Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

el control de los extremos en la relacion

576 views

Published on

el control de los extremos en una relacion

Published in: Engineering
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

el control de los extremos en la relacion

  1. 1. El control de los extremos en la relación Por Martin Soria www.martinsoria.cl
  2. 2. • El universo contiene variabilidad en la uniformidad armónica de su existencia. • Para lograr el equilibrio de las diferencias, cada una de ellas contiene: sentido del orden, y función ordenante para lo que se precisa de un regulador u ordenador. • Ese regulador ordenador de las conductas equilibradas es el celo. • Pero el celo instintivo difiere del celo autónomo en sus extremos. • El celo instintivo reacciona frente a las necesidades biológicas, (siente frío y tirita, sed y bebe, hambre y come etc) mientras que el celo autónomo responde a la voluntad de una conciencia reguladora, (siente fría el agua de la piscina y se lanza al agua; tiene sed en el partido de tenis y aguanta hasta terminado el juego) • El celo instintivo se regula naturalmente sin otra interferencia que su propia operatividad. Podemos decir que es automático. Pero el celo autónomo regulado por la conciencia del ser humano es dependiente de la voluntad del sentido común propia de cada individuo. Por lo mismo, sus operaciones dependerán siempre del grado de “sentido común” que cada uno posee. • Así, la respuesta frente al diferente, va a ser distinta en quien asume las diferencias como -garantías naturales-, de quien asume las diferencias como -opuestos en la lucha-. • La conciencia del sentido común es la reguladora del celo autónomo, así como también posee autoridad sobre el celo instintivo, lo que obliga al individuo a madurar en su sentido común.
  3. 3. Una relación puede extremarse cuando: • 1-El sujeto no es suficiente. • 2-El objeto no se siente satisfecho, confiado o motivado • 3-El propósito de la relación es imposible. • 4-Cuando el resultado no concuerda con lo esperado. El sujeto pone todo de su parte, es leal al propósito, lo expone o lo explica, seduciendo con afecto, persuadiendo con verdad y motivando con el ejemplo, pero las expectativas del objeto superan a las habilidades del sujeto. Por alguna razón el objeto no se siente motivado, convencido o satisfecho. Ya sea por el carácter o por la forma, por el contenido o por el lenguaje, por el aspecto o por cualquier otra influencia. El propósito es imposible, la razón es una exageración, o, no se dispone de la capacitación suficiente. En el proceso de desarrollo del tema se perdió el propósito. La explicación no concuerda con lo esperado, o no corresponde con lo que uno sabe.
  4. 4. En una relación pueden ocurrir dos cosas: unión o rechazo • Puede establecerse la unión entre el propósito y su consecución, o el rechazo entre ambos y puede establecerse la unión entre sujeto objeto o el rechazo entre los mismos.
  5. 5. La relación es como un elástico • Podemos aproximarnos o distanciarnos dentro de un rango, pero cuando forzamos el rango se rompe el elástico y el extremo por donde se rompe nos sacude con una fuerza proporcional a la tensión que se haya creado. • Esta sacudida se comparte entre uno y otro extremo. • Por eso duelen tanto las rupturas, los divorcios, o la pérdida de unidad. • Nosotros establecemos ese elástico en cada relación. En la relación se establece un circuito entre acción y reacción, pero cuando se intensifica la relación, o cuando se extrema la relación, el circuito puede salirse de su orbita y chocar con cualquier otro elemento. • En el circuito, o en la circunferencia, los extremos están todos a igual distancia del centro, pero cuando en la circunferencia se aproximan los dos extremos de un mismo diámetro, están obligando a distanciar a los extremos de su diámetro perpendicular, y la circunferencia se transforma en otra cosa en una elipse. • En la elipse ya no se reparten equitativamente las posiciones de igual distancia al centro, en la elipse dos puntos de la circunferencia se aproximan y otros dos puntos de la misma se alejan del centro. • En una relación ocurre esto con mucha frecuencia.
  6. 6. La relación es como un elástico • Cuando se inicia la relación se espera establecer un circuito circular donde, tanto el sujeto como el objeto, disfruten de los beneficios de dicha relación. • El sujeto espera que se cumpla lo que le motiva a establecer la relación. Está motivado por la necesidad de realizarlo y la necesidad únicamente puede esperar ser satisfecha. Ninguna necesidad espera no cumplirse, o no saciarse, o no satisfacerse o, no solucionarse. Toda necesidad espera ser satisfecha y la motivación a relacionarse, surge en base a la necesidad de ser satisfecha. • Pero el sujeto que encuentra un obstáculo en el proceso de la consecución de su expectativa, puede ansiar su logro y con esta actitud, estrecha la distancia entre el propósito y su consecución, lo cual distancia las posiciones del sujeto y el objeto. • Por ejemplo: el deseo extremo sobre protector de la madre joven hacia el primer hijo, produce en ocasiones, el alejamiento del marido. Lo mismo ocurre cuando se intensifica el trabajo de oficina y se regresa a casa en la madrugada, en este caso se produce el distanciamiento entre cónyuges, o entre padres e hijos. • El cosmos está ordenado en función de una determinada atracción, atracción que ni es mucho, ni es poco, es la justa y necesaria para la existencia de todo lo creado.
  7. 7. La justa medida, ni mucho, ni poco • Debemos reconocer el significado de ese no ser ni mucho ni poco, ni bueno ni malo, ni grande ni chico, ni más, ni menos. • En el universo las relaciones se establecen en función de la moderación. Cualquier extremo vuelve de nuevo a su cauce natural a su estado ajustado, a su justa medida. • El centro de la relación es la justa medida, la medida que dignifica a cada posición. La medida que une y reparte equitativamente y por igual sus beneficios. • La relación en la que la distribución del beneficio es desigual no es una relación es un mandato, es una imposición, en una obligación, en una imposición. Es un extremo y los extremos, antes o después, siempre vuelven a su justa medida. • Como vimos antes, la relación es como un elástico y si no rompemos el elástico podemos estirarnos o encogernos en él, pero cuando se rompe el elástico, sentimos el castigo de la sacudida. • Este es un secreto muy bien guardado, que únicamente los despiertos entienden y ejercitan. Los despiertos, comprenden que no deben salirse del elástico, comprenden que pueden tensarlo o encogerlo, pero saben que no pueden llegar al extremo de romperlo.
  8. 8. La relación es como un elástico • Cuando la distancia entre causa y efecto y entre sujeto y sujeto son iguales la relación es armónica causa efecto sujeto objeto Este es el modelo de una relación correcta. Todos se reparten equitativamente el beneficio, por lo tanto es justa.
  9. 9. La relación es como un elástico • Cuando la distancia entre causa y efecto se estrechan, la distancia entre sujeto y objeto se separan causa efecto sujeto objeto En este modelo de relación, el sujeto y el objeto reciben menos al estar más distantes por lo mismo es lógico esperar de ellos algún tipo de queja.
  10. 10. La relación es como un elástico • Cuando la distancia entre sujeto y objeto se estrechan se distancian las posiciones de causa y efecto causa efecto sujeto objeto Lo mismo ocurre con este modelo de relación La proximidad entre el sujeto y el objeto distancian al propósito de su consecuencia por lo que es lógico de esperar el desajuste.
  11. 11. La relación es como un elástico • Veamos algunos ejemplos: • Ejemplos de aproximación extrema entre causa y efecto: • Estrechar la relación entre causa y consecuencia. • La modelo que por mantener su belleza se olvida de nutrirse. • El prepotente que por la defensa de su criterio rompe la relación con el amigo. • El indiferente que por mantenerse protegido ignora a quien se le acerque. • Ejemplos de aproximación extrema entre sujeto y objeto: • El celoso que por mantener a su pareja la priva de libertad. • El trabajólico que abandona a su familia por el trabajo. • El alcohólico que por beber se olvida de su salud. • El atrasado que por levantarse tarde no llega a la hora. • Los extremos de la relación pueden establecerse de numerosas maneras, lo importante es evitar la ruptura de la relación, evitar la sacudida del elástico. Cuando se rompe el elástico ya no se dispone de conectividad y al desconectarse, restaurar la relación exige de una esfuerzo doloroso. • Por ejemplo: la perdida de la confianza puede llevar al extremo de no poderse restaurar, por ejemplo en el caso de una pareja infiel.
  12. 12. La relación es como un elástico • El militar infiel se transforma en traidor a la patria. • El trabajador desleal, se transforma en corrupto. • La pareja infiel se transforma en fornicador/a. • La lealtad del sujeto al beneficio compartido, justo y por igual, posiciona al sujeto, pero la deslealtad del sujeto a la justicia, lo transforma en injusto, en desleal, en traidor, en corrupto. • Por supuesto que existen grados de injusticia, de corrupción y de traición, pero el adjetivo no perdona a ninguno de esos grados. Todos ellos son motivo de su calificación. El término de “ladrón” no depende del cuanto robes, basta con robar para merecerlo. • El sujeto ha de ser siempre leal y obediente al beneficio compartido de manera equitativa y justa. Por esta razón es necesario al emprender cualquier relación, hacer uso del discernimiento prudente para que la relación sea siempre la máxima necesaria para beneficiar a todos. • La máxima necesidad valida, la máxima razón constante e inmanente y el máximo cumplimiento del deber, se tornan norma fundamental de todas y cada una de las relaciones que establecemos.
  13. 13. La relación es como un elástico • Vamos a volver a retomar el tema antes expuesto sobre el celo. • ¿quién no busca y quiere sentirse como él espera?... • ¿quién no busca y quiere sentir confianza o sentirse seguro de sí mismo?... • ¿quién no busca y quiere cumplir con lo que debe?... • Cualquier persona sana, inteligente y responsable, busca ser feliz, sentirse y saberse seguro de sí mismo y sentir que está haciendo lo que debe y eso que debe hacer y está cumpliendo lo realiza en su existencia, eso es lo que a nuestro sentido común le parece lo más justo o acertado. Pero el problema está, en el cómo saber si lo que estoy haciendo es lo que debo o, si lo que debo hacer coopera con el realizarme como ser persona, es decir, si lo que hago me madura o no. • ¿Cómo llegar a conocer si lo que estoy haciendo en este instante coopera con el madurar mi potencial o simplemente estoy perdiendo el tiempo? • Para poder discernir es necesario un estándar comparativo y en este caso no nos queda otro remedio que descubrir cual es nuestro verdadero deber como persona, o cual es el deber del ser auténtico, del ser humano.
  14. 14. ¿cómo ser feliz?
  15. 15. La relación es como un elástico • El sentido común nos dice que debemos crecer en el control y dominio de nuestros actos, esto es lo que hacemos independientemente de que lo creamos o no. • El niño crece en el dominio de sus movimientos de las posturas, del erguirse del caminar, del prensar; crece en el dominio de su motricidad gruesa y de su motricidad fina. Crece en el estar atento y crece en el atender. • En paralelo, crece en el dominio de la prudencia, de la firmeza, de la templanza. • Crece en el apreciar y crece en el crear. Aprecia cosas concretas y descubre las funciones de lo concreto, descubre el qué, el porqué y el para qué de lo concreto, y poco a poco llega a descubrir el qué, el porqué y el para qué de lo abstracto. Aprecia significados en los signos. Desarrolla sistemas de pensamiento. • Y crea signos con significados, crea al apreciar que es válido lo que crea y va complicando sus creaciones en función del desarrollo de sus habilidades, esto es normal. Todos crecemos según este modelo. • Pero, nuestro crecimiento se basa en el desarrollo del ser persona humana. • ¿Porqué desarrollamos la apreciación del qué, del porqué y del para qué de las cosas? ¿Cuál es la cosa más interesante de las que se nos ofrecen? Sin duda alguna ¡Yo!. Yo, tú, él, es la cosa más interesante que existe y el desarrollo del interés en apreciar el qué, el porqué y el para qué de las cosas no es ni más ni menos que para interesarnos en descubrir cual es el qué, el porqué y el para qué de ese más interesante de todo, ese Yo, Tú o El.
