Antidepresivo

2,497 views

Published on

Sabiduría budista para luchar contra la depresión

2 Comments
8 Likes
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total views
2,497
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
17
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
2
Likes
8
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Antidepresivo

  1. 1. Antidepresivo Sabiduría Budista
  2. 2. ¿Por qué sufres? Checa si te checa alguno de estos ocho puntos 1. Estás centrado en ti mismo. Te has olvidado de ser compasivo, generoso y bondadoso con los demás. 2. No aceptas la impermanencia 3. Buscas la felicidad en el lugar equivocado 4. No ves la realidad tal cual es 5. Estas enredado en tus conceptos, en tu verdad6. Haz violado o estás violando demasiados principios. Estas pagando tu karma 7. Te has olvidado de entrenar tu mente 8. Haz dejado de hacer votos o compromisos porque has dejado de creer en ti, en que es posible trascender el sufrimiento y la superación espiritual
  3. 3. 1. Estas centrado en ti mismo
  4. 4. "La felicidad total del mundo, procedede hacer felices a los otros.La infelicidad total del mundo,procede de hacerte feliz a ti mismo"Maestro Shantideva
  5. 5. "No vas a poder dejar de sufrirhasta que no te iguales con losdemás. ¿Por qué? Porque paradejar de sufrir tienes quedesbancar al ego. Porque labase del sufrimiento es que tesientes superior a los demás"Shantideva
  6. 6. El hombre se ha identificado erróneamente con lapseudoalma o el ego. Cuando traspasa estesentido de identidad a su verdadero ser, el almainmortal, descubre que todo dolor es irreal. Ya nopuede ni siquiera imaginar el estado desufrimiento.Paramahansa Yogananda
  7. 7. Los hábitos nos debilitan y, aún los más sencillos, resultan muy difíciles de erradicar.Por más consciente que sea uno de los efectos nocivos del tabaco para la salud, nobasta, para dejar de fumar, con ese convencimiento, especialmente cuando unodisfruta del ritual, de la forma elongada del cigarrillo, de la lentitud con la que arde yde la fragancia del humo entrelazándose en los dedos. Pero el hábito del yo es muchomás que una mera adicción; desde tiempos inmemoriales somos adictos al yo. Así escomo nos identificamos a nosotros mismos. Es lo que más amamos y también, enocasiones, lo que más aborrecemos. Su existencia es asimismo lo que más difícil nosresulta de valorar. Casi todo lo que hacemos, pensamos o tenemos, incluido nuestrocamino espiritual, cumple con la única función de confirmar su existencia. El yo es elque tiene miedo al fracaso y anhela el éxito, el que huye del infierno y desea el cielo.El yo aborrece el sufrimiento y ama las causas del sufrimiento y no tiene empacho enemprender estúpidamente la guerra en nombre de la paz. Desea la iluminación, perodetesta el camino que conduce hasta ella. Quiere trabajar como un socialista, peroanhela vivir como un capitalista; y cuando se siente solo, desea la amistad. Suposesividad sobre las personas a las que ama se manifiesta con una vehemencia quepuede desembocar en la agresión. Sus supuestos enemigos -como los caminosespirituales diseñados de cara a conquistar el yo- son esgrimidos y empleados parareforzar el yo. Su habilidad para el engaño roza la perfección. Como el gusano deseda, teje en torno a sí un capullo protector, pero a diferencia de él, se quedaatrapado en su interior.Dzongsar Khyentse Rinpoche
  8. 8. El Buda enseñó asimismo la necesidad, si queremos serricos, de practicar la generosidad, mientras querecomendaba la compasión en el caso de quererconquistar a nuestros enemigos. Pero también indicóque, si queremos ser ricos, antes debemos estarsatisfechos y que, si queremos conquistar a nuestrosenemigos, primero debemos conquistar nuestra propiaira. En última instancia, enseñó a cortar de raíz elsufrimiento desarticulando el yo, porque en ausencia deyo, no hay nadie que pueda sufrir.Dzongsar Jamyang Khyentse Rinpoche
