Capítulo I      |   El Programa .amilias en Acción y su evaluaciónDepartamento Nacional de Planeaciónwww.dnp.gov.coDirecci...
Contenido          ContenidoAgradecimientos                                                          9Prólogo             ...
Capítulo I   |   El Programa .amilias en Acción y su evaluaciónCapítulo IIIDescripción de los resultados de la línea de ba...
Capítulo I   |   El Programa .amilias en Acción y su evaluación3.6.3 Comparación de algunos indicadores de salud obtenidos...
Capítulo I   |   El Programa .amilias en Acción y su evaluación     Agradecimientos                 AgradecimientosEl pres...
Capítulo I       |   El Programa .amilias en Acción y su evaluación         Prólogo                         PrólogoEn époc...
Para contrarrestar estos efectos, el Estado colombiano diseñó y puso en marcha unaRed de Apoyo Social (RAS) que incluyó en...
Resumen Ejecutivo                  Resumen EjecutivoEste documento presenta los fundamentos de la evaluación de impacto de...
Caracterización de la población beneficiaria e impactos preliminaresEl documento presenta las principales características ...
El total de horas trabajadas por semana es ligeramente superior a las 42 horas. Loshombres trabajan cerca de cinco horas m...
Pobreza. Los hogares de tratamiento de .amilias en Acción muestran, en 2002,indicadores de Necesidades Básicas Insatisfech...
Capítulo I                          El Programa .amilias en Acción y su                          evaluación*1.1 El program...
Capítulo I        |   El Programa .amilias en Acción y su evaluación• Capacidad suficiente en términos de infraestructura ...
Capítulo I   |   El Programa .amilias en Acción y su evaluacióncuasiexperimental contempla la comparación de los resultado...
Capítulo I     |       El Programa .amilias en Acción y su evaluaciónlas distribuciones de las características en los grup...
Capítulo I        |       El Programa .amilias en Acción y su evaluaciónen los municipios tratamiento con pago, y permite ...
Capítulo I   |   El Programa .amilias en Acción y su evaluacióny de 1.100 hogares comunitarios, para encuestar alrededor d...
Capítulo I   |   El Programa .amilias en Acción y su evaluación(CCP)” y las pareadas con los tratamiento sin pago se calif...
Capítulo I        |   El Programa .amilias en Acción y su evaluación       de arranque entre 1 y el valor del intervalo, e...
C a p í t u l o II   | Métodos estadísticos utilizados en el Informe de Línea de Base     Capítulo             II         ...
C a p í t u l o II   | Métodos estadísticos utilizados en el Informe de Línea de BaseLa muestra de hogares con núcleos fam...
C a p í t u l o II   | Métodos estadísticos utilizados en el Informe de Línea de BaseDebe enfatizarse que el análisis de l...
C a p í t u l o II   | Métodos estadísticos utilizados en el Informe de Línea de BaseEl análisis se hace para tres tipos d...
C a p í t u l o II   | Métodos estadísticos utilizados en el Informe de Línea de Base                                    C...
C a p í t u l o II   | Métodos estadísticos utilizados en el Informe de Línea de Base                                     ...
C a p í t u l o II   | Métodos estadísticos utilizados en el Informe de Línea de Basetratamiento con pago y sin pago, romp...
C a p í t u l o II   | Métodos estadísticos utilizados en el Informe de Línea de BasePor todo lo explicado, los resultados...
C a p í t u l o III   | Descripción de los resultados de la Línea de Base         Capítulo                     III        ...
C a p í t u l o III   | Descripción de los resultados de la Línea de Base3.1.1 Bases de informaciónEl total de la informac...
C a p í t u l o III    | Descripción de los resultados de la Línea de Baselos primeros grupos de edad y el “bache” que ocu...
C a p í t u l o III   | Descripción de los resultados de la Línea de BaseEs importante anotar que el patrón descrito en la...
C a p í t u l o III    | Descripción de los resultados de la Línea de BaseÍndice de masculinidadEl índice de masculinidad ...
C a p í t u l o III   | Descripción de los resultados de la Línea de BaseEl análisis de la estructura por edad de la pobla...
C a p í t u l o III   | Descripción de los resultados de la Línea de Base3.1.3 HogaresCerca del 73% de los hogares que se ...
C a p í t u l o III   | Descripción de los resultados de la Línea de Base                                                 ...
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción

1,422 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,422
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
22
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Condiciones iniciales e impactos preliminares Familias en Acción

  1. 1. Capítulo I | El Programa .amilias en Acción y su evaluaciónDepartamento Nacional de Planeaciónwww.dnp.gov.coDirecciónSantiago Montenegro TrujilloSubdirecciónJosé Leibovich GoldenbergDirección de Evaluación de Políticas PúblicasManuel .ernando Castro Quiroz Programa .amilias en Acción - Condiciones iniciales de los beneficiarios e impactos preliminares ISBN 958-8025-48-6 Bogotá, D.C., marzo de 2004 Coordinación editorial Grupo de Comunicaciones y Relaciones Públicas Asesora Norma Beatriz Solís Cárdenas Corrección de estilo Manuel Javier Luque Diseño y diagramación Javier Romero Cárdenas otojavier@lycos.co.uk Impresión Quebecor World Calle 15 No. 39A-34 © Departamento Nacional de Planeación, 2004 Calle 26 No. 13-19 Teléfono: 5960300/5663666 Bogotá D.C., Colombia Impreso y hecho en Colombia Printed in Colombia2
  2. 2. Contenido ContenidoAgradecimientos 9Prólogo 11Resumen Ejecutivo 13Capítulo IEl Programa .amilias en Acción y su evaluación 171.1 El programa 171.2 Métodos de evaluación 181.2.1 Pareamiento por probabilidad de similitud 191.3 Universo de estudio 211.4 Muestras probabilísticas 211.4.1 Selección de la muestra de UPM 221.4.2 Distribución de la muestra de unidades secundarias (USM) en las UPM seleccionadas 231.4.3 Selección de las muestras de USM dentro de las UPM 23Capítulo IIMétodos estadísticos utilizados en el Informe de línea de base 252.1 Descripción de la población objetivo 252.2 Comparación entre los grupos de tratamiento y control 272.3 Comparación entre TCP y TSP: una evaluación preliminar de impacto con pareamiento por probabilidades de similitud 31
  3. 3. Capítulo I | El Programa .amilias en Acción y su evaluaciónCapítulo IIIDescripción de los resultados de la línea de base 333.1 Demografía 333.1.1 Bases de información 343.1.2 Nivel individual 343.1.3 Hogares 393.2 Educación 503.2.1 Variables a nivel de hogar 503.2.2 Oferta educativa 643.3 Relación de la población con el mercado de trabajo, ingresos familiares y usos del tiempo 733.3.1 Decisiones de oferta de trabajo 743.3.2 Características de la ocupación 793.3.3 Ingreso familiar y sus componentes 823.3.4 Choques sufridos por el hogar 943.3.5 Patrimonio y tenencia de activos en el hogar 943.3.6 Usos del tiempo 983.4 Pobreza 1003.4.1 Indicadores 1003.4.2 Resultados 1013.5 Nutrición 1073.5.1 Lactancia materna 1083.5.2 Consumo de alimentos en los niños de 2 a 6 años 1103.5.3 Estado nutricional de los niños de 0 a 6 años 1133.6 Salud 1213.6.1 Descripción de resultados en grupo tratamiento para niños de 0 a 6 años 1213.6.2 Relación entre indicadores de promoción y prevención y tiempo y costo del desplazamiento 1276
  4. 4. Capítulo I | El Programa .amilias en Acción y su evaluación3.6.3 Comparación de algunos indicadores de salud obtenidos en el estudio con respecto a otras encuestas realizadas en Colombia 1293.7 Consumo 1303.7.1 Análisis de consumo y gasto 1313.7.2 Comparación entre ingresos y gastos monetarios 1333.8 Condiciones de la mujer 1373.8.1 El ingreso 1383.8.2 Actividad principal 1393.8.3 Participación laboral 1413.8.4 Tasa de desempleo por estado civil 1423.8.5 Tasa de ocupación 1433.8.6. Estado civil madres beneficiarias 1443.8.7. Capacitación 1443.8.8. Expectativas frente al Programa 1453.9. Efectos del programa en la economía local 148Capítulo IVEvaluación preliminar de impactos 1494.1. Comparación entre municipios de tratamiento con pago y sin pago 1504.2. Pareo por probabilidades de similitud (propensity score matching) 1514.3 Educación 1524.4 Oferta de trabajo 1534.5. Nutrición 1554.6. Salud 1594.7. Conclusiones 162Siglas 163 7
  5. 5. Capítulo I | El Programa .amilias en Acción y su evaluación Agradecimientos AgradecimientosEl presente estudio fue elaborado por la Unión Temporal Institute of .iscal Studies -Econometría - Sistemas Especializados de Información S.A. Este estudio corresponde alprimer informe de la Evaluación de Impacto del Programa .amilias en Acción de la Redde Apoyo Social. En su elaboración participó un equipo interdisciplinario dirigido porOrazio Attanasio, del Institute for .iscal Studies y Luis Carlos Gómez, de EconometríaS.A. La gerencia del proyecto es responsabilidad de Carolina Murgueito. .ormaron partede los equipos de diseño de la evaluación de demografía Rodolfo Heredia, OrazioAttanasio, Ana Gómez y Carlos Castro; de educación y demanda escolar, Martha IsabelGutiérrez, Ana Gómez y Orazio Attanasio; de nutrición y consumo de alimentos, CatalinaBorda, Marcos Vera y Carlos Castro; de salud e instituciones de salud, Luis .ernandoGómez, Luis Carlos Gómez y Marcos Vera; de oferta de trabajo, ingresos familiares yusos del tiempo, Álvaro Reyes y Murtaza Syed; de pobreza, Manuel Muñoz, GuillermoRivas y Álvaro Reyes; de consumo, Orazio Attanasio, Manuel Ramírez y Manuel Muñoz;de condiciones de la mujer, María Elvira Carvajal, Orazio Attanasio y Mariana Muñoz.La dirección de la recolección de información estuvo a cargo de Rafael Arenas, YamilePalacios y Yezid Botiva. Colaboró en trabajos preliminares de edición Marisol Rodríguez.La interventoría técnica del estudio estuvo a cargo de la Dirección de Evaluación dePolíticas Públicas del Departamento Nacional de Planeación a través de un grupo dirigidopor Luis Carlos Corral en el cual participaron Lucía Llanes, Carlos Alviar y GelkhaBuitrago. El apoyo del Comité de Evaluación del Departamento Nacional de Planeaciónconformado por Alejandro Gaviria, Alfredo Sarmiento, Jairo Núñez, Carlos Medina yManuel .ernando Castro fue fundamental para la interventoría. La coordinación de lapublicación por parte de la Dirección de Evaluación de Políticas Públicas estuvo a cargode Joaquín Moreno con la colaboración de Paola Prieto.El Departamento Nacional de Planeación agradece la participación y apoyo de AmandaGlassman y Ana Lucía Muñoz, del Banco Interamericano de Desarrollo, y de LauraRawlings, Vicente Paqueo y Hideki Mori, del Banco Mundial, en el diseño y seguimientoal avance de la evaluación de impacto del programa. 9