  16. 16. La relación es como un elástico • Hay quienes piensan que solo crecen los que tienen plata, educación o suerte, en algunos casos, tener plata, educación o suerte influye en el crecimiento, pero no siempre es así. • Otros piensan que el éxito madura a las personas. Puede ayudar en el crecimiento, pero no siempre madura. • La maduración del ser persona tiene que ver con el dominio de las virtudes y por eso quería volver a retomar el tema del celo. • Celo es el servidor custodio que protege la unidad. Es el sensor de la conciencia que como termostato mantiene la temperatura adecuada en la relación. Pero en ocasiones, para mantener la temperatura adecuada, ha de echar agua al fuego o, ha de verter combustible en él. Sin apagarlo y sin transformarlo en un incendio. Esta es la difícil labor del celo. • Para mantener la temperatura adecuada en las relaciones, la conciencia dispone de otros tres colaboradores: la prudencia, para proteger la elección adecuada, la firmeza, para custodiar la realización de la necesidad adecuada y la templanza, para sortear las dificultades o diferencias en el proceso de realización de la elección adecuada. • Estos tres colaboradores posibilitan el control del celo para evitar el incendio o el apagón emocional.
  17. 17. La relación es como un elástico • Pero estos tres colaboradores han de estar maduros para poder elegir la alternativa adecuada, para poder cumplirla con firmeza y para superar las diferencias sin caer en ellas. • Cualquier habilidad madura en su ejercicio y estas tres maduran del mismo modo. Por eso es importante el dominio del celo emocional, intelectual y motivacional. • El dominio del celo emocional permite la maduración del afecto. • El dominio del celo intelectual posibilita la maduración de la confianza. • Y el dominio del celo motivacional madura el cumplimiento del deber que transforma al individuo en responsable. • Crecer en el dominio de las emociones no es fácil en un ambiente donde se invita a lo contrario, por eso es bueno, en ocasiones, aislarse durante algún tiempo y reflexionar sobre el qué, el porqué y el para qué hago lo que hago, soy lo que soy o quiero lo que quiero. • Todos sabemos que es difícil confiar en quienes no controlan sus emociones, en quienes actúan de modo irresponsable y eso mismo nos lleva a lo contrario, confiamos en quienes controlan sus emociones y actúan en base al cumplimiento del deber. Eso nos dice que se madura cumpliendo con el deber y controlando las emociones.
  18. 18. La relación es como un elástico • Pero, para controlar las emociones es necesario reconocerlas. • Reconocer hasta donde se puede forzar una vibración emocional, requiere de experiencia, no es un imposible, requiere de ejercicio. Pero se puede flexibilizar mejor al comprender cómo operan estas vibraciones. • El celo quiere y espera la unidad, es más, solo existe en la unidad, es conciliador, vincular y confiado, cuando se rompe la unidad el celo se transforma en recelo. El celo une, el recelo acusa, culpa, castiga, separa. • El arte de madurar consiste en cómo evitar que el celo se trasforme en recelo. El arte de la moderación. • Esto no es nuevo, “El hombre que se mantiene en el justo medio lleva el nombre de sobrio y moderado”, dijo Aristóteles filosofo griego del 384ac322ac y Leonardo de Vinci escribió algo interesante sobre el tema: • “loco es aquel que en conseguir no cede lo imposible en su afán: esté su mira en lo posible solo. El sabio aspira a querer nada más que lo que puede. Si a lo posible, nuestro afán excede y así el contento nos convierte en ira, es porque nadie en su deber se inspira, ni el justo imperio a la razón concede. • “Igual virtud es moderarse en el gozo que moderarse en el dolor” dijo Lucio Aneo Séneca 2ac65.
  19. 19. La relación es como un elástico • La sensación más pretendida es la de sentirse feliz. • Somos felices cuando tratamos y se nos trata con afecto, con cariño, con simpatía, con atención, con confianza, con interés, con beneficio, con gusto, con belleza, con armonía con orden. Eso lo sabemos todos muy bien y reconocemos a la persona cuando se siente feliz. Su cuerpo expresa simpatía, alegría, entusiasmo, confianza, bienestar. • Todas estas “píldoras de felicidad” existen contenidas en el embase del afecto. • Si preguntamos qué se entiende por afecto, nos vamos a llevar una sorpresa, la sorpresa del ver cuantas y variadas respuestas existen sobre él. • Preguntemos: • ¿qué consideran ustedes que es el afecto?
  20. 20. El afecto conecta Afecto es entregarse por realizar aquello que el otro, o, los otros necesitan. Si necesitan complacencia se les complace, si necesitan conocimiento se les enseña y si necesitan ayuda se les sirve. El complacer al otro o a los otros vincula, el enseñar o educar al otro o a los otros interesa y crea confianza y el servir al otro o a los otros realiza beneficios en común. Esta reciprocidad conecta a las personas.
  21. 21. La relación es como un elástico • Del uso que hacemos de la palabra 'afecto' en la vida cotidiana, se puede inferir que el afecto es algo que puede darse a otro. • Decimos que "damos afecto" o que "recibimos afecto". Así, parece que el afecto debe ser algo que se puede proporcionar y recibir. • Por el contrario, las emociones ni se dan ni se quitan, sólo se experimentan en uno mismo. Las emociones describen y valoran el estado de bienestar en el que nos encontramos. • En resumen, el afecto es la necesidad que tienen todos los organismos sociales de recibir ayuda y colaboración de sus congéneres para poder sobrevivir. • Afecto es darse por el beneficio del otro para que beneficie al todo. Es dar al otro lo que necesita para su sano desarrollo. Sano desarrollo implica el ser normado y ser normado es ajustarse a la razón que lo hace ser auténtico. Darle la posibilidad de vincularse, de confiarse y de motivarse a realizarse, es hacerlo auténtico, autónomo y cumplido. Es decir, darle amor, verdad y beneficio y recibir del otro lo mismo, amor, verdad y beneficio que nos motive, nos confíe y nos una en el vinculo, en justicia y en cumplimiento del deber de ser auténticas personas. • Afecto, entonces no es querer al otro para sí mismo, sino, querer sincera e incondicionalmente beneficiar al otro, realizándolo. Querer al otro para beneficiarse uno, adquiere bajo esta comprensión la calidad de “defecto” porque se estaría utilizando el “beneficiar al otro” como condición para recibir del otro un beneficio fragmentario. El fragmento cuando no coincide con el ordenamiento natural es un desorden. El enamoramiento para el beneficio propio es un desorden natural.
  22. 22. La relación es como un elástico • Querer beneficiar al otro para beneficiarme yo, se llama egoísmo, relativismo o hedonismo, dependiendo del raciocinio por el cual se le pretende. • El egoísmo no es amor propio, o autoestima, la autoestima es el producto del cómo me valoro, el egoísmo es cómo utilizo al otro para mí. • Todos existimos en una permanente interconexión donde el orden de esta interconexión se desprende del dar y retribuir entre personas, el dar es primero, el recibir es producto consecuente con el qué tanto, qué tan bueno, qué tan cierto o qué tan feliz le hice al otro, que al sentirse motivado, voluntariamente da. • El deber produce beneficio, no es el beneficio antes del deber, la acción produce reacción, no es la reacción antes que la acción. La traslación permite la rotación, no es la rotación antes que la traslación. Aquí hay un dato curioso, la velocidad de traslación de la tierra es de aprox 147000 kilómetros por hora, mientras que la velocidad de rotación es solo de 1666 kilómetros por hora. La velocidad de traslación es igual a la velocidad de rotación por el radio de la circunferencia que gira, luego, siempre es superior a la velocidad de rotación. El todo es siempre por sobre el uno. • Afecto, es darse incondicionalmente por el bienestar del otro, esta es la razón constante entre las especies naturales que produce el beneficio compartido y autosustentable que gobierna el universo. Una vez comprendido esto, el ser humano ha de controlar el celo afectivo. En otras palabras, ha de moderar sus conductas en pro del beneficio incondicional del otro, para que el otro beneficie a todos.
  23. 23. La relación es como un elástico • Querer beneficiar al otro para que me beneficie a mí es un defecto mientras que querer beneficiar incondicionalmente al otro para que beneficie a todos es afecto. Por lo tanto, es necesario moderar las conductas en pro del beneficio incondicional del otro, para que el otro beneficie a todos. • Controlar el celo emocional afectivo obliga a dar lo mejor de uno y lo máximo de lo que tengo al otro para madurarlo, educarlo, o vincularlo, en realidad el afecto obliga a enriquecer al otro incondicionalmente. Eso es lo que se percibe de quienes se recibe afecto. • Se siente uno mejor, más informado, más comprendido, más protegido, más cercano, más capacitado, más necesario, etc etc. • Por eso vemos que la generosidad en las parejas logra una convivencia menos problemática que la convivencia de las parejas que condicionan al otro al gusto de cada uno. El darse incondicionalmente por el beneficiar al otro para que beneficie a todos genera oxitocina, el neurotransmisor que posterga el envejecimiento. • Para que se establezca la unidad entre individuos es necesario que ambos sujeto y objeto compartan la misma conducta del darse incondicionalmente por el bien del otro que beneficia a todos. • Incluso para poder hablar consigo mismo ha sido antes necesario haber hablado con otros. • Sobre esta base podemos moderar el comportamiento del celo y evitar que se transforme en recelo.
  24. 24. La relación es como un elástico • El celo quiere y espera la unidad porque es su servidor custodio, pero cuando algo amenaza esa unidad tienta al celo a adoptar una postura defensiva y esa defensa puede transformar su defensa en ofensa y en ese ofender el celo se transforma en recelo. Recelo es una agresión. • Este mecanismo de defensor en agresor se repite en innumerables ocasiones dentro de una relación y es solo la experiencia en su control lo que hace que unas personas sean más o menos exitosas en la conducta interpersonal acertiva. • El celo es como una cama elástica que reacciona en proporción al peso que cae sobre esta. Si la amenaza de romper la unidad es de importancia, por ejemplo si se amenaza la unidad familiar porque alguien pretende violar a una hija, la respuesta a esa amenaza será superior en intensidad que si se trata de la amenaza a romper la unidad familiar porque un hijo en lugar de acompañarlos al cine decide quedarse en casa estudiando. • El factor riesgo contribuye a intensificar el termostato del celo. • Cuando te quitan algo que posees, un bien cualquiera, un celular por ejemplo, sientes rabia. Esa rabia es una manifestación del celo. Lo que esta rabia dice es:¡ ese objeto era mío, yo estaba unido con él y alguien me desligó del mismo, alguien rompió mi unidad con él! y el celo adopta una postura defensiva, el individuo guarda todo bajo llave, y se transforma en vigilante, y si ve a alguien en actitud de tomar algo, reacciona atacándolo … ¿es eso tuyo?.
  25. 25. La relación es como un elástico • Cuando te quitan o amenazan quitarte un bien físico da rabia, pero cuando te quitan un bien vincular, la rabia se transforma en dolor y ese dolor psicológico puede derivar en cualquier cosa. • El celo emocional ocurre o surge siempre frente a cualquier amenaza de escisión y se transforma en recelo al dejarse tentar y caer en los extremos. • Un ejemplo de escisión emocional que despierta al celo y generalmente lo transforma en recelo es “la pinta del otro” ¿Cuántas veces no hemos sentido ganas de cambiarnos de vereda por la pinta del que viene frente a nosotros? • La pinta del otro no debe transformar a la persona, a sus recursos, habilidades, capacidades, experiencias y demás virtudes en una mera vitrina despreciable. La vitrina solo muestra una porción de la mercancía, para conocer las bondades de la tienda hay que entrar en ella. Claro que la vitrina generalmente es una selección de lo que se considera más atractivo para el otro. Y si la vitrina del personaje nos muestra abandono (irresponsabilidad) incoherencia (irracionalidad) y desagrado (desorden) es lógico aceptar que la conducta del que mira sea de rechazo. A nadie le agrada lo desagradable.
