Anuario N° 9 [ Año 1994]

2,323 views

Published on

Gral. Saavedra, pacificador y civilizador de la Araucanía
Sr. Alejandro Pizarro Soto [Página 6]

El primer Gobierno de Dn. Carlos Ibáñez del C.
Dn. Gonzalo Vial Correa [Página 19]

Historia de la Colonización alemana
CRL. Carlos Isler San Martín [Página 32]

El conflicto de Yugoeslavia
TCL. Hugo Harvey Parada [Página 42]

Las Batallas por Montecassino
TCL. Sergio López Rubio [Página 84]

La Campaña de Tacna y Arica
Sra. Paz Larraín Mira [Página 107]

El Gral. Emilio Körner Henze en la Organización del Ejército de Chile (1885-1910)
MGL. Manuel Barros Recabarren [Página 126]

Dn. Alonso de Ercilla, padre de la Historia Militar de Chile
Sr. Sergio Martínez Baeza [Página 139]

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
2,323
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
131
Actions
Shares
0
Downloads
25
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Anuario N° 9 [ Año 1994]

  1. 1. EL SERVICIO MILITAR OBLIGATORIOCorno una repetida característica, siempre al término y al comienzo de unperíodo presidencial, ciertos sectores, especialmente los de menor pesoideológico, tratan de buscar protagonismo, desempolvando viejas querellas otemas que pudieran entusiasmar a determinado grupo minoritario y bulliciosodel estudiantado que usan para llamar la atención de la opinión pública,tratando de hacer atractivos, manoseados temas que han quedado muy atrásen el criterio de los jóvenes de hoy. Creyendo atraer aguas a su molino, estosgrupos, lanzaron al término de 1993 y comienzo de 1994 el manido y añejotema del Servicio Militar Subsidiario y otras alternativas de él; como si paraformar soldados se hubiese descubierto otra forma mejor que la de instruirlos.El Servicio Militar Obligatorio, nació en Chile junto con la modernización delEjército que vino como consecuencia de las experiencias obtenidas en laGuerra del Pacífico y las recomendaciones del grupo de oficiales alemanes,contratados por el gobierno de Balmaceda para reestructurar nuestra FuerzaMilitar.En efecto, con fecha 05 de septiembre de 1900, bajo la Vice-presidencia dedon Elías Fernández Albano y con la firma del Ministro de Guerra y Marinadon Ricardo Matte, se aprobó la Ley de Reclutas y Reemplazos, con la que sepuso término a las experiencias de los sistemas de "enganche", "guardiasnacionales" y "guardia territorial", que sucesivamente veníanexperimentándose desde 1892.Esta ley posibilitó al año siguiente, la inscripción para el Servicio Militar de400.070 jóvenes, de los cuales se acuartelaron el 01 de agosto, la cuota de11.500 hombres en el Ejército.Fue entonces, a partir de esa fecha que, al cumplir 18 años, todos los jóvenesse preocuparon de inscribirse en los Registros Militares, para enseguida,esperar con impaciencia si era o no llamado a reconocer cuartel.Por lo general, la masa de llamados a la conscripción era del pueblo y lamayoría provenía del campo, con muy poca cultura.Allí llegaban, regularmente, modestamente vestidos; a veces, calzando suspies con ojotas campesinas y con una faja que sujetaba sus deshilachadospantalones.Esa juventud campesina llegó al cuartel, sumisa, atemorizada y esperando lopeor, a entregarse, término con que se aludía a las antiguas levas desoldados. 3
  2. 2. Veamos ahora esta realidad, en los primeros tiempos, a través de lasexperiencias recogidas por la Historia del Ejército (Tomo VIII), para aquellos quecomenzaron a servir a Chile, llamados a hacer el servicio militar, la guardia,como se le llamaba vulgarmente:"Una vez llenado el requisito de reconocer su nombre en la lista, los reunían enpequeños grupos a cargo de un cabo, ¡ah...ese terrible cabo...!, del cual habíanoido decir muchas cosas antes de llegar al cuartel y luego aparecía el peluqueroque los "trasquilaba", como se decía en jerga de cuartel. Luego, una ducha leslimpiaba el cuerpo y recibían la ropa. Para la mayoría, parte de la vestimentaconstituía desde el primer momento, una sorpresa: calcetines que no habíanusado, zapatos, camisas, calzoncillos, pantalones, blusas, cinturones,corbatines y pañuelos. También recibían dos frazadas, un colchón, una almoha-da y se les proporcionaba un catre, que iba a reemplazar el "pellejo de cordero",que muchos usaban para tenderse en el duro suelo del hogar humilde. Pero suasombro era mayor cuando se les entregaba una escobilla de dientes, pasta dezapatos, escobilla de calzado, jabón y se le mostraba el estante donde coloca-rían sus pertenencias. Si para la juventud urbana aquello no constituía novedad,para el hombre nacido en los fundos y acostumbrado desde niño al trabajo "desol a sol", si que lo era.Y aquello comenzaba. Como en el campo, la diana llegaba a sacarlos delsueño, pero no era el gallo, sino la cometa o el clarín que llamaba al trabajo yluego de la ducha fría que ahuyentaba la modorra, vestirse eirá los comedoresdonde sentados, frente a una mesa, esperaban con su jarro en la mano elmomento en que el "viandero" se los llenara de café y les entregara un panfresco. Luego se Iniciaba la vida de ejercicios. Poco a poco los días ibantranscurriendo y, con asombro, aquellos sargentos y cabos se habíandulcificado. Un oficial estaba siempre con ellos y si había castigos, existíantambién premios para los que se comportaban bien.Transcurría el tiempo y la instrucción iba cambiando la faz de aquellos hombres.Del civil rústico iba formándose el soldado. Junto a él había quienes sabían leery de situación acomodada y que compartían con él las mismas penas y alegrías.El sargento, a medida que la instrucción avanzaba, se transformaba en unhermano mayor, en otro camarada. Las clases de escuela primaria empezaban.Su teniente, su sargento o su cabo eran los que les enseñaban a leer. Las letrasy los números eran signos que bailaban en la cabeza en las primeras jornadas.Hasta que, un día, constataba admirado, que podía leer en las calles losnombres de los almacenes, los letreros, etc. Tenía que continuar el aprendizaje,porque la Revista de Reclutas se acercaba y ante sus superiores, en esaocasión debía demostrar todo lo aprendido. 4
  3. 3. El primer día en que salió a la calle, enfundado en su uniforme nuevo, comprobó lo diferente que era ser un soldado en vez de desconocido trabajador de fundo uobrero cuando, con los pocos pesos que percibía de sueldo entraba en un negocioy comprobaba que la empleada que le servía tenía para él una amable sonrisa;entonces, por primera vez se convertía en alguien y eso se los debía al uniforme,al Ejército de Chile. En la fila, el estirarse, para verse más alto y de marcialapostura, su personalidad también había crecido y cuando después de la Revistade Reclutas, los días de permiso le permitieron ir a visitar a sus padres, pudoconstatar que el Servicio Militar Obligatorio lo había transformado. Lo habíaacostumbrado a tener hábitos de limpieza, a usar prendas de vestir. Habíaaprendido, además, acerca de los deberes y virtudes ciudadanas que nuncaescuchara antes.Al terminar su servicio regresaba al hogar, para trabajar con dignidad. Por su afánde superación emigró a la ciudad y, con lo poco que había estudiado en las clasesde instrucción primaria, llegó a la fábrica y encontró un lugar adecuado para él,progresando socialmente. Así se transformó en propagandista, para que sushermanos llegaran al cuartel. El Servicio Militar daba sus frutos y continuódándolos. Pronto los instructores se acostumbraron a escuchar:....¡Mi hermanomayor también hizo su servicio en este regimiento....! De esta manera, el soldado conscripto continuó pasando por los cuarteles.Muchas veces, convertido en reservista, volvió un dieciocho cualquiera a desfilaren su vieja unidad o bien, orgulloso, vistió definitivamente el uniforme de la Patria, incorporándose a la planta del Ejército".Con el Servicio Militar Obligatorio, el Ejército fue mejorando sus cuadroscomponentes, y la ciudadanía enriqueciéndose por el efecto multiplicador de estapléyade de jóvenes con el alma y el cuerpo reconfortados por el ejercicio y unespíritu vibrante de amor a su patria y de respeto por sus Instituciones. Lo anterior, ha sido comprobado por todos aquellos que han pasado en susjuventud por algún cuartel militar de la República y corroborada por recordados ex- Presidentes de la República, que declararon , en su momento, con orgullo habercumplido con la más democrática de las Leyes, que es la del Servicio MilitarObligatorio.Según nuestro criterio ¿A qué modificar algo que ha funcionado bien durante casiun siglo de su aplicación? Sin duda que mantenerlo es lo atinado y recomendable,sin perjuicio de las perfecciones al sistema que el desarrollo y las circunstanciasrecomienden en algún momento del futuro.Y ¡cuidado, si todos los países tienen un servicio militar con que adiestran a susjuventudes en la defensa de la patria; ¿A qué exponernos torpemente apresentarnos débiles, si ya por población y difícil geografía estaríamos endesventaja? MANUEL BARROS RECABARREN Mayor General Pdte. de la Academia de Historia Militar. 5
