TEORÍA DE LA EDUCACIÓN III DE 4

721 views

Published on

Teoria de la Educación es el estudio de los fundamentos de la naturaleza humana para educar al ser normal e integro, en su condición natural. De interés para docentes y alumnos.

0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
721
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
22
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

TEORÍA DE LA EDUCACIÓN III DE 4

  1. 1. Teoría de la EducaciónMartín Soria III Manifiesto educativo Profundo estudio sobre los Fundamentos esenciales de la Educación Natural, normada en consecuencia con los Princípios de la Creación. Academia de Bellas Artes Martín SoriaFernando de Argüello 7763 Vitacura 562-22012755 www.martinsoria.cl
  2. 2. TEORIA DE LA EDUCACIÓN MARTIN SORIA III Tomo 3 COMO RECUPERAR LA NATURALEZA HUMANA ORIGINALEs un hecho innegable y por todos conocido, que el comportamiento humano,dista aún mucho de ser respetuoso, confiable y vincular. A pesar de estar todosde acuerdo en esperar del otro o de los otros, que respondan con respeto y quecumplan sus respectivas responsabilidades; que depositen su confianza en unoy que sean sinceros en sus juicios y opiniones. Y que nos atiendan con elafecto necesario para conectarnos o unirnos con ellos, a pesar de estaesperanza compartida, de nuestros sanos y amables deseos de unidad,se nosresponde reclamando, desconfiandoy rechazando nuestra buena voluntad. ¿Aqué se deben estos desajustes? Lo que provoca estos desacoples son lasdiferencias en el entendimiento de los valores.1-Valores Máximos Trascendentes y Constantes.A lo largo de esta propuesta se mencionaen varias ocasiones la célebre frasede: “Responder siempre al cumplimiento de la máxima necesidad válida paraTodo”. Este mandato impropio de nadie y propio en exclusiva de laNaturaleza Humana, me gustaría explicar en qué consiste.La máxima necesidad válida para todo, es una constante invariable que pide oexige a cada uno, asumir la responsabilidad de cumplir con los deberessiguientes:1-Conectarse con lo Natural1-Establecer una relación vincular, en respeto, confianza y unión afectivo-legítima Natural, entre el hombre y la Naturaleza Humana.2-Conectarse con los padres en el parentesco Natural2-Establecer una relación vincular, en respeto, confianza y unión afectivo-legítima natural filio-paternal entre el hijo y el ideal original de LosVerdaderos Padres Maduros. El hijo respetuoso de la Paternidad Natural,asume la determinación de ser absolutamente leal y obediente al VerdaderoPaternazgo Maduro en el afecto, en la justicia y en la virtud.3-Dominar el celo en el establecimiento vincular3-Establecer una relación vincular, en respeto, confianza y unión afectivo-legítima natural fraterno-conyugal entre hermanos maduros y entre cónyugesmaduros en el afecto, en la justicia y en las virtudes que, sobre el dominio de 1
  3. 3. los instintos, se transforman en Padres de unos Hijos Leales, Normados yResponsables ante las exigencias de la Naturaleza Humana.4-Ganarse la confianza y reconocimiento vincular de los hijos.4-Establecer una relación vincular, en respeto, confianza y unión afectivo-Legítima Natural Paterno-Filial entre el Padre y el Hijo que imita, reconocevalido y admira al Padre, y lo declara Verdadero, Maduro y Confiable.5- Ganarse la confianza y reconocimiento vincular de los nietos.5-Establecer una relación vincular, en respeto, confianza y unión afectivo-legítima natural entre abuelos y nietos.6- Ganarse la confianza y reconocimiento vincular de los tíos y sobrinos.6-Establecer una relación vincular, en respeto, confianza y unión afectivolegítima-natural entre tíos y sobrinos.7- Ganarse la confianza y reconocimiento vincular tribal.7-Establecer una relación vincular, en respeto, confianza y unión afectivolegítima-natural entre primos.De este modo, se aprende y dispone del fundamento para ganarse el respeto, laconfianza y atractivo de la sociedad.Este Deber Natural, es deseado y esperado por la realización de todos y cadauno de los seres humanos. Todo humano espera disfrutar del beneficiovincular intrafamiliar completo, por ser esta una necesidad compartida,también debe asumirse compartida la voluntad y determinación de responderal cumplimiento del deber de establecerlo.El más importante de los mandatos de la Naturaleza Humana es el dedescubrir la verdadera identidad del ser humano, su origen y su razón de ser,para poder realizarse justo, en la razón que su Naturaleza determina realizado.Todo humano espera realizarse hasta que se reconoce insuficiente y seabandona. Pero la insuficiencia, no justifica el abandono del que es capaz. 2
  4. 4. 2-Lealtad y obediencia absoluta a la Posición Paterna o idealización delVerdadero Paternazgo y Parentesco.Para descubrir la Naturaleza Humana es necesario estudiar hasta reconocer elparentesco familiar completo y la función de los padres y los hijos. Cuando sellega a la conclusión de que el verdadero motor de la unidad familiar es laincondicionalidad en el afecto, (de atender, entender y estar atento a lasnecesidades del otro para el bien de todos) en ese reconocimiento, comienzael proceso del desarrollo y realización humana.El primer humano, no completó el proceso de la maduración de su condiciónOriginal de ser Completamente Incondicional.No cumplió con el mandatoNatural de reproducir la Lealtad y Obediencia Filio-Paternal, al descolgarse desu verticalidad, en el establecimiento del Verdadero Parentesco Maduro en elafecto, en la razón y en el comportamiento responsable del linaje descendientedel primer humano. Condicionó su Conciencia Absoluta al apetito del instintoreproductor y reprodujo la condición condicionada, egoísta y dependiente delos instintos. Esa dependencia lo limitó y lo transformóen objeto de susinsuficiencias y en objetivo de los insuficientes.El hombre, ha de calificarse experto en el dominio y conductas del proceso yestructura de la actividad Humana Natural. El Hombre maduro en el valororiginal, es uno con el valor máximo emocional, es decir, es un hombre que sesiente pleno en su incondicionalidad afectiva.Es uno con el valor intelectivo,por lo tanto, es justo en sus apreciaciones y en sus exposiciones.Es pleno,porque se reconoce cumpliendo lo importante, es justo, porque reconoce larazón que justifica válida la necesidad que satisface y ese saberse justo ysentirse pleno, lo motivan a seguir cumpliendo responsablemente los deberesnaturales.La maduración es un derivado de la actitud de estar siempre dispuesto aresolver o realizar la máxima necesidad. Ese comportamiento obediente, leal yfiel al cumplimiento de los deberes es lo que se denomina responsable.Un individuo voluntariamente entregado a responder siempre y en todo alcumplimiento de la máxima necesidad, es una persona sin complejos, sinmiedos ni reservas, transparente y sincero, fiel a los Principios y ValoresNaturales. Un ser predecible y tradicional, conservador invariable, justo yresponsable. Colaborador confiable, sin reclamos ni reclamable. Simple ysencillo en su carácter servicial, resolutorio y responsable. 3
  5. 5. ¿Cómo reconocer al hombre maduro?La apariencia de quien se siente pleno, puede parecer indiferente frente a lanegatividad circundante del insuficiente o inmaduro, porque el maduro,controla los pensamientos negativos que producen o provocan sufrimiento,pena, ansiedad o angustia. Alguien que no manifiesta sufrimiento frente aldolor de otro, o que no se sobresalta en la alegría de la conquista del otro, oque no teme enfrentarse a situaciones extrañas para el inmaduro,aparentemente, se percibe extraño en sus extrañezas. Es extraño que alguienasuma los defectos sin reclamarlos o acusarlos y mucho menos sinrechazarlos. Es extraño quien ayune varios días por controlar su cuerpo. Esextraño quien frente a una joven no tirita baboseante cuando ella se le insinúa.Estas extrañeces del comportamiento maduro, deben ser reconocidas naturalespor el adolescente en proceso de desarrollo.El comportamiento del seguro en el conocimiento de la razón que justifica ala Naturaleza Humana, también puede percibirse extraño al no poner en dudasu conocimiento. Puede aparecer arrogante frente a la opinión del inseguroque alterna indeciso entre posibilidades cuya finalidad desconoce. Puedetambién aparecer terco o dogmático al no ceder frente a las posibilidades delotro, sobre temas que ya tiene más que justificados. Es difícil determinarcuáles la frontera entre la seguridad o la terquedad y el fanatismo.El comportamiento del responsable también puede llegar a molestar alreducido, al ver que otros admiran su generoso comportamiento. Puedesorprender que asuma responder a resolver problemas que al resto no lessignifican. Y en su desarrollo, merma al insuficiente al compararse con él, esosuele poner al inmaduro contra el maduro. Lógicamente, quien no controla elcelo frente al superior, lo rechaza, acusa o reclama: lo envidia.Simultáneamente, al ser uno con el valor máximo motivacional es responsableen el cumplimiento del máximo deber necesario. Por eso, es uno con lacualidad que satisface. Ser uno o estar en perfecta unidad con las cualidadesque satisfacen, declaran su atractivo, por responder al cumplimiento de loque se debe hacer, por ser justo en la apreciación y emisión de juicios justos ypor ser amable, atento, interesado e incondicional hacia el beneficio de todos.El hombre auténticamente incondicional es uno con el valor, se siente pleno,se sabe justo y se conoce responsable. Ese es el proceso Natural del DesarrolloNormado. 4
  6. 6. Esa unidad, significa disfrutar del máximo beneficio del derecho, derivado delcumplimiento del máximo deber. Significa ser uno con el amor, con la razón ycon la motivación responsable; adquiere respeto, confianza y atractivo.El amor incondicional maduro, o lo que es igual, responder al máximocumplimiento del deber, contiene la calidad humana filio-paternalal Ideal de laCreación, que representa la posición del Padre Verdadero, encarnacióndelValorabsoluto.El hombre maduro es aquel que superando la prueba de la tentación del celo,ha sido capaz de ubicar su conciencia del ideal de la creación en la posiciónconductora sobre sus instintos físicos, estableciendo un matrimonioincondicional, pleno, justo e incambiable. Esto, tan fácil de decir, implicamucho esfuerzo en la determinación del control de las conductas, raciocinios ysensaciones.Las sensaciones de hambre, cansancio, dolor, frio, etc. Deben ser siempresupeditadas al bien Supremo. Si se declara una necesidad máxima, estassensaciones se superan; de igual modo el aprendiz a ser maduro, debe maduraren el reconocimiento de estas necesidades y supeditar las sensaciones alcumplimiento del deber.Las razones insuficientes, deben también supeditarse al juicio justo. Frente alas razones constantes matemáticas, por ejemplo, se supeditan sincuestionamiento.Lo mismo debe hacerse frente a las constantes universales.El dominio sobre la razón se ejercita por medio del dominio del pensamiento.El juicio justo desarrolla la memoria, porque se niegan razones injustificadas.Las conductas frente a los apetitos y deseos personales, se supeditan ante unaconducta adecuada en momentos donde el deber es de importancia. Anteasistencias urgentes por ejemplo. Si en esos casos se ejerce el dominio sobrelos deseos personales, la realidad de esos momentos nos indica que debemosdominar las conductas frente al cumplimiento de deberes, porque podemoshacerlo. El único requisito es disponer constantemente de la actitudresponsable. Este tipo de personalidad afectuosa sin defecto, inteligente sinmentiras y responsable de resolver siempre con respeto, resulta extraña alirresponsable que no respeta ni responde, al cínico arrogante o ignorante y alperdido rencoroso y reclamón. Por eso la apariencia del comportamiento deJesús resultó extraña a sus coetáneos. (Mateo X-34-37. Marcos III 21. LucasXII 49-54) 5
