Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Claves para entender la Economía Colaborativa y de Plataformas en las ciudades

141 views

Published on

Claves para entender la Economía Colaborativa y de
Plataformas en las ciudades. CIPPEC 2018
http://www.cippec.org/publicacion/claves-para-entender-la-economia-colaborativa-y-de-plataformas-en-las-ciudades/

Published in: Economy & Finance
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Claves para entender la Economía Colaborativa y de Plataformas en las ciudades

  1. 1. Ciudad Digital Claves para entender la Economía Colaborativa y de Plataformas en las ciudades PhotobyRyojiIwata
  2. 2. Jorge Mandelbaum | Presidente Julia Pomares | Directora ejecutiva Gabriel Lanfranchi | Director Javier Madariaga | Coordinador Guadalupe Granero Realini | Coordinadora Fernando Bercovich | Coordinador Juan Duarte | Investigador asociado Ana Carolina Herrero | Investigadora asociada María Victoria Rezaval | Analista Clara Popeo | Consultora Pía Barreda | Consultora Valentina Simone | Consultora Melina Nacke | Consultora Luisa Duggan | Consultora Luciano Strucchi | Consultor CIPPEC Programa de Ciudades Elaboración de Contenidos Revisión Editorial Edición y Diseño Coordinación y Edición General Javier Madariaga Albert Cañigueral Bagó Javier Madariaga Clara Popeo Fernando Bercovich Lucía Sulpis cippec.org Las publicaciones de CIPPEC son gratuitas y se pueden descargar en CIPPEC alienta el uso y la divulgación de sus produc- ciones sin fines comerciales. Para uso online agradece- mos usar el hipervínculo al documento original en la web de CIPPEC. Trabajaron en esta publicación El presente documento se realizó durante el año 2018 en el marco del proyecto “Desarrollo de la Economía Colaborativa en ciudades como instrumento para promover la inclusión so- cial, el emprendimiento y la innovación” implementado por CIPPEC en conjunto con el FOMIN BID y el Ministerio de Producción de la Nación. Las organizaciones patroci- nadoras no se responsabili- zan por la exactitud de los datos incluídos en este trabajo.
  3. 3. Introducción Pag 08 Pag 03 Pag 13 Pag 15 Definiciones, áreas y retos principales Consideraciones finales ¿DE QUÉ HABLAMOS CUANDO HABLAMOS DE ECONOMÍA DE PLATA- FORMAS? PRINCIPALES ÁMBITOS DE PRÁCTICA DE LA ECONOMÍA DE PLATAFORMAS PRINCIPALES VEN- TAJAS Y RETOS DE LA ECONOMÍA DE PLATAFORMAS Actores de la Economía de Plataformas Catálogo de plataformas de referencia en Argentina ¿Cómo aprovechar el cambio tecnológico en las ciudades? Sectores de la Economía de Plataformas PLATAFORMAS DIGI- TALES USUARIOS Y RELACIONES ENTRE ELLOS EL PAPEL DE LA ADMINISTRACIÓN LOCAL Pag 18 Pag 27 Pag 29 Pag 52 Pag 54 ALOJAMIENTO Y TURISMO COMPRA-VENTA TAREAS Y TRABAJO CONOCIMIENTO Y EDUCACIÓN ALIMENTACIÓN Y GASTRONOMÍA SALUD Pag 34 MOVILIDAD Y TRANSPORTE Pag 35 FINANZAS Pag 37 Pag 38 Pag 39 Pag 40 Pag 41 Pag 57 Pag 42 ALOJAMIENTO Y TURISMO COMPRA-VENTA TAREAS Y TRABAJO CONOCIMIENTO Y EDUCACIÓN ALIMENTACIÓN Y GASTRONOMÍA Referencias bibliográficas SALUD Pag 44 MOVILIDAD Y TRANSPORTE Pag 45 FINANZAS Pag 46 Pag 47 Pag 48 Pag 49 Pag 50 Pag 51 .02
  4. 4. “Si el siglo XIX fue el siglo de los imperios y el siglo XX, el de los Estados nación, el siglo XXI será el de las ciudades” (Webb, 2000) “Es en las ciudades y en la escala territorial más cercana donde hoy se perciben los pro- cesos y efectos de la globa- lización, y es también en este escenario en el que la proximi- dad emerge como poder capaz de articular soluciones adecua- das a los problemas concretos y reales de la ciudadanía” (Soubi- rats, 2016) Además de ser el siglo de las ciudades, tal como auguró Wellington Webb, el siglo XXI también es el siglo de las plata- formas digitales . Airbnb, Kick- starter, LetGo, YouTube, Twitter, entre muchos otros ejemplos, conforman modelos de nego- cio mucho más eficientes que los tradicionales. Por ejemplo, los costos de coordinación y de transacción entre los partici- pantes son menores, lo que les permite ser más competitivas, a su vez, viabilizan actividades que de manera aislada serían no rentables. Los usuarios, por su parte, se encuentran con una oferta más variada, a menudo más económica, y cuentan mecanismos que disminuyen las asimetrías informativas entre las partes (valoraciones y reseñas de otros usuarios, datos del prestador del servicio, tiempo de espera, localización etc.). Las plataformas digitales están cambiando la manera en que los ciudadanos interactúan, cómo ofrecen y consumen ser- vicios, e incluso cómo se orga- niza el trabajo en términos generales. Al mismo tiempo, desafía las instituciones y las regulaciones de la industria tradicional, alterando la natu- raleza de la competencia, el orden jerárquico de los juga- dores en muchos sectores, creando industrias y categorías completamente nuevas, e in- cluso haciendo colapsar algu- nos mercados existentes y abriendo otros nuevos. Tal es el impacto de este modelo organizativo que en el año 2015 Robin Chase, funda- dora de varias plataformas para compartir vehículo, sentenció: “cualquier negocio que pueda convertirse en plataforma se convertirá en plataforma”. 1 2 Introducción Siglo xxi: el siglo de las ciudades Y de las plataformas digitales .03
  5. 5. De la ciudad inteligente a los ciudadanos inteligentes Al juntar los conceptos de ciudades y plataformas digita- les es muy probable que pen- semos en el término Ciudad Inteligente. ¿Es correcto hablar de ciu- dades inteligentes o debe- ríamos hablar de ciudadanos inteligentes? Después de unos años en los que la perspectiva dominante para la gestión de la ciudad ha sido la tecnológica, han ido ganando protagonismo y reconocimiento aquellos planteos que ponen el foco en la ciudadanía . Tradicionalmente las ciudades inteligentes son entendidas como entornos urbanos per- fectamente ordenados y pre- decibles. Hoy en día también se puede aprovechar la tecno- logía existente para adaptarse a la complejidad, la imprevisibi- lidad y al flujo constante de datos e información que se produce dentro de las ciuda- des. Es fundamental facilitar y pro- mover el acceso a herramien- tas y mecanismos que permi- tan el co-diseño y la conges- tión de las ciudades (Gutié- rrez-Rubí, 2017) y dotar a la ciudadanía de nuevos dere- chos y mecanismos de partici- pación. En este contexto, es necesario que las ciudades abracen la capacidad innovadora de sus “smart citizens”:ciudadanos (e- ducados, conectados, informa- dos, maduros y responsables) que son capaces de detectar las necesidades antes que los propios administradores de la ciudad, y que pueden trabajar de manera colaborativa (entre ellos y/o con la administración) para solucionar los retos y pro- porcionar propuestas superado- ras, realistas, rápidas, económi- cas y sostenibles. La vitalidad y el éxito de las ciudades se basa cada vez más en su capacidad para colaborar con sus habitantes y utilizar las redes digitales de manera estratégica e inclusiva, lo que resulta en una mejor calidad de vida y mayor sostenibilidad. 3 4 Ver https://www.wired.com/in- sights/2013/12/outlook-2014- platforms-eating-world/ Ver https://hbr.org/2014/11/what-airb- nb-uber-and-alibaba-have-in-common Ver http://- time.com/3446050/smart-cit- ies-should-mean-sharing-cities/ Ver https://www.fastcompa- ny.com/3047795/the-3- generations-of-smart-cities Ver https://www.gutierrez-rubi. es/2017/11/13/smart-citizens- ciudades-escala-humana/ 1 2 3 4 5 .04
  6. 6. Las plataformas como herramientas al servicio de la ciudad y la ciudadanía No debemos perder de vista que el objetivo al analizar los avances de la tecnología, las plataformas digitales y la inno- vación es ayudar a construir ciudades más inclusivas con oportunidades de desarrollo individual y comunitario. Es de vital importancia generar ciudades más seguras y ami- gables que incorporen los retos medioambientales en su gestión de forma democrática y participativa. Teniendo en cuenta dichos objetivos, las plataformas digi- tales se convierten en nuevas y eficaces herramientas que promueven el surgimiento de nuevas formas de habitar las ciudades, y pueden brindar respuestas frente a los retos de la ciudad para un desarrollo sostenible en los ámbitos sociales, medioambientales y económicos. Fuente: Foro Líderes Ciudades CIPPEC 2017 Las plataformas permiten hacer más con menos. Eso implica un uso más eficiente de los recursos, y por lo tanto mejoras en la productividad. Además, los ciudadanos se empoderan como agentes económicos con mayor capa- cidad para generar e intercam- biar valor con otros ciudada- nos de manera directa. Gracias a las plataformas que permi- ten aprovechar recursos exis- tentes en las ciudades que están siendo subutilizados, se puede reducir la necesidad de fabricar más bienes y/o de construir más infraestructura. La gestión de la ciudad tam- bién se puede mejorar gracias a las plataformas. Aún teniendo en cuenta los beneficios mencionados, las plataformas no deberían ser un objetivo en sí mismas, sino una herramienta. .05
  7. 7. ¿Para quién es este informe? ¿cómo leer este informe? Ofrecemos este breve manual para contribuir a una mayor comprensión del impacto de las plataformas digitales en las ciudades. Los contenidos aquí volcados pretenden acompañar a aque- llos tomadores de decisión que desde el Estado, las em- presas, la sociedad civil, los partidos políticos, el empren- dedurismo, entre otros espa- cios, buscan contribuir a hacer de sus ciudades mejores espacios para vivir. En el primer capítulo se realiza una introducción a las defini- ciones más usadas dentro de la Economía de Plataformas, así como una descripción de las ventajas y los retos que se presentan con su desarrollo. Segundo, se aborda el fenó- meno en toda su complejidad describiendo los posibles mo- delos de negocio, los actores involucrados, los distintos mo- delos de gobernanza y el rol de las administraciones loca- les. Además, se repasan los principales sectores (movili- dad, turismo, finanzas, conoci- miento, trabajo, etc.) en los cuales la Economía de Plata- formas ha penetrado a nivel nivel global como en Argenti- na. El documento se cierra con conclusiones y recomendacio- nes para abordar el fenómeno en las ciudades del siglo XXI. .06
  8. 8. Definiciones, áreas y retos principales PhotobyRobinWorrall
  9. 9. ¿De qué hablamos cuando hablamos de Economía de Plataformas? 1.1. Consumo colaborativo, sharing economy, Economía Colabora- tiva, peer economy, gig eco- nomy, economía del acceso. El primer reto al que nos enfrenta- mos al analizar este fenómeno es la propia jerga que ha gene- rado, que es compleja, diversa e incluso contradictoria. El título de un artículo de Rachel Bots- man (2013) refleja este primer reto de manera nítida: “La eco- nomía compartida carece de una definición compartida”. Aunque existe un extenso debate y literatura al respecto, se ha optado tomar como refe- rencia las definiciones propues- tas por el informe “Los modelos colaborativos y bajo demanda en plataformas digitales” (Ro- driguez, 2017) de la Asociación Española de la Economía Digi- tal. .08