  6. 6. Capítulo I | El Programa .amilias en Acción y su evaluación Prólogo PrólogoEn épocas de recesión económica, la población pobre está altamente expuesta a riesgosque deterioran su calidad de vida. Los riesgos más comunes son la caída en los ingresos,debida a la pérdida del empleo, y la disminución del consumo de bienes y serviciosbásicos, así como la reducción de las inversiones familiares en salud y educación.Con frecuencia, estos riesgos incluyen no sólo la reducción de la inversión en capitalhumano, sino la desacumulación de ese capital por la vía de mayores niveles dedeserción escolar, una mala nutrición de los niños y una menor atención en salud.Puesto que estos efectos son en muchos casos difícilmente reversibles, el desarrollosocial y económico de un país puede verse severamente afectado.Desde finales de 1998 y durante 1999, Colombia experimentó la más grave recesiónde los últimos 70 años (Conpes 3441 de 2001). El Producto Interno Bruto, que desde elúltimo trimestre de 1996 empezó a mostrar signos de desaceleración, decreció 4% en1999. Los impactos de la crisis fueron particularmente adversos sobre la poblaciónpobre. Mientras que a nivel nacional se registraron las más altas tasas de desempleourbano en la historia reciente -cercanas al 20%-, la población del quintil* de más bajosingresos enfrentó tasas de desempleo superiores al 40%. Este incremento en eldesempleo creó un círculo vicioso de reducción en el ingreso de los hogares, mayorparticipación laboral, mayor desempleo e informalidad. En términos reales, los hogarespertenecientes al primer quintil de ingresos experimentaron una disminución de 21%en su ingreso promedio.Como consecuencia de lo anterior, en el área urbana, la población por debajo de lalínea de pobreza pasó de 42,8% en 1996 a 51% en 2000, mientras que la proporciónbajo la línea de indigencia creció de 7,8% a casi 18%. Al mismo tiempo, en el árearural, la proporción de personas bajo las líneas de pobreza e indigencia pasó de 77%a 82% y de 40,3% a 43,4%, respectivamente.* Se clasifica a las personas de menor a mayor ingreso. Luego se divide a la población en 5 grupos con igual número de personas -quintiles. El primer quintil lo conforman el 20% de las personas con más bajos ingresos. 11
  7. 7. Para contrarrestar estos efectos, el Estado colombiano diseñó y puso en marcha unaRed de Apoyo Social (RAS) que incluyó entre sus componentes al programa .amilias enAcción. Con una inversión total estimada de US$230 millones, para un periodo de tresaños, este Programa se propuso mitigar los efectos de la crisis económica en la poblaciónmás pobre, a través de un nuevo esquema de subsidios de salud, educación y nutrición,que condiciona la entrega a la realización periódica de controles de talla, peso yasistencia escolar de los niños.Debido a lo innovador de este esquema dentro de la política social del país, laPresidencia de la República y el Departamento Nacional de Planeación, con el apoyodel Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo, se propusieron adelantaruna evaluación de impacto para identificar y medir sus efectos sobre 362.403 (a octubre31 de 2002) familias beneficiarias. Después de un proceso transparente de contratación,regido por las normas de la banca multilateral, la Unión Temporal Institute of .iscalStudies de Londres, Econometría, y Sistemas Especializados de Información fueseleccionada para adelantar la evaluación.El informe "Programa .amilias en Acción: Condiciones iniciales de los beneficiarios eimpactos preliminares" es el primer volumen de una serie de 8 publicaciones quesintetizan los resultados de la evaluación de la Red de Apoyo Social (RAS). Consta decuatro capítulos, antecedidos por un resumen ejecutivo. El primero de ellos, describelos principales aspectos del Programa y la metodología de investigación. El segundo,sintetiza la metodología estadística de la evaluación, así como la de presentación delos datos. El tercero, presenta los resultados de la encuesta de línea de base, enfatizandoen cada uno de sus módulos. Por último, el cuarto capítulo presenta los impactospreliminares del programa.Cabe destacar que esta publicación, forma parte de un esfuerzo del Estado colombiano,a través del Sistema Nacional de Evaluación (Sinergia), por consolidar la evaluacióncomo una práctica permanente de la administración pública. Con ello, se busca: a)mejorar la eficacia y el impacto de las políticas, programas e instituciones públicas, b)contribuir a mejorar la eficiencia y transparencia en la programación y asignación delos recursos; y c) estimular la transparencia en la gestión pública, incorporando demanera activa el control de la ciudadanía.La publicación está dirigida a funcionarios, oficiales de la banca multilateral yacadémicos interesados en los programas y políticas públicas, así como en laevaluación de la inversión pública.Para el Departamento Nacional de Planeación es satisfactorio iniciar la difusión de losresultados de esta evaluación con este informe de línea de base, que anticipa laimportancia de este Programa para los objetivos de reducción de la pobreza ypromoción de la equidad en Colombia.12
  8. 8. Resumen Ejecutivo Resumen EjecutivoEste documento presenta los fundamentos de la evaluación de impacto del programa.amilias en Acción. Además de los aspectos metodológicos, describe los resultados dela encuesta de línea de base que caracteriza las condiciones iniciales de los beneficiariosal inicio del Programa. Igualmente, analiza los impactos preliminares del mismo..amilias en AcciónEl Programa .amilias en Acción busca promover y fomentar la acumulación del capitalhumano en la población Sisbén 1 de los municipios con menos de 100.000 habitantesa través de subsidios monetarios en tres frentes principales: nutrición, salud y educación.Los subsidios de nutrición y salud se entregan a familias con niños menores de 7 añosy están condicionados al cumplimiento de controles de crecimiento y desarrollo de losniños. El subsidio para educación está condicionado a que las madres garanticen unamínima asistencia de sus hijos a los planteles educativos. El Programa se focaliza en622 municipios de 26 departamentos. A octubre 31 de 2002, tenía registradas 407.076familias como elegibles y 362.403 (89%) como beneficiarias.La evaluación de impactoEl diseño del Programa identificó la necesidad de evaluar su impacto en los beneficiariosy establecer las bondades de las estrategias utilizadas. La metodología empleada escuasiexperimental y se basa en la comparación de los resultados con muestras de"tratamiento" (beneficiarios) y "control" (no beneficiarios) de la línea de base, enseguimientos realizados uno y dos años después de iniciado. La muestra abarca cercade 10.000 hogares en 122 municipios. La línea de base caracteriza la poblaciónbeneficiaria según demografía, educación, ingresos y fuerza laboral, pobreza, nutrición,salud y condiciones de la mujer. Puesto que la muestra incluyó tanto municipios detratamiento con pago (TCP) como sin pago (TSP), ello permitió una evaluaciónpreliminar de impacto al comparar los dos grupos. 13
  9. 9. Caracterización de la población beneficiaria e impactos preliminaresEl documento presenta las principales características (condiciones iniciales) de lapoblación beneficiaria, así como los impactos preliminares observados. Puesto que laevaluación aún no ha concluido, estos últimos deben tomarse con precaución: la muestraes aún reducida y por tanto no suficientemente precisa para evaluar impactos pequeños.Adicionalmente, el poco tiempo de los municipios TCP en el Programa y la presencia deefectos anticipatorios en los TSP causan una tendencia a subestimar los impactos. Estosproblemas, sin embargo, serán plenamente superados en las siguientes mediciones.Demografía. En cuanto a la estructura por edades, la población presenta una menorparticipación de los primeros grupos de edad (entre 0 y 5 años), y del grupo de edadintermedia (18 a 35 años) frente a lo esperado en una distribución normal*. Cerca de73% de los hogares están compuestos por un sólo núcleo o familia y 27% restantepresenta dos o más núcleos, siendo esta proporción sensiblemente mayor en áreasurbanas. La cantidad de personas promedio por hogar se ubicó en 6,95 para la zonarural y en 6,89 y para la urbana. El 79,8% de los hogares declara como jefe de hogara un hombre y 20,2% a una mujer. El promedio de edad de los hombres jefes defamilia es de 44,4 años y el de las mujeres de 46,0 años.Educación. La tasa promedio de asistencia escolar actual es de 83,5%. La edadpromedio de ingreso al sistema escolar es de 6,8 años. El nivel educativo predominantede los niños entre 7 y 17 años es el de primaria incompleta con 70% de los niños.Menos de 1% no tiene educación alguna y el resto (28,6%) tiene primaria completa osecundaria incompleta o más. El Programa mostró un efecto significativo en elenrolamiento de jóvenes de 14 a 17 años en el sector urbano, con incrementos deentre 12 y 14 puntos porcentuales. El efecto en el sector rural es menor, cercano a 5puntos porcentuales. En cambio, en el grupo de 7 a 13 años (primaria), el Programaparece no tener efecto. Este resultado no es sorprendente, dado que el enrolamientoen ese rango de edad está por encima de 90%..uerza laboral La duración típica del desempleo en los municipios de tratamiento esde 4,35 meses, inferior al de la población en general (cerca de 7 meses para la mismafecha). En el patrón masculino, cerca de 48% de los ocupados son empleados odependientes y 44% trabajadores independientes. Para las mujeres, 68% sondependientes (22% trabajan como empleadas del servicio doméstico), y un menorporcentaje son trabajadoras independientes (36%). Los resultados indican niveles deformalidad muy bajos en el empleo de trabajadores que dependen de un patrono:apenas 7,4% de los trabajadores recibe aporte del patrono para prestaciones sociales.* La información levantada en la línea de base no permite explicar las causas de este comportamiento. Sin embargo, otras mediciones realizadas en Colombia (Encuesta de Calidad de Vida 1997 y Encuesta Nacional de Hogares 2001), muestran comportamientos similares.14
