Actualización en el Transplante de Cordón Umbilical:             Aplicaciones actuales y futuras2                         ...
Comité Bioético y Médico-Científico Vidacord    Prof. Dr. John Wagner                                     Dr. Óscar Martín...
Indice    1.   Introducción                                                                                  9    2.   Las...
1.- INTRODUCCIÓN    La recogida de la sangre de cordón umbilical y la       aplasia y SCID, y enfermedades genéticas y met...
madre con injertos de donante no emparentado resi-       mayor o igual al número de células encontrado en la     de en que...
células de cordón umbilical puedan dar lugar a otras     que es varias centenas superior al originado por las     líneas c...
Incluso cuando se identifica un posible donante, el      alogénica. En estas circunstancias, el sistema inmu-     los porc...
transplantes de sangre de cordón con dos antígenos                                                                cal en d...
procedimiento para curar a niños con leucemia si el       tra huésped hace que el transplante de cordón umbi-        El 90...
4.- RETOS FUTUROS DEL TRANSPLANTE     DE CORDÓN UMBILICAL                                                              rec...
que ésta produce, juegan un papel importante en la     cultivo con factores granulocitarios estimuladores       En el 2005...
5.- IMPLICACIONES PRÁCTICAS EN LA     RECOGIDA DEL CORDÓN                                                            ción ...
identificar claramente la muestra de cada niño, ade-     compare el clampado de cordón más pronto o más     más de facilit...
7.- CONCLUSIONES     En este artículo se ha demostrado que la sangre del     cordón umbilical constituye una alternativa s...
BIBLIOGRAFÍA                                        11.- Institute of Cellular Medicine. ICM                              ...
20.- McGuckin CP, Forraz N, Baradez MO,             28.- Macardle PJ, Wheatland L, Zola H. Analysis       36.- National Ma...
Folleto médico
Folleto médico
Folleto médico
Folleto médico
Folleto médico
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Folleto médico

670 views

Published on

Paper. "Actualización en el transplante del cordón umbilical: Aplicaciones actuales y futuras". Vidacord

Published in: Health & Medicine
1 Comment
0 Likes
Statistics
Notes
  • Más información en www.vidacord.es
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
670
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
1
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Folleto médico

  1. 1. Actualización en el Transplante de Cordón Umbilical: Aplicaciones actuales y futuras2 3
  2. 2. Comité Bioético y Médico-Científico Vidacord Prof. Dr. John Wagner Dr. Óscar Martínez Pérez Director de la División de Hematología y Oncología Jefe del Servicio de Ginecología y Obstetricia del Pediátrica. Director de la Unidad de Trasplante de Hospital Infanta Elena de Valdemoro de Madrid.Autor Sangre y Médula. Profesor de Terapia Molecular y del libro “Hematología práctica para Ginecólogos”. Celular. Universidad de Minneapolis. Estados Unidos.Miembro del Comité Bioético y Médico Prof. Dr. César Nombela Cano Científico de VidaCord. Autor del primer trasplante con Vocal del Comité Nacional de Bioética. Catedrático de sangre de cordón umbilical en una leucemia en el Microbiología de la Universidad Complutense de mundo y artífice de 1.000 de los 8.000 trasplantes rea- Madrid. Ex-vocal del Comité Internacional de Bioética lizados. de la UNESCO. Ex-presidente del Comité Nacional Asesor de Ética en la Investigación Científica y Prof. Dr. José Fernández Piqueras Técnica. Ex presidente del Consejo Superior de Catedrático de Genética de la Universidad Autónoma Investigaciones Científicas. de Madrid. Investigador en Genética del Cáncer del Consejo Nacional de Investigaciones Oncológicas. Dr. Adolfo Sequeiros González Jefe de la Sección de Neumología Pediátrica del Prof. Dr. Pablo Gil-Loyzaga Hospital Universitario Infantil Niño Jesús. Profesor de Catedrático de Neurobiología de la Audición de la Pediatría de la Universidad Autónoma de Facultad de Medicina de la Universidad Complutense Madrid.Miembro de Honor y Mérito de la Sociedad de Madrid. Creador y Ex-Director del Centro de Española de Puericultura. Cultivos Celulares (CAI) de la Universidad Complutense de Madrid. Director de la Cátedra Prof. Vicente Vicente García Extraordinaria de Innovación y Salud de la Universidad Catedrático de Hematología y Hemoterapia de la Complutense de Madrid. Universidad de Murcia. Director de la Unidad de Hematología y Oncología Médica del Hospital Prof. Dr. Nicolás Jouve de la Bareda Universitario Morales Meseguer. Ex-Presidente de la Catedrático de Genética (Departamento de Biología Asociación Española de Hematología y Hemoterapia. Celular y Genética) de la Universidad de Alcalá. Asesor de Bioética de la Comisión Nacional Española de Prof. Jose Manuel Bajo Arenas Cooperación con UNESCO. Presidente de la SEGO (Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia). Jefe del Servicio de Dra. María Dolores Vila Coro Obstetricia y Ginecología del Hospital Universitario de Directora de la Cátedra UNESCO de Santa Cristina. Catedrático de Ginecología y Bioética.Presidenta de la Asociación de Bioética y Obstetricia de la Facultad de Medicina de la Biojurídica. Directora del Programa de Doctorado Universidad Autónoma de Madrid. UNESCO4 5
  3. 3. Indice 1. Introducción 9 2. Las células de la sangre de cordón umbilical 11 3. Aplicaciones clínicas de la sangre de cordón umbilical 13 3.1 Factores determinantes del éxito del tratamiento 3.1.1 Donantes potenciales 3.1.2 Compatibilidad HLA 3.1.3 Prendimiento 3.1.4 Enfermedad de injerto contra huésped (EICH) 3.1.5 Reconstitución inmune 3.1.6 Recaídas y actividad del injerto contra leucemia 3.1.7 Porcentaje de supervivencia. 3.2 Tratamientos realizados con éxito mediante trasplante de sangre de cordón umbilical 3.3 Transplantes de cordón umbilical de donantes no emparentados en adultos 4 Retos futuros del transplante de cordón umbilical 21 4.1 Investigaciones en el área de las enfermedades hematológicas 4.2 Investigaciones en áreas no hematológicas 5. Implicaciones prácticas en la recogida de cordón 25 5.1 Aspectos logísticos 5.2 Cuando clampar el cordón umbilical 6. Aspectos éticos y legales 27 7. Conclusiones 29 8. Bibliografía 316 7
  4. 4. 1.- INTRODUCCIÓN La recogida de la sangre de cordón umbilical y la aplasia y SCID, y enfermedades genéticas y meta- criopreservación de las abundantes células madre bólicas hereditarias como mucopolisacaridosis y que se encuentran en la misma, representa una de leucodistrofías (1-4, 6-10). las mayores revoluciones científico-sanitarias en Las células madre hematopoyétias pueden proceder cuanto a posibilidades de tratamiento se refiere. de 1 ó 2 posibles donantes: del propio paciente en Hasta hace poco, la sangre de cordón umbilical y la caso de transplante autólogo, o de otra persona, un placenta no tenían ningún interés médico y se des- donante alogénico que puede estar emparentado o echaban después del nacimiento del recién nacido. no con el paciente (1-10). La mejor opción para rea- Sin embargo hoy, la sangre de cordón umbilical se lizar con éxito un trasplante de SCU es la de encon- considera una fuente de inmenso valor de células trar un donante compatible emparentado; si esta madre que son 100% compatibles biológicamente opción no fuera posible, habría que recurrir a un con el recién nacido y que pueden ayudar a salvar donante no emparentado (1-4). En España, en el muchas vidas. Además, la recogida del cordón año 1991, bajo la iniciativa de la fundación umbilical no supone ningún riesgo ni para la madre Internacional Josep Carreras para la lucha contra la ni para el bebé. leucemia, se creó el Registro Español de Donantes El transplante de células hematopoyéticas seguido de Medula Ósea (REDMO). El REDMO es el repre- de quimioterapia mieloablativa en el tratamiento de sentante del registro de donantes de medula ósea de determinadas enfermedades malignas y no malignas todo el Estado español y se encarga de la gestión de está bien establecido (1-11). El transplante de célu- las búsquedas, en su registro y en los registros inter- las madre hematopoyéticas se ha utilizado para tra- nacionales, para todos los enfermos españoles que tar enfermedades como la leucemia linfoblástica y necesiten un trasplante de un donante no familiar. mieloblástica, inmunodeficiencia primaria, anemia Sin embargo, el problema del transplante de células8 9