  10. 10. Economía Colaborativa La Economía Colaborativa la conforman aquellos modelos de producción, consumo o financiación que se basan en la intermediación entre la oferta y la demanda generada en rela- ciones entre iguales (P2P o B2B), o bien de particular a pro- fesional, a través de platafor- mas digitales que no prestan el servicio subyacente, generan- do un mayor aprovechamiento de los bienes y recursos exis- tentes pero infrautilizados . De esta manera, la Economía Colaborativa permite utilizar, compartir, intercambiar o invertir recursos o bienes, pudiendo existir o no una contraprestación monetaria entre los usuarios. 6 La interpretación de recurso infrautilizado debe hacerse de manera amplia, entendido como recurso no solamente un bien, como un vehículo o un inmueble, sino también el tiempo, el conoci- miento o incluso el dinero. 6 Si bien por el uso del adjetivo “colaborativo” a menudo se espera que estas plataformas tengan una orientación poco o nada lucrativa y que usen datos y tecnología con fuente abierta (open source), lo cierto es que, en la mayoría de casos, las plataformas de la Economía Colaborativa no cumplen esas expectativas, aunque algunos de sus usuarios si orienten su uso al desarrollo del senti- miento comunitario y la con- ciencia ambiental. .09
  11. 11. Economía bajo demanda o gig-economy Dentro de la economía bajo demanda (a menudo también referida como gig-economy), encontramos aquellos mode- los de consumo y provisión de servicios que se basan en la intermediación entre la ofer- ta y la demanda generada habitualmente de profesional a consumidor (B2C) a través de plataformas digitales que no prestan el servicio subya- cente. La prestación se origina en base a las necesidades del usuario que demanda y se adapta a sus preferencias. Estos servicios se ofrecen nor- malmente a cambio de una contraprestación y habitual- mente con ánimo de lucro. La diferencia fundamental de este tipo de modelos bajo demanda y los modelos colaborativos es que entre los usuarios existe una relación comercial, es decir, son plataformas en las que tiene lugar la prestación de un servi- cio ya sea por parte de profesionales o por parte de particulares, dependiendo del modelo. .10
  12. 12. Otro desarrollo reciente en el ámbito de las definiciones es la inclusión del adjetivo “respon- sable” y/o “procomún” al hablar de ciertas plataformas digita- les, sobretodo en contraposi- ción de las plataformas digita- les “corporativas o extractivas” . Las plataformas digitales res- ponsables son aquellas que integran en el diseño de sus desarrollan recursos comunes cuya propiedad es compartida y deviene accesible como bien público. Son plataformas que usan tecnología y datos abier- tos, modelos de gobernanza más participativos e incluso cooperativistas (“platform coo- perativism” ), que miden sus externalidades negativas (so- ciales, medioambientales), se financian con capital ético y/o financiación colectiva de parti- cipaciones. Economía de acceso Se considera que forman parte de la economía de acceso aquellos modelos de negocios en los cuales una empresa, con fines comercia- les, pone a disposición de un conjunto de usuarios un con- Para abarcar en un único con- cepto toda la complejidad y matices del fenómeno estu- diado en este documento se usará el término “Economía de Plataformas” para referirse a todos los casos mencionados hasta aquí. Dicho concepto es el que, desde hace algunos años, organismos como la Unión Europea (Policy Studies, Centre for European and Lenaerts, Karolien and Bebla- vý, Miroslav 2017), la OCDE (2018) o el World Economic Forum (2016) han adoptado. Plataformas responsables y/o orientadas al procomún (provecho-común) 7 9 8 .11 junto de bienes para su uso temporal, adaptándose al tiempo de uso efectivo que requieren dichos usuarios y flexibilizando la localización espacial de los mismos. Si bien la Economía Colabora- tiva ya fomenta el acceso frente a la propiedad de los bienes, la economía de acceso hace referencia únicamente a los modelos en los que la pla- taforma digital presta el servi- cio subyacente de manera centralizada y los usuarios normalmente no tienen con- tacto directo entre sí para efectuar las transacciones. Ver Cooperativismo de Platafor- ma http://dimmons.net/wp-con- tent/uploads/2016/05/maq_Tre- bor-Scholz_COOP_PreF_DP.pdf 7 Ver Hacia una Economía Colaborati- va responsable http://oikono- mics.uoc.edu/ divulgacio/ oikonomics/es/numero06/dos- sier/acanigueral.html Ver https://platform.coop/ 8 9 actividades los intereses de todos sus participantes, inclui- dos aquellos potencialmente impactados por las externali- dades negativas. En oposición, las plataformas digitales extractivas son aque- llas que se diseñan pensando casi exclusivamente en la generación de lucro para los propietarios (“shareholders”) de la plataforma, quienes habi- tualmente son el grupo funda- dor y socios inversores. La Economía de Plataformas procomún es un modelo emer- gente basado en la colabora- ción de comunidades de per- sonas contribuyentes que a partir de plataformas digitales
  13. 13. E C O N O M Í A FINANCIACIÓN PÚBLICA FINANCIACIÓN COLECTIVA RESPONSABILIDAD SOCIAL MOVIMIENTOS SOCIALES JUSTICIA SOCIAL G O B E R N A N Z A PRÁCTCAS DE GOBERNANZA GOBERNANZA DEMOCRÁTICA POLÍTICAS TECNOLÓGICAS GRATUITAS OPEN SOURCE POLÍTICAS DE CONOCIMIENTO LICENCIAS OPEN DATA FIGURA 1: Balance del Procomún Fuente: https://decodeproject.eu/blog/analytical-framework-democratic- and-procommons-qualities-collaborative-economy-organizations .12
  14. 14. Principales ámbitos de práctica de la Economía de Plataformas 1.2. Como se ha comentado, las plataformas tienen un impacto transversal en muchos ámbitos de la sociedad. Habitualmente el conjunto de estas nuevas prácticas, que se basan en redes horizontales, creación de comunidades, generación de confianza entre desconocidos y el uso de TICs, se pueden agrupar en cuatro áreas: Es probablemente el modo más conocido hoy en día. Agrupa las prácticas y modelos económicos que favorecen el acceso frente la propiedad a través del intercambio, la com- pra-venta, el trueque o el alqui- ler. Este apartado se suele sub- dividir en la recirculación de bienes, el intercambio de servi- cios y también se incluyen prácticas de la economía bajo demanda. Se trata de sectores tan diver- sos como la movilidad compar- tida (viajes compartidos de corta o larga distancia o el alquiler de automóviles entre particulares), el suministro de alimentos con cadenas de distribución cortas y otras redes locales, el turismo cola- borativo (alquiler entre pares, intercambio de casas, etc.), los bancos de tiempo donde la unidad de medida de los inter- cambios no es el dinero sino el tiempo dedicado a prestar el servicio, o las aplicaciones de logística de última milla o deli- very. De este modo, platafor- mas como Blablacar, Airbnb, Carpoolear, Glovo, LetGo o páginas como “Alguien tiene? yo tengo!” se enmarcan dentro del consumo colaborativo. CONSUMO COLABORATIVO .13
  15. 15. Incluye servicios, espacios y herramientas que participan en la evolución de las formas de trabajo y producción como los “terceros lugares” (lugares de trabajo colaborativos). Se inclu- yen en este grupo a los espa- cios de trabajo en común o coworkings, Fab Labs (labora- torios de fabricación de objetos o aplicaciones abiertas al públi- co y orientadas hacia la crea- ción de prototipos), así como también centros de recupera- ción y reparación, conocidos como repair cafes. Para las ciudades, sobre todo aquellas de un tamaño media- no, los “terceros lugares” pue- den ser una fuente atractiva facilitando el teletrabajo. Estos espacios permiten mantener a trabajadores autónomos cerca de su vivienda reduciendo la dependencia de los grandes polos urbanos, reduciéndose así los desplazamientos y favo- reciendo la economía local. Se define como todas las herramientas y prácticas que permiten la integración del ciudadano (habitante o visitante) en el proceso de toma de deci- siones y la gobernanza del territorio. Este modelo de go- bierno abierto implica tanto la transparencia como el inter- cambio de datos así como la participación del ciudadano en la definición de políticas públi- cas mediante consulta, delibe- ración, codecisión o evaluación de las mismas. Muchos munici- pios, como Rosario, han adop- tado el uso de presupuestos participativos. Bogota Abierta, es el portal de participación en la capital de Colombia. Deci- dim. Barcelona es la solución de código abierto que se usa en una de las tres ciudades más inteligentes del planeta El crowdsourcing, o el recono- cimiento de la experiencia del ciudadano a través de la reco- pilación de datos permitiendo enriquecer la comprensión de la ciudad, es un primer paso seguido de prácticas de co-construcción y co-diseño de proyectos que apuntan a reforzar la participación cívica. Ej: Mapaton en Ciudad de México o el proyecto Making Sense en Barcelona. 10 11 12 Ver http://www.rosario.go- v.ar/web/gobierno/presupues- tos/presupuesto-participativo Ver https://bogotaabierta.co/ Ver https://decidim.barcelona/ 10 11 12 LA PRODUCCIÓN COLABORATIVA EL GOBIERNO COMPARTIDO LAS FINANZAS PARTICIPATIVAS Reúne servicios y herramientas financieras que agrupan a un gran número de personas (crowd) para financiar uno o varios proyectos (funding). Puede ser iniciado por autori- dades locales, particulares o empresas. Incluye varias formas que van desde la dona- ción con o sin una una recom- pensa (crowdfunding), los prés- tamos (crowdlending) o la compra de derechos sobre la empresa o proyecto (crowde- quity). Empresas como Idea.- me, Afluenta, Kickstarter o Crowdcube son algunas refe- rencias nacionales e interna- cionales. Por otro lado se incluyen prác- ticas de monedas locales físicas (Bristol Pound) o digita- les (MonedaPar o Colu), cripto- monedas (Bitcoin es el ejemplo más difundido) y “seguros entre pares” (WeSura). .14
  16. 16. Principales ventajas y retos de la Economía de Plataformas 1.3. Principales ventajas de la Economía de Plataformas Desde el punto de vista de la sociedad y el medioambiente, la Economía de Plataformas tiene muchos aspectos positi- vos: Se consigue hacer más con menos recursos Los ciudadanos se potencian como agentes económicos a pequeña escala, haciendo un uso más eficiente de los mismos. Se promulga el principio de que el acceso es mejor que la propiedad y se crea mayor abundancia en la sociedad (absoluta cuando los bienes son digitales y relativa cuando los bienes o servicios son físicos). Con estas prácti- cas la administración pública también puede hacer más con menos. capaces de generar e inter- cambiar valor con otros ciuda- danos de manera directa. En muchos casos realizarán estos intercambios por dinero (alqui- ler, compra-venta), aunque el abanico de posibilidades inclu- ye también el intercambio (bien sea directo o triangulado a través de alguna «moneda social» o sistema similar) y el regalo o préstamo gratuito. Con estos mecanismos se pro- mulga la autosuficiencia a nivel de los grupos pequeños y a la vez se refuerza la noción de interdependencia con el con- junto de la sociedad. Agencias internacionales como el Banco Interamericano de Desarrollo han destacado el potencial de la Economía Colaborativa para regiones emergentes (Buena- dicha Sánchez, Cañigueral Bagó, & De León, 2017). .15
