Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
Tejido cartilaginoso.
Tejido óseo.
Prof. N. Tomás Atauje Calderón
Histología
Obstetricia – Ciclo II
Tejido Cartilaginoso
• También llamado cartílago.
• Es un tejido conectivo especial, que posee una matriz
extracelular de ...
Tipos de cartílago
Colágeno tipo II
Nariz, Tráquea
Bronquios, Huesos
Colágeno tipo I
Discos
intervertebrales,
Meniscos,
Sí...
Cartílago hialino
• Compone el esqueleto provisorio del embrión y cuando las piezas
cartilaginosas son reemplazadas por hu...
Cartílago hialino
• Las fibras colágenas atraviesan la sustancia fundamental y le dan al tejido
resistencia y cierto grado...
Cartílago hialino
Pericondrio
• Los cartílagos hialinos suelen estar rodeados por una capa de tejido
conectivo denso irreg...
Cartílago elástico
• Se localiza en estructuras muy flexibles.
• Lo podemos encontrar en el pabellón de la oreja, en
una p...
Cartílago fibroso
• También llamado fibrocartílago.
• Se localiza en diversas articulaciones, en particular en los discos ...
Tejido Óseo
• Es un tejido conectivo especial dotado de una gran dureza, derivada
de la calcificación de su matriz extrace...
Tejido óseo
• La sustancia fundamental de la matriz extracelular consta de ácido
hialurónico, proteoglicanos (principalmen...
Tejido óseo
• Debe señalarse que entre el osteocito y la pared de la laguna existe
un espacio relativamente estrecho, que ...
Osteoblastos
• Dan origen al tejido óseo, derivan de células osteoprogenitoras
presentes en los tejidos conectivo y cartil...
Osteoclastos
• Los osteoclastos son células grandes que contienen hasta 50
núcleos. Eliminan del hueso el tejido óseo que ...
Células del tejido óseo
Tejido óseo compacto
• En casi todos los huesos, la capa de tejido óseo compacto que se
halla inmediatamente por debajo de...
Sistema de Havers
• También llamado Osteona.
• Estructura de forma cilíndrica, que mide alrededor de 300 μm de diámetro y
...
Sistema de Havers
• A veces los sistemas de
Havers adoptan formas
complejas, pues emiten
ramas que se conectan con
los sis...
Tejido óseo esponjoso
• Se caracteriza por presentar prolongaciones que
delimitan sus cavidades medulares y que se conocen...
Periostio
• Capa de tejido conectivo que rodea al hueso (al tejido óseo compacto).
• Presenta dos subcapas: La externa es ...
Endostio
• Capa celular delgada que reviste a las trabéculas del hueso esponjoso, a
la laminilla circunferencial más inter...
Huesos
• Poseen tejido óseo compacto y esponjoso, pero también tejido
cartilaginoso, conectivo denso y hematopoyético. El ...
Huesos
• Huesos cortos: Son cúbicos 0
poliédricos irregulares. Al igual que
las epífisis de los huesos largos,
poseen una ...
Osificación intramembranosa
exclusivamente
• El primer signo en la formación de tejido óseo es la aparición de un
conjunto...
Osificación intramembranosa
exclusivamente
• Simultáneamente, el tejido óseo esponjoso que subyace al periostio
es suplant...
Osificación
intramembranosa
exclusivamente
• En el periostio se genera tejido
óseo esponjoso, que se vuelve
compacto y lue...
Osificación endocondral y osificación
intramembranosa
• Los huesos que se forman mediante osificación endocondral y
osific...
Osificación endocondral y osificación
intramembranosa
• A continuación, debido a que parte de los tabiques que separan a l...
Osificación
endocondral
y osificación
intramembranosa
• Una vez concluida la
osificación endocondral,
el tejido óseo espon...
Osificación endocondral y osificación
intramembranosa
• Huesos largos: El tejido óseo de estos huesos comienza a
formarse ...
Osificación endocondral y osificación
intramembranosa
• Posteriormente, la diáfisis se ensancha por el agregado de
tejido ...
Osificación
endocondral y
osificación
intramembranosa
• Mientras se produce
el ensanchamiento de
la diáfisis, el hueso se
...
Fracturas
• Cuando un hueso se fractura aparece un coágulo de sangre entre los
fragmentos óseos enfrentados, que es sustit...