  7. 7. El hombre maduro ha de contraer matrimonio maduro.Para reconocer al paternazgo, o al Padre Verdadero es necesario cumplir conla experiencia de ser Hijo Legítimo y Padre, también Verdadero.Hijo natural es aquel generado por la naturaleza física de los instintos.Cualquier nacido es hijo natural. La condición de ser legítimo se adquiere alajustarse en su función normada con las normas de las leyes de la NaturalezaHumana, ese ajuste es la declaración de su legitimidad. No todo nacido naturalse legitima, pero todo hijo legítimo es producto de un proceso natural.La diferencia entre ser padre biológico y ser padre psicológico o espiritual,reside en que el padre espiritual ha de contar con los recursos emocionales,intelectuales y motivacionales de la espiritualidad humana maduros. Al padrebiológico le sobra con disponer del recurso de tener los órganos genitalesmaduros, eso es suficiente para reproducir al animal humano, pero, parareproducir el capital espiritual humano, es necesario del recurso Natural de laincondicionalidad, la razón y el dominio sobre el animal humano biológico.Sin ejercer el dominio sobre el celo reproductivo, no se califica humano en elplano espiritual. Sin reconocer y ser conscientes del origen, identidad ypropósito de la Naturaleza Humana, no se es consciente de la razón quejustifica la Humanidad Natural. Y la reproducción, en ese caso, sería ilícita, oinconsciente. Y sin la determinación incondicional en la entrega de ambos, alcumplimiento del deber de ser auténticos en atender, entender y estar atentos ala máxima necesidad, al juicio justo y al cumplimiento del máximo debernecesario, no se dispone de madurez responsable, porque no se respetan lasnecesidades humanas.Estos requisitos que se presienten válidos, han de presentarse realizados antelos padres y futuros suegros de la pareja con quien se espera madurar en losvínculos. Recordemos que sin respeto responsable no se puede confiar y sin laconfianza, en este caso de los padres y suegros, no se pueden vincular. Y sinvínculos afectivos la felicidad es imposible.El hombre, en su proceso de desarrollo, debe cumplir hasta establecer laexperiencia del amor horizontal, fraternal o conyugal.Ha de lograr la unidadcompleta entre las posiciones de sujeto y objeto, siempre y en todo el procesode su desarrollo. Lo que obliga al hombre original, a obrar en todo y siemprecon afecto, verdad y bondad.La experiencia de unidad con el objeto, lo transforma en verdadero sujeto. 6
  8. 8. Sobre esta experiencia, ha de recorrer el camino del desarrollo familiarcompleto, hasta madurar a sus hijos en el amor incondicional absoluto,siempre y en todo. Esta experiencia de paternidad original, completa,transforma al hombre en el Señor de la Creación y en uno con los Valores. Deesta manera se posiciona objeto del Amor Absoluto, y puede, desde ese nivelde madurez, responder a las necesidades, intereses y deseos de la ImperanteConciencia de la Naturaleza de la Creación.Ese es el patrón conductual para alcanzar la unidad con la Naturaleza Humanay transformarse así, en la Figura Central de la historia de la humanidad.Este proceso se truncó al unirse el primer hombre con la primera mujer, en unestado previo al cumplimiento de la Filialidad Original Madura.El primer humano, no tuvo la experiencia de establecer los vínculosintrafamiliares maduros. No tuvo la experiencia de ser leal al Parentesco Ideal.No cumplió su parte de responsabilidad en descubrir la Naturaleza de laIncondicionalidady no pudo resolver las insuficiencias de su inseguridad nirealizar el vínculo filio-paternal. No estableció la condición de transformarse,en el hijo leal y obediente, que voluntariamente responde siempre y en todo, alcumplimiento del máximo deber Natural necesario para el establecimiento delos Valores Absolutos.No respondió con respeto a la Norma Natural del crecimiento, por lo mismo,tampoco respondió al establecimiento de la confianza necesaria sobre la cualfundamentar la unidad vincular entre el adolescente y su NormalizaciónNatural Humana.Debido a que no completó el primer nivel del afecto original filial vertical,entre hijo y Padre (en este caso la Naturaleza Humana) tampoco pudocompletar el segundo nivel de vinculación fraternal en la amistad, ni elvínculo horizontal conyugal, por lo tanto, no completó el tercer nivel delamor paternal incondicional absoluto, lo que habría concretado la unidad de lovertical espiritual con lo horizontal biológico necesario para la adquisición dela Naturaleza Humana.La ignorancia de la función humana creó mentalidades poliédricas que en suelucubración y desatino generó familias no constituidas. Hijos irrespetuososde las desconectas e ilógicas o irracionales explicaciones de sus padres.Esposos cuya irreverencia insolente en la defensa de sus diferencias, mostrabaa sus descendientes la conducta del reclamo, acusación y rechazo a imitar. Ypadres desorientados, sin la autoridad de su autoría, al no haberse realizado enla incondicionalidad afectiva, en el reconocimiento de las normas ni en el 7
  9. 9. dominio sobre los instintos. De este núcleo, espiritualmente degenerado, segeneró la tradición inhumana. Lo que hoy llamamos familias no constituidasson solo una copia de la primera familia no constituida. Falta de unidad, deconfianza y de respeto. Por eso es necesario rehabilitarse mediante el ejercicioo disciplina en condiciones de unidad, confianza y respeto.Todo joven en su adolescencia ha de ligarse completamente con sus padres,respetándolos y respondiendo a las expectativas que depositan enellos. Esaunidad ha de superar la atracción de la mujer que los tienta. El joven debepedir consejo al padre, antes de orientarse en la conquista de su pareja, de esemodo supera la tentación del apetito intergenital prematuro.Tentar no debe connotarse malo. Nos tentamos por comer algo rico y nodiríamos que esa tentación fue mala. Tentación existe en todo lo atractivo.Sentirse tentado es algo natural, lo antinatural es caer en la tentación de loindebido. Cualquier tentado a beberse una botella de alcohol terminarásufriendo las consecuencias de haber caído en esa tentación. El tema es que laembriaguez se pasa, pero la condición de impuro se transmite. El adolescenteque cae en la tentación de generar un genoma humano, previo al desarrollo desu condición humana parental, origina un descendiente carente de los recursospara su desarrollo espiritual. En consecuencia, reproduce al animal humano,pero no genera al capital humano necesario para su completa realización. Lodeclara impuro desde su concepción.Adán debió disponer de los recursos necesarios para orientar, educar yproteger a sus descendientes, solo de este modo, la mujer lo habría reconocidoSeñor del tiempo presente y futuro; además de líder, maestro y padre espiritualde sus descendientes. Hoy, basta con que los niños confíen y obedezcan laorientación y dirección de sus padres educados. El hijo desleal al padre nologra su confianza.El deber que hubo cumplir el primer hombre suponía el 5% de responsabilidadcomparado con el 100% que había cumplido la Naturaleza Humana. Era muypoco, solo debía obedecer a la conciencia que le decía que aún nocorrespondía. De haber esperado habría descubierto su función. Del mismomodo, que el adolescente que espera hasta madurar en el dominio de losinstintos, tiene más posibilidades de asumir responsablemente la tarea dehacer familia. 8
  10. 10. El primer hombre no respondió al cumplimiento de su deber natural de serhumano. Perdió su verdadera función inter-conectiva entre el deber y elderecho, entre el interés y la razón, entre la esperanza y la experiencia.Esta situación, convirtió al hombre en objeto de losinstintos, declarándoseegoísta y sin autoridad. El ego, el celo y los instintos, han sido los padres, losmaestros y los líderes conductores de la historia inhumana. La costumbreactual es la de optar por lo que determina el ego y no por lo absoluto. Es la deentregarse a la voluntad del apetito y la de responder en consecuencia con elcelo unas veces dentro de los límites de la unidad y otras veces, más allá desus fronteras, resolviendo recelosamente.La desorientación del primer humano generó a un perdido sin dirección; laignorancia de la condición humana, generó a un falso ignorante y lairresponsabilidad en el cumplimiento de su Naturaleza, generó a undesintegrado artificio. Producto resultante de esa triple alianza, tenemos losconsecuentes egoístas insensibles, los desinformados ignorantes y losinmaduros irrespetuosos de la Naturaleza Humana.Toda opción de los descendientesfue determinada por su “Yo y Ahora”, parasu inmediata mejoría y no por el “Todo y Siempre válido” para el BienSupremo de una tradición Verdaderamente Humana.Nuestra historia egoísta, ha de finalizar y ha de transformarse en la historiadel Incondicionalismo Absoluto.El ego robó a la incondicionalidad universal, su posición y función original.La conciencia insuficiente e incompleta, jamás fue satisfecha.Se perdió la fe en el ideal, la fe en los padres, la fe en el de arriba, en nuestrossuperiores, maestros y líderes. El hombre actual ha de restaurar la fe.Se perdió la unidad con la opción válida, la unidad con la verdad, la unidadcon lo perfectamente completo.Se perdió la división posicional en el reparto equitativo de sus funciones deatender y responder, de interesar y de entender, de entregar y recibir, y conello, el dominio de las funciones. También se perdió el respeto mutuo, Y eldeber y la obligación de responder, fue transformada en la exigencia delderecho a disfrutar del beneficio de lo no cumplido.Se perdió la cautividad en el amor absoluto. La cautividad paternal, conyugaly filial (de estar cautivados por la unidad). Se perdió el sentido de sentirse 9
  11. 11. cautivado de la familia, y cautivado de la Norma Original. También se perdióel sentido de sentirse cautivado por el Ideal de la Creación. De esta cautividadse desprende el regreso a la propia identidad, el regreso al Origen Natural.Se perdió el tiempo de preparación completo para la unidad con lo Absoluto.El hombre, se perdió a sí mismo. Perdió su identidad, su criterio y su madurez.La humanidad perdió su objeto perfecto; sin objeto, no existe objetivo y sinobjetivo el hombre y la humanidad se deshumanizaron.La sociedad actual desvinculada, temerosa, ignorante de su razón ydesconfiada por su falta de respeto por las normas de su Naturaleza, no sepuede decir que sea, o esté “humanizada”.La humanidad en sus comienzos, perdió el honor o cualidad que lleva a unapersona a comportarse en consecuencia con las normas de la Naturaleza que tedeclaran o certifican apropiado. Perdió la honra o respeto de la dignidadhumana y perdió la honradez o rectitud e integridad en el respeto por lasnormas adecuadas a la Naturaleza Humana.3-¿Cómo recobrar la Naturaleza Humana Original?El artificio Egoísta se robó la posición de regente de la creación y el dominiosobre todas las cosas.Robó la Incondicionalidad Humana Universal, que es loque caracteriza y significa al ser humano en su humanidad, de ahí que eltérmino “inhumano” se utilice para recordar aquellos actos o conductasirrespetuosas o irresponsables. Por lo tanto, la incondicionalidad universaldebe recobrar su posición y condición de dominio sobre el ego. Esa es lamisión que cada uno debe cumplir para salvarse del ego y sus desgracias. Sinel dominio sobre el egoísmo no se puede lograr el beneficio compartido delaltruismo. El ego ha de ser relegado a su condición de sometido. El ego no escapaz de cumplir su posición de gobernar a la incondicionalidad afectiva, porlo mismo, debe ser depuesto a su posición de beneficiario de la gobernabilidaddel altruismo general y generoso. Al egoísmo hay que salvarlo de los límitesque lo esclavizan. Ocupa la posición de predominio sin disponer de altura demira suficiente para ejercer su posición. El egoísmo es incapaz de gobernarlotodo. Puede imponerse por momentos pero no continuamente.La incondicionalidad original, no es otra cosa que la actitud voluntaria delindividuo que se determina a madurar. Lógicamente, negando la conductaegoísta, porque la Naturaleza Humana, ni es egoísta ni puede repetir lavoluntad del Ego de tomarse por la fuerza, lo que le pertenece a la Naturaleza. 10