  5. 5. madre con injertos de donante no emparentado resi- mayor o igual al número de células encontrado en la de en que a menudo se asocia con la enfermedad medula ósea del adulto incluso varias horas después 2.- LAS CÉLULAS DE LA SANGRE DE injerto contra huésped ó el rechazo del injerto (1,4). del nacimiento (13,14). Se demostró entonces en CORDÓN UMBILICAL Hay cuatro fuentes posibles de células madre modelos murinos que la sangre del neonato contenía hematopoyéticas que se pueden emplear para trans- suficientes células madre hematopoyéticas para la plante: medula ósea, hígado fetal, sangre periférica reconstitución de ratones adultos irradiados letal- y sangre de cordón umbilical. El transplante de mente (15). hígado fetal sólo ha demostrado un injerto transito- El primer transplante realizado con células madre rio. Las células madre hematopoyéticas procedentes hematopoyéticas procedentes de cordón se realizó de la sangre periférica presentan riesgos similares a gracias a un donante emparentado para tratar un niño las de la médula ósea pero son una alternativa pro- con anemia de Fanconi en 1988 (16). El primer trans- metedora para pacientes con cáncer en estado avan- plante llevado a cabo con éxito gracias a un donante zado de la enfermedad. (12). Por otro lado, el trans- no emparentado tuvo lugar en 1993 (3). Desde enton- plante de células madre hematopoyéticas proceden- ces más de 8.000 pacientes en todo el mundo, funda- tes de cordón umbilical se caracteriza por su facili- mentalmente niños, han recibido transplantes de cor- dad de obtención sin ningún riesgo para el donante, dón umbilical de donantes emparentados o no, para permite realizar con éxito el transplante con sólo tratar una amplia variedad de enfermedades hemato- células madre hematopoyéticas parcialmente com- lógicas malignas y no malignas, inmunodeficiencias patibles, y es por tanto una alternativa viable al congénitas y tumores (3,17). transplante de medula ósea. Es necesario destacar que a diferencia del transplan- La idea de emplear las células madre hematopoyéti- te de medula ósea, donde el tiempo de espera medio cas procedentes de cordón umbilical partió de para conseguir un donante es de 4 meses, en el Edward Boyse en 1983 (4). Boyse observó que el transplante de cordón umbilical solo se necesitan 14 número de células progenitoras de granulocitos- días para identificar un donante compatible (3). macrófagos en la circulación del neonato permanecía La sangre de cordón es la sangre residual de la pla- disminuye la calidad de la muestra. La criopreser- centa recogida a partir del cordón del neonato. La vación se realiza mediante congelación programada sangre de cordón puede obtenerse de dos maneras: utilizando como conservante DMSO al 10% y se puede recoger del cordón umbilical mientras que almacenamiento posterior en nitrógeno en fase de la placenta permanece en el útero ó se puede reco- vapor durante tiempo indefinido. ger de la placenta tras el parto por canulación de la vena umbilical después de que el cordón es clam- Actualmente se sabe que la sangre de cordón con- plado y cortado. La sangre se recoge mediante aspi- tiene células madre hematopoyéticas y células ración con una jeringa o por la acción de la grave- mesenquimales pluripotentes, las cuales pueden dad, siendo el volumen de la recolección de 30-150 emplearse en el tratamiento de leucemias, hemoglo- ml. La recogida In útero es intrusiva y puede dis- binopatías y alteraciones congénitas del metabolis- traer con respecto de la atención que la madre y el mo. El aislamiento más reciente de las células bebé necesitan tras el parto. Por otro lado, la sangre mesenquimales ha supuesto que se estén desarro- recogida después del parto presenta mayor probabi- llando programas de investigación dirigidos a su lidad de contaminación y precisa personal especia- uso en el tratamiento de enfermedades regenerati- lizado. vas, fundamentalmente desordenes neurológicos (18). El producto, obtenido tras el correcto procesamien- to de la sangre recogida, puede ser criopreservado Actualmente la sangre de cordón es una buena fuen- en las 24-72 horas siguientes a la recolección, si te de células madre y constituye una alternativa bien hay que tener en cuenta que a partir de las 48 frente a otros precursores hematopoyéticos. Ya exis- horas comienza a detectarse muerte celular lo que ten estudios que sugieren la capacidad de que las10 11
  6. 6. células de cordón umbilical puedan dar lugar a otras que es varias centenas superior al originado por las líneas celulares incluyendo cartílago, células grasas, células de la médula ósea (25) De este modo, pode- 3.- APLICACIONES CLÍNICAS DE LA células hepáticas y cardíacas (19). Las investigacio- mos decir que comparándolas con las células de la SANGRE DE CORDÓN UMBILICAL nes en este campo se encuentran todavía en la fase medula ósea, las células de la sangre de cordón inicial de desarrollo. No obstante, ya hay más de poseen un mayor potencial proliferativo y una mil publicaciones que avalan la posibilidad de mayor capacidad de auto renovarse, lo cual parece transdiferenciación que ofrecen estas células (20). ser debido a la mayor longitud de los telómeros Actualmente hay ensayos clínicos en marcha para detectados en estas células (26). tratar con células troncales de SCU diversas patolo- gías como por ejemplo la epidermólisis bullosa. Desde el punto de vista funcional, las células huma- nas del cordón umbilical parecen injertarse mejor En cuanto a las células madre hematopoyéticas, el en ratones inmunodeficientes empleando para ello número que podemos encontrar en la sangre de cor- menor número de células que en el caso de las célu- dón es menor de las que se pueden obtener de la las de la médula ósea o de sangre periférica (2). In médula ósea o de sangre periférica, pero tienen vitro, las células madre hematopoyéticas de cordón mayor capacidad de proliferación y de formación de también responden a la presencia de citoquinas exó- colonias y responden mejor a los factores de creci- genas, aumentando la proliferación y su expansión, miento. También al tener menor compromiso inmu- mucho mejor que las células de la médula ósea (2). nológico que las células de la médula ósea presen- Esto puede explicar por qué las células de cordón tan menos complicaciones asociadas al transplante prenden a dosis celulares menores que las células de con dichas células (7). la medula, aunque tarden más en hacerlo. Debido a que el sistema inmune del neonato es funcional- Está demostrado que las células madre hematopo- mente inmaduro, se ha demostrado que los injertos yéticas procedentes de cordón umbilical tienen de sangre de cordón tienen menor respuesta prolife- características únicas, desde el punto de vista numé- rativa de las células T inducida por antígenos y rico y funcional, que no se encuentran en las célu- mitógenos (27,28) desarrollan posible tolerancia las de la médula ósea. La sangre de cordón umbili- inducida (29,30) y tienen una menor habilidad para cal es más rica en líneas celulares progenitoras pri- producir una respuesta de las células T citotóxicas Hasta el momento actual, el principal uso clínico de Entre los factores más importantes a considerar se mitivas y en células iniciadoras de cultivo a largo antígeno-específicas (31). El número y función de la sangre de cordón ha sido el tratamiento de enfer- encuentran la disponibilidad de potenciales donan- plazo, que las células de la médula ósea y que las de las células NK permanece intacto (1), pero la activi- medades malignas hematológicas en niños. Una tes, la compatibilidad HLA, el grado de prendi- sangre periférica (4, 21-24). dad lítica puede ser deficiente (32), lo que puede encuesta llevada a cabo por el Registro miento del transplante, la enfermedad de injerto explicar el mantenimiento de la actividad injerto Internacional de Transplante de Médula Ósea contra huésped, el grado de actividad del injerto Cultivos in vitro de 7 a 10 días de células CD34+ de contra leucemia en los injertos de sangre de cordón. (IBMTR) ha establecido que desde 1998, una quin- contra la leucemia, la reconstitución del sistema la sangre de cordón producen un número de células ta parte de los transplantes de células madre realiza- inmune y el porcentaje de supervivencia. dos en pacientes menores de 20 años se han llevado a cabo con células de sangre de cordón umbilical, la 3.1.1.