  26. 26. No quiero que me vean en esta pinta
  27. 27. La relación es como un elástico • Otra cosa que despierta el apetito del celo es el encuentro con las “vibras”. • El encontrarse con alguien desmotivado, deprimido, indiferente, desconsiderado, despreciativo, arrogante o irrespetuoso, no agrada a nadie. En ocasiones el lenguaje verbal es más acertivo en la provocación del celo que cualquier respuesta o justificación verbal. • En este caso “las vibras” amenazan la posibilidad normal de establecer la unidad y el celo avisa frente a esta amenaza vibratoria. Mientras se mantiene la posibilidad de conectarse, el celo elastifica su extensión sin ruptura, pero cuando se rechaza a la persona por sus vibras, el celo ya se transformó en recelo. • En este caso es más fácil separase del desagrado que interesarse por las razones que producen tales vibras. Pero la normativa natural en ese caso sería la de mostrar interés por reparar o colaborar en la reparación de los problemas del otro. • Sin el compromiso a la maduración es muy difícil superar la negativa de otro individuo. En especial cuando no lo conoces lo suficiente como para confiar en su respuesta.
  28. 28. La relación es como un elástico • El celo de la esperanza también es uno de los más notorios. Es el celo del que presupone que el otro o la otra debe hacer lo que el espera. Este es el típico celo del enamorado, que aun sin que la pretendida sepa que le gusta, espera que ella le responda con cariño. • Este celo se despierta cuando el otro, del que se espera aprecio confianza o retribución, no responde con lo que se espera de él/ella. • Este tipo de celo es desgastante para quien lo siente, porque no se justifica y peligroso para quien lo padece porque no tiene nada que ver con el o ella. • Otro es el típico celo entre hermanos porque el mayor goza de mayores libertades y el pequeño recibe mayores beneficios. • El celo entre yerno y suegra o nuera y suegra porque muestra preferencias hacia el hijo o hija, o porque la hija muestra preferencias hacia la madre o el padre por sobre el marido o esposa. • Otro celo emocional es el celo profesional que surge cuando el jefe no reconoce los valores del empleado o el empleado no reconoce el valor del jefe. Celos que como el celo por la competencia o los celos por años de desempeño, tienen una raíz emocional vinculativa. • Como antes dijimos, estas conductas son normales y se producen muchas veces, tantas como sean necesarias para desarrollar en nosotros la moderación necesaria como para no darnos ni cuenta de ellas.
  29. 29. La relación es como un elástico • El celo es un servidor custodio y para transformarlo en servidor y en custodio debemos educarlo. • Al celo se le educa con el ejercicio de las virtudes, con el ejercicio de la prudencia, de la firmeza o fortaleza y de la templanza. • Las situaciones que provocan la transformación del celo custodio de la unidad en recelo defensivo u ofensivo son innumerables, lo interesante aquí es reconocer que cuando rompemos con el otro, cuando lo acusamos, lo culpamos, lo atacamos, lo ofendemos o lo despreciamos ya hemos transformado al celo en recelo y ya caímos en la tentación de los extremos. • En ese momento no es el otro el malo de la película eres tú, quien como él rompiste el orden, la unidad, el vínculo, la confianza y la convivencia sana. Perdiste la oportunidad de madurar y has de esperar a otra situación para enfrentar el problema con mejores recursos de los que dispones en este momento. • El rechazar al otro te califica de incapaz, de insuficiente, de inadecuado y esta es la razón por la que se siente uno avergonzado. De estar obrando en consecuencia con la razón de la conciencia constante e inmanente, te sentirías feliz, relajado y tranquilo. Pero cuando transformamos al celo en recelo, aparece un sentimiento extraño que nos pareciera decir: ¡Arrepiéntete! Pero no podemos y ese arrepentimiento lo sentimos propio y nos acusamos, nos avergonzamos al sentir que no fuimos suficiente.
  30. 30. La relación es como un elástico • No hay que tomarse ese sentimiento como bochornoso o insuperable, no. Hay que reconocerse en ello y arrepentirse lo más rápido posible, para evitar que pase el tiempo y en el, la posibilidad de reprocharse. • No se debe reprochar por el ejercicio del crecer, hay que tomárselo, eso sí, en serio. • Debemos entender que la ofensa de uno provoca la defensa del otro y la defensa de uno puede provocar la ofensa en quien incondicional y honestamente quiere beneficiarte. • Generalmente actuamos entre ofensas y defensas y ninguna de estas dos conductas es completamente sana. Uno se defiende cuando se siente ofendido y ofende al defenderse de una ofensa. Esta mecánica es necesario cambiarla socialmente. • Para cambiar estas conductas hay de desarrollar la costumbre del actuar responsable en el cumplir con el deber de establecer la razón justa que produzca la confianza y el vínculo con la razón de ser humano. • También es necesario distinguir entre la ofensa y la dirección y entre la defensa y la corrección para no entrar en conflictos de interés. • Cuando se es inmaduro, puede tomarse la dirección como una ofensa que impide la dirección del inmaduro porque el pretende ir en otro sentido. • En ocasiones la corrección del experto puede ser tomada por el inexperto como excusa defensiva. En ambos casos es necesario ser prudente.
  31. 31. La relación es como un elástico • El celo intelectual o celo frente al conocimiento que no concuerda con el criterio de uno, surge como guerrero protector de las murallas donde se guarda el tesoro de la certeza. • Basta que otro mencione algo distinto a lo que uno considera cierto para que aparezca este guerrero a defender tu criterio. Eso es normal, es normal que aparezca el celo, pero lo anormal es atropellarlo. Por ejemplo: • Yo se que la circunferencia es 3,14 veces la longitud de su diámetro y alguien me dice que encontró una circunferencia que medía solo dos veces la longitud de su diámetro porque era más pequeña que la mía, lógicamente eso no tiene sentido, y aparece una tensión que antes no estaba. • Esa tensión es el producto del servidor custodio de la unidad, del celo, que al sentir amenazado mi criterio, sale a defenderlo con capa y espada. • Si en la defensa de mi criterio no ofendo al postulante el celo cumple su misión y no pasó nada entre nosotros. Pero si en mi defensa lanzo una ofensiva emocional descalificadora, despreciativa, arrogante e impositiva, se declarará una guerra entre nosotros y como consecuencia alguien vencerá y alguien será vencido … ¡ Pero antes de eso éramos amigos!. • En el segundo caso el celo se transformó en recelo, el recelo eliminó al contrario, ya no hay otro, ahora se está solo, el recelo es el camino más corto al egoísmo.
  32. 32. La relación es como un elástico • El celo frente a la arrogancia el plantear el conocimiento, no como cierto, sino como propio de uno, despierta la intención del celo a posicionar la veracidad donde pertenece en la razón y no en el individuo. • Este celo surge también cuando se generaliza, por ejemplo cuando se afirma que tal o cual cosa es la mejor del mundo, o cuando siempre ocurre algo que no siempre ocurre. • El siempre y el todo es solo aplicable a constantes inmanentes, a razones absolutas y utilizarlos para aspectos relativos declaran la inocencia de quienes los utilizan. • Otro tipo de celo que podemos enumerar es el celo frente al indiferente el celo frente al desinteresado, cuando explicas algo y el otro no te pone atención. En ese caso surge la tensión del celo que espera ser reconocido. La indiferencia amenaza con ignorar el conocimiento del otro y lógicamente el otro reclama exigiendo atención. • El celo frente a la descalificación. Todos somos iguales en capacidades y distintos en habilidades. Todos tenemos la capacidad de sentirnos plenos, de reconocernos validos y de reconocer las razones constantes y de realizar cosas buenas y cuando alguien nos descalifica con un es que tu no puedes, o es que tu no vas a saber nunca o es que tu no eres lo suficientemente sensible como para apreciar eso, frente a esas afirmaciones surge el celo a exigir el reconocimiento de los valores propios y el individuo se pone a la defensiva, exigiendo que se reconozca el valor de la persona
  33. 33. La relación es como un elástico • Hasta aquí hemos visto algunos de los problemas que pueden surgir de una relación incorrecta o inadecuada. Por eso es necesario reflexionar hasta encontrar las razones del porqué surgen estas dificultades y ser prudente en el ejercicio de superarlas. • Es necesario reconocer estas “ofensas” o “defensas” como posibilidades para el crecimiento y no como dolores o sufrimientos. • Se sufre al desconocer la mecánica de las mismas, porque en ese caso se cae en la rutina enfermiza del enfrentamiento, de las batallas y las tensiones que generalmente enferman a quien las padecen. • El celo es un arma de doble filo, al controlarlo te madura y al abandonarte y entregarte a él te consume y embrutece. - descanso-
  34. 34. La relación es como un elástico • El celo es, por así decirlo, una fuerza protectora. Es la fuerza protectora de la unidad. El celo aparece cuando la unidad se siente amenazada por alguna circunstancia. El celo es un servidor custodio. Sirve para proteger la unidad. • El celo aparece siempre frente a la amenaza de perder la unidad, la autonomía o la satisfacción. • Veamos esto en detalle. El celo es el sensor del equilibrio, el termostato de la relación, el elástico de los extremos. • El celo posibilita la unidad, la confianza y el vínculo, cuando opera dentro de los límites de la conformidad, de la aceptabilidad o de la recognición, y se transforma en recelo cuando produce desconformidad, desconfianza y rechazo. • Celo es esa fuerza que obliga a conectar con el estado de conciencia propia, conciencia pura o conciencia cósmica. • El celo es el servidor custodio del vínculo, de la confianza y de la unidad. • Como servidor custodio, el vínculo posee selectividad, intencionalidad y poder. • El celo es una fuerza activa, selectiva y juiciosa. • El celo capta la necesidad, reconoce la solución adecuada y satisface a la necesidad. • Somos emisores y receptores de frecuencias que impactan o afectan al inmediato.
  35. 35. propósitopropósito Logro delLogro del propósitopropósito sujetosujeto objetoobjeto LaLa PRUDENCIAPRUDENCIA es el servidores el servidor custodio de lacustodio de la OPCIONOPCION VALIDAVALIDA LaLa FORTALEZAFORTALEZA es el servidores el servidor custodio de lacustodio de la CONSECUCIÓNCONSECUCIÓN COMPLETACOMPLETA DEL LOGRODEL LOGRO LaLa TEMPLANZATEMPLANZA eses el servidor custodioel servidor custodio de lasde las DIFERENCIASDIFERENCIAS ElEl CELOCELO es eles el servidor custodioservidor custodio de la UNIDADde la UNIDAD
  36. 36. ¿Qué es un servidor custodio? • Toda la creación nos sirve de algún modo. Nos sirve para realizar la maduración del dominio sobre nuestras habilidades, nos sirve para reconocer la justicia de sus normas o nos sirve para satisfacer nuestras expectativas emocionales. La creación nos sirve y dentro del ordenamiento de las normas naturales, nos protege. • Sabemos que si cooperamos con el orden natural estamos protegiendo nuestro futuro y si obramos en contra del ordenamiento natural estamos desprotegiendo nuestro futuro, luego, la creación es en sí misma un servidor custodio. • Pero a nivel interno, nuestras expectativas, proposiciones, ideales etc, también están sujetos, regidos o normados por la misma naturaleza universal custodia. Si optamos por la alternativa que coopera en el ordenamiento natural de las especies, nuestra opción es válida, pero si optamos por la alternativa que se opone al ordenamiento natural de las especies, esa alternativa demostrará la imprudencia de quien la optó. • Lo mismo ocurre con la firmeza y la templanza. Siempre y cuando estas actitudes obren en pro de la norma natural son actitudes que producen beneficios, bendiciones o bondades, pero cuando obran en función de una finalidad contraria, nos obliga a la necesidad de rectificarlo, restaurarlo, o resolverlo.