  17. 17. Principales retos de la Economía de Plataformas También hay externalidad ambiental positiva al conseguir reducir la necesi- dad de fabricar más bienes y/o de construir más infraestructu- ras. Un ejemplo mencionado habitualmente es BlaBlaCar o CarpooleAr, que permiten opti- mizar el uso de los asientos vacíos en vehículos que están en circulación sin necesidad de ampliar la capacidad de las infraestructura vial. Estudios del impacto del uso de produc- tos de segunda mano en el medioambiente también arro- jan datos esperanzadores. Pero a causa del conocido como «efecto rebote», hay estudios que ponen en tela de juicio estos impactos medioambien- tales hasta que se puedan cuantificar y aportar más datos concretos. Finalmente, con las prácticas de gobierno abierto se permite una evolución de los sistemas de democracia representativa hacia modelos de democracia más participativa y directa generando instancias de con- sulta y validación. Ver http://www.consumocolabo- rativo.com/2016/04/21/el-merca- do-de-segunda-mano-ahorro-700 -000-toneladas-de-co2-al-medio- ambiente-en-2015/ Ver https://www.iddri.or- g/en/publictions-and-events/ study/sharing-economy-make- it-sustainable Ver https://italy.airbnbcitizen.- com/first-sharing-eco- nomy-school-milan/ 13 14 15 13 14 Al mismo tiempo que represen- ta oportunidades, la Economía de Plataformas también implica retos y desafíos. El primer reto es el propio conocimiento de estas plata- formas por parte de la pobla- ción en general. En el informe “Economía Colaborativa en América Latina”, publicado por Instituto de Empresa (IE) y el BID en 2016, un 60% de los fun- dadores de startups mencio- nan el desconocimiento y falta de confianza como la principal barrera para el crecimiento, muy por delante de los motivos falta de financiamiento o de una regulación adecuada. Al mismo tiempo la brecha digi- tal es un factor importante. Sea por limitaciones en el acceso físico a la tecnología (un celular, plan de datos o falta de infraes- tructura de conectividad) o bien por la capacidad de uso de la misma (cultura digital y genera- ción de perfiles confiables) existe una limitación importan- te para un segmento conside- rable de la población. En Milán por ejemplo con el fin de aumentar la alfabetización digi- tal en la región, han creado me- diante un acuerdo con Airbnb, una academia llamada “Sharing Economy School” . Otro reto a considerar es el abuso o el mal uso de la tecno- logía, a menudo sin ser con- scientes de ello. Con el uso de las plataformas digitales aún estamos comprendiendo qué tipo de accidentes o retos sociales, económicos e incluso .16 15
  18. 18. medioambientales estamos creando. Su rápido crecimiento dificulta esta comprensión y su encaje normativo. En el informe del Banco Inter- Americano de Desarrollo “Retos y posibilidades de la econo- mía colaborativa en América Latina y el Caribe” (Buenadicha industrial con contratos de empleo continuo y a tiempo completo, en el que existe una relación directa entre el em- pleador y el empleado. Con las plataformas digitales los ciuda- danos pueden generar ingre- sos usando sus bienes y/o su tiempo y habilidades de manera discontinua, sin contra- tos, y con un nivel de subordi- nación distinto en cada plata- forma, lo que abre la pregunta acerca de la necesidad de nuevos marcos regulatorios que contemplen estos nuevos modos de producción y empleo. Comprender el buen uso y las limitaciones de la autorregula- ción de las plataformas digita- les. Coordinar varios niveles admi- nistrativos (local, regional, nacio- nal, supranacional) en los ám- bitos donde cada uno tiene competencias asignadas. Garantizar una competencia justa y respetar los sistemas de permisos y licencias bajo los cuales muchos sectores eco- nómicos operan hoy en día REGULACIÓN ECONOMÍA COLABORATIVA AUTOREGULAC IÓN DE LAS PLATAFORM A S NIVEL ADMIISTRATIVO PARAREGULAR COMPETENCIA PERMISOS Y LICENCIAS USUARIOS DE LOS PROTECCIÓN LEGISLACIÓN FISCAL LEGISLACIÓN LABORAL Sánchez, Cañigueral Bagó, & De León, 2017) se identifican los siguientes desafíos en torno a los marcos regulatorios: Frente a esta complejidad las ciudades deberán desarrollar estrategias para: Dialogar y acompañar con una actitud proactiva la regulación de las grandes plataformas de impacto global que estarán funcionando en el territorio. Explorar cómo apoyar al desa- rrollo de plataformas autócto- nas, a menudo más conscien- tes de todos sus impactos en el territorio y alineadas con la estrategia específica de cada ciudad. Actualizar la propia administra- ción pública para ofrecer inter- faces digitales acordes a los tiempos actuales. .17 Proteger a los consumidores en ámbitos como los derechos de consumo y resolución de conflictos, protección de datos personales, promoción de buenas prácticas. Aplicar y adaptar, si es necesa- rio, la legislación fiscal a la acti- vidad económica que se genera a partir del uso de las plataformas digitales. Probablemente el reto más complejo es el relativo a la nor- mativa laboral. Ésta se desarro- lló para modelos de economía
  19. 19. Actores de la Economía de Plataformas PhotobyRawpixel .18 Para poder comprender las implicancias del fenómeno de la Econo- mía de Plataformas es imprescindible analizar a cada una de ellas en función de su propósito organizacional, su modelo de negocio, y la funcionalidad que sus propios usuarios les asignen. Esto permitirá establecer regulaciones específicas y adecuadas.
  20. 20. Plataformas digitales 2.1. .19 (A) El propósito de la plataforma digital En la siguiente tabla, adaptada del estudio “Local Govern- ments Sharing Economy” (Coo- per R, Timmer V. 2015) detalla- mos los diversos propósitos por los que una plataforma digital puede ser creada y usada. PROPÓSITO/ROL DEFINICIÓN EJEMPLOS Con ánimo de lucro Empresa social / Cooperativa / Empresas B Entidades con ánimo de lucro que realizan actividades de compra-venta, alquiler/présta- mo, intercambio, trueque o regalo/donación con la ayuda de tecnologías de la información que reducen de manera considerables los costes de transacción y facilitan los intercam- bios entre desconocidos La misma definición EXCEPTO que las motiva- ciones sociales y medioambientales tienen prioridad respecto al lucro económico. En las cooperativas la propiedad es compartida. INTERNAC.: Airbnb BlaBlaCar Mercado Libre Idea.me Car2Go Zipcar LOCALES: LittleBig Money Entrada Fan All Ride Coworkings Stocksy SomMobi- litat Asoc. de Bancos de Tiempo El Galpon de Ropa La Colmena que dice Si Ecrowd Ulule TABLA 1 - Plataformas digitales según propósito organizacional
  21. 21. .20 PROPÓSITO/ROL DEFINICIÓN EJEMPLOS Sin ánimo de lucro Con actividades equiparables a las descriptas en las empresas con ánimo de lucro. En este caso el fin de la entidad que lidera la platafor- ma no es la persecución de un beneficio económico sino que principalmente persigue una finalidad social, altruista, humanitaria, artística y/o comunitaria. En ocasiones la actividad se mantiene en base a donaciones. Goteo Benfeitoria Si lo venis a buscar es tuyo Yo No Desperdicio Bookcrossing Freecycle Lendi app Comunidad Actores focalizados en la escala local y/o de barrio con una diversidad de estructuras legales aunque las entidades sin ánimo de lucro y modelos informales son los más habi- tuales. La mayoría de transacciones no se monetizan. El uso de las tecnologías de la información es más modesto con un énfasis en el contacto y las relaciones humanas. A menudo de manera explícita tienen un foco en conseguir la sostenibilidad en el ámbito local. Gratiferias El Club de Reparadores SocialToy Jardines comunitarios Bancos de tiempo El Campo de la Cebada Sector público A diferencia de los casos anteriores, las entidades del sector público están sujetas a rigurosos estándares de responsabilidad, transparencia y legitimidad. Pueden usar su infraestructura más sofistica- da para apoyar o crear acuerdos con el resto de actores para promocionar nuevas formas de compartir la ciudad, aunque tiene que responder a los intereses de todos los ciuda- danos (algunos de los cuales no estarán invo- lucrados en estas actividades) y a órganos de gobierno superiores Servicios de bicicleta compartida pública (EcoBici) Renova la teva roba (recir- culación de ropa promovida por el Ayuntamiento de Barcelona) Compra pública con crite- rios en favor de los actores de la ciudad colaborativa Monedas locales con apoyo municipal (Bristol, París, etc.) (B) Modelos de negocio de las plataformas digitales La mayoría de plataformas necesitan capturar de alguna manera parte del valor que se genera a partir de las transac- ciones y del mercado que han logrado desarrollar. Tomamos como base la pre- sentación “Modelos de ingre- sos de la Economía Colaborati- va” (Collaborative Lab, 2015) para describir esta diversidad de modelos.
  22. 22. .21 NOMBRE DEFINICIÓN EJEMPLOS Comisión por el servicio o la transacción Es el modelo más habitual. La compañía se queda con una comisión por realizar el encuentro entre comprador y vendedor, entre viajero y anfitrión o entre prestador y tomador del préstamo. La comisión varía entre plataformas y secto- res. Puede ir del 5% al 40% en función del valor de la transacción y los servicios adicionales ofrecidos. Airbnb Kickstarter Uber BlaBlaCar TABLA 2 - Plataformas digitales según modelo de ingresos PLATAFORMA$ $ $ COMISIÓN SERVICIO ACCESO AL MERCADO HABITACIÓN REQUEST? ACCESO AL MERCADO PERFIL ANFITRIÓN Y HABITACIÓN COMISIÓN ALQUILER COMISIÓN ALQUILER Fuente: CIPPEC en base a Bussiness Model Toolbox ANFITRIÓN HUÉSPED AIRBNB
  23. 23. .22 NOMBRE DEFINICIÓN EJEMPLOS Freemium La empresa ofrece un servicio básico o un uso limitado de la plataforma de manera gratuita. Los usuarios pueden adquirir servi- cios adicionales o funciones exclusivas. Wallapop Peerby Couchsurfing Letgo On Sale La empresa compra productos directamente de los usuarios. Los acondiciona o los recicla para vender el producto (o partes de este) a un precio superior al de compra. Manzanas Usadas (productos Apple) Percentil (ropa de niños) EReuse (ordenadores) Frontier Car Group (coches) COMPAÑÍA CONSUMIDOR TIPO 1 CONSUMIDOR TIPO 2 FREEMIUM $ $ $ $ PRODUCTO GRATUITO PRODUCTO PREMIUM PLATAFORMA $ BIENES USADOS USUARIO PROOVEDOR USUARIO CONSUMIDOR $ BIENES ACONDICIONADOS PRECIO Fuente: CIPPEC en base a Bussiness Model Toolbox Fuente: CIPPEC en base a Bussiness Model Toolbox