- Donantes potenciales mayoría en casos de leucemia linfoblástica aguda y Las estadísticas del Programa Nacional de Donantes leucemia mieloblástica aguda (33). de Médula de Estados Unidos muestran que menos del 80% de los caucasianos y sólo el 60% de los afroame- 3.1.- Factores determinantes ricanos tienen un donante compatible apropiado (34). De media, menos del 50% de las búsquedas de donan- tes no emparentados conducirá a un donante compati- del éxito del tratamiento A la hora de valorar las posibles aplicaciones clíni- ble (35), y el tiempo medio estimado empleado en cas de los transplantes de células procedentes de la dicha búsqueda es de 4 meses y entre 4 y 6 semanas sangre de cordón umbilical en el tratamiento de dis- para los casos urgentes (36). Para muchos pacientes tintas patologías existen una serie de factores que con enfermedades agresivas, que padecen recaídas o debemos considerar con el fin de poder valorar ade- sufren la toxicidad debida al tratamiento, este tiempo cuadamente los resultados obtenidos. de espera es demasiado largo (4).12 13
  7. 7. Incluso cuando se identifica un posible donante, el alogénica. En estas circunstancias, el sistema inmu- los porcentajes de prendimiento con éxito varían riesgo de EICH que las de la médula ósea. Esto es Programa Nacional de Donantes de Médula de ne del receptor determinará el injerto como cuerpo entre el 84% y el 99%, dependiendo del número porque el número de células T en un injerto de san- Estados Unidos ha constatado que el 30% de las extraño y lo rechazará, o el injerto mismo atacará al de antígenos HLA compatibles y el tipo de enfer- gre de cordón (8 x 106 CD3+ células búsquedas identificadas no llegan a estar disponi- receptor lo que conducirá a enfermedad injerto con- medad que se esté tratando (43-50). Cuando 4 de transferidas/kg peso del receptor) es mucho menor bles por motivos atribuibles al propio donante como tra huésped. los 6 antígenos HLA son compatibles, el prendi- que el número (30-34 x 106/Kg) transferido en un cambios geográficos de domicilio, falta de motiva- miento cae hasta el 84%. Es especialmente Con el fin de compatibilizar las células madre injerto de médula ósea (4). Además la menor inci- ción, falta de cualificación por cambios en el estado importante la compatibilidad del antígeno HLA- hematopoyéticas de donantes y receptores, se estu- dencia de EICH asociado al transplante de cordón de salud, muerte o cambios de nombre (1). Se cal- C de la clase I. De hecho, más de una incompa- dian 3 pares de HLA (de un total de 6 antígenos), también se debe a otros factores la relativa inmadu- cula que menos del 20% de las personas selecciona- tibilidad en los antígenos de clase I parece HLA-A, HLA-B y HLA-DR. El Programa Nacional rez de las células T en la sangre de cordón (4) y el das preliminarmente como posibles donantes llegan aumentar significativamente el fracaso del injer- de donantes de Médula de Estados Unidos estable- menor perfil de citoquinas proinflamatorias, único a contribuir al transplante, aunque el estado de salud to (38). ce un mínimo de 5 de los 6 antígenos compatibles en sangre de cordón (4). de los propios pacientes y los posibles tratamientos alternativos también contribuyen a disminuir esta entre donantes y receptores y en la práctica este tipo Otros factores que afectan al bajo rendimiento en Igual que en el caso de transplantes de médula ósea, cifra (37). Debido a estas limitaciones, el transplan- de transplantes parcialmente compatibles rara vez el prendimiento son la depleción de las células T la falta de compatibilidad HLA es un factor de ries- te de cordón umbilical aparece como una alternati- se lleva a cabo. Los más frecuentes son los de his- del injerto (43-51), enfermedades metabólicas go importante para el desarrollo de la EICH en va al transplante de médula ósea ya que puede tocompatibilidad completa (6 de 6 antígenos) hereditarias (52), y la enfermedad que se esté receptores de sangre de cordón. Pero tanto en aumentar la disponibilidad de fuentes de injertos (38,39). tratando, siendo la anemia de Fanconi (53), la donantes de cordón emparentados como no empa- para algunos pacientes, como por ejemplo aquellos anemia aplásica (54,55) y la leucemia mieloide Cuando los antígenos HLA son compatibles el tiem- rentados, así como en injertos compatibles y no que necesitan un transplante urgente o las poblacio- crónica (56,57) las que han demostrado menores po medio para que el prendimiento tenga éxito compatibles, la incidencia y severidad de EICH nes minoritarias. porcentajes de prendimiento en casos de donan- (medido en recuperación de neutrófilos) esta esta- aguda y crónica es significativamente menor que tes no emparentados. blecido en 23 días. Sin embargo, cuando hay una o para receptores de médula ósea (4,1). más incompatibilidades HLA, el tiempo medio de 3.1.2.- Compatibilidad HLA Todo esto cobra mayor importancia si consideramos 3.1.4.- Enfermedad de injerto contra hués- Para que la transferencia de células madre hemato- recuperación de neutrófilos aumenta a 28 días el hecho de que muchos transplantes de cordón de ped (EICH) poyéticas desde el donante hasta el receptor tenga (40,41). Como las células T son las principales mediadoras donantes no emparentados se llevaron a cabo con éxito, las células transplantadas y el organismo del del EICH, se supone que las células madre hemato- una falta de compatibilidad en los injertos de hasta receptor deben reconocerse mutuamente como poyéticas de cordón umbilical tendrán un menor 2 antígenos HLA (1). 3.1.3.- Prendimiento “propias”. Este auto-reconocimiento es más proba- Al igual que en los transplantes de médula ósea, ble cuanto mayor sea la compatibilidad entre el hay varios factores que influyen en el prendi- donante y el receptor, y esto viene determinado por miento del injerto en los transplantes de cordón marcadores de superficie presentes en todas las umbilical. Sin embargo, el factor más importan- células del organismo y que son heredados. Estos te para que el prendimiento tenga éxito es sin marcadores, llamados antígeno del leucocito huma- duda el número total de células nucleadas que se no (HLA), vienen codificados por un conjunto de transfieren en el injerto (9). Se ha sugerido que genes localizados en el brazo corto del cromosoma el límite mínimo a partir del cual un transplante 6. Hay dos tipos distintos de genes HLA que existen puede llevarse a cabo con éxito está en 1,5-2,0 x en 6 pares, la clase I de genes HLA A, B, y C, y la 107 células nucleadas transferidas/Kg (3). Si el clase II de genes HLA DR, DQ, DP. Una copia (o número de células es menor el prendimiento es alelo) de cada par se hereda del padre y una copia se más lento y la reconstitución inmune es más hereda de la madre. Los genes HLA poseen dos pobre. Por el contrario, la infusión de un elevado características que los hacen importantes en el número de células se asocia con períodos de transplante de células madre hematopoyéticas: su prendimiento más cortos (42). elevado grado de polimorfismo y las intensas reac- ciones inmunes que sus productos pueden provocar Numerosos estudios han examinado el prendi- en otros individuos. Las células T de un individuo miento de células madre hematopoyéticas de pueden reaccionar intensamente frente a las molé- donantes no emparentados tanto compatibles culas de superficie HLA no compatibles de las célu- como no compatibles. Estos estudios indican que las de otro individuo, lo que se denomina reacción14 15
