El futuro nunca estuvo tan presente - Consumo Colaborativo - Leaners Magazine

4,159 views

Published on

El futuro nunca estuvo tan presente - Consumo Colaborativo - Leaners Magazine

Published in: Business

El futuro nunca estuvo tan presente - Consumo Colaborativo - Leaners Magazine

  1. 1. 18 LEANERSMAGAZINE·NÚM.05|JULIO2014 //////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////// Los titulares recientes en la prensa española dan una idea de la escala que ha tomado el consumo y la economía colaborativa: “Una nueva tendencia económica se abre paso en la agotada cultura del consumo”, “La imparable economía colaborativa”, “El potencial económico del consumo colaborativo”, “De cliente a ciudadano coproductor”, “Consumo colaborativo, la polémica moda del emprendimiento tecnológico”, “Guerra total entre los sectores tradicionales y las nuevas plataformas de consumo colaborativo”, “El consumo colaborativo puede coexistir con la economía tradicional”. Y el que más me gusta, desde El Mundo: “El futuro nunca estuvo tan presente”. FUNDADOR DE WWW.CONSUMOCOLABORATIVO.COM @albertcanig CONSUMO COLABORATIVO//// EL FUTURO NUNCA ESTUVO TAN PRESENTE ALBERT CAÑIGUERAL Ir a dormir a casa de un amigo o pedirle prestado el coche a un familiar no es nada nuevo: compartir y colaborar se ha hecho toda la vida. La diferencia es que, ahora, estas iniciativas de consumo colaborativo utilizan la tecnología, permitiendo que estos comportamientos, que se han dado desde siempre dentro de los entornos de confianza (amigos, familiares, compañeros de trabajo, etc.), adquieran una escala y una velocidad sin precedentes. Los servicios de consumo colaborativo facilitan el encuentro entre la oferta y la demanda y ponen en contacto a desconocidos, a la vez que proporcionan los mecanismos necesarios para generar un nivel de confianza suficiente para que los intercambios y las transacciones tengan lugar. Bienvenidos a la sociedad colaborativa, donde las personas se organizan voluntariamente para crear un valor en común. Una economía directa y distribuida, donde el acceso desplaza a la propiedad y van cayendo las barreras entre la producción y el consumo. Simple y revolucionario a la vez. Forbes Magazine estimó que los ingresos que se trasladan directamente desde el consumo colaborativo al bolsillo de sus protagonistas superaron, globalmente, los 3.500 millones de dólares en 2013, un crecimiento de más del 25% respecto al año anterior. La economía colaborativa ha dejado de ser una simple forma de aumentar los ingresos en un mercado salarial estancado para convertirse en una fuerza económica disruptiva. Tanto es así que los FOCUS ON SHARING VALUE
  2. 2. 19 //////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////// nuevos modelos de negocio que genera el consumo colaborativo son ya lo suficientemente importantes como para que los reguladores, las empresas tradicionales, la prensa económica y las escuelas de negocio se hayan interesado por él. CONFLUENCIA DE FACTORES El actual boom del consumo colaborativo surge a partir de una confluencia de factores culturales, tecnológicos y económicos: • Culturales. A partir de la popularización y difusión en Internet de servicios como Flickr, Wikipedia, las redes sociales y los blogs, los usuarios han redescubierto la posibilidad de compartir con otros; han comprobado que en el hecho de colaborar reside el verdadero valor y que el acceso fácil es mejor que la propiedad. Estos mismos valores ahora se aplican fuera de los entornos puramente digitales, sobre todo por aquellos que son nativos digitales. • Tecnológicos. Estas mismas tecnologías han permitido crear lazos de confianza y colaboración con desconocidos o pseudodesconocidos. Por un lado, las redes sociales y el comercio electrónico nos han permitido empezar a interactuar y a confiar con desconocidos en tanto en cuanto tengamos suficiente información acerca de la otra persona. Por otro, la conectividad permanente en dispositivos móviles ha rebajado las fricciones de entrada para usar estos servicios justo cuando los necesitamos. A menudo se habla del consumo colaborativo como “la tercera ola de Internet”, donde la gente se encuentra online y comparte offline. • Económicos. La crisis, la reducción de la renta disponible y la limitación del crédito han facilitado que muchos usuarios hayan usado por primera algunos de los servicios colaborativos. Y una vez experimentados de primera mano los beneficios económicos y sociales de estos servicios resulta difícil volver atrás. Se da la circunstancia