Manual deacompanamiento

463 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
463
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
82
Actions
Shares
0
Downloads
6
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Manual deacompanamiento

  1. 1. SUBSECRETARÍA DE EDUCACIÓN BÁSICA DIRECCIÓN GENERAL DE MATERIALES EDUCATIVOS DIRECCIÓN DE PROMOCIÓN DE LA LECTURA Manual de Acompañamientoa las escuelas en su labor para la formación de lectores y escritores Material para Asesores Técnicos Pedagógicos
  2. 2. Manual de acompañamiento 2
  3. 3. Manual de acompañamiento INDICE PáginaAcompañamiento3Accionas para iniciar el acompañamiento 4Los propósitos o una idea de lo que se esperade la escuela en su tarea de formación delectores y escritores7Las escuelas como núcleos de intercambio y lacreación de redes 14La puesta en marcha de las tareas de acompañamientoen las entidades federativas17Para resumir23Anexo24Volvamos a los propósitos de las escuelas formadoras 3
  4. 4. Manual de acompañamientode lectores y escritoras25 AcompañamientoEl Programa Nacional de Lectura, componente sustantivo de la DirecciónGeneral de Materiales y Métodos Educativos de la SEP, tiene previstoconcentrar sus esfuerzos en la ardua y prioritaria tarea de formar lectores yescritores competentes desde la escuela; para ello se ha planteado eldesarrollo de cuatro líneas estratégicas: 1. Fortalecimiento curricular y mejoramiento de las prácticas de enseñanza 2. Fortalecimiento de bibliotecas y acervos bibliográficos 3. Formación y actualización de recursos humanos 4. Generación y difusión de informaciónEn este contexto, el acompañamiento es concebido como una posibilidadnecesaria y factible para “instalarse en” las escuelas y apoyarlas en eldiseño y/o consecución de proyectos educativos que, a partir del uso yaprovechamiento de los acervos de las bibliotecas escolares y de aula (asícomo de otros materiales), favorezcan la formación de lectores y escritorescompetentes. 4
  5. 5. Manual de acompañamientoA través del proceso de acompañamiento se realizará una cadena de apoyoa los trabajos que actualmente ya se desarrollan en las escuelas, y seafianzarán las labores en aquellas experiencias relevantes que ya hanprobado su eficacia, para que sirvan de núcleo en la expansión del uso yaprovechamiento de las bibliotecas de aula y escolares. Este último aspectoserá fundamental para que en un corto y mediano plazo se constituyanredes de bibliotecas escolares, concebidas para la consolidación de lacomunidad escolar local y estatal. A su vez, estas redes nos ofrecerán laposibilidad de generar intercambios de ideas y experiencias, así como decomplementar los acervos. Todo en el marco del fortalecimiento de lasacciones vinculadas con el desarrollo de las competencias comunicativas ensu amplia dimensión.Acciones para iniciar el acompañamientoPara comenzar nos adentraremos en algunas de las acciones que ya se haniniciado en los diversos estados de la República, para instaurar en lasescuelas procesos cercanos a los esperados. Algunas de ellas se refieren aacciones realizadas directamente en las escuelas y otras para variosplanteles, estas últimas podrían favorecer la organización de redes.En las escuelas: Apoyo a la llegada e instalación de los acervos en las escuelas. Entrevista al director así como a maestros de cada plantel, para rescatar y compartir experiencias. Participación en las escuelas con lecturas en voz alta para los niños, así como presentación de nuevos libros. Actividades específicas para apoyar el proyecto escolar correspondiente. 5
  6. 6. Manual de acompañamiento Talleres o espacios de intercambio con maestros, respondiendo a necesidades de las escuelas y en el marco de la formación de lectores y escritores competentes. Propuestas y apoyo en la autoevaluación del colectivo escolar sobre sus prácticas de enseñanza. Seguimiento para conocer los desempeños en lectura y escritura.Para varias escuelas y hacia las redes: Talleres dirigidos a directores, supervisores, jefes de sector y asesores técnicos, con la finalidad de integrar los diferentes programas para el fortalecimiento de sus trabajos en algunos temas en lectura. Promoción de los acervos de la BAM en los centros de maestros. Propuestas para afianzar y generar círculos de lectura.Es así que vemos cómo privilegiando una manera de empezar el trabajo encada estado, todos podemos estar de acuerdo en que hace falta ir a lasescuelas y/o ponerlas en relación para apoyarse en su tarea de formarlectores y escritores, como elementos importantes del acompañamiento. Ahora, para seguir, vamos a ir más allá...Una vez que hemos comprendido la importancia de apoyar a las escuelaspara lograr las metas que esperamos, necesitamos ir cada día más allá parainstaurar en las escuelas procesos autónomos y calificados, que nodependan de nuestra compañía para su subsistencia y que se siganalimentando en el diálogo interno. Para ello hemos considerado necesariotener algunos puntos comunes en la tarea, que den garantía de unidadnacional.En esta propuesta de una ruta común mostraremos: 6
  7. 7. Manual de acompañamiento ¿Qué propósitos pueden orientar la tarea en las escuelas? ¿Cómo organizarnos para apoyarlas en la búsqueda de sus logros? ¿Cómo impulsar la relación entre escuelas? ¿Cuándo irnos?Siendo así, haremos énfasis en este proceso sobre lo que entendemoscomo instalarse en las escuelas para impulsar su desarrollo como espacioformador de lectores y escritores:Suele pasar que cada vez que visitamos una escuela y vemos cómo losniños participan en actividades interesantes o cómo un maestro proponealternativas de trabajo que involucran a todos los niños —cada uno desdesus posibilidades—; o también cuando vemos que los padres estánpresentes en acciones que han realizado en la escuela o que estánplanificando, nos quedamos con el cosquilleo de saber más, queremos vertodo y registrarlo en la memoria, para compartirlo con los compañeros yofrecer, cuando sea el caso, alternativas factibles de trabajo a otrosmaestros. De igual forma sucede cuando al llegar a una escuela nosencontramos con que los periódicos murales están amarillos y desgastados,la biblioteca tiene unos cuantos libros llenos de polvo y están arrumbados endos estantes o hay un gran espacio con algunas computadoras que losalumnos vienen a usar sólo a veces. Pero como el paso es fugaz, noalcanzamos a comprender a fondo lo que sucede en el marco de toda laacción escolar y de esa manera no logramos apropiarlo paraverdaderamente poder apoyar a la comunidad escolar, tanto para potenciarsus logros como para revisar sus fallas.Lo que queremos hacer con el acompañamiento tiene que ver con lo valiosoy necesario que resulta para el PNL ubicarse en algunas escuelas en cadaestado, para aprender de lo bueno que allí ocurre para potenciarlo y ayudar 7
  8. 8. Manual de acompañamientoa que sea compartido con otros, así como para entender sus problemas yfavorecer la solución. Y es que de eso se trata, de “quedarse un tiempo paraver, aprender, ofrecer opciones, movilizar lo que está detenido y aportarsoluciones y propuestas desde nuestra formación y nuestra mirada externa”.En consecuencia, los objetivos de esta propuesta de acompañamiento setraducen en: Ofrecer vías de solución a problemas planteados o identificados para el desarrollo de la cultura escrita en las escuelas, desde las bibliotecas escolares y de aula. Ayudar a las escuelas en la construcción de condiciones que favorezcan la formación y desarrollo de redes de bibliotecas escolares para compartir sus logros y encontrar soluciones compartidas a sus problemas.Así, el acompañamiento se traduce en apoyar el trabajo escolar y contribuira que la escuela se convierta en un espacio de libre uso de la palabra y delas ideas, en donde la gestión escolar favorezca el acceso permanente a laproducción y uso de todo tipo de material escrito. Por medio de este procesose proyectarán y/o acentuarán prácticas escolares puntuales en la formaciónde lectores y escritores, y a través de él se favorecerán espacios donde lapalabra escrita circule ampliamente y se expresen sentimientos, se planteeny discutan opiniones y se compartan nuevos conocimientos. Elacompañamiento, por tanto, servirá para potenciar el enormeenriquecimiento individual y colectivo que ofrece el uso de los libros de lasbibliotecas de aula y escolares, haciendo posible la consolidación depropuestas que se destaquen por el trabajo individual y colectivo en favor dela formación de lectores y escritores. La tarea del acompañante en lo 8