  10. 10. El total de horas trabajadas por semana es ligeramente superior a las 42 horas. Loshombres trabajan cerca de cinco horas más que las mujeres. En las zonas urbanas setrabaja cerca de dos horas más que en las rurales, sin diferencias entre TCP y TSP.Ingresos. Los subsidios del Programa han mejorado la distribución del ingreso,principalmente en los hogares de menores ingresos, con familias de mayor tamaño. Enefecto, se observa una disminución del coeficiente de Gini de 0,39 a 0,35 en los municipiosTCP después de recibidos los subsidios. Así mismo, el Programa ha aumentadosignificativamente la probabilidad de obtener ingresos laborales en las áreas urbanaspara las mujeres (17,3%, vs 8,8% a nivel rural). En cuanto a la situación inicial, se observaque cerca de 31% de las personas de 10 años y más perciben algún ingreso laboral. Esteporcentaje es mucho mayor entre los jefes de hogar (69,5% en hombres y 47,4% enmujeres), seguido por otros miembros del hogar mayores de 18 años (64,4% hombres;23,3% mujeres). Entre los jóvenes de 10 a 17 años es mucho menor (9,4% hombres; 3,4%mujeres), así como en las mujeres cónyuges (13,9%). El ingreso laboral promedio de loshogares de tratamiento es de $255.000 al mes, un poco menos de 82% del salariomínimo legal en 2002 ($309.000). El promedio de ingreso monetario de los hogares esde $327.744 al mes, 12,5% mayor que el ingreso laboral.Ahorro y propiedad. El nivel promedio de ahorro de los hogares es muy pequeño,cerca de $12.000 (US$4), en contraste con un nivel de endeudamiento alto, por encimade $570.000 (US$200)-más del doble de los ingresos corrientes del hogar en unmes. La mayoría de este endeudamiento está asociado a la compra de vivienda y alcubrimiento del déficit entre gastos e ingresos corrientes, y se realiza principalmenteen mercados informales de crédito de corto plazo. Los hogares rurales presentanmayores niveles de ahorro y de endeudamiento que los urbanos. La tenencia deactivos muestra una alta variabilidad, según el tipo de activo. Más de 63% de loshogares son propietarios de la vivienda que habitan, cifra sorprendente, dado quepertenecen al segmento más pobre de la población colombiana. En los demás activosse presentan niveles de tenencia mucho más bajos: 15% de los hogares poseen otrastierras, lotes o parcelas; cerca de 2 de cada 5 hogares poseen una bicicleta, unequipo de sonido o radio-grabadora o una licuadora y 1 de cada 3 posee un televisora color, una bicicleta o un ventilador.Usos del tiempo. Con el Programa se busca reducir el tiempo dedicado al trabajo yotras actividades en el hogar por parte de los jóvenes de 10 a 17 años, a favor deltiempo destinado al estudio. Este grupo reportó cerca de la mitad del tiempo productivodedicado al estudio, pero las mujeres destinan 45% del tiempo a oficios del hogar y7% al trabajo, mientras los hombres dedican 23% en el trabajo y 30% en oficios delhogar. Como se esperaba en términos de impactos del programa, los jóvenes de 10 a17 años de ambos sexos dedican mucho más tiempo al estudio en municipios detratamiento con pago que en municipios de tratamiento sin pago. 15
  11. 11. Pobreza. Los hogares de tratamiento de .amilias en Acción muestran, en 2002,indicadores de Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI) claramente peores en todoslos componentes respecto a lo observado para la población nacional en 2000. Mientrasa nivel nacional los hogares con NBI fueron 22,9% de la población total, en .amiliasen Acción esta proporción fue de 69,2%. La proporción de hogares en miseria a nivelnacional fue de 6,5%, mientras que en el Programa fue de 35,9%, es decir, cerca de 5½ veces más.Nutrición. El promedio de meses que dura la lactancia en los niños de los municipiosTCP es sensiblemente superior a la de los TSP (8,7 vs. 7,6), dado que en los primeros ,las madres han acudido en mayor proporción a seminarios donde se tratan temas denutrición del niño y cuidados prenatales. En los TCP el número de días de consumo de ,huevos, carne y verduras a la semana es significativamente mayor que en los TSP (0,7,0,9 y 1,3, días respectivamente). Así mismo, se observó que el Programa ha influenciadopositivamente el peso de niños en la zona rural (indicador de peso/mediana de pesopara la edad de 91,93 en TCP vs en 89,48 en TSP). De igual manera, hay indicadoresde desnutrición aguda y global claramente inferiores en los municipios TCP (1,2% y8,7%) vs TSP (1,9% y 12,2%). La población del Programa presenta una diferenciaimportante en cuanto a desnutrición crónica frente a la media colombiana (22,9% vs13,5%, según la encuesta de Profamilia de 2000).Salud. El 14,3% de los niños de 0 a 6 años estudiados en los municipios tratamientopresentaron enfermedad diarreica aguda (EDA) en 15 días previos a la encuesta. Esta tasaes considerablemente menor (12,3%) en los municipios TCP en especial en zona urbana ,(12,5% vs 19,4% en TSP). En consecuencia, el Programa ha reducido en forma significativa(-10,2%) la probabilidad de sufrir de diarrea en esta zona, donde también ha tenido impactosnotorios en la asistencia a charlas sobre diarrea. La infección respiratoria aguda (IRA) presentóuna prevalencia tres veces más alta (42,1% de los niños), consistente con lo observado enlas grandes encuestas nacionales de salud de 1965, 1980 y 1987. Diferencias claras entreTCP y TSP se observaron solamente en las zonas urbanas (39,4% vs 47,8%) lo que sugiereun efecto precoz de la intervención del Programa en este frente.Empoderamiento de la mujer. Puesto que las madres son las receptoras de los subsidiosdel Programa, se esperan efectos sobre el empoderamiento de las mujeres, tanto entérminos de sus condiciones como de sus relaciones sociales y familiares. Al inicio delPrograma, el ingreso laboral de las mujeres no alcanzaba el salario mínimo legal($309.000 en 2002). El ingreso más alto se observa para las mujeres casadas enmunicipios TCP en el sector urbano, y el más bajo, para las viudas en municipios TCPde la zona rural. La actividad principal de las mujeres en ambas zonas, son los oficiosdel hogar. La búsqueda de trabajo es reducida, aunque es mayor en la zona urbana.La tasa de participación femenina en la fuerza laboral es más alta en mujeres solas(viudas, separadas y divorciadas) que en aquellas con compañero.16
  12. 12. Capítulo I El Programa .amilias en Acción y su evaluación*1.1 El programaEl Programa .amilias en Acción es una estrategia del Gobierno colombiano, que buscapromover y fomentar la acumulación del capital humano en municipios con menos de100.000 habitantes. El Programa tiene tres componentes principales: nutrición, salud yeducación. El componente de nutrición consiste en un subsidio monetario1 entregado alas familias (núcleos familiares) beneficiarias con niños menores de 7 años de edad.Este componente está vinculado al de salud, el cual contempla una serie de accionesque las familias beneficiarias deben llevar a cabo obligatoriamente para participar enel Programa. En particular, las madres deben llevar sus hijos a los controles decrecimiento y desarrollo, que incluyen vacunación, y participar en algunos eventossencillos de capacitación sobre prevención de salud. Probablemente, el componentemás importante es el de educación. Es condición para recibir los subsidios2 que lasmadres garanticen una mínima asistencia de sus hijos a los planteles educativos.Es de mencionar que el subsidio de nutrición, para familias beneficiarias con niñosentre cero y 6 años, es una alternativa a los Hogares Comunitarios del InstitutoColombiano de Bienestar .amiliar, dado que los niños no pueden participar en los dosprogramas simultáneamente.El Programa se encuentra focalizado en 622 municipios de 26 departamentosseleccionados por el .IP3. La focalización se realizó en municipios con menos de100.000 habitantes que cumpliesen las siguientes condiciones:* Los responsables por éste capítulo del informe de Línea de Base de la UniónTemporal I.S - Econometría - SEI fueron Orazio Attanasio, Luis Carlos Gómez y Costas Meghir.1 En el año 2001 el subsidio fue de $40.000 mensuales y en 2002 y 2003, de $46.500.2 Los subsidios tuvieron un valor de $12.000 mensuales en 2001 y $14.000 en 2002 y 2003, para niños de primaria, y de $24.000 en 2001 y $28.000 en 2002 y 2003, para niños en secundaria.3 .IP-Subprograma .amilias en Acción, Documento Estado y Avance, noviembre 2002. 17