  4. 4. !GENERAL SA AVEDRA!, PACIFICADOR Y CIVILIZADOR DE LA ARAUCANÍA (Conferencia dictada por el académico Alejandro Piz arro Soto en el Salón de Honor del EMGE, el 15 de diciembre de 1993, como clausura del año ac adémico) Saavedra, militar desde los nueve años de edad, escaló paso a paso, todos los grados del escalafón. Profesor en la Escuela Militar, administrador de industrias molineras en Concepción, de minas de carbón en Lota; precursor e industrial carbonífero en la zona de Lebu; propietario agrícola en la alta y baja frontera; administrador de grandes haciendas en Arauco, por delegación de la familia de su esposa; diputado y senador, sucesivamente, Don ALEJANDRO PIZARRO SOTO en el Congreso Nacional, Intendente y • Nació en Boca Lebu, provincia de Arauco. Pacificador de la Araucanía, Ministro de - Miembro del Consejo Metropolitano de las Guerra, Comandante en Jefe del Ejército del Tertulias Medinenses. centro y de la reserva, e Inspector general del - Miembro de número del Instituto de Ejército durante la Guerra del Pacífico, Conmemoración Histórica. además de otros cargos que sería largo - Director del Salón Teniente Merino del Club de detallar, es sin duda alguna, una figura de Carabineros de Chile. excepción en nuestra Historia -Socio fundador del Instituto de Estudios Históricos del Bío-Bío. Militar. - Socio fundador del Instituto de Documentación Investigando su acción como pacificador de la Social de la Universidad de Chile. Araucanía, he recogido paso a paso su - Colaborador del Museo Histórico Nacional y quehacer, tanto de su brillante ejecutoria del Museo de Valdivia. militar, como en su no menos extraordinaria - Director de nuestra Academia, Jefe de la gestión empresarial. Hemeroteca Temática Especializada. - Hijo Ilustre de Lebu. Don Juan Cornelio Saavedra Rodríguez Publicaciones; desborda los límites conocidos para historiar "Origen de los cañones de La Moneda". este proceso, y se proyecta con caracteres "Origen de la industria carbonífera de la propios en las páginas de la Historia Nacional. provincia de Arauco". Este trabajo ha sido especialmente motivado "La Mocha, la isla de las almas resucitadas". por la lectura de un artículo publicado por esta "Lebu, desde la Leufumapu a su centenario", Academia en su Anuario correspondiente a 1540-1962" .primera edición 1991. 1986, en donde se estableció la especial - Segunda edición, 1994. preocupación del pacificador por el levantamiento cartográfico del territorio araucano, principal teatro de operaciones de su cruzada civilizadora, para lo cual contó con la colaboración del ingeniero militar argentino, Manuel José Olascoaga, -en esos años agregado a su Estado Mayor,-y del ingenieroPocas veces en la Historia Militar de Chile es alemán Hermann Volkmann.posible encontrar una figura de tanto relieve Saavedra nació en Santiago en 1821. Sucomo la del General de División, don Juan padre don Manuel José Saavedra Cabrera,Cornelio Saavedra Rodríguez. entonces capitán ayudante del General SanSu extraordinaria personalidad reúne valores Martín, era hijo del general don Corneliointelectuales, morales y profesionales, que si Saavedra Rodríguez,- prócer de labien es cierto que individualmente exhiben con Independencia argentina y Presidente de lahonor muchos de nuestros grandes soldados Primera Junta de Gobierno de su país, entredel pasado, raras veces es posibleencontrarlos reunidos en una sola persona. 6
  5. 5. 1810 y 1811,- y de su prima doña Francisca deCabrera y Saavedra.Don Manuel José Saavedra contrajomatrimonio en Chile con doña JosefaRodríguez de Salcedo, el 15 de julio de 1820.Esta dama era hija del patriota y guerrillerochileno don Antonio Rodríguez de Rojas y dela señora Manuela de Salcedo.Saavedra vivió pocos años más; después de lavuelta de San Martín a las provincias del Plata,camino a su destierro en Europa, cayó endesgracia por haber desafiado a muerte alpoderoso ministro Monteagudo y,posteriormente, por un acto de lamentableviolencia contra un ciudadano de Quillota, decuyo departamento era entonces gobernador.Falleció en 1828.El primer hijo de este matrimonio fue don JuanCornelio, quién llevó como primer nombre el en su vida, el destino dispuso que serían losde su antepasado don Juan de Saavedra y más agitados de su existencia. Efectivamente,Abalos, quién participó en las Guerras de ellos lo llevarían de la opulencia a las puertasArauco a partir de 1639; y como segundo de la muerte; y desde la pobreza a lasnombre, a Cornelio, en honor a su ilustre dignidades que da el poder.abuelo, el primer Presidente de Argentina. Al incorporarse a la vida civil, SaavedraSaavedra ingresó a las filas del Ejército a los llevaba a ella la honrada y sobria formaciónnueve años de edad, como "Cadete del recibida desde la tierna infancia, hasta susEjército", seis años más tarde, en 1836, fue juveniles veintiocho años con que senombrado cadete de la Escuela Militar. presentaba a conquistar un lugar en el fríoSu clara inteligencia y su aplicación por el mundo de los negocios.servicio, le permitieron ascender en 1837 a A poco de retirarse del Ejército, ingresó comosubteniente del batallón "Chillan"; y en 1838 a gerente de la importante casa comercial deteniente en la misma unidad. don Juan Alemparte y Cía. de Concepción,En ese cargo, como una admonición del cuya influencia económica estaba avalada pordestino que tendría su carrera militar, le empresas agrícolas, industriales, mineras,correspondió, a los dieciséis años, montar navieras y bancarias que cubrían toda laguardia en la línea fronteriza del Bio Bio, frente región.al mismo territorio que tendría la rara fortuna Después de administrar los molinos de trigo dede dominar definitivamente treinta años más esta sociedad, Saavedra orientó sustarde. actividades hacia la minería del carbón,En 1840 fue agregado al Estado Mayor y al dirigiendo el establecimiento de esteaño siguiente fue nombrado ayudante del combustible energético, que los Alempartebatallón "Portales". En 1843 pasó a prestar tenían desde hacia cinco años en la vecinaservicios en la Escuela Militar, donde fue Lota.nombrado ayudante y profesor de Desde este importante cargo, Saavedra, con lamatemáticas y de gramática castellana, cargos sagacidad propia de su aguda inteligencia y elque ejerció entre 1844 y 1849. optimismo visionario de sus años mozos,Al margen de sus actividades docentes, en puedo apreciar la importancia que estaba1847 ascendió a sargento mayor, retirándose tomando el carbón en la economía nacional ydel Ejército por razones de salud en 1849. las proyecciones que tendría su explotaciónHasta aquí, la vida de Saavedra no mostraba industrial en el futuro y las posibilidades de suningún ribete extraordinario y parecía que su existencia, en las todavía desoladas costasexistencia quedaría arrumbada para siempre, araucanas.como la de muchos de sus camaradas que Cuando todo caminaba en Chile por la sendaoptaron por el retiro en esos mismos años. Sin del orden y del progreso, bajo la férreaembargo, lejos de ser aquellos, años perdidos concepción portaliana de gobierno, estalló la Revolución de 1851. 7
  6. 6. Comprometidos en este proceso, los Wheelwrigth explotó en 1842 los primerosAlemparte la apoyaron con toda su influencia mantos carboníferos en Chile.económica. Saavedra, quién además era Por relación familiar, el joven administrador deamigo y admirador del general Cruz, fue Cousiño vino a ser cuñado de Ignacio Palma,nombrado comandante del batallón "Guías", acaudalado terrateniente, dueño de extensasformado por la juventud dorada de propiedades al norte y al sur de la línea de laConcepción. A la cabeza de su unidad frontera, quién era casado con doña Adelinaparticipó en la cruenta batalla de Loncomilla. Rivera Serrano; y de Eduardo Boonen,El "Guías" vio caer, uno a uno, a todos sus importante a propietario de tierras en la zona,oficiales y Saavedra fue el último en en esos años socio-administrador de laabandonar el campo de batalla. "Por un hacienda Colcura de Matías Cousiño y Vice-capricho de la suerte- recuerda su sobrino cónsul del reino de Bélgica en Chile, casadopolítico, el general don Jorge Boonen Rivera, - con Úrsula, otra de las hermanas de la mujerel comandante Saavedra salió ileso del de Saavedra.combate, sin un rasguño y cubierto de una Durante cinco años más Saavedra siguióaureola de gloria que el tiempo no había de trabajando en Lota. Gracias a su constancia ymarchitar".* dedicación al trabajo, e indudablemente,Después de la revolución, Saavedra no fue gracias también al apoyo económico de la doteproscrito ni inquietado. Volvió a la industria. de su esposa, Saavedra pudo hacer dosPero la casa Alemparte quedó muy afectada importantes adquisiciones de terrenos alpor la derrota, razón por la cual, al año interior de la baja frontera.siguiente, vendió sus minas a Matías Cousiño; Relacionado por lazos personales, comosin embargo, Saavedra continuó trabajando en políticos con don Matías Rioseco Rivera, exellas como administrador. diputado convencionalista revolucionario por"En los años tristes y silenciosos que siguieron Rere, quién por esos años había descubiertoa la revolución,- recordó después un testigo de importantes mantos carboníferos en el valleesos tiempos, - Saavedra vencido y amparado del Lebu, viajó al interior del territorio de laapenas contra persecuciones y molestias Baja Frontera y adquirió del cacique Trango,personales, vivió consagrado al trabajo y al de Tucapel, una propiedad agrícola en la sumahogar. Una de las flores más delicadas y de $400, la que debió ser algo extensa ya quegraciosas que el suelo penquista sustentaba y la nómina de las escrituras en que ella estáque era el adorno y el encanto de la sociedad registrada tiene poquísimas compraventas que suban de ese valor.*del sur, se enlazó a la rama de hierro que elfuego de la batalla y el brillo de la desgracia Pero no era la explotación agrícola la quehabían acabado de templar; y a esta feliz había atraído a Saavedra a las tierras deunión, debió Saavedra días de aliento y de Arauco, su principal incentivo fue la búsquedapaz, en época en que el infortunio estampaba del carbón de piedra, el petróleo en lamarca indeleble en la existencia de centenares economía mundial en el siglo XIX.de sus compañeros de armas"** A la vista del establecimiento minero que suEfectivamente, el apuesto ex oficial se había amigo Rioseco empezaba a organizar encasado con la hermosa Dorotea Rivera Lebu, Saavedra ocupó el verano de 1854 en laSerrano, una de las cuatro hijas del general búsqueda del codiciado mineral. Por fin lodon Juan de Dios Rivera, héroe de la encontró en los cerros de Millonhue, al norteIndependencia, ex Ministro de la guerra, del río Lebu, lugar en el cual brillaban a la vistaIntendente de la provincia de Concepción por hermosas vetas de una excelente calidad.muchos años, quién había fallecido un poco Entusiasmado por su descubrimiento, negocióantes, dejando a su familia una gran herencia de inmediato con el propietario del terreno, elen propiedades agrícolas en la zona; y de cacique Juan Catriman, "una hipoteca porRosario Serrano, propietaria de varias $320.-por el término de dos o tres años". Lahaciendas, entre las cuales, la del Portón, escritura correspondiente fue extendida en Concepción, en la notaría de don José de losvecina a Talcahuano, en cuyos terrenos* Biografía del General Saavedra por Jorge Boonen Uveraen "Álbum Gráfico Militar" * Archivo Nacional: Archivo Ministerio de Guerra V/536** La Patria, Iquique, de abril de 1891. asuntos de Frontera 1865-68 8