  9. 9. Manual de acompañamientoprofundo la describe Michèle Petit cuando señala en Nuevos acercamientosa los jóvenes y la lectura: “De lo que se trata en el fondo es de ser receptivo,de estar disponible para hacer proposiciones, para acompañar al otro , parabuscar con él, inventar con él, para multiplicar las oportunidades de lograrhallazgos, para que el juego esté abierto. Se trata de tender puentes y deinventar ardides.” (Petit, SEP–2001, p.186).Los propósitos o una idea de lo que se espera de laescuelaen su tarea de formación de lectores y escritoresAl llegar a la escuela, nos encontraremos con el director para que sea élquien nos cuente sobre el trabajo de la escuela, sus preocupaciones y loslogros que destaca. Ojalá podamos dedicar tiempo para ver la escueladesde varios ángulos, conversar con maestros y alumnos, ver algunasclases, conocer el lugar para los libros de la escuela o la biblioteca; enpocas palabras: tiempo para mirar y hacernos una idea de los logros ynecesidades de la escuela. Una vez que se haya cumplido este proceso,junto con el colectivo docente podremos hacer un análisis de los logros ynecesidades de la escuela y en ese marco desarrollaremos el plan detrabajo a seguir.Ahora bien, en el PNL hemos definido 10 propósitos guías de la acciónescolar orientada a la formación de lectores y escritores, que puedan serútiles tanto para el análisis de logros y necesidades de las escuelas comopara la planeación de trabajos que resulten de dicho análisis. Para tener laprimera referencia sobre los propósitos los enumeramos a continuación: 9
  10. 10. Manual de acompañamiento 10
  11. 11. Manual de acompañamiento 1. Identificamos y discutimos los retos y las necesidades para formar lectores y escritores competentes, con el fin de proponer y definir alternativas que contribuyan a mejorar nuestras prácticas pedagógicas. 2. Diversificamos las formas, momentos y espacios de lectura, leemos para nuestros alumnos y junto con ellos, propiciamos tiempos para la lectura independiente y entre compañeros. LA 3. Revisamos juntos nuestras producciones escritas para ESCUELA mejorar lo que escribimos y lograr comunicar lo que realmente QUE queremos. QUEREMOS EN EL 4. Conversamos acerca de lo que leemos y escribimos, PROGRAMA compartimos nuestros descubrimientos, aprendizajes, gustos, NACIONAL intereses y necesidades con el fin de que el diálogo se DE convierta en la forma privilegiada para llegar a acuerdos y tomar LECTURA decisiones colectivas. 5. Utilizamos los materiales de la biblioteca escolar y de en nuestra aula así como los libros de texto gratuitos, a fin de profundizar escuela en los temas de clase u otros que también sean de nuestro todos interés. tenemos la oportunidad 6. Promovemos el conocimiento, uso y circulación de los de mejorar libros en la escuela y las aulas, para ello contamos con una nuestras comisión responsable. competencia s 7. Garantizamos que los acervos se amplíen periódicamente según nuestras necesidades, intereses y posibilidades. 8. Prestamos materiales a toda la comunidad escolar (alumnos, maestros y padres de familia) para su uso dentro y fuera de la escuela, promoviendo su organización, mantenimiento y cuidado.Es importante que tengamos estos propósitos a la mano cuando vayamos alas escuelas. Se han elaborado carteles que nos permitirán comunicarlos atodas las comunidades escolares y se recomienda que si no se hanentregado, los llevemos nosotros. Nuestra reflexión sobre lo que cada uno 11
  12. 12. Manual de acompañamientode ellos significa podrá ayudarnos para los distintos momentos del trabajocon la escuela. ¿y cómo traducir estos propósitos al trabajo de la escuela?En la idea de construir mejores condiciones en colectivo, para que en lasaulas y en la escuela se lea y se escriba cada vez más y mejor, esimportante avanzar hacia el desarrollo de cada uno de los 10 propósitos quepresentamos; los mismos servirán de guía para organizar el proyecto delectura y escritura en la escuela. los proyectos escolaresPara empezar nuestro trabajo será importante conocer acerca de laexistencia de los proyectos que desarrolla la escuela. Es posible que nosencontremos con escuelas que tienen un proyecto centrado en la lectura,pero también podemos encontrarnos con que el problema central delproyecto sea otro, o bien que no exista ningún proyecto. Es nuestra tareatrabajar con el equipo para construir un plan de trabajo que responda a lasituación existente en la escuela.Cuando las escuelas tienen la posibilidad de dedicar tiempo para pensar enqué aspectos quieren mejorar o cuál va a ser su proyecto de trabajo, esfrecuente que el tema de la formación de lectores y escritores sea el aspectoque genera mayor inquietud. Y es claro que para muchos resultafundamental centrar el trabajo escolar en lograr que los estudiantes sedesempeñen mejor en las diversas áreas comunicativas. En esta situación 12
  13. 13. Manual de acompañamientolos propósitos podrán orientar la reflexión sobre los avances del proyectomismo y desde allí identificar metas de trabajo para ese nuevo año.Es posible también que las escuelas evidencien otras prioridades (noreferidas directamente a la lectura y la escritura) pero siempre habrá laposibilidad de contribuir a que desde todas las perspectivas y necesidades,el tema de la lectura y la escritura se convierta en el vehículo indispensablepara desarrollar las acciones. En este caso será necesario invitar al colectivoa la reflexión sobre la importancia de considerar a la lectura y a la escrituracomo elementos estructurantes en una nueva concepción de aprendizaje yde enseñanza de cualquier área; y los propósitos habrán de tomarse másadelante, cuando la reflexión con el colectivo docente nos permita llegar aacuerdos sobre la importancia de incluir algunos aspectos que vengan amejorar las condiciones de lectura y escritura de los alumnos en el marcodel proyecto general. Cuando el momento lo permita, en cada escuela,podrán ser revisados los propósitos y el colectivo identificará algunos deellos para definir las metas de trabajo en el proyecto de ese ciclo escolar.Recuerden que una vez que se tienen unas metas en un plan de trabajo,será más fácil definir acciones que permitan lograrlas. Frecuencia, intensidad y tipos de acciones para el desarrollo del plan de trabajo en el acompañamientoPara empezar es importante definir el tiempo del que se podrá disponer parael acompañamiento en cada escuela. Generalmente las visitas a lasescuelas pronto se convierten en una necesidad, puesto que ofrecenmúltiples opciones para aprender, además de que tenemos la posibilidad deproponer proyectos interesantes, “modelamos” situaciones, brindamos 13
  14. 14. Manual de acompañamientooportunidades de trabajo en colectivo, contribuimos a resolver problemas yofrecemos reconocimiento al trabajo exitoso —cuando se está haciendo. Poresto resulta muy importante que desde el primer acuerdo de trabajo conjuntose establezcan los lapsos y las reglas del trabajo cooperativo.Será fundamental mantener horarios sostenidos que ayuden a crear unarutina, en el mejor sentido del término, y un compromiso de ambas partes,no se vale ir sólo una vez al mes. Estamos considerando una participaciónsistemática que implique al menos una visita semanal, en una jornadacompleta.Es necesario que en todo momento se considere que el acompañante tardeo temprano se irá, lo que significa que su papel es generar movimientos entorno a la lectura y la escritura, promover las decisiones autónomas y enequipo y asegurar posibilidades de proyección de las acciones, más allá desu participación directa y permanente. En este sentido, la estancia delacompañante en cada escuela será necesaria mientras se dejan sentadaslas bases de desarrollo autónomo. Finalmente es menester recordar en todomomento que los protagonistas del cambio serán siempre los colectivosescolares.En fin, la intensidad y el tiempo previsto para el acompañamiento seráestablecido por el equipo de trabajo en la escuela; y el desarrollo y progresode las acciones irán dando la pauta de avance. En este sentido, un mes esmuy poco tiempo y un ciclo escolar completo tal vez resulte excesivo oapenas el período necesario para quedarse en una escuela; en esos rangostodo es factible. Insistimos en que resulta fundamental la sistematización yla apertura para estar allí apoyando y aprendiendo. La figura de quien 14
  15. 15. Manual de acompañamientoacompaña podría equipararse a la de un tutor que está atento para que elotro haga bien su trabajo, desde los proyectos de ese otro. El tutor sólofunciona como soporte para mirar lo que el día a día no deja ver y paraperfilar el perfeccionamiento del trabajo desde el mismo protagonista; untutor no sustituye, coopera para que el tutorando cualifique su acción.Acerca del tipo de acciones que haremos en el acompañamiento podemosextendernos y no acabar jamás. Éstas van desde ayudar a que se definantiempos para hablar de la lectura o la escritura con todos los maestros,ayudar a organizar un plan para forrar los libros, modelar un círculo delectura con los adolescentes o alguna actividad en el aula o con los padres.Seguramente será importante coordinar procesos de reflexión sobre algúnaspecto relevante para el grupo, como parte del proceso de formación delequipo en las escuelas; y ayudar a hacer un plan de observación y discusiónentre los maestros para cualificar sus tareas. Pero es importante dejar enclaro que nuestra labor es de acompañantes y no necesariamente seremoslos que hagamos todas las tareas. Solamente las que sabemos hacer y lashacemos muy bien. Cuando hay tareas que necesitan de apoyos externos,tendremos que buscar alternativas entre el grupo de asesores. Por ejemplo,pueden hacer una reunión formativa sobre el tema que creemos queseguramente muchas otras escuelas necesitan, con un asesor que manejaese tema; o pueden invitar a un maestro de otra escuela para que apoye eltrabajo de apoyo a la escritura en los pequeños, pues es ejemplar sutrabajo.Justo aquí se incrementa la necesidad de que este trabajo deacompañamiento se realice aparejado al desarrollo de una red de asesores 15