  37. 37. La relación es como un elástico • El Celo reconoce la frecuencia, el estímulo o el impulso amenazante. Reconoce la carencia o la oposición. Reconoce el obstáculo que impide la consecución del logro o reconoce la necesidad de conseguirlo. • El celo además excita, emite frecuencias, impulsa o activa las defensas frente a la amenaza. • Mientras las defensas potencian la unidad, la confianza o el vínculo, el celo es eficiente. Cuando las defensas, se exceden y oprimen al objeto amenazante, el celo desune, desconfía y desvincula al objeto y en ese momento se transforma en recelo. • El celo es una existencia y porque es, es ser. Es una realidad existente sin una morfología que lo limite pero sus funciones se perciben en la conducta del individuo. La realidad del celo se manifiesta de manera inexcusable en las conductas que lo revelan. • Por asociar el significado del -revelar-, el celo es como el bromuro de plata en el papel fotográfico, que no se ve, pero es el que posibilita la sustancialización de la imagen fotográfica. El bromuro no se ve, la luz tampoco, el negativo es una imagen invertida, pero el equilibrio de cada una de estas características producen la consecuente fotografía.
  38. 38. La relación es como un elástico • Si buscamos sinónimos del celo podemos encontrar en el aspecto emocional los siguientes: actividad, diligencia, ahínco, apresuramiento, afán. • En el intelectual: Interés, atención, confiado. • En el conductual: Eficacia, laboriosidad, furia, asiduidad, dedicación, esfuerzo, Pero al mismo tiempo encontramos sinónimos como: Emocional- Indiferencia, frialdad, desatención, inactividad, Intelectual-Desinterés, negligencia, Voluntad-Inconstancia, abandono, Así como conductas celosas: cuidar, vigilar, observar, atender, espiar, custodiar, etc. ¿A qué se debe esta aparente dicotomía? • El celo es el servidor custodio que protege a la unidad, pero como quien protege, y cuida por la seguridad, la eficiencia y la satisfacción del individuo, también es el que lo califica y se califica con él. Por eso es lógico que cuando logra la unidad con el valor, el celo valga, y cuando logra la unidad con el vicio, el celo no valga. • Esto es semejante a la posición del guardia que vigila un banco. Si, en caso de atraco, el guardia sale en defensa del banco, se transforma en héroe, pero si se une a los bandidos se transforma en cobarde. Pero él sigue siendo el mismo guardia. La diferencia entre ser héroe o cobarde se desprende de la elección de alternativa valida o no valida.
  39. 39. La relación es como un elástico • El celo es el servidor custodio de la unidad, algo así como el guardia del banco, que se califica como virtuoso o vicioso, según sea su alternativa • La unidad tiene tres versiones en sí misma a satisfacer al mismo tiempo. La versión emocional, (vínculo) la versión intelectual (confianza) y la versión conductual (conformidad). • Emocionalmente pretendemos la satisfacción, intelectualmente pretendemos el valor absoluto, y conductualmente pretendemos el cumplimiento de la eficiencia. El celo surge cuando alguna de estas tres gracias se encuentran frente a la posibilidad de no establecerse plenamente. • El celo surge frente a la posibilidad del deterioro del desconcierto, del descriterio o del desvinculo. • El celo se despierta cuando necesitamos, cuando nos interesamos o cuando nos motivamos por algo o por alguien, en otras palabras, por carencia. Pero también surge por oposición, cuando algo se interpone en nuestro camino. • La relación normal implica un dar y un recibir en su justa medida. Cuando no se da, porque se carece de recursos, o cuando no se recibe lo que es justo, aparece el celo para exigir lo que corresponde, por esta razón, decimos que el celo es el termostato de la justa medida. Y, aparece cuando no se da lo suficiente o cuando no se recibe lo que corresponde. Pero, también aparece frente a la amenaza del desajuste, o, frente a la amenaza del desorden. • Esto significa que está despierto siempre que actuamos.
  40. 40. La relación es como un elástico • Pero cuando necesitamos en extremo, por ejemplo, cuando tenemos falsas expectativas, cuando necesitamos el 7 en la prueba, el trabajo al que postulamos, el millón para los gastos, en esos momentos, el celo surge para cuidarte del exceso, y en ese cuidarte del exceso es fácil que se opte por la necesidad extrema y el celo se transforme en recelo. A la virtud del empeño, en el vicio del desempeño. Y es por eso, que nos sentimos angustiados. • Cuando encontramos desconfianza en un criterio; cuando algo no nos coincide con nuestros valores, cuando escucho algo que no creo que corresponda con la realidad. En ese instante se despierta el celo protector para custodiar tu criterio. Pero tienes que cuidar de no llevarlo a los extremos. Porque la humildad del querer saber, puede transformarse en irreverente exigencia del deber, o en soberbia, orgullo, vanidad, presunción, altivez. Etc… Y en ese caso el celo se transforma en recelo y la virtud en vicio. • Cuando sientes que alguien te descalifica, te desposiciona, te desmerece. Cuando alguien te dice que no sirves; o por el contrario, cuando deseas en extremo a alguien o a algo, el celo se despierta para protegerte de los extremos, para que no quieras al otro para ti, sino para su beneficio. Quererle para ti no es bueno, quererle para beneficiarle a él si lo es. • El celo lo sabe, pero cuando la conciencia del individuo no es madura, puede elegir el quererlo para si, y en ese caso el celo se extralimita transformándose en recelo. Solo nos pertenece aquello que poseemos. Y no podemos poseer nada más que el valor de lo cumplido, de la verdad y del vínculo.
  41. 41. La relación es como un elástico • La conciencia es constructiva, madura de acuerdo a un proceso de acumulación de desarrollo estableciendo estructuras posicionales causa -efecto, sujeto- objeto. Pero el celo, ni crece ni disminuye, es únicamente una función. • La conciencia mejora o empeora, confía o desconfía, crece o decrece, pero el celo no posee esas atribuciones. El celo es una función que se ejecuta cuando la circunstancia lo amerita, pero como función es siempre operativa. • El celo es en algún grado similar a cualquier reacción química. El celo se produce cuando la aparición de una amenaza alcanza el circuito de su sensibilidad. Cuando los sensores del celo perciben la indicación de una amenaza surge la tentación de eliminarla. En este sentido el celo es el guerrero leal que lucha frente al enemigo por la defensa de los intereses de la conciencia a la cual defiende. • El celo no es ni bueno ni malo, es una simple operación. Es como el corte del cuchillo, que es bueno cuando corto la piel de la manzana y malo cuando me corto un dedo con él. • El celo es meramente una reacción.
  42. 42. La relación es como un elástico • El celo es el servidor custodio de la unidad vertical entre una causa y su efecto y de la unidad horizontal entre un sujeto y un objeto. • El celo enlaza, concilia y vincula al deber con el beneficio, al autor con su trabajo, en su justa medida. • Para impedir la desconfianza, la desvinculación o la desconexión, el celo dispone de un sistema de alarma, de un mecanismo de defensa o protección. Este mecanismo es como un termostato catalizador, que regula el buen funcionamiento de la unidad. • Este termostato ajusta y regula el enlace vincular para que las diferencias entre sus complementariedades, sean diferencias respetables, razonables y responsables. Pero cuando estas diferencias no son responsables, no son razonables o no merecen respeto, surge la emisión alarmante de una tensión extraordinaria para proteger la unidad en el respeto, y en la razón responsable. • El sistema de protección del celo responde alarmado frente a la amenaza a desunir, a desconfiar o a desvincular, con los únicos elementos de que dispone, es decir, responde con más afecto, con más verdad o con más poder. Lo que transforma a la necesidad en exigencia y a la libertad del objeto en imposición. Por lo tanto, el objeto responde con tensión extraordinaria a la tensión extraordinaria del celo.
  43. 43. La relación es como un elástico • El encuentro con la tensión proveniente del objeto amenazante, despierta en el celo la actitud defensiva de protegerse intensificando su postura. Lo que transforma al poder en violencia, a la razón en prepotencia y a la unidad en muralla protectora. Esta actitud es recibida por el objeto como exigencia. • Exigirse a si mismo es signo de diligencia, pero exigir a alguien es imponerse por sobre el otro privándole de libertad. • El objeto exigido no responde libremente, sino que responde presionado y esa presión le despierta el celo a protegerse. • Un sujeto a la defensiva, frente a un objeto a la defensiva es una situación de ataque inminente. Y en eso termina la situación celosa, en agresión. • La sobre exigencia del celoso, es recibida como imposición por el amenazante y la respuesta al celoso es tensa, esa tensión recibida por el celoso obliga a este a rechazar la postura del amenazante con lo cual transforma al celo en recelo. • Esta dinámica se transforma en una tensión en cadena que desvincula y desune a ambos. • En este caso, el celoso que percibe la amenaza debe reconocer la tensión como insuficiencia en el otro y aceptando esa insuficiencia ha de responder con más cuidado, con más raciocinio y con más atención. • El sujeto que percibe la amenaza ha de seducir con más afecto, persuadir con más raciocinio y motivar con más ejemplos de bondad.
  44. 44. El celo es una simple reacción que puede transformarse en explosiva
  45. 45. La relación es como un elástico • Pero el celo no crece ni decrece, únicamente responde adecuadamente con los impulsos o estímulos necesarios para proteger la unidad, la confianza o el vínculo. Y por sobre el poder de la reacción del celo, la conciencia valida o no la respuesta del impulso o del estímulo. • De modo similar al tiritar, que es una reacción al frío, donde el individuo puede en cierto grado entregarse al temblor corporal o reprimir voluntariamente el sonido de los dientes, así la conciencia puede abandonarse a la reacción del celo o dominarlo. • El celo se despierta por oposición o por carencia. • Cuando algo se opone en nuestro camino surge el celo para proteger nuestra intención y cuando se siente la carencia de algo surge el celo para remediarlo. El sentirse celoso de algo o de alguien no tiene nada malo. Es bueno ser celoso de tus vínculos, de tus conocimientos y de tus actos. • Siempre y cuando el celo no se extreme, el celo es bueno, es protector custodio. • ¿Cómo darse cuenta de si se está siendo celoso o receloso? • El celo es el termostato que garantiza la unidad, la confianza y el vínculo. Pero en ese logro de la unidad, puede en exceso, transformarse en causal de ruptura por agobio. El celo es el termostato que garantiza la confianza, pero el exceso de confianza puede transformarse en ingenuidad, en crédulo o en incauto. El celo es el termostato que garantiza el vínculo, pero el exceso de vínculo se puede transformar en egoísmo.
  46. 46. RECELORECELO CELOCELO RECELORECELO EGOISMOEGOISMO VINCULOVINCULO ODIOODIO SOSPECHASOSPECHA CONFIANZACONFIANZA DESCONFIANZADESCONFIANZA RECHAZORECHAZO UNIDADUNIDAD INDIFERENCIAINDIFERENCIA ANSIEDADANSIEDAD MODERACIONMODERACION ANGUSTIAANGUSTIA CORRECTOCORRECTOINCORRECTO INCORRECTO
  47. 47. La relación es como un elástico • Sabemos que hemos caído en el recelo, cuando se desvincula a la persona, cuando se descriteria a la persona, o cuando se descalifica a la persona. Siempre que se produce el rechazo de la persona, por las sensaciones que produce, por las versiones que reconoce validas o por su conducta, hemos caído en posesión del recelo. • El celo construye la unidad, el recelo destruye la unidad. El recelo surge cuando se cae en la tentación que amenaza la unidad. Cuando se da más importancia a evitar la tentación que a reforzar la unidad. En el recelo se extrema tanto el poder de rechazar a la tentación, que se abandona al objeto (a la persona) y por lo tanto lo pierde. • Este punto es muy importante de reconocer. • El celo se despierta para proteger la unidad, pero el celo no tiene la capacidad de desvincularse de la unidad. Surge para unirse más, y no para rechazar lo que no puede rechazar, porque es custodio de la unidad. Quien rechaza a la amenaza no es el celo, es la insuficiencia de la conciencia inmadura. La conciencia inmadura utiliza el celo para desvincularse del portador de la amenaza, y esa conducta transforma al celo en recelo. • El recelo desvincula, desacredita y rechaza. El problema surge cuando por rechazar un criterio, se rechaza a la persona; cuando por rechazar a una conducta se rechaza a quien la realiza; cuando por rechazar una sensación se rechaza a quien la produce.