Articulaciones
• Son las uniones de los huesos próximos entre sí.
• Se dividen en dos grandes grupos:
▫ Sinartrosis: Son f...
Articulaciones
• Sincondrosis: Los huesos están unidos mediante una delgada
pieza de cartílago, que permite algunos movimi...
Articulaciones
• Articulación sinovial: Las superficies óseas están separadas por una
cavidad y poseen una cubierta relati...
Tipos de articulaciones
Tejido cartilaginoso y óseo
Tejido cartilaginoso y óseo
Tejido cartilaginoso y óseo
Tejido cartilaginoso y óseo
Tejido cartilaginoso y óseo
Tejido cartilaginoso y óseo
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Tejido cartilaginoso y óseo

2,926 views

Published on

Histología Obstetricia

Published in: Education
  • Be the first to comment

Tejido cartilaginoso y óseo

  1. 1. Tejido cartilaginoso. Tejido óseo. Prof. N. Tomás Atauje Calderón Histología Obstetricia – Ciclo II
  2. 2. Tejido Cartilaginoso • También llamado cartílago. • Es un tejido conectivo especial, que posee una matriz extracelular de consistencia firme, algo flexible y muy resistente al estiramiento y a la compresión. El volumen de la matriz extracelular suele ser superior al de las células, que reciben el nombre de condrocitos. • A diferencia de otros tejidos conectivos, el cartílago no posee vasos sanguíneos. • Existen tres tipos de cartílago: ▫ Cartílago hialino ▫ Cartílago elástico ▫ Cartílago fibroso
  3. 3. Tipos de cartílago Colágeno tipo II Nariz, Tráquea Bronquios, Huesos Colágeno tipo I Discos intervertebrales, Meniscos, Sínfisis púbica, Ligamentos, Tendones Colágeno tipo II Epiglotis, Laringe Oído externo Trompa de Eustaquio
  4. 4. Cartílago hialino • Compone el esqueleto provisorio del embrión y cuando las piezas cartilaginosas son reemplazadas por huesos, persiste temporalmente en algunas zonas de estos a fin de permitir su crecimiento prenatal y postnatal. • Forma parte de numerosas articulaciones y compone los cartílagos de la pared de la laringe, la tráquea y los bronquios; los cartílagos costales y los cartílagos nasales. • El cartílago fresco es semitranslúcido y de color blanco azulado. Visto con el microscopio óptico, su matriz extracelular es homogénea, pues los índices de refracción de las fibras y de la sustancia fundamental son similares. • La sustancia fundamental contiene una alta proporción de proteoglicanos, cuyos glicosaminoglicanos principales son el condroitinsulfato y el queratansulfato. Los proteoglicanos suelen ligarse entre sí mediante moléculas de acido hialurónico, que abunda en la sustancia fundamental del cartílago.
  5. 5. Cartílago hialino • Las fibras colágenas atraviesan la sustancia fundamental y le dan al tejido resistencia y cierto grado de flexibilidad. Componen una red tridimensional bastante estructurada y las más abundantes son de colágeno tipo II, asociadas a colágenos de tipo IX y XI. • La forma y el tamaño de los condrocitos son variables; en la parte central del cartílago son ovalados y grandes, mientras que en la parte periférica son aplanados y más pequeños. Producen la mayor parte de los componentes de la matriz extracelular y suelen estar agrupados de a dos o más, lo que da lugar a pequeños conjuntos celulares llamados grupos isógenos. • Cada condrocito se halla en un compartimiento individual denominado laguna, cuya pared es una capa delgada de matriz extracelular. Las lagunas tienen la forma de las células que alojan. La membrana plasmática del condrocito se une a las fibras de colágeno II de la pared de la laguna a través de una proteína de adhesión llamada condronectina. • En las zonas pobladas de grupos isógenos, la matriz extracelular se llama matriz territorial o cápsula. Las áreas cartilaginosas que separan a las cápsulas llevan el nombre de matriz interterritorial.