  16. 16. Manual de acompañamientoque trabajan con el PNL y que se vincula en la red con otras personas delmovimiento de lectura de la localidad.En este orden de ideas y pretendiendo perfilar las acciones delacompañamiento como una posibilidad real de acercamiento y trabajo codoa codo con las escuelas, consideramos importante no perder de vista que: Acompañar es Acompañar NO es 1. Instalarse en las escuelas como un miembro más de la 1. Supervisar y vigilar que se comunidad, para ofrecer apoyo cumplan los propósitos de la a las actividades en el desarrollo escuela o del sistema. y fortalecimiento de las bibliotecas de aula y escolares. 2. Escuchar y proponer en función 2. Hacer un análisis de la de los intereses y metas de la escuela desde un referente escuela. externo o ideal. 3. Servir de modelo o promotor de 3. Decir siempre cómo deben cambios cuando se traben los hacerse las actividades procesos y no se vislumbren desde su solo punto de soluciones. vista. 4. Participar cuando sea 4. Ubicarse en posición necesaria su ayuda para superior o por encima de la cualificar los procesos. comunidad escolar. 5. Ir con otro. 5. Imponer a otro. 16
  17. 17. Manual de acompañamiento 6. Potenciar la construcción y desarrollo de redes entre 6. Limitar el trabajo a atender escuelas para el crecimiento las escuelas seleccionadas. de sus bibliotecas escolares. Trabajar para irnosBuscamos que con el trabajo cooperado queden instaladas formas degestión escolar, relaciones comunitarias, procedimientos pedagógicos que lacomunidad escolar haya asumido como suyos y que de esta manera laescuela tenga ya una dinámica de mejoramiento permanente de su tarea deformación de lectores y escritores. Esto tomará más o menos tiempo segúnlas condiciones de cada comunidad escolar, pero debemos recordar que enbuena medida dependerá de nosotros, por lo que deberemos establecerrelaciones de complementariedad y no de dependencia de “nuestro saber”.Será de suma importancia en nuestro plan de trabajo crear condiciones paraque los “saberes” de todos se hagan evidentes, potenciando los aportes quetodos podemos hacer y que cada uno tenga un lugar importante en elproyecto. También es necesario que apoyemos el aprendizaje entre elequipo, de manera que lo que unos saben lo compartan con los demás.Es importante potenciar liderazgos, pero de manera especial conpersonalidades que den cabida a todos y sostengan una relación de respetoy valoración del trabajo de todos. El liderazgo de los directivos es muyimportante fomentarlo. Sabemos que un director que cree en un proyecto,trabajará para darle posibilidades de subsistencia siempre. 17
  18. 18. Manual de acompañamientoEl trabajo que podamos promover para conectar la escuela con otrasexperiencias que le beneficien, y a las que también les pueda aportar, haráque se hagan más sólidos sus compromisos y a la vez la red vayasosteniendo el esfuerzo colectivo y no se requiera de la permanente visitade nosotros.En suma, como acompañantes, vamos a trabajar para irnos sin que nosnecesiten.Las escuelas como núcleos de intercambioy la creación de redesUn aspecto central de lo que queremos hacer con el acompañamiento comoun proceso sistemático y sostenido, es contribuir de manera significativa enla creación de redes de bibliotecas escolares. Esto significa identificar lasposibles escuelas que puedan convertirse en núcleos y desde allí hacerposible que ellas se encuentren con otras y juntas desarrollen un trabajo dered.Para que la idea de red sea una verdadera posibilidad, es preciso que enprimera instancia se fortalezcan las acciones desde las bibliotecas escolaresde cada escuela. Estamos seguros de que después de que la comunidadescolar haya encontrado espacios y proyectos concretos de acción en la 18
  19. 19. Manual de acompañamientotarea de formar lectores y escritores, va a necesitar compartir con otros suslogros; es decir, va a requerir de un interlocutor para compartir lasinquietudes y las dudas (labor en la cual no los podrá acompañar, porsiempre, el asesor técnico pedagógico). Justo por eso surgirá la idea de lared y resulta indispensable que los ayudemos a construirla, dado que elintercambio entre pares es fundamental para el crecimiento y porque puedencerrarse las expectativas cuando nos concentramos sólo en la inmediatez ymiramos únicamente nuestro entorno más cercano. Necesitamoscomunicarles a otros lo que sabemos, precisamos que otros nos digan loque saben, así funcionamos los docentes que tenemos la tarea de participaren la vida de tantos niños, durante tantos años. Apostamos a eso: aldesarrollo de un movimiento, desde las mismas escuelas, para formar unasociedad de lectores y escritores.La existencia de estas redes posibilita concentrar el trabajo en el desarrollode proyectos comunes, permite ampliar la mirada y el impulso a accionesmás allá de la propia escuela, pues la suma de escuelas contribuye a laconstrucción de núcleos fuertes, interactivos y propositivos. Con las redes sepodrá garantizar la difusión de experiencias fructíferas, resolver problemascon la ayuda de miradas diversas, concentrar las necesidades deactualización de los docentes, involucrar a la comunidad en suresponsabilidad con la escuela, enriquecer los acervos y potenciar su uso.El punto de partida es trabajar en las escuelas, potenciar su trabajo alinterior y desde allí generar las bases para la conformación de las redes(donde estas escuelas pueden funcionar, en primera instancia, comopromotoras del trabajo en colectivo). 19
  20. 20. Manual de acompañamiento ¿Qué se necesita para llevar a cabo el acompañamiento?Comentaremos aquí sobre las condiciones o características que esdeseable que consideren quienes estén dispuestos a asumir la tarea deacompañar los procesos de desarrollo de las bibliotecas escolares y de aula,es decir, apoyar decididamente el desarrollo de las competenciascomunicativas en las escuelas. Y más que hablar de lo que no se debe tenero hacer, haremos una puntualización con las características queconsideramos fundamentales y que generalmente están en los maestros yen los asesores que cotidianamente ven a la escuela como el espacioprivilegiado para compartir y aprender de y con la gente. Lo que esperamos del acompañante... Que no pierda de vista el análisis y la acción en la consecución de los 10 propósitos. Acompañar significa “estar cerca de”, por lo que se espera que quien acompañe establezca una relación de apoyo y respeto con la escuela. Que genere las condiciones para que los acompañados estén de acuerdo en trabajar juntos. Que mantenga siempre una actitud de escucha y un sentido de la observación muy agudizado, a fin de destacar aciertos y compartir las debilidades detectadas con miras a la búsqueda de soluciones concertadas. 20
  21. 21. Manual de acompañamiento Que apoye y favorezca la construcción de redes de apoyo y desarrollo entre las escuelas. Para nosotros, un “acompañante” es un maestro que: Reconoce la importancia de la presencia y uso de los libros y la escritura en el aula y en las escuelas. Observa y tiene la capacidad de asombrarse todo el tiempo; destacando lo relevante que puede resultar la práctica cotidiana en relación con los hechos y acciones del entorno. Está abierto al aprendizaje mutuo y evita criticar, supervisar o dirigir a otro para que haga su trabajo como nosotros creemos que se debe hacer. Ofrece alternativas, apoyo, propicia los espacios si no los hay y sirve de “modelo”, cuando es necesario, para hacer algunas actividades que no se consideran interesantes o que parecieran difíciles. Escucha imparcialmente a cada miembro de la comunidad escolar, propiciando el respeto y el trabajo colectivo.Estas características generales le permitirán detectar los proyectos oideas innovadoras, ofrecer su ayuda cuando sienta que los procesosse detienen, estar atentos a incorporar a toda la comunidad en eltrabajo de la escuela, servir de interlocutor válido, y también saber 21