  48. 48. La relación es como un elástico • Tanto el celo custodio de la unidad, como el recelo, destructor de la relación han de ser debidamente controlados por la conciencia del individuo. • La conciencia reconoce que cada individuo es una biblioteca andante, un potencial sinfín de sensaciones y un museo de creatividad. Por lo tanto la conciencia no quiere perderse a esa persona. Entonces ¿cómo superar el recelo? • Cuando sientas que estás perdiendo al individuo por su opinión, párate en ese mismo instante y témplate. Permite su opinión a pesar de que la sabes falsa. Dale un tiempo a la relación hasta que se te haya bajado la tensión y rectifica la opinión con un, por ejemplo: Respeto tu opinión, a pesar de que me habían dicho lo contrario, o tu opinión es interesante pero no creo que a los que opinan lo contrario les agrade, o interesante tu punto de vista, voy a tener que analizarlo. Cualquier cosa, menos. “Yo no lo creo, o, yo pienso lo contrario, o yo opino que estás equivocado”. Estas tres frases son recelosas, rompen la relación al oponerse al otro. En lugar de esto es menos agresivo utilizar lo siguiente: • “Me cuesta creerlo” “Mi experiencia me indica lo contrario” “Las razones por las que yo expongo esta postura son:” • El tono de voz también es importante y la actitud. Si el otro recibe una actitud despreciativa, arrogante o descalificativa … ¡Ya caíste en el extremo! Y el celo se transforma en recelo.
  49. 49. La relación es como un elástico • Cuando ves en el otro una conducta insuficiente, no lo descalifiques, no lo insultes o recrimines, recuerda que no es él el incapaz, fue su conducta. Concentra tu tensión en demostrar cómo debe ser la conducta apropiada sin descalificar a la persona. Motiva con el ejemplo, y no con el insulto. No acuses, ni te quejes. • Cuando sientas del otro malas vibraciones, tensión, angustia, ansiedad, no lo rechaces, lo que espera es ser acogido, no lo desprecies. Lo que siente es producto de algo que lo está causando, no es él o ella la causa de sus tensiones. Busca cual es el origen de sus extremos y vincúlate con él o con ella para resolverlos. Si rechazas a la persona que exige el orden y la unidad y que por eso está tensionada. ¿Qué piensas que va a ocurrir contigo cuando por escasez de unidad estés enrabiado? • El celo se supera acogiendo, comprendiendo y compartiendo con quienes amenazan tu unidad. • La rabia no es más que el sentimiento que surge cuando algo no está bien. Ese -no está bien- hay que respetarlo. Los sentimientos no son como se ofrecen sino como se reciben. Y no todos los recibimos, ni los expresamos de igual manera. • El sentir ha de expresarse, pero no todo lo que se expresa, merece ser aceptado recibido, o compartido.
  50. 50. La relación es como un elástico • La sobreexigencia opera siempre por carencia. • La queja, la acusación, la rabia, el garabato, el insulto, son solo manifestaciones del celo por carencia. • Lo que se está informando con el insulto, con la rabia, o con la acusación es: • Me duele, me siento desconfiado, me siento insuficiente, inseguro e intranquilo. Tengo problemas para dominarme, o tengo miedo de no poderte controlar. Eso es lo que informamos con nuestra manifestación de rabia, de insultar o de despreciar al otro. • En el fondo le estamos haciendo notar que estamos carentes de algo y que no aceptamos el duelo o sacrificio necesario para lograrlo. • En lugar de asumir el duelo, o el esfuerzo necesario para solucionar la tensión, o el problema, proclamamos al mundo nuestro dolor. La rabie es un : “¡escucha, mira cuanto me duele!” • El problema en esto, es que aquel que reconoce el origen de la rabia, va a identificar tu insuficiencia, y en ese sentido, pierdes la confianza que tenías con él, porque te reconoce inmaduro. • La rabia, la queja o el desprecio hay que controlarlos. Y en lo posible, manifestarlos en secreto, pero de ningún modo compartirlos.
  51. 51. La relación es como un elástico • Es necesario comprender que el celo surge por algo que se nos opone en el camino de lo que deseamos hacer o por sentir la carencia de algo que deberíamos de tener. • El extremo por carencia, más que recelo se entiende por angustia, ansiedad o envidia. • Tanto la envidia como la rabia son producto del sentirse insatisfecho. Son derivados del celo y son, en cierta porción similares al recelo. Desvinculan, y desunen . • El egoísmo, el nihilismo y la competitividad han sido elevados a la posición de endiosamiento contemporáneo. Producto del descontrol del celo. • Ser egoísta y procurar lo mejor para sí mismo es una conducta envidiada por muchos. El ser más, el saber más y el tener más para uno, es alabado y glorificado por las masas populares. Producto del descontrol del celo. • En este ambiente contemporáneo, se hace urgente una reforma moral, ética y estética. Reforma que transforme a la competitividad en servicio incondicional colectivo, al nihilismo escéptico en creyente convencido, y al egoísta en practicante del afecto absoluto es decir, valido siempre y para todo. • Para iniciar esta reforma, es necesario antes controlar el celo. Es natural el darlo todo DAR ES NATURAL RECIBIRLO TODO También es natural. El sujeto ha de DAR-lo todo, para que el objeto se sienta satisfecho. Cuando no se le da todo, el objeto no se siente satisfecho y exige lo que le falta. Esa exigencia es celo por carencia. El celo por carencia surge del sentir que no se le ha realizado por completo, que no se le ha dado todo
  52. 52. La relación es como un elástico SUJETO OBJETO PROPOSITO CONSECUENCIA DAR RECIBIR NO TODO - POR CARECER DE RECURSOS SUFICIENTES NO TODO LO SUFICIENTE PARA REALIZARSE CELO POR CARENCIA SUJETO OBJETO PROPOSITO CONSECUENCIA DAR RECIBIR ALGO SE INTERPONE ENTRE AMBOS QUE IMPIDE EL DAR ALGO IMPIDE EL RETRIBUIR CELO POR OPOSICION o por DAÑO EL SENTIR LA POSIBILIDAD DE QUE ESTO OCURRA, ES SUFICIENTE PARA DESPERTAR EL CELO. CUALQUIER AMENAZA AL ORDEN DESPIERTA EL CELO POR CONSERVARLO. CUALQUIER AMENAZA AL ORDEN
  53. 53. La relación es como un elástico • En un ambiente donde el recelo brilla y sacude el ánimo de las personas, es necesario una educación profunda y una capacitación sobre el dominio del celo. • El celo como servidor custodio de la unidad, es un agrado, pero cuando se extrema y se transforma en recelo, es un fastidio. • El celo extremo, cuando provoca el recelo del objeto, se transforma en agresión. • Existen numerosos tipos agresión anímica, tan dañinas o más, que las agresiones verbales o físicas. • El ignorar arrogantemente al otro puede despertar un recelo tan intenso que la persona que padece de esta agresión puede llegar al extremo de llorar de dolor. • La ironía, la burla descalificadora, la mirada insinuosa, son agresiones anímicas. DAR ES NATURAL Y BUSCA SIEMPRE EL DARSE POR COMPLETO EN CONSECUENCIA, RECIBIR TAMBIEN ES NATURAL Y SE ESPERA RECIBIR TODO HASTA ESTAR COMPLETO. “Recibir no es tomárselo”. LA CONCIENCIA HUMANA QUE ES EL SENTIDO DE LO COMPLETO, EXIGE SIEMPRE LO QUE ES DIGNO DE LA CONCIENCIA HUMANA, EXIGE SIEMPRE: LO COMPLETO NO HAY NADA MALO EN EXIGIR LO QUE CORRESPONDE. PERO CUANDO LA EXIGENCIA SE TRANSFORMA EN IMPOSICIÓN, SE PASA A LLEVAR A LA INCONDICIONALIDAD NATURAL, Y LA NECESIDAD SE TRANSFORMA EN ANSIEDAD O ANGUSTIA. La expectación se transforma en el temor a perderlo, la necesidad se transforma en ansiedad y el temor a perderlo en angustia. En este caso el celo conservador se transformó en revolucionario, en recelo desposicionador. Se priorizó el ego por sobre el todo. Y surge, o aparece el conflicto.
  54. 54. La relación es como un elástico • Cuando en una conversación elevamos el tono de voz con una actitud impositiva agredimos al otro. • La discriminación por raza, por nacionalidad, por lengua, por cultura, por clase, por edad, por costumbre, por color, es una ofensa que agrede a la persona, esa agresión es una manifestación del celo extremo. • El egoísmo, la arrogancia, la descalificación, la acusación, son manifestaciones de celo extremo. • El celo anímico proyectado hacia los hijos, el negarles su independencia, su autonomía y su cumplimiento responsable son manifestaciones del celo extremo. • El pretender que te crean sin explicar razón alguna del porqué, es una imposición extrema del celo. • El ¿Y cómo no crees eso, si todo el mundo lo cree? Es una agresión intelectual ¿Y porqué debía creerlo sin ninguna razón? El intelecto busca razones, no justificaciones compartidas por un grupo. No todo lo que todos creen responde a la razón absoluta y eterna. El egoísmo termina con nosotros
  55. 55. La relación es como un elástico • El celo conductual tiene muchas y variadas manifestaciones: • En el juego por ejemplo el celo se transforma en recelo en las faltas. La falta es un extremo del celo. • El garabato, la rabia, la competitividad y la violencia son extremos del celo. • Negar la palabra a un compañero, la sonrisa irónica, la mirada perdida frente al consejo son conductas donde el celo se extrema y se transforma en recelo. • Recelo es sospecha, desconfianza, temor. En este estado de ánimo no puedes vincularte, confiar o unirte con el otro. • La trasformación del celo protector custodio de la unidad, de la confianza y del vinculo en recelo sospechoso, desconfiado y temeroso, no se manifiesta hasta consumado el error. • La manifestación del recelo se establece en la ruptura, en el desconfiar o en el desvincularse. • Hasta ese extremo el celo se mantiene como protector. • Sabemos que hemos caído en el recelo cuando el otro se nos desvincula, desconfía de nosotros o se nos separa.
  56. 56. La relación es como un elástico La trasformación del celo protector custodio de la unidad, de la confianza y del vinculo, en recelo sospechoso, desconfiado y temeroso, no se manifiesta hasta consumado el error. La manifestación del recelo se establece en la ruptura, en el desconfiar o en el desvincularse. Hasta ese extremo el celo se mantiene como protector. Sabemos que hemos caído en el recelo cuando el otro se nos desvincula, desconfía de nosotros o se nos separa. El recelo produce dolor, desconfianza y rechazo. El sujeto que experimenta el recelo, ha de asumir el dolor con el duelo que corresponda a dicho dolor, lo que no se debe hacer es quejarse. Quejarse es informar del dolor, no es solucionarlo o absorberlo, es meramente el indicar que duele. Los niños hacen eso durante el periodo de desarrollo y en su caso es necesario aceptarlo, porque no disponen de los recursos necesarios para absorber el duelo, pero el hombre maduro no puede quejarse, porque al quejarse desposiciona al causal del dolor, lo rechaza con su queja y de ese modo no absorbe su dolor, ni satisface al duelo necesario para reparar la situación. ¿Es normal no dominar el celo? No dominar el celo es un acto de inmadurez. El intelecto humano está capacitado para dominar el celo, pero para ello, debe reconocer y comprender todos los resquicios de su proceso.