  6. 6. Cartílago hialino Pericondrio • Los cartílagos hialinos suelen estar rodeados por una capa de tejido conectivo denso irregular llamada pericondrio. Este se subdivide en dos capas, la interna o condrógena y la externa o fibrosa. • La capa condrógena recibe esta denominación porque sus fibroblastos proliferan, se diferencian en condrocitos y se incorporan a la matriz cartilaginosa que ellos mismos producen. • La capa fibrosa contiene capilares sanguíneos, desde los cuales parten las sustancias que nutren a los condrocitos. Así, las sustancias nutritivas ingresan en la matriz extracelular cartilaginosa y difunden hacia los condrocitos a través de la sustancia fundamental. • Las sustancias de desecho difunden en sentido contrario. Los cartílagos articulares de las diartrosis, carecen de pericondrio y se nutren con sustancias aportadas por el líquido sinovial. • Estos mecanismos de alimentación y de expulsión de desechos se deben a que el tejido cartilaginoso no posee vasos sanguíneos, vasos linfáticos y en la mayoría de casos, tampoco posee nervios.
  7. 7. Cartílago elástico • Se localiza en estructuras muy flexibles. • Lo podemos encontrar en el pabellón de la oreja, en una parte del conducto auditivo externo, en parte de la trompa de Eustaquio, en la epiglotis y en los cartílagos corniculados y cuneiformes de la laringe. • Se diferencia del cartílago hialino porque entre las fibras colágenas contiene una extensa red de fibras elásticas, que son más abundantes en torno de las lagunas. Estas fibras hacen que el tejido cartilaginoso elástico fresco posea un color amarillo claro.
  8. 8. Cartílago fibroso • También llamado fibrocartílago. • Se localiza en diversas articulaciones, en particular en los discos de las articulaciones temporomaxilar, esternocostoclavicular y acromioclavicular; en los discos intervertebrales, en la sínfisis púbica y en los meniscos de la articulación de la rodilla. • Se considera que es un tejido de transición entre el cartílago hialino y el tejido conectivo denso regular; pues está formado por manojos de fibras colágenas paralelos entre sí y muy apretados, entre los cuales se encuentran grupos o hileras de condrocitos inmersos en una matriz extracelular similar a la del cartílago hialino. • El fibrocartílago no posee pericondrio y se desarrolla de manera similar al tejido conectivo común; la diferencia es que las células mesenquimatosas originarias se convierten en condrocitos y producen matriz cartilaginosa hasta una cierta distancia de las lagunas en que residen.
  9. 9. Tejido Óseo • Es un tejido conectivo especial dotado de una gran dureza, derivada de la calcificación de su matriz extracelular. A pesar de ser muy duro, posee una gran vitalidad, lo cual entre otras cosas, le permite cambiar de forma cuando es sometido a tracciones o a compresiones prolongadas (distintas de las habituales). • Las células principales del tejido óseo son los osteocitos. Tienen forma lenticular, un núcleo ovalado relativamente grande y el citoplasma levemente basófilo, cuyos ribosomas asociados al retículo endoplasmático rugoso producen los componentes de la matriz extracelular. • De la superficie de los osteocitos parten numerosas prolongaciones citoplasmáticas, cada una de las cuales toma contacto con una prolongación similar de un osteocito vecino. El contacto se establece entre los extremos de ambas prolongaciones, cuyas membranas plasmáticas se adhieren mediante uniones comunicantes que permiten la difusión de solutos de un osteocito a otro. • Las fibras de la matriz extracelular corresponden a haces de fibras colágenas tipo I, que generalmente se disponen siguiendo una misma dirección.
  10. 10. Tejido óseo • La sustancia fundamental de la matriz extracelular consta de ácido hialurónico, proteoglicanos (principalmente condroitinsulfato y queratansulfato) y las glicoproteínas osteocalcina y osteonectina. La síntesis de estas últimas por parte de los osteocitos es inducida por la vitamina D. • La característica más resaltante de la matriz extracelular ósea es que se halla calcificada, lo cual le confiere una gran dureza. La calcificación se debe a la presencia de minúsculos cristales de fosfato de calcio que se depositan en la sustancia fundamental entre las fibras colágenas. Las fibras colágenas resisten las tracciones a las que se hallan sometidos los huesos, mientras que las partículas sólidas soportan las presiones. • Los osteocitos están encerrados en compartimientos individuales de forma lenticular llamados osteoplastos o lagunas óseas. Las paredes de estas lagunas poseen numerosas aberturas, de las que nacen unos conductos muy finos denominados canalículos óseos, dentro de los cuales se encuentran las prolongaciones citoplasmáticas de los osteocitos. En virtud de ello, las lagunas se intercomunican a través de los canalículos óseos.
