágil. Yo soy persona de raíz liberal, creo que la libertad es lo que distingue al ser humano de los demás seres. Hace falta una acción social progresista, pero con absoluto respeto a la libertad”. Su tesis encajaría en una socialdemocracia a la europea, o algo parecido. “En esa línea van mis aspiraciones políticas, sí…” Le pido una definición sobre sí mismo. “Una persona a quien le gusta saborear la vida en lo posible. Y para eso intento vivir intensamente, hacer muchas cosas. Si no hago más es porque no se ha inventado aún el día de 27 horas”. El peligro está en hacer muchas cosas y ninguna bien. “Sí, pero podemos conseguir hacerlas al menos discretamente. Así se disfruta mucho más. Yo pienso en el pato, que nada, corre, vuela… y todo lo hace mal. Pero ¿y lo que disfruta el pato?” La gente no entiende –y Díaz Bautista lo sabe– cómo haciendo él una pintura no vanguardista glosa la vanguardista. Piensan que miente. “Mira, a mí me gusta mucho la pintura de vanguardia cuando es buena y acierta, ¿por qué no hago yo?, pues porque no me divierte hacerlo. Cuando hago vanguardia, me aburro. Es una pintura cerebral que no me relaja”. Al margen del tema, con la entrevista ya tocando a su fin, reconoce que es excesivamente hablador, “cómo ya te habrás dado cuenta, ¿verdad?” Y quiero que acabe con una frase, breve y sincera a un tiempo. Por ejemplo ésta: “Descubrir la belleza de lo sencillo es una de las preocupa- ciones de mi pintura”. Antonio López [La Verdad, 22 de febrero de 1981] 7
  10. 10. Cat. 1-25 EXP. HOMENAJE ADB 27/11/13 16:13 P gina 8 Hace 25 años… Expone sus acuarelas después de siete años Díaz Bautista, el catedrático de Derecho que pinta «Pintar me ha perjudicado un poco en mi profesión» Vuelve Antonio Díaz Bautista –tras siete años sin someter sus obras al criterio del público–, a mostrar sus últimos trabajos en una exposición que, hasta el 23 de abril, tiene lugar en la Casa de la Cultura. Obras relajantes y de colores cálidos; atmósferas felices que en nada se asemejan a los ambientes irrespirables de El Bosco; y un trabajo realizado con la técnica rápida pero difícil de la acuarela, son algunas de las cosas que Díaz Bautista ofrece a su público. “El mejor de los elogios que me han hecho es que la gente se siente a gusto delante de un cuadro mío. Eso me compensa enormemente”. El pintor, aficionado a la música y a las “gansadas de Picasso”, cuando pinta pasa de Mozart, y viceversa. El acceso a la cátedra de Derecho Romano le ha restado a Antonio Díaz Bautista – en los últimos años -, el tiempo preciso para pintar de forma más intensa, como a él le hubiera gustado. Fruto de muchos fines de semana dedicados a jugar con los pinceles y la luz, en su última exposición el artista muestra cuarenta y dos de sus obras. El resto de sus intentos creativos durante muchos meses los condenó el pintor a la quema, o bien los relegó a la categoría de ensayos artísticos sobre los que algún día volverá a insistir. Díaz Bautista, cuyas obras invitan a la relajación y al descanso, aunque están realizadas desde “la exigencia y el rigor”, como corresponde hacer a quien presume de ser hombre de leyes, entiende también el arte “desde la exaltación y la turbulencia, aunque yo me haya decidido por un arte más pacífico”. En las acuarelas, en el placer de pintar cosas sencillas y en la luz, Díaz Bautista ha encontrado “una válvula de escape y también el sosiego necesario para descansar de tanto ajetreo como lleva uno encima”. PLACER Y ENTREGA TOTAL Además de cómo placer, la pintura debe ser concebida, según el pintor, “como una entrega total”. Una entrega total que, a veces, implica también dolor. “y sufro cuando no lo puedo hacer todo lo bien que quisiera”. Explica Díaz Bautista, para quien escaparse con la pintura “implica poder descargarse de una serie de tensiones pero meterse en otras. Te excitas también buscando la belleza, pero de otra manera”. Díaz Bautista afirma que su afición por la pintura “Me ha perjudicado un poco en mi profesión, porque todavía hay gente que ve mal que un catedrático de Derecho pinte; gente que considera todavía –como antaño-, que los oficios manuales no son propios de la gente noble”. 8
