Guía de orientación

820 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
820
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
5
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Guía de orientación

  1. 1. - EL MOVIMIENTO ZEITGEIST - OBSERVACIONES Y RESPUESTAS Guía de orientación activista www.thezeitgeistmovement.com | www.thevenusproject.com
  2. 2. 2 PREFACIO El Movimiento Zeitgeist es el brazo activista de El Proyecto Venus, el cual constituye el trabajo de toda la vida del diseñador industrial e ingeniero social, Jacque Fresco. Jacque vive actualmente en Venus, Florida, trabajando de cerca con su socia, Roxanne Meadows. Ahora, debe entenderse que el sr. Fresco será el primero en aclararte que sus perspectivas y desarrollos no son enteramente propios, sino más bien derivados únicamente de la evolución de la investigación científica, la cual se ha preservado desde los albores de la Antigüedad. Puesto sencillamente, lo que El Proyecto Venus representa y lo que el Movimiento Zeitgeist aprueba desde ahí, podría resumirse como: ‘La aplicación de El Método Científico para interés social’. A través de la aplicación humanitaria de la ciencia y la tecnología para el diseño social y la toma de decisiones, tendremos los medios para transformar nuestro ambiente tribal, llevado por la escasez y plagado de corrupción, en algo extremadamente más organizado, equilibrado, humano, sustentable y productivo. Para hacerlo, debemos comprender quiénes somos, dónde estamos, qué tenemos, qué queremos, y cómo vamos a obtener nuestras metas. Dado el actual estado de las cosas, mucho del cual será establecido en la primera parte de este libro, el lector debe descubrir que no sólo necesitamos movernos en otra dirección… tenemos que hacerlo. El sistema económico actual está destruyéndose en aceleración, con la posibilidad de que ocurra la escala de desempleo a nivel mundial más grande jamás vista. Simultáneamente, estamos alcanzando el “punto de no retorno” en cuanto a la destrucción del medio ambiente. Nuestros métodos actuales de conducta social han demostrado no tener oportunidad de resolver los problemas de la destrucción medioambiental, los conflictos humanos, la pobreza, la corrupción y cualquier otro problema que reduzca la posibilidad de una sustentabilidad humana colectiva sobre nuestro planeta. Es hora de madurar como especie y examinar realmente cuáles son los problemas y soluciones, sin importar cuán incómodas, no tradicionales y extrañas puedan ser. Este trabajo presentará primero los actuales problemas económicos que enfrentamos, reconociendo las causas principales, consecuencias y aspectos inevitables, mientras se presentan soluciones derivadas desde una aseveración de lo que es realmente relevante para la vida y la sociedad. Adicionalmente, se entregará información sobre cómo cada uno de nosotros puede ayudar en este desafío, presentando métodos de comunicación y activismo que, con optimismo, acelerarán el proceso de transformación. Es muy importante que aquellos que comiencen este trabajo, hagan una pausa por un momento y piensen sobre el abanico de posibilidades en los cuales han sido adoctrinados. Considerando la actual infinidad de valores e ideologías humanas, junto a la identificación, que crece a lo largo del tiempo, con asociaciones a una línea particular de pensamiento, tradición y noción de realidad, puede ser difícil e incluso doloroso para una persona modificar o extirparse las apreciadas comprensiones que se han considerado verdaderas por largos periodos de tiempo. La asociación al ‘ego’, junto al perpetuo estado de ‘conocimiento limitado’ que cada uno de nosotros tiene, será el obstáculo más grande que muchos enfrentarán al leer la información presentada aquí. Es hora de ampliar nuestras lealtades y afiliaciones más allá de los estrechos confines del mercantilismo, la tradición y el estado-nación para abarcar a la especie humana como un todo, llevándonos con un ambiente planetario que nos ayude a todos. Es hora de que veamos a la Tierra como un todo orgánico indivisible, una entidad viviente compuesta de incontables formas de vida, todas reunidas en una sola comunidad. Si la naturaleza nos ha enseñado tan sólo una cosa, es que lo único constante es el cambio. No existe ninguna Utopía. Por lo tanto, para madurar productivamente como especie, necesitamos volvernos expertos en ‘cambiar nuestra opinión’ sobre cualquier cosa y sobre todas las cosas. Si tú decides aproximarse a este material en un intento consciente de ser objetivo y abierto de mente, sentimos que las ideas aquí expresadas reordenarán tu visión del mundo, de ti mismo, y del futuro de nuestra familia humana de la manera más productiva, humanitaria y efectiva.
  3. 3. 3 Parte 1: Economía Monetaria 4 Capítulo 1: Mecanismos y Consecuencias 4 - La Necesidad de Consumo Cíclico 6 - La Abundancia de Escasez 7 - La Prioridad del Lucro 8 - La Distorsión de los Valores 12 - Manipulación Fiscal 14 Capítulo 2: La Falla Final 19 - Más allá de la irresponsabilidad 19 - La Subcontratación Suprema 24 Parte 2: ¿Qué es lo relevante? 28 Capítulo 3: La Ley Natural 28 - El Método Científico 30 - Equilibrio Dinámico 31 Capítulo 4: Los Medios para la Evolución Social 36 - Metas 36 - Método 36 - Herramientas 37 - Proceso 37 Parte 3: Una Economía Basada en Recursos 39 Capítulo 5: Cibernetización Social 39 - El Proyecto Venus 39 - Industria y Trabajo 40 - Gobierno 47 Capítulo 6: Ciudades que piensan 52 - La Ciudad Circular 52 - Transporte 55 - Estilos de vida 56 Parte 4: Superando la mitología 59 Capítulo 7: Naturaleza vs. Crianza 59 - Comportamiento humano 59 - El sistema legal 64 Capítulo 8: Espiritualidad funcional 66 - El ideal religioso 66 - Hablar es fácil 67 Parte 5: Tomando acción 68 Capítulo 9: El Movimiento 68 - Enlazando las diferencias 68 - Equipos Interdisciplinarios 70 Reflexiones Finales 70
  4. 4. 4 - PARTE 1: ECONOMÍA MONETARIA - Capítulo 1: Mecanismos y consecuencias Definiendo nuestros términos: El término “economía” se define generalmente como “la ciencia social que estudia la producción, distribución y consumo de bienes y servicios” 1 . A comienzos del siglo 21 el mecanismo prevalente de aparentemente todas las economías alrededor del mundo es alguna forma de “Sistema Monetario”. Un Sistema Monetario utiliza un medio de intercambio, conocido como “dinero”, como medio para facilitar el empleo, la producción, la distribución y el consumo de bienes y servicios. La utilización de este medio de intercambio monetario, como la base para un sistema económico, puede denominarse “Economía Monetaria”. Mientras aparentemente ninguna nación del planeta actualmente utiliza algo más que la Teoría de Economía Monetaria en las operaciones de su país, se presentan ciertas variaciones. Hablando generalmente, estas variaciones tienen que ver con el grado en el cual el sistema es controlado por el gobierno de un país. La escala actual, desde mayor a menor regulación, comienza típicamente con el “Comunismo♦ ” (control máximo del estado), pasando por el “Socialismo” (control parcial del estado), y termina como “Capitalismo” (control mínimo o ningún control del estado). Estas variaciones de aplicación económica pueden denominarse “Sistemas Sociales”. El sistema social prevalente en el mundo hoy es el Capitalismo. El Capitalismo, que a menudo es puesto a la sombra de otro concepto teórico conocido como “Libre Mercado”, se define como: “un sistema económico en el cual los medios de producción son poseídos por personas privadas, operados por ganancias, y donde las inversiones, distribución, ingresos, productos y precios de los bienes y servicios son determinados predominantemente a través de la operación de un ‘libre mercado’2 .” Un “libre mercado” es esencialmente una operación de intercambio no regulada donde “los precios de los bienes y servicios son fijados completamente por el consenso mutuo de compradores y vendedores; desde aquí, las fuerzas mercantiles de oferta y demanda determinan los precios y localizan las ofertas disponibles, sin intervención del gobierno” 3 . La noción de “libre mercado” tiene varias interpretaciones y escuelas de pensamiento. Por ejemplo, una de las más extremas, pero aún activas ideologías es la “escuela austriaca”, la cual aprueba la noción de “laissez-faire” que básicamente se refiere a literalmente ninguna intervención del estado sobre los asuntos económicos en absoluto. En esta perspectiva, el “bienestar” y otros programas “sociales” patrocinados por el estado se podrían considerar inapropiados♠ . Ahora bien, apartando la terminología general, un atributo muy relevante de la Economía Monetaria es la “Teoría del Valor”. El nivel del “valor” de un producto o servicio se deriva esencialmente de dos factores: 1) La escasez (disponibilidad) de los materiales utilizados. 2) El monto de trabajo humano requerido para producir un producto/servicio. 1 wordnet.princeton.edu/perl/webwm ♦ El Comunismo aquí es referido en su forma aplicada históricamente, no la forma idealizada que se avoca a no-dinero. 2 en.wikipedia.org/wiki/Capitalism 3 en.wikipedia.org/wiki/Free_market ♠ La evolución, aplicación e interpretación de la economía son cuerpos asombrosamente grandes de material con debates interminables. No es de interés de este manual presentar un tratado sobre la Economía. De hecho, una base parcial de este manual es demostrar cómo, a través del nacimiento de la Tecnología y la eliminación de la Escasez, un 99% de toda la teoría económica es ahora una práctica irrelevante y fuera de tiempo.
  5. 5. 5 Por ejemplo: Imagina el monto de tiempo y esfuerzo que tomaría crear una simple camisa antes de la electricidad y la tecnología industrial avanzada. El proceso en general sería: preparar la tierra – plantar la semilla de algodón – observar el periodo de crecimiento – recoger el algodón – extraer la semilla – centrifugar el algodón en hilo – coserlo en la ropa – y darle la forma de camisa a la ropa. Dado el escenario de arriba, simplemente desde un punto de vista del trabajo humano, el valor de esa camisa sería relativamente alto y probablemente vendido por un precio respectivo a esa labor. El valor de la semilla de algodón (material componente) sería insignificante al ser producida como un subproducto de la cosecha primaria, haciendo su valor de escasez muy bajo. Por lo tanto, el valor real de esta camisa viene de la labor involucrada. Ahora, hablando hipotéticamente, ¿qué ocurre si este proceso de producción no requiriera ningún trabajo humano, ya que la semilla de algodón, el agua, la luz del sol y la tierra mantuvieran su abundancia natural? ¿Cuál sería el valor de esa camisa entonces? Obviamente, no tendría valor en absoluto. Con el comienzo del siglo 21, las máquinas industriales han tomado el rol de plantar y cosechar productos de la agricultura, al punto en que un solo granjero ahora puede trabajar más de 1000 acres de tierra por cuenta propia. La invención de equipos textiles, como la desmotadora, redujo dramáticamente el esfuerzo humano, mientras con el moderno uso de la computación industrial, estamos viendo una constante gravitación hacia la próxima automatización completa de las industrias textiles y agricultoras, entre muchas otras. El punto es que la posición del “valor económico”, como una noción económica aparentemente estática, ahora está siendo revisada por su influencia económica (aumentando la facilidad de la producción y abundancia de material), la cual podría, teóricamente, eliminar completamente la noción de “valor”. Cuando el trabajo humano es reducido/desplazado por la tecnología y automatización, el “valor” asumido, lo cual es equiparar ese “trabajo” al “precio”, cae respectivamente. El “valor” de la producción se movería entonces hacia la creación y el mantenimiento de la maquinaria, la cual ahora sirve al rol de trabajadora. Consecuentemente, mientras más eficientes, duraderas y sustentables sean estas máquinas trabajadoras, más lejos cae el “valor” de la producción. La comprensión es que el patrón de automatización de las máquinas, junto con las modernas innovaciones que suponen encontrar sustitutos para los recursos “escasos”, podría llevarnos a una posición donde ningún bien o servicio requiriera un “valor” o precio. Eso simplemente no tendría ningún sentido, teóricamente. Para la mayoría, esto es algo muy difícil de considerar, debido a lo que estamos acostumbrados a experimentar en nuestra vida diaria. Sin importar su opinión, el hecho es que el patrón de constante desarrollo tecnológico y la maquinaria automatizada podrían crear teóricamente un ambiente económico donde la abundancia de materiales y medios de producción sería tanta y tan eficiente, que la mayoría de los humanos tendría una necesidad mínima de “comprar” algo, y mucho menos “trabajar para vivir”, en el sentido tradicional. Más específicamente, aún si las máquinas desplazaran lentamente sólo a una minoría de personas en general, expandiendo el desempleo, las ramificaciones serían sistémicas, y todo el sistema económico se volvería más y más inestable e inoperante. Este tema será expandido en los capítulos 2 y 5. Poniendo ese punto a un lado por ahora, examinemos algunos mecanismos empíricos que la Economía Monetaria, especialmente en el contexto del Capitalismo, requiere para mantener la integridad del sistema. En las secciones restantes de este capítulo, discutiremos los 5 atributos más fundamentales necesarios para mantener el sistema, el razonamiento detrás de ellos, y sus consecuencias.