  24. 24. NOMBRE DEFINICIÓN EJEMPLOS Tarifa plana de suscripción o membresía La compañía cobra una cantidad en concepto de membresía mensual o anual, indepen- dientemente del uso que se haga de la plata- forma por parte del usuario. Intercambio de casas Borrow My Doggy Planes de suscripción por niveles La empresa ofrece diversos planes de sus- cripción a diferentes precios en base a la frecuencia de uso o al número de bienes deseados La mayoría de los coworkings Toy Library (toylibrary.co) Tarifa plana de suscripción o membresía y cobro por uso La compañía cobra una cuota única o anual de membresía (a veces con diferentes planes en función de la frecuencia de uso). Además hay un costo adicional por el uso de los productos. Zipcar DriveNow PRODUCTO/ SERVICIO PERIODICAMENTE PAGO PERIÓDICO $ .23 SUSCRIPCIÓN COMPAÑÍA CLIENTE $ $ $ $ $ $ $ $ $ $ $ $ $ $ $ UPGRADE DOWNGRADE Fuente: CIPPEC en base a Bussiness Model Toolbox Fuente: CIPPEC en base a Bussiness Model Toolbox Fuente: CIPPEC en base a Bussiness Model Toolbox
  25. 25. NOMBRE DEFINICIÓN EJEMPLOS Venta de tecnología marca blanca / Software as a Service La empresa crea un sistema de plataforma completo (backend + frontend) que puede ser configurado y adaptado por cada compañía. Se cobra por licencia y/o por la personaliza- ción del producto genérico Sharetribe NearMe My Turn Donativos o subvenciones La tecnología y/o el servicio se ofrece de manera gratuita. Se realizan campañas pun- tuales de donaciones o bien dentro del propio proceso de la plataforma se sugiere una donación por el servicio que se acaba de ofrecer.Algunos proyectos reciben subvenciones. Wikipedia Bemfaitoria (crowdfunding Brasil) YoNoDesperdicio Freecycle Venta de datos o atención (publicidad) El servicio se ofrece de manera gratuita a cambio del derecho de usar los datos de usuario para generar valor para terceras empresas o administraciones. Si la audiencia es muy segmentada o el volu- men de tráfico es muy elevado hay platafor- mas que generan ingresos a partir de la inclusión de publicidad en sus páginas o aplicaciones PatiensLikeMe Waze Facebook SegundaManita.com BIEN O SERVICIO GRATUITO DATOS DATOS .24 PRODUCTO DE “ETIQUETA” BLANCA COMPAÑÍA USUARIO CLIENTE $ MONETIZACIÓN DE DATOS DE USUARIO Fuente: CIPPEC en base a Bussiness Model Toolbox Fuente: CIPPEC en base a Bussiness Model Toolbox
  26. 26. .25 Esta es una lista básica de mo- delos de negocio habituales de las plataformas. Como muchas de ellas son startups, se siguen generando nuevas modalidades. Los modelos híbridos, que combinan algu- nos de los presentados, hacen que las plataformas sean más versátiles. (C) Factores de éxito de las plataformas digitales Crear una plataforma, desde un punto de vista técnico, resulta cada día más simple. Ya existen herramientas como ShareTribe que cubren la mayor parte del trabajo técnico y de diseño de experiencia. Al tratarse de mercados bilate- rales en los que dos grupos de agentes (quien ofrece y quien demanda) interactúan a través de un intermediario (la plata- forma), lo más complejo es desarrollar con suficiente ta- maño cada lado del mercado, es decir, que sea útil a sus usuarios. De manera muy sim- plificada podemos decir que para que ello ocurra se necesita: 16 17 18 Masa crítica de usuarios: Por la naturaleza de las plataformas, el beneficio derivado de partici- par de la interacción depende del tamaño que posea el otro grupo que la integra. Sin un volumen suficiente de usua- rios-productores y usuarios -consumidores no habrá posi- bilidad de realizar transaccio- nes. La masa crítica es el punto donde hay suficiente volumen de oferta y demanda, para que las transacciones ocurran. El diseño de opciones para atraer y/o retener participantes se pueden resumir en: 1. Otorgar incentivos y subsi- dios, los cuales pueden estar centrados en uno o ambos lados del mercado, pero procu- rando desarrollar el lado de la oferta para evitar que haya clientes insatisfechos. 2. Limitar espacialmente el ser- vicio. Servir bien a un mercado antes de expandirse a otros. 3. Publicitar los beneficios sociales de participar de la pla- taforma para convencer a otras personas a actuar del mismo modo. 4. Atraer a usuarios importantes y formadores de opinión que puedan convencer a otros a unirse. A partir de ahí es necesario generar mayor volumen de intercambios para generar los ingresos que permitan tener un proyecto sostenible a lo largo del tiempo. Liquidez: La liquidez es una medida de la probabilidad de que se produzcan interaccio- nes exitosas en una plataforma digital. Se calcula como el por- centaje de oferta que se con- creta en una transacción dentro de un cierto período de tiempo. Para garantizar un mercado líquido, algunas plataformas se centran en la programación algorítmica y en sistemas de incentivos y reputación en base al cumplimiento de buenas prácticas de la oferta que garanticen la satisfacción de las demandas de los consumido- res. Es importante destacar que muchas de estas estrategias resultan en mayores niveles de control y supervisión por parte de la plataforma sobre el usua- rio-proveedor, generando una https://www.sharetribe.com/16 Otras herramientas populares son Cocorico y Beyourmarket https://techcrunch.- com/2017/07/11/marketplace-li- quidity/ 17 18
  27. 27. .26 vinculación laboral que podría interpretarse como “falso autó- nomo”. La liquidez potencial de cada plataforma estará íntimamente relacionada con la extensión geográfica del mercado, pero mientras algunas transaccio- nes pueden darse entre usua- rios extendidos por cualquier lugar del planeta (freelancer, Airbnb o mercadolibre), otras requieren cierta cercanía (Glo- vo, Uber o tinder), por lo que estas segundas requerirán alta densidad de usuarios en una zona geográfica para garanti- zar liquidez. MARKETPLACE DE ALTA DENSIDAD MARKETPLACE DE BAJA DENSIDAD Confianza: No hay manera de construir masa crítica ni gene- rar liquidez (intercambios) si no hay confianza entre los partici- pantes. En una plataforma digital la confianza suele construirse en tres etapas: a) Confianza en la idea. Sea compra-venta de segunda mano, compartir trayectos con desconocidos o realizar un crowdfunding. La idea tiene que ser socialmente aceptada y para ello el papel de la regu- lación y los medios de comuni- cación es importante. b) Confianza en la plataforma. Nos referimos en este caso a la confianza en el sistema y/o la compañía que facilita el inter- cambio en sí. Esta confianza se incrementa si la marca aparece en medios tradicionales (pren- sa, TV, radio, etc.) o si cuenta con el apoyo de las autorida- des locales. Los seguros, me- canismos de resolución de conflictos o gestión de devolu- ciones, también incrementan la confianza en la plataforma. c) Confianza en los otros usua- rios. Las plataformas incluyen mecanismos de validación de identidad y reputación (con evaluaciones cruzadas) o con- trol de credenciales (licencias, matrículas, etc.) de los usuarios para poder generar la confian- 19 za necesaria entre desconoci- dos. Para conocer esquemas concretos de generación de confianza, el estudio “La Era de la Confianza” (Mazzela & Sun- dararajan, 2016) de BlaBlaCar con la Universidad de Nueva York es un buen recurso. Para profundizar en mayor detalle en las claves del éxito de una plataforma recomendamos la lectura del libro “The Lean Marketplace” (Makkonen J, Gracia C, 2018). 19 CLIENTE CONFIANZA EN IDEA CONFIANZA EN PLATAFORMA CONFIANZA EN DESCONOCIDO INTERCAMBIOS REGULACIÓN CULTURA COMUNICACIÓN MECANISMOS Fuente: CIPPEC
  28. 28. Usuarios y relaciones entre ellos 2.2. .27 Las plataformas digitales crean una serie de relaciones y tran- sacciones entre los participan- tes / usuarios. Los principales componentes son: La plataforma, que oficia de directora de orquesta, esta- blece reglas y facilita acuerdos entre los participantes, pero también acuerdos de vincula- ción con cada uno de sus usuarios. El usuario-consumidor del bien o servicio al que se accede a través de la plataforma. El usuario-proveedor del bien o servicio que se ofrece a través de la plataforma. Sobre todo a efectos regulato- rios es importante poder deter- minar si este usuario-provee- dor ejerce una función de pro- ducción “amateur” (como Peer) o bien como “profesional” (como negocio o Business). Los criterios pueden ser diferentes en cada plataforma y sector. Se podrán establecer relacio- nes: P2P entre particulares. Ej: Car- pooleAr al compartir viajes en vehículo. P2B un particular compra o contrata a un proveedor profe- sional. Ej: MercadoLibre al comprar de perfiles profesio- nales o Iguanafix, al contratar un electricista. B2C un negocio compra a un particular. Ej: Una empresa alquila un vehículo de un parti- cular a través de Drivy o Social- Car. B2B la transacción es entre empresas. Ej: Marketplaces como Floow2 o YardClub. Ser un “Peer” o ser un “Busi- ness” tiene diferentes impli- cancias de acuerdo al Código Civil, en el ámbito de licencias y competencia , derechos del consumidor (los derechos no son los mismos en función de si la contraparte es un indivi- duo o bien un negocio), fiscali- dad, entre otros. Finalmente, el tipo de transac- ción que se lleva a cabo entre los participantes define tanto el carácter de la plataforma como las implicancias legales de dichos intercambios: Pueden darse pagos como contraprestación a una transfe- rencia de propiedad de un bien (venta), derecho de uso (alqui- ler), o provisión de un servicio (contratación) con ánimo de lucro. Ej: Airbnb al alquilar un espacio. Los pagos por el bien o el ser- vicio también pueden darse como forma de compartir gastos y no implican una activi- dad comercial con ánimo de lucro. Ej: CarpooleAR en trayectos compartidos. Intercambio directo o inter- cambio triangulando con un sistema de puntos internos,
  29. 29. .28 monedas alternativas o simila- res. Ej: banco de tiempo o inter- cambio de casas Donación o regalo del bien o el producto. Ej: Couchsurfing para alojamiento o NoLoTiro para productos de segunda mano. ECOSISTEMA EMPRENDEDOR DE LA ECONOMÍA DE PLATAFORMAS A Los emprendedores: personas diseñan, lanzan y ponen en funcionamiento una nueva plataforma, para quienes habrá que crear programas de formación especiali- zada que promuevan el desarrollo de plataformas autóctonas. B Los franquiciadores o embajadores de plataformas digitales: personas que ayudan a implantar un proyecto de Economía de Plataformas en el territorio. Plata- formas como Goteo (crowdfunding), La Colmena Que Dice Sí (alimentación) o GoPopUp (alquiler de espacios) están pensadas para crecer en base a la generación de nodos en ciudades. C Usuarios profesionales dentro de las plataformas: personas que hacen un uso intensivo de la plataforma de tal manera que consiguen generar una fuente de ingresos importante y recurrente. Por ejemplo aquellos que alquilan 2 o 3 aparta- mentos en Airbnb, o quienes comercializan sus diseños o artesanías en Mercadoli- bre, o bien los que se dedican a la compra-venta de objetos de segunda mano de manera profesional. En algunos casos esta actividad estará sujeta a licencia y a un régimen fiscal para profesionales. D Los microemprendedores: personas que ofrecen productos o servicios de manera puntual a través de las plataformas digitales. No llegan a alcanzar un grado profesional en su actividad.