  7. 7. Dolores García, con fecha 12 de noviembre de industria fundidora del norte, Saavedra1855. ** organizó dos sociedades mineras, la másAl año siguiente, al pretender Saavedra importante fue la que formó con su cuñadoinscribir la escritura de la compra definitiva que Eduardo Boonen y su cuñada doña Avelinahizo posteriormente, se opuso a ello el Rivera vda. de Petit, por una parte, y por laacaudalado propietario agrícola de la zona, otra, con el industrial y fundidor nortino dondon Manuel Jesús Montalba García, alegando Ramón Ovalle, para explotar los mantosser dueño de este dicho predio, por compra carboníferos de Boca Lebu norte, enhecha al mismo cacique Catriman, con fecha Millonhué.27 de diciembre de ese mismo año. Simultáneamente formó una segunda con laEstas dobles ventas, hechas la mayor de las firma Ramón Ovalle y Cía., la cual inició laveces por la malicia mapuche, permiten al explotación de los mantos carboníferos de lainvestigador asomarse un tanto al mundo de hacienda Trancalco, de su propiedad ***las "transacciones comerciales" realizadas en A través de la organización y la administraciónArauco, antes de que ese territorio se de estos importantes negocios mineros,incorporase definitivamente al dominio de Saavedra adquirió una gran experiencia y unanuestras leyes. Es una triste realidad la considerable fortuna personal. El mundo de losexistencia de abusos y de despojos violentos negocios mercantiles se amplió aún más pararealizadas por los fronterizos, aquellos Saavedra al hacerse cargo de los intereses dehombres audaces, sin más leyes que su su acaudalada suegra y, de parte de los devoluntad avasallasadora frente al mapuche, a sus cuñadas, quienes confiaron en el buenquienes asesinaban y les quitaban sus tierras, juicio de un hombre honrado y capacitado parapero no lo son menos las numerosas ventas dirigir grandes negocios.dobles que éstos hacían, produciendo un caos Sin embargo, a pesar del éxito económicoen la constitución de la propiedad en esos alcanzado pesó más en el espíritu delaños. próspero empresario su conciencia de patriotaFrente a esta doble inscripción y a las y de estadista. El manejo de sus negociospresentaciones hechas por Saavedra y por agrícolas-ganaderos y mineros en la zona deMontalba, el intendente de Concepción ordenó la frontera y más allá de ella, había ido"suspender todo procedimiento en la compra madurando en su ágil cerebro la necesidad dede terreno que don Cornelio Saavedra solicita incorporara la soberanía nacional y a lahacer al indígena Catriman hasta nueva legislación vigente, esos valiosos territoriosresolución". perdidos para la economía nacional, su propia experiencia sobre la constitución de laNo obstante este grave contratiempo, por propiedad en esa zona, tiene que haberacuerdo que Saavedra y su cuñado Eduardo influido en su animo en ese sentido. Y su casoBoonen, pactaron con Montalba, les fue no era aislado. Cientos de otros pioneros queposible a éstos iniciar trabajos preparatorios aspiraban trabajar y establecerse en esa zonapara explotar los mantos de Millonhue. pensaban lo mismo.Dejando a Boonen a cargo de esos trabajos,Saavedra regresó a Lota a sus tareas En estas circunstancias, es posible quehabituales. Saavedra, por su formación militar, por suAños después, en 1866, una vez incorporado visión de estadista y por un alto sentidoel territorio araucano de la costa a la soberanía patriótico, haya llegado a la conclusión de quenacional, Saavedra transó su diferendo con el único instrumento posible que se podíaMontalba dividiendo la propiedad en dos utilizar para esta trascendental misión era elpartes casi iguales. * Ejército de Chile.En ese mismo año, Saavedra adquirió la Efectivamente, sólo esta noble Institución, porhacienda Trancalco, al sur oriente de la actual su formación profesional, su disciplina yciudad de Lebu, que era propiedad del vecino moralidad, puesta al servicio de Chile y sude Arauco, don Manuel Gaete.** destino, podía ser capaz de impulsar yEn 1873, cuando la fiebre de I carbón llegó a ejecutar la incorporación de Arauco a lasu más alto grado por el desarrollo de la soberanía nacional, respetando todos los intereses económicos, sociales y políticos en juego, y la dignidad de la raza aborigen.** Archivo Nacional: Notariales de Concepción 1855.* Notariales de Arauco-1866- Escritura de transacción. www** Notariales de Arauco-1866- Archivo Nacional- Notariales de Concepción-1873. 9
  8. 8. Y, abandonando una posición cómoda y Desde esa fecha en adelante, todos susholgada, que le sonreía hacia el futuro, el esfuerzos se concentraron en impulsar elacaudalado empresario aceptó una progreso en la zona civilizada de su provinciaproposición que le hizo el presidente Montt y y en organizar los planes para incorporar elvolvió al Ejército a empuñar su noble espada resto de su territorio a la soberanía nacional.en la cruzada civilizadora más importante del Desgraciadamente, una revolución armadasiglo. contra el gobierno de Montt estalló en enero¿Cómo ocurrió este verdadero milagro de de 1859 y tuvo focos insurreccionales ennuestra historia? ¿Cómo un próspero Copiapó, La Serena, San Felipe, Talca,empresario retomó su vida de soldado cuando Concepción y otras ciudades menores. Elya tenía su destino trazado por el éxito gobierno logró restablecer el orden público eneconómico y social? el norte, después de dos grandes batallasMuy simplemente. En marzo de 1853, en campales. En el sur, la insurrección armadaocasión de la visita que realizó el presidente comenzó en febrero con un frustrado ataquedon Manuel Montt a Arauco, la nueva provincia montonero a Concepción y culminó en abrilque había creado su gobierno en 1852, visitó con la batalla de Maipón.de paso también a Concepción. "La batalla de Maipón fue un ataque largo yDeseando conocer el interior de la región sostenido en el cual las tropas del gobiernecostera de Arauco, cruzó el Biobío necesitaron hacer prodigios de valor paraacompañado de cuatro de sus ministros con la vencer" nos cuenta un testigo de la época.intención de alcanzar hasta la ciudad de En ella participó en forma brillante el entoncesArauco. Quiso el destino que estando de paso sargento mayor don Cornelio Saavedra.en Lota se sintiese afectado por una leve Al dar cuenta al gobierno del resultado de aindisposición, por lo cual abandonó la comitiva batalla, el Comandante general de Armas de lay se quedó en esa ciudad, mientras sus provincia de Nuble, recomendando a losministros continuaban su gira al interior. Una oficiales participantes, escribió: "Debovez repuesto, el presidente Montt quiso mencionar especialmente al inteligente yaprovechar su estadía en Lota para visitar el denodado Intendente de Arauco, don Cornelioestablecimiento minero de Matías Cousiño, Saavedra".que tantas posibilidades económicas prometía Por su actuación en Maipón, Saavedra fuea la región y a Chile. Desgraciadamente, ascendido al rango de Teniente Coronel conCousiño estaba ausente de su mineral, por lo fecha 27 de junio de ese mismo año.cual se le informó que sería atendido por su En esta ocasión, los revolucionarios utilizaronadministrador, el ex sargento mayor un número no especificado de mapuches, losrevolucionario don Cornelio Saavedra. Dicen que aportaron a la revuelta todas laslos cronistas de esta gira, que el presidente crueldades propias de su raza y de susarrugó el entrecejo, no dio opinión al respecto, antecedentes guerreros. Después de supero inició la visita a las minas, siendo derrota, los caudillos revolucionarios, enatendido gentilmente por su administrador. La compañía de sus aliados mapuches, azolaronhistoria ha recogido los antecedentes toda la región fronteriza, reduciendo a cenizasnecesarios para establecer que de esta los pocos focos de civilización que a la fechaentrevista, que no podemos dudar, fue se habían levantado más allá del Biobío.realmente histórica, nació entre ambos una Las depredaciones hechas por lossincera amistad, que llevó después a montoneros, tanto en la alta como en la bajaSaavedra a ser un entusiasta sostenedor de la frontera, adquirieron un aspecto alarmantepolítica de don Manuel Montt. para la tranquilidad de todo el sur del país,De allí su vuelta al Ejército, su nombramiento creando una grave emergencia nacional.como Intendente de Arauco y su carrera militar La opinión pública clamaba por elhasta llegar al generalato y a al Senado de la restablecimiento del orden y el castigoRepública. enérgico de los caudillos revolucionarios.Al reintegrarse a las filas, Saavedra tenía Saavedra regresó a Los Ángeles, su capitaltreinta y seis años de edad. El 2 de diciembre provincial, quedando profundamentede 1857 fue nombrado Intendente y impresionado por el lamentable estado deComandante general de Armas de la provincia devastación y ruina a que habían quedadode Arauco. reducidos los campos y las poblaciones en esa zona. 10