  12. 12. La incondicionalidad universal, es la creadora de la responsabilidad quegenera la auténtica libertad y ha de operar en función de establecer laverdadera libertad, por lo tanto, no puede recobrar lo robado por el Ego, si noes dentro de los límites de la normativa de la ley del dar y responder. El egodebe devolver voluntariamente a la incondicionalidad el dominio sobre todaslas cosas, porque son posesión y pertenencia de la Naturaleza de la Creación.Aquí reside el sentido de la indemnización. Indemnizar es sinónimo deenmendar, de subsanar o reparar algo. Una taza cae y se parte en porciones,por ejemplo, antes de romperse se podía tomar café en ella, ahora es necesariode 3 requisitos: tiempo, objetos condicionales, cola, elástico para sujetar laspiezas, buscar cada una de ellas etc y alguien que la repare. A ese alguien ledesignamos figura central. Estos tres elementos: 1- figura Central. 2- Objetoscondicionales y 3- Tiempo son necesarios para rehabilitar la condicióninhumana del hombre.Figura central es uno, cada uno. Objetos condicionales son los procesos derehabilitación o restitución, que cada uno establece, frente a sus trastornos depersonalidad. Y tiempo, el necesario para enmendar o corregir los errores.Indemnización es un esfuerzo retributivo. Es un pago obligado, por un actoindebido. Un parte por estar estacionado en sitio impropio, es un pago deindemnización.En el caso particular de cada uno, la figura central de la rehabilitación delindividuo es uno. Yo soy la figura central de mi propio desarrollo. Lascondiciones que me proponga, esfuerzo en controlar el apetito, o en atender,entender y estar atento a las necesidades del otro para el bien supremo, o enordenar el ejercicio y descanso, son objetos condicionales. Cada esfuerzoexige el tiempo que tome rectificar dichas condiciones.La primera condición que ha de hacer el hombre actual, descendiente del valorrelativo al egoísmo del antepasado inmaduro, es separase de su propiacondición egoísta y relativa. Debe separase de todo lo que está fuera de lasnormas de la creación. Ha de separase e independizarse de los vicios yadiciones, de la contaminación de las costumbres ilícitas, del predominio delos fragmentos y centrarse en la desfragmentación y restauración de lafilialidad universal al parentesco maduro. En este “restaurar la filialidaduniversal”, ha de pasar por situaciones, donde se encuentre en la posición desiervo de siervo, siervo, hijo adoptivo, hasta lograr el vínculo correspondienteal hijo natural, y sobre esa experiencia lograr el establecimiento de verdaderohijo espiritual de la espiritualidad madura en el dominio de su conducta 11
  13. 13. incondicional al bien supremo. Ese proceso de desarrollo incondicionalculmina al asumir la responsabilidad de sentirse padre espiritualde alguien aquien orienta, educa y lidera en la rehabilitación de sus defectos. En ese estadose adquiere la restauración del respeto, de la confianza y del vínculo encompleta unidad. Ese individuo adquiere la experiencia del afectoincondicional universal maduro.Restituir la lealtad al Verdadero Parentesco, pensar profundamente en cómo secomportaría un Verdadero Padre Maduro en esta o en la otra situación, inspiraa descubrir razones máximas. Desarrolla el sentido de justicia intelectual.El estudio del parentesco ayuda a comprender razones naturales sobre elcomportamiento de las posiciones y funciones en una relación humana y esoconecta con el funcionamiento del Orden Natural y se adquiere el DerechoNatural a disfrutar del beneficio de lo legítimo, por haber cumplido con elDeber Natural de haberlo realizado.4-Etapas necesarias para la rehabilitación o restauración de la unidad.La restitución del amor no es fácil, pero es el máximo de gratificante, eimplica el paso por una serie de etapas que se identifican: 1-Etapa de siervo de siervo, (asumiendo el desprecio, la acusación o elReclamo del otro o de los otros y superándolo). 2-Etapa de siervo, (sirviendo en todo sin derecho a reclamo). 3-Etapa de hijo adoptivo, (sirviendo y educando). 4-Etapa de hijo verdadero y (sirviendo, educando y orientando). 5-Etapa de padre natural. (Cuidando y asumiendo la responsabilidad deBeneficiar al otro, desde la posición de un verdadero padre). 6-Etapa de Padre Verdadero (Entrega total por el bienestar del otro). En estaetapa, el otro reconoce la paternidad espiritual del que lo orientó, educó ylideró con el ejemplo.Para el establecimiento de la completa restauración de los trastornos depersonalidad, es preciso primero restaurar el amor (afecto, juicio justo,responsabilidad), luego, la vida (salud físico-mental), luego, la tradición, (lascostumbres naturales), la raza (la unidad interracial), la nación (al servicio delmundo), el mundo (unido), el cosmos y a la Normativa de la NaturalezaHumana.Cuando hablamos de Normativa Natural, nos referimos a la conductaincondicional por el Beneficio de la totalidad de las especies Naturales. 12
  14. 14. Todo miembro de cualquier especie, se ofrece y entrega instintivamente por elbeneficio supremo de la totalidad de la especie. Esa actitud en las especies esnorma general, estadísticamente demostrada y mayoritariamente respondida.Eso es lo normal: darse por el bien del Todo. En la Naturaleza se crece por elbeneficio de la especie, se multiplica no con el preferido del individuo, sinocon el preferido por la selección natural que determina la especie. Y cadaindividuo ejerce el dominio del espacio o lugar, aun a costa de dar la vida porello. Las especies naturales responden a las normas sin exclusión posible. Elser humano ha de normalizarse en la estadística Natural.En el matrimonio tradicional, aparentemente existe la actitud generosa deentregarse por el otro, en la ceremonia se explica el ayudarse mutuamente,cuidarse, atenderse“hasta que la muerte los separe”, pero en realidad, laelección del otro está condicionada por el gusto y apetencia de cada uno ycuando las apetencias coinciden se decide la unión.Una unión fundamentadaen el propio interés de cada uno. Esto condiciona la unión a las preferencias delos individuos, en lugar de obrar incondicionalmente por el beneficio de lafamilia.Las uniones legales o matrimoniales actuales no conocen que su finalidad es launidad afectiva, cognoscitiva y tradicional Natural. Los padres toleran lascostumbres diferentesa la Tradición Humana de sus hijos, los hijos no ven ensus padres el ejemplo de la tradición normada. Los padres respetan tradicionessin razón ni justificación natural. En ese ambiente, no existen verdaderasrelaciones afectivas originales. Existe únicamente la convivencia entredistintos, que, por respeto a sus diferencias, no logran nunca la unidad ni lacooperación entre Maduros, Normados Naturalmente.Cuando la Naturaleza origina las especies, las origina en singularidaddual,mutuo-dependiente.Esa dualidad mente cuerpoy masculino femenina, esabsolutamente ordenada en el ajuste de sus funciones de entrega y respuesta alas normas de su naturaleza.Alos primeros humanos masculino y femenino, no se les dio otra posibilidadque la de aceptarse mutuamente sin condiciones. No existía otra posibilidad.Esa circunstancia era precisamente para que se creara el precedente de laIncondicionalidad Natural. Los hijos de los primeros padres de la humanidad,no tuvieron otra posibilidad que la de aceptar por pareja a su propia hermana,ninguna otra posibilidad de elección, la hija del primer humano, tampoco teníaotra elección que la de su propio hermano. Si compartían techo con suspadres, lo lógico sería que los padres se sintieran contentos con esa unión 13
  15. 15. entre hijo e hija. Para que estuvieran todos conformes, contentos y conectados,debían respetarse, confiarse y vincularse en ese acto reproductor. Y debían deasumir y aceptar a la hermana que los padres aceptaran. De no ser así, seríanreclamados por sus padres y hermanos y perderían la posibilidad de establecerel respeto mutuo, la confianza mutua y el vínculo en la unidad familiar. Elúnico modo de que la familia continuara disfrutando del sentido de la vida (serfeliz) era que los hijos y los padres, se confiaran y aceptaran plenamentevinculados unos con otros.Por el bienestar de la primera familia, los hijos debían asumir el compromisoconyugal sobre la autorización y conformidad de los padres.Esta circunstancia fue necesaria para que los primeros antepasados de lahumanidad establecieran el vínculo intrafamiliarincondicional completo.En esa primera familia, el hijo debió ser leal a la orientación, juicio ydeterminación de sus padres, y de ese modo, establecerían la unidad filio-paternal, fraterno-conyugal y paterno-filial, modelo ejemplar para futurasgeneraciones. De haberse logrado esto, se habría establecido la tradiciónhumana normalizada en la Naturaleza Humana; el bien común, el juicio justoy los valores absolutos de plenitud, justicia y cumplimiento del máximo deber.La Naturaleza de la Creación nos dice que todo existe siempre para elbeneficio decada uno y que en la creación, la actitud normal, es la de que cadauno se entreguesiempre por beneficiar a Todos.Esto obliga atomar ladeterminación responsable de restaurar la actitud centrada en esperarserbeneficiados,asumiendo la actitud incondicional de entrega voluntaria porel bien Supremo, que beneficiaal otro, a su familia, a sus ascendientes ydescendientes, y a su propia Naturaleza Humana.La restauración y transformación del carácter egoísta en altruista, no es tareafácil. La incondicionalidad no es una actitud momentánea de generosidad, esoes únicamente una respuesta ocasional, que debe ser transformada en Natural.Para transformar las apetencias momentáneas u ocasionales en conductarestitutiva constante o perpetua, es necesario madurar una disciplina de actitudincondicional, repitiendo el ejercicio deentregarse voluntariamente, una y otravez, hasta saberse y sentirse maduro en la actitud de atender, entender y estaratento a la necesidad natural del otro y de los otros.Un padre maduro, por naturaleza responde voluntaria e incondicionalmente alas necesidades de sus hijos. La declaración de ser padre se establece el día delnacimiento del primer hijo, pero la calificación de ser padre maduro es el 14