  30. 30. El papel de la administración local 2.3. .29 Las administraciones públicas tienen un papel fundamental en relación a cómo se desarro- lla la Economía de Plataformas sobre el territorio que gestio- nan. A continuación, se analiza su rol desde distintas aristas. Aunque la función reguladora sea quizás las más evidente y conocida, los gobiernos locales cumplen también rol de usua- rios, facilitadores y generado- res de emprendimientos vincu- lados a la Economía de Plata- formas. La administración pública como reguladora La Economía de Plataformas genera nuevas dinámicas so- ciales y económicas que entran en conflicto con regulaciones diseñadas para la época indus- trial y escritas, en algunos casos, antes delsurgimiento de internet. Para ayudar a aportar seguri- dad legal es recomendable que las administraciones públi- cas locales, provinciales, y nacionales, tomen un rol proactivo en la regulación de la Economía de Plataformas. sonal o más profesional de las mismas. Habrá que evitar simplificacio- nes y pensar en regular en fun- ción de todos estos paráme- tros evitando limitar sus exter- nalidades positivas. ¿Qué tipo de modelo económico quere- mos promover? ¿Qué uso de las plataformas consideramos mejor para el territorio? ¿cómo combinar lo global con las pla- taformas locales? Es necesario buscar un encaje normativo mediante nuevas políticas públicas y regulacio- nes en el amplio abanico de sectores afectados, para lo cual es importante exista una comprensión de: a) El fenómeno en toda su complejidad: Las plataformas pueden crearse con propósitos muy diversos y funcionar con modelos de negocio dispares, al mismo tiempo, los usuarios pueden hacer un uso más per-
  31. 31. .30 La administración pública como facilitadora Ver http://www.gov-up.com/- blog/sistema-sandbox-regula- cion/ Ver http://www.europa- press.es/turismo/destino-espa- na/turismo-urba- no/noticia-acco-recomienda-reg ulacion-flexible-dinamica-alojami entos-turisticos-cataluna-2016122 1154106.html Ver https://www.nickgross- man.is/2016/alternative-com- pliance/ Ver https://elpais.com/econo- mia/2018/01/28/actualida- d/1517154558_107147.html Comunidades virtuales de personas unidas por un interés común como la política, el deporte, la cultura, la lectura y otros que permite a sus miem- bros reunirse en la vida real. Ver http://sharehub.kr/shareen- terpriseen/partners_list.do Ver https://www.airbnb.- com/welcome/evacuees Ver https://www.taxistop.be Ver https://www.centraledes- moinsmobiles.be/fr Ver http://www.chapter2.cat 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 b) El potencial del uso de la propia tecnología: ¿Cómo po- demos usar los datos en tiempo real, los algoritmos, la autorregulación, el poder del “crowd”, etc. para regular de manera más acertada las pla- taformas? Conceptos como el “sandboxing” , la regulación dinámica , o la regulación dual deberán ser compren- didos e incorporados. Por último, hay que recordar que las ciudades comparten estos retos de manera global, ya hay redes de ciudades que están trabajando juntas para afrontar los retos regulatorios en sectores como el turismo de plataformas. 20 21 22 23 Uno de los papeles más impor- tantes desde la administración local es el de acompañar, facili- tar y habilitar aquellos proyec- tos liderados desde la ciuda- danía y que aportan valor al entorno de la ciudad y el terri- torio. Esto se puede hacer de varias maneras: Ayudando a resolver algunas de las necesidades de las pla- taformas y sus usuarios. Por ejemplo, facilitando una red de espacios el encuentro de per- sonas en la compra-venta de productos de segunda mano de manera segura, creando puntos “oficiales” para que los pasajeros del coche comparti- do se encuentren, o cediendo alguna sala de manera regular a los grupos de meetup . Creando algún tipo de directo- rio de plataformas disponibles y “apoyadas” por la ciudad. Esto lo ha hecho, por ejemplo, Seúl , dentro de su programa de “Sharing Cities”. Configura otra oportunidad de apoyar a plata- formas más locales y de carác- ter más social. Coordinando la estrategia de la ciudad con los objetivos de la plataforma y llegando a acuer- dos con ellas para llevar a cabo tareas que tradicionalmente se engloban dentro de lo público. Por ejemplo, Airbnb cuenta en varias ciudades con el programa “Open Homes” , una comuni- dad de anfitriones que proveen de manera gratuita refugio de emergencia a personas afecta- das por desastres naturales. En Bélgica diversos municipios tienen acuerdos con la asocia- ción TaxiStop que mediante el proyecto “La Central de los menos móviles” crea una red de personas jubiladas trans- portan de manera altruista a gente con movilidad reducida para ir a centros médicos. Las plataformas también facilitan el encuentro de refugiados y oportunidades laborales con proyectos como Chapter#2 en España. 24 25 26 27 28 29
  32. 32. El municipio como usuario de las plataformas La ciudad como consumidora o demandante de servicios en plataformas: Ver https://myturn.com/ Ver https://www.timeover- flow.org/ Ver https://www.zipcar.- co.uk/press/releases/croy- don-coun- cil-cuts-employee-car-usage-in-h alf-with-zipcar Ver https://www.telegraph.- co.uk/finance/budge- t/11480519/Bud- get-2015-Civil-servants-urged-to- use-car-sharing-apps-and-Airbnb -to-save-money.html 30 31 32 33 30 31 .31 Poniendo a disposición de grupos ciudadanos locales alguna solución técnica de re- ferencia para poder crear bi- bliotecas deobjetos(MyTurn ), bancos de tiempo (TimeOver- flow ) o plataformas más generalistas (ShareTribe). La ciudad llega a acuerdos con las plataformas y facilita la capaci- tación de estos grupos de ciudadanos en el uso de estas herramientas. La administración local puede también ejercer el rol de usua- rio en las plataformas, sea como consumidor o sea como proveedor de bienes y servi- cios. Para que el municipio pueda ser un usuario de las platafor- mas a menudo hay que intro- ducir cambios en la regulación relativa a la compra pública y/o la provisión de servicios. En términos de competencia es importante que los operadores tradicionales y las plataformas puedan hacer propuestas para la prestación de servicios públi- cos a través de los concursos de libre concurrencia en igual- dad de condiciones. En este rol la administración local tiene la capacidad de decidir apoyar de manera dife- renciada a plataformas de corte más social y/o locales ayudando a su popularidad y a que puedan volverse negocios sostenibles. Cuando el distrito londinense de Croydon reemplazó su flota de automóviles con una acuer- do con el carsharing Zipcar, redujo los costos de personal por desplazamientos hasta en un 40% . También en el Reino Unido han alentado a sus funcionarios a usar Airbnb en los viajes de trabajo para conseguir una reducción de costes . 32 33
  33. 33. La ciudad como generadora de oferta en las plataformas: .32 Al igual que las prácticas de intercambio a nivel individual, las ciudades también pueden aprovechar el potencial de la Economía de Plataformas para los bienes municipales, espacios municipales, bienes cívicos, servicios municipales, etc. Equipamiento municipal, ma- quinaria, vehículos y otros bienes se pueden compartir entre departamentos o con los municipios vecinos. Munirent es un ejemplo de una empresa que facilita el intercambio de equipos dentro y entre gobier- nos. Algunas ciudades alquilan cos- tosas herramientas de eficien- cia energética (seguidores solares, cámaras de infrarrojos, registradores de luz y tempera- tura, etc.) de manera que los constructores puedan comple- tar proyectos eficientes en energía. Existen municipios que han creado plataformas que permi- ten optimizar la capacidad infrautilizada en espacios públicos. Un buen ejemplo son los espacios en escuelas fuera del turno escolar, que pueden aprovecharse para conferen- cias, reuniones con fines edu- cativos, eventos culturales, etc. Amsterdam mediante un acuerdo con el proyectoComoodle también está estudiando el alquiler de espacios municipa- les mediante una plataforma estilo Airbnb . Varias ciudades en el mundo están creando pequeños fon- dos que, siguiendo la estrate- gia del matchfunding que pro- pone Goteo.org, si un ciudada- no realiza una contribución para un proyecto específico, la administración lo acompaña con un aporte equivalente para el mismo fin. En Reino Unido parte de los préstamos con dinero público se han canalizado a través de aplicaciones de peer lending, -como Funding Circle- para la financiación de pequeños negocios . 34 35 36 37 Ver https://www.munirent.co/ Ver https://www.comoodle.- com/ Ver http://www.consumocolabo- rativo.com/2017/01/24/amster- dam-pro- yecta-alquilar-salas-en-edificios- municipales-al-estilo-airbnb/ Ver https://www.telegraph.- co.uk/finance/yourbusi- ness/9738081/Zo- pa-and-Funding-Circle-win-share -of-public-money.html 34 35 36 37
  34. 34. Sectores de la Economía de Plataformas PhotobySebastiánHietsch
  35. 35. .34 Alojamiento y turismo 3.1. El alojamiento y el turismo en general han sido una de las puntas de lanza de la Econo- mía de Plataformas alrededor del mundo y representa uno de los sectores que está generan- do los mayores impactos en las ciudades. El modelo más conocido es el de alquiler de habitaciones o pisos enteros de particulares para estancias de corta dura- ción. La plataforma americana Airbnb es la referencia más conocida en este ámbito aunque tiene varias competi- doras más como HomeAway, FlipKey, VRBO, Wimdu, y Alu- guest. A su vez, se están popu- larizando metabuscadores como Tripping, Apartum o la argentina Ativoo, las cuales indexan el resto de páginas que ofrecen alojamiento entre particulares, del mismo modo que las páginas de vuelos buscan en todas las aerolíneas a la vez. Bajo otro paradigma, para con- seguir alojamiento en una ciudad, existen otras variantes como el intercambio de casas (GuestToGuest) o el alojamien- to gratuito (Couchsurfing). Algunas de las plataformas están incorporando también experiencias turísticas locales (tours, deportes, gastronomía, conciertos, cultura) acompaña- dos o liderados por particula- res. Airbnb Experiences, Sofa- Concerts o GuruWalk son ejemplos de este segmento. Los conflictos y tensiones habi- tuales que se dan en el ámbito del alojamiento con fines turís- ticos tienen como contraparte al sector hotelero o a guías locales, usualmente por aspectos relacionados a la competencia desleal. Desde el punto de vista de la gestión local, es importante ir más allá en el análisis y estudiar el impacto de estas plataformas en lo relativo al acceso a la vivienda (alquiler y compra) por parte de los ciudadanos, sobre todo cuando la oferta se profe- sionaliza . También es impor- tante evaluar cómo estas pla- taformas distribuyen de manera más horizontal los beneficios económicos de la actividad turística entre un mayor número de personas distribuidas geográficamente dentro de la ciudad. 38 Ver https://elpais.com/econo- mia/2018/01/19/actualida- d/1516386039_221435.html 38
  36. 36. .35 Movilidad y transporte 3.2. La tendencia actual es la sim- plificación de la experiencia de usuario mediante la “movilidad como servicio” que agrupa el transporte público y estas opciones colaborativas bajo un mismo paraguas, e idealmente con un sistema integrado de tarifas. El mayor desafío para las ciudades está en comprender el impacto, las oportunidades y los retos de estas modalidades de transporte en ámbitos como: El trasvase de usuarios desde el transporte público y/o desde el vehículo privado a estos medios de transporte. La congestión de las vías y la polución, tanto al añadir vehí- culos para Uber o Cabify pero también al compartir trayectos en estos mismos vehículos. El uso del espacio público en casos como ECooltra (motoci- cletas eléctricas) o Donkey Republic (bicicletas comparti- das) al estacionar los vehículos. El uso de los datos de estas plataformas para un mejor conocimiento y planificación de la movilidad. La reducción de uso de espa- cio público para estacionar. Para mucha gente la primera experiencia con la Economía de Plataformas es mediante una plataforma relacionada con la movilidad. Sea una bici- cleta pública compartida (Eco- Bici en Buenos Aires o México), un vehículo de carsharing (Zip- car, Car2go, ECooltra), un servi- cio on demand tipo Uber o Cabify, o un trayecto comparti- do con otros pasajeros (BlaBla- car o Carpoolear si es entre ciudades o bien con la chilena AllRide si es intraurbano). Tam- bién existen otras experiencias quizás menos conocidas como alquilar vehículos temporal- mente ociosos de otras perso- nas (automóviles, furgonetas, lanchas, etc.) en plataformas como SocialCar, Drivy o Caren- go, e incluso en modalidad cooperativa como SomMobili- tat. En Buenos Aires, BoatSha- re.Club funciona desde el 2015 con mucho éxito. Las empre- sas de seguros ya han desarro- llado productos a medida para este sector. 39 Ver https://blogs.iadb.org/movi- liblog/2017/11/02/movilidad-co- mo-servicio-maas-como-hacer-pa ra-conectar-el-caso-de-finlandia/ 39