  6. 6. 6 Mecanismo Uno La Necesidad de Consumo Cíclico Los roles de las personas en un sistema monetario se separan básicamente en tres distinciones: el Empleado, el Consumidor, el Empleador (o Propietario/Productor)♦ . El Empleado desempeña tareas para el Empleador a cambio de un “salario” o pago monetario, mientras el Empleador vende un bien o servicio al Consumidor por una “ganancia”, otra clasificación de pago monetario. A cambio, el Empleador y el Empleado funcionan como Consumidores, ya que los pagos monetarios (“salarios” y “ganancias”) que obtienen son utilizados para comprar bienes y servicios relevantes a su supervivencia. El acto de comprar bienes y servicios, lo cual es el rol del Consumidor, es lo que permite al Empleador hacer su “ganancia”, mientras además habilita el pago del “salario” del Empleado. En otras palabras, es el requisito de consumo perpetuo lo que conserva al Empleador en el negocio y mantiene el trabajo del Empleado. Ahora, es importante entender que este ciclo de pago-consumo (o “consumo cíclico”) no puede detenerse, o la estructura económica completa colapsaría, ya que el dinero no llegaría al Empleador, el Empleador no sería capaz de pagar al Empleado, y tanto el Empleador como el Empleado no serían capaces de perpetuar el ciclo siendo Consumidores. Consecuencias: #1.- Nada físicamente producido puede jamás mantener un periodo de vida operacional más largo de lo que puede sostenerse para mantener la integridad económica a través del “consumo cíclico”. En otras palabras, todo bien producido debe echarse a perder en una respectiva cantidad de tiempo, para continuar la circulación financiera para sostener a los jugadores (Consumidor/Empleado/Empleador) en el juego. Esta característica podría denominarse “Obsolescencia Planificada”. La Obsolescencia Planificada puede tomar generalmente dos posiciones: a) Intencional: ocultación deliberada de la eficiencia, para que el producto en cuestión se eche a perder. b) Consecutiva: se toman atajos basados en las ganancias en la producción, usualmente bajo la forma de materiales baratos y diseño pobre, en un intento de ahorrar dinero y crear clientes repetitivos. Esto se traduce inmediatamente a un producto inferior. [p. ej. = El uso de plásticos para cubiertas de electrónicos es más barato para la compañía y para el Consumidor, pero la durabilidad de este material es pobre en comparación con, digamos, el titanio, que es mucho más caro.] #2.- La introducción de nuevos servicios y productos debe ser constante para compensar cualquier eficiencia en crecimiento de las generaciones primarias de la producción, sin importar la utilidad funcional, generando interminables desperdicios. En otras palabras, los desperdicios son un subproducto deliberado de la necesidad industrial de conservar el “consumo cíclico”. Esto quiere decir que el producto reemplazado u obsoleto es expelido, a menudo en vertederos, contaminando el medio ambiente. La constante multiplicidad acelera la polución. “La Necesidad de Consumo Cíclico”, que se podría considerar como el motor que da energía a todo el sistema económico, es inherentemente peligroso y corrupto, ya que la naturaleza de la necesidad no permite que las prácticas ambientalmente sustentables sean maximizadas. La constante re-creación de productos inferiores desperdicia los recursos disponibles y contamina el medio ambiente. ♦ También existe el Inversionista, quien da asesoría fiscal al Empleador/Propietario/Productor, o hace tratos en los mercados financieros por ganancias. Esto no es relevante al contexto, ya que no se requiere un Inversionista para que el sistema mercantil opere.
  7. 7. 7 Para expresar esto desde un ángulo diferente, imagine las ramificaciones económicas de métodos de producción que maximicen estratégicamente la eficiencia y sustentabilidad de toda creación, utilizando los materiales y técnicas mejor conocidas en su tiempo. Imagine un auto tan bien diseñado, que no necesite manutención por 100 años. Imagine una casa construida de materiales a prueba de fuego, donde todas las ampliaciones, instalaciones eléctricas, plomería y otros, estuvieran hechos de los recursos más impermeables y de mayor integridad en la Tierra. En este mundo más sensato, donde realmente crearíamos cosas para durar, minimizando inherentemente la polución y los desperdicios debido a la falta de multiplicidad y maximización de la eficiencia, un sistema monetario sería imposible, ya que el “consumo cíclico” se volvería tremendamente lento, debilitando para siempre el tan mencionado “crecimiento económico”. Mecanismo Dos La Abundancia de Escasez En la Economía Monetaria, la noción de “oferta y demanda” es un constructo bien conocido, denotando simplemente que “mientras más haya de algo, menos vale respecto a eso mismo”. Por ejemplo, beber agua ha sido históricamente un recurso muy abundante, que comúnmente no requería pago para su consumo en un sentido comercial. De todos modos, desde la polución del agua y los sistemas de agua de las ciudades, el agua filtrada para beber ahora se vende comercialmente, a menudo a un precio más alto que el petróleo por galón. En otras palabras, es de ganancia que el recurso sea escaso. Si una compañía puede convencer al público de que su producto es “raro”, más pueden cobrar por ese producto. Esto provee de una fuerte motivación por mantener sus productos escasos. Aún en otro nivel, se debe apuntar que los bancos centrales de casi todos los países además generan escasez dentro de mismo suministro de dinero para mantener la presión sobre el sistema monetario. Bernard Lietaer, diseñador del sistema de moneda de la Unión Europea apunta que: “La codicia y la competición no son resultado del temperamento humano inmutable… la codicia y el miedo a la escasez son, de hecho, continuamente generados y amplificados como un resultado directo del tipo de moneda que utilizamos… Podemos producir más que suficiente comida para alimentar a todo el mundo… pero claramente no hay suficiente dinero para pagar por toda ella. La escasez está en nuestras monedas nacionales. De hecho, el trabajo de los bancos centrales es generar y mantener la escasez de moneda. La consecuencia directa es que tengamos que pelear entre nosotros para sobrevivir” 4 . Las ramificaciones de esta “abundancia de escasez” no son más que perjudiciales. Si se pueden hacer ganancias como resultado de la escasez generada por la polución ambiental, esto entonces genera un refuerzo enfermizo a la indiferencia por la conciencia ambiental. Si las compañías saben que pueden ganar más dinero manteniendo sus recursos o productos escasos, ¿cómo podría ocurrir alguna vez una abundancia mundial? No se podría, ya que la corporación estará motivada a crear la escasez si es necesario. A cambio, la escasez creada en el suministro del dinero mismo por los bancos centrales, agrava nuestra motivación a competir entre nosotros, generando un tribalismo primitivo sin ética donde todos velan por sí mismos, produciendo el estrés humano, el conflicto y la enfermedad. 4 Lietaer, Bernard. Más Allá de la Codicia y la Escasez. Yes Magazine, 1997.
  8. 8. 8 Mecanismo Tres La Prioridad del Lucro Por lejos, el principio motivador de un sistema monetario es el Lucro♦ , o la adquisición de dinero a través de la explotación de otros. Todos los jugadores en el juego deben, para sobrevivir, buscar una estrategia para adquirir ingresos. Un “asalariado” persigue el mejor pago posible que pueda percibir por su trabajo, mientras el Empleador (Propietario/Productor) busca constantemente reducir los costos para maximizar su ganancia. Esta es la “mentalidad” dominante en un Sistema Monetario, y quienes están en las posiciones de mayor riqueza (“éxito” material) son a menudo los más implacables. Si bien muchas personas a favor del sistema de lucro hablarán incansablemente sobre sus estándares “éticos” respecto a sus prácticas, la historia ha demostrado que la prioridad del lucro es una enfermedad que no sólo envenena nuestro bienestar y estándares de vida personal y social, sino además el ambiente con el cual contamos para aparentemente todo lo que necesitamos como especie. Sin embargo, antes de comenzar con las consecuencias negativas que resultan de esta “mentalidad”, consideremos lo que muchos creen que es el lado bueno de esta prioridad del lucro – el “Incentivo”. Siguiendo la teoría, la necesidad de lucro provee a una persona/organización de motivación para trabajar en nuevas ideas/productos que se venderían en el mercado. En otras palabras, la afirmación es que si las personas no estuvieran motivadas para sobrevivir a través del lucro, se alcanzaría un mínimo de progreso social. Primero que todo, las más poderosas contribuciones a la sociedad no vinieron de corporaciones que buscaran lucro. Nikola Tesla no estableció la actual energía eléctrica alterna porque fuera a ganar dinero por ella. Louis Pasteur, Charles Darwin, los hermanos Wright, Albert Einstein e Isaac Newton no hicieron sus contribuciones masivas a la sociedad por propio interés material. Si bien es cierto que hay invenciones y métodos útiles que sí vienen desde la motivación por lucro personal, el intento detrás de tales creaciones comúnmente no tiene nada que ver con asuntos humanos o sociales, ya que son el propio interés y la supervivencia, realmente, las verdaderas motivaciones. El interés por el lucro casi siempre aparece antes de la conciencia humana, y una simple mirada al cáncer causado por los preservativos en nuestros alimentos, la obsolescencia planificada de casi todo lo fabricado, junto con una industria de la salud que cobra 300 dólares por una simple pastilla de antibiótico, indicarán que el “Incentivo Basado en el Lucro” es en realidad perjudicial, ya que el verdadero sentido no es contribuir a la sociedad de manera significativa, sino meramente arrancar riqueza de ello de cualquier manera posible. El lucro es en realidad un incentivo falso. Los problemas en nuestra sociedad basada en el lucro sólo tendrán una resolución si se pueden generar ganancias al resolver tales problemas. Consecuencias: Las ramificaciones psicológicas y sociológicas que resultan de la prioridad del lucro son de graves proporciones cuando esta llega a la conducta de los seres humanos. De hecho, se ha creado toda una estructura de control impuesto para tratar con los interminables problemas asociados a la necesidad de sobrevivir por el camino de la ganancia/ingreso – El Sistema Legal. Si bien los crímenes no relativos al dinero, a menudo surgidos del ego, celos, deprivación emocional y otros asuntos psicológicos son actualmente un problema, la frecuencia de tales crímenes es nada en comparación a los crímenes motivados por la adquisición de dinero y propiedad. De hecho, si definimos “crimen” como “corrupción” y definimos “corrupción” como “perversión moral, deshonestidad”, entonces entra en juego toda una nueva perspectiva, ya que si observas lo suficientemente cerca, verás que casi todo acto de ganancia monetaria estratégica es corrupto desde su misma construcción… sólo se acepta como “normal” por la cultura condicionada a cualquier grado que se considere tolerable por consenso. ♦ Para simplificar, el término Lucro será utilizado aquí como sinónimo de “ingreso” y “salario”. Si bien las clasificaciones económicas clásicas separan estas nociones, estos términos se refieren simplemente a la adquisición de dinero. El asalariado se “lucra” de su propio trabajo, ya que es sólo un ingreso, simplemente.