  9. 9. Convencido, masque nunca, que era hermosa figura de militar", recuerda un testigonecesario dar una solución definitiva al que lo vio de cerca en Angol, a fines de eseproblema araucano, Saavedra se entrevistó en año.junio con el presidente Montt, a quién informó Otro contemporáneo suyo, don José Domingodetalladamente sobre la situación existente en Cortés lo describió en su famoso diccionario:su provincia y le presentó un proyecto de "hombre de carácter frió, de una intachableocupación inmediata; Montt le dio su cortesía y de natural bondadoso. Suentusiasta apoyo. caballerosidad y su trato social fueronSin embargo, el proyecto de Saavedra y de proverbiales".Montt fue mal recibido por la opinión pública Y esa cortesía y esa bondad también lacapitalina, la cual no tenía una idea clara sobre extendía a los mapuches para quienes, -dicela realidad existente al interior del territorio un contemporáneo suyo, el escritor militar Luisaraucano Tampoco lo apoyaron importantes de la Cuadra- "tenía una sonrisa en los labiossectores de Congreso Nacional. La llamada para recibirlos, su carpa servía de salón de"Cuestión de Arauco" era un asunto muy recibo para ellos y en los parlamentoslejano para los círculos políticos santiaguinos. escuchaba con cariñosa deferencia tanto alA pesar de ello, Saavedra se trasladó a poderoso cacique como al pobre mocetón".*Valparaíso para organizar la expedición. La maniobra estratégica de Saavedra eraDesgraciadamente se conocen muy pocos simple. En la primavera de 1862 avanzaríaantecedentes sobre esta proyectada operación sobre el territorio araucano desde Nacimiento,Sólo se conserva el Decreto Supremo del 17 por el Vergara, hacia la zona de Angol, perode septiembre de 1859, por el cual el antes ocuparía el puerto de Lebu, a fin depresidente Montt la autorizó y nombró a evitar cualquier reacción mapuche sobreSaavedra como si jefe. Arauco, mientras se efectuaba el avanceSin embargo, revisando los tomos de los Fon principal hacia el centro.dos Varios en el Archivo Nacional, he podido Con el sobrio lenguaje del soldado comunicó aestablecer que la ocupación fue proyectada su confidente y amigo, el R.P. Ortega de lapor la costa, pues una carta dirigida por misión de Tucapel: "A mediados de octubreSaavedra a gobernador de Arauco, le pienso ocupar y fortificar Lebu, y en noviembreordenaba que se trasladase al puerto de Lebu, o diciembre a Angol.**a donde él arribaría con fuerzas para el 20 o Señoras y señores seguir paso a paso las25 de septiembre de ese año diferentes alternativas de las campañas de laPero el destino cambió el curso de los pacificación de la Araucanía, ocuparía unacontecimientos. espacio de tiempo que no tendría cabida enEl 18 de septiembre de 1859 de resultado de una conferencia académica cómo ésta.un motín en Valparaíso resultó muerto e En estos mismos días, el coronel e historiadorintendente de ese puerto, general Vidaurre militar, don Rafael Gonzáles Novoa, enLeal quién en su agonía llamó a Saavedra y le estrecha colaboración con quién habla, estáconfié el mando de la provincia. terminando un estudio sobre esta interesanteDespués de sofocar el motín revolucionario, etapa de nuestra historia. En ella encontraránSaavedra permaneció como intendente de Uds. en su oportunidad, el detalle de lasValparaíso hasta octubre de 1861, fecha en la operaciones militares analizadas a la luz de loscual fue nombrado por segunda vez intendente partes de guerra y de las memoriasde Arauco, con la misión de incorporar su ministeriales de la época, y de la relaciónterritorio a la soberanía nacional. complementaria a esos hechos que nosSaavedra estaba en el umbral de la historia, a entrega la prensa contemporánea y lapartir de entonces, su nombre entraría en ella correspondencia particular de sus principalesy e prestigio que le daría el éxito de este actores.procese histórico lo convertiría, no sólo en su Sin embargo, para una mejor comprensión defigura principal, sino que también quedaría en la inmensa tarea cumplida por Saavedrasu regazo como un gran general, un estadistay un civilizador.Al tomar la responsabilidad que el destino leofrecía, Saavedra estaba en la plenitud de su * Luis de la Cuadra: "Álbum del Ejército chileno" 1877.vida, tenía cuarenta años, "era un hombre alto, pág. 105. **buen mozo, de complexión robusta, una Museo franciscano de Chillan. Archivo del P. Ortega- 1862.- 11
  10. 10. desde 1862 a 1870 es necesario recordarla a Pasemos por alto las miserias humanas degrandes rasgos. distinguidos intelectuales y políticos, que hoySaavedra inició sus operaciones en diciembre gozan de gran prestigio en nuestra historia,de 1861, pero las vacilaciones del gobierno y pero que sin embargo, en esta históricalas interferencias de quienes dudaban de su disyuntiva demostraron una miopíacapacidad para conducir este proceso desconcertante.integrador, paralizaron su acción. Sólo alcanzó Sus opiniones y sus erradas apreciaciones dea levantar un fuerte en Mulchén y reconstruir la realidad nacional y externa, que formaban elNegrete. entorno del proceso integrador de Saavedra,A fines de 1862, después de vencer estas quedaron en las actas de sesiones deldificultades, reinició sus acciones ocupando parlamento y constituyen un documentoLebu y Angol. irrecusable por su valor histórico, paraEn 1864, a pesar del éxito obtenido, Saavedra demostrar la calidad de un sector delfue objeto de injustificados ataques, viéndose estamento político de ese tiempo.obligado por su delicadeza moral a renunciar Hasta después de su victoriosa campaña deal mando de ejército pacificador. 1868, la incomprensión que los políticosAl estallar la guerra con España, el tuvieron de su trascendencia para la unidadcomandante Saavedra es llamado al servicio y territorial del país y para su débil economía,designado a cargo de la defensa del litoral los llevó - cómo lo denunció el estadistadesde el Biobío al Valdivia. Estando en ese Manuel Camilo Vial en el Senado - a rechazarpuesto, ocupó Quidico en 1866, en la costa en dos ocasiones el mensaje del ejecutivo quearaucana. proponía su merecido ascenso a coronel.En 1867 adelantó la línea del Malleco, lo que El frío temperamento de Saavedra debiórealizó sin disparar un tiro, así surgieron los resignarse ante el apasionado juicio de susfuertes de Curaco, Perasco, Collipulli, contemporáneos, en espera del veredicto de laMariluán, Chiguaique, Lolenco, Cancura y historia.Huequén. "La pacificación definitiva de la Araucanía noAl año siguiente, su acción se desplaza hacia se realizó hasta doce años después, pero alla costa nuevamente, fundando Toltén y terminar el coronel Saavedra la obra que seQueule, construyendo fuertes en Los Boldos, había propuesto, dejaba sentada sobre basesPangueco, Cumuy, Cañete, Cayocupil, sólidas la seguridad de la comarca que habíaContulmo; y Purén a principios del siguiente agregado al dominio efectivo de la República,año. demostrando cual era el camino que habría deEn 1870 organiza a una expedición final hacia seguirse para obtener la reducción de la ricaVillarica, cuando un alzamiento en la Alta región, que durante más de tres siglos habíafrontera obligó al gobierno a disponer de las resistido el empuje de los conquistadores".*tropas de Saavedra para reforzar las unidades Habrá llamado la atención de Uds. la lentitudde ese sector, lo que impidió, definitivamente con que se desarrolló esta campaña. En sula ocupación de esa zona en 1870. descargo hay que dejar de manifiesto que lasDesgraciadamente, cuando todo parecía que operaciones militares se reducían a avanzarla Araucanía sería definitivamente integrada a por territorios vírgenes, donde había que abrirla soberanía nacional, nuevas dificultades caminos, construir puentes y levantar cuartelespolíticas, envidias personales y desconfianzas y cuando estos se transformaban rápidamenteinmerecidas, de un importante sector político, en centros poblados, al acción civilizadora deagotaron la paciencia del pacificador y lo nuestro ejército se expresaba en todo su vigor,obligaron a renunciar a su cargo de jefe del levantando edificios públicos, hospitales,Ejército del sur en 1870. Porque no todo fue escuelas, dispensarios o postas de primerosmiel sobre hojuelas en la misión civilizadora de auxilios, confeccionando muebles y susSaavedra. elementos de trabajo y compartiendo, en muchas ocasiones, sus propias sobriasSaavedra, como todos los hombres que se raciones con los fronterizos y con loselevan sobre la mediocridad ambiente por el mapuches y sus familias.éxito de una causa, que solo muy pocos Como dijo en su oportunidad el generalcomprenden, estaba condenado como Saavedra, refiriéndose a esta frase de laaquellos, a ser víctima y mártir de su propiaabnegación y entrega al servicio de su patria. * Geografía Militar de Chile- Tomo I. Jorge Boonen R. 12
  11. 11. campaña; "No se ha derramado una sola gota sobre el territorio comprendido entre el Bíobiode sangre, no ha habido violencias de ningún y el Cautín.género y el bien se ha hecho a todos, indios y También tiene que haber herido la imaginaciónchilenos civilizados.** de los franceses, siempre tan excitable, laEs pues con mucha razón que Boonen Rivera historia de los naufragios de sus barcos a loescribiese años después; "Todos los largo de las costas araucanas y de lasresultados obtenidos por el coronel Saavedra reacciones de los Lafkenches frente a loslos obtuvo por medios pacíficos". naufragios y a las mercaderías desparramadasY esos medios pacíficos, tan propios de su en sus playas. Estas situaciones habían dadoequilibrado carácter, los aplicó también con motivo en 1845 a un parlamento entre losmucho éxito en una delicada encrucijada de caciques de la costa y los cónsules de Francianuestra historia. e Inglaterra a fin de convenir, a espaldas deLa situación internacional en el período del Chile, un tratado sobre este particular.inicio de la ocupación de la Araucanía era La existencia libre y soberana de un puebloamenazante para América. viril y guerrero que había expulsado a EspañaEn 1861, Inglaterra, España y Francia habían de su territorio, era una realidad que contribuíaintervenido en la hermana república de a excitar la imaginación de muchos. FranciaMéxico, desembarcando tropas en Veracruz vivía un estado delirante de grandeza. Muchospara exigir el pago de la deuda externa. soñadores sentían el peso de una corona enAmérica toda se sintió amenazada por el sus cabezas, así como en tiempos del primermatonaje internacional. imperio habían sentido el peso del bastón deEn esas circunstancias, Napoleón III, un mariscal en sus mochilas.soñador, extremó la intervención, y apoyado El abogado de Periguex, Orllie Antoine depor un sector de la sociedad mexicana, ocupó Tounens fue uno de ellos, quién después desu capital y el resto del país y proclamó a leer La Araucana se lanzó a conquistar Arauco donde fue proclamado rey.Maximiliano de Habsburgo como emperador Es de imaginar el inmenso revuelo quede México. Su objetivo era la formación en causaría su presencia entre los mapuchesAmérica de un imperio latino que se cuando tantos problemas tenía el coronelcontrapusiera a las influencias de los EE.UU., Saavedra para avanzar hacia la Araucanía,que empezaban a erigirse como una gran con un poco de esfuerzo de imaginación, espotencia. fácil darse cuenta de ello y de las incógnitasFrancia vivía una hora de gloria, y la historia que para Chile encerraba su enigmáticaha demostrado siempre que en cualquier personalidad, y el apoyo extranjero que ésteinstante de su vida la "gloire" ha resultado tenía.alienante para los destinos de esa grannación. Ante esta nueva emergencia, de indudables yEn Europa, y en especial en Francia, se sabía graves consecuencias internacionales,que nuestro país no ejercía soberanía efectiva Saavedra, maniobró con la misma habilidad y destreza que había demostrado toda su vida, y** gastando cincuenta pesos de su bolsillo, como Memoria de Guerra de 1863.- 13