  13. 13. Capítulo I | El Programa .amilias en Acción y su evaluación• Capacidad suficiente en términos de infraestructura educativa y de salud para atender la nueva demanda impulsada por el Programa;• Disponibilidad de al menos un banco;• Población menor de 100.000 habitantes, no capital de departamento, y no localizado en la región atendida por el .ondo de Reconstrucción de la Región Cafetera (.orec), como consecuencia del terremoto de 1995;• Registro de la autoridad municipal en el Programa, presentando una serie de documentos, entre los cuales se encontraba la lista de los beneficiarios del nivel 1 del Sisbén.En cada municipio, todos los núcleos familiares (familias) clasificados en el nivel 1 delSisbén4 a diciembre de 1999, con niños entre 0 y 17 años, se consideraban elegibles(beneficiarios potenciales) de .amilias en Acción. Para ser beneficiarias, las familiasdebían inscribirse en el Programa y cumplir con las reglas establecidas por el mismo.A octubre 31 de 2002, .amilias en Acción tenía 407.076 familias registradas comoelegibles y 362.403 (89%), como beneficiarias.1.2 Métodos de evaluaciónPara evaluar el impacto del Programa, se utilizó una metodología cuasiexperiemental.Los municipios fueron agrupados de acuerdo con la cantidad de familias elegiblesexistentes, para constituir las Unidades Primarias de Muestreo (UPM) (municipios soloso grupos de 2 o 3 municipios pequeños). Del universo de UPM tratamiento, seseleccionaron 50 UPM con un diseño muestral estratificado aleatorio. A dichas UPMtratamiento seleccionadas, se parearon 50 de control que no estaban incluidas en elprograma, pero que eran razonablemente similares a las de tratamiento. El pareamientofue realizado dentro de los estratos, definidos previamente sobre la base de variablesgeográficas, socioeconómicas y de infraestructura, de tal manera que cada UPM decontrol fuera similar a la UPM tratamiento seleccionada en el estrato. La mayoría delas UPM de control son poblaciones con establecimientos de educación básica primariay secundaria, y con infraestructura de salud, pero sin un establecimiento bancario, y enalgunos casos, para el pareo se incluyeron unos pocos municipios con algo más de100.000 habitantes.En cada una de las 100 UPM de tratamiento y control muestreadas, se seleccionó unamuestra de familias elegibles (núcleos familiares Sisbén 1 a 31 de diciembre de 1999,con niños menores de 18 años), por el método aleatorio estratificado. La metodología4 El Sisbén es una metodología oficial de identificación y clasificación socioeconómica de los núcleos familiares.18
  14. 14. Capítulo I | El Programa .amilias en Acción y su evaluacióncuasiexperimental contempla la comparación de los resultados de interés en la totalidadde las muestras tratamiento y control, un año después de la línea de base, y en 25% delas muestras iniciales, dos años después. Por esta razón, será crucial la primera mediciónde seguimiento realizada entre los meses de julio y diciembre de 2003. Dado que laasignación de las UPM tratamiento y control no fue aleatoria, las muestras respectivastienen inevitables diferencias. Para afrontar este problema se utilizó una metodologíade Pareamiento por Probabilidad de Similitud (PPS) (Propensity Score Matching) parala comparación de los hogares con familias tratamiento y control.La disponibilidad de una encuesta de línea de base, como la que se describe en estedocumento, es fundamental por al menos dos razones. Primero, la línea de base proveeinformación útil y, en este caso, la única visión de la población de interés antes de laintervención. Dado que no existe una base de datos de esta población, comparable conla que se obtuvo, se provee una descripción indispensable de la situación en la cualempezó a operar el Programa. Segundo, y quizá más importante, es posible tratar decorregir las estimaciones de impacto, en función de diferencias importantes pre-programa,entre los municipios tratamiento y control, observadas en la línea de base. En otraspalabras, se pueden usar versiones del estimador “diferencia en diferencia”, o controlarpor resultados pre-programa, con el pareamiento por probabilidades de similitud.1.2.1 Pareamiento por probabilidad de similitud (propensity score matching)Es un proceso, por medio del cual la distribución de las características observables en elgrupo control se transforma, de tal manera que ella coincida con las del grupo tratamiento;por lo tanto, se hacen los dos grupos comparables respecto a todas las dimensionesobservables. Supóngase que cada individuo tiene dos resultados potenciales, uno para ( ) ( )la situación con programa Yi1 y otro para la situación sin programa Yi0 . Solamente esposible tener en la realidad uno de los dos resultados planteados, dado que el individuono puede estar simultáneamente en el programa y fuera de él.Considérese un conjunto de variables X . Para que el proceso de pareo sea válido, se ( ) ( )necesita asumir que: E Yi0 X ,Ti = 1 = E Yi0 X ,Ti = 0 , lo cual establece, que el resultadopromedio en la situación sin programa, para aquellos que realmente participan en elprograma, es igual al resultado observado en aquellos que no participan, dadas ciertascaracterísticas observables X . El significado de esta premisa es que no existancaracterísticas no observables que afecten la variable resultado en la situación sinprograma, y que además afecten la asignación entre tratamiento y control (es decir,que la selección se hace con base en variables observables únicamente).La implementación de este procedimiento es dispendiosa si X incluye muchas variables.En consecuencia, basado en el teorema de Rosenbaum y Rubin (1983), son idénticas
  15. 15. Capítulo I | El Programa .amilias en Acción y su evaluaciónlas distribuciones de las características en los grupos tratamiento y control, condicionadopor la probabilidad de ser asignado al grupo tratamiento (ejemplo, probabilidad desimilitud). Defínase la distribución de la probabilidad de similitud en el grupo tratamientocomo F 1 = F 1 (P(X )) . Entonces, el efecto del programa en aquellos que realmente sebenefician de él, es: ( ) [(TT = E Y 1 Ti = 1 − E F 1 E Yi0 P (X ), Ti = 0 ,TI )]Como el proyecto de Evaluación fue contratado más o menos simultáneamente con elinicio del Programa, hubo que afrontar la selección de la muestra cuando este habíacomenzado en un determinado número de municipios no decididos aleatoriamentepara el arranque. Por esta razón, se dividió la muestra tratamiento en dos grupos de25 UPM: un primer grupo, en el cual el Programa ya había comenzado antes de lamedición de línea de base, y un segundo grupo, donde el Programa no habíacomenzado (aunque el programa ya había sido ampliamente publicitado, y el procesode registro de inscripción había concluido). El primer grupo de UPM se denominó“tratamiento con pago” (TCP), y el segundo grupo, “tratamiento sin pago” (TSP).Esta situación creó obviamente algunos problemas, en la medida que no fue posibletener una verdadera línea de base para todos los municipios. Por esta razón, en loscuestionarios se agregó un conjunto de módulos retrospectivos de resultado, tales comoel enrolamiento escolar. Esta información permitió construir “mediciones pre-programa”para ciertas variables. La disponibilidad de una cierta cantidad de municipios dondeel Programa ya había comenzado, facilitó la posibilidad de una evaluación preliminardel Impacto. Esto se logró comparando los resultados de interés en los TCP y TSP .Aunque esta comparación es de interés obvio, y fue implementada usando el pareo deprobabilidades por similitud entre los hogares de los grupos TCP y TSP los resultados ,deben tomarse con cautela por las siguientes razones:• La comparación se hizo en una muestra relativamente pequeña, aproximadamente la mitad de la muestra requerida para una Evaluación óptima;• La comparación fue hecha unos pocos meses después de que empezó el Programa. Para algunos resultados (en particular de nutrición y salud) es usualmente necesario un período más largo para observar efectos de una intervención.• El Programa ya había sido promocionado en el grupo TSP por lo cual es previsible , la presentación de efectos anticipados que pueden generar reducción en el efecto estimado; esto puede ser particularmente relevante para el enrolamiento escolar.Para esta muestra específica no hay una línea de base real, aunque la informaciónretrospectiva puede ser utilizada para construir una “seudo línea de base”.Estas consideraciones, sobre las cuales se volverá en el capítulo 4, deben ser tenidasen cuenta. La siguiente distribución ilustra el estado de pagos a la fecha de la encuesta20
  16. 16. Capítulo I | El Programa .amilias en Acción y su evaluaciónen los municipios tratamiento con pago, y permite deducir la magnitud de la interacciónen los mismos. No. Ciclos pagados No. de municipios 1 1 2 0 3 4 4 12 5 8 6 1 TOTAL 26 .uente: .ondo Inversión para la Paz (.IP), octubre 2002.1.3 Universo de estudioSegún las cifras del diseño de la Evaluación, los grupos tratamiento estabanpotencialmente constituidos por 449.000 familias elegibles inscritas en el Programaen 622 municipios del país (municipios tratamiento), pertenecientes a 405.000 hogaresy por 1.325 instituciones de salud y 31.156 de educación, vinculadas al Programa enestos municipios. Es de anotar que no todos los potenciales beneficiarios de losmunicipios tratamiento estaban registrados en el Programa, al igual que no todas lasinstituciones de salud y educación existentes en tales municipios.Los grupos control, eran las familias elegibles existentes a 31 de diciembre de 1999 en210 municipios sin programa (municipios control), pero similares a aquellos, al igualque las instituciones públicas de salud y de educación operando en estos municipios.Como la asignación del Programa no fue hecha aleatoriamente, los controles fueronescogidos teniendo en cuenta las particularidades metodológicas de la evaluación(pareo por probabilidad de similitud). Por esta razón, de cada subestrato (con pago ysin pago) del cual se seleccionaron aleatoriamente las UPM tratamiento, se obtuvo porpareamiento dirigido una UPM de control.1.4 Muestras probabilísticasEl diseño de la evaluación contempló la selección probabilística de 50 UPM tratamientoy 50 UPM control, y la encuesta efectiva de un mínimo de 5.000 familias tratamiento yde 5.000 familias control; de hasta 250 instituciones de salud tratamiento y otras tantasde control; de hasta 300 instituciones educativas, tanto de tratamiento como de control; 21