  16. 16. reconocimiento declarado por el hijo también maduro.Para adquirir esajustificación y reconocimiento se precisan tiempo y condiciones deesfuerzo.Lo mismo ocurre en la rehabilitación.Cuando un adolescente percibe y reconoce la necesidad de establecerse idealen su concepción del ideal de la Creación, debe iniciar el proceso de desarrollodel respeto al ideal imaginado, respondiendo a las necesidades Naturales delotro y de la creación entera. Sirviendo con actitud de entrega, generosa yconsciente de la razón que justifica su actitud de madurar en la unidad de losvínculos afectivos, en el reconocimiento y confianza en el juicio justo y en elcumplimiento responsable del deber de responder al beneficio delprójimo,hasta que este, lo respete, se confíe en él y lo declare públicamente “padreespiritual, maestro espiritual y líder espiritual”. En esa declaración se certificaadulto el adolescente que se establece en ella, capaz de orientar y liderar, deeducar y confiar y de atraer al otro a la tradición Natural Normada.Si se logra ese estándar de unidad, confianza y respeto, el adolescente que loestablece, califica maduro en lo afectivo porque posee los recursosemocionales, intelectuales y de dominio en las conductas adecuadas,necesarias para emprender el desarrollo de su propio núcleo familiar.Esamisma actitud y conducta es la que se debe adquirir, antes de iniciar el procesode formación familiar. Los padres y la sociedad, deben evaluar a sus hijos yesperar a que dispongan de los recursos espirituales que los califique adultos,antes de tolerar o de asumir las consecuencias de un matrimonio insuficiente.La razón por la cual es preciso encontrar, al menos tres personas, amigos,familiares, o extraños y educarlos, hasta madurarlas en la comprensión de lasnormas naturales y en la construcción del vínculo en la confianza, en el juiciojusto y en el respeto mutuo, o en la experiencia del afecto incondicionalabsoluto, es, porque representan a la trinidad fundamental de la existencia(Naturaleza, sujeto, objeto). Además, representan el dominio sobre lasvirtudes de la prudencia, firmeza y templanza y el control de la emoción,intelecto y voluntad.Cada uno de estos amigos, familiares o extraños, pasan a ser una suerte dehijo adoptivo o hijo educado en la lealtad, perdida por nuestros antepasados.La persona a educar, ocupa la posición del sujeto (Adán indecente) y quien loeduca ocupa la posición de la Naturaleza Humana, que al ser rechazada por elPrimer sujeto, (Adán caído), encuentra al posterior sujeto rehabilitado(Adánrestaurado) que encarna su labor, al vincular, confiar y ser respetado por sus 15
  17. 17. objetos a rehabilitar, restaurando de ese modo, la caída del hombre. A eseobjeto restaurado espiritualmente, podríamos llamarle “hijo” espiritual.Cualquier persona, después de haberse confiado y vinculado, respetará aquien lo respeta, confía y vincula, y no tendría ningún problema en declarar asu respetado, confiado y vinculado: “Padre espiritual”. Esta dualidad de padree hijo espiritual ha de ser establecida previo al establecimiento del noviazgo.Pero previo a este momento, cualquier persona es un cualquiera, un extraño,que muy bien puedes considerar opuesto a todo lo que pretendes enseñarle,por lo tanto, antes de ligarlo en el afecto incondicional absoluto, es algoparecido a un enemigo. Cuanto más enemigo sea, más condiciones de amistadserán necesarias de establecer para ganar su respeto y confianza, lo queenriquece en recursos la sensibilidad del que lo realiza.Para restaurar el afecto incondicional, es necesario ir al encuentro delenemigo. Al enemigo no lo puedes enfrentar de igual a igual. Es necesariollegar a él con suma humildad, desde la posición de siervo de siervo.Sirviéndole únicamente. Al enemigo hay que eliminarlo y solo se eliminatransformándolo en amigo. Para transformar en amigo a un enemigo hay quecallarse y servir, hay que cuidarse y acceder, hay que atenderlo y estar atento asus necesidades. Si lo enfrentas, contradices o te opones, lo pierdes, o lo tienesque enfrentar. Atender, entender y estar atento adquieren sentido en estasituación extrema de estar frente al enemigo.Desde esta posición de siervo de siervo, se puede empezar a obrar en laconsecución del respeto, pero a ese nivel de distancia, entre ambos, no puedenintercambiar opiniones. El enemigo ocupa la posición de dueño y señor, esenemigo y eso significa que puede odiar, rechazar, o incluso agredir. Laposición del agresor es una posición de someter al otro, de imponerse sobre elotro, o de rechazar al otro. Desde esta posición indigna y miserable, puestoque se pretende acabar con el enemigo haciéndole tu amigo, ha de restaurar elestrato de la condición de siervo de siervo, sirviendo sin queja y con unapostura de obediencia y lealtad absoluta al ideal de unidad.La posición del enemigo, en este caso, corresponde a la posición del poderoso,del dominador. Pero el verdadero dominio ha de ser el de la incondicionalidadafectiva. Por eso el relegado a la posición de siervo de siervo, debe asumir suposición de sujeto dominador del enemigo y ganárselo con humildad yperseverancia, asumiendo el rechazo, el rencor y el odio del mismo. 16
  18. 18. Al asumir y aceptarlo, lo transforma en inoperante, porque no encuentra elobjeto de su rencor en otro que no responde con rencor, no encuentra violenciaen el sujeto tranquilo, y no encuentra justificación para mantenerse agresivo.Pero esa actitud en el que sabe que el enemigo está totalmente errado, suponeun tremendo esfuerzo y sacrificio.Este sacrificio leal y obediente al ideal deconstruir respeto, confianza y unidad con el enemigo, le permite ganarse unnuevo estrato en su desarrollo de la filialidad.Este nuevo nivel, lo posiciona como siervo del amo (dueño y señor) En estaposición, tampoco puede hacer más que obedecer en silencio. Su obediencia,leal y absoluta, le permite acceder a la posición de hijo adoptivo. El hijoadoptivo no es un hijo consanguíneo, es una posición de adopción. Se puedeinterrelacionar, pero no se siente completamente uno con él. El desarrollo dela lealtad y obediencia absoluta en este nuevo estrato, permite abrir las puertasa una nueva dimensión, la dimensión de hijo verdadero. Desde la posición dehijo verdadero, podríamos decir que se puede restablecer la lealtad yobediencia absoluta al Padre. Sólo desde esa condición completa, podemospensar en restaurar las posiciones de sujeto y objeto, e incluso las posicionesde padre e hijo.En este estrato la posición de hijo y padre, sujeto y objeto, ya no se sientenentre ambos, cualquiera estaría contento de ocupar la posición que se le asigneporque hay respeto confianza y unidad ente ambos.Este primer periodo de separación del ego, o de adaptación y desarrollo de laconciencia del todo, toma un tiempo relacionado con el número de locompleto (40) cuarenta. En realidad, esta unidad con la fe, o con el idealrepresentado por la Figura Central, toma en ocasiones toda la vida, pero paraeducarse en ello se realiza un esfuerzo completo, durante 40 días, semanas omeses.Este tiempo comprimido es un regalo de la naturaleza, que se hace posible,gracias al esfuerzo y sacrificio que ella ha realizado. Por el mérito de suesfuerzo, nosotros podemos restaurar la filialidad en un plazo de 40 meses deobediencia y lealtad absoluta, al ideal de la Naturaleza humana. Pero para esoes preciso de la separación completa de nuestra condición inhumana egoísta.La transición no es fácil, pero es necesaria. El requisito necesario para que elproceso de transición entre la conciencia perdida, relativa e ignorante, setrasforme en conciencia original, precisa de la lealtad y obediencia absoluta alIdeal Humano Maduro, que representa el cumplimiento del Ideal de laCreación. 17
  19. 19. Esta lealtad absoluta, transforma al hombre sin fe, en un hombre de fe. Pero launidad con la fe, para ser completa, precisa de obras que sustancialicen la fe.La fe se hace sustancia, en la unidad con el objeto. Para realizar esta condiciónes necesario lograr la unidad con 36 objetos, o aún mejor con 360, querepresentan los 360° del círculo, en su género masculino y femenino.Trescientos sesenta grados representan la totalidad del espacio y el sinfín deltiempo. 360° 40° En hacer una pirámide 40° estable, con sus 4 lados 120° iguales se utilizan 12 7 aristas (líneas) 120° 40° 4 12 120° 9La totalidad del espacio y la permanencia en el tiempo del afecto se simbolizacon el número 36. Con 36 parejas se representan a las tres etapas dedesarrollo, formación, crecimiento y cumplimiento. Estas tres etapas serestauran al atender, entender y estando atento a las necesidades de todos ycada uno de ellos.En el momento en el que 36 parejas aceptan tu posición de VerdaderoLíder,Maestro y Padre Espiritual, porque les unió, convenció de las normasnaturales y maduró en el dominio de sus facultades humanas, en esemomento, se podría decir, que después de cumplir con todos los requisitos,cuidados y educación necesaria para madurar a las 36 parejas, tu fe estámadura.Lógicamente, no todos pueden, ni disponen de los atributos para educar,cuidar y atraer a treinta y seis parejas, hasta el nivel de vincularlos, peroaquellos héroes que se sientan con la suficiente vocación y determinación a laconquista y lo logren, dispondrán de la experiencia del beneficio del afecto,confianza y respeto maduro. 36 es 3 veces 12. Doce simbolizan la unidad enetapa de formación, otros doce en la etapa de crecimiento y doce más en laetapa de cumplimiento, simbolizan al ambiente, representando los 360°simbolizados con las 36 parejas. La persona capaz de rehabilitar a 36 parejas,se puede decir que certifica libre, autónomo y responsable por haber cumplidoel círculo completo de su restitución afectiva. A esta persona no cabereclamarla, acusarla o rechazarla porque demostró su incondicionalidad, sujustificación natural y su cumplimiento normado en la Naturaleza Afectivalegítima del Verdadero Amor. 18
  20. 20. Para lograr eso, primero, es necesario iniciar el proceso del desarrollo de la fe,educando a una primera pareja. Esta primera pareja ha de ser el receptor de tuafecto, sinceridad y cuidado completo, hasta solidificar en ellos la fe en elideal de la creación y en tu persona. Esta condición te posiciona como padre,pero un padre ha de tener hijos para lograr la experiencia de la paternidad entodas direcciones, por eso es necesario establecer los vínculos, en la confianzay respeto con 36 parejas. El paso siguiente es lograr la unión, la confianza y elrespeto de tres parejas, con lo que se completan las cuatro posicionesoriginales. Sobre el fundamento de estas cuatro parejas, se inicia la educación,afecto y confianza de doce parejas, hasta que finalmente se establecen lastreinta y seis.Ser capaz de amar, educar y bendecir a treinta y seis parejas, califica a lapersona como hombre o mujer verdaderos en el afecto incondicional, en lajusticia del juicio justo y en el respeto de responder a la máxima necesidadválida para Todo de Unidad Natural. Sobre este fundamento de unidad, secimenta la posibilidad de iniciar el recorrido en pareja y establecer unaFamilia Humana Natural y Espiritual.La unidad en confianza y respeto con 36 parejas, permite el inicio de laexperiencia conyugal porque califica sano y maduro al que lo establece.Sobreeste fundamento ni la esposa ni el esposo pueden reclamar, acusar o rechazarel afecto del que lo ha conseguido con 36 parejas. ¿Alguien podría decir quequien logra la unidad en confianza y en respeto incondicional con 36 parejasno dispone de afecto y entrega incondicional suficiente para afrontar lasdificultades con su pareja o con sus hijos? ¿Podría alguien decir que carece deinteligencia, o de voluntad?El logro del establecimiento vincular con 36 parejas ajenas a su familiacalifica, certifica y realiza o establece la maduración del soltero, y garantiza lanormalización conyugal natural a sus padres y suegros. Sobre el logro de estacondición los padres pueden bendecir a los hijos, seguros de su maduraciónespiritual.Veamos esto de una manera más sencilla: El primer hombre que debióentregarse incondicionalmente por el bien de la familia, se cerró en sí mismo yse hizo egoísta, siendo reclamado, acusado y rechazado por todas lasposibilidades afectivas familiares 12 caracteres infantiles 12 caracteresadolescentes y 12 caracteres adultos. Al perder esa bendición o derecho albeneficio de esas 36 posibilidades vinculares, un nuevo humano, descendiente 19
