NUEVA TIPOLOGIA DE MUSEOS. EL MUNE COMO EJEMPLO.


Podemos ver a través de la Historia de la Museología varias cosas.
Cómo...
desmantelar todo aquello que los Romanos habían edificado y usaron esas
mismas piedras y mármoles
para expresarse cultural...
al escuchar la historia. Siente curiosidad y necesita explicaciones, porque no
solamente hay que saber construir los museo...
Entonces, yo creo que con el desarrollo cada vez más innovador, cada vez más
rápido del desarrollo de la Ciencia y la Tecn...
El Museo del Noreste es un nuevo tipo de museo, porque rescata la historia y
en el propio asentamiento de la Fundación de ...
B I B L I O G R A F Í A.




1.- Museología y Museografía
    Capítulo 1. Museología y Museografía
    Ediciones del Serba...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Ensayo Nueva Tipología de Museos.

1,783 views

Published on

This is an Essay I presented in my course of Museology, Museography and Gestión de Museos.

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,783
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
15
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Ensayo Nueva Tipología de Museos.

  1. 1. NUEVA TIPOLOGIA DE MUSEOS. EL MUNE COMO EJEMPLO. Podemos ver a través de la Historia de la Museología varias cosas. Cómo se manifestó el arte clásico en Grecia y Roma a lo que hoy llamamos Museos, que en aquel tiempo era toda una manifestación conceptual traída a la descripción monumental en Grecia y Roma en la construcción de sus ciudades imperiales mientras dominaron parte del mundo, a través del mediterráneo. Cuando en el año de 575 a. de C., los Griegos fundan Emporion hoy Ampurias en la costa mediterránea de España, o los Romanos derrotan a Nueva Cartago o Kart Hadasch de Aníbal en el año 218 a. de C. y después Escipión, el General Romano toma Numancia y empiezan a dominar en la Iberia de los Griegos, la Hispania fundada con nuevas ciudades Romanas va a transformar por completo la Arquitectura monumental de Templos, Villas, Palacios denotando en los Aras o altares la primer familia “divina” Imperial. El Emperador Romano en turno era deificado, comparándolo con los dioses de sus mitologías, siendo el Zeus Griego o el Júpiter romano, junto con Hera griega, Juno romana y Atenea griega y Minerva romana, la tríada imperial esculpida en mármol en cada ciudad de nueva construcción para lo cual se les cobraba a cada región subyugada y de lo cual hoy podemos apreciar sus ruinas imponentes en varias ciudades de las costas mediterráneas desde Europa, el Norte de África y Oriente medio. Quizá a esto se pueda llamar espacio museístico, al aire libre, aunque en su tiempo eran ciudades que denotaban el poderío inmenso, una forma de vivir, y el desarrollo de las artes en toda su manifestación, como escultura, pintura, templos y santuarios que resguardaban las Musas, Palacios bellamente decorados con las famosas columnas griegas, etc. Los museos entonces tienen un origen como expresión de centros de cultura donde se hacía la investigación de su tiempo y se construían bibliotecas para estudiar y almacenar los acervos bibliográficos. También como templos para cuidar la llama del fuego cuidada siempre por las vírgenes vestales que serían castigadas con la pena de muerte si abandonaban su labor de sacerdotisas avivando siempre el fuego para que no se extinguiera. Así había una casta de sacerdotes aztecas quienes eran los únicos que se quedaban a cuidar los templos de los diferentes dioses y quienes ofrendaban al dios del sol Toniatuh para que nunca les faltaran sus rayos de luz y calor para sostener sus vidas con los ciclos de la agricultura. Es decir, que vemos una expresión de los museos que hoy conservamos, preservamos y mostramos al mundo como un tesoro que nos dice la historia de los antiguos pueblos y civilizaciones sin ellos haberse propuesto edificar para legar y conservar. A través de la historia vemos gracias a la labor de los arqueólogos en los últimos doscientos años, cómo los visigodos cuando invaden España, van a 1