  11. 11. Tejido óseo • Debe señalarse que entre el osteocito y la pared de la laguna existe un espacio relativamente estrecho, que está ocupado por una matriz extracelular no calcificada y con muy escasas fibras colágenas. Un espacio y una matriz similares se encuentran entre las prolongaciones citoplasmáticas y la pared de los canalículos óseos. Laminillas óseas: • Debido al modo como se desarrolla el tejido óseo, los osteocitos y la matriz calcificada se disponen en capas superpuestas de 3 a 7 μm de espesor, denominadas laminillas óseas. Los haces de fibras colágenas corren en la dirección de las laminillas, entre las cuales o dentro de las cuales se hallan las lagunas óseas. Debe señalarse que los canalículos óseos interconectan no solo a las lagunas de una misma laminilla, sino también a las lagunas de las laminillas vecinas.
  12. 12. Osteoblastos • Dan origen al tejido óseo, derivan de células osteoprogenitoras presentes en los tejidos conectivo y cartilaginoso donde se forman los huesos. • Tras la calcificación de la matriz extracelular del tejido óseo, los osteoblastos quedan atrapados en sus lagunas y se transforman en osteocitos. Sin embargo, algunos osteoblastos pueden pasar al periostio o al endostio y vuelven a convertirse en células osteoprogenitoras. • Los osteoblastos son células cúbicas o poliédricas, que para generar tejido óseo se juntan y componen láminas parecidas a epitelios. • Cuando comienza a formarse la matriz extracelular ósea, las membranas plasmáticas de los osteoblastos contiguos se conectan entre sí mediante uniones comunicantes. • El núcleo se localiza en el lado de la célula opuesto al del tejido óseo en formación, pero cuando el osteoblasto queda en medio del tejido óseo, el núcleo se desplaza hacia el centro de la célula. • A medida que generan la matriz extracelular de las laminillas óseas, los osteoblastos se distancian de sus vecinos y desarrollan prolongaciones citoplasmáticas, a través de las cuales continúan vinculados.
  13. 13. Osteoclastos • Los osteoclastos son células grandes que contienen hasta 50 núcleos. Eliminan del hueso el tejido óseo que no se necesita y por eso se localizan en el periostio y en el endostio. • El osteoclasto es un macrófago especial y como los otros macrófagos, deriva de una célula que reside en la médula ósea, llamada CFU-M. Ésta, además de formar promonocitos, genera proosteoclastos, los cuales alcanzan el periostio y el endostio a través de la sangre. Los proosteoclastos se fusionan entre sí (hasta 50 por vez) y se convierten en osteoclastos. • Un área de la membrana plasmática del osteoclasto no está en contacto directo con el tejido óseo y desarrolla numerosas prolongaciones citoplasmáticas ramificadas, las cuales apuntan hacia dicho tejido y cambian de tamaño y de forma continuamente. • En conjunto, estas prolongaciones reciben el nombre de borde rugoso; y es la estructura que más participa en la resorción del tejido óseo. El espacio que hay entre el tejido óseo y el borde rugoso se denomina compartimiento subosteoclástico.
  14. 14. Células del tejido óseo
  15. 15. Tejido óseo compacto • En casi todos los huesos, la capa de tejido óseo compacto que se halla inmediatamente por debajo del periostio es relativamente delgada y está formada por varias laminillas óseas concéntricas denominadas laminillas circunferenciales externas. • Hacia adentro, entre las laminillas circunferenciales externas y el tejido óseo esponjoso, las laminillas del tejido óseo compacto componen unas estructuras de forma cilíndrica llamadas Sistemas de Havers; otras rellenan los espacios que quedan entre estos sistemas por lo que reciben el nombre de laminillas intersticiales. • En las diáfisis, el tejido óseo compacto que se relaciona con la cavidad central del hueso forma una capa de varias laminillas óseas concéntricas llamadas laminillas circunferenciales internas.