de que, a raíz de este entorno complicado, mucha más gente muestra comportamientos de early adopter, aunque el trasfondo cultural lleva tiempo en desarrollo. EFICIENCIA A TODOS LOS FRENTES Tras esta nueva economía se esconde una fuerte característica, que es la búsqueda de la eficiencia en todos los frentes. Como escribió en su blog John Winsor, CEO de Victors&Spoils: “básicamente, el valor económico se crea a partir de ineficiencias económicas [...] A pesar de que comenzó poco a poco, ahora, gracias a la revolución digital, todos los sectores de la economía se ven influenciados por una tendencia global hacia la eficiencia”. Y esta tendencia consiste, simplemente, en que todo lo que hay circule, sin necesidad de producir más. A mediados del pasado mes de julio, incluso la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) consideró que el consumo colaborativo presenta “ventajas indudables” como una asignación más eficiente de los recursos infrautilizados, más competencia y una reducción de los costes de transacción y mejora la oferta para el consumidor. A nadie le gusta estar en el sector que sufre la disrupción digital pero lo cierto es que resulta casi imposible de evitar. Esconder la cabeza o darle la espalda a la realidad no ayudará a resolver la situación. INVERSORES ¿Por qué el consumo colaborativo atrae a los inversores? Por varias razones: estos modelos de negocio escalables funcionan por encima de las tecnologías sociales y móviles ampliamente adoptadas. Posibilitan una alta frecuencia de transacciones, con bajos costos Pero, este auge, ¿está realmente justificado? La verdad es que sí. Sólo hay que observar algunas de las cifras más relevantes a escala global para darse cuenta del impacto de esta nueva forma de consumo: • En tan sólo seis años, Airbnb, la web que ofrece alquileres temporales en habitaciones o casas de ciudadanos particulares, dispone de 800.000 anuncios en 34.000 ciudades de 190 países distintos. Ninguna de las mayores cadenas hoteleras del mundo (Intercontinental, Marriot, Hilton) llega a las 700.000 habitaciones. Sólo en Barcelona, que es la tercera ciudad del mundo para Airbnb, encontramos cerca de 12.000. Un estudio propio de Airbnb estimó que su comunidad aportó 128 millones de euros en un año a la economía de Barcelona. Tras la última inversión la empresa ha sido valorada en 10.000 millones de dólares. • Las principales plataformas de trayectos compartidos en Europa (BlaBlaCar y Carpooling) suman más de 12 millones de miembros y se estima que cerca de 2 millones de europeos comparten recorridos cada mes. BlaBlaCar recibió 100 millones de dólares de inversión el de 2 julio. • Según un estudio realizado por el portal de anuncios gratuitos de compraventa SegundaMano, en España se venden objetos usados por un valor de más de 2.300 millones de euros. Además, si se incluyen todos los anuncios publicados en Segundamano.es, entre los que también se encuentran viviendas y negocios, entre otros, el valor de inventario de este portal de anuncios es del 9% del PIB español • La aplicación móvil para venta de objetos de segunda mano Wallapop ha conseguido más de un millón de descargas en sus primeros nueve meses de vida. A mediados de 2014 gestiona transacciones por valor de 20 millones de euros cada mes. • Para hacerse una idea de la importancia que está adquiriendo la financiación alternativa en el mundo, los préstamos ya financiados a través de Prosper y Lending Club, conjuntamente y desde su fundación, ascienden a un valor de 6.000 millones de dólares. • Las diversas modalidades de crowdfunding (recompensas, donación, préstamos y equity) se estima que movieron 5.100 millones de dólares sólo en 2013. La expectativa es doblar esta cifra en 2014. A la vista de estos datos ya nadie se atreve a decir que se trata de “cuatro hippies digitales”. Además hay que recalcar que si algo toma tal escala es que funciona bien y cumple con las expectativas de los usuarios, algo que se debe tener muy en cuenta en el momento de regular estas actividades. ¿AUGEJUSTIFICADO? JULIO2014|NÚM.05·LEANERSMAGAZINE SHARING VALUE FOCUS ON