  11. 11. Cat. 1-25 EXP. HOMENAJE ADB 27/11/13 16:13 P gina 9 No entiende Díaz Bautista la creación desde la indiferencia del artista, “porque las cosas cuando se representan hay que amarlas. La técnica es importante, porque es el lenguaje que tiene el pintor, pero lo verdaderamente fundamental es el deseo de comunicarte con las personas que luego van a ver tus cuadros”. Los temas complicados, retorcidos o intelectuales son impo- sibles de encontrar en las obras del pintor. Sus cuadros reflejan escenas sencillas, simples, apacibles. “Los temas son todos válidos, siempre que se traten bien. Un tema bueno en manos de un mal pintor puede quedar horrible. Mi profesión me obliga a estudiar temas difíciles, complicados. Por lo tanto yo no necesito la pintura para meterme por derroteros intelectuales o en grandes berenjenales. Cuando pinto – añade Díaz Bautista-, me gusta contar la gracia de un álamo sin hojas, de un balcón abierto o de un par de manzanas encima de una mesa de camilla”. Defiende Díaz Bautista que “las cosas sencillas que aparente- mente no tienen encanto, pasadas por el filtro del artista pueden llegar a emocionar. La pintura siempre es sentimental, incluso la más cerebral. El arte siempre busca emocionar al receptor”. Para él, el arte comprometido no consiste sólo, como parecen haber entendido otros pintores, “en hacer cosas horrorosas. Cuando descubres la belleza de las cosas sencillas en el fondo estás protestando contra las cosas artificiosas, la violencia y la injusticia”. DISCIPLINA Y SINCERIDAD La genialidad, algo reservado sólo a un número limitado de artistas, se posee “como un don”, según Díaz Bautista, a quien le gusta obligarse a pintar “de forma disciplinada y con sinceridad”. Tiene la suerte el pintor de “no tener que vivir de mis cuadros”, lo que le permite ir por libre de modas y vanguardias, y realizar su trabajo “poniéndome en el lugar de la persona que va a ver lo que hago”. Aficionado a la gama cálida de colores, cada vez gusta más de las pinturas “poco estridentes y chillonas. Disfruto enormemente armonizando el color”. A Díaz Bautista le enorgu- llece que su pintura “sirva para relajar. Bastante crispados estamos ya con la política, el tráfico…”. Afirma Díaz Bautista esforzarse por no tener en cuenta los elogios, “en la mayoría de los casos derivados del cariño que me tienen como persona más que de una apreciación objetiva de mi obra”. Animado a captar en sus trabajos la fugacidad de las cosas, para él “la luz es una obsesión. Hay pintores de la luz, de la forma, de la pasión y del sueño. Yo por ahora soy un pintor de la luz”. La luz, definida por el pintor como “el gran misterio. La máxima velocidad del Universo”. Díaz Bautista, presidente también de Pro-Música, no la escucha nunca cuando pinta. “Cada cosa a su tiempo. Cuando escucho música me gusta disfrutar de ella totalmente”. A propósito de su última exposición, Díaz Bautista ha escrito: “Hace tiempo que el pintor se vacunó contra el academicismo al revés, de manera que ya no siente aquel pudor juvenil cuando ve que sus manchas se parecen a la realidad. No es que no aprecie el pintor otros lenguajes más subjetivos. Es que ante todo ama la sinceridad y la libertad expresiva. Por eso pinta, mejor o peor, como cree que debe hacerlo, imponiéndose su propia disciplina, con la seguridad de que si algún día los hados le deparan algún atisbo de genialidad, será como premio al camino recorrido y no a la picardía para encontrar el atajo”. Antonio Arco [La Verdad, 17 de abril de 1988] 9