  16. 16. Sistema de Havers • También llamado Osteona. • Estructura de forma cilíndrica, que mide alrededor de 300 μm de diámetro y cuyo largo varía. Su eje es recorrido por un conducto bastante regular, llamado Conducto de Havers, que está rodeado por 5 a 20 laminillas óseas concéntricas. Algunos canalículos de la laminilla ósea mas interna desembocan en el conducto de Havers, de modo que todas las lagunas de cada sistema de Havers se comunican con dicho conducto. • Los espacios que quedan entre los sistemas de Havers cercanos tienen forma de prismas triangulares y están ocupados por un número variable de laminillas intersticiales. • Generalmente, los sistemas de Havers siguen la dirección del eje mayor del hueso. • El tejido óseo compacto posee unos conductos que corren perpendicularmente a los sistemas de Havers, llamados conductos de Volkmann; que parten de la superficie externa del hueso, atraviesan las laminillas circunferenciales externas y las laminillas de los sistemas de Havers y desembocan en el tejido óseo esponjoso situado en el centro del hueso. Durante este recorrido, los conductos de Volkmann interconectan los conductos de Havers que encuentran en el camino.
  17. 17. Sistema de Havers • A veces los sistemas de Havers adoptan formas complejas, pues emiten ramas que se conectan con los sistemas de Havers vecinos. • Los sistemas de Havers de mayor diámetro y longitud se hallan en la diáfisis de los huesos largos, cuyo tejido óseo compacto es bastante grueso. En cambio, los sistemas de Havers de las epífisis de los huesos cortos y planos son pequeños e irregulares.
  18. 18. Tejido óseo esponjoso • Se caracteriza por presentar prolongaciones que delimitan sus cavidades medulares y que se conocen como trabéculas. • Están constituidas solamente por laminillas óseas, pues el tejido óseo esponjoso carece de conductos vasculares similares a los del tejido óseo compacto (no posee vasos sanguíneos propios). • Las trabéculas del tejido óseo esponjoso se disponen de manera tal que con una mínima cantidad de tejido óseo le confieren a los huesos el máximo de resistencia. • Están revestidas de endostio y en los espacios entre ellas (al igual que en la cavidad central de la diáfisis) encontramos médula ósea.
  19. 19. Periostio • Capa de tejido conectivo que rodea al hueso (al tejido óseo compacto). • Presenta dos subcapas: La externa es de tejido conectivo denso, mientras que la interna consta de haces de fibras colágenas, distribuidos más ampliamente y con abundantes vasos sanguíneos. • Además de fibroblastos, el tejido conectivo del periostio posee células parecidas llamadas células osteoprogenitoras que se localizan cerca del tejido óseo; son fusiformes, tienen un núcleo claro y alargado y un citoplasma acidófilo relativamente pequeño. Son células indiferenciadas que se hallan en estado de reposo. • Pueden transformarse en osteoblastos; pero también pueden convertirse en condroblastos, en fibroblastos o en adipocitos. Cuando concluye la formación de los huesos, las células osteoprogenitoras siguen generando tejido óseo nuevo hasta el fin de la vida. • Para formar tejido óseo nuevo, las células osteoprogenitoras del periostio abandonan su estado de reposo, se multiplican, recobran la capacidad osteógena que mantenían latente y se convierten en osteoblastos, lo cual dura hasta que concluye la formación del tejido. Además, al igual que en la etapa de desarrollo de los huesos, mientras los osteoblastos forman tejido óseo nuevo, unas células fagocitarias especiales (los osteoclastos) eliminan las partes de tejido óseo antiguo innecesarias.
  20. 20. Endostio • Capa celular delgada que reviste a las trabéculas del hueso esponjoso, a la laminilla circunferencial más interna del hueso compacto , de la diáfisis y a la pared de los conductos de Havers y de Volkmann. • El endostio constituye el límite externo de la médula ósea y entre sus células tenemos células osteoprogenitoras y osteoblastos similares a los del periostio. Nutrición del tejido óseo • Los osteocitos de las laminillas circunferenciales externas e internas del tejido óseo compacto y los de las trabéculas del tejido óseo esponjoso se nutren con sustancias aportadas por los capilares del periostio y del endostio. En cambio, los osteocitos de las laminillas de los sistemas de Havers se nutren con sustancias que proceden de los capilares de los conductos de Havers. • Esos capilares son ramas perpendiculares de los vasos que transcurren por los conductos de Volkmann. El pequeño espacio que hay entre los vasos y el endostio de los conductos de Havers y de Volkmann está ocupado por tejido conectivo laxo.