  22. 22. Manual de acompañamientoretirarse a tiempo, cuando la escuela marcha con solidez y estádispuesta a compartir y difundir su experiencia a otras escuelas.La puesta en marcha de las tareas de acompañamientoen las entidades federativas Para que el proceso de acompañamiento se convierta en una acciónsistemática, enriquecedora, interesante y factible dentro de las tareaspropias de los equipos estatales, será necesario tener en cuenta losiguiente: Identificación de condiciones en el sistema educativo 1. Considerar lo que hasta ahora cada equipo estatal está realizando respecto al acompañamiento y así articular sus líneas de acción en esta propuesta nacional. 2. Trabajar muy de cerca con los otros grupos o proyectos que están llegando a las escuelas, cumpliendo cada uno sus funciones, para que éstas no se sientan invadidas y lleguen a incomodarse al punto de no permitir el acceso a sus instalaciones o simplemente decidan no incorporarse en las sucesivas actividades de este proyecto. 3. Informar y entusiasmar a todos aquellos que tienen ingerencia en las acciones escolares, tales como: jefes de sector, supervisores, directivos, maestros y en algunos casos los padres de familia. Se trata de lograr el acercamiento a las escuelas sin omitir ninguna instancia. 22
  23. 23. Manual de acompañamiento Selección de las escuelasLos equipos técnicos estatales de lectura seleccionarán a las escuelas queserán atendidas en una primera fase del proceso de acompañamiento, paraesta selección es importante considerar que: Las escuelas seleccionadas estén interesadas en ser acompañadas. Se espera que cada estado defina el número de escuelas que pueden atender. Cada año se irá ampliando paulatinamente la cobertura, lo cual dependerá de las posibilidades humanas, geográficas y financieras de los equipos técnicos.Entendiendo que para el Programa Nacional de Lectura las metas centralesson: instalar los servicios bibliotecarios en todas las escuelas, generarmayores aprendizajes para la gestión y acompañamiento óptimo a loscolectivos docentes y crear redes entre las bibliotecas escolares, seráconveniente que al seleccionar las escuelas los equipos técnicos considerenla inclusión de escuelas de los diferentes niveles y modalidades educativas,cuidando de no concentrarse en un solo sector o municipio. Determinación de las instancias o personas encargadas de realizar el acompañamiento a las escuelasUna de las tareas más importantes que tienen los equipos técnicos es definiren qué instancias o personas se apoyará para concretar y desarrollar elacompañamiento, teniendo en cuenta que los primeros en estar incluidosson precisamente los equipos estatales del PNL. Considerando que en cadaentidad existe una estructura operativa a través de la cual se tienden 23
  24. 24. Manual de acompañamientopuentes hacia las escuelas, particularmente en el ámbito técnicopedagógico, será oportuno: 1) Identificar cuáles son las instancias o personas más idóneas para apoyar las acciones de acompañamiento. 2) Delimitar las responsabilidades que les competen en el proceso.En este contexto, es fundamental no perder de vista que las redes deasesoría instaladas (apoyos técnico pedagógicos ubicados en jefaturas desector o supervisiones de zona, centros de maestros e incluso en lasescuelas u otro personal académico que tenga como función dar cursos adocentes o asistir a los colectivos escolares en el desarrollo de proyectosdiversos) constituyen por excelencia las instancias idóneas para ello. Los ámbitos de acciónEs necesario indicar los tres ámbitos en los que se espera que sedesplieguen las tareas de acompañamiento a las escuelas en cada estado.Por su importancia se ha considerado oportuno referir para cada ámbitoalgunas reflexiones y tareas susceptibles de ser realizadas por parte dequienes acompañan a cada escuela, pero antes es necesario enfatizar queel escenario de actuación por excelencia es la escuela en su totalidad, setrata de “tomarla” en su conjunto y potenciarla para que se fortalezca ydesde allí se difundan y compartan prácticas con las otras escuelas queformarían la red. 24
  25. 25. Manual de acompañamientoEvidentemente, cuando hablamos de escuela incluimos también a lospadres de los alumnos, principales interesados en el desarrollo físico eintelectual de sus hijos, aunque por lo general los proyectos escolares nohan valorado suficientemente los aportes que ellos podrían hacerle. En elPNL le apostamos a la escuela y a los cambios reales que en ésta segeneran, producto del intercambio real entre los actuantes. Por esto elacompañamiento ha de proponerse asistir procesos en: Aulas de clase: Favorecer el desarrollo o participar, cuando sea necesario, en las actividades diarias que creemos pueden cualificar la tarea; apoyar la organización y cuidado del acervo en el aula, así como la organización de préstamos fuera del aula; promover el diálogo entre los maestros sobre uso de los libros y otros materiales en los diferentes momentos de la jornada escolar; potenciar las prácticas de escritura por parte de los alumnos, apoyando el desarrollo de proyectos de publicación; y promover las visitas entre maestros para conocer las estrategias de trabajo de otro compañero. En las bibliotecas escolares: 1. Con las colecciones: Favorecer el desarrollo de condiciones para organizar los libros y otros materiales, de manera que sea posible que todos los usuarios se 25
  26. 26. Manual de acompañamiento sientan interesados por acercarse a ellos y sea posible encontrar el texto que necesitan. De igual manera, promover el desarrollo de condiciones para que la colección tenga el mantenimiento adecuado y los materiales puedan ser prestados; será posible desarrollar junto con la comunidad escolar normas que faciliten el préstamo a domicilio y dé garantías de que los libros no se perderán. En donde no haya lugar físico para la biblioteca, quien haga el acompañamiento habrá de buscar con la comunidad las formas para organizar el acervo y darle condiciones de acceso a la colección y de préstamo en seguridad.2. Con el lugar físico: Podrá ser un promotor para que la comunidad alcance las condiciones que le permitan tener el lugar físico apropiado para su biblioteca escolar. Es decir, lograr que la biblioteca escolar se incorpore al proyecto educativo y no sea sólo un lugar en donde hay libros y se prestan.3. Con la familia: Resulta de particular importancia fomentar la participación de las familias en diversas actividades, para ello es necesario comprender su valor en el desarrollo de las competencias comunicativas de los hijos. Son múltiples los proyectos en los que la biblioteca puede involucrar a los padres, para mencionar algunos, vale proponer la invitación a leer y escribir junto con los hijos en la escuela, en ocasión de algún evento, o bien para conocer más sobre tradiciones locales o alejadas. 26
  27. 27. Manual de acompañamiento Se trata de mostrarles a los padres cómo su palabra es fundamental en el desarrollo de sus hijos, así como las facilidades que otorgan los libros en el diálogo entre ellos. Estos espacios contribuirán a que se revaloren oficios, historias, habilidades particulares, donde cada cual muestre lo que puede y sabe hacer. Invitar a la participación de las familias en las actividades escolares contribuye de manera significativa en el desarrollo de una mejor educación para los niños y jóvenes. Es la suma de experiencias y el acercamiento a la realidad lo que hace que la función educativa cobre sentido; al respecto Dorothy Cohen dice lo siguiente: “Trabajando juntos padres y maestros pueden actuar como una fuerza que configure los factores sociales, políticos y legislativos que repercuten en todas las comunidades. (...) Si el entorno escolar provee a los niños de un entorno sano, entonces también lo hará en el nivel de los adultos”. Cómo aprenden los niños. (Cohen, SEP-1997 p.351).4. Con los alumnos. Apoyar el diseño de espacios de encuentro entre alumnos y entre alumnos, padres y maestros alrededor de la palabra hablada, leída y/o cantada. Modelar el desarrollo de algunos servicios para alumnos de distintos grupos de edad.5. Con los maestros. Apoyar el diseño o desarrollo de servicios que los ayuden a conocer la biblioteca y, de esta manera, a usar más frecuentemente los libros y otros materiales en sus trabajos cotidianos. Fomentar servicios 27
  28. 28. Manual de acompañamiento para que se encuentren como lectores para ellos y/o para sus hijos (esta vertiente ha sido en muchos lugares de suma importancia para interesar a los maestros y bibliotecarios por las colecciones de las bibliotecas escolares y públicas).En el plantel escolar en general: 1. Estar presente y/o proponer el desarrollo de los Consejos Técnicos y allí promover la autoevaluación, teniendo en cuenta los 10 propósitos, así como la exploración, lectura y análisis de los materiales de la Biblioteca para la Actualización del Maestro y otros textos que apoyen la formación de la comunidad escolar, para el mejor cumplimiento de las metas propuestas. “El CT (...) es un detonador de cambios. Tiene la posibilidad de despertar y acrecentar el interés por mejorar la calidad del proceso educativo en la escuela. Por eso es también prometedor.” El Consejo Técnico... (SEP, 1998, p. 19). Sin duda es este un espacio en donde pueden potenciarse las acciones de quien acompaña. Es allí donde mensualmente podrán compartir con la comunidad escolar lo que están viendo, lo que están haciendo y lo que creen que se puede potenciar. Será este un espacio para valorizar la existencia de la oferta formativa de los centros de maestros y otros espacios de la localidad para atender a las necesidades e intereses de los maestros y directivos que superen su esfera de acción. 28