  37. 37. .36 fuente: CIPPEC, adaptado de NHTS MOVILIDAD COLABORATIVA Los principales conflictos en el ámbito de la movilidad se han dado por un tema de licencias con el sector del taxi y platafor- mas tipo Uber y Cabify. Además, las empresas fabri- cantes de vehículos han reac- cionado de manera ágil a estos nuevos escenarios, desarro- llando sus propias plataformas, o comprando e integrando algunas de las startups de mayor éxito. Para comprender mejor el impacto de estas opciones en una ciudad recomendamos el recuadro donde se describen la amplia diversidad de opcio- nes para desplazarse por la ciudad de Madrid mediante apps y plataformas. También hay portales como Shared Used Mobility Center con noticias actualizadas del sector. APPS QUE FACILITAN EL USO DE TRNSPORTE PÚBLICO MOOVIT BACOMOLLEGO MIAUTOBUS.COM APPS QUE FACILITAN EL USO DE TRANSPORTE PRIVADO WAZE GOOGLEMAPS I N T R AU R B A N O I N T E R U R B A N O M I C R O M OV I L I DA D D I S TA N C I A M E D I A BICICLETAS Y SCOOTERS COMPARTIDOS RIDE HILING TRAYECTOS O VEHÍCULOS COMPARTIDOS 40 Ver http://sharedusemobility- center.org/ 40
  38. 38. .37 Finanzas 3.3. Mediante las plataformas de financiación colectiva (en inglés llamado crowdfunding) se puede conseguir fondos para sacar adelante proyectos per- sonales, de empresas, e inclu- so del sector público. El aporte económico que se hace al proyecto puede ser a cambio de recompensas rela- cionadas con el proyecto (Idea.me), de derechos de par- ticipación sobre el proyecto (Crowdcube), de un interés sobre el préstamos de ese dinero al proyecto (Afluenta) o bien a cambio de nada, como una donación altruista (Go- FundMe). Para las ciudades el ámbito más interesante a explorar podría ser el del crowdfunding de proximidad (Tudigo para negocios locales), el crowdfun- ding cívico (SpaceHive o La Ruche) e incluso crowdfunding para la emisión de deuda de la ciudad (neighborly). También puede ser interesante desde el municipio apoyar a aquellas plataformas orientadas a pro- yectos sociales (Ecrowd) y a la creación de procomún ciuda- dano (Goteo). Sin duda, esta puede ser una herramienta con mucho potencial para los mu- nicipios independientemente de su tamaño. Otro ámbito de interés para los municipios son las monedas locales que promueven y refuerzan la economía local. Han nacido en los últimos tiempos monedas con apps como la israelí Colu o la argen- tina MonedaPar. Algunos muni- cipios también están experi- mentando con el uso de cripto- monedas como el Bitcoin y/o con la creación de criptomone- das propias . Uno de los potenciales más interesantes de las finanzas basadas en plataformas digita- les es que pueden ser una herramienta de inclusión finan- ciera, ya sea mediante el crow- dfunding o bien mediante el uso de blockchain. El proyecto Systema D liderado por la ONG Bitcoin Argentina es un buen ejemplo de ello. Aunque la digitalización y la plataformización de las finan- zas han sido una fuerza disrup- tiva para el sector, ha sido en muchos casos la propia banca tradicional quien ha ido mar- cando los tiempos de estos avances. El término que se usa más a menudo para hablar de este conjunto de nuevas prác- ticas digitales es FinTech (Financial Technologies). 41 42 43 Ver http://wiki.p2pfoundation.- net/Civic_Crowdfunding Ver https://www.citylab.com/li- fe/2018/06/cryptocurrency-ci- ty-muni- cipal-bonds-bitcoin/557819/ "Papel del Crowdfunding en la nueva Política de Inclusión Financiera ...." Accessed Decem- ber 18, 2016. https://aficomx.wor- dpress.com/2016/07/17/pa- pel-del-crowdfun- ding-en-la-nueva-politica-de-incl usion-financiera-de-mexico/. Ver http://systemad.org/ Ver https://www.bitcoinargenti- na.org 41 42 43 44 45 44 45
  39. 39. 46 .38 Compra - venta 3.4. El gran desafío con respecto a estas plataformas es la seguri- dad de los usuarios frente a posibles estafas , la aplicabi- lidad de los derechos de los consumidores y el impacto que pueda tener en el comer- cio tradicional de proximidad en las ciudades. Aplicaciones de compra-venta de productos de segunda mano como LetGo, OLX, Mer- cadoLibre, Wallapop o Yapo son usadas por millones de personas.Además de las plata- formas mencionadas también se usan plataformas especiali- zadas como Chicfy (ropa), Manzanas usadas (productos de Apple de segunda mano), StubHub (entradas para even- tos), CeluCambios (para teléfo- nos celulares), etc. También existen infinidad de grupos de Facebook y Whatsapp centra- dos en la compra-venta entre particulares. Ver https://www.clarin.com/so- ciedad/estafaron-auto-deman- do-stio-compras-justicia-culpo_0 _rJGCVYK5M.html 46
  40. 40. .39 Tareas y trabajo 3.5. entre el ámbito del trabajo y el del alojamiento, surgen los llamados colivings o covivien- das, una clase de comunidad intencional compuesta de casas con extensos espacios comunitarios. Las tareas y el trabajo son sin duda los ámbitos de mayor impacto de la Economía de Plataformas y donde los desa- fíos se centran en que las opor- tunidades de ingresos que se crean no lo hagan en detrimen- to de los derechos de los traba- jadores. Las plataformas digitales están transformando rápida y profun- damente los mercados labora- les. Por un aumento de eficien- cia, las plataformas digitales son capaces de contratar a trabajadores por períodos más o menos cortos y tareas muy concretas, sin que llegue a mediar un contrato de trabajo tradicional. Es lo que antes hemos definido como gig eco- nomy o economía bajo deman- da. Ya existen plataformas para todo tipo de tareas. Desde Amazon Mechanical Turk (micro tareas online), a Glovo, Rappi o Uber Eats (entregas físicas), pasando por Iguanafix (arreglos en casa) o Zolvers (empleadas domésticas) , Free- lancer o Workana (diseño, pro- gramación, traducción) hasta plataformas para altos rangos ejecutivos (analistas, financie- ros, CEOs) como TopTal. En este ámbito del trabajo tam- bién cabe destacar el fuerte crecimiento del movimiento coworking (espacios de trabajo compartido) y la aparición de los nómades digitales (perso- nas que trabajan de manera remota desde cualquier ubica- ción). En una especie de híbrido
  41. 41. Conocimiento y educación 3.6. En el mundo digital, el conoci- miento ya no es algo de difícil acceso y de elaboración com- pleja. Un formato muy conoci- do de plataformas para educa- ción y conocimiento son los MOOC (Massive Open Online Courses) que son cursos masi- vos abiertos y online. Platafor- mas como Coursera, EdX o Udacity son las más conocidas y en castellano se destacan MiriadaX y el portal de la UNED Abierta. Por ejemplo se puede mencio- nar el caso de Khan Academy, con más de 5.000 video-lec- ciones de menos de 10 minu- tos en YouTube acompañadas de ejercicios. Aunque cualquie- ra puede acceder a estos con- tenidos los mismos se encuen- tran enfocados a estudiantes de enseñanza primaria y secundaria. En la línea de las cápsulas formativas, aunque de ámbitos más específicos, podemos destacar Tutellus. Se puede pagar por curso o bien median- te una suscripción mensual para acceder a todo el catálo- go. También existen platafor- mas orientadas a un nicho con- creto como el caso de Duolin- go o Busuu para el aprendizaje de idiomas. Para certificar la finalización de estos cursos, existen proyectos como Open Badges o más recientemente Smart Degrees, basados en blockchain. Finalmente, Wikipedia destaca como el proyecto más impor- tante de plataformas digitales procomún. El conocimiento es co-creado y co-validado por los usuarios, se ofrece bajo licencias abiertas Creative Commons , y las herramien- tas “Wiki” que se usan son de código abierto. La gobernanza de todo el proyecto es co-dise- ñada con los propios usuarios bajo la supervisión de la Fun- dación Wikipedia. 47 https://creativecommons.org/47 .40
  42. 42. .41 Alimentación y gastronomía 3.7. Ver http://www.theshedcowor- king.com/cookworking/ Ver https://www.playground- mag.net/food/sin-camare- ros-sin-me- sas-sin-sillas-el-boom-de-los-res taurantes-fantasma_30016293.ht ml Ver https://www.lanacion.- com.ar/2011602-heladera-so- cial-un-proyec- to-que-ya-tiene-120-replicas-en-t odo-el-pais 48 49 50 48 49 50 Para trazar toda la logística de los alimentos hay plataformas de código abierto como Open Food Networks, o bien iniciativas basadas en blockchain como Provenance. En la etapa de la elaboración existe la posibilidad de compar- tir cocinas industriales y obrado- res (Cooccio o coworkings espe- cializados en cocina, los cookworkings ). También se puede cocinar de más y ofrecer raciones al costo con vecinos (ShareYourMeal) o bien en un sistema de intercambios con compañeros de trabajo (CoCoo- king). Para aquellos que quieran dar de comer a otras personas en su casa, una especie de Airbnb para cenas, la plataforma EatWith es la referencia más conocida. En todas estas activi- dades existen conflictos respec- to a las normativas sanitarias y las licencias para el ejercicio de ciertas actividades. Aunque ya se mencionaron en el apartado sobre tareas y trabajo, las plataformas de delivery me- diante apps (Glovo, Uber Eats, Rappi, etc.) están también trans- formando la industria. Por ejem- La alimentación y la gastrono- mía son los ámbitos de mayor potencial para la Economía de Plataformas en ciudades de tamaño intermedio según el estudio Sharitories (2017). Además, es uno de los aspectos clave a considerar dentro de las estrategias de la ciudad para una mayor resiliencia del territorio. La mentalidad colaborativa y las plataformas digitales han per- meado ya en todos los puntos de la cadena de valor del sector de la alimentaciónyla gastronomía: En lo referente a la producción existen desde hace años bancos colectivos de semillas, donde se comparten conocimientos y técnicas agrícolas (DigitalGreen en India), se alquilan herramien- tas y vehículos para el trabajo en el campo (VotreMachine en Francia), entre otros. En lo referente a la distribución y consumo, existen proyectos como La Colmena Que Dice Sí (Francia) o Farmingo (USA) que simplifican la creación de grupos de consumo de proximi- dad y las compras colectivas mediante el uso de plataformas. plo algunos restaurantes están creando cocinas solo dedicadas al delivery. Restaurantes 2.0 sin camareros, sin mesas y sin sillas. Al final del proceso la comida que sobra se puede ofrecer de manera gratuita en aplicaciones como Yo No Desperdicio (Espa- ña) u Olio (Reino Unido). En Argentina proyectos como La Heladera Social o Nilus cum- plen el mismo objetivo con un menor peso de la tecnología.
  43. 43. Ver https://www.airbnbcitizen.- com/airbnb-partners-with-mi- lan-and-cadmi-to-provide-free-ac comodations-for-medical-patient s/ Ver http://www.co-salud.- com/archivos/la-sanidad-britani- ca-pilo- ta-airbnb-alquilar-habitaciones-pa cientes/ Ver http://www.comisiondepro- ductividad.cl/wp-content/u- ploads/2018/06/Cap%C3%ADtul o-VI-Telemedicina.pdf Ver https://www.nesta.org.uk/- blog/lessons-share- lab-hearts-milk-bank/ 51 52 53 54 .42 Salud 3.8. “Comienza a ser imprescindible para los diferentes gobiernos y administraciones repensar la asignación de los recursos sani- tarios para garantizar la sosteni- bilidad de los sistemas sanita- rios. En este contexto se obser- va la tecnología digital y el pen- samiento colaborativo como herramientas que pueden ayudar a resolver los problemas de coste-efectividad en el ámbito de la salud” escribió Andrea Barbiero en la revista New Medical Economics de abril 2018. Muchos centros de salud están optimizando el uso de su equi- pamiento mediante platafor- mas como Cohealo o Floow2Healthcare. Desde otra perspectiva, para los familiares de los pacientes que quieren quedarse cerca de los hospitales, Airbnb es una herramienta valiosa. En la ciudad de Milán , la empresa ha hecho acuerdos con las autoridades con el fin de ofre- cer alojamiento con fuertes descuentos a pacientes. En Reino Unido el National Health Service (servicio público de salud) está experimentado con un Airbnb para pacientes 52 51 53 54 Hearts Milk Bank, que se finan- ció a través del concurso Share- Lab de NESTA , es una exitosa plataforma P2P que se usa para facilitar la donación de leche materna a bebés prematuros y enfermos en hospitales del Reino Unido. que se recuperan de interven- ciones quirúrgicas menores para liberar camas de hospitales. Los médicos también están disponibles “bajo demanda” en aplicaciones como TelADoc o DoctorOnDemand. En algunos casos esto puede ser una puerta muy interesante hacia la telemedicina , especialmente útil en zonas más alejadas de los centros urbanos que tienen mayor concentración de cen- tros de salud. También han surgido portales como Docto- ralia, una especie de TripAdvi- sor de la medicina, donde los pacientes pueden otorgarle un puntaje a sus médicos. También existen plataformas como Patients Like Me o HelpAround, donde los pacien- tes que comparten dolencias se agrupan y comparten infor- mación potencialmente útil. Los cuidadores para el hogar están disponibles en plataformas bajo demanda como Joyners o Room2Care. El reto de en estos últimos casos es la certificación de estos profesionales más allá de los sistemas de reputación que puedan incorporar las pro- pias aplicaciones.