  3. 3. FOCUS ON SHARING VALUE //////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////// 20 LEANERSMAGAZINE·NÚM.05|JULIO2014 de operación. Además, estas nuevas empresas hacen que los operadores tradicionales del sector vayan a lamentarse a los medios de comunicación acerca de su competencia, lo que acaba siendo marketing de bajo costo o incluso gratuito, que a su vez atrae a más clientes. En resumen, los inversores esperan que estas startups generen muchos beneficios y por ello están apostando fuerte en el sector. En Estados Unidos la mayor inversión han sido los 1.200 millones de dólares en Uber, que ha supuesto una valoración de la compañía por encima de los 17.000 millones. Esto hace que las últimas inversiones de 500 millones en Airbnb, 250 millones en Lyft o 100 millones en BlaBlaCar parezcan incluso pequeñas... En España el primer semestre del 2014 ha sido también muy prolífico en compras e inversiones, aunque las cifras son algo más modestas: • En febrero Schibsted Classified Media, propietaria de SegundaMano.com, compró a Milanuncios por 50 millones de euros. • FON: 10,35 millones de euros para esta empresa de Martin Varsavsky que ya ha desplegado más de 12 millones de hotspots para compartir WiFi en más de 1.000 ciudades del mundo. • Kantox: un total de 6,4 millones de euros han sido recibidos por esta plataforma de cambio de divisas sin intermediación bancaria. Gracias a ella las empresas pueden cambiar dinero con ahorros significativos. • Cabify: recibió 5,79 millones de euros para seguir con sus operaciones en España, México, Chile y Perú. Fuera de España opera con un modelo peer-to-peer y en España con un modelo VTC. • Traity: 4,7 millones de euros en la startup madrileña para potenciar sus herramientas de reputación online, que tanto interés han despertado en los últimos meses. • Wallapop: salió con una ronda de financiación de 1,6 millones para convertirse rápidamente en la aplicación líder para la segunda mano en España. • Trip4Real: ha recibido una inversión de un millón de euros. Esta plataforma apuesta por el impulso del sector turístico desde una perspectiva más local. • Percentil: también recibió un millón por parte de Active Venture Partners. Su negocio se centra en ropa de segunda mano de calidad garantizada para niños y mujeres. • Chicfy: seguirá creciendo a un ritmo impresionante con los 360.000 euros recibidos. Este mercadillo de ropa de segunda mano para mujeres añade actualmente unas 2.000 prendas diarias (cifras de mayo). • Arboribus: 260.000 euros para esta plataforma web que pone en contacto a inversores y empresas en la modalidad de préstamos de personas a empresas (P2B lending). • BeRoomers: un Airbnb para pisos de estudiantes. Han recibido 200.000 euros. • Nautal: este mercado de alquiler de barcos ha recibido 185.000 euros. • PopPlaces: facilita el alquiler de espacios para trabajar o para eventos. La startup consiguió 120.000 euros. • Misoky: es un mercado de segunda mano de ropa infantil. 100.000 euros en total. EL FUTURO NO PUEDE SER ILEGAL Evidentemente, la escala que ha alcanzado el consumo colaborativo ha despertado el interés de los reguladores, que han actuado con bastante celeridad en parte debido a las protestas de los actores tradicionales en cada sector afectado. Los hechos se suceden a tal velocidad que no tendría sentido entrar en los detalles en un artículo como este. Sin embargo, sí quiero destacar que después de varias semanas con noticias negativas sobre expedientes administrativos, sanciones y normas restrictivas con las actividades del consumo colaborativo, la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) ha rechazado una Tres son las características que determinan una iniciativa de consumo colaborativo: 1. Identifican algún bien o servicio que está siendo usado de manera ineficiente. ¿Cómo podríamos alquilar los coches en los estacionamientos de larga duración de los aeropuertos y permitir que la gente ganara dinero con ello? 2. Agregan suficiente masa crítica de oferta/demanda. Este es uno de los puntos más complejos de conseguir. Habitualmente, se trabaja primero en generar oferta para que los usuarios que vayan a buscar un bien (por ejemplo, un coche para alquilar en un estacionamiento de larga duración en el aeropuerto de Barajas) encuentren oferta suficiente. Si la primera experiencia no es buena es muy probable que ese usuario no regrese al servicio. Por el lado de los ofertantes, si no consiguen que sus bienes sean alquilados también empezarán a pensar que el servicio no les proporciona el valor prometido. 