  9. 9. 9 Por ejemplo, cuando vas a una tienda de abarrotes y compras una caja de cereal, 9 de 10 veces la cantidad de cereal ocupa sólo el 60% del espacio al interior de la caja. Esta “estrategia de publicidad”, como la compañía lo llamaría, es en realidad sólo una mentira despilfarradora y descarada. Las agencias de publicidad, con todas sus tácticas de manipulación social, son a menudo una de las instituciones más corruptas del planeta. Tristemente, hemos sido condicionados a llamarlo “promoción” o “estrategia”. Más sobre la distorsión social creada por la publicidad será presentado en la sección “Distorsión de los Valores” en este capítulo. Ahora, para poner el espectro de la corrupción derivada del dinero en una perspectiva factible, dividiremos este aberrante comportamiento en tres clasificaciones: Crimen General – Crimen Corporativo – Crimen Gubernamental. El Crimen General, en tanto derivado de la búsqueda de dinero, varía desde hurtos pequeños y ventas ilegales a fraudes y robos con violencia. A menudo, a este subproducto del sistema monetario no se le dedica el pensamiento necesario para comprender su fuente, ya que muchos tienden a desestimar a estos “criminales” como algún tipo de anormalidad social, en lugar de relacionar sus bases a la necesidad de sobrevivir. El inherente estrés y otros efectos asociados con la deprivación también son mirados en menos. El estudio “Merva-Fowles”, realizado en la Universidad de Utah en los 90’s, descubrió poderosas conexiones entre el desempleo y el crimen. Basaron su investigación en 30 áreas metropolitanas con una población total de 80 millones de personas. Sus resultados descubrieron que un aumento del desempleo en un 1% daba como resultado: un aumento del 6,7% en homicidios; un aumento del 3,4% en crímenes violentos; un aumento del 2,4% en crímenes a la propiedad. Durante el periodo de 1990 a 1992, esto se traduce en: 1459 homicidios adicionales; 62.607 crímenes violentos adicionales; 223.500 crímenes a la propiedad adicionales. 5 Si fueras a tomar a una persona bienhechora, ética y “derecha”, le quitaras sus riquezas y recursos y la arrojaras en una ciudad pobre sin nada más que su ropa puesta, existe una probabilidad muy alta de que esta persona comience a mentir, engañar y robar para sobrevivir. No es de sorprender que los vecindarios más pobre de los Estados Unidos mantengan las tasas más altas de crimen. Una persona nacida en un ambiente deprivado, con recursos mínimos, educación pobre y pocas oportunidades de trabajar, hará lo que sea necesario para vivir. El punto es que la deprivación económica (escasez), y no las tan mencionadas “tendencias genéticas” al crimen, generan este tipo de conducta aberrante. El Crimen Corporativo, el cual está casi siempre relacionado exclusivamente al lucro, adopta muchas formas: Obsolescencia Planificada, Manipulación del Mercado, Subcontrataciones, Arreglo de Precios, Colusión Monopólica, Explotación de Labores y Colusión Gubernamental son sólo algunas para anotar. Desde el cierre deliberado de las Plantas de Energía en California para aumentar las reservas de energía de Enron 6 , a la distribución conciente de remedios contaminados con VIH de la Corporación Bayer 7 , debería estar claro para la mayoría de las personas que el crimen corporativo es constante y a menudo más insidioso que el crimen general, ya que sus repercusiones tienden a afectar a grandes grupos de personas. 5 Merva & Fowles, Los Efectos de la Oportunidades Económicas Disminuidas sobre el Estrés Social, Instituto de Política Económica, 1992. 6 http://www.nytimes.com/2005/02/04/national/04energy.html 7 http://www.naturalnews.com/News_000647_Bayer_vaccines_HIV.html
  10. 10. 10 La necesidad del “Criminal Corporativo” de asegurar el lucro de su negocio no es diferente en sus bases de la necesidad del “Criminal General” de sobrevivir. Mientras el último comúnmente comete crímenes para sobrevivir, el primero comete crímenes para asegurar su posición en el poder, su estilo de vida y sus riquezas. Está basado en el miedo. La noción de “codicia”, que se manifiesta desde una inseguridad perpetua derivada desde el miedo a perder lo que se tiene, sirve como factor motivador de la mayoría de los crímenes corporativos. Es como una adicción al juego. Mientras más se consigue, más se quiere. Esta neurosis es perpetuada/reforzada por la estratificación social que el sistema monetario genera, ya que existirá un progresión interminable de “lujos” disponibles en tanto aumente el poder de adquisición (p. ej.; mansiones, yates, limosinas, diamantes, tierras, etc.). Se establecerá más sobre esto en la siguiente sección: “Distorsión de los Valores”. El Crimen Gubernamental es una de las conductas más complejas y difíciles de considerar, ya que la percepción de un gobierno es altamente modificada por los valores prevalentes que la “clase dominante” perpetúe en de la sociedad, a través de los medios masivos y el patriotismo tradicional. En otras palabras, si miramos hacia los horrores de Hitler, muchos a menudo olvidarán que muchos alemanes también mantenían el sistema de valores antisemita, propagado por el régimen a través de panfletos y transmisiones. Lo mismo se puede decir de la invasión de EEUU a Irak, la que fue exacerbada inicialmente por el apoyo del público, simplemente por el odio y el miedo a los tan mencionados “terroristas islámicos”, generado por los ataques del 11 de septiembre de 2001. Dicho esto, pongamos a un lado nuestros valores tradicionales de lealtad y “patriotismo” y adoptemos una mirada objetiva a lo que un gobierno dentro de un Sistema Monetario realmente es y representa. Primero que todo, los miembros de un gobierno deben recibir un salario, y todos los proyectos que conciban deben tener fondos. Este dinero aparentemente proviene de los “impuestos” asignados al público, o los préstamos de bancos u otros gobiernos. Los impuestos son generados a través del “comercio” o del “ingreso del comercio”, cuyos préstamos deben ser devueltos con dinero manifestado de alguna manera, ya sea a través de más comercio, más préstamos, o más impuestos, teóricamente. El rol central de un gobierno es la invención de legislaciones reguladoras para manejar el funcionamiento de la sociedad. Idealmente, los amplios intereses del público serían la primera prioridad del gobierno. Desafortunadamente, como la historia ha demostrado, este no es, y raramente ha sido el caso. En lugar de ello, el gobierno que conocemos es en realidad una corporación “paternal” para todas las otras corporaciones que trabajan dentro de la economía del país. Esto, por supuesto, cobra sentido ya que el valor de cualquier nación es en realidad definido por el estado de su economía. Esto quiere decir que el gobierno tiene un “interés personal” en el estado económico de su nación, más específicamente un interés en aquellos dentro de su propia clase – la clase rica más alta. El “interés personal” o una persona o un grupo que tenga algo que ganar o perder por una decisión gubernamental, es un camino en dos direcciones. Un político puede ganar contribuciones monetarias de una compañía a la cual favorezca con sus resoluciones, mientras la compañía gana así desde las resoluciones hechas en su favor. El lobby y las contribuciones en América constituyen billones de dólares al año, y este dinero es entregado completamente bajo la pretensión de poner la agenda de las partes donantes “en acción”. Mientras los ejemplos de colusión gubernamental y corporativa son vastos, variando desde el paso de farmacéuticos no testeados por la FDA, al éxito del lobby del petróleo en revertir la Ley de Emisiones Cero de California, la cual forzaba a los automóviles “eléctricos” en reclusión, el crimen derivado monetariamente más grande del gobierno, es su utilización en la guerra, para el lucro de sus constituyentes corporativos/financieros.
  11. 11. 11 En palabras del dos veces receptor de la Medalla de Honor del Congreso, Mayor General Smedley D. Butler: “La guerra es un fraude. Siempre lo ha sido. Es posiblemente el más antiguo, fácilmente el más lucrativo, seguramente el más vicioso. Es el único en un área internacional. Es el único en el cual las ganancias se cuentan en dólares y las pérdidas en vidas. Un fraude se define de la mejor forma, yo creo, como algo que no es lo que parece para la mayoría de las personas. Sólo un pequeño grupo ‘interno’ sabe de qué se trata. Es conducido por el lucro de la minoría, a expensas de la mayoría. De la guerra unas pocas personas hacen enormes fortunas… En la (Primera) Guerra Mundial un mero puñado de personas cosechó las ganancias del conflicto. Se hicieron al menos 21.000 nuevos millonarios y billonarios en los Estados Unidos durante la Guerra Mundial… El 65º Congreso, que reportaba ganancias corporativas y gubernamentales. Considerando las ganancias de 122 empaquetadoras de carne, 153 fabricantes de algodón, 299 fabricadoras de ropa, 49 plantas de acero, y 340 productoras de carbón durante la guerra. Las ganancias bajo el 25 por ciento fueron excepcionales. Por ejemplo, las compañías de carbón hicieron entre un 100 por ciento y un 7.856 por ciento en su capital durante la guerra. Las empaquetadoras de Chicago duplicaron y triplicaron sus ingresos. Y no olvidemos a los banqueros que financiaron la Gran Guerra. Si alguien tuvo la nata de sus ganancias, fueron los banqueros. Siendo sociedades, en lugar de organizaciones corporativas, no tienen que reportar a accionistas. Y sus ganancias fueron tan secretas como inmensas. Cómo los banqueros hicieron sus millones y billones, no lo sé, ya que tales secretitos nunca se publican – aún ante un cuerpo de investigación del Senado”. 8 La Segunda Guerra Mundial, la Guerra de Corea, Vietnam y ahora Irak y Afganistán, no son diferentes. La creación industrial acelerada, los contratos militares, los contratos de reconstrucción, la adquisición (robo) de energía y recursos, el Banco Mundial dirigido por una austeridad de grandes intereses, y los préstamos bancarios privados para las economías post guerra, e incluso el tráfico de drogas por la CIA 9 , son sólo algunos de los medios altamente lucrativos. La motivación a la guerra tiene tres capas: 1) el lucro industrial, maximizado por las elites; 2) la adquisición (robo) de recursos; y 3) el alineamiento geopolítico para aumentar la facilidad del lucro industrial y el robo de recursos posteriores. Esta es una de las enfermedades más grandes causadas por la necesidad de riqueza y poder. El gobierno, con su equipo de asesinos lavados de cerebro a mano, se involucra en la forma suprema de auto-perversión, y mientras todos los recursos del mundo permanezcan “acumulados” para interés de unos pocos, este patrón de guerra nunca terminará. Ahora, las clases de corrupción de arriba son sólo una agrupación generalizada. Vastas matices del comportamiento humano en la vida diaria son también muy envenenadas por este mecanismo de lucro; deshonestidad, desde el “arte de la negociación” donde dos hombres de negocios compiten entre sí por sus intereses propios, con una inherente despreocupación por el otro, a la desarmonía construida en la relación empleador-empleado, donde uno quiere maximizar la labor para reducir los salarios por hora pagados, mientras el otro busca maximizar el tiempo gastado para ganar más ingresos. En el fondo, la Prioridad del Lucro establece una mentalidad dualista de “nosotros contra ellos”, ya que, dentro del sistema monetario, tiene que haber un comprador y vendedor, un trabajador y empleador, un cliente y propietario, un tener y no tener. Dada esta realidad, cada parte es forzada a fijar condiciones que sean más lucrativas para sí misma, por lo tanto, los límites 8 Butler, Smedley D., La Guerra es un Fraude. Feral House, 1935, Capítulo 1. 9 Webb, Gary, Alianza Oscura. Seven Story Press, 1999.