  44. 44. Catálogo de plataformas de referencia en Argentina PhotobyRodionKutsaev .43
  45. 45. Alojamiento y turismo 3.8. .44 En Argentina funcionan mu- chas plataformas globales de alquileres temporarios, al estilo de Airbnb o HomeAway. Tam- bién otras de intercambios de casa, como LoveHomeSwap, o de hospitalidad gratuita, como Couchsurfing. Si bien tienen usuarios en Argentina (distri- buidos a lo largo de todas las provincias), las operaciones económicas quedan registra- das fuera del país. La única de estas plataformas que tiene una oficina con empleados en Buenos Aires es Airbnb, y son un equipo reducido dedicado a relaciones institucionales y públicas. También se ofrecen alojamientos por MercadoLi- bre. PLATAFORMAS PARA ENCONTRAR VIVIENDA COMPARTIDA a largo plazo, enfocadas especialmente a jóvenes y estudiantes, con oferta principalmente en Buenos Aires DadaRoom Roomgo PLATAFORMAS DE EXPE- RIENCIAS TURÍSTICAS GUIADAS con oferta principalmente en Buenos AiresAires Beetripper Vayable Airbnb Experiences PLATAFORMAS PARA INTERCAMBIAR TRABAJO POR ALOJAMIENTO WWOOF (World Wide Oportunities in Organic Farms). Oportunida- des en granjas orgánicas de todo el mundo. Helpx Red que vincula a voluntarios con diversos tipos de trabajo a cambio de hospe- daje: atención de hostels, cuidado de niños, clases de idiomas, cosechas, trabajo social, entre muchos otros. Workaway similar a la anterior PLATAFORMAS DE INTER- CAMBIO DE CASAS CON USUARIOS ARGENTINOS IntercambioCasas (globalmente Guest to Guest, antes HomeEx- change) Combina los sistemas de intercambio recíproco y no recípro- co, a través de puntos. LoveHomeSwap PLATAFORMAS DE HOSPEDAJE GRATUITO Couchsurfing Bewelcome Warmshowers De y para ciclistas Nightswapping Red de intercambio de no- ches en casas particulares. PLATAFORMAS DE ALQUILE- RES ENTRE PARTICULARES Airbnb Wimdu Aluguest Homeaway Alquilamicasa Housetrip.es Vrbo.com Oasis Collections PLATAFORMAS QUE BRINDAN ALOJAMIENTO A CAMBIO DE CUIDAR CASA Y MASCOTAS, BAJO SISTE- MA DE MEMBRESÍAS Trustedhousesitters Mindymyhouse
  46. 46. .45 Movilidad y transporte 4.2 El número de opciones de mo- vilidad y transporte compartido está creciendo en los últimos años. El conocimiento de opciones como Uber o Cabify está ayudando a que otras ideas de movilidad y Economía de Plataformas puedan tam- bién desarrollarse. VEHÍCULO COMPARTIDO ENTRE CIUDADES Carpoolear JumpIn Coviajero VoyconCarlos OTROS Parkool alquila tu garage cuando no lo uses y gana dinero Popey alquiler de embarcaciones p2p BoatShare idem anterior AUTO COMPARTIDO DISTANCIAS CORTAS Canchacar Específico para ir a parti- dos de fútbol Sincropool Solución tecnológica para carpooling en comunida- des de confianza SERVICIO DE TRANSPOR- TE CONTRA TARIFA (Raid hiling) Cabify Uber Easytaxi BA Taxi BICICLETAS PÚBLICAS COMPARTIDAS (Bike sharing) EcoBici en Buenos Aires Mi Bici Tu Bici en Rosario En la Bici en Mendoza
  47. 47. .46 Finanzas 4.3. CROWDFUNDING En Argentina florecieron las startups de crowdfunding de recompensas entre 2012 y 2017. La primera y más importante fue Idea.me, con proyección latinoamericana. Hubo otras, hoy inactivas o casi: Panal de Ideas, Nobleza Obliga. Idea.me Wuabi Específico para proyectos agropecuarios PRÉSTAMOS ENTRE PARES También en este rubro hubo varias iniciativas fintech a partir de 2013. La principal es Afluen- ta. Otras, como Wayni y Bondarea, dejaron de funcio- nar o casi. Afluenta MONEDAS COMPLEMEN- TARIAS Y CRIPTOMONEDAS Moneda Par Criptomoneda no especu- lativa para cooperativas de trabajo, creada en Argenti- na en 2017. FairCoop Comunidad global que usa la criptomoneda no especulativa faircoin. Con nodos en Argentina desde 2018: La Plata y Córdoba. Cabe destacar en el ámbito de las finanzas el trabajo de la ONG Bitcoin Argentina y de su espacio Bitcoin en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires
  48. 48. DONACIONES Y REGALOS ¿Alguien tiene? ¡Yo tengo! Una serie de grupos de Facebook descentralizados para intercambiar de manera gratuita lo que a uno le sobra y otro necesita. Gratiferia Una feria itinerante donde todo es gratis, “para sanar la ilusión de escasez”, bajo el lema “Traé lo que quieras (o nada) y llevate lo que quieras (o nada)”. También en Face- book. Gratilibros Siguiendo el modelo de la Gratiferia, se organizan grupos para regalar libros en diversas localidades. Funciona a través de Facebook. Gratiplantas Lo mismo pero verde .47 Compra- venta 4.4. COMPRA-VENTA DE USADOS Mercado Libre Sitio líder de compra-venta online que permite el intercambio directo y la venta de usados entre particulares pagando una comisión. Olx Mismo tipo de plataforma, también de una compañía internacional. Permite publicar los avisos en las redes sociales. Letgo Una aplicación para comprar y vender entre particulares, de manera geolocalizada (para encontrar contactos en las cercanías) y vinculado a Facebook. AlaMaula Mismo tipo de plataforma, depende de eBay. Galpón de Ropa Organización de ferias de compra-venta de ropa usada en buen estado. Locales en CABA. Cheap to cheap Compra-venta entre particulares a través de Facebook. Funciona como un racimo de páginas especializadas por rubro y localidad. Más grupos de compra-venta en Facebook. Intercambio de bicicletas | compra-venta a través de Facebook. Geads (antes Adoos) Mismo tipo de plataforma, que publica clasificados gratuitos de compra-venta, servicios y encuentros. Novias al garage | compra-venta de vestidos de novia. Renová tuvestidor | compra-venta de prendasyaccesorios de mujer. Vestidos con historia | compra-venta de vestidos de novia. INTERCAMBIOS Los intercambios son un modelo muy atractivo en la teoría, pero que en la práctica tiene dificultad para generar tracción y un alto volumen de usuarios. Bioecon Un modelo económico natural basado en puntos, sin mediación de dinero, donde se puede encontrar productos, servicios, aloja- miento y otras posibilidades. Comunidad del trueque Un espacio de intercambio cultural sin la mediación del dinero. El trueque se mueve por la página de facebook. Este es su blog. Estas aplicaciones a menudo son la primera experiencia con la Economía de Plataformas para un gran número de usua- rios.
  49. 49. APLICACIONES DE ECONO- MÍA BAJO DEMANDA - DELIVERY Rappi Glovo PedidosYa UberEats Ando Enviopack Treggocity IguanaFix servicios para el hogar y la empresa Zolvers empleadas domésticas y del hogar Workana orientada a trabajos 100% digitales. Cuenta con más de 500.000 ‘freelancers’ en América Latina Freelancer y UpWork son plataformas globales con buen número de usuarios argentinos .48 Tareas y trabajo 4.5. Como se ha comentado ante- riormente este es uno de los ámbitos de mayor impacto de la Economía de Plataformas. Estas aplicaciones han empeza- do a generar los primeros conflictos en 2018 por las condiciones laborales en las mismas APLICACIONES DE ECONOMÍA BAJO DEMAN- DA - OTROS SECTORESEl mundo del trabajo, especial- mente con emprendedores, freelancers y trabajadores a distancia, se está viendo trans- formado por los coworkings. Estos espacios de trabajo compartido son ya numerosos y en continuo crecimiento en Argentina. 55 Ver https://www.lanacion.- com.ar/2154219-primer-conflic- to-de-traba- jadores-de-una-app-mensajeros- reclaman-cambios-en-las-condici ones-laborales 55 Espacio Abasto, en Córdoba, es un coworking con un pro- pósito de transformación del territorio Desde 2017 está conformada la Red Argentina de Cowor- king. que organiza La Semana Del Coworking Startups como MeetWork crean coworkings temporales en bares que no tienen ocupa- ción durante el horario diurno Se cuentan más de 120 espa- cios de coworking en el país a hoy y la tendencia es a espe- cializarse. Para mencionar algunos de los más populares Área 3 La Maquinita con sedes en varias ciudades de todo el país Urban Station fue la primera red de coworkings en América Latina WeWork, de origen america- no, dispone de varias sedes La Cortesana Coworking, en el CMD de Buenos Aires, está especializado en costura y textil.
  50. 50. .49 Conocimiento y educación 4.6. Los cursos abiertos masivos online (MOOC), así como el aprendizaje online en general, ganan popularidad: Wikimedia Argentina es el capítulo local de Wiki- pedia Cientópolis Congreso de Ciencia Abierta y Ciudadana Red Argentina de Educación Abierta Club de Software Libre Redalyc red de Revistas Científicas de América Latina y el Caribe mediante acceso abierto Trabajo de digitalización de dominio público OpenGlam por Creative Commons y una red de museos Muchas de estas iniciativas participan en el “Encuentro Comunes” que se celebra cada año desde 2016. MiriadaX, de universidades iberoamericanas, es el más usado por aspecto idiomático Coursera también cuenta con numerosos cursos en caste- llano Tutellus ofrece muchas cursos de videoformación en castellano En el ámbito del conocimiento abierto en Argentina, y en Amé- rica Latina en general, hay numerosas iniciativas de alto impacto.
  51. 51. .50 Alimentación y gastronomía 4.7. Este es sin duda uno de los ám- bitos con mayor potencial de crecimiento EatWith el Airbnb de las cenas en casa de particulares, cuenta con chefs en activo en Buenos Aires, Córdoba, y Mar del Plata. Cookapp es una aplicación similar activa en ocho ciudades argentinas. Proyecto Plato Lleno red de voluntarios que redis- tribuye comida que sobra de eventos a comedores comu- nitarios. Comenzó en Buenos Aires y ya tiene réplicas en San Martín de los Andes, Montevideo, Sao Paulo y San José de Costa Rica. Algo similar pero más ambi- cioso es Nilus, que ganó el Google Impact Challenge de 2017. Conecta donantes de alimentos con receptores de donaciones a través de con- ductores voluntarios crowd- sourceados. Está en etapa de desarrollo.
  52. 52. .51 Salud 4.8. Los emprendimientos más relevantes en el ámbito de la salud y las plataformas en Argentina son: Muzi una aplicación para que la gente pueda hacer exáme- nes de sangre a otros, con la intención de incentivar los chequeos médicos y mejorar los diagnósticos tempranos. El trabajo del inventor Gino Tubaro en el ámbito de las prótesis 3D de código abier- tas. Disponibles gratuitamen- te a través de AtomicLab Jorge Gronda, cirujano jujeño, se transformó en uno de los emprendedores sociales re- ferentes de Argentina dando nacimiento a Umana, un sis- tema solidario de salud que por una suscripción anual de alrededor de 10 dólares permite acceder a una cartilla de profesionales médicos de todas las especialidades.
  53. 53. Consideraciones finales PhotobyKevinGrieve
  54. 54. PhotobyRobinWorrall .53 Como se ha visto a lo largo de este manual, las plataformas digitales son la herramienta clave de esta cuarta revolución industrial que tiene a las ciuda- des como escenario principal donde sus impactos se dan de manera profunda. Además, estos cambios son muy rápi- dos y a menudo difíciles de comprender en toda su com- plejidad. Es fundamental no quedarse en el análisis ya que la inacción es el mayor de los riesgos frente a una dinámica que cambia mucho en muy poco tiempo. Más allá del debate semánti- co-conceptual que se intentó reflejar en el presente docu- mento, lo más importante es que se convierta en una herra- mienta valiosa para poder observar y comprender mejor el impacto en los diversos sec- tores involucrados en la vida urbana tanto a nivel global como en Argentina: movilidad, turismo, compra-venta, alimen- tación, salud finanzas. Los impactos mencionados son tanto positivos como ne- gativos. Teniendo en cuenta esto, es clave abordar la Eco- nomía de Plataformas en toda su complejidad (modelos de negocio, propósito de las pla- taformas, modelos de gober- nanza, licencias y competen- cia, impuestos) y, desde la administración pública, favore- cer aquellos modelos que maximizan los impactos positi- vos y minimizan los negativos en el conjunto de la población. Esto implica tanto dialogar con las plataformas internaciona- les con impacto en el territorio, como fomentar el desarrollo de plataformas de carácter local y, a menudo, con una mayor impronta social. Por último, una de las grandes conclusiones a las que se pueden arribar luego del pre- sente análisis es que la mejor manera de avanzar es colabo- rativamente, es decir acompa- ñado de otras ciudades y terri- torios que comparten retos y oportunidades similares frente a las plataformas digitales. Esta publicación busca ser una foto del estado de la Eco- nomía de Plataformas en 2018. Sin embargo, las mismas con- tinúan en una rápida evolución y por ello es importante ade- lantarse al impacto de nuevos fenómenos emergentes.