  21. 21. Huesos • Poseen tejido óseo compacto y esponjoso, pero también tejido cartilaginoso, conectivo denso y hematopoyético. El tejido óseo compacto se localiza en la periferia de las piezas óseas, por lo que el tejido óseo esponjoso ocupa siempre una posición central. • Huesos largos: Poseen un cuerpo alargado y cilíndrico llamado diáfisis y dos extremos ensanchados conocidos como epífisis. La diáfisis es hueca y su cavidad central está rodeada por una pared más o menos gruesa de tejido óseo compacto. Las epífisis poseen una corteza de tejido óseo compacto y su interior está ocupado por tejido óseo esponjoso. • A excepción de las caras articulares de las epífisis (cubiertas de cartílago), la superficie externa del hueso está rodeada por periostio. En cambio, tanto la cavidad de la diáfisis como las trabéculas de las epífisis están revestidas de endostio. Además, en la cavidad de la diáfisis y en los espacios entre las trabéculas se aloja la médula ósea, que es el tejido hematopoyético más importante.
  22. 22. Huesos • Huesos cortos: Son cúbicos 0 poliédricos irregulares. Al igual que las epífisis de los huesos largos, poseen una corteza de tejido óseo compacto rodeada por periostio y un núcleo central de tejido óseo esponjoso con trabéculas revestidas de endostio entre las cuales hay medula ósea. Además, están cubiertos de cartílago en las caras articulares. • Huesos planos: Poseen una altura muy baja en comparación con sus otras dos dimensiones. Están compuestos por una capa media relativamente delgada de tejido óseo esponjoso y dos capas externas de tejido óseo compacto. El periostio, el endostio y la medula ósea son similares a los de los huesos largos y cortos.
  23. 23. Osificación intramembranosa exclusivamente • El primer signo en la formación de tejido óseo es la aparición de un conjunto de células osteoprogenitoras en el seno de un tejido conectivo denso. • Las células osteoprogenitoras se convierten en osteoblastos, los cuales comienzan a formar laminillas óseas, que reemplazan gradualmente el tejido conectivo original. Además, debido a que de este núcleo de osificación inicial parten trabéculas radiales que se ramifican, se conectan y se separan entre sí repetidamente, el tejido óseo que resulta es de tipo esponjoso (tejido óseo inmaduro). • Luego, los osteoblastos agregan nuevas laminillas óseas sobre la superficie de las trabéculas originales, lo cual genera tejido óseo maduro (esponjoso) y hace crecer el hueso. • Las trabéculas del tejido óseo esponjoso y la superficie externa del hueso se cubren de endostio y de periostio, respectivamente; cuyos tejidos conectivos generan (siempre por osificación intramembranosa) nuevas capas de tejido óseo esponjoso.
  24. 24. Osificación intramembranosa exclusivamente • Simultáneamente, el tejido óseo esponjoso que subyace al periostio es suplantado por una capa de tejido óseo compacto, que se genera por la osificación intramembranosa de la parte más profunda del propio periostio. • El proceso de formación de tejido óseo compacto exige que algunos sectores del tejido óseo esponjoso preexistente sean eliminados, tarea que es ejercida por los osteoclastos. • Estos fenómenos ocurren en las etapas iniciales de la vida embrionaria y dan lugar a huesos diminutos, cuyas partes centrales y periféricas ya están constituidas por tejido óseo esponjoso y por tejido óseo compacto, respectivamente. En el resto de la vida prenatal y en el período de crecimiento posnatal, los huesos aumentan de tamaño y adquieren sus formas definitivas. • Dada la dureza de su matriz, para poder crecer el hueso debe llevar a cabo dos procesos sincronizados: Producir tejido óseo nuevo en algunas zonas y Eliminar tejido óseo en zonas formadas con anterioridad.
  25. 25. Osificación intramembranosa exclusivamente • En el periostio se genera tejido óseo esponjoso, que se vuelve compacto y luego es eliminado parcialmente. Respecto del endostio, sus osteoblastos y osteoclastos renuevan las trabéculas del tejido óseo esponjoso, situado en el centro del hueso. • Los procesos continuos de formación y de resorción ósea modelan las formas externas e internas de los huesos. Además, hacen que sus trabéculas y sistemas de Havers adopten las orientaciones espaciales más aptas para resistir las tracciones y las presiones mecánicas a que están sometidos.