  29. 29. Manual de acompañamiento2. Cuando vamos acompañando varias escuelas empezamos a encontrar necesidades comunes e identificamos acciones que se destacan y que sería importante compartir a las demás escuelas. Así va naciendo la necesidad y oportunidad de tender hilos de comunicación entre las escuelas que acompañamos; y tendiendo la red podemos organizar encuentros formativos entre los maestros o con colegas de otras escuelas (cuando se trate de trabajar fuera de la escuela, estos encuentros podrían darse en los centros de maestros). Promover encuentros formativos de maestros de algún curso para conocer las experiencias de trabajo, o bien de directivos para compartir formas de organización escolar y de promoción de los maestros en el proyecto. Para resumir... 29
  30. 30. Manual de acompañamientoEl acompañamiento resulta de gran importancia para: Identificar los factores o procesos que permiten, o dificultan, que los acervos sean leídos y, en consecuencia, valorados en las escuelas, ya que esperamos que se conviertan en elementos indispensables en la planificación escolar y en la misión central de ella: formar lectores autónomos y escritores competentes. Ofrecer vías de solución a problemas, planteados o identificados, para el desarrollo de la cultura escrita. Ayudar a las escuelas en la construcción de condiciones que favorezcan la formación y desarrollo de redes interbibliotecarias. Vincular a los docentes con los centros de maestros y con otras personas del movimiento educativo que trabaja en lectura. Fortalecer los Consejos Técnicos, necesarios para el estudio y la reflexión permanente. 30
  31. 31. Manual de acompañamientoANEXO 31
  32. 32. Manual de acompañamientoVolvamos a los propósitos de las escuelas formadoras delectores y escritoresPara tener un panorama integral de la tarea que debemos ayudar a cumplir,podremos ahora detenernos en una visión de cada uno de los 10 propósitosque estarán orientando nuestra tarea en la escuela.1. Identificamos y discutimos los retos y las necesidades para formarlectores y escritores competentes, con el fin de proponer y definiralternativas que contribuyan a mejorar nuestras prácticaspedagógicas. En esta escuela discutimos lo que nos preocupa, y tomamos decisiones entre todos para mejorar.La formación de lectores y escritores es tarea de todos. Si entre maestros nologramos estar de acuerdo en la importancia de la tarea, será muy difícilhacerla realidad.Es fundamental, al inicio del año escolar —y durante el transcurso delmismo— estructurar el proyecto de la escuela y precisar las accionescentrales y complementarias para la gran tarea. Periódicamente será precisoencontrarse (maestros, directivos y representantes de los padres, o bien losalumnos en algún momento especial) para evaluar los procesos y verificar 32
  33. 33. Manual de acompañamientoque las actividades estén dando los frutos esperados, así como paraplanificar acciones que tal vez no se previeron inicialmente pero que en esemomento resultan pertinentes.¿Qué podemos hacer para ayudar a que se cumpla el propósito 1?Algunos acuerdos y acciones pueden ser, por ejemplo, algún trabajoespecial, temático, en un grado; o ampliar el tiempo dedicado a lasescrituras individuales (o a las colectivas con los niños más pequeñitos); oun trabajo en torno al mismo autor en varios salones; o promover laparticipación de invitados especiales de la comunidad a la biblioteca; oimpulsar las escrituras de quienes puedan aportar, para publicar reseñas delos libros que aún no se han leído; y tantísimas cosas más que puedenhacerse con sólo ponerse de acuerdo.Cosas importantes para recordar:Resulta prioritario considerar siempre la participación de todos, desde losalumnos más aventajados hasta los que recién se inician en su proceso dealfabetización; desde los maestros que tienen algún antecedente en el temahasta el personal que aparentemente no debería involucrarse. Cada unodesde sus conocimientos y “saberes”, cada uno desde lo que es y puedeaprender en el intercambio constante con los otros, porque el reto principales lograr que todos los niños de la escuela avancen en sus aprendizajes, seexpresen más y mejor en forma oral y escrita, participen en su sociedad conla fuerza que da saber que el conocimiento se construye día a día. Eso sólolo vamos a lograr si la comunidad escolar revisa constantemente su 33
  34. 34. Manual de acompañamientoquehacer, para mejorar sus prácticas pedagógicas y cualificar la formaciónintegral de los estudiantes, en todas las áreas. 2. Diversificamos las formas, momentos y espacios de lectura; leemos para nuestros alumnos y junto con ellos, propiciamos tiempos para la lectura independiente y entre compañeros. En esta escuela leemos todos los días; textos distintos, de diferentes maneras y para cumplir diversos objetivos.El logro de este propósito implica, por un lado, que tanto los maestros comolos estudiantes tienen posibilidades de leer tanto en las aulas como fuera deellas, y que lo hacen para sí mismos, o bien para otros y con otros en muydiversos momentos de la vida escolar, con variados tipos de materiales ypara muy distintos propósitos.¿Qué podemos hacer para ayudar a que se cumpla el propósito 2?Seleccionar y leer materiales breves (textos completos) es una prácticaimportante; también planear la lectura por capítulos de un libro más extensoy buscar información complementaria a la que ofrece el libro de textogratuito y ofrecerla de manera natural y atractiva. Promover la lectura —entodos los grados— de textos que vienen de las casas o de la comunidad,por ejemplo los titulares de un periódico, de una revista, las listas y cartelesde eventos locales, lo que podamos recabar de la historia de nuestroentorno. 34
  35. 35. Manual de acompañamientoEl maestro lector —aquél que les lee a los alumnos en voz alta— no debeser exclusivo de los primeros grados, sino que es muy importante que entodos los grados se siga acompañando la lectura individual con buenas ygozosas lecturas en voz alta, con altas dosis de conversación a partir de loleído. También lo es la práctica de lectura entre parejas y/o grupospequeños de compañeros; o de uno de los alumnos que pueda leer en vozalta un texto y que lo hace para todo el grupo. A veces, y sobre todo en losprimeros años, es muy importante que el maestro lea de manera individualcon algún alumno, ayudándole a entrar en el texto, compartiendo ycomentando la lectura. Así de múltiples y diversas (y más aún) son lasprácticas reales de lectura.Cosas importantes para recordarEs importante recordar siempre que hay textos que funcionan mejor si losleemos en silencio, solos, y con la opción de quedarnos absortos ennuestros pensamientos. Otros sin embargo son más interesantes cuando loscompartimos en pequeños grupos o con algún amigo, porque cada uno vaaportando elementos, información, detalles, que enriquecen la actividad. Unmomento especial es cuando alguien, generalmente muy cercano, luego dehaber leído un texto quiere compartirlo con nosotros, en voz alta, porque leha conmovido o le parece interesante para la discusión posterior. 35
  36. 36. Manual de acompañamiento 3. Revisamos juntos nuestras producciones escritas para mejorar lo que escribimos y lograr comunicar lo que realmente queremos. En esta escuela escribimos para diversos objetivos y momentos, y lo que escribimos lo leen personas distintas.Entre todos nos ayudamos a escribir cada vez más y mejor. Es necesariodarnos tiempo en la escuela para escribir tal como se hace en la vidaextraescolar. En general, lo que leemos impreso o publicado son escritosque se revisan varias veces, no sólo por parte del mismo autor, sino quesiempre hay otros lectores que eventualmente ayudan a ver que lo que seestá escribiendo sirva realmente para los fines que se buscan. En estesentido es importante que desde los primeros años, en los salones de clasey en la escuela nos ocupemos de leer y releer varias veces lo queescribimos, además de dar a leer nuestros escritos a otras personas, antesde hacerlos públicos. Si esta es una práctica cotidiana estaremos encondiciones de mejorar nuestras formas de comunicarnos por escrito con losdemás. Será una excelente oportunidad para aprender de lo que escribimosy de lo que escriben los demás, a partir de la lectura de los escritos de otrosy de los nuestros.En consecuencia, contribuiremos de manera significativa en la formación deljuicio crítico, con valores de respeto hacia el otro y con la certeza de queescribir es un proceso valioso, interesante, de múltiples alternativas y deconstante revisión.¿Qué podemos hacer para ayudar a que se cumpla el propósito 3?Si los textos que se escriben en la escuela tienen funciones comunicativas,entonces todos estaremos buscando escribirlos cada vez mejor, pues nos 36