3. Generan confianza entre desconocidos y construyen una verdadera comunidad. La confianza es el “aceite” que permite que todo el engranaje funcione. Sin confianza no hay transacciones y, por lo tanto, no hay negocio para nadie (los servicios normalmente se quedan con un porcentaje de cada transacción realizada). El servicio o plataforma debe disponer de perfiles completos de usuarios que garanticen que esa persona es quien dice ser (identificación digital) y que informen sobre la actividad que ha desarrollado en el pasado en esa misma plataforma (comentarios y votaciones de los otros usuarios). eBay fue quien estableció las bases para estos sistemas de reputación y confianza. De hecho, la reputación es la nueva “moneda”, en estos servicios. Pero, cuidado: aunque permite transaccionar con el resto de usuarios, a diferencia de la moneda de curso legal, la reputación no se gasta pero sí puede perderse. Ya hay proyectos que trabajan para permitir agrupar la reputación de los diversos servicios colaborativos y obtener un perfil digital agregando estos datos. Hay que destacar que la reputación es contextual, es decir, que seamos buenos conductores cuando compartimos trayectos no significa que seamos también buenos intercambiando ropa de bebé. EMPRENDER EN EL CONSUMO COLABORATIVO
  4. 4. 21 JULIO2014|NÚM.05·LEANERSMAGAZINE SHARING VALUE FOCUS ON//////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////// www.crowdcompanies.com Autor: Jeremiah Owyang @jowyang Con las aportaciones de: Neal Gorenflo @gorenflo Lisa Gansky @instigating Shervin Pishevar @sherpa Mike Walsh @mwalsh Brian Solis @briansolis Alexandra Samuel @awsamuel Vision Critical @visioncritical PANAL DE LA ECONOMÍA COLABORATIVA PRINCIPALES FUERZAS DE MERCADO SOCIALES • Deseo de relacionarse • Conciencia de sostenibilidad • Aumento de la población ECONÓMICAS • Entorno económico • Recursos infrautilizados • Elevada inversión en startups TECNOLÓGICAS • Internet del Todo • Tecnologías móviles • Redes sociales
  5. 5. 22 LEANERSMAGAZINE·NÚM.05|JULIO2014 FOCUS ON SHARING VALUE //////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////// regulación exprés para el consumo colaborativo. El presidente de la CNMC, José María Marín, advirtió de que “las respuestas deben ser proporcionales al problema” y recalcó “prohibir es una herramienta excesivamente fácil” y que requiere “especial cuidado”. Desde Europa, la Comisión Europea también ha venido rechazando la idea de multar a los usuarios de estos servicios por considerar que se trata de una “medida extrema”, y ha reclamado que las autoridades nacionales dialoguen con las empresas para buscar una solución. “Lo importante es que haya un diálogo. No se resuelve nada recurriendo a medidas extremas” declaró el portavoz, Ryan Heath. De hecho, mirando unos años atrás, podemos observar que la secuencia de los hechos es similar a lo que ocurrió con Napster en su día. Tal y como expone Clay Shirky en un artículo reciente, este tipo de innovaciones disruptivas pasan por cinco etapas: 1. Posibilidad técnica. 2. Adopción social. 3. Reacción regulatoria. 4. Desobediencia civil. 5. Acuerdo entre las partes. En el consumo colaborativo estamos entre las fases 2 y 3 en este momento. LA SOCIEDAD COLABORATIVA Aunque de manera muy resumida, en este artículo hemos empezado a apuntar algunas de las líneas maestras de la sociedad colaborativa. En este escenario, las ideas, herramientas y teorías anteriores ya no nos sirven para interpretar el nuevo mundo. Salvando las distancias, es un poco como cuando Copérnico anunció su teoría heliocéntrica socavando los valores fundamentales de la religión, la ciencia y los poderes políticos y reales de la época. Resulta imposible la comprensión de la nueva realidad sin un cambio de perspectiva. Aún estamos en los inicios de este cambio de paradigma. La economía colaborativa es algo muy joven y todo está por crear en el nuevo mundo que está viniendo. ◆◆◆ FIGURA 1. LOS INVERSORES Y LA ECONOMÍA COLABORATIVA. En esta tabla se muestran las inversiones realizadas durante los primeros siete meses de 2014 (de enero a julio) en empresas relacionadas con la economía colaborativa. LA REGULACIÓN DE LA ECONOMÍA COLABORATIVA SEGÚN LA CNMC UBER 1.200 millones de $ MAKESPACE 8 millones de $ AIRBNB 500 millones de $ STOREFRONT 7,3 millones de $ LYFT 250 millones de $ PLEY 6,8 millones de $ LENDINGCLUB 115 millones de $ SKILLSHARE 6,1 millones de $ BLABLACAR 100 millones de $ YERDLE 5 millones de $ PROSPER 70 millones de $ TRAITY 4,7 millones de $ INSTACART 44 millones de $ DELIV 4,5 millones de $ HAILO 26,5 millones de $ PIVOTDESK 3,6 millones de $ OURCROWD 25 millones de $ SIDECAR 3,1 millones de $ RELAYRIDE 25 millones de $ CARGOMATIC 2,6 millones de $ ZOPA 22,7 millones de $ SCOOT 2,3 millones de $ POSTMATES 16 millones de $ SIDECAR 1 millón de $ CIRCLEUP 14 millones de $
  6. 6. SUSCRÍBETE AHORA A LEANERS MAGAZINE //// CÓDIGO PROMOCIONAL SUSLEANERS14

×