  57. 57. La relación es como un elástico La conciencia humana tiene la capacidad de dominar el celo. Es más,La conciencia humana tiene la capacidad de dominar el celo. Es más, el dominio del celo califica el grado de madurez del individuo.el dominio del celo califica el grado de madurez del individuo. CuantoCuanto más y mejor se controla el celo, más responsable y maduro semás y mejor se controla el celo, más responsable y maduro se muestra el individuo.muestra el individuo. El mecanismo del celo es muy simple: Deseo sentirme bien, seguro yEl mecanismo del celo es muy simple: Deseo sentirme bien, seguro y confiado.confiado. De pronto, alguien amenaza mi estabilidad con algo, un gesto, unDe pronto, alguien amenaza mi estabilidad con algo, un gesto, un significado, un objeto etc. Surge la necesidad de protegerme (celo)significado, un objeto etc. Surge la necesidad de protegerme (celo) para protegerme rechazo al personaje y con ello, el personaje se sientepara protegerme rechazo al personaje y con ello, el personaje se siente rechazado y rechaza mi rechazo porque también espera estar seguro,rechazado y rechaza mi rechazo porque también espera estar seguro, confiado y bien. Ambos nos separamos y el celo protector de cada unoconfiado y bien. Ambos nos separamos y el celo protector de cada uno nos pone en la situación de rechazados (recelo).nos pone en la situación de rechazados (recelo). En esta mecánica hay un error. El afectado, en lugar de evitar el objeto,En esta mecánica hay un error. El afectado, en lugar de evitar el objeto, el significado o el impulso amenazante, rechazó al personaje.el significado o el impulso amenazante, rechazó al personaje. Toda exigencia al otro, ha de ser eliminada u omitidaToda exigencia al otro, ha de ser eliminada u omitida. Exigir al otro. Exigir al otro es privarle de su libertad, eses privarle de su libertad, es imponerleimponerle y eso no es nunca bieny eso no es nunca bien recibido. Lo mejor en ese caso, es exigirse a uno mismo la respuestarecibido. Lo mejor en ese caso, es exigirse a uno mismo la respuesta más seductora, más persuasiva o, más adecuada al caso.más seductora, más persuasiva o, más adecuada al caso.
  58. 58. La relación es como un elástico El sujeto puede darse completamente con todo su ser en laEl sujeto puede darse completamente con todo su ser en la relación a un objeto, otro individuo, y este, puede no responder.relación a un objeto, otro individuo, y este, puede no responder. Existen varias posibilidades:Existen varias posibilidades: 1- que el individuo en la posición de objeto exija ser satisfecho.1- que el individuo en la posición de objeto exija ser satisfecho. Se queje, le acuse, le exija con vehemencia, etc.Se queje, le acuse, le exija con vehemencia, etc. 2- que el individuo en la posición de objeto exija ser convencido.2- que el individuo en la posición de objeto exija ser convencido. Que exija una explicación, una demostración, una razón.Que exija una explicación, una demostración, una razón. 3- que el individuo en la posición de objeto exija ser realizado.3- que el individuo en la posición de objeto exija ser realizado. Exija más de lo ofrecido, más eficiencia, más cumplimiento.Exija más de lo ofrecido, más eficiencia, más cumplimiento. 4- que el individuo en la posición de objeto, se oponga al sujeto.4- que el individuo en la posición de objeto, se oponga al sujeto. Se violente, se enfrente o lo desprecie.Se violente, se enfrente o lo desprecie. 5-que el individuo en la posición objeto, ignore al sujeto.5-que el individuo en la posición objeto, ignore al sujeto. Que no lo reconozca valido, que no concuerde con él.Que no lo reconozca valido, que no concuerde con él. 6-que el individuo en la posición objeto, no responda al sujeto.6-que el individuo en la posición objeto, no responda al sujeto. Simplemente permanezca pero sin retribuir.Simplemente permanezca pero sin retribuir. En todos y cada uno de estos casos el sujeto ha de cuestionarseEn todos y cada uno de estos casos el sujeto ha de cuestionarse si carece de recursos necesarios para satisfacer al objeto o sisi carece de recursos necesarios para satisfacer al objeto o si por el contrario es el objeto sobreexijente.por el contrario es el objeto sobreexijente. El sujeto ha de reconocer cual es la cusa de la respuesta delEl sujeto ha de reconocer cual es la cusa de la respuesta del objeto y tomar las medidas adecuadas para cumplir con su laborobjeto y tomar las medidas adecuadas para cumplir con su labor de darse por el beneficio del otro.de darse por el beneficio del otro. EL OBJETO PUEDE OPONERSE, NO RECONOCER, O NOEL OBJETO PUEDE OPONERSE, NO RECONOCER, O NO RESPONDER AL SUJETO.RESPONDER AL SUJETO. SE OPONE IGNORA NO RESPONDE
  59. 59. La relación es como un elástico Es importante darse cuenta de que en el periodo de la adolescencia, el joven adolece, esEs importante darse cuenta de que en el periodo de la adolescencia, el joven adolece, es decir carece del modelo de dominio sobre el celo y los instintos. Carece de la experienciadecir carece del modelo de dominio sobre el celo y los instintos. Carece de la experiencia del amor justo y por lo mismo no tiene argumentos convincentes para demostrar la justiciadel amor justo y por lo mismo no tiene argumentos convincentes para demostrar la justicia del acomodo intergenital verdadero. Y carece del ideal realizado, y por lo mismo puededel acomodo intergenital verdadero. Y carece del ideal realizado, y por lo mismo puede perder su orientación y su fe en el ideal con suma facilidad.perder su orientación y su fe en el ideal con suma facilidad. La realidad nos dice que la adolescencia es un periodo de fragilidad. Un periodo en el queLa realidad nos dice que la adolescencia es un periodo de fragilidad. Un periodo en el que el joven puede construirse o destruir su pureza.el joven puede construirse o destruir su pureza. Pero el raciocinio demostrativo sobre la pureza no lo tiene el joven adolescente porque noPero el raciocinio demostrativo sobre la pureza no lo tiene el joven adolescente porque no lo ha establecido aún. Por eso debe conservar la fe en el ideal de la creación hastalo ha establecido aún. Por eso debe conservar la fe en el ideal de la creación hasta realizarlo en experiencia y tras esa experiencia podrá comprender la justicia del mismo.realizarlo en experiencia y tras esa experiencia podrá comprender la justicia del mismo. La pureza no se recupera, una vez que la pierdes, no tienes posibilidad alguna deLa pureza no se recupera, una vez que la pierdes, no tienes posibilidad alguna de restaurarla. Por ser irrestituible es necesario protegerla a toda costa.restaurarla. Por ser irrestituible es necesario protegerla a toda costa. El establecimiento puro del matrimonio es aquel que por beneficiar siempre a todos, noEl establecimiento puro del matrimonio es aquel que por beneficiar siempre a todos, no perjudica nunca a nadie, esto que parece un trabalenguas sin sentido tiene mucho delperjudica nunca a nadie, esto que parece un trabalenguas sin sentido tiene mucho del mismo cuando se entiende.mismo cuando se entiende. Si el matrimonio se realiza sobre el consentimiento de los padres de la pareja y sobre laSi el matrimonio se realiza sobre el consentimiento de los padres de la pareja y sobre la base de la maduración en el dominio del celo y de los instintos por parte de losbase de la maduración en el dominio del celo y de los instintos por parte de los postulantes al matrimonio, el matrimonio tiene más posibilidades de ser beneficioso parapostulantes al matrimonio, el matrimonio tiene más posibilidades de ser beneficioso para todos. Y si además, los postulantes al matrimonio están orientados en el establecimientotodos. Y si además, los postulantes al matrimonio están orientados en el establecimiento del ideal de la creación y responsablemente determinados a cumplirlo, las posibilidades dedel ideal de la creación y responsablemente determinados a cumplirlo, las posibilidades de éxito son mayores que las de quienes establecen un enlace intergenital prematuro.éxito son mayores que las de quienes establecen un enlace intergenital prematuro. El enlace intergenital prematuro es aquel que se establece sin la autorización yEl enlace intergenital prematuro es aquel que se establece sin la autorización y consentimiento paterno y sin el haber madurado en el control y dominio del celo y losconsentimiento paterno y sin el haber madurado en el control y dominio del celo y los instintos. Si no tiene control del celo o de los extremos en la relación no podrá mantenerinstintos. Si no tiene control del celo o de los extremos en la relación no podrá mantener relaciones normales con sus pares y sin el dominio sobre los instintos podrá enfermarserelaciones normales con sus pares y sin el dominio sobre los instintos podrá enfermarse por los excesos y ser infiel a la pareja en cualquier momento. Este es un punto importantepor los excesos y ser infiel a la pareja en cualquier momento. Este es un punto importante que determina la seguridad o inseguridad de la mujer.que determina la seguridad o inseguridad de la mujer.
  60. 60. La relación es como un elástico • En el origen de nuestros antepasados, un adolescente debió sentirse atraído, interesado y motivado aEn el origen de nuestros antepasados, un adolescente debió sentirse atraído, interesado y motivado a descubrir el amor con su compañera. En esa atracción, debió existir algún encanto que motivara su interésdescubrir el amor con su compañera. En esa atracción, debió existir algún encanto que motivara su interés por consumarlo. Es lógico pensar que si se dirige el joven en alguna dirección es por alguna razón quepor consumarlo. Es lógico pensar que si se dirige el joven en alguna dirección es por alguna razón que justifique su recorrido.justifique su recorrido. • Pero también es lógico pensar que si el efecto de esa consumación no fue lo suficientemente vincular comoPero también es lógico pensar que si el efecto de esa consumación no fue lo suficientemente vincular como para mantener a sus descendientes en la unidad de costumbres, criterios y finalidades, algo, no lopara mantener a sus descendientes en la unidad de costumbres, criterios y finalidades, algo, no lo suficientemente maduro, no lo adecuadamente justo y no ejemplar a imitar debió ocurrir.suficientemente maduro, no lo adecuadamente justo y no ejemplar a imitar debió ocurrir. • Ese antepasado adolescente de nuestra tribu, debió sentir la carencia del amor para procurarlo del otro, suEse antepasado adolescente de nuestra tribu, debió sentir la carencia del amor para procurarlo del otro, su compañera. Este sentimiento es compartido por todos los adolescentes hombres.compañera. Este sentimiento es compartido por todos los adolescentes hombres. • En un momento de su desarrollo, el adolescente siente que el amor de sus padres es comparativamenteEn un momento de su desarrollo, el adolescente siente que el amor de sus padres es comparativamente inferior al producto del ideal de la creación. Esa realidad es cierta y no hay ningún error en ello. Cuando elinferior al producto del ideal de la creación. Esa realidad es cierta y no hay ningún error en ello. Cuando el adolescente adquiere la noción del ideal, adquiere en potencia la recognición del beneficio del mismo y esadolescente adquiere la noción del ideal, adquiere en potencia la recognición del beneficio del mismo y es este beneficio el que lo impulsa a obrar en su esperanza de lograrlo.este beneficio el que lo impulsa a obrar en su esperanza de lograrlo. • Pero el ideal es en ese momento solo un potencial, no una experiencia y para concretar la experiencia delPero el ideal es en ese momento solo un potencial, no una experiencia y para concretar la experiencia del ideal, el adolescente debe madurar su lealtad filial con el padre (en la posición del verdadero paternazgo).ideal, el adolescente debe madurar su lealtad filial con el padre (en la posición del verdadero paternazgo). • Sin la experiencia de la maduración en la filialidad, no tiene cómo justificarse hijo y consecuentemente noSin la experiencia de la maduración en la filialidad, no tiene cómo justificarse hijo y consecuentemente no tiene como justificarse hermano. Una vez establecido el vinculo filio paternal en la fidelidad del hijo, puedetiene como justificarse hermano. Una vez establecido el vinculo filio paternal en la fidelidad del hijo, puede iniciar el proceso de realización del vinculo fraterno conyugal con su pareja, pero no puede establecer eliniciar el proceso de realización del vinculo fraterno conyugal con su pareja, pero no puede establecer el vinculo fraterno sin haber establecido previamente el vinculo filio paternal. Es decir sin haber madurado lavinculo fraterno sin haber establecido previamente el vinculo filio paternal. Es decir sin haber madurado la fidelidad al padre, no puede justificarse hijo y por lo mismo, no puede establecer el vinculo fraternal con sufidelidad al padre, no puede justificarse hijo y por lo mismo, no puede establecer el vinculo fraternal con su pareja en la posición de hermana todavía. Sin esa experiencia de haber madurado el vínculo fraternalpareja en la posición de hermana todavía. Sin esa experiencia de haber madurado el vínculo fraternal respetando, en justicia y unidad con su pareja, la pureza de su autenticidad, no puede asumir larespetando, en justicia y unidad con su pareja, la pureza de su autenticidad, no puede asumir la construcción del vínculo conyugal con ella.construcción del vínculo conyugal con ella. • En otros términos, sin el logro del dominio sobre el apetito intergenital prematuro, el joven adolescente noEn otros términos, sin el logro del dominio sobre el apetito intergenital prematuro, el joven adolescente no puede justificar su calificación como maduro en el dominio, en la justicia y en la finalidad original de serpuede justificar su calificación como maduro en el dominio, en la justicia y en la finalidad original de ser auténtico. Así como sin el control y dominio de los extremos emocionales, intelectuales y motivacionales,auténtico. Así como sin el control y dominio de los extremos emocionales, intelectuales y motivacionales, tampoco puede garantizar la moderación en sus conductas.tampoco puede garantizar la moderación en sus conductas. • Sin una finalidad vincular auténtica y sin los recursos de dominio, conocimiento y maduración de las virtudesSin una finalidad vincular auténtica y sin los recursos de dominio, conocimiento y maduración de las virtudes necesarias para su consecución, el joven adolescente carece de la calificación de ser maduro paranecesarias para su consecución, el joven adolescente carece de la calificación de ser maduro para emprender el recorrido de su propia construcción y de la de su familia. Y por lo tanto no debería emprenderemprender el recorrido de su propia construcción y de la de su familia. Y por lo tanto no debería emprender la conducción de quienes no están orientados en la finalidad autentica.la conducción de quienes no están orientados en la finalidad autentica.