  9. 9. Todas las emociones y sus consecuencias se derivande un malentendido originado en la identificación con elyo, fuente única de toda ignoranciaIdentificarse con la falacia del yo es un acto deignorancia que no hace sino perpetuar la ignorancia ygenerar más desilusión y sufrimiento.... toda nuestra existencia se asienta sobre una premisaequivocada.Dzongsar Khyentse Rinpoche
  10. 10. Tu eres tu principal enemigoTu ego, tu soberbia, tu falso orgullo, tu vanidad, tu autosuficiencia, tu prepotencia
  11. 11. La causa del sufrimiento no está en unas condiciones externas causales,sino que es consecuencia directa de nuestro egoísmoChogyam Trungpa
  12. 12. “Yo soy la causante de mi sufrimiento, pero sólo de la totalidad de él” Byron Katie Pero así como lo he causado, así lo puedo descausar, es decir, puedo generar algo distinto Lo bueno es que ya me di cuenta Lo bueno es que ya decidí que quiero cambiar Me río de todo ello Algo empezaré a hacer a partir de ahoraSi quiere aprender a luchar más contra su ego y su soberbia le recomendamos ver la presentación El Ego y la Soberbia http://www.slideshare.net/YuriSerbolov/ego-y-soberbia
  13. 13. Esta es la verdadera dicha de la vida: ser utilizado para unpropósito que para ti es sublime. Ser una fuerza de lanaturaleza, en lugar de un febril, egoísta e insignificantemanojo de enfermedades y sufrimientos que se queja deque el mundo no se preocupa por hacerle feliz. Yo opinoque mi vida pertenece a la comunidad y que, mientras viva,tengo el privilegio de hacer por ella todo lo que pueda.Quiero haber sido bien utilizado cuando muera, puesto quecuando más duro trabajo, más vivo me siento. Disfruto de lavida en sí misma. La vida no es para mí una «breve llama»;es como una magnífica antorcha que ahora sostengo en mimano, que deseo que arda en todo su esplendor antes deentregársela a las generaciones futuras.George Bernard Shaw
  14. 14. All the happiness there is in this world arises from wishing others to be happy.— Shantideva
  15. 15. 2. No aceptas laimpermanencia
  16. 16. Por que cuando no hay ilusión tampocohay desilusión. Y es que cuando unosabe que todo es transitorio, no seaferra a nada, y, si no se aferra a nada,deja de pensar en términos de tener ocarecer y, en consecuencia, viveplenamente.Dzongsar Jamyang Khyentse Rimpoche
  17. 17. No es posible, por más que lo creamos, controlar loscambios, debido a la existencia de innumerablesinfluencias de las que no somos conscientesDzongsar Jamyang Khyentse
  18. 18. Cuando el huevo está cocido ya no hayvuelta atrás posibleDzongsar Jamyang Khyentse
  19. 19. ¿Cuándo empezarás a aceptar la impermanencia?
  20. 20. Como un sueño,Lo que gozoSerá un recuerdo;El pasado no se vuelve avisitar.Shantideva
  21. 21. “Nos gustaría un mundo en el que todo loque valoramos y queremos, permanecierapara siempre; pero lo que queremos tieneque cambiar y cuando nos enfrentamos aeste cambio, entonces experimentamossufrimiento”.Bhikkhu Bodhi
  22. 22. Vas a ser más feliz cuando aceptes la impermanencia: - que las relaciones tienen un fin - que la gente querida y que amas se muere - que las cosas se pierden o se rompen - que las situaciones se acaban - que nada dura para siempre Eso no es malo, no es una maldición, no es negativo ni pesimista, no es una imposición de alguien... así es la realidad, esla talidad - las cosas tal cual son, las cosas como son-, la ley de la vida, la impermanencia, la transitoriedad de todo, el cambio, la mutación. Aceptar eso te va a dar mucha paz y tranquilidad. Te vas a dar cuenta que tu depresión no tiene sentido porque no tiene sustento. Es solo tu ego que quiere que las cosas sean permanentes, un capricho imposible de cumplir. ¿Cómo curarte?: vive el aquí y el ahora intensamente.