  26. 26. Osificación endocondral y osificación intramembranosa • Los huesos que se forman mediante osificación endocondral y osificación intramembranosa comienzan a desarrollarse a partir de moldes de tejido cartilaginoso hialino, los cuales son por lo general réplicas en miniatura de los huesos definitivos. • Huesos planos y huesos cortos: Estos huesos inician su desarrollo en la zona central del cartílago, donde surge un centro de osificación que se forma al cabo de los siguientes pasos: • En primer término, la matriz extracelular del tejido cartilaginoso se calcifica. La calcificación de la matriz extracelular del cartílago hace que los condrocitos mueran por inanición y que las lagunas donde residían queden vacías.
  27. 27. Osificación endocondral y osificación intramembranosa • A continuación, debido a que parte de los tabiques que separan a las lagunas desaparecen, quedando un tejido cartilaginoso calcificado con trabéculas semejantes a las del tejido óseo esponjoso. Apenas estas trabéculas se forman, los espacios entre ellas son invadidos por vasos sanguíneos provenientes del pericondrio (se va transformando en periostio). • Cuando arriban al tejido cartilaginoso calcificado, las células osteoprogenitoras se convierten en osteoblastos, se apoyan sobre las trabéculas provisorias y depositan sobre ellas sucesivas laminillas óseas, por lo que se genera un tejido óseo esponjoso que reemplaza progresivamente al tejido cartilaginoso calcificado (primer centro de osificación). • Posteriormente, de la superficie de este centro parten trabéculas de tejido óseo que crecen hacia la periferia del molde cartilaginoso. de modo que este termina por ser reemplazado por tejido óseo esponjoso, excepto en las áreas que se relacionan con otros huesos, donde el tejido cartilaginoso persiste y se forman cartílagos articulares.
  28. 28. Osificación endocondral y osificación intramembranosa • Una vez concluida la osificación endocondral, el tejido óseo esponjoso que se halla por debajo del periostio es invadido por nuevos vasos sanguíneos y comienza a ser suplantado por tejido óseo compacto, cuyas laminillas circunferenciales externas y sistemas de Havers se generan por osificación intramembranosa.
  29. 29. Osificación endocondral y osificación intramembranosa • Huesos largos: El tejido óseo de estos huesos comienza a formarse en la diáfisis del molde cartilaginoso, tanto en la zona central del cartílago (osificación endocondral) como en la parte periférica, donde el pericondrio se transforma en periostio y genera tejido óseo por osificación intramembranosa. • La osificación endocondral central comienza con un centro de osificación similar al que se forma en los huesos planos y cortos; y al igual que en ellos, se genera un núcleo de tejido óseo esponjoso del que parten trabéculas en todas las direcciones. • Simultáneamente, el periostio de la diáfisis genera por osificación intramembranosa una capa de tejido óseo esponjoso, que se deposita sobre la superficie del cartílago diafisario y adopta la forma de un manguito. • Pronto aumenta de altura y de espesor, por lo que se extiende hacia las epífisis y hacia el centro de osificación endocondral, que crece en dirección opuesta, es decir, hacia el periostio. A consecuencia de ello, los tejidos óseos esponjosos del manguito y del centro de osificación quedan separados por una franja de tejido cartilaginoso cada vez más angosta, hasta que entran en contacto y se continúan.
  30. 30. Osificación endocondral y osificación intramembranosa • Posteriormente, la diáfisis se ensancha por el agregado de tejido óseo intramembranoso, tanto esponjoso como compacto. • A excepción de algunos lugares, el tejido óseo esponjoso es eliminado por los osteoclastos, lo que da lugar a la cavidad central de la diáfisis. Esta cavidad está limitada por el endostio que cubre a las laminillas circunferenciales internas, que forman la capa mas profunda del tejido óseo compacto. • Una vez formada la cavidad medular, la diáfisis se sigue ensanchando por el agregado de sucesivas capas de tejido óseo compacto sobre la superficie externa del hueso. Además, a fin de que el diámetro relativo de la cavidad diafisaria no se reduzca, experimenta un ensanchamiento proporcional, eliminando sucesivamente las capas de tejido óseo compacto adyacentes a la cavidad.
