Renovarse o morir: en busca de la biblioteca 2.0

1,781 views

Published on

  • Be the first to comment

Renovarse o morir: en busca de la biblioteca 2.0

  1. 1. El Mercurio, 22 de abril 2012, Artes y Letras, páginas E4 y E5MODERNIZACIÓN Mañana se celebra el "Día del libro y la lectura":Renovarse o morir: en busca de la biblioteca 2.0Las silenciosas bibliotecas de antaño evolucionan hacia animados espacios deencuentro, con servicios que incluyen desde capuccinos hasta el préstamo deréplicas de obras de arte. ¿Qué les espera a las bibliotecas en la era de las tablets ?¿Cuáles son las fórmulas para sobrevivir?Elena Irarrázabal Sánchez"El primer paso que dan los pueblos libres es darse grandes bibliotecas...", dice el decreto-proclama de fundación de la Biblioteca Nacional, publicado en agosto de 1813. El país reciénnacía, pero ya sentía la necesidad de contar con una biblioteca digna.Doscientos años después, las cosas han cambiado. En las bibliotecas más avanzadas, losdistantes anaqueles de libros han dado paso a estructuras coloridas y flexibles, ofertas decapuccinos y brownies , talleres de macramé y préstamos de audiolibros, películas y hastareproducciones de cuadros famosos.¿Una desfiguración de estos espacios? Para nada, contesta Gonzalo Oyarzún, subdirector debibliotecas públicas de la Dibam. "Las bibliotecas públicas han comenzado a diversificar lasformas en que llegan a la comunidad: internet, clubes de lectura, capacitación y talleres en lasmás diversas temáticas, además de conciertos, congresos, reuniones de la sociedad civil, entretantas otras. La comunidad, más que hacer uso de las bibliotecas, hoy se apropia de ellas"."La biblioteca del siglo 21 tiene como misión activar el conocimiento, hacer que circule y quellegue a todos quienes lo necesiten. Hoy el conocimiento está en todas partes, en los libros, enla web, y sobre todo en las personas, y en ese punto es donde la biblioteca cumple el rol deespacio-ágora que genera las condiciones para la confluencia de las personas, los recursos deinformación, y por sobre todo de una grata experiencia que favorezca la generación de redes ynuevo conocimiento", agrega Alejandra Rojas, a cargo de la remodelada biblioteca de la Corfo.El "tercer espacio"Las tendencias internacionales indican que las bibliotecas públicas hoy se configuran como un"tercer espacio", término acuñado por el sociólogo urbanista Ray Oldenburg, en su libro "Thegreat, good places". El tercer espacio es un lugar público y acogedor, donde la gente puedeinteractuar; a diferencia del primer espacio, que es la casa, y el segundo, la oficina."El tercer espacio permite disfrutar de las conversaciones a tu alrededor, sin por ello dejar derealizar actividades individuales, como leer, navegar o incluso trabajar", explica Rojas. La crisiseconómica en EE.UU. reafirmó el carácter de estos lugares como espacio ciudadano. Lasbibliotecas vieron aumentar sus visitas, ya que allí las personas podían conectarse para buscartrabajo, informarse y fortalecer sus redes.El nuevo paradigmaEl cambio de paradigma en las bibliotecas presenta varios rasgos. Uno de ellos es lamultiplicidad de servicios. "La gente va a las bibliotecas a leer, a informarse, a entretenerse, apensar. Muchas veces me han preguntado si esta nueva visión pretende convertir a lasbibliotecas públicas en centros culturales. Mi respuesta es que sí, eso son, de una maneraintegral. La gente va, en ocasiones, por un libro, pero cada vez más lo hace para estar allí, parahabitar el lugar, para compartir con otros", argumenta Oyarzún.La Biblioteca de Santiago es un ejemplo de esta "oferta múltiple". Su directora, Marcela Valdés,relata que cuentan con más de treinta talleres semestrales en las más diversas áreas. "Tambiénhemos generado una exitosa cartelera de teatro infantil permanente y festivales, que ayuda a lafidelización del público. Por otra parte, descubrimos que teníamos usuarios analfabetos, y asíincorporamos cursos de alfabetización, lo mismo en alfabetización digital, donde la brecha esmuy amplia. Ahora estamos partiendo con el préstamo de copias de obras de arte enmarcadas.Nuestra biblioteca cambia cada día".