  37. 37. Manual de acompañamientointeresará que sean leídos y entendidos no solamente por el maestro, sinopor los compañeros de otras clases, por los padres, por una autoridad de lalocalidad o el panadero... Las escrituras revisadas colectivamente, enparejas o pequeños grupos de alumnos, suelen resultar en experiencias deaprendizaje muy ricas. La publicación de lo que se ha escrito (en forma delibros artesanales, periódicos murales, bitácoras, cuadernos, buzones, etc.)debe ser una práctica frecuente en la escuela y el salón. Podemos encontrarmuchas e importantes orientaciones al respecto en los libros para elmaestro, en los ficheros, en los Libros del Rincón destinados a los docentes.Cosas importantes para recordarSi desde pequeños vamos comprobando que podemos comunicar demanera eficiente lo que queremos expresar o decir, seguramente estaremosen mejores condiciones de comunicarnos más y mejor por escrito cada vez.También es cierto que no todas las escrituras tienen un propósitoestrictamente utilitario. Es decir, no todo lo que se escribe se traduce enacciones inmediatas. Es fundamental que la escritura expresiva, de ficción,de juegos con el lenguaje, aquella en que contamos con nuestras palabraslo que queremos, lo que nos ocurre, nos gustaría, o nos duele, tenga unlugar privilegiado en las propuestas didácticas, pues es justo ahí (en eselugar que nos es tan significativo y propio) donde podemos aprender muchosobre la lengua y su funcionamiento, sobre nuestro papel como usuarios dela palabra. 37
  38. 38. Manual de acompañamiento 4. Conversamos acerca de lo que leemos y escribimos, compartimos nuestros descubrimientos, aprendizajes, gustos, intereses y necesidades con el fin de que el diálogo se convierta en la forma privilegiada para llegar a acuerdos y tomar decisiones colectivas. En esta escuela todos los días tenemos tiempo para hablar de las cosas que nos interesan. Discutimos, argumentamos, narramos, y así nos vamos conociendo mejor.La posibilidad de que la escuela ofrezca a sus alumnos mejores condicionespara formarse como lectores y escritores está estrechamente relacionadacon el reconocimiento que se hace a la palabra oral. Sólo así el diálogo delos saberes y sentires tiene lugar en cada acción pedagógica en la escuela.En este diálogo los maestros podrán, permanentemente, ir encontrandoinformación para un mayor conocimiento de las necesidades e intereseslectores y de conocimiento de sus alumnos y de esta manera podráacompañarlos en sus caminos por entre los acervos escolares, la lectura y elaprendizaje en general. 38
  39. 39. Manual de acompañamiento¿Qué podemos hacer para ayudar a que se cumpla el propósito 5?En la escuela necesitamos que haya espacio para hablar de lo que nospreocupa, de las preguntas que nos hacemos, de los encuentros especialesque vamos teniendo en los caminos de la vida (en las aulas y fuera de ellas).La escuela es un espacio privilegiado porque allí confluye gente de diversoslugares, variadas experiencias y un sin fin de historias y necesidades paracompartir. El diálogo se convierte en una necesidad, cuando se le privilegiacomo forma cotidiana de vida escolar. Poco a poco todos encontramos quetenemos cosas que decir acerca de un tema, ya sea por conocimiento o porfalta de él.La lectura cobra sentido cuando podemos hablar sobre lo que leímos—sobre todo en la etapa escolar. Y no para repetir lo que el texto ya dijo(resúmenes, preguntas cerradas, referencias), sino para agregar nuestraspropias palabras a las palabras del texto. Pedir a los alumnos (y escucharcon atención) que opinen, argumenten, elijan, narren, canten y cuenten, esesencial para el descubrimiento de sus propias capacidades y necesidadesrespecto del lenguaje.La palabra oral debe entrar y salir de las aulas. Invitar a distintas personas aque, desde sus propias formas y sobre sus propios temas, hablen con losalumnos, es mostrar que la escuela no es una isla, sino que tiene que vercon todo lo que pasa. La señora que vende tamales puede venir al salón ycontar cómo los hace, cómo aprendió, cuáles son sus secretos para lamasa, etc. Los niños querrán hacerle preguntas sobre su trabajo y conocermás. La curiosidad crece ante el estímulo. Lo mismo pasa con el bombero,la enfermera, el carpintero, etc. 39
  40. 40. Manual de acompañamientoCosas importantes para recordarLeer es una actividad dialéctica y solamente en la medida en que la escuelafortifique esta posición los alumnos podrán desarrollar sus capacidades paraencontrarse en un franco diálogo con los autores de los distintos materialesde lectura que aborden, construyendo así posibilidades de actuar comolectores críticos.Esta forma de trabajo contribuirá a que todos aprendamos a verbalizar lospensamientos, los deseos, los sentimientos, y que con ello sea más fácilllegar no sólo a una construcción colectiva de saberes, sino también aprácticas de organización de la vida colectiva en las que todos participemos.Esto es un propósito fundamental de la educación básica: formarciudadanos competentes para desarrollar sistemas de vida democráticos. 5. Utilizamos los materiales de la biblioteca escolar y de aula así como los libros de texto gratuitos, a fin de profundizar en los temas de clase u otros que también sean de nuestro interés. En esta escuela interactuamos con muchos libros y materiales de lectura distintos, además del libro de texto.Los materiales con que cuenta la escuela para el desarrollo de suspropósitos son muy diversos: Libros de texto, ficheros, revistas, periódicos,Libros del Rincón en el aula y en la biblioteca escolar, más libros, videos,folletos, mapas, carteles, y tantos otros. 40
  41. 41. Manual de acompañamientoSi bien las prácticas más comunes parten del libro de texto y/o del fichero,debemos lograr que todos los demás materiales sean usados en la tareaescolar. Podremos ver cómo poco a poco un libro distinto puede sugerirnospreguntas sobre algún tema que debemos abordar en la asignatura, yentonces revisar lo que el libro de texto, un diccionario o enciclopedia nospueden responder, y luego contrastarlo con las respuestas que a esaspreguntas nos dan algunas personas de la comunidad. Hacemos así uncircuito de información que pasa por la palabra escrita (en varios registrosdistintos) y por la palabra hablada. Aprendemos que nunca hay una solavisión, una sola verdad sobre nada. Formamos nuestra propia opinión apartir del acceso a distintas versiones.En fin, se trata de ir viendo cómo avanzamos desde el uso casi exclusivo dellibro de texto y del cuaderno, al uso de los libros en muy diversos momentosde la tarea escolar.¿Qué podemos hacer para ayudar a que se cumpla el propósito 4?Podremos ver, por ejemplo, cómo se complementa una información o iniciaun tema a partir de introducir el uso de los periódicos en alguna asignatura.También los libros de información o de divulgación científica son de granutilidad para ampliar y profundizar en los temas sugeridos en los libros detexto; abren la posibilidad para que nos propongamos hacer indagacionessobre temas que en un momento surgen como inquietud colectiva. Igualsucede con los videos, con los carteles, con los CD Rom, si la escuelacuenta con la tecnología necesaria. 41
  42. 42. Manual de acompañamientoPor otra parte, es un privilegio, un regalo y sobre todo un derecho para todosabrir el espacio a la literatura. Sólo así podemos contarnos las historias queno nos pueden faltar en la vida, para construir nuestra propia historia a lolargo de los años y para ayudarnos a encontrar nuestra identidad, nuestravoz, nuestro lugar; permitiéndonos conocer el mundo visto por muchosautores, gozando sus propuestas estéticas y aprendiendo distintas manerasde enfrentar la complejidad del mundo.Cosas importantes para recordarDar clases es un acto de creación. En cierta manera, ser maestro estambién ser artista, artesano. Un derecho —y un deber— de los docentes esgenerar las condiciones particulares para el aprendizaje de sus niños. Ypara eso no hay nada más estimulante que confiar un poco en el propiocriterio. Sin dejar de lado la experiencia que otros, más aventajados, puedantransmitirnos, hay que ir animándonos a hacer pequeños cambios gradualesen la vida escolar. Traer de la casa, de la calle, algunos textos que puedenestimular a los alumnos, no sólo enriquece sus aprendizajes, sino que hacemucho más estimulante el trabajo de enseñanza cotidiana. Es decir, nosresulta casi imposible dejar de lado los textos con los que contamos —y losque traen los niños y maestros de sus casas— para abordar cualquier temade clase, siempre hay una referencia que desconocemos, una inquietud quesurge, un tema que nos lleva a otro, una mirada complementaria a la nuestray a la de nuestra clase 6. Promovemos el conocimiento, uso y circulación de los libros en la escuela y las aulas, para ello contamos con una comisión responsable En esta escuela hay quienes se ocupan de que los libros estén siempre al alcance de todos, de que circulen y estén bien cuidados. 42