  2. 2. desmantelar todo aquello que los Romanos habían edificado y usaron esas mismas piedras y mármoles para expresarse culturalmente con su propia forma de ser y de vivir. Y aquí en Latinoamérica cómo los españoles con las influencias de fenicios, griegos. Romanos, visigodos, árabes van a edificar con las mismas piedras basálticas de las pirámides aztecas y el tezontle ciudades portentosas llenas de palacios y ciudades virreinales españolas ocupando un espacio que hoy es museístico al aire libre pero que antes fue Azteca y luego de la Nueva España. Expresiones culturales que tuvieron al hombre de dos tiempos y espacios históricos diferentes en un mismo lugar. Los Mouseion griegos, los templos aztecas y los Museos de historia actuales entre otros nos ayudan a educar y a divulgar la historia universal indispensable en la demanda de la comunicación rápida actual. El hombre siempre viajó y conoció a sus vecinos a veces cerca, a veces distante, entre ellos hubo guerras, pero también intercambio comercial y curiosidad por saber el uno del otro en cuanto a religión y bases fundamentales de su hacer y su entender. Así encontramos que cuando el padre y los tíos de Marco Polo viajaron a China por primera vez, quedaron en llevarle al Kublai Khan, emperador de China, nieto de Gengis Khan, de la dinastía Yuan en 1275, “un aceite milagroso y sagrado de Jerusalén” que el emperador chino sabía de su existencia. Y cuando Marco Polo de Venecia regresó después de haber trabajado en la corte china durante veinticinco años, escribió el Libro de las Maravillas, describiendo su experiencia en Oriente. Hoy se encuentra, la copia que estudió Cristóbal Colón cuando atravesaba el Atlántico para llegar a “Cathay” y a “Cipango” resguardado como un documento histórico en un Museo de Madrid. Entonces, la tipología actual museológica en Generales, Especializados y Mixtos, describe una forma de ver el mundo y su historia que no aclara ni toma en cuenta las acciones, interacciones, relaciones, contradicciones e identidad íntima de un museo en particular con su tiempo histórico y en lo general en su “toma y daca”, aprendizaje, imitación, concepción original, transformación o progreso de la misma tipología de los museos. Decimos que existe un debate sobre de que si la Museología es una ciencia, y ya vamos sobre una Nueva Museología, Y hablamos de tipologías de Museos, sin saber a ciencia cierta si el Museo es el objeto de estudio de la Ciencia de la Museología y sin tomar en cuenta que los museos contienen más que nada Historia de culturas que son nuestros antepasados, de culturas vivientes de los cuales nosotros somos todos los días que vivimos herederos y practicantes de una cultura propia legada por ellos, y que en todo el mundo se han propuesto resguardar, preservar, conservar el patrimonio histórico de la humanidad, en cada país. El visitante de los museos conoce la historia y también siente el orgullo, la alegría o la tristeza no solamente al deleitarse con los objetos que admira sino 2
  3. 3. al escuchar la historia. Siente curiosidad y necesita explicaciones, porque no solamente hay que saber construir los museos, hacer la museografía, la museología al seleccionar las piezas sino tiene que saber más por todos los medios que le pueda brindar un edificio moderno inteligente. El público es tímido al ingresar al museo por primera vez, al ir a conocer un museo, también en esta nueva tipología de museo nuevo como el MUNE se le brinda información que requiera según sus necesidades y gustos. Con guía, sin guía, si saben leer y escribir con visuales interactivos, con juegos entretenidos donde participa el espectador, con las comodidades propias de una ciudad como Monterrey, que siendo tan calurosa requiere de aire acondicionado todo el tiempo para el público y para la colección. Cuando no existe una colección, no puede calificarse como Museo, nos dice la actual Museología. Y ¿en el caso de MUNE? El Museo del Noreste surgió de la necesidad de contar la Historia de Monterrey, de Nuevo León, de Tamaulipas, de Coahuila y Texas antes de su separación en 1836. Continuó el proyecto