  23. 23. La pérdida de la belleza no essino una evidencia más de laimpermanenciaDzongsar Jamyang Khyentse
  24. 24. Hoy  estoy  con  buena  salud,  tengo  qué  comer  y  no  enfrento  daño  alguno,  pero  la  vida  es  momentánea  y  engañosa;  este  cuerpo  no  me  ha  sido  prestado  más  que  por  un  sólo  instante.  Shantideva
  25. 25. Mientras estaba en un largo retiro tuve una revelación quepareció conmover cielos y tierra: ¡no podemos estar en elpresente y al mismo tiempo planificar nuestra vida! Ya sé queparece algo muy evidente, pero cuando descubres algo así porti mismo, te cambia. La impermanencia se vuelve algo vivido enel presente, y lo mismo ocurre con la compasión, el coraje y lacapacidad de maravillarse. Y también con el miedo. De hecho,cualquiera que esté en el límite de lo desconocido, plenamenteen el presente sin punto de referencia, experimenta la ausenciade base o fundamento, de un lugar donde agarrarse. Cuandonuestra comprensión se hace más profunda descubrimos queel presente es un lugar muy vulnerable, lo que puede ser unaexperiencia absolutamente enervante y al mismo tiempoabsolutamente tierna.Pema Chödron
  26. 26. 3. Buscas la felicidad en el lugar equivocado
  27. 27. Y cuando “cualquier cosa” nos resulta desagradable, nos distraemos deliberadamente, como lamadre distrae a su hijo con juguetes y sonajeros. Por eso, cuando estamos deprimidos vamosde compras o nos metemos en un cine. Alentamos todo tipo de fantasías y aspiramos aconseguir esto o aquello -una casa en la playa, un trofeo, una jubilación anticipada, un cochehermoso, una buena familia, unos buenos amigos, la fama o entrar en el Libro de RecordsGuinness. Luego queremos una pareja con la que hacer un crucero o dedicarnos a la cría deperros caniches. Las revistas y la televisión nos presentan y refuerzan estos modelos defelicidad y de éxito, inventando nuevas ilusiones en las que quedarnos atrapados. Estasimágenes del éxito son los sonajeros que empleamos los adultos para distraernos. Bien pocode lo que hacemos en el curso de un día -ni nuestros pensamientos ni nuestras acciones-evidencia la menor conciencia de la fragilidad de la vida. Nos pasamos la vida yendo al cinepara ver una mala película, volviendo deprisa a casa para ver algún programa de telebasura...o los anuncios, mientras el tiempo que nos queda de vida se nos escurre entre los dedos.Dzongsar Jamyang Khyentse
  28. 28. Quizás  pensemos  también  que  la  vida  acabará  enseñándonos  a  alcanzar  la  madurez  perfecta.  Esperamos  convertirnos  en  ancianos  tan  sabios  como  Yoda  sin  darnos  cuenta,  no  obstante,  de  que  la  madurez  no  es  sino  otro  aspecto  de  la  decadencia.  Nos  hallamos  inconscientemente  atrapados  en  la  expectativa  de  que  llegará  un  día  en  que  ya  no  tengamos  nada  más  que  arreglar  y  que  entonces  podremos  Cinalmente  ser  “felices  para  siempre”.  Creemos  a  pies  juntillas  en  la  noción  de  “propósito”,  como  si  todo  lo  que  hemos  vivido  hasta  ahora  no  hubiera  sido  más  que  un  mero  ensayo.  Por  ello  no  vivimos  en  el  presente  y  creemos  que  el  futuro  siempre  será  mejor.Hay  mucha  gente  cuya  vida  se  limita  a  una  interminable  rutina  de  control,  reajuste  y  actualización,  como  si  estuviesen  aguardando  siempre  el  momento  en  que  realmente  empezarán  a  vivir  de  verdad.  Son  muchas,  en  este  sentido,  las  personas  que  si  se  lo  preguntasen,  admitirían  estar  trabajando  para  retirarse  a  una  cabaña  de  troncos  de  Kennebunkport  o  a  un  bungaló  de  Costa  Rica;  y  también  hay  quienes  sueñan  con  pasar  los  últimos  años  de  su  vida  en  un  entorno  idílico,  meditando  serenamente  en  una  casa  de  té  o  contemplando  una  cascada  o  un  estanque  koi.Asimismo  suponemos  que,  después  de  muertos,  el  mundo  seguirá  su  camino.  