  12. 12. 12 estratégicos siempre son buscados, y así se libra una constante batalla. Estamos constantemente en guerra unos con otros para poder vivir. Esta batalla genera muy poco en el tiempo en términos de progreso humano sustentable, y el mundo enfermo, contaminado y distorsionado que ves a tu alrededor es el resultado. Mecanismo Cuatro La Distorsión de los Valores Nuestras creencias y valores están formados por nuestra cultura. Si bien hay una base genética para ciertos atributos y comportamientos humanos, el conocimiento que tenemos y la manera en que pensamos y actuamos sobre ese conocimiento es fundamentalmente un fenómeno medioambiental. Con eso en mente, el sistema monetario requiere una forma de comunicación para informar al público de lo que una compañía ha hecho disponible para la venta. Esta forma de comunicación se denomina “publicidad”. La característica de la publicidad es la promoción, y la promoción es una forma de comunicación que, hablando en general, crea un prejuicio a favor del producto en cuestión. En otras palabras, el trabajo de la publicidad es atraer… o en términos más directos, manipular al consumidor hacia la compra de un producto. Esta manipulación toma muchas formas, pero una de las más efectivas es la manipulación y/o explotación de los “valores” de la audiencia espectadora, lo que él o ella consideran importante. Sin embargo, antes de ir más lejos, es necesario apuntar que los patrones de consumo masivo actualmente observados en los Estados Unidos y en cualquier otro lugar, no siempre fueron los mismos. América originalmente fue fundada, en cierto grado, sobre una ética de trabajo protestante, donde el ahorro era un valor dominante. De todos modos, hacia el siglo 20, un esfuerzo concertado por la comunidad del negocio se propone distorsionar estas nociones y moldear un nuevo ejército de consumidores compulsivos, perpetuamente insatisfechos y pendientes de su status. Las agencias de publicidad cambiaron sus argumentos desde los utilitarios a aquellos amordazados por el status y la apariencia emocional. En consecuencia, hoy en día el americano promedio consume al menos dos veces lo que consumía desde el fin de la Segunda Guerra Mundial 10 . Ahora bien, una de las formas más poderosas de “manipulación de valores” viene desde la re-asociación de la identidad de una persona a un ideal en particular. El patriotismo y la religión son clásicos ejemplos de esto, ya que a través del adoctrinamiento a una edad temprana, a menudo una persona es condicionada a sentir una cercana conexión personal a un país o religión, condicionándose a esa persona a desear apoyar las doctrinas, incondicionalmente. Otro ejemplo de esto es el concepto de “moda”. La moda toma varias formas, desde la ropa que la gente usa hasta incluso las ideologías que perpetúan. Para ilustrar cuán exitosa se ha vuelto la industria comercial en la manipulación de los valores de los seres humanos para su propia ganancia, hoy se puede ver a muchas personas al pasar usando ciertos artículos comerciales, por el mero propósito de expresar la marca de una compañía, alcanzando cierto tipo de status social aparente o “expresión estilística” de ella. La firma de camisetas “Tommy Hilfiger”, la marca registrada de “bolsos Prada” y los llamativos relojes Rolex son ejemplos de productos donde la utilidad o función de un ítem ha perdido total relevancia, y la importancia ahora derivada por lo que el ítem “representa”: Tristemente, lo que estas personas a menudo no se dan cuenta, es que no son más que anuncios andantes para la respectiva compañía, así de simple. El “status” o “expresión” en realidad existen completamente en la “proyección de los valores” condicionados de esa persona, y si una cantidad suficiente de gente es manipulada de la misma manera, emerge una “tendencia”, la cual más tarde reforzará la ilusión en forma de identificación colectiva. Estas tendencias se pueden volver tan poderosas, que aquellos que no se adhieran a la moda, son juzgados como “parias” y son excluidos. 10 Schor, Juliet, El Americano Pasado Por Alto, New York Books, 1991, p. 208.
  13. 13. 13 Ahora bien, poniendo de lado la “vanidad”, debemos además examinar los valores distorsionados creados como mentalidades y cosmovisiones. Esta constante necesidad de auto- interés a menudo se expande como un cáncer en otras áreas psicológicas, generando y reforzando neurosis tales como “codicia”, “celos” y “ego”. La codicia es a menudo la fuerza impulsiva de la perpetuación del sistema monetario, más allá de la mera supervivencia. Debido a la estratificación inherente de los bienes y servicios (y por lo tanto, de los estándares de vida) disponibles para aquellos con más y más poder de adquisición, el ser humano es preparado para desear perpetuamente “más” riqueza material, ya que el “más” parece ir hacia la eternidad. El resultado es una cultura que no tiene un concepto de equilibrio, o un sentido de lo que es realmente importante, o “suficiente”. La publicidad acrecenta esto mediante su constante representación de “las posibilidades”, haciendo a menudo que la gente se cuestione su propio valor ya que “no tiene lo mejor de la vida”, etc. Los celos aparecen al comenzar la cultivación a una edad muy temprana, tal vez cuando el profesor de la escuela elogia al estudiante que alcanza notas altas, y reprende al estudiante que no lo hace, causando que ese estudiante sienta envidia de la persona que califica alto. Sin importar su origen, una técnica de la publicidad es explotar esta neurosis utilizando los medios para representar a una persona con algo que tú no tienes, haciéndote creer que necesitas tener ese algo para ser “iguales”. Esto es muy similar a la codicia, con la excepción de que las personas crecen despreciando a otros por lo que tienen, generando tensión social, y a menudo, conflicto. El ego a menudo es definido como “un sentimiento de superioridad sobre los otros”. Esta distorsión toma esencialmente dos formas: 1. Superioridad general basada en la clase de riqueza o posición en la jerarquía social. 2. Arrogancia respecto a la contribución creativa, prestigio de demanda, reconocimiento u otras “recompensas”. La última, para muchos, parece casi “natural”, ya que hoy las personas adoran “tomar créditos” por sus ideas e invenciones. Esto tiene un fuerte reforzamiento en el sistema monetario, ya que cuando llega a hacer ganancias, una persona literalmente es “recompensada” y “reconocida” por sus invenciones y acciones personales. Esto acrecenta más adelante la tendencia de una persona a demandar crédito por lo que hace, aún si no tiene nada que ver con dinero. Se debe destacar que ningún humano realmente “inventa” o crea nada por su propia cuenta. Toda idea o creación que ha emergido ha sido hecha en base a la contribución del trabajo de generaciones anteriores, influencias ambientales y/o pura retroalimentación. Como Isaac Newton dijera una vez: “si he visto más allá, sólo ha sido parándome sobre hombros de gigantes” 11 . Su punto era que había construido su investigación, y desde ahí sus descubrimientos, sobre el trabajo de otros grandes científicos que vivieron antes que él. El crédito, por lo tanto, no sólo es suyo, sino que va para todo el cuerpo de descubrimientos científicos que él había aprendido y con los cuales trabajó. Esta forma de ego no tiene posición cuando una persona comprende que TODAS las invenciones y creaciones son realmente colaboraciones, desarrolladas seriamente, de una u otra manera. Ahora, para la primera distinción de ego anotada arriba (“Superioridad general basada…”), esta es una disposición orientada que, en un nivel, es un medio psicológico de sentirse mejor por tener más que otro humano. Una persona rica caminando por la calle considera mucho más fácil despreciar a una persona vagabunda, diciendo que “solamente es floja”, en lugar de reconocerla como una víctima de la cultura. En otro nivel, el elitismo ciego, en forma de algún tipo de “racismo basado en la clase” lleva a las personas a despreciar a aquellos con menos poder de adquisición simplemente como “inferiores” o “sirvientes”, ya que el status social, educación y estilo de vida alcanzado por esta elite, está claramente fuera del alcance de aquellos sin poder de adquisición similar, creando, por lo tanto, graves diferencias en la cultura. 11 Newton, Isaac, Carta a Robert Hooke, 5 de febrero, 1675.
  14. 14. 14 Al final, nuestros valores se basan en lo que funciona y lo que nos ayuda a formar vidas mejores y más fáciles. Si vivimos en un sistema que recompensa la competición, el auto-interés invariante, la corrupción, la vanidad y la arrogancia, entonces estos serán los valores perpetuados constantemente en la sociedad. Aunque muchas personas sirven por “honestidad, preocupación y humildad”, es fácil ver porqué estas cualidades no prevalecen, ya que el sistema de supervivencia en la sociedad de hoy no los apoya o refuerza. Mecanismo Cinco Manipulación Fiscal El dinero utilizado hoy es llamado “fiat”, lo que significa que su valor viene esencialmente de un decreto del gobierno. En otras palabras, no hay nada que “respalde” el valor del dinero más que tal vez el sudor de los trabajadores que intercambian sus servicios por el dinero. Varios años atrás, la mayoría del dinero estaba sobre un “estándar de oro” que daba una base pseudo-empírica para el valor de cierto dinero, pero aún esto era enteramente arbitrario, ya que la fuente del valor era simplemente cambiada por esta materia prima llamada “oro”, el cual además no tiene valor intrínseco por sí mismo. El “valor” de cualquier material es relativo a su escasez (oferta) y demanda, y estos atributos están siempre fluyendo, y por lo tanto, son inestables. Esta llamada ecuación “oferta-demanda” también se aplica directamente al valor monetario. El valor dentro del sistema fiat se deriva de cuánto dinero está en circulación dentro de una economía. Igual que con cualquier recurso natural, mientras más dinero hay en circulación, menos vale cada unidad de moneda fiat. Cuanto menos dinero haya en circulación, esto hará que cada unidad valga más, respectivamente. Este fenómeno es llamado “inflación” y “deflación”, hablando generalmente♦ . Muy simplemente, si se bombea nuevo dinero en una economía, sin importar la demanda actual de bienes y servicios, los precios en la economía eventualmente subirán, en tanto el valor de la moneda baje proporcionalmente su valor. Este es un “efecto inflacionario”. De todos modos, si el dinero nuevo es puesto rápidamente en uso para la creación de nuevos bienes y servicios, mientas exista una demanda para comprar tales productos, puede ser introducido en la economía sin un efecto inflacionario substancial. Por ejemplo, si hay una demanda en el mercado por nuevas casas, y el gobierno inyecta 1 billón de dólares de dinero nuevo en la economía, y todo es dinero es puesto en uso para construir estas nuevas casas, las cuales después son compradas, el efecto inflacionario es mínimo. El incremento del suministro de dinero disponible en una economía también es llamado expansión monetaria, mientras el descenso del suministro de dinero es llamado contracción monetaria. Cuando ambas fuerzas están en juego, se tiende a obtener una tendencia cíclica, llamada “ciclo de expansión y contracción”, también conocido como “ciclo del negocio” o “ciclo de explosión y empuje” (más sobre esto abajo). Hablando generalmente, el periodo de expansión es usualmente asociado al mencionado “crecimiento económico”, ya que se pone más dinero en uso, y a menudo se crean más trabajos. Al revés, el periodo de contracción es a menudo llamado recesión o depresión, ya que el dinero se va agotando y por lo tanto hay menos dinero para poner en uso, y así los trabajos se pierden y las compañías fallan. El concepto de “crecimiento económico” es definido comúnmente como: “el aumento de la cantidad de bienes y servicios producidos por una economía a lo largo del tiempo”. El sistema de manejo del PIB (producto interno bruto), el cual básicamente compara los ingresos y salidas de una economía en cierto periodo de tiempo, es utilizado comúnmente como indicador para este llamado “crecimiento económico”. ♦ La definición clásica de inflación es “alza de precios” (inflación de precios), mientras que deflación es “baja de precios”. De todos modos, la causa principal de la inflación y deflación de precios es el aumento y descenso del suministro de dinero (inflación monetaria). Dicho esto, esta no es la única causa posible de estas condiciones. La sobre/sub-producción en sí misma puede influir en esto igualmente. Puede haber también un periodo de inflación y deflación al mismo tiempo, como cuando ocurre una crisis sistémica, la cual contrae el suministro de dinero más rápido de lo que el dinero puede ser creado y puesto en él.