  2. 2. ¿Significa esto que las personas ya no van a leer a las bibliotecas? No es tan así, dice ladirectora de la Biblioteca de Santiago: "Nuestro último estudio indica que son muchos más losque usan la biblioteca como un espacio de lectura, que quienes asisten a ocupar loscomputadores o a ver películas. Más de un 40% de nuestros socios lee 10 libros o más al año yutilizan la biblioteca principalmente para pedir libros a domicilio".Abiertas los festivosLa oferta múltiple se relaciona con otro rasgo de las bibliotecas: la oferta de entretención yesparcimiento, distinto al concepto unívoco de lugar de estudio (que hoy cubren con mayorénfasis las bibliotecas especializadas o universitarias). En el caso de la Biblioteca de Santiago,su directora cuenta que el período del año en que reciben más visitas es precisamente en lasvacaciones de invierno. "Un día normal recibimos entre dos mil y tres mil personas. Envacaciones de invierno, subimos a seis mil a ocho mil visitas ".Según explica Verónica Abud, directora de la Fundación la Fuente, a cargo de las distintassedes de la Biblioteca Viva -un proyecto que en una década ha logrado instalar bibliotecaspúblicas en diez concurridos Malls Plaza de Chile-, "el esparcimiento es nuestra principalmotivación. Queremos mostrar que el libro puede ser una gran compañía y entretención. Ynuestra experiencia es que no se saca nada con tener una linda biblioteca si no hay programasde animación de la lectura. Cuentacuentos, ciclos de cine, diálogos con escritores sonfundamentales para atraer público, así como contar con un personal capacitado. También abrirsábados y domingos".La flexibilidad horaria parece ser relevante. El reconocido sistema de bibliotecas deProvidencia (que incluye seis recintos, entre bibliotecas y cafés literarios) abre de lunes adomingo y cuenta incluso con transporte de libros a domicilio para enfermos. A su vez, elBibliometro también cuenta a su favor con horarios extendidos (9:00 a 21:00 horas), lo que lepermitió, durante el 2011, prestar 390 mil libros, posicionándose como la segunda BibliotecaPública del país.En materia de bibliotecas públicas, Abud celebra iniciativas como las de Providencia, laBiblioteca de Santiago y ciertos proyectos en regiones, pero cree que el panorama en Chile esmuy dispar y tiene mucho por avanzar. "No tenemos una red suficiente de bibliotecas públicaspor habitante. Se exige una por comuna, y eso está bien para San José de la Mariquina, pero nopara La Florida. Reciben material y apoyo de la Dibam, pero el primer responsable suele ser elalcalde, lo que puede generar situaciones muy dispares. Hay bibliotecas que son inhóspitas,están mal ubicadas o tienen toneladas de libros inservibles", explica.Diálogo y sosiego¿Y qué hay con la digitalización? ¿Terminarán las tablets por reemplazar la oferta de libros enlas bibliotecas? La experiencia nacional indica que todavía estamos a años luz de ese momento.De hecho, la oferta de libros digitales en español aún no es satisfactoria. Eso sí, GonzaloOyarzún llama a tener presente la reflexión del ensayista mexicano Daniel Goldin, para quien"la historia del libro, conforme avanza, se convierte en una historia de la lectura".En esta línea, Marcela Valdés señala que hay que estar alertas. "Lo que las bibliotecas debenasegurar es el derecho a la lectura, independiente del formato".Ana Tironi, directora de la Biblioteca Nacional, explica que su colección digital ha sido unaforma de irradiación de las colecciones de la biblioteca. "Nuestra biblioteca nacional digital,Memoria Chilena, tuvo más de 15 millones de archivos descargados durante el año 2011 yaproximadamente 2,5 millones de usuarios. Estas nuevas realidades han obligado a repensarnuestras políticas".Verónica Abud llama, a su vez, a no encandilarse con las pantallas. "La tecnología puede seruna ayuda fantástica, pero más crucial es abordar otro problema: los chilenos leen poquísimo.No sacamos nada con tenerles tablets y otros adminículos, que suponen un hábito de lecturaprevio. Hablar de tecnología es casi pretencioso cuando hay una grave situación de fondo: losbajísimos índices de lectura".Para Carlos Peña, rector de la UDP, que ahora cuenta con la moderna biblioteca Nicanor Parra,"la rapidez del mouse nunca reemplazará la lectura morosa de una página como experienciaintelectual y la sobreabundancia de información puede equivaler -cuando no la acompaña el