El  sol  brillará,  los  planetas  continuarán  desplazándose  por  el  Cirmamento,  como  suponemos  que  lo  han  hecho  desde  el  comienzo  de  los  tiempos,  y  nuestros  hijos  heredarán  la  tierra.  Pero  todo  ello  no  hace  sino  poner  de  relieve  nuestra  ignorancia  de  los  cambios  a  que  se  hallan  sometidos  este  mundo  y  la  totalidad  de  los  fenómenos.  Los  hijos  no  siempre  sobreviven  a  sus  padres  y,  en  caso  de  que  lo  hagan,  no  siempre  satisfacen  sus  expectativas.  A  pesar  de  todo,  sin  embargo,  seguimos  aferrados  al  arquetipo  de  familia  y  soñamos  con  tener  hijos  a  los  que  transmitir  nuestra  sangre,  nuestros  ojos,  nuestros  apellidos  y  nuestras  tradiciones.Dzongsar Jamyang Khyentse
  29. 29. Todos somos, a nuestro modo, como Siddharta. Quizás no seamos príncipes, niposeamos pavos reales, pero tenemos profesiones, casas, gatos y muchasresponsabilidades. Todos tenemos nuestro propio palacio -por más que se trate deun lujoso ático en París, de un adosado en los suburbios o de un simple cuartuchoen los barrios bajos- y nuestros Yashodharas y Rahulas. Y con el paso del tiempo,las cosas no hacen sino complicarse, porque los electrodomésticos se estropean,los vecinos se quejan y el día menos pensado aparecen goteras. Nuestros seresqueridos mueren, o tal vez sólo lo parezcan cuando, al despertar, yacen tan inanescomo los cortesanos del palacio de Siddharta, con el aliento apestando a tabaco o lasalsa de ajo de la cena de la noche anterior. Pero por más que nos molesten y nosregañen, permanecemos voluntariamente atados sin tratar de escapar y, en el casode que digamos «¡Se acabó!» y decidamos poner fin a esa relación, no tardamos eniniciar otra nueva. Este es un ciclo del que nunca nos cansamos porque suponemosque, en algún lugar, está esperándonos la pareja o el Shangri-la perfectos. Cuandonos enfrentamos a los problemas cotidianos, creemos que todo puede arreglarse yque para volver a sentirnos bien, basta con cepillarnos los dientes.Dzongsar Jamyang Khyentse
  30. 30. “En un sólo instante aquellos que eran mis amigos pueden, de pronto,devenir en mis enemigos. Como se enojan incluso cuando hay lugarde reír; es difícil halagar a los seres ordinarios”.Shantideva
  31. 31. Aunque deseosos de escapar delsufrimiento, en realidad se precipitan haciaél; Aunque buscan la dicha, en suignorancia, la destruyen como si fuese unenemigo.Shantideva
  32. 32. Estamos perdidos y sujetos al sufrimiento porque buscamos refugio en cosasperecederas.Nos apegamos al cuerpo, al nombre, a las posesiones y demás,identificándonos con ellas, y cuando estas cosas se acaban, sentimos que nosmorimos, viene el sufrimiento, la transformación y luego un renacer.Eduardo Velásquez
  33. 33. 4. No ves la realidad tal cual es
  34. 34. El amor puede ser agradable y satisfactorio, pero noemana independientemente de la nada. El amor dependede alguien o de algo y, por ello mismo, es imprevisible ynos ata, puesto que uno acaba dependiendo del objetode amor. A menudo somos tan inconscientes de lasincontables condiciones ocultas que generan esassituaciones que resulta tan inútil culpar a nuestros padrespor nuestra desafortunada infancia como culparnos anosotros mismos por los problemas de relación denuestros padres.Dzongsar Khyentse Rinpoche
  35. 35. En lo más profundo, lo que nos hace sufrirson nuestras emocionesDzongsar Khyentse Rinpoche
  36. 36. Vas a dejar de sufrir cuando aceptes las cosas como son. Vas a sufrir cuando te sigas empeñando en que las cosas sean como no son: permanentes, sujetas a tu capricho -al capricho de tu ego o de tu voluntad-, independientes de causas y consecuencias, con existencia inherente y fuente eterna de felicidad.