  15. 15. 15 Ahora, antes de ir más lejos, destacaremos que toda la idea del crecimiento económico, como se interpreta tradicionalmente, no tiene sentido respecto al verdadero desarrollo humano. No existe ningún crecimiento económico verdadero por sí mismo, ya que el mecanismo subyacente se basa casi completamente en la acumulación de liquidez (dinero) en el sistema. En otras palabras, si yo falsificara 100 millones de dólares y te los diera a ti para comenzar un negocio (tú no sabes que es dinero falso), y tú compraras y arreglaras una construcción antigua, contrataras un equipo de empleados y comenzaras a producir un producto que el público compre, esto se consideraría una “expansión” de la economía. Habrás invertido en una propiedad real, aumentado la tasa de empleo, y creado nuevos productos que otros comprarían, por lo tanto estimularías la circulación de dinero (el “ciclo de consumo”). Ahora, ¿qué ocurriría si se descubriera que todo el dinero que posees es falsificado, y toda la operación fuese cancelada? Esto sería una contracción de la economía, ya que el dinero se desvanecería; tus empleados serían despedidos, la construcción se clausuraría, y la producción se detendría. Dado este escenario, nos preguntaríamos: ¿Cuál fue el verdadero crecimiento? Si el aumento (expansión) en el suministro de dinero puede resultar en la creación de trabajos y producción, mientras el descenso (contracción) resulta en la pérdida de trabajos y producción, ¿cuál era exactamente la idea? Para comprender esto más claramente, necesitamos observar cómo el dinero es creado y regulado por el gobierno y/o su banco central. Para este ejemplo, utilizaremos a los Estados Unidos y su banco central, la Reserva Federal. Como se anota arriba, el “ciclo de expansión y contracción” es un patrón cíclico, que tiene que ver con la infusión y renuncia de dinero en el sistema. Este patrón es ampliamente controlado y manipulado por el banco central (Reserva Federal) por medio de tasas de interés. Una tasa de interés es un honorario cargado a un usuario por el uso de una cantidad de dinero prestado. Este honorario se basa en un porcentaje de la cantidad prestada. Ya que todo el dinero en la economía de los EEUU y en casi todas las economías del mundo es creado a partir de deudas a través de préstamos♦ , la velocidad con la cual este dinero llega a existir depende de cuánto una persona está dispuesta a pagar en intereses para adquirir tal préstamo. Los bancos comerciales basan sus tasas de interés en valores fijados por el banco central. Por ejemplo, en América la “tasa primaria” es la tasa de interés más baja cargada por los bancos a la mayoría de sus clientes solventes. Esta tasa se basa en lo que se llama “tasa de fondos federales”, la cual es dictada por la Reserva Federal. Ahora, no es el ámbito de este libro diseccionar los complejos métodos y jergas utilizados por el sistema de bancos. De todos modos, lo importante aquí es comprender que la Reserva Federal tiene el poder de influir las tasas de interés de todos los bancos. Esto se traduce en poder para controlar la cantidad de dinero prestada, y desde ahí, la cantidad en circulación. Cuando la Reserva Federal baja sus tasas de interés, también lo hacen los bancos comerciales, y el crédito (préstamo) se vuelve menos costoso. Cuando la Reserva sube sus tasas de interés, el crédito se vuelve más costoso. En un ambiente de bajos intereses, las personas tienden a pedir dinero, ponerlo en uso, y generar el llamado “crecimiento económico” (expansión). En un ambiente de altos intereses, menos pueden darse el lujo de pedir dinero, se pone menos en uso, y el crecimiento económico se vuelve lento o se revierte (contracción). Este es todo el llamado “ciclo del negocio”, y la Reserva Federal, a través de su manipulación de las tasas de interés, puede “acelerar” la expansión y contracción del dinero a su voluntad, en cierto grado♠ . ♦ Reserva Federal de Chicago, Mecánica Moderna del Dinero, 1963. ♠ En el evento de falla económica, donde la deuda/inflación excede la capacidad de manipularse, la manipulación de las tasas de interés puede tener efecto mínimo o nulo. Más sobre esto en el Capítulo 2.
  16. 16. 16 ¿Por qué la Reserva necesita controlar esto? Para comprender esto, debemos recordar que (1) todo el dinero es generado a partir de deudas (préstamos), y (2) el aumento en el suministro de dinero puede llevar a inflación. Si se permitiera que el suministro de dinero aumentara constantemente (expansión), es simplemente cuestión de tiempo antes que el mercado se sature con un exceso de liquidez que sofocaría el crecimiento económico resultante. Esto llevará entonces a inflación, devaluando el valor de la moneda, elevando los precios. Así mismo, la deuda pendiente es directamente proporcional al suministro de dinero, así que mientras más se “expande” una economía, más grande es la deuda que se genera. Esto establece una inevitable crisis sistemática, ya que el dinero necesario para pagar los intereses cargados a los préstamos no existiría en la economía en ese momento♣ . Por lo tanto, siempre hay más deuda pendiente que dinero existente. Una vez que la deuda se vuelve mayor de lo que una persona o compañía puede pagar, comienza la morosidad (a menudo de manera sistemática), los préstamos se vuelven lentos y/o se detienen, y el suministro de dinero comienza a contraerse. Este particular escenario de deuda aplastante y expansión nula podría denominarse “falla financiera”, simplemente. Ahora bien, antes de ir más lejos, necesitamos hablar más específicamente sobre la Deuda. Es necesario comprender claramente que la deuda en sí misma es además una herramienta muy activa para el control social, pero no de la manera en que la mayoría considera. En un Sistema Monetario, toda la estructura se basa en la participación humana. La estructura es siempre jerárquica, para que así aquellos en la punta de la pirámide se beneficien más que la mayoría en la base. Por lo tanto, mantener a la gente motivada a estar empleada y temiendo perder su trabajo, y así, en calidad de sirvientes, es una circunstancia positiva para aquellos en la cima. Una persona que “necesita” un trabajo, es más propensa a tomar un salario más bajo, y menos propensa a causar problemas. Una de las maneras más fiables de hacer que la gente trabaje y mantener la subordinación es ponerla en deuda. Una persona con mucha deuda será mucho más sumisa para el sistema, que una persona que no tenga deudas. Este mecanismo de “esclavitud de dudas” es muy poco referido, ya que la mayoría ni siquiera piensa sobre él. Cada dólar existente teóricamente debe ser pagado al sistema de bancos, y para devolver ese dinero, debe ser “ganado” por las partes endeudadas, usualmente en forma de “salario” o “ganancia”, requiriendo entonces servicio y servidumbre humana. Este tema es agravado por la realidad de que siempre existe más deuda que dinero en existencia (debido a los intereses cargados), haciendo que los intentos del público sean en vano, cayendo en una insignificancia en el sistema. Siempre habrá más deuda que pagar, asegurando la esclavitud de las masas. Ahora, en el siguiente capítulo, continuaremos nuestro análisis del sistema financiero y sus políticas para destacar cómo las repetidas fallas del sistema son construidas en su misma estructura, de una u otra manera. Antes de hacerlo, resumamos lo que se ha discutido en este capítulo. ♣ Para quienes no se familiaricen son esta realidad, véase La Red de Deudas por Ellen Brown, Capítulo 2.
  17. 17. 17 Resumen del Capítulo 1 • Nuestro mundo está dominado por la práctica de la Economía Monetaria (alias “Sistema Monetario”). Basándose en este sistema, el valor de un bien o servicio es definido por la disponibilidad (grado de escasez) de los recursos requeridos, junto con la cantidad o tipo de trabajo humano involucrado en la producción o servicio. Basándose en esta teoría del valor, si los bienes y servicios pudiesen producirse sin trabajo humano, sumado a recursos que estuvieran en completa abundancia, el valor (precio) sería cero, y entonces no tendría valor monetario en absoluto. Si tal situación fuese a ocurrir, tal vez con el uso de la automatización para la labor y procesos químicos para encontrar sustitutos para los recursos escasos, el sistema financiero y lucrativo completo no tendría una base verdadera, y no podría existir. • Una corriente manipulativa del mercado es la escasez. Las industrias buscan la escasez, ya que aumenta la demanda. Esta realidad genera una inmediata despreocupación por el interés medioambiental y humano, y refuerza métodos abusivos que funcionan para limitar la capacidad de producción y la disponibilidad de recursos, en lugar de expandir para un bien mayor. Por lo tanto, la abundancia es imposible. Además, el dinero en el sistema es hecho deliberadamente escaso por los bancos, forzando a los humanos a batallar unos con otros diariamente, donde nunca nada sea suficiente, perpetuando la pobreza y la estratificación de clases. • El Sistema Monetario requiere de “consumo cíclico”, o constante relevo en el mercado. Esto se traduce en una propensión o necesidad natural de generar productos inferiores que se echen a perder rápidamente, ya que si se crearan productos de larga duración y sustentables, el mercado sufriría, ya que cada vez menos personas tendrían la necesidad de reparar o volver a comprar un producto. Esto lleva a altos niveles de multiplicidad, desperdicios y polución. Si los productos de la sociedad estuvieran realmente diseñados para durar largos periodos de tiempo, a través de la utilización de los mejores materiales y métodos, el sistema monetario no podría existir, ya que sólo puede funcionar cuando se generan ingresos financieros constantes a través de la compra. • Lo más importante para un ser humano es la supervivencia, y en el Sistema Monetario este auto-interés inherente se traduce en la constante búsqueda de “lucro”. Esta mentalidad ha probado causar muchos más problemas que beneficios para la sociedad, ya que el interés social siempre es secundario a la ganancia monetaria. Si la industria realmente se “preocupara” por la sociedad, poniendo el bienestar y los mejores intereses de las personas como prioridad, el sistema monetario no funcionaría, ya que la orientación de la estructura completa requiere de “ventaja diferencial”. En otras palabras, la “igualdad” o la “justicia” no tienen lugar en un sistema donde la base de la supervivencia tiene que ver con la competición. Por supuesto, los avocados al sistema te dirán que el sistema genera “incentivo”, pero este incentivo es en realidad el incentivo por ganancia monetaria y nada más. Las contribuciones significativas a la sociedad en este sistema son un subproducto casual, no el intento inicial. La corrupción financiera es siempre constante, con muchas formas, aceptada simplemente como “la forma en que son las cosas”, y hecha legal. Concurrentemente, la guerra es la forma máxima de estímulo económico, y esto hace a la muerte y la destrucción aspectos positivos para quienes están en posiciones comerciales y políticas que se lucren de ello. La guerra de hecho es deseada por la industria, sin importar su inhumanidad. Dada esta realidad, la guerra nunca se acabará en tanto el sistema de lucro exista, mientras el comportamiento humano en sí tendrá siempre una propensión abusiva, debido a la necesidad de ganar ventaja sobre el otro para sobrevivir.