  21. 21. del egoísmo, se reconoce con el potencial de realizarse, e inicia el camino dela restitución del vínculo incondicional, orientándose en la rehabilitación yencuentro con el afecto incondicional de 36 personas, comenzando con laprimera. En su conquista reconoce la importancia del afecto espiritual hastaque logra la conquista en la incondicionalidad vincular de las 36 parejas. Esapersona calificaría normalizado en el afecto vincular incondicional y como esaes la tarea, la misión o la responsabilidad humana, su conquista lo certificaríahumano. Nada ni nadie podría reclamarle su verdadera condición humana.El adolescente que consigue la realización del vínculo incondicional en laconfianza normada con la Naturaleza Humana, con una o más personas,califica adulto suficiente para iniciar el proceso de maduración vincular con supareja e hijos. Los recursos de la maduración son el dominio sobre losinstintos, el reconocimiento de la Naturaleza Humana y la voluntadincondicional por la unidad. A estos recursos se le denomina amor. Amor es lafuerza que une y solo se puede garantizar que se ama en el establecimiento dela unidad Normada en la Naturaleza Humana.El proceso, donde se dividen las funciones de marido y esposa y de padre ymadre, permiten la experiencia del amor conyugal y paternal incondicional.Este curso dura aproximadamente 21 años. Tiempo este de cautividad yregreso a la unidad con lo absoluto. El marido cautivado por el amor de sumujer y de sus hijos, y la esposa cautivada por el amor de su marido y de sushijos, desarrollan hasta su completa realización, la incondicionalidad en elamor, transformándose de este modo, en uno con lo absoluto, en uno con laNaturaleza Humana. El resultado de esta unión es la familia. Familia, no soloes un grupo de personas en un lugar compartido, familia es el establecimientodel respeto, confianza y unidad completa Natural. Y sólo puede decirseNatural cuando es normada en consecuencia.Para llegar a este nivel de desarrollo del amor incondicional universal, tanto elhombre como la mujer, deben iniciar su proceso de restauración, uniéndosecon el Ideal de la normalización humana. Esta unión ha de ser completa, esdecir, siempre y en todo. Lo que obliga a negar su naturaleza contradictoria yegoísta, a negar sus credos sin fundamentos, a separarse de las tradiciones ycostumbres antinaturales o inhumanas, a desfragmentar sus criteriosfragmentarios asumiendo los Principios Absolutos de la Creación.El primer periodo de separación, implica auto negación completa. Esta es larazón del porqué Jesús dijo a sus discípulos, que “quien no me ame más a mí 20
  22. 22. que a su padre y a su madre, no es digno de mí”. Jesús fue la Figura CentralUniversal en su tiempo, que reconociendo las Normas Naturales, emprendióvoluntariamente el proceso de maduración vincular incondicional de sus 12apóstoles y 72discípulos (Luc 10-1.12).Darse al otro por el beneficio del Todo, es una actitud de entregaincondicional, y por lo tanto, implica negarse completamente a sí mismo. Estepaso no es nada fácil, pero es necesario para restaurar el egoísmo. El mayorenemigo del hombre es su ego, y para vencer y dominar al ego, ha deentregarse incondicionalmente a la voluntad de recobrar al enemigo. Solocuando se transforma al egoísmo en humildad, en la máxima humildad, sepuede comprender el poder del afecto incondicional máximo.“Si a la Soterraña vasVe que la Virgen te esperaQue por esta su escaleraQuien más baja, sube más.”(San Juan de la Cruz)Los sicólogos o siquiatras actuales, ayudan a corregir los excesos: la sobre-protección o indiferencia, la arrogancia o ignorancia, la violencia o depresión;pero no orientan sobre cómo eliminar el egoísmo del amor propio. Sin lacapacidad de superar el ego, la persona, carece de importancia. El atractivoque interesa e importa al ser humano es la incondicionalidad del otro, lo quehace por el bien de los demás, su aporte, su servicio, su colaboración, eso es loque interesa y por lo mismo importa.Quien logre voluntariamente la restauración de 36 parejas en las Normas de laNaturaleza habrá establecido el modelo de Biotipo Humano Natural, y seconvertirá en Figura Central del curso de transformación del egoísmo enAltruismo Natural.El temor a la entrega, generalmente se justifica, en la falsa creencia en que elotro, nos va a tratar como nosotros lo trataríamos a él, esto no es así. La FiguraCentral, está ligada con los Valores Absolutos, con aquello que satisface yjustifica al Todo siempre, por lo tanto, nuestra entrega a la Figura Central noes entregarse para que el otro se haga más poderoso y uno más miserable, no.La Figura Central es quien permite el desarrollo de la Identidad HumanaOriginal. La Figura Central educa, cuida y une, a quienes le respetan, confíanen él y están ligados con él en las Normas Naturales. Entregarse a quien te 21
  23. 23. educa, te cuida y te ama, es lo que todos estamos buscando en cada cosa queemprendemos.En la caída del hombre, se perdieron todas las cosas. Se perdió la creación, lasrelaciones de amistad, de fraternidad, de filialidad, de conyugalidad y depaternidad. Por lo tanto, lo primero que ha de restaurarse es la relación depertenencia sobre las cosas. Todo lo creado opera en función de lo Absoluto,pero el hombre lo parcializó y se lo adjudicó. Eso ha de ser restaurado. Lacreación pertenece al Todo, no al fragmento y todos usamos lo creado paraadquirir valor en ello. Una vez que se adquiere el valor de la creación, estavuelve al su Naturaleza Original. Vuelve a lo Absoluto, retorna a la Naturalezaque lo originó y a la cual pertenece. Nadie se lleva nada físico al espíritu. Alespíritu sólo llega el valor de la experiencia con las cosas. Por lo tanto, lascosas han de ser devueltas siempre ala Totalidad de la creación ala cualpertenecen.La Figura Central, tiene por misión, transformar la posesión egoísta de lascosas, en pertenencia de la Naturaleza Compartida. En el núcleo familiar delhombre original, las cosas son de quienes las aman y comparten mientras lasaman, de quienes las estudian y comunican mientras las estudian, y de quieneslas cuidany protegen mientras las cuidan. Pensar que lo material pertenece alespíritu, es solo posible en aquellos que ignoran la espiritualidad. Basta pensaren cuantas cosas lleva el muerto a su morada, para darse cuenta, de que nisiquiera lo más preciado de su cuerpo va consigo.Hoy tenemos la tendencia a almacenar objetos que nunca cuidamos, y nuncaestudiamos y que sólo sirven para el beneficio actual del ego. El valor de esascosas que limitamos a los demás de su uso, se reduce al que el individuo quelo retiene le da. En el mundo original, las cosas se utilizan y se intercambianpara el beneficio de todos, y todos admiran, valoran y cuidan las cosas, por lomismo, las cosas adquieren su máximo valor.El valor del hombre no reside en sus pertenencias, sino en sus experiencias deafecto incondicional, en el cuidado hacia los demás y en el conocimiento delas razones constantes o absolutas. Quien más vale,no es quien más da, esquien más se entrega por el bien del Todo.Por esta razón, es necesario restaurar la posesión sobre las cosas. Todo ha deser devuelto a la Naturaleza, a través de una Figura Central Custodia. 22
  24. 24. La sociedad contemporánea, participa en un mercado de valorescomerciales,en donde las mercancías se intercambian por un papel moneda ovalor económico. Quien dispone de mayor cantidad papel moneda, es el quemayor valor adquiere.El éxito económico permite adquirir mercancías y la venta de las mismasfacilita el intercambio de valores. Un auto, por ejemplo, puede ser cambiadopor la asistencia del servicio de un abogado, que facilite la conquista de unmejor puesto de trabajo, etc. Indiscutiblemente, el éxito económico contienepoder. Aunque solo sea un poder temporal, pero afecta, facilita o entorpece lasrelaciones humanas.El ser humano ha de disponer de la protección Natural del medio ambiente. LaNaturaleza lo originó, ofreciendo los medios para su desarrollo y permanencia.Nos da temperatura adecuada, aire y luz, y no nos pasa factura por ello.También produjo sustancias sólidas, líquidas y gaseosas, que generosamentepermiten la existencia de nutrientes minerales, vegetales y animales y no noscobra nada por eso. Si la Naturaleza ofrece su generosa protección, ¿Con quéderecho el hombre se apropia y vende, lo que a él,generosamente se regala?Los valores económicos son perecederos puedenacabarse en cualquierinstante; un robo, un fuego, una catástrofe, puedenterminar su valor, pero elvalor del afecto, de la confianza y del respeto no se terminan, ni siquiera conla vida, son imperecederos. Incluso, suelen aumentar en el tiempo.La lógica de la razón pura, nos dice que el beneficio económico de lasmercancías, ha de ser puesto a disposición de los valores morales, éticos yestéticos de la humanidad adulta en el respeto, confianza y responsabilidad.Esa es la razón por la cual debemos educarnos y rehabilitarnos todos, para quetodos, podamos disfrutar del derecho al beneficio de la creación entera.A nadie se le ocurriría no prestar su bicicleta a alguien, que con urgencia lanecesita, sabiendo que quien la pide es respetuoso, confiable y responsable.Por lo tanto, para disfrutar del beneficio de las cosas, primero se debe realizarla confianza en el respeto responsable.Cuando el ser humano proteja a la Naturaleza, reconociendo sus razonesconstantes y respetando su cooperación ecológica, la humanidad entera,disfrutará de los beneficios de la creación completa. Nos cuesta imaginarcómo sería una sociedad respetuosa y participativa, confiable y conectada porlos vínculos Naturales afectivos. Nos cuesta porque nos falta el modelo. Esoes lo que debemos realizar todos y cada uno. 23
