Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Boletin institucional inprhu somoto, in memoriam

175 views

Published on

Boletín en honor a nuestra directora Gladys Cáceres.

Published in: Government & Nonprofit
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Boletin institucional inprhu somoto, in memoriam

  1. 1. Bienvenidos a este boletín dedicado a nuestra directora, Gladys Cáceres Leiva.
  2. 2. Ariel Ponce nos regaló este poema que el escrito después del fallecimiento de Doña Gladys. Yo mire a doña Gladis con un montón de margaritas en su pelo Con un grupo de contras en su contra Ya había amanecido y nos cambió el rumbo de la nostalgia Quitando puntos solos del miedo. Hermana, Jesús te ha enviado a sucumbir la tristeza de laderas y casas de maicillo Tus ojos sin miedo angostan el delirio solo de la noche. Vivís amaneciendo sueños destilando puntos sumarios Y vivís para contarnos la historia escatimando tu descanso Mamá todos nosotros tus hijos e hijas viejos y jóvenes miramos tu cuerpo, tus ojos que nos vierten la iluminación sincera de tu alma, nos hemos sentado con miedo a liberar tus presagios Niña peleona de ñeque y miedo para los hombres, luchadora de campesinas y escudo de indefensos Dame tu aura sencilla inquebrantable de sosiegos sepulcros Dame la llama de tu sonrisa fulgurante Continúa enseñando el amor distinto hacia el hombre y la mujer Yo mire a doña Gladis viajando tocando con su corazón el frio de las tinieblas y sus ojos encandilaban los nuestros Con tantas ganas de vivir, no para ella sino para otros Una chavala pizpireta subiendo a los árboles, con gatos, ardillas, con tamales y elotes. Yo la vi hacer una revolución de mariposas, de buscar todas las flores del campo y concentrarlas en nuestras almas Todos la hemos mirado y ella ha mirado nuestros ojos diciéndonos adiós y hasta siempre. Ariel Ponce. 25 de julio de 2017
  3. 3. Con su esposo y mejor amigo de toda su vida Gladys Cáceres, una vida al servicio de los demás La última semana de Julio ha sido especialmente difícil para el equipo de trabajo de INPRHU – Somoto, pues hemos perdido a nuestra madre, amiga y consejera, la Licenciada Gladys Cáceres Leiva. Hoy hace nueve días que Dios la llamo a su gloria, y queremos aprovechar para hacer una semblanza de su vida. Nació en el año 1944, dentro de una familia campesina, su padre era agricultor y su madre maestra rural, Fue la hija mayor del matrimonio, que a la postre tendría más de 14 hijos. Durante mucho tiempo vivió con su abuela paterna, con quien aprendió desde niña a servir al prójimo, la solidaridad y el amor por la naturaleza. “Mi mamita Adela es la mujer que más he admirado en mi vida, que me enseñó este camino que me ha llevado a lo que ahora soy. Era una señora que se daba tiempo para todo y que toda la comunidad le decía pariente, abuela o tía Adela. Cuando algún vecino estaba enfermo, ella hacía las medicinas con hierbas y plantas y se las llevaba; a veces recorría hasta dos kilómetros para ir a dejar un atol, o un té para alguien que estaba enfermo. Ella era una persona que se daba a todos, con una sensibilidad social extraordinaria. Era alegre, ingeniosa, de buen humor y con una fe cristiana a toda prueba, que me enseñó oraciones, rezos y formas de comunicarme con un Ser Supremo que me hacía sentirme segura y protegida y al que todavía rezo”.[1]