  18. 18. 18 • El Sistema Humano de Valores es en gran medida un producto del ambiente. La influencia del Sistema Monetario, las mentalidades impiadosas que necesita para ganar, junto con los valores distorsionados generados por las agencias publicitarias para condicionar a una persona a comprar algo, han creado una cultura de personas vanidosas, egoístas, agresivas e inseguras. La vanidad, el ego, los celos y la codicia son productos del sistema, y cuando se trata de la “promoción” de una venta, el resultado final es más importante que los medios. Así mismo, la inherente motivación competitiva y auto-interesada en la búsqueda de lucro genera una despreocupación general por el bienestar de otros, perpetuando inclinaciones hacia el abuso y la ventaja. • El dinero utilizado en el mundo hoy es “fiat” y usualmente es regulado por los Bancos Centrales. En los Estados Unidos, la Reserva Federal (su banco central) manipula las tasas de interés para controlar la expansión y contracción del suministro de dinero. Las deudas generadas por préstamos (recuerde que el dinero viene a la existencia a través de préstamos, por lo tanto el dinero es creado desde de la deuda) son exageradas por el uso de intereses, ya que el dinero para devolver el interés cargado en el préstamo nunca es generado respectivamente en el suministro de dinero. Por lo tanto, cuando el suministro de dinero se expande, generando comúnmente “crecimiento económico” (nuevo dinero puesto en uso), se crea también una cantidad proporcional de deudas, forzando a las personas a someterse a un empleo para pagar la deuda obligada. Ya que el interés + el principio de las deudas permanentes siempre excederán el suministro de dinero disponible, este aspecto constituye nada menos que una forma de esclavitud económica, ya que es virtualmente imposible para el público colectivo zafarse alguna vez de sus deudas. Además, el término “crecimiento económico” en realidad no tiene sentido, ya que toda expansión económica es temporal y debe ser equilibrado mediante la contracción. La única razón por la que se crean más trabajos es porque hay más dinero en circulación.
  19. 19. 19 Capítulo 2: La Falla Final Más allá de la irresponsabilidad David Walker, antiguo Contralor General de EEUU y jefe de la GAO, advirtió antes de las elecciones de 2004 que si no se hacían cambios grandes en la economía, en 2009 los Estados Unidos y sus pagadores de impuestos no podrían efectuar el pago de sus intereses sobre la deuda nacional 12 . Un estudio autorizado por la Tesorería de EEUU en 2001 descubrió que para mantener la deuda a su tasa de crecimiento actual, en 2013 los impuestos necesitarían ascender a un 65% 13 . Si Estados Unidos no pudiese pagar el interés sobre sus deudas, esa sería la etapa final del colapso económico, y resultaría en una total bancarrota. La crisis sistemática se esparciría al resto del mundo, debido a las conexiones financieras y comerciales inherentes. ¿Cómo ocurrió esto? ¿Por qué la deuda nacional de EEUU es de $12.250.000.000.000 en enero de 2009? De los 203 países en el mundo hoy en día, sólo cuatro (!) no deben dinero a otros. La deuda externa colectiva de todos los gobiernos en el mundo es de alrededor de 52 trillones de dólares 14 , y este número no incluye la masiva deuda a la casa en cada país. Todo el mundo está básicamente en bancarrota. ¿Pero cómo? ¿Cómo puede el mundo como un todo deberse dinero a sí mismo? Obviamente, nada de esto tiene sentido. No existe ningún “dinero”. Sólo hay recursos planetarios, trabajo humano e ingenio humano. El sistema monetario no es más que un juego… y uno fuera de época y disfuncional. Aquellos en posiciones de poder social alteran las reglas del juego, a voluntad. La naturaleza de tales reglas es guiada por las mismas mentalidades distorsionadas y competitivas que se utilizan en la vida “monetaria” diaria, sólo que ahora el juego está construido desde sus raíces para favorecer a aquellos que animan el show. Por ejemplo, si tú tuvieras 1 millón de dólares y los pusieras en un certificado de depósito al 5% de interés, generarías $50.000 al año simplemente por ese depósito. Estarás haciendo dinero desde el dinero mismo… papel haciéndose desde otro papel… nada más, ninguna invención, ninguna contribución a la sociedad, ningún nada. Con eso destacado, si eres una persona de clase media o baja, la cual está limitada de fondos, y debes obtener préstamos basados en intereses para comprar tu casa o utilizar tarjetas de crédito, entonces estarás pagando intereses al banco, los cuales el banco utilizará, en teoría, ¡para pagarle de vuelta a la persona con el certificado de depósito del 5%! Esta ecuación no sólo es escandalosamente ofensiva debido a la utilización de usura (interés) para “robar a los pobres y regalar a los ricos”, sino que además perpetúa la estratificación de clases en su mismo diseño, manteniendo pobres a las clases bajas, bajo la constante carga de las deudas, mientras mantiene ricas a las clases altas, con los medios para convertir el exceso de dinero en más dinero, sin trabajo. Poniendo a un lado esta realidad, hay otros juegos en el sistema que han funcionado por décadas, pero ahora recién comienzan a florecer en el inevitable desastre matemático que debió anticiparse hace 100 años atrás. El “ciclo de explosión y empuje” (alias “ciclo del negocio”) Las definiciones superficiales de “ciclo del negocio” dicen comúnmente: “las recurrentes fluctuaciones en la actividad económica que consisten en recesión y recuperación y crecimiento y decaimiento” 15 . De todos modos, esto no dice nada sobre la causa de las fluctuaciones. Si bien existen varias teorías sobre la causa, pareciera que la mayoría de los economistas tienden a evadirse del “elefante en la sala de estar”… y ese es el poderoso efecto que la contracción monetaria (dinero quitado) y la expansión monetaria (nuevo dinero agregado) tiene sobre el ciclo del negocio. 12 Al Martin, Protocolos para el Colapso de la Economía en América (artículo), 2008. 13 Ellen Brown, La Red de Deudas, Third Millenium Press, p. 368. 14 Libro de Hechos Mundiales CIA, 2009, https://www.cia.gov/library/publications/the-world-factbook/rankorder/2079rank.html 15 wordnet.princeton.edu/perl/webwn
  20. 20. 20 Cuando se agrega dinero al suministro de dinero, ese dinero es comúnmente puesto en uso para alguna razón. Muy a menudo, estas razones incluyen comenzar un negocio, comprar un hogar, invertir en el mercado, etc. Esta aplicación del dinero a menudo se traduce en el mencionado “crecimiento económico”. La expansión de crédito, en forma de préstamos personales y de negocios, es realmente la fuerza oculta detrás del crecimiento económico. Este es básicamente el periodo de “explosión” del ciclo de explosión y empuje. Si examinas las tendencias prioritarias de la expansión económica en Estados Unidos, hallarás una correlación con la expansión de crédito (p. ej., la burbuja de reserva del mercado entre 1990 – 2000). Desafortunadamente, el dinero no puede agregarse infinitamente a la economía, ya que la deuda e inflación causada por la expansión eventualmente superará las ganancias del “crecimiento”. Esto debido a la realidad de que siempre se necesita dinero nuevo para cubrir la permanente deuda, y en gran parte debido a la necesidad de pagar los intereses sobre un préstamo (el cual no existe específicamente en el suministro de dinero). Esto significa que después de un periodo de crecimiento (explosión), con los indicadores económicos ahora apuntando hacia una economía debilitada, una decisión puede ser tomada por los reguladores financieros o el gobierno, ya sea para: [1] Continuar la expansión infundiendo aún más dinero, a menudo bajando las tasas de interés (como la tasa “primaria” o “de descuento”) o simplemente moviendo grandes sumas de dinero hacia ciertos sectores (como la fianza de banco de 700 billones de dólares del 2008). o [2] Dejar que la contracción (recesión) sigua su curso, subir las tasas de interés, y devolver la economía a cierto equilibrio, preparándose así para otra expansión♦ . Hasta donde la historia conoce, el patrón ha sido hacer ambas opciones, básicamente con la idea de “facilitar” la recesión incrementando la liquidez. El razonamiento es simple. Es políticamente impopular para la clase dominante tener ciudadanos pobres y desempleados. Esto puede llevar al desprecio por el liderazgo y tal vez la revolución. Por lo tanto, siempre está el juego de aplacar al público con seguridad falsa, para evitar que salga a la luz la verdad sobre la inherente disfuncionalidad y corrupción del esquema Ponzi conocido como el Sistema Monetario♠ . Ahora, el resultado de esta “facilitación” de la contracción simplemente retrasa lo inevitable, y desde que el gobierno de EEUU ha “facilitado” cada contracción que hemos visto en los últimos 70 años infundiendo más dinero en el sistema, nos espera un “escenario de Día del Juicio”… la “gran contracción”… y podría estar ocurriendo en este preciso momento. La Figura 1 es el ciclo del negocio idealizado, moviéndose en una media constante, con cimas como las “explosiones” y depresiones como los “empujes”. Figura 1 ♦ Estos son ejemplos generalizados y resumidos. No es el interés de este folleto detallar todos los componentes y atributos. ♠ En un sistema donde el dinero es creado sobre el dinero desde una deuda, con intereses cargados, generando más deuda de la que está incluso en circulación – este sistema es un esquema piramidal de libros de texto. La herramienta es llamada “sistema de reserva fraccional”. Lea La Red de Deudas, capítulo 2, por Ellen Brown, para saber más sobre esta política de expansión monetaria.
  21. 21. 21 Pero considerando que el dinero siempre ha sido estratégicamente inyectado en el sistema cuando ocurre una contracción, la senda “media” en realidad asciende. La figura 2 es una representación idealizada de lo que ha estado sucediendo los últimos 70 años y lo que podría depararnos la llegada de la “gran contracción”. Figura 2 En marzo de 2006, el gobierno de EEUU dejó de reportar el M3, lo cual es la cantidad total de dinero en la economía en virtualmente todas las formas. ¿Cuál es la razón de esto? No quieren que el público se dé cuenta de cuánto dinero está siendo bombeado al sistema. La figura 3 muestra el M3 ascendiendo hasta que dejaron de reportarlo. Cantidad de Dinero M3 (SERIES DISCONTINUAS): Billones de dólares: SA Figura 3 Sin importar la discontinuidad reportada por la Reserva Federal, economistas seculares han sido capaces de registrar los componentes del M3 independientemente♦ , y se ha notificado que desde 2006, el M3 ha crecido desde alrededor de 10 trillones a 14,5 trillones a fines de 2008, cerca del 50% de aumento en menos de 3 años (figura 4). ♦ http://www.shadowstats.com/alternate_data/money-supply La “gran contracción” ¿2009 – 2010?