  17. 17. Capítulo I | El Programa .amilias en Acción y su evaluacióny de 1.100 hogares comunitarios, para encuestar alrededor de 5.000 niños Sisbén 1,distribuidos por igual en municipios tratamiento y control.La mayor parte de las UPM están constituidas por un municipio. Aquellos municipioscon un número excesivamente bajo de familias elegibles, se juntaron con municipiosvecinos de similares características para conformar la UPM requerida.Se construyeron entonces, con los universos de municipios tratamiento y control, untotal de 629 unidades primarias de muestreo, 464 tratamiento y 175, control con unmínimo de 226 familias elegibles en los municipios tratamiento y 174 en los de control.La muestra de UPM quedó entonces conformada finalmente por 50 de tratamiento,con 57 municipios, y 50 UPM de control, con 69 municipios.Así mismo, y debido a la gran tasa de pérdida esperada (alrededor de 50%) en eltranscurso de las tres mediciones, se incrementó en una porción similar el tamaño dela muestra de familias elegibles, tratamiento y control.Dentro de las UPM seleccionadas, la muestra estuvo constituida por 10.660 familiaselegibles en las UPM tratamiento, 8.347 familias en las UPM control, 207 institucionesde salud (101 en municipios tratamiento y 106 en municipios control), 520establecimientos educativos (271 tratamiento y 249 control) y 1.167 hogarescomunitarios. Las dispares cifras de instituciones de salud y educación se debieron a lamenor cantidad existente en algunos municipios respecto al máximo previsto.1.4.1 Selección de la muestra de UPMPara efectos de la selección de los municipios, se constituyeron 25 estratos con latotalidad de las UPM conformadas, teniendo presente su mayor homogeneidad enrelación con los criterios de estratificación: Región-Departamento de ubicación, nivelde urbanización (tamaño de cabecera municipal), tamaño potencial del Programa(número de familias elegibles), índice de calidad de vida (ICV): calidad y servicios dela vivienda, niños menores de 7 años, hacinamiento, y escolaridad de los 12 años ymás, y asistencia escolar de los de 5 a 18 años), e infraestructura de salud y educacióndisponible. Las UPM de cada estrato se clasificaron en cuatro subestratos (TCP TSP , ,CCP y CSP) por lo cual debía haber como mínimo una UPM tratamiento con pago,una sin pago, un control con pago y otro control sin pago.De cada subestrato se seleccionó una UPM: las tratamiento, con probabilidadproporcional a su tamaño (PPT), en función del número de familias elegibles, y las decontrol, por pareamiento dirigido en función de las características específicas de lastratamiento con pago y sin pago seleccionadas. En consecuencia, la muestra de UPMcontrol tuvo probabilidad 1.Para fines de presentación y análisis de los resultados, las UPM control definidaspor pareamiento con las tratamiento con pago, se denominaron “control con pago22
  18. 18. Capítulo I | El Programa .amilias en Acción y su evaluación(CCP)” y las pareadas con los tratamiento sin pago se calificaron como “control sinpago (CSP)”.1.4.2 Distribución de la muestra de unidades secundarias (USM) en las UPM seleccionadasLa distribución de la muestra total de familias elegibles, de hogares comunitarios y deinstituciones de salud y educación, se llevó a cabo con afijación igual, es decir, conasignación igual, dividiendo la muestra total mínima requerida para cada caso, enpartes iguales, según el número de UPM (100). En el caso de familias, se tuvo en cuenta,además, la submuestra estimada para compensar las grandes tasas de pérdidaesperadas en el transcurso de las tres mediciones, que por otra parte, se calcularon dediferente magnitud en las UPM tratamiento (menor pérdida) y en las control.Este esquema de distribución y la composición de la muestra de UPM generaronvariables probabilidades finales de selección de las unidades de observación, yobligaron al uso de factores de corrección de los resultados muestrales, para controlarel sesgo originado por tal hecho. El recíproco de la probabilidad final de selección delas unidades de estudio, o un factor equivalente, alrededor de la unidad, es el correctordel sesgo en cuestión.1.4.3 Selección de las muestras de USM dentro de las UPM1. .amilias Elegibles Se aplicó el siguiente procedimiento:• Distribución de la muestra por zona (urbana-rural), en función de la composición urbano-rural del universo de familias en todo el subestrato del cual proviene la UPM;• Prelistado separado de los barrios (zonas urbanas) y las veredas (zona rural), con su número de familias elegibles;• Cálculo separado por zona, del número de medidas de tamaño (MT) existentes, vale decir, el número de grupos de 12 familias elegibles, en promedio, existentes en cada conglomerado;• Agrupación de los barrios o veredas con menos de 6 familias elegibles, con otra contigua; cálculo separado para cada zona de un intervalo de muestreo, mediante la división de el número de MT existentes en la zona de UPM, por el número de MT requeridas en la misma zona para completar aproximadamente los tamaños de muestra requeridos por zona; y selección aleatoria para cada intervalo de un número 23
  19. 19. Capítulo I | El Programa .amilias en Acción y su evaluación de arranque entre 1 y el valor del intervalo, el cual identificó la primera MT de cada zona, y obtención del resto de MT de la muestra de cada zona, sumando sucesivamente el intervalo al número de arranque.2. De los Hogares Comunitarios (HCB), así: Listado de los existentes en la UPM, con separación por zona (urbana-rural), si estaba disponible esta clasificación; cálculo de un intervalo de muestreo, relacionando los HCB existentes sobre los requeridos, y continuando con el proceso de selección en la forma descrita para los hogares particulares.3. De las Instituciones de Salud: Inclusión de todos los hospitales y centros de salud elegibles; excepcionalmente hubo más de una institución de estos tipos por municipio. Selección aleatoria de un número adicional de Puestos de Salud, hasta completar un máximo de 5 instituciones de salud por UPM. En ninguna UPM existía esta cantidad máxima.4. De las Instituciones Educativas: Inclusión de todos los establecimientos urbanos elegibles; selección aleatoria de establecimientos rurales requeridos;El Cuadro 1.4-1 presenta los universos de cada tipo de unidad de estudio, las muestrasseleccionadas y las muestras encuestadas en la línea de base. Cuadro 1.4-1 Muestras seleccionadas y encuestadas Población Universo inicial Muestra seleccionada Muestra encuestada estudiada Tratamiento Control Tratamiento Control Tratamiento Control Con pago 280 175 25 25 25 25 UPM Sin pago 184 - 25 25 25 25 Instituciones de salud 1.325 523 101 106 96 97 Instituciones educativas 31.156 6.677 271 249 270 241 .amilias elegibles 449.044 113.626 10.660 8.347 6.722* 4.562 Hogares particulares 405.165 102.522 6.3961/ 5.0001/ - - Hogares comunitarios 17.973 5.910 573 594 547 445 Niños Sisbén 1 89.865 41.370 2.865 4.158 2.735 3.115* Aproximadamente el 12% de estas familias no están inscritas en el Programa.1/ Muestra mínima esperada.24
  20. 20. C a p í t u l o II | Métodos estadísticos utilizados en el Informe de Línea de Base Capítulo II Métodos estadísticos utilizados en el Informe de línea de baseEn este capítulo, se discuten los tópicos estadísticos relevantes para este informe. Estedocumento tiene los siguientes propósitos: a) proveer una descripción de la poblaciónobjeto del programa; b) suministrar un primer, y muy preliminar, análisis de impactobasado en la comparación de algunos de los resultados de interés entre los municipiosTCP y TSP Cada uno de estos propósitos presenta problemas estadísticos específicos .que se discuten enseguida.2.1 Descripción de la población objetivoComo se mencionó antes, la población objetivo del Programa son los núcleos familiaresclasificados en el nivel 1 de Sisbén, a 31 de diciembre de 1999, residentes en lascomunidades donde opera el Programa, que en el momento de implementación delmismo aún residían en tales comunidades, continuaban perteneciendo al Sisbén 1 ytenían niños de 0 a 17 años. La línea de base permite obtener estimaciones de losindicadores de interés representativos para esta población. Para las estimaciones y sucorrespondiente nivel de precisión, sin embargo, es necesario tener en cuenta una seriede consideraciones.El procedimiento de estimación se construye a partir del esquema de selecciónestratificado y polietápico de la muestra, de la probabilidad final de selección depersonas, hogares (núcleos familiares) e instituciones y de la recuperación por un factorde ajuste de la mayor parte posible de los no encuestados elegibles. El método aplicadoes relativamente estándar. A cada unidad de observación de la encuesta le fue aplicadoun factor de expansión que es el recíproco de la citada probabilidad final de selección,ajustado por no respuesta, para garantizar estimaciones insesgadas del universo deinterés. Un factor equivalente al de expansión para alrededor de la unidad, produceresultados idénticos para los indicadores relativos. 25