  12. 12. lo comunicó oportunamente al gobierno en Desgraciadamente, en esos mismos meses,nota 7 de enero de 1862, solucionó el arduo nuestro país afrontaba una grave crisisproblema, que por su extensión e implicancias internacional y una peor crisis económica.legales, diplomáticas y médicas sería largo de Atenuada esta última con las desesperadasexplicar. medidas tomadas por el gobierno, queEn 1870, a fin de ilustrar el criterio de los culminaron con el decreto de curso forzoso decongresales que habían impugnado su gestión los billetes de banco, introduciendo el cánceradministrativa y militar, reunió en su obra del papel moneda en la economía nacional, la"Documentos relativos a la ocupación de crisis internacional, que amenazaba con unaArauco los antecedentes, juicios y opiniones guerra con Argentina por la defensa desobre este proceso histórico. nuestros derechos a le Patagonia, entraba enComprendiendo la importancia que tenía la su período más álgido.tribuna parlamentaria para exponer y defender La captura por la corbeta Magallanes, de unesus opiniones sobre el problema de Arauco, y barca americana que cargaba huano conaprovechando de paso las disposiciones licencia de autoridades argentinas, en lasconstitucionales vigentes en esa época, costas patagónicas bajo jurisdicción chilena,aceptó ser elegido diputado sucesivamente, provocó une violenta reacción de la opiniónentre 1861 y 1873, por los departamentos de pública transandina, la que exigió el envío deSan Carlos, Linares, Carelmapu, Nacimiento y su flota al sur.Angol. El gobierno chileno, lejos de intimidarse,Después de la renuncia de Saavedra, el concentró su escuadra en Lota en pie degobierno de Errázuriz Zañartu inició una nueva guerra pronta a partir al Estrecho a la primerapolítica para abordar la incorporación de la orden.Araucanía a la soberanía nacional; se En estas circunstancias tan delicadas, leabandonó la inteligente táctica del pacificador, correspondió a Saavedra una intensa actividadcuyo mayor interés era realizar este proceso organizativa. Una circular, enviada a lossin inútiles derramamientos de sangre, y se dio comandantes de armas y gobernadoresórdenes al ejército - ahora bajo el mando del marítimos, la cual fue publicada en todos losgeneral Pinto -de iniciar operaciones ofensivas diarios y periódicos del país, es el testimoniohacia el interior, lo cual provocó la vivo del espíritu con que el Ministro de Guerraconsiguiente reacción mapuche y una y Marina y el gobierno afrontaron lainterminable guerrilla. emergencia.En 1878, Saavedra ingresó al gobierno de don Esta grave situación fue superada por elAnibal Pinto, asumiendo la Cartera de Guerra tratado Fierro-Sarratea, aprobado por ely Marina en el Gabinete presidido por don Congreso Nacional en diciembre de eseBelisario Prats, en agosto de ese año, el mismo año.presidente Pinto era un viejo amigo de Pero las amenazas internacionales contraSaavedra, y había sido testigo de su gestión Chile continuaron.empresarial en Lota y en Lebu, debido a que él En nuestra frontera norte, Bolivia rompió eltambién había sido propietario de minas de tratado subscrito con nuestro país en 1874,carbón en Coronel; y de su brillante actuación aumentando el impuesto que pagabandurante la Pacificación de la Araucanía, nuestras industrias del salitre, lo que obligó aproceso del cual había sido testigo directo Chile a reivindicar su antiguo litoral, ocupandodesde su cargo de Intendente de Concepción militarmente Antofagasta y Mejillones. Perú,entre 1862 y 1867. unido por un tratado secreto con Bolivia, noSaavedra aprovechó su permanencia en el tardó en verse envuelto en el conflicto,ministerio para avanzar la ocupación de la estallando la guerra el 5 de abril de 1879.Araucanía hasta la Línea del río Traiguén. En La ocupación militar de Antofagasta pudola primavera de 1878, por órdenes de haberle dado a Saavedra un momento estelarSaavedra, su ex ayudante, comandante don en su vida. En efecto, siendo ministro deGregorio Urrutia Venegas, fundó los fortines: guerra y en consideración a la gravedad deTorre del Mirador, cerca de Lumaco, Leveluan, esta medida, apreciando de paso que él sóloAdencul y finalmente Traiguén, el 2 de tenía el grado de coronel, telegrafió al generaldiciembre de ese año. Ahí se detuvo el don José Antonio Villagrán, quién seavance. encontraba en Angol, consultándole su posible 14
  13. 13. disponibilidad para que tomase el mando de la él le cupo la honra de ordenar la contrataciónexpedición. de los primeros armamentos, que por cable seEn estas circunstancias, nos cuenta don pidieron en febrero de 1879 a Europa" *Gonzalo Bulnes en su historia sobre la Guerra Saavedra se embarcó para Antofagasta el 7del Pacífico, don José Manuel Balmaceda, de marzo en compañía del contra almiranteentonces diputado por Carelmapu, quien era Williams Rebolledo, "con el objeto deíntimo amigo de Saavedra, le escribió con imponerse de las necesidades de lafecha 10 de febrero, ocupación, pero quizás en el fondo le"Debe ir Ud. Como jefe de división, y halagaba la expectativa de coronar su carreranombrado comisario de gobierno, dirigir, militar tomando la dirección de la campaña y eldesarrollar y consumar la operación, dejando mando del Ejército. Fuertes instancias ledespués un general a la cabeza de las hacían en este sentido, personas íntimamentefuerzas." ligadas a él", nos cuenta el historiador Bulnes"Es mi opinión de amigo y de patriota"? en su obra ya citada.**"No mande a nadie. Vaya Ud. en su deber y Al llegar a Antofagasta, Saavedra hizo unserá una prenda de confianza pública y de balance de la situación y solicitó al gobierno labuen éxito" autorización para ocupar Calama, Tocopilla,¿Qué antecedentes obrarían en el ánimo de Cobija y la Línea del Loa y elevó el número deSaavedra para no responder a las elocuentes soldados de los cuerpos de línea, de 600 apalabras de Balmaceda? ¿Plantearía esa 1200 plazas.opción en su oportunidad en el seno del Una vez que se declaró la guerra a Perú, elgabinete ministerial? ¿Habría oposición en el consejo del gabinete acarició la idea de atacaranimo de sus colegas a que un jefe de su Callao, su puerto principal, pero el mal estadoprestigio realizara ésta operación con éxito y de los buques que componían la Escuadradespués volviese a Chile envuelto en las Nacional no daban seguridades de éxito a estebanderas de la gloria a aspirar un cargo más plan. En su reemplazo, el gabinete proyectóalto? lanzar una expedición sobre Iquique. PeroTodo era posible. Sucesos posteriores así lo tanto Saavedra, como el presidente Pinto, lademostrarían. rechazaron estimando que había una faltaLa única reacción visible de Saavedra fue el grave en el apoyo logístico. El proyecto quedóenvío de un coronel a la cabeza de la en nada y la unidad del gabinete se hizo trizas.expedición al litoral boliviano. Además Saavedra estaba muy molesto porEfectivamente, el 14 de febrero de 1879, don una serie de ascensos que había concedido elEmilio Sotomayor desembarcaba en ministro Prats en su ausencia.Antofagasta. La crisis sobrevino y Pinto organizó unLa actuación de Saavedra como ministro de Ministerio con personalidades que se habíanGuerra y Marina en los comienzos del conflicto opuesto a la guerra. Desconcertante actitud defue particularmente brillante - escribió años un mandatario débil e indeciso.después el general don Jorge Boonen Rivera, Saavedra quedó afuera, pero pocos díasagregando- "el presidente don Aníbal Pinto y después fue nombrado Comandante generallos colegas del gabinete del coronel Saavedra, de armas de Santiago e Inspector general delestimaban en los primeros días de la Ejército y de la Guardia nacional.provocación de Bolivia, que el Perú, sin dinero, El 26 de junio de ese mismo año asumió el mando del Ejército de reserva, compuesto porsin crédito, minado por las continuas los cuerpos movilizados de la guardiarevoluciones, no podía tomar parte activa en la nacional.guerra a que nos provocaba Bolivia, y por lotanto, resistían las exigencias del ministro don Desde este cargo, Saavedra desarrolló unaCornelio Saavedra que pedía se hicieran ímproba labor; su enorme capacidadinmediatamente los encargos de armas y administrativa se puso de manifiesto una vezpertrechos de que carecíamos y que se más.necesitaban para hacer triunfar nuestras "Mantenido lejos del teatro de operaciones, aarmas en la doble contienda que él estimaba pesar de su deseo más de una vezinevitable. La energía con que el ministroSaavedra mantuvo su modo de pensar: "sería *una responsabilidad demasiado grave dejar al Biografía de don Cornelio Saavedra, en "Álbum Gráficopaís desarmado", hizo triunfar su opinión, y a Militar" de Antonio Bizama Cuevas -Tomo I- pág.68. ** Tomo l. pág.167. 15