  31. 31. Osificación endocondral y osificación intramembranosa • Mientras se produce el ensanchamiento de la diáfisis, el hueso se alarga por osificación endocondral gracias a una estructura llamada placa epifisaria, localizada entre la diáfisis y las epífisis.
  32. 32. Fracturas • Cuando un hueso se fractura aparece un coágulo de sangre entre los fragmentos óseos enfrentados, que es sustituido rápidamente por tejido conectivo denso. En breve tiempo, este se convierte en fibrocartílago, cuya superficie externa se cubre de células osteoprogenitoras provenientes del periostio de los fragmentos óseos. • Las células osteoprogenitoras se transforman en osteoblastos y estos generan una vaina de tejido óseo esponjoso alrededor del fibrocartílago. Además, los sectores del fibrocartílago vinculados a los fragmentos del hueso son invadidos por trabéculas de tejido óseo, las cuales se forman a partir de osteoblastos derivados de células osteoprogenitoras provenientes del endostio de los propios fragmentos. • El crecimiento de las trabéculas reemplaza finalmente al fibrocartílago. • La vaina y los puentes de tejido óseo esponjoso tendidos entre los fragmentos del hueso componen una estructura transitoria denominada callo óseo. La cicatrización definitiva de la fractura se produce al depositarse nuevas laminillas óseas sobre las trabéculas del callo y formarse tejido óseo compacto, cuyo modelado externo e interno está a cargo de los osteoclastos.
  33. 33. Articulaciones • Son las uniones de los huesos próximos entre sí. • Se dividen en dos grandes grupos: ▫ Sinartrosis: Son fijas 0 poco móviles. Se clasifican en sindesmosis, sinostosis, sincondrosis y sínfisis. ▫ Diartrosis: Permiten que los huesos se muevan con amplitud. Representadas por las articulaciones sinoviales. • Sindesmosis: Las caras enfrentadas de los huesos encajan perfectamente y están cubiertas por tejido conectivo denso, que es el que mantiene unidas a las piezas óseas. • Ejemplos: Suturas entre los huesos planos de la bóveda craneana. *Cuando la bóveda craneana deja de crecer, el tejido conectivo denso interarticular desaparece y la sindesmosis se convierte en sinostosis. Debe agregarse que la unión se cementa y ello hace que los huesos sean difíciles de separar.
  34. 34. Articulaciones • Sincondrosis: Los huesos están unidos mediante una delgada pieza de cartílago, que permite algunos movimientos limitados. • Ejemplos: Articulaciones de las costillas con el esternón. *En las personas mayores, el cartílago articular suele reemplazarse por tejido óseo, de modo que la articulación se vuelve inmóvil y se convierte en una sinostosis. • Sínfisis: Las caras articulares de los huesos poseen una cubierta de cartílago hialino. Además, entre ellas hay una pieza gruesa de fibrocartílago, la cual le confiere a la articulación una movilidad restringida. • Ejemplo: La sínfisis del pubis. *Una variante de la sínfisis es la articulación intervertebral, en la cual el fibrocartílago se denomina disco intervertebral, cuyo centro está ocupado por una matriz gelatinosa llamada núcleo pulposo.
  35. 35. Articulaciones • Articulación sinovial: Las superficies óseas están separadas por una cavidad y poseen una cubierta relativamente delgada de cartílago hialino llamada cartílago articular. Además, los huesos están unidos por una cápsula articular continua muy resistente, que envuelve a toda la articulación. • La cápsula es una vaina de tejido conectivo denso; por fuera de ella existen ligamentos de tejido conectivo denso, que junto con las inserciones de los tendones de los músculos, refuerzan la articulación e impiden que realice movimientos inadecuados 0 exagerados. Sobre la superficie interna de la cápsula se apoya la membrana sinovial, que es una lámina de tejido conectivo generalmente muy densa. • La cavidad articular está limitada por los cartílagos articulares y la membrana sinovial. Contiene un fluído conocido como líquido sinovial, que lubrica la superficie de los cartílagos articulares a fin de que no se dañen con los movimientos. El líquido sinovial esta compuesto por agua y solutos, glicoproteína lubricina y una gran proporción de ácido hialurónico. *En la articulación de la rodilla existen también ligamentos internos y meniscos, los cuales son almohadillas fibrocartilaginosas que estabilizan la articulación y guían sus movimientos (impiden que los huesos se deslicen).
  36. 36. Tipos de articulaciones

×