  37. 37. Sin sufrimiento no hay renunciaShantideva
  38. 38. Si las cosas viniesen a existir según nuestro deseo, como nadieanhela sufrir, ningún ser tendría que soportar sufrimientos.Shantideva
  39. 39. Todos los miedos y sufrimientos inmensurables vienen delespírituShantideva
  40. 40. Las causas de la dicha surgen a veces, pero las causas desufrimiento son muy numerosas. Sin sufrimiento no hay renunciaShantideva
  41. 41. Son los enemigos como la ira los que crean todas las desdichas.Shantideva
  42. 42. Si existe una solución, ¿por qué estar infeliz?Si no existe solución, ¿de qué sirve estar infeliz? Shantideva
  43. 43.  Mis  enemigos,  tales  [como]  el  odio  y  el  apego  no  poseen  ni  brazos  ni  piernas;  no  son  ni  valerosos,  ni  sabios.  ¿Cómo  han  podido  hacer  de  mí  un  esclavo?  Shantideva
  44. 44. Al igual que los guardianes en los infiernosy en los bosques de hojas afiladas como cuchillas,este dolor es producido por mi propia evolución¿Con quien debo estar enojado?Shantideva
  45. 45. Nada hay que siga siendo difícil si se le practica. Así, mediante la práctica conincomodidades de menor intensidad, hasta los más grandes malestares se vuelventolerables.La irritación que provocan las chinches, tábanos y mosquitos, el hambre y la sed y elsufrimiento que causa una fuerte comezón, ¡por qué no los consideras como algoinsignificante!Shantideva
  46. 46. El miedo es la reacción natural al acercarse a la verdad.Pema Chodron
  47. 47. Aprende a usar el sufrimiento
  48. 48. Nadie te dijo o te prometió que a esta vida vienes sólo a ser feliz... y si te lo dijo: ¡te mintió! Esta vida incluye su cuota de sufrimiento, de pesar, de angustia, de preocupación, de dolor. Así es el Samsara, el ciclo recurrente de nacimiento-muerte. Sin esa cuota desufrimiento jamás querrías escapar de aquí, liberarte. Así que agradece cuando sufras porque ese es el aguijón, el estímulo que te impulsa a tratar de escapar. De lo contrario te amodorrarías, te convertirías en un zombi.Así que sin convertirte en un masoquista, que ama sufrir,o en un suicida que busca un falso escape, ni tampoco en un insensible al sufrimiento tuyo o de los demás, convierte tu sufrimiento en fe y sobre todo enentrenamiento de tu mente. Entonces sí le estarás dando un buen uso y sentido a tu sufrimiento. Así que deja de quejarte, deja de chillar y siéntate a meditar.
  49. 49. “Los motivos del sufrimiento son muchos.Pero sin sufrimiento no hay trascendencia”Shantideva
  50. 50. Las causas de la dicha surgen a veces, pero las causas de sufrimientoson muy numerosas. Sin sufrimiento no hay renunciaShantideva
  51. 51. El sufrimiento tiene ventajas: por elabatimiento, la arrogancia es disipada,nace compasión para [con] los seresatrapados en la existencia cíclica,estaremos cansados de las fechorías,y amaremos la virtud.Shantideva
  52. 52. 5. Estas enredado entus conceptos, en tu verdad
  53. 53. “Creo lo que creo”
  54. 54. Pero nosotros, como Pigmalión con su estatua de Galatea,creamos a nuestros amigos y a nuestros enemigos yolvidamos luego lo que hemos hecho. Es nuestra falta deatención la que acaba confiriendo solidez a nuestrascreaciones en las que cada vez nos enredamos más.Unicamente cuando somos conscientes, no sólo de maneraintelectual, de que ésa es una creación nuestra, nosliberamos.Dzongsar Khyentse Rinpoche
  55. 55. PigmaliónEn la mitología griega, la leyenda de Pigmalión y de Galatea (en griegoantiguo Πυγμαλίων καὶ Γαλατεία) está asociada a la isla de Chipre. Fue contadapor Ovidio en sus Metamorfosis.HistoriaPigmalión fue un rey de Chipre, buscó durante muchísimo tiempo a una mujer conla que casarse. Pero, con una condición: debía ser la mujer perfecta. Frustrado ensu búsqueda, decidió no casarse y dedicar su tiempo a crear esculturas preciosaspara compensar. Una de ellas, Galatea, era tan bella que Pigmalión se enamoró deella.Mediante la intervención de Afrodita, Pigmalión soñó que Galatea cobraba vida. Enel mito Las metamorfosis, deOvidio, se relata así: Pigmalión se dirigió a la estatuay, al tocarla, le pareció que estaba caliente, que el marfil se ablandaba y que,deponiendo su dureza, cedía a los dedos suavemente, como la cera delmonte Himeto se ablanda a los rayos del Sol y se deja manejar con los dedos,tomando varias figuras y haciéndose más dócil y blanda con el manejo. Al verlo,Pigmalión se llena de un gran gozo mezclado de temor, creyendo que seengañaba. Volvió a tocar la estatua otra vez y se cercioró de que era un cuerpo Pintura representandoflexible y que las venas daban sus pulsaciones al explorarlas con los dedos. a Pigmalión, deAl despertar, Pigmalión se encontró con Afrodita, quien, conmovida por el deseo del Bronzino (1530).rey, le dijo "mereces la felicidad, una felicidad que tú mismo has plasmado. Aquítienes a la reina que has buscado. Ámala y defiéndela del mal". Y así fue comoGalatea se convirtió en humana.Esta historia mitológica da pie al efecto Pigmalión.http://es.wikipedia.org/wiki/Pigmalión
  56. 56. Tu has creado los propios demonios con los cuales ahora te asustas. Tu has creado los Frankensteins que ahora te persiguen. Tu creaste esa mujer de la que te enamoraste y la cual ahora aborreces. Tu creaste ese “yo” del cual ahora sientes lástima y pena. ¡Patético! Tu, como Mafalda, has creado este mundo del cual ahora te quieres bajar. Tu mismo creaste ese Dios del cual ahora reniegas.¡Despierta! ¡Reacciona! ¡Deja de verte la cara y déjate de querérmela ver a mí! No puedo sentir lástima o compasión de tu ego inflamado, aunque si puedo sentir compasión por ti.