  25. 25. 5- Dualidad en la restauración.El ser humano debe recuperar su libertad, independizándose de la esclavituddel reclamo, acusación y rechazo del semejante, respetando la posición yfunción paterna de las Normas de la Naturaleza y ubicándose en la dinámicade la relación, en la posición y función que le corresponda. En ese dinamismodual entre el sujeto y objeto que transforman una causal en consecuencia, elindividuo ocupa siempre una posición, responsable del cumplimiento de sufunción.En el proceso de rehabilitar su condición de ser libre, autónomo y responsable,el ser humano debe, en primer lugar, establecer la restauración de la lealtadfilial del hijo a su Naturaleza. La humanidad fue originada por la NaturalezaHumana, esa Naturaleza es su parentesco original. En ella se encuentra surazón de ser, su causal originaria y su finalidad. Por lo tanto, la orientación delser Natural ha de ser lógicamente, la de enfocarse total y completamente en elreconocimiento de su Naturaleza Humana. Al descubrir su finalidad vincularafectiva en la incondicionalidad recíproca y compartida, el ser humano debe,determinarse por completo a su conquista. De ese modo, restaura lasposiciones verticales causa y consecuencia y las posiciones horizontales sujetoobjeto. Transformando su restitución en modelo ejemplar para otros hombres.La Naturaleza en su necesidad, establece al sujeto que la capta y determina aresolverla. En eso, el sujeto ha de ser completamente leal y obediente alpropósito prescrito por la Necesidad Natural durante todo el proceso deformación, crecimiento y cumplimiento de la realización de dicha NecesidadNatural. Del nivel del compromiso o de unidad vertical, que establezca elsujeto con el deber que ha de cumplir, dependerá también la conexiónhorizontal entre las posiciones de sujeto y objeto.El sujeto absolutamente leal al propósito, será prudente en la elección dealternativas válidas, será firme en su determinación de transformar al objeto enbeneficio consecuente con lo necesario y tendrá la flexibilidad y templanzacomo para asumir las frustraciones o equilibrar diferencias que pudieraencontrar en el camino.Del grado de compromiso adquirido por el sujeto, dependerá el grado debienestar que el objeto manifieste. Nada puede ser creado sin estas dosdirecciones verticales y horizontales cumplidas.Primero es necesario completar la relación vertical entre propósito y resultado,para poder completar después la relación horizontal entre el sujeto y objeto. 24
  26. 26. Esta es la razón del porqué es preciso de Fe, Fe en el Ideal de la Creación. Feen la Normativa de la Creación. Fe en la Naturaleza Humana. Nadie puedeponer en duda la existencia de una intención creadora, cuando la evidencia deque todo acto contiene intencionalidad, justificación y poder es asumida yaceptada válida por la ciencia desde hace siglos. Por lo tanto, debe existir,siguiendo la lógica científica de causa y efecto, un Ideal ideado, que justifiquela existencia de la creación, esa es nuestra fe.La creación es un ordenamiento cósmico basado en las razones de unaaceleración y atracción rotativas. Expansión y contracción, acción reacción,dar y responder son constantes en la diversidad de las especies, por lo mismo,se deduce que alguna norma regula estas constantes operativas. Esa Norma hade existir y nuestra fe nos lleva a descubrirla. En la esperanza de descubrir lasNormas de la Creación tenemos fe.La humanidad en su variedad de razas y costumbres no ha perdido nunca lasconstantes que la identifican y diferencian. Porque se diferencia e identifica,deben existir razones que justifiquen esa humanidad distinguida. En laexistencia de esa razón que identifica al ser humano en su humanidad tenemosfe. Y eso motiva a descubrirla.Nuestra fe no se basa en misterios indescifrables, o en arbitrarias posibilidadescelestiales. Se basa en la lógica del pensamiento que obliga al intelectoresponsable a responder al llamado del deber reconocer y resolver,cuál es larazón que justificaa la necesidad de la existencia.La restauración del Humano Ideal que todos esperamos exige, que unindividuo responsable, asuma la fe en el ideal, y se determine a descubrirlo. Yuna vez reconocido se realice ideal en él. Ya sabemos que el ser humano solopuede realizarse al madurar a otros en el respeto, confianza y unidadincondicional completa. Porque ese ideal no se ha logrado, ha sido necesaria lafe, pero el primero que se establezca Humano Natural transformará la Fe enevidencia. Y después de eso, la Fe, no será más necesaria, lo necesario será elentendimiento de la razón de ser auténtico. La imitación de la conductaHumana Madura. Fe y realidad se reúnen en el encuentro. Dos en uno.Lo principal es disponer de la actitud y determinación al estudio de la razónque nos justifica humanos y una vez sea descubierta, disponer de la ambicióny de los recursos para motivarse al máximo hasta realizarse en ella. Losgrandes líderes han sido siempre contenedores de mucha fe. 25
  27. 27. 6- Proceso y estructura de la restauración.Todo proceso tiene un inicio. El proceso de la rehabilitación o restauración delegoísmo en altruismo, se inicia después de educarse en el reconocimiento delas Bases de la Normalidad. Sin reconocer lo que es Normal, difícilmente sepodría justificar la preferencia del altruismo generoso por sobre el egoísmocolectivo. Incluso suena a despilfarro, puesto que el egoísta, haría uso y abusode la generosidad del altruista. Por eso, es necesario reconocer primero lo quees normal y como normarse en la tarea de la rehabilitación.El educado reconoce que es producto de la Naturaleza Humana, libre,autónoma y responsable. En el ejercicio de su libertad, autonomía yresponsabilidad, se rehabilita. Para proteger ese ejercicio del abuso delegoísmo, es necesario compartir el compromiso de voluntariedad ygenerosidad en la custodia del más responsable, más confiable y másrespetable a los ojos de la Normalidad Humana y a la vista, criterio yconsideración de sus semejantes. Siendo este depuesto de su cargo cuando suconducta se justifique ilícita o irresponsable.Libertad es la capacidad de optar por lo que es válido.Existelo que es válidopara uno y lo que es válido para todos. Existe una gran diferencia entre lo quees válido para uno y lo que es válido para todos.Lo válido para Todo, categóricamente impera y beneficia siempre a Todo.Todo está compuesto de porciones o unidades que son beneficiadas por loválido para Todo. Demostrando así que la elección válida para Todo,imperativa y categóricamente beneficia siempre a cada uno.Pero lo valido parauno, no necesariamente beneficia a todos.La conversión o transformación del Ego en Todo, del Egoísmo en Altruismo,del obrar sobre la condición a obrar incondicionalmente es un proceso queimplica una larga y difícil trayectoria.En primer lugar es necesario separarse de la condición actual irreglamentaday reglamentarse. Separarse de la indisciplina y disciplinarse. Separarse de ladebilidad y reafirmarse. Es necesario de una nueva fe. Ahora hay que pasar dela fe en el azaroso principio casual misterioso o arbitrario del relativismosubjetivo y proporcional a los marcos de referencia propios de cada uno, a lafe en unas Normas Constantes y Absolutas, rectoras y custodias del ordenNatural Humano. Para sostenerse firme en este camino, hay que establecer unasólida unidad entre la mente y el cuerpo, entre la conciencia y el valor, entre larealidad y la ficción. 26
  28. 28. Sobre el fundamento de la unidad en criterio con los valores humanos delibertad, justicia y respeto por la Naturaleza, se pueden dividir equitativamentelas funciones de gobernador y gobernado, hasta lograr la unidad en gobierno,fundamentalmente vincular y sobre la base de estar cautivado por ella.Esta rápida panorámica es a groso modo, el proceso de la restauración del sercomplejo en ser transparente y Normal.Un individuo con la noción equivocada de que la creación surge al azar o porcasualidad, de una misteriosa e injustificable nada, esperará lógicamente quela imagen del personaje que desea retratar al óleo, le vaya a salir también porcasualidad y al azar de la nada. Sin propósito, sin posiciones sujeto objeto,causa y consecuencia, sin establecimiento de estructuras ni de procesosorientados y ordenados. Y lo más curioso, es que después de realizar sutrabajo seguirá pensando que el retrato le salió por si solo de la nada. Y sejustificará honesto consigo mismo al declarar que le salió solo, porque creeque la creación es producto de una energía casual de la nada y en base a sulógica esperanza de que aparezca solo el retrato, se declara honrado. Nadiepuede negar su honradez consigo mismo, pero no es honesto con la Naturalezade los procesos de la creación. No es honesto, porque no vio lo que pasó,sencillamente porque no lo miró. Supuso siempre que salía solo y por lomismo ¿para qué poner atención en algo que ya conocía? Esta experiencia laexperimento repetidas veces cada año con mis alumnos de arte. No se dancuenta de lo que hacen porque sus conciencias no son conscientes de losprocesos, son conscientes de que esperan algo, pero no de cómo lo consiguen.La creación no ocurre por casualidad en ninguna ocasión, la casualidad es unjuicio realizado por el intelecto humano, no es una función creativa.La casualidad se define y defiende en la ignorancia del observador, quedesconoce los procesos de consecución del acto. Por ejemplo: ¡Qué casualidadencontrarnos! Si qué casualidad. Pero en realidad somos el encuentro de dosdirecciones producidas por dos intenciones que al reconocerse en el camino,siendo otro su destino, determinan casual su encuentro, casual por no esperarese encuentro. Pero lo casual, no fue el encuentro, que, a la lógica de lasdirecciones resulta natural, lo casual fue ignorar que se hallarían en el mismomomento compartiendo el mismo lugar.La casualidad no es un acto creado, es un acto inesperado, declaradodesconocido.La casualidad, la suerte, los OVNI y los milagros son actos inesperadosdeclarados desconocidos. La justificación de ser “desconocidos” es lo que 27
  29. 29. sostiene la existencia de sus afirmaciones. Cuando se reconocen los procesos yestructuras de la casualidad, se elimina y transforma en consecuencia de unajustificación originaria, lo mismo cuando se descubre el truco del mago o lascausas del milagro. Todos ellos se sostienen sobre la base de la ignorancia.Nadie afirma milagroso un tornado o un huracán, porque saben cómo seoriginan, pero el hecho de salir con vida de entre la destrucción de susfuerzas, se declara milagroso cuando no se sabe cómo fue que se salvó, dondetodos los otros perecieron. El “no saber” justifica el milagro. La creación sefundamenta en el valor, no es casual ni milagrosa, es real, justificada ynecesaria. Debemos reconocer su manifiesta libertad, autonomía yresponsabilidad para cumplirnos en nuestra razón de ser Felices.Existe también lo valido temporal y lo valido atemporal. Lo valido siempre, esválido en cualquier momento, pero lo valido en un momento, nonecesariamente es siempre válido. Luego de entender esto, llegamos a laconclusión de que la libertad que no se reclama, que no se acusa o que no serechaza es aquella que responde a la opción válida siempre y para todo. Esa esla libertad responsable. El producto de optar por lo que beneficia siempre atodo no perjudica nunca a nadie.La Naturaleza Humana es autónoma, es una con la Ley, es justa en su justicia,por lo mismo, el ser Humano ha de ser Justo en su Justicia Humana, pero ¿Sepuede ser justo en la justicia que se ignora? No. Para evaluar si se es justo ono, es necesario reconocerse en la justicia. La Justicia Humana proviene delDerecho Humano Natural y el Derecho Natural es producto del cumplimientodel Deber Humano Natural. Lo que nos pone frente a una situación en dondeel hombre debe ir descubriendo la ley en el proceso de cumplimiento deldeber.Deber es una necesidad imperante. Los mayores deberes provienen de lasgrandes necesidades, por lo mismo, el individuo que esté atento a las máximasnecesidades válidas para Todo, y responda voluntariamente a sucumplimiento, estará realizando el desempeño del máximo deber necesario yde esa consecución reconocerá la justicia del juicio justo establecido.La Naturaleza Humana es responsable, siempre responde al cumplimiento delmáximo deber necesario. El máximo deber necesario es la restauración del serhumano egoísta a su condición de ser Humano Natural Incondicional en elafecto, en la sinceridad y en la realización del bien común. 28