  43. 43. Manual de acompañamientoLa atención de un proyecto de circulación y uso de los acervos, que seconstituya en la base del proyecto de biblioteca escolar, necesita de variaspersonas interactuando para su diseño y gestión. Por un lado, es necesariocontar con un maestro responsable de las tareas de este proyecto—maestro-bibliotecario— y por el otro, es importante que este maestro seencuentre trabajando con una Comisión en la que participen otros docentes,además de alumnos y padres, para que sea esa Comisión la que enconjunto pueda dinamizar el proyecto biblioteca escolar.¿Qué podemos hacer para ayudar a que se cumpla el propósito 6?La comunidad escolar necesita que todos sus miembros puedan conocer loslibros que hay, tanto de las colecciones del aula como de la escolar. Paraesto es necesario desarrollar estrategias, paso a paso. Lo primero es hacerun registro de todos los libros, y un orden mínimo que nos permita irmostrando los materiales a maestros, niños, padres y comunidad escolar, engeneral. Un listado de todo lo que hay no es suficiente para transmitir a losotros la variedad, calidad, calidez y diversas posibilidades de los materialesde lectura con que cuenta la escuela. La comisión responsable iráencontrando formas y formatos para ir presentando a los otros los libros.Una idea podría ser que los libros se organicen, para muestras especiales, osemanales, según los intereses de los lectores: libros para reírse, librossobre el amor, libros sobre las estrellas, con ocasión del paso de algúncometa, en fin... Podrán agruparse también los libros en un boletín hechocon apoyo de los alumnos (un grado cada mes), o bien podrán entregarserecomendaciones en un volante el día de una celebración... No se acabanunca de ayudar a la comunidad a conocer las colecciones y esta es una delas tareas esenciales del trabajo de esta Comisión. 43
  44. 44. Manual de acompañamientoDe la misma importancia es que los libros registrados se forren (con plásticotransparente) para que se conserven en buen estado a pesar de su usofrecuente, esto antes de que entren en el servicio de préstamos dentro yfuera de la escuela, tarea que llevará a cabo la comisión responsable.Asimismo, los libros han de estar dispuestos en los espacios destinadospara su organización, de manera que puedan ser encontrados fácilmentepor los usuarios, tanto en el aula como en el local de la biblioteca. Lascomisiones deberán trabajar permanentemente para equilibrar el acceso y elcuidado de los libros, valorando la importancia de que los libros seanconocidos, usados y cuidados por los diversos lectores. Muchassugerencias y orientaciones pueden encontrarse en el “Manual deinstalación y desarrollo de bibliotecas escolares y de aula”, entregado en laescuela con los Libros del Rincón.Cosas importantes para recordarLa responsabilidad de llevar una biblioteca adelante no es sencilla.Seguramente con la práctica iremos adquiriendo muchas habilidades, perotambién se van a generar muchas dudas y a detectar carencias. Es aquídonde el papel del asesor puede ser fundamental. Estamos en la escuela,como asesores, para acercarles soluciones y alternativas para el mejordesarrollo del proyecto de biblioteca escolar. Todo lo que en materia deformación, actualización y asesoría podamos ofrecer a la escuela, (siempreadecuado a la realidad que conocemos de cerca), será de enorme utilidadpara el desarrollo de la lectura y la escritura. 44
  45. 45. Manual de acompañamiento7. Garantizamos que los acervos se amplíen periódicamente según nuestras necesidades, intereses y posibilidades. En esta escuela nos ocupamos cada tanto de conseguir libros y materiales que necesitamos y no tenemos.Conforme vamos leyendo nos damos cuenta de cuáles son los libros quemás nos gustan, nos sirven, nos entusiasman o nos intrigan más. Tambiénnos percatamos de los temas y autores que quisiéramos leer y que notenemos en nuestras colecciones. Esta labor de juntar información sobreintereses y necesidades de lectura ha de provenir de un trabajo continuollevado a cabo entre todo el colectivo de maestros, incluido el que lleva laslabores de la biblioteca escolar.¿Qué podemos hacer para ayudar a que se cumpla el propósito 7?Conforme más conocemos sobre un autor, un país o un tema en particular,nuestra curiosidad y las ganas de saber también van creciendo. Si abrimosesta discusión con los maestros y padres (en el Consejo Técnico, o durantelas visitas), seguramente se llegará a la conclusión de que es importantepara todos que nuestras bibliotecas de aula y escolar cuenten cada vez conuna mayor diversidad de libros de distintos géneros y sobre diferentestemáticas, así como de otros materiales de lectura. Por eso es importanteque cada año, además de los libros que recibimos, busquemos otras formasde incrementar gradualmente nuestros acervos, sin que ello perjudique laeconomía de nuestras familias. 45
  46. 46. Manual de acompañamientoPodemos contar también con apoyo de otras instancias, como lasbibliotecas públicas con las que podremos hacer acuerdos para préstamosde cajas viajeras que permitirán tener más libros de algunos temasespecíficos que necesitemos, en tiempos delimitados. Así los acervos irántomando la forma de los lectores de cada comunidad con una base generalcompartida con otras escuelas.Cosas importantes para recordarEntre más leamos y estemos atentos a conocer y registrar lo que otros leen,en cada escuela estaremos en mejores condiciones de tomar decisiones enconjunto sobre las compras necesarias para el momento que la escuelarequiera abordar el desarrollo de sus colecciones. Asimismo, la posibilidadde incorporar materiales de lectura locales, específicos de nuestra región oproducidos en la comunidad, nos va a ayudar a abrir cada vez más puertasa los posibles lectores, a ofrecer materiales con los que alumnos, padres ydocentes se identifiquen, y a estimular la curiosidad y la escritura a partir denuestra propia identidad.8. Prestamos materiales a toda la comunidad escolar (alumnos, maestros y padres de familia) para su uso dentro y fuera de la escuela, promoviendo su organización, mantenimiento y cuidado. 46
  47. 47. Manual de acompañamiento En esta escuela todos los que quieren llevarse libros prestados a su casa, pueden hacerlo (¡y casi no se nos pierden!)La Comisión encargada del proyecto de circulación de los acervos en laescuela encontrará formas de ofrecer servicios de préstamo y llevar elcontrol; para lo cual será necesario designar uno o más responsables quese encargan por algún tiempo de esa labor, tanto en la colección del aulacomo en la de la biblioteca escolar. Las reglas claras y sencillas permitiránel préstamo y retorno de los materiales, y serán de enorme importancia parasuperar el miedo al préstamo.¿Qué podemos hacer para ayudar a que se cumpla el propósito 8?Los libros están en las aulas y la escuela para ser leídos, comentados,disfrutados, amados, criticados, olvidados y demás; en fin, para reaccionarfrente a ellos y con los demás. Si logramos que cada uno de nosotros lea denuestras bibliotecas varios libros completos durante el ciclo escolar,entonces cada año estaremos en posibilidad de ver la formación de lectorescomo un proceso auténtico, real y posible. Habremos conocido nuevosautores, varias historias más, diversidad de tipos de texto sobre un mismotema, habremos deseado conocer un lugar distinto o ser diversas personaso personajes, vivir en países distintos o conocer las distintas clases depeces, o habremos llorado y/o reído; es decir: habremos tenido experienciasdistintas, interesantes, valiosas en nuestro acercamiento a los libros y ennuestro desarrollo integral como individuos. Son pocos los libros que se 47
  48. 48. Manual de acompañamientopierden y mucho el beneficio de un servicio de préstamos a las casas, tantoen el período escolar como en las vacaciones.Los mecanismos de préstamo que podemos utilizar son muchos: ficheros,libretas de control, papelotes o cartulinas en la pared, que funcionen comoun registro público, boletas de préstamo, etc. Cada escuela irá encontrandola que le resulte más provechosa. En el libro para el alumno de 5° grado, porejemplo, hay orientaciones interesantes acerca de cómo organizar unabiblioteca. También puede ayudarse con los Manuales para la instalación ydesarrollo de bibliotecas, o con el libro Rincones de Lectura: sugerenciaspara aprovecharlos mejor. Revise si la escuela cuenta con una Guía para eluso del acervo destinada al director de la escuela.Cosas importantes para recordarUn libro perdido puede recuperarse; un lector perdido, cuesta mucho mástrabajo. En una biblioteca desorganizada, al cuidado de todos y de nadie ala vez, que casi no se usa, o sólo se saca un libro de vez en cuando, es muyfácil que los libros se pierdan. En una biblioteca que funciona y se usa, quees una responsabilidad compartida, la pérdida y maltrato son mucho menosfrecuentes. Aún así, hay que saber que es perfectamente normal quealgunos libros se pierdan o se deterioren con el uso. Es muy importantesaber que la escuela no puede exigir la reposición del título exacto perdido omaltratado, y mucho menos condicionar la entrega de documentación,boletas, etc. a cambio del material en cuestión. Sucede que los Libros delRincón son de tiraje limitado a la cantidad de escuelas y aulas, y no esposible recuperarlos. Lo que puede hacer la escuela es buscar completar la 48