  12. 12. Cat. 1-25 EXP. HOMENAJE ADB 27/11/13 16:13 P gina 10 Hoy, diciembre 2013… Querido y añorado Antonio: Cercanos ya al invierno, mientras el otoño apaga sus últimas luces y dora las hojas de los chopos, firmes, enhiestos, en las orillas de las acequias, te recordamos. Y desde el lado de acá, desde el reino de los vivos, pensamos en tu alma dulce y colmenera. En ese corazón, ahora ajado, que alimenta lluvias y caracolas como en la elegía hernandiana que tú bien conoces. Antonio: Si de mi baja lira, tanto pudiese el son… Pero no soy Garcilaso. Ni siquiera su escudero. No sería capaz de escribir unos versos que le hicieran sombra a su maravillosa Oda a la Flor de Gnido. Te diré, sin embargo, que tu voz, firme y clara, de hombre sabio y honesto, humanista, curioso, sabedor de todas las artes, y, a pesar de todo ello, humilde, humano, fieramente humano, aún permanece entre nosotros, como un canto inextinguible, como un eco infinito en medio de la tormenta. Y por ti hablan tus libros, tu familia, tus numerosos amigos. Tus pinturas. Sí, tus pinturas. Esas piezas que son como relámpagos en medio de la noche oscura del alma. Como saetas que despiertan el gozo y los sentidos. Tu mano, delicada y mágica, ha logrado que amanezca más temprano, como quien aguarda, pacientemente, esa neblina sutil de la Huerta, que sólo unos pocos privilegiados, madru- gadores, son capaces de ver antes de la salida del sol. Amanece más temprano en tus manos de artista, adelantándote al canto del ruiseñor que endulza los últimos rescoldos de la noche. Tus cuadros son júbilo, un festín para los sentidos. Claridad celeste. Milagro de luces y de sombras. Ofrenda primaveral. En ellos se adivina el zumbido de las abejas. El caminar cansino de unas siluetas, que llevan su vida y su novela a cuestas, ya de regreso a casa. Porque en esas acuarelas todos los caminos no son sino de regreso. Con su inevitable pátina amarilla de juanramoniana tristeza en donde siempre existe un último consuelo en forma de luz o de música, de puertas y ventanas al viento. Tú sabrás, que ahora ya lo sabes todo. Nadar sabe tu llama la agua fría, y perder respeto a ley severa…, si me permites, para ir dándole fin a esta torpe carta, unos versos de Quevedo, que aplicados a ti son ahora perfectos. Estás con nosotros. Te sentimos. Te vemos. Y te vemos, salvado del cataclismo, en este mismo instante, mientras contemplamos tus pinturas. Porque tú estás en ellas –¿quién lo duda?–, y sus colores son los colores de la vida, mientras la muerte, contrariada, huye con su guadaña a cuestas. Más no te puedo decir. Carta al artista, al maestro, al amigo Y te sigo esperando, equivocadamente; siendo tú quien me espera. María Cegarra, Poemas para el silencio José Belmonte Serrano Universidad de Murcia 10
  13. 13. Cat. 1-25 EXP. HOMENAJE ADB 27/11/13 16:13 P gina 11 11 dibujos | acuarelas | óleos
  14. 14. Cat. 1-25 EXP. HOMENAJE ADB 27/11/13 16:13 P gina 12 12
  15. 15. Cat. 1-25 EXP. HOMENAJE ADB 27/11/13 16:49 P gina 13 13
  16. 16. Cat. 1-25 EXP. HOMENAJE ADB 27/11/13 16:49 P gina 14 14
  17. 17. Cat. 1-25 EXP. HOMENAJE ADB 27/11/13 16:49 P gina 15 15
  18. 18. Cat. 1-25 EXP. HOMENAJE ADB 27/11/13 16:49 P gina 16 16
  19. 19. Cat. 1-25 EXP. HOMENAJE ADB 27/11/13 16:49 P gina 17 17
  20. 20. Cat. 1-25 EXP. HOMENAJE ADB 27/11/13 16:49 P gina 18 18
  21. 21. Cat. 1-25 EXP. HOMENAJE ADB 27/11/13 16:50 P gina 19 19
  22. 22. Cat. 1-25 EXP. HOMENAJE ADB 27/11/13 16:50 P gina 20 20
  23. 23. Cat. 1-25 EXP. HOMENAJE ADB 27/11/13 16:50 P gina 21 21
  24. 24. Cat. 1-25 EXP. HOMENAJE ADB 27/11/13 16:50 P gina 22 22
  25. 25. Cat. 1-25 EXP. HOMENAJE ADB 27/11/13 16:50 P gina 23 23
  26. 26. Cat. 1-25 EXP. HOMENAJE ADB 27/11/13 16:50 P gina 24 24
  27. 27. Cat. 1-25 EXP. HOMENAJE ADB 27/11/13 16:50 P gina 25 25
  28. 28. Cat. 26-48 EXP. HOMENAJE ADB 27/11/13 13:53 P gina 1 26
  29. 29. Cat. 26-48 EXP. HOMENAJE ADB 27/11/13 13:53 P gina 2 27