  61. 61. La relación es como un elástico • Es lógico pensar que el desarrollo de la pubertad madura antes que la maduración del amorEs lógico pensar que el desarrollo de la pubertad madura antes que la maduración del amor incondicional.incondicional. • La incondicionalidad del amor exige de la entrega generosa y voluntaria por realizar, educar yLa incondicionalidad del amor exige de la entrega generosa y voluntaria por realizar, educar y orientar al otro y esa experiencia se establece con los hijos.orientar al otro y esa experiencia se establece con los hijos. • El púber no tiene hijos aún, pero si tiene los órganos genitales maduros, cuando el órgano estáEl púber no tiene hijos aún, pero si tiene los órganos genitales maduros, cuando el órgano está maduro, el instinto procura el cumplimiento de su funcionalidad.maduro, el instinto procura el cumplimiento de su funcionalidad. • Poner a funcionar un aparato sin conocer su finalidad es un verdadero riesgo. Ese es el riesgo alPoner a funcionar un aparato sin conocer su finalidad es un verdadero riesgo. Ese es el riesgo al que se enfrentan nuestros adolescentes cuando instintivamente se produce el atractivo por elque se enfrentan nuestros adolescentes cuando instintivamente se produce el atractivo por el opuesto y mentalmente se descubre la insuficiencia que se tiene en el reconocimiento de suopuesto y mentalmente se descubre la insuficiencia que se tiene en el reconocimiento de su finalidad.finalidad. • Ese buscar al otro complemento debería de despertar la necesidad de preguntarse para qué. Y,Ese buscar al otro complemento debería de despertar la necesidad de preguntarse para qué. Y, en la mayoría de los casos se despierta esa necesidad. Cuando el necesitado en encontrar cualen la mayoría de los casos se despierta esa necesidad. Cuando el necesitado en encontrar cual es la razón que justifica el encuentro intergenital se toma el tiempo necesario en su comprensiónes la razón que justifica el encuentro intergenital se toma el tiempo necesario en su comprensión y finalmente lo comprende, el encuentro intergenital beneficia siempre a todos, pero eny finalmente lo comprende, el encuentro intergenital beneficia siempre a todos, pero en ocasiones el poder del instinto es más poderoso que el poder de la conciencia y en esos casosocasiones el poder del instinto es más poderoso que el poder de la conciencia y en esos casos se destruye la pureza del intercambio genital y se transforma en prematuro. Lo prematuro esse destruye la pureza del intercambio genital y se transforma en prematuro. Lo prematuro es anterior a lo maduro, por lo tanto es impropio.anterior a lo maduro, por lo tanto es impropio. • Esta mecánica ha pasado de generación en generación hasta nuestros días, fruto del ignorar losEsta mecánica ha pasado de generación en generación hasta nuestros días, fruto del ignorar los valores absolutos, la función del celo, la composición y funcionamiento natural del núcleo gestorvalores absolutos, la función del celo, la composición y funcionamiento natural del núcleo gestor de la especie humana y por no madurar en el dominio del celo.de la especie humana y por no madurar en el dominio del celo.
  62. 62. Dominio sobre el celo y sobre los instintos Por Martín Soria
  63. 63. Definición del celo • Existe un variado repertorio significativo de lo que se considera celo y de lo que se considera instinto, pero nosotros vamos a precisar un significado, tal vez distinto pero, es el que nos sirve para justificar las funciones que vamos a contemplar y que consideramos derivadas del significado del celo que aquí se postula. • Celo es el servidor custodio de la unidad. • Decimos que es custodio por varias razones: • 1 - Aparece frente a cualquier amenaza desestabilizadora. • 2 - Pretende defender la estabilidad y el orden; la autenticidad y la razón. • 3 - En ocasiones manifiesta una conducta extrema para proteger la estabilidad, entendiendo por estabilidad al orden constante y absoluto. • 4 - Es una conducta refleja en su tensión protectora, pero controlable en su manifestación defensiva.
  64. 64. custodio • Custodio implica dos posturas una la de vigilar para proteger la defensa y la otra la de atacar para defenderse. Por ejemplo, si te roban en la casa, pones rejas en la ventana y te proteges, si entran en el patio, pones rejas en el jardín y te proteges, si aún así te entran a robar, te compras una pistola y te proteges amenazando al ladrón, si aún así te entran a robar, les disparas y de este modo te defiendes. Pero esta defensa no solo fue defensa de lo tuyo, la defensa se transformó en agresión y con la muerte del ladrón, aparece un nuevo escenario, el de la venganza de su familia, o el deber de justificarlo en la fiscalia municipal. Pero tu actitud de protegerte no cambió, fue la misma que usaste para poner rejas, protecciones etc. Tu sigues protegiéndote, pero el ataque transformó la defensa en algo nuevo, en agresión. Así es como transformamos al celo en recelo. • Podría decirse que el celo es el servidor custodio de los valores absolutos, pero es preciso determinar aquí el significado de Absoluto. Desde una perspectiva metafísica, el absoluto sería, según Aristóteles, "lo que subsiste en sí y por sí", es decir, el motor inmóvil aristotélico, causa de todas las causas, que como fundamento último de la realidad no es afectado por las leyes de ésta. Esta definición de motor inmóvil aristotélico no tiene sentido, puesto que es por todos entendido que la energía ni se crea ni se destruye, se transforma y su transformación es constante e infinita, luego a la luz de nuestro entender, el motor originario sería tan móvil como la energía que lo transforma en motor, y participa, como toda energía de los fundamentos esenciales de la misma. • La determinación del concepto de absoluto y el establecimiento de la relación que mantiene con la realidad sensible, han constituido uno de los problemas fundamentales de la historia de la filosofía. Debido a la escasez de recursos y de estudios sobre la misma naturaleza de lo absoluto.
  65. 65. • Servidor custodio del celo emocional, es decir, custodio del valor absoluto de la plenitud; servidor custodio del celo intelectual, es decir, custodio del valor absoluto de lo justo y, servidor custodio del celo conductual, es decir, custodio del valor absoluto del cumplimiento del deber, implican que este servidor custodio, contiene en sí atributos de discernimiento, de selectividad, intencionalidad y poder. Contiene en sí los atributos de discernimiento, y solo se puede discernir en base a un arquetipo, ideal, modelo o paradigma del valor emocional, intelectual y motivacional. Por ende, ¿qué o quien es este ser custodio que como ángel de la guarda no permite desviarnos de lo absoluto? De ser un ser, no mide, ni pesa ni tiene forma visible, ni masa ni densidad. Pero si nos afecta hasta el extremo de empujarnos a realizar conductas que no coinciden con el orden natural de las especies, entonces debemos afirmar que se trata de una existencia espiritual. • A esta existencia espiritual, tradicionalmente se le ha adosado un nombre, una forma y una caracterización opuesta al orden natural, a este ser se le ha denominado Satanás. Pero nosotros lo reconocemos como el celo. • ¿Quién es entonces este ser, es el celo o es Satanás? Pero también es conocido el hecho de que tradicionalmente se ha reconocido también al Ángel de la guarda. Si asimilamos la función del celo, podemos entender que el ángel de la guarda y el ángel caído, son consecuencias lógicas del uso o abuso del celo. • El celo protector es nuestro ángel de la guarda y el celo extremo que se transforma en recelo es nuestro ángel caído, es el Satanás que nos tienta a caer y caemos en él instante de la transformación del celo en el recelo. • Ahora podemos entender con claridad la naturaleza de estos seres espirituales y podemos resumirlos en la conducta del celo protector custodio. • Una vez reconocido el origen del mal, podemos controlarlo y superarlo. Ahora es el momento del ejercicio, de las condiciones de concentración y de dominio sobre las conductas, ahora es el momento de la transformación del ser humano abandonado a la suerte de sus instintos, en el ser humano original, maduro, responsable y sabio. A nosotros nos ha tocado vivir el momento de la transformación y somos beneficiarios de la misma, por lo tanto no debemos olvidarnos de la responsabilidad que se nos ha declarado, ni de las bendiciones que se desprenden del cumplimiento de esta responsabilidad.
  66. 66. • Al celo lo transformas en recelo en el extremo de atacar para defenderte. El celo se siente protector y defensor. Es similar a la policía. El policía está para proteger al ciudadano, pero cuando para proteger ha de golpear a quienes se transforman en amenaza, el policía se desposiciona de su labor protectora de la sociedad y ataca a la porción de la sociedad que lo amenaza. • Esto puede no entenderse bien, porque una porción de nuestra conciencia nos dice que es mejor que golpee al agresor antes de que el agresor agreda al inocente. Pero no es tan así. • Veamos el caso en el que un inocente es atacado por un agresor y el policía se interpuso para protegerlo y recibió del agresor un disparo. ¿Cómo se le llama a este policía? Supongamos que el inocente es el Papa y el agresor es Mehmet Ali Agca. A este policía se le calificaría de héroe. Y ¿porqué? • El 7 de abril en Cincinaty un grupo de policías perseguían a Timothy Thomas y uno de los policías lo asesinó El asesinato provocó un alzamiento de tres días en Cincinnaty, ¿Porqué? • Existe algo enredado en estas circunstancias que también ocurre en la transformación del celo en recelo. • Si el policía protege al inocente del ataque siempre se transforma en héroe, mientras que si elimina al amenazante en ocasiones (no siempre) se transforma en asesino. Aquello que es siempre y para todos valido es absoluto, y lo que no es siempre, ni para todos valido es relativo. Esta reacción inconsciente tiene su explicación lógica, porque se atiene a razón.