de Santa Lucía que se tenía contemplado desde que se fundó el Museo de Historia Mexicana hace aproximadamente 15 años. Formó parte de una transformación física de los espacios que por razones económicas cumplieron su ciclo, caducaron y fueron desmanteladas, aprovechando el espacio para de un uso de industria estratégica nacional, como lo fue la Cía. Fundidora de Fierro y Acero, la más importante en Latinoamérica en su tiempo, a centro de cultura y esparcimiento. Así como Grecia o Roma erigía el Mouseion y sus teatros al aire libre, sus albercas y baños de vapor, o los Aztecas sus centros ceremoniales, que incluían los templos a sus dioses, sus escuelas o calmécac y las canchas del juego de pelota ceremonial, sus temazcales, y lugares especiales públicos para la congregación y convivencia de los pueblos, vemos su reproducción moderna en actuales ciudades del mundo. Pero en el caso del MUNE se partió del conocimiento de la Historia, se construyó el Museo, se le dotó del más moderno y complejo sistema de exposición visual, digital, del desarrollo del discurso y se mandaron construir réplicas en las diferentes salas ya de una cueva con petroglifos, ya de un bote de vapor, de un presidio o una misión en tiempos de la Nueva España, contando con pocos elementos rescatados a través de la arqueología y empezando apenas con su propia colección para el tiempo de los cazadores- recolectores de este vasto territorio, que aún estando tan cerca de Mesoamérica estaban tan lejanos en el tiempo de su propio desarrollo, y más aún de los de España que ya vivían en la Edad del Hierro y que con el desarrollo de la Ciencia Marítima pudieron a través del desarrollo de las Naos en Bergantines con vela, buscar explorar un mar que nadie había navegado y que la mitología griega situaba a España como la Finisterre y a las islas canarias como las Hespérides, basados en el conocimiento de Plinio el viejo. 3
  4. 4. Entonces, yo creo que con el desarrollo cada vez más innovador, cada vez más rápido del desarrollo de la Ciencia y la Tecnología y sin quedarnos con tradiciones de por sí en la clasificación de museos, la influencia para la presentación de las exposiciones en los diferentes museos nos va a obligar a hacer nuevas tipologías de Museos. No es que pierdan su sentido original de preservar, resguardar y educar a los pueblos y públicos en su pasado histórico o divertir y entretener y contar historias a través de nuevos recursos, como el PIXAR, los títeres o la robótica y los robots. Son medios adecuados del progreso humano que aprehende la realidad y la transforma. A los niños de hoy se les despiertan todos sus sentidos con las películas de caricaturas, o de Pixar. A nosotros, cuando fuimos niños escuchando cuentos de terror contados por nuestros mayores. Sólo hay que cuidar que despojados de toda investigación histórica, no se vayan a convertir estos medios en un planteamiento desbocado, sin frenos, con exageración del uso de la luz, el color y el sonido, con elaboración de imágenes deformes que no correspondan con la realidad. Porque entonces estaremos construyendo mundos fantasiosos con dosis letales de mala inventiva por técnicos faltos de todo rigor científico en cuanto a la investigación y metodología para compilar acervos que muestren un mundo alterno mejor que el que tenemos hoy. Pero sí entendí el planteamiento de cómo nuestro ojo, más el lente de la cámara digital y la creación de los dibujos y modelados pueden ayudar enormemente a la educación de niños y adultos aún que sean analfabetas. Son medios uniformadores para todo tipo de sociedades aunque vivamos en diferentes estadios de civilización. En este sentido, sin perder nuestra memoria histórica podemos contar la historia a través de nuevos medios y recursos, influyendo así también en los técnicos y nuevos intelectuales para acercarnos todos a nuevas sociedades y su realidad diferente a la nuestra, tomando lo que unos hemos perdido, y apoyando las carencias de otros de algo que nunca habían conocido. En Latinoamérica, no sé en qué momento perdimos el estudio del mundo