  49. 49. Manual de acompañamientocolección con otro título para niños, uno que pueda conseguirse en lalocalidad, y que no sea difícil de encontrar. Esto en caso de que la escuela ola familia estén en condiciones de hacerlo, organizándose para reponer loque se pierde. Y siempre agradecer esto como un gesto solidario, notomarlo como una exigencia que lo único que logrará es desalentar lalectura. 9. Invitamos a los padres de familia a participar en diversas actividades en las que narren, lean y escriban con y para sus hijos. En esta escuela, las familias saben que tienen un lugar para compartir la lectura y la escritura con sus hijosSabemos que los padres de familia tienen diversas ocupaciones, y nosiempre es posible que acudan y participen en todos los eventos escolares,pero buscamos espacios, tiempos y formas para que ellos se involucren,aún estando en casa. Porque sabemos que la lectura es un acto social, querequiere una comunidad de lectores para hacer posible su pleno desarrollo,el papel de los padres de familia en la lectura y el lenguaje van a serdecisivos en la valoración que los alumnos hagan de la palabra escrita. 49
  50. 50. Manual de acompañamiento¿Qué podemos hacer para ayudar a que se cumpla el propósito 9?Muchas cosas: este año, por ejemplo, propondremos que el primer lunes decada semana por la mañana, justo antes de entrar a clases, un padre omadre de familia lea un cuento, poema, mensaje, noticia o cualquier otrotexto que considere interesante compartir a toda la comunidad escolar. Conesto los padres querrán quedarse unos minutos más en la escuela cuandovienen a traer a sus hijos, escucharán una buena historia y seguramente seentusiasmarán por ser ellos, en la próxima oportunidad, los que realicen lalectura. A partir de esta actividad, en cada salón de clase tendremos comocompromiso, maestros y alumnos, intercambiar nuestras opiniones ycomentarios.Para otra ocasión organizaremos un concurso de cuentos en el que la únicacondición será que la historia la imaginen, escriban y firmen juntos hijos ypadres, o representantes, o alguno de la casa con quien podamos tener esacomplicidad. También, por ejemplo, aprovechamos el día de la madre, o delpadre, para que la tradicional elaboración de regalitos este año consista enun pequeño libro, u otra forma de escritura, que nos demos tiempo paraelaborar junto con los alumnos. Con este motivo, los niños escriben a partirde lo que sienten y piensan, corrigen, pasan a siguientes versiones de sutexto, ilustran, discuten alternativas de publicación de su escrito, y puedenregalar algo auténticamente suyo, que será de inmenso valor para la familia,no sólo por la carga afectiva, sino porque podremos comenzar a situarnoscomo escritores.Cosas importantes para recordar 50
  51. 51. Manual de acompañamientoEntre más actividades podamos ir haciendo en las que los padres sontomados en cuenta, será más fácil que contemos con ellos para el trabajoen la Comisión encargada del proyecto de biblioteca escolar (y, dicho seade paso, para otras comisiones que requieran de la ayuda de los padres).Lo más importante de la actividad es el hecho de que las madres y padresde familia no sólo se incorporan a una actividad de la escuela, sino quetambién se organizan y las promueven junto con los maestros y sus hijos,porque lo mejor de todo es que estamos leyendo y escribiendo juntos cadavez más y mejor. 10. Empleamos diversos medios para hacer públicos nuestros escritos, en los que compartimos necesidades, intereses y puntos de vista con toda la comunidad. En esta escuela nos interesa comunicarnos con la comunidad, y lo hacemos de distintas manerasComo hemos tenido la oportunidad de participar en diversas actividades delectura y escritura en la escuela, todos juntos, o por separado (padres,maestros, niños) tenemos la necesidad de publicar nuestras producciones,por diversos medios y a distintos destinatarios. También nos vamos dandocuenta de que el aula y la escuela no son islas, separadas del entorno.Necesariamente todo lo que pensamos, hablamos, escribimos, tiene susraíces en el lugar donde vivimos, y en las formas de entender el mundo quele son propias a nuestro entorno. Así que hemos pensado en muchas 51
  52. 52. Manual de acompañamientoformas de poner en contacto a la escuela entre sí y con la comunidad, através de la escritura.¿Qué podemos hacer para ayudar a que se cumpla el propósito 10?Por ejemplo: cuentos elaborados por los de algún grado superior para losmás pequeños; folletos informativos para los otros grupos que estudiannuestros mismos temas; comentarios en volantes sobre libros leídos pordistintas personas; “Recomendamos para leer” y publicamos nuestrosescritos en el periódico mural, allí mes a mes nos mantenemos informados,hacemos una reunión al año y leemos escritos elaborados por nosotros apropósito de varios temas; tenemos un cuaderno viajero del grado, quepermite que las familias que lo llevan a su casa escriban allí algunainformación interesante que quieren compartir (un poema, canción, chiste,cuento y muchas más cosas que así decidamos). También compilamos lasreseñas de libros, revistas y artículos de periódico que a lo largo del mesalgunas personas hayan hecho, así toda la comunidad escolar podráinteresarse por los escritos que hemos catalogado como interesantes y quepodrán ser consultados por todos en la biblioteca.Hacemos muestras periódicas dentro y fuera de la escuela (podemosgestionar que el ayuntamiento o la autoridad local nos preste el parque, eljardín, un espacio en un evento, etc., para mostrar lo que hemos escrito enel año).Cosas importantes para recordar 52
  53. 53. Manual de acompañamientoCuando los padres y madres tienen oportunidad de asistir a la escuela,proponen temas para investigar y ser publicados en el periódico mural yparticipan en la escritura de los textos. Toda la actividad de preparar elperiódico ha sido una tarea muy importante de quienes acudimos a laescuela, intentaremos hacerlo de forma sistemática (cada mes), aunque enprincipio sea un mural pequeño en extensión.Nuestro punto de partida y de llegadaLa tarea del acompañamiento busca que podamos trabajar con el colectivoescolar para que a través del proyecto educativo de la comunidad, los librosy otros materiales que están en las escuelas encuentren todos los caminosposibles, a fin de hacer que cada miembro de la comunidad pueda encontrarposibilidades de apropiarse de uno o muchos de ellos.Los diez propósitos que vertebran la propuesta están concebidos de talforma que abarquen en esencia todos y cada uno de los aspectos de larealidad escolar permitiendo abrir espacios para la reflexión y la acción deacompañamiento.Estos propósitos centrales están signados por el desarrollo de la culturaescrita en las escuelas para la concepción, puesta en marcha ymejoramiento de proyectos educativos, en los que el papel de la bibliotecaescolar sea pilar de apoyo al desarrollo de las prácticas pedagógicas con 53
  54. 54. Manual de acompañamientomiras a la formación de niños y jóvenes lectores. Partimos del uso yaprovechamiento no sólo de los acervos bibliográficos de la escuela, sino detodos los acervos culturales de la comunidad, para generar desde allí unarelación dinámica entre escuelas para la conformación de redes debibliotecas escolares. Se concibe a la escuela como una unidad compleja,un todo compuesto de diferentes partes sustanciales con muy diversasrelaciones entre ellas, y en las que habremos de incidir con nuestrasacciones de acompañamiento en sus distintos ámbitos: el aula, el colectivodocente, la relación con la comunidad.Entendemos que la escuela está conformada por alumnos, padres defamilia, maestros, autoridades, personal de apoyo; por materiales -libros detexto, libros del rincón, otros materiales de lectura-, así como un proyectoescolar y un currículo, determinadas prácticas pedagógicas desde cada unade las aulas y determinada relación de la comunidad con la cultura escrita.Todo esto en su conjunto determina aspectos de una realidad escolar quehabrá que mirar y tener presente al definir las acciones de acompañamiento.En suma: para el acompañamiento es fundamental pensar en los lazos ypuentes de comunicación que se extiendan entre los miembros de lacomunidad escolar y en la relación que guarda ésta con los haberes,haceres y quehaceres propios de la escuela; de tal manera que lo quesuceda en las aulas, en la biblioteca, en el patio o en la dirección tengasentido para todos los actores de la comunidad en torno al proyectoeducativo para la formación de lectores y escritores. Propuestas quepermitan la circulación y uso de la palabra (oral y escrita) en toda lacomunidad escolar. 54

×