  8. 8. transplantes de sangre de cordón con dos antígenos cal en distintas patologías y a partir tanto de donan- HLA incompatibles y posiblemente con un antígeno tes emparentados como no emparentados. Entre 3.1.5.- Reconstitución inmune 3.2- Tratamientos realizados El transplante de células madre hematopoyéticas no compatible y bajas dosis celulares. Los porcen- con éxito mediante trans- ellos cabe destacar los siguientes: suele producirse tras la irradiación corporal total, y tajes de recaídas fueron menores tras transplantes por lo tanto es obvio que la reconstitución del siste- Niños con leucemia mieloide aguda con mal pro- plante de sangre de cordón de sangre de cordón con dos antígenos HLA incom- ma inmune es uno de los primeros objetivos del patibles. nóstico y sin compatibilidad HLA familiar han sido umbilical transplante. Sin la adecuada reconstitución inmune, tratados con éxito mediante transplante de cordón el organismo es vulnerable a infecciones post-trans- Este estudio confirma el uso de sangre de cordón Como ya hemos visto existen una serie de ventajas umbilical (70). plante lo que aumenta significativamente la morbi- umbilical HLA compatible y uno o dos antígenos y de limitaciones a la hora de utilizar las células lidad y mortalidad. Debido a que los injertos de san- HLA incompatibles en niños con leucemia aguda madre hematopoyéticas procedentes de cordón 39 niños con enfermedades hematológicas (leuce- gre de cordón tienen un menor número de células T, que necesitan transplante. Debido a que una mayor frente a las de la medula ósea. En la tabla adjunta se mia linfoblástica aguda, leucemia mielógena aguda, se ha sugerido que estos injertos podrían ser menos compatibilidad HLA y altas dosis celulares dismi- resumen los principales factores. leucemia mielógena crónica, anemia refractaria con eficaces en la reconstitución inmune. nuyen significativamente el riesgo de mortalidad síndrome mielodisplástico y leucemia mielomono- debida a transplante, es necesario aumentar la Son ya numerosos los artículos publicados en revis- cítica juvenil) fueron tratados con trasplante de cor- Sin embargo, los estudios llevados a cabo tras trans- diversidad de los antígenos HLA en los bancos de tas científicas de alto impacto donde se puede com- dón umbilical no compatible. El estudio demostró plante de cordón umbilical reflejan que la reconsti- cordón actuales. probar la eficacia del transplante de cordón umbili- que el transplante de cordón umbilical es un buen tución inmune es similar a la obtenida tras trans- plante de médula ósea (58-61). Para determinar el porcentaje de recaídas, la biolo- gía y el estado de la enfermedad en el momento del Tabla 1. 3.1.6.- Recaídas y actividad del injerto contra transplante son dos factores clave en el transplante Beneficios y limitaciones del transplante de cordón umbilical leucemia de cordón umbilical. Un estudio realizado en el banco Eurocord muestra que en leucemia aguda, Una ventaja de la presencia de células inmunes en BENEFICIOS LIMITACIONES cuando el estado de la enfermedad es favorable en el injerto es que mientras que contribuyen a la el momento del transplante, se reduce el doble la 1- Hay muchos donantes potenciales de sangre de 1- Se requiere una dosis celular mínima de 1,5- EICH, también pueden mediar un efecto de injerto incidencia de recaídas y aumenta hasta cuatro veces cordón, con adecuada representación de todas las 2,0 X 107z células/kg peso corporal para poder contra leucemia lo que puede ayudar a reducir el el número de pacientes que sobreviven dos años sin minorías y grupos étnicos. Actualmente hay una realizar el transplante, siendo la cantidad 3,0 X porcentaje de futuras recaídas (62,1,4). Sin embar- mayor frecuencia de halotipos HLA no caucasianos recaídas (67). 1 07 células/kg la dosis más apropiada; si el trans- go, debido a que los injertos de cordón umbilical disponibles en comparación con los registros de plante se realiza con un número insuficiente de tienen menor número de células T y a que estas médula ósea. células, el prendimiento es más lento, la recons- células son más nuevas desde el punto de vista anti- 3.1.7.- Porcentaje de supervivencia 2- La sangre de cordón se recoge directamente de la titución inmune es más pobre y aumenta el fraca- génico, se cree que los transplantes de cordón umbi- El criterio más importante para determinar la super- placenta y el cordón tras el parto, sin riesgo para el so del injerto, especialmente en pacientes adultos lical también tendrán un menor efecto de injerto vivencia es la dosis de células madre hematopoyéti- donante y se almacena rápidamente. y jóvenes. contra leucemia (1, 63). Por otro lado como ya cas transferidas en el injerto de cordón umbilical. 2- La duración a largo plazo del injerto de cordón hemos comentado, esta demostrado que la EICH es Ya se ha indicado que dosis menores de 1,5 x 107 3- Las células madre de cordón tienen mayor capa- cidad proliferativa que las de la médula ósea o de san- umbilical no esta todavía claramente establecida. menos grave en receptores de transplante de cordón células nucleadas/kg proporcionan unos resultados gre periférica. umbilical y también se sabe que el desarrollo de la de supervivencia peores (68,69). 3- La actividad del injerto contra leucemia es EICH es inversamente proporcional al riesgo de 4- Alta disponibilidad: las muestras están disponi- incierta. recaídas (64). Por otro lado, existen datos que indican que dosis bles en unas 2 semanas tras la solicitud, resultando celulares altamente nucleadas, específicamente especialmente apropiado en casos de transplantes 4- En el caso de enfermedad linfoproliferativa Por último, un artículo publicado recientemente en urgentes. post-transplante existe riesgo de infección por el CD34+, pueden ayudar a compensar la incompati- virus de Epstein-Barr. la revista Lancet (65,66) demuestra que en compa- bilidad HLA entre injerto y receptor (69). Estos 5- Menor incidencia de transmisión viral: en con- ración con transplantes de medula ósea compati- datos se confirman con un estudio llevado a cabo en creto, de citomegalovirus y virus de Epstein-Barr. 5- En el caso de recaídas, enfermedad linfoproli- bles, la supervivencia libre de leucemia a los cinco el Cetro de Sangre de Nueva Cork, EEUU, donde se ferativa post-transplante u otras complicaciones, años es similar a la detectada en transplantes de san- especifica que si la dosis de células nucleadas se 6- Más donantes potenciales: el transplante de cor- gre de cordón con incompatibilidad tanto en uno dón umbilical permite una falta de compatibilidad de aumenta hasta 3 x 107/kg, los efectos negativos de como dos antígenos, y posiblemente mayor tras tejidos mayor que la que se acepta para médula ósea o una incompatibilidad en el antígeno HLA entre sangre periférica. El cordón umbilical ha demostra- transplantes HLA compatibles. El porcentaje de injerto y receptor pueden eliminarse (1). do prender incluso con 2 antígenos HLA no compati- mortalidad asociado a transplante fue mayor en be. ls16 17