  22. 22. 22 M3 EXPANDIDO HASTA EL DÍA DE HOY: BILLONES DE DÓLARES Figura 4 ¿Qué tan lejos podemos llegar? A este ritmo, en 2015 el suministro de dinero será de unos 30 trillones de dólares. Ahora, que haya dinero bombeándose en el sistema, no siempre significa que ocurra una expansión económica. Este es un punto crítico. Por ejemplo, uno de los indicadores distintivos de la expansión económica es la creación de trabajos. La figura 5 muestra los niveles de desempleo en EEUU, incluyendo el componente SGS♠ que toma en cuenta aquellos americanos que no trabajan y no están registrados como “cesantes” simplemente porque el periodo de reconocimiento ha terminado. ♠ La Tasa de Desempleo Alternativa SGS refleja el desempleo actual reportando metodología ajustada para “trabajadores desmotivados” estimados por la SGS, definida durante la administración de Clinton añadida a las estimaciones existentes de BLS de nivel de desempleo U-6. http://www.shadowstats.com/alternate_data
  23. 23. 23 Mientras las agencias oficiales del gobierno reportaron que el desempleo fue de un 7% a fines de 2008, investigaciones más profundas revelan que está en realidad cerca del 18% de la población estadounidense. Más sobre las razones de esta realidad se establecerá en la siguiente sección (La Subcontratación Suprema), pero por ahora utilicemos esta información simplemente para comprender que la actual infusión de dinero en el suministro de dinero no está teniendo efecto en la actual crisis financiera. Como se destacó anteriormente, el dinero no puede ser sumado a la economía infinitamente, ya que la deuda e inflación causadas por la expansión eventualmente superarán las ganancias del “crecimiento”. Esto es lo que está sucediendo ahora, y ninguna intervención (fianza) para “facilitar” esta crisis pareciera funcionar. ¿Por qué? Principalmente porque los niveles de deuda son demasiado altos. La deuda total del gobierno de EEUU más sus ciudadanos fue de alrededor de 53.000.000.000.000 16 en 2007 (figura 6). Esto es una locura, si te das cuenta que en 2007 el suministro total de dinero de EEUU (M-3) fue sólo de unos 12.000.000.000.000. ¿Acaso vamos a inyectar ahora más de 40 trillones de dólares en la economía de EEUU para cubrir esto? No, ya que esto no sólo generaría trillones de deudas nuevas, sino además causaría hiperinflación a una escala enorme. Desde un ángulo diferente, el PIB de EEUU en 2007 ¡fue sólo unos 14 trillones! 17 16 http://mwhodges.home.att.net/nat-debt/debt-nat-b.htm 17 https://www.cia.gov/library/publications/the-world-factbook/print/us.html Tasa de Desempleo – Oficial (U-3 y U-6) vs. SGS Alternativa S.A. Mensualmente en Diciembre de 2008 (ShadowStats.com, BLS)
  24. 24. 24 Fig. 6 En este momento (2009), la inflación y la deflación, al mismo tiempo, con la deflación en forma de contracción, están ganando. El dinero se está desvaneciendo más rápido de lo que puede ser suministrado, o es suministrado perdidamente. Mientras el sistema mismo establece su inevitabilidad por cuenta propia, la cadena de eventos del actual colapso pareciera comenzar con la desenfrenada burbuja especulativa en el mercado de viviendas. Una vez que esto colapse, el mercado de derivados (el cual sostiene valores que exceden el PIB de todo el planeta varias veces 18 ), el cual apostó por tales hipotecas de las casas, se volverá “tóxico” debido a sus embargues. Esto gatillaría la falla en los bancos de inversiones; junto con la falla de los bancos comerciales después; lo cual llevaría a la falla de las corporaciones que requieran créditos; llegando inevitablemente al despido de la misma fuerza de trabajo. Esta crisis sistémica es global, debido a la naturaleza internacional de los mercados financieros, por lo cual los países del mundo occidental están viendo ahora problemas económicos similares que América. De todos modos, nótese que aunque pareciera que la burbuja de vivienda y los “préstamos predadores” son “para culpar” por esta crisis, en realidad no lo son. Esta falla hubiese ocurrido de una u otra manera debido a la naturaleza misma del sistema económico. De todos modos, la increíble irresponsabilidad involucrada en el manejo de este sistema ya perjudicial se ha exagerado enormemente y acelerado la severidad del colapso pendiente, haciendo que el futuro se vea bastante nefasto si esta estructura falsa, conocida como “El Sistema Monetario”, sigue manteniéndose. La Subcontratación Suprema Todo lo descrito en la sección precedente es de gran importancia en términos de comprender dónde estamos y hacia dónde vamos en esta estructura económica. Por favor, nota que esta información es tan relevante para americanos como para no-americanos, ya que el mundo comparte el mismo sistema básico y está fuertemente entrelazado. 18 Brown, Ellen, Trueques de Créditos No Pagos: Evolucionando al Deshielo Financiero y Derivando el Desastre Del Día, webofdebt.com, 2008. DEUDA TOTAL AMERICANA VS. INGRESOS
  25. 25. 25 Ahora, en respuesta a estos problemas, muy a menudo la gente sugiere una “reforma monetaria” como la solución. Estas sugerencias consisten en: volver al estándar del oro; intereses de ilegalidad; cerrar la Reserva Federal y dar el poder de fabricar dinero al gobierno y dejar que el gobierno distribuya su deuda libremente, etc. Si bien todas estas y otras reformas plantean méritos lógicos, no reconocen un fenómeno imparable que se ha acelerado desde inicios del siglo 20, el cual ha impactado fuertemente a la fuerza laboral: El reemplazo del trabajo humano por máquinas. En el núcleo del sistema económico en sí está el mecanismo de trabajar por ingresos. Nuestro sistema económico completo está basado en seres humanos que venden su labor como una mercadería en el mercado libre. Si los humanos no tuviesen la opción de “trabajar para vivir”, entonces el sistema monetario como lo conocemos se acabaría. Nadie puede comprar bienes si no gana dinero. Las compañías no pueden producir si el comprador no tiene poder de adquisición. Este tema hace caso omiso a todo lo que ha sido discutido previamente en este capítulo. John Maynard Keynes, en La Teoría General del Desempleo, los Intereses y el Dinero, apunta desdeñosamente: “Estamos siendo afligidos por una nueva enfermedad, de la cual algunos lectores pueden no haber oído el nombre aún, pero de la cual oirán fuertemente en los años venideros - a saber, el ‘desempleo tecnológico’. Esto significa el desempleo debido a nuestros descubrimientos de medios de economizar la labor dejando atrás el paso al cual nosotros podemos hallar nuevos usos para la labor.” 19 Si bien los políticos y líderes de los negocios y el trabajo discuten sobre asuntos que claman como responsables del creciente desempleo en el mundo, como la subcontratación de compañías extranjeras o el trabajo inmigrante, la causa real pasa desapercibida en el debate público: el desempleo tecnológico. En palabras del Premio Nobel Economista Wassily Leontief: “El rol de los humanos como el factor más importante de la producción está forzado a disminuir, de la misma manera que el rol de los caballos en la producción agrícola fue disminuido y después eliminado por la introducción de los tractores.” 20 Ya que el Capitalismo Mercantil se construye sobre la lógica de reducir costos (incluyendo los costos del trabajo) para aumentar ganancias, la inclinación a reemplazar a humanos cuando sea posible por automatización maquinaria es una progresión natural de la industria. Después de todo, una máquina no necesita tomar descansos, no requiere un seguro de salud o ganancias, y no es parte de un sindicato demandante. Un simple vistazo a las estadísticas laborares históricas de EEUU por sector muestra el patrón de automatización maquinaria reemplazando definitivamente al trabajo humano. En el sector agrícola, casi todo el volumen de trabajo tradicional es hecho ahora por máquinas. En 1949, las máquinas hacían el 6% de la cosecha de algodón en el sur. En 1972, 100% de la cosecha de algodón era realizada por máquinas 21 . Cuando la automatización llegó al sector industrial de EEUU en los años 50, 1.6 millones de trabajos manuales se perdieron en 9 años 22 . En 1860, el 60% de América trabajaba en el sector agrícola, mientras hoy es menos del 3% 23 . En 1950, 33% de los trabajadores de EEUU trabajaban en Industria, mientras en 2002 sólo había un 10% 24 . La industria de metal estadounidense, desde 1982 a 2002 aumentó la producción desde 75 millones de 19 Keynes, John Maynard, La Teoría General del Desempleo, los Intereses y el Dinero, 1931. 20 Leontief, Wassily, Perspectiva Nacional: La Definición de Problemas y Oportunidades, 30 de junio de 1983, p. 3. 21 Peterson, Willis, La Cosecha de Algodón en Retrospectiva: ¿Desplazamiento o Reemplazo de la Labor?, St. Paul, 1991, pp. 1-2. 22 Kahn, Tom, Problemas del Movimiento Negro, Dissent, 1964, p. 115. 23 “Por qué el crecimiento del trabajo está estancado”, Fortune, 3/8/93, p. 52. 24 http://www.usatoday.com/money/economy/2002-12-12-manufacture_x.htm
  26. 26. 26 toneladas a 120 millones de toneladas, mientras los trabajadores del metal pasaron de 289.000 a 74.000 25 . En 2003, la Alianza Capital realizó un estudio de las 20 economías más grandes del mundo hasta la fecha, registrando desde el periodo de 1995 a 2002, descubriendo que 31 millones de trabajos de industria se perdieron, mientras la producción aumentó en un 30% 26 . Este patrón de productividad creciente y lucro, junto al empleo decreciente, es un nuevo y poderoso fenómeno, sin cambios a la vista. Entonces… ¿dónde se han ido los trabajos? Al Sector de Servicio. Entre 1950 y 2002, el porcentaje de americanos empleados en las industrias de servicio pasó del 59% al 82% 27 . En los últimos 50 años, el sector de servicio ha estado absorbiendo los trabajos perdidos en agricultura e industria. Desafortunadamente, este patrón está volviéndose lento en tanto la automatización computarizada toma posesión. Desde 1983-1993, los bancos contaban un 37% de sus cajeros humanos, y en el año 2000, el 90% de todos los usuarios de bancos utilizaban cajeros de máquina (automáticos)28 . Los operadores de teléfonos han sido casi todos reemplazados por sistemas de respuestas computarizadas, los cajeros de oficinas postales están siendo reemplazados por máquinas de autoservicio, mientras los cajeros están siendo reemplazados por kioscos computarizados. McDonalds, por ejemplo, ha estado hablando de una completa automatización de sus restaurantes durante varios años hasta ahora, introduciendo kioscos para reemplazar al personal de las porterías, mientras se utilicen cocinas automáticas, como aletas para hamburguesas, para el personal de atrás 29 . El hecho de que aún no lo hayan realizado es probablemente un tema de relaciones públicas, ya que saben cuántos trabajos se cortarían en caso de que se automatizaran. No existe una sola área de la industria del servicio que no esté siendo afectada por la automatización computarizada. De hecho, si uno pensara creativamente sobre la aplicación de la tecnología que existe actualmente, pero que aún no es aplicada al sector de servicio, es fácil ver cómo, casi de la noche a la mañana, la mayoría de todos los trabajos de servicio podrían ser paulatinamente retirados, comenzando por cajeros, meseros y operadores de teléfonos. El economista Stephen Roach ha advertido: “El sector de servicio ha perdido su rol como el motor desenfrenado de creación de trabajos en América” 30 . En tanto ocurre esta transacción, ¿dónde está el nuevo sector emergente para emplear a todos los trabajadores recientemente desplazados? En realidad no existe… al menos no todavía. Si bien existen muchos campos especializados emergentes en el rubro de la Información, estos son extremadamente limitados en su capacidad de ofrecer algo cercano a la compensación por el vasto trabajo perdido. Y mientras los economistas se esfuerzan por crear modelos para tratar con el tema del casi imparable desempleo, desde el subsidio de la labor (bienestar) a nociones novelescas como “impuestos negativos”, la mayoría se rehúsa a considerar lo que es realmente necesario para prevenir el caos total en este planeta. La solución no yace en tratar de “arreglar” los temas que han emergido, sino que es hora de trascender el sistema completamente… ya que el sistema de intercambio monetario, junto al Capitalismo en sí, está completamente obsoleto ante el despertar de la creatividad tecnológica. 25 Schwartz, Nelson D., ¿Se desvanecerá el “hecho en USA”?, Fortune, 24 de nov de 2003, p. 102. 26 Actualización Económica Semanal de EEUU: Nóminas de industria declinando globalmente: La historia no contada, Alliance Bernstein, oct 2003. 27 http://www.usatoday.com/money/economy/2002-12-12-manufacture_x.htm 28 Reestructurando Vidas, Visión 2000, p. 43. 29 http://www.techdirt.com/articles/20030801/1345236_F.shtmls 30 Entrevista, 15/3/94, anotada en El Fin del Trabajo (de Jeremy Rifkin), p. 143.