  67. 67. • En toda relación se espera la unidad en la integridad de cada uno de los participantes y eso obliga a que todos y cada uno de ellos puedan encontrarse en la incondicionalidad del afecto, de la razón y del cumplimiento del deber. Para eso, el sujeto debe darse por el bien del objeto, hasta satisfacerlo, justificarse y beneficiarlo, de este modo el objeto retribuye satisfecho, convencido y motivado. Pero en caso de surgir alguna amenaza proveniente del objeto, el sujeto asume la actitud de defenderse, y defenderse es proteger su integridad. • La actitud para proteger su integridad que no agrede ni desposiciona al objeto amenazante, ni tampoco desposiciona al sujeto amenazado es la de protegerse. • De ese modo el sujeto no cae en la tentación de la amenaza. Si por caer en la tentación de la amenaza, el sujeto agrede y elimina la posición del objeto, pierde su posición de ser el sujeto de la situación y al perder o eliminar al objeto, el sujeto se descalifica a si mismo. • Esta situación se repite en muchas ocasiones y de diversas maneras, fíjense en cómo se protege el dueño de su casa de ser agredido. Lo que normalmente se hace es construir una protección de rejas, eso no es considerado malo por los vecinos, pero si el vecino se atrinchera con armas de fuego en su casa para defenderse, y alguien le ve con pistola en mano, lo más probable es que se le censure contando a los vecinos lo absurdo de su conducta. Y en ambos casos se protege. • Esto tan difícil de asumir, es lo que practicó Jesús frente a sus enemigos. Jesús amó a quienes lo atacaron protegiéndose a sí mismo, tanto como pudo, pero no agredió, ni a Pedro que sabía que lo iba a traicionar, ni a Judas que lo amenazaba con venderlo para que lo mataran, ni agredió a Pilatos quien no tenía argumentos justificativos para condenarlo, ni agredió a quienes lo escupían en el calvario. No los agredió porque de ese modo controlaba al celo y se posicionaba desde la dignidad del sujeto maduro en el dominio sobre el celo. • Este secreto no es fácil de asumir, pero inconscientemente lo practicamos al juzgar el acto del héroe como valido y al castigar el acto del policía asesino asumiéndolo como un acto inadecuado. • La policía y el ejército debería reconocer este principio.
  68. 68. • Este principio nos indica que frente a la amenaza, cualquiera que esta sea, debemos protegernos, pero no podemos eliminar al objeto que la produce. • Por ejemplo la cocinera que ve el cuchillo en la cocina como una amenaza y por miedo juzga que se puede herir con él; si elimina el cuchillo o lo tira a la basura, ya no tiene cuchillo para cocinar y si no puede cocinar, pierde su trabajo. • Este no es el modo de solucionar las tentaciones. La tentación se soluciona protegiéndose de ellas. No podemos eliminar a las jovencitas provocadoras porque tientan con su belleza a los jóvenes y no tan jóvenes, ese no es el camino, el camino es protegerse de la tentación. • En el caso de Adán y Eva. Eva tienta a Adán y este acepta la tentación y cae en ella. ¿Qué habría sucedido, si Adán no hubiera hecho caso de la tentación de Eva y no hubiera caído en ella? Si Adán no hubiera caído, habría ejercido el dominio sobre el celo y Eva se habría encontrado frente a un tipo muy especial, un tipo que demostraba el control de los instintos y el dominio del celo, lo que implica el calificarse en Señor de las virtudes (un ser persona, o la personificación del ser maduro) eso le habría resultado a Eva mucho más atractivo que el Adán insuficiente en el dominio sobre sí mismo, incapaz de controlar la inducción del apetito genital prematuro y caído, al que ella, de inmediato rechazó por lo que hizo. • A las mujeres les gustan los hombres que dominan las virtudes, los instintos y el celo, ese gusto no es un gusto cultural, es una necesidad natural que compartimos todos. A todos nos gustan las personas que controlan las virtudes, el celo y los instintos, porque esa es la condición normal del ser humano. Es la categoría del ser persona que nos hace diferentes. • El celo espera el cumplimiento del deber, de la razón y de la satisfacción, eso es lo que el celo quiere, busca y persigue. El celo gusta de lo correcto, de lo cumplido y de lo auténtico. Gusta de ello, porque lo reconoce, lo contiene y lo necesita. Pero en su desesperación por no adquirirlo, lo exige y al exigirlo, pierde su calidad de incondicional y como somos libres y dotados con la capacidad de dominio, debemos nosotros controlarlo.
  69. 69. • Veamos lo que ocurre en los casos en donde el adolescente pierde su control y cae en la tentación del apetito intergenital prematuro o lo que se ha llamado: “Traumas post embarazo prematuro”. • En primer lugar el adolescente y su pareja reconocen algo que no quieren, o que no saben qué hacer con ello, o que no disponen de los recursos físicos o espirituales como para asumir su orientación, educación, y protección económica o social, algo que les sorprende por lo inesperado, el embarazo. • Reconocen la consecuencia, el error, y por consiguiente deben también reconocer la causa, en este caso el culpable. Y lo curioso es que son ambos culpables, aun justificando todo cuanto quieran, ambos son culpables y ambos sienten la culpa sobre sus hombros. • Frente al embarazo prematuro ambos sienten la insuficiencia en sí mismos, ambos sienten el desajuste, y ambos sienten la falta de responsabilidad en su persona. Pero es tan fuerte la angustia que ansían ajusticiar al otro, y por eso lo acusan. Se acusan mutuamente sus insuficiencias, sus descréditos y sus descalificaciones. En estos casos lo recurrente es preguntarse: ¿Por qué no te controlaste? ¿Por qué no te protegiste? Y consecuentemente las afirmaciones: ¡eres un imprudente, un flojo, un destemplado, un aprovechado! Etc. • Esto que parece una discusión entre dos jóvenes, resulta algo más trágico que eso porque lo que se le está diciendo es: “¡Ahora eres todo lo contrario a lo que eras antes de caer!” Antes eras prudente, firme y templado, antes eras capaz de controlar los extremos emocionales, no me acusabas de este modo; eras capaz de controlar los extremos intelectuales, eras razonable. Y eras capaz de controlar las conductas sin caer en estos extremos actuales. Ahora ya no puedo confiarte nada de lo que soy y nada de lo que tengo porque perdiste tu posición ajustada y perdiste la calificación de ser persona, además perdiste la posibilidad de ser maduro, confiable y auténtico. En esa perdida de tu pureza ya no tengo ninguna posibilidad de justificarme puro/a frente a mis antepasados o frente a mis descendientes. Lo que hiciste o lo que hicimos es TREMENDO.
  70. 70. • En segundo lugar y por ambos lados, tanto el como ella acusan la ignorancia propia y del otro desacreditándose, y juzgándose desajustados se desconfían en paralelo. • En este caso se recurre a la pregunta: “… Y ¿no sabías que esto podría ocurrir?” O, ¡eres un ignorante, un imprudente, un flojo sin criterio ni juicio para discernir, no tienes sentido común! etc. etc. • En este caso la acusación más fuerte y que por razón se justifica es la de:¡eres un/a EGOISTA! ¡Solo pensaste en ti, en tu propio beneficio! Y ¡Me cagaste la existencia! • Y se recriminan con acusaciones de este tipo: “Ya no eres el/la que eras antes de caer. Antes razonabas orientado/a en el ideal de la creación, en las normas naturales. Tus juicios eran prudentes, firmes y ajustados al deber y al derecho natural, ahora me acusas sin justicia de ser lo que no soy, de ser culpable de tu insuficiencia, de ser ignorante de lo que tú ignoras y de estar desorientado/a en el ideal que tú has perdido. Es injusto que acuses mis carencias desde la posición del carente de las mismas. ¿Con qué derecho me acusas? • En tercer lugar y también por ambos lados se acusan la desorientación causada por el embarazo. • Y ¿ahora qué? ¿qué hacemos? No podemos eliminar al concebido sin asumir el trauma del asesino. Ni podemos afrontar el embarazo sin recursos. Y la falta de recursos nos delata insuficientes, desajustados e inmaduros ante nuestros antepasados, ante nuestro porvenir y ante nuestros descendientes. • La insuficiencia en el dominio de las virtudes, del celo y de los instintos delatan al que cae y se califica impuro, injusto, inmaduro en el cumplimiento de la necesidad de dominar las virtudes, el celo y los instintos. • El caído pierde su calificación de ser persona libre, autónoma y responsable y se transforma en esclavo de la descendencia que debe asumir la restauración del dominio, de la justicia legítima y del ideal de la creación. • Pierde la libertad, la autonomía y la responsabilidad al confundir su finalidad. Ese es el “Trauma post embarazo prematuro”. Pero el origen de estas descalificaciones no es producto del embarazo, sino del acto de caer en la tentación del apetito intergenital prematuro. Por eso es necesario proteger la castidad hasta la Bendición de los padres.
  71. 71. • Recordemos que el celo es un servidor, no es nuestra conciencia. Nuestra conciencia es la dueña de casa y el celo es el mayordomo. • Cuando el mayordomo pretende quedarse en casa el domingo en el que la dueña de casa espera estar sola con su marido, el mayordomo se transforma en amenaza y para protegerse, la dueña de casa debe encontrar el cómo evitar la amenaza de la presencia del mayordomo. • Una manera inteligente de sacárselo de encima es explicarle claramente que desea estar a solas con su marido ese domingo. Esa es la verdad y, si el mayordomo tiene dos dedos de frente, se irá al cine a divertirse y si no los tiene, tal vez se le puede explicar, el qué cara va a poner el marido al encontrarlo el domingo en la casa. • El cómo superar la tentación del celo extremo, es cosa de cada uno, pero lo que debemos conocer con claridad es que no se debe imponer al otro, ni obligar al otro, ni eliminar al otro para eliminar la amenaza de la tentación. La amenaza se elimina únicamente con la entrega al otro, con lo justo para el otro y con lo valido para el otro. Eliminar al otro, no es seducir con afecto, ni persuadir con verdad, ni motivar con el ejemplo de lo correcto, es solo eliminarlo. Y al eliminarlo, lo pierdo, me descalifico y me desposiciono y me autocalifico como insuficiente, inmaduro e injusto. • Dominar al Satanás que nos transforma en inadecuados, insuficientes o inmaduros y por lo tanto se siente con el derecho a acusarnos, (recordemos que Satanás significa el que acusa). Dominar la tentación de Satanás no es otra cosa que ejercer el control del celo y el dominio sobre los instintos, en especial sobre el instinto de reproducción que nos invita a caer en la tentación del ejercicio intergenital prematuro. Este enlace intergenital ha de ser establecido sobre la base de la realización del vínculo en el afecto, en la razón y en el cumplimiento de la piedad filial. Sin la consecución de estos tres requisitos el enlace intergenital es y será siempre prematuro. Por lo tanto inmaduro, injusto e inadecuado.
  72. 72. El control del celo exige de la construcción del vínculo en el afecto, en la razón, en la confianza y en el cumplimiento del vínculo filio paternal maduro El hombre es un ser de dominio por sobre todas las cosas, las físicas y las espirituales y para eso, debe controlar el celo espiritual emocional, intelectual y conductual y el instinto de protección, de conservación y de reproducción, mediante un entrenamiento basado en condiciones de dominio durante un tiempo por él determinado. El ser humano es un ser libre, autónomo y responsable, que debe cumplir con el deber de realizarse en la autenticidad incondicional. La tentación del apetito intergenital prematuro es tan necesaria como el dominio sobre la misma.

×