  14. 14. manifestado"-escribe el general Boonen- "El El presidente Pinto deseaba finalizar lacoronel Saavedra, jefe del Ejército del centro, ocupación de la totalidad del territoriocontribuyó al éxito de las operaciones de la araucano antes de terminar su período. Así locampaña, gracias a la celeridad con que habría hecho, como hemos visto, si no hubiesesiempre llenó las bajas producidas en el estallado la Guerra del Pacífico. Conociendo elEjército del norte" pensamiento del presidente, a su regreso aIniciada la campaña de Lima, al mando del Chile, Saavedra le propuso la ocupación degeneral don Manuel Baquedano, quien estaba Villarrica, antes de que dejara el mando,unido a Saavedra por los lazos del afecto, dejando a su sucesor la tarea de afianzar yparticipó en ella con el titulo inédito de terminar los trabajos de los fuertes porInspector delegado, y con ese carácter tomó levantar.parte en el Consejo que adoptó la forma en El presidente aceptó la proposición deque debía abordarse la línea peruana que se Saavedra y se dispuso entonces, con fecha 11extendía del Morro Solar a San Juan, de junio, que los comandantes de armas deinterceptando las líneas de comunicación entre Arauco, Valdivia y Toltén empezaran a hacerel Valle de Lurín y Lima. acopio de elementos.Ya muy enfermo y achacoso, acompañó a Iniciados los trabajos en la ribera sur delBaquedano en las operaciones finales de la Toltén, Saavedra solicitó al Ministro de guerra,campaña; pero su espíritu militar lo mantenía José Francisco Vergara, el auxilio de unasiempre en alto. nueva unidad militar; pero el gran cucalón le"En los campos de Miraflores", nos cuenta respondió que debiendo recibirse pronto delBoonen Rivera, "En los momentos en que la mando supremo don Domingo Santa María,sorpresa causada por la repentina e imprevista era necesario que se entrevistase primero conagresión del enemigo hacía vacilar la victoria, él, antes de solicitar refuerzos.el general Saavedra se encontraba próximo al Saavedra trató inútilmente de entrevistarseregimiento Carabineros de Yungay, que con Santa María, pero no tuvo éxito. Ante estaconstituía nuestra extrema derecha. El ejército dificultad, Saavedra le envió una carta,peruano diseñaba un movimiento envolvente acompañada de un memorial con un posibleen esa dirección, y el comandante don Manuel plan a seguir, Santa María le contestó que noBuhes, jefe del regimiento de Carabineros de habiéndose aún recibido del mando supremoYungay, veía al enemigo ganar terreno, sin nada podía resolver. Sin embargo, su gobiernorecibir las órdenes que había solicitado y que no tuvo escrúpulos al año siguiente paraparecía iban a llegar demasiado tarde. servirse del memorial de Saavedra paraDirigiéndose al general Saavedra, le hace aplicarlo en la campaña final a Villarrica.señas indicándole el peligro que se venía Pese a la incomprensión constante de unencima. Entendiendo el mudo mensaje de sector político, que lo hostilizó toda su vida, yBulnes, la respuesta de Saavedra fue clavar que le impidió dar feliz término a sus planes deespuelas a su caballo y unirse a éste; y pacificación iniciados veintidós años antes, fueblandiendo ambos sus sables, se colocan a la su espíritu el que triunfó en Villarrica.cabeza del regimiento, y gracias a la energía La tarea había terminado.de la cargan conjuran el peligro y detienen el El Ejército de Chile había cumplido con laavance enemigo". misión que le había fijado la voluntad nacional y nuevos focos de civilización habían surgidoDespués de la victoria, Baquedano lo designó en el corazón del antiguo Arauco indómito:como jefe de la columna que ocupó Lima. Mulchén- Angol -Lebu -Toltén- Collipulli -¿Porqué se le concedió ese honor a Saavedra Cañete -Purén -Lumaco -Los Sauces -y no a los jefes divisionarios que tanto se Traiguén -Lautaro -Temuco -Victoria -Cholcholdistinguieron en la campaña? ¿Fue ese gesto -Carahue -Nueva Imperial -Curacautín -de Baquedano una compensación moral por el Lonquimay -Freiré.aislamiento en que se le mantuvo durante casitoda la guerra? A pesar del desaire recibido, Saavedra, desdeA la vuelta del general Baquedano a Chile, su cargo de Inspector general del Ejército, ySaavedra ejerció el cargo de Comandante en después desde su cargo de Senador de lajefe del Ejército del norte y Jefe político y República, elegido en 1885, prestó toda sumilitar en Perú, el cual ocupó poco tiempo. voluntad y experiencia en las reformas queEn junio recibió los despachos del general de paulatinamente se introducen en el Ejército ydivisión. ayuda eficazmente a las primeras mejoras que 16
  15. 15. propone el entonces teniente coronel Así la historia registró su postrer aporte alasimilado, don Emilio Körner. progreso de ese territorio, que su espadaLos últimos años de Saavedra fueron muy anexó a la soberanía nacional.tristes; siempre había tenido mala salud, sufría Aunque siguió asistiendo a las sesiones delde una grave afección al corazón, la cual ya en Senado hasta el término del período ordinario,su juventud lo había obligado a retirarse del no volvió a intervenir en sus discusiones.Ejército. Después los duros años de campaña El estallido de la revolución de 1891 relegó alen la Araucanía y el lluvioso y húmedo clima olvido el recuerdo de Saavedra. No se registrasureño fueron minando inexorablemente su noticia alguna sobre su quehacer, sólo se sabenaturaleza. Distanciado políticamente en sus que seguía más enfermo.últimos años con su amigo el presidente LLegó el otoño de ese fatídico año, y la saludBalmaceda, con quien estuvo por mucho del general Saavedra entró a su crisis terminal.tiempo unido por lazos de amistad y de la Falleció en Santiago, en su domicilio particular,común admiración por don Manuel Montt y su el 7 de abril de 1891.gestión política, concurrió al Senado, a pesar A pesar del distanciamiento existente,de sus achaques, a dar su voto condenatorio a Balmaceda quiso rendirle los honores militaresla política gubernamental en las grandes correspondientes a su alto rango y enluchas parlamentarias de 1890. reconocimiento de los valiosos serviciosSu última intervención se registra en la sesión prestados a la República.del tres de septiembre de ese año. En esa Desgraciadamente, pese a las ordenes queocasión, consecuente con su espíritu había cursado la Comandancia general deprogresista, levantó su voz para apoyar el armas de Santiago para honrar sus funerales,proyecto de construcción del ferrocarril de "estos no pudieron llevarse a efecto porLebu a Temuco, que cruzaría toda la provincia haberlo solicitado así la familia del difunto,de Arauco. "Si no se construye este tramo", cumpliendo sus últimas disposiciones", comodijo Saavedra en esta sesión,- "los productos lo informó a sus lectores el único diario que seagrícolas del interior tendrán que seguir siendo publicaba en la capital en aquellos grises díasexportados por Talcahuano, cuando en Lebu de nuestra historia*.tiene su natural puerta de salida".Extraordinaria visión de un gran estadista quede haberse cumplido, habría cambiado eldestino de esa zona. * La Nación, Santiago 8-4-91. 17
  16. 16. El 9 de abril, en ceremonia privada, sus restos Su gesta civilizadora y libertaria, sufueron inhumados en el Cementerio General concepción intelectual, profesional yde Santiago. administrativa, sólo es posible compararla conNinguna publicación recordó sus valiosos la de los grandes conductores que lideraron laservicios prestados a la patria durante más de cruzada cívico-militar de 1973, cuya acción hasesenta años, contados desde su ingreso a las modernizado las estructuras políticas,filas del Ejército en 1830, hasta su muerte económicas y sociales de nuestro país,como Senador de la República, en el ejercicio dándole una nueva institucionalidad,de su cargo. organizando una economía ágil y agresiva, ySólo en Iquique, capital del Chile una plataforma laboral y previsional, que nosrevolucionario de esos días, Isidoro Errázuriz, ha permitido, es su proyección actual, volver adirector del diario La Patria escribió un retomar el liderazgo en América latina y ser unemocionado editorial en su memoria y en el ejemplo en el mundo.cual decía: "Hemos visto vivir bien a muchos; a Señores académicos:nadie hemos visto morir como el Senador Cumpliendo con el espíritu que anima aCornelio Saavedra. Hemos visto a los leonidas nuestra Institución: "Heri lux praesentis", elde todos los tiempos salir bailando al pasado es luz del presente, he tratado deencuentro de la muerte en el campo de batalla. recordar a Uds. algunos aspectos de la vida yA nadie hemos visto aguardarla en el sillón de las obras de un gran soldado, quesenatorial con más serenidad, con más simboliza la misión civilizadora que ha tenidonaturalidad y con más grandeza que al nuestro Ejército a través de nuestra historia, yhombre, al soldado, al ciudadano que Chile en especial en la región de Arauco,acaba de perder".(") consolidando la unidad territorial de Chile ySeñores y señoras: contribuyendo a su desarrollo económico -Como conclusión de los antecedentes social.expuestos, debemos dejar constancia que la Pero hoy como ayer, improvisados e ideo-figura del general Saavedra, en su doble logizados historiógrafos, han pretendidoactuación como soldado y como estadista, ha minimizar la acción del Ejército que, cruzandopermanecido hasta la fecha semiolvidado, en las selvas vírgenes de la Araucanía, llevandoel recuerdo de nuestra historia. sobre sus hombros la pala y el fusil, rescatóChile debe al general Saavedra el monumento ese territorio para la civilización y el progreso.en bronce el recuerdo de su memoria en la A esos pseudos historiadores, oponemos losconciencia colectiva nacional. hechos que en esta tarde Uds. han tenido la paciencia de oír. ¡Muchas Gracias! • 18