  57. 57. La vida si es justa
  58. 58. Cada quien cosecha lo siembra
  59. 59. Revisa tus Constructos mentales Quién puso tus creencias en tu mente No eres tus creencias... tienes creencias ¿Te funcionan?Si cambias tu manera de ver el mundo y tu vida, cambia tu mundo y tu vida, cambian tus intenciones, cambian tus palabras, cambian tus actos e incluso cambia tu forma de vivir ¿No sería bueno ya, entonces, revisar tus creencias, tus constructos mentales? ¿Cuándo decidiste que tus fantasías son la realidad? ¿No entonces empezaron todos tus problemas?
  60. 60. La felicidad sigue a una mente constructivaEl sufrimiento sigue a una mente destructiva o conflictivacomo la sombra sigue al cuerpo....la mente es Reina......Buda
  61. 61. Por desgracia, la mayoría de nosotros no dejamos quenuestros queridos pensamientos -nuestras creencias, odios,encaprichamientos, opiniones, cálculos, obsesiones, alegríasy pesares- desaparezcan. En realidad, ni siquiera sabemosque pueden desaparecer, porque nos apegamos mucho aellos. Ni siquiera vemos que no son más que pensamientos.Sin saberlo, aquello que más dolor y sufrimiento nosproduce, es a lo que con más fuerza nos aferramos. Y almismo tiempo, rechazamos la libertad al temer perder en elproceso algo valioso para nosotros.Steve HagenEl Budismo no es lo que creesLa verdadera naturaleza de las enseñanzas de Budap. 113
  62. 62. Aunque deseosos de escapar del sufrimiento, en realidad se precipitan haciaél; Aunque buscan la dicha, en su ignorancia, la destruyen como si fuese unenemigo.Shantideva
  63. 63. 6. Haz violado o estásviolando demasiados principios. Estás pagando tu karma
  64. 64. ¿Qué  puedes  hacer?Si  cambias  tus  actos,  cambiarás  tu  karma  y  tendrás  un  nuevo  y  mejor  renacimiento.  Ese  renacimiento  puede  ser  el  día  de  mañana.Pero  para  poder  cambiar  tus  actos  debes  cambiar  antes  tus  intenciones  y  antes  de  ello  tu  visión,  tus  creencias  o  tus  concepciones  de  L,  de  los  demás  y  de  la  realidad,  ya  que  como  dijo  el  Buda:“Tu  eres  lo  que  tu  deseo  más  profundo  es.Como  es  tu  deseo,  es  tu  intención,Como  es  tu  intención,  es  tu  voluntad.Como  es  tu  voluntad,  son  tus  actos.Como  son  tus  actos,  es  tu  desLno”.¿Lo  crees?  Más  te  valdría  creerlo….  Pero  Lenes  la  libertad  de  elegir.  Tu  eres  el  único  dueño  de  tu  desLno.  No  eres  vícLma  del  desLno.  Eres  el  amo  de  tu  vida  aunque  por  el  momento  todo  lo  veas  negro,  diVcil,  complicado.  Quizá  ves  esto  como  una  gran  montaña  muy  diVcil  de  subir.  Pero  sólo  Lenes  que  dar  el  primer  paso  y  paso  a  paso  la  irás  conquistando  y  cuando  estés  de  nuevo  en  la  cumbre  nuevamente  verás  brillar  la  luz  del  sol.