  4. 4. Término su educación primaria en la Escuela Salomón de La Selva, y se ganó una beca para estudiar magisterio en la Ciudad de San Marcos, en Carazo. “Estudié Magisterio en la Escuela Normal de señoritas de San Marcos, Carazo, ahí pasé mi adolescencia y me esforcé por ser feliz… Fui presidenta de mi sección durante los cinco años, una dictadora, porque nunca me cambiaron. Siempre me dediqué a apoyar a mis compañeras, sobre todo a las que tenían deficiencias en alguna materia, la que fuera débil en una materia había que apoyarla. Mi meta era que en mi sección ninguna quedara aplazada y eso fue un logro que obtuvimos todas, salimos de quinto año y no perdimos a nadie. Eso nos llevó a ser muy unidas”. Siempre, según sus palabras, fue Achiote de toda comida, pues le gustaba innovar y experimentar nuevas experiencias, por lo que se unió a distintos grupos, como el coro, el grupo de teatro, clases de violín, oratoria y poesía, el equipo de basquetbol, ballet y beisbol. Recién graduada y sin tener empleo se integró a la Federación Sindical de Maestros en Madriz, donde fue nombrada presidenta. Durante esos primeros años impartió clases en escuelas rurales y profesionalizo de manera gratuita a maestras empíricas. Con el tiempo se mudó a Managua como oficial mayor de la Federación Sindical de Maestros de Nicaragua. Debido a su trabajo en la federación fue preavisada en 1970 por la dictadura de Somoza y empezó a trabajar en escuelas privadas. Aprovechó para estudiar en la Universidad la carrera de Mercadotecnista, aunque nunca la ejerció. Al graduarse regresó a Somoto y siguió trabajando como maestra rural. En 1977 se casó con Don Luis Álvarez, ciudadano guatemalteco, y padre de sus dos hijos Martha Beatriz y Luis Alberto, en él encontró no sólo un amigo, si no un cómplice de aventuras, un compañero de viaje y un respaldo en la lucha por un mundo mejor. De 1979 a 1990 trabajo para el INSSBI, como delegada del Departamento de Madriz, donde, a pesar de lo crudo de la guerra logró dejar instalados - 15 Comedores Infantiles Rurales ubicados en los más remotos lugares del Departamento de Madriz, - 2 CDI, - Extensión de la Seguridad Social al Campo. - Pensiones para Madres, viudas, huérfanos de guerra y lisiados de guerra. Tenía una gran capacidad de escuchar a la gente y empatizar con ellos, Su
  5. 5. rutina diaria empezaba muy temprano, y desde horas de la madrugada acostumbraba revisar los pendientes del día, contestar la correspondencia, etc. En 1990 funda la Delegación de INPRHU en Somoto, desde donde lucho por el bienestar de las familias y comunidades más vulnerables del departamento de Madriz. Todos los que trabajamos con ella tuvimos la oportunidad de crecer en valores, técnicas y conocimientos, ella fue ajena a los celos de poder, a la envidia, a la doble moral, fue firme en sus decisiones, fraterna y humana. Se hacía llamar la Mamá Zorra, o la Mamá Chumpe pues se sentía muy orgullosa de la familia que había creado en el INPRHU – Somoto. Siempre estaba pendiente de todo y de todos, por ejemplo, acostumbraba enviar mensajes de WhatsApp al personal de INPRHU – Somoto desde tempranas horas de la madrugada, llamaba a los conductores que les tocaba ir a Managua y los acompañaba durante todo el viaje, asegurándose de que llegaban con bien. Fundo el Club de los Locos, para promover ideas innovadoras en pro de los jóvenes rurales. Gladys Cáceres vivió una vida de servicio a los demás, aún a pesar de sí misma. Fue una mujer ejemplar, y el día de hoy nos comprometemos a seguir sus pasos, a continuar la lucha y a esforzarnos porque sus sueños no mueran con ella. Gladys Cáceres perdió la batalla ante la muerte el día 23 de julio de 2017 a las 4.00 AM. [1] Del Libro: PROCESO DE CONSTRUCCION Y DESCONSTRUCCION DE IDENTIDAD DE GENERO EN MUJERES LIDERES. (Libro publicado en Nicaragua con 30 biografías de mujeres lideres). Gladys Cáceres Leyva: “Mis triunfos son de todas las mujeres” Gracias de nuevo por haber estado con nosotros.

×