  17. 17. EL PRIMER GOBIERNO DE DON CARLOS IBAÑEZ DEL CAMPO (1927-1931)(Versión de la grabación de la Conferencia que don Gonzalo Vial Correa, ofreció el 30 de marzo de 1994 a la Academia de Historia Militar, en el Salón de Honor del Estado Mayor General del Ejército a cuyo término fue investido como miembro honorario de esta Corporación). Agradezco el honor que se me hace al pedirme esta conferencia, e incorporarme a la Academia y procuraré, aunque, por cierto no es mi especialidad la historia militar, aportar algo al brillo y a las labores de la Institución. He elegido como tema de esta conferencia, la figura del General Carlos Ibáñez del Campo y lo he hecho, por dos razones; en primer lugar porque como se anticipaba, el General Ibáñez y su primera administración constituyen el tema del cuarto volumen de mi Historia de Chile en el Siglo XX que está ya en prensa, Dn. GONZALO VIAL CORREA por lo consiguiente es tema que he estudiado,Dn. Gonzalo Vial Correa, es abogado, profesor de no diré exhaustivamente, pero si,Historia de Chile, Seminario de HistoriaContemporánea, Instituto de Historia de la Universidad suficientemente, y la segunda razón, es queCatólica de Chile. En la misma Universidad, ha sido hay en la Historia de Chile, una presenciaprofesor del Instituto referido (Historia de Chile, siglos institucional continuada de las FuerzasXVI y XVIII), Escuela da Periodismo (Historia de Chile), Armadas, que tiene sus razones históricas, lasEscuela de Sociología (Historia Social de Chile yAmérica), y Escuela de Derecho (Historia del Derecho cuales, por supuesto, no las podemosChileno). Miembro de número de la Academia Chilena extender aquí, pero que vienen del comienzode la Historia y Miembro Correspondiente de la Real de la República Aún si excluimos a OHiggins,Academia de la Historia (España), Miembro de número que era un militar a veces brillante, siempredel Instituto Panamericano de Geografía e Historia,Comité de Orígenes de la Emancipación. Obras: Libros. heroico, pero un militar improvisado, tenemos• El africano en el Reino de Chile (ensayo histórico- grandes generales presidentes, desde eljurldico); Premio Miguel Cruchaga Tocomal de la General Prieto al General Pinochet, pasandoAcademia Chilena de la Historia. 1957, por el General Bulnes, por el Almirante Don- La sociedad chilena en el cambio de siglo (1891-1920) Jorge Montt, que fueron Presidentes de la- Triunfo y decadencia de la oligarquía (1891-1920)- Arturo Alessandri y los golpes militares (1920-1925) República y por el Presidente Ibáñez. El- La Conferencia que se incluye, es parte de un capítulo General Ibáñez, es una figura central dedel volumen cuarto próximo a publicarse. nuestra historia; más que de nuestra historia(Estas obras son las primeras de once volúmenes que política, de nuestra historia en el siglo XX,formarán la Historia de Chile 1891-1973). Ensaye*. Alessandri y él, que tanto se odiaban- "Decadencia y ruina de los aztecas". 1962 -"Teoría ypráctica de la igualdad en Indias". 1963 personalmente, eran figuras que no cabían-"Losprejuiciossocialesen Chile al terminar el siglo juntas en el mismo escenario. Pero AlessandriXVIII". 1965. y él, fueron los que en la década del veinte al- "Historiografía de la Independencia de Chile". 1965 treinta, construyeron el Chile moderno y(republlcado en 1966).- "La formación de las nacionalidades sentaron sus bases, bases que iban ahispanoamericanas, como causa de la Independencia". permanecer hasta el año 1973.Hoy muchas de1966. estas bases, nos parecen erróneas, por- "La aristocracia chilena a fines del siglo XVIII. ejemplo todo lo que se refiere al papel delOrígenes regionales". 1970.- "La aplicación en Chile de la pragmática sobre Estado, que ha estado muy en tela de juicio,matrimonio de los hijos de familia". 1969. pero en verdad, el Chile que empezó aDurante el gobierno militar reciente, fue distinguido con formarse en 1973 y que hoy tiene tanel nombramiento de Ministro de Educación. promisorias expectativas, no hubiera sidoNuestra Corporación que se ha honrado ofreciéndole su posible, sin la formación del Estado modernotribuna una vez más, lo recibió al término de estaconferencia como "Miembro Académico Honorario". chileno y en esta formación del Estado 19
  18. 18. moderno chileno, las ideas sonde Alessandri, en dos grupos; la mayor parte de el se sublevópero, la realización, la concreción de esas contra su capitán y trató de volver y,ideas; la Constitución del Estado moderno en efectivamente, volvió a su patria a través deChile, es de Ibáñez. Ahora la figura de Ibáñez, una odisea por el atlántico, y una minoría, untiene infinitos aspectos que no podríamos grupo muy pequeño siguió con el capitán porcubrir en una conferencia, por lo cual me voy a el lado del Pacífico, y llegó hasta la isla delimitar, primero a hacer una pequeña biografía Chiloé. Allí fue detenido por los españoles, yde Ibáñez, la cual permite entender, el resto de tratados muy caballerosamente en unasu acción, porque esa biografía es la clave de especie de libertad vigilada, primero en Chiloésu personalidad. Enseguida, voy a tratar de y después en Santiago. Finalmente, la mayorcontestar algunas preguntas que se hace- parte de ellos volvió a su país, se repatrió. Elmuchas veces- la gente sobre Ibáñez: ¿Era más conocido de todos ellos, es por supuesto,ambicioso Ibáñez?, ¿era de pocas luces e John Evans, que escribió sus memorias sobreignorante?, ¿fue un tirano?, ¿fue un dictador?, Chile, que son muy interesantes, y que llegó a¿por qué cayó?, ¿fueron positivos o negativos ser Almirante de la Armada Inglesa, célebresus años de gobierno de 1925 a 1931?; quizás por sus viajes, conquistador de las Malvinas,el tiempo no nos alcance para todas esas para el Imperio Británico y amigo del poeta taninterrogantes, pero, veremos si podemos conocido, Lord Byron Ahora bien; Evanscontestarlas todas, empecemos pues, por la habría sido uno de los náufragos quebiografía: acompañó a Anson y en general, al grupo muyIbáñez, pertenecía a una familia tradicional de pequeño que siguió leal al capitán de laagricultores, de medianos agricultores, de la fragata y permaneció en Chile. EI hecho eszona de Linares, de Parral, de Chillán. Esta que Evans o Ibáñez en Chillan, en Parral,familia aparece en Chile en el siglo XVIII, y la Linares, se enriquece como comerciante depalabra aparece, es muy exacta, porque esta ganado, luego para ser un terrateniente, fundafamilia Ibáñez, no tiene antecedentes una familia y esta familia se multiplica, en laespañoles hispánicos, ni en Chile, ni en misma zona y abundan los matrimonios dentroHispanoamérica, ni en España misma, y no los de la misma familia, así don Carlos Ibáñez, eratiene por una razón muy sencilla, porque el Ibáñez del Campo, o Ibáñez Leiva, Ibáñezprimer Ibáñez, no era español, ni se llamaba Olivares, o sea el apellido Ibáñez se repetía enIbáñez, era un irlandés que se llamaba John sucesivos apellidos porque la familia Ibáñez,Evans, y como era muy común en esa época, se relacionó con matrimonios de generacióny aún se sigue haciendo en la nuestra, en generación dentro de esta misma zona.españolizó su apellido, transformándolo en Don Carlos, nació en Linares en 1877, uno deIbáñez, y de allí viene una de las familia los tres hijos de Ibáñez, que era un medianoIbáñez que existen en Chile, la familia desde agricultor, propietario y arrendatario,luego del General Ibáñez. La familia de otro esforzadísimo, pero que fue perdiendopolítico contemporáneo de Ibáñez, al cual paulatinamente sus bienes, murió en laIbáñez desplazó, Don Maximiliano Ibáñez, y famosa quinta de Ibáñez, en Ñuñoa, amparadomuchos Ibáñez muy conocidos de hoy día, por por su hijo, que siempre le tuvo unejemplo, Don José Miguel Ibáñez Langlois, extraordinario amor. Don Francisco Ibáñez, elliterato, sacerdote, crítico que escribe bajo el padre de Carlos Ibáñez, es un elemento claveseudónimo de Ignacio Valente, todos esos para entender la personalidad del general. EraIbáñez son los mismos y ninguno debería un hombre silencioso, orgullosísimo,llamarse Ibáñez, sino que deberían llamarse empobrecido, rehuía todo contacto con susEvans, porque ese es el origen de la familia numerosos parientes adinerados, y cuyodel General Ibáñez. Ahora bien ¿Qué hacía un carácter se fue agriando por las desgraciasEvans Irlandés en Parral, Linares, Chillán en el económicas; curiosidad para la época, Donsiglo XVIII?, tampoco esta muy claro, la Francisco era irreligioso, era agnóstico, entradición es que era uno de los náufragos de cambio la madre, doña María Nieves deluna fragata, que formaba parte de una Campo, era muy religiosa, pero de unaexpedición corsaria inglesa al Pacífico, que personalidad apagada por la personalidad muyencabezo Lord Anson, hacia los años fuerte y muy áspera de su marido. La infancia1740.Esta fragata naufragó en la costa y la adolescencia de don Carlos Ibáñez, fueronchilena, I lamérnosla así, en la zona occidental muy tristes, por la mala situación económica,de la Patagonia, y los náufragos se dividieron la estrechez de la familia y parte, por este 20
  19. 19. carácter del padre que se fue exacerbando, tenían parientes en Valparaíso que pudieranprimero con la pobreza y por la falta de éxito servirle, al eventual cadete Ibáñez, comoeconómico, y después con la enfermedad. apoderados para tenerlo bajo una vigilancia,Quizás por escapar de este ambiente, Ibáñez en reemplazo de la paterna. No tenemosno quiso dedicarse a la agricultura, que porqué dudar de esta explicación, hay otra quesiempre fue en el una afición muy fuerte. también es interesante, y que sirve un pocoHasta la muerte, Ibáñez, era en segundo plano para entender el ambiente en que empezó aun agricultor, en el primer plano era un militar, moverse el futuro General Ibáñez.un político, pero con gran afición por la En esa época, 1896, la Marina estaba en elagricultura, y por eso, lógicamente, hubiera plano de apreciación social, superior al delquerido seguir la profesión de su padre, y la Ejército, y éstos por una razón sencillísima,tradición; sin embargo, este ambiente familiar, cruel e injusta pero verdadera, era que lalo empujó a escapar de la agricultura y buscó Marina había triunfado en 1891, en lala carrera militar, de la cual no había en su Revolución, en cambio, el Ejército leal afamilia ningún antecedente, ni familiares Balmaceda, había sido, primero derrotado ymilitares. después literalmente destruí-do.El primer Ibáñez militar, es el propio Don Desaparecieron del Ejército, las grandesCarlos Ibáñez, quien primero quiso ser marino, familias, que durante todo el siglo XIX habíanpero terminó en la Escuela Militar en 1896, proporcionado la oficialidad. Digotras haber hecho sus estudios básicos y hasta desaparecieron, porque dejaron de tenerel cuarto de humanidades, en Linares mismo. importancia, los Barbosas, los Velásquez, losEs curioso, que fueron dos condiscípulos, del Urrutias, los Yávar, los Baezas, que habíanLiceo de Linares, los que trataron de entrar a sido las grandes familias militares del siglola Armada, el duro General Ibáñez y el futuro XIX, y eran las grandes familias del Ejército enAlmirante, Don Hipólito Marchant, que fue 1891, que el Ejército fue leal a Balmaceda.Ministro de Marina, en el último año de la Una vez triunfante la Revolución se destruyó elpresidencia de Ibáñez. Efectivamente, Don Ejército antiguo; entonces, el Ejército quedó enCarlos Ibáñez no pudo entrar a la Marina y plano muy inferior al de la Armada, y entoncesentró al Ejército, porque, él decía, su madre quizás, Ibáñez no pudo entrar a la Armadahabía preferido al Ejército debido a que no porque carecía de relaciones sociales, en Santiago o con la Armada misma; en cambio, 21