  9. 9. procedimiento para curar a niños con leucemia si el tra huésped hace que el transplante de cordón umbi- El 90% de los pacientes demostró prendimiento con médula ósea apropiado emparentado o no, debe con- tratamiento se administra en una fase favorable de lical sea una opción particularmente recomendada éxito a los 27 días, y la incidencia de la enfermedad siderarse el transplante de cordón umbilical (81). . la enfermedad (71). para niños con hemoglobinopatías (40). Por lo de injerto contra huésped aguda en grado II-IV fue tanto, la recogida y criopreservación de muestras de del 60%. La enfermedad de injerto contra huésped Adultos con enfermedades hematológicas malignas Merece especial mención, por tratarse de una pato- cordón umbilical debe recomendarse especialmente crónica se detectó en el 38% de los pacientes. La falta (n=22) fueron tratados con transplante de cordón logía no hematológica, el hecho de que niños con a familias con hijos que padezcan hemoglobinopa- de compatibilidad HLA no afectó de forma significa- umbilical siendo la compatibilidad HLA 4-6 de 6 síndrome de Hurler (causa degeneración progresiva tías u otras enfermedades genéticas. tiva el porcentaje de prendimiento, la enfermedad de antígenos. Veinte pacientes sobrevivieron tras 30 del sistema nervioso central y muerte en los niños) injerto contra huésped o la supervivencia. Sin embar- días después del transplante y desarrollaron prendi- fueron tratados con sangre de cordón no compati- Los transplantes de sangre de cordón umbilical de go, a los 22 meses, la probabilidad de supervivencia miento del injerto. Un paciente desarrolló fracaso ble; el transplante alteró la evolución natural de los donantes no emparentados en niños se han asociado libre de patología asociada fue sólo del 26%. del injerto secundario. Siete pacientes desarrolla- pacientes aumentando la neurocognición y disminu- con prendimiento sostenido, una baja incidencia de ron la enfermedad del injerto contra huésped yendo los síntomas somáticos asociados al síndro- la enfermedad de injerto contra huésped y una El elevado porcentaje de mortalidad en este estudio aguda. El porcentaje de supervivencia libre de me sin necesidad de someter a los niños a irradia- ausencia de mayor riesgo de recaídas leucémicas. se debe probablemente a la naturaleza de alto riesgo enfermedades asociadas tras un año del transplante ción corporal total (72). El transplante de cordón umbilical es una buena de este grupo de pacientes. A pesar de este porcenta- fue del 53%. Este porcentaje fue mayor en los opción terapéutica para niños con leucemia mielo- je de supervivencia, la importancia de este estudio pacientes menores de 30 años (73%) (82). Tres niños con inmunodeficiencias ligadas al cromo- blástica aguda de mal pronóstico que no disponen radica en que los niveles de prendimiento y la inci- soma X fueron tratados con transplante de cordón de un donante emparentado. Para niños con enfer- dencia de enfermedad de injerto contra huésped son Pacientes adultos con leucemia mieloide crónica umbilical con el fin de reconstituir el sistema inmune. medades genéticas como el síndrome de Hurler, aceptables incluso para una incompatibilidad de 2 fueron tratados con transplante de cordón umbili- Dos años después del transplante los tres niños pre- donde el tiempo desde el diagnóstico hasta el trata- antígenos HLA, lo que de hecho lo compara favora- cal. Cuatro de los nueve pacientes sometidos al sentaban un sistema inmune normal (73). miento es crucial, el transplante de sangre de cordón blemente con el transplante de médula ósea. transplante en la fase crónica de la enfermedad per- debe considerarse especialmente. manecieron vivos y en remisión 42 meses después Como ya hemos indicado más arriba la anemia de Sanz et al (80) concluyen que el transplante de cor- del tratamiento. Estos primeros resultados sugieren Fanconi fue la primera enfermedad tratada mediante dón umbilical no compatible es una alternativa razo- que el transplante de cordón umbilical puede ser transplante de cordón umbilical (16) y desde entonces 3.3- Transplantes de cordón nable para pacientes que no disponen de un donante una alternativa razonable para pacientes adultos se han repetido múltiples casos de esta enfermedad de médula ósea compatible. con leucemia mieloide crónica que no disponen de umbilical de donantes no tratados igualmente mediante transplante de cordón emparentados en adultos donante de médula ósea (83). (74-76), incluyendo un transplante de un hermano Un estudio publicado en 2004 realizado en pacientes Por otro lado, 12 pacientes adultos con síndrome HLA idéntico no afectado identificado mediante diag- adultos con leucemia aguda y tratados con transplan- mielodisplásico (pérdida de alguno o todos los tipos El transplante de cordón umbilical se empleó para nóstico genético preimplantatorio (77). te de cordón umbilical de donantes no emparentados de células sanguíneas) fueron tratados con transplan- tratar a adultos con leucemia mieloide aguda de mostró que, a pesar de que el número de células te de cordón umbilical no emparentado, siendo el novo . La probabilidad de supervivencia libre de La enfermedad granulomatosa crónica es una patolo- porcentaje de supervivencia libre de enfermedades enfermedad a los dos años fue del 76% y los auto- gía que afecta a los neutrófilos y compromete el siste- nucleadas transferidas desde la sangre de cordón fue significativamente menor en comparación con injer- asociadas a los dos años del 76,2%. Algunos pacien- res concluyen que este tratamiento debe conside- ma inmune. Un paciente con esta enfermedad ha sido tes sufrieron de la enfermedad de injerto contra hués- rarse una alternativa al transplante de médula ósea tratado con éxito mediante transplante de cordón tos de médula ósea, la incidencia de la enfermedad de injerto contra huésped, la mortalidad debida al trans- ped; a pesar de ello se concluyó que en pacientes cuando no hay donantes adecuados (84). umbilical empleando un donante emparentado HLA adultos con síndrome mielodisplásico sin donante de idéntico (78). plante y la debida a recaídas así como la superviven- cia, no fue significativamente distinto entre los que Casos de talasemia y de anemia falciforme (enferme- recibieron sangre de cordón y los que recibieron dades comunes que afectan a varios millones de niños células madre hematopoyéticas adultas de médula y jóvenes año) han sido tratados con transplante de ósea (79). cordón umbilical gracias a donantes emparentados obteniéndose buenos resultados y una baja incidencia Como ya se ha indicado anteriormente, el factor de enfermedad injerto contra huésped (8). determinante en el uso de la sangre de cordón umbi- lical en adultos, es la dosis celular. Laughlin (68) fue Como conclusión podemos decir que los transplan- la primera persona en publicar el primer gran estudio tes de cordón umbilical entre donantes hermanos de transplante de cordón umbilical en adultos. En HLA idénticos se han llevado a cabo casi exclusiva- este estudio, los injertos de cordón eran incompati- mente en niños. El menor riesgo tanto de mortalidad bles para uno ó dos antígenos HLA y la dosis celular debida al tratamiento y de enfermedad injerto con- media transferida fue 2,1 x 107 células nucleadas/kg.18 19