  21. 21. C a p í t u l o II | Métodos estadísticos utilizados en el Informe de Línea de BaseLa muestra de hogares con núcleos familiares elegibles fue seleccionada de las listasdel Sisbén 1 a 31 de diciembre de 1999. Como se dijo antes, estas listas no coincidencon la población de interés, por una variedad de razones:• Porque dejó de pertenecer al nivel 1 del Sisbén;• Porque no tiene niños en el intervalo de edad relevante para el estudio;• Porque se trasladó a un municipio diferente.Se enfatiza que una fracción relativamente grande de hogares no pudo ser contactada,principalmente por haberse movido a otro municipio (18%).Para obtener estimaciones representativas de la población objetivo, fue necesario afrontardos problemas: primero, fue la corrección por la diferente probabilidad final de lasunidades de observación; y segundo, fue el ajuste por no encuesta, dado que ésta secomportó en una forma no aleatoria en la población originalmente seleccionada.Para el manejo de la no encuesta, se dividió la población original en tres grupos: a) elgrupo de hogares elegibles que pudo ser encuestado; b) el grupo de hogares quepudo ser contactado, pero que no fue entrevistado, porque no eran potencialesbeneficiarios, es decir, no elegibles (por ejemplo, cuando no tenían niños entre 0 y 17años); y c) los hogares que nunca pudieron ser contactados.Se procedió de la siguiente manera. Se asumió que la proporción de no beneficiariosen el grupo no contactado era similar a la observada en el grupo contactado, y que laprobabilidad de ser encuestado, de los remanentes elegibles del grupo no contactado,podía ser calculada en función de la similitud de las características tanto de los elegiblesno encuestados como de los elegibles encuestados. Para la evaluación de la similitudde los dos grupos se utilizaron algunas de las variables de la base de datos del Sisbén(afiliación al SSS en salud, nivel educativo y residencia en zona urbana o rural) y seconstruyó entonces, un modelo de no respuesta mediante la razón entre la probabilidadde ser elegibles y la probabilidad de ser encuestado, de los no encuestadossupuestamente elegibles. En consecuencia la probabilidad final de selección de laspersonas encuestadas se ponderó por la probabilidad de ser encuestado, de los noencuestados. El factor de expansión final de la muestra encuestada, corregido pordiferente probabilidad de selección y por no respuesta (no encuesta) quedó formuladoen la siguiente forma: Denominando la probabilidad final de selección de un hogarpor pis , la probabilidad de no respuesta de un hogar en particular, como pinr , y laproporción de hogares no elegibles observada en la muestra contactada como pinb , 1 − pinbentonces el factor de expansión está dado por . ( ) pis 1 − pinrSe utilizaron, por lo tanto, factores de expansión corregidos por diferente probabilidad ypor no encuesta para los municipios tratamiento (y para los municipios control también).26
  22. 22. C a p í t u l o II | Métodos estadísticos utilizados en el Informe de Línea de BaseDebe enfatizarse que el análisis de la población tratamiento, que es la población delprograma, es de enorme interés dada la inexistencia de estudios previos sobre estetipo de población Sisbén 1 en el país. El perfil de esta población, en términos deenrolamiento escolar, estado de salud, ingreso, consumo y bienestar, constituye la líneade base frente a la cual el programa necesita ser evaluado.2.2. Comparación entre los grupos de tratamiento y controlComo se mencionó antes, la metodología de evaluación se basa en la comparaciónde municipios en los cuales opera el programa frente a municipios en los cuales esteno opera. Como la asignación al programa no fue aleatoria, una comparación sencillao directa entre estos grupos podría llevar a conclusiones equivocadas, por dos razones.Primero, porque diferencias ex post en los resultados podrían reflejar diferencias pre-programa. Segundo, porque el efecto del Programa podría ser función de un conjuntode variables estructurales de carácter independiente (tales como disponibilidad deescuelas y establecimientos de salud, nivel de educación de la población), que podríanser diferentes entre los municipios tratamiento y control. Estos problemas fueronmanejados con la metodología de Pareamiento por Probabilidad de Similitud (PropensityScore Matching), que establece la comparación de hogares tratamiento con hogaressimilares de control habiendo sido la “similitud” definida estadísticamente en términosde variables individuales (inclusive restrospectivas) y comunitarias.El segundo objetivo de la línea de base es, por lo tanto, establecer las diferencias entrelas muestras tratamiento y control en términos de variables estructurales y de indicadoresde resultado pre-programa. Las diferencias en las muestras encuestadas ilustran elgrado de “re-ponderación” que fue necesario hacer en la muestra control para hacerlacomparable con la muestra tratamiento. El hecho de que las muestras no eran muydiferentes hizo posible parear una importante proporción de hogares tratamiento conuna buena parte de los hogares de control, para los propósitos de la Evaluación.Para la comparación de los grupos tratamiento y control se utilizaron factores decorrección por diferentes probabilidades de selección y por no respuesta, alrededorde la unidad. Para el efecto, los factores de expansión, se dividieron por una constante,el factor de expansión promedio. La ventaja de los factores alrededor de la unidad esla de mantener los datos del estudio en unidades muestrales no expandidas, lo cual esmuy conveniente para el cálculo de los errores estándar y para el análisis del significadoestadístico de las diferencias entre los grupos comparados. Es importante señalar quepara el cálculo de la probabilidad final de selección de las muestras de control, laprimera probabilidad parcial, la de la UPM en el estrato, fue 1, dado que éstas fueronescogidas por pareamiento dirigido y no por selección probabilística. Al igual quedentro de las UPM tratamiento, la selección de la muestra de barrios, veredas, hogaresy personas de las UPM de control fue hecha probabilísticamente. 27
  23. 23. C a p í t u l o II | Métodos estadísticos utilizados en el Informe de Línea de BaseEl análisis se hace para tres tipos de comparaciones:• Total tratamiento vs total control;• Tratamiento sin pago vs control;• Tratamiento sin pago vs control ”sin pago”.En la Evaluación de Impacto que será llevada a cabo después de la segunda medición,habrá especial interés en la comparación entre todas las unidades control vs todas lastratamiento. Esta es la razón por la cual se realiza ahora en el primer tipo de comparación.Como en algunos de los municipios tratamiento el Programa había ya comenzado cuandose realizó la encuesta de línea de base, el énfasis de la comparación fue en variablesestructurales independientes (tales como la educación de los adultos, el tamaño de lafamilia, etc) y en resultados pre-programa, medidos por preguntas retrospectivas. En laEvaluación de Impacto se debe tener cuidado en el hecho de que, en un año, algunosmunicipios tratamiento habrán estado expuestos a la intervención del Programa por untiempo considerablemente mayor que otros municipios también tratamiento.El grupo de municipios TSP (Tratamiento sin pago) es el único para el cual la primeramedición es línea de base pura. Ello explica la importancia del segundo y el tercer tipode comparaciones.En el análisis comparativo, los hogares residentes en un mismo municipio no seconsideraron como observaciones independientes, dado que todos ellos estabanafectados por eventos similares. Esta consideración también se aplicó en el cálculo delos errores estándar de las diferencias. En otras palabras se tuvo en cuenta el “efectode los conglomerados”, es decir, la correlación intraclásica existente dentro de esosconglomerados, en las variables dependientes. Los cálculos de dicho efecto seexploraron en dos formas diferentes. Primero, asimilando cada municipio como unconglomerado, y segundo, considerando las zonas urbana y rural de cada municipiocomo conglomerados separados. Dado que los errores estándar se calcularon con elsegundo esquema, es necesario tener en cuenta que el primero produce un errorestándar 15% mayor, aproximadamente.En este documento los detalles de los resultados de esta comparación no se presentan.Sin embargo, en el Cuadro 2.2-1 se presentan aquellos indicadores en los cuales seregistraron diferencias estadísticamente significativas.Conceptualmente, la línea de base de una evaluación debe generar el nivel de losindicadores de evaluación, antes de la iniciación de las intervenciones del Programa.Así mismo, debe observarse una importante coincidencia en los indicadores de losgrupos tratamiento y los grupos control, para lo cual, la ortodoxia metodológica planteala clasificación del universo de potenciales beneficiarios del Programa en los grupostratamiento y control, con un esquema totalmente aleatorio, pues el diseño buscagarantizar muestras de similares características.28
  24. 24. C a p í t u l o II | Métodos estadísticos utilizados en el Informe de Línea de Base Cuadro 2.2-1 Indicadores con diferencias significativas con 95% de confianza Tema de Tratamiento Tratamiento sin pago Tratamiento sin pago estudio vs Control vs Control vs Control ”sin pago” Tasa de asistencia actual* Tasa de asistencia actual* Tasa de asistencia actualEducación Tasa de asistencia anterior-zona urbana* Tasa de participación Tasa de participación laboral total laboral total Tasa de participación Tasa de participación laboral femenina laboral femenina Tasa de participación Tasa de participaciónMercado de laboral mujeres 18 a laboral mujeres 18 a 44 trabajo 44 años * años * y usos del Tiempo dedicado a Tiempo dedicado a tiempo estudiar* estudiar* Tiempo dedicado a Tiempo dedicado a oficios del hogar * oficios del hogar* Horas trabajadas por Ingreso laboral por semana* hora trabajada Proporción de niños que Proporción de niños consumen huevos, carne Proporción de niños con desnutrición de res o de cerdo, y 0-2 años lactando global en hogares hortalizas o verduras actualmente * particularesNutrición Promedio de días a la semana que consumen Proporción de niños Proporción de niños huevos, carne de res o con desnutrición con desnutrición de cerdo, hortalizas o aguda en los HCB aguda en los HCB verduras y frutas Proporción de niños Proporción de niños Proporción de niños inscritos al programa de inscritos al programa de inscritos al programa de Crecimiento y Crecimiento y Crecimiento y Desarrollo* Desarrollo* Desarrollo* Salud Número adecuado Número adecuado Número adecuado de de controles para la de controles para la controles para la edad* edad edad 29