  20. 20. su condiscípulo Marchant, que las tenía, logró como se llamase el Presidente de laentrar a la Armada. República. A partir del golpe que él mismo y elDesde 1896, y durante veintiocho años Ibáñez mayor Grove dieron el 23 de enero de 1925.tuvo una carrera exclusivamente militar, en el ¿Qué había sucedido?, había sucedido porarma de Caballería. En 1924, era uno de los supuesto un movimiento militar en septiembremilitares más prestigiosos dentro del Ejército; de 1924, un movimiento de la oficialidad baja yera el Director de la Escuela de Caballería, media, habían muy pocos coroneles, no habíapuesto que, como ahora, significa selección ningún general en el golpe militar de 1924, unpara los militares que han demostrado una golpe de mayores para abajo. Este golpegran capacidad profesional. Ser destinado a derribó y exilió al presidente Arturo Alessandrilas escuelas de armas, es una ambición dentro Palma y clausuró el Congreso, entregando eldel Ejército y en esos años, estamos hablando poder a una junta de gobierno compuesta porde los años 20,24, era una ambición dentro del dos generales: los generales Altamirano yEjército para los oficiales de caballería, por Bennet y un almirante, el Almirante Neff. Elsupuesto, más distinguidos. golpe lo dio la oficialidad baja y media, peroIbáñez era el Director de la Escuela de como era una oficialidad disciplinada, quisoCaballería, pero a los 47 años de edad, reconciliar la verticalidad del mando, latodavía era Mayor, el Mayor Ibáñez, y esto disciplina, la jerarquía del Ejército, con el actoporque, los viejos Generales, en esa época, no de fuerza contra las autoridades civiles y lahabía ninguna ley de ascensos, no se cumplía reconciliación, consistió que el golpe lo dieronen cuanto a retiros de lo que resultaba que los ellos, pero el poder se lo entregaron a susviejos Generales no se retiraban nunca; estos superiores, por eso la junta de 1924, es unaviejos Generales, eran los de la Revolución, junta de dos generales y un almirante, pero lamuchos de los cuales, no eran militares oficialidad que había dado este golpe enprofesionales, o se habían hecho militares, septiembre de 1924, de mayores hacia abajo,sólo en 1891, en el grupo revolucionario, y como les decía, mantuvo su propiadespués se habían quedado en el Ejército. organización, la Junta Militar, paralela a laEstos Generales, por supuesto, tenían toda Junta de Gobierno, esto es muy confuso paraclase de relaciones políticas y sociales, porque los que leen el periodo asía vuelo de pájaro;pertenecían al grupo triunfante de hay dos juntasen Chile, hay una Junta de1891.Entonces, un oficial como Ibáñez, a los Gobierno que tiene oficialmente el poder, pero47 años, lejos sin duda, el oficial de más las que le han puesto en el poder son losprestigio profesional dentro del Ejército, era oficiales de medio hacia abajo, que tiene suMayor, no tenía muchas posibilidades de organismo representativo que es la Juntaascender, y pasado ciertos años, en el mismo Militar, que es paralela a la Junta de Gobierno,grado, debían haberse retirado, esto por una pronto como era de esperarse, ambas juntasparte, por otra parte, el Mayor Ibáñez, Director entraron en conflicto, y la Junta de gobiernode la Escuela de Caballería, el militar más disolvió a la Junta militar, era un conflictoprestigioso del Ejército, objeto de una cierta inevitable, en cierto modo, porque los queidolatría, por sus inferiores, y gran respeto por tenían de hecho el poder, era la oficialidadsus superiores, era absolutamente baja y media, que era la que había dado eldesconocido en el resto del país. ¿Por qué? golpe, no eran los que tenían el mandoporque el mundo civil de esa época, como político, entonces esta situación tenía queocurrió en el resto del siglo, ignoraba y resolverse en alguna forma, generalmentedespreciaba, especialmente al oficial del estas situaciones se resuelven a favor del queEjército, pues bien, este hombre a comienzos efectivamente tiene el poder, pero además dede 1924, era un Mayor de Ejército de mucho esto lo que reprochaba la Junta Militar a laprestigio profesional, pero totalmente Junta de Gobierno, era que ésta Junta dedesconocido en Chile. Un año después, a Gobierno tenía concomitancia obvia ecomienzos justo de 1925, era el dueño de inestable, también con la antigua claseChile, o sea tuvo una carrera olímpica fulgural dirigente, con la oligarquía.y meteórica, inesperada y en un tiempo La oficialidad baja y media que había dado elbrevísimo. Era el dueño de Chile, no porque golpe en septiembre de 1924, no tenía nadafuera un hombre que quisiera ser el dueño de que perder, era una oficialidad en general deChile, sino, porque era la autoridad clase media, de muy precaria situaciónabsolutamente indiscutida en Chile, llamase económica, no tenía nada que ver 22
  21. 21. económicamente ni social-mente, ni 1925, esto es fundamental para entender aespiritualmente, ni en ideas políticas, ni de Ibáñez; hasta entonces, había sidogobierno, no tenía nada que ver con la predominantemente un militar que queríaoligarquía, la antigua clase dirigente que encauzar el movimiento iniciado en 1924, deestaba en la etapa final de su disolución; ahora modo que éste cumpliese sus finalidadesbien, las figuras dominantes de esta disuelta político sociales, pero, manteniendo la unidadjunta militar eran los mayores Carlos Ibáñez, y interna del Ejército y la unidadMarmaduque Grove y ellos dieron un segundo Ejército-Armada, y restableciendo dentro delgolpe, el 23 de enero de 1925, y nombran su primero, o sea, el Ejército, la jerarquíapropia Junta de Gobierno; se reemplaza la inevitablemente comprometida por el hechoantigua Junta de Gobierno por una que a ellos que el movimiento fue iniciado por lales complacía más y que la constituían: un oficialidad media y baja en el golpe del 23 decivil, Emilio Bello, yerno del presidente enero de 1925. La Armada había sido muyBalmaceda, un general, don Pedro Dartnell y contraria a Ibáñez y al golpe del 24, y másun almirante don Carlos Ward. Y esta Junta todavía al golpe del 25 en que la Armadade Gobierno que en verdad estaba bajo la estaba más cerca de la oligarquía que eltutela de Ibáñez y Grove, pronto pasa a estar Ejército. Ibáñez quería reconstruir la unidadbajo la tutela de Ibáñez, porque Ibáñez del Ejército y de la Armada, reestablecer ladesplazó a Grove. Esta Junta de Gobierno jerarquía y apartar al Ejército de la luchallamó de regreso al presidente Arturo política; había, por supuesto, una granAlessandri Palma, Carlos Ibáñez fue Ministro contradicción en todo esto, ya que era Ibáñezde Guerra de la nueva Junta. Cuando llegó de el que había dado el golpe del 23 de enero devuelta Arturo Alessandri Palma, Ibáñez le dijo 1925, pero todo esto, tanto en la historia cómoa Alessandri,- y Alessandri lo cuenta- "Mire, en la vida, los hechos de los hombres sonócheme, écheme, es peligroso para Ud que yo contradictorios; había contradicción en Ibáñezesté aquí, porque yo tengo un poder propio pero no había hipocresía. Ibáñez quería unque es la representación, que -¡quiéralo o no!- Ejército unido, quería un Ejército jerárquico,tengo del Ejército"; pero Alessandri no le oyó e quería un Ejército en estrecha unión con laIbáñez siguió de Ministro de Guerra de Arturo Armada, pero quería también, una renovaciónAlessandri Palma, a su regreso. El Ejército y política y social del país, que para él seCarlos Ibáñez, particularmente, fueron traducía en las ideas del golpe de 1924,fundamentales en la dictación de la Nueva manifestadas en el famoso manifiesto del 11Constitución, la Constitución de 1925, y aquí de septiembre de 1924, que había sidovemos un primer indicio de ésto que yo les he redactado por el capitán Fenner, un hombre dedicho, estos dos hombres que no cabían Ibáñez.juntos políticamente en Chile que eranAlessandri e Ibáñez, como los dos eran Ibáñez, ya coronel, ministro de guerra de lagrandes políticos, los dos estaban cabalgando Junta de enero y después de Arturo Alessandrisobre la corriente de la historia, y por Palma, vocero indiscutido del Ejército y de losconsiguiente, los dos -quiéranlo o no- iban en postulados, como se decía entonces de "lala misma dirección. Entonces la Constitución revolución de septiembre", y el golpe de enerode 1925 que significó el retorno del de 1925, cuya Biblia era éste manifiesto del 11presidencialismo, de un neopresidencialismo de septiembre de 1924, éste Carlos Ibáñez,mitigado, es la obra de la cabeza de Arturo sin embargo, se transforma en el curso del añoAlessandri Palma, casi exclusivamente, 1925 y adquiere aspiraciones presidenciales.ayudado por don José Maza, pero más cómo Quiere ser presidente de la República y chocaredactor, por cuanto las ideas matrices fueron con Arturo Alessandri Palma, que no aceptabatodas de Alessandri; pero quienes impusieron aspiraciones. Como no podía sucederse a síla Constitución de 1925, fueron, un una sesión mismo, como lo decía la Constitución del 25,célebre, la gran comisión constituyente,-que tenía su propio candidato que era su ministrono tengo tiempo de contarles pero que es muy del Interior, son Armando Jaramillo, un hombrepintoresca- quienes impusieron la Constitución de hechura suya, un hombre muy inteligente,de 1925, obra intelectual de Alessandri, fue el muy capaz, de grandes dotes políticas, peroEjército, y detrás del Ejército, Ibáñez. que en manos de Alessandri era simplementeAhora bien la personalidad de don Carlos arcilla, porque Alessandri era un genio en laIbáñez, se transforma en el curso del año política. 23

×