  65. 65. Lo  mínimo  en  lo  que  6enes  que  creerCualquier  situación,  por  desesperada  que  sea,  por  trágica  que  parezca,  por  dolorosa  que  sea,  por  mucho  sufrimiento  que  contenga,  cualquiera  sea  el  caso,  siempre  podemos  darle  la  vuelta,  porque  si  nosotros  somos  dueños  de  nuestros  actos  y  de  sus  consecuencias  y  nosotros  nos  originamos  por  nuestros  actos,  así  como  generamos  esa  trágica  situación,  podemos  generar  una  nueva  y  mejor  situación.  Precisamente  el  dolor  es  el  gran  maestro  que  nos  dice  que  debemos  evitar  los  patrones  que  nos  llevaron  a  la  angusLa  y  la  desesperanza  y  crear  los  nuevos  actos  que  nos  van  a  construir  un  nuevo  y  mejor  futuro.  Si  creemos  eso,  si  tenemos  fe  en  eso,  entonces  eso  le  dará  un  nuevo  sabor  a  nuestra  vida.
  66. 66. Conducido a hacer sufrir a los demás, en mi confusión atraeré sobre mí sufrimientos insoportables.Shantideva
  67. 67. NUNCA hagas del sufrimiento de otros el sustento de tufelicidad -Pema Chödrön
  68. 68. 7. Te Haz olvidado de entrenar tu mente
  69. 69. Llevo 6 meses sin experimentar una depresión... No es que no hayan querido surgir. ¡Si que lo han hecho! ¡Si que lo siguen intentando! ¡Si que de nuevo quieren apoderarse de mi mente!. Pero ya no las dejo pasar... ¿Por qué? Hace seis meses mi maestro de meditación nos dijo: “Ustedes ya no se pueden deprimir.Ya no tienen permiso. Tienen las suficientes herramientas de entrenamiento mental para que les gane una depresión”. A partir de ese día perdí mi juguete, me di cuenta que ya no tenía permiso de deprimirme, dejé de hacerme la víctima, “pobre de mí, cómo sufro”. No todo mundo ha entrenado su mente. Esto se lo dijo el maestro a genteque tenía más de 7 años meditando. Obviamente el que no ha entrenado su mente todavía tiene permiso de deprimirse. Pero alguien que sabe cómotrabaja su mente, cómo operan las emociones, qué antídotos aplicar o cómo utilizar incluso la depresión como un objeto de meditación, ya no tienepermiso. Ese día mi mente dijo: “me tendré que inventar un nuevo juguete”...El mejor antidepresivo es sin duda el entrenamiento mental, la meditación, eldesarrollo de la atención unipuntual... lo sabemos desde hace 2 mil 500 años, ¿entonces porqué no lo aplicamos?
  70. 70. ¿Cuándo te vas a sentar a meditar? ¿Cuándo el entrenamiento de tu mente va a ser prioritario en tu vida?
  71. 71. No hacer el malPracticar el bienEntrenar la menteÉsta es la enseñanza de los BudasEl Dhammapada
  72. 72. 8. Haz dejado de hacer votos o compromisosporque haz dejado de creer en ti. En que es posibletrascender el sufrimiento y la superación espiritual
  73. 73. “Hay que poner en práctica todo esto. ¿Qué puede uno lograr,pronunciando palabras sólo? ¿Acaso los enfermos se curan sólo porleer un manual médico?”Shantideva
  74. 74. Dale una patada al “yo” Cosechas lo que tu Aceptar la impermanencia mismo has generado La vida si es justa Vive para los demás Contribución de servicioEstar en el aquí y en el ahora Todo está en tu mente No hacer suposiciones, no generar expectativas Entrenar tu mente Hacer votos
  75. 75. Fuentes:- Shantideva. El Bodhicharyavatara (siglo VII)- Pema Chödrön. Cuando todo se derrumba. Palabras sabiaspara momentos difíciles. Gaia Ediciones.- Steve Hagen. El Budismo no es lo que crees. La verdaderanaturaleza de las enseñanzas de Buda. Editorial Oniro.- Dzongsar Jamyang Khyentse. Tu también puedes serbudista. Descubre las claves del budismo. Editorial Kairós.
  76. 76. 12 octubre 2012

×