  25. 25. C a p í t u l o II | Métodos estadísticos utilizados en el Informe de Línea de Base Cuadro 2.2-1 (Continuación) Indicadores con diferencias significativas con 95% de confianza Tema de Tratamiento Tratamiento sin pago Tratamiento sin pago estudio vs Control vs Control vs Control ”sin pago” Proporción de niños con IRA en los últimos 15 días Salud Niños (2-6 años) que dejaron de realizar sus actividades normales en los últimos 15 días Consumo de vestuario y calzado Participación de gastos en: Participación de gastos servicios del hogar, en: vestuario y calzado, entretenimiento, Participación de gastos entretenimiento, educación, en alimentos, Consumo misceláneo y educación, salud, salud y misceláneo y transporte en el transporte en el consumo transporte en el consumo total del hogar total del hogar consumo total del hogar Compras total mensualizadas menos ingreso mensual monetario* Significativo al 99%.Conviene recordar entonces que, por decisión gubernamental, la dinámica del procesode vinculación de los municipios potencialmente elegibles para el Programa estuvocondicionada a la iniciativa de las autoridades municipales y a la disponibilidad dealguna entidad bancaria. El problema radica en que este par de factores pueden, a suvez, estar correlacionados con características un tanto diferentes en las variablesindependientes o condicionantes de los indicadores de impacto del Programa.Por otra parte, por razones administrativas, la medición de la línea de base se llevó acabo cuando el Programa se estaba implementando activamente en 372 de los 619municipios del Programa. Aunque esta situación llevó a un diseño muestral deoportunidad para facilitar conclusiones preliminares de impacto, mediante ladeterminación de una balanceada composición de la muestra en los subgrupos30
  26. 26. C a p í t u l o II | Métodos estadísticos utilizados en el Informe de Línea de Basetratamiento con pago y sin pago, rompió el concepto primario de la línea de base,respecto a una medición no afectada por intervención alguna.Las anteriores fuentes de disparidad en los resultados de la línea de base refuerzan laimportancia de verificar, en el proceso de análisis de los resultados, las diferenciasregistradas entre los subgrupos de población establecidos en función de sus disparidadesestructurales. Ello facilita el diseño de las estrategias metodológicas para controlar yaislar el efecto distorsionador, en las conclusiones sobre impacto, de las diferencias delas características de los grupos comparados. Afortunadamente, el método de“pareamiento por probabilidad de similitud” (Propensity Score Matching), es una poderosaherramienta para minimizar los riesgos de error de los análisis de impacto.Las diferencias estadísticamente significativas observadas en los indicadores deevaluación de los grupos tratamiento y control comparados, son las principalesdetectadas hasta el momento, y ellas se presentan en algunas de las variables crucialesde evaluación del capital humano, vale decir, de educación, salud y nutrición, delmercado de trabajo y usos del tiempo, y de consumo en el hogar.2.3 Comparación entre TCP y TSP: una evaluación preliminar de impacto con pareamiento por probabilidades de similitudCon la advertencia del conjunto de limitaciones listadas, se pudo llevar a cabo unaprimera evaluación preliminar de impacto, comparando los municipios TCP y TSP Si el .arranque del programa en los diferentes municipios hubiera sido aleatorio, unacomparación directa entre los municipios TCP y TSP hubiera permitido un análisis deimpacto muy relevante. Desafortunadamente no fue fácil encontrar variables, tanto detipo municipal como de orden individual, que eran predictoras significativas de lassituaciones con pago vs. sin pago. Por esta razón, aun en esta evaluación preliminar, sedecidió el uso del Pareamiento por Probabilidad de Similitud (Propensity ScoreMatching). El hecho de que los dos conjuntos de municipios eran relativamente similares,hizo posible parear una alta proporción de hogares de los municipios tratamiento conpago. Aún más, la medición de variables pre-programa (mediante preguntasrestrospectivas), permitió el pareamiento en función de resultados pre-programa, locual es particularmente relevante.La probabilidad de similitud se calculó para los dos tipos de tratamiento. Como esusual, el cálculo se hizo utilizando un modelo paramétrico de escogencia binaria,específicamente el modelo probit. El modelo incluye variables individuales y decomunidad.Para estimar el impacto del Programa no se utilizaron todos los individuos de losmunicipios TCP sino aquellos que eran similares a los individuos de los municipios TSP ,en función de la probabilidad de similitud. 31
  27. 27. C a p í t u l o II | Métodos estadísticos utilizados en el Informe de Línea de BasePor todo lo explicado, los resultados de este análisis de impacto no pueden serextrapolados a todos los individuos de TCP El error estándar y el intervalo de confianza .de las estimaciones se calcularon con el método robusto de la “Técnica Bootstrap”,utilizando 300 replicaciones, y teniendo en cuenta el efecto de la conglomeración dela muestra.32
  28. 28. C a p í t u l o III | Descripción de los resultados de la Línea de Base Capítulo III Descripción de los resultados de la línea de baseEn este capítulo se describen las características más sobresalientes de la poblaciónobjetivo del Programa .amilias en Acción. El capítulo se compone de varias secciones.En cada una de ellas se describe el conjunto de variables incluidas en los respectivosmódulos del cuestionario. Para cada variable, se presentan primero las estadísticasdescriptivas de la muestra tratamiento.Se comienza con la descripción de los principales indicadores demográficos de lapoblación. En seguida se analiza la educación, el ingreso, el consumo, la nutrición y lasalud, y las variables de empoderamiento de la mujer5.3.1 Demografía*La presente sección describe las principales características de la población bajo estudio:la población objetivo del Programa .amilias en Acción. Adicionalmente, comparaesta población, que ha sido sistemáticamente ignorada en estudios previos, con lapoblación Sisbén 1 a nivel nacional, utilizando fuentes secundarias de información.Se analizan las variables individuales y de hogares. La mayor parte de estas variablesson estructurales y definen el escenario en el cual opera el Programa. Sin embargo,podrían ser afectadas por el programa, al menos en el mediano plazo, la fecundidady la migración. La línea de base será especialmente útil para evaluar el impacto delprograma al compararla con los resultados de la segunda medición, un año después.* Los responsables por esta sección del informe de Línea de Base de la Unión Temporal I.S - Econometría - SEI fueron Rodolfo Heredia, Orazio Attanasio, Ana Gómez y Carlos Castro.5 Específicamente, cada individuo TCP utilizado en el cálculo del promedio debió cumplir con las siguientes dos condiciones: primero, debía haber un individuo TSP con una probabilidad de similitud menor que la especifica probabilidad de similitud del individuo TCP Segundo, debía haber un individuo TSP con una probabilidad de similitud mayor que la especifica . probabilidad del individuo TCP . 33
  29. 29. C a p í t u l o III | Descripción de los resultados de la Línea de Base3.1.1 Bases de informaciónEl total de la información analizada en este informe proviene de las encuestas realizadasentre junio y octubre de 2002. La base de datos de los hogares particulares depuradapara el análisis, está constituida por 68.608 personas y 11.462 hogares. Como se hamencionado, la muestra se dividió en cuatro tipos de municipios: dos donde elprograma se ha implementado y los dos de control. El análisis demográfico descriptivose concentra, tanto en este capítulo como en los posteriores, en los municipiostratamiento, básicamente.La muestra de municipios tratamiento está constituida por 57 municipios, donde seentrevistaron las siguientes cantidades de hogares y personas:• 6.773 hogares• 40.340 personas• 7.920 niños entre 0-6 años de edad. (Población objetivo del componente nutricional)• 12.948 niños entre 7 y 17 años de edad. (Población objetivo del componente educacional)La información de los municipios tratamiento es de la del universo de los 622 municipiosdonde el programa está operando. La información de los municipios control sólo esinferible a los 65 municipios escogidos por pareamiento dirigido. El análisis de estasección se estudia a dos niveles: individuos y hogares.3.1.2 Nivel individualEl análisis a nivel individual se focaliza en la estructura etárea para la población objetode estudio.Estructura de edadEl análisis de la estructura etárea de la población cobra relevancia al considerar quela exposición al Programa podría generar efectos demográficos en el corto y medianoplazo. De acuerdo con los análisis realizados en Colombia la forma esperada de laestructura por edades de la población, para un grupo de población nivel 1 del Sisbén,residente en municipios intermedios y pequeños y con hijos menores de 18 años, debecorresponder a una pirámide típica de una población de alta fecundidad y altamortalidad, es decir una base ancha y una rápida reducción en la participación degrupos subsiguientes de edad.En los dos tipos de municipios tratamiento y en los municipios control, al igual que enla población total, se observan dos características referentes a la estructura de edadque podrían definirse como anómalas (Gráfico 3.1-1): la muy baja participación de34