  30. 30. Cat. 26-48 EXP. HOMENAJE ADB 27/11/13 13:53 P gina 3 28
  31. 31. Cat. 26-48 EXP. HOMENAJE ADB 27/11/13 13:53 P gina 4 29
  32. 32. Cat. 26-48 EXP. HOMENAJE ADB 27/11/13 13:53 P gina 5 30
  33. 33. Cat. 26-48 EXP. HOMENAJE ADB 27/11/13 13:53 P gina 6 31
  34. 34. Cat. 26-48 EXP. HOMENAJE ADB 27/11/13 13:54 P gina 7 32
  35. 35. Cat. 26-48 EXP. HOMENAJE ADB 27/11/13 13:54 P gina 8 33
  36. 36. Cat. 26-48 EXP. HOMENAJE ADB 27/11/13 13:54 P gina 9 34
  37. 37. Cat. 26-48 EXP. HOMENAJE ADB 27/11/13 13:54 P gina 10 35
  38. 38. Cat. 26-48 EXP. HOMENAJE ADB 27/11/13 13:54 P gina 11 36
  39. 39. Cat. 26-48 EXP. HOMENAJE ADB 27/11/13 13:54 P gina 12 37
  40. 40. Cat. 26-48 EXP. HOMENAJE ADB 27/11/13 13:55 P gina 13 38
  41. 41. Cat. 26-48 EXP. HOMENAJE ADB 27/11/13 13:55 P gina 14 39
  42. 42. Cat. 26-48 EXP. HOMENAJE ADB 27/11/13 13:55 P gina 15 40
  43. 43. Cat. 26-48 EXP. HOMENAJE ADB 27/11/13 13:55 P gina 16 41
  44. 44. Cat. 26-48 EXP. HOMENAJE ADB 27/11/13 13:55 P gina 17 42
  45. 45. Cat. 26-48 EXP. HOMENAJE ADB 27/11/13 13:55 P gina 18 43
  46. 46. Cat. 26-48 EXP. HOMENAJE ADB 27/11/13 17:07 P gina 19 44 Antonio Díaz Bautista nació, en una vieja panadería de la Plaza de Camachos de Murcia, en 1943, el mismo día en que murió Rachmaninov. Pasó su infancia en la Huerta, en Cobatillas, donde su padre ejercía como Maestro Nacional. Fue alumno del Instituto Alfonso X el Sabio de Murcia, donde realizó el Bachillerato con Premio Nacional. Estudió Magisterio y se licenció en Derecho con Premio Extraordinario, doctorándose en 1972. Se formó como investigador en la Universidad de Friburgo (Alemania). Ha sido Catedrático de Derecho Romano en la Universidad de San Sebastián y, desde hace 27 años, en la de Murcia. Es fundador y Vice- Presidente 1º de la Asociación Iberoamericana de Derecho Romano, miembro de la Societé Internationale d’Histoire des Droits de l’Antiquité, con sede en Bruselas y de Societé d’Histoire du Droit de París. Académico de Erudición en la Real Academia de Medicina y Cirugía de Murcia. Desde 1977 es colaborador habitual en el Diario “La Verdad”. Ha pronunciado Pregones de Fiestas y de Semana Santa, en numerosas ciudades. Ha sido Presidente de la Asociación Pro-Música de Murcia. Desde la adolescencia ha mantenido una constante afición a la pintura, a la que dedica sus ratos libres. De formación autodidacta, cultiva con preferencia la acua-
  47. 47. Cat. 26-48 EXP. HOMENAJE ADB 27/11/13 17:07 P gina 20 45 rela, habiendo realizado más de treinta exposiciones individuales, en Murcia y en otras ciudades. El Cabildo de Cofradías de Semana Santa de Murcia le otorgó el Diploma al Mérito Artístico. El Ayuntamiento de Murcia le ha dedicado una calle, en la Pedanía de El Esparragal. En su pintura pretende aprisionar esa vibración íntima que tienen los objetos, cuando se miran con cariño. Le gusta buscar la belleza escondida, que encierran las cosas, y aprisionar la vibración del momento efímero en que la descubrimos, pues piensa, como Quevedo, que “solamente lo fugitivo permanece y dura”.
  48. 48. Cat. 26-48 EXP. HOMENAJE ADB 27/11/13 17:07 P gina 21 46 “Música para ángeles” “Sus músicos le dedican un concierto con tanto cariño como él puso al crearlos” Remigio Tolmo
  49. 49. Cat. 26-48 EXP. HOMENAJE ADB 27/11/13 17:07 P gina 22 47
  50. 50. Cat. 26-48 EXP. HOMENAJE ADB 27/11/13 17:07 P gina 23 48 Este catálogo se terminó de imprimir un 3 de diciembre, festividad de San Francisco Javier, en los talleres de Pictografía de Murcia.
  51. 51. EXPOSICIÓN comisario Miguel Olmos montaje Patricio Egea [con la participación de Remigio Tolmo y Zacarías Cerezo] CATÁLOGO textos Miguel Ángel Cámara Botía Juan Antonio Mejías García José Belmonte Serrano fotografías del artista José Henández Pina cuadro de la pág. 39 San Juan, homenaje a Salzillo [propiedad del Real Casino de Murcia] diseño, maquetación e impresión Pictografía

×