  10. 10. 4.- RETOS FUTUROS DEL TRANSPLANTE DE CORDÓN UMBILICAL recogida de las células de cordón, otros plantean la posibilidad de combinar múltiples muestras de 4.1- Investigasciones en el área de las enfermedades donantes no emparentados pero con elevada compa- hematológicas tibilidad, y también se estudia la posibilidad de la La dosis celular del injerto de cordón umbilical es el expansión de las células ex vivo (86-91). aspecto más crítico que determina la velocidad del prendimiento y la supervivencia, particularmente en Con respecto a la combinación de múltiples mues- transplantes de donantes no emparentados y más tras de donantes no emparentados pero con una ele- concretamente en el caso de pacientes adultos. La vada compatibilidad, se pensaba inicialmente que dosis mínima de células nucleadas esta establecida existiría un rechazo inmunológico, sin embargo, se en 1,5-2,0 x 107/kg de peso del receptor. El rendi- ha comprobado que se pueden generar quimeras miento medio de células nucleadas de una muestra viables tras el transplante de células madre hemato- de cordón umbilical es de 1 x 10 (85). Por lo tanto, poyéticas procedentes de cordón a partir de dos una única unidad autóloga es probable que no sea donantes no emparentados parcialmente compati- adecuada para un individuo de peso superior a los bles (86, 92). 50 Kg. Es evidente que las principales investigacio- nes se están centrando en explorar vías en las que La expansión ex vivo de las células madre hemato- las células existentes puedan expandirse antes de su poyéticas de cordón trata de aumentar funciones transplante. celulares específicas mediante el cultivo de estas células en condiciones especiales. Un beneficio Existen estudios dirigidos a optimizar el proceso de potencial es la habilidad para aumentar el número20 21
  11. 11. que ésta produce, juegan un papel importante en la cultivo con factores granulocitarios estimuladores En el 2005, investigadores de la Universidad de auto renovación de las células madre. De este de colonias, factores de células madre y trombopo- Kingston (UK) separaron células madre parecidas a modo, se han creado cultivos donde las células se yetina. El resto de las células (el 60% o el 40%) se las embrionarias (es decir, células que expresan mantienen en contacto con el estroma de la médula transfirieron al paciente sin manipulación alguna marcadores de las células madre embrionarias) a ósea y se ha comprobado que dichos cultivos son adicional. Los pacientes recibieron una media total partir de sangre de cordón y las derivaron hacia teji- capaces de mantener y expandir células progenito- de 0,99 x 107 células nucleadas (expandidas y no do hepático (107). Este mismo equipo ha señalado ras humanas (93,94). El uso de células alimentadas expandidas)/kg de peso. El tiempo medio de pren- que fue capaz de derivar líneas clonales de células con estroma de origen humano también ha demos- dimiento de neutrófilos fue de 28 días y el de pla- progenitoras de sangre de cordón y producir células trado mantener la repoblación a largo plazo (89, quetas fue de 106 días. Todos los pacientes a los que de hueso y cartílago a partir de estas líneas, así 95). Sin embargo, todavía quedan muchas dudas se pudo hacer el seguimiento durante más de 28 como células secretoras de insulina. por resolver en cuanto a que estos sistemas bien días, demostraron prendimiento de neutrófilos y en solos o como co-cultivos sean realmente necesarios el seguimiento a 30 meses, 13 de los 37 pacientes Sueblinvong et al (108) han estudiado el posible uso para la expansión ex vivo. sobrevivían. Significativamente, la mayoría de de las células de cordón umbilical en la regenera- estos pacientes recibieron sólo una dosis total de ción y reparación del epitelio aéreo dañado. Las Otras investigaciones se han centrado en el uso de 0,99 x 107 células/kg, una dosis tradicionalmente células madre mesenquimales de cordón umbilical sistemas de cultivo sin estroma pero con factores de asociada con prendimiento pobre, lo que sugiere resultaron ser comparables a las obtenidas en medu- crecimiento hematopoyéticos específicos. Queda que la expansión ex vivo contribuye al éxito del la ósea de adultos en cuanto a la capacidad de por determinar los niveles óptimos en el cultivo de prendimiento. expresar marcadores fenotípicos de epitelio aéreo y dichos factores de crecimiento. Además, en mode- de participar en la remodelación in vivo de dicho los animales, estos sistemas de cultivo han propor- 4.2- Investigaciones en sistema. cionado buenos resultados en la expansión de las células junto con la conservación de la capacidad de áreas no hematológicas Dai et al (109) han estudiado, en tejidos epiteliales repoblación de animales inmunodeficientes (96- Existe bastante especulación sobre el uso de las de ratón, el posible asilamiento de células madre de células a transferir en el injerto, pero otras apli- mesenquimales procedentes de cordón umbilical y 98). células madre no hematopoyéticas de la sangre de caciones incluyen la expansión de determinados su posterior diferenciación en células epiteliales. cordón en el tratamiento de una serie de enfermeda- tipos celulares en el injerto con el fin de eliminar Sin embargo, un estudio reciente ha demostrado que Los resultados demostraron que las células mesen- des agudas y crónicas perteneciendo las mayores complicaciones (como neutropenia post-transplante mientras que la expansión ex vivo de células quimales de cordón umbilical contribuyeron a la evidencias al uso de las células madre mesenquima- o trombocitopenia), la terapia génica, la inmunote- CD34+ genera aumento de células maduras y pro- regeneración del tejido epitelial in vivo y los auto- les de cordón umbilical en el tratamiento de enfer- rapia y la eliminación de tumores (2). Sin embargo, genitoras capaces de un prendimiento más rápido, res concluyeron que estas células pueden constituir medades neurológicas (100,101). debido a que el número de células madre en sangre estas células carecen de potencial de prendimiento una buena opción en el tratamiento de lesiones del de cordón es limitado, los esfuerzos se dirigen a secundario y terciario por lo que no son capaces de También existen una serie de estudios preclínicos tejido epitelial, incluyendo quemaduras. conseguir incrementar el número de células madre. mantener el injerto a largo plazo (88). Estos nuevos en modelos animales que sugieren una mejora datos sugieren que se necesitan protocolos clínicos importante de la función cardíaca tras la infusión de El Dr. John Wagner del Hospital Infantil de la En cualquier caso, es necesario superar varias para emplear dos poblaciones distintas de células, células madre de cordón en casos de infarto agudo Universidad de Minnesota en colaboración con barreras. En primer lugar, la expansión del número una población expandida para proporcionar un de miocardio (102-104). investigadores de la Universidad de Columbia de de células no debe comprometer sus funciones crí- prendimiento más rápido y otra población no Estados Unidos, han llevado a cabo con éxito este ticas de auto renovación, multilinearidad, capacidad expandida para asegurar el prendimiento a largo También se ha comunicado la infusión de células mismo año el primer trasplante de médula ósea y de diferenciación y habilidad para repoblar un hués- plazo. madre de cordón umbilical en un paciente con sangre de cordón umbilical de un pariente compati- ped mieloablativo. El éxito de la expansión en lesión a largo plazo de la médula espinal (105). ble, para tratar la epidermolisis bullosa distrófica número ex vivo debe coincidir con el objetivo final De hecho, el uso de poblaciones separadas de célu- recesiva (enfermedad que cursa con la falta de capa- de dicha expansión. Si el objetivo es aumentar la las para el prendimiento ya se ha explorado en un En el año 2002 investigadores de la Academia de cidad de la epidermis de producir el colágeno nece- dosis de células transferible, entonces el resultado ensayo clínico (87,99). En este estudio, 37 pacien- Ciencias Polaca comunicaron haber seleccionado y sario para unir la piel y las células de revestimiento de la expansión ex vivo debe ser medido en térmi- tes (25 adultos y 12 niños) recibieron un transplan- expandido una subpoblación similar a células madre del tracto gastrointestinal al cuerpo) de un niño de nos de prendimiento, potencial de diferenciación y te de sangre de cordón. Sin embargo, antes de la neurales a partir de células de cordón umbilical. Esta 18 meses que padecía la variante más grave de esta longevidad. infusión, bien el 40% o el 60% de cada injerto de fracción clonogénica parecía que tenía propiedades patología. El éxito del transplante representa un cordón de cada paciente fue seleccionado en fun- hematopoyéticas o angiogénicas y expresaban nestina, cambio real en el pensamiento de la comunidad der- Se sabe que el contacto de las células con el estro- uno de los marcadores más específicos de las células ción de sus niveles de células CD34+ y más tarde matológica. ma de la médula ósea, y los reguladores celulares madre neurales multipotentes (106) expandido ex vivo durante 10 días en un medio de22 23