  27. 27. 27 Resumen del Capítulo 2 El Sistema Monetario del mundo no es más que un juego. Tiene muy poca base en la realidad. Emergió hace miles de años, cuando la escasez de recursos era un problema diario. La gente en ese entonces necesitaba alguna manera de distribuir los bienes y servicios, compensando a aquellos que trabajaran para generarlos. Este Sistema Monetario basado en el Trabajo ha sido una grapa de la sociedad por tanto tiempo, que la mayoría de las personas no puede imaginar un mundo sin él. Sin embargo, los mecanismos del sistema, tanto estructural como psicológicamente, han generado problemas dinámicos para el conjunto de la sociedad, desde crimen monetario y distorsión emocional, al abuso y explotación del planeta y de los demás en escalas muy vastas. El mundo de hoy es en realidad sólo una serie de mafias tribalísticas. La línea entre el crimen organizado y el negocio tradicional es realmente inexistente. En cambio, todo el mundo permanece en desacuerdo consigo mismo, y los individuos, negocios y países trabajan perpetuamente por defender lo que tienen, mientras trabajan siempre para ganar más, a menudo mediante la fuerza y la corrupción. A cambio, todo el mundo ahora está en deuda consigo mismo, debiendo sumas cómicas de dinero, mientras la misma integridad de la estructura financiera mundial está al borde del colapso debido a sus deficiencias. De todos modos, aún con estos puntos anotados, aparece una fuerza aún más poderosa e imprevista que garantiza el deceso del sistema económico como lo conocemos para bien, y viene en la forma de desempleo tecnológico. Los seres humanos están siendo reemplazados por avanzadas tecnologías de automatización a una tasa acelerada, estableciendo un desastre de condiciones sin precedentes, ya que si las personas no tienen trabajos, no pueden sostener la economía comprando nada. Esta es realmente la prueba final de que nuestro actual sistema está fuera de época, y si queremos impedir disturbios en las calles y pobreza en una escala jamás vista, tendremos que revisar nuestras nociones tradicionales sobre cómo la sociedad funciona a nivel fundamental. Requerimos un nuevo sistema social que esté actualizado al conocimiento y los métodos modernos del presente.
  28. 28. 28 - PARTE 2: ¿QUÉ ES LO RELEVANTE? - Capítulo 3: La Ley Natural Cuando nos distanciamos del complejo social y nos examinamos a nosotros mismos y al mundo desde una perspectiva más amplia, tendemos a hallar una tremenda acumulación de ruido en el sistema. En otras palabras, los fundamentos de la vida se han perdido en un mar de obligaciones sociales, ocupacionales y financieras, muchas de las cuales son en gran parte artificiales. Por ejemplo, la necesidad de dinero e ingresos pone al humano en una posición donde la elección es a menudo muy limitada. Usualmente, el trabajo encontrado para tener ingresos no refleja los intereses genuinos de esa persona en particular, ni los intereses de la sociedad como un todo. Si fuéramos a examinar las ocupaciones que existen hoy en día, tenderíamos a encontrar que una gran mayoría de ellas no sirve a ninguna función más grande que la perpetuación del “consumo cíclico”. Esta arbitrariedad constituye un tremendo desperdicio de vida y recursos. Por ejemplo, una persona que vende seguros está participando de una ocupación que sólo es relevante a los trabajadores dentro de un sistema monetario, y no tiene base en la naturaleza respecto a una real “contribución a la sociedad”. Lo mismo va para corredores de bolsa, comerciantes y cualquier otra cosa que trate con el sector financiero. Estos son roles arbitrarios y vanos que no contribuyen en nada a la sociedad a largo plazo. Si bien se argumentará que el rol al que ellos sirven afecta a las personas en una base diaria dentro del sistema económico, es hora de dar un paso atrás y comenzar a enfocar nuestros esfuerzos en asuntos sociales que sean realmente relevantes para el progreso social… en oposición a trabajos arbitrarios conjurados para extraer riquezas unos de otros. Esto es un desperdicio de vida. En consecuencia, todo el sistema educacional en la modernidad no es más que una planta de producción en masa que prepara a los humanos para roles ocupacionales en su mayoría predefinidos. Este elemento de la vida humana se ha vuelto tan tradicionalmente arraigado, que muchos consideran falsamente la naturaleza de “tener un trabajo” como alguna forma de instinto humano. Incluso los padres le preguntan a sus hijos “¿qué quieres ser cuando crezcas?” pensando que sólo serán una cosa. Esto es alarmante y es una violación al potencial humano. Ahora, pongámonos en el caso y olvidemos los modos actuales de conducta en la sociedad, y consideremos lo que es real. Expongamos la pregunta: ¿Cuáles son las facetas empíricas de la naturaleza y qué nos dicen estos entendimientos sobre cómo deberíamos gobernar nuestra conducta en este planeta? Ley Natural 1: Todo humano necesita nutrición adecuada, aire limpio y agua limpia, y por lo tanto debe respetar los procesos simbióticos ambientales inherentes. En primer lugar, cerca de un 40% de las muertes en el mundo son causadas por la polución del agua, el aire y la tierra31 . Este es un porcentaje asombroso. ¡¿Cómo puede la sociedad tomarse en serio a sí misma cuando ni siquiera podemos mantener nuestros recursos y procesos naturales más vitales de buena manera?! Por qué tantos autoproclamados científicos de hoy están trabajando en intereses esotéricos como los “hoyos negros”, “campos cuánticos” y otros planetas “como la Tierra”, ¡cuando ni siquiera podemos cuidar de nosotros mismos aún! El hecho es que la mayoría de los humanos no entienden o consideran la interconectividad de la naturaleza y la cadena de procesos por la cual nuestra comida, aire y agua llegan a nosotros corrientemente. De todos modos, si examinamos y aprendemos de estos procesos, una línea lógica de razonamiento, junto a una inferencia sugestiva, nos guiarán a comportamientos humanos más apropiados que nos ayudarán a satisfacer nuestras necesidades. 31 http://www.eurekalert.org/pub_releases/2007-08/cuns-pc4081307.php
  29. 29. 29 Por ejemplo, el agua y el aire son recursos planetarios naturalmente abundantes que sólo requieren que nosotros, la población humana, los mantengamos y preservemos sus fuentes. Tristemente, nuestro sistema de lucro impulsivo y estrecho de vista ya ha visto que el agua potable está ahora alcanzando una escasez crítica, ya que la Industria continúa contaminando el sistema a cada momento. El aire, por otro lado, aún siendo muy abundante en general, ha sido gravemente contaminado en áreas de alta concentración humana, hasta el punto en que varias personas en Asia usan máscaras cuando salen a caminar. Por supuesto, el agua y aire contaminados llevan a otros incontables problemas. En los Estados Unidos solamente, cerca de 3 millones de toneladas de químicos tóxicos son liberados en el ambiente al año – contribuyendo a defectos congénitos, desórdenes al sistema inmunitario, cáncer y muchos otros serios problemas de salud 32 . A cambio, aún los procesos fuentes de nuestra agua y aire están siendo comprometidos. Desde lluvia ácida a deforestación, estamos viendo un continuo quiebre de lo que solía ser una abundancia natural y limpia. Respecto a la producción de comida, debemos notar primero que la Industria de hoy se desvía por producir la comida más barata y competitiva, mientras sacrifica, en consecuencia, la salud nutricional. Por ejemplo, una gran mayoría de comidas hoy en día tienen lo que se llama “jarabe de maíz alto en fructosa”. Se ha demostrado que este reemplazo barato del azúcar de caña aumenta el riesgo de diabetes y otros problemas de salud sustancialmente 33 . ¡¿Por qué lo tenemos?! Porque es lucrativo y el público, siempre a costo de su conciencia, lo compra porque es más accesible. La relación simbiótica de los procesos naturales se construye sobre un marco de referencia, el cual está evaluado por la comprensión sobre cómo el mundo realmente funciona, vía investigación científica. Nuestro comportamiento debe guiarse por la prioridad de buscar la optimización más alta de circunstancias que preserven y maximicen la abundancia y calidad de nuestras necesidades de la vida. Tristemente, esto no está sucediendo. El hecho es que nuestra sustentabilidad está bajo una severa amenaza por los métodos actuales que estamos utilizando. El sistema monetario continúa operando por el interés de ganancias a corto plazo, ignorando la destrucción a largo plazo. Como denota la Ley Natural, necesitamos aire, agua y comida de alta calidad, por lo tanto, debemos superar cualquier sistema que altere, o genere la propensión a alterar, los procesos simbióticos ambientales que mantienen nuestras necesidades básicas en orden. Si no lo hacemos, las consecuencias de nuestra violación a esta ley pasan el punto de no retorno ambientalmente, y así, la supervivencia de la raza humana estará en cuestión. Ley Natural 2: La única constante es el cambio, y el pensamiento humano está siempre en transición. No existe evidencia que sustente la idea de que todo lo que creemos que es cierto hoy, mantendrá su integridad mañana. Y sí, paradójicamente, esto va también para todo lo que tú estás leyendo aquí. Si bien ciertos fenómenos naturales observados parecieran basarse en evidencia científica actual, la especificidad de cada noción siempre será alterada, ya que nuestras herramientas y métodos de análisis y medición siempre están cambiando, y con optimismo, mejorando. En palabras de C. J. Keyser: “La certeza absoluta es un privilegio de mentes ineducadas y fanáticos” 34 . Una mirada superficial a las nociones históricas ampliamente defendidas, desde que la Tierra era plana y el Sol giraba alrededor de ella, nos enseñan que el cambio intelectual es constante, y a cambio, los humanos debemos mantener una mente tan abierta como sea posible a nueva información, aún si esto desafía el sentido de identidad de la persona. Es un desafortunado efecto colateral evolutivo que en una cultura moderna, una gran partida de ego se involucra con las creencias y los valores. La religión, por ejemplo, tiende a aferrarse a cosmovisiones estáticas que a 32 http://www.eurekalert.org/pub_releases/2007-08/cuns-pc4081307.php 33 http://www.diabeteshealth.com/read/2008/08/20/4274/the-dangers-of-high-fructose-corn-syrup/ 34 Fresco y Keyes, Mirando Hacia Adelante, Barnes, 1969, p. 62.

×