  3. 3. diálogo y la reflexión- a una forma magnífica de ignorancia". Según él, "la biblioteca debediseñarse para favorecer tres funciones: registrar el conocimiento y la experiencia disponible,inteligirla y criticarla. Algunas de esas actividades suponen el sosiego y otras el diálogo. Todasdeben tener cabida en una buena biblioteca". Historia de un "fashion emergency"Visitar en Moneda 921 la biblioteca central de la Corfo -gris, con poca luz y espaciosanticuados- no constituía un panorama muy apasionante. "En el pasado, la misión de la Corfoestaba centrada en crear grandes empresas para el desarrollo nacional. Hoy está enfocada enpromover el emprendimiento y la innovación. Esta evolución fue clave al decidir suremodelación: se requería rescatar el valioso patrimonio documental y bibliográfico (porejemplo, los estudios sobre terremotos y maremotos en Chile) y disponerlo en un espaciomoderno enfocado a los emprendedores, que también acogiera a los funcionarios", explicaAlejandra Rojas, bibliotecóloga y experta en cultura digital.Una encuesta preguntó por los atributos que buscaban los usuarios. Entre las cualidadesestuvieron: "flexible, cercana, transparente, tranquila, con plantas, conectada y desconectada ala vez, con café, entretenida, digital". El resultado fue un espacio completamente rediseñado -colorido, amable y con olor a café- con espacios diferenciados (aunque conectados) paraestudiar, conversar y revisar publicaciones. Hoy circulan al mes por ahí 10.000 personas, quepueden consultar sus 20 mil volúmenes o acceder a 17 revistas electrónicas. Es gratuita y estáabierta a todos los interesados. Una de las especialidades del lugar es acoger las reuniones dedistintos grupos que (HUB Santiago, First Tuesday, Starupchile, etc.) y también conferencias yencuentros -cerca de 300 al mes- con emprendedores, economistas y una variedad deinvitados.Siete ideas exitosasHorarios extendidos. En Providencia, la Biblioteca municipal cierra a las 11:45 PM.Espacios cálidos e interconectados, pero con sectores diferenciados.No a los letreros que piden "Silencio", pero sí a la autorregulación entre los mismos usuarios.En algunas bibliotecas no se permite hablar por celular.Personal capaz de recomendar libros según las lecturas anteriores de los usuarios.Nutrida cartelera que atraiga a lectores y no lectores.La alianza entre libros y comida es complicada, pero las cafeterías puede ser un gancho muyatractivo. En la nueva biblioteca Corfo ha sido un gran éxito.Acceso a internet.Los hits de las bibliotecasTanto la Biblioteca de Santiago como las distintas sedes de la Biblioteca Viva cuentan conencuestas periódicas que muestran comportamientos de sus usuarios. Entre las coincidenciasllamativas, figura el hecho de que entre los socios, las mujeres son mayoríainobjetable (59% en la Biblioteca de Santiago, 65,5% en las sedes de la Biblioteca Viva).En la Biblioteca de Santiago, lidera el ranking de autores más pedidos Isabel Allende,seguida de Gabriel García Márquez, Paulo Coelho, Roberto Bolaño y HernánRivera Letelier . Otros escritores muy solicitados son Dan Brown, Stephen King, BárbaraWood y C.S. Lewis. Entre los cómics más requeridos por los jóvenes, la manga japonesagana por lejos . Sobre todo la serieNaruto (Masashi Kishimoto), Gantz (Hiroya Oku)y Slam Dunk (Takehiko Inoue) .Las diez sedes de la Biblioteca Viva registraron el año pasado 1.162.984 visitas (12% más que el2010) y sus préstamos fueron 168.755. El grupo que más visita la biblioteca es el que va desdelos 26 a los 40 años . Los autores más pedidos son Isabel Allende, Stieg Larsson, DanBrown, Marcela Serrano y Roberto Ampuero. En el segmento escolar "El león, la bruja y elropero" (C.S. Lewis), "Quique Hache, detective" (Sergio Gómez) y "El lugar másbonito del mundo" de Ann Cameron son los tres libros más prestados. Entre los jóvenes,cerca del 40% de los pedidos corresponden a cómics o novela gráfica, desde el popular Narutohasta Mampato, pasando por Mafalda y los cómics de Marvel. En Bibliometro, en tanto, en elcuadro de honor de los autores más pedidos están Isabel Allende, Hernán RiveraStephanie Meyer, Khaled Hosseini, A.Conan Doyle y Roberto Ampuero

×