  12. 12. 5.- IMPLICACIONES PRÁCTICAS EN LA RECOGIDA DEL CORDÓN ción es mucho menor si la recogida la lleva a cabo personal previamente entrenado y con experiencia. 5.1- Aspectos logísticos Con el fin de que la recogida de cordón se realice Las muestras deben etiquetarse y empaquetarse adecuadamente es necesario considerar una serie de adecuadamente para su traslado al laboratorio perti- aspectos que afectan al médico, la matrona y el hos- nente. La mayoría de los bancos privados propor- pital implicado en dicha recogida: cionan dispositivos de recogida donde todo esto ya - los papeles del consentimiento informado para el esta previsto e incluso proporcionan el medio de médico y la matrona transporte de las muestras con el fin de ahorrar tiempo y procesar las muestras cuanto antes ya que - la recogida debe tener lugar o bien mientras la este es otro de los factores que afecta el rendimien- placenta permanece in útero o inmediatamente des- to final de las células viables disponibles para ser pués almacenadas. - es necesario insistir en que debe asegurarse la La recogida de la sangre de cordón deberá realizar- recogida del mayor volumen posible, ya que el se con especial cuidado en el caso de niños prema- número de células recogidas es una factor clave turos, ya que estos bebés pueden presentar riesgo de para el éxito del transplante anemia e inestabilidad hemodinámica, en el caso de cesáreas, donde se realizará la práctica estándar evi- - la sangre de cordón puede contaminarse con bac- tando que la recogida del cordón aumente el riesgo terias durante la recogida a menos que se tomen las de hemorragias, y en el caso de partos múltiples, precauciones necesarias. Este riesgo de contamina- donde el objetivo será no sólo recoger la sangre sino24 25
  13. 13. identificar claramente la muestra de cada niño, ade- compare el clampado de cordón más pronto o más más de facilitar la salida de todos los bebés y evitar tarde tras el parto. 6.- ASPECTOS ÉTICOS Y LEGALES la hemorragia postparto. Por último en el caso de partos con vuelta de cordón alrededor del cuello se Los estudios controlados disponibles reflejan un des- intentará facilitar la liberación del cordón ó se censo en el hematocrito del neonato cuando el clam- favorecerá el corte temprano del mismo para facili- pado de cordón se realiza de forma temprana y un tar la salida del bebé. descenso del 12% en el riesgo de hiperbilirrubinemia Todas estas precauciones tienen sentido en caso de (110). En países desarrollados, ensayos estadísticos donaciones de bajo riesgo. Pero en casos de alto aleatorizados muestran un descenso en el hematocri- riesgo, todo el personal sanitario implicado en el to a los 3 meses cuando el clampado se realiza pron- parto debe conocer la importancia de la recogida y to, aunque es necesario ser cautelosos debido a la se insistirá en la valoración apropiada del riesgo- heterogenicidad estadística y a la gran falta de segui- beneficio que diferirá de la práctica rutinaria. miento (111). Parece por tanto, que el retraso en el clampado de cor- dón puede ser beneficioso en casos de poblaciones con 5.2- Cuando clampar el cordón umbilical deficiencia de hierro endémica (112). Esta situación es menos probable en la población sana general, si bien Existe un amplio debate sobre cuál es el momento puede ser importante en grupos poblacionales concre- apropiado para clampar el cordón después del parto. tos como mujeres inmigrantes y aquellas con anemia. Independientemente de la evidencia de un clampa- Una revisión sistemática reciente concluye que no hay do temprano en bebés prematuros, hasta el momen- una clara evidencia que nos permita defender ninguna to actual no hay ensayos estadísticos aleatorizados de las dos opciones a la hora de clampar el cordón en realizados en los países desarrollados en que se neonatos a término (111). La recogida y preservación de la sangre del cordón Las Comunidades Autónomas son competentes para umbilical está regulada en España por medio del Real autorizar el establecimiento de cualquier banco de teji- Decreto 1.301/2006, en vigor desde el día 11 de do en su territorio. Asimismo pueden desarrollar el noviembre de 2006. Supone la trasposición al ordena- Real Decreto 1301 en tanto titulares de las competen- miento jurídico español de la Directiva 2004/23 del cias en materia de Sanidad. Parlamento Europeo sobre normas de calidad y seguri- dad para la donación, la obtención, la evaluación, el El Real Decreto obliga a cada Centro Hospitalario a procesamiento, la preservación, el almacenamiento y la disponer de una autorización sanitaria específica para distribución de células y tejidos humanos. la recogida y extracción de muestras de sangre de cor- dón umbilical. Esa autorización también es necesaria Indudablemente existen cuestiones pendientes de clari- para los Centros de Procesamiento y Depósito de ficación como la armonización de los bancos públicos forma que deben estar aprobados como establecimien- y privados y su necesaria coexistencia. Todo ello se cla- tos autorizados de tejidos para la actividad de banco de rificará con el paso del tiempo y con la aplicación prác- sangre de cordón umbilical. tica del Real Decreto. En España, tanto bancos públi- cos como privados deben comunicar las muestras También se insiste en la necesidad de definir e implan- depositadas en sus instalaciones al Registro de tar protocolos de actuación conjunta entre los Centros Donantes de Médula Ósea (REDMO), para hacerlas Autorizados y los bancos donde se almacenen las accesibles en procedimientos de búsqueda de donantes muestras. Asimismo el banco autorizado debe ser compatibles cuando no existiera otro donante efectivo capaz de asegurar la trazabilidad de todas y cada una de o unidades compatibles y disponibles de sangre de cor- las muestras que almacene. dón umbilical.26 27
  14. 14. 7.- CONCLUSIONES En este artículo se ha demostrado que la sangre del cordón umbilical constituye una alternativa segura y eficaz al transplante actual de médula ósea. También ya hay estudios que permiten sospechar otras posibles aplicaciones futuras, si bien estas últimas requieren de mayores estudios clínicos. También es necesario que tanto el médico como el personal sanitario y el propio paciente, se formen y estudien sobre las verdaderas opciones disponibles actualmente asociadas al trans- plante de cordón umbilical. Texto revisado por: Larrú, M. Licenciada en Farmacia y asesora de Vidacord28 29