clásico, y cuando vamos a emprender en serio el estudio de la Historia. Pero con estos recursos quizá no cambie la Tipología de los Museos, sino que se integren nuevas áreas de talleres para el propio personal académico dentro de los Museos y de esa manera poder enseñar la historia de una nueva manera. Por ejemplo, algo que yo he ideado últimamente es que al dar los recorridos en la exposición permanente en un futuro existan los recursos de holografía e ilustrar una idea o información detallada de la historia con estos recursos extras en el momento, en tiempo récord. (Lo he visto en películas llamadas futuristas, en realidad no sé si esto es una fantasía o pudiera hacerse realidad). 4
  5. 5. El Museo del Noreste es un nuevo tipo de museo, porque rescata la historia y en el propio asentamiento de la Fundación de la Ciudad Metropolitana de Nuestra Señora de Monterrey que fundara en el tercer intento Don Diego de Montemayor el 20 de Septiembre de 1596, (antes que él, Don Alberto del Canto y Luis de Carvajal y de la Cueva en infructuosos intentos), y se aboca en la investigación histórica y sin colección reproduce reconstruyendo los medios y juntando de aquí y de allá las cosas auténticas que se usaban en el Monterrey del Nuevo Reino de León. Es decir, hemos tenido que recurrir a nuestras instituciones creadas después de la Revolución Mexicana para su asesoramiento en el caso del Museo de Historia Mexicana, como lo es el Instituto Nacional de Antropología e Historia, de arqueólogos y especialistas en general, de estudiantes de la Escuela Nacional para realizar la instalación del Museo de Historia no sé específicamente para el caso de MUNE, aunque sí se nos preparó a cerca de cien nuevos voluntarios como guías de MUNE por el Dr. en Historia Octavio Herrera Pérez quien a su vez preparó el guión museográfico del nuevo Museo. Siendo trabajadores del museo como voluntarios y habiendo tenido el privilegio de ver nacer un nuevo museo como lo es éste del Noreste me ha hecho reflexionar un poco acerca del sentido y la necesidad de ir rescatando museos nacionales de diferentes períodos de la Historia de México, allí donde sólo queda el recuerdo y algunos vestigios y/o convocando a las personas donantes de piezas históricas que hayan preservado a título personal joyas o tesoros históricos dignos de ser conocidos por el gran público. De tal manera que aunque la gran tarea de los cuerpos técnicos y de investigación histórica y museológica mundial puedan ser progresivamente documentados para el enriquecimiento y la participación de los trabajadores amantes del Museo a nivel mundial me gustaría proponer un intercambio mundial a nivel Museos Nacionales públicos, para el aprendizaje mutuo y la experiencia compartida de trabajar para diferentes públicos. Ya México ha sido generoso y ha recibido siempre estudiantes e investigadores a formar parte de los equipos de investigación, ahora sugiero empezar con intercambios entre los museos de México, para después lograr con la debida preparación ser invitados a otras partes del mundo. ¡Qué privilegio sería que en museos que conocimos como turistas se nos diera la oportunidad de trabajar como investigadores, guías o museólogos! 5
  6. 6. B I B L I O G R A F Í A. 1.- Museología y Museografía Capítulo 1. Museología y Museografía Ediciones del Serbal, 2001 Col. Cultura Artística, Barcelona,España Alonso, Fernández Luis 2.- Museo Arquitectura y museografía Capítulo 1. Museo, museología, museografía Ediciones JF, Fondo de Desarrollo de Cuba Dirección de Patrimonio Cultural, Ministerio de Cultura Madrid, España, 1ª. ed. José Linares 3.- La exposición, un medio de comunicación. La interpretación científica codifica el lenguaje de los objetos. Akal Ediciones, Col. Arte y Estética 55, Madrid,España García Blanco, Ángela 4.- El Museo, Teoría, praxis y utopía. Tipologías Museológicas Ed. Cátedra, Cuadernos Arte Cátedra, Madrid, España León, Aurora 5.- Manual de museología Historia del coleccionismo: de la colección al museo Ed. Síntesis, 1998 Madrid, España Biblioteconomía y Documentación 6

×