  30. 30. C a p í t u l o III | Descripción de los resultados de la Línea de Baselos primeros grupos de edad y el “bache” que ocurre entre las poblaciones intermedias.Dentro de lo esperado, teniendo en cuenta las características socio-económicas de lapoblación, se observa un nivel muy reducido de los primeros 5 grupos de edad, sealcanza un alto nivel de participación entre los 7-11 años, luego la función descienderápidamente hasta los 18, se mantiene relativamente constante aproximadamente hastalos 30 años y, a partir de esta edad, regulariza su comportamiento. Esta estructura seexplicaría por la alta tasa de movilidad de este último grupo en las zonas rurales. Estructura de edad de municipios de tratamiento Tratamiento con pago 800Gráfico 3.1-1 700 600 500 Personas 400 300 200 100 0 0 5 10 15 20 25 30 35 40 45 50 55 60 65 70 75 80 85 90 95 100 Edades Tratamiento sin pago 800 700 600 500 Personas 400 300 200 100 0 0 5 10 15 20 25 30 35 40 45 50 55 60 65 70 75 80 85 90 95 100 Edades .uente: Unión Temporal I.S - Econometría S.A. - SEI. Encuesta Línea de Base, octubre 2002.La segunda particularidad importante que hay que resaltar está vinculada alcomportamiento de la estructura de edades cuando son superiores a los 35 años; apartir de esta edad los resultados muestran un inusual comportamiento suave de la función. 35
  31. 31. C a p í t u l o III | Descripción de los resultados de la Línea de BaseEs importante anotar que el patrón descrito en la estructura de edad se mantiene anivel urbano y rural, así mismo, en hombres y en mujeres. Demográficamente estepatrón se podría explicar por movimientos migratorios, sobre todo en personas mayoresde 30 años, especialmente en los municipios objeto del programa que están en lamuestra de la presente evaluación. Situación, además relacionada con la situaciónpolítica y de violencia que prevalece en la mayoría de los municipios encuestados.Ambos tipos de municipios tienen el mismo patrón, aunque los TSP presentan unacurva más suavizada. Será de interés para las futuras mediciones estudiar si estefenómeno de la estructura de edad está o no ligado a varios fenómenos, ajenos alprograma, como la violencia o problemas similares.Los resultados descritos son significativos para la evaluación, ya que indican cambiosdramáticos entre los dos tipos de poblaciones y porque los dos grupos de edad en loscuales está focalizado el programa son los más pequeños (baja participación) a travésdel componente de nutrición y aquellos entre 7 y 17 años (alta participación) a travésdel componente educativo.Comparando la información de .amilias en Acción con la observada en encuestas anivel Nacional, como la Encuesta de Calidad de Vida de 1997 (ECV-97) o la EncuestaNacional de Hogares de 2001 (ENH-107), se puede constatar que arrojan diferentestendencias en edades tempranas pero convergen hacia una baja participación de lapoblación mayor de 18 años en la población total (Gráfico 3.1-2). Comparación de estructuras de edad de .amilias en Acción vs. ECV-97 y ENH-107 de 2001Gráfico 3.1-2 5.0 4.5 4.0 3.5 Porcentaje 3.0 2.5 2.0 1.5 1.0 0.5 0.0 0 5 10 15 20 25 30 35 40 45 50 55 60 65 70 75 80 85 90 95 100 Edades Encuesta Familias ECV 97 EH107 en Acción .uente: Unión Temporal I.S - Econometría S.A. - SEI. Encuesta Línea de Base, octubre 2002.36
  32. 32. C a p í t u l o III | Descripción de los resultados de la Línea de BaseÍndice de masculinidadEl índice de masculinidad mide la relación que existe entre la población de hombres yde mujeres en un determinado grupo poblacional. En general este índice presentapara la gran mayoría de los países o poblaciones de agregados geográficos grandesun valor inferior a la unidad; es decir que la población femenina tiende a superar en elagregado a la población masculina explicándose no solamente por el efecto diferencialde la mortalidad natural, sino porque esta población es sensiblemente afectada por laviolencia. Por ello, el índice de masculinidad adquiere especial interés en ciertosdepartamentos y regiones por los problemas de violencia.El índice de masculinidad se define como: Número de hombres en la poblaciónÍndice de masculinid ad = Número de mujeres en la poblaciónLos valores actuales encontrados son:• Nivel Nacional 0,94• ENCV97 Sisbén 1 1,06• EH107 Sisbén 1 o 2 1,01El resultado que se obtiene a partir de la Encuesta de .amilias en Acción arroja unresultado inferior a la unidad (0,86) es decir, que en el agregado hay más mujeres quehombres. Sin embargo es necesario anotar que el indicador nacional para este tipo depoblación (Sisbén 1) es mayor a 1. Estructura etárea según sexo 1.400Gráfico 3.1-3 1.200 1.000 Personas 800 600 400 200 0 0 5 10 15 20 25 30 35 40 45 50 55 60 65 70 75 80 85 90 95 100 Edades Hombres Mujeres .uente: Unión Temporal I.S - Econometría S.A. - SEI. Encuesta Línea de Base, octubre 2002. 37
  33. 33. C a p í t u l o III | Descripción de los resultados de la Línea de BaseEl análisis de la estructura por edad de la población por sexo muestra un claro puntode quiebre en la relación de masculinidad a partir de los 22 años (Gráfico 3.1-3). Parahacer más evidente este cambio se calculó la relación de masculinidad definida como(1 - índice de masculinidad). El resultado se ilustra en el Gráfico 3.1-4, notándose laprevalencia de hombres hasta los 21 años y de mujeres a partir de los 22 años. Relación de masculinidad: uno menos el índice de masculinidad 0,60Gráfico 3.1-4 0,40 0,20 0,0 Índice -0,20 -0,40 -0,60 -0,80 0 5 10 15 20 25 30 35 40 45 50 55 60 65 70 Edades .uente: Unión Temporal I.S - Econometría S.A. - SEI. Encuesta Línea de Base, octubre 2002.Promedios de edad de la población encuestadaDentro de los indicadores propuestos para estudiar las características de la estructurapor edades de la población está el promedio de edad. Siguiendo el esquema dedesagregación propuesto se calcularon los promedios de edad para los siguientesgrupos:• Promedio de edad del total de la población• Promedios de edad de los municipios rurales y de los urbanos• Promedios de edad de cada una de las cuatro submuestrasEl promedio de edad que se obtiene para el total de la población es de 22,4 años. Lospromedios de edad para las zonas rurales y urbanas arrojan cifras de 22,7 y 22,1 años,respectivamente. Un primer análisis de los resultados es coherente con los diferencialesesperados como consecuencia de una proporción mayor de población joven comoresultado de mayores niveles de reproducción en las poblaciones rurales; también escompatible con posibles efectos de los movimientos migratorios selectivos de poblaciónen edades intermedias desde la parte rural y posiblemente con efectos diferencialessobre estos mismos grupos de una sobremortalidad rural.38
  34. 34. C a p í t u l o III | Descripción de los resultados de la Línea de Base3.1.3 HogaresCerca del 73% de los hogares que se analizan en este informe están compuestos porun solo núcleo o familia y el 27% restante presenta dos o más núcleos, siendo estaproporción sensiblemente mayor en áreas urbanas, como se ilustra a continuación. Esimportante anotar que la elegibilidad del programa es a nivel de núcleo y no a nivelde hogar (Cuadro 3.1-1). Cuadro 3.1-1 Proporción de hogares multifamiliares (%) Tipo de 1 Núcleo 2 Núcleos 3 Núcleos municipio familiar familiares familiares o más Total tratamiento 72,92 20,23 6,85 Tratamiento con pago 73,24 20,32 6,44 Tratamiento sin pago 72,57 20,12 7,31 Urbano 70,97 20,58 8,45 Tratamiento con pago Rural 75,00 20,12 4,88 Urbano 67,74 22,71 9,55 Tratamiento sin pago Rural 76,62 17,95 5,43.uente: Unión Temporal I.S - Econometría S.A. - SEI. Encuesta Línea de Base, octubre 2002.Tipos de familiasLa composición de los hogares no difiere en absoluto entre los dos tipos de municipiostratamiento, la mayoría de los hogares son uninucleares, conformados por la parejao uno solo de los padres con hijos o parientes menores de 18 años, pero sin otrosadultos o parientes viviendo con ellos.El programa está dirigido a familias con hijos menores de 18 años, siendo la madrela persona receptora del subsidio; es por ello importante resaltar que el 18% de loshogares son de “mujeres solteras cabeza de familia” y el 27% de los hogares depareja tienen una mujer como cabeza, situación ligeramente superior al promedionacional (Cuadro 3.1-2).Otra característica de los hogares que se obtiene del análisis de los datos del siguientecuadro, es que en zonas rurales hay más proporción de familias cuyos jefes de hogarviven en pareja. El porcentaje de mujeres solteras cabeza de familia disminuyenotablemente al comparar la zona urbana y la rural. 39
  35. 35. C a p í t u l o III | Descripción de los resultados de la Línea de Base Cuadro 3.1-2 Tipos de familias Proporción (% del total) Desagregación Pareja Pareja más otros Mujer soltera cabeza adultos de familia Total tratamiento 45,3 33,2 18,3 Tratamiento con pago 45,2 33,1 18,3 Tratamiento sin pago 45,5 33,4 18,3 Urbano 40,2 30,1 27,6 Tratamiento con pago Rural 48,3 35,0 12,6 Tratamiento sin pago Urbano 39,4 31,8 25,7.uente: Unión Temporal I.S - Econometría S.A. - SEI. Encuesta Línea de Base, octubre 2002.Una clasificación más detallada se ilustra a continuación dependiendo si la pareja osoltero(a) cabeza de familia con hijos viven con otro familiar o inclusive no familiar.Tres tipos de hogares se definen:• Nucleares: Cohabitan los padres y sus hijos exclusivamente.• Extensos: Cohabitan los padres, sus hijos y otros familiares.• Compuestos: Cohabitan los padres, sus hijos, familiares y no familiares.Partiendo de esta nueva clasificación se obtiene el Cuadro 3.1-3, diferenciando si lacabeza de familia convive en pareja o sola.Se observa según la clasificación anteriormente descrita, la existencia de pocos hogaresen áreas rurales cuya cabeza sea soltera. Adicionalmente, en los hogares extendidos ocompuestos, los niños siguen estando al cuidado de sus padres en la gran mayoría.Del total de hogares encuestados, solamente en el 15% de los hogares los niños menoresde 18 años no son hijos del jefe del hogar, independientemente de la existencia deotros menores u otros familiares en el hogar (Cuadro 3.1-4).En estos últimos hogares, 9 de cada 10 de los niños están al cuidado de los abuelos, yel niño restante se encuentra al cuidado de otro familiar. En cuanto a la cantidad depersonas por hogar, sorprenden los resultados por zona, pues éstos no presentandiferenciales importantes. Para la zona rural el promedio de personas por hogar es de6,95 y para la zona urbana 6,89. El cálculo por tipo de municipio tampoco muestradiferenciales importantes entre ellos (Cuadro 3.1-5).40

×