  55. 55. ¿Cómo aprovechar el cambio tecnológico en las ciudades? PhotobyJonasLeupe
  56. 56. .55 PhotobyRobinWorrallPhotobyRobinWorrall La ciudad es el terreno más fértil para la innovación. Una innovación centrada en las personas, en los modelos de negocio y en la regulación experimental. Una innovación donde la tecnología está al servicio de una ciudad más amigable pero no es ni el centro ni el fin de la innovación. A pesar del progreso y el impulso, en muchos lugares queda aún un largo camino por recorrer para que las ciudades realmente obtengan los máxi- mos beneficios de la cultura colaborativa y la Economía de Plataformas. Luego del análisis realizado en el presente docu- mento, algunas de las prácti- cas que podrían ayudar a que las ciudades logren aquel objetivo son: Desarrollar una visión propia de Economía Colaborativa y de plataformas para su ciudad: aunque algunas ciudades están avanzando y compren- den la importancia de las pla- taformas y cómo éstas pueden ayudarlas a alcanzar los objeti- vos individuales y colectivos de sus habitantes, la mayoría todavía está en una fase muy incipiente. El gran desafío de estas ciudades es promover de manera proactiva aquellas plataformas de mayor impacto positivo y aquellas donde los usuarios tienen más voz y voto en la evolución del proyecto. Para ello, es de mucha utilidad desarrollar conocimiento experto local sobre el fenóme- no (administración, centros de formación, emprendedores, etc.) y evaluar los retos de acceso a las plataformas, como la brecha digital, la conectividad o el desconoci- miento y/o desconfianza en los servicios. Conectar y colaborar: sigue siendo extremadamente excepcional que las ciudades se conecten entre sí y apren- dan sobre las experiencias de cada una en relación a la Eco- nomía de Plataformas. A nivel global la red más interesante a tener en cuenta es la Sharing Cities Alliance. Aprovechar al máximo la tecnología: las ciudades pueden benefi- ciarse de la cultura de com- partir y colaborar al poner algunos de sus recursos disponibles para el uso com- partido como espacios vacan- tes hasta flotas de automóvi- les. Otro mecanismo recomen- dable es facilitar la llegada y el uso de plataformas que se ajusten a la estrategia de la ciudad. Dialogar y establecer vínculos con los gestores de platafor- mas: las ciudades y los legisladores tienen mucho que ganar al trabajar con aquellas compa- ñías que tienen el impacto social en su núcleo y que buscan construir una comuni- dad. Sería saludable construir confianza y puentes entre los legisladores y las plataformas. Diseñar la administración local con una mentalidad colaborativa. El gobierno local de mañana no es una entidad centralizada y operada unicamente por la burocracia. El gobierno local del futuro es una entidad que facilita y posibilita la innova- ción liderada por sus habitan- tes mediante un ecosistema abierto, y donde la ciudad es co-creada entre ciudadanos y la administración. Llegar a comprender las opor- tunidades y los riesgos de la Economía de Plataformas es crítico. Manejado de una manera adecuada la Economía Colaborativa y de plataformas promete tener un impacto transformador en las ciudades. En una ciudad colaborativa son los ciudadanos potencian sus capacidades y abordan desafíos que son imposibles de resolver de manera indivi- dual. En ellas, se establecen iniciativas tanto privadas como públicas que otorgan más poder a la ciudadanía con el objetivo de disminuir las des- igualdades sociales y mejorar la calidad de vida, promovien- do una visión holística de los entramados urbanos para afrontar problemas de carácter común. Estos espacios, no solo albergan modelos de negocio basado en el intercambio, sino que aprovechan la inteligencia colectiva y la colaboración para encontrar soluciones a los problemas de la rápida urbani- zación, impulsar el desarrollo local, alimentar un sentido de comunidad poniendo a las personas en contacto entre sí, y mejorar el medio ambiente promoviendo un uso más
  57. 57. .56 eficiente de los recursos exis- tentes. La Economía de Plata- formas presenta una gran oportunidad para los líderes del sector público, para regu- ladores capaces de ser creati- vos y para las empresas que desean contribuir a las comu- nidades en las que sirven. Es hora de ir más allá del debate binario sobre las reglas desactualizadas. Los líderes tienen la oportunidad de anali- zar detenidamente las necesi- dades de las ciudades actua- les, reconocer cómo la Econo- mía de Plataformas puede ayudar a alcanzar sus objetivos y desarrollar reglas que maxi- micen este potencial, al tiempo que permite que pros- peren nuevas formas de nego- cio de alto impacto social. PhotobyRobinWorrallPhotobyRobinWorrall ciudades@cippec.org Estaremos encantados de recibir comentarios y sugerencias de mejora acerca de este documento en el correo electrónico:
  58. 58. Referencias bibliográficas PhotobyMathewShwartz
  59. 59. .58 PhotobyRobinWorrallPhotobyRobinWorrall Barbiero, A. (25 de abril de 2018). Aplicando lógica colaborativa en el entorno de la salud. Co-Sa- lud [Blog post] Recuperado de http://www.co-salud.com/archivos/aplicando-logica-colaborati- va-entorno-la-salud/ Botsman, R. (21 de noviembre de 2013). The Sharing Economy Lacks A Shared Definition. Fast Company. Recuperado de: https://www.fastcompany.com/3022028/the-sharing-economy-lac- ks-a-shared-definition Botsman, R. (2016). 10 ways to build critical mass. Recuperado de https://www.slideshare.net/R- Botsman/10-ways-to-build-critical-mass Buenadicha Sánchez, C., Cañigueral Bagó, A., & De León, I. L. (2017). Retos y posibilidades de la Economía Colaborativa en América Latina y el Caribe. Inter-American Development Bank. Recu- perado de: https://publications.iadb.org/handle/11319/8308 Business Model Toolbox. (s.f) Business Model Patterns. Recuperado el 01 de Agosto de 2018 de: https://bmtoolbox.net/patterns/ Chase, R. (28 de octubre de 2015). Everything That Can Become a Platform Will Become a Plat- form. [Blog post] Recuperado de https://wtfeconomy.com/everything-that-can-become-a-plat- form-will-become-a-platform-216bcfb89855 CNMC. (2 de noviembre de 2017) Panel de hogares CNMC: enganchados a las «apps» de com- pra-venta de segunda mano. [Blog post] CNMC Blog. Recuperado de: https://blog.cn- mc.es/2017/11/02/panel-de-hogares-cnmc-engan- chados-las-apps-de-compra-venta-de-segunda-mano/ Collaborative Lab (16 de octubre de 2015). Collaborative Economy Revenue Models. Recuperado de https://www.slideshare.net/CollabLab/collaborative-economy-revenue-models Collins, S (26 de julio de 2016). The “Platform Economy” has arrived. Recuperado de https://www.weforum.org/agenda/2016/07/platform-economy-boon-or-doom/ Cooper R, Timmer V. (2015) Local governments and the sharing economy. One earth. Recuperado de http://www.localgovsharingecon.com/ Freepik. (s.f). Graficos vectoriales (Rawpixel.com, macrovector, zirconicusso) Recuperado en agosto de 2018 de: https://freepik.es Generalitat de Catalunya (2017). Informe de la Comisión Interdepartamental de la Economía Cola- borativa: Propuestas para un buen encaje de la Economía Colaborativa y de plataformas en Cata- lunya. Recuperado de: http://economia.gencat.cat/web/.content/70_economia_catala- na/arxius/economia-collaborativa/Informe-economia-colaborativa.pdf Gutiérrez-Rubí, A. (2017). Smart Citizens: ciudades a escala humana.Recuperado de: https://www.- gutierrez-rubi.es/newsite/wp-content/uploads/2017/11/Antoni-GR_Libro_-Smart-CitiZens.pdf Latinobarómetro (2015). La confianza en América Latina 1995 - 2015. Santiago de Chile. Recupera- do de: http://www.latinobarometro.org/latNewsShow.jsp?ID=225 Makkonen, J., Gracia, C. (2018). The Lean Marketplace: A Practical Guide to Building a Successful Online Marketplace Business. Sharetribe.
  60. 60. .59 PhotobyRobinWorrallPhotobyRobinWorrall Mazzela, F., Sundararajan, A. (2016). Entering the Trust Age. Bla bla Car/NYC Stern. Recuperado de: https://www.blablacar.com/wp-content/uploads/2016/05/entering-the-trust-age.pdf Policy Studies, Centre for European and Lenaerts, Karolien and Beblavý, Miroslav. (2017) Govern- ment Responses to the Platform Economy: Where Do We Stand?. CEPS Policy Insights, 2017. Recuperado de: https://ssrn.com/abstract=3055062 OECD (2018) Rethinking Antitrust Tools for Multi-Sided Platforms. Recuperado de: www.oecd.or- g/competition/rethinking-antitrust-tools-for-multi-sided-platforms.htm Paul, S. (2018). The architecture of digital labour platforms: Policy recommendations on platform design for worker well-being. International Labour Office – Geneva: ILO, 2018. Recuperado de: https://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/---dgreports/---cabi- net/documents/publication/wcms_630603.pdf Rodriguez, S. (2017). Los modelos colaborativos y bajo demanda en plataformas digitales. Shapiro, C.; Varian, H.R. 1998. Information rules: A strategic guide to the network economy (Boston, MA, Harvard Business Publishing). Shareable (2017) Sharing Cities: activating the Urban Commons - recuperado de https://www.sharingcities.net/ Sharing España y Asociación Española de la Economía Digital. (2017) Sharitories:Building a colla- borative future for mid-sized cities. Recuperado de: https://static1.squarespace.com/stati- c/59187d2- be58c620d71669f79/t/5a537e2f53450aea17421522/1515421389522/LABOSC-SHARITORIES-EN-F inal-Report.pdf Subirats, J. (2016). El poder de lo próximo: las virtudes del municipalismo. Los libros de la catarata. Sundararajan, A. (2016) The Sharing Economy: The End of Employment and the Rise of Crowd-Ba- sed Capitalism. MIT Press Webb, W. (Abril, 2000). Former US Conference of Mayors’ President and Denver Mayor, First Tran- satlantic Summit of Mayors, Lyon, France. WEF (2018) - Collaboration in Cities: From Sharing to ‘Sharing Economy’ recuperado de http://weforum.org/whitepapers/collaboration-in-cities-from-sharing-to-sharing-economy Wosskow D. (2014) - Unlocking the sharing economy: An independent review - recuperado de https://www.gov.uk/government/publications/unlocking-the-sha- ring-economy-independent-review Universidad Complutense de Madrid, Universo Crowdfunding. (2017). Informe anual sobre la financiación participativa en España 2017. Recuperado de: https://www.universocrowdfunding.- com/datos-crowdfunding-espana/ Virilio, P. (2007). The Original Accident. Polity. Webb International Group , LLC. (s. f.). Recuperado de http://webbgroupintl.com/team-profi- le.php?id=WEW http://sharecity.ie/
  61. 61. .60 PhotobyRobinWorrallPhotobyRobinWorrall Acerca de CIPPEC CIPPEC es una organización independiente, apartidaria, plural y sin fines de lucro, que busca anticipar los dilemas del futuro y proponer mejores políticas públicas para la democracia y el desarrollo con inclusión. Promueve diálogos públicos y produce investigación aplicada para fortalecer al Estado en las Áreas de Desarrollo Social, Desarrollo Económico, y Estado y Gobierno. CIPPEC se enorgullece de ser uno de los centros de política pública más destacados de América Latina. Visión Trabajamos por una sociedad libre, equitativa y plural, y por un Estado democrático, justo y eficiente, que promueva el desarro- llo sostenible. Misión Proponer políticas para el desarrollo con equidad y el fortaleci- miento de la democracia argentina, que anticipen los dilemas del futuro mediante la investigación aplicada, los diálogos abiertos y el acompañamiento a la gestión pública. Para citar este documento: Programa de Ciudades de CIPPEC (2018). Ciudad digital: Claves para entender la Economía Colaborativa y de plataformas en ciudades, Buenos Aires: CIPPEC. Para uso online agradecemos usar el hipervínculo al documen- to original en la web de CIPPEC @CIPPEC /cippec.org /fcippec www.cippec.org /company/cippec /+CIPPEC
  62. 62. PhotobyRyojiIwata

×