  15. 15. BIBLIOGRAFÍA 11.- Institute of Cellular Medicine. ICM Treatment. Available at: http://www.alshucb.org/. 1.- Grewal SS, Barker JN, Davies SM, Wagner Accessed: 3-10-2003. Korbling M, Anderlini P. JE. Unrelated donor hematopoietic cell trans- Peripheral blood stem cell versus bone marrow plantation: marrow or umbilical cord blood? allotransplantation: does the source of hemato- Available at: poietic stem cells matter? Blood. http://www.bloodjournal.org/cgi/content/abs- 2001;98:2900-2908 tract/2002-08-2510v1. Accessed: 3-10-2003. 12.- Korbling M, Anderlini P. Peripheral blood 2.- Lewis ID. Clinical and experimental uses of stem cell versus bone marrow allotransplanta- umbilical cord blood. Intern Med J. tion: does the source of hematopoietic stem 2002;32:601-609. cells matter? Blood. 2001;98:2900-2908. 3.- Barker JN, Wagner JE. Umbilical cord blood 13.- Broxmeyer HE, Douglas GW, Hangoc G, et transplantation: current state of the art. Curr al. Human umbilical cord blood as a potential Opin Oncol. 2002;14:160-164. source of transplantable hematopoietic stem/progenitor cells. Proc Natl Acad Sci U S 4.- Wadlow RC, Porter DL. Umbilical cord blood A. 1989;86:3828-3832 transplantation: where do we stand? Biol Blood Marrow Transplant. 2002;8:637-647. 14.- Knudtzon S. In vitro growth of granulocytic colonies from circulating cells in human cord 5.- Lasky LC, Lane TA, Miller JP, et al. In utero blood. Blood. 1974;43:357-361. or ex utero cord blood collection: which is bet- ter? Transfusion. 2002;42:1261-1267. 15.- Broxmeyer HE, Kurtzberg J, Gluckman E, et al. Umbilical cord blood hematopoietic stem and 6.- Sanz MA, Sanz GF. Unrelated donor umbilical repopulating cells in human clinical transplanta- cord blood transplantation in adults. Leukemia. tion. Blood Cells. 1991;17:313-329. 2002;16:1984-1991. 16.- Gluckman E, Broxmeyer HA, Auerbach AD, 7.- Gluckman E. Hematopoietic stem-cell trans- et al. Hematopoietic reconstitution in a patient plants using umbilical-cord blood. N Engl J with Fanconis anemia by means of umbilical- Med. 2001;344:1860-1861. cord blood from an HLA-identical sibling. N 8.- Locatelli F, Rocha V, Reed W, et al. Related Engl J Med. 1989;321:1174-1178. umbilical cord blood transplant in patients with 17.- Burgio GR, Gluckman E, Locatelli F. Ethical Thalassemia and Sickle Cell Disease. Blood. reappraisal of 15 years of cord-blood transplan- 2003;101:2137-2143. tation. Lancet. 2003;361:250-252. 9.- Rocha V, Cornish J, Sievers EL, et al. 18.- Moise K. Umbilical cord stem cells. Obstet Comparison of outcomes of unrelated bone Gynecol. 2005 Dec;106(6):1393-407). marrow and umbilical cord blood transplants in children with acute leukemia. Blood. 19.- Kögler G, Sensken S, Airey JA, Trapp T, 2001;97:2962-2971. Muschen M, Feldhahn N, et al. A new human somatic stem cell from placental cord blood 10.- Gluckman E, Locatelli F. Umbilical cord with intrinsic pluripotent differentiation poten- blood transplants. Curr Opin Hematol. tial. J Exp Med 2004;200:123–35. 2000;7:353-357.30 31
  16. 16. 20.- McGuckin CP, Forraz N, Baradez MO, 28.- Macardle PJ, Wheatland L, Zola H. Analysis 36.- National Marrow Donor Program. Physician 45.- Anasetti C. Transplantation of hematopoie- Navran S, Zhao J, Urban R, et al. Production of of the cord blood T lymphocyte response to FAQs. Available at: tic stem cells from alternate donors in acute stem cells with embryonic characteristics from superantigen. Hum Immunol. 1999;60:127- http://www.marrow.org/FAQS/physician_faqs.ht myelogenous leukemia. Leukemia. human umbilical cord blood. Cell Prolif 139. ml. Accessed: 3-6-2003. 2000;14:502-504 2005;38:245–55. 29.- Risdon G, Gaddy J, Horie M, Broxmeyer 37.- National Marrow Donor Program. General 46.- Szydlo R, Goldman JM, Klein JP, et al. 21.- Lu L, Xiao M, Shen RN, Grigsby S, HE. Alloantigen priming induces a state of FAQs. Available at: Results of allogeneic bone marrow transplants Broxmeyer HE. Enrichment, characterization, unresponsiveness in human umbilical cord http://www.marrow.org/FAQS/general_faqs.html. for leukemia using donors other than HLA-iden- and responsiveness of single primitive CD34 blood T cells. Proc Natl Acad Sci U S A. Accessed: 3-6-2003. tical siblings. J Clin Oncol. 1997;15:1767-1777 human umbilical cord blood hematopoietic pro- 1995;92:2413-2417. genitors with high proliferative and replating 38.- Petersdorf EW, Hansen JA, Martin PJ, et al. 47.- Madrigal JA, Scott I, Arguello R, et al. potential. Blood. 1993;81:41-48. 30.- Takahashi N, Imanishi K, Nishida H, Major-histocompatibility-complex class I alleles Factors influencing the outcome of bone Uchiyama T. Evidence for immunologic immatu- and antigens in hematopoietic-cell transplanta- marrow transplants using unrelated donors. 22.- Hows JM, Bradley BA, Marsh JC, et al. rity of cord blood T cells. Cord blood T cells are tion. N Engl J Med. 2001;345:1794-1800. Immunol Rev. 1997;157:153-166; Growth of human umbilical-cord blood in long- susceptible to tolerance induction to in vitro sti- term haemopoietic cultures. Lancet. mulation with a superantigen. J Immunol. 39.- Petersdorf EW, Longton GM, Anasetti C, et 48.- Beatty PG, Boucher KM, Mori M, Milford 1992;340:73-76. 1995;155:5213-5219. al. Association of HLA-C disparity with graft fai- EL. Probability of finding HLA-mismatched rela- lure after marrow transplantation from unrelated ted or unrelated marrow or cord blood donors. 23.- Lewis ID, Verfaillie CM. Multi-lineage 31.- Harris DT, LoCascio J, Besencon FJ. donors. Blood. 1997;89:1818-1823. Hum Immunol. 2000;61:834-840 expansion potential of primitive hematopoietic Analysis of the alloreactive capacity of human progenitors: superiority of umbilical cord blood umbilical cord blood: implications for graft-ver- 40.- Gluckman E, Rocha V, Boyer-Chammard A, 49.- Ash RC, Horowitz MM, Gale RP, et al. Bone compared to mobilized peripheral blood. Exp sus-host disease. Bone Marrow Transplant. et al. Outcome of cord-blood transplantation marrow transplantation from related donors Hematol. 2000;28:1087-1095. 1994;14:545-553. from related and unrelated donors. Eurocord other than HLA- identical siblings: effect of T Transplant Group and the European Blood and cell depletion. Bone Marrow Transplant. 24.- Traycoff CM, Abboud MR, Laver J, et al. 32.- Gaddy J, Risdon G, Broxmeyer HE. Cord Marrow Transplantation Group. N Engl J Med. 1991;7:443-452 Evaluation of the in vitro behavior of phenotypi- blood natural killer cells are functionally and 1997;337:373-381. cally defined populations of umbilical cord phenotypically immature but readily respond to 50.- Ash RC, Casper JT, Chitambar CR, et al. blood hematopoietic progenitor cells. Exp interleukin-2 and interleukin-12. J Interferon 41.- Rubinstein P, Carrier C, Scaradavou A, et al. Successful allogeneic transplantation of T-cell- Hematol. 1994;22:215-222. Cytokine Res. 1995;15:527-536. Outcomes among 562 recipients of placental- depleted bone marrow from closely HLA-mat- blood transplants from unrelated donors. N ched unrelated donors. N Engl J Med. 25.- Lansdorp PM, Dragowska W, Mayani H. 33.- Rocha V, Sanz G, Gluckman E; Eurocord Engl J Med. 1998;339:1565-1577. 1990;322:485-494. Ontogeny-related changes in proliferative poten- and European Blood and Marrow Transplant tial of human hematopoietic cells. J Exp Med. Group. Umbilical cord blood transplantation. 42.- Paulin T. Importance of bone marrow cell 51.- Trigo ME, Billing R, Sondel PM et al. 1993;178:787-791. Curr Opin Hematol 2004;11:375–85. dose in bone marrow transplantation. Clin Clinical trial depleting t lymphocytes from donor Transplant. 1992;6:48-54. marrow for matched and mismatches allogeneic 26.- Vaziri H, Dragowska W, Allsopp RC, et al. 34.- National Marrow Donor Program. African bone marrow translants. Cancer Treat Rep. Evidence for a mitotic clock in human hemato- American Facts & Figures. Available at: 43.- Kernan NA, Bartsch G, Ash RC, et al. 1985;69:377-386. poietic stem cells: loss of telomeric DNA with http://www.marrow.org/NMDP/aa_facts_figu- Analysis of 462 transplantations from unrelated age. Proc Natl Acad Sci U S A. 1994;91:9857- res.html. Accessed: 3-6-2003. donors facilitated by the National Marrow Donor 52.- Peters C, Krivit W. Hematopoietic cell trans- 9860. Program. N Engl J Med. 1993;328:593-602. plantation for mucopolysaccharidosis IIB 35.- Confer DL. The National Marrow Donor (Hunter syndrome). Bone Marrow Transplant. 27.- Cohen SB, Madrigal JA. Immunological and Program. Meeting the needs of the medically 44.- Davies SM, Wagner JE, Weisdorf DJ, et al. 2000;25:1097-1099. functional differences between cord and peri- underserved. Cancer. 2001;91:274-278 Unrelated donor bone marrow transplantation pheral blood. Bone Marrow Transplant. for hematological malignancies-current status. 1998;21 Suppl 3:S9-12.:S9-12. Leuk Lymphoma. 1996;23:221-226.32 33

×