  30. 30. Estas tres condiciones de ser Libre Autónomo y Responsable, deben serrestituidas por cada ser humano vivo. Cada humano debe hacer uso de laverdadera libertad optando, no por lo que se prefiere, no por la opción válidapara uno mismo, sino que debe en todo caso, evaluar si la opción que estátomando es o no válida para el Todo en el que se encuentre, ya sea el todofamiliar, o el todo laboral, o el todo social, nacional o mundial.Debe reconocer la justicia evitando los errores e injusticias, reconociendo susinsuficiencias y exigiendo las disculpas a quienes se les ofendió con algúnerror. Y debe ser responsable en el cumplimiento del deber máximo.Esta rutina exige separarse del pasado, separarse de las costumbres anormales,del sueño sin estar cansado, del ingerir sin hambre, del beber sin tener sed, delhablar por hablar, del robarle el tiempo al otro. Exige separarse de los vicios ydependencias, de los falsos hábitos y de los falsos criterios. Exige agradecer ysentirse agradecido por haber reconocido el proceso de rehabilitación.La separación es un tiempo difícil. Con la mente queremos obrar en formaNatural, pero con el cuerpo queremos seguir beneficiándonos del desordenadquirido. Esta etapa de separación es necesario superarla con la mejordeterminación posible.No solo es necesario separarse, al mismo tiempo es necesario reforzar la fe enel ideal humano. Para unirse con esa imagen ideal, que solo se percibe a ratosen la conciencia original, porque la memoria adquirida de la conciencianegativa la oscurece con sus juicios de insuficiencia y de desconfianza.Cuestaun gran esfuerzo, en ocasiones puede quebrarse y parecer imposible. Ese es elprecio de la unidad con la Naturaleza Humana. Si se desea ser Normado esnecesario responder al deber de la Norma, pero cuando ese deber no se hacumplido, resolver o restituir, lo que se ha dejado de hacer en su momento, olo que se ha hecho mal, exige más esfuerzo.El esfuerzo en la opción,válida o no valida, es el mismo, si la opción es válida,automáticamente se disfruta del beneficio de lo logrado, pero cuando se optapor la alternativa no valida, al esfuerzo de la acción se le suma el esfuerzo dela reparación. El peso del tiempo perdido frustra la intención restitutiva.La unidad con el Ideal Humano, implica el establecimiento de posicionessujeto director y objeto dirigido, centralizadas en la consecución del biencomún Natural, para esa conquista es necesario mantenerse cautivado por elideal de la creación, que facilita la normalización de la NaturalezaHumanadurante el tiempo de su establecimiento en el respeto a las normas, 29
  31. 31. para el establecimiento de la confianza en el juicio justo y la unidad vincularafectiva interhumana. Este proceso de reconstrucción del hombre sensible alas máximas necesidades, al juicio justo y al cumplimiento del deberresponsable, mejora la actitud del individuo y lo madura hasta su máximaconsecución.El logro transforma al ideal en imagen, en realidad operativa, en autenticidadintegral. Este es el camino de la reconstrucción y reconquista humana.El esfuerzo reconstructivo se ha realizado a lo largo de la historia. Lahumanidad ha experimentado momentos de reforma, momentos derenacimiento en los que se dispuso de los recursos necesarios para establecerla normalización del hombre, momentos, como cuando Moisés intentó ganarsela confianza de su pueblo, pero no se creyó en él. Momentos como cuandoJesús quiso ganarse la lealtad de los suyos, pero también se le fue infiel.Momentos como cuando Martín Lutero intentó ganarse la confianza de loslíderes políticos y religiosos y tampoco se le confiaron. El fracaso en la lealtada estas figuras centrales de la historia ha prolongado la tarea de la restituciónde la normalidad y la rehabilitación humana en ella.Imaginemos qué habría ocurrido si los primeros padres de la humanidadhubieran sido capaces de controlarse en los extremos, si hubieran sidomaduros en la prudencia, en la firmeza y en la templanza. Si por disfrutar de latranquilidad y armonía del ambiente en el que se encontraban, lo hubieranimitado y se hubieran respetado, confiado y madurado en la unidad del afectoincondicional, asumiendo y aceptando las diferencias del otro y de los otros,rectificando sus posibles errores y volviendo de inmediato a asumir suconductas afectivas. Habrían establecido por tradición la conducta de dominiosobre los reclamos, sobre las acusaciones y rencores y dispondríamos de unmodelo ejemplar a imitar.Imaginemos qué habría ocurrido si Moisés hubiera logrado la lealtad de lossuyos, seguramente habrían establecido en Canaán la generación ideal, o,pensemos por un momento qué habría ocurrido si a Jesús se le hubieraconfiado la posición de líder ejemplar en el afecto incondicional por lossemejantes y si los judíos de su tiempo lo hubiesen aceptado como hombrenatural normado. ¿Lo habrían matado si hubieran confiado en él?Lógicamente es imposible imaginar esto porque todos sabemos que la realidadno fue esa. Pero algo en nuestra conciencia reclama justo lo imaginado. 30
  32. 32. Podríamos imaginar mejor a una pareja de adolescentes contrarios entre sí,rechazando sus diferencias porque en algún instante llegaron a agredir alcontrario, y sobre esa posible agresión se enzarzaron en el reclamo, en laacusación y en el rechazo mutuo, dejando a sus hijos sin modelo de dominiosobre los extremos y lógicamente con el modelo de unos padres enojones yagresores. En ese ambiente suena lógico que Caín matase a su hermano. De loque no nos damos cuenta es, de que nosotros repetimos su historia. Preparación para la unidad Vincular Total Dominio del carácter Realización del cautividad abuelo división Vinculo Natural Dominio de las normas Periodo de desarrollo unidad Universal estético Espíritu fe Dominio de las Natural separación conductas Preparación para la unidad Padre e hijo Realización del templanza padre cautividad Periodo de Vinculo fraterno- división desarrollo ético conyugal y firmeza paterno filial unidad Espíritu Vital fe Prudencia separación 21 Realización del hijo Preparación para la unidad Mente y Cuerpo Emoción etapa de 21 17,5 desarrollo sensible Periodo de cautividad Vinculo desarrollo moral división 14 14 filio-paternal Intelecto etapa unidad 10,5 de reconocimiento Espíritu de fe 7 7 Formación Voluntad etapa de separación 3,5 motivaciónVemos lo que se debe hacer y no se hace. Y cuando preguntamos ¿quién lodebió hacer y no lo hizo? se piensa y se responde que otro, sin darnos cuentade que ese pensamiento y esa respuesta no nos hace responsables.Si es debido, se debe cumplir y debe cumplirlo quien lo reconoce debido. Si sereconoce debido ahoray es normado, quien reconoce ese deber y no se normaresponsable en él, se transforma en anormal. Esto no es un insulto, es ladeclaración del término que determina al no normado. Quien no se realizaválido en los valores de respeto, confianza e incondicionalidad, carece deatractivo, carece de interés y carece de liderazgo. Sin ser digno de imitar, sinser confiable y sin atractivo, el individuo carece de valor. ¿Cómo se califica alque carece de valor? Cobarde. Eso lo sentimos todos cuando no cumplimos.Terminemos de una vez para siempre con las conductas que lo único quehacen es mermar nuestra autoestima. Superemos las dificultades y dejemos anuestros descendientes un mundo mejor que el que nosotros sufrimos. 31
  33. 33. 7-Autoridad en la restauración.El ejercicio adecuado de la autoridad significa la permanente puesta enpráctica de los derechos y obligaciones entre padres e hijos, marido y esposahermanos y amigos de manera equilibrada y ecuánime.Autoridad viene del latín auctorictas que significa sostener para crecer. Por lotanto, en estricto sentido, el ejercicio de la autoridad está estrechamente ligadoal afecto, al fomento de la autonomía y a la conducta personal que sostiene alindividuo en el proceso de crecimiento.Otro sentido del concepto autoridad se desprende de la autoría, del haberrealizado. El que realiza, es el autor y base a esa autoría, amerita autoridad.La autoridad impositiva, no es correcta autoridad, es imposición. Pensar que laautoridad tiene el derecho a imponer es absurdo. La autoridad tiene el deber derealizar, en ese sentido se puede pensar en ser autor. La autoridad del marido odel padre de familia se desprende de su autoría, de lo que ha realizado, no desu posición jerárquica, económica o social.Cuando el que ocupa la posición de autoridad, en lugar de realizar, exige larealización del objeto por su propia autoría, pierde la autoridad y setransforma en un indiferente que obliga e impone al otro la responsabilidadque a él le pertenece. Se descalifica a sí mismo en esa imposición.La autoridad ha de ejercerse con prudencia, firmeza, templanza y sobre lasbases del afecto, de la justicia, seguridad y responsabilidad. Lo que precisa deun clima de paz, confianza y unidad en el orden individual, familiar, social,nacional y mundial. En este ambiente es posible que los miembros se sientanválidos, seguros y responsables. Para lo cual, se precisa del calor afectivo enlas relaciones, la iluminación en el reconocimiento de la identidad de ambos ymostrar modelos de conducta coherentes con las Normas de la Creación.Lealtad y obediencia absoluta a las normas de la creación, lealtad y respetoabsoluto a la posición del sujeto, y prudencia, firmeza y templanza en larelación con otros, son los recursos del bienestar, de la tranquilidad y de laintegridad.La oferta voluntaria e incondicional del afecto, de la verdad y de la bondad,ha de ser siempre y en todo el patrón de conducta, sin dejar espacio para eldesprecio, para el descrédito o para la descalificación. Todo aquello quesuponga queja, reclamo, acusación, culpa o castigo, hay que eliminarlo dellenguaje interpersonal. 32
  34. 34. La persona en sus inicios del proceso sostenedor de su crecimiento, necesitamás que nunca del sistema regulador de sus límites, esto proporciona laseguridad de sentirse reglamentado. Es en el periodo preescolar (hasta los sieteaños aprox) donde se forjan las características de la personalidad delindividuo. Permitir errores en este periodo de tiempo, supone cargar contraumas posteriores costosos y difíciles de restaurar. Al niño, no se le van apasar sus conductas erradas cuando sea grande, al niño hay que dirigirlo paraevitar el aprendizaje de conductas y conceptos errados en la etapa deformación de su personalidad.El ejercicio de la autoridad, apunta a lograr un equilibrio en hacer valereficazmente los derechos y obligaciones de cada partícipe de la relación. Losderechos de los padres y los derechos de los hijos, han de ser comprendidoscomo resultantes del cumplimiento de las obligaciones de cada uno de ellos.El ser humano nace con el derecho natural a ser feliz.La felicidad es un estado de tranquilidad, seguridad y afectividad. Este estadoobliga al cumplimiento del deber de ser atento, sincero y responsable.Responsable es quien responde a la máxima necesidad válida para Todo. Porlo tanto, el hijo ha de responder a la máxima necesidad natural válida para elpadre, la madre, los hermanos y él mismo, y los padres han de respondertambién al cumplimiento de la máxima necesidad válida para los hijos,esposos y ellos mismos. Las decisiones sobre la elección de alternativas hande ser siempre válidas para todos los integrantes de la familia, para que esebeneficio familiar coincida y corresponda con el bienestar de toda lahumanidad.Los Derechos de las personas se desprenden del cumplimiento responsable desus Deberes Naturales.Nadie debe exigir el derecho a lo que no ha cumplido. Sin cumplir con eldeber de la realización de un bien, no se puede disfrutar del derecho albienestar de lo que no se construyó. Imaginemos que alguien exige el derechoa disfrutar del beneficio de ser millonario, pero sin trabajar. Lógicamente nocorresponde.El ser humano tiene derecho a la felicidad y reconoce por felicidad al estadode unidad, paz, tranquilidad, confianza, seguridad, sinceridad, atención, 33
  35. 35. entendimiento y cuidados mutuos. Lo cual, obliga al cumplimiento del deberde obrar responsablemente en consecuencia y lealtad a la norma de lafelicidad, obliga a atender con afecto, entendiendo y resolviendo los interesesdel otro, y obliga a respondercumpliendo sus necesidades naturales.Este prerrequisito del cumplimiento del deber responsable es anterior siempre,al disfrute del beneficio del derecho.Cuando el cuerpo legislativo de una nación comprenda esto, se podrá llegar aestablecer la unidad en las conductas asertivas.A pesar de que cada persona es única en carácter, y distinta en su identidad eindividualidad, todos somos idénticos frente al amor o a la felicidad. Todossomos objetos del amor y estamos sujetos al amor. El amor es la fuerza queune y en esta unidad, somos todos igualmente felices. El amor nos vale a todospara disfrutar de la felicidad.A todos nos vale el valor. Y porque el valor es válido para todos siempre, espreciso centrar la autoridad en el valor.A pesar de que en una misma familia, existan niños completamente diferentesen carácter, personalidad o conducta, todos y cada uno de ellos esperareconocer la verdad de lo que se le dice, espera una conducta motivadora ybondadosa y espera una conducta afectiva y beneficiosa de la autoridad.El ser humano aprende más de las conductas que de los conocimientos. Elejemplo de la conducta, modifica la moda de una nación de un mes a otro. Esimportante conocer este aspecto en especial para las personas que poseenautoridad. Un aspecto importante del temperamento o de la conducta del niño,está determinada por la conducta de los padres.Los niños en su crecimiento suelen ser por naturaleza oposicionistas, es partede su independencia, autonomía y de su autoestima, por lo tanto, hay que sertemplados frente a su oposición.La autoridad debe por lo mismo, utilizar menos palabras y más acciones,mostrar el ejemplo de lo que desea forjar. Debe saber ubicarse en la posicióndel conducido, a su nivel, y expresarse con su lenguaje, con sus hábitos, consus modismos. La autoridad ha de ser clara y precisa en sus apreciaciones. Serfirme al corregir, pero sin perder la calma para no caer en ser impositivo.Cualquier correctivo ha de ser cumplido sin vacilar, si se pone un correctivo yno se cumple aprenderán que las palabras no tienen validez y la respuesta será 34
  36. 36. desleal. Por eso, hay que pensar muy bien antes de poner un correctivo. Elmejor correctivo es la experiencia o consecuencia de nuestro propio actuar.Generalmente el objeto opera en función del grado de responsabilidad ejercidapor el sujeto.La autoridad, es conductual no impositiva, domina su labor de director, perono oprime, esclaviza o avasalla a sus subordinados. Autoridad es el atractivoderivado del control y dominio sobre sí mismo, no sobre otros. Cuando losotros, se motivan voluntariamente a unirse, confiarse y responder al respeto yresponsabilidad manifiesta, al interés y juicio justo expresado y al atractivo desu amabilidad, se declara la autoridad del atractivo. Sin ese atractivovoluntario responsable y motivante, no existe autoridad.En la restauración establecemos relaciones de autoridad, entre la figura centraly los miembros de la comunidad.Tanto la figura central o autoridad, como losmiembros de la comunidad, tienen el derecho a ser felices, y al mismo tiempotienen obligaciones sociales que cumplir para el establecimiento del bienestar.En el proceso de la restauración, debería ser nuestro padre, el jefe de familia elprimero en reconocer las Normas de la Creación y asumir la responsabilidadde restaurar a toda su familia, pero desgraciadamente esto no ocurre así. Enocasiones es el hijo menor el que descubre las Normas de la Creación y ha detomar la posición de ser él quien restaure a sus padres y hermanos mayoresque él, adquiriendo una posición de autoridad intelectual, no correspondientecon la autoría de su corta experiencia de vida frente a los padres, lo que causamuchas dificultades y malos entendidos. En cualquier caso, es necesariomantener la autoridad afectiva, que es la efectiva y ejercerla sin vacilar.Y desde la posición de un padre, (a pesar de que sea joven soltero y sinexperiencia) es preciso que prepare una estrategia, mediante la cual puedalograr la restauración de la familia. El proceso de rehabilitación familiar nosiempre funciona como se espera. En ocasiones hay que retroceder e iniciar denuevo la estrategia.La autoridad del apoderado contempla siempre varias alternativas, variasposibilidades dentro del plan de acción. Estas posibilidades permiten laaceleración de las conductas. En caso de no responder de la manera esperadase estipula la solución siguiente al instante. La autoridad tiene laresponsabilidad de lograr el propósito del bien supremo que se proponga. 35
  37. 37. Como decíamos antes, en el proceso de restauración, no siempre son nuestrosmayores, quienes logran el hallazgo de lo absoluto y por eso se establecen unaserie de reacciones ilógicas e indescifrables entre conductas de autoridad enpersonas ajenas a dichas conductas. Los hijos se ponen en la posición deconducir a sus padres o a sus hermanos mayores, las hijas toman la posiciónde liderar a sus padres y pareja, etc.Independientemente de esta aparente confusión, que por otro lado es lógicacuando se entiende que lo absoluto no tiene edades ni posiciones ni culturas,simplemente le llega a quienes lo reconocen, independientemente de estassituaciones, la autoridad de quienes conocen y practican las normas de lacreación, ha de ser ejercida en toda su extensión.Como sujeto autorizado por la normativa natural, lo que pone al individuo enla ubicación de autoridad, (desde esa posición es necesario el ejercicio de lalealtad a los máximos valores absolutos, de plenitud, justicia y cumplimientodel deber) es preciso seducir al otro con afecto y atención, persuadirlo con eljuicio justo e interesándose por él y motivarlo a responder voluntariamente alcumplimiento del deber de respetar, confiar y vincularse con sus semejantes.La autoridad del apoderado o del autorizado por la bendición de la Naturaleza,se establece en todos y cada uno de los estratos sociales, desde el individualpasando por el familiar, laboral, político y social, hasta el estrato global ouniversal.En cada estrato es necesario asumir la responsabilidad que la circunstancia nosofrece. De no asumirla, sentiremos el peso del arrepentimiento por no haberlocumplido.Todos debemos emprender la restauración de nuestras respectivas familias, denuestros amigos, de nuestra sociedad, aun cuando digan que no les interesa,porque no saben de qué se trata lo que se les ofrece. Si supieran con claridadque les están ofreciendo la posibilidad de rehabilitarse y madurar en laintegridad emocional, intelectual y creativa, seguramente responderían coninterés, pero no tienen aún conciencia de lo que se les ofrece. Por eso hay queaguantar y superar sus opiniones sin fundamento, sus juicios injustos,parciales, insuficientes, hasta que lleguen a la concordia con lo absoluto.Cuando se reconozcan inhabilitados, agradecerán su rehabilitación.Para algunos “absoluto” es un concepto opresor, impositivo, regulador queobliga porque se asocia con el absolutismo político o con los comentarios 36
  38. 38. relacionados con fanáticos intransigentes. El valor absoluto es la esperanza detodo humano. Si pudiéramos todos descubrirlo comprenderlo y compartirlo,viviríamos mejor.Las ideas solo pueden transmitirse en imagen. Del mismo modo, el ideal solopuede transmitirse realizándolo. Quienes piensen que es imposible, es mejorque se queden al margen del cumplimiento del deber que posibilita disfrutardel beneficio de lo realizado. Para construir una vivienda no se necesitanvándalos, ni vagos, se precisan solo trabajadores, luego, durante la tormenta,querrán todos cobijarse en ella, pero la justicia declarará que solo podránbeneficiarse de la vivienda, aquellos que la construyeron.Cada uno debe rehabilitarse en construir su maduración vincular, atendiendo,entendiendo y estando atento a las necesidades naturales del otro. No solo deuno, se puede empezar por uno, pero cuantos más vínculos en confianza yrespeto se maduren, mayor será el beneficio que se disfrute.Eso garantiza a nuestra descendencia la presencia y consolidación de unambiente adecuado con la tradición normada, la presencia de seguridad yprotección completas y la presencia de un medio ambiente compuesto porfamilias rehabilitadas y normales en los valores absolutos del afecto, de laverdad y de la bondad. Si se espera un mundo mejor para nuestros hijos,debemos cumplir con nuestra responsabilidad para con ellos. No podemosobservar como espectadores a quienes no saben, no tienen y no quierentomarse el gusto de conocer las Normas de la Creación. Cada uno de nosotroses responsable de sus actos y de su familia. Si quieres lo mejor para tu familia,debes ofrecerles lo mejor. La cooperación es co-ofrecerse para el bien común.¿Hay algo mejor que lo que es siempre y para todos bueno? ¿Hay algo mássincero que lo que es siempre y para todos cierto? ¿Hay algo más grato, queproduzca un sentimiento de complacencia más grande que aquello que nos unaa todos siempre? ¿Algo más pleno que el amor que es siempre y para todosválido? Entonces ¿qué esperamos? ¿Por qué no ir y dárselo a tu familia? Esaes tu responsabilidad y la posibilidad de adquirir autoridad. Tu sabes, tusientes, tú quieres que todo tu alrededor seanormal y consecuente con laNaturaleza del Ideal de la Creación, y como sabes ya lo que hay que hacerpara transformarlo en imagen, ¿a qué esperas? ¡Inicia la transformación! Nopierdas ni un minuto. Y ¡Disfruta del beneficio de lo bien hecho! ¡Rehabilítateayudando, orientando, educando y motivando al prójimo a rehabilitarse! 37
  39. 39. En principio estudia los fundamentos de la Naturaleza escritos en este ensayo.Estúdialos una hora diaria hasta descubrirlos en su completo significado.Medita sobre ellos. Conversa sobre ellos. Enseña a otros lo aprendido.Practica condiciones de enfrentamiento con tus limitaciones, controla losextremos emocionales una semana, los intelectuales otra semana, losmotivacionales otra semana. Domina los apetitos alimenticios ayunandoalguna vez, o reservando la comida para horarios establecidos. Ejercita tusmúsculos, descansa únicamente lo necesario. Domina al instinto reproductor,controla los apetitos turbativos. Si te ejercitas, maduras. Sin hábitos repetidosno hay oficio. Habitúate al dominio de ti mismo. No reclames, acuses orechaces responsabilidades. B-LA FAMILIA COMO NUCLEO DE CONVERGENCIA Y UNIÓN 1-¿Qué es Familia Natural Humana?La Familia Humana, es el núcleo gestor de las atribuciones yfuncionesespíritu-fisiológicas, masculino-femeninas, del parentesco yjerarquías de la condición humana, que posibilitanel desarrollo y madurez delindividuo y su personalidad.Persona es un grado o estrato alcanzado por el individuo independiente delresto de los individuos, que, dependiendo de la Naturaleza Humana, acreditaen consecuencia su personalidad, al madurar en la experiencia de la unidadfilio-paternal, fraterno-conyugal y paterno-filial.Personalidad Humana es el proceso de consecución del ser Persona conPersonalidad Humana Natural, es